A PROPÓSITO DE LAS AFJP Y LA RECUPERACIÓN DE LO ROBADO

¡¡¡ATENCIÓN!!! desde el 11 de mayo del 2009 EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ A  www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

Lo que fue pensado para dignificar la ancianidad, como un merecido reconocimiento y muestra de gratitud para con nuestros mayores que con una vida de trabajo aportaron al engrandecimiento del país, –estoy hablando de nuestras nunca bien recordadas Cajas de Previsión Social (o Cajas de Jubilaciones)- desde 1955 en adelante se transformó en el más codiciado de los botines. A partir de esa fecha comenzaron los saqueos a sus arcas. Lo fue para todos los gobiernos que le siguieron. El moño a dichos saqueos se lo puso el ministro equino Domingo Felipe Cavallo en su rol de brillante(mente nefasto) ministro de economía del gobierno más liberal, cipayo, vende Patria y corrupto que haya pasado por la rosada; el gobierno del estratosférico Carlos Saul I (y último).

Un sistema que resultó brillante en su génesis, allá por 1944, de la mano del Gral Perón, que se retro-alimenta con suficiente generosidad ya que la masa de dinero ingresante que aportan los trabajadores activos con el 27 % de su sueldo ( 11 + 1 % del trabajador y el 15 % del patrón) supera con creces a la salida de los mismos en términos de retribución jubilatoria; incluso pagando el 82 % movil. ¡Semejante cantidad se dinero no era una cuestión menor como herramienta para jugosos negocios en la timba financiera.

Y ALLÍ PUSIERON EL OJO LOS BANCOS. Y EL “MINGO” FUE SU GESTOR. ASÍ NACIERON LAS AFJP, EXPOLIACIÓN DE GENUINOS RECURSOS DEL ESTADO.

<!–[if !supportEmptyParas]–> <!–[endif]–>

Ahora bien, Los que defienden la continuidad de las AFJP, como dice mi amigo Juan Sin Tierra, no tienen la más puta idea de lo que están defendiendo. Veamos: 1) Si los defensores son aportantes y le preguntas si saben que solo el 60% de sus aportes va a su cuenta de capitalización, el 30 % se lo “comen los gastos administrativos y comisiones” y el 10 % restante se los reserva la administradora para hacer sus “propias inversiones”, te miran con cara de sorprendido; y al verse descubierto en su rol de boludo, insisten en las “ventajas”(¿?) del sistema. 2) Si le comentas que las inversiones que hacen las “administradoras” de ese 60 % suyo por lo general –por no decir casi siempre- dan “perdidas”, y que ¡Oh, que casualidad! las inversiones que hacen con 10 % apropiado da ganancias que nunca van a parar a su cuenta de capitalización, razón por la cual siempre encuentra que tiene menos guita al recibir el informe sobre el estado de sus aportes. Y 3)Conozco a otros defensores de las administradoras que lo hacen porque son empleados de las mismas. Aún así, muchos de ellos aportan a las cajas del Estado.¿Por si la moscas, vio? ¡O porque saben por estar adentro, cómo se manejan los fondos de los aportantes, y “sienten” a las cajas del Estado como más seguras!

<!–[if !supportEmptyParas]–> <!–[endif]–>

Los lamentables legisladores de la oposición (con la “Lilita Carrio” y la saltin-banquin tendenciosa Pjtista de los “70”, liberal-Cavallista-Radical + lo que venga a futuro Patricia Bullrich) haciendo lobby a favor de las administradoras resulta más que patético. Para colmo de males, estos “pillos” reciben salvavidas de plomos al aceptar el respaldo para sus discursos defensivos del sistema de “capitalización” -en cuerpo, guita y alma- del elenco reaccionario de las cuatro entidades del Apocalipsis agrarias. Sin desmerecer el fuerte apoyo mediático del Grupo Clarín y La Nación, en sus diatribas contra el gobierno acusándolo de futuro Ladrón por el supuesto vaciamiento que se hará de las cajas. Todos estos se olvidan que: en primera instancia e imaginando que lo por ellos supuesto llegara a ocurrir, ladrón que roba a ladrón tiene 100 años de perdón. Y en segundo lugar, en su afan por cuidar la guita de los banqueros (una AFJP es otro “curro” de un banco), y movidas por una codicia inexplicable en razón de que serán las víctimas más perjudicadas a la hora de cobrar, se olvidan en su discursos de los pobres jubilados, (será por que el futuro de ellos con las jubilaciones de privilegio que aún hoy no fueron derogadas, no pasaran penurias) que son los genuinos dueños de nuestros aportes.

NADIE HABLA DE ELLOS. SON LOS SIN VOZ, CUANDO DEBERÍAN SER LA VOZ CANTANTE EN EL TEMA QUE MÁS LES ATAÑE (Hablo del grueso de los jubilados, no de los pobres infelices que llevaron al congreso para darle viso de respaldo y legalidad a los ataques en contra de la acertada medida gubernamental.)

A la mayoría de los defensores de las AFJP, los bancos los cagaron con el “corralito” y el “corralón”, no hace mucho tiempo, y los banqueros corrieron con la guita de los ahorristas sacándola del país hecha divisa. Y los “consolaron” dejándoles sus ahorros en $.

¡Que otra materia necesitan aprobar para recibirse de “Perejiles”!

<!–[if !supportEmptyParas]–> <!–[endif]–>

Pedro del Arrabal

<!–[if !supportEmptyParas]–> <!–[endif]–>

<!–[if !supportEmptyParas]–> <!–[endif]–>

<!–[if !supportEmptyParas]–> <!–[endif]–>

<!–[if !supportEmptyParas]–> <!–[endif]–>

<!–[if !supportEmptyParas]–> <!–[endif]–>

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: