LOS SUSTITUTOS FUNCIONALES DE LA CULTURA Y EL PERONISMO

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Peronismo, historia, cultura e identidad

V.L.M. 3

Por Victor Leopoldo Martinez (*)

Aunque resulte tedioso insistir sobre el tema, creo que tiene una importancia superlativa seguir estudiando, incorporando reflexiones y pensamientos que sirvan no solo para entender el peronismo como un fenómeno cultural e histórico único, sino y fundamentalmente para comprender el porqué resulta importante para las demás fuerzas políticas surgidas en los sectores sociales medios, copias fieles de las sociedades burguesas occidentales “primermundista” en términos culturales, penetrarlo tratando de transformarlo en algo para lo que no nació.

Así pudimos ver, vivir y padecer a ese “peronismo neoliberal” ensayando en los “90” de Menem formulas reñidas con nuestra identidad donde no pocos de esos sectores medios sintieron agrado por ese “peronismo aggiornado” con el que aquel riojano quiso congraciarse culturalmente con el establishment económico nacional e internacional. Las “relaciones carnales” con el Imperio fueron el eje de aquella gestión que hizo que el pueblo argentino ponga sus glúteos (y parece que a esos sectores medios le gustaron aquellas “relaciones” ya que trajeron con su voto a un Macri para que repita la historia. Macri hasta se animó a utilizar parte de esa “liturgia” adoradora de los “símbolos” peronistas).

La contracara de lo anterior aparece en el 2007 con otro invento político de los clase media “progresistas” proveniente de la tradicional izquierda argentina –generalmente con un pasado muy dudoso pero fundamentalmente antiperonista- que con una tarea perseverante desplegada desde los medios del Estado que pasaron a controlar, penetraron culturalmente la gestión de gobierno en un nuevo intento por desvirtuar su condición popular. Lo llamaron “kirchnerismo” (independientemente del legado político de Néstor el que siempre dijo ser Peronista y en vida actuó como tal). Y tan es así que prefirieron optar por la versión “Laclau” de conformar una movida “Populista Progresista” a conformar un movimiento Nacional, POPULAR y Revolucionario, junto a la “clase trabajadora argentina”, columna vertebral del Peronismo, SENTIDO PRIMERO Y ÚLTIMO DE LA PATRIA MISMA EN TERMINOS CULTURALES. Después de la derrota electoral buscada y conseguida pasaron a la construcción del “Cristi-kirchnerismo” sin abandonar sus objetivos anteriores, y con la clara intensión de dividir el frente popular para dar continuidad cultural a esos principios que le dan sentido a su existencia de “izquierdistas; como históricamente fueron sus aspiraciones buscando estar a tono con su auto asignado rol de “vanguardia lúcida”. Nada nuevo. Con Perón en vida en el “73” ya lo habían intentado.  

En el racconto histórico que más abajo realiza el compañero Sánchez, podrá encontrar usted señor lector, explicado con meridiana claridad las razones culturales de la existencia del Peronismo como fenómeno único e irrepetible en materia de identidad política. Nosotros nunca fuimos ni “sectarios ni excluyentes”; solo pedimos un mínimo de respeto por nuestra identidad cultural y política y sumamos -o nos sumamos- a todo Movimiento Nacional y Popular que levante bien alto las tres bandera de la Nacionalidad: Soberanía Política, Independencia Económica  y Justicia Social.

Los tiempos que vienen reclaman gestos de grandeza de toda la dirigencia política vinculada al peronismo , gestos que estén a la altura de las circunstancias porque es lo que demanda la hora histórica por la que atraviesa nuestra PATRIA. El enemigo de ella esta hoy controlando todos los resorte institucionales, buscando el momento oportuno para ponerle bandera de remate. La consigna dejada por nuestro Gral. es simple y sencilla: O LOS ARGENTINOS DEL CAMPO NACIONAL Y POPULAR NOS UNIMOS, O COMO PUEBLO TERMINAMOS DOMINADOS POR EL CAPITAL Y EL IMPERIO FINANCIERO INTERNACIONAL PRODUCTO DE LAS MIOPIAS CUANDO NO LA CEGUERA Y  MEZQUINDADES SECTORIALES.

Victor Leopoldo Martinez

Perón-discurso-desde-el-balcón

“Su bisabuelo hizo patria

su abuelo fue servidor

su padre carneó una oveja

y está preso por ladrón”

Osiris Rodríguez Castillos, “Camino de los quileros”

 

 

Por Lizardo Sánchez *

“El peronismo se mostró inicialmente como expresión de las masas criollas del interior indiano, ahora urbanas, y que volvían a aparecer luego del largo silencio iniciado tras la Guerra del Paraguay. Naturalmente inconciliable con los sustitutos de la cultura y sus productos, no de vicio fue señalado como el hecho maldito del país burgués.

El peronismo, heredero de la tradición integradora del mundo español, mediante su accionar se convirtió en la mejor escuela de realismo, conciencia y cultura para quienes, provenientes de la sociedad inmigratoria, se incorporarían a la Nación a través de su participación en el mismo. En ese sentido, oficiando de puente entre ambas sociedades, fue fundante de una nueva Argentina, capaz de integrar en un cause histórico común a todos los nacidos en nuestra tierra sobre la base de una identidad.

En la posterior evolución del mismo ha ido tomando fuerza el papel desempeñado por las clases medias , particularmente desde el fin de la épica del retorno del Gral. Perón y la posterior disminución del peso “relativo” del movimiento obrero. De este modo a sido permeable a su confusión de conciencia e identidad. Esto generaría una tensión interna dentro del campo popular, debilitándolo y esterilizándolo. Debido a que hoy no existe fuera del peronismo ningún espacio político organizado y creíble, este de hecho de ha convertido en el sistema político, por lo que se refuerza la presión orientada a mantener los contenidos espurios presentes en el mismo: liberalismo, individualismo, partidocracia, electoralismo, clientelismo, localismo, a lo que se le suma la tendencia a aceptar soluciones prestadas, como el liberalismo o el progresismo.

Esta permeabilidad a criterios propios de las clase medias hace que sea alto el riesgo de introducir elementos extraños a nuestra cultura, en los intentos de superar la situación señalada en el punto anterior. Hay que tener muy presente que el peronismo no es productor de las clases medias, es la respuesta integradora que des un horizonte histórico muy anterior a mayo de 1810 se ofrece a las diferentes sociedades argentinas del siglo XX y pretendemos del siglo XXI.

Sin la memoria del pasado es imposible construir el futuro, pues nadie escapa a su propia sombra.”

 *Docente e Investigador

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: