CUANDO LAS “OPERACIONES POLÍTICAS MEDIÁTICAS” TRANSITAN POR EL RIDÍCULO.

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción.

Lanata 3                                                      Carta a Jorge Lanata

PEDRO DEL ARRABAL

Por Pedro del Arrabal

Jorge Lanata, a ver si podes intentar poner tu sesera en orden y la sacas de ese piloto automático que te hace “operar” de manera permanente y en modo esquizofrénico (parece que te mimetizaste con las locuciones de tu presidente).

Te preguntas en tu último PPT del domingo 25 pasado según cuenta la crónica leída: ¿Por qué ya nadie habla de corrupción?

Aclaro lo de “crónica” porque esto no lo escribo por haber visto tu programa. Como te conozco desde que te iniciaste en estas lides como “el progre vanguardista” dirigiendo Pág/12, recuerdo que a través del diario lograste engrupir a todos los “iluminados universitarios” de clase media en los “80” y “90”. Siempre desconfié de ti; esa fue y es razón por la que nunca te creí NADA. ¡Cuestión de “olfato popular” ¿Vio?! Hoy menos que menos vería un “show televisivo” estando consciente que vos, como conductor, sos el mismo “progre” (hoy en decadencia) que ahora panquequeado pasó de ser izquierdista panfletario a derechista servil sin intervención exógena alguna. Escribo esto porque lo leí en El Intransigente Digital. Lo que sigue lo haré rebajándome a tu altura para que sientas (si alguna vez lo lees) lo que significa tragar tu mismo veneno en materia de descalificaciones.

Volvamos a tu PPT en cuestión; parece que te preguntaste en esa emisión: ¿Por qué ya nadie habla de corrupción? Es notorio que la pregunta está mal formulada y tu perversión lo hace posible. Viniendo de vos nada es casual. No ignoras que corrupción hubo siempre, a lo largo de la historia, en todo el mundo, en todos los gobierno y de todo tipo. Pero en tu caso seleccionas a la hora elegir sobre cuál hablar… ¿Dependerá de la paga Jorgito? ¡ Me pregunto, vio! Lo grave es que algunas otras corrupciones, que las conoces muy bien, no te preocupan; es más, te cuidas mucho de hablar de ellas evadiendo el tema con “generalidades” para que no llamen la atención de esa “opinión pública” que intentas deformar; por ejemplo la del gobierno actual. Lamentablemente para vos y aunque te cueste aceptarlo eso te desnuda como otro corrupto operador más, trabajando para corruptos más grande y de mayor nivel. Vara distinta invalida ecuanimidad analítica de periodista “presuntamente” serio.

Siempre te caracterizó esa singular habilidad para utilizar tus mañas sacándole el jugo en oscuros negociados. “Existe algo en ti” –lo rescato como virtuoso- que hace que presentes tus “cuentos” de manera “axiomática” para darle credibilidad. Entonces, ¿cuál sería la pregunta correcta que, sobre el tema, deberías haber realizado si fueras mínimamente sincero? ¿Por qué ya nadie habla de la corrupción y de los corruptos que yo señalaba y les hablaba? Digo esto porque al “mambo” de la corruptela “k” lo fabricaste y lo inyectaste en dosis venenosas en el colectivo tilingo.

Continuas con un: “Toda esta historia empezó con nuestras ganas de que se hiciera justicia”. En la afirmación aparecen 3 palabras que dan cuenta de tu intencionalidad: “historia” y “nuestras ganas”. Cuando pluralizas, lo que haces es intentar involucrar a los televidentes en tus “ganas”; lo que en realidad ese televidente y radioescucha nunca supo que no se trataba de “ganas” sino de tus “negocios”. Ahora comienza a conocer que las “historias” (cuentos) salieron de tu frondosa imaginación para ser usadas como moneda de cambio en esos “negocios”. Hoy nadie duda que “las cosas” (necesidades) del presidente y la sed de venganzas de tu pagador (Magnetto) obligaban a que trabajaras (si se le puede llamar trabajo a lo que haces) así. Todo era una simple cuestión de hacer negocios con tus cuentos según sean los “oferentes del mercado periodístico”.

Nadie puede negar tu inteligencia en la materia. Usaste esa fama de “creíble” que te fabricaste en épocas del Pág/12 de los 80” y luego del “turco” Menen; épocas donde todo resultaba más fácil a la hora de criticar. Contabas con info de primera mano y un Magnetto (tu actual jefe y pagador) que, rosqueado con el riojano, te generaban el “pasto” que alimentaba tu ego (Criticabas al monopolio para poder sentarte a “negociar” en mejores condiciones con ellos). Posteriormente y con tu nueva creación televisiva –Día D -96/2003- fuiste preparando el terreno para tus panquequeadas futuras.

Lamentablemente para vos, el kirchnerismo te arrebató las banderas de tu supuesta –y falsa- búsqueda de “justicia”. Con una gestión política plagada de hechos concretos el peronismo de Néstor y Cristina desparramaron dignidad sin mirar a quién; encima no te permitieron “morder” algún cargo. Te comiste un garrón de 5 años vendiendo tu “contestaría pluma” a Perfil y otros medios. En el 2008 fundaste el diario “Crítica de la Argentina” y terminaste cagando colegas –entre ellos a la hija del querido y admirado Adolfo Castelo- con tu experiencia abandonando el barco en el 2010. Ya con la ley de Medio en el 2009 empezaste a olfatear que la “cosa” pasaba por Clarín, el campo y Macri . Eso sí; le cotizaste alto tus servicios. Así llegó el momento de ofrecer tus “servicios” a la mafia que antes criticabas y que todavía sigue conduciendo el “Don Corleone” real de la calle Piedra (no el personaje del escritor Mario Puzo).

Un buen equipo de producción y tu imaginación sirvieron para que PPT fuera una realidad y un éxito.

“¿Te acordás? No fue hace tantos años. Acá en este mismo estudio lo viste a Fariña y a Elascar. Aquel día el programa midió 32 puntos (rating), un delirio. Ese domingo, por primera vez, escuchaste que la guita del afano era tanta que se pesaba. Hasta Fariña dijo ‘Lanata quería ficción y le di ficción’. Años después reconoció que estaba mintiendo cuando lo desmintió”, les refrescaste a los pocos televidentes que todavía te siguen, hablándoles en tono personal.

¡Sin ninguna duda sos hábil!!! Si pasamos tus dichos por el tamiz analítico dentro de la “lógica formal”, sabias qué era lo que el tilingaje quería comprar y vos se lo ofrecías como “proposiciones verdaderas” de un silogismo perverso sabiendo que al comprador, la conclusión final, poco le importaba que fuera falsa.  

Tus denuncias siempre fueron falsas. Nunca ofreciste ni contaste con pruebas valederas que demostraran un cierto grado de verdad para tus “fabulaciones”. Y esto no es invento mío, fue siendo dictaminado por la propia justicia cuando leyeron los expedientes plagados de disparates sin contar y menos aportar prueba alguna. Allí salió tu talento para fabricar corrupciones recurriendo a puestas en escenas en un estudio televisivo (¿Te acordas de la bóvedas del los Kirchner en el sur?) , que las vendías como pruebas de tus miserables elucubraciones.

Vuelvo a la parte de tu “editorial” donde argumentas las mentirosas razones de esas “puestas en escena” con un “ganas de que se hiciera justicia”.

Las preguntas saltan inmediatamente, ¿Qué justicia pretendías que se hiciera? ¿La que vos entiendes desde tu condición de neófito en el tema y que con la habitual habilidad que te caracteriza transferís como demanda de la “opinión pública” presentándote como el vocero de lo que supuestamente “la gente espera”? ¿Y tu republicanismo y el cacareado respeto por las instituciones de la democracia? Con ese, tu criterio, Macri, usando sus habituales avasallamiento de otros poderes del Estado debió eliminar por DNU el Poder Judicial e instalar en el país la “Justicia Lanata”. O sea, los jueces son “ buenos” si operan en consonancia con los “juicios y sentencias” de Lanata; “corruptos” si se limitan a ejecutar lo que el derecho dispone. Entonces te pregunto ¿Qué haces con Bonadio y Stornelli que se cagaron en todos los pasos de un debido proceso judicial? ¿Son “decentes” porque operan respondiendo a tus puestas en escena? ¿Por qué no hablas de la fantochada llamada “Causa cuadernos” que se cayó sola por el peso de su “truchada? ¿Te olvidaste que mandaste a la gente a que escrachen a jueces en sus domicilios y que los compañeros de colegio hagan lo mismo con los hijos de los magistrados que vos los considerabas hdp porque no sentenciaban de manera similar a tus juicios y sentencias mediáticas?

Ahora bajó tu rating. ¿No te preguntas por qué?. La jugada falló y quedó al desnudo que todo lo habías ficcionado; que en realidad necesitabas responder a las demandas de tu jefe; que el objetivo era instalar en la opinión pública que los “kirchneristas” (como en el “55” hicieron con Perón) “se robaron todo” (como Perón). Un viejo “cuento” que tira por la borda la “originalidad” que te arrogas.

Con solo detenerse en lo que aparece señalado y subrayado más arriba, salta claramente que todo respondió a una “puesta en escena” para perversos fines. Estudio (set televisivo), Rating (lo que necesitabas y buscabas) y la denuncia de Fariñas sobre tu necesidad de ficcionar ponen al descubierto una realidad que lejos estuvo siempre de buscar una verdad; todo esto dio cuenta que eres un especialista en fabricar historias fantásticas (de fantasía, no por brillo).

Te jactas de inventar que la guita que supuestamente la “corrupción kirchnerista” se afanaba no se la contaba sino que se la pesaba. Luego vino lo de “ se robaron 2 PBI” que el mediocre de TN (hoy panelista de Fantino) Carnota difundía con las viejas propaladoras de barrio, y el tilingaje repetía la estupidez sin tener idea ni del peso del que vos hablabas ni del volumen que implicaba tamaña cifra supuestamente robada.

Continuas: “Después fue surgiendo lo de los bolsos.” (me imagino que los del corrupto Lopecito). Pero se descubrió que en esos bolsos había “verdes” de corruptores “M” metidos metido hasta el tuétano desde hace años en la cuestión “Obra Pública”. Silencio de radio (Mitre) y TV (Canal 13) de tu parte.

Entonces en aquella emisión de tu PPT reflotaste lo de la “Rosadita” con el mismo nivel de perversión anterior, intentando dar verosimilitud a tu viejo relato: En esta pantalla viste como se contaba guita en la Rosadita. Todo esto que viste era real. No eran actores. Son personas reales en situaciones reales. Cristina estaba en el poder, no era que hablábamos cuando ya nos habíamos ido”.

Claro que lo mostrado era “real” tanto como las personas que allí aparecían. Pero te cuidaste y nunca aclaraste (ahí no se te dio por investigar), de quién era esa guita que allí se contaba. Tu impúdico señalamiento “Cristina estaba en el poder” buscaba – y busca de manera insistente ante el fracaso de la operación- sostener que eso formaba parte de esa corrupción “k” con Cristina a la cabeza- de una de tus operaciones mediáticas titulada “se robaban todo”.

Ahora se sabe que no eran “verdes k” sino “verdes M”. Jamás lo vas a reconocer ¿No Jorgito? Entonces ¿Cómo es eso de “Un delito es un delito, no importa quién lo cometa”? ¿Siempre y cuando no se metan con el club de estafadores y delincuentes de guantes ya no tan blanco “M” ni con tu pagador Magnetto?

¿Te acordas cuando fabricaste una escena de corrupción para escrachar a un concejal de Quilmes en el local de la “Cátulo Castillo” de la Av. Scalabrini Ortiz al 1400 de la C.A.B.A. haciendo pasar como que la cámara oculta se había hecho en un bar de Quilmes?. Lo puedo aseverar porque fui en esa época integrante de la “Cultural Catulo Castillo”. Tus perversas andanzas tienen larga data.

Pero toda esta primera parte solo fue una introducción para con lo que después te despachaste: “Esta fue una semana en la que las contradicciones del kirchnerismo surgieron a flor de piel. Cristina en Cuba, Alberto con el Fondo, están más perdidos que Kiciloff en José C Paz.”

Jorgito, Jorgito, Jorgito… ¿a donde vez contradicción en tu enumeración? ¿En tu intento de presentar a Cristina como “socialista” (Cuba) y a Alberto como el “liberal” que acuerda con el F.M.I.? Eso de más perdidos que Kiciloff en José C Paz. me hizo acordar a tu otra cantinela despectiva relacionada con Máximo Kirchner: “es un boludo que lo único que sabe hacer es jugar con la Play Station”. Para vos portación de edad es sinónimo de boludez, sin darte cuenta que llegar a tu edad solo para operar perversamente no es garantía de nada sano y sí  prueba de que hay seres próximos a la “tercera edad” sumamente miserables. ¿Que Cristina vaya a ver a su hija en esa isla socialista de mierda (según vos, Cuba) solo porque (lamentablemente para vos) cuenta con el mejor sistema sanitario del mundo y produce los mejores especialista en medicina que pueden ayudar al problema de salud su hija, ya es un indicador de las ideas peligrosamente socialistas del “kirchnerismo”? ¡Hay que ser muy perverso o un reverendo hdp para jugar con la salud ajenas para rascar rédito político para tus “pagadores”!!!

En cuanto a lo Alberto, tus reacciones muestran que te duele, te molesta saberlo un tipo preparado y dispuesto a realizar una gestión mucho más sensata que la que hace el analfabeto político e ignorante en todos los rubros de tu presidente.

Durante toda la semana Alberto trató de despegarse de Cristina. Dijo que si gana no hay posibilidad de default, marcó diferencias respecto del chavismo, de 678, del Indec de Moreno, del cepo de Kicillof. Hay quienes dicen que está más domesticado que Dylan. Se la pasa diciendo que no va a haber cepo, pero la ex presidente del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, dijo que en algún momento va a haber que regular la situación del dólar. Los mercados son como un proxeneta, solo se interesan por vos si te pueden sacar plata. El kirchnerismo es como la jarra loca, nunca sabés qué tiene adentro.”

Insisto… Jorgito, Jorgito… Ese estilo peyorativo filo gracioso (“…está más domesticado que Dylan”) desnuda impotencia. Que Mercedes Marcó del Pont diga que en algún momento habrá que regular del dólar solo puede resultar “algo significativamente peligroso” para alguien que lucra con las necesidades de la población y te iguala a ese energúmeno que gritaba en la plaza en el 2015: “Yegua, quiero mis dólares para ir a punta del Este” . O los actuales “Nuestros votantes están esquiando… o disfrutando del sol europeo” (Lilita Carrio)

Hoy, domingo 1 de agosto, el diario de tu “jefe pagador” anunció que tu “impoluto presidente” lanzó medidas “tipo cepo”… ¡Un domingo!!! ¿Adonde te vas a esconder? O mejor dicho… ¿Qué pelotudez sobre el kirchnerismo desplegaras en la emisión de esta noche para desviar la atención?

Seguro que los “mercados” (que vos bien sabes quiénes son en materia bancaria y especuladores financieros) actúan como proxeneta. Pero por casa… ¿Cómo andamos? Para finalizar, esa aseveración nuevamente peyorativa de que “El kirchnerismo es como la jarra loca, nunca sabes qué tiene adentro.” Sí y no. Hablas del kirchnerismo para seguir bajándole el precio (Néstor) cuando sabes que históricamente ese kirchnerismo es una simple parte de un frente que tiene como eje los principios peronistas. Dentro de este concepto, el ser “inclusivo” es incompresible para aquel que hace del individualismo y la meritocracia un culto. Solo así uno entiende que el Frente de Todos te resulte “Una jarra loca; nunca sabés qué tiene adentro” y decidas imponerle un nuevo nombre desde una actitud cobarde por transferirle tu jugada a ese NADIE que significa: lo van a llamar Frente Para Todos los Gustos”.

Es la típica reacción de otro derrotado que comprueba el fracaso de su perverso accionar durante los últimos 11 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: