CUANDO LA IMPUNIDAD EMPRESARIAL DE LOS GRANDES GRUPOS ECONÓMICOS NACIONALES SE PROPAGA COMO HIERBA MALA POR TODO EL PAÍS.

18 junio 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción.

El caso del empresario Zitelli-NORUZI (propietario también del matutino de mayor tirada provincial que opera políticamente de manera muy similar a Clarín) no deja de seguir entregando sorpresas en la Pcia. de Catamarca.

El escandaloso caso de “las cloacas del siglo” ya fue explicado oportunamente por nuestro director en el otro matutino local y en una nota a la cual se puede acceder a través de: http://www.elesquiu.com/correoyopinion/2017/6/8/proposito-noruzi-empresarios-exitosos-250623.html

Sobre las últimas novedades de este resonante caso, y cómo esto salpica al conjunto de la clase política provincial, tanto sea del oficialismo como de la oposición en el ámbito del ejecutivo, el parlamentario pero fundamentalmente en el orden judicial da cuenta esta nota que reproducimos en su totalidad publicada ayer sábado 17 de junio como nota editorial y que aparece en la sección sabatina del diario titulada: “Desde la Bancada Periodística” del ELESQUIÚ:COM

DESDE LA BANCADA PERIODÍSTICA

“Que la política viva bajo la extorsión es peligroso para todos.”

La exhumación de la “obra cloacas del siglo” desnudó los comportamientos más espurios de la clase política de Catamarca y la dejó asociada a la corrupción cuando, paradójicamente, no tiene nada que ver con la estafa que perpetró una sola persona -Silvestre Zitelli, dueño absoluto de Noruzi y todas las empresas que la circundan-, la que hasta ahora pudo escapar de la Justicia gracias al medio de prensa -El Ancasti- en que se sostiene. 

El escándalo lo movilizó El Esquiú.com, desde el 29 de mayo hasta nuestros días. Pero, honestamente, jamás pensamos que podía paralizar a los representantes del pueblo frente al nuevo puente -el abogado Bertorello- que construyó el grupo que dice ser el de mayor influencia en la opinión pública.  

Cuando los legisladores tuvieron al frente a este curiosísimo fiscal del Estado, oficialistas y opositores, se prestaron a una parodia asquerosa para no preguntarle nada y dejarlo ir como “niño que ha hecho bien los deberes”.

Captura de pantalla 2017-06-18 a la(s) 14.07.47

Apenas un par de diputadas -Marita Colombo y Buenader de Walther- hicieron conocer su estupor por tratar de condonar una deuda que tiene fallo firme y consentido. Más o menos como que a un homicida lo condenen a 20 años y eluda ser encarcelado. Eso hizo Noruzi. Lo condenaron a pagar y no paga.

Sin embargo, en las dos cámaras hay personas que conocen a la perfección lo que fue la estafa y, por el motivo que genera esta nota, prefirieron escaparse por la tangente. Un verdadero homenaje de sumisión al medio de prensa que hace algo de periodismo, pero en los hechos funciona como un partido político y cancerbero implacable contra toda aquella persona que no sea de su agrado.

Un secreto bien guardado 

La presentación del fiscal de Estado data del 15 de marzo de 2017, pero vino siendo “negociada” con la empresa en los últimos dos años. Una jugada donde están en juego más de 100 millones de pesos no se hace de la noche a la mañana. 

En todo ese tiempo, nunca, una medida de esta naturaleza se convirtió en información pública, una situación que El Ancasti reclama a menudo para sus “investigaciones” de descrédito. 

En Casa de Gobierno, y especialmente en fiscalía de Estado, nadie se dignó en informar y, por lo que sabemos, altos funcionarios trataron de taparla, o se hacían los desentendidos, por las consecuencias nefastas que podría traer aparejadas. 

En filas de la oposición, donde también contaban con datos extraoficiales, guardaron prudente silencio porque el pasado, invariablemente, los involucra. Por ello, Marita Colombo, que sabe bastante de la estafa, no se quedó callada y prefirió expresar su parecer. Callarlo la hacía cómplice del pasado castillista y radical. 

Con las ventanillas de la información herméticamente cerradas, ¿cómo pudo hacer El Esquiú.com para mostrar la crudeza de la maniobra?  

Recibió la preocupación de algunos damnificados de la quiebra de Noruzi, especialmente los abogados que actuaron y actúan en el caso, que expresaron su impotencia por no poder denunciar el hecho en ningún medio de comunicación masiva. Acudir a El Ancasti, por esta cuestión, era como reclamarle a Hitler que confesara y reconociera sus pecados.

La Unión no existía y mientras existió, vía Casino, fue una filial de El Ancasti. En algún medio electrónico, hasta este mes, poco entendían cómo fue la estafa y qué trayecto judicial tuvo. Ahora sí lo saben. 

Conclusión. Nadie se le animaba a este tema. El Esquiú.com, fiel a su inconmovible postura de “censura cero”, pidió estudiar la presentación de Bertorello, porque de la obra de cloacas la conoce mejor que nadie, salvo los autores de la maniobra. 

Los abogados nos acercaron una fotocopia del escrito de Bertorello y quisimos preguntarle a éste si estaba respaldado por su firma. No solamente nos desairó, sino que nos trató de “diario amarillista”. Un orgullo el calificativo viniendo de un funcionario como el Fiscal. 

Así fuimos hasta la médula del conflicto. El escrito solicita a la Justicia que se quite la autorización como síndico de la quiebra al contador Pedro Vega -la jueza subrogante Cecilia Delgado ya lo estudia y emitiría fallo en los próximos 60 días-, la cual fue concedida en 2011 por Simón Hernández, en acuerdo con la Constitución y con la jurisprudencia que tiene la Corte de Catamarca en relación a las atribuciones del fiscal de Estado. Como dice Buenader de Walther, el mismo organismo que pide la extensión de responsabilidad ahora pide la nulidad. 

Con estas explicaciones, damos cuenta de varias cosas. No nos anima ningún móvil político y sí que se haga Justicia. Presentamos, junto con el llamado a concurso de Capdevila SA, la prueba evidente de que la mayor corrupción tiene que ver con los empresarios.

Y, lo más importante, pusimos contra la pared, desde nuestra humilde opinión, a toda la clase política sometida por un diario que hizo de la extorsión y del apriete su modus vivendi.

Representantes de las principales facciones -salvo el caso de Luis Barrionuevo- tienen que pedir permiso sobre sus movimientos, los organismos de contralor deben someterse y algún sector de la Justicia también tiene su dependencia psicológica con Sarmiento 518.

Rehenes y denunciadores de pacotilla 

Cuando los portales de noticias titularon que la falsa interpelación terminó rápidamente porque, tras un puñetazo de Bertorello contra la mesa, los legisladores dejaron a la comisión de Asuntos Constitucionales sin quórum, honestamente nadie lo creyó. ¿Cómo es que un golpe en una mesa va a amedrentar a los representantes del pueblo cuando se está tratando un caso de corrupción que está recontraprobado y que tiene fallo del máximo estamento judicial? 

Captura de pantalla 2017-06-18 a la(s) 14.59.11

Los rehenes del diario El Ancasti, algunos de ellos cómodamente acomodados en el gobierno, o los denunciadores seriales de la oposición que trabajan en sintonía con la prensa, terminaron de completar una grotesca obra de teatro. Allá ellos, como los que no quisieron aprobar la reforma de la Constitución en 2016. Todos quedan marcados para el resto de sus actividades políticas. 

Lo más gracioso de estas cosas de “pago chico” es que le otorgan a un diario, como lo podrían hacer con cualquier otro medio, una importancia que en el siglo XXI es muy relativa y nunca decisiva para las cuestiones electorales. Mucho más si el político no tiene cuentas pendientes con nadie, lo que nos hace suponer que los encubridores de Bertorello sí las tienen. Al que le quepa el sayo…. 

A propósito de la esta relación enfermiza de los medios de prensa y la política, con motivo de la muerte de la señora Ernestina Herrera de Noble, rescatamos una frase de la nota que escribiera el miércoles pasado el periodista de Página 12, Washington Uranga.

 Dice lo siguiente: “Bajo la conducción de Ernestina, el diario Clarín dejó de ser apenas un medio de prensa para convertirse en un conglomerado multimedial -entre los más importantes del mundo- y desde ese lugar actuó de manera permanente como un grupo de presión que usó los más diferentes arbitrios para acrecentar su poder económico y aprovechar su capacidad de lobby con la finalidad de condicionar personas, organizaciones políticas, al Poder Judicial y hasta gobiernos”.

Cualquier parecido con Catamarca no es casualidad.

El Esquiú.com

Fuente: HTTP://WWW.ELESQUIU.COM/EDITORIAL/2017/6/17/POLITICA-VIVA-BAJO-EXTORSION-PELIGROSO-PARA-TODOS-251584.HTML

Captura de pantalla 2017-06-18 a la(s) 15.42.21


EN UN DÍA PATRI0 -25 DE MAYO DE 1974-, JAURETCHE DEJÓ ESTE MUNDO… PERO SUS ENSEÑANZAS ESTÁN CON NOSOTROS

17 junio 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Historia y actualidad

jauretche-azul

COMO EL GRAN PATRIOTA QUE FUE,

JAURETCHE PARTIÓ DE ESTE MUNDO

UN 25 DE MAYO, DÍA QUE PARA CUALQUIER

ARGENTINO BIEN NACIDO ES UN SÍMBOLO

DE PATRIA LIBERADA. ELIGIÓ EL DÍA NO SOLO

PARA PARTIR SINO COMO SU ÚLTIMO MENSAJE

SOBRE LO IMPORTANTE QUE ES SER LIBRE.

v-l-m-3

Por Victor Leopoldo Martinez

El 25 de mayo pasado se cumplió otro aniversario de la partida de Arturo Jauretche de este mundo. Fue el 25 de mayo de 1974. Y lo hizo en silencio, como lo hicieron todos los verdaderos PATRIOTAS. Ningún medio de los “importantes” se acordó de él. Murió una mujer muy rica y poderosa gracias a sus oscuros negociados con aquella sangrienta última dictadura que padeció el país, Ernestina Herrera de Noble; pero esta señora quedará en la historia “oficial” como la dueña del medio que ayudó a sacar al populismo “k” siguiendo el camino de su marido que fue un acérrimo antiperonista y un zorro operador político desde su filiación “socialista” .

Vale la pena recordar la historia del fundador de Clarín. Roberto J. Noble fue uno de los 15.000 argentinos que se reunieron en el Luna Park aquel 10 de abril de 1938 para apoyar a Hitler (¿Te va quedando claro el “socialismo fascistas” de algunos de nuestros próceres del “progresismo intelectual” de ayer, de hoy y de siempre… y en este caso del periodismo?) donde concurrió como ministro de gobierno -“socialista” del gobernador de la Pcia de Bs. As.  Dr. Fresco.  Pero no solo eso, Noble había activado a favor del  golpe del “30” contra Yrigoyen; además fue uno de los votos positivos que recibió el pacto Roca Runciman a favor de los ingleses en aquella perversa Primera Década Infame. También formó parte de la Unión Democrática que apoyó la formula Tamborini-Mosca contra la formula Perón-Quijano en 1945-46 y donde se decidía el destino del país y la PATRIA. “BRADEN O PERÒN” (era la consigna que no significaba otra cosa que “Colonia del Imperio o Patria Libre”) . Todo un personaje este Noble que llegado el momento y como le convenía a sus intereses se alió con aquel viejo militante de partido comunista, el tramposo y ladino Rogelio Frigerio (padre del actual ministro de Macri), quien negoció con Perón para conseguir los votos que llevaron a Frondizi a la presidencia en 1958. Obviamente luego, tanto Frondizi como Frigerio traicionaron a Perón y le negaron a Andres Framini (dirigente gremial y peronista) acceder a la gobernación de la Pcia. de Bs. As. luego de ganar las elecciones en 1962 limpiamente. Frigerio, Frondizi y Noble se aliaron para implementar el famoso Plan Coninte, aquella militarización de la actividad fabril en contra de los trabajadores que lo pudo hacer entre otras cosas gracias al apoyo mediático Clarinero ya que en 1945 Noble había fundado el diario “corneta”).

¿Podría haber sido distinta la Sra. Ernestina Herrera de Noble? Los hechos demostraron que no. Por algo eligió a un mafioso como Magnetto como CEO de su empresa periodística. Pero seguramente “la historia oficial” la venderá como una demócrata mientras seguirán  guardando en el cofre del olvido a patriotas como Jauretche.

jauretche

LA TILINGUERÍA COMO ENDEMIA SOCIAL.

Jorge Lanata, además de ser un sicario que trabaja, vive del y para el periodismo basura, tiene algo peor, es un tilingo que con su tarea en los medios hegemónicos multiplica pedagógicamente su condición como su fuera una virtud; y lo hace gracias a esa versatilidad que maneja a la perfección para vender sus servicios al mejor postor mediático, o con poder económico según sea el momento y la oportunidad. Esto no sería criticable sino fuera que en su perversa tarea hace apología de sus amorales conductas presentándolas como si estuvieran imbuidas de un virtuosismo moral inigualable.

Rescato una apreciación de este tilingo cuando estaba desarrollando su tarea “educativa” desde su PPT (Periodismo Para Todos) en el canal de Magnetto tratando de desfigurar al anterior gobierno: “Cristina y el gobierno podrán decir las pelotudeces que quieran sobre las relaciones del país con el mundo pero lo cierto es que nadie nos mira porque somos y estamos en el recontra culo del mundo”  

Don Arturo Jauretche, aquel genio del pensamiento Nacional solía definir a estos personajes de la siguiente manera: “Inevitablemente estos representantes de la tilinguería –y muchos más agregaría yo- son los que, ante la menor dificultad, califican al país con ese habitual «Este país de mierda», colocándose fuera del mismo a los efectos de la adjetivación. Y la verdad es otra, lo único que el país tiene de eso (de mierda) son ellos, los tilingos.”

Ahora bien, porqué hablo de “tarea educativa” que Lanata y todo el periodismo militante del actual oficialismo con los del grupo Clarín a la cabeza (TN, Canal 13, Radio Mitre, el matutino de la corneta y sus repetidoras en América 24 y Canal 26 más los medios “tilingos” del interior que se quieren parecer a los porteños). ¿Quién en la actualidad no a pasado por la siguiente experiencia en la vida cotidiana de relaciones sociales cuando tres o más que se “informan e ilustran”, no con libros sino en “clases” mediáticas, se junta a tomar un café, o a comer…?: “Y mientras llega «el asunto», hablan de futbol, de carreras, de política, de economía. Cuando tocan estos dos últimos temas nunca faltará quien diga: «Lo que pasa es que los obreros no producen». Ahí está el tilingo.

No se le ha ocurrido averiguar qué es lo que él produce y qué producen todos ellos, puntas sueltas, mallas erradas en la enorme red de intermediación que es Bs. As. (Y yo agregaría en todo centro urbano del interior del país). Esto que ya lo decía Jauretche hace 50 años, nadie con un mínimo de sentido común y un poco de respeto por la realidad, puede negar que hoy sigue vigente pero multiplicado exponencialmente por el incremento demográfico que también tuvieron estos personajes; el tilingaje.

Los tilingos reproducen lo que dicen los medios. Los medios reproducen las idioteces verbalizadas a nivel presidencial y/o la de su entorno ministerial; y todos se transforman en voceros de los que nunca produjeron nada. El círculo de la estupidez se cierra perfectamente.

Frente a empresarios y especuladores financieros en un mini Davos que realizó Macri en Bs. As hace un tiempo, el mismo día que los trabajadores paraban la actividad productiva del país como protesta por las perversas y erráticas políticas económicas que él lleva adelante, el presidente abre el evento diciendo: “El día en que los gremialista hacen un paro, los argentinos nos juntamos para trabajar”

Jauretche, sarcásticamente lo hubiera definido allá lejos y hace tiempo, con su meridiana claridad ya que la traspolación es inmediata; y lo haría de la siguiente manera tomando sus palabras: “Que un tipo que no produce diga en una reunión de tipos que no producen, que no producen los únicos que producen algo, es tilinguería en estado puro”.

Pero Jauretche avanzaba más en la tipificación de los tilingos entrando en lo medular de la cuestión: “En esto de producir, tenemos muchos productores rurales por el estilo que creen que la condición de productor la da la propiedad de una estancia, unos breeches y unas botas de polo; que viven en la ciudad -“porque mi señora dice que hay que educar a los chicos”- y dan una vuelta por el campo cada quince días. Productores rurales son los que trabajan y producen en el campo, que pueden ser patrones o peones, pero no los que no intervienen en la producción sino como propietarios, y que son rentistas aunque no arrienden. Estos también son de los que dicen que los “obreros” no producen. Y ya no desde la posición marginal del tipo del portafolio, sino empinándose como “fuerza viva” sobre la que descansa la economía del país.”

Lógicamente que el tema tiene profundas raíces, muy consolidadas con el paso del tiempo ya que las formas educativo-culturales se mantuvieron intactas por 140 años. Jauretche te lo explica con claridad: “La tilinguería racista no es de ahora y tiene la tradición histórica de todo el liberalismo. Su padre más conocido es Sarmiento, y ese racismo está contenido implícitamente en el pueril dilema de “civilización y barbarie”. Todo lo respetable es del Norte de Europa, y lo intolerable, español o americano, mayormente mestizo. De allí la imagen del mundo distribuido por la enseñanza y todos los medios de formación de la inteligencia que han manejado la superestructura cultural del país.”

“Recuerdo que cuando cayó Frondizi, uno de esos tilingos racistas me dijo, en medio de su euforia: -¡Por fin cayó el italiano!                                                                    

Se quedó un poco perplejo cuando yo le contesté: -¡Sí!, lo volteó Poggi.

Muchos estábamos enfrentados a Frondizi; pero es bueno que no nos confundan con estos otros que al margen de la realidad argentina, tan italiana en el presidente como en el general que lo volteó, sólo se guiaban por los esquemas de su tilinguería”

Al gran MESTRO ARGENTINO Arturo Jauretche… Simplemente gracias.


“HOY ME ENCUENTRO HACIENDO LAS COSAS QUE MÁS ME GUSTABAN CUANDO ERA CHICO”

8 junio 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Cultura

Fuente: https://librenota.wordpress.com/2016/06/03/hoy-me-encuentro-haciendo-las-cosas-que-mas-me-gustaban-cuando-era-chico/

Captura de pantalla 2017-06-08 a la(s) 11.58.24

Entrevista a: Jada Sirkin

Detrás de la sonrisa de pibe de ojos color canela, que resplandecen en la tarde gris de otoño, se agazapa un hombre devoto del “interesamiento” infinito por las cosas del mundo. Es el artilugio de un director de cine y de un escritor empoderado que disfruta el arte en todo momento. Parece un turista, lleva en su espalda una mochila negra muy abultada, viste exageradamente abrigado, sostiene en una mano un paraguas de color verde militar que le hace juego a su abrigo con capucha que cubre su cabeza. Tan solo se toma un café en un bar del barrio porteño de Belgrano, y con la mirada hacia la avenida Cabildo a través del cristal de la ventana que tiene enfrente, dice que afuera ve a una sociedad estructurada alrededor de ideas: una de esas ideas sería el éxito. Pero ¿Qué es el éxito? -se pregunta.

-Es una pregunta para meterle el dedo a la llaga a nuestra forma de pensar, advierte.

Con habituales tonos de humor recuerda haber sentido en el cuerpo el peso de las ideas que replican de la mente social, que tienen que ver con esa creencia de “cumplir” en esta vida para ser alguien exitoso.

Para Jada, la idea del “actor más poderoso” es aquel que es consciente de esa observación externa que hace que se pueda autodirigir, y que no se convierta en un “esclavo, instrumento u objeto del director”, sino que sea un creador.  

La extenuante mirada al cine industrial de la escuela donde estudió hizo que se desinteresara por esa pasión -“un rato”-, dedicándose más al teatro, la danza y la música, otras de las cosas que le causan placer, pero no más que escribir o dirigir.

Nació en Buenos Aires, y cada que tiene la oportunidad, viaja por el mundo. Sin embargo, su mejor recuerdo de la infancia lo remite siempre a la Plaza Juan José Paso de Colegiales, donde  jugaba cuando era chico. No le interesa la política partidaria y su mejor ejercicio con ella es el arte; lejos de enojarse por las cosas que lee sobre lo que hacen los políticos en el país, se entristece.

– Me gusta mucho hinchar las bolas con la reflexión y preguntarme cosas, y no llegar a respuestas finales- admite con convicción, del mismo modo que pondera a John Cassavetes, Roland Barthes y Raymond Carver como algunos de los personajes a quienes idolatra.

-Leí por ahí que hiciste dos películas.

-La primera se llama “Tenderline”, es un documental sobre un chico polaco que viajó a California contratado por una compañía de danza-teatro. Se llama Tomasz Foltyn. Estuvo ensayando por meses y, cuando por fin iban a estrenar, lo echaron. Entró en una especie de crisis personal porque se quedó sin casa, sin plata y sin trabajo… Pero pudo escribir mucho, incluso, gran parte del material usado en la película fueron cartas y diarios que él le escribió a su gente de Europa. La peli es una reconstrucción de ese momento de su vida. La terminamos en 2014, ahora la estamos proyectando para recaudar fondos y poder terminar mi segunda peli que se llama “Escenas de una fiesta rota”. Es mi primer largo de ficción que escribí y dirigí.

Captura de pantalla 2017-06-08 a la(s) 12.00.44

El cine para el actor

– ¿Ambas las escribiste vos?

-La primera la terminamos armando con Tomasz. Dirigimos y editamos juntos. Yo hice cámara, y él mismo es el protagonista. La segunda la escribí solo.

-Actuar, dirigir y escribir son tres facetas distintas ¿Con cuál disfrutas más?

-Está bueno el trío: dirigir, escribir y actuar. Disfruto el ejercicio de las tres cosas de manera diferente, no una más que otra. Lo que más me da placer es el hacer en sí. Es interesante la pregunta porque me lleva a preguntarme: ¿Qué mierda es disfrutar? O sea ¿qué significa?

¿Qué significa para vos?

-Juega unos segundos con sus dedos en la mesa y con la mirada a la calle a través del cristal, piensa brevemente y dice: no sé. Tal vez sea estar presente o tal vez no sea una cosa sino una no cosa. Algo de esa idea de la sensación de plenitud. Estar en el escenario actuando, en una clase o estar en mi casa sentado en la compu escribiendo. O puede ser en un colectivo que se me ocurra una idea y agarro el cuadernito y empiezo a escribir –no en el 127 que va por Triunvirato, que está todo empedrado y no se puede escribir. Si sos escritor no tenés que tomar el 127– bromea con una liviana sonrisa.

-En realidad nunca lo tomé.

-Ah, no lo tomes. Tienen muy buena onda, igual, los choferes. Hay uno de ellos que cada tanto me lo cruzo, que va haciendo chistes con los nombres de las paradas. Pero bueno, van por empedrados y no se puede escribir bien –jajaja-.

-¿Dónde fue rodada “Tenderline?

-La mayor parte en la ciudad de San Francisco, California, otras partes en los alrededores, en el campo, en la montaña californiana. Los dos estábamos ahí por otras cosas. Él había quedado ahí por esa experiencia y nos contactaron para grabar algunos ensayos. Con esa película participamos en algunos festivales en Filadelfia,  Polonia y en uno de cine chiquito en Nápoles. Acá, se pasó en un festival que se llama Lodo y en otro de Córdoba.

¿A qué se dedicaba Tomasz Foltyn?

-Es actor, bailarín y antropólogo. Es muy interesante su mirada de antropólogo y su performance. Ahora vive en Polonia.

-Contame más sobre tu última película.

-Es difícil de decir. Si tuviera que elegir un tema, no podría. “Escenas de una fiesta rota” es mi segunda peli que dirijo y en la que actúo, pero al final, las partes en las que yo actuaba las sacamos y quedaron afuera. El guión, de alguna manera fue mío, pero también fue muy en relación a lo que pasaba en el trabajo con los actores, por eso me gusta el cine para el actor.

-¿Cómo es el cine para el actor?

-En el sentido de que hacés películas para mostrar actuación, jugando con los actores y captando cuestiones de lo humano a través del acto.

-”Escenas de una fiesta rota” suena como a una fiesta trágica.

-Sí. Se ríe. “Una fiesta que se rompe”, agrega. Sucede algo chistoso, porque la escena de la fiesta no quedó en la edición final. Había una fiesta que salía mal en donde el personaje que la organizaba se frustraba por cosas que le pasaban y toda esa parte quedó afuera. Era la parte en la que yo actuaba como uno de los pibes de la fiesta.

-¿Por qué quedó afuera?

-Porque… filmamos de una manera muy a lo loco. La estructura de la peli era extraña. O sea, no tenía un esqueleto lineal, tampoco había un protagonista. Eso permitió que después en el montaje pudiéramos probar y cambiar mucho las cosas de lugar; organizar las escenas de manera muy diferente porque teníamos mucho material.

-¿Cómo surgió?

-Se cumplieron diez años de un corto que yo hice en 2002 para la escuela de cine donde estudié que me gustó mucho y que le tengo mucho cariño. Se llamaba No me hablés en ese tono”duraba 15 minutos, en blanco y negro, con un poco de estilo de cine mudo y un poco de estética “chaplinesca”-. Llamé a la actriz y al actor principal del corto en 2012 con la excusa de celebrar y hacer algo de nuevo. Se coparon. Después pasó que, él estaba de gira porque tenía una banda y ella estaba con mucho laburo -luego quedó embarazada-. Entonces, no nos pudimos juntar más. Me quedé con el arranque de hacer algo. Entonces, junté otro grupo de actores y actrices con los que me interesaba trabajar.

-¿Por qué le tenés tanto cariño?

– Por la experiencia y por lo que quedó como producto, por eso le tengo cariño. Se armó un grupo de trabajo muy lindo. Todos partimos de una idea de experimentación y de juego más que de la idea de contar una historia. Fue muy divertido. Sentí que tuve un espacio muy grande para probar cosas.

-¿Fue ”No me hables en ese tono” tu mejor trabajo como estudiante?

-No sé. Hay otro que hice hace años que se llama “Los rifles”, donde uno de los actores es el mismo de “fiesta rota”, pero es una experiencia muy diferente. Éste es muy tierno. El laburo con Marcelo Blanco y María Villar -que son los actores de ese corto- fue muy lindo. Hubo mucho espacio entre nosotros tres para jugar con la actuación; investigamos mucho y veíamos pelis para tomar cosas.

-¿Y el teatro?

– Ahora  estoy entrenando teatro de nuevo porque en la secundaria lo había dejado de lado. Luego, cuando terminé de estudiar cine volví a dedicarme al teatro a full. Hice obras e improvisaciones. Hace poco me encontré con un amigo de la primaria que éramos muy de payasear y disfrazarnos. De nene me disfrazaba en casa.

-¿Qué hacías cuando no actuabas?

– En el 2003 termine la escuela de cine, y me quedé agotado del mundo del cine, ahí me puse a actuar, cantar, mucho y bailar, por varios años. También empecé a practicar meditación, a interesarme por un montón de mundos sobre los que antes no me había interesado.

¿En qué sentido terminaste agotado?

-Estar tres años en la escuela -si bien, fue muy buena la experiencia en sentido de que conocí mucha gente linda y con muchas ganas de hacer cosas, armé grupos de trabajo y de amigos- fue medio una pelea todo el tiempo. Como que me bajaban una línea que a mí no me interesaba tanto. Por ahí algo de eso me cansó, y cuando terminé la escuela, dije: bueno ya está. Hoy me encuentro con que estoy haciendo las cosas que más me gustaba hacer cuando era chico: actuar, las pelis, y la escritura.

-¿Dónde estudiaste cine?

-En la Enerc, – Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica. La escuela del (INCAA)- responde rápidamente.

-También escribiste un libro.

– Sí. Lo terminé en noviembre. Es un libro de cuentos que me encanta. Se llamaTodos queremos. Recién apareció una posibilidad para editarlo y puede ser que pronto se publique.

-¿Sobre qué trata?

-Son relatos de ficción de situaciones muy cotidianas con personajes que son en algún sentido, realistas.

“Últimamente no estoy bailando tanto pero estoy cantando mucho”

-¿Cómo te definís?

-Ni a favor ni en contra –emite una carcajada breve-. No me puedo definir como nada en ningún sentido. Ni siquiera puedo definirme como artista porque no me interesan las etiquetas. O me interesan pasajeramente, como decir: bueno, voy a la entrevista con un periodista y digo que soy cineasta por un rato, pero después me como un helado y soy un tipo que se está comiendo un helado.

-¿Crees en Dios?

-Qué significa creer y que significa Dios ¿Si creo que es un tipo copado? –pregunta en un tono sarcástico.

-Si crees que él existe.

-Depende de lo que entendamos por Dios. Si pienso que Dios es el todo, sí, creo en el todo. En el Dios de barba que está sentado en una nube y decide por nosotros, no creo. No creo que sea un tipo, menos con artículo masculino. O sea, no puedo decirte si creo que él existe.

Sos ateo ¿entonces?

-No. Tampoco soy ateo. Soy un entusiasta.

-Sería estúpido pensar que pueda existir otra cosa que te guste más que el cine, las letras o la actuación.

-Me causa placer cantar, muchísimo. Bailar también. Últimamente no estoy bailando tanto pero estoy cantando mucho. Toco un poquito el piano y la guitarra más que nada para acompañarme, pero no es mi foco más importante.

-¿Cuál sería tu foco más importante?

-Ahora, son la escritura, el cine, el teatro. Pero si tuviera que elegir uno sería la escritura.

-¿Te marcas objetivos a largo o mediano plazo?

-A muy largo plazo, no tanto. Hoy me preguntaba si en algunos años seguiría viviendo en Buenos Aires y la verdad es que dudaba. En dos años crecí un montón desde que doy los talleres de escritura, y sé que eso tiene una proyección más a mediano que a largo plazo.

-¿Cuál es tu proyección con los talleres?

-Básicamente, que venga más gente -bromea. Pero vivo de los talleres económicamente, y me da mucho placer que algo de lo que pasa allí activa fibras de creatividad en las personas. Para mí, lo más importante de los talleres es el contagio de un interés por las cosas, no tanto el traspaso de un conocimiento o de una técnica.

-¿Te cuesta mucho no imponer tu estilo como escritor a tus alumnos?

-Un profe no tendría que imponer sus gustos a los alumnos, pero es inevitable. En todas las clases nombro a Raymond Carver, que es uno de mis cuentistas favoritos, pero no pretendo que ellos escriban como Carver, ni como yo. Para mí, el lugar de docente es más de cuestionador que de  felicitador. Si veo que alguien tiene un don y que lo desarrolla bien, le digo, andá para el otro lado, probá otra cosa. Intento pinchar ahí. Entonces, es medio un vaivén entre esas dos cosas. Una que más me interesa de los alumnos es romper sus estilos.

-¿Te importa la fama?

-¿Que significa ser famoso?

-¿Cómo la defines?

-Tengo la sensación de que hay una relación entre ser famoso y ser exitoso. ¿No sé si podría ser famoso? ¡Ah sí! –exclama. Podría ser un criminal famoso por ejemplo. Existe la posibilidad de que alguien se mande unos tiroteos por una búsqueda inconsciente del reconocimiento. Se puede ser famoso sin ser exitoso. La pregunta ahí es ¿Qué significa el éxito?

¿Y qué significa para vos?

Es una re pregunta para meterle ahí el dedo a la llaga a nuestra forma de pensar. Miro por esta ventana y veo una sociedad estructurada alrededor de ideas, y una de esas ideas es el éxito. De que hay que ser alguien, y si sos alguien, es en función de lo que haces, porque si no haces cosas importantes no sos exitoso o sos un don nadie; no le servís a la sociedad porque no estás devolviendo la vida que te dieron. Y es re cuestionable eso. Es pesado, a veces lo siento en el cuerpo.

Y de repente me pregunto si esas cosas nos vienen de estructuras mentales que replican de la mente social que, tienen que ver con la creencia de cumplir y ser alguien. Entonces, tengo que publicar siete libros, ganar el festival de Rotterdam y darle un beso a Julia Roberts para que mi papito me palmee la espalda y me diga: muy bien, te felicito, lo lograste.

-¿Te sentís exitoso?

-Es un día a día. Si me preguntas si soy feliz, te lo tengo que responder instante a instante.

-¿Y eres feliz?

-En este momento, sí, porque estoy charlando con vos y la estoy pasando re bien. Estoy entusiasmado y me siento muy vivo. Pero en media hora, quizás se me cruce un pensamiento que me haga sentir miserable y por un rato no soy feliz.

-Eso que decís que tu papá te palmee la espalda, te estimularía a seguir haciendo lo que haces porque significa que lo estás haciendo bien.

-Vuelve a mirar por la ventana, se queda unos segundos pensativo, respira profundo y con voz nostálgica confiesa: eso significa que algo de alguna manera está funcionando. Después podríamos ver de qué manera y cuán saludable es el viaje hacia esos objetivos. Tampoco digo que esté mal tener objetivos porque el reconocimiento de ellos puede ser muy sano en la medida que te abre puertas para otras cosas. Pero que no te reconozcan no significa nada. Vivimos para lograr cosas, pero mientras, la pasamos para el “orto”. Es como la idea cristiana de vivir una vida de sufrimiento para después ganarte el paraíso.

Captura de pantalla 2017-06-08 a la(s) 12.02.59

Captura de pantalla 2017-06-08 a la(s) 12.04.03

https://librenota.wordpress.com/


EL “MODUS OPERANDI” ES LO QUE IGUALA A CIERTOS EMPRESARIOS QUE LUEGO SON VENDIDOS COMO “EXITOSOS”

8 junio 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR,CELAC, EL EMILIO. Corrupción empresarial e inmunidad judicial.

rousellot y macri (1)

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

Hoy la sociedad catamarqueña está convulsionada por el vértigo que tomaron ciertos acontecimientos del pasado relacionados con la “obra pública”. Aparecieron operaciones que involucran al fiscal del Estado Provincial que decide “fallar” en contra del propio Estado beneficiando a una empresa incumplidora de sus deberes empresariales pero “eficiente cobradora de anticipos” en su momento. Me estoy refiriendo al resonante caso que tiene como protagonista la “llamativa decisión” del fiscal Bertorello favoreciendo al propietario de la deudora empresa NORUZI.

El señor Silvestre Zitelli –responsable de NORUZI- es también propietario del matutino EL ANCASTI, medio de comunicación que sin muchos reparos suele operar “políticamente” de manera extorsiva contra funcionarios y parlamentarios, dejando de lado su deber de informar. En términos periodísticos y con solo visitar sus páginas diariamente uno comprueba fácilmente que el matutino de marras y su propietario no se diferencian en nada de los medios que opera del CEO Magnetto a través de su aparataje –hoy hegemónicos- con CLARIN a la cabeza y en cuanto al MODUS OPERANDI.

Todos los escandalosos acontecimientos que pueblan el panorama político-judicial nacional desde que asumió la conducción del país la gestión PRO con el presidente de la Nación como el peor ejemplo empresarial, parece confluir hacia una categórica definición que utilizando dos palabras se puede sintetizar conductas de ciertos empresarios: soberbia e impunidad. En Nación sobran los ejemplos. Catamarca ¿no quiere ser la excepción?

Si no pocos funcionarios del gobierno nacional -y por qué no algunos provinciales- deshonran la política que decían “algunos”, venían a “trasparentar” y terminaron enturbiándola más aún , no pocos integrantes de la “nobleza de la toga” –nacional y provincial- vienen haciendo lo mismo desde hace varias décadas con una justicia que hoy por hoy no es confiable para ningún mortal de este mundo a quien ni siquiera lo salva la justicia divina porque siempre llega un poco tarde por moverse lentamente, al ritmo del tren de la historia que sin ninguna duda está tirado por una vieja locomotora a vapor.

Pero si de similitudes y pequeñas, pero no por eso menos significativas , diferencias se trata, el caso NORUZI resulta casi –sino fuera por el “casi” de un detalle- similar al caso SIDECO de Franco Macri quien había puesto a su ¿flamante? hijo ingeniero –Mauricio- al frente de la misma. Las obras en cuestión fueron similares –cloacas en Catamarca y cloacas en el partido de Morón, Pcia de Bs. As.- y los dos proyectos terminaron en escándalo público y con ribetes patéticos y tragicómicos tanto sea para SIDECO en el pasado como para NORUZI en este presente.

Veamos:

Año 1988, SIDECO (otro “sello” del Grupo SOCMA), empresa de Franco Macri acuerda con J.C. Rousselot – Intendente de Moron-, realizar una obra cloacal para el Municipio. Rousselot, quien había asumido como Intendente del partido en 1987, creyó ver en ese acuerdo el apoyo económico que lo catapultaría a la Gobernación de la Pcia de Bs. As., en ese momento en manos de Antonio Cafiero quien a su vez pretendía ser presidente del país. Rousselot, “operador de Menem”, visualizaba el triunfo del riojano en las presidenciales del “89” y fue el protagonista del primer “globo de ensayo” de las posteriores operaciones “privatizadoras” de Menem.

Lo cierto es que en aquel acuerdo, SIDECO comprometía una inversión de u$s 20 millones y pretendía un reembolso de u$s 140 millones. Pero eran los vecinos los que quedaban como garantes de las obras por 22 años. Es decir que podían ser ejecutados si entraban en “mora”. La obra iba a demandar unos 400 millones de u$s y con financiamiento iba a alcanzar los 1000 millones de u$s.

Lo cierto es que como el Macri de hoy, Rousselot quiso pasar por encima todas las leyes –en este caso hasta las ordenanzas municipales- que rigen las transacciones entre el sector público y el privado. Sesenta días después, el 1 de marzo de 1989, el contrato era rescindido. ¿Cuáles fueron los argumentos legales para bajar aquel contrato? A) Falta de aprobación del Concejo Deliberante. B) Costo de la obra y tarifas excesivamente altas. C) Inusitada celeridad en el proceso de contratación. D) Ausencia de concurso de ofertas (Mauricio Macri era el único oferente admitido) y E) El compromiso de cubrir con fondos municipales durante 22 años hasta el 20% de lo que pudieran adeudarle a la empresa los propietarios morosos. Lo que se dice un contrato LEONINO para los pobres necesitados de ese recurso esencial de saneamiento básico. Resultado final de aquel intento de estafa contra los ciudadanos del municipio de Morón: Destitución del Intendente, que término en Juicio y posteriormente encarcelado; Macri, el hoy presidente, sin sus “dinerillos” mal habidos pero con la “suerte” de todo empresario, limpio de culpa y cargo. “SI PASABA, PASABA”.

¿Cuál será la suerte final de aquel affaire catamarqueño titulado “La obra del siglo” que tenía a NORUZI como ejecutor, con punto de arranque en el gobierno de Ramón Saadi, y final escandaloso tras el exhaustivo análisis de la ex fiscal de Estado Soledad Pais, informe que le sirvió al entonces gobernador Arnoldo Castillo para decretar la nulidad del contrato y a la Corte Suprena expedirse fallando contra Noruzi con los ministro José Cáceres y Amelia Sesto de Leiva, rubricándolo en aquella oportunidad?

No se trata de un “vuelto” ni de una “propina” que se podría dejar en una mesa de bar céntrico. Quizá para el empresario sí lo sea. Se trata de una estafa contra el Estado Provincial que SOMOS TODOS por cobro adelantados de obras no realizadas que hasta el día de hoy   -complicidad judicial mediante-, la empresa convocadora de acreedores NORUZI viene “bicicleteando”.

El paralelo es inevitable pero con una a favor de SIDECO. Contrariamente a lo actuado por la empresa NORUZI del Sr. Zitelli, la empresa del grupo Macri con el Ing. hoy presidente del país, vio frustrada en aquella oportunidad cualquier cobro por adelantado gracias a la inmediata y responsable intervención del Concejo Deliberante de Morón. La pregunta cae de maduro; tanto el parlamento catamarqueño como el propio ejecutivo ¿Estarán a la altura de las circunstancias y evitarán esta estafa contra el Estado Provincial?