CUANDO LOS “GOTAN” TE “BATEN” LA JUSTA

12 octubre 2018

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política Nacional

Captura de pantalla 2018-06-01 a la(s) 12.13.51

Por Victor Leopoldo Mertinez(1)

Para comenzar podría decir: “A Macri le falta un tornillo…” Seguramente se me espetaría falta de originalidad, o plagio; y no estarían equivocado. Es el título de un recordado tango. Su letra fue escrita por otro genio de la poética nacional, Enrique Cadícamo allá por el “32” del siglo pasado. En realidad el titulo original es “Al mundo le falta un tornillo”. Gardel –el zorzal criollo- cantó mucho de los versos escritos por Cadícamo; y según mi modesta opinión junto a Catulo Castillo, E. S. Discépolo y Homero Manzi, Cadícamo conformó ese grupo de “luces” intelectuales vanguardistas de la época dentro del pensamiento nacional.

La letra de ese tango tuvo su razón de ser: la crisis económica mundial del “30”. Si bien es cierto que se trató de la famosa crisis de 1929 originada en Wall Street que impactó en todo el mundo de manera notable, acá, como de costumbre, sirvió para derrocar un gobierno popular como el de Irigoyen un 6 de septiembre de 1930 e instalar la “1ra década infame”, calificativo asociado al daño que sufrió la estructura económico-productiva del país con fuerte incidencia –negativa- en los sectores populares y mucha corrupción, realidad que E. S. Discépolo pintó crudamente en su “Yira, yira” y que hoy me animo a traspolar sin ningún temor ya que los resultados de ciertas decisiones político-económicas son reiteradamente idénticos como lo son sus consecuencias. Solo cambiaré algunos términos:

discepolo-caricatura

Yira, Yira

Cuando la suerte qu’es grela
y después de votarlo
Te largue para’o
Cuando estés bien en la vía
Sin rumbo, desespera’o
Cuando no tengas ni fe
Ni yerba de ayer
Secándose al sol

Cuando rajés los tamangos
Buscando este mango
Que te haga morfar
La indiferencia del Mauri
Que no es sordo y menos mudo
Recién sentirás

Verás que Macri es mentira
Verás que nada es amor
Que al “mauri” nada le importa
gil, gil.

Macri te quiebra la vida
Macri te encaja dolor
No esperes nunca su ayuda
Ni una mano, ni un favor.

¿Te queda claro, o necesitas más agua pa’ esclarecerte? 30-43, 90-2001 y 2015- 2019, como propuestas políticas fueron y son nefastas por iguales!!!

Pero sigo…

Aquella nueva desgracia que se descargó sobre el país y su pueblo con el derrocamiento de don Hipólito (recordar las anteriores desgracias: Caseros, Pavón, Paysandú, y “la guerra de la triple infamia”; claros antecedentes) tubo como eje central la intensión de acomodar el país acotándolo a ser simple productor y exportador de materia prima que era lo que más convenía a los intereses de la naciente Gran Bretaña industrial. El imperio ingles luego le agregaba valor a su producción y lo comercializaba hasta con nuestro país, sacando con estas operaciones jugosas ganancias.

Fue don Bartolo Mitre el que comenzó ha accionar desde la presidencia de facto de la Confederación luego de Pavón primero(políticas unitarias que acá en el noroeste argentino la impuso el santiagueño Taboada), y que luego consolidó desde su presidencia “constitucional” (1862-1868) basada en el engaño. Poco conocido como el “masón” principal –Gran Maestre-, Mitre fue integrante, con “grado 33” dentro de la filial local de la estructura inglesa –“La Gran Logia Unida de Inglaterra” o mejor dicho del imperio británico-, de aquella secta que en el orden nacional la conformaban también Urquiza, Derqui, Sarmiento, Gelly y Obes entre otros. Posteriormente las políticas mitristas (conocidas como de “ordenamiento nacional”) las continuaron Sarmiento, Avellaneda, Roca, etc, etc-, dándole contenido y forma en una pedagogía liberal con la que se trabajó a través de la educación publica, libre y gratuita el amor por el individualismo, la meritocracia y los modelos foráneos; educación que nunca fue libre porque siempre la controló don Bartolo desde las sombras, y luego de su muerte, lo siguió haciendo el diario que dejó como guarda-espalda (así lo califica Galasso) de los intereses oligárquicos que él representaba: La Nación. 

Pero volviendo a los años “30” del siglo pasado (1900), solo basta recordar dos situaciones puntuales que terminaron siendo pruebas irrefutables que mostraron en los hechos que aquellas políticas fueron oprobiosas y entreguista; me refiero a las llevadas adelante por el gobierno de la dupla Justo- Roca.

1.-Este último, como vice presidente, fue el firmante de aquel pacto-acuerdo con el Ministro ingles Runciman y el autor de aquella famosa frase: “Argentina, por su interdependencia recíproca, es, desde el punto de vista económico, una parte integrante del imperio británico”. Pero semejante aseveración, para nada menor en la cipaya conducta de un vicepresidente de la Nación, quedó chiquitita frente a los dichos de otro de los integrantes de aquella comisión enviada a Londres y entre los que se encontraban  Miguel Angel Cárcano, Raúl Prebisch, el ex gerente de la Sociedad Rural, Toribio Ayersa y un tal Guillermo Leguizamón, comprovinciano de quien esto escribe –catamarqueño-, que en ese entonces había sido director de una empresa ferroviaria inglesa en argentina. Fue casualmente aquel catamarqueño a quien “la opinión pública” pasó a llamar “Sir William”, la voz cantante de aquella comisión que –como nuestro Macri de ahora- hizo el denigrante papel de ser una triste, garronera y genoflexa comisión al solo efecto de conseguir un préstamo de 13 millones de libras. “Sir William” (El “cata”) Leguizamón manifestó en aquella oportunidad allá en Londres: “La Argentina es una de las joyas más preciadas de la corona de su Graciosa Majestad”.(2) Me lo imagino al gran patriota Felipe Varela retorciéndose en su tumba frente a tamaña afrenta de su cipayo comprovinciano.

2.-Como consecuencia de lo anterior, en 1935 aparece el 2do detalle y su epicentro estuvo en el Senado de la Nación. El rosarino Lisandro de la Torre, que presidía la comisión investigadora de aquel cuerpo legislativo presentó un informe cuyas conclusiones indicaban claramente el perjuicio que acarreaba para los intereses nacionales el acuerdo Roca-Runciman en relación al comercio de carnes con Inglaterra (el informe señalaba: a“.-fraude” -ocultamiento de información por parte de funcionarios del gobierno nacional- y b.-“Evasión impositiva” de los frigoríficos Anglo, Armour y Swiff.) Además aportaba pruebas sobre la complicidad de dos de los ministros de entonces: Federico Pinedo (economía) y Luis Duhau (hacienda). ¿No le suena muy parecido a lo que se está viviendo hoy en día bajo el gobierno de Macri? Como el debate fue subiendo de tono, al típico estilo “conservador” (si es necesario se mata o se hace desaparecer a todo aquel que intente poner en tela de juicio las “honradas y transparentes” conductas y acciones de un gobierno oligárquico cuando este se hace cargo del poder político nacional; como lo hace y pone en practica diariamente Mauricio Macri hoy a través de su ministra de seguridad Patricia Bullrich). En aquella oportunidad se ordenó a uno de los matones del partido conservador, el ex comisario Ramón Valdez Cora, asesinar a De la Torre pero terminó siendo baleado en pleno recinto su correligionario, hombre nacido en Paysandú y compañero de banca Enzo Bordavehere.

estamos-mal-pero-vamos-bien

Si Ud. que lee esto, lo trae a la actualidad y lo compara con este lamentable presente… ¿No le resulta familiar todos estos entramados? Digo… Panamá Paper y paraísos fiscales que ahora son legales y hasta hace 2 años y medio atrás eran delictivos según el sicario Jorge Lanata que le describía la ruta del dinero “K” y terminó siendo la ruta del dinero “M”; Macri-Calcaterra-Niky Caputo y los contratos de “obras públicas”; blanqueo de capitales anteriormente evadidos al fisco; estafas y el affeire Correo Argentino que tiene a la flia Macri como principal protagonistas; truchada de aportantes a las campañas proselitistas PRO, descomunal endeudamiento externo, enriquecimiento ilícito de todos los integrantes del “mejor equipo de los últimos 50 años”, asesinato de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, persecución y encarcelamiento de opositores políticos –Milagro Salas por caso- con complicidad mediático-judicial; constantes avasallamiento de las instituciones de la república; descomposición del Poder Judicial y saqueo permanente a los bolsillos del pueblo trabajador; una Bullrich que tiene a un narco como intendente de Paraná pero ella dirige su mirada a los movimientos sociales para criminalizar la protesta social.

Como en los “90” del siglo pasado (2da década infame) uno podía escuchar de boca Menem en 1991 -cuando con Dromi y Cavallo como ministros comenzó a aplicar su nefasto plan económico y de privatizaciones que fundieron al país gracias a la “eficiencia privada”-: “Estamos mal, pero vamos bien”. Hoy Macri, para quien Menem fue “el gran transformador” decidió transitar el mismo camino que su cipayo maestro riojano y expresarse de la misma manera.

Sin inmutarse Macri sigue hablando y presentándose como un excelente piloto de tormentas; tormentas que él “nos cuenta mediáticamente ” están ocurriendo a miles y miles de km de nuestra tierra –Turquía- y que por “culpa de ellas” (él… ¡Nada que ver!!!) azotan a todo el pueblo argentino pero él siempre está cansado como para hacerse cargo como presidente de cuidarnos. Parece ser que a él se lo voto para que argumente estupideces mientras sus amigos hacen suculentos negocios que lo benefician y benefician a ellos. La realidad es otra. Desde que asumió, él mismo, como un huracán “maligno”, viene gestando diariamente todo tipo de tormentas que sí azotan al pueblo trabajador: tormentas devaluativas, financieras, tarifarias, transferenciales de riquezas a los poderosos, congelamiento de sueldos y endeudamiento externo para que él y sus amigotes disfruten del andar en bicicleta financiera, etc, etc..

Como generadores de miserias, nada diferencia al actual Macri de aquellos que en la primera década infame priorizaron dejar de lado la participación popular y focalizaron su accionar en la persecución a la oposición, la tortura a los detenidos políticos, a sindicalistas, agremiados y agitadores y la misma fue centralizada en aquellos años en la creada Sección Especial de la Policía Federal que desactivaba con eficiencia protestas sociales y laborales, abarcando desde la violencia utilizada para silenciar protestas, encarcelaciones, deportaciones de extranjeros mediante la aplicación de la Ley de Residencia, y hasta algunos fusilamientos en el marco de una crisis económica con aumento de despidos, desocupación, precarización laboral y profundización de las malas condiciones de trabajo a partir de la llegada de Félix Uriburu al poder. A esto se le sumó la creciente dependencia externa en aquella época y la proliferación de negociados. Macri tampoco se diferencia de aquel Menem de los “90”. Entre “Prometo la revolución productiva” y el “Síganme, no los voy a defraudar.” del riojano de ayer y el “Prometo pobreza cero, un millón de viviendas y miles de puestos de trabajos genuinos” que no pasaron de ser falsas promesas según se puede constatar en los calamitosos resultados de dos años y medio de gestión y que como el riojano se anima a decir “estamos transitando otra (¿cuántas van yá?) tormenta pero vamos por buen camino”. Es más que evidente que en términos de engaño, Menem-Macri no se diferencian. El riojano por lo menos aceptó ser un mentiroso: “Si decía lo que iba a hacer no me votaba nadie”. Macri no solo es un inexperto e ignorante empresario en el cargo de presidente de la nación, sino y además un perverso necio que no mide consecuencias de su accionar porque realmente no le interesa, y sigue mintiendo.

Pero sería muy torpe de mi parte no reconocer alguna diferencia a favor del primero y es que por lo menos el equipo del riojano (los “chicagos boys” de Cavallo) en términos comparativos y delincuencial resultó ser de la “championg intergalatica” a la par del mejor equipo de la “championg league” de los últimos 50 años que termino siendo un rejunte de simples y burdos delincuentes financieros que de políticas estatales nunca entendieron absolutamente nada.

Pero el director ¿técnico? Mauricio Macri de este rejunte de improvisados merece aquel tanguito de Enrique Cadícamo que con algunos cambios se lo podría cantar asi:

CADÍCAMO-MACRI (1)

A Macri le falta un tornillo…

(Enrique Cadícamo) (1932-2018)

Todo el mundo está en la estufa,

triste, amargao y sin garufa,

melancólico y cortao…

Se acabaron los robustos,

Si hasta yo, que daba gusto,

¡cuatro kilos he bajao!

Todo el mundo anda de asalto,

y el puchero está tan alto

que hay que usar el trampolín.

Si habrá crisis, bronca y hambre,

que el que compra diez de fiambre

hoy se morfa hasta el piolín.

Hoy se vive de prepo,

y se duerme apurao.

Y don “barba”, el Duran

Esta bien aceitao…

Hoy se lleva a empeñar

al amigo más fiel,

nadie invita a morfar…

Todo el mundo en el riel.

A Macri le falta un tornillo;

que venga un mecánico…

A ver si lo puede arreglar.

¿Qué sucede?… ¡Mama mía!

Se cayó la estantería,

o San Pedro abrió el portón.

El “toto” anda a las piñas

Y de pura arrebatiña

Se hizo un “verde” colchón.

Los ladrones son hoy “decentes”,

Y dicen ser muy buena gente,

encontraron a quién robar.

Y los “PRO” siguen de chorros

porque en su fiebre de ahorro

nos “afanan” pa’ guardar.

Hoy de prepo ese “Mauri”

te “abrochò” de parao.

Y sentís que te empoman

sin haberte afeitao…

Hoy tenes que empeñar

hasta el hijo más fiel,

nos dejó sin futuro…

Y al país en el riel

A Macri le falta un tornillo,

Que venga un mecánico.

A ver si lo puede arreglar.

 

Notas

(1) Esta nota la comencé a escribir justamente el día del natalicio de mi querido Gral Perón; 8 de octubre de 2018.

(2) J. A. Roca (h). Discursos, escritos, homenajes. Buenos Aires. 1943.p.55

Foto de Macri extraida de http://revistanorte.com.ar/estamos-mal-pero-vamos-bien/

Anuncios