LA PRENSA INDEPENDIENTE DE LOS MONOPOLIOS ATACADA EN CATAMARCA

C.A.B.A., Argentina, UNSUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

OTRA MUESTRA MÁS DE LA “INDEPENDENCIA JUDICIAL” PRETENDIDA POR LOS SECTORES DE PODER ECONÓMICO ACOLLARADOS CON CIERTOS “POLÍTICOS” Y LA COMPARSA DE “JUECES Y FISCALES SILENCIOSOS” + EL TILINGAJE DE CLASE MEDIA. NI LA PRENSA LIBRE DE LAS PROVINCIAS SE SALVAN DE LAS “MANOS TRAVIESAS” QUE SIGUEN LOS DICTADOS DE LOS MEDIOS HEGEMÓNICOS: LOS QUE QUIEREN SER MÁS PAPISTAS QUE EL PROPIO PAPA.

Captura de pantalla 2015-02-25 a la(s) 11.10.59

 

Juez MARTÍN ACOSTA

La medida se conoció el lunes
El juez Martín Ever Acosta dispuso la intervención de El Esquiú.com
Desde AFERA manifestaron su preocupación por lo que consideran un “virtual avasallamiento de la libertad de prensa”.
25/02/2015 Política 10

A raíz de una demanda interpuesta por la señora María Juliana Ibarra (poseedora de un porcentaje accionario), el Juzgado de Ejecución Comercial N° 2-Secretaría N° 2, a cargo del juez Martín Ever Acosta, dispuso, con fecha 26 de noviembre de 2014, hacer lugar a una medida cautelar e intervenir judicialmente el directorio de El Esquiú.com.

La medida, que rige desde el lunes pasado, se funda en la supuesta falta de balances de los años 2012 y 2013 de la empresa Editorial Esquiú SA y otras consideraciones que la demandante considera irregulares.
La intervención, que tendrá una duración de 60 días, estará a cargo de un contador público nacional que, según la sentencia, deberá “dirigir y administrar la sociedad e informar, cada 30 días, el estado contable y marcha de la empresa denunciando en sus informes, hechos o actos que se aparten de los estatutos o leyes de rigor de la empresa”.

Los balances están a disposición de la Justicia

El juez Acosta, quizá engañado por la actora, fundó la drástica medida de intervenir nada menos que a un medio de comunicación en la falta de los balances, sobre lo cual el diario El Esquiú.com informa que los mismos existen y están a disposición de la Justicia, aparte de haber sido aprobados por el Consejo de Ciencias Económicas, tal cual lo probamos con la publicación de la foto de los instrumentos públicos respectivos.

Como lo informamos líneas arriba, la resolución data del 26 de noviembre de 2014 y los balances de la denuncia resultaron aprobados con fecha 6 de septiembre de 2014, lo cual deja sin materia el motivo invocado. Pero, aparte, y como seguramente podrá comprobarlo el interventor judicial, la administración de la empresa observa orden y regularidad, amén del estricto cumplimiento de las exigencias que imponen los estatutos de la sociedad.

PRUEBA CONTABLE I

 

PRUEBA CONTABLE 2

Copia de la certificaciones del Consejo de Ciencias Económicas de los balances objetados en la demanda.

Evidente ataque a la libertad de prensa

Un medio de comunicación, como se sabe y es público, dispone de las garantías constitucionales para el ejercicio de la libertad de prensa. A diferencia de empresas de otra naturaleza, la periodística está específicamente tutelada por la Constitución Nacional, Constitución Provincial y tratados internacionales a los que adhirió el país.

La intervención a un diario, aparte de tratarse de un hecho inédito en la historia de la Justicia argentina, supone una medida extrema que, en forma clara, colisiona con el sagrado derecho de informar sin trabas ni inconvenientes. Mucho más si consideramos que se pone en juego la estabilidad laboral de trabajadores que, en el caso de El Esquiú.com, superan el medio centenar.

La historia verdadera

Contrariamente a la valoración judicial que desembocó en la intervención, fue El Esquiú.com quien denunció por administración fraudulenta a la señora Juliana Ibarra, hija del reconocido agente inmobiliario Julio Edmundo Ibarra que, a su vez, fue denunciado por robo de los libros de actas de la empresa.

La denuncia de marras, que es considerada actualmente por el fiscal Ezequiel Walther, refiere las graves irregularidades que, entre los años 2012 y 2013, cometió la señora Ibarra provocando, a través del cambio de cheques por dinero en efectivo que nunca ingresó a las arcas de la empresa, un serio perjuicio económico.
Todos los cheques canjeados y los balances, aparte de numerosas declaraciones testimoniales, figuran en el expediente que maneja el fiscal Walther.

En síntesis: Juliana Ibarra, autora de una gravísima defraudación cuando administraba la empresa (años 2012 y 2013), termina reconociéndola en la presentación que hizo ante el juez Acosta y que derivó en una intervención judicial que, lógicamente, consideramos injusta y atentatoria contra la libertad de prensa.

Preocupación de AFERA

En la víspera, la Asociación Federal de Editores de diarios de la República Argentina (AFERA), expresó a través de un comunicado refrendado por su presidente, el doctor Gustavo Isaack, su profunda preocupación por la medida de intervenir judicialmente a diario El Esquiú.com, uno de sus miembros fundadores. Consideró al hecho como un virtual avasallamiento a las libertades de prensa y expresión, pilares fundamentales del sistema democrático, y anunció el tratamiento del tema en la asamblea del mes de marzo.

Comunicados

Las autoridades de El Esquiú.com, ante la grave decisión llevada adelante por la Justicia de Catamarca, comunicó a las máximas entidades de prensa de la Argentina, como AFERA, su profundo malestar y temores por una eventual campaña orientada, desde los poderes públicos, a ahogar económica y judicialmente al diario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: