Venezuela: Golpe en tiempo real

3 febrero 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, Venezuela, Internacionales

Eva GolingerPor Eva Golinger

Hay un golpe de Estado en marcha en Venezuela. Las piezas están cayendo en su lugar como una mala película de la CIA. A cada paso un nuevo traidor se revela, una traición nace, llena de promesas para entregar la papa caliente que justifique lo injustificable. Las infiltraciones aumentan, los rumores circulan como reguero de pólvora, y la mentalidad de pánico amenaza con superar la lógica. Titulares en los medios gritan peligro, crisis y derrota inminente, mientras que los sospechosos de siempre declaran la guerra encubierta contra un pueblo cuyo único delito es ser guardián de la mayor mina de oro negro en el mundo.

Esta semana, mientras el ‘The New York Times’ publicó una editorial desacreditando y ridiculizando el presidente venezolano Nicolás Maduro, calificándolo “errático y despótico” (“El señor Maduro en su laberinto”, NYT 26 de enero 2015), un periódico en el otro lado del Atlántico acusó al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, la figura política más destacada del país después de Maduro, de ser un capo del narcotráfico (“El jefe de seguridad del número dos chavista deserta a EE.UU. y le acusa de narcotráfico”, ABC.es 27 de enero 2015). Las acusaciones vienen de un ex oficial de la Guardia de Honor presidencial de Venezuela, Leasmy Salazar, quien sirvió bajo el presidente Chávez y fue captado por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), ahora convirtiéndose en el nuevo “niño de oro” en la guerra de Washington contra Venezuela.

Dos días después, ‘The New York Times’ publicó un artículo de primera plana atacando a la economía y la industria petrolera venezolana, y prediciendo su caída (“Escasez y largas filas en Venezuela tras caída del petróleo”, 29 de enero de 2015, ‘The New York Times’). Obvias omisiones del artículo incluyeron mención de los cientos de toneladas de alimentos y otros productos de consumo que han sido acaparados o vendidos como contrabando por los distribuidores privados y empresas, con el fin de crear escasez, pánico, descontento con el Gobierno y de justificar la especulación de los precios inflados. Además, el artículo se niega a mencionar las medidas e iniciativas en curso implementadas por el Gobierno para superar las dificultades económicas.

Al mismo tiempo, un titular sensacionalista, absurdo y engañoso fue publicado en varios diarios estadounidenses, en forma impresa y en línea, que vincula a Venezuela a las armas nucleares y un plan para bombardear la ciudad de Nueva York (“Encarcelado científico en Estados Unidos por tratar de ayudar a Venezuela a construir bombas”, 30 de enero, 2015, NPR). Mientras que el titular hace a los lectores creer que Venezuela estuvo directamente involucrada en un plan terrorista contra EE.UU., el texto del artículo deja claro que no hay ninguna participación venezolana en el suceso. Toda la farsa era una trampa creada por el FBI, cuyos agentes pretendieron ser funcionarios venezolanos para capturar a un científico nuclear que una vez trabajó en el laboratorio de Los Álamos y no tenía ninguna conexión con Venezuela.

Ese mismo día, la portavoz del Departamento de Estado, Jan Psaki, condenó la supuesta “criminalización de la disidencia política” en Venezuela, al ser consultado por un periodista acerca de la llegada del fugitivo general venezolano Antonio Rivero a Nueva York para pedir el apoyo del Comité de Trabajo de Naciones Unidas sobre la detención arbitraria. Rivero huyó de una orden de arresto en Venezuela después de su participación en protestas antigubernamentales violentas que causaron la muerte de más de 40 personas, en su mayoría partidarios del Gobierno y las fuerzas de seguridad del Estado, en febrero pasado. Su llegada a EE.UU. coincidió con Salazar, evidenciando un esfuerzo coordinado para debilitar a las Fuerzas Armadas de Venezuela, exponiendo públicamente a dos oficiales militares de alto perfil –ambos vinculados a Chávez- que se han volteado en contra de su Gobierno y están buscando activamente la intervención extranjera contra su propio país.

Estos ejemplos son sólo una parte de la creciente y sistemática cobertura negativa y distorsionada de la situación en Venezuela en los medios de comunicación estadounidenses, pintando una imagen exageradamente sombría de la situación actual del país y retratando al Gobierno como incompetente, dictatorial y criminal. Si bien este tipo de campaña mediática coordinada contra Venezuela no es nueva -los medios de comunicación constantemente proyectaron al presidente Hugo Chávez, elegido cuatro veces por una mayoría abrumadora, como un dictador tiránico que destruía al país– sin duda evidencia que se está intensificando claramente a un ritmo acelerado.

‘The New York Times’ tiene una historia vergonzosa cuando se trata de Venezuela. El Consejo Editorial aplaudió felizmente el violento golpe de Estado en abril de 2002 que derrocó al presidente Chávez y resultó en la muerte de más de 100 personas. Cuando Chávez regresó al poder dos días después, gracias a sus millones de seguidores y las Fuerzas Armadas leales, el ‘Times’ no se retractó por su error anterior, sino que con arrogancia imploró a Chávez a “gobernar responsablemente”, alegando que él era el responsable por el golpe. Pero el hecho de que el ‘Times’ ha comenzado una persistente campaña directa contra el actual Gobierno de Venezuela, con artículos distorsionados y claramente agresivos -editoriales, blogs, opinión y noticias- indica que Washington ha colocado a Venezuela en la vía rápida del “cambio de régimen”.

El momento de la llegada de Leamsy Salazar en Washington como un presunto colaborador de la DEA, y su exposición pública, no es casual. Este mes de febrero se cumple un año desde que las protestas antigubernamentales violentamente trataron de forzar la renuncia del presidente Maduro, y grupos de la oposición están actualmente tratando de ganar impulso para volver a encender las manifestaciones. Los líderes de las protestas, Leopoldo López y María Corina Machado, han sido elogiados por el ‘The New York Times’ como “luchadores por la libertad”, “verdaderos demócratas”, y el ‘Times’ se refirió recientemente a Machado como “una inspiración”. Incluso el presidente Obama pidió la liberación de López (fue detenido y está siendo juzgado por su papel en los levantamientos violentos) durante un discurso el pasado septiembre en un evento en las Naciones Unidas. Estas voces influyentes deliberadamente omiten la participación de López y Machado en actos violentos, antidemocráticos e incluso criminales. Ambos participaron en el golpe de 2002 contra Chávez. Ambos han recibido ilegalmente fondos extranjeros para actividades políticas para derrocar a su Gobierno, y ambos lideraron las protestas mortales contra Maduro el año pasado, pidiendo públicamente su derrocamiento por vías ilegales.

La utilización de una figura como Salazar, que era conocido como alguien cercano a Chávez y uno de sus leales guardias, como una fuerza para desacreditar y atacar al Gobierno y sus líderes es una táctica de inteligencia de escuela vieja, y muy eficaz. Infiltrar, reclutar, y neutralizar al adversario desde dentro o a través de uno de los suyos -una dolorosa, chocante traición, que crea desconfianza y miedo entre las filas-. Aunque no ha surgido evidencia para respaldar las acusaciones escandalosas de Salazar contra Diosdado Cabello, el titular en los medios sirve para hacer una historia sensacional y crea otra mancha contra Venezuela en la opinión pública. También causa un gran revuelo entre los militares venezolanos y puede dar lugar a nuevas traiciones de oficiales que podrían apoyar un golpe de Estado contra el Gobierno. Las acusaciones infundadas de Salazar también apuntan a neutralizar una de las más poderosas figuras políticas del chavismo, y tratan de crear divisiones internas, intriga y desconfianza.

Las tácticas más eficaces que el FBI usó contra el Partido de las Panteras Negras y otros movimientos radicales que luchaban por cambios profundos en Estados Unidos, fueron la infiltración, la coerción y la guerra psicológica. Infiltrar agentes en esas organizaciones, o captarlas desde adentro, que luego fueron capaces de obtener acceso y confianza a los más altos niveles, ayudó a destruir esos movimientos desde adentro, desglosándolos psicológicamente y neutralizándolos políticamente. Estas tácticas y estrategias encubiertas fueron exhaustivamente documentadas y evidenciadas en documentos del Gobierno estadounidense obtenidos a través de la Ley de Acceso a la Información (FOIA) y publicados en el excelente libro de Ward Churchill y Jim Vander Wall ‘Agentes de Represión: las guerras secretas del FBI contra las Panteras Negras y el Movimiento indio Americano’ (South End Press, 1990).

Venezuela está sufriendo de la caída repentina y dramática de los precios del petróleo. Su economía dependiente del petróleo ha sido afectada fuertemente y el Gobierno está tomando medidas para reorganizar el presupuesto y garantizar el acceso a bienes y servicios básicos, pero la gente todavía está experimentando dificultades. A diferencia de la representación triste en ‘The New York Times’, los venezolanos no se mueren de hambre, no están sin hogar o sufriendo del desempleo masivo, como Grecia y España han experimentado bajo las políticas de austeridad. A pesar de ciertas carencias -algunas causadas por los controles de divisas y otras por acaparamiento, sabotaje o contrabando- 95% de los venezolanos consumen tres comidas al día, una cantidad que se ha duplicado desde la década de los noventa. La tasa de desempleo no llega al 6% y la vivienda está subvencionada por el Estado.

Sin embargo, hacer a la economía venezolana “gritar” es sin duda una estrategia ejecutada por intereses extranjeros y sus contrapartes venezolanos, y es muy eficaz. Mientras la escasez continúa y el acceso a los dólares se vuelve cada vez más difícil, el caos y el pánico aumentan. Este descontento social está capitalizado por agencias de Estados Unidos y las fuerzas antigubernamentales en Venezuela que presionan por un cambio de régimen. Una estrategia muy similar fue utilizada en Chile para derrocar al presidente socialista Salvador Allende. Primero destruyeron la economía, produciendo descontento social, y luego los militares se activaron para derrocar a Allende, apoyados por Washington en cada etapa. Para que no olvidemos el resultado: una brutal dictadura encabezada por el general Augusto Pinochet que torturó, asesinó, desapareció y obligó al exilio a decenas de miles de personas. No es exactamente un modelo para replicar.

Este año, el presidente Obama aprobó un fondo especial del Departamento de Estado de 5 millones de dólares para apoyar a los grupos antigubernamentales en Venezuela. Además, la Fundación Nacional para la Democracia (NED) financia grupos de la oposición venezolana con más de 1,2 millones de dólares y apoya a los esfuerzos para socavar el Gobierno de Maduro. No hay duda de que millones de dólares más para el cambio de régimen en Venezuela están siendo canalizados a través de otros mecanismos que no están sujetos al escrutinio público.

El presidente Maduro ha denunciado estos continuos ataques contra su Gobierno y ha pedido directamente al presidente Obama que cese los esfuerzos para hacer daño a Venezuela. Recientemente, los 33 países de América Latina y el Caribe, miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), expresaron públicamente su apoyo a Maduro y condenaron la injerencia norteamericana en curso en Venezuela. América Latina rechaza firmemente cualquier intento de erosionar la democracia en la región y no avalará otro golpe de Estado en la región. Es hora de que Washington escuche al hemisferio y deje de emplear las mismas tácticas sucias contra sus vecinos.

Fuente: http://actualidad.rt.com/opinion/eva_golinger/165149-venezuela-golpe-tiempo-real#.VNC5gwL7exE.facebook


Por sus hechos lo conocerás.

3 febrero 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, de nuestra redacción

Por El Fierro de Martín

Quiere ser el futuro presidente de los argentinos. Menem y su gestión son las dos cosas que más admira en este mundo (además de algunos modelos neoliberales de la UE que él considera exitosos aún sabiendo que sumergieron a otros países del viejo continente en la peor crisis financieras); y está en sus planes no solo emularlo en cinismo sino también y con mucho placer repetir aquella “histórica gestión económica de los 90” que le dejó al país un saldo de 120 mil millones de u$s de deuda externa pública (duplicando la que ya había en el momento que Alfonsín dejó el poder y que este último solo la había incrementado en 15 mil millones la que la dictadura militar le había dejado que fue de U$S 45.000 millones. Si a 24 de marzo era apenas de U$S 7.000 millones, saque usted sus propias conclusiones), y sin contar la estatización que se mandó Cavallo de la deuda externa privada. Los medios de prensa hegemónicos que lo tienen entre sus candidatos para el 2015 comenzaron con la tarea de reinstalar al economista más perverso que haya conocido el mundo de las finanzas local, Domingo Cavallo como acompañante de él u otro cualquiera de sus candidatos.

El personaje de marras hizo adelantos de quiénes lo acompañarán en su camino en caso de llegar a la presidencia y cuáles serán los rasgos de su futura gestión.

Veamos:

La prensa nacional dio amplia difusión al triunfo de la alianza PRO-UCR del domingo 7/09/14 en Marcos Juarez (capital de la oligarquía agroganadera de Córdoba y por ende nada para sorprender a nadie más allá de que muchos de sus seguidores y admiradores no saben dónde queda esa localidad). Dicho triunfo tuvo un valor testimonial tanto como el que intentó magnificar Carlos Saúl I cuando en su estrepitosa caída política por la bajada de pulgar de los grupos económicos, en las elecciones del “99” manifestaba ante señalamientos periodísticos de su derrota en distritos importante nacionales: “Eso a mi no me importa. Estamos teniendo un triunfo aplastante en Perico” (una pequeña localidad del interior Jujeño). La misma prensa que hoy apoya a Macri sin descaro, en aquel momento se reía del presidente riojano que tanto admira hoy el gobernador de la C.A.B.A..

La deuda actual de su “gobierno ciudadano” (su provincia es una ciudad) ya llega a 1.700 millones de u$s por un lado, más 11.000 millones de pesos por otro; y esto hasta diciembre del 2013 (datos oficiales de su propio gobierno). Asumió su mandato en el 2007 con una deuda de 500 millones de U$S. ¿No le suena conocido esto? Independientemente de que sus votantes porteño se debatan entre la ignorancia de estos datos y la perversión de conocerlos pero optan por obviarlos en aras del temporario y ficticio bienestar del que hacen gala creyendo mitománicamente que viven en una ciudad primermundista. Todavía tiene un año y medio más de gestión para seguir incrementándola. Lo que él no dice es que esa deuda la terminará absorbiendo el Estado Nacional (o sea todo el pueblo Argentino) como tantas otras veces; deuda ya “significativa” y en constantes crecimiento que también sirve de subsidio encubierto para sus negocios y el de sus amigos y/o financiamiento de su campaña política en la ya iniciada carrera presidencial. Para los medios hegemónicos esto es “natural” y lo que menos se parece a la “corrupción”. Para los medios poco importa que esté PROCESADO y que esa “eficiente justicia” aprovecha para cajonear” y no pueda avanzar la causa por falta algunos   “pequeños detalles” procesales que llamativamente aparecen ligados a empresas con contratos familiares que no dan respuestas a las demandas judiciales.

10 muestras de ineficiencia:

1)Como parte de su instalación mediática y a través de este recurso virtual no todo es imaginario, ofrece educación a todo argentino viva donde viva vía internet -con certificados de dudosa validez-, mientras las escuelas de su territorio se caen a pedazos.

2)Su gobierno se encargó de lentificar todos los trámites administrativos de los trabajadores del área estatal.

3)Prometió 10 km de subterráneos por año y solo inauguró hasta ahora 4 Km en siete años de gestión, y en realidad se trataría de nuevos tramos que venían construyéndose desde anteriores gestiones.

4)Quiere llevar el precio del viaje en subte a 10,50$ (en el precio actual -5$- está incluído el subsidio del gobierno nacional para alivianar los gastos del usuario; pero a su amigo empresario -Benito Roggio- le parece que gana poco)

5)Compra coches para los subterráneos -que fueron descartados por el sistema español de subtes por obsoletos- para brindar mejores servicios que solo aparecen en las pantallitas de los televisores de las estaciones, pagándolos dos veces más caros que lo que pagó el gobierno nacional por otros coches nuevos de origen Chino para el mismo servicio, aporte que este último le hizo a su ciudad.

6)Habla de una ciudad “verde” llena de Bici sendas (12 km según sus palabras y spot publicitarios) para que no más de 500 ciclistas utilicen ese medio de transporte hacia y desde su trabajo o en sus ratos de esparcimiento aeróbico entre 3 millones de habitantes y un flujo de 5 millones en los día laborables,. Esos espacios (1,50 m) robados a las calzadas entorpecen enormemente el tránsito vehicular restante y los rodados comprados como parte de otro de sus tantos “negocios” para brindárselos “gratuitamente” a los potenciales usuarios, en su gran mayoría duermen a la espera de que alguno los use.

7)Sin planificación alguna, buscando impacto visual de gestión “eficiente” y solo como parte de “negocios”, pinta la ciudad de amarillo, rompe calzadas y aceras, cambia de manos calles y avenidas, enreja plazas y parques.

8)Tiene 4 fuerzas de seguridad (Federal, Metropolitana, Gendarmería y Prefectura. ¡Único caso en el mundo!) y la inseguridad en su ámbito según su discurso difundido por la prensa complaciente “es nula”; y si existe “es consecuencia o de la espantosa situación económica ocasionada por el mal gobierno nacional” -se lo oye decir-, o se trataría de delincuentes que ingresan desde el gran Bs. As.

9)Propone ser respetuoso con el dictamen del Juez Grieza pagándole a los “buitres” con dinero de todos los Argentinos; una deuda que entre otros, su padre Francisco contrajo para luego transferírsela al Estado Nacional como seguramente lo hará él con lo que le deje a la ciudad cuando abandone el cargo para ir -si tiene suerte- a endeudar a la Nación.

10) Brilla su ignorancia en todo los rubros del quehacer administrativo de su gestión y solo es informado de cómo caminan los “negocios que se pueden hacer con dineros del erario público”.

macri-equipo-economico

Su nombre, Mauricio Macri. Sin propuesta alguna y solo con vaguedades pretende ser presidente de la Nación Argentina. Una política dotada de excelentes cualidades actorales que llegan a superar con creces a la anterior adquisición del gobernador – aquel Midachero Miguel del Sel-, no menos mitómana que el legendario Carlos Saúl I, es la que pretende acompañarlo -si la deja- en la formula presidencial, ella es Elisa Carrio. Por ahora van a ¿competir? en las pasos.

MACRI Y MIGUEL DEL SEL

Con semejantes antecedentes será responsabilidad de los 37 millones de Argentinos (le saque los 3 millones de la C.A.B.A.) mirar cómo será su futuro en manos del actual gobernador porteño si este llegara a ser presidente. ¿Volver a los “90”? está lejos está de ser un slogan oficialista, solo pretende ser un dato más a tener en cuenta para no borrar de la memoria la historia reciente donde los que menos sufrieron y más ganaron fueron los que hoy lo bancan como candidato.


PINO Y EL TANGO

3 febrero 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, Cultura

Por Fernando Musante

pino_solanas 2

Pino Solanas está, de una u otra manera, sólidamente ligado al Tango.

Hace unos años, en la memorable “El exilio de Gardel” incluyó una escena en la que la orquesta del maestro Osvaldo Pugliese, con él al piano, interpretaba su tango “La Yumba”. Y también hubo un par de Gardel. Tal vez la interpretación más emotiva (en mi opinión) fue la de “Anclao en Paris” (Barbieri y Cadícamo). Años después, en su otra película: “Sur”, incluyó una interesante letra suya con música  de Piazzolla. Y convengamos que el ‘fueye’ de Marconi y la inigualable interpretación de Roberto Goyeneche también aportaron lo suyo  para  darle aún más brillo a “Vuelvo al sur”; tal el título de la pieza.

Pero, desde hace un tiempo, con sus idas y vueltas, Pino se me antoja un personaje vastamente prefigurado por los letristas tangueros. Aquella frase de Lepera: “…la vergüenza de haber sido, y el dolor de ya no ser…”, por ejemplo,  parece sentarle de maravillas. Y pensando en esa foto, casi de “saludo en el atrio” de hace tan sólo unos cuantos meses, no puedo menos que rememorar la frase de Gorrindo (“Las cuarenta”, música de Roberto Grela): “… por eso no has de extrañarte si alguna noche, borracho, me vieras pasar del brazo con quien no debo pasar…”. Y supongo que, a esta altura del doparti, podría decir –a propósito de aquella foto–   “… vos que todo lo sabés, mañana cuando venís, esa foto la guardás, la tirás o la rompés…”, como decía el gran Raúl Berón en “Trasnochando” (de Baliotti y Adamini).

Y… sí. No hay vueltas que darle. El tango lo ha prefigurado a Pino.

Pero no quiero caer en la asociación fácil de citar temas como “Dandy”, “As de cartón”, “Garufa” o “Cartón junado”. O repetirle aquellas crueles palabras del Negro Celedonio Flores: “… que si tenés sentimiento lo tenés adormecido, pues todo lo has conseguido pagando como un chabón”. O la otra, la del tango que tituló “Mala Entraña”: “… que sos mixto jaulero con berretín de zorzal.” El primero tenía música de Donato, el segundo de Enrique Maciel.

Y… sí, era duro el Negro Flores. Duro, pero exacto en sus apreciaciones.

De todos modos, y  siguiendo con el repertorio de Berón, me lo imagino cantando: “… loca mía, alma cruel y atravesada, por tu artera puñalada, toda mi vida perdí…” (tangazo de Herminia Velich, con música de su papá, Juan.); o, apelando al Polaco, me da por recrear aquel cruel paisaje que describe Homero Expósito cuando dice (con perdón del momento) “…dan ganas de balearse en un rincón”.

De todos modos, no hay que esperar algún final “a lo Melato” (como también hubiese dicho Cele; esta vez con música de Aguilar), porque  tratándose de Pino aparece bastante alejada la posibilidad de tragedia. Con un personaje como Pino al que le cabe aquello de “… te creés que sos un rana y sos un pobre gil” (Collazo, Fontína, Soliño), lo más probable es que todo termine en farsa y tengamos que recordarle aquello de Cátulo:

“… ni el tiro del final te va a salir.”

Sol, do.

Escuchalo al “Polaco” haciendo click sobre la imagen del “pino” de abajo

Homenaje Fernando Birri Fernando Pino Solanas y Lita Stantic

F.M.

Fotos: ‪misionesinformada.com.ar ; ‪www.aimdigital.com.ar