JUICIO A LA EDUCACIÓN (Parte III)

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Educación.

Fuente:1http://www.elesquiu.com/noticias/2016/02/19/233371-juicio-a-la-educacion-parte-iii

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

NECESARIO  DIAGNOSTICO

A fuerza de ser sincero debo anticipar que lo que aquí ofrezco son partes  de una vulgar (proveniente del vulgo), o si prefieren mundanal reflexión que entrelaza simples planteos, preguntas e ideas con la pretensión que funcionen como disparadores de ese necesario debate político pendiente. En mi caso, y luego de tantos años de experiencia como docente, de venir pregonando en lo que parece ser un desierto, sigo sintiendo que no debo bajar los brazos. Es el buen sentido Jauretchano el que suele iluminar mejor el camino para la toma de conciencia de nuestras desgracias, pero también de nuestras potencialidades como sociedad, como país, como provincia latinoamericana. Necesitamos dilucidar sin temor alguno, saber dónde estamos parados hoy en materia educativa. Luego plantearnos como sociedad si realmente queremos seguir así, con este sistema educativo plagado de formulaciones teóricas pero vacío de contenidos propios; o  peor aún, absorbiendo contenidos que facilitan  que nos identifiquemos más fácilmente con lo culturalmente ajeno que con lo propio,  sistema al que califico de suplicio; o por el contrario, nos animamos a dejarlo atrás y suplirlo por algo nuevo, más nuestro.  En los últimos 50 años utilizamos a nuestros niños como cobayos de laboratorios para experiencias pedagógicas utilizando desde Piaget a Emilia Ferreiro y su constructivismo mezclado con los admirados trabajos de Vygotski y/o Makarenko; incluso hasta podemos incluir el intento del ex ministro de la Nación (cuando era Ministro de Ibarra en la C.A.B.A.) Filmus de trasplantar la “Ciudad de los niños” del “tano” Francesco Tonucci a Villa Lugano; todo esto como si un niño de Catamarca, Corrientes o Comodoro Rivadavia fuera igual a otro de Florencia, Sídney  o Moscú. ¡Un disparate se lo mire por donde se lo mire! ¿Qué otro botón más se necesita para darnos cuentas de la colonización cultural de muchas de nuestras autoridades educativas?

No es serio plantearse como único objetivo para que un proyecto educativo sea eficiente el lograr el mayor número de “escolarizados posibles”. Educar no es solo escolarizar, ergo no voy a aceptar que me quieran correr con cuadros estadísticos demostrativos del aumento de matrícula y/o de egresados en los distintos niveles. Eso no es indicador de nada en materia de calidad educativa. Los educandos no son números, ni barras de diagramas ni porciones de diagrama de torta. Si bien valoro –y mucho- todo lo hecho en materia de igualación de oportunidades en este aspecto en la llamada década ganada al mejorar la calidad de vida y con ello las posibilidades de acceso a la escolarización, cantidad no es igual a calidad ni saber “de todo un poco” sirve para entender las particularidades.  Tampoco  aceptaré que me corran con los científicos que arman satélites o descubren vacunas. Por empezar son muy poquitos (aunque  los hayan “cuantificados exageradamente” para agrandar el número). Está bien lo que estuvieron haciendo (seguramente Macri desmantelará lo construido en materia científica) en cuanto al trabajo en “casa”. Pero no fue ni debe ser un favor a la Argentina, es un deber para con la PATRIA que les dio la posibilidad y los conocimientos gracias al esfuerzo de su pueblo que hizo los aportes para tener una educación y una formación científica libre y gratuita. Es claro que regresaron a trabajar en el país no por patriotas sino por la guita ya que las condiciones generales y económicas del país habían mejorado. Pero si todos los argentinos afectados por la bárbara crisis de los “90” hubiesen utilizado igual criterio (alejarse), nuestra Nación quedaba vacía y servida en bandeja para los intereses imperiales. Me duele decirlo porque son argentinos que no se libraron de lo que aquí estoy señalando; la formación individualista que brinda nuestra educación que premia en el educando la obediencia y la repetición de saberes ajenos sin conciencia crítica.

Nuestros científicos se fueron por eso, por  esa  guita que el mercado establece como remuneración para “científicos especializados” y por la que en algún momento partieron del país buscando vender sus conocimientos adquiridos en nuestras Universidades.

¡No engrupamos más a la gente muchachas/os, ni nos engrupamos!  Fueron “las reglas del mercado” los que los alejo del país. ¡Basta de hipocresías! Me extraña mucho que del Dr. Paenza –tipo brillante si los hay- esta reflexión no haya salido naturalmente dado el grado de patriotismo e inteligencia que en sus apariciones mediáticas suele mostrar. En términos de comparación yo podría decir: ¡Igualito que los científicos e investigadores cubanos que con bloqueo económico y en medio de la miseria más espantosas que esto generó, siguieron trabajando por y para una ciencia Cubana, por y para el mundo! Cuba tiene la mejor medicina y la mejor educación del mundo en términos comparativos. Creo que a eso le llaman Dignidad, otros Orgullo, la mayoría Conciencia Nacional. A muchos les molestará el ejemplo que tomé por una deformación ideológica (modelo socialista), pero siento que duele más en ciertos sectores sociales neoliberales que eso haya sido y sea una realidad llena de dignidad, que descubrir que nuestras universidades siguen formando profesionales y científicos liberales quienes aceptan a raja tabla las leyes del mercado. Hablo de DIGNIDAD, don humano de un pueblo  que en la miseria económica, no querida pero impuesta por el Imperio, decidió formar grandes humanos como es el caso Cubano.

Tampoco me corran los docentes de educación pública que utilizan el argumento que el de ellos no es un sacerdocio sino que son “trabajadores de la tiza”. La “solidaridad” profesional forjada a fuerza de dar prioridad a intereses y mezquindades individuales no es válida si con eso los pibes siguen desorientados y son rehenes de paros por “tiempos indeterminados”,  en algunos caso por justas demandas salariales, en otros por simple comodidad y colgados de reclamos disparatadamente exagerados de ciertos dirigentes oportunistas. Si los paros por “tiempos indeterminados” son decisiones tomadas porque además de ser una “herramienta legitima de lucha reivindicativa” sienten que con eso no se afecta la normal escolarización de educandos, lo único que esto hace es corroborar que la cuestión del “tiempo perdido” utilizado por ciertas autoridades políticas como argumento es refutable en tanto es recuperable por simple aceleración del ritmo de rutina en el ritual. Ergo educación=rutina; educación=respeto por un simple ritual.

Repito, ninguno de ellos se plantea jamás hacer una  autocrítica sobre qué es lo que está haciendo en educación. A ningún Ministro de Educación se le ocurrió convocar a los docentes que están al frente de  sindicatos a sentarse alrededor de una mesa a discutir algo más que una demanda salarial; tampoco se les ocurrió a los   dirigentes gremiales demandarlo. En la Capital Federal ningún docente desconoce los “curros” sindicales de “ pedorros cursos de capacitación que otorgan puntaje” al solo fin de incrementarlos para ascender jerárquicamente y sacarse los educando de encima. Esto es copiado en el resto del país porque el modelo de picardía porteño es inigualable.  Ninguna “autoridad educativa” (¡Que lamentable suena esto para un cargo ocupado por pago de “factura política”! Otro ejemplo patético es el caso del rabino Bergman que fue a parar a la Secretaría de Medio Ambiente designado por Macri y el pobre reconoció públicamente su supina ignorancia en la materia … pero jamás se le cruzó por la cabeza dar un paso digno al costado) desconoce que cotidianamente,  y en la supuesta tarea pedagógica, los docentes continúan siendo irresponsablemente productores y reproductores de una práctica de la enseñanza total y absolutamente mediocre –no por decisión propia sino porque  para colmo de males el sistema es verticalista y si no se respetan las directiva son mal calificados y hasta pueden perder la fuente trabajo; y encima osan llamar a “eso” educación. Un ejemplo: la enseñanza del inglés es obligatoria; un docente de la localidad de  Singuil –en Catamarca-  le hace comprar un libro de inglés a una niñita de 3er grado para que aprenda sus lecciones de una lengua extranjera que seguramente nunca usará más allá de la utilidad para el consumo de productor foraneos y/o para diferenciarse del resto por creerse igual al gringo. Preguntas: ¿Esto es parte de una buena educación? ¿Qué todos sepan hablar en lengua gringa es igualación de oportunidades? ¡O parte de una estupidez de colonizados culturales! ¡¿Cuál es la finalidad y el aporte?!

Existe otro dato más hipócrita y perverso aún. La realidad indica que no pocos docentes mandan sus hijos a escuelas privadas imitando al ex ministro de educación de Néstor Kirchner –Flacsista defensor de la escuela pública: Daniel Filmus-  que también mandaba sus hijos a escuela privada. Hacen lo mismo no pocos funcionarios y legisladores del hoy oficialismo PRO (antes encarnizada oposición) y también actuales legisladores y ex funcionarios del FPV cuando eran gobierno. Todos ellos se llenan la boca con la defensa de la educación pública, pero “por si las moscas” ellos reaseguran a sus hijo con educación privada porque es más eficiente ya que no hay paros porque los “patrones” propietarios de los establecimientos establecen un contrato comercial con los docentes (y si no lo cumplen los rajan) y ofrecen al consumidor “conocimiento” como mercadería de buena calidad. Lo grave de esto es que estos “señores”  lo hacen argumentando que pretenden lo mejor para sus hijos, algo que explícitamente los desnuda en su poca confianza para con la educación pública que brinda el Estado. En realidad, y para ser benévolo,  también lo hacen por esa deformación cultural de la que ellos incluidos  fueron y son víctimas: esa necesidad implícita de parecerse a “los de arriba”. ¡Vaya contradicción! ¡Defensores del rol del Estado en materia educativa  en lo discursivo y para la tribuna pero en el fondo admiradores de lo “privado”! Muchos de ellos se dicen “peronistas”. Pregunta, los hijos de trabajadores ¿no son merecedores de ese “algo mejor”? Los docentes de escuelas públicas ¿no se dan cuenta que con cierta actitudes lo único que hacen es elevar el valor estúpido que le asignan ciertos zonzos a la educación privada?  A no engrupirse y despojarse de esa mochila cargada de hipocresía queridos colegas.

(continúa)

3 respuestas a JUICIO A LA EDUCACIÓN (Parte III)

  1. María dice:

    Estoy de acuerdo en la nota prácticamente en todo, pero… en cuanto a la enseñanza del idioma inglés, me tomo un tiempo para pensarlo y comentarlo: si bien siempre me pareció un desquicio que nuestros alumnos y alumnas aprendieran más un idioma foráneo que quechua, aymará, mapuche u otra de nuestras lenguas originarias, con el tiempo me di cuenta que el inglés era una herramienta al igual que la computadora que resultaría de utilidad al comenzar la búsqueda del primer trabajo, digo ésto pues tanto mis hijos como los de mis familiares y/o amigos les pasó ésto, sabés inglés? fue la primera o segunda pregunta que debieron responder en las entrevistas. Considero que sería igualmente bueno que nuestros alumnos conocieran el abordaje de nuestras lenguas originarias, o será mucho pedir?
    Y sigo pensando que es verdad que nos falta como docentes mucha autocrítica pero pensemos que la gran mayoría de los docentes ni son militantes, tienen una actitud muchas veces despectiva con respecto a sus alumnos y familias y toman esta profesión como un trabajo más y vaya si no lo es. Sócrates decía muy bien ésto de las preguntas, las hacemos a diaria? o simplemente los llenamos de información?

    • revistaelemilio dice:

      Mi querida COMPAÑERA Y AMIGA María. Me voy a detener en ese párrafo en el que usted dice “… Con el tiempo me di cuenta que el inglés era una herramienta al igual que la computadora que resultaría de utilidad al comenzar la búsqueda del primer trabajo, digo ésto pues tanto mis hijos como los de mis familiares y/o amigos les pasó ésto, sabés inglés? fue la primera o segunda pregunta que debieron responder en las entrevistas.” Dejando de lado el valor de la computadora como herramienta de trabajo y focalizando tu observación sobre la necesidad del “inglés”, tu comentario viene a cerrar perfectamente lo que sostengo a lo largo de este trabajo porque es el ejemplo más acabado de nuestra carencia –a esta altura del partido un tanto endémica- de proyecto propio. Y cuando uno carece de proyecto (decía mi Maestro Cirigliano) es porque está en el proyecto de otro. Un simple ejercicio te servirá para sacarte la duda que te generó el tema del “inglés”. ¿Te imaginas a un Texano, Hustoniano o Californiano recibiendo en una entrevista laborar en EE.UU. esta pregunta ¿Sabe Ud. Castellano? ¡Dificil… ¿No?! ¿Por qué? Porque todo lo que producen en materia de bienes y servicios lo hace desde y con un lenguaje que su propio pueblo –su primer consumidor- entienda. Ergo todo imperio es un proyecto expansivo, y para ser tal necesita fundamentalmente ser eficaz en su tarea de colonización cultural elemento vital en una tarea de conquista (y cuando hablo de conquista hablo de nuevos mercados para sus excedentes productivos que vienen a ser algo así como la cimiente de las futuras multinacionales expoliadoras que pululan por el mundo.) Entonces la demanda del conocimiento del inglés tiene que ver con el grado de dependencia económica –especialmente de intereses empresarios extranjeros- que un estado y su pueblo tienen. De ahí el verso de la necesidad que tienen el país de que vengan los famosos “inversores extranjeros”. Son los japonese los que traducen todo al inglés. En nuestro caso el conocimiento del inglés solo sirve para que el contador maneje bien las cuentas fraudulentas (en inglés) de una empresa extranjera y/o la versión argentina de la misma; para que los arquitectos e ingenieros sepan valorar el know how (conocimiento) y la tecnología extranjera; para que los abogados sepan defender los intereses de las empresas extranjera desde la legislación internacional confeccionada por los países centrales, y los médicos utilicen aparatos fabricados afuera y recetar medicamentos de laboratorios de afuera, etc, etc.
      Que esta es una lamentable realidad en nuestro país, totalmente de acuerdo. Pero eso no implica que yo no pueda hacer una lectura crítica del por qué hay tanto interés en que se enseñe inglés en el sistema de educación formal. Por lo menos yo no tengo ninguna duda de que existe una intencionalidad política en la cuestión (la educación es un hecho político. Lo digo en la primera entrega)No se si con esto respondo y/o ayudo a resolver tu inquietud querida María. Un cariño enorme y gracias por enviar tu opinión al respecto. Victor

      • María dice:

        qué bueno que a una la lean¡¡¡¡ no esperaba menos de vos querido Víctor, también yo me pregunté varias veces el por qué de la enseñanza del inglés, y con el tiempo fui construyendo una respuesta, también en las escuelas con intensificación en idiomas se estudia italiano o portugués, hermosos por cierto, pero los mismos profesores les dicen a los alumnos/as que les sirve medianamente porque si estudian derecho o música les sirve el italiano por ej., que mejor es el inglés, y fijate como está tan arraigado ésto del inglés que propios militantes de los 70, cuando allá en el paisito yo quería aprender guitarra para aprender canto popular, mis propios compañeros sabés que me decían: mejor estudía inglés así dejás de trapear pisos (que era mi laburo entonces) vas a conseguir un trabajo como la gente- como si el trabajo denigrara, yo nunca coincidí con esta perspectiva porque considero que cualquier trabajo dignifica porque no le estás robando a nadie sino estás brindando un servicio y recibís una retribución por ello, mirá adonde vino a quedar nuestro inglés jajaj¡¡ un abrazo compañero¡¡¡¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: