EDUCACIÓN: los datos que no aparecen en los contenidos curriculares.(III)

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

TERCERA ENTREGA

ENTRE EL ANTE AYER Y EL AYER

Foto de V.L.M.

Por Victor Leopoldo Martinez

Como decía en la entrega anterior, ni que hablar de ciertos historiadores y/o filósofos contemporáneos que aparecieron con el nuevo siglo de este tercer milenio de manera mediática. En la TV se los “Encuentra” siempre disertando o desasnando al vulgo con sus particulares interpretaciones de la historia nacional y latinoamericana en supuestas “clases magistrales”; pero estas resultan llamativas en cuanto a la “selección” de los personajes para ser “desplumados”. ¿Por qué se preguntará?   Porque con  “extrañas intensiones” disfrazadas de objetividad  se detienen particular y “ex profesamente” en “debilidades” y supuestos “errores” de no pocos de nuestros personajes históricos mostrando  lo que ellos entienden como defectos –que seguramente los tuvieron si son observados según ciertas “varas universales”- con la aparente intención “humanizante” de presentarlos como “no diferentes a otros mortales”,  cuando en realidad sí lo fueron.  Aquí cabría también eso de: “depende de dónde se lo mire” para asegurar si los defectos fueron tales.

SOBRE EL ANTE AYER

Voy a tomar por caso un par de datos de la historia de la Patria Negra (o de nuestros Negros Patriotas). En las versiones de la historia que llegan en textos a las escuelas de educación formal, los negros solo aparecen como esclavos, situación que para estos humanos cambió en este gran país a partir de su abolición en 1813 –semi verdad porque en esa asamblea se instauró la libertad para los hijos de esclavos y no para los esclavos- y… paremos de contar.

san-martin1

En cierta oportunidad escuche hablar de San Martín, la Guerra de la Independencia y los negros –casualmente por televisión- a uno de los señalados en el primer párrafo, joven historiador que por sus modos y formas de “leer” los hechos del pasado uno no puede dudar que es el nuevo Félix Luna (No porque el recordado fundador y director de la revista “Todo es Historia” fuera mal historiador –en todo caso fue oportunista “pa’ quedar bien con Dios y el Diablo”- sino por esa intensión de separar a  los personajes en tanto héroes o productos míticos  según criterios asépticos y asexuados universalmente instalados y no por casualidad).

infante-maipu

Según este historiador al Gran San Martín abría que izarlo a media asta porque en la realidad usó a los negro como “carne de cañón” en su ejército libertador al conformar con ellos su infantería (en criollo “los mandaba al frente”). Entonces uno siente la necesidad de aclarar que San Martín fue lo que hasta hoy es  no casualmente por haberle sacado ese –para él- sesgo perverso; por el contrario fue un propulsor de la abolición total de la esclavitud (Supuestamente acordada con Juan Martín de Pueyrredón). Su genio militar es hasta hoy estudiado en las más importantes academias militares del mundo y su hazaña del cruce de los Andes es solo comparable con la gesta del cartaginés Aníbal y el cruce de los Pirineos y  Alpes con su ejército que incluía elefantes para enfrentar a los romanos.

Sambo_1770

Por  otro lado casualmente San Martín no era de esos generales que gritaban “A la carga mis valientes; vayan que yo en seguita los alcanzo”. Era un tipo que  jugaba  su pellejo en cada entrevero para ser ejemplo ante su tropa. El combate de San Lorenzo es la prueba más acabada

Era un conocedor de las artes de guerra y por ende sabía quién servía para qué. Esto se lo hace saber a su amigo Godoy Cruz: “… así como los americanos son mejores para la caballería, así es una verdad que no son los más aptos para la infantería, mire usted que yo he procurado conocer a nuestro soldado y solo los negros son los verdaderamente aptos y útiles para esta arma.”

El Gran Patriota Cabral era un zambo (Hijo de un indio guaraní y una esclava negra). El Zambo se jugó por su jefe porque su jefe encarnaba la Patria “LIBRE” por él soñada. Si no se entiende esto evidentemente cuando aprendieron lo hicieron sintonizando “otro canal”.

02-María-Remedios-del-Valle

Otra gran Patriota escondida por la historia oficial (¿será por su condición de negra?) fue María Remedios del Valle, «La Madre de la Patria». Otra NEGRA PATRIOTA digo yo. La primera incursión militar de esta GRAN ARGENTINA, fue en Misserere (hoy plaza Once) integrando el Cuerpo de Andaluces y enfrentando a los Ingleses que habían invadido estas tierras. Después de 1810 se incorporó y formó parte de la Campaña al Alto Perú. En esa ocasión y en combate perdió a su esposo y a su hijo. En víspera de la Batalla de Tucumán  le pidió a Belgrano asistir a los heridos del frente de combate. El creador de la bandera denegó aquel pedido; sin embargo desacató aquella orden y se filtró por la retaguardia hasta llegar a las primeras líneas para asistir a los heridos y luchar por su patria. Y fueron los propios soldados los  que al ver el valor y la entrega de aquella negra, decidieron llamarla “La madre de la Patria”. Belgrano al ver tamaño gesto de valor en las batallas la nombró Capitana de su Ejército. En Ayohuma fue herida de bala y tomada prisionera por los “realistas”. Fue torturada y sentenciada a siete días de azotes en una plaza pública. Aun así la negra logró escapar para volver a integrarse al ejército libertador. Cuando San Martín reemplazó a Belgrano en aquel ejército del norte, la negra María Remedios del Valle siguió prestando servicios esta  vez a las órdenes de libertador de tres naciones.

Cuentan que el general Juan José Viamonte, uno de los héroes de nuestra Independencia, en 1827 se cruzó en la Plaza de la Recova (hoy Plaza de Mayo) con una mujer mendiga quién le pedía una limosna. Al ver aquel rostro deteriorado por el paso del tiempo y con ese pelo canoso le preguntó su Nombre. Ella le respondió e instantáneamente la reconoció: “¡Pero si es la Madre de la Patria! ¡Es La Capitana; la que nos acompañó al Alto Perú, es una heroína!” Luego agregó: “Es conocida desde el primer general hasta el último oficial de todo el ejército. Tiene en su cuerpo marcas de heridas de balas y cicatrices de los azotes que le propinaron los españoles. No se le debe dejar pedir limosna” (1) Por ese entonces la negra María ya tenía 60 años. A iniciativa de Viamonte la Junta de Representantes de la Provincia de Bs. As. le otorgó una pensión reconociéndole a aquella mujer los servicios que había brindado a nuestra Patria. Esta historia “oficialmente” sigue “enterrada”.

¡No podía ser de otra manera! ¡Cosas de negros PATRIOTAS; cosas de negros de pueblo! De esos y esas que a la hora de jugarse por la patria no lo dudan ni por un instante.

                 ———————————————————

Lo importante es poder discutir los  hechos y las ideas de hombres y mujeres  del  pasado lejano y reciente en relación a un solo objetivo: rescatar cuales fueron las virtudes y los aciertos que permitieron forjar nuestra argentinidad, y cuales los errores que jugaron en contra de los intereses sociales, nacionales y populares.

                ———————————————————-

SOBRE UN AYER NO TAN LEJANO 

Entre los del anteayer, los del ayer y los de hoy, las actitudes de ciertos contadores de historias no parece diferenciarse mucho. Ya nos referimos a los modos de escribir la historia que implantó don Bartolo Mitre y también señalamos que dichos modos fueron incorporados hasta por los “progres de Izquierda” sean estos socialistas, comunistas o allegados. Sobre la historia de los hechos políticos y económicos producidos en la segunda mitad del siglo XX, y la de sus protagonistas tampoco  faltan las versiones antojadizas que corren por izquierda usufructuando este tiempo de “fama” que con cierto  oportunismo no dejaron pasar para volver a la carga contra un Perón Nacional, Popular y Revolucionario que nunca les entró en sus manuales de aprendizaje político.                                                               Este país tiene un pueblo con un destino signado y una particularidad que lo hace quizá único en la región, la originalidad en su alto nivel de politización y su capacidad creativa a la hora de generar movimientos para cambios sociales. Pero siempre fue su pueblo el orientador ideológico. Una de las muestras de este fenómeno es el Peronismo. En esta oportunidad pondremos a consideración algunos datos relacionados con la vida y el pensamiento de Rodolfo Walsh y Carlos Mujica; dos hombres de neto corte antiperonista en sus inicios por la deformación educativa y cultural recibida de manera “oficial”, algo que como tantos otros en etapa formativa recibieron en este país.

Rodolfo_Walsh

Mucho se habló y habla, se escribió y escribe sobre el  pensamiento de Rodolfo Walsh –desde ya brillante en no pocos aspectos- y sus diferentes posturas y actitudes políticas; todo esto a partir de su obra “Operación Masacre”, su simpatía y militancia en la organización Montoneros y aquella carta dirigida al dictador Videla antes de ser asesinado. Es lo que más se intentó popularizar.

No es intensión del presente escrito poner en tela de juicio sus cambios posicionales políticos sino por el contrario, poner en evidencia la capacidad pedagógica que tienen las clase populares en relación o mostrar claramente el porqué de sus elecciones en el modo y  forma que quiere construir su porvenir.

Veamos:

En relación al Golpe contra el Gral. Perón de 1955, Rodolfo Walsh era en ese entonces un antiperonista aunque en Junio de 1969 lo negara en un reportaje que la revista “7 Días” le hizo donde sostuvo: “Hasta 1957 fui Nacionalista. Jamás fui antiperonista, cuando se produjo la caída de Perón yo estuve de acuerdo con el hecho”.  Un tanto contradictorio el hombre; pero se lo podrá comprobar más adelante.

Ciudadano de clase media como tantos que pululaban  por entonces, Walsh es formados intelectualmente desde la concepción europea  de análisis crítico;  imperaba en ciertos sectores sociales esa característica que de por sí servía para diferenciarse del resto social conformado por una “chusma bárbara”. Consecuentemente y frente a determinadas realidades respondían por reflejo condicionado ya que la comparación con la visión europea de nuestra realidad surgía naturalmente. Jauretche lo venía sosteniendo desde hacía largo tiempo.

Con un inicio de militancia en la Alianza Libertadora Nacionalista  de donde se va cuando esta se identifica con el peronismo, y con un hermano (Carlos Walsh, Capitán de fragata y aviador) como militante activamente golpista y con fuerte influencia sobre él, además de ser universitario algo que de por sí obligaba a ser antiperonista, Rodolfo no podía  mirar otra realidad que no fuera la que su ambiente de frecuencia le mostraba. Un año después -1956- sostenía en una publicación lo siguiente: «Por motivos accidentales, la atención del país en aquellos momentos y los comentarios posteriores se centraron particularmente en la lucha desarrollada en Córdoba, sin duda heroica, y en la espectacular y decisiva intervención de la Flota de Mar (se refería a la del Almirante Rojas que luego de bombardear Mar del Plata, amenazó con atacar Ensenada y Dock Sud). En el emocionante acto realizado en Saavedra el pasado 18 de septiembre, junto al monolito evocativo, estaba también el contraalmirante Arturo Rial, hombre clave en la preparación del movimiento de Septiembre (que derrocó a Perón) y jefe del Comando Revolucionario Sur. Aviador naval el mismo, a sus órdenes directas habían combatido los pilotos inmolados (Cabe destacar que el odio por las clases populares que profesaba Rial quedó patentizado en una de sus arenga  a empleados municipales: “Sepan ustedes que la Revolución Libertadora se hizo para que en este bendito país el hijo de barrendero muera barrendero”

Desde el “55” hasta el “73” mucha agua corrió bajo el puente en materia de idas y venidas de todos aquellos que de una forma u otra se fue sumando a la llamada Resistencia Peronista.

Hasta el propio Ernesto Sábato le cuenta en una misiva al tipo que él tanto admiraba – el “Che” Guevara- que “la Revolución Cubana fue saludada por la oligarquía local con alegría al compararla con la Revolución Libertadora (La prensa liberal comparaba a Batista con Perón) a lo que Guevara le respondió: «No podíamos ser “Libertadores” porque no éramos parte de un ejército plutocrático sino el nuevo ejército popular levantado en armas para destruir al viejo; no podíamos ser “Libertadores” porque nuestra bandera de combate no era una vaca, sino en todo caso, un alambre de cerca latifundaria destrozado por un tractor […]; no podíamos ser la “Libertadora” porque nuestras sirvientas lloraban de alegría el día que  Batista se fue de la Habana(recordar que las empleadas domésticas argentinas lloraban de tristeza porque con el  golpe del “55” había caído el que les había dado dignidad)  según cuenta Facundo Cersosimo.

Carlos Mujica

No por casualidad otro -el cura Carlos Mujica- recordaba sobre aquel acontecimiento: «En el Barrio Norte se echaron a vuelo las campanas y yo participé del júbilo orgiástico de la oligarquía por la Caída de Perón […]. Una noche, fui al conventillo como de costumbre. Vi escrito con tiza y en letras bien grandes: “Sin Perón no hay Patria ni Dios, Abajo los cuervos”. Cuando Salí a la calle aspiré en el barrio la tristeza. La gente humilde estaba de duelo por la caída de Perón. Y si la gente humilde estaba de duelo, entonces yo estaba descolocado, yo estaba en la vereda de enfrente.» Según apareció en la revista Cuestionario en 1973. (2)

Tantos Walsh como Mujica luego fueron dos grandes luchadores populares. Ambos provenientes del sector burgués y acomodado de nuestra sociedad y con un giro radical en el modo de leer la realidad nacional gracias a esa pedagogía popular que señalo más arriba. Es por esto que en un momento de sus vidas se deciden por una militancia activa sumándose a la Resistencia Peronista. Los dos fueron asesinados; el primero  por la dictadura en 1977, Mujica…  hasta el día de hoy, el o los autores son una incógnita.  No solo a la derecha le molestaba el “peronismo comprometido con los pobres” de Carlos Mujica, a la conducción de Montoneros le molestaba la lealtad hacia Perón del cura villero.

Pero sobre esto escribiré más adelante.

Notas

(1) “La Rioja Negra”- Víctor Hugo Robledo, Pág. 102 – Nexo Grupo editor.

(2) Fuente: “La Lealtad” de Osvaldo Duzdevich y experiencias personales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: