MOMENTO BISAGRA DE PUERTA VAIVEN

24 octubre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO. Política, de nuestra redacción.

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

A 72 horas de un nuevo acto comicial en nuestra querida República Argentina reaparece la esperanza. Y es cierto lo que plantean al unísono Macri-Vidal. Es un momento bisagra de un puerta vaivén histórica. Desgobernaron este país por casi 4 años.

Captura de pantalla 2019-10-24 a la(s) 12.56.51Con ellos se acabó la democracia a pesar que intenten atemorizar a la sociedad diciendo que solo ellos son la democracia. Con ellos volvió el odio y se impuso el autoritarismo, la soberbia, el antojo, los DNU, los vetos a leyes sancionadas por el Congreso Nacional, los caprichos de niños ricos, la burla contra los desposeídos y los desclasados, la descalificación política barata, la persecución política. Con ellos volvieron los encarcelamientos, los asesinatos de gente inocente, la muerte como reina y señora (8 bomberos en Iron Montain, decenas de gendarmes, 44 submarinistas, dos jóvenes como Maldonado y Nahuel y decenas de pibes a manos del gatillo fácil policial). Con ellos regresó la represión indiscriminada a los trabajadores, el aumento de tarifas, los pésimos servicios, el apagón nacional, el monstruoso endeudamiento externo, la timba financiera para unos pocos, el abandono de niños y los viejos, de la educación y la salud. Con ellos regresaron las enfermedades que creíamos desterradas y se encargaron de enterrar la ciencia. Con ellos regresó el avasallamiento de los otros poderes del Estado. Esa es la democracia MACRISTA. Todo lo anterior son claros ejemplos de actos y gestos macristas que ante la impotencia propia producto de la incapacidad de los “no políticos” por mantener un mínimo hilo de coherencia, se lo transfieren en esta campaña electoral –mientras dejan al país sin gobierno por casi 3 meses y sin que se les caiga la cara de vergüenza- como defectos de la oposición.  

Captura de pantalla 2019-10-24 a la(s) 12.54.50

Con el voto popular el domingo 27 de octubre próximo, la patria nuevamente puede volver a enderezar el rumbo de la que fue apartada, desviada en diciembre del 2015. El pueblo argentino podrá desandar si así lo decide en las urnas, ese sendero plagado de mentiroso ofrecimientos que decían lo llevaría a la bíblica “tierra prometida” (con la delirante pitonisa Carrio como guía espiritual).

A ojos vista, hoy nos encontramos en ese miserable páramo en el que transformaron este país. Este es el páramo que previamente y con promesas nos pintaron como bella floresta derramadora de bienestar; y la gente creyó a fuerza de embustes. Todo fue un simple y perverso verso marquetinero difundido por una prensa cómplice pero altamente beneficiada con suculentos negocios y la ampliación de su control monopólico de la información.

Todo ocurrió en 4 años; tiempo record.

Los pregoneros de aquel “bienestar” no mintieron; sus ejecutores no fracasaron. Fueron 4 años exitosos para los intereses de la gestión Macri & CEOs. Ese “bienestar” prometido nunca trajo especificaciones de destinatarios. Expresado como generalidades dichas por un torpe y bruto empresario a cargo de la presidencia, jamás incluyó la aclaración de quiénes serían los receptores. Hoy se puede comprobar a quien beneficio esta infame gestión. Solo se incrementó para ese reducido núcleo de “pudientes”; también “cobro con creces” la inseparable e interminable codicia de nuestra oligarquía que fue altamente “premiada” con la quita de retenciones y la eliminación del pago de impuestos; todo como política de un DESESTADO MACRISTA Benefactor de ricos a costa de la miseria instalada y padecida por el grueso de la población de este país.

Sin embargo los “originales PRO-CAMBIEMOS no ofrecieron nada nuevo. Se trató otra vez más de un simple y perverso movimiento oscilatorio dentro de un fenómeno que cíclicamente castiga a nuestro pueblo en su inocencia. Son la “cosas”, las “tormentas”, los “ríos” y las “cumbres” que el pueblo debe padecer en su tránsito por este valle de lagrimas, pero que llamativamente permite a la corrupta oligarquía local, cada 10 o 15 años de gobiernos nacionales y populares, retomar el total control de los resorte económicos imponiendo sus criterios con el mismo “verso” de siempre: “abrir nuestra economía al mundo” resignando cualquier aspecto asociado a la palabra soberanía. Esta clave lleva ya casi 200 años y nació con la presidencia de Rivadavia.

El domingo ese pueblo flagelado podrá retomar el camino de su destino como nación libre y soberana y recuperar en protagonismo los tres aspectos que hacen a la esencia del sistema republicano adoptado: el político, el económico y el social.

El marco internacional tanto sea el global como el regional, esta mostrando claros y contundentes síntomas del resquebrajamiento de un sistema con formato neoliberal impuesto y vendido mediáticamente como modelo económico exitoso. Lo cierto es que por donde pasó, arrasó. Francia, Grecia, Portugal, España, Italia dentro del conglomerado europeo y los países centroamericanos más Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Brasil y nuestro país son los ejemplos más claros de los estragos causados por el neoliberalismo.

Con la gestión de empresario Macri al frente del gobierno nacional salió a la luz, luego que su gestión nos sumergiera en un miserable e impúdico túnel “Michettista” plagado de oprobiosas y desalmadas medidas antipopulares, que no es lo mismo ser un empresario exitoso que ser un gobernante exitoso. Quedó en evidencia que la fortuna de los ricos también crece con el robo, (no son solo los pobres, los villeros, y los negros sucios los ladrones). Es de esperar que la población en general entienda que una política estatal no se maneja con los mismos criterios que utiliza la política empresarial. En este país los empresarios siempre buscaron alta rentabilidad de manera ociosa con la menor inversión posible; nunca dudaron tampoco en acudir al soborno y la corrupción cuando de Obra Pública se trató.

Una política de Estado para que sea tal siempre debe buscar la equidad distributiva de los recursos que en materia de riquezas la nación (territorio) posee y provee; como así también distribuir equitativamente la riqueza que produce el pueblo trabajador. El rol del Estado es claro y sencillo: brindar el mejor bienestar posible a la población.

El verso de la “teoría del derrame” nunca se cumplió ni se va a cumplir porque la codicia del poder financiero internacional nunca lo tuvo en sus planes; ergo siempre fue un verso para la “gilada”. El mismo verso que hoy en campaña hace el actual presidente al sostener que “en esto 4 años anteriores se lograron los cambios ¿estructurales? que permitirán a futuro generar ¿más? trabajo y bienestar”. Siempre mentirosas promesas a futuro para el pueblo mientras en el pasado reciente –los últimos 4 años- y en el futuro inmediato, él y sus amigos engrosaron ganancias empresarias como nunca antes conoció el sector en este país. En mi caso particular nunca se me ocurriría preguntarle a un “tornado devastador” como se reconstruye lo que él destruyó; especialista en destruir todo difícilmente me dirá cómo reconstruir lo por él destruido. ¿Cómo puede ofrecer trabajo aquel que destruyo el aparato productivo y las fuentes laborales?

Dentro de su total y absoluta ignorancia, Macri, en un franco y esquizofrénico culto a un tecnicismos que desconoce de cabo a rabo, vendió a sus sátrapas secuaces como los hombres del mejor equipo de los últimos 50 años. Las actuaciones demostraron que los tipos no conocían nada de política más allá de transformarlas en simples y burdas operaciones financieras con alta rentabilidad para ellos, sus amigos empresarios y el presidente empresario. De eso se trato el prometido CAMBIO.

La puerta vaivén puede volver el domingo que viene al lugar que siempre le dio grandeza a nuestra PATRIA y a su pueblo: Un gobierno Nacional y Popular de la mano del PERONISMO y con ALBERTO FERNÁNDEZ como presidente.

FERNÁNDEZ-MACRI

 

 


17 de octubre, pueblo y peronismo; destino histórico común para nuestra PATRIA.

17 octubre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, historia y política; de nuestra redacción

Captura de pantalla 2019-10-16 a la(s) 16.12.49

“Siento deseos irrefrenables  de quemar mi vida,

si quemándola pudiera alumbrar el camino de 

la felicidad del pueblo argentino”

Eva Perón

V.L.M. 10

Por Victor Leopoldo Martinez.

Mucho se ha dicho y se ha escrito sobre aquella magna fecha. Tampoco fueron pocos los que se arrogaron la paternidad de la histórica gesta; ni faltó quien lo consideró un “hecho casual y fortuito” (Ricardo Forster-Catamarca julio del 2014). Pero es en el penúltimo señalamiento donde quiero detenerme; la cuestión paternidad.

Encuentro en este tema la razón de ser de esa nueva Argentina que re-nació aquel día en medio de un padecimiento popular por el destino final de esa esperanza que comenzó a tomar forma definitiva dos años antes en vientre materno de un bello lugar con nombre de mujer: Argentina. A partir de esa comunión amorosa entre un Secretario de Trabajo y Previsión (un nombre que lo inventó su gestor, el entonces Coronel Perón) y esa masa sudorosa llamada “clase trabajadora”, comenzó a gestarse un nuevo país para bien de su pueblo que como sociedad pasó a ser protagonista y le imprimió un giro 180º a su destino  cambiando la dirección de la historia nacional.

¡Claro que el 17 de octubre de 1945 es el momento bisagra en nuestra historia!

Perón le dio entidad y protagonismo político a la clase trabajadora y fueron los trabajadores, de la mano de Perón y Evita, los que mostraron al mundo que era posible una sociedad con justicia social.

Esa esperanza no podía frustrase. Los momentos previos se los vivió con esa mezcla de angustia, dolor y pasión que solo los hombres y mujeres de pueblo, los trabajadores pueden sentir y experimentar frente a una PATRIA parturienta, según el decir de don Arturo Jauretche.

Y… Sí! La paternidad del 17 de octubre de 1945 tiene nombre y apellido: Pueblo Argentino; pueblo patriota. Como antes, como siempre, fueron esos “don nadie” los que decidieron ganar la calle para no perder la dignidad que apenas dos años antes habían comenzado a sentirla en carne propia, a experimentarla de manera gratificante en su hasta ese momento maltratada humanidad.

Salieron a la calle a pedir por aquel que los había dignificado, por el que los sacó de ser esos “don nadie” para pasar a ser trabajadores con vida digna. Siempre fueron agradecidos. Siempre devolvieron AMOR Y LUCHA a los que les entregaron AMOR. De ahí ese eterno y agradecido AMOR por Perón y Eva Perón.  

Pero además las masas obreras movilizadas aquel día se sentían poseedores de un mandato cuasi místico venido de los tiempos, de otras tantas gestas de un pasado que muy pocos conocían pero que lo intuían como grande y glorioso.

Por eso el 17 de octubre fue un hecho revolucionario; a pesar de todas los pueriles argumentos utilizados por la “Intelligentzia progre” y los colonizados mentales vernáculos para menoscabarlo cuando intentaron -y lo siguen haciendo- analizar de manera “sesuda y objetiva” la veracidad de los hechos y si el “cuento” de esos hechos se ajustaba –o no- en términos cronológicos; veracidad y cronología que exigían los textos de historia de Ibáñez en el secundario.

Es en esto donde seguramente encontraremos las razones de esa suerte pendular que tiene a maltraer la posibilidad siempre latente de ser una gran nación. Una cuestión histórica lamentablemente nunca saldada porque tanto la cultura como la educación siempre estuvieron en las manos oligárquicas y reaccionarias de un sector esencialmente ignorante. Con sus “academias”, la oligarquía junto a la “Intelligentzia de esa izquierda cipaya”, consiguieron controlar los contenidos a enseñar y fijaron los valores culturales a consumir por ese bruto pueblo que ellos creían debía salir de su barbarie para entrar en la “civilización”. Tomaron para eso modelos importados, en más de una ocasión de manera equivocada. De “Tiranos” trataron a Rosas, a Yrigoyen y a Perón,; lo hicieron con el solo objetivo de “demonizarlos” frente a la “opinión pública”.

Captura de pantalla 2019-10-16 a la(s) 16.15.19

Lamentablemente para ellos la historia, la verdadera historia de esta PATRIA fue forjada y construida por los de siempre; los de abajo; los grasitas, los “cabezas”, esos laburantes que poligrillos de clase media llaman “la negrada de mierda”. ¡Siempre los mismos! Los que pelearon por ser libre y liberar al resto de los hermanos americanos junto a San Martín, Belgrano, Dorrego y Artigas; los que pelearon junto al gaucho Rivero en el “30” del siglo XIX para recuperar de manos de la piratería inglesa nuestras Malvinas; los que pelearon en la Vuelta de Obligado junto Mansilla enfrentado a la flota anglo-francesa;  los que pelearon junto a Peñaloza y Varela enfrentado el despotismo cipayo mitro-sarmientino; los que pelearon junto a López Jordán; los que se negaron -entendiendo las razones de F. Varela- a ser asesinos de nuestros hermanos paraguayos en aquella guerra de la triple infamia mitrista; los que acompañaron a los hermanos Hernández en aquella defensa de Paysandú que llevaba adelante heroicamente el patriota latinoamericano Leandro Gómez; los que no le fallaron al “peludo” Yrigoyen en el “16” del siglo pasado, los que sufrieron las persecuciones y asesinatos en nuestra Patagonia en el “20” del mismo siglo, en la Forestal Chaqueña y en la semana trágica de los talleres Vasena. Los que padecieron las miserables condiciones laborales impuestas por la primera década infame. Siempre los de abajo; el pueblo, el verdadero y único pueblo. Siempre el pueblo poniendo el lomo. Y lo hizo una vez más el 17 de octubre de 1945.

No por casualidad la palabra PATRIA tiene tan bello origen en su significado y significante. Del latín antiguo viene el término patria: “tierra de nuestra padres, de nuestros antepasados”. Y no son pocos los patriotas que a lo largo de nuestra historia honraron a modo de gratitud ese sentimiento de ser americano que dio sentido y razón de ser a su existencia, a nuestro criollismo continental forjado a fuerza de AMOR y mezcla.

Luis Landriscina solía aclarar la diferencia entre el nacer en un lugar y el amor por ese lugar. “El nacimiento es una cuestión accidental en cuanto al lugar -decía el tano chaqueño, pero ser de un lugar, sentirse parte de ese lugar ya es una cuestión de decisión, de argumento por y para el amor”. Nuestro mestizaje es producto de ese amor por esta tierra. Juancito Sosa (nuestro gran Juan Domingo Perón), hijo de madre india es el mas claro y bello ejemplo de AMOR por lo americano. Su gesta y su lucha dan cuenta de un peronismo PURO AMOR AMERICANO.

DIGAN LO QUE DIGAN, CUESTE LO QUE CUESTE Y AUNQUE LAMENTABLEMENTE SIGAN CAYENDO COMPAÑEROS DE NUESTRO LADO EN ESTA LUCHA DESIGUAL, ESTE, NUESTRO PUEBLO, NUNCA CAMBIARÁ DE IDEA. SIEMPRE LLEVARÁ BIEN ALTO LAS BANDERAS DE EVITA Y DE PERÓN; PORQUE SON LAS BANDERAS DE LA PATRIA: INDEPENDENCIA ECONÓMICA, SOBERANÍA POLÍTICA Y JUSTICIA SOCIAL.

¡FELIZ DÍA QUERIDO Y LUCHADOR PUEBLO MIO Y VIVA LA PATRIA!

POR UN 27 DE OCTUBRE DE 2019 PERONISTA DE LA MANO DE ALBERTO Y CRISTINA PARA RECUPERAR LA DIGNIDAD PARA NUESTRA PATRIA Y SU PUEBLO.

Captura de pantalla 2019-10-16 a la(s) 21.02.49


CULTURA DE LO HUECO, TORPEZAS Y DAÑOS SOCIALES.

10 octubre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Realidad política nacional; de nuestra redacción.

EL CHERONCA

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

Siempre se dice que este país da para todo y dio a todos. Lo anterior es tan cierto que este presente político nos entrega hasta lo más insólito; a saber, tener un presidente elegido democráticamente que no se dedica a gobernar. Desde que Niembro lo instaló en política vivió y vive jugando a la “campaña electoral” que es el único divertimento donde puede prometer cosas que sabe que nunca va a cumplir. Gobernar implica trabajar ¡Y cómo! Macri nunca lo hizo, pero desde hace dos meses y de manera increíble se jugó metiéndose más en su divertimento. Transformó en changa su juego y este lo tiene de excursión permanente. Como no le demanda esfuerzo alguno, deja el país en banda y que se hunda en esa calamitosa crisis económica que el mismo creo de manera alevosa. Macri está en campaña electoral como si sus 4 años anteriores de nefasta gestión y desgobierno no hubieran existido. En las PASO perdió por paliza. Como todo “niño rico caprichoso”, si pierde en un juego lo anula, lo niega, lo ignora como si nunca hubiese existido (“las PASO no existieron; vayan a dormir.”), MACRI IGNORÓ EL RESULTADO DE LAS ELECCIONES DE AGOSTO.

Mauricio “jugó a gobernar sin tener que trabajar y menos pensar” (tanto siendo Gobernador de la C.A.B.A. como ahora presidente). Nunca trabajó; por consiguiente no sabe de qué trata la cuestión. Habla del tema sin conocimiento alguno. Si alguno de sus “colaboradores” le exigió demasiado pidiéndole que cumpla con las funciones para las que fue elegido en su rol presidencial rápidamente solicitó una semana de descanso porque sino se “volvía loco y amenazaba con hacer mucho daño”. Loco o no el daño lo hizo.

Macri nació y vivió en un mundo de fantasías y engaños. Su mamá contó que de chiquito siempre fue mentiroso y por eso lo regañaba (entrevista a la Blanco Villegas publicada por la revista Noticias).

Su vida, gracias a la mal habida fortuna familiar, siempre le permitió disfrutar de juegos. Con dinero todo se compra. Certificados habilitantes de primario, secundario y universitario son fáciles de conseguir por módicas sumas en el ámbito de la educación privada. De ahí su marcada ignorancia en casi todos los temas que vayan un poquito más allá de sus conocimientos de futbol, de Boca y de alguna que otra gansada asociada.

Por inclinación patológica hacia la mitomanía no le costó mucho aprender a vivir fabulando; por eso transformó en “hechos virtuosos y transparentes” la desgraciada realidad que le supo imponer y obligó a soportar a la sociedad argentina en su conjunto con sus políticas de ajustes justificando de ese modo espurios negociados altamente redituables para él y sus amigos. ¡Pero encima los explicó -o narró- de manera ridícula!

Su papá –Franco-, consciente de esto y previendo lo que podía ocurrir, transfirió la responsabilidad de una posible elección presidencial de su hijo a sus potenciales votantes ya que conocía de primera mano la inutilidad de su “vástago”. El vástago –y a modo de venganza post mortem- mandó en cana a su padre muerto en condición de delincuente. Cría cuervos y te comerán las empresas.

La cultura del engaño es una cultura hueca, vacía de contenido real y llena de fantasías. En esa cultura creció Mauricio; lógicamente eligió para rodearse a potenciales mitómanos (Peña, Caputo, Michetti, Alonso, Garavano, Bergman y el resto), personajes que vienen acompañándolo en sus “ delictivas y fantásticas cruzadas” de apropiación de lo ajeno; sin mucho esfuerzo y sin exponerse a riesgo alguno desde ya.

Ahora bien, ser ignorante no implica necesariamente ser estúpido. Mauricio conoce por experiencias vivenciales la ley del menor esfuerzo y al dedillo los negocios más redituables que con ciertos artilugios se pueden llevar adelante para seguir manteniendo la gran vida; más teniendo poder.

Su torpeza a la hora de intentar hablar o argumentar alguna grotesca decisión que dispuso tomar, está más asociada a un desconocimiento generalizado en términos de un mínimo de cultura general a la que hay que sumarle su total ignorancia sobre cómo se manejan las estructuras estatales; por ende su incompetencia, ineptitud e impericia para abordar complicadas cuestiones de Estado siempre quedaron expuestas.

Los 8 años frente a la C.A.B.A. más los 4 como figurita presidencial, a la sociedad terminaron resultándole interminables. 12 años de pésima gestión y con cuantiosos daños sociales -no pocos de ellos irreparables- se presentaron como demasiado sadismo junto.

Pero lo tragicómico de este momento que nos hace vivir “el Mauri del #Sí Se Puede” es insistir con ese raro y muy perverso juego de seguir prometiendo cosas imposibles de realizar. El camino propuesto para “dar vuelta esta vez la elección” es presentado con una extrañaa bifurcación a nivel de insulsa propuesta vacía de contenido pero llena de “parches económicos populistas” preelectorales que en esencia detesta y rápidamente los contrarresta con “medidas” de urgencia en su desesperación; me refiero a los DNU presidenciales firmados a diarios que los mete solapadamente para garantizar los últimos negociados rentables en el presente o a futuro! ¡Y se manda en “cana” solo! Esto indica que como buen bruto sigue sin plan alguno e improvisando con total descaro pero con una alta cuota de perversión. Indudablemente esa bifurcación que intentan ofrecer, en ambos casos conducen a incrementar aun más la cuestión patrimonial producto de una desmesurada codicia que lo obliga -no solo a él sino a sus amigos- a seguir acumulando riquezas en base a contar burdas mentiras que son vendidas (complicidad mediante de medios y periodistas “adictos” -a la buena paga-) como la panacea que por fin llegará luego de estos 4 años donde se dedicaron a realizar ¿cambios estructurales?

Cabe preguntarse: Los cambios estructurales de los que habla Macri y su sequito de alcahuetes ¿incluyen el descomunal aumento tarifario que permitió engrosar groseros montos de ganancias extras a los empresarios amigos del presidente sin que hayan hecho ninguna inversión y con apagón nacional y regional incluido; la monstruosa transferencia de riqueza a los más poderosos vía devaluación de la moneda; las legalizaciones de las cuentas off shore que guardaban los gigantescos montos evadidos al fisco por el propio presidente y sus acólitos; el aceitado funcionamiento de la bicicleta financiera donde entraron todos sus amigos; el asalto a las arcas del ANSES, etc, etc,? ¿Esos cambios estructurales incluían la generación de nuevos pobres, hambrunas para niños, rebajas salariales, precarización de la jubilaciones, destrucción del aparato productivo, generar condiciones para el retorno de las AFJP y la precarización laboral vía reforma? ¿Cómo hicieron las “cambiadas estructuras” para fumarse 54 mil millones de dólares del prestamos del FMI sin que la sociedad sepa adónde fueron a parar?

Resultaría muy interesante conocer de boca de Macri como piensa revertir este desastre que él mismos produjo pero que siempre se lo atribuyó a factores exógenos y/o climáticos (Tormentas, ríos crecidos, subida al Aconcagua, fenómenos que se producían en Turquía, China, Martes o Júpiter). Sería bueno que expliquen de qué modo piensan que sí pueden “dar vuelta no solo la elección sino devolverle un mínimo de dignidad a la gente que vaya un poquito más allá del odio que se dedicaron a sembrar para dividir a la sociedad y seguir sacando ganancias de un río revuelto.

Nada de lo que prometa hacer Macri resulta creíble. Un ser humano hueco culturalmente que pone en evidencia su ignorancia con sus torpezas diarias solo puede traer mayores desgracias al pueblo argentino y el rife final de las pocas riquezas que nos quedan y que ya se encargó de hipotecar.

Peor aún, los “opositores” que corren a Macri por derecha con esloganes baratos a falta de propuesta y conocimientos, son peores que todos los del PRO juntos (Espert: “No votes al pasado, tampoco a este presente ¿?” mientras hace campaña en la C.A.B.A. para que gane Larreta que ¡es el presente que pide que no voten! Gomez Centurión: “Si votas a F.F. votas aborto. Vota por la vida”, pero nada dice de qué va a hacer con los pibes que sí se están muriendo de hambre por las políticas macrista). Y los defensores de Macri tipo Carrio con delirium tremen diciendo estupideces por doquier.

En eso tienen razón aquellos que insisten con: ¡Que país generoso!


“Su muerte me desgarra el alma porque era uno de los nuestros…” (J.D.P.)

10 octubre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Historia Latinoamericana

Captura de pantalla 2019-10-09 a la(s) 23.12.16

Por Ariel Magirena (Rescate de una carta de Perón a raíz de la muerte en lucha del Comandante Ernesto “Che” Guevara, posteado en su facebook el 8 de octubre del 2013)

“Compañeros:

Con profundo dolor he recibido la noticia de una irreparable pérdida para la causa de los pueblos que luchan por su liberación. Quienes hemos abrazado este ideal, nos sentimos hermanados con todos aquellos que, en cualquier lugar del mundo y bajo cualquier bandera, luchan contra la injusticia, la miseria y la explotación. Nos sentimos hermanados con todos los que con valentía y decisión enfrentan la voracidad insaciable del imperialismo, que con la complicidad de las oligarquías apátridas apuntaladas por militares títeres del Pentágono mantienen a los pueblos oprimidos.
Hoy ha caído en esa lucha, como un héroe, la figura joven más extraordinaria que ha dado la revolución en Latinoamérica: ha muerto el Comandante Ernesto “Che” Guevara.
Su muerte me desgarra el alma porque era uno de los nuestros, quizás el mejor: un ejemplo de conducta, desprendimiento, espíritu de sacrificio, renunciamiento. La profunda convicción en la justicia de la causa que abrazó, le dio la fuerza, el valor, el coraje que hoy lo eleva a la categoría de héroe y mártir.
Captura de pantalla 2019-10-09 a la(s) 22.16.38
He leído algunos cables que pretenden presentarlo como enemigo del peronismo. Nada más absurdo. Suponiendo que fuera cierto que en 1951 haya estado ligado a un intento golpista, ¿qué edad tenía entonces? Yo mismo, siendo un joven oficial, participé del golpe que derrocó al gobierno popular de Hipólito Yrigoyen. Yo también en ese momento fui utilizado por la oligarquía. Lo importante es darse cuenta de esos errores y enmendarlos. ¡Vaya si el “Che” los enmendó!
En 1954, cuando en Guatemala lucha en defensa del gobierno popular de Jacobo Arbenz ante la prepotente intervención armada de los yanquis, yo personalmente di instrucciones a la cancillería para que le solucionaran la difícil situación que se le planteaba a ese valiente joven argentino; y fue así como salió hacia México.
Su vida, su epopeya, es el ejemplo más puro en que se deben mirar nuestros jóvenes, los jóvenes de toda América Latina.
No faltarán quienes pretendan empalidecer su figura: el imperialismo, temeroso del enorme prestigio que ya había ganado en las masas populares; otros, los que no viven las realidades de nuestros pueblos sojuzgados. Ya me han llegado noticias de que el Partido Comunista Argentino, solapadamente, está en campaña de desprestigio. No nos debe sorprender, ya que siempre se ha caracterizado por marchar a contramano del proceso histórico nacional. Siempre ha estado en contra de los movimientos nacionales y populares. De eso podemos dar fe los peronistas.
La hora de los pueblos ha llegado y las revoluciones nacionales en Latinoamérica son un hecho irreversible. El actual equilibrio será roto porque es infantil pensar que se pueden superar sin revolución las resistencias de las oligarquías y de los monopolios inversionistas del imperialismo.
Las revoluciones socialistas se tienen que realizar; que cada uno haga la suya, no importa el sello que ella tenga. Por eso y para eso, deben conectarse entre sí todos los movimientos nacionales, en la misma forma en que son solidarios entre sí los usufructuarios del privilegio. La mayoría de los gobiernos de América Latina no van a resolver los problemas nacionales sencillamente porque no responden a los intereses nacionales. Ante esto, no creo que las expresiones revolucionarias verbales basten. Es necesario entrar a la acción revolucionaria, con base organizativa, con un programa estratégico y tácticas que hagan viable la concreción de la revolución. Y esta tarea, la deben llevar adelante quienes se sientan capaces. La lucha será dura, pero el triunfo definitivo será de los pueblos.
Ellos tendrán la fuerza material circunstancialmente superior a las nuestras, pero nosotros contamos con la extraordinaria fuerza moral que nos da la convicción en la justicia de la causa que abrazamos y la razón histórica que nos asiste.
El peronismo, consecuente con su tradición y con su lucha, como Movimiento Nacional, Popular y Revolucionario, rinde su homenaje emocionado al idealista, al revolucionario, al Comandante Ernesto “Che” Guevara, guerrillero argentino muerto en acción empuñando las armas en pos del triunfo de las revoluciones nacionales en Latinoamérica.  (Peron-octubre 1967)”

CÓMO UN QUIROFANO “PRO” PUEDE PROMETER UN BRAD PITT Y TERMINAR ENTREGANDOTE UN FRANKENSTEIN

8 octubre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

PEDRO DEL ARRABAL

Por Pedro del Arrabal

En razón de los resultados electorales que se dieron en las PASO de agosto pasado (2019), en el país se exacerbaron peligrosas convulsiones dentro de la gestión gubernamental “PRO-CAMBIEMOS” y desnudaron que la amenaza proferida por Mauri no era en vano: “Si me vuelvo loco, les puedo hacer mucho daño.” Evidentemente se volvió loco nomás y al daño lo está haciendo.

A partir de diciembre del 2015, el macrismo en gestión trato al país, a sus instituciones y a su pueblo como si estuvieran enfermos.

Comenzaron a desparramar el virus del odio para evitar tener que hacerse cargo de que fue la gestión que llevaban adelante la que comenzó a enfermar y desestructurar a la sociedad en lo cultural, laboral y productivo.  

El macrismo es la corporización siglo XXI de una endemia que reaparece de manera recurrente en nuestro país (30; 55; 76; 90 del siglo pasado). Esta vez por la excesiva ingesta de un “remedio” elaborado por “Laboratorios Neoliberales”. El medicamento supuestamente no presentaba “contraindicaciones· y se lo publicitó como si fuera un “mana bendito” que curaba e inmunizaba como una vacuna –según aparece en el prospecto- de manera definitiva contra cualquier enfermedad, incluida la llamada “Populismo” a la que se encargaron de presentarla como un cuasi “botulismo”.

Esta vez al remedio lo presentaron en cajas bancarias con el nombre de fantasía PRO-CAMBIEMOS.

Sin embargo lo vinieron inoculando de manera solapada y mediáticamente desde hacía 10 años en los sectores medios de la sociedad a través de la mafia que conduce “don Corleone Magnetto” desde su multimedios Clarín.

El remedio fue vendido como la panacea que curaba todos los males. Ahora sabemos porqué “obviaron” incluir las contraindicaciones. La realidad se está encargando de poner en evidencia que fue casualmente ese medicamento el que está llevando al país y a su pueblo desde el 11 de diciembre del 2015 a empeorar su cuadro de situación.

MACRI 1Con el correr de la gestión macrista, el pueblo argentino empezó a descubrir de golpe que de ser un paciente que había comenzado a recuperarse de la mano de una gestión “populista” lo habían transformado en un enfermo crónico diagnosticado por un ¿Ing? (Macri) y un economista (Gonzalez Fraga) entre otros “especialista”; y fueron estos los que decidieron retrotraer la situación a la de un paciente terminal que debía volver a quirófano de prepo en el 2015.

El giro 180º de la camilla que traía al paciente en plena recuperación para volverlo a una sala de operaciones fue producto de un perverso y falso diagnostico hecho al estilo Dr. Bonadio.

Captura de pantalla 2019-10-07 a la(s) 18.17.08Ya en el quirófano, la mala praxi que llevaron adelante un grupo de improvisados “cirujanos” (dos brutas de brutalidad congénita instrumentistas: Laura Alonso y Gabriela Michetti, un asistente -rabino desorientado- que nunca encontró su Israel sionista en un mapa “orgánico”, de apellido Bergman, una delirante psicópata que se carga de alcohol y armas para asegurar el éxito de la intervención quirúrgica apellidada Bullrich, un ministro de justicia que le garantizaba legalidad a la intervención de apellido Garavano y un delirante y perversito anestesista especialista en inyectar   estupideces argumentales en la sociedad, llamado Marcos Peña hicieron el resto. Todos ellos fueron presentados y ofrecidos a los familiares y a la sociedad como el “mejor equipo de los último 50 años” que incluía un Messi de las finanzas de apellido Caputo que por amor a la “bicicleta financieramente patriótica” abandonó la “Champions League” y el Tour de Francia para venir a conducir un quirófano.

Captura de pantalla 2019-10-07 a la(s) 22.39.31

Lamentablemente, el país y sus habitantes, ya “operados” y en la camilla con la que se suele sacar a los pacientes de un quirófano, comienzan a presentir los resultados, las consecuencias y las espantosas secuelas que les dejó la intervención quirúrgica. Y no se equivocaron; al llegar a la habitación se miraron al espejo, y del Brad Pitt exitoso que le habían prometido en el 2015, solo vieron un simil Frankenstein lleno parche, ataduras con alambre, huecos infectados y deudas por doquier en el 2019.


SUBJETIVIDAD, ARTE Y SIMBOLISMO.

6 octubre 2019

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Cultura y Educación

ESCULTURA DE POMÁN

V.L.M. 10

Por Victor Leopoldo Martinez

Las expresiones culturales cargan en sus diferentes modos de comunicación tanto sea en el arte pictórico, música, escultura, danzas, literatura, etc, dos condicionantes íntimamente asociados a la personalidad del autor como individuo: la mirada objetiva  de  hechos y/o fenómenos (históricos, sociales, personales, naturales) y la subjetiva lectura e interpretación que hace de ellos. El resultado de esta conjunción termina confluyendo en lo que luego será una obra, cualquiera sea la expresión artística en la que se plasme.

En qué medida lo vivencial y formativo en términos sociales incide -o no- en la subjetividad de un artista (historia familiar-personal y formación cultural-educativa) es harina de otro costal, algo que a lo largo del tiempo  fue -y sigue siendo- material para discusiones e interpretaciones psico-sociológicas sobre las diferentes expresiones culturales a lo largo del tiempo.

¿El porqué de lo anterior? Muy simple; entra en juego una palabra que adquiere valor superlativo a la hora de expresar sentimientos y sensaciones por parte de un artista: libertad. En este aspecto el correcto uso y aprovechamiento de este valor tiene que ser bienvenido y no puede coartarse por prejuicio social  alguno. Toda creación artística no solo –salvo excepciones- se limita a una simple satisfacción egoica del autor; también puede buscar transmitir algo y/o pretender a la vez aceptación o rechazo “público” (sea este de elites sociales o mayorías popular) formando parte esto último de una  intencionalidad presente a la hora de esculpir, buscando despertar  conciencia crítica en sus receptores.

En razón de lo anterior, la verdadera creación nunca estará condicionada por los gustos o las preferencias de los destinatarios; si esto ocurre, la obra pasa a ser “por pedido”, a tener  “precio” como material de consumo: su posterior valoración pública excede la responsabilidad del creador quedando sujeta  al “negocio” entre la partes y a la intencionalidad de una de ellas que no es casualmente la del autor.    

Que por decisión propia  un creador quiera o desee plasmar en sus obras el sentir o el pensar de  individuos, sectores  sociales sea estos minoritarios o masivos y populares, o reflejar momentos históricos,  es parte del uso de esa libertad; del mismo modo ocurre con la subjetiva interpretación que de esos sentires o pensares libremente haga.  En general la objetividad con que alguien contempla y valora un fenómeno hecho obra  pone en conflicto la subjetividad del observador con la del artista  a la hora de crear.  Toda obra artística va a tener miles de lecturas según la subjetividad del o los contempladores. Las sensaciones y sentimientos que la misma despertará, pueden –o no- ser parte de la intencionalidad del artista al momento de crear. Pero no necesariamente un conflicto puede  ser motivo de discordia entre las partes; también puede ser el momento para incorporar otra mirada que bien puede ayudar a revisar preconceptos y estereotipos  valorativos en términos culturales.

Vayamos al ejemplo que motivaron esta reflexión.  

La reciente inauguración en la plaza central de una ciudad capital departamental  que cumplía sus 386 años de existencia, –con ofrenda floral incluida- de una escultura que muestra la imagen del supuesto fundador (Jerónimo Luis de Cabrera -nieto-; de origen español el hombre) con su bota pisando una urna (u objeto cerámico de barro), símbolo cultural de los originarios habitantes de esa localidad, hoy conocida como Pomán,  obra del escultor  Guillermo Gallo, despertó indignación en lugareños y generó una polémica que en lo personal no la veo ni quiero sentirla como agresiva.  sino como necesaria.

Digo “supuesto fundador”, porque en realidad, y según datos históricos se trató de un traslado del anterior asentamiento europeo llamado San Juan Bautista de Londres a este nuevo lugar ubicado a treinta leguas al este de aquel, al pie del cordón del Ambato  al que Cabrera nombró usando  el que tenía el anterior asentamiento atacado y destruido por el legendario cacique Chelemín; de ahí su nombre  de  San Juan de Rivera de Londres de Pomán.

Si bien es cierto que el término “fundación” se refiere a esa “toma territorial” para establecerse en un lugar, toda la zona ya estaba habitada previamente por originarios que fueron despojados de sus tierras por los  apropiadores europeos que se dedicaron a “fundar” fuertes como símbolos de  esa “propiedad privada” que venían a implantar culturalmente. Cuando digo culturalmente digo la necesidad implícita que trae consigo toda conquista para una futura colonización.

Nos guste o no, todos nosotros, , somos producto de esa colonización. Lengua, religiosidad, conceptos urbanísticos y arquitectónicos, hábitos y valoraciones culturales dan cuenta de ello. Especialmente en nuestro país ya que el mestizaje fue más contundente en relación al resto de América Latina donde la pureza en cuanto a  especies humanas (detesto la palabra razas) se mantuvo a pesar de los avatares que debieron y siguen soportando.

El hecho puntual  de Pomán no solo desnudó quizá la improvisación de una decisión política que me la imagino sin maldad alguna y como lógica consecuencia de esa colonización señalada en el párrafo anterior; también  intentó homenajear a un supuesto “fundador” desde la óptica cultural del conquistador europeo. El  conflicto generado se  presentó gracias a la bienvenida revisión histórica que por suerte –y todavía de manera aislada y sectorial- se está presentando (y entre los cuales me incluyo como hurgador). Esa revisión es algo que nos debemos los argentinos desde hace casi un siglo. El tiempo, junto a pruebas y testimonio nos van mostrando lo falseado de ese pasado que nos inculcaron vía “educación civilizadora”.

Ahora bien, esta dicotomía no se resuelve con valoraciones descalificatorias de unos para con otros. Solo la búsqueda de la verdad histórica de manera documental y su aceptación zanjará esas diferencias aunque sea de manera relativa ya que la verdad absoluta nunca será alcanzada.  Al fin y al cabo no son muchos los descendientes de aquellos originarios que todavía se encuentran entre nosotros. En cambio la mayoría  descendemos de aquellos conquistadores. El haber tenido la suerte de ser nativo de estas tierras nos hace parte de esa bella mezcla cultural que nos obliga a reconocer aciertos y errores, grandezas y miserias humanas que exceden con creces límites territoriales. Si a las miserias se las encuentra a cada paso y en cualquier lugar de este continente como muestras de los horrores cometidos por  aquella conquista y colonización, sería de una torpeza inadmisible desconocer la grandeza de un bello y respetuoso proyecto político llevado adelante por los Jesuitas que también llegaron junto a toda aquella conquista.

Así como el escritor Joselín Cerda Rodríguez junto el artista Raúl Guzmán pusieron y  ponen en cada una de sus obras la impronta cultural de los pueblos originarios de la zona para dejar testimonio de una parte de nuestra historia que la “oficial” negó y  sigue negando ajustándose a la premisa impuesta por Sarmiento -“civilización y barbarie”-, se me ocurre pensar que no es responsabilidad del autor de esta escultura el enclave decidido para su instalación. Desde lo personal y basándome en la subjetiva interpretación de la obra que a mi entender muestra la perversa intencionalidad del conquistador, quizá el enclave adecuado debió ser la entrada de la ciudad de Pomán con Cabrera mirando ese lugar que venía a avasallar, y en la plaza central del pueblo la imagen de un cacique originario lugareño listo y desafiante, mirando y dispuesto a enfrentar  a ese invasor.

Pero esto último es pura elucubración, más que subjetiva,  del que esto escribe. No me parece justo abrir un juicio descalificador sobre la obra del Lic. Gallo  que según mi muy modesta opinión me resultó impactante por lo simbólico: La cultura del invasor pisando, aplastando la cultura de los originarios. Recién ahora sale a la luz que acá no hubo un encuentro de dos culturas; una le pasó por encima a otra a sangre y fuego. El rescate de la cultura sojuzgada es tarea nuestra para llevar un poco de paz y justicia para con los olvidados de esta tierra.