LA MESA EXAMINADORA (o el fracaso de Gvirtz)

23 junio 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO. Medios de comunicación,

Scioli en la TV pública y el papelón de panelistas cocoritos que terminan apichonados.

Por El Fierro de Martín

Patética. No se puede definir de otra manera la puesta en escena de los “chochamus y chachamus” del programa “numérico” en su versión dominical justo el “día del padre” e inicio del solsticio de invierno. Decidí llamar así a esas emisiones diarias donde “mentes esclarecidas” intentan hacer “política de vanguardia” en la TV pública ya que el nombre –dicen las malas lenguas- es medio mufa. No creo en brujxs pero por las dudas ¿vio?

Mesa examinadora

Anunciado con múltiples avances que a modo de geishas árabes asomando reiteradamente sus rostros seductores detrás de velos diciendo “¿Vieron que no somos tan malos? Hasta aceptamos intragables”, los avances adelantaban la presencia de Daniel Scioli en el programa; lamentablemente en los spot no pasaba desapercibido que tenían otra finalidad más próxima a ¿podrá pasar el exámen? Aún así, la estrategia del mandamás Gvirtz dio un giro abrupto luego que el candidato preferido por sus intelectuales –Randazzo- había decidido bajarse de todo dando esa señal para giles de que era hombre de palabra (¿?) y valiente.

Detalles:

1.-A los presentes en la mesa examinadora se les ausentó una “docente”, Sandra Russo. Y la pregunta surge automáticamente: ¿Sus vísceras no aguantarían tanta hipocresía aún adornando con su presencia la escenografía? Porque su “no soy peronista” (que no dista mucho de reconocerse antiperonista) –declarado también por Nora Veira- ambas ya lo habían hecho público en un ataque de sinceramiento y cuando las papas empiezan a quemar después de casi 8 años de estar fingiendo. ¿Será esta la famosa “pluralidad” existente en la política comunicacional del kirchnerismo? Mocca… Un “solapado” PCtista que quiere pasar por intelectual pero que su condición de colonizado metal de pasillo universitario lo lleva a “hacer agua” en todos los temas nacionales, además de ser absolutamente antiperonista. Barone… ¡Y…! Barone!!! Quiere jugar un rol que le queda grande y termina siendo una exótica mezcla de inquisidor post moderno con filosofo callejero que lo sacaron del empedrado por enrevesado. Cintia García y Mariana Moyano, por lo menos yo, no se de que “palo” vienen (gravísimo sería escuchar que son “kirchneristas no partidarias”; o fieles devotas a la objetividad periodísticas) pero sus lecturas políticas a nivel temático aparecen como muy acotadas y casi siempre resultan demasiado elementales para no desentonar con Mocca.

2.-El sainete desde su inicio comenzó a tomar un caris un tanto ridículo ya que llamativamente aparecieron informes sobre viejas y definidas posturas y declaraciones políticas de Scioli donde queda en evidencia su clara identificación con los postulados y banderas levantadas por Néstor y Cristina Fernández desde que el primero lo incorporó a su naciente movida política. Pregunta: Esos archivos ¿Estaban y los tenían escondidos? Después de casi un año y medio de intentar instalar con forceps a su candidato –Randazzo- pasando solamente en sus informes a un Scioli en reuniones sociales empresariales con la intensión de pegarlo a Clarín y/o a grupos de poder económico, o en frívolos programas de TV para mostrarlo cuasi Menem, etc, etc. ¿Por qué recién ahora aparecen estos archivos? ¿En que se diferencia esta propuesta comunicacional pseudo “oficialista” de las “operaciones mediáticas” llevadas adelante por los sicarios del periodismo Magnettista? Para todos estos panelista Scioli y Macri eran sinónimo. Operaron todo el tiempo buscando instalar en la gilada que el candidato que garantizaba la continuidad del modelo era “Randi”. La gilada compró y hasta casi salen marchando con el cartelito colgado en el pecho de “Je suis Florencio”. ¿Qué dirán de ellos sus fanáticos ante el gran papelón del domingo? Porque si existen responsables de la aparición de los “Je suis Florencio” ellos son los panelistas del programa numérico.

3.- El frustrado intento “descongelante” de Carlos Barragán al comenzar el programa buscando salvar la ropa de sus compañeros del panel incluyéndolos en esa masa “innumerable” de los “Hay sectores, muchos votantes del FPV que tenemos ciertos reparos con usted. Que nos diría ya que estamos acá , todos juntos.”, rebasó el ridículo. Pregunta: ¿Esos sectores, los muchos votantes se reducen a los integrantes del panel y él? Porque la aclaración de Barragan “…ya que estamos acá, todos juntos” solo se complementa con el “hay Sectores” (uno), y no pega ni con cola con “muchos votantes” (seis, + los ausentes y productores, pongámosle 20). A pesar de todo el esfuerzo del conductor, las caras de orto en todos los panelista eran indisimulables. Se notaba que el esfuerzo era muy grande además de estar todo muy guionado por estar grabado. Hasta se notó y mucho la farsa de hacer creer que existió un acuerdo previo tácito entre los panelistas para “incomodar” en todo lo posible al invitado saliéndose del guión seguramente acordado con los asesores del gobernador; porque en eso… ¡Ellos son de vivos! De ahí la necesidad de presentar previamente comentarios introductorios antes de lanzar la pregunta, donde ridículamente querían dejar en claro que no eran “Sciolista” y que estaban siendo portadores de inquietudes generalizadas en la población cual “la gente en la calle dice” de Mirta Legrand; en este caso multiplicada por seis.

scioli-¿De que carajo están hablando?

4.- Si todo estuvo arreglado o no para salvar el programa y por ende los ingresos de las “figuras intelectuales” que creen engalana el mismo, me da la sensación que nunca dejarán que trascienda. Insisto, la puesta en escena fue más que torpe, ridícula pero aún así ese detalle no se les escapará. Si vamos a realizar un apreciación del programa medianamente seria es necesario dejar en claro que sobre “las preguntas picantes” que hicieron los panelistas, según los comentarios de “objetivos oyentes” de programa radial de Victor Hugo Morales esta mañana, fueron todas y cada una pasadas por alto por el Gobernador en un verdadero: “Ustedes me preguntan giladas con formato de seriedad y yo les contesto con seriedad lo que se me canta el culo”. Esa fue la tónica de todo el programa. Acordado esto previamente, o no, aplaudo a rabiar al candidato del FPV.

Si algo fue acordado entre los panelista fue hablar todo el tiempo de “Kirchnerismo” en el gobierno y no de Peronismo en el Gobierno. ¿Objetivo? Dejar en claro que ellos son parte con voz autorizada del gobierno Kirchnerista que acepta –por no quedar otra- que los peronistas solo aporten su voto; nada más. Acordado o no, el papelón fue muy notorio y se la tuvieron que comer doblada.

Hoy reapareció en el panel Sandrita y tenían como invitado a Forster. Todo volvió a la normalidad y las masturbaciones ideológicas con zurda siguieron y seguirán a la orden del día para placer de sus exquisitos fanáticos aunque intentaron hoy mostrarse sorprendidos y reconfortados por la faceta que desplegó Scioli que ellos “desconocían”.

¿Habrá en la gestión Scioli espacios en los medios oficiales para excelentes profesionales peronistas de tal modo que haya un “cachito”, un mínimo de coherencia entre la gestión de gobierno y el ideario político en el poder?

Lo cierto es que como evaluadores, los panelistas del programa numérico son pésimos actores,

Afiche de El Fierro de Martin 1