“EL JARDÍN DE JUAN CTKHAELIEMIN”

28 enero 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, de nuestra redacción

Ante nuestra ausencia “forzada” (página hakeada) de la web  por casi un año, y frente a la ¿imposibilidad? de solucionar el tema por parte del ELSERVER.COM quien nos brindaba la plataforma -no gratis desde ya-, decidimos volver a nuestro anterior blog de wordpress. Esta es la razón por la cual vamos dando a conocer poco a poco  los trabajos que seguimos realizando desde febrero del 2014 hasta nuestra reaparición.

Presentamos acá la última película de nuestro director, estrenada el 24 de Marzo de 2014 en la provincial de Catamarca como acto central del Día de la Memoria, por la Verdad y Justicia, con la presencia de la Sra Gobernadora de la Provincia Dra. Lucia Corpacci.

Anuncio del estreno en Info GEI

 

AFICHE NUEVO

 

Comentarios periodisricos de la peli 0-2

 

Estreno 1

 

“EL JARDIN DE JUAN CTKHAELIEMIN”

El film, en términos de relato, está atravesado por los artilugios que en forma de reiterados señalamientos, aparecen mostrando el ocultamientos que hace la “Historia Oficial” de un pasado real, el que fue sustituido por otro fantaseado por “académicos” del sistema educativo triunfador en “Caseros”. Historia de un pasado, soñado, sentido, pensado, trabajado y padecido por pueblos originarios y posteriormente por los hijos de sublimes mezclas; un pasado que fue y sigue siendo construido a diario y heroicamente por gente común, simple y sencilla; tan simple que las autoridades educativas creyeron no era ni es merecedor de ser incluído en las currículas educativas. Historias que fueron perversamente ignoradas por mucho tiempo, cinco siglos, salvo períodos que fueron honrosas excepciones.

La película da cuenta del por qué el poder dominante creyó necesario darle a nuestro pueblo otra identidad; y que mejor y más sencillo que adoptar identidad ajena. Si fue un despojo no solo perversamente material sino y fundamentalmente cultural el que hicieron los   europeos durante los siglo XVI, XVII y XVIII, no muy distinto fue el despojo permitido a la oligarquía nativa por la última dictadura a fuerza del genocidio de una generación de luchadores políticos y sociales. Esto en el film queda claramente patentizado.

Paradójicamente el film intenta ser un canto a la vida, a los ideales y a los valores que en momentos históricos diferentes de un lugar determinado encarnaron dos personajes: El cacique Juan Ctkhaeliemin, bravo guerrero que encabezó el mayor alzamiento de pueblos originarios contra el invasor europeo alrededor de 1630 y Nelly Yolanda Borda militante político-social entre 1970 y 1977 año en que fue secuestrada y desaparecida por la última dictadura militar. Valores que honran la vida, valores perennes que aún hoy la hacen merecedora de ser vivida. Es una película que suena a melodía casi silenciosa, apenas murmurada por el entorno natural de un lugar único. Silencios que en otros momentos desaparece tapado por el pasado que a modo de sumbido aparece y alerta. Esos bellos y propios sonidos de ese hermoso lugar que es Belén, Dto. ubicado en el noroeste de la Pcia de Catamarca, son acompañado por relatos y testimonios.

Es claro que además de ser un documental -en partes ficcionado- se trata de una película en primera persona. La cámara, de manera subjetiva, ubica espacio-temporalmente una historia que no es otra que la búsqueda de la propia identidad del documentador quien intenta reconstruir el rompecabezas que constituyen datos y experiencias acumuladas en su memoria; una historia que hurga un pasado remoto que le fue escondido y otro reciente desconocido por él y que hacen a la esencia de sus ideales. Muestra el modo, y los hechos que permitieron al realizador-narrador vincularse con ese pasado y dos historias muy propias de un lugar demasiado particular y casi único en virtud de la idiosincrasia de su gente, y que por el relato uno descubre que se trata de un pedazo de tierra muy vinculado a profundos sentimientos del realizador.

Banner 01

 

Comentarios periodisricos de la peli 0-5

Clickear este link para acceder al trailer:

 http://youtu.be/IMqEVTJF1V4

En el entramado de imágenes las historias de ambos personajes juegan de manera paralela. Pero además y a través de ellas se muestra que no por casualidad la protagonizaron dichos personajes y que ambos eran oriundos del mismo lugar, solo separados por el tiempo; una en el pasado remoto y la otra dentro de un pasado cercano que tuvo al narrador como protagonista y en cierta manera víctima ya que muchos de sus compañeros y amigos están desaparecidos.

El film desnuda historias muy escondidas dentro de la narrativa y el discurso oficial academicista hasta de la propia Catamarca entre ellas la historia de uno de los personajes víctima fatal de aquella dictadura genocida, Nelly Yolanda Borda. También es justo y necesario destacar que estos temas recién en los últimos diez años fueron puestos en vidriera por decisión de los dos últimos gobiernos democráticos nacionales.

El film bucea las razones de su anterior -y en no pocos casos actual- exclusión de ciertos hechos de las currículas asociadas a la enseñanza de la Historia y de los Estudios Sociales tanto en el orden nacional como provincial. Aún así, la visión y el abordaje de las historias en el film resultan muy respetuosos. Refleja poéticamente sueños, ilusiones y los trágicos finales de ambos personajes a través de danzas. Muestra el camino que tuvo que recorrer el realizador para poder reconstruir y poner en imagenes la vida y los ideales de Juan CTKhaeliemin (Cacique Calchaqui apodado el “Tigre de los Andes”) descuartizado en 1633, y Yolanda Borda, joven militante del campo popular en las filas del PRT, desaparecida forzadamente en enero de 1977 y luego asesinada en el campo de concentración “Arsenal” en la provincia de Tucumán; ambos oriundos de Belén. El detalle más significativo el espectador lo podrá encuentra en las danzas ya que pasan a cumplir un rol fundamental en la película porque forma parte de la idiosincrasia propia del lugareño. Con ellas se muestra el amor por la vida y el apego por el placer de vivirla hecho carne en el pueblo “belicho”.

Otra característica destacable del film es que junto a la narración, las imágenes dan cuenta de la cosmovisión que los pueblos originarios tenían; muy diferente a la del conquistador. Se retrató lugares donde se registraron los principales hechos históricos de aquel gran alzamiento, de aquella resistencia que Ctkhaeliemin encabezó. Relatos, sonidos e imágenes juegan mágicamente con la imaginación del espectador dando cuenta de los espacios y tiempos de cada historia.

El film documentó valores e ideales que movilizaron y decidieron a estos dos seres dedicar sus vidas a esa lucha en contra de la opresión de los poderosos, los usurpadores de tierras, de bienes, de derechos, en síntesis, seres decididos a enfrentar a los hurtadores de dignidad humana.

A través de relatos de un antropólogo, Dario Iturriza, investigador respetuoso no solo de las fuentes que el rigor científico exige sino también de esas historias envueltas en heroísmo que aparecen dibujadas casi mágicamente por el escritor catamarqueño Joselín Cerda Rodriguez y de los relatos populares de trasmisión oral que llegan hasta la actualidad, el realizador pudo reconstruir gran parte la vida de aquel bravo cacique.

La película muestra cómo la última dictadura militar que asoló a la Argentina, obró de la misma manera que aquellos invasores que vinieron de Europa a partir de 1492 e hicieron desaparecer vidas, cuerpos y culturas para apropiarse de lo ajeno e imponer la suya. La última dictadura también se llevó no solo la vida sino el cuerpo de una luchadora popular, Nelly Yolanda Borda. A través de testimonios recogidos en San Fernando del Valle de Catamarca, en el propio Belén, en Salta y en Tucumán, el realizador logró reconstruir la vida y los ideales de esta joven que también como Ctkhaeliemin, nadie sabe adónde fueron a parar sus huesos.

La fotografía que estuvo a cargo del belga Olivier Auverlao -varias veces premiados internacionalmente por sus trabajos- retrata sitios arqueológicos como los del Shincal, Asampay, Pozo Verde en el Dto de Belén y paisajes ineditos a lo largo de los Valles Calchaquies.

CARATULA DEL FICIP

 

NOTA EN EL ESQUIU

 

NOTA EN EL ESQUIU VERSION GRAFICA

 

Para accede a una proyección con posterior debate y presencia del Director del film solicitarla con anticipación en un tiempo no menor a 60 para programar la misma a:

Los Locos Bajitos

Producciones Audiovisuales Argentinas

Av. Triunvirato 3971 – “C” – C.A.B.A. (CP: 1341)

llbpaa@gmail.com

Requisitos técnicos: Pantalla, cañón de proyección, audio para sonido Dolby, proyector de DVD o Blue Ray.  

Anuncios

ANTISEMITAS

28 enero 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, publicaciones en otros medios periodísticos virtuales

Captura de pantalla 2015-01-28 a la(s) 11.19.56

 

ANTISEMITAS

Nadie puede negar que detrás de la simpatía por la causa palestina que prolifera en este país existe algún dejo de antisemitismo criollo.

Ojo, acá también se mezcla ese espíritu típicamente argentino de solidarizarse con el perdedor, con el underdog. Con el equipo africano que llega al mundial y se la banca hasta octavos.

Pero decididamente, cuando defendemos la causa palestina, a través nuestro habla el nono que vino de Italia cagado de hambre y lloraba por el Duce. Somos Miguelito. Al menos un poquito.

Enfrentémoslo: somos una nación fundada por españoles. Sí, esa madre patria de vanguardistas que fundó su Inquisición en 1784, cinco años antes de que Francia decapitara a sus reyes y ocho años después de que los Estados Unidos de América -otra nación de antisemitas marca cañón fundada por talibanes cristianos- decidiera dejar de pagarle retenciones al Rey de Inglaterra por exportar su té.

Desde nuestro ground zero, desde que todo comenzó en Santiago del Estero y éramos todos unos municipales, la Iglesia Católica marcó el ritmo de cómo se iba a organizar la sociedad.Giuseppe

Porque acá no había nada, pero nada de veras, y la municipalidad era el feudo. Pero en la era feudal, el Rey no educa, si con suerte sabe leer. Educan los curas, y los curas cobran peaje. Te enseñan, pero te enseñan lo que a ellos les conviene.

Las cosas no mejoraron mucho con las olas migratorias que fueron renovando la composición demográfica de esta aldea de rednecks, porque acá no llegó el belga para quedarse. Llegó Giuseppe.  Tal vez peco de sarmientismo en mi elaboración. Y sí, algo de eso hay. La diferencia es que a Sarmiento los judíos no le gustaban ni medio. Después de todo, tenía apellido español.

A Dios lo que es de Dios, y al César lo que es del César. Y así fue en este país, al menos en los papeles. Porque hasta que llegó Roca, la consigna era: Con la Iglesia no se come ni se cura, pero al menos se educa.

¿O acaso creen que al Colegio Nacional de Buenos Aires lo fundaron unos franceses iluministas que venían de tomarse un café con Voltaire? Au contraire. Pas. Rien. Colegio de San Carlos. Y al que no le gustan los Jesuitas, que se vaya a estudiar a Rusia o a Cuba.

No es sólo antisemitismo. También somos homofóbicos y machistas. Por eso tal vez no van a lograr que Nisman sea el Favaloro que necesitaban, pero ésa es otra discusión.

¿Está bien? No, está para el orto. Es una imbecilidad fenomenal.

Ahora: ¿Qué tan grave es nuestra patología? Nada preocupante. Se labura. Ojo, el antisemita no la pilotea, pero con laburo y disciplina se anula. La cosa acá no pasa de decirle “Ruso” al Ruso Sofovich, o de hacer un chiste medio pesadito una vez cada tanto. Como los chicos de Charlie Hebdo.

Así y todo, no somos mucho más antisemitas ni homofóbicos que los ciudadanos de Estados Unidos de Norteamérica. Tenemos menos armas de fuego, además, lo que nos hace mucho menos peligrosos.
La realidad es que muchos no son antisemitas. Seguramente al rati que te para en la calle no le gustan los judíos, pero tampoco le gustan los putos; los zurdos ni los faloperos. Como al 90% de las fuerzas de seguridad del mundo que conforman lo que podríamos denominar la “Comunidad Internacional de los Cabeza de Tacho“. Y analizar la causa A.M.I.A. como una cuestión de antisemitismo local es -en principio- oportunista, por no decir imbécil y mala leche.

Es más un residuo cultural colonial que otra cosa, sólo que nos faltan unos años más de Normas ISO-LUBERTINO 9001/9002 para terminar de aprender los modales del Siglo XXI, ésos que los yankees se metieron a fuerza de repetición y fallos de la Suprema Corte de Justicia.

Y si algo tenemos para decir a nuestro favor es que tenemos cero (0) genocidios en nuestro haber, a diferencia de los Alemanes, los Turcos, los Chinos u otras naciones civilizadas del mundo que se sientan en la mesa de los que se reparten el petróleo sin que a nadie se le ocurra acusarlos de antisemitas.

Nuestros máximos exponentes del antisemitismo son los viejos ridículos de la foto que se juntan a comer un asado y le entran a la ensalada mixta de una ensaladera de plástico berreta. Al menos ésos son los que no la pilotean, porque también lo tenemos al Ing. Mauricio Macri, el hijo de un tano que se educó en el Colegio Cardenal Newman, se hizo ingeniero en la Universidad Católica Argentina y desde el año 2007 gobierna la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. A la sazón, se encuentra procesado por una causa de escuchas ilegales contra un dirigente de la Comunidad Judía al que se le ocurrió reclamar justicia por el atentado a la A.M.I.A.

No se preocupen que acá la comunidad judía no vive ni vivirá  jamás un mal rato. Acá los que la pasan mal son los negros, pero no los negros lindos que cantan bien y ganan medallas olímpicas. No, los otros.

Fuente: http://anarkoperonismo.blogspot.com.ar/2015/01/antisemitas.html


Carta abierta al terrorista Luis D´elia

28 enero 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, notas compartidas aparecidas en otros medios virtuales

Ante la inmensa ola de opiniones que se vienen vertiendo en los medios de comunicación masivos y las redes sociales acerca del líder piquetero Luis D´elia he decidido publicar esta carta abierta al señor D´elia, carta cuyo contenido y conclusiones seguramente serán compartidas por millones de ciudadanos democráticos de la Argentina.

Luis D'elia

 

Carta abierta al terrorista Luis D´elia

Luis:

En primer lugar debo explicar por que dirigirme a vos como “terrorista” en el encabezado de esta carta.

Sin duda el terrorista produce terror, de ahí el término tan utilizado por estos días y vos lo producís. Vos Luis producís terror en amplios sectores de la sociedad Argentina.

No es ni fue mi caso, mas allá de algunas diferencias de estilo, mas allá de cuestiones estéticas o tácticas a mi no me das miedo ni un tantito así, claro que a muchos si, y veamos el por qué:

Les produce terror el color de tu piel, tus kilos de mas, tus centímetros de menos pero sobre todo que seas de de origen humilde y que pese a ello sepas llegar al corazón de millones de compatriotas que te siguen y te respetan, tal vez por que vos los respetás a ellos.

Sí, efectivamente esa clase social, ese mediopelo con aspiraciones de clases alta, a la que nunca pertenecerán te tiene pánico, un pánico que no le tuvieron a Videla, con el que se sentían seguros y cómodos porque en ese entonces los argentinos éramos derechos y humanos.

Te tienen pánico cuando no se lo tuvieron a Cavallo, el desquiciado, ni a Menem el perverso, por que les daba dólares a un mango y la deuda mas descomunal de la historia como contrapartida. Te temen como no le temieron a Harguindegui o a Galtieri aunque metieran a sus hijos o hermanos en una aventura bélica embriagada de megalomanía y scotch.

Te tienen terror Luis, por que vos andás por ahí amparando refugiados, negros, putos, trabas y lesbianas, musulmanes, judíos, disidentes y excluídos. Por que bajo tu ala Luis caben todos los perseguidos, los dejados de lado, los patitos feos, los que no tienen lugar ni amparo en otros sitios.

Estoy seguro Luis, que si mañana la mano viniera pesada con los blanquitos descendientes de europeos como yo, tu solidaridad sería la misma.

Te temen por que sin tener un Master en Comunicación en Harvard ni un media coaching como Mauricio, les copaste la parada en ese programa dónde todos gritan y nadie entiende a nadie y como un campeón tomaste el centro de la escena y le hablaste de los pibes del conurbano y les hablaste de amor, amor, amor, y los dejaste perplejos y con la sabiduría de los grandes te retiraste en el punto mas alto. Pocos resisten a un minuto mas de cámara, y vos lo hiciste, por que la misión estaba cumplida, por que al igual que Evita le diste luz en la pantalla a los grasitas y como Walsh denunciaste a los matones.

¿Cómo no te van a tener terror Luis, si a ese programa van licenciados y doctores nadie puede decir una palabra sin que lo interrumpan, y vos un negro maleducado y ordinario les dió el Sermón de la montaña en la era del Twiteer?

Claro que nunca te van a decir que te temen por complejo de inferioridad, por miedo a que seas tan humano o mas que ellos, y por eso te tienen que demonizar, como hicieron hasta con Cristo, el poder es implacable por que siempre hay una gilada que los consiente Luis.

De modo que hay que encontrarte cosas sinuosas, por ejemplo esas escuchas inocentes dónde ni mas ni menos decís lo que decís en privado o abiertamente en tus programas de radio y de TV , que Irán no es el responsable de los atentados tal como lo afirman desde hace mas de una década los cuatro periodistas que investigaron a fondo el tema, entre ellos, claro que si Jorge Lanata.

O la piña al ruralista que te provocó un kilómetro seguido insultándote al oído. Si hasta el Papa Francisco te absolvió sin mencionarte. Te condenan por una piña a un provocador esos que si les tocas la 4×4 te descargan una Glock en el balero. Y te aclaro que te entiendo, aunque no apruebe la trompada, vos estás para mas, Luis.

O que te manden a la hoguera por decirle “paisano” a un paisano como le dicen tano a los italianos paragua a los paraguas o nos dicen gallegos a los gallegos. Claro que ellos pueden decir que vos sos un negro de mierda, pero la vara es despareja, ya lo sabés, tan despareja que hasta una causa te hicieron, despilfarrando recursos de la justicia ( mejor digamos, Poder Judicial ) mientras quedan genocidas sueltos y cómplices civiles de tanto saqueo y tanta muerte.

O que tomaste una comisaría, aunque se olviden que el Pepe Mujica al que tan hipócritamente dicen admirar, hizo lo mismo aunque dejando unos cuántos muertos allá en sus años de Tupamaro, mientras vos lo hiciste sin sangre.

Y por supuesto Luis no le tienen tanto terror a tu lengua que a veces convendría que cuides, sino a tu coraje, ese que te puso al lado de Néstor aquella noche del golpe de estado organizado por las patronales del agro, los medios de comunicación Cut&Paste globalizados y los servicios que hoy mismo te están poniendo en la picota.

A vos Luis, y a unos cuantos patriotas mas, les debemos el conservar la democracia mas inclusiva de los últimos cincuenta años. ¿Cómo no vas a producirles terror, hermano?

Atentamente

Juan Carlos Romero López

http://www.facepopular.net/juancarlosromerolopez