El regalo de Cristina al PAPA Francisco

11 junio 2015

Vaticano, Roma, Internacionales, EL EMILIO.

Methol Ferré: “LOS ESTADOS CONTINENTALES Y EL MERCOSUR”

Captura de pantalla 2015-06-08 a la(s) 22.18.47

 

Prólogo de Miguel A. Barrios

Presentar un libro de Alberto Methol Ferré LOS ESTADOS CONTINENTALES Y EL MERCOSUR excede cualquier introducción, por la magnitud de la obra y del personaje. Methol ya es, sin duda, un Maestro de la Espiritualidad Latinoamericana y su pensamiento y trayectoria se inscriben claramente en el itinerario del pensamiento político de la unidad continental bolivariana y sanmartiniana.
Nacido en la República Oriental del Uruguay, el leiv motiv de su vida ha sido la negación de su Estado chico -hijo de Lord Ponsonby- consecuencia de nuestra fragmentación nacional latinoamericana y apuntar como causa de su vida, la concreción de la Nación Latinoamericana a partir de la unidad política sudamericana en sus dos polos, hispánico y lusitano equivalentes, es decir Brasil y la Argentina junto a Venezuela ahora como ejes articulares del polo hispánico, para que la balanza no se incline sólo a partir del polo portugués, por poder objetivo, y de esta manera como Estado continental sudamericano poseer la capacidad de autonomía única para afrontar la globalización, de lo contrario seremos coros, o sea comentadores de la historia como en las tragedias griegas y no protagonistas.
Historiador, geopolítico, teólogo, filósofo, docente, en suma un pensador de la América Latina verdadera, con un nivel de máxima originalidad y permanente innovación, sin dogmatismos, inquieto siempre, donde el núcleo de pensamiento y acción pasa en el cómo ir armando las estrategias de la causa Nacional siempre, la Nación Latinoamericana.
Decíamos que no pasa por nosotros, analizar en todos sus elementos componentes el pensamiento de Methol. Esbozaremos algunas líneas.
Encontramos en su nacionalismo latinoamericano una raíz determinante en las figuras de Luis Alberto de Herrera y Eduardo Víctor Haedo -al primero lo frecuentó y del segundo fue su secretario- y a través de ellos, con su militancia joven en el Partido Nacional Blanco, una base política de solidaridad hispanoamericana continental.
De los núcleos herreristas, se entroncan en las lecturas en la Biblioteca Nacional de la República con la obra de Víctor Raúl Haya de la Torre -al cual con el tiempo conoce personalmente-, primer teórico de los movimientos nacionales populares en América Latina con el APRA, que son los únicos pensamientos políticos dinamizadores del pueblo latinoamericano, a través de sus tres ejes, industrialización, democratización e integración.
Y desde la militancia, -siempre con Herrera y Haedo- con el cuestionamiento y rechazo a los intentos de instalar bases norteamericanas en el Uruguay para liquidar la emergencia del peronismo, bajo el paraguas de la llamada doctrina Rodríguez Larreta.
Aquí vemos dos andariveles en Methol, el inquieto joven que halla a partir del herrerismo dos pilares que en realidad es uno, la adhesión al peronismo como movimiento nacional popular de la Nación Latinoamericana -no como un partido político del sistema político argentino- y las lecturas de Haya de la Torre, pero también siempre en la misma lógica abona con lecturas de la generación ibérica del 98 -Unamuno, Maeztu, etc- de íntimo vínculo con la generación latinoamericana del 900 -Ugarte, Rodó, Martí, etc.
Todo ello se va a consumar con el artículo de Perón del año 1951 en el Diario Democracia bajo el seudónimo de Descartes titulado Confederaciones Continentales y el Discurso del 11 de Noviembre de 1953 en la Escuela de Guerra donde plantea el líder justicialista que había llegado la hora del continentalismo a partir de un núcleo básico de aglutinación que era la unidad argentina y brasilera, que luego lo plasma con el Nuevo ABC, lo que lo transforma a Perón en el primer teórico y político de la autonomía periférica, el primero que traza la estrategia geopolítica del Latinoamericanismo mediando primero en Sudamérica, en un más allá de Haya.
Esto ha sido fundamental para la vida de Methol. Hay un antes y después de este planteo de Perón que se da en los marcos de la bipolaridad mundial. Y aquí ya nos encontramos con el Methol que abraza para siempre la Causa Nacional Latinoamericana y que la Unidad Nacional de la Patria inconclusa es el único camino para lograr ser soberanos. No existe política real sino conduce a la unidad política, esto es innegociable hasta el sacrificio máximo.
No ahondaremos en su profética Revista Nexo del año 1955 -con Arens Pons y Reyes Abadie-, en sus artículos pioneros de la Teología de la Cultura en la Revista Víspera y su actuación en el CELAM -su participación en Puebla-, la segunda etapa como Director de la Revista Nexo como heredera de Víspera y su influencia en el catolicismo latinoamericano, así como también su íntima vinculación con pensadores argentinos como Arturo Jauretche o su estrecha amistad con Jorge Abelardo Ramos o brasileños como Helio Jaguaribe o compatriotas como Vivian Trías.
Más aún, su libro EL URUGUAY COMO PROBLEMA que cumple 42 años, es un verdadero Tratado de Geopolítica Latinoamericana en el núcleo vivo de América del Sur, la Cuenca del Plata. Todavía esta pendiente la influencia en generaciones enteras de latinoamericanos esta obra, que en la Argentina ha sido editado con Prólogo de Arturo Jauretche por Peña Lillo con el nombre de GEOPOLÍTICA DE LA CUENCA DEL PLATA.
Repito, nada más osado, que hacer un análisis detallado de la trayectoria política de Methol en el campo de las ideas políticas latinoamericanas, como prólogo a un libro.
El Methol de los últimos veinte años se ha concentrado en el Mercosur, ratificando su fundamento último de toda su vida. Pero un Mercosur que vaya más allá de la economía. Un Mercosur que no termine en una mera institucionalización de organismos supranacionales en forma hueca.
Un Mercosur que tiene sentido, si se lleva a cabo a partir de una profunda revolución cultural, conducente al Estado Continental industrial sudamericano.
En nuestra opinión, la teoría del Estado Continental es una innovación geopolítica de Methol a partir de la influencia ejercida en él por Perón. Este hecho, sin embargo pasa desapercibido en el ámbito de las carreras de Relaciones Internacionales, hegemonizadas por teorías de los centros de poder, donde Perón prácticamente no existe.
Aquí se entrecruzan el Perón continentalista, primer teórico y político de la autonomía periférica y el Methol que proyecta a Perón al siglo XXI y resulta muy difícil separar a uno del otro, en la dimensión de la concepción geopolítica.
El libro que presentamos es un trabajo de Methol Ferré del año 2001 que lleva el título LOS ESTADOS CONTINENTALES Y EL MERCOSUR donde aparece con claridad el geopolítico que eleva al nivel de teoría al Estado Continental, desde el núcleo teórico al derrotero de la praxis en una actualización fundamental de Perón y que se completa con un profundo reportaje realizado por Luis Vignolo, de gran importancia, porque Methol reactualiza a partir de los acontecimientos -Comunidad Sudamericana, el ingreso y rol de Venezuela en el Mercosur, el Estado Ciudad y su pasaje al Estado Continental- su escrito del año 2001.
Este libro, parafraseando a Don Arturo Jauretche en el Prólogo al libro de Methol GEOPOLÍTICA DE LA CUENCA DEL PLATA, nos dice que esta pequeña obra ocupa poco lugar en la biblioteca y mucho en la cabeza, porque como verdadero Maestro que es, el querido amigo Methol nos ayuda en esta obra a pensar, que la única misión que nos queda nada más pero nada menos, consiste en luchar día a día, la batalla por la segunda independencia de Nuestra América al decir de José Martí.
Gracias Methol, por hacernos comprender históricamente que estamos en esta Gesta.


La propaganda israelí no está engañando a nadie, excepto a los israelíes

11 junio 2015

Medio Oriente, Internacionales, EL EMILIO.

Fuente:  Haaretz    (4-06-2015)

Y la propaganda lo cubrirá  todo. Diremos ¡terrorismo!, vamos a gritar ¡antisemitismo!, vamos a vociferar ¡deslegitimación!, vamos a citar el Holocausto; diremos Estado judío “gay-friendly”, riego por goteo tomates cherry, la ayuda a Nepal, Premios Nobel de loa judíos, mira lo que está pasando en Siria, la única democracia de Medio Oriente, el mayor ejército. Vamos a decir que los palestinos están haciendo movimientos unilaterales, les proponemos negociaciones sobre las “fronteras de los  bloque de asentamientos”, vamos a exigir el reconocimiento de un estado judío y le regañaremos que “no hay nadie con quien hablar”.

gideon-levyPor Gideon Levy 

Vamos a quejarnos que todo el mundo está contra nosotros y quiere destruirnos, nada menos. El viceministro llamará a Suiza por el boicot, el ministro declarará que los boicots son inaceptables, el director adjunto del Ministerio de Relaciones Exteriores explicará que es necesario un mayor presupuesto, y Sheldon Adelson* convocará una conferencia de emergencia en Las Vegas, y a pesar de todo, nada cederá. La propaganda no cubrirá a todo.

La política de la negación y la desconexión de la realidad está aumentando a un nivel peligroso, y la enfermedad es cada vez peor. Cuando el mundo comienza a mostrar signos alentadores de movilizarse para la acción, Israel se afianza aún más en su propia realidad imaginaria y erige cada vez más barreras de separación para sí misma. Israel parece pensar que lo que le funcionó bien con su sociedad y logró acabar casi totalmente con toda conciencia y conocimiento, funcionará igual de bien en el resto del mundo. Que la campaña de lavado de cerebro que fue un éxito tan deslumbrante aquí será igual de eficaz en el extranjero, que  todo es sólo una cuestión de hasbara -el eufemismo israelí para la propaganda-  y de los presupuestos, por supuesto.

Sólo tienes que tener suficiente financiación y herramientas de hasbara y explicaremos al mundo lo equivocado que están y cuánta razón tiene el estado judíos  que no tiene ningún otro país. Una convención en Las Vegas, una tormenta de ideas en Jerusalén, y en el mundo van a cambiar su actitud.

Solo es de esperar cuando se enfrente a una campaña mundial destinada a la aplicación de la justicia y del derecho internacional un escenario de negación, de represión y apego a la falsa creencia, casi mágica, que si Israel tan solo explica su posición mejor e invierte los recursos apropiados, todo estará bien. En otras palabras, Israel sigue pensando que el mundo es tonto (e Israel es inteligente). Que usted puede vender cualquier cosa mundo, tal como se puede vender cualquier cosa a los israelíes. Que Adelson va a comprar la simpatía del mundo por el mismo camino que compra los políticos en Estados Unidos, y el embajador adjunto en Dublín mostrará a esos antisemitas irlandeses qué es qué.

Es un autoengaño, por supuesto, y también es parte de la campaña de propaganda y mentiras. Hay algunas cosas, dijo el fallecido embajador Yohanan Meroz, que no son “hasbarables”. Una de ellas son las acciones de Israel. Ningún expositor o propagandista pueden explicar la perpetuación de la ocupación. Simplemente no va a funcionar.

Por supuesto, en un país lleno de propagandistas -se ha estado trabajando durante casi 50 años ya- la mayoría de los israelíes están convencidos de que todo está muy bien con nosotros; que el ejército israelí es realmente moral y la ocupación es realmente una ocupación sin otra alternativa; que Israel puede vivir por la espada para siempre y ser desdeñoso con todo el mundo, que puede tiranizar a los palestinos, destruir Gaza cada dos años, disparar a los niños y creer que la justicia está de su lado y que el mundo también la verá así. Que esta propaganda puede sustituir a cualquier otra política.

Que se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo. Que se puede plantear todo tipo de nuevas (y extrañas) condiciones cada dos o tres años para poner fin a la ocupación e insistir en que cada salivazo que estamos recibiendo son sólo gotas de lluvia. Usted puede culpar a los palestinos por todo y oscurecer el simple hecho de que esta ocupación brutal es israelí. Usted puede decirle al mundo que todo nos pertenece porque la Biblia lo dice y creer que alguien lo tomará en serio. Usted puede estar seguro de que la memoria del Holocausto nos servirá para siempre, y justificar cualquier injusticia.

Por supuesto, no va a funcionar indefinidamente. No ha funcionado en ningún país en la historia, no importa lo fuerte y bien establecido, ni siquiera en los imperios más poderosos. La justicia siempre triunfa al final, aunque muy tardíamente. Y la justicia dice que Israel no puede seguir tiranizando a otro pueblo para siempre, incluso si el propio Haim Saban** presta su apoyo.

  * Magnate judío estadounidense dueño del juego en Las Vegas.

** Magnate judío estadounidense vinculado a empresas de medios de comunicación y CEO de Saban Capital Group.

Traducción: Dardo Esterovich