SALVANDO LA TREMENDA DISTANCIA… DILMA, MACRI Y EL JUICIO POLÍTICO

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política Nacional, de nuestra redacción

dilma-macri

pedro-del-arrabal-3

Por Pedro del Arrabal

Salvando la tremenda distancia política, moral e intelectual que separa a Dilma Ruoseff de mauricio macri, la situación político-institucional dada en el gigante latinoamericano bien podría repetirse en Argentina teniendo al Congreso de la Nación como protagonista ; en nuestro caso a través de ese derecho ciudadano constitucionalmente avalado de solicitar a través de sus legisladores que representan los intereses de la Nación (Senado) y su pueblo (Diputados) la revocatoria de mandato del actual, perverso e inútil presidente que tiene hoy la República.

En el caso Brasil y por una ridícula cuestión presupuestaria como excusa, el actual y corrupto presidente junto a un no menos corrupto grupo de legisladores, fogoneados mediáticamente por la “Globo” (el Clarín Brasileño), produjeron un golpe de Estado Institucional que separó a la presidenta Dilma Rouseff de su cargo.

¿Son casos similares? Para el caso Dilma, en términos “técnicos” realizable pero de dudosa legalidad moral y política. Si bien son atribuciones constitucionales de los poderes de un Estado Republicano todo depende del momento político y los intereses en juego. Además, en el caso Brasileño, al poder constitucional del congreso se le sumo el 4to. Poder (fáctico) de la Prensa.

Ahora bien, en razonables términos políticos, los casos Dilma-Macri son comparables pero no lo son ni por asomo en términos éticos morales. Dilma está muy lejos de ser la corrupta empresaria que fue y es hoy Maricio Macri, con innumerables causas judiciales y que además asumió en condición de  PROCESADO. Dilma no tenía procesos anteriores más que los fabricados oportuna y mediáticamente para lograr su destitución porque con sus decisiones afectaba intereses corporativos. Macri asumió el cargo estando “PROCESADO” y se dispuso como presidente a afectar únicamente los intereses de los trabajadores. Macri es el empresario mas corrupto que recuerde la historia nacional y que haya llegado a la presidencia; Macri como presidente es el más mentiroso de los mitómanos que haya conocido nuestra sociedad; además el mas torpe e ignorante de los presidente que tuvo nuestro país, incluso por encima de De la Rua quien desde el primer día de gestión mostró que le faltaban algunos “jugadores” a nivel neuronal      

La política mundial, pero fundamentalmente la regional hoy por hoy está bajo el perverso manejo de los medios hegemónicos que como “empresas” quieren poner a los Estados a su servicio. La CNN, La red Globo, Clarín y La Nación, son los más claros ejemplos de manipulación mediática de la opinión pública con fines total y absolutamente conocidos para el sentido común pero inconfesables públicamente; entonces cubren con sus paraguas de desinformación las “travesuras económicas” de los operadores empresarios hoy en el poder en muchas naciones de la región.

El actual ejecutivo argentino no tiene ningún elemento a su favor – más allá de las estupideces de la “pesada herencia” y la corrupción kirchnerista usados como caballito de batalla-, que atenúe sus responsabilidades en cuanto al daño que le produjo en un año de gestión a la Patria misma en sus vínculos afectivos (ampliación de la grieta social que dijo venir a remediar), culturales (desvalorización de la capacidad intelectual y productiva del pueblo en general) e histórico (destrucción de la tradición soberana en sus relaciones internacionales) por un lado, a las instituciones de la república por el constante avasallamiento que realiza sobre los otros poderes con fuerte apoyo fáctico del “4to poder” por el otro y por el tremendo daño económico que le produjo al aparato productivo, a la clase trabajadora y el escandaloso endeudamiento externo.

No hay que olvidar que los Senadores Nacionales tienen en sus manos no solo el destino por conductas inapropiadas del presidente de la República, sino la defensa de los intereses de la Patria y la Nación misma (Art. 61 – Corresponde a la comisión de Asuntos Constitucionales: dictaminar sobre lo relativo a todo asunto de directa e inmediata vinculación con la interpretación y aplicación de la Constitución Nacional y de los principios en ella contenidos, ciudadanía y naturalización, admisión de nuevas provincias, reunión o división de las existentes, límites interprovinciales, reformas de la Constitución, régimen electoral y partidos políticos, organización de ministerios, expropiaciones, intervención federal en las provincias o en la ciudad de Buenos Aires, lo relativo a las relaciones con los gobiernos de provincia y de la ciudad de Buenos Aires y al ejercicio de las atribuciones que confiere el artículo 75 inciso 30 de la Constitución Nacional, estado de sitio, cuestiones de privilegio, lo relativo a la autorización prevista en la ley 23.732 y modificaciones o interpretaciones de este reglamento. También entenderá en los casos a que se refiere el artículo 70 de la Constitución Nacional y todo otro asunto vinculado a la ciencia y al derecho constitucional.
Asimismo, le corresponde dictaminar en todo lo relativo a reformas de leyes de procedimiento de juicio político, modificaciones al reglamento de procedimiento interno en materia de juicio político, en las causas de responsabilidad que se intenten contra el presidente, vicepresidente, jefe de gabinete de ministros y jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, sometidos a juicio político y en las quejas que contra ellos se presenten en la Cámara.
)

La diferencia sustancial entre ambos casos radica en que para destituir a Dilma al Senado Brasileño le alcanzó con manipular supuestas (y no comprobadas) “irregularidades contables” en su administración en una clara maniobra articulada por los medios y llevada adelante por el más corrupto de los congresales –Eduardo Cunha, Presidente del Congreso- con millonarias cuentas sospechosas en el extranjero y encausado por la Fiscalía de lavar dinero y de aceptar sobornos en situación muy similar a la de Macri.

Dilma no tiene cuentas en el extranjero, Macri sí.

La acusación a Dilma de haber recurrido a préstamos de bancos públicos para enjugar el déficit presupuestario, una práctica que, a juicio de la presidenta, “han llevado a cabo otros presidentes brasileños sin que les haya ocurrido nunca nada”, es muy similar pero en otros términos a la acusación contra Cristina sobre el tema dólar a futuro donde los principales beneficiados no fueron los “kirchneristas” sino Macri, sus empresarios amigos y los hombres de su “mejor equipo”. En términos comparativos lo de Rousseff que no tiene “cuentas off shore” ni amigos y/o parientes beneficiados con el negocio de la Obras Públicas del Estado. Lo de Dilma a la par de lo Macri parece una broma del mal gusto.

SEÑORES LEGISLADORES NACIONALES, EL DESTINO DE LA PATRIA ESTÁ EN SUS MANOS. SON LOS RESPONSABLES DE ÉL ANTE LA HISTORIA. SOLO DEBEN DARLE TODAS LAS GARANTIAS CONSTITUCIONALES PARA EL QUE EL DELINCUENTE –COMO A TODO DELINCUENTE- SE DEFIENDA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: