Para recordar: “Va a estar lleno Buenos Aires”

30 noviembre 2008

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

MEDIDAS DEL JEFE DE GOBIERNO PORTEÑO

Publicado en CRITICA EL 05 de marzo del 2008

Por Damián Glanz

En casi tres meses de gestión, Macri contrató a 1.471 empleados, con sueldos entre 1.200 y 6.000 pesos

macri1

Lapicera rápida. El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, autorizó contratos onerosos en distintas áreas de su gabinete y organismos descentralizados, como lo reflejó el Boletín Oficial.

En casi tres meses de gestión, Mauricio Macri ya contrató o autorizó la contratación de 1.471 empleados y funcionarios. Fueron incorporados a la planta de personal por el jefe de Gobierno, la vicejefa Gabriela Michetti, los ministros y los responsables de los organismos descentralizados que dependen de Macri. Representan a más de la mitad de los 2.400 trabajadores que resultaron cesanteados por la administración PRO el 31 de diciembre último. Entre los nuevos contratos figuran casos de asesores que desempeñaron tareas durante 13 días hábiles y que percibieron entre 6 mil y 9 mil pesos, lo mismo que cobra un ministro por el trabajo de un mes. La mayoría de los nuevos empleados recibe un salario de entre 1.200 y 6.000 pesos.

Cuando asumió el 10 de diciembre, el presidente de Boca Juniors anunció que el principal eje de su gobierno sería la modernización del Estado. Con ese argumento congeló la renovación de los contratos que vencían a fin del año pasado. Era el primer paso para reducir la planta de personal del Ejecutivo porteño, que supera las 120 mil personas. Nunca apareció el listado con los nombres de esos empleados catalogados como “ñoquis” que -según Macri- “no cumplen una función necesaria para los vecinos”.

La intriga terminaría dentro de 90 días, cuando finalice el censo de empleados públicos que el próximo lunes comenzará a instrumentar la gestión PRO.

Según dice el jefe de Gobierno, no se conoce cuánta es la gente que recibe un sueldo de las arcas de la Ciudad.

Sí se sabe con nombre, apellido y número de CUIT quiénes son todos los empleados, asesores y funcionarios que firmaron su contrato desde el 10 de diciembre. Los 1.471 casos que contabilizó Crítica de la Argentina fueron publicados en el Boletín Oficial de la Ciudad.

En la cima del ranking de los empleadores del verano están los organismos descentralizados, como el Instituto de la Vivienda o el Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes. La oficina que más personal absorbió fue el Ente Único Regulador de los Servicios Públicos (EURSP), responsable de auditar las prestaciones de las empresas concesionadas. Estos organismos incorporaron a 366 personas. Además de ser el mayor empleador, el EURSP es el más generoso de la administración porteña. El 28 de diciembre último, el directorio les otorgó a todos sus contratados un plus de 2.700 pesos no remunerativo. De regalo. “De carácter excepcional”, aclara la Resolución Nº 203.

El Ministerio de Desarrollo Urbano, que comanda el arquitecto Marcelo Chaín, fue la segunda fuente de empleo público porteño. Entre su nueva “planta de gabinete” y “locaciones de servicios”, el encargado de las obras públicas de la Ciudad empleó a 328 personas.

La Jefatura de Gobierno llegó al podio, pero quedó en el tercer lugar. Macri designó en total a 191 personas, que cobran entre 1.200 y 4.000 pesos: 33 en la Dirección Técnica y Administrativa, 62 en la Mesa de Entradas, 38 en la Coordinación legal, 54 en la Secretaría Legal y Técnica y los restantes en su despacho. Uno de ellos es el ex director de Cultura de Boca Juniors, Jorge Alves, su histórico colaborador: lo nombró jefe de despacho.

En el otro extremo están el secretario general Marcos Peña, el síndico Ignacio Rial y el subsecretario de Comunicación Social Gregorio Centurión. Sus áreas no llegaron a las diez incorporaciones. Michetti también se puso un límite a la hora de firmar nuevos nombramientos: designó a 13 personas.

A días de iniciar su mandato, Macri elevó el tope que tenía cada funcionario para contratar asesores y secretarios. Desde este año, cada repartición tiene hasta 25 mil pesos mensuales para ese rubro, un 40% más de lo que disponía su antecesor, Jorge Telerman. El jefe de Gobierno también decretó un aumento de sueldos para él, la vicejefa, los ministros y secretarios de Estado cercano al 20 por ciento. Y hace tres semanas, Macri subió de 3.000 a 6.000 pesos el límite de los contratos de locación de servicios que pueden realizar los funcionarios.

En noviembre de 2007, un mes antes de asumir, Macri reunió a la prensa para anunciar que bajaría “un 33,45% los cargos políticos a nivel de direcciones generales y de las subsecretarías” para ahorrarle “varios millones” a la Ciudad. Lo que no dijo es que parte de ese “ahorro” sería destinado a financiar áreas nuevas de la administración pública que, en algunos casos, reemplazaron a las eliminadas direcciones generales y subsecretarías. La gestión PRO creó las Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP), la Agencia Gubernamental de Control, la Unidad Operativa de Adquisiciones Central, el Área Administración Seguridad Informática, la Agencia de Protección Ambiental, el Ente de Turismo y cinco “coordinaciones generales” en algunos ministerios.

Con el censo, Macri promete revelar el número exacto de empleados de la Ciudad. Tendrá 1.471 menos para censar.

Un censo que ya genera polémica

El próximo lunes, la Dirección de Recursos Humanos del gobierno porteño comenzará a censar la población de empleados públicos que -calcula- llega a las 120 mil personas. El trabajo que deberá estar finalizado en menos de tres meses tiene dos objetivos: por un lado, relevar la cantidad de integrantes de la planta permanente, transitoria y de contratados; y por otra parte, poner en evidencia a los “ñoquis”. El que no complete su ficha censal dejará de cobrar el sueldo. El jueves pasado, Mauricio Macri firmó el decreto que implementó la “ejecución y pautas del Censo Integral de Personal” que elaboró una comisión integrada por funcionarios y representantes del sindicato de municipales, Sutecba. Con la publicación de la norma se iniciaron algunas discusiones técnicas sobre el sondeo y el gremio observó algunos puntos de las planillas para realizar el censo. Por ejemplo, faltaban casilleros para consignar el grado de avance de los profesionales de la salud dentro de la carrera administrativa o no se contemplaron los escalafones especiales que rigen en algunas áreas de Cultura.

En Cultura el bolsillo fue amplio y generoso

Vanesa Marlene Trosch fue contratada por el ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, para que realice la preproducción artística de una muestra fotográfica sobre Jorge Luis Borges. Trabajó entre el 10 y el 31 de diciembre de 2007. En ese período hubo 13 días hábiles. Lombardi le pagó 9.000 pesos por sus servicios. Así figura en la resolución 3.756 que firmó el ministro el 28 de diciembre de 2007.

El caso de Trosch no es el único. Al menos 21 de los 97 nuevos contratos que firmó el ex secretario de Turismo de Fernando de la Rúa son de 13 días hábiles y oscilan entre los 3.000 y 9.000 pesos. Otros casos: María José Monteiro cobró 8.000 por la preproducción de tres eventos; Laura Carina Méndez recibió 6.000 por desempeñarse como “coordinadora de proyecto”; Susana De Palma facturó 3.000 pesos por oficiar de secretaria ejecutiva de Lombardi entre el 10 de diciembre y Año Nuevo; Andrea Ponce trabajó 13 días hábiles como auxiliar administrativa y ganó 3.000 pesos. Si Ponce trabajaba todo el mes hubiese cobrado más que el director general de su área.




¡A LA CARGA! DICE LA GENTE DE MACRI EN EL BANCO CIUDAD

30 noviembre 2008

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

¡ATENTO INCAUTOS EMPLEADOS DEL GOBIERNO DE LA CIUDAD¡ ¡OJO CON LOS PRESTAMOS PERSONALES “VELOZ” CON RETENCIÓN POR RECIBO DE SUELDO QUE OFRECE EL BANCO CIUDAD.!

Por EL FIERRO DE MARTÍN

1) En poco menos de 6 meses los muchachos que MACRI puso en el Banco Ciudad de Buenos Aires, siguiendo la trayectoria de su jefe en el rubro “hacer caja”, y sin anestesia alguna, comenzaron a “operar” sobre sus incautos y cautivos clientes, aumentándoles en este caso la taza de interés en más del 50%. -saltaron del 11% al 17% – a todos aquellos que solicitaron los préstamos personales “Ciudad veloz”. ¿La excusa?, ¡La crisis financiera internacional! (¿?)

2) Todos los empleados del Gobierno de la Ciudad deberemos “cambiar” compulsivamente nuestra tarjeta de débito que da el Banco Ciudad, antes de que finalice el mes de enero (elemento necesario e indispensable para poder cobrar el sueldo), según ellos por una “necesaria actualización” de datos (¿?). La mía era válida hasta el 2024, y me la tengo que meter en el…

La primera cuestión resulta inconcebible por injustificable. El Banco Ciudad no es una entidad privada. ¿O sí? O mejor dicho, ¿en el gobierno de Macri SÍ?

a) Se entiende que las operatorias que el banco realiza, las hace con dinero obtenido del pago de impuestos que los ciudadanos realizan, y del manejo discrecional que se hace con los fondos obtenidos compulsivamente a través de la cuenta sueldo de todos los empleados del gobierno de la ciudad estamos obligados a tener. Por consiguiente debería tener una función social. ¡¿Función social?! ¿Qué es eso?

b) Las “operatorias adicionales” que en su condición de “banco” realiza, pueden estar siendo realizadas por “izquierda”, y sin ningún tipo de problema, ya que nadie tiene control de las mismas (“circulares internas”, disposiciones “legales” interbancarias acordadas previamente y “autorizadas” por el banco central para diferentes “salvatajes” -prestamos especulativos interbancarios por dar un ejemplo-, etc, etc, avalan cualquier operatoria)

Conclusión: ¿En que se diferencia el Banco Ciudad de los bancos privados? ¡En nada!

Para el caso puntual de los préstamos personales cabe preguntarse, ¿de dónde sale la guita para poder ofrecer esta línea de crédito? ¿Adonde -a qué bolsillo- van a parar esos intereses? ¡Porque no me vengan con el cuento de que tiene destino “social”! La sola diferencia entre lo que paga el banco de interés por tener -insisto, compulsivamente- una “caja de ahorro” (2,5 % anual) y lo que le cobran de interés por el préstamo al pobre infeliz que se le ocurrió solicitarlo (17% anual), les tira por la borda el argumento. El otro argumento “timberil” financiero de que “al dinero hay que hacerlo “trabajar“-término muy utilizado en los silogismos sostenedores de la actividad especulativa financiera-, sino se desvaloriza”, también resulta totalmente inconsistente. La simple tenencia de billete verde norteamericano, “holgazaneando” y a la espera de que su valor se “incremente solo” -algo solamente posible gracias a la espuria mediación de una decisión política-, demuestra lo contrario.

Entonces ¿En que lo puede afectar la crisis financiera internacional que es el argumento utilizado en esta ocasión para incrementar los intereses? A menos que sea necesario hacerlo para “cubrir operaciones non santas”. Los funcionarios políticos y bancarios JAMÁS respondieron con “dinerillos” de sus bolsillos para cubrir “errores”; simples “chanchullo” (“estafas legales”) por ellos realizadas.

¡Hay más!

En la carta enviada a los que tiene dichos créditos, se les aclara que toda modificación tributaria y/o impuestos que se fijen para este tipo de operaciones serán cubiertas por el deudor. ¡Qué banco tenemos los habitantes que vivimos y trabajamos en esta ciudad!

Muchachos ¡DEJENSE DE JODER!

Para el caso de la “necesaria” renovación de la tarjera de debito que nos impusieron, no hay demasiadas “nuevas” preguntas y, con criterio periodístico, deberemos resignarnos a realizar las mismas de siempre: ¿Quién trajo el negocio? ¿El jefe… (de gobierno)?

Cuando en anteriores ocasiones, la tarjeta se me desmagnetizaba y me veía forzado a renovarla, me cobraban $10 por la nueva tarjeta (el costo del “plastiquito” -con impresión y todo- no superaba los $ 0,75 por unidad, según manifestaron fuentes internas del propio banco, y por ende confiables). Según lo expresado oportunamente por el actual jefe de gobierno, solo en el ejecutivo porteño hay 120 mil empleados, La cuenta es muy sencilla, como sencillo el negocio: Una operación de $ 1,2 millones para el banco que solo gastó $ 90 mil. ¡Una diferencia de $1,11 millones para la entidad! ¡INTERESANTE ¿NO?! ¿Cuánto nos cobraran por la nueva tarjeta en función de la crisis internacional?

¡Los bancos! ¡LOS BANCOS!!!!

¿Sabía usted que los bancos se repartían una ganancia anual de $1.400 millones anuales cuando nos cobraban $1 por cada vez que usted metí la tarjetita por la ranura de un cajero automático que no era de su banco y que, urgido por la necesidad, recurría a otro para hacer cualquier operación? ¡Lógicamente que usted tenía -y tiene- la ventaja (¿?) que la mayoría de los bancos pertenen a una red (Link, Banelco, etc, etc). ¡Imangínense lo que ganan ahora que nos cobran entre dos $ 2,5 y $3,5 por cada operación (metidita de su tarjeta en la ranura)!

¡LA SEGURIDAD(¿?) QUE LE BRINDA UN BANCO TIENE UN PRECIO. EL DERECHO A JODER AL CLIENTE QUE UN BANCO TIENE, TAMBIÉN, Y LO PAGA EL CLIENTE!

¡POR UNA ARGENTINA SIN PEREJILES!!!

¡PIENSE, RECLAME Y DEJE DE SERLO!

EL FIERRO DE MARTÍN