POSIBLES «LOGROS» DE 8 AÑOS DE GOBIERNO “PRO-CAMBIEMOS-MACRISTA”

10 julio 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción.

PEDRO-DEL-ARRABAL-3

Por Pedro del Arrabal

Tratando de distenderme un poco en un raro fin de semana, como todos los que vengo sobreviviendo desde hace un año y medio, tomé un libro de mi biblioteca de autores humorísticos (entre los cuales se destacan Fontanarrosa, Pinti, Marx -¡Groucho… no Carloncho!!!-) etc, etc. y tomando el de Pinti titulado “Del Cabildo al Shopping”, me encuentro en uno de sus capítulos con esta acertada visión que traspolada nos daría una no tan imposible e imaginable argentina 2024 macrista. Digo esto en razón de que este delincuente que tenemos de presidente vive solicitando más tiempo (primero eran 8 y por la inflación que el mismo decías venía a combatir y  termina exacerbandola con cada una de sus medidas; ahora y como buen ignorante de la política pero experto en negocio turbios, está solicitando a sus “tilingos votantes” 20 años para ver si cumple) para concluir con ese cambio de cultura en nuestra sociedad que él trae de la mano (gesto  que ni la hija lo quiere tener por más que Mamá Juliana la obligue a agarrarse de la mano y querer al Papá; es nena pero no boluda –por ahora- hasta que la manden al futuro Cardenal Newman mixto que su padre presidente decretará por necesidad y urgencia), y rescaté esta imaginaria semblanza pintada como sueño por el actor y monologuista Pinti que me pareció muy oportuna por la visión de anticipo que tiene; lógicamente visión de un porteño ya que la argentina pareciera que para ellos, eternamente terminará en la Gral Paz.  Salvo ese no pequeño detalle de un artista  que hace espectáculos para porteños y que luego los transforma en libros, lo comparto:

2024

PINTI

“Buenos Aires  ha cambiado mucho. Es una ciudad con un alto nivel de contaminación, embotellamientos de taxis aéreos, asaltos permanentes de bandas de criminales divididas en: marginales sin trabajo, ex policías despedidos por horrendos crímenes, profesionales del choreo organizados (formados como los «Christian Brothers»  del Cardenal Newman pero para otros fines mucho menos cristianos agregaría yo) llamados también «caballeros de guante blanco», carteristas,  arrebatadores y drogadependientes unidos del Cono Sur.

Como verán, los CAMBIOS han sido considerables.

El Riachuelo ha sido convertido en «monumento nacional a las promesas incumplidas»  y artistas plásticos de renombre lo colorean semana a semana dándole una fisonomía diferente y seductora, eso sí, sigue oliendo a bosta de burro; lógico, tradiciones son  tradiciones.

Las autopistas se han centuplicado y son ahora una extensa red vial que no conduce a ningún lado. Con estaciones de peaje aéreas, terrestres, subacuáticas y subterráneas que cobran con débito automático a cuanto desventurado usuario pase.

El Congreso, la Casa Rosada  y el Cabildo son shopping donde todos pasean, pocos compran y muchos presumen.

Se ha dejado de enseñar historia porque se ha comprobado que nadie aprende del pasado y, por otra parte, los próceres argentinos han presionado mucho desde sus tumbas aduciendo que quieren dormir en paz y no revolverse en sus ataúdes  cada vez que chantas, ladrones, genocidas y putarracas los nombran y pronuncian sus frases sacándolas de contexto y usufructuándolas para su conveniencia. Prefieren entonces el eterno olvido a la tergiversación perpetua.

Ya no se habla. ¿Pa’ qué? Tenemos un sistema de señales tipo sordomudo para graficar preguntas sobre los únicos más o menos interesantes: «¿Cuánta guita tenes?». «¿Cuánto vales?», «¿Queres tener sexo conmigo?», «No tengo ganas de hablar» y «Olvidemos el pasado».

Lo único que se lee es el movimiento bursátil. Todos comemos preparados vitamínicos sin gusto a nada, con nutrientes balanceados y sin necesidad de reunirse alrededor de una mesa familiar.

La familias son por nivel social, dinero y posesiones y no por lazos sanguíneos. No importa de quien sos hijos sino lo que tenes por las buenas o por las malas; y así se organizan los clanes de gente que se divide en: ricos desde siempre, ricos por estafas y robos permitidos, ricos por malas artes, nuevos ricos, aspirantes a nuevos ricos, gente de baja estofa útil para trabajos sucios, nuevos pobres, pobres desde siempre y, en las últimas escalas sociales, casi marginado, están los decentes, los idealistas y los poetas. Ya no hay más jubilados, al llegar a cierta edad los viejos se tiran desde la terraza del viejo Sheraton, convertido en albergue de niños pobres.

La educación se hace por medio de robots inteligentes que les enseñan a los niños a obedecer y a adecuarse a las pautas del «mundo-contemporáneo-post-mortem-de la humanidad», habiéndose eliminado aquellos deteriorados edificios llamados escuelas-colegios-universidades que tantos problemas y perturbaciones sociales aportaron a la historia del siglo XX. La enseñanza es por medio de computadoras, mails, pendrais, y sistemas digitales que graban subliminalmente los conceptos básicos de convivencias en las tiernas mentes de los educando.

No hay más Himno Nacional, ha sido reemplazado por la «marcha dolarizada» con letra de Margaret Thatcher y música de Pat Boone, y los símbolos patrios siguen siendo los mismos; total por lo que se usan…

Se han borrado del diccionario vocablos inútiles y vacíos de contenido prático como «ética, lealtad, fidelidad, ideología, coherencia y sensatez.”

Para pensarlo ¿No? Todavía estamos a tiempo.

Pocho-1

Anuncios