CUANDO LA IMPUNIDAD EMPRESARIAL DE LOS GRANDES GRUPOS ECONÓMICOS NACIONALES SE PROPAGA COMO HIERBA MALA POR TODO EL PAÍS.

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción.

El caso del empresario Zitelli-NORUZI (propietario también del matutino de mayor tirada provincial que opera políticamente de manera muy similar a Clarín) no deja de seguir entregando sorpresas en la Pcia. de Catamarca.

El escandaloso caso de “las cloacas del siglo” ya fue explicado oportunamente por nuestro director en el otro matutino local y en una nota a la cual se puede acceder a través de: http://www.elesquiu.com/correoyopinion/2017/6/8/proposito-noruzi-empresarios-exitosos-250623.html

Sobre las últimas novedades de este resonante caso, y cómo esto salpica al conjunto de la clase política provincial, tanto sea del oficialismo como de la oposición en el ámbito del ejecutivo, el parlamentario pero fundamentalmente en el orden judicial da cuenta esta nota que reproducimos en su totalidad publicada ayer sábado 17 de junio como nota editorial y que aparece en la sección sabatina del diario titulada: “Desde la Bancada Periodística” del ELESQUIÚ:COM

DESDE LA BANCADA PERIODÍSTICA

“Que la política viva bajo la extorsión es peligroso para todos.”

La exhumación de la “obra cloacas del siglo” desnudó los comportamientos más espurios de la clase política de Catamarca y la dejó asociada a la corrupción cuando, paradójicamente, no tiene nada que ver con la estafa que perpetró una sola persona -Silvestre Zitelli, dueño absoluto de Noruzi y todas las empresas que la circundan-, la que hasta ahora pudo escapar de la Justicia gracias al medio de prensa -El Ancasti- en que se sostiene. 

El escándalo lo movilizó El Esquiú.com, desde el 29 de mayo hasta nuestros días. Pero, honestamente, jamás pensamos que podía paralizar a los representantes del pueblo frente al nuevo puente -el abogado Bertorello- que construyó el grupo que dice ser el de mayor influencia en la opinión pública.  

Cuando los legisladores tuvieron al frente a este curiosísimo fiscal del Estado, oficialistas y opositores, se prestaron a una parodia asquerosa para no preguntarle nada y dejarlo ir como “niño que ha hecho bien los deberes”.

Captura de pantalla 2017-06-18 a la(s) 14.07.47

Apenas un par de diputadas -Marita Colombo y Buenader de Walther- hicieron conocer su estupor por tratar de condonar una deuda que tiene fallo firme y consentido. Más o menos como que a un homicida lo condenen a 20 años y eluda ser encarcelado. Eso hizo Noruzi. Lo condenaron a pagar y no paga.

Sin embargo, en las dos cámaras hay personas que conocen a la perfección lo que fue la estafa y, por el motivo que genera esta nota, prefirieron escaparse por la tangente. Un verdadero homenaje de sumisión al medio de prensa que hace algo de periodismo, pero en los hechos funciona como un partido político y cancerbero implacable contra toda aquella persona que no sea de su agrado.

Un secreto bien guardado 

La presentación del fiscal de Estado data del 15 de marzo de 2017, pero vino siendo “negociada” con la empresa en los últimos dos años. Una jugada donde están en juego más de 100 millones de pesos no se hace de la noche a la mañana. 

En todo ese tiempo, nunca, una medida de esta naturaleza se convirtió en información pública, una situación que El Ancasti reclama a menudo para sus “investigaciones” de descrédito. 

En Casa de Gobierno, y especialmente en fiscalía de Estado, nadie se dignó en informar y, por lo que sabemos, altos funcionarios trataron de taparla, o se hacían los desentendidos, por las consecuencias nefastas que podría traer aparejadas. 

En filas de la oposición, donde también contaban con datos extraoficiales, guardaron prudente silencio porque el pasado, invariablemente, los involucra. Por ello, Marita Colombo, que sabe bastante de la estafa, no se quedó callada y prefirió expresar su parecer. Callarlo la hacía cómplice del pasado castillista y radical. 

Con las ventanillas de la información herméticamente cerradas, ¿cómo pudo hacer El Esquiú.com para mostrar la crudeza de la maniobra?  

Recibió la preocupación de algunos damnificados de la quiebra de Noruzi, especialmente los abogados que actuaron y actúan en el caso, que expresaron su impotencia por no poder denunciar el hecho en ningún medio de comunicación masiva. Acudir a El Ancasti, por esta cuestión, era como reclamarle a Hitler que confesara y reconociera sus pecados.

La Unión no existía y mientras existió, vía Casino, fue una filial de El Ancasti. En algún medio electrónico, hasta este mes, poco entendían cómo fue la estafa y qué trayecto judicial tuvo. Ahora sí lo saben. 

Conclusión. Nadie se le animaba a este tema. El Esquiú.com, fiel a su inconmovible postura de “censura cero”, pidió estudiar la presentación de Bertorello, porque de la obra de cloacas la conoce mejor que nadie, salvo los autores de la maniobra. 

Los abogados nos acercaron una fotocopia del escrito de Bertorello y quisimos preguntarle a éste si estaba respaldado por su firma. No solamente nos desairó, sino que nos trató de “diario amarillista”. Un orgullo el calificativo viniendo de un funcionario como el Fiscal. 

Así fuimos hasta la médula del conflicto. El escrito solicita a la Justicia que se quite la autorización como síndico de la quiebra al contador Pedro Vega -la jueza subrogante Cecilia Delgado ya lo estudia y emitiría fallo en los próximos 60 días-, la cual fue concedida en 2011 por Simón Hernández, en acuerdo con la Constitución y con la jurisprudencia que tiene la Corte de Catamarca en relación a las atribuciones del fiscal de Estado. Como dice Buenader de Walther, el mismo organismo que pide la extensión de responsabilidad ahora pide la nulidad. 

Con estas explicaciones, damos cuenta de varias cosas. No nos anima ningún móvil político y sí que se haga Justicia. Presentamos, junto con el llamado a concurso de Capdevila SA, la prueba evidente de que la mayor corrupción tiene que ver con los empresarios.

Y, lo más importante, pusimos contra la pared, desde nuestra humilde opinión, a toda la clase política sometida por un diario que hizo de la extorsión y del apriete su modus vivendi.

Representantes de las principales facciones -salvo el caso de Luis Barrionuevo- tienen que pedir permiso sobre sus movimientos, los organismos de contralor deben someterse y algún sector de la Justicia también tiene su dependencia psicológica con Sarmiento 518.

Rehenes y denunciadores de pacotilla 

Cuando los portales de noticias titularon que la falsa interpelación terminó rápidamente porque, tras un puñetazo de Bertorello contra la mesa, los legisladores dejaron a la comisión de Asuntos Constitucionales sin quórum, honestamente nadie lo creyó. ¿Cómo es que un golpe en una mesa va a amedrentar a los representantes del pueblo cuando se está tratando un caso de corrupción que está recontraprobado y que tiene fallo del máximo estamento judicial? 

Captura de pantalla 2017-06-18 a la(s) 14.59.11

Los rehenes del diario El Ancasti, algunos de ellos cómodamente acomodados en el gobierno, o los denunciadores seriales de la oposición que trabajan en sintonía con la prensa, terminaron de completar una grotesca obra de teatro. Allá ellos, como los que no quisieron aprobar la reforma de la Constitución en 2016. Todos quedan marcados para el resto de sus actividades políticas. 

Lo más gracioso de estas cosas de “pago chico” es que le otorgan a un diario, como lo podrían hacer con cualquier otro medio, una importancia que en el siglo XXI es muy relativa y nunca decisiva para las cuestiones electorales. Mucho más si el político no tiene cuentas pendientes con nadie, lo que nos hace suponer que los encubridores de Bertorello sí las tienen. Al que le quepa el sayo…. 

A propósito de la esta relación enfermiza de los medios de prensa y la política, con motivo de la muerte de la señora Ernestina Herrera de Noble, rescatamos una frase de la nota que escribiera el miércoles pasado el periodista de Página 12, Washington Uranga.

 Dice lo siguiente: “Bajo la conducción de Ernestina, el diario Clarín dejó de ser apenas un medio de prensa para convertirse en un conglomerado multimedial -entre los más importantes del mundo- y desde ese lugar actuó de manera permanente como un grupo de presión que usó los más diferentes arbitrios para acrecentar su poder económico y aprovechar su capacidad de lobby con la finalidad de condicionar personas, organizaciones políticas, al Poder Judicial y hasta gobiernos”.

Cualquier parecido con Catamarca no es casualidad.

El Esquiú.com

Fuente: HTTP://WWW.ELESQUIU.COM/EDITORIAL/2017/6/17/POLITICA-VIVA-BAJO-EXTORSION-PELIGROSO-PARA-TODOS-251584.HTML

Captura de pantalla 2017-06-18 a la(s) 15.42.21

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: