17 DE OCTUBRE DE 2016; REFLEXIONES PARA UN DÍA MUY ESPECIAL.

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Historia de un día muy especial. De nuestra redacción.

peronistas45 4

emilio-con-bronca

El PERONISMO –o su nacimiento-, como el nacimiento de uno, son fechas históricas; en algunos casos personales, en otros colectivas. Indudablemente el 17 DE OCTUBRE DE 1945 es una de esas fechas; el segundo punto de inflexión político dentro de nuestra historia nacional después del 9 de Julio de 1816.

La misma se viene asentando cíclicamente en dos momentos que se hicieron ya una constantes; momentos elegidos por el pueblo en un caso, en otros impuesto por la oligarquía; ambos de manera ideológica: Unitarismo centralista “civilizador” (en la mayoría de los casos de manera violenta) y Federalismo Nacional, Popular y revolucionariamente “Bárbaro” (conseguido de manera respetuosa e ilusamente democrática muy a pesar del sentido despectivo del calificativo). Cada vez va quedando más claro quienes son los profundamente Humanistas y Cristianos y quienes los “Bárbaros”.

Muchos me saltarán a la yugular por tamaña “blasfemia” en materia de fechas y comparaciones; y… a esta altura del partido me importa una reverenda mierda esas consideraciones, dicho esto desde el carajo de un barco donde hoy la patria navega a la deriva. Habiendo comido tantas “galletitas” durante la primaria, el secundario, la universidad y continuar escuchando en disertaciones “mediáticas sobre esa historia “oficial” fabricada por Mitre y defendida a capa(y con espadas ajenas) por sus “chupa mortaja”, Perón me enseñó y me mostró la “otra historia”; que esa “otra historia” se la construye peleando por la defensa de mis derechos y los de mis compatriotas, exigiendo respeto por los mismos.

dia-del-padre

Esta fecha de nacimiento no es una fecha cualquiera; es la fecha de nacimiento del mayor movimiento de masas de carácter revolucionario que América Latina haya conocido a lo largo del siglo XX. Al gran alzamiento conducido por Chelemin en el noroeste argentino contra la codicia y explotación de la Europa conquistadora allá, en las primeras décadas del 1600, le siguió este levantamiento del subsuelo de la patria de Scalabrini Ortiz en aquel 17 de octubre de 1945. Pueblos siguiendo líderes que peleaban por su dignidad.

Hoy veo y siento que el pueblo recuerda la fecha de nacimiento de su dignidad un poco en silencio, un tanto paralizado ante el regreso de ese negro destino que volvió de la mano de los hijos de viejos y conocidos “civilizadores”. Y está optando por recluirse en su ancestral mecanismo de defensa aliviador de dolores. Otros –las víctimas del mitro marxismo- asumiéndo al peronismo como un hecho fatal, difícil de entender; obligados a aceptarlo para no ser descortés con el “progresismo” Laclauniano. Nada casual.

Desde hace no pocos años atrás, con el Kirchnerismo en el poder, esta fecha venía siendo pasada por alto para regocijo no solo de la oligarquía, sino también de los Feimann (José Pablo), los Forster y toda la intelectualidad que se había colgado de esta “movida” tratando de darle forma y contenido “psaicobolch socialdemócrata” a esta instancia que pretendían fuera superadora del peronismo; fenómeno al que soportan “tapándose la nariz”. Como funcionó habitualmente, izquierda y derecha unidas contra el peronismo. No sé por qué les resulta tan difícil entender una realidad tan evidente, que a pesar de contenerlos les resulta extraña. Claramente al error debemos buscarlo en nuestros enfoques socio-culturales a la hora de establecer una pedagogía nacional, popular, profundamente humanista y cristiana.  En los 12 últimos años nunca la tuvimos y tampoco teníamos cuadros preparados para socializarla porque nuevamente “nos coparon el rancho”. 

Aun así nosotros los recibimos; y nos comemos el garrón de que los puritanos de izquierda y derecha (y hasta los estúpidos que se consideran de “centro” porque se piensan “apolíticos” sin darse cuenta que con su actitud terminan siendo funcionales a los intereses de la anti patria) nos señalen como “bolsa de gatos” por  tener en nuestras filas vendedores de ilusiones que dicen representar al peronismo de izquierda que compiten con los vendedores de ilusiones por derecha, oportunistas camaleoneros que hacen un culto de la traición. Y el kirchnerismo de origen peronista no podía ser distinto.  Apareció bajo su paragua “La Campora”, y los jóvenes  dirigentes de esta nueva “orga” -como en los 70-  les abrió las puertas de todas las estructuras del Estado y de todos los medios de comunicación que este disponía a los que nos corrían por izquierda (la mayoría provenientes del FREPASO  aquella triste experiencia aliancista con la UCR que desembocó en la tragedia político-económico-social del 2001); y les soportamos todas las argumentaciones interpretativas del por qué tal o cual “personaje” valía y aseguraba “pureza ideológica”, por qué tal cual debía ser candidato, y quienes no (lógicamente estos últimos de raigambre peronista trayendo las historias pasadas como si sus pasados fueran casualmente no cuestionable); y escuchamos cantar en los patios de la “rosada” a los “soldados camporistas del pingüino” que a las 0 hora del 10 de diciembre desaparecieron como por arte de “magia”; y no se los volvió a ver; hoy solo se ve rasgarse las vestiduras a unos pocos dirigentes tildando de traidores (parece que no eran solo los sindicalista) a los que ellos mismos pusieron a “dedo” en las lista electorales y votaron todas la leyes que el “mauri” necesitaba del congreso. Vimos la tarde-noche del 9 de diciembre del 2015 a gran parte de un pueblo PERONISTA darle las gracias a la compañera Cristina por su gestión; y veníamos viendo y presintiendo que todo el esfuerzo hecho en doce años se estaba deslizando peligrosamente hacia el caño maestro que arrastra las ilusiones de los más postergados; y las hicimos publico y nos catalogaron de estar “jugando para el macri-massimo”; y nunca se dieron cuenta que en realidad son ellos los responsables que gran parte del pueblo haya optado mal  con tal sacarse esa soberbia de encima; y vimos a esa soberbia “progresista” que ya llevaba cinco elecciones perdidas en la C.A.B.A. de la mano de Filmus, cómo “malinterpretó” el triunfo de Cristina en 11 de las 15 comunas de ese distrito en las presidenciales del 2011.

Y PERÓN sigue siendo el “innombrable” (hasta para periodistas como V.H. Morales que no pueden soportar el escozor que les produce su sola mención).

Pero no son boludos; nunca lo fueron. Si antes esa alergia que les producía las masas de negros y grasas peronistas que se movilizaban, gracias a Ernesto Laclau hoy no les parecen “tan malas”,  hoy las consideran valiosas para usarlas y volver a gozar del privilegio del que hacen uso y abuso esos “pocos que mojan el pancito en el tuco del poder”. Y el pueblo PERONISTA hasta eso se banca si con ellos recupera un poco de dignidad; como la que recuperó en los últimos 12 años.

Evidentemente el pueblo peronista es un pueblo bueno. Mira. Escucha. Se ríe del saicobolchaje, re putea por lo bajo la excesiva codicia de la oligarquía, y llora al ver tanta dirigencia política y gremial traidora.

villa-manuelita

Hoy, el pueblo peronista es aquel hombre de Raúl Scalabrini Ortiz que está solo, parado en cualquier esquina de la patria, y espera; Mientras tanto escucha por la radio de algún tachero, o ve en los zócalos de la Tele de alguna vidriera las más ridículas interpretaciones del día de nacimiento de su dignidad; ve a un vende patria -hoy en la presidencia- con su ficticia sonrisa hablar de Perón; y sonríe sarcásticamente para esconder su dolor sin que este le tape la esperanza. Recuerda la historia de su primer dolor social de un septiembre negro de 1955. Gira su cuerpo y grita para adentro, para que nadie lo escuche, solo el viejo que él lleva en su corazón: GRACIAS GENERAL POR SU GENEROSIDAD!!! VIVA PERÓN CARAJO!!! Y se retira de esa esquina llamada ilusión donde durante 12 años volvió a ser persona digna; caminando siempre cabizbajo; va en busca de alguna changuita que le de algún sustento para el y su familia en el día del cumpleaños de su dignidad; ahí va, canturreando casi con voz imperceptible, su amada melodía: “los muchacho peronistas, todos unidos volveremos”…

emilio-alegre

EMILIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: