PALABRAS DE PERÓN

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Historia y presente

Victor L Martinez 4

Por Victor Leopoldo Martinez

Resulta por demás interesante retomar de vez en cuando la lectura de los escritos de PERÓN. Con el paso del tiempo uno vuelve a redescubrir que continúan enseñando. Entre tantos trabajos que nos dejó aparecen algunos (70 para ser más preciso) que el “Viejo” los firmó con el seudónimo “Descarte”; aparecían en el recordado matutino Democracia. En sucesivas entregas iremos trasladando a nuestros lectores extractos de su pensamiento volcado en sus escritos vinculados por similitud a situaciones presentes. Lo hago como una forma de corroborar su vigencia, y porqué no, su valor pedagógico. A nadie le resultará difícil trazar paralelos con lo que estamos viviendo.

Con ustedes JUAN DOMINGO PERÓN

peron-perfil-dibujo

CUANDO LOS INTERESES DE LOS TRABAJADORES SON EL EJE DE UNA REVOLUCIÓN POLÍTICO-SOCIAL.

10 de Octubre de 1945 (con motivo de su alejamiento de la Secretaria de Trabajo Previsión)

“Si la revolución se conformara con dar comicios libres no habría realizado sino una gestión en favor de un partido político. Esto no pudo, no puede, ni podrá ser la finalidad exclusiva de la revolución. Eso es lo que querrían algunos políticos para poder volver; pero la revolución encarna en sí las reformas fundamentales, que se ha propuesto realizar en lo económico, en lo político y en lo social. Esa trilogía representa las conquistas de esta revolución que está en marcha y que cualesquiera sean los acontecimientos no podrán ser desvirtuados en su contenido fundamental. La obra social cumplida es de una consistencia tan firme que no cederá ante nada, y la aprecian no los que la denigran sino los obreros que la sienten. Esta obra social que sólo los trabajadores la aprecian en su verdadero valor, debe ser también defendida por ellos en todos los terrenos.”

Hemos defendido desde aquí a todas las organizaciones obreras, las que hemos propugnado, facilitándoles su desenvolvimiento. Desde esta casa no se ordenó jamás la clausura de un sindicato obrero ni se persiguió nunca a un trabajador; por el contrario, siempre que nos fue posible pedimos a las autoridades la libertad de obreros detenidos por distintas causas.

Y ahora, como ciudadano, al alejarme de la función pública, al dejar esta casa que para mí tiene tan gratos recuerdos, deseo manifestar una vez más la firmeza de mi fe en una democracia perfecta, tal como la entendemos aquí.

Dentro de esa fe democrática fijamos nuestra posición incorruptible e indomable frente a la oligarquía. Pensamos que los trabajadores deben confiar en sí mismos y recordar que la emancipación de la clase obrera está en el propio obrero. Hay que tener fe en esa lucha y en ese futuro. Venceremos en un año o venceremos en diez, pero venceremos.                              

En esta obra, para mí sagrada, me pongo hoy al servicio del pueblo, y así como estoy dispuesto a servirlo con todas mis energías juro que jamás he de servirme de él para otra cosa que no sea su propio bien. Y si algún día, para despertar esa fe, ello es necesario, me incorporaré a un sindicato y lucharé desde abajo.”

PERON2

VIGENCIA DE UNA CONCEPCIÓN:

A)LOS DELINCUENTES DE ABAJO SON MUCHO MENOS DAÑINOS EN TÉRMINOS SOCIALES Y NACIONALES QUE LA GRAN DELINCUENCIA OLIGÁRQUICA.

B)VALORACIÓN DE LA CONDICIÓN Y LA CAPACIDAD HUMANA INDEPENDIENTEMENTE DE UNA CUESTIÓN DE GÉNERO

27 de Agosto de 1973(Ante el Congreso de Mujeres)

“… la delincuencia desgraciadamente, ha proliferado de una manera pavorosa en nuestro país; delincuencia que no es solamente, como algunos creen, que se trata de cuatro o cinco chiquilines mal encaminados. Pero esa delincuencia es insignificante frente a otra gran delincuencia que actuaba (y actúa agrego yo) arriba y que se había (ha agrego yo) apoderado de los resortes del gobierno, terminando por descomponer al Estado. De esa descomposición es preciso volver antes de empeñarse en ninguna tarea de aliento. Esto es necesario comprenderlo. La destrucción del Estado ha sido realizada y han quedado los agentes de esa destrucción. Nos basta ver a qué precio se vendió el trigo, la carne, para darse cuenta de que cuando uno aprieta en cualquier lugar, salta una gota de pus.

… la mujer, en estas circunstancias, tiene una tarea extraordinaria que realizar. Es curioso: cuando en las comunidades y en los pueblos la mujer se dedica solamente a los menesteres de su propia casa y abandona las posibilidades de ser útil a esa comunidad, el país renuncia a la mitad de su verdadera riqueza, porque hoy, como en todos los tiempos, la mayor riqueza de un país reside en sus propios habitantes. Esa es una riqueza a menudo menospreciada, pero se puede comprobar perfectamente cuando compulsa países que no tienen riquezas ni territorios y tienen, en cambio, muchos habitantes. En estos casos, se defienden con esa riqueza humana, que es la mejor riqueza que un país puede tener.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: