REFLEXIONES EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS (PARTE II)

19 abril 2020

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, El Emilio, de nuestra redacción.

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 12.53.29

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 12.12.41

Por Victor Leopoldo Martinez (29 de Marzo-Décimo día de cuarentena obligatoria)

NATURALEZA; ENTRE LA SENSATEZ Y LA ESTUPIDEZ HUMANA

Si realizamos constantes lecturas críticas sobre la realidad mundial y local, teniendo una mediana formación académica interdisciplinaria (harto compleja pero no por eso indescifrable) y contando en nuestra profesión periodística con información adecuada y confiable, los que podemos acceder a ello (entre los que me incluyo) estamos en condiciones de llegar a otras conclusiones que sin constituir verdades absolutas pueden aportar otros puntos de vista para debatir más seriamente diversos temas que hacen a la continuidad de la vida humana y planetaria hoy en estado crítico gracias a  otra pandemia con ciento de millones de infectado y una capacidad de contagio inconmensurable: la estupidez humana (pandemia con contagiadores y difusores del virus, todos instalados en los medios de comunicación de masas). 

No son -somos- muchos los curiosos, pero tampoco pocos. Somos y estamos. Hasta podemos  parecer violentos a la hora de comunicar lo que muchas empresas periodísticas esconden de manera cómplice e interesada. Peor aún, no solo resultamos chocantes sino que hasta corremos el riesgo de ser convertidos en “enemigos sociales” (con demonización, escraches, y de ser posible, padecimientos hasta el exterminio por ser malignos seres sociales, sentenciados y ejecutados en hogueras público-mediáticas escarmentadoras). 

Aun así me animo a proponer que el lector realice una revisión exhaustiva de la historia (no la “oficial”) y los sobrados antecedentes políticos, económicos y sociales existentes en diferentes experiencias alrededor del globo.  Seguramente el que se anime se encontrará con muchas sorpresas; hasta podría llegar a tener una visión nueva, no alienada con esa realidad ficticia que se vende mediáticamente y/o por redes sociales sistemática y constantemente. Es necesario intentar contrarrestar la decisión ya tomada por los delirantes y codiciosos poderosos del mundo como “la solución final”.

Veamos:

CAPACIDAD DE CARGA

La capacidad de carga (relación entre los recursos naturales energéticos -energía en su amplio espectro significante, de obtención y utilización- existente y disponibles en nuestra biosfera para responder adecuadamente a las demandas humanas de manera sustentable y sostenida en el tiempo) del planeta ya fue rebasada hace 50 años.

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 13.09.53

La prueba de esto se la encuentra en la década de los “60” del siglo pasado donde, preocupados por el tema, nacen los centros de estudios de prospectivas financiados por esos poderosos del  mundo con el fin de lograr el control político-económico planetario y el manejo de los recursos naturales estratégicos ante tal situación. El más destacado de estos centros, financiado por David  Rockefeller, fue el Instituto Hudson -norteamericano- dirigido por Herman Khan que comienza a realizar estudios de prospectiva aplicando la interdisciplinariedad en los mismos junto a la teoría de “causa y efecto” (generar determinadas acciones focalizadas en regiones estratégicamente puntuales del planeta y estudiar las respuestas políticas, económicas y sociales de sus sociedades desde la sociología, la psicología y lo cultural), orientados todos ellos a ser aplicados en la política exterior y de dominación del imperio norteamericano. (Recomiendo leer “Lo que habrá de suceder, década 75-85”, obra publicada en 1969 -Emece- y que anticipaba la caída del Sah de Iran Mohammad Reza Pahlaví -enero de 1979- y la caída del régimen dictatorial de la dinastía Somozista en Nicaragua en julio del mismo años… 10 años antes. También aparece en ese trabajo el “posible” conflicto del Atlantico Sur -Malvinas 1982- 13 años antes)

Por si esto fuera poco entra en escena la Trilateral Comission (1973) una entidad creada también por Rockefeller en colaboración con el polaco Zbigniew Kazimierz Brzeziński. Esta estructura aglutinó a los economistas que trabajaban para los poderosos de Norteamérica, Europa y Japón (del Asia del Pacífico). Brzeziński, un Alcón belicista, terminó siendo, paradójicamente, asesor del presidente demócrata Jimmy Carter (uno de los presidentes norteamericano con mayor sentido común y muy respetuoso de los DD.HH. y  la libre determinación de los pueblos. El acuerdo sobre la restitución del Canal al pueblo Panameño fue el más claro ejemplo de su conducta de verdadero demócrata).  

El descomunal desarrollo industrial que se dio en los países centrales (Europa y EE.UU.) en la segunda mitad del siglo pasado, quienes más utilizaron -y lo siguen haciendo- combustible fósil agregó otro componente a la acción contaminante de nuestra atmósferas que se iba incrementando y empeorando con el uso de los clorofluorcarbonados utilizados por la proliferación de los refrigerantes y aerosoles junto a los dañinos efectos de los fertilizantes hidrogenados, tan dañinos para la capa de ozono. Por esto último aparecieron los primeros  agujeros en ella por donde comienzan a filtrase los peligrosos rayos UV.

Bienestar para los que vivían y viven en los países centrales vs la alta pobreza y el elevado costo ambiental  padecido y pagado por el resto de los habitantes planetarios. Para colmo de males los países pobres y en vía de desarrollo vinieron siendo imposibilitados de salir de la pobreza incluso aprovechando sus recursos naturales a través de una explotación racional y sustentable. Tampoco pudieron lograr un mínimo de desarrollo industrial generador de fuentes de trabajo y tecnología, condicionados por la legislación ambiental que los países centrales contaminantes obligaban a respetar al resto de los países (El famoso slogan defendido hasta por “ONGs y operadores ambientalista”: “Crecimiento cero”, que junto al dumping comercial que aplicaban las potencias produjo estragos en las economías de la periferia global). 

Desde esa periferia global no pocos venimos sosteniendo desde hace 40 años que el mayor enemigo que tiene la naturaleza y el medio ambiente planetario es la pobreza existente en esa periferia. Los visibles fenómenos de desplazamientos humanos no son casuales. Las ingentes masas famélicas que desde África y Medio Oriente intentan desplazarse hacia Europa, y centroamericanos intentando ingresar a EE.UU. son los más claro ejemplo que me permiten sostener -como sostienen tanto otros pares del mundo en este tema- que si el “Centro” no permite desarrollarse a la “periferia”, esta última  seguirá intentado desplazarse hacia el “Centro” por una cuestión instintiva generada por hambre. 

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 12.52.08

EL VERDADERO ENEMIGO AMBIENTAL    

Todo lo anterior va acompañado de  una pésima distribución de la riqueza producida por la clase trabajadora (70% de la población activa mundial) explotada por las multinacionales con cabecera en los  países centrales quienes siembran empresas en todos los rincones de la periferia global. Riqueza  usufructuada por el 1% de la población mundial y gozada por apenas un 1/6 de ella. El combo que se armó -no por casualidad- terminó siendo explosivo y su mecha encendida en los “90” del siglo pasado, década de auge del neoliberalismo en el planeta. Neoliberalismo que como fenómeno aparece en nuestros país por primera vez con la última dictadura militar y llega a su punto más alto a escala mundial de la mano de Reagan y Thatcher en los “80 y “90” del siglo pasado. La  máxima expresión local  con formato democrático fue el menemato, ya  superado por la devastación Macrista. 

Aquella mecha intentó ser apagada en la cumbre mundial ECO-RIO 92 con Agenda XXI, esfuerzo que terminó siendo inútil por acción de los lobbies gubernamentales y empresarios norteamericanos a lo que se le sumó la estupidez humana generalizada que le rendía culto al consumismo. María Julia Alsogaray como la  “polifuncionaria” del menemato neoliberal era la responsable de la Secretaria de Medio Ambiente  en aquel entonces y la que alineo al país detrás de los intereses norteamericanos en aquella cumbre planetaria (114 presidentes del mundo presentes) sacándolo del grupo de los “77” Países No Alineados que hasta ese momento nuestro país integraba. Les vendió a los estúpidos que nuestra pertenencia al “Primer Mundo” era ya un hecho gracias a la “convertibilidad” Cavallista. 

Planteada la cuestión en estos términos solo le restaba a la humanidad esperar los  maravillosos resultados anunciados por los que sostenían la “teoría del derrame” que supuestamente traería el bienestar que la humanidad demandaba. Los sostenedores de aquella “teoría” auguraban que el planeta, y por la aplicación de las recetas económicas “sugeridas” por los países centrales a través de sus voceros -FMI y B.M.-, se dirigía al estado universal cuasi perfecto; caso contrario y si se seguían los dictados “populistas” inexorablemente el mundo acabaría con “la explosión final”. 

HIPOTESIS FALAZ

Toda la pintura anterior… ¿Era y es cierta? ¿Sino se aceptan sumisamente las directivas de los organismos multilaterales manejados y mantenidos por las poderosas economía del mundo, la situación es irreversible?

¡NO! ¡Hipótesis falaz! La humanidad todavía está a tiempo para evitar esta catástrofe, atenuar las consecuencias y comenzar con la tarea de recuperación. Pero esto solo será posible si se elimina la avaricia y el egoísmo que anida en el alma de los poderosos de esta tierra; ardua tarea si las hay.

El COVID-19 vino para quedarse y con su presencia los poderosos deben replantearse totalmente su alto nivel de codicia; y en el caso argentino la desmesurada avaricia ¿Lo harán? Dudo. Las reglas económicas deben cambiar en función de prioridades, y esas prioridades deben tener un eje rector que debe definirse con la respuesta a la siguiente pregunta: ¿Elegimos priorizar una humanidad racional y solidaria o se sigue respetando la imbécil propuesta realizada por unos pocos, estúpidos y delirante codiciosos que solo buscan llevar a la humanidad al suicidio pensando que ellos serán simples espectadores de tragedias ajenas?

JUGANDO CON EL FUTURO   

Los poderosos del mundo esto lo saben y sus planes a futuro son otros, más próximos a lo segundo de la pregunta anterior; sus intereses y prioridades siguen muy alejados de los intereses de la humanidad. Hace unos 8 años (2012), el multimillonario norteamericano David Rockefeller se animó a  blanquear la cuestión del agotamiento de la capacidad de carga planetaria y sin inmutarse manifestó que en base al crecimiento demográfico calculado en prospectiva para el siglo XXI (7 mil millones) la misma solo alcanzaba para cubrir las necesidades de 4000 millones de habitantes.¡Lamentablemente tenía razón! Los cálculos científicos y de prospectiva así lo indican. En principio y con la actual mala distribución de la riqueza y el despilfarro energético que llevan adelante los países centrales , sobraran 3000 millones. El magnate implícitamente dejó como sugerencia  que había que eliminarlos. Claro está que el multimillonario pensó que los sobrantes y las posibles víctimas del potencial exterminio debían ser los pobres de la periferia global.

Pedro del Arrabal, en una nota publicada en esta revista digital en febrero de ese año le acercó algunos sugerentes números a Don David (que no es el del vino de Cafayate) como para ir acercando al de los sobrantes señalado por el magnate norteamericano. Graciosamente Pedro le sugirió a Rockefeller sacarse de encima a los más jodidos del planeta en materia ambiental; y le dio datos y números concretos: 270 de norteamericanos + 600 millones de europeos (grandes derrochadores de energía y consumidores de esa capacidad de carga), daba un número interesante -870 millones- que acercaba el bochin en un 25% al número de los que quiere eliminar don Rockefeller. Dicho sarcásticamente por Pedro el planteo tenía más lógica. Solo piense usted lector que una monumental ciudad  levantada para la “joda y el divertimento de ricos y pudientes” en pleno desierto como es el caso de Las Vegas; consume por día la misma cantidad de energía que consumen 5 medianos países centroamericanos juntos en un año. ¿Le queda Claro?   

Pero… apareció el coronavirus y pudrió todos los planes, porque el “bicho” comenzó su ataque mortal justamente en los países centrales. Hasta el otro multimillonario -Bill Gate-, que en principio se prestó al juego de las “simulaciones virtuales” para “chequear” la reacción de la humanidad frente a una pandemia, terminó pidiendo la “chata” porque el cagazo a la “parca” le afloró por todos los poros; sabe que a la inmunidad para protegerse de los pequeños asesinos no se la puede comprar con u$s ya el desboque de “bichajes” utilizados en estas experiencias no se maneja con divisa alguna y  no  respeta poder económico ni clases sociales.    

EXPERIMENTOS EN CONSTANTE EXPANSIÓN

Nadie con 2 dedos de frente (porcentaje escaso en términos comparativos sobre el total de la población mundial) -me refiero a esos que no estamos (están) alienado mentalmente en determinada dirección por efecto de relatos mediáticos generadores de reflejos condicionados-, puede hoy negar que el mundo está siendo manejado por locos y  delirantes con carnet. Trump, Boris Jhonson, Bolsonaro y Piñera en A.L. (por suerte nosotros nos sacamos a tiempo al bruto de brutalidad congénita pero recargado de hijaputes Mauricio Macri) son los ejemplos mas notorios de psicóticos adoradores del Dios dinero y guías para los innumerables idiotas e imbecilizados  apóstoles dispersos por el mundo predicadores de las bondades del “mercado”. Tuvimos un ignorante como Macri y seguimos teniendo teniendo perversos y perseverantes hdp como J. L. Espert  ¿Objetivo? Que la estupidez humana no baje del altar al neoliberalismo, lugar donde se le rinde pleitesía. Para esto se requiere de mucha ignorancia y en nuestro país sobran ejemplares; especialmente en la clase media donde con mayor facilidad anidó la estupidez 

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

Hasta la década del 50 del siglo XX el problema del crecimiento demográfico y su control, los poderosos del mundo lo manejaban a través de Guerras. Los 2 grandes conflictos bélicos mundiales que se dieron en ese siglo con escenario central en Europa dieron pie para que en el caso de la Primera gran Guerra aparecieran por primera vez las nefastas  armas químicas. Sin embargo también  generaron un cambio en la mentalidad de las nacientes generaciones preferentemente europeas y en medida no menos notoria en la juventud norteamericana. Pero… 

Aún así esos poderosos se las ingeniaron para no resignar ninguno de sus objetivos e inventaron en las décadas siguientes de posguerra un nuevo tipo de guerra -la “fría”- asentándola en lo ideológico. Esto permitió al imperio norteamericano el desarrollo de la industria bélica  en modo “preventivo”. A las armas químicas y nucleares ya utilizadas en los dos grande conflictos le sumaron  el trabajo de los laboratorios que venían realizando actividades de manipulaciones genéticas, dando inicio al uso de nuevas armas de destrucción masiva del tipo virus-bacteriológicas. El incremento de ganancias para esos poderosos pasó a ser descomunal tanto como su poder político internacional asentado en el poderío armamentista (ya habían brindado muestras en el salvaje ataque atómico a Hiroshima y Nagasaki) y la utilización de la fuerza como el derecho de las bestias. A partir de allí se arrogaron otro derecho, el  de ser los gendarme y custodios “del mundo libre” que ellos comenzaban a esclavizar a escala planetaria. La caída del Muro de Berlín y el derrumbe de la experiencia socialista soviética fue tomado por el imperio norteamericano como el triunfo total del capitalismo.

Hoy ya ni siquiera necesitan mandar “cristos al combate” como en el siglo pasado; les alcanza con utilizar Drones bombarderos para aniquilar poblaciones enteras masacrando ingentes masas de población civil, o recurriendo a la siembra de “bichaje” y sustancias químicas en sus guerras “químico-virus-bactereológicas” ya que operan como bombas neutrónicas asesinando humanos y toda forma viviente sin dañar infraestructuras e instalaciones edilicias que puedan resultar aprovechables a futuro. 

No es ficción; es lamentable realidad. Las pruebas y testimonios los encontramos diariamente en Medio Oriente y en lo que dejaron en pie en Africa. 

Lamentablemente  la codicia capitalista juega con fuego al no incorporar en sus análisis de prospectiva sobre los resultados de sus experimentaciones con las armas antes señaladas (“químico-virus-bactereológicas”), una variable que para estas cuestiones es fundamental no perder de vista: el metabolismo propio de la naturaleza que tiene tiempos muy diferentes al resto de los metabolismos de las especies vivas. Se toma su tiempo. Pero tarde o temprano le cobra “facturas” a los que intentan “jugar” con ella y/o dominarla.

RECURSOS EN ESTADO CRÍTICO

Evaluando el estado actual en que está quedando el planeta, el  problema a resolver es la disputa entre la estúpida codicia de los poderosos capitalistas del planeta y aquella parte de la población mundial sensata que sigue intentando frenar la hecatombe buscando soluciones de alternativa, intentos estos últimos que siempre terminan siendo calificados de “terroristas”.  

Agua y biodiversidad son hoy por hoy recursos claves  y en estado crítico. 

Agua. La contaminación de ríos, mares y océanos torna al vital elemento en un recurso crítico. Nada es caprichoso, panfletario ni porque  sí. El 70% del cuerpo humano está conformado por agua lo que la torma esencial para la continuidad de la vida de la especie. No por casualidad las empresas reclaman su privatización. Lo ven como otro gran negocio. Y sino pregunten a Nestle qué opina al respecto.

La palabra “biodiversidad” no solo está  asociada a la preservación de ecosistemas y biomas esenciales a nivel planetario sino también a la salud de los humanos. La disputa económica entre los laboratorios europeos y norteamericanos por el control de la mayor reserva de biodiversidad planetaria -la Amazonía, fuente de innumerables especies que pueden guardar en sus entrañas la cura para enfermedades hasta hoy incurables, fue investigada solo en un 5%- puede llegar a definir el escenario de la tercera y ultima guerra mundial dentro de una disputa capitalista: América Latina. Estoy hablando de un negocio para los laboratorios medicinales presentes en esta disputa por el control de esa reserva de unos 50 mil billones de u$s (¡Sí! Vuélvalo a leer!) para los próximos 100 años. Por lo menos así lo consideran los amos del mundo afectados por el virus de la estupidez. Para ellos la ciencia nunca fue neutral y la salud solo un gran y redituable negocio.

(Continua)


“Su muerte me desgarra el alma porque era uno de los nuestros…” (J.D.P.)

10 octubre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Historia Latinoamericana

Captura de pantalla 2019-10-09 a la(s) 23.12.16

Por Ariel Magirena (Rescate de una carta de Perón a raíz de la muerte en lucha del Comandante Ernesto “Che” Guevara, posteado en su facebook el 8 de octubre del 2013)

“Compañeros:

Con profundo dolor he recibido la noticia de una irreparable pérdida para la causa de los pueblos que luchan por su liberación. Quienes hemos abrazado este ideal, nos sentimos hermanados con todos aquellos que, en cualquier lugar del mundo y bajo cualquier bandera, luchan contra la injusticia, la miseria y la explotación. Nos sentimos hermanados con todos los que con valentía y decisión enfrentan la voracidad insaciable del imperialismo, que con la complicidad de las oligarquías apátridas apuntaladas por militares títeres del Pentágono mantienen a los pueblos oprimidos.
Hoy ha caído en esa lucha, como un héroe, la figura joven más extraordinaria que ha dado la revolución en Latinoamérica: ha muerto el Comandante Ernesto “Che” Guevara.
Su muerte me desgarra el alma porque era uno de los nuestros, quizás el mejor: un ejemplo de conducta, desprendimiento, espíritu de sacrificio, renunciamiento. La profunda convicción en la justicia de la causa que abrazó, le dio la fuerza, el valor, el coraje que hoy lo eleva a la categoría de héroe y mártir.
Captura de pantalla 2019-10-09 a la(s) 22.16.38
He leído algunos cables que pretenden presentarlo como enemigo del peronismo. Nada más absurdo. Suponiendo que fuera cierto que en 1951 haya estado ligado a un intento golpista, ¿qué edad tenía entonces? Yo mismo, siendo un joven oficial, participé del golpe que derrocó al gobierno popular de Hipólito Yrigoyen. Yo también en ese momento fui utilizado por la oligarquía. Lo importante es darse cuenta de esos errores y enmendarlos. ¡Vaya si el “Che” los enmendó!
En 1954, cuando en Guatemala lucha en defensa del gobierno popular de Jacobo Arbenz ante la prepotente intervención armada de los yanquis, yo personalmente di instrucciones a la cancillería para que le solucionaran la difícil situación que se le planteaba a ese valiente joven argentino; y fue así como salió hacia México.
Su vida, su epopeya, es el ejemplo más puro en que se deben mirar nuestros jóvenes, los jóvenes de toda América Latina.
No faltarán quienes pretendan empalidecer su figura: el imperialismo, temeroso del enorme prestigio que ya había ganado en las masas populares; otros, los que no viven las realidades de nuestros pueblos sojuzgados. Ya me han llegado noticias de que el Partido Comunista Argentino, solapadamente, está en campaña de desprestigio. No nos debe sorprender, ya que siempre se ha caracterizado por marchar a contramano del proceso histórico nacional. Siempre ha estado en contra de los movimientos nacionales y populares. De eso podemos dar fe los peronistas.
La hora de los pueblos ha llegado y las revoluciones nacionales en Latinoamérica son un hecho irreversible. El actual equilibrio será roto porque es infantil pensar que se pueden superar sin revolución las resistencias de las oligarquías y de los monopolios inversionistas del imperialismo.
Las revoluciones socialistas se tienen que realizar; que cada uno haga la suya, no importa el sello que ella tenga. Por eso y para eso, deben conectarse entre sí todos los movimientos nacionales, en la misma forma en que son solidarios entre sí los usufructuarios del privilegio. La mayoría de los gobiernos de América Latina no van a resolver los problemas nacionales sencillamente porque no responden a los intereses nacionales. Ante esto, no creo que las expresiones revolucionarias verbales basten. Es necesario entrar a la acción revolucionaria, con base organizativa, con un programa estratégico y tácticas que hagan viable la concreción de la revolución. Y esta tarea, la deben llevar adelante quienes se sientan capaces. La lucha será dura, pero el triunfo definitivo será de los pueblos.
Ellos tendrán la fuerza material circunstancialmente superior a las nuestras, pero nosotros contamos con la extraordinaria fuerza moral que nos da la convicción en la justicia de la causa que abrazamos y la razón histórica que nos asiste.
El peronismo, consecuente con su tradición y con su lucha, como Movimiento Nacional, Popular y Revolucionario, rinde su homenaje emocionado al idealista, al revolucionario, al Comandante Ernesto “Che” Guevara, guerrillero argentino muerto en acción empuñando las armas en pos del triunfo de las revoluciones nacionales en Latinoamérica.  (Peron-octubre 1967)”

INGRESO UNIVERSAL, SERVICIO SOCIAL VOLUNTARIO Y CAPITALISMO EXTREMO.

19 julio 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Cultura y educación.

Ariel Magirena

Por Ariel Magirena

Para terminar con el “costo laboral” terminarán con el trabajo. 

Soros y las fundaciones “humanistas” que financian la reducción poblacional y la fragmentación social y  promueven la transculturación y transexualidad, alientan en el mundo el “ingreso social” para la subsistencia de los que no forman parte del plan de la etapa superior del capitalismo. De ese modo limitarán la protesta y solventarán a los sobrevivientes mansos mientras la humanidad llega al mínimo ideal.

Captura de pantalla 2019-07-19 a la(s) 14.42.14

En el caso argentino chocan con la oligarquía que acuña un odio patológico contra los pobres y asalariados desde que alcanzaron sus derechos y protagonismo con el peronismo, la que intenta obedecer ese mandato pero a cambio de una “contraprestación” con salidas como la del “servicio cívico voluntario” para jóvenes a quienes arrancarán de sus hogares y geografías y mantendrán controlados (aunque ellos dirán que los “contienen”). 

Hoy, ejecutado el ajuste brutal por encima de las exigencias del FMI, el progresismo le rinde mucho mejor al capitalismo, pero los dueños del poder real permanecen con relativa lealtad a la clase cipaya que siempre le sirvió. Lo único que lo mella es la organizacion de los trabajadores y el peronismo al que tienen oportuna y generosamente infectado de micropolítica y marketing.

Una sola clase social hegemoniza la política en nuestro pais y el resultado es que la agenda que abarca todo el espectro electoral tiene eje en reivindicaciones micro y de sector habiendo arrasado con las de interés social. 

Para consumar con éxito su cometido necesitan terminar con la cultura de derechos y alentar la cultura del ego en la que “uno/a” está habilitado a hacer cualquier cosa para “ser” y si no lo entiende debe “deconstruirse”, que es el neologismo que pretende suavizar la renuncia y la destrucción.

La cura a esta pandemia liberal (progre o conserva) sigue siendo el nacionalismo popular revolucionario que expresa desde hacen 3/4 de siglo la doctrina justicialista.


UN “MANUAL” DE ANTIGUA ELABORACION Y MEDIOCRES ACTUALIZACIONES.

18 junio 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción.

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

Es común escuchar en el campo de la “oposición política” instalada en el parlamento nacional, o en boca del periodismo opositor afirmar : “Las reacciones y los argumentos PRO MACRI utilizados por funcionarios, medios adictos y periodistas sicarios para embarrar la cancha política o justificar decisiones gubernamentales son de «manual»” .

¡Y no están equivocados! ¡Son de manual! Pero reacciones de la clase política opositora que intenten contraponerse a esas maniobras, o ponerle al menos coto desde lo legal-institucional, no aparecen por ningún lado.

Cabe preguntarse: Las nuevas reglas de la política que muchachas/chos de la oposición se auto impusieron… ¿Les exige un “no confrontar”, un “no hacer olas”, un “no mover el avispero” un “no copar la calle” para no ser defenestrados por los “medios hegemónicos” públicamente y/o evitar que maten conciudanos -literalmente- P. Bullrich y sus fuerzas de ocupación? Los dirigentes peronistas ¿se comieron el verso “civilizador” de que hay que “actuar de manera políticamente correcta” según las reglas que impone el stablishment? ¿Es más importante llegar “ordenaditos” a octubre aunque el pueblo llegue con la dignidad humana avasallada diariamente por el piso? En una oportunidad Néstor Kirchner les dijo a los acreedores externos. “Los muertos no pagan”. ¿Porqué no traspolar el concepto y pensar por ejemplo: “Con un pueblo con moral baja por estar sin trabajo, hambreado y desnutrido y con un sistema productivo destruido será casi imposible cualquier recuperación. ¡Hagamos algo!?”. El PRO, al parlamento lo mantiene cerrado y la oposición se para en la puerta esperando que alguna vez lo abran!!! ¿Se justifica seguir soportando el daño a las instituciones de la república, al conjunto de los argentinos y a los intereses nacionales en pos de otorgar “gobernabilidad” a un grupo de delincuentes e inútiles que encima demandan un segundo mandato para continuar con sus perversiones, o piden al menos ese tiempo de tranquilidad que va hasta las próximas elecciones para finalizar sus fechorías?

El país y su pueblo entró en un cono de sombra el 11 de diciembre del 2015; el 16 de junio de 2019 y como aquel otro desgraciado 16 pero de 1955, el país se oscureció. El del “19” por un apagón padecido por gente indefensa; el del “55” por un criminal bombardeo contra gente indefensa. Del luctuoso y criminal día del “55” se sabe la cantidad de víctimas fatales; las víctimas del apagón del domingo pasado fueron 45 millones y de las fatales (que seguramente las hubo) jamás nadie se enterará. Se llegó al fondo negro del cono. El gobierno PRO se corre de cualquier responsabilidad sobre el desastre que ellos mismos están produciendo; los dirigentes opositores están “rosqueando” los lugares en las lista frente al inminente cierre de plazos. ¿Solo a los tilingos de clase media, el gobierno los maneja como estúpidos? Ningún dirigente opositor se lo pregunta.    

Es claro que a futuro la historia demandará por estos errores a todos, repito TODOS los protagonistas del presente. Pero ya será tarde; tarde hasta para querer enmendar las desgracias que viene soportando el grueso de la población en estos tiempo por el hecho consumado del macrismo en el poder. El tiempo se come la vida; las penurias y los malos tragos padecidos en un tiempo no se borran tan fácilmente con enmiendas futuras; daños sufridos en un período de nuestra vida nunca son compensados con bonanzas de tiempos futuros. Los daños siempre dejan secuelas físicas y psíquicas. Para daños padecidos alcanza y sobra con los que nos infringió e infringe  Macri.  

Macri Lagarde

Este desgraciado presente que padece el país se pudo evitar si solo se miraba a tiempo y sin soberbia los macanazos que se venían cometiendo entre el 2012 y el 2015. El peronismo le dio a la Dra. (como dice el “turco” Asís) en el 2011 el 54 % de aprobación para que siguiera haciendo peronismo. Se leyó mal políticamente aquel resultado. Se fue “limpiando” de peronistas la gestión del último gobierno para exhibir en la estantería a “técnicos y progresistas” que en la primera de cambio aparecieron “saltando el cerco” y presentándose como los “críticos de la primera hora de la autoritaria kirchnerista”. Un inmenso semáforo con su “rojo” titilante se encendió en las elecciones intermedias del 2013. La ceguera del poder les impidió verlo. En el semáforo del 2015 cancherearon y terminaron estrellando el “proyecto” de la mano de los que “abrían cartas” porque tenían la posta de lo que había adentro escrito por Scioli. El proyecto “carta-abiertista” era Randazzo quien en la primera de cambio saltó el cerco poniéndose al servicio de Macri-Vidal. Mas patético es el caso Bossio que ensucia sus pantalones cada vez que Magnetto-Macri le muestran una “carpeta”.   

Todo lo anterior forma parte de este lamentable presente.  

Nada de lo que está sucediendo en materia mediática, social, política, económica y judicial en este país puede sorprender a nadie. El consumo de politiquería (operaciones políticas basura y baratas) por gran parte de la clase media argentina es moneda corriente; algo habitual en una población que viene siendo domesticada desde hace largo tiempo para que su avidez cultural y de formación política se limite a consumir fantasías y posverdades fabricada mediáticamente. Hoy se llega al colmo de tener que presenciar la aceptación por parte del tilingaje que el “vivir” con el actual y degradado nivel de vida que padecen es un merecido castigo por los tiempos de bonanzas del que disfrutaron en el pasado inmediato.

Einstein dudaba que el universo fuera infinito, no así la estupidez humana a la cual consideraba ilimitada. Esas construcciones de “posverdades” difundidas mediáticamente y lanzadas con fluidez diariamente permitieron que por lo menos en este país Einstein tuviera razón.

Pero en términos políticos nada es nuevo. Infringir padecimiento es viejo. Es el modo y la forma de entender la política en su practica concreta; un estilo que tiene a un sector social que lo hizo propio desde hace tiempo. Todo fue posible porque siempre, repito SIEMPRE, ese sector social gozó de impunidad para hacerlo ya que su poder económico les permitió “comprar” conciencias y así blindarse para evitar cualquier accionar judicial. La justicia también se compra. Me refiero a esa oligarquía cipaya y soberbia que históricamente se movió y operó haciendo concordar sus espurios intereses sectoriales con los intereses del capitalismo financiero internacional, accionando de manera conjunta en el saqueo de la Patria y la explotación de nuestro Pueblo.

Una y otra vez dijeron y utilizaron el mismo y falaz argumento: “Llegan para poner «orden», acabar con la «corrupción y el robo» y «sanear» la economía nacional de los despilfarros populistas”; todo presentado de manera mediáticamente circense y como un “esfuerzo patriótico” de parte de ellos. La revolución del “30” contra Irigoyen; la del “55” a la que llamaron pomposamente «Libertadora» contra Perón; la del “76” calificada como “Proceso de Reorganización Nacional” nuevamente contra otro gobierno peronista; todas a través de sediciones militares (golpes de Estado alentados por los sectores privilegiados –esa oligarquía- de la sociedad).

Sin embargo en el 2015 llegaron por otra vía –la democrática- previa preparación de la opinión pública utilizando los mismos y recurrentes argumentos; en este caso el desastre populista “k”. Como en ocasiones anteriores dijeron que venían a traer el CAMBIO y llegaron de la mano de un empresario de muy dudosa moral. El personaje consiguió acceder a la presidencia estando procesado y tuvieron que sobreseerlo de urgencia para que pudiera asumir. La impunidad otorgada por los grupos económicos-mediáticos comenzó a servirle para poner en marcha un saqueo como los anteriores pero esta vez a cara descubierta.

A eso, el primer mandatario le sumó su incontinencia de autoritarismo y su marcada ignorancia sobre cómo funcionan las instituciones de la república. El nombramiento por DNU de 2 integrantes de la Corte Suprema eludiendo la responsabilidad del Congreso Nacional -bestialidad en estado puro- fue una de las burradas que le siguieron al comienzo del latrocinio iniciado el 11 de diciembre del 2015: a) devaluación de la moneda, b) quita de las retenciones a no pocos empresas extranjeras que operaban en el país, c) eliminación de impuesto a los ricos, d) justificación de la evasión impositiva quitándole ilegalidad a las empresas off shore en paraísos fiscales utilizaba hasta por el propio Macri para tener sus dudosas ganancias como empresario fuera del país liberándolas de toda carga impositiva. Transferencia de riqueza para su mayor concentración en pocas manos. Cuadro pintado con brocha gorda por el “mejor equipo de los últimos 50 años”, vendido mediáticamente como una obra “transparente”.

Todos los caso que se dieron a lo largo del tiempo, señalados mas arriba, fueron y son fenómenos políticamente reaccionarios , similares entre si, con aplicación de iguales “recetas” de ajuste para el conjunto del pueblo y “libertad absoluta” para espurios negociados con el Estado y/o con las multinacionales y la banca internacional, por parte del empresariado amigo y cómplices; operaciones que siempre terminaron afectando la dignidad y los intereses de trabajadores en general; rifando la riqueza nacional.

¿Cuales fueron las consecuencia posteriores de estos 4 engendros políticos señalados 2 o 3 párrafos más arriba? Al golpe del “30” le siguió la Primera Década Infame; al golpe del “55”, el “Plan Prebisch (o retorno al coloniaje dijera Jauretche); al criminal golpe del “76”, el comienzo de los grandes endeudamientos externos y el vaciamiento del país conseguido a sangre y fuego con la última dictadura militar como protagonista central pero en aquella ocasión usada como mano de obra para trabajos sucios y criminales mientras la misma oligarquía de siempre hacia sus grandes negociados. Con Macri volvieron los eternos delincuentes de guante blanco que operaron con aquella dictadura; los mismos que luego con Menem vendieron las joyas de la abuela y a quienes hoy ya ni siquiera les importa que sus guantes se muestren muy sucios en solo 3 años de salvaje y bárbara gestión Macrista.

He mencionado los más claros ejemplos históricos que dan cuenta de la similitud en un “modus operandi”.

Pero existe un agravante más; la “cosa Macrista” apareció mostrando la peor cara de esa parte de la sociedad conformada por esa oligarquía mediocre disfrazada de “patricios” a quienes esta vez se le sumó el tilingaje de clase media y media baja con aspiraciones burguesas. Desde ese 11 de diciembre del 2015 el Estado Nacional adquirió por primera vez en su historia el síndrome de los dictacráticos (dictadura de los “calificados” –el mejor equipo de los últimos 50 años- con disfraz “democráticos”), decidiendo en lo económico-político-mediático y judicial a su antojo. Implantaron de prepo una desastrosa gestión gubernamental que hasta les permitió animarse a justificar públicamente sus torpes y no por eso menos perversos errores con un simple “estamos aprendiendo sobre la marcha”.

Ahora queda claro (lamentablemente no para toda la población) que solo se trató de un club de empresarios y operadores financieros, todos ellos simples truhanes encabezado por el propio presidente Mauricio Macri. Estos personajes hicieron primar esa “viveza criolla” que nunca los abandona para llevar adelante la mayor depredación económica e institucional que el Estado argentino haya conocido y padecido a lo largo de toda su historia.

El daño ya fue hecho. El desastre es total en los términos que se quieran analizar y en los ámbitos que uno se decida auscultar. Ni siquiera la retirada quedó sin contemplar. De ahí el orden de la secuencia: mediática, social, política, económica y judicial. Los periodistas sicarios ya comenzaron a sacar el paragua antes que llueva victimizándose para asegurarse fuentes de trabajos sucios posteriores si es que el “populismo” regresa. ADEPA (Clarín y La Nación) iniciaron sus operaciones. Ahora se le sumó el FOPEA de Santoro-Sclauzero.

Lo grave está que la oposición política, hoy se presentan como un núcleo de incapaces inhabilitados para anticipar; menos prever y/o contrarrestar futuras maniobras, hechos concretos que a diario vienen hiriendo de muerte no solo a la población sino al Estado mismo en los cuerpos de todas sus instituciones republicanas y en sus soportes económicos-financieros. Hoy el pueblo argentino quedó a merced de las locuras de este engendro político llamado CAMBIEMOS. No es difícil inferir que lo seguirán haciendo hasta el 10 de diciembre de este año si es que ese día tienen que dejar el poder formal por decisión electoral. El poder real (el económico) estuvo y hoy está reasegurado a futuro; como lo estuvo siempre; y seguirá operando desde las sombras.

Seguramente son de “manual”. Pero hay que aclarar de que tipo de manual. Repito, el “modus operandi” no es original. El imperio norteamericano lo usa habitualmente en sus operaciones locales e internacionales. Copiarlo no demanda mucho trabajo. El stableshment siempre se caracterizó por ser “copiador”; la vanguardia lúcida de izquierda vernácula con su euro centrismo a cuesta nunca dejó de acompañarlo:

  • Operación mediática de preparación de la opinión pública con imputaciones sostenidas con falsos relatos para que el consumidor  aborrezca situaciones, actos, individuos o gobiernos hasta transformarlos a estos en enemigos públicos, con posterior enjuiciamiento y sentencia mediática de todos aquellos a los que hicieron víctimas por no acordar con las empresas periodísticas negocios beneficiosos para los intereses empresarios. .
  • El enjuiciamiento público-mediático tiene su correlato en operaciones judiciales llevadas adelante por el núcleo más corrupto del poder judicial encarnado en fiscales, jueces, jueces de cámara y hasta la propia Corte Suprema sobre quien se desarrolla la necesaria presión mediática por “operar” ambos de manera concomitante, buscando lograr la “vista gorda” de sus integrantes sobre estas espurias maniobras.
  • Persecución político-ideológica llevada adelante por el Ejecutivo (con escuchas y seguimiento interno por parte de los servicios de inteligencia) luego manipuladas mediáticamente para mayor impacto en la opinión publica contra todo legislador, juez, empresario, o ciudadano que no se avenga a prestarse para sus sucios juegos (ni el Papa se salva).
  • La pata política para la supuesta defensa del “republicanismo” en la denodada lucha contra la “corrupción política” (nunca empresaria) que llevan adelante los medios defensores de la “cacareada libertad de prensa” (que en realidad se trata de “libertad de empresa” para sus sucios negocios) la integran corruptos legisladores del parlamento nacional a quienes utilizan mediáticamente para sostener esas falsas denuncias señaladas más arriba y todo atropello legal que habilite cualquier tipo de operación política destructora de adversarios.
  • Todo lo anterior funciona como material distractivo (cortinas de humo) para que los más grandes y espurios negocios pasen total y absolutamente desapercibidos mientras se los ejecutan.  

El consumidor de toda esta basura político-mediática es solo una víctima confiada y engañada en su buena fe. Bien vale la pena recordar aquella historia que contó Jauretche en uno de sus trabajos, recordada por su nombre: “El chico de la bicicleta” (1) de donde podemos rescatar que la cuestión de la manipulación mediática tiene vieja data.

Nota:

(1) “El doctor Manuel Ortiz Pereyra, uno de los fundado­res de F.O.R.J.A., fallecido hace ya muchos años, dejó un pequeño libro, editado en 1926 ó 1927, que se titulaba «El S.O.S. de mi pueblo». Era hombre con mucho «estaño», do­tado de una notable inteligencia que le había permitido su­perar la solemnidad y el empaque, entonces anexos al tí­tulo universitario; había sido la suya una vida múltiple y agitada en la que había tocado los más variados niveles de la fortuna y de las actividades ciudadanas; además, Dios lo había dotado también de gracia.                      
Sobre esto de la información traía un capítulo titula­do “El chico de la bicicleta”. 
Comentaba allí la apariencia técnica con que los dia­rios presentan una página llena de cuadritos con letras y números diminutos, donde se habla de cotizaciones de la producción en mercados de los que el chacarero nunca oyó hablar y en medidas y precios de los que no tiene la menor idea. El chacarero, decía, se hace una imagen borrosa dón­de se embarullan Winnipeg, Ontario, Yokohama, Rotter­dam, con dólares, libras, yens, rupias, florines, tonela­das y bushells, todas palabras misteriosas para él. No en­tiende, pero está muy agradecido a los grandes diarios que se preocupan por ilustrarlo para la defensa del precio de la cosecha,  y supone que estos sostienen grandes oficinas llenas de peritos de toda clase, que le proporcionan la infor­mación.

No hay nada de eso, decía Ortiz Pereyra. Lo único que hay es un chico con una biciclet que va a buscar la página a lo de Bunge y Born o a lo de Dreyfus; es decir que la aparente información para el vendedor la proporciona el comprador. ¡Y hace tanto tiempo que vamos al almacén con el “Manual del Comprador” escrito por el almacenero! El último que se ha “avivado” es Raúl Prebisch.”


Aleksandr Duguin y su devoción por Perón y el modelo sindical argentino

13 mayo 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMLIO, Política nacional e internacional

Fuente:https://mundogremial.com/aleksandr-duguin-y-su-devocion-por-peron-y-el-modelo-sindical-argentino/

Captura de pantalla 2019-05-12 a la(s) 23.17.32

“Perón creó los principios para el futuro. El futuro peronista es hoy”

El movimiento nacional justicialista conmemoró hace semanas los 70 años del Primer Congreso Nacional de Filosofía de Mendoza donde el General Juan Domingo Perón presentó y desarrolló su concepto de Comunidad Organizada.

La obra de Perón rompió fronteras y fue estudiada por innumerable cantidad de pensadores en distintos puntos del mundo.

Tal es así, que para recordar aquel congreso de filosofía se congregaron en nuestro país destacados filósofos que dedicaron parte de sus estudios al “peronismo”. Entre ellos,Aleksandr Duguin.

Duguin es un filósofo , historiador y analista ruso, reconocido mundialmente, que analizó la figura de Perón a quien llegó a definirlo como “un ejemplo a seguir por todos los Jefes de Estado”.

Hace días, visitó la sede central de la CGT en el marco de las actividades para rememorar aquel Congreso de Filosofía junto a filósofos argentinos, historiadores y pensadores de la región.

Mundo Gremial entrevistó a Duguin para conocer su análisis del peronismo, y sobre todo su visión respecto al modelo sindical argentino y su definición del trabajo.

MG: ¿Qué opinión tiene usted del movimiento peronista?

AD: “El peronismo se basa sobre necesidades de tener una alternativa al liberalismo global, a la hegemonía de América del Norte que está representado en el pensamiento político y filosófico de Juan Perón.

En su Tercera Posición de Juan Perón veo muchos aspectos parecidos a la Cuarta Teoría Política (de su autoría) que critica el liberalismo, comunismo y nacionalismo.

Creo que Perón no era tan nacionalista, era más que nacionalista. Pensaba en los intereses de la civilización latinoamericana. Por eso iba con esta propuesta de Getúlio Vargas de Confederación, también con Chile.

La unificación del continente con su identidad manifestada con la forma política del peronismo, justicialismo, con soberanía y justicia social. Es importante la dignidad del hombre de trabajo, CGT, trabajadores, como el centro, creo que no ha perdido ninguna importancia. Eso se diferencia con Brasil que después de la caída de los Getúlio Vargas, todo el sistema de la CGT de Brasil está destruida totalmente.

Acá después de Juan Domingo Perón, la situación de la CGT está conservada; estos colectivos para defender la dignidad de los trabajadores está presente, vive hoy y es muy importante. Porque Perón ha hecho algo más que ser un líder político, ha creado los principios para el futuro. El futuro peronista es hoy. Por esto es que considero a Perón como el pensador político, es el creador del pensamiento de estos valores para el futuro”.

Captura de pantalla 2019-05-12 a la(s) 23.18.34

Juan Manuel Morena, director de Mundo Gremial, junto a Duguin en la CGT

MG: Siguiendo esta línea, hoy hay un impacto muy fuerte en el mundo del trabajo que naturalmente va impactar en el modelo representación, ¿cómo lo analiza usted, en términos de trabajo?

AD: “Pienso que debemos concebir trabajo por fuera del marxismo. Porque el marxismo se ocupa del trabajo abstracto solamente, por eso (Karl) Marx pensaba que el capitalismo es la fase necesaria del desarrollo de la humanidad, de la economía, de la sociedad. Solamente cuando todo el trabajo deviene abstracto y no concreto, solamente después, la revolución socialista proletaria sería posible.

Eso es totalmente negativo, por eso esto juega a favor del capitalismo, liberalismo, globalización, esto se ve en la izquierda moderna, post moderna, que son los aliados del liberalismo gran capital”.

MG: Y son los grandes representantes de muchos sindicatos a nivel mundial también…

AD: “Sí, por eso el sindicalismo del trabajo peronista debe ser el sindicalismo de otra naturaleza, con otra esencia y esa esencia tiene que ser, según mis ideas, en la defensa del trabajo concreto. Es diferente trabajo concreto, es trabajo que no está hecho para vender.

Vender es una forma secundaria de manejar los objetos, es una forma de la creación, el trabajo creador. Trabajador no es proletario, trabajador es cuando hace trabajo concreto que está destinado a auto consumación o a un cambio en el contexto concreto también. Esto es trabajo para trabajo, es una forma de la dignidad humana que está presentada como arte con creación que no está para vender.

En el capitalismo todo trabajo deviene abstracto para vender, solamente para vender. La calidad de la plata no cuenta. Y por eso es que creo que tenemos que defender este trabajo concreto.

Volver al trabajo concreto que debe ser inscripto en el contexto local, humano, en el contexto de aldea, de ciudades, de la gente que si se conozca entre ellos”.

MG: ¿Y según ese pensamiento, cómo debemos pensar la economía de un país?

AD:A la economía hay que pensarla en concreto, la economía de la producción estratégica, de peso nacional, podría ser de otro nivel. Pero en ambos casos el trabajo debe ser a favor de la gente, de la sociedad, de la Nación. Esa es precisamente la diferencia entre los sindicatos marxistas o izquierdistas y los peronistas.

Por eso creo que el trabajo debe ser concebido como el hecho, el acto creador, como el arte, como un acto humano, profundamente humano que manifiesta la posibilidad del hombre de crear. Por eso el producto de este trabajo no puede tener precio, el precio es el don, el cambio del alma, del corazón; este trabajo cualitativo debe ser puesto en el medio de la lucha para la liberación del trabajo”.

Captura de pantalla 2019-05-12 a la(s) 23.13.20


MODELO PARA ARMAR.

6 junio 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Modelo político para armar.

Imperialismo Yanqui

V.L.M.

Por Victor Leopoldo Martinez

¡EE.UU. es el país de las oportunidades!!! (consigna de venta hacia el exterior de una democracia total y absolutamente relativa se la mire por donde se la mire ya que el voto no es obligatorio y la estatua de la libertad –su símbolo- no opina).

Con una población de 270 millones, el país tiene entre 40 y 60 millones de adictos a las drogas pesadas, algo que para el americano medio no resulta un problema y para el Estado menos. ¿Por qué? ¿Por qué al tilingo medio pelo argentino esto no le llama la atención y se muestra horrorizado por nuestro “faloperos”? Que cada uno es libre y dueño de hacer lo que se le cante las pelotas con su vida, a eso yo no me opongo. Pero de ahí a venderse o venderlo como “modelo” de uso de esa libertad me parece una reverenda mierda. Simplemente porque hay “vivos” que se llenan de guita con esa estupidez.

EL POBRE ANGELITO

En EE.UU. ¿Cuántos mafiosos locales y extranjeros están metidos en ese negocio gracias a los adictos que lógicamente multiplican el consumo por ser potenciales vendedores (traficando) agrandando un negocio altamente rentable para los “vivos” que lo manejan? ¿Adónde está o quién tiene el manejo de la -de tu-  libertad individual? ¿El americano medio goza de esa libertad? Los americanos “poderosos” hacen muchísima guita con esta estupidez de llenar los vacíos existenciales que genera el buen vivir y el qué hacer con el tiempo sobrante, en la mayoría de los casos mal usado para cubrir ese ocio.  Wall Street, la mafia financiera, y los mafiosos que viven del trabajo ajeno son fenómenos nacidos al calor de la conquista del oeste, del este y del mundo. La droga es el modo de hacer guita con el vacío existencial de otros. En este caso el progreso y el confort para 1/3 de la humanidad bien vale celebrarlo con un buen “saque”, con un “toque de blanca” ya que ella te evade de la realidad e impide tomar conciencia que los humanos que conforman ese 2/3 restante viven miserablemente para que ellos puedan disfrutar hasta del ocio.  Para el común del norteamericano la vida es un negocio como tantos otros donde podes perder o ganar. Hasta en sus películas hacen culto de su estilo de valorar la libertad y hacer de la muerte un culto. Allí es el “individuo” el que elige, optas libremente; hasta cómo morir y/o dejándose matar. En la periferia global  matan miserablemente casualmente ellos, con su “Flotas” (1ra, 2da, 3ra, 4ta, y las que sean necesarias), los que se dicen “paladines y defensores  la sacro santa democracia, la sacro santa libertad y las instituciones republicanas que ellos corrompen.

OTRO

Ahora bien, a partir de lo anterior y políticamente hablando ¿El “negocio” solo se torna preocupante si lo manejan unos miserables sudacas (colombianos, Mexicanos)? Estoy hablando de un negocio que entre Europa y EE.UU. (donde están los mayores consumidores) mueven la friolera cifra de 600 mil millones de u$s al año!!! ¿La libertad para ser adicto no es una cuestión social preocupante para el Estado norteamericano? ¿Por qué a la solución de la “alta demanda local” la buscan afuera focalizada en los “carteles colombianos o mexicanos” , cuando el problema del consumo y las facilidades para conseguirlo están adentro? La eliminación del consumo en la cabeza del imperio ¿jodería un gran negocio para políticos, policías y militares, todos corruptos y responsables del otro gran negocio: El tráfico de armas? ¿Cuántos pibes –soldaditos norteamericanos- se hicieron adictos en Vietnam con droga distribuida por el propio ejército, en aquella intervención salvadora de la “sacrosanta democracia” que vivía la corrupta Vietnam del Sur que ellos apoyaban y que solo le devolvió a la sociedad norteamericana, no heroicos soldados, sino miles de mutilados y cadáveres en sobretodos de madera?

¿Por qué Trump se preocupa solo por la inmigración ilegal centro americana y propone la construcción de un muro? ¿No será una simple cortina de humo para colaborar con el negocio de la droga dentro de su país, que trabaja con los propios carteles de la droga mexicanos, quienes en operaciones conjuntas con el ejército de ese país y los distribuidores dentro de los EE.UU. ya asesinaron a ciento de miles de mexicanos?

DOCTRINA MONROE

¿No resulta llamativo qué con el pretexto de una “supuesta lucha contra el narcotráfico” se hayan estacionados a modo de colaboración y por pedido de la Bullrich-Macri, tropas norteamericanas en la “triple frontera” y a partir de ese momento la actividad del tráfico de drogas se haya incrementado de manera monstruosa en nuestro país con guerra de “carteles” en Rosario incluído, que a esta altura del partido del gobierno de CAMBIEMOS aparezcan involucrados intendentes PRO y otros funcionarios provinciales justo en el NEA donde está la “triple frontera” con los guardianes del orden planetario actuando?

¿Es este modelo de “libertad y progreso” norteamericano el que se nos quieren vender como el ideal de vida?

¡Claro que Norteamérica fue la tierra prometida!!! Pero para los vivos anglosajones que recalaron en esas tierras hace 300 años y cuyo origen no es otro que el de los pueblos belicosos europeos como bien supo definirlos aquel brillante escritor alemán llamado Herman Hesse. Y esos vivos construyeron un poder al que solo acceden los privilegiados que comulgan con sus principios bélicos para sostener su proyecto imperial y su objetivo de dominación mundial.      

Solo basta con recordar el célebre discurso de adiós del 17 de enero de 1961, donde el presidente Eisenhower declaró: «En los consejos de gobierno, tenemos que tener cuidado con la adquisición de una influencia ilegítima, deseada o no, por parte del complejo militar-industrial. Existe el riesgo de un desastroso desarrollo de un poder usurpado y [ese riesgo] se mantendrá. No debemos permitir nunca que el peso de esta conjunción ponga en peligro nuestras libertades o los procesos democráticos».

Eisenhower se refería a lo que hoy es una realidad: un gobierno militar fantasma designado para reemplazar el gobierno civil, en caso de que este último quedase decapitado durante un ataque nuclear.

¿Pruebas de esto? Ningún observador internacional cree que Ronald Reagan o George W. Bush ejercieron realmente el poder inherente al cargo presidencial. Entonces ¿quién presidió en esos períodos? Baste recordar que, después del segundo recuento de los votos, Al Gore había ganado la elección presidencial del 2000. Entonces, ¿por qué se aparecío George W. Bush en la Casa Blanca? Preguntas a las que ningún periodista quiere responder. Thierry Meyssan (Intelectual francés, presidente-fundador de la Red Voltaire y de la conferencia Axis for Peace) fue el único que rompió con el tabú.

Empiece a pensar usted, señor lector, en manos de quien estamos en este momento, la no casualidad de un Macri en la presidencia, una ex montonera al frente de las fuerzas de represión (otro ex monto terminó como jefe de los custodios del empresario Jorge Born) la vuelta al fondo, la pérdida de soberanía, la intensión de volver a épocas negras dictatoriales con los milicos en la calle; pero fundamentalmente preocúpese por la cantidad de estúpidos e ignorantes que se siguen educando a través del multimedio Clarín que hegemoniza la información en nuestro país; y repiten las imbecilidades que consumen allí. Aclaro… La deformación informativa también funciona como narcotizante.

¡Y viva la sociedad del CAMBIO!!!


La democracia brasileña está en peligro

2 febrero 2018

Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política Internacional-Regional

Fuente: http://www.elesquiu.com/correoyopinion/2018/2/2/democracia-brasilena-esta-peligro-275868.html

brasil__lula__apoyo__reuters.jpg_1718483347-1

Boaventura de Sousa

Por Boaventura de Sousa Santos (*)

Vivimos un tiempo de emociones fuertes. Para quienes –como yo y tantos otros– acompañamos en estos años las luchas e iniciativas en el sentido de consolidar y profundizar la democracia en Brasil y de contribuir a una sociedad más justa, menos racista y menos prejuiciosa, este no es un momento de júbilo. Para quienes –como yo y tantos otros– en las últimas décadas nos dedicamos a estudiar el sistema judicial brasileño y a promover una cultura de independencia democrática y de responsabilidad social entre los jueces y los jóvenes estudiantes de Derecho, éste es un momento de gran frustración. Para quienes –como yo y tantos otros– estuvimos atentos a los objetivos de las fuerzas reaccionarias brasileñas y del imperialismo norteamericano en el sentido de volver a controlar los destinos del país –como siempre hicieron, aunque esta vez pensaban que las fuerzas populares y democráticas habían prevalecido sobre ellas–, éste es un momento de algún desaliento. Las emociones fuertes son preciosas si son parte de la razón caliente que nos impulsa a continuar; si la indignación, lejos de hacernos desistir, refuerza el inconformismo y alimenta la resistencia; si la rabia ante sueños injustamente destrozados no liquida la voluntad de soñar. 
Éste no es el lugar ni el momento para analizar los últimos quince años de la historia de Brasil. Me concentro en los últimos tiempos. La gran mayoría de los brasileños saludó el surgimiento de la operación Lava Jato como un instrumento que contribuiría a fortalecer la democracia por la vía de la lucha contra la corrupción. Sin embargo, frente a las chocantes irregularidades procesales y la grosera selectividad de las investigaciones, pronto nos dimos cuenta de que no se trataba de eso sino de liquidar, por la vía judicial, tanto las conquistas sociales de la última década como las fuerzas políticas que las hicieron posibles. Sucede que las clases dominantes pierden frecuentemente en lucidez lo que ganan en arrogancia. La destitución de Dilma Rousseff, que tal vez fue la presidenta más honesta de la historia de Brasil, fue la señal de que la arrogancia era la otra cara de la casi desesperada impaciencia por liquidar el pasado reciente. Fue todo tan grotescamente obvio que, por un momento, los brasileños consiguieron apartar la cortina de humo del monopolio mediático. La señal más visible de su reacción fue el modo en que se entusiasmaron con la campaña por el derecho del ex presidente Lula da Silva a ser candidato en las elecciones de 2018, un entusiasmo que contagió incluso a aquellos que no lo votarían si fuese candidato. Se trató, pues, de un ejercicio de democracia de alta intensidad.
Dada la popularidad de Lula da Silva, era muy posible que ganara las elecciones en caso de ser candidato y eso significaría que el proceso de contrarreforma que se había iniciado con la destitución de Dilma Rousseff y la conducción política del Lava Jato habría sido en vano. Toda la inversión política, financiera y mediática habría sido desperdiciada, todas las ganancias económicas ya obtenidas estarían en peligro o perdidas. Desde el punto de vista de estas fuerzas, Lula no podía volver al gobierno. Si el Poder Judicial no hubiera cumplido su función, tal vez Lula fuera víctima de un accidente de aviación o algo similar. Pero la inversión imperial en el Poder Judicial (mucho mayor de lo que se puede imaginar) permitió que no se llegara a tales extremos. 
La democracia brasileña está en peligro y sólo las fuerzas políticas de izquierda y de centroizquierda pueden salvarla. Para muchos quizá sea triste constatar que en este momento no es posible confiar en las fuerzas de derecha para colaborar en la defensa de la democracia. Pero esa es la verdad. No excluyo que haya grupos de derecha que sólo se reconozcan en los modos democráticos de luchar por el poder; pese a eso, no están dispuestos a colaborar genuinamente con las fuerzas de izquierda. ¿Por qué? Porque se ven como parte de una elite que siempre gobernó el país y que aún no se ha curado de la herida caótica que le infligieron los gobiernos lulistas, una herida profunda que proviene del hecho de que un grupo social extraño a la elite osó gobernar el país y encima, cometió el grave error (y fue realmente grave) de querer gobernar como si fuese una elite.
En este momento, la supervivencia de la democracia brasileña está en manos de la izquierda y centroizquierda. Sólo pueden tener éxito en esta exigente tarea si se unen. Las fuerzas de izquierda son diversas y la diversidad debe ser bienvenida. Además, una de ellas, el PT, sufre el desgaste de haber gobernado, un desgaste que fue omitido durante la campaña por el derecho de Lula a ser candidato. Pero a medida que entramos en el período post Lula (por más que cueste a muchos), el desgaste pasará factura y la mejor manera de enfrentarlo es democráticamente, a través de un retorno a las bases y de una discusión interna que lleve a cambios de fondo. Seguir evitando esta discusión bajo el pretexto del apoyo unitario a otro candidato es una invitación al desastre. El patrimonio simbólico e histórico de Lula salió intacto de las manos de los justicieros de Curitiba & Co. Es un patrimonio a preservar para el futuro. Sería un error desperdiciarlo, usándolo instrumentalmente para indicar nuevos candidatos. Una cosa es el candidato Lula; otra, muy diferente, son los candidatos de Lula. Lula se equivocó muchas veces y los nombramientos para el Supremo Tribunal Federal así lo están mostrando. La unidad de las fuerzas de izquierda debe ser pragmática, pero basada en principios y compromisos detallados. Pragmática, porque lo que está en juego es algo básico: la supervivencia de la democracia. Pero con principios y compromisos, porque el tiempo de los cheques en blanco le causó mucho mal al país en todos estos años. Sé que, para algunas fuerzas, la política de clase debe ser privilegiada, mientras que, para otras, las políticas de inclusión deben ser más amplias y diversas. La verdad es que la sociedad brasileña es una sociedad capitalista, racista y sexista. Y es extremadamente desigual y violenta. Entre 2012 y 2016 fueron asesinadas más personas en Brasil que en Siria (279 mil contra 256 mil), a pesar de que el país asiático estaba en guerra y Brasil, en “paz”. La izquierda que piensa que sólo existe la política de clase está equivocada, la que piensa que no hay política de clase está desarmada.

(*) Doctor en Sociología del Derecho; profesor de las universidades de Coimbra y Wisconsin-Madison