Preguntas sobre futuras operatorias mediáticas

3 enero 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC

Foto de V.L.M.Por Victor Leopoldo Martinez

No podemos ser tan niños cayendo en el juego de candidatos “malos y buenos”, “confiables o no” que por agenda diaria nos fijan los medios hegemónicos. Entonces cabe preguntarse, si de estrategias preelectorales se trata, Mauricio Macri y Sergio Massa… ¿son las cartas definitivas de los Grupos Económicos -entre ellos Magnetto y los De Vedia- con vista a las elecciones del presente año? Scioli ¿es el “cuco” traidor de centro derecha que terminará jugando para Magnetto? Como candidatos del oficialismo ¿Solo son confiables los señalados por los “lucidos” de Carta Abierta, o 678? ¿Se prestarán candidatos como Rossi, Randazzo, Urribarri, Fernández etc. etc a ese ridículo juego de lecturas e interpretaciones políticas realizadas por los “progres” del círculo áurico que intenta rodear a Cristina desde los medios con intensiones de incidir en su decisión final,? ¿En que se diferencian ambos periodismos militantes: el de izquierda(¿?) de los programas “oficialista”… del de los de derecha encabezados por los medios clarineros a quienes ya se les está acabando la imaginación para golpear quedando solo el “proyecto de periodista serio” Lanata para seguir atacando con imbecilidades? Ambos, ¿no son obcecados en sus discursos? El fracaso de la encuestadora IBOPE en Brasil ¿no será tomado en cuenta por el águila Magnetto y sus alter ego en materia de manipulación? Todo esto en términos nacionales.

Pero… no tener presente que las cuestiones provinciales juegan un papel para nada secundario en materia de intereses económicos con fuerte incidencia en lo político, sería de una torpeza extrema. Minería y explotación de recursos naturales son dos muestras de lo que para algunos es lo que importa. Es una verdad de Perogrullo que en la provincia de Bs. As. se define cualquier elección no solo provincial sino nacional; y de ella dos distrito claves: La Matanza y Lomas de Zamora. ¿Cómo operaran en esos lugares a nivel candidatos los muchachos del poder económico por ejemplo? ¿Y en Córdoba, en Santa Fé, en Tucumán, en Mendoza? ¿Qué papel le asignaron a ciertos hombres del Radicalismo como Cobo, Sanz, o el impresentable Morales vía “Coti” Nosiglia? ¿Cómo va a operar de acá en más “Lilita”? Ella se auto definió como estratega… ¿De quién? Lo de Pino, Binner y compañía ya entró en la senda del sin retorno de la mediocridad política; con ellos no existe ni peligro ni potencialidad alguna… de ningún tipo.

Si bien es cierto que los medios “de siempre” entraron en el ridículo con el pasado triunfo macrista en Marcos Juárez (la localidad más gorila de la Pcia. de Córdoba pero insignificante en términos de votos, muy similar el festejo del “turco” Menem cuando se vanagloriaba por su triunfo en “Perico” pequeño localidad de Jujuy donde las mesas más significativa de una escuela sumaban un padrón de 150 votantes) no es menos cierto que ese despliegue informativo tan burdo no creo que Clarín lo vuelva a repetir.

Estamos hablando de personajes con gran poder; que para conseguirlo han dado sobradas muestras de no tener ni un pelo de estúpidos y que poco les importa las consecuencias de su accionar. La manipulación legal que hicieron para seguir teniendo el control absoluto de los medios comunicación tiro por la borda el valor constitucional de una norma que como toda norma, en el berenjenal de leyes complicadoras, no deja de ser una más con variadas interpretaciones que el poder económico sabe cómo manejar porque tiene una justicia comprable y servil.

Entonces, ¿Por qué no pensar y analizar las diferentes y posibles estrategias con las que jugarán los grupos concentrados de poder económico a nivel nacional y dentro de un marco regional donde solo falta saber cuál será el resultado electoral en nuestro país para ampliar las operatorias en ese nivel.

Douglass Cater, un gran periodista norteamericano, nos cuenta en su obra “El poder y los grupos de Presión” de la colección “Vortice” cómo las grandes empresas de ese país controlan y se llevan cerca del 70 % de presupuesto nacional, inciden en la “convenciones” (de ambos partidos: Demócratas y Republicanos) y sus aporte son para ambos (lo que en criollo es “poner huevitos en las dos canastitas”) Acá la cosa es más fácil porque si bien es cierto que son varias las canastas, en general lo que colocan en cada una es “un vuelto” para ellos en términos económicos, muy baja “inversión” sacando jugosos beneficio con el “divide y reinaras”

Cómo jugarán los empresarios argentinos que de argentinos solo tienen lo que dice el documento como lugar de nacimiento y/o residencia, las multinacionales a través de las embajadas etc., etc., etc, lo sabremos en pocas semanas más.

Por ahí viene la cuestión y es hora que los caretas que tienen programas de periodismo político blanqueen de una vez por todas para quién juega cada uno.

Lo concreto y lo que el sentido común indica es que habrá que desconfiar de cada una de las jugadas mediáticas a favor de tal cuál candidato (más que nada con los candidatos del oficialismo) ya que seguramente “algo” viene detrás de esa jugada. Hay que ajustarse a dos viejos refranes populares: “No todo lo que brilla mediáticamente es oro” y “Cuando la limosna es grande hasta el Santo desconfía”. Hay que tener “atenta la neurona” como decía el viejo “Tato” Bores. Si bien es cierto que a los peronistas solo nos tiene que preocupar nuestro candidato, las preguntas planteadas en este escrito, por ahora están sin respuesta y es necesario encontrarlas para que no nos vendan “gato por liebre”.