16 DE SEPTIEMBRE DE 1955 Y EL ANTIPERONISMO COMO SÍNTESIS DE UN FENOMENO CULTURAL

16 septiembre 2016

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Cultura e Historia Nacional

“Sepan Ustedes que la Revolución Libertadora se hizo en este país para que el hijo del barrendero, muera barrendero”

Arturo Rial (Contralmirante de la “Libertadora”)

revolucion_libertadora-24_09_55

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

Estas palabras las pronunció Rial frente a dirigentes de la CGT que esperaban en una antesala de la Casa de Gobierno tener una reunión con el primer presidente que tuvo la Libertadora –Lonardi- quien había manifestado que las conquistas sociales serían respetadas por aquel movimiento revolucionario (cuenta Galasso en su cuaderno “La Revolución Libertadora”).

Resulta muy importante recordar este hecho –como tantos otros- en un día como hoy dada las características que fue tomando el actual gobierno de Macri en su esfuerzo por coaptar el antiperonismo existente en sectores de nuestra sociedad (tilingos, pequeños burgueses, empresariado), exacerbando hasta al paroxismo con cada uno de sus actitudes y gestos la sed de una venganza en esos sectores, a todas luces injustificada en lo sustancial ya que muchos de ellos fueron altamente beneficiados con no pocas medidas económicas y sociales de neto corte peronistas del gobierno anterior.

La expresiones del marino Rial aquel 25 de septiembre de 1955 no se diferencian en nada con las del actual y PROCESADO ministro de Economía Prat Gay: No vaya a ser que en el 2020 estemos hablando del fulano de tal que vino no sé… de Santiago del Estero, que no lo conocíamos, que apareció de la nada, y resulta que se quedó con todo el poder”.

“Civilización y barbarie” (siglo XIX) , “Cabecitas negra”(gusanos), “Aluvión zoológico”, “Negros de mierda”(siglo XX), “El riesgo santiagueño” (siglo XXI). El país real frente a la mentalidad cipayamente portuaria y su racismo, en plena vigencia.

fusi-lapenialoza-blogpost-com

El odio es visceral y tuvo muchísimas manifestaciones que dan cuenta de esto en el siglo XX. Se hizo más evidente a partir de aquel golpe de 1955.

Desde el bombardeo asesino de civiles indefensos del 16 de junio de 1955, pasando por los fusilamientos del 9 de junio de 1956 en los basurales de José León Suarez, hasta La Noche de los Lápices 16 de septiembre de 1976 donde se ensañaron con pibes, estudiantes secundarios de la UES de La Plata que demandaban un boleto estudiantil, evidentemente se transformaron en meses, fechas claves que cada vez se van mostrando de manera muy clara que no aparecen por casualidad sino como elegidas para dejar mensajes escarmentadores.

En relación a las fechas, todo nació con el derrocamiento de Irigoyen -6 de septiembre de 1930- y parecen ser los meses preferidos para dejar señales indelebles en materia de castigo para con todo aquello que se asemeje a lucha popular por defender su dignidad desde una situación de control del poder político -conseguido democráticamente- y como muestra de lo que les espera cuando ellos regresan.

Y sí… La culpa la tuvo Perón que les mostro a los “grasas”, a los “descamisados”, a los trabajadores, a los humildes, que eran seres que debían pelear por su dignidad porque eran merecedores de exigir para sí todos los derechos que a cualquier humano le corresponde. Todo un sacrilegio cometido por Perón para un pseudo patriciado auto considerado culturoso pero demasiado ignorante sobre los intereses de la Patria y que. como sector, solo se mueve y actúa (opera) por codicia. “Burros con plata” en el decir criollo.

De este modo el odio y la venganza de clase pasaron a formar parte de lo sustancial en nuestra sociedad dentro de un fenómeno cultural que se extendió como reguero de pólvora por todos los sectores sociales sin que ningún gobierno popularmente democrático –salvo los dos primeros gobiernos de Perón- haya tenido la decisión de revertir esto desde la educación. Existen muchos antecedentes que testimonian este fenómeno. Nada es nuevo en nuestra historia y en esto juegan viejas debilidades humanas entre las que se destacan la atracción que ejerce el poder cuando no el deseo de aceptación que lleva a querer parecerse al poderoso. El voto a Macri de sectores medios y medios bajo tiene un marcado toque cultural que el gobierno kirchnerista no tuvo en cuenta enfrascado en sus disputas ideológicas a todas luces inconducente porque la cuestión era política. La movilidad social ascendentes –lo he dicho más de una vez- no fue acompañada desde la educación para que fuera entendida como un fenómeno contra cultural peronista que se disponía a enfrentar a la “cultura oficial establecida”. El recientemente ascendido socialmente pasaba de ser “uno de los de abajo” a mirar con asco y desprecio a “los de abajo”; de donde él provenía.

Pablo Freire nos marcó con precisión el hecho dual, inauténtico que nos hace convivir con ese opresor que llevamos adentro (la necesidad de parecerse y actuar como lo hace el opresor): “Mientras vivan la dualidad en la cual ser es parecer y parecer es parecerse al opresor… “ la situación en nuestro caso se torna difícil y no cambiará. Una cuestión básicamente cultural que como dije no fue tenida en cuenta en los últimos 12 años por el gobierno kirchnerista.

Sobre antecedentes en el pasado, Jorge Abelardo Ramos nos cuenta en su “Historia de la Nación Latinoamericana”(pág. 84): “Los apuros financieros de los reyes obligaban con frecuencia a vender hidalguía a bajo costo. Felipe II ordenó la venta de 1000 hidalguías sin mirar siquiera quiénes la compraban. Así en la Lima del siglo XVIII ya había 40 familias de condes y marqueses, entre ellos numerosos mestizos enriquecidos. (o sea el hecho era parecerse al poderoso que por esos tiempos mandaba holgazaneando) …en general el rasgo distintivo de las clases dominantes en la Colonia era la propiedad lisa y llana. (La desindutrialización trasladada) La inepta política que trasladaba a América el retardo español, se complementaba con la suicida destrucción de la propia industria española, aun en una fecha tan próxima como el siglo XVIII. (Ejemplo de ese traslado del desprecio de clase y por el desarrollo local) Deberá entenderse que las telas rústicas que producía (se entiende la América Hispánica) eran vestidas por las clase inferiores de la población, pues, en general la ‘gente decente’ o de ‘limpieza de linaje’, como en Lima, solo usaba trajes de seda” ¿No le suena esto conocido; especialmente a partir del 10 de diciembre pasado? “Nos abrimos al mundo para reinsertarnos, rompiendo con el aislamiento que nos metió la pesada herencia”.

Pasado y presente; en ambos se perciben las mismas características, los mismos relatos en boca de actores políticos-sociales solo separados por el tiempo pero unidos en lo cultural; la cultura del desprecio de clase.

golpe-55-infobyn

La persecución y caza de peronistas por bandas civiles (donde también estaban los izquierdistas del PC, más por esta deformación cultural generadora de necesidad de pertenencia a una clase social, que por una cuestión ideológica) que se inició después de aquel septiembre negro de 1955 no se diferencia en nada como reacción antiperonista con la de Videla y compañía de 1976 en adelante, donde el asesino Luciano Benjamín Menéndez sostenía: “Para que este país funcione hay que matar a por lo menos 500 mil peronistas” Gracias a Dios no fueron 500 mil pero desgraciadamente fueron 30 mil argentinos de los cuales el 80 % eran compañeros peronistas.

dos-soretes

El desprecio por la clase trabajadora también fue el precio que no pocos traidores a la causa peronista debieron pagar en sus frustrados intentos por ser aceptado dentro de la clase dominante; tal es el patético caso del riojano Menem quien como Macri le mintió al electorado peronista para conseguir sus votos y luego traicionarlo; en el caso del riojano luego buscó ser agradable visualmente metamorfoseando su aspecto en la ilusión que lo vieran “alto, rubio, y de ojos claros” (cual gringo). Como el espejo le seguía entregando la imagen riojana, se volvió agresivo con todo aquel “negro y/o trabajador peronista” en un último y denodado esfuerzo por parecerse a los de arriba diferenciándose de los de abajo.

Milagros Salas es una presa política del poder socio-económico Jujeño cuya cabeza antiperonista visible es un traidor al ideario radical: Gerardo Morales. La puso presa por portación de color de piel y atrevimiento para enfrentar al corrupto poder económicos provincial en su afán por dignificar a sus pares de condición humilde. Su madre adoptiva era peronista y carga con orgullo ese estigma. Hoy sigue presa.

Demasiadas muestras y ejemplos para entender que el antiperonismo no es cualquier fenómeno, es un fenómeno cultural embebido de racismo, de odio y de venganza, solo teñido por un falso republicanismo democrático que solo puede funcionar cuando se respetan los intereses económicos de los poderosos y de clase y se vuelve disfuncional cuando el sistema democrático, la republica y el Estado en manos de un gobierno popular elegido democráticamente decide ser más equitativo en la distribución de la riqueza que produce la clase trabajadora y que la oligarquía parasita siempre pretendió usufructuar solo en su beneficio.  Lastima que con tanta facilidad prenda en los abajo sin que los peronistas hagamos algo para que la historia no se siga repitiendo.