PODER CONTRA PODER EN UNA REPUBLIQUETA DE “PERINOLA”

16 enero 2020

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, se nuestra readacción

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.39.27

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.31.46

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

En eso centró su gestión el gobierno de Macri. No quedó lugar ni ente estatal, ni “caja” del Estado que no haya sido saqueada. No quedó institución ni derecho republicano que no haya sido avasallado. Se encargaron y volvieron realidad el slogan “se robaron todo” que le endilgaban al kirchnerismo demostrando de forma empírica cómo se vacía un Estado vendiendo el hecho mediáticamente como “eficiencia privada”. Como suelo manifestar habitualmente, nada nuevo en materia de delitos oligárquicos bajo el sol de nuestra bendita Patria. Algunos caracteres diferenciadores se puede arrogar la gestión “amarilla” 2015/19”; claramente se los puede centralizar en la demencial ejecución del plan de despojo que traían escondido bajo el brazo mientras ofrecían mediáticamente las habituales y falsas promesas de “transparencia y bienestar general de la mano de la eficiencia privada”:

  1. a) Alto nivel de perversión en las decisiones político-económicas y marcada decidia en la resolución de los problemas sociales.
  2. b) Elevado cinismo comunicacional (con blindaje mediático para sus fechorías incluído).
  3. c) Marcada ignorancia política en el manejo de la “cosa” pública (que en general los tuvo sin cuidado ya que tenían a una corrupta “hada protectora” llamada Laura Alonso en la “Oficina anticorrupción”.)

El cambio de gobierno y de rumbo político-económico decidido democráticamente por la sociedad argentina en las anteriores PASO de agosto pasado y confirmada en las elecciones generales 2019, que con muchos impedimentos intenta llevar adelante Alberto Fernández, sacó a la luz por quinta vez en nuestra corta historia nacional “algo” que por casi 160 años el poder económico real encapsulado en su casta oligárquica logró mantener oculto bajo el disfraz de su supuesta y fervorosa defensa de la “democracia”, la “república” y sus instituciones. Perdido el poder político en las urnas, vuelven a la carga con la tarea de esmerilar el trabajo de reconstrucción llevado adelante por un gobierno nacional y popular. Desgraciadamente para esa oligarquía, el más bruto, ignorante y corrupto de sus representantes, esta vez en formato “empresario exitoso” -M. Macri-, es el más reciente ejemplo de los que se animan a seguir hablando de esa “defensa” junto a perversas y desequilibradas perturbadoras sociales -E. Carrio y P. Bullrich-, sin saber ninguno de ellos cómo hacerlo.

Para este logro, la oligarquía contó desde ya con el acompañamiento permanente y constante de una prensa monopolizada cómplice (Magnetto-Clarin; Saguier-La Nación) quienes “interesadamente” sumaron su tarea al constante control que esa oligarquía ejerce sobre las “academias” de cultura y educación a través de “iluminados liberales”, no solo de derecha sino y fundamentalmente de izquierda, a quienes invistieron –y envisten- con “chapas de sabihondos” por “conocimientos” conseguidos meritocráticamente; “conocimientos” elaborados según el gusto del supuesto “paladar negro” de dicha camarilla oligárquica. Estos “académicos” posteriormente fueron y son utilizados como herramientas exterminadoras de todo lo nacional e incivilizadamente popular limpiando así el terreno para la cipaya y moldeada colonización pedagógica-cultural mal plagiada por estos personajes copiando imágenes y pensamientos que tenían –y tienen- espejos ubicados lejos del país y de América.

Al modelo implantado, antes lo llamaron “civilización”, hoy pos modernidad.

Ese “algo” escondido, en realidad una cuestión de fondo, se lo puede sintetizar en lo siguiente:

Para nuestra oligarquía el poder político e institucional solamente es “democrático y republicano” si está en manos de ellos, o en las de sus representantes y/o testaferros. Solo ellos pueden administrar “correcta y adecuadamente” los recursos estatales y las riquezas económico-naturales del país. Lo de “correcto y adecuado” siempre estuvo atado a sus intereses, nunca en relación a los intereses de la Patria y la sociedad toda. Hasta los gobiernos que consiguieron a través del FRAUDE se animaron a llamarlo “patriótico”. Cualquier otro gobierno que no se ajuste a esto mandatos fue, es y será siempre demonizado como “gobierno corruptamente populista-peronista” (“Se robaron todo” es el slogan utilizado de manera recurrente para esa demonización. Lo hicieron con Perón después del 55 –“El tirano se robó todo”, y con Cristina en el 2015 –“los corruptos kirchneristas se robaron 2 pbi”). Con eso les alcanzó siempre para entretener a la “gilada colonizada” mientras cometen sus fechorías. (Metodología tan antigua como el modo que utilizan para delinquir impunemente)

Si bien es cierto que al liberalismo portuario, parásito, saqueador y endeudador externo (algo que nació con Rivadavia), como ideología supuestamente “benefactora” de los intereses del país (en realidad sus intereses de clase), se lo impuso a sangre y fuego en todo el territorio nacional después de Pavón (1861) de la mano de criminales como Mitre y Sarmiento (ya lo expliqué en u nota anterior publicada el 19/12/2019 en este mismo medio; ver: https://revistaelemilio.wordpress.com/2019/12/19/la-patria-y-sus-viejas-nuevas-cuentas-pendientes/ ), los 4 ejemplos anteriores de “interrupciones” del orden democrático para “sanearlo y recuperarlo de la corrupción populista” a través de golpes de estado se dieron en el siglo XX: Hipólito Irigoyen (8 años- 1916/22 y 1928/30); J. D. Perón (10 años-1946/55); nuevamente el Peronismos (3 años-1973/76). En este naciente siglo XXI el modo cambió; ahora se desplazó “democráticamente” a la “dictadura peronista-kirchneristas” (12 años-2003/15) con una “guerra mediático-judicial” cuyas armas fueron la calumnia, la injuria y fraguadas causas penales por supuesta corrupción armada en su contra (Modelo exportado por el imperio norteamericano llamado “golpes blandos” experimentados también en no pocos países hermanos latinoamericanos). En todos los casos señalados el beneficio posterior para esa lacra oligárquica y sus secuaces fue inmenso y el daño a la Patria, al país y al pueblo en su conjunto fue catastrófico (a lo que hay que sumar el envilecimiento de las instituciones republicanas que venían a “transparentar”).

CUESTIONES DE TIEMPOS Y PROYECTOS POLÍTICOS

Es claro y contundente que en términos comparativos, los tiempos de gobiernos oligárquicos, filo-oligárquicos, cipayos de ultra derecha y derecha (aunque para ellos “ser de derecha no es ideológico”), dictaduras militares PRO oligárquicas (la última, criminal y asesina) y políticos surgidos de inventadas estructuras partidarias según las demandas circunstanciales (UCEDE/80-90 por dar un solo ejemplo), siempre fue mayor. Recordar a la UCEDE es rescatar de la memoria a su líder ingeniero -A. Alsogaray- , quién de la mano del dictador militar Onganía, en la 2da mitad de los “60” del siglo pasado, recomendaba a los pobres “hay que pasar el invierno”. Similares argumentos utilizó el “Mauri”: “esperar los 2do semestres”, o “pasaron cosas pero ya les llegaran los beneficios porque vamos por el camino correcto”.

Párrafo aparte. En gestión de gobierno (en el caso de la UCEDE y aliado con el “menemato”), los Alsogaray -Alvaro (Padre) y Maria Julia (hija)- operaron de manera funcional a los intereses de los poderosos grupos económicos locales e internacionales (como los macristas Aranguren, Sturzenegger, Luisito Caputo o Dujovne). Insisto, nada nuevo.

Estoy comparando los 127 años de gobiernos PRO oligárquicos contrapuestos con los apenas 33 años de gobiernos NACIONALES Y POPULARES. Los gobiernos oligárquicos-liberales de derecha estuvieron controlando el Estado Argentino un tiempo 4 veces mayor y el tamaño de los daños que ocasionaron a los intereses del país y a su pueblo proporcional a ese tiempo. ¿Se entiende por qué siempre se repiten los ciclos “democráticos”? Nuestra oligarquía se encargó de viciarlos y envenenarlos para que nunca podamos ser un país soberano y menos con justicia social.

Este cotejo también deja en evidencia otro aspecto: Cuales fueron los gobiernos que entendieron y defendieron la Patria como concepto ontológico (con bases filosóficas claras y contundentes cuya mayor y genuina expresión sigue siendo hasta el día de hoy el Justicialismo), sus bienes, riquezas e intereses populares y cuales los gobiernos que solo defendieron intereses de clase y se beneficiaron espuriamente con sudor ajeno e incluso enajenando riquezas y bienes del país a favor de intereses extranjeros sí con eso se garantizaban un mejor y más “protegido” saqueo.

Cuando un pobre ignorante pero no por eso menos perverso “senador” nacional (encima ex ministro de educación PRO) como Esteban Bullrich sugirió a los argentinos que aprendan a vivir en y con la incertidumbre estaba blanqueando no solo la ineptitud propia y la de sus pares partidarios al momento de tomar decisiones económico-políticas sino anticipando los catastróficos resultados económicos-sociales que al final de la nefasta gestión dejarían.

Tan real y concreto es lo anterior que a cualquiera le posibilita tener la certidumbre que la cuestión central siempre pasó –y pasa- por la distribución de la riqueza que tiene y produce este país. Dicho esto, sé que para muchos no descubrí la pólvora; pero estoy seguro que son muchos más -2 generaciones como mínimo, mal educadas y peor formadas políticamente- las que desconocen los orígenes del tema.

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.32.10

La disputa es clara y se da entre ese sector parásito y minoritario llamada oligarquía que se piensan a sí mismo como encarnación divina de la Patria, argumento con el cual siempre “tomaron todo” gracias a esa “perinola” que previamente vivieron cargándola por sentirla también de su propiedad, y el resto de los argentinos (los trabajadores) que son los que con sudor y lágrimas por la constante explotación, generan dicha riqueza.

Nunca dudaron a la hora de utilizar nefastos recursos para conseguir y garantizar sus fines. Explotación inhumana de los trabajadores; persecuciones políticas; represiones y encarcelamientos de opositores sin juicio previo; asesinatos de militantes sociales y ciudadanos en general nunca esclarecidos por esa justicia adicta al poder oligárquico de turno; suicidios inducidos (Nisman por caso) luego transformado en “asesinato” para obtener redito político; impunes saqueos de las arcas del Estado (ANSES y el resto de empresas estatales); latrocinios tarifarios e inflacionarios por devaluación de la moneda más eliminación del control de precios para el bolsillo del resto de los argentinos; implantación de demenciales timbas financieras; licuación de pasivos de empresas pertenecientes a los amigos del presidente solicitando la estatización de las mismas; reiterados endeudamientos externos jamás explicados a la sociedad sobre el destino de los empréstitos que siempre terminaron incrementado el patrimonio de los pocos que los desviaban hacia la timba financiera, para que luego –capital e intereses- terminen siendo devueltos con el sacrificio de la población en general porque “es un deber de todo gobierno «populista» honrar las deudas” (aunque jamás las haya contraído pero sí solicitadas en nombre de la nación y su pueblo por gobiernos oligárquicos inescrupulosos, o sus perversos operadores), fueron sus armas predilectas.

Lo grave es que jamás nadie se animará investigar las rapiñas PRO porque eso sería “injustas venganzas y persecución política de dictaduras populistas” que, según argumentan con ayuda mediática estos delincuentes, como siempre no se ajustan a lo “políticamente correcto”. Las calificadas “corruptas políticas” de gobiernos populistas que la oligarquía en el poder nunca dudó en judicializar, los gobiernos populistas le ponen doble venda a la justicia para que los flagrantes delitos oligárquicos cometidos en gestión no pasen más allá de ser simples “ilícitos”.

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.59.13

¿La justicia es igual para todos? ¿Es justicia que Milagro Salas y su humano trabajo social soporten prisión porque un inmoral gobernador como Morales decidió transformar ese trabajo social en “corruptela; o que un Amado Boudou fuera encarcelado por patearle el kiosquito a Magnetto? Macri que le adelantó en el comienzo de su gestión presidencial 4 mil millones de dólares a su primo Calcaterra & Asociados para un soterramiento que siempre estuvo paralizado, ¿No debería estar ya en prisión por ese y todos los daños ocasionados? Lo hecho contra Milagros y Amado siguen sin recibir el debido respeto que todo proceso judicial demanda; solo sostenido por el odio de clase de un mediocre y perverso gobernador que detesta su condición de “india” peronista en el primer caso y por impedir “espurios negociados en el segundo. Macri, por ser “blanquito y de ojos cielo”, recibe toda la inmunidad que su condición de clase otorga. Una dirigente social encarcelada sin haber cometido delito alguno; un ex ministro a quien le fraguaron “causas”, ambos en condición de presos políticos incluídos en la más que “super pesada herencia” dejada por el macrismo sin que el nuevo gobierno “popular” solicite a la Suprema Corte le devuelva dignidad al poder judicial haciendo justicia. El ex presidente Macri, con sobrado prontuario permanece libre y continúa de vacaciones aún teniendo más de 100 causas judiciales. ¡Estas “rarezas” son harto conocidaa! La llaman “tiempos judiciales”. Políticamente para ciertos casos la justicia es expeditiva y rápida, para otros muuyy leennnta y a la espera que por tiempo las causas “complicadas” expiren. ¿La independencia de la “justicia”? Bien! ¡Gracias!

Los más recientes ejemplos de viejos y perversos “operadores en deuda externa” que caminan y viajan por el mundo, libres, dando “cátedras” de vaya uno a saber qué, y sin cargo de conciencia alguno los encontramos en los Sturzenegger, Prat Gay, Caputo, Dujovne, integrantes del mejor equipo de los últimos 50 años según el jefe y cabecilla del “grupo de tareas” encargado del último desfalco al Estado; pero para cierta justicia (y encima “federal”) el estrabismo visual y la amnesia sobre los daños a la nación y su patrimonio ocasionados en los últimos 4 años son minucias irrelevantes.

DIALOGO IMPOSIBLE

¿Cómo hablar en serio con esta parasita oligarquía –o con sus operadores político-mediáticos- de democracia, de república y de respeto por sus instituciones sabiéndolos analfabetos políticos y perverso rufianes, sirvientes de intereses empresarios y bancarios a lo largo de ese tiempo histórico señalado más arriba?

Nada de lo que aquí expreso forma parte de ninguna fabula o fantástico relato inventado mediáticamente para consumo de perejiles (como los que sí “tejieron los Luecos, los Lanata, Majul, D. Santoro, el desaparecido Blanck, M. Sola y sigue la lista de “truchos sicarios y perversos creadores de infamias”). Todo lo que sostengo está documentado. Lógicamente su constatación demandará un esfuerzo adicional para cualquier argentino que muestre un mínimo de interés por conocer la verdad de nuestra historia. Pero en tiempos de “posverdades” y para un sector en números nada depreciable (digamos ese 40 % que voto a Macri) es más fácil y menos engorroso consumir basura periodística presentada en llamativos envoltorios mediáticos que ya viene pre cocida y lista para ser condimentada con imaginación y esa alta cuota de estupidez, consumida a diario por recomendación de   asnos vecinos de “barrios paquetes y/o privados” quienes les aseguran que su consumo y repetición (lo escuche en TN, lo dice Clarín, Lo dijo Latana, lo dice La Nación) es el más seguro pasaporte de ingreso al club de los “exclusivos”. Fortalecidos con “lo dijo…” como único argumento, el tilingaje da así sustento a la tarea encomendada por ser agentes multiplicadores; trabajan “ad honoren” para consolidar la imbecilidad humana en el resto del medio pelaje. Reflotar el perversamente inducido suicidio de Nisman, transformado en crimen por los inducidores y la oprobiosa prensa –con miserables periodistas como los Leucos- cómplice convocando a una marcha para este sábado 18 de enero, es el más claro ejemplo de ese avieso y nefasto “operar”.

Ignorancia y barbarie hecha acción diaria de la mano de ese medio pelaje de 4ta, fogoneado no solo mediáticamente sino también desde las sombras a través de ataque de troll en redes sociales dirigidos por oscuros delincuentes como Peña, Dietrich Carrio, Alonso, Pato Bullrich, Arribas, Lombardi, etc, etc., todos en permanente actividad ya que el perverso montaje de usinas les llevó 4 años y quedó consolidado. Todo esto forma parte de una realidad que solo torpes, ciegos y sordos pueden estar desconociendo a un mes de gestión del nuevo gobierno. Conscientes –o no- y en algunos casos por dinero, los idiotas útiles se transforman en sirvientes de los “civilizados y democráticos” –por ende del poder económico real-, quienes así ejercen el control permanente de una sociedad que viene perdiendo no solo la batalla económica y su poder soberano como nación frente al mundo, sino también la batalla cultural; y esto último se viene dando desde el 24 de marzo de 1976.

No elijo la fecha al azar; todo el actual desmadre que parió al neoliberalismo en estas tierras comenzó en esa funesta fecha y con la más sangrienta dictadura que igualó en número y crueldad de asesinatos y matanzas de criollos, a la que comandó Mitre en la segunda mitad del siglo XIX.

VOLVIENDO A LA ACTUALIDAD

¿Cuál debería ser la respuesta POLÍTICA de un gobierno popular elegido democráticamente; o de una sociedad mayoritaria que padeció una vez más un oprobioso gobierno, esta vez oligárquico-macristas (en su peor versión por el nivel de torpeza) 2015/19?

Sin ninguna duda parar inmediatamente la “PERINOLA CARGADA”.

¿Y cómo se lo logra? Con los trabajadores en las calles y en las rutas haciendo valer su poder político. No es un detalle menor. El “circo campero ruralista” que hoy se moviliza contra las tenues medidas que pretenden implementar A. Fernandez y el gobernador de Bs. As Axel Kicillof, hasta se anima a utilizarlo para sus fines. Lo comenzó a hacer desde aquella decisión gubernamental populista llamada “125” del 2008 (Implementada por el hoy opositor Martín Lousteau; errada o no pero ejemplificadora de que a la PERINOLA la cargan siempre los mismos).

¿¡Que el peligro es el posible desabastecimiento que pueden generar estos truanes!? ¿¡Que la compleja situación internacional empeoraría el panorama!? ¿Desde cuándo nuestro país necesitó de “situaciones favorables” (teoría del “derrame”, ofrecer competitividad -más y mejor explotación de los trabajadores- para favorecer la llegada de inversiones); axiomas inventados por ese nefasto e histórico liberalismo, hoy neoliberalismo oligárquico?

Que la batalla es cultural; a esta altura del partido… ¿Quién puede dudarlo? Al mejor ejemplo se lo encuentra en el empoderamiento que la oligarquía hizo de las movilizaciones, metodología utilizada por los “populistas” y a la cual ahora recurren inflando el número de concurrentes para hacer más grande mediáticamente el “sentir de la opinión pública” (pero en versión “cheta-paqueta” y sin “chori”). Sacan los tractores a la ruta, se disfrazan de “gauchos” y se mueven en sus poderosas 4×4 o autos de alta gama porque ellos no caminan. El arrear en colectivos y luego caminar es para negros y pobres.

LA PUNTA DEL OVILLO

Es menester que el actual presidente Alberto Fernández vuelva de manera urgente a las fuentes peronistas de hacer política nacional y popular, acordando con los trabajadores la defensa de una reimplantación de la distribución equitativa de la riqueza; con dirigentes CGTistas o no; y sostengo esto no por identificarme casualmente con los delirios de los universitarios trostkos del PO que siempre terminan siendo funcionales a los intereses capitalistas que dicen combatir, cagando de esa manera a los trabajadores. Estoy convencido que el único camino para consolidar el naciente gobierno es a través de la movilización constante de ese pueblo trabajador como siempre lo hizo acompañando las decisiones políticas del Gral. Perón; ese fue el modo que demostró eficiencia en la historia de los últimos 70 años (reconocido temerosamente hasta por el propio Macri en su afán de que esos ciclos no se repitan).

La batalla cultural se la gana en la calle. Si seguimos confiando en que la suerte va a depender de esa “perinola cargada”, al pueblo trabajador solo le queda esperar que la oligarquía le indique cuando el aceite puesto en fuego está a punto de fritura para que vuelva a dar otro salto a una suicida cocción, todo por estúpidas decisiones dirigenciales de gobiernos que para no ser populistas-peronistas prefieren identificarse como “progres-liberales de izquierda” (cuestión de “academias” ¿vio?).

Tal vez este texto moleste a no pocos obsecuentes de turno. Desde el gobierno dicen que van a escuchar a todos. Yo digo lo mío, sin eufemismos. Como peronista que soy, moriré pensando que primero están los intereses de la PATRIA Y LA DIGNIDAD DE NUESTRO PUEBLO. Por esta razón soy de pocos amigos ya que no me gusta coleccionar hipócritas. Como peronista apoyo al gobierno popular del FdT.

El pueblo nunca estuvo armado para enfrentar la injusticia; ama la vida, nunca rindió culto a la muerte. Siempre fue el que tuvo que aguantar balaceras y palos proporcionados por las “fuerzas armadas y del orden”, que nunca estuvieron al servició de la PATRIA y su pueblo (que somos todos) sino para la defensa de los intereses de esa oligarquía.

La batalla cultural tiene varios frentes. No se debe descuidar ninguno y priorizar las acciones según sean las circunstancias. Solo pasó un mes de gobierno y la oligarquía ya comenzó a sacar sus garras y el vocero J. Lanata anunciando para marzo el apocalipsis.

PODER CONTRA PODER

El poder económico solo le teme al único lenguaje que lo hace retroceder cuando de batallas se trata; el poder de la movilización político-popular. Consolidado ese frente, el actual gobierno del compañero A. Fernández podrá trabajar más cómodamente en todos los otros frentes (que no son pocos).


LA PATRIA Y SUS VIEJAS-NUEVAS “CUENTAS PENDIENTES”

19 diciembre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

El dilema de cómo curar una infectada herida social abierta hace 200 años, que cada tanto deja brotar por su “grieta” un odio pestilente y que todavía no fue resuelto.

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

El 10 de diciembre pasado, el pueblo argentino comenzó a sentir un alivio. Logró a través del voto democrático que un gato rabioso se alejara del poder junto a muchas de sus ratas infectadas también de rabia. Pero con su retirada no partió junto a ellos la ira y el odio que habían sembrado durante 4 años de perversa gestión.

Captura de pantalla 2019-12-19 a la(s) 17.11.05

Por eso, para ellos, la partida no fue traumática; habían logrado exitosamente la instalación del siniestro objetivo que traían escondido; re infectar a esa parte de la sociedad ya enferma de manera endémica inoculando nuevamente -y con la ayuda de jeringas mediáticas marca Clarín- el reforzado virus del odio. Hoy, soberbios y libres, seguros que la justicia nunca los tocará por grande que sean sus “ilícitos”, miran sentados como maduran los malignos frutos de su siembra.

¡Que el problema es cultural! ¡Chocolate por la noticia! Hace 30 años que lo vengo planteando. Y lo hice de mil maneras. Seguiré insistiendo.

Trataré de describir el origen de tal endemia.    

Hurgar la historia nos permite visualizar y constatar claramente la existencia de un odio de clase –en esencia “portuario y unitario”-, que insistentemente reaparece y se repite como constante cultural. Está presente en nuestra sociedad como enfermedad moral aparentemente incurable a tal punto que hasta el día de hoy no se pudo encontrar ningún cicatrizante para esa herida abierta. Notoriamente se trata de un mal de vieja data que, como los virus, se retroalimenta y muta de manera permanente. Me refiero a ese perverso sentimiento enraizado en un minúsculo sector social con mucho poder económico -conseguido de manera espuria- al que sus perversos integrantes le sumaron una capacidad para transmitir -vía inoculación- en el conjunto social su odio divisor de aguas. Esto último siempre les permitió llevar las mejores de ellas para sus molinos.

¿Su matriz? Un pecado capital: la codicia ¿Sus herramientas? En ocasiones la fuerza, ese derecho de las bestias; pero básicamente el control de la cultura y la educación (contenidos), y un buen aprovechamiento de la estupidez humana reinantes en los sectores medios de nuestra sociedad. Los integrantes de ese minúsculo –pero poderoso- sector social nunca se destacaron por tener muchas “luces” en materia neuronal pero con lo anterior les alcanzó siempre para sostener su poder y ser perennes como malas hierbas.

Con crueles métodos, desde sus orígenes vienen actuando de manera ominosa; desde allá lejos y hace tiempo (mediados del siglo XIX) vienen recurriendo a ellos. En el inicio se vio la denigrante y máxima expresión encarnada en la “barbarie” mitro-sarmientina hecha brutal acción en nombre de una supuesta “civilización” (solo comparable en forma y saña con los crímenes cometidos por la última dictadura militar en nombre de valores “occidentales y cristianos”) que incluye claro está la criminal Guerra de la Triple INFAMIA contra nuestros hermanos paraguayos.

Con el paso de los años y gobiernos las técnicas evolucionaron y mutaron, algo que le permitió a ese odio tener continuidad en el tiempo, seguir vivo, vigente, y que, aún hoy, con sus peligrosos espasmos pueda desarticular cualquier proyecto político de liberación nacional que aspire, además, a implantar aunque sea un poco de justicia social.

Para la cipaya oligarquía argentina, la patria son sus intereses, el resto del pueblo argentino, sus sirvientes.

Veamos:

Cuenta don Gregorio Manuel Mercado en su brillante trabajo “La degollación del Chacho”[1] lo siguiente: “…hombres de la “civilización”, con complicidad de malos riojanos y de la castocracia, en un instante se han convertido en los fabricantes de ruinas para satisfacer bastardas ambiciones… como los magos, han elegido la gente para ser engañada, disponiendo su formidable poder para explotar provechosamente aquellas infelices víctimas de lujuriantes pasiones, resultando con frecuencia los imbéciles y los soberbios fáciles instrumentos de aquella siembra de odios ancestrales. …Es otra repetición de anteriores castigos que con habilidad, sagazmente, los vivillos de alto rango utilizan para enjuiciar, maliciosamente, el honor de los hombres que decididos hacen frente a los amos que pretenden revivir la colonia… Los pertinaces seguidores de aquel (Sarmiento), con elegante cinismo, trabajan diariamente en un esfuerzo extraordinario para conservar y mantener la calumnia, el ultraje al honor de nuestro pueblo y sus mártires, diciéndose únicos depositarios de la verdad histórica. Son simples enemigos movidos por odios viejos que pegan y se retiran como excelentes profesionales del golpe y la intriga”.

Cotejado lo anterior con lo vivido en los últimos 4 años de la “gestión macri” y las formidables operaciones y puestas en escena mediático-judiciales que a diario te presentaban TN-Canal 13-Radio Mitre y sus 500 repetidoras en todo el país, más el descarado accionar de los “afiliados” al mafioso sindicato de periodistas sicarios desplegando -el blanqueado por el soldado Julito Blanck- “periodismo de guerra” demonizando el gobierno democrático peronista que no se avenía a respetar sus mal habidos privilegios y espurios negociados, todo focalizado en los últimos 8 año de aquel gobierno (2008-2015), al lector no le va a costar mucho entender y transpolar ciertas similitudes históricas.

Don Gregorio hace referencia en su obra a esa luctuosa década que va de 1860 a 1870 y a sus víctimas –el heroico pueblo riojano-. En ella le saca la careta a la “historia oficial” y desnuda a la supuesta “organización nacional” llevada adelante bajo las presidencias de Mitre y Sarmiento, muy bien inoculada escolásticamente como tal –y en dosis para adultos dijera Jauretche- a través de la educación formal logrando así entronizar a estos personajes como próceres en las inocentes mentes de generaciones de párvulos. Mercado la muestra como lo que realmente fue, una década de persecuciones, asesinatos y horrorosos crímenes de lesa humanidad cometidos contra compatriotas y comprovincianos por el ideólogo de esos crímenes –Mitre- y el que fundamentó la barbarie civilizadora –Sarmiento-.

Por una centuria escondieron los hechos verdaderos y falsearon los contenidos educativos en “ciencias sociales”. En ningún texto ni manual escolar apareció jamás una mísera línea que dijera que aquella “organización nacional” fue llevada adelante a sangre y fuego haciendo añicos la falsa promesa de “unión nacional” pos Caseros, aniquilando así el iluso federalismo que ofrendaban a cambio de sumisión en nombre de la “civilización”. Las montoneras criollas demandadoras de Justicia y dignidad para los pueblos oprimidos del interior profundo de la patria comandadas por patriotas como Peñaloza, Varela, Lopez Jordan fueron demonizadas, calificadas de hordas de bandoleros saqueadores de bienes. Todo a base de mentiras; mentiras con las que compraban conciencias y el silencio de los aplaudidores de esa clase pudiente y gobernante (al frente de las instituciones de una “república”, o desde las sombras).

Por aquellos años, los crímenes eran encomendados a extranjeros como Paunero, Sandes e Irrazabal.

La colonización “pedagógica” basada en fantásticos y mentirosos relatos se llevó adelante con la eterna y eficaz arma que la parásita oligarquía portuaria, – hoy cabeza de un vigente “unitarismo”- nunca dejó de controlar: la educación[2]. Valoraron su importancia y supieron usar su efectividad. En ese sentido fueron lo suficientemente lúcidos para utilizar provechosamente la mejor herramienta que puede tener un proyecto político para que este se transforme en ideológico y perdure en el tiempo.

Como se puede apreciar y con solo extender la muestra riojana –heroica y trágica a la vez- al destino nacional, nada nuevo encontramos bajo el sol de nuestra patria. De tanto en tanto y en sus 209 años de joven historia, nos entregó el calor de la justicia social de la mano de gobiernos nacionales y populares; pero fueron más los años donde reaparecieron las desgracias; años donde el sol volvió a ser tapado una y otra vez por oscuros nubarrones que con sus devastadoras tormentas sembraron destrucción, hambre, miseria, muerte y desolación.

Frente a estos antecedentes… ¿Cómo puede sorprender la aparición de un Macri en el 2015? Más aún, ¿Cómo pueden sorprender ciertas reacciones de ese tilingaje clase media, muchos de ellos piojos resucitados gracias a los beneficios otorgados por “gobiernos populista”, que se manifestaron el 7 de diciembre del 2019 solo movido por ese odio ancestral señalado más arriba, y que como energúmenos destilaron todo su infundado veneno de clase, clase a la que no pertenecen ni pertenecerán jamás más allá de ser sus “idiotas útiles”? Con las verbalizadas opiniones de algunos de los concurrentes en aquella oportunidad quedó muy claro que no despedían a un presidente por su “buena gestión”. Poco les importaba el alto nivel de ignorancia y mediocridad del bruto mandatario saliente (“blanquito y de ojos claros”). Lo supieron siempre torpe, inútil y haragán como ellos. Por apegó al odio soportaron estúpidamente ser flagelados en su calidad de vida por ese ignorante e inepto que usaron como pretexto para destilar su veneno ese día. Poco les importó que el excéntrico personaje que les balbuceaba arriba de una tarima había utilizado a un grupo de inescrupulosos CEOs y una caterva de alcahuetes para despojar al país de sus riquezas, hipotecar sus recursos y su futuro con un pavoroso endeudamiento externo, además de sumir a la población –incluidos ellos- en la peor de las miserias que se recuerde. ¡No! Despedían y agradecían intuitivamente a esa reencarnación –Macri- de los Mitre-Sarmiento-Uriburu-Aramburu-Videla, que los hacían sentir “diferentes” de los indios, negros, hoy choriplaneros vagos; poco les importaba que sus semidioses fueran asesinos y además cipayos aniquiladores de toda posible defensa de la nacionalidad; nacionalidad y dignidad social que poco les importa por ser amantes del individualismo y lo meritocrático; nacionalidad y dignidad social que representaron en cada momento histórico San Martin, Dorrego, Rosas, Peñaloza, Varela, Irigoyen, Perón, Eva, Néstor y Cristina.

A pocos días de asumir un gobierno democrático que trae como consigna básica recuperar y defender la dignidad de los que en los últimos 4 años perdieron todo por decisión del mentiroso gobierno macrista que volvió a engatusar a “la gilada” (palabras de Marcos Peña: delincuente y jefe de gabinete de la gestión saqueadora) aparecen las primeras señales a modo de advertencia de la oligarquía campestre enriquecida en ese período hasta el hartazgo.

Entonces surgen brutos de brutalidad congénita como un tal senador Alfredo De Angeli (un vago ignorante, promotor del trabajo infantil en nuestro país, prohibido a nivel planetario) a explicar lo inexplicable y a justificar lo injustificable en nombre de los “productores rurales” y la “producción de los hombres de campo”. Por esta razón traigo la palabra hecha explicación de don Arturo Jauretche: «En esto de producir, tenemos muchos productores rurales por el estilo que creen que la condición de productor la da la propiedad de una estancia, unos breeches y unas botas de polo; que viven en la ciudad –“porque mi señora dice que hay que educar a los chicos”- y dan una vuelta por el campo cada 15 días. Productores rurales son los que trabajan y producen en el campo, que pueden ser patrones o peones, pero no los que no intervienen en la producción sino como propietarios, y que son rentista aunque no qrrienden. Estos también son los que dicen que los “obreros” no producen. Y ya no desde la posición marginal del tipo de portafolio, sino empinándose como “fuerza viva” sobre la que descansa la economía del país»[3]

Hasta con Perón en su 3ra presidencia se animaron. Corría el año 1974 y la reacción oligárquica que estaba agazapada a la espera que una izquierda delirante actuara de manera funcional a sus intereses, comenzó a generar condiciones para boicotear aquel intento de unidad nacional que proponía el viejo líder para salvar una vez más la Patria. Lo traigo a colación porque si bien los actores son distintos, los objetivos frente a una propuesta para cerrar la famosa grieta son similares, en aquella oportunidad volvieron a triunfar los intereses oligárquicos desembocando en la trágica y oscura noche que comenzó el 24 de marzo de 1976 y que, como aquellos riojanos del libro de Don Manuel Mercado, las victimas volvieron a ser “los de abajo”:

“… nosotros propiciamos que el acuerdo entre trabajadores, los empresarios y el Estado, sirva de base para la política económica y social de nuestro gobierno. Lo hicimos con la convicción de que es el mejor camino para lograr, con el aporte de todos, sacar adelante el país.

La información, como mi sentido de la realidad, me dicen que en el país está sucediendo algo anormal a lo que debe ser la marcha pacífica y serena de la tranquilidad.

Parte de esta intranquilidad obedece a causas reales; parte de ella, se ocasiona en la provocación deliberada.

Algunos, por mala intención, sirven a la perturbación; otros, lo hacen como idiotas útiles, pero muchos son los que, a sabiendas o sin darse cuenta, sirven a intereses que no son los del país… hay pequeñas sectas, perfectamente identificadas, con las que hasta el momento fuimos tolerantes, que se empeñan en obstruir nuestro proceso; son los que están saboteando nuestra independencia y nuestra independiente política exterior; son quienes intentan socavar las bases del acuerdo social, forjado para lanzar la Reconstrucción Nacional. Son esos mismos que quieren que volvamos a apagar los motores…. Por ello creo que ha llegado la hora de reflexionar acerca de lo que está pasando en el país y depurar de malezas este proceso porque, de lo contrario, pueden esperarse horas muy aciagas para el porvenir de la República.

Frente a esos irresponsables, sean empresario o lo que sean, (en los tiempos que corren, no solo se trata de “empresarios y oligarcas agro-ganaderos; también incluye a los medios de comunicación hoy monopolizados y a una parte importante de la justicia federal amañada y corrupta operando desde sus lúgubres “cuevas” en Comodoro Py) creo que es mi deber pedirle al pueblo no sólo que los identifique claramente, sino también que los castigue como merecen todos los enemigos de la Patria y liberación nacional.”[4]

La cuenta “herida odiadora” sigue quedando pendiente y la grieta seguirá abierta hasta tanto no se tome al “toro por las astas” (En criollo: cambios en el enfoque educativo (contenidos) para generar la tan ansiada cultura de la solidaridad) y se tome conciencia que dicho cambio llevará como mínimo 4 generaciones. Mi maestro –Gustavo F.J. Cirigliano-, además de sabio y brillante pedagogo, gran peronista, siempre sostuvo –y lo gravó a fuego en mi corazón y mente- que en la curricula educativa estaba el proyecto de país y por ende el de sociedad; el tipo de sociedad que la patria necesita para ser Justa, Libre y Soberana.

Notas:

[1] Ediciones Theoría – Buenos Aires – Abril de 1966, pág 21/23.

[2]Por algo cuidan constantemente de los sacrosantos establecimientos escolares para que no sean infiltrados y/o contaminados con “políticas demoniacas” asentadas en ideologías “raras” (comunista=peronistas=niponazifalangefascistas); como si lo de ellos no fuera ideológico.

[3] De mi autoría – Cuadernos EL EMILIO – Ediciones El Emilio: “Arturo Jauretche, un Maestro del Pensamiento Nacional” – 2018 – pag. 135/6

[4] Discurso del Gral. Perón en la mañana del 12 de junio de 1974.


MOMENTO BISAGRA DE PUERTA VAIVEN

24 octubre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO. Política, de nuestra redacción.

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

A 72 horas de un nuevo acto comicial en nuestra querida República Argentina reaparece la esperanza. Y es cierto lo que plantean al unísono Macri-Vidal. Es un momento bisagra de un puerta vaivén histórica. Desgobernaron este país por casi 4 años.

Captura de pantalla 2019-10-24 a la(s) 12.56.51Con ellos se acabó la democracia a pesar que intenten atemorizar a la sociedad diciendo que solo ellos son la democracia. Con ellos volvió el odio y se impuso el autoritarismo, la soberbia, el antojo, los DNU, los vetos a leyes sancionadas por el Congreso Nacional, los caprichos de niños ricos, la burla contra los desposeídos y los desclasados, la descalificación política barata, la persecución política. Con ellos volvieron los encarcelamientos, los asesinatos de gente inocente, la muerte como reina y señora (8 bomberos en Iron Montain, decenas de gendarmes, 44 submarinistas, dos jóvenes como Maldonado y Nahuel y decenas de pibes a manos del gatillo fácil policial). Con ellos regresó la represión indiscriminada a los trabajadores, el aumento de tarifas, los pésimos servicios, el apagón nacional, el monstruoso endeudamiento externo, la timba financiera para unos pocos, el abandono de niños y los viejos, de la educación y la salud. Con ellos regresaron las enfermedades que creíamos desterradas y se encargaron de enterrar la ciencia. Con ellos regresó el avasallamiento de los otros poderes del Estado. Esa es la democracia MACRISTA. Todo lo anterior son claros ejemplos de actos y gestos macristas que ante la impotencia propia producto de la incapacidad de los “no políticos” por mantener un mínimo hilo de coherencia, se lo transfieren en esta campaña electoral –mientras dejan al país sin gobierno por casi 3 meses y sin que se les caiga la cara de vergüenza- como defectos de la oposición.  

Captura de pantalla 2019-10-24 a la(s) 12.54.50

Con el voto popular el domingo 27 de octubre próximo, la patria nuevamente puede volver a enderezar el rumbo de la que fue apartada, desviada en diciembre del 2015. El pueblo argentino podrá desandar si así lo decide en las urnas, ese sendero plagado de mentiroso ofrecimientos que decían lo llevaría a la bíblica “tierra prometida” (con la delirante pitonisa Carrio como guía espiritual).

A ojos vista, hoy nos encontramos en ese miserable páramo en el que transformaron este país. Este es el páramo que previamente y con promesas nos pintaron como bella floresta derramadora de bienestar; y la gente creyó a fuerza de embustes. Todo fue un simple y perverso verso marquetinero difundido por una prensa cómplice pero altamente beneficiada con suculentos negocios y la ampliación de su control monopólico de la información.

Todo ocurrió en 4 años; tiempo record.

Los pregoneros de aquel “bienestar” no mintieron; sus ejecutores no fracasaron. Fueron 4 años exitosos para los intereses de la gestión Macri & CEOs. Ese “bienestar” prometido nunca trajo especificaciones de destinatarios. Expresado como generalidades dichas por un torpe y bruto empresario a cargo de la presidencia, jamás incluyó la aclaración de quiénes serían los receptores. Hoy se puede comprobar a quien beneficio esta infame gestión. Solo se incrementó para ese reducido núcleo de “pudientes”; también “cobro con creces” la inseparable e interminable codicia de nuestra oligarquía que fue altamente “premiada” con la quita de retenciones y la eliminación del pago de impuestos; todo como política de un DESESTADO MACRISTA Benefactor de ricos a costa de la miseria instalada y padecida por el grueso de la población de este país.

Sin embargo los “originales PRO-CAMBIEMOS no ofrecieron nada nuevo. Se trató otra vez más de un simple y perverso movimiento oscilatorio dentro de un fenómeno que cíclicamente castiga a nuestro pueblo en su inocencia. Son la “cosas”, las “tormentas”, los “ríos” y las “cumbres” que el pueblo debe padecer en su tránsito por este valle de lagrimas, pero que llamativamente permite a la corrupta oligarquía local, cada 10 o 15 años de gobiernos nacionales y populares, retomar el total control de los resorte económicos imponiendo sus criterios con el mismo “verso” de siempre: “abrir nuestra economía al mundo” resignando cualquier aspecto asociado a la palabra soberanía. Esta clave lleva ya casi 200 años y nació con la presidencia de Rivadavia.

El domingo ese pueblo flagelado podrá retomar el camino de su destino como nación libre y soberana y recuperar en protagonismo los tres aspectos que hacen a la esencia del sistema republicano adoptado: el político, el económico y el social.

El marco internacional tanto sea el global como el regional, esta mostrando claros y contundentes síntomas del resquebrajamiento de un sistema con formato neoliberal impuesto y vendido mediáticamente como modelo económico exitoso. Lo cierto es que por donde pasó, arrasó. Francia, Grecia, Portugal, España, Italia dentro del conglomerado europeo y los países centroamericanos más Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Brasil y nuestro país son los ejemplos más claros de los estragos causados por el neoliberalismo.

Con la gestión de empresario Macri al frente del gobierno nacional salió a la luz, luego que su gestión nos sumergiera en un miserable e impúdico túnel “Michettista” plagado de oprobiosas y desalmadas medidas antipopulares, que no es lo mismo ser un empresario exitoso que ser un gobernante exitoso. Quedó en evidencia que la fortuna de los ricos también crece con el robo, (no son solo los pobres, los villeros, y los negros sucios los ladrones). Es de esperar que la población en general entienda que una política estatal no se maneja con los mismos criterios que utiliza la política empresarial. En este país los empresarios siempre buscaron alta rentabilidad de manera ociosa con la menor inversión posible; nunca dudaron tampoco en acudir al soborno y la corrupción cuando de Obra Pública se trató.

Una política de Estado para que sea tal siempre debe buscar la equidad distributiva de los recursos que en materia de riquezas la nación (territorio) posee y provee; como así también distribuir equitativamente la riqueza que produce el pueblo trabajador. El rol del Estado es claro y sencillo: brindar el mejor bienestar posible a la población.

El verso de la “teoría del derrame” nunca se cumplió ni se va a cumplir porque la codicia del poder financiero internacional nunca lo tuvo en sus planes; ergo siempre fue un verso para la “gilada”. El mismo verso que hoy en campaña hace el actual presidente al sostener que “en esto 4 años anteriores se lograron los cambios ¿estructurales? que permitirán a futuro generar ¿más? trabajo y bienestar”. Siempre mentirosas promesas a futuro para el pueblo mientras en el pasado reciente –los últimos 4 años- y en el futuro inmediato, él y sus amigos engrosaron ganancias empresarias como nunca antes conoció el sector en este país. En mi caso particular nunca se me ocurriría preguntarle a un “tornado devastador” como se reconstruye lo que él destruyó; especialista en destruir todo difícilmente me dirá cómo reconstruir lo por él destruido. ¿Cómo puede ofrecer trabajo aquel que destruyo el aparato productivo y las fuentes laborales?

Dentro de su total y absoluta ignorancia, Macri, en un franco y esquizofrénico culto a un tecnicismos que desconoce de cabo a rabo, vendió a sus sátrapas secuaces como los hombres del mejor equipo de los últimos 50 años. Las actuaciones demostraron que los tipos no conocían nada de política más allá de transformarlas en simples y burdas operaciones financieras con alta rentabilidad para ellos, sus amigos empresarios y el presidente empresario. De eso se trato el prometido CAMBIO.

La puerta vaivén puede volver el domingo que viene al lugar que siempre le dio grandeza a nuestra PATRIA y a su pueblo: Un gobierno Nacional y Popular de la mano del PERONISMO y con ALBERTO FERNÁNDEZ como presidente.

FERNÁNDEZ-MACRI

 

 


CUANDO LAS “OPERACIONES POLÍTICAS MEDIÁTICAS” TRANSITAN POR EL RIDÍCULO.

1 septiembre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción.

Lanata 3                                                      Carta a Jorge Lanata

PEDRO DEL ARRABAL

Por Pedro del Arrabal

Jorge Lanata, a ver si podes intentar poner tu sesera en orden y la sacas de ese piloto automático que te hace “operar” de manera permanente y en modo esquizofrénico (parece que te mimetizaste con las locuciones de tu presidente).

Te preguntas en tu último PPT del domingo 25 pasado según cuenta la crónica leída: ¿Por qué ya nadie habla de corrupción?

Aclaro lo de “crónica” porque esto no lo escribo por haber visto tu programa. Como te conozco desde que te iniciaste en estas lides como “el progre vanguardista” dirigiendo Pág/12, recuerdo que a través del diario lograste engrupir a todos los “iluminados universitarios” de clase media en los “80” y “90”. Siempre desconfié de ti; esa fue y es razón por la que nunca te creí NADA. ¡Cuestión de “olfato popular” ¿Vio?! Hoy menos que menos vería un “show televisivo” estando consciente que vos, como conductor, sos el mismo “progre” (hoy en decadencia) que ahora panquequeado pasó de ser izquierdista panfletario a derechista servil sin intervención exógena alguna. Escribo esto porque lo leí en El Intransigente Digital. Lo que sigue lo haré rebajándome a tu altura para que sientas (si alguna vez lo lees) lo que significa tragar tu mismo veneno en materia de descalificaciones.

Volvamos a tu PPT en cuestión; parece que te preguntaste en esa emisión: ¿Por qué ya nadie habla de corrupción? Es notorio que la pregunta está mal formulada y tu perversión lo hace posible. Viniendo de vos nada es casual. No ignoras que corrupción hubo siempre, a lo largo de la historia, en todo el mundo, en todos los gobierno y de todo tipo. Pero en tu caso seleccionas a la hora elegir sobre cuál hablar… ¿Dependerá de la paga Jorgito? ¡ Me pregunto, vio! Lo grave es que algunas otras corrupciones, que las conoces muy bien, no te preocupan; es más, te cuidas mucho de hablar de ellas evadiendo el tema con “generalidades” para que no llamen la atención de esa “opinión pública” que intentas deformar; por ejemplo la del gobierno actual. Lamentablemente para vos y aunque te cueste aceptarlo eso te desnuda como otro corrupto operador más, trabajando para corruptos más grande y de mayor nivel. Vara distinta invalida ecuanimidad analítica de periodista “presuntamente” serio.

Siempre te caracterizó esa singular habilidad para utilizar tus mañas sacándole el jugo en oscuros negociados. “Existe algo en ti” –lo rescato como virtuoso- que hace que presentes tus “cuentos” de manera “axiomática” para darle credibilidad. Entonces, ¿cuál sería la pregunta correcta que, sobre el tema, deberías haber realizado si fueras mínimamente sincero? ¿Por qué ya nadie habla de la corrupción y de los corruptos que yo señalaba y les hablaba? Digo esto porque al “mambo” de la corruptela “k” lo fabricaste y lo inyectaste en dosis venenosas en el colectivo tilingo.

Continuas con un: “Toda esta historia empezó con nuestras ganas de que se hiciera justicia”. En la afirmación aparecen 3 palabras que dan cuenta de tu intencionalidad: “historia” y “nuestras ganas”. Cuando pluralizas, lo que haces es intentar involucrar a los televidentes en tus “ganas”; lo que en realidad ese televidente y radioescucha nunca supo que no se trataba de “ganas” sino de tus “negocios”. Ahora comienza a conocer que las “historias” (cuentos) salieron de tu frondosa imaginación para ser usadas como moneda de cambio en esos “negocios”. Hoy nadie duda que “las cosas” (necesidades) del presidente y la sed de venganzas de tu pagador (Magnetto) obligaban a que trabajaras (si se le puede llamar trabajo a lo que haces) así. Todo era una simple cuestión de hacer negocios con tus cuentos según sean los “oferentes del mercado periodístico”.

Nadie puede negar tu inteligencia en la materia. Usaste esa fama de “creíble” que te fabricaste en épocas del Pág/12 de los 80” y luego del “turco” Menen; épocas donde todo resultaba más fácil a la hora de criticar. Contabas con info de primera mano y un Magnetto (tu actual jefe y pagador) que, rosqueado con el riojano, te generaban el “pasto” que alimentaba tu ego (Criticabas al monopolio para poder sentarte a “negociar” en mejores condiciones con ellos). Posteriormente y con tu nueva creación televisiva –Día D -96/2003- fuiste preparando el terreno para tus panquequeadas futuras.

Lamentablemente para vos, el kirchnerismo te arrebató las banderas de tu supuesta –y falsa- búsqueda de “justicia”. Con una gestión política plagada de hechos concretos el peronismo de Néstor y Cristina desparramaron dignidad sin mirar a quién; encima no te permitieron “morder” algún cargo. Te comiste un garrón de 5 años vendiendo tu “contestaría pluma” a Perfil y otros medios. En el 2008 fundaste el diario “Crítica de la Argentina” y terminaste cagando colegas –entre ellos a la hija del querido y admirado Adolfo Castelo- con tu experiencia abandonando el barco en el 2010. Ya con la ley de Medio en el 2009 empezaste a olfatear que la “cosa” pasaba por Clarín, el campo y Macri . Eso sí; le cotizaste alto tus servicios. Así llegó el momento de ofrecer tus “servicios” a la mafia que antes criticabas y que todavía sigue conduciendo el “Don Corleone” real de la calle Piedra (no el personaje del escritor Mario Puzo).

Un buen equipo de producción y tu imaginación sirvieron para que PPT fuera una realidad y un éxito.

“¿Te acordás? No fue hace tantos años. Acá en este mismo estudio lo viste a Fariña y a Elascar. Aquel día el programa midió 32 puntos (rating), un delirio. Ese domingo, por primera vez, escuchaste que la guita del afano era tanta que se pesaba. Hasta Fariña dijo ‘Lanata quería ficción y le di ficción’. Años después reconoció que estaba mintiendo cuando lo desmintió”, les refrescaste a los pocos televidentes que todavía te siguen, hablándoles en tono personal.

¡Sin ninguna duda sos hábil!!! Si pasamos tus dichos por el tamiz analítico dentro de la “lógica formal”, sabias qué era lo que el tilingaje quería comprar y vos se lo ofrecías como “proposiciones verdaderas” de un silogismo perverso sabiendo que al comprador, la conclusión final, poco le importaba que fuera falsa.  

Tus denuncias siempre fueron falsas. Nunca ofreciste ni contaste con pruebas valederas que demostraran un cierto grado de verdad para tus “fabulaciones”. Y esto no es invento mío, fue siendo dictaminado por la propia justicia cuando leyeron los expedientes plagados de disparates sin contar y menos aportar prueba alguna. Allí salió tu talento para fabricar corrupciones recurriendo a puestas en escenas en un estudio televisivo (¿Te acordas de la bóvedas del los Kirchner en el sur?) , que las vendías como pruebas de tus miserables elucubraciones.

Vuelvo a la parte de tu “editorial” donde argumentas las mentirosas razones de esas “puestas en escena” con un “ganas de que se hiciera justicia”.

Las preguntas saltan inmediatamente, ¿Qué justicia pretendías que se hiciera? ¿La que vos entiendes desde tu condición de neófito en el tema y que con la habitual habilidad que te caracteriza transferís como demanda de la “opinión pública” presentándote como el vocero de lo que supuestamente “la gente espera”? ¿Y tu republicanismo y el cacareado respeto por las instituciones de la democracia? Con ese, tu criterio, Macri, usando sus habituales avasallamiento de otros poderes del Estado debió eliminar por DNU el Poder Judicial e instalar en el país la “Justicia Lanata”. O sea, los jueces son “ buenos” si operan en consonancia con los “juicios y sentencias” de Lanata; “corruptos” si se limitan a ejecutar lo que el derecho dispone. Entonces te pregunto ¿Qué haces con Bonadio y Stornelli que se cagaron en todos los pasos de un debido proceso judicial? ¿Son “decentes” porque operan respondiendo a tus puestas en escena? ¿Por qué no hablas de la fantochada llamada “Causa cuadernos” que se cayó sola por el peso de su “truchada? ¿Te olvidaste que mandaste a la gente a que escrachen a jueces en sus domicilios y que los compañeros de colegio hagan lo mismo con los hijos de los magistrados que vos los considerabas hdp porque no sentenciaban de manera similar a tus juicios y sentencias mediáticas?

Ahora bajó tu rating. ¿No te preguntas por qué?. La jugada falló y quedó al desnudo que todo lo habías ficcionado; que en realidad necesitabas responder a las demandas de tu jefe; que el objetivo era instalar en la opinión pública que los “kirchneristas” (como en el “55” hicieron con Perón) “se robaron todo” (como Perón). Un viejo “cuento” que tira por la borda la “originalidad” que te arrogas.

Con solo detenerse en lo que aparece señalado y subrayado más arriba, salta claramente que todo respondió a una “puesta en escena” para perversos fines. Estudio (set televisivo), Rating (lo que necesitabas y buscabas) y la denuncia de Fariñas sobre tu necesidad de ficcionar ponen al descubierto una realidad que lejos estuvo siempre de buscar una verdad; todo esto dio cuenta que eres un especialista en fabricar historias fantásticas (de fantasía, no por brillo).

Te jactas de inventar que la guita que supuestamente la “corrupción kirchnerista” se afanaba no se la contaba sino que se la pesaba. Luego vino lo de “ se robaron 2 PBI” que el mediocre de TN (hoy panelista de Fantino) Carnota difundía con las viejas propaladoras de barrio, y el tilingaje repetía la estupidez sin tener idea ni del peso del que vos hablabas ni del volumen que implicaba tamaña cifra supuestamente robada.

Continuas: “Después fue surgiendo lo de los bolsos.” (me imagino que los del corrupto Lopecito). Pero se descubrió que en esos bolsos había “verdes” de corruptores “M” metidos metido hasta el tuétano desde hace años en la cuestión “Obra Pública”. Silencio de radio (Mitre) y TV (Canal 13) de tu parte.

Entonces en aquella emisión de tu PPT reflotaste lo de la “Rosadita” con el mismo nivel de perversión anterior, intentando dar verosimilitud a tu viejo relato: En esta pantalla viste como se contaba guita en la Rosadita. Todo esto que viste era real. No eran actores. Son personas reales en situaciones reales. Cristina estaba en el poder, no era que hablábamos cuando ya nos habíamos ido”.

Claro que lo mostrado era “real” tanto como las personas que allí aparecían. Pero te cuidaste y nunca aclaraste (ahí no se te dio por investigar), de quién era esa guita que allí se contaba. Tu impúdico señalamiento “Cristina estaba en el poder” buscaba – y busca de manera insistente ante el fracaso de la operación- sostener que eso formaba parte de esa corrupción “k” con Cristina a la cabeza- de una de tus operaciones mediáticas titulada “se robaban todo”.

Ahora se sabe que no eran “verdes k” sino “verdes M”. Jamás lo vas a reconocer ¿No Jorgito? Entonces ¿Cómo es eso de “Un delito es un delito, no importa quién lo cometa”? ¿Siempre y cuando no se metan con el club de estafadores y delincuentes de guantes ya no tan blanco “M” ni con tu pagador Magnetto?

¿Te acordas cuando fabricaste una escena de corrupción para escrachar a un concejal de Quilmes en el local de la “Cátulo Castillo” de la Av. Scalabrini Ortiz al 1400 de la C.A.B.A. haciendo pasar como que la cámara oculta se había hecho en un bar de Quilmes?. Lo puedo aseverar porque fui en esa época integrante de la “Cultural Catulo Castillo”. Tus perversas andanzas tienen larga data.

Pero toda esta primera parte solo fue una introducción para con lo que después te despachaste: “Esta fue una semana en la que las contradicciones del kirchnerismo surgieron a flor de piel. Cristina en Cuba, Alberto con el Fondo, están más perdidos que Kiciloff en José C Paz.”

Jorgito, Jorgito, Jorgito… ¿a donde vez contradicción en tu enumeración? ¿En tu intento de presentar a Cristina como “socialista” (Cuba) y a Alberto como el “liberal” que acuerda con el F.M.I.? Eso de más perdidos que Kiciloff en José C Paz. me hizo acordar a tu otra cantinela despectiva relacionada con Máximo Kirchner: “es un boludo que lo único que sabe hacer es jugar con la Play Station”. Para vos portación de edad es sinónimo de boludez, sin darte cuenta que llegar a tu edad solo para operar perversamente no es garantía de nada sano y sí  prueba de que hay seres próximos a la “tercera edad” sumamente miserables. ¿Que Cristina vaya a ver a su hija en esa isla socialista de mierda (según vos, Cuba) solo porque (lamentablemente para vos) cuenta con el mejor sistema sanitario del mundo y produce los mejores especialista en medicina que pueden ayudar al problema de salud su hija, ya es un indicador de las ideas peligrosamente socialistas del “kirchnerismo”? ¡Hay que ser muy perverso o un reverendo hdp para jugar con la salud ajenas para rascar rédito político para tus “pagadores”!!!

En cuanto a lo Alberto, tus reacciones muestran que te duele, te molesta saberlo un tipo preparado y dispuesto a realizar una gestión mucho más sensata que la que hace el analfabeto político e ignorante en todos los rubros de tu presidente.

Durante toda la semana Alberto trató de despegarse de Cristina. Dijo que si gana no hay posibilidad de default, marcó diferencias respecto del chavismo, de 678, del Indec de Moreno, del cepo de Kicillof. Hay quienes dicen que está más domesticado que Dylan. Se la pasa diciendo que no va a haber cepo, pero la ex presidente del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, dijo que en algún momento va a haber que regular la situación del dólar. Los mercados son como un proxeneta, solo se interesan por vos si te pueden sacar plata. El kirchnerismo es como la jarra loca, nunca sabés qué tiene adentro.”

Insisto… Jorgito, Jorgito… Ese estilo peyorativo filo gracioso (“…está más domesticado que Dylan”) desnuda impotencia. Que Mercedes Marcó del Pont diga que en algún momento habrá que regular del dólar solo puede resultar “algo significativamente peligroso” para alguien que lucra con las necesidades de la población y te iguala a ese energúmeno que gritaba en la plaza en el 2015: “Yegua, quiero mis dólares para ir a punta del Este” . O los actuales “Nuestros votantes están esquiando… o disfrutando del sol europeo” (Lilita Carrio)

Hoy, domingo 1 de agosto, el diario de tu “jefe pagador” anunció que tu “impoluto presidente” lanzó medidas “tipo cepo”… ¡Un domingo!!! ¿Adonde te vas a esconder? O mejor dicho… ¿Qué pelotudez sobre el kirchnerismo desplegaras en la emisión de esta noche para desviar la atención?

Seguro que los “mercados” (que vos bien sabes quiénes son en materia bancaria y especuladores financieros) actúan como proxeneta. Pero por casa… ¿Cómo andamos? Para finalizar, esa aseveración nuevamente peyorativa de que “El kirchnerismo es como la jarra loca, nunca sabes qué tiene adentro.” Sí y no. Hablas del kirchnerismo para seguir bajándole el precio (Néstor) cuando sabes que históricamente ese kirchnerismo es una simple parte de un frente que tiene como eje los principios peronistas. Dentro de este concepto, el ser “inclusivo” es incompresible para aquel que hace del individualismo y la meritocracia un culto. Solo así uno entiende que el Frente de Todos te resulte “Una jarra loca; nunca sabés qué tiene adentro” y decidas imponerle un nuevo nombre desde una actitud cobarde por transferirle tu jugada a ese NADIE que significa: lo van a llamar Frente Para Todos los Gustos”.

Es la típica reacción de otro derrotado que comprueba el fracaso de su perverso accionar durante los últimos 11 años.


DE “CUENTOS”, “RELATOS” Y PROYECTOS

9 agosto 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Elecciones PASO 2019

Captura de pantalla 2019-08-08 a la(s) 22.25.32

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

Lo que acá pretendo desentrañar es la relación entre un “cuento”, el “relato” del mismo y cómo estos dos recursos se diferencian de un “proyecto”.

Comienzo por señalar qué los recursos mencionados, manipulados mediáticamente, sirvieron en estos casi 4 últimos años como cortina de humo para tapar el desarrollo de un verdadero saqueo del país junto al atropello de la dignidad de su población sin que esto tome estado público y pase desapercibido para los afectados. Este atropello muy lejos estuvo y está de haber sido un “proyecto político” y ya veremos porqué.

El “cuento” es esa narración breve, generalmente ficcionada, donde aparecen un reducido número de personajes y una intriga poco desarrollada que habilita un clímax y un desenlace rápido.

El “relato” adorna una historia construida sobre supuestos conocimientos y detalles de ciertos hechos que dan cuerpo a ese “cuento” y logra funcionar como complemento de este vistiéndolo de verosimilitud (credibilidad).

Veamos:

El “cuento” PRO-CAMBIEMOS: “Venimos a combatir la corrupción K que se robó todo. Nosotros somos la transparencia y los recuperadores de las instituciones republicanas”.

Captura de pantalla 2019-08-08 a la(s) 22.26.52

El “relato” (en este caso mediático elaborado y difundido por grupo Clarín y La Nación) comenzó –por tomar un punto de partida- con el supuesto “asesinato” de Nisman. Continuo con CAMBIEMOS ya en el poder y la aparición de los personajes participantes en las distintas historias que se fueron fabricando; algunas “semi verdades” por haberse “obviados” a los actores principales en el papel de corruptores: Macri y sus empresarios amigos vinculados a la Obra Pública para el caso de “Lopecito y sus bolsos”. Pero la lista la engrosan Boudou y Ciccone; De Vido y la Obra Pública; Cristina y las bóvedas en sus casas del sur más los container que junto con De Vido habían enterrado en los desiertos patagónicos; las cuentas de Máximo y Nilda Garre en el extranjero; la ruta del dinero “k” que terminó desembocando en la autopista del dinero “M”; la “morsa” Fernández (Aníbal) convertido en asesino por el negocio de la efedrina, Cristóbal López y De Sousa con el grupo INDALO estafando al Estado, etc, etc).

Captura de pantalla 2019-08-08 a la(s) 22.27.44

Los relatos mediáticos funcionaron de maravillas para una porción de la sociedad que había recibido e incorporado creencias sobre una “realidad amorfa” (Darío Sztainszrajber: ¿Qué es la posverdad?). Esos relatos “cuajaban y cerraban” con las representaciones que en el imaginario social habían sido instaladas previamente y ahora funcionaban de manera justificadora. Todos tenían y tienen similar y patético final, que lógicamente opera como colofón del “cuento PRO” sobre la “corrupción k” y que aun hoy se repite: Se robaron 2 PBI.

¡Como disparate funcionó! Funcionó tanto que hoy, el Presidente Macri, busca que vuelva a funcionar. Lanza como consigna (slogan) de campaña: “No fundamentes ni des explicaciones sobre tu voto. Sentite orgulloso(¿?) Votame porque sí. Votame por favor”. Una irracional ¿propuesta política? que cancela cualquier posible reflexión o análisis sobre la desastrosa realidad que se vive e imposibilita cualquier intercambio de IDEAS en busca de soluciones.

La gestión CAMBIEMOS nunca tuvo proyecto político; tampoco tiempo para elaborarlo o por los menos planificar algo porque nunca estuvo en sus planes. Solo jugaron con la posibilidad de tomar el Estado por asalto; y les funcionó. El triunfo del 2015 los tomó por sorpresa, y sobre un hecho consumado comenzaron a improvisar hasta el día de la fecha; eso sí, lo hicieron sobre conocimientos sólidos en algo que dominan con marcada eficiencia: negocios de todo tipo y todos por “izquierda” (mientras como ideología la defenestran). En esto sí se puede asegurar que se trató de una gestión muy exitosa; y lo fue porque el éxito se asentó en la utilización de los dos recursos señalados al comienzo de esta nota y con admirable habilidad. Además lograron concretar todos sus objetivos en un plazo asombrosamente corto, algo que como tal no registra antecedentes. Se me podrá contra argumentar y/o discutir si todo respondió -o no- a un proyecto o a un plan premeditado, pero jamás me podrán negar su éxito. Los números del incremento patrimonial y la radicación de los mismos fuera del país por parte de la mayoría de los funcionarios nacionales PRO con el presidente a la cabeza hablan por si solo. Nunca confiaron ni en sus propias políticas.

Un atroz endeudamiento externo con entrega de la soberanía financiera incluida; un proceso inflacionario incontrolable y un marcado deterioro en la calidad de vida de los argentinos son las más claras consecuencias de la gestión que hoy pide por favor que la voten. 4,7 millones de niños del país viven en estado de pobreza estructural (mal alimentados, sin agua potable, cloacas, sin poder acceder a la educación y con un escaso nivel de atención sanitaria). Por ser el más doloroso, solo menciono uno de los tantos indicadores que hablan de CAMBIEMOS como gestión de gobierno enmarcada en una lamentable improvisación llevadas adelante por empresarios neófitos en política y en proyectos de Estado; empresarios -“made in argentine” valga la aclaración- que solo vieron y ven a la ciencia, a la educación , a la salud y la dignidad de los trabajadores como parte de aquellos “gastos que el Estado puede prescindir”.

Aun así y lamentablemente, estos “cuentos” y “relatos” tienen final abierto. La incertidumbre estará presente hasta el final de los procesos electorales que se avecinan, porque hasta ahora esos “cuentos” y “relatos” imposibilitaron a los argentinos hablar de proyecto de país y sociedad. Así estamos.


POLÍTICA: DEL CASTAÑO CLARO A UN OSCURECIDO PANORAMA (II)

30 julio 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política, Argentina y las PASO

(Segunda y última Parte)

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

Continuando con la línea de análisis que comencé a bocetar en el articulo publicado anteriormente (ver: https://revistaelemilio.wordpress.com/2019/07/30/politica-del-castano-claro-a-un-oscurecido-panorama/ ) sobre la campaña electoral para las PASO del próximo 11 de agosto, no resulta muy complicado conseguir ejemplos que corroboren lo que aquí se sostiene.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 16.32.46

Marcos Peña y Duran Barba vienen explotando exitosamente la estupidez social previamente instalada sobre el valor superlativo de la meritocracia, algo que está acoplado al deseo de pertenencia a círculos selectivos, muy presente en todos aquellos personajes que Jauretche llamaba “tilingos; y tanto Peña como Duran Barba lo hacen con mucha habilidad. Consta de lo siguiente: Con un mensaje “esperanzadoramente futurista” el oficialismo busca que esos “tilingos” renuncien a ser “guarangos” (“medio pelo” ostentadores porque tienen y pueden) y por necesidad de pertenencia social prefieran ser esclavos miserables y obedientes. ¡Lo grave es que lo van consiguiendo!

Peligroso en términos de presente y futuro social por incubar de manera latente resentimientos que pueden degenerar en reacciones no deseable en aquellos que terminan colmados por el hastío. Diciembre del 2001 no es un antecedente para obviar.

El detalle también peligroso es la singularidad muy presente en esta campaña. “Juntos Por el Cambio” amedrenta a la población con ficticios “cucos” a través de todos los recursos a su alcance. Cuenta con medios escritos. televisivos, radiales, monopolizados y hoy oficialistas operando en sus múltiples plataformas que incluyen el control y manejo de las redes sociales a través internet y telefonía celular –Clarín y Telecom asociados-. A través de ellos accionan sin escrúpulo alguno con todo tipo de “fake news” (noticias falsa y humillantes). De este modo van logrando reflotar, y sobre todo exacerbar en gran parte de la población, ese nefasto sentimiento que apareció en la historia nacional en contra del Irigoyenismo primero y luego del Peronismo; ODIO.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 16.47.43Solo recuerdo dos antecedentes históricos de este tipo en el que se recurrió como ahora a un lenguaje incitador de odio: “Perón, el tirano ladrón” y “Viva el cáncer” que desembocó en la revolución libertadora que derrocó el gobierno democrático de Juan Domingo Perón en el siglo pasado; y Macri: “Hay que tirarlo a Kirchner por la ventana del tren; no lo aguanto más”, junto a los reclamadores de dólares en Plaza de Mayo que llevaban carteles con un “Néstor, llévate a la yegua”. Es el único paralelo comparativo que recuerdo dentro de una campaña preelectoral donde la perversión aparece como muy presente.

Nadie puede negar que el gobierno logró instalar socialmente el odio por aquel que piensa distinto; odio por quien no es “argentino”, o por el que no es “blanquito”; pero fundamentalmente CAMBIEMOS exacerba ese odio inhumano por el desclasado y el desposeído; esos a quienes el propio CAMBIEMOS les quitó sus pocas posesiones que no iban mas allá de un trabajo digno, casa, comida, salud y educación, componentes que redondeaban una vida medianamente confortable. La vicepresidenta Gabriela Michetti muy suelta de cuerpo dijo en algún momento “Lo más difícil para nosotros es atravesar el momento en el cual salís del populismo y salís de la fantasía de una mentira importante y muy grande, de haberle dicho a la gente que podía vivir de esta forma eternamente porque tenemos recursos para eso”. Los recursos siempre existieron; la cuestión siempre pasó por cómo se los distribuye.

Cuando CAMBIEMOS cuestiona y desvaloriza las propuestas y/o posturas políticas opositoras y condiciona la existencia futura del país, involucrando al ciudadano elector con un “Todos Juntos Podemos” sin decir qué es lo que se va a poder; por lo menos suena raro. Encima planteado desde una falsa dicotomía como “O Nosotros o volver al pasado”.

Todo viene acompañado con un relato descalificador de la protesta laboral y social a las que califican de “políticas” como si todas las resoluciones de la gestión CAMBIEMOS –nefastas para la mayoría de la población- no fueran de neto corte político. La instalación de la desocupación, el cierre de fabricas, la desindustrialización, el desamparo a jubilados, el desfinanciamiento de la salud y la educación, la ciencia y la cultura, el crecimiento de la pobreza y la instalación de la timba financiera nunca surgieron por generación espontanea, ni acá ni en ninguna parte del mundo; siempre fueron y son las resultantes de decisiones políticas de personajes claramente identificables con intensiones de beneficiar a unos pocos en detrimento de muchos otros.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 17.04.00Mauricio Macri no puede atemorizar con el pasado porque él no es otra cosa que la encarnadura, el regreso casualmente de ciertos pasados. Por ejemplo: encarna el regreso en los sustancial del proyecto del “80” del siglo XIX que tuvo su colofón en la I Década Infame del siglo XX (proveedor mundial de carnes y mieses); el regreso del Plan Prebisch (o retorno al coloniaje) luego del golpe del 55; el regreso de la desindustrialización y el endeudamiento externo que implementó la última dictadura. Por último y de la mano de Macri volvió el neoliberalismo menemista que como el macrismo llegó al poder engañando a la población: “ Si decía lo que iba a hacer, no me votaba nadie” (Carlos Menem). En concreto, ese pasado con el que Macri quiere asustar a la población es casualmente el pasado donde las grandes mayorías tuvieron bienestar y fueron artífices de su propio destino. Entonces el pasado al que los verdaderos argentinos le deben temer porque históricamente fue su denigración, es ese pasado que Macri y Todos Juntos por el Cambio representan; ese que en tres años y medio lograron reimplantar la dependencia externa en tiempo record.

Sembrando vientos solo se recogen TEMPESTADES. No pasemos de un castaño claro a un oscuro panorama futuro movidos solo por una simple codicia de poder y teniendo como objetivo el seguir lucrando fácilmente. Manejar un Estado no es solo cuestión de negocios. Un poco de ética y un cacho de moral nunca estarán de más en cualquier gobernante.


LOS INVISIBLES

30 julio 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, nota publicada por la colega Eliana Valci en su revista digital.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 12.21.35

“El Pez nunca descubre que vive en el agua. De hecho, como vive inmerso en ella, su vida transcurre sin advertir su existencia. De igual forma, una conducta que se normaliza en un ambiente cultural dominante”

Michel Foucault

Captura de pantalla 2019-07-01 a la(s) 10.08.44

Por Eliana Valci

En la actualidad la mayor parte de la población se ha vuelto invisible ante los ojos del poder, pero sobre todo aquel compatriota que ha caído en desgracia, y no tuvo más opción que adoptar la calle como su “hogar”.-

Basta con observar, no ya la actitud del gobierno de turno, que sabemos que además de ser totalmente indiferente y se molesta porque todavía existe gente solidaria que encima se auto-convoca en el Club de la contra; sino de los transeúntes que esquivan la mirada o aceleran el paso, por si aquella persona que se encuentra en situación de calle les llega a robar.-

Acá no solo está en juego la crueldad de un Estado ausente, sino de los malditos estereotipos sociales, donde se encasillan a las personas por su condición social, económica o sexual.-

Dejamos de ser personas, para ser cosas que pueden ser rotuladas (rico, pobre, indigente, gay, etc, etc, etc.), porque como no se entienden o mejor dicho no se quieren comprender, es mas sencillo etiquetarlos; como si en vez de ser seres humanos fueran categorías de cosas que pueden “encajar” en tal o cual descripción. De esta manera es como nuestro medio ambiente nos vuelve invisibles, porque lo simple aparentemente se vuelve complicado.-

Sin embargo, las personas que pernoctan o viven en  las calles existen! (como todas las demás, claro); con sus corazones deshechos y sus miradas vacías, ausentes de cualquier tipo de esperanza, porque son los marginados, los olvidados. Solo son noticia cuando sucede algo tan trágico como la muerte.-

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 12.23.27

¿Es necesario llegar a los extremos para visibilizar una situación o grupo de personas?, lo cierto es que no, porque la realidad es palpable, pero… ¿por qué no somos capaces de observar y ver lo que sucede a nuestro alrededor?, porque negar lo que sucede y culpar a otros, siempre es mas sencillo que hacerse cargo de que algo está mal.-

Aquí está el quid de la cuestión, sino somos capaces de advertir los hechos que suceden frente a nuestras narices, nunca vamos a poder transformar nuestro entorno y continuaremos naturalizando la existencia de todo tipo de desigualdades sociales.-

Si realmente queremos una Patria Justa, Libre, Soberana e Inclusiva, tendremos que empezar por reconocer el caos social en el que estamos viviendo, porque no es normal que haya aumentado la desocupación, la pobreza, la indigencia, etc.; porque esos son datos duros de la realidad que se plasman en vidas que son destruidas por un sistema que nos quiere invisibles.-