“NO TE JUNTES CON LA CHUSMA”, (o el síndrome de “Doña Florinda”)

31 octubre 2017

Pocho-1

Por Pedro del Arrabal

La criteriosa, observadora y más que simpática  nota titulada “El síndrome de Doña Florinda” publicada en: http://elmagma.blogspot.com.ar/2017/10/el-sindrome-dona-florinda.html  no hizo otra cosa que recordarme conductas, gestos, actitudes y valoraciones vistas y escuchadas por mí en no pocos argentinitos, muy similares a las que solía tener Doña Florinda para con sus pares de “vecindad” en aquella recordada serie mexicana “El Chavo del 8”.

Como docente presencié  y oí  en boca de muchos niños y adolescentes provenientes de  familias de barrios humildes y villas porteñas que mandaban  su hijos a escuelas públicas, propinar lo que serían los  mayores insultos de un pibe/a hacia otro de su mismo barrio, villa, clase y condición social: “negro”, “cabeza” o “chango” (para señalar la inferioridad del provinciano), “negro villero”, “paragua”, “bolita”, etc, etc. Las cuestiones centrales para estas víctimas –insultadoras e insultadas- radicaban –y por lo visto lo sigue estando- en no parecerse ni en color de piel, ojos, tipo de cabello y sus tonos “oscuros” ni en nada que se parezca a algo originario de América. Para eso recurrían a la tintura para teñir el pelo, vestirse como el “cheto” y hasta usar lentes de contacto de color si eso ayudaba. La colonización y el modelo cultural del “blanco y rubio” actuaban de manera despiadada.

Una señora llamada  Rosa María Juana Martínez Suárez, dice por la TV: “soy rubia por fuera y rubia por dentro”. Evidentemente la Sra. supone que la belleza externa es = a la belleza interna independientemente de toda ética y moral; y en eso se parece mucho a Doña Florinda. La Martínez Suarez,  nacida en Villa Cañas (Pcia de Santa Fe –pueblo ubicado por esas raras  casualidades en la punta de la “bota” santafesina-) proviene de una familia de clase media sin tener ella y su familia nada que las diferencie de cualquier clase media de pueblo. Ahora, a la vejez viruela saca a relucir esa “doña Florinda” que evidentemente siempre la acompañó y con la cual pretende diferenciarse del resto de sus connacionales. Ignorando su origen “cabeza”  y como buena resentida adopta el color que ella  asocia con  “lo bello” y por ende “lo bueno”, que no es casualmente el color preponderante en nuestro pueblo; pueblo que en su faceta más pura es ciertamente muy noble y poseedor de una original y singular belleza. Sin ninguna duda para la Martínez Suarez muchos argentinos son como el “chavo” que viene a ser la chusma para esta “rubia fuera y por dentro”. Cada vez que puede, desde la mesa de sus almuerzos, sale en ocasiones y sin sutileza alguna algo muy parecido a  “no te juntes con la chusma” (zurdos, peronistas, negros, choripaneros, etc, etc).

Pero si miramos la historia de nuestro país en general en cuanto al bosque genealógico de sus habitantes, y para desgracia de esta señora, a Sarmiento le salió el tiro por la culata en cuanto a esa intensión “civilizadora” que él sacaba a relucir en cuanta oportunidad y escrito se le presentaba. Lamentablemente para él  de esa Europa que el sanjuanino quería atraer para poblar de gente “culta” nuestras tierras, no migro casualmente lo “mejorcito” de la Belle Epoque del viejo continente sino los desclasados y marginados por aquella Revolución Industrial; o sea llegaron a estas tierras  los  “sobrantes” de aquellas sociedades. Y de esa gente provenimos la mayoría. Vaya uno a saber si esta pobre mujer no desciende de uno de esos hambrientos que bajaron de los barcos tratando de encontrar consuelo y dignidad en estas tierras. Su verdadero apellido y hasta el apellido elegido para su seudónimo suenan más a español que a francés, aunque en honor a la verdad  existe algún francés apellidado Legrand que hasta tiene escudo heráldico y todo, pero que dudo se sintiría cómodo con tener una pariente por estos lares tan mediocre como la “Chiqui”.

Lo cierto es que lo “claro (rubio)” en nuestra sociedad tiene más aceptación que el resto “oscuro” (entradito en el negro o cuasi amarronado)  asociado a lo malo y peligroso (en eso se quieren parecer a los yanquis esclavistas).

Pero la Señora de marras  no deja de ser una típica medio pelo Jauretchana y sus televidentes y seguidoras simples aspirantes a esa categoría social en algunos casos, e ignorantes clase media educados mediáticamente el resto.

Captura de pantalla 2017-10-31 a la(s) 20.47.00

Recordemos qué es el “medio pelo”.

Al medio pelo se lo identifica en personas que intentan aparentar más de lo que son. Pero Jauretche, creador del neologismo, logra además  demostrar cómo  con el manejo de los resortes culturales, los de las clases privilegiadas  imponen sus pautas al resto de la sociedad teniendo clara conciencia que existen sectores influenciables donde no pocos aspiran a cambiar  de situación social” para diferenciarse del resto; y si no pueden, aspiran por lo menos y aunque más no sea a “codearse” con los de arriba, que es lo que ellos creen que los hace “diferente”. Están convencidos que actitudes de este tipo los sacará de la mediocridad. Equivocación;  esta está intrínsecamente asociada a un desvalor dentro de las conductas humanas. En general, esa pretendida escalada social casi siempre resulta   imposible de concretar por cuestiones económicas por un lado pero fundamentalmente por la volatilidad y mutación de las pautas que hacen sus “establecedores” y controladores casualmente de esos valores culturales, única modo de garantizar preservación de clase, pertenencia, seguridad e inaccesibilidad. Jauretche va un poco más allá en esta cuestión y atenúa ciertas imbecilidades porque nunca sus identificaciones llevaban intensión peyorativa; por el contrario las señalaba como un error, un fenómeno sociológico a corregir. En esto último podemos incluir esa diferencia que hacía don Arturo del “Medio Pelo” respecto al  “Guarango” (el burro con guita) porque según él al segundo le faltaba garlopa (pulido).

Más por errores propios del kirchnerismo en cuanto a sus políticas educativas, culturales y comunicacionales que por acierto de los burros picaros que hoy nos gobiernan, el país se volvió a empañar con otra grasa; una grasa mucho más mediocre y berreta que aquella grasa militante que supuestamente venían a limpiar. El país se volvió a repoblar con “doñas Florindas” que gustosas lucen ese “amarillo (rubio) por fuera intentando con soberbia tapar ese alto grado  de  ignorancia  y vacío intelectual que se niega a abandonarlos, que a pesar de todo esfuerzo les “chorrea” por cada poro mostrando su pobre y mediocre razón de ser.

En mi caso particular el analfabetismo político,  la ignorancia y la mediocridad argumental en esa materia me pone “los huevos al plato”; por suerte “me sale indio bárbaro que a Dios gracia llevo adentro” y escribo lo que siento para no quedarme con entripaos.     

Aquí la nota en cuestión:

“Doña Florinda, una señora que representa a la soberbia, la falsa conciencia de la que hablaba Hegel, el pensamiento de los individuos no es consecuente con sus condiciones materiales de existencia.

A pesar de vivir en la humilde vecindad, niega a sus vecinos, se jacta de poseer una condición económica irreal, educa a su hijo exagerando las mínimas diferencias para estimularlo. Sin embargo comparte las condiciones de vida con Don Ramon y El Chavo.

Leemos: “Luego de la viralización de un video en el que el ex presidente ecuatoriano, Rafael Correa apela al “Síndrome de Doña Florinda”, para referirse a los sectores medios de la sociedad, el autor del ensayo en el que aparece ese concepto, Rafael Ton, dialogó con Radio La Plata y analizó la sociedad argentina desde esa perspectiva.

Sobre la metáfora que utilizó hace 4 años para explicar algunos comportamientos, Ton consideró que “El Chavo del 8” es “una pincelada terrible en cuanto a la sociedad y este sector de la clase media (doña Florinda), que es así”.

Para el autor “en Argentina la tenemos como la señora que puede pagar los impuestos, en el Chavo es la que puede pagar la renta y además hace un ejercicio del menosprecio del entorno y de todos los trabajos de Don Ramón, que según ella es de otro sector de la realidad, muy alejado, aunque viven en el mismo lugar”.

“Ella cree que es superior” y advirtió que “hay una cuestión que lamentablemente es obvia, que es que ella esta esperando que ni el Chavo, ni la Chilindirna, ni Don Ramón avancen o progresen”. Porque frente al progreso de los otros a los que considera inferiores “ella se vería desnuda en si misma en el sentido de notar que no es superior. Y en Argentina seria cuando empiezan a tratar a todos de vagos y choriplaneros porque no les gusta eso”, dijo en relación al acceso de los sectores populares a bienes y servicios otrora reservados a sectores acomodados.

También dejó en claro que hay “Florindas y Florindos” que se encuentran “totalmente negados a la realidad y que esperan que los medios hegemónicos digan algo para poder argumentar en contra de esa realidad” y por eso “no importa si tienen que pagar las cosas mas caras” si gracias a eso ya “no tienen que escuchar a la yegua en cadena nacional”.

Lo que le faltó a don Rafael Ton es el personaje central con el que doña Florinda quiere congraciarse: El Sr. Barriga (dueño de la vecindad); que en nuestro caso y para todos las “Florindas” (no pocas de ellas docentes) y Florindos estaría representados por el gobierno del Sr. Macri (empresario vago pero exitoso, que hoy maneja el país como si fuera de su propiedad).

Libre de virus. www.avast.com

CUANDO LAS LECCIONES CULTURALES RESULTAN INUTILES.

26 octubre 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción, historia nacional.

festejo PRO“Uno busca lleno de esperanzas
el camino que los sueños
prometieron a sus ansias…
Sabe que la lucha es cruel
y es mucha pero lucha y se desangra
por la fe que lo empecina.
Uno va arrastrándose entre espinas
y en su afán de dar su amor
sufre y se destroza hasta entender…”

Enrique Santos Discepolo 

Por El Fierro de Martín.

Aunque cueste creer, la cultura también tiene formas perversas de manifestarse; y lo hace en su afán por brindar sádicas y repetidas lecciones con el solo fin de ayudar a que ciertos humanos no sigan tropezando con la misma piedra; pero… por lo visto la tarea –en el caso de nuestro país- está resultando infructuosa.

Esa aparente –porque no fue tal- inundación “amarilla” de votos que asoló al país el 22 de octubre fue apenas un pequeño desborde de río magnificado por los actuales socios del macrismo en el poder: los medio hegemónicos.

No por eso es menos cierto que una parte importante de nuestra sociedad fue la que permitió a los gestores de la “Argentina Mitómana del CAMBIO” alzarse con las elecciones parlamentarias intermedias el domingo pasado. Este detalle para nada menor, solo puede pasar desapercibido en términos históricos-culturales a necios, estúpidos, o como dice mi compañero Pedro, a descerebrados por consumo de basura mediática.

Lo cierto es que el resultado y la situación vivida en las elecciones de marras tiene más de un antecedente.

El culto por el individualismo, la meritocracia, el negocio fácil, la práctica de la corrupción diaria en no pocos argentinos comunes pero atenuada con facilidad por ser una acción deleznable pero hipócritamente transferible y señalable en otros, la desconfianza entre semejantes, el racismo exacerbado y el desprecio por cualquier valor social, si bien nació con la patria misma allá por 1810, se hizo tan brutal como en las guerras civiles de la 2da mitad del siglo XIX contra el interior indomable de la patria, a partir del 24 de marzo de 1976.

Como claramente lo viene señalando nuestro director -V.L.M.- en reiterados escritos, no fueron pocas las repeticiones de similares hechos políticos traumático que pudieron servir de lecciones para evitar posteriores sobresaltos en materia de calidad de vida para no pocos argentinos. Pero… el estúpido y miserable egoísmo individual sembrado por 150 años, y que como desvalor colabora desinteresadamente alimentando la vanidad y el orgullo por ser un ferviente cultivador de diferencias sociales, parece que triunfó nuevamente en nuestro país.

Veamos:

El intento de cambio cultural protagonizado por el alfonsinismo en la recuperada democracia, intentona llevada adelante con manuales socialdemócratas y que se inicio en diciembre del “83”, solo alcanzó para un frustrado conato llamado “tercer movimiento histórico”. Rápidamente el mismo poder económico que había instalado a la dictadura militar para que le limpiara el país de “subversivos” –la clase trabajadora insurrecta y militantes sociales- mientras ellos hacían sus “limpios negocios” de guante blanco con bancos y organismos multilaterales engrosando no solo sus bolsillos sino la monstruosa deuda externas que terminamos pagando todos –menos ellos que la estatizaron-, comenzó a limarle el poder político a Alfonsín con sus características “operaciones inflacionarias”.

SAQUEOS 0A fuerza de ser sincero, hay que ser muy estúpido para creer que la inflación es producto solamente de malas políticas económicas de un gobierno y no de decisiones políticas de energúmenos y codiciosos intereses económicos formadores de precios afectados por ciertas políticas sociales de las que no pueden sacar ventajas.

 

SAQUEOS 1

Así la historia se llegó a los recordados saqueos de 1989 con cabeza de operaciones en aquel Duhaldismos menemista que ocasionó el adelantamiento de la entrega del poder al gallináceo y mentiroso ponedor del huevo de la serpiente macrista: Carlos Menem.

 

ROIG2) Con las mismas y mentirosas promesas que los anteriores dictadores, el Menemismo, al día siguiente de asumir, se sacó la careta de “peronista-populista” colocando un gerente de la Bunge & Borg en el ministerio de economía   y comenzó a mostrar su verdadero rostro de tilingo sirviente del neoliberalismo.

 

RAPANELLINo pocos “improvisados” peronistas –de esos que se parecen muchos a los que hasta ayercito nomas se acercaron “oportunamente”, tipo Alberto Fernandez, Massa, Ransazzo, Urtubei, Anal Medina (como dice el “gallego” –compañerazo-), Picheto, Scheratti de hoy- sostienen cuales eruditos en economía: “pero Menem controló y estabilizo la economía dolarizándola”.

CAVALLO UN PESO UN DOLAR

Muy sueltos de cuerpo dejan de lado las nefastas privatizaciones de empresas estatales que esos privados con sus negocios las desmantelaron, cierres de fábricas y ramales ferroviarios ingentes masas humanas hambrientas y de la mano de Cavallo la duplicación de la ya monstruosa deuda externa hasta llevarla a la estatal hasta los120 mil millones de u$s a la que sumándole la privada llegaba a los 180 mil millones de la misma moneda. Macri en menos de un años volvió a endeudar al país en casi la mitad de ese monto.

Pero el detalle que quiere señalar este escrito es otro. En el “95” Menem fue reelecto por abrumadora mayoría y por esa misma clase media que disfrutaba de aquella mentira llamada “1$=1u$s”.

AHORRISTAS 13) Fue la mal recordada y lamentable “Alianza progresista UCR-Prepaso” la que le sucedió en el poder. Pero por poco tiempo. La fuerte escalada del endulzado e insaciable poder económico doblegó al gobierno “aliancista” en pocos meses quedándose esta vez “CON TODO” (incluidos los ahorros en dólares de aquellos votantes del “95”).

 

CACEROLAS 1Un desgraciado colofón de sangre, muerte y vaciamiento del país hasta dejarlo en default fue el del 2001 como resultado final. El mismo poder económico se cagó en aquel recordado cantito entonados entre otros, por imbéciles y actuales “Yo soy Nisman pero no Maldonado” que con martillos y palos golpeaban las vallas protectoras de edificios bancarios buscando ridículamente que les devuelvan los dólares (los mismos imbéciles que caceroleaban contra Cristina por el mismo tema): “Piquetes (de hambrientos) y cacerolas(de tilingos clase media) la lucha es una sola”, gritaban en la calles de aquella vez “maldita Bs. As.”.

CACEROLAS 2

4) 2003, el poder económico se replegó estratégicamente pero se mantuvo agazapado a la espera del momento próximo para el nuevo asalto (2015). Mientras tanto siguieron haciendo con total desvergüenza e impunidad negocios con el Estado en el gobierno Kirchnerista. No hay que olvidar que con Néstor Kirchner y con Julio Bárbaro a cargo del COMFER se cerró el acuerdo con Clarín que permitió la adquisición de Multicanal.

Ahora bien, sería de una torpeza política total no reconocer que ese mismo poder económico que comenzó a mostrar sus uñas en el conflicto con el campo allá por el 2008, fue el que le permitió a Cristina ganar con el 54 % en el 2011 gracias a los votos de la misma y tilinga clase media. Hasta en la C.A.B.A,, la candidata del FpV le ganó a Macri sacando casi el 60% de los votos.   Por entonces los negocios venían viento en popa (o viento de cola) y la clase medía vivía viajando al extranjero y poco le importaba cómo le iba al país y a los “negros” que por suerte no les gusta viajar por las playas y shoping del mundo “civilizado”.

PATRON COSTAPero los “negros” comenzaron a levantar cabeza y a pretender vivir en ese mundo de engaño que les había metido en la cabeza el lado peronista de ese nefasto kirchnerismo conducido por una “yegua”. Y para esos tilingos de clase media, ahí “se pudrió todo”; las ansias por parecerse a los de arriba sacó de ellos esa latente beta racista que nunca dejó de acompañarlos por ser un producto cultural prefabricado por la colonización mental.

CONCLUSIÓN SIMPLE Y SENCILLA:

Cuando la batalla cultural la viene ganando el neoliberalismo gracias al fuerte apoyo “educativo” de los medios hegemónicos (que ahora, y para peor gracias a Macri, se concentraron económicamente pero que anteriormente y en lo discursivo siempre fueron hegemónicos por estar al servicio del poder económico. Hoy ya forman parte de él y hasta intentan discutirle políticas de poder en igualdad de condiciones), ¿Porque el resultado electoral del domingo 22 de octubre del 2017 pasado debe asombrar?

Lo grave –como venimos sosteniendo en EL EMILIO desde hace 10 años- es que este detalle, para nada “invisible”, haya pasado desapercibido para los gobiernos Nacionales y Populares de Néstor y Cristina. Más aún, en su 2do periodo de gobierno, Cristina   terminó siendo seducida por masturbaciones ideológicas de “progresistas antiperonistas” recién llegados que venían a darle “contenido” al kirchnerismo para que fuera la “instancia superadora del Peronismo (¿el 4to movimiento histórico?)” al que tanto detestan. ¿La traicionó el ego a la compañera para que dejara de lado los criterios peronistas de conducción política confiando en los principios de la escuela de “Frankfurt”? El tiempo lo dirá en términos de revisión si el corazón de la compañera recuperó y comprendió la importancia de volver a las fuentes; por el bien de la Patria.

Las iglesias suelen ser un buen lugar para analfabetos políticos y llorones. Los peronista volveremos a la lucha hasta recuperar el poder.


LA GRAVEDAD DE UNA RESPONSABILIDAD COMPARTIDA

22 octubre 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción y en un día de duelo.

Captura de pantalla 2017-10-21 a la(s) 20.49.52

Crespon

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez(*)

El dolor, la angustia emocional y la indignación que en ocasiones y sobre caliente impiden pensar, luego de algunas horas dan paso a la racionalidad; el posterior análisis de la tragedia comienza a mostrar sus primeros signos: la descomposición de una parte de la sociedad, que en partes, es responsable y hasta justifica dicha tragedia.

NuncaMas

A Santiago Maldonado no lo había herido ningún puestero, ni estaba en Entre Ríos; menos existe un pueblo donde todos se parecen al pibe secuestrado. Tampoco ningún camionero lo había trasladado por Salta y hasta el matrimonio que supuestamente lo había llevado por el sur resultó inexistente. Hasta se fabricó una peluquería donde Santiago se había cortado las rastas y se armó una escena con un Juez allanador –Otranto- realizando ridículos secuestros de pelos testimoniales. Ni siquiera existió ese miserable 20% de posibilidad de que estuviera en Chile manifestado por una desquiciada mental -Carrio- con domicilio permanente en el Congreso Nacional y que seguramente los porteños este domingo la elegirán como su Diputada Nacional.

clarin y sus pistas falsas

Clarin 1

Simplemente a Santiago Maldonado lo asesinaron, y hoy tenemos una etnia originaria de suelo argentino estigmatizada como terrorista. Las intenciones de los poderosos es más que clara.

Todos esos “potenciales” anteriores no surgieron por generación espontánea; fueron incluidos ex profesamente en las construcciones de los más variados y perversos relatos que, desde medios claramente identificados y por lo visto en “estado de guerra permanente” se vienen vertiendo a diario en chorros de tinta y parloteos radio-televisivos irresponsables. Volcados esos ladino y taimado relatos sobre una parte de nuestra sociedad conformada por lo que se ve por “gansos y perejiles” domesticados mentalmente que desde hace un tiempo importante –más exactamente 10 años- vienen siendo des-educados en sentido común y educados en estupideces y en cursos acelerados, finalmente va produciendo lo que el poder económico real buscaba, esa necesaria confusión social en materia de tergiversación de valores. El accionar se conjuga con una tarea distráctiva y la creación de un ambiente propicio para que delincuentes de guante blanco enquistado en el poder del Estado desde el 10/12/15 sigan operando sus negocios, esta vez con total impunidad. Sus “socios empresarios de medios”, con ayuda de esos gansos y perejiles mal educados oficiando de agentes multiplicadores, “demonizan” a los posibles entorpecedores de dichas operaciones “económico-financieras”.

La responsabilidad de este crimen no solo es del gobierno nacional con el presidente Macri a la cabeza, su Ministra de Inseguridad Patricia Bullrich, el jefe de gabinete de esta última Pablo Noseti –defensor de criminales de lesa humanidad de la última dictadura-, los “obedecedores debidos” de la Gendarmería, Marcos Peña, Garavano, Avruj y compañía. Son tanto o más responsable de este crimen la corporación mediática y su caterva de sicarios tipo Jorge Lanata, escribas y parlanchines que hoy por hoy manejan la desinformación en el país: el Grupo Clarín y su monstruosa red de medios y plataformas.

Creaciones fantásticas usada malévolamente por estos medios hegemónicos, vino exacerbando la imaginación en ciertos seres hasta el punto de hacerlos creer que tienen derecho a recrearlas en niveles de perversión. Así pude leer (en redes sociales) y escuchar (en absurdas conversaciones) las más estúpidas y perversas explicaciones sobre el “caso Maldonado”. Leí y escuché repetir las mismas idioteces que constantemente bajaban –y bajan- las usinas de medios de Clarín, TN, canal13, Radio Mitre y sus repetidoras, pero multiplicadas en “detalles” agregados. Es más, recreadas argumentaciones que atentaban cualquier lógica por carecer del menor sentido, eran sus endebles pilares. Estaba en presencia de escritos y dichos expresados por seres comunes y corrientes (no me animo llamarlas personas) que están dando claras señales de haber sido previamente descerebrados. Y digo esto porque siempre resultó imposible mantener un diálogo mínimamente coherente con alguno de ellos en razón de que al poner yo en evidencia los marcados niveles de ignorancia en sus planteos argumentales, automáticamente aparecía la necia soberbia de aquel que sabe que miente pero cree ser poseedor de esa verdad que aunque mentirosa,  la continúa defendiendo como absoluta. No son pocos. Es claro que están imposibilitados de percatarse que solo son simples y vulgares consumidores y repetidores de posverdades ajenas. Grave por el nivel de insensatez presente.

Evidentemente la penetración de esta deformación cultural-educativa llevada adelante por los medios hegemónicos no respeta clase ni condición social. En esto radica el riesgo que se cierne sobre nuestra sociedad, donde la estupidez y la irracionalidad son  valores ya instalados, y la desconfianza social va deteriorando diariamente cualquier posibilidad de construcción solidaria.

El CAMBIO vino para instalarse de la mano de MACRI-PRO; con su alto nivel de perversión y engaño a cuesta.

Clarin 2

Con esa vil y morbosa ayuda mediática el asesinato de un argentino por parte del Estado, se consumó con niveles de perversión nunca antes visto; y la impunidad sigue estando para los “operadores” que desde los medios y sus repetidoras siguen actuando. No hace falta dar nombres; el pueblo argentino los tiene bien identificados. Espero que esa perversa valentía de la que vienen haciendo gala no se transforme en ese cobarde escudo de pedido de respeto por esa libertad de prensa y opinión de la que abusaron; porque alguna vez y sentados ante un tribunal, estos “formadores de opinión” deberán hacerse cargo de sus criminales y falsas “construcciones” mediáticas ya que estas agravan el delito por la responsabilidad social que tiene nuestra profesión. El haber instalado socialmente “aparentes” razones para justificar un crimen los hace tan asesinos como los ideólogos y ejecutores . Aquel “por algo será” es esa vieja-nueva construcción con la cual los medios convencieron durante la última dictadura a esa misma parte de la sociedad que hoy opina como opina sobre la desaparición de Santiago Maldonado; es  ese mismo sector social que justificó el asesinato y la desaparición a 30.000 argentinos. Solo les alcanzaba repetir el argumento bajado mediáticamente casualmente  por los mismos medios y los mismos sicarios periodísticos, ahora más viejos pero con sus niveles de perversión intactos.

clarin-acta-institucional

(*) Director de EL EMILIO.


EL 17 DE OCTUBRE Y EL ANTIPERONISMO COMO FENÓMENO CULTURAL QUE VOLVIÓ A PARTE DE NUESTRA SOCIEDAD SADOMASOQUISTA.

17 octubre 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

-¡Que suerte y que bien que hayan aumentado la luz, el gas, el teléfono, la nafta, el boleto de transporte, las prepagas y los comestibles!!! ¡Por fin se sinceró la economía(¿?)!

Pero… vos sos el más perjudicado; sos vos el que seguís pagando impuestos, ahora más y más, en y con cada uno de esos aumentos de los servicios; y los ricos no pagan un carajo!!!

Pero ellos no roban!!!

Ser “masoquista” no sería tan grave como sí lo  es el ser “sádico”; pero pretender por estupideces propias que los demás padezcan dichas estupideces (sadomasoquismo) es ya un mal signo social y muy dañino… Digo… Pienso. De ahí el título de la presente nota.

Este diálogo podría continuar indefinidamente pero todo sería estéril, inútil, simplemente por ausencia de buen sentido, por carencia de ese mínimo criterio analítico que la política necesita cuando se plantean cosas cotidianas que aplastan, apabullan, pero que hace imposible poder dirimir cuando tu interlocutor está convencido que esas son “cosas” que le pasan a los “otros”, a esos negros, vagos y choripaneros peronistas populistas. Además agregan que está bien que les pase eso a los vagos porque son esos gobiernos como el de los chorros kirchnerista los que tanto mal le hicieron a la “cultura del trabajo” en este país. Jamás te aceptarán que el Macri Presidente habla de la cultura del trabajo, algo que desconoce totalmente porque JAMÁS trabajó, porque como hijo de rico empresario siempre explotó a sus trabajadores; lo mismo que su mujer, una negrera esclavizadora de bolivianos.

Pero… Él es blanco, rubio, de ojos claros, y ella elegante y “paqueta”, condiciones que el medio pelaje argentino que habita en los centros urbanos (grandes o chicos) de todo el país, compra como algo que imposibilita que sean los delincuentes económicos, los delincuentes financieros y/o explotadores de trabajadores que es lo que son; y si lo son, lo son por derecho adquirido vaya uno a saber adónde!!! O si! En el mundo de la imbecilidad!!!

Evidentemente estamos frente a un serio y grave problema cultural.

¿Cómo se sale de esto?

Y… llevará un tiempo para nada corto; siempre y cuando algunos de los que podemos darle batalla en términos culturales quedamos vivos después del paso de este huracán neoliberal.

17-1

¿Adónde están las diferencia entre una cultura –la peronista que es Nacional y popular- y el neoliberalismo? Simplemente en los intereses que cada una de estas dos concepciones ideológicas defiende. La primera prioriza los intereses de la Patria y su pueblo y la segunda la de los intereses “privados” que no tienen patria, que son multinacionales, es decir que buscan los lugares del planeta donde los negocios sean más redituables.

¿Por qué el peronismo es tan resistido? Porque el 17 de octubre de 1945 aparece en la historia nacional como punto de inflexión entre la dignidad de la Patria y su pueblo avasallada desde Caseros -1852- hasta ese día, salvo el interregno del Irigoyenismo. Desde aquella fecha un sector del pueblo argentino recuperó el valor de la palabra Patria y comenzó a entender de qué se trataba eso de la dignidad humana. La oligarquía agro ganadera y los representantes del empresariado multinacional jamás le perdonaron a Perón y al peronismo esa afrenta a sus intereses.       

En algún momento PERÓN había fijado que “Para un peronista no podía haber nada mejor que otro peronista. A su regreso definitivo en 1973, la extendió a un “Para un argentino no debe haber nada mejor que otro argentino”. Pero siempre remarcaba que lo primero es lo primero y allí estaba la PATRIA. Argentino de corazón grande y puro era aquel INMENSO Gral. Patriota.

Hoy la Patria volvió a su condición neocolonial nacida en Caseros -1852-.

Hoy la patria es una cuestión de negocios, no un proyecto político. En todo caso ese negocio se asienta en la anti política que esgrimen los empresarios y que pretenden se imponga como valor supremo en esa cultura del CAMBIO que levanta como bandera el “PRO-CAMBIEMOS”.

Y en cierta medida y forma triunfaron!!!

Le cambiaron la cabeza a un montón de personas que hoy creen que la palabra Patria es sinónimo de economía saneada por empresarios, que esos empresarios se ven “obligados” a realizar un esfuerzo patriótico haciendo sus propios negocios en aras del libre mercado, del libre comercio y el libre enriquecimiento para que el país despegue y se inserte en el mundo; donde los trabajadores solo son un número más en contabilidades truchas. Y para ellos eso no es corrupción. Y triunfaron porque el “perejil de clase media” compró que todo eso está bien. Un fenómeno cultural a todas luces muy evidente que separa claramente las aguas de lo que se entiende por Patria y Estado.

En el caso de peronismo, existe un piso ideológico dentro de él, que si bien permite adecuaciones políticas según demanden las necesidades que los tiempos vayan exigiendo, no por eso su esencia y principios deben ser alterados. Por los menos el pueblo peronista a esto lo tiene claro.

El domingo “no se elige presidente” dice uno de los candidatos de cuna UCEDEista (Massa) pero que hoy se vende como “peronista” aprovechando de paso las consignas que usa el oficialismo PRO. Ese candidato se abraza con otro (Randazzo) que prefirió la derrota de un peronista en las últimas presidenciales por simple “caprichito” y hoy se aferra a escuditos y símbolos partidarios en un intento de construcción partidocrática que no termina de ser un simple rejunte de oportunistas que alardean con frases hechas y planteos politiqueros. Para estos dos “peronista”, por ahora la patria es lo de menos; estos son tiempos de maquillajes políticos; y cuanto más “barato” y vacíos de contenidos sean estos maquillajes, más eficaces demostraron resultar.

Ambos utilizan el término acuñado en el peronismo y que los peronistas utilizamos para reconocernos: “compañero”. Si en algún momento deciden bajarse del caballo y volver a la fuente seguramente serán bienvenidos (siempre y cuando dejen en la puerta ese cinismo que tanto daño le hizo y hace al peronismo tanto como la soberbia filo izquierdoza de no pocos kirchnerista).

El peronismo con base en su pueblo nunca fue sectario ni excluyente pero por lo general no le gusta que lo tomen de boludo.

MASSA-MACRI

Es cierto que no se elige presidente; se eligen legisladores nacionales, provinciales y municipales. Pero a comienzo de la gestión Macri “acompañaron” al Presidente incluso hasta DAVOS para respaldarlo en ese entramado y perverso regreso al mundo de los vasallos sirvientes de los poderosos imperios que en aquel momento comenzó a tejer el hoy presidente. ¿Por qué ahora harían algo diferente? Para Massa el enemigo no es Macri sino Cristina. ¿Es una conducta peronista esa? ¿Es más importante la lucha que los mayores corruptores que haya conocido la historia nacional que anidan en el PRO-1PAÍS  y que estos emprendieron contra corrupciones ajenas que la monstruosa deuda externa que día a día hipoteca el futuro nacional?   

El votante debe saber, debe recordar que algunos candidatos, llámese Massa (el narcotráfico del nordelta apareció en su gestión), Carrio, Stolbizer, siendo legisladores, votaron como “oposición constructiva que no ponía palos en la rueda” todas las leyes (pago a los fondos buitres, blanqueo de capitales, leyes anti laborales, designaciones truchas, negociaciones nefastas para los intereses del país y su pueblo) en aras de la “lucha conjunta” contra la corrupción K.

Ahora bien, si esta existió, seguramente y con todas las pruebas en las manos, independientemente que la corrupción es condenable bajo todo punto de vista por su carácter delictivo, los montos de los corruptos kirchnerista, en términos comparativos –no por eso justificables- son “vueltos” en una mesa de restaurante céntrico porteño comparado con los negociados y estafas fiscales cometidos por los Macri, Calcaterra, Caputo, Aranguren, Melconian, Peña, Cotto, Magnetto (y sigue la lista), las mineras, la Sociedad Rural y los capitostes de la UIA que durante el gobierno de la “corrupta” Cristina la levantaron con pala a fuerza de un sistemático y perseverante ejercicio de la corrupción con ellos en el papel de corruptores; ganancias que lógicamente sacaron del país “porque los impuestos eran “confiscatorios” (Melconian-Macri Dixi), y hoy gozan de total impunidad para blanquear dineros evadidos al fisco, seguir sin pagar impuesto, seguir endeudando al país por el desfinanciamiento de las arcas del Estado que el “vivo” de Macri está haciendo al condonar multimillonarias deudas fiscales a sus amigos, quitándole impuestos a los ricos, eliminando las retenciones al agro y mineras, metiendo a todos los argentinos como miserable deudores en ese futuro no muy lejano. Pero resulta que estos “candidatos” (Massa-Randazzo) recién ahora descubren que son “cosas malas del Macrismo”, pero no evitan esconderse tras el discurso oficialista –vacío de contenido, hueco- forjado con nuevas y mentirosas promesas pero que sirve para acompañar a esta gestión PRO que logró imponer conductas, gesto, actitudes “políticamente correctas”, donde la hipocresía se expande entre los votantes de clase media como una nefasta peste y sus principales voceros juegan de candidatos opositores en una puesta en escena democrática.

La farsa es el parámetro cultural que rige al medio pelaje y a gran parte de esa clase media que se irrita cuando le pones en evidencia su nivel de ignorancia y gozan con exasperarte repitiendo burdos y pueriles argumentos sacados de la posverdad inventada mediáticamente, haciendo gala con marcada soberbia de esa pobreza intelectual (no digo ni siquiera mínimos conocimientos) que hasta les impide aplicar el buen sentido para una realidad que los terminará haciendo sus víctimas.

17-2

Hoy los peronistas recordamos el 17 de Octubre. Para nosotros no es una fecha cualquiera, una fecha más. Es un hito histórico muy caro en nuestros sentimientos. Es la dignidad humana hecha política de Estado llevada adelante por el Gral. Perón.

Es claro que con aciertos y errores, Cristina Fernández de Kirchner es en este momento el mojón histórico que con su triunfo electoral puede significar una luz de esperanza en ese largo camino de lucha cultural que tenemos por delante los peronista.

El debate será largo Y NO DEBEMOS ESQUIVARLO. Deberemos esta vez enterrar el bisturí hasta la medula. Y me importa un carajo la opinión sectaria de “Cuervo rosquerito camporista” alguno.

Para conseguir su fines, el neoliberalismo no dudará en hacerlo. Esta metiendo bisturí ahí, donde sabe que está la llave maestra que consolida su futuro: la cultura y la educación. ¿Su herramienta clave? Los medios de comunicación. ¿Por qué nosotros tendríamos que dudar a la hora limpiar la patria de cipayos, mentecatos y traidores? El huevo de la serpiente anida en los medios de comunicación hoy hegemónicos. Dirijamos nuestra mira hacia ellos pa’ no errarle fiero al viscachazo. Pero también miremos a todos estos cómplices del macrismo, máxima y contundente expresión de esa nefasta conjunción de lo que fue la última dictadura militar y el menemato mentirosamente peronista y juremos por nuestra PATRIA que como peronistas la defenderemos hasta dar todo lo que tenemos; incluso nuestra vida; simplemente porque somos criollos y ARGENTINOS. Solo así ganaremos las sucesivas batallas que tendremos por delante.   Porque nuestra dignidad nunca se arrastrará como no se arrastró en la heroica Paysandú. Nuestra BANDERA ARGENTINA Y PERONISTA NOS LLEVARÁ A LA VICTORIA O SEGUIRÁ FLAMEANDO AUN SOBRE SUS RUINAS Y SOBRE NUESTROS RESTOS; PERO JAMÁS VENCIDA.  

Ah!!! VIVA LA PATRIA Y VIVA PERÓN CARAJO!!!  

Gráfica: http://revisionistasdesanmartin.blogspot.com.ar/2014/10/poemas-y-testimonios-del-17-de-octubre.html


MACRI Y SU PREFERENCIA POR EL “ÚLTIMO PERÓN”

16 octubre 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política Nacional

BARBA-MACRI

Captura de pantalla 2017-10-15 a la(s) 23.27.35

Por Julio F. Baraibar

Mauricio Macri afirmó, en el encuentro de las grandes empresas llamado por alguna razón IDEA, que le gusta el “Perón de la última etapa”. Como se sabe, todo lo que diga Mauricio Macri sobre Perón está viciado de oportunismo y no tiene que ver con sus convicciones, sino con lo que su asesor Durán Barba le dice que tiene que decir. Esa afirmación no es ni cierta, ni falsa. Quien se la sopló al oído lo hizo con la intención de oponer a ese “Perón de la última etapa” con los gobiernos de Nëstor Kirchner y de Cristina Fernández de Kirchner y, más exactamente, con la candidatura de esta última a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires.

Pero no es tanto la afirmación de Macri el motivo de estas líneas sino la reacción observada en distintos espacios, sedicentemente nacionales y populares, que con una curiosa interpretación, coincidieron con la provocación presidencial.

En efecto, pudo leerse en las redes sociales que no era de extrañar que el presidente de las grandes corporaciones gustase del Perón de López Rega y de Isabel, dando a entender que con esos dos datos se definía al “Perón de la última etapa”.

Vayamos por partes, como habría dicho Jack el Destripador.

Los tres últimos gobiernos peronistas, que sacaron al país de la crisis económica y estructural posiblemente más profunda desde el año 1890 se caracterizaron, entre otras cosas, por sumar al torrente popular a amplios sectores de una juventud de clase media formada en los prejuicios ideológicos, de izquierda y de derecha, contra el peronismo. Se trata de prejuicios que, por otra parte, ya en aquellos años (1973-76) habían jugado un papel delicuescente contra el tercer gobierno del General Perón. Toda simplificación es empobrecedora e incorrecta, pero aún a ese riego podríamos decir que hubo sectores, cuyos padres habían luchado contra Perón en el 55 porque no era Lenin, que lo habían votado en el 73 creyendo que era Lenin. Y en ambos casos, padres e hijos, estaban equivocados. Perón era, en el 55 y el 73, el jefe político de un movimiento nacional del liberación cuyo objetivo era la creación de un país industrial, autárquico, soberano, con justicia social e integrado a América Latina. Tanto en el año 1945, cuando los trabajadores lo arrancaron de la prisión, como en 1971, cuando el conjunto del pueblo argentino logró traerlo del exilio, Perón intentó unificar a los argentinos alrededor de las tres grandes banderas que caracterizaron a su movimiento: independencia económica, soberanía política y justicia social.

Pero podríamos agregar que ese anciano general que tuvimos el enorme honor de conocer personalmente se parecía más al de las jornadas del 17 de octubre, de la nacionalización de los ferrocarriles, de la creación de la Flota Mercante, de la promulgación del aguinaldo que al presidente de 1955, asediado por el estrangulamiento del sector externo, por las malas cosechas de trigo, por el enfrentamiento con la iglesia, con un gobierno que había perdido la vitalidad y el empuje de los años iniciales. El general que llegó a la residencia de Gaspar Campos había incorporado, en su exilio europeo, un arsenal de nuevas reflexiones, tanto doctrinarias como políticas, y llegaba, pese a la edad, con el ánimo dispuesto a unir a los argentinos, como el mismo lo expresó al llegar, “para la liberación, no para la dependencia”.

Lo definitorio del “Perón de la última etapa” no fue López Rega. Siempre había habido algún personaje de esas características en su cercanía. Apold o el diputado Visca formaron parte también de la legión de chupamedias y alcahuetes que pululaban en los pasillo gubernamentales. El vicepresidente Alberto Teissaire, después del 16 de septiembre de 1955, pasó a ser conocido como “el cantor de las cosas nuestras” -atributo que hizo famoso a Antonio Tormo-, por sus “confesiones” a las comisiones investigadoras del golpe cívico militar.

“El Perón de la última etapa” es el del Modelo Argentino para el Proyecto Nacional, donde deja establecido en negro sobre blanco la naturaleza de la tarea a encarar:

PERÓN

Nuestra tarea común es la liberación. Liberación tiene muchos significados:

  • En lo político, configurar una nación sustancial, con capacidad suficiente de decisión nacional, y no una nación en apariencia que conserva los atributos formales del poder, pero no su esencia.
  • En lo económico, hemos de producir básicamente según las necesidades del pueblo y de la Nación, y teniendo también en cuenta las necesidades de nuestros hermanos de Latinoamérica y del mundo en su conjunto. Y, a partir de un sistema económico que hoy produce según el beneficio, hemos de armonizar ambos elementos para preservar recursos, lograr una real justicia distributiva, y mantener siempre viva la llama de la creatividad.
  • En lo socio-cultural, queremos una comunidad que tome lo mejor del mundo del espíritu, del mundo de las ideas y del mundo de los sentidos, y que agregue a ello todo lo que nos es propio, autóctono, para desarrollar un profundo nacionalismo cultural, como antes expresé. Tal será la única forma de preservar nuestra identidad y nuestra auto-identificación. Argentina, como cultura, tiene una sola manera de identificarse: Argentina. Y para la fase continentalista en la que vivimos y universalista hacia la cual vamos, abierta nuestra cultura a la comunicación con todas las culturas del mundo, tenemos que recordar siempre que Argentina es el hogar.
  • La lucha por la liberación es, en gran medida, lucha también por los recursos y la preservación ecológica, y en ella estamos empeñados. Los pueblos del Tercer Mundo albergan las grandes reservas de materias primas, particularmente las agotables. Pasó la época en que podían tomarse riquezas por la fuerza, con el argumento de la lucha política entre países o entre ideologías.
  • Tenemos que trabajar para hacer también del Tercer Mundo una comunidad organizada. Esta es la hora de los pueblos y concebimos que, en ella, debe concretarse la unión de la humanidad.
  • En lo científico-tecnológico, se reconoce el núcleo del problema de la liberación. Sin base científico-tecnológica propia y suficiente, la liberación se hace también imposible. La liberación del mundo en desarrollo exige que este conocimiento sea libremente internacionalizado sin ningún costo para él. Hemos de luchar por conseguirlo; y tenemos para esta lucha que recordar las esencias: todo conocimiento viene de Dios”.

Es el Perón que incorpora al programa de la Argentina justa, libre y soberana las reivindicaciones de un ecologismo tercermundista, de protección de nuestros recursos naturales y su explotación al servicio de la grandeza de la nación y el bienestar del pueblo. Es el Perón de la propuesta de integración continental para la que los tiempos habían madurado desde aquel temprano llamado de la década del ’50.

Sabemos que el presidente Macri ignora este “Perón de la última etapa”, al que sus amigos gorilas, con los mismos apellidos e intereses, combatieron con denuedo hasta el último momento de su augusta vida.“Las fuerzas del orden –pero del orden nuevo, del orden revolucionario, del orden del cambio en profundidad– han de imponerse sobre las fuerzas del desorden entre las que se incluyen, por cierto, las del viejo orden de la explotación de las naciones por el imperialismo, y la explotación de los hombres por quienes son sus hermanos y debieran comportarse como tales”, dijo “el Perón de la última etapa”, ante el Congreso de la Nación el 1° de Mayo de 1974. No es este, como se ve, el programa expuesto ante los millonarios de IDEA.

Lo que nos preocupa es que desde nuestro campo se ignore también a este “Perón de la última etapa” y se pretenda confundir su memoria. Afirmar que la presencia de López Rega caracteriza y define al período final de Perón es sumarse a los silbidos de los que, aquel 1° de Mayo de 1974, quisieron disputarle el liderazgo de su movimiento y quedaron aprisionados en el juego de pinzas que el imperialismo y la oligarquía local impusieron sobre el pueblo argentino.

El legado de Perón, su pensamiento y acción de gobierno, no es un bien mostrenco del que cualquiera se apropia. Macri sencillamente miente cuando dice lo que dice. Los nuestros se equivocan cuando ignoran qué fue ese “Perón de la última etapa”.

Buenos Aires, 14 de octubre de 2017.

Fuente:https://fernandezbaraibar.blogspot.com.ar/2017/10/el-peron-de-la-ultima-etapa.html?spref=fb


Cuando la “barbarie” revolucionaria hizo temblar a la “civilización de la libra”.

11 octubre 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, La Historia Argentina que la Educación formal, oficial, libre y gratuita, esconde.

Captura de pantalla 2017-10-10 a la(s) 20.08.10

Un aporte del historiador José Luis “Pepe” Muñoz Azpiri

Segunda Invasión de Felipe Varela

Varela no cuenta con el menor apoyo de Bolivia. Pero no se declara vencido. Aunque Dolores Díaz, la Tigra, no está con él, hay otros compañeros y compañeras en lucha. “Iban ya doce días que se mantenían con carne de asnos, y comenzaban ya a comerse una que otra mula que quedaba, cuando resolví abandonar esas regiones e irme sobre los enemigos en dirección a Salta. Así lo verifiqué, en efecto, marchando hacia los Molinos, donde me aguardaba una columna enemiga de 700 hombres de las dos armas, al mando del coronel Don José Frías.

Combate de la Cuesta de Tacuil

“Mis soldados marchaban la mayor parte a pies o en burros, porque todas las caballadas del ejército habían perecido, como se ha dicho. Sin embargo, eligiendo lo mejor de la tropa, desplegué mi vanguardia compuesta de 250 hombres de las dos armas, al mando del coronel Don Sebastián Elizondo, en busca del enemigo.

“El 29 de agosto de 1867, avistaron mis soldados la columna de Frías en la Cuesta de Tacuil (Molinos), y a pesar de su doble número, cargaron sobre ella, exasperados por la larga serie de sufrimientos que habían pasado. Su excesiva intrepidez, su descomunal arrojo los llevó por el camino de la gloria, pues el enemigo fue completamente batido por ese puñado de valientes, no pudiendo hacer una persecución larga a los derrotados por hallarse de a pies.

“Esa acción fue para mi demasiado fecunda, no sólo por la grande influencia moral que daba a mis soldados de esas provincias, sino porque se consiguieron tomar algunos recursos de guerra al enemigo que aliviaron en mucho mi situación.

“Recibido que fue por mí, el parte de esta gloriosa jornada, continué con toda la columna mi marcha hacia Salta, con la resolución de apoderarme a toda costa de mi plaza”, decía Varela.

Desmoralizadas las tropas salteñas abandonaron todo intento de hostilidad. En la capital se organizó una resistencia, pero a pesar del heroísmo de sus defensores cedió la plaza al invasor, el 10 de octubre de 1867, desde entonces se canta en Salta esta “chilena”.

En las calles de Salta

se oyen los ayes,

porque Don Peque Frías

vendió los Valles.

¿Qué había ocurrido mientras tanto con el resto de los jefes montoneros? El 11 de setiembre de 1867, desde Valparaíso, Mariano de Sarratea le escribía al vicepresidente Paz: “…Olascoaga, Videla, Saá, y demás asilados argentinos traman una nueva invasión desde esta República a Mendoza y por lo que sabemos de sus planes y recursos si llega a efectuarse ha de ser de bastante consideración. Desde que tuve el primer anuncio, di algunos pasos que produjeron buenos resultados, pues conseguimos comprar a uno de los allegados de confianza de Videla, quien nos comunicó todo lo que hacen, que llega a su conocimiento.

“La derrota de Varela ha venido a desconcertar los planes de aquellos perversos; pero no creo que desistan de ellos, y si por desgracia nuestras armas sufriesen algún contraste en el Paraguay, tengo por seguro que habrían de volver a envolver en sangre y ruina a las provincias vecinas, y entonces temo que el incendio sería muy extenso.

“Medina el segundo jefe de Varela, ha llegado a Copiapó con un arreo de 400 vacas y jactándose de las atrocidades que ha cometido en suelo argentino. Medina fue dado de baja en el ejército de Chile, en el que era capitán, por borracho perdido y estaba en el Huazú de instructor de Guardias Nacionales cuando Varela lo contrató, haciéndole su segundo, con el grado de sargento mayor…”.

Los demás jefes de Varela se preparaban para unirse a los intentos de Varela, según lo advertía el “ilustre” y “honrado” empresario de minas Mariano de Sarratea.

José Posse escribía también a Marcos Paz, el 10 de setiembre de 1867: “Los ejércitos vencedores en San Ignacio y Pozo de Vargas, no pudieron ser licenciados; al contrario hubo necesidad de movilizar otras fuerzas en el norte, puesto que los montoneros de Felipe Varela dominaban la región de los Valles Calchaquies y amagaban el resto de las provincias de Salta y Jujuy. Era esta una guerra interminable, a la que no se le veía fin, todos los ejércitos y los mejores generales fracasaban ante la prodigiosa movilidad del imbatible montonero que se escapa del medio de los ejércitos como una sombra impalpable”.

Felipe Varela toma la ciudad de Salta

El caudillo catamarqueño avanza entonces hacia Salta. La toma de esta ciudad por la montonera de Varela, es uno de los acontecimientos que la historiografía oficial jamás ha “perdonado” al caudillo.

Sin embargo, a esa misma historiografía se le han escapado ciertos datos importantes. Por ejemplo, Atilio Cornejo, en un ensayo honesto, aunque confuso, sostiene: “Es que indudablemente, algunos amigos tenía Varela en Salta. Así resulta, por ejemplo, del sumario instruido por el Ayudante Mayor del Regimiento Nº 10 “Gorriti”, don Marcelino Sierra, por orden de su comandante D. Eugenio Figueroa, en San José de Metán el 2 de octubre de 1867, contra el alférez D. Cirilo Ríos, del que resulta que éste “dio vivas por repetidas ocasiones a Felipe Varela”, afirmando uno de los testigos que Ríos dijo: “Que viva Varela que dentro de treinta días verían lo poco que habían de valer todos, y que él era varelista”.

Varela aclara al respecto: “El día 9 del mismo octubre, a las diez de la mañana, tendí mi línea en los alrededores de la población y allí permanecí todo el día esperando que los del pueblo saliesen a atacarme afuera, a fin de evitar a los vecinos los desastres consiguientes. Pero como ya todo el día había aguardado en vano, al día siguiente (10 de octubre) muy de mañana, pasé al Gobernador de la Provincia la siguiente nota:

“Al Exmo. Señor Gobernador de la Provincia Don Sisto Obejero, Salta Octubre 10 de 1867 – Exmo. Señor: Debiendo a toda costa ocupar militarmente con mi ejército esa plaza, en servicio de la libertad de mi patria, y deseoso de evitar a esa población las desastrosas consecuencias de la guerra, tengo el honor de dirigir a V. E. la presente, con el objeto de manifestarle que, si tiene a bien ordenar en el término de dos horas, la deposición de las armas a sus órdenes, será garantida su persona y la de todos los suyos previniéndole que, en caso contrario, hago a V. E. responsable ante Dios y la Patria de los perjuicios consiguientes y de la sangre que se derrame en los momentos del combate. – Dios guarde a V. E. – Felipe Varela.

Antonio Esquivel Yañez, Ayudante Secretario en Campaña. Es copia. Esquivel Yañez”.

“Por conductos fidedignos supe que el Gobernador de la Provincia vacila en lo que debiera responderme, cuando se presentó a él el señor Don Nicanor Flores que se titulaba General Boliviano, ofreciendo responder con su vida de mi derrota y de mi cabeza.

“Fue entonces que recibí respuesta verbal del Jefe de la Plaza de Salta, diciéndome que, si yo tenía soldados, también los tenía él y cañones para defenderse. Llegado a mi conocimiento este mensaje impolítico, ordené en el acto batir marcha de ataque sobre la plaza. Y después de dos horas y media de un vivísimo fuego, quedó definido el combate por los míos, quedando yo dueño del campo. Como no pude permanecer en la Ciudad por más de una hora, porque se echaba sobre mí el general Navarro con una columna de dos mil quinientos hombres, en aquellos momentos, de agitación y de desorden en que mi ejército estaba algo desorganizado, no me fue posible saber a punto fijo el número de muertos en el combate, pero noté en mi columna al día siguiente una pérdida como de cincuenta individuos de tropa (…). Verdad es que yo tomé algunos pertrechos de guerra de artillería con que se defendieron en la plaza los 700 hombres que la guarnecían, algunos carros de munición para esta arma, y unos pocos vestuarios para la tropa”.

Después de la toma de Salta Varela continúa su marcha libertadora, que se hace, lamentablemente, cada vez más penosa.

Toma de Jujuy

El 13 de octubre de 1867 entra en Jujuy. Toma la ciudad. La recepción popular es tan emocionante como la de Salta una vez que la oligarquía es derrotada. Todos los antivarelistas han huido a los montes. No hay prácticamente combate.

El 17 el caudillo se retira de Jujuy. El 25, Guayama llega a Orán para aprovisionarse. Sus hombres están hambrientos y cansados. Pero no hay hacienda. La división tucumano-mitrista, en saqueo extremo, que es “olvidado” por los historiadores oficiales, se ha alzado con todo lo que allí existía. Tres días después, en Tilcara, los mitristas dispersan a un grupo de paisanos que trataban de plegarse a la montonera de Varela.

El cinco de noviembre, al llegar a Sococha, Varela pide asilo a las autoridades de Tupiza, Bolivia. La decisión es una prueba más de la serenidad del caudillo americano. Comprende claramente, ante la falta de víveres de sus hombres que la lucha ha de convertirse en una mera guerra de recursos. Precisamente es la experiencia adquirida junto al Chacho Peñaloza, la que le impulsa a adoptar tal decisión. Felipe Varela no llevará estérilmente a la muerte a sus hombres.

Es por eso que resuelve asilarse. El gobierno no pierde tiempo. Inicia los pasos tendientes a lograr la extradición del jefe revolucionario. Lo acusa de haber “saqueado Salta”, y trata de lograr, por lo menos, que se desarme a sus hombres y se remita al jefe.

Pero no logra ni lo uno ni lo otro. No se trata de un mérito de la cancillería de Melgarejo. Es por el contrario, el resultado del esfuerzo de la honradez de la montonera, que no se ha apoderado ni de alhajas ni de dinero –como acusan los calumniadores- y que sólo tiene en su poder tacuaras y cuchillos de monte.

El mitrismo respira. Varela en Bolivia equivale a Varela en la lejanía. El 8 de noviembre de aquel año, Santiago Alvarado, gobernador de Jujuy, quien había “observado” la toma de la ciudad desde sus afueras, le escribe a Bartolomé Mitre: “…Informado V. E. de la dura prueba por las que ha pasado esta provincia con motivo de la desastrosa invasión de Felipe Varela y sus hombres, que cual ejército de vándalos en completa desmoralización y sin elementos de guerra, se han enseñoreado en estas provincias teniendo a sus frentes las poderosas armas nacionales que por una aberración incomprensible fueron impotentes para destruirlo de un solo golpe no extrañará que ahora vaya yo a llamar su atención sobre el peligro que nos amenaza de una nueva invasión a esta provincia de la montonera refugiada en el sur de Bolivia, y de la parte que se ha recostado hacia Antofagasta. La conducta negligente de los jefes nacionales que han operado contra las hordas que devastaron estas provincias en la última campaña, no permite esperar que en una invasión tolerada y quizá protegida por el Presidente de Bolivia, pudiéramos salvar a favor del poder de que disponen esos jefes. La provincia tiene que atenerse y bastarse a si misma, fiada en el ardor y patriotismo de sus hijos, y en el apoyo directo que pueda recibir del Gobierno Nacional, por el auxilio de armas y recursos necesarios que les proporcione”.

El mitrismo provinciano, con su conciencia culpable, temía a Varela. Imploraba armas y dinero a sus amos porteñistas, porque sabía, precisamente, que el pueblo lo abandonaría, para plegarse a las filas patrióticas del caudillo de la Unión Americana.

La “barbarie” revolucionaria, con las vinchas y las tacuaras, hacía temblar una vez más, con su aliento de patria, a la “civilización de la libra”.

Fuente

Carrizo, Juan Alfonso – Cancionero popular de Salta

Peña, R. O. y Duhalde. E. – Felipe Varela – Schapire editor – Buenos Aires (1975).

Portal www.revisionistas.com.ar

Coronel Felipe Varela (1821-1870)


DE “NAZIS” PERONISTA y HÉROES NACIONALES NORTEAMERICANOS

10 octubre 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO; historia internacional; de nuestra redacción

Captura de pantalla 2017-10-09 a la(s) 19.36.46

pedro-del-arrabal-3

Por Pedro del Arrabal

Entre los tantos mitos que se crearon alrededor de Perón y el peronismo, uno de ellos fue su supuesta simpatía por el régimen nazi.

Ya que estamos en tiempos de actualización terminológica podríamos decir que estamos hablando de una posverdad instalada por los imperios norteamericano e ingles para un “régimen” que atentaba pura y exclusivamente contra los intereses económicos que ambos tenían en la región; o sea no se trataba de un cuestión ideológica sino de “mangos” a través de la ciencia y la tecnología para construir y consolidar su poder bélico.

Hasta el “socialista vernáculo” Norteamerico Ghioldi no dudó en encolumnarse bajo las órdenes del embajador norteamericano Braden en aquella marcha “democrática” donde incluídos los dirigentes del Partido Comunista Argentino estaban en ella. Luego y bajo la batuta del representante del imperio en argentina, los “anti imperialitas” locales conformaron la Unión Democrática por la Libertad contra el Nazifascismo. Aquella marcha se realizó el 19 de septiembre de 1945.

Sin embargo la cruda realidad se da de bruces contra aquella posverdad mediáticamente instalada desde aquellos años por los muchachos cipayos de la prensa, que trabajaron –y trabajan- para los intereses oligárquicos aliados a los imperiales.

Veamos:

La Operación Paperclip (originalmente Operación Overcast) llevada adelante por Agencia de Objetivos de Inteligencia (Joint Intelligence Objectives Agency) que dependía directamente del Departamento de Estado norteamericano muestra claramente –y nunca fue desmentido- que los yanquis no eran estúpidos a la hora de sacar ventajas del segundo conflicto bélico mundial. Los ruso por su parte con su “Operación Osoaviakhim” hicieron lo mismo.

Según lo que cuenta la periodista de investigación norteamericana, Annie Jacobsen, en su libro “Operación Paperclip” publicado en febrero del 2014 parece ser que, tanto el naciente imperialismo soviético como el ya consolidado norteamericano no se andaban con chiquitas a la hora de sacar provecho de la inteligencia y el desarrollo técnico científicos que hombres ligados al régimen nazi habían logrado. Solo acá esa actitud era repudiable y servía para demonizar al peronismo con su asociación a lo peor de aquel nefasto régimen.

Por una cuestión de ética y coherencia ideológica por lo menos los soviéticos, luego de extraerles todos los conocimientos y sin dejar de tratarlos como ciudadanos de segunda, los devolvieron a Alemania para que fueran juzgados. En cambio los 1600 científicos nazi que secuestraron los yanquis, luego de cambiarles los antecedentes, los distribuyeron en las distintas casas de altos estudios y academias militares norteamericanas vendiéndolos como “buenos científicos”, pese a la oposición de Albert Einstein y Eleanor Roosevelt.

Captura de pantalla 2017-10-09 a la(s) 21.22.01

Veamos algunos ejemplos: Wernher von Braun, miembro del partido nazi y de las SS, fue el responsable del diseño de las bombas-cohete V2, terminó a cargo de todas las experiencia aeroespaciales del gigante del norte que desembocaron en el programa Apolo que llevó al hombre a la luna. Estuvo a punto de ser condecorado con la Medalla Presidencial de la Libertad.

Otros 2 de los nazi fueron Arthur Rudolph y Walter Dornberger ambos vinculados al proyecto de cohetería del “Tercer Reich” que manejaba Braun; el primero responsable del trabajo esclavo al que sometieron a 20.000 personas para dicho proyecto y terminó trabajando para el programa de la NASA. Y si seguimos con los datos que tira dicha publicación aparecen nombre como el de Otto Ambros –el químico preferido de don Adolf, inventor del gas sarín quién termino trabajando para el Departamento de Energía norteamericano; Siegfried Knemeyer que terminó trabajando para la Fuerza Aérea yanquis; el oficial de las SS Kurt Debus que dirigió el dirigió el JFK Space Center; hasta Theodor Benzinger el The New York Times lo alababa por sus logros como científico, al servicio de la Marina estadounidense.

Independientemente de horror que significó el régimen Nazi con todas sus atrocidades y crímenes de lesa humanidad cometidos durante su estada en el poder,  por lo visto los “nazi” son más nazi si se lo vincula al peonismo pero no lo son tanto si sirven a los intereses imperiales; las lamentables pero viejas-nuevas “posverdades”.