CUANDO LAS “OPERACIONES POLÍTICAS MEDIÁTICAS” TRANSITAN POR EL RIDÍCULO.

1 septiembre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción.

Lanata 3                                                      Carta a Jorge Lanata

PEDRO DEL ARRABAL

Por Pedro del Arrabal

Jorge Lanata, a ver si podes intentar poner tu sesera en orden y la sacas de ese piloto automático que te hace “operar” de manera permanente y en modo esquizofrénico (parece que te mimetizaste con las locuciones de tu presidente).

Te preguntas en tu último PPT del domingo 25 pasado según cuenta la crónica leída: ¿Por qué ya nadie habla de corrupción?

Aclaro lo de “crónica” porque esto no lo escribo por haber visto tu programa. Como te conozco desde que te iniciaste en estas lides como “el progre vanguardista” dirigiendo Pág/12, recuerdo que a través del diario lograste engrupir a todos los “iluminados universitarios” de clase media en los “80” y “90”. Siempre desconfié de ti; esa fue y es razón por la que nunca te creí NADA. ¡Cuestión de “olfato popular” ¿Vio?! Hoy menos que menos vería un “show televisivo” estando consciente que vos, como conductor, sos el mismo “progre” (hoy en decadencia) que ahora panquequeado pasó de ser izquierdista panfletario a derechista servil sin intervención exógena alguna. Escribo esto porque lo leí en El Intransigente Digital. Lo que sigue lo haré rebajándome a tu altura para que sientas (si alguna vez lo lees) lo que significa tragar tu mismo veneno en materia de descalificaciones.

Volvamos a tu PPT en cuestión; parece que te preguntaste en esa emisión: ¿Por qué ya nadie habla de corrupción? Es notorio que la pregunta está mal formulada y tu perversión lo hace posible. Viniendo de vos nada es casual. No ignoras que corrupción hubo siempre, a lo largo de la historia, en todo el mundo, en todos los gobierno y de todo tipo. Pero en tu caso seleccionas a la hora elegir sobre cuál hablar… ¿Dependerá de la paga Jorgito? ¡ Me pregunto, vio! Lo grave es que algunas otras corrupciones, que las conoces muy bien, no te preocupan; es más, te cuidas mucho de hablar de ellas evadiendo el tema con “generalidades” para que no llamen la atención de esa “opinión pública” que intentas deformar; por ejemplo la del gobierno actual. Lamentablemente para vos y aunque te cueste aceptarlo eso te desnuda como otro corrupto operador más, trabajando para corruptos más grande y de mayor nivel. Vara distinta invalida ecuanimidad analítica de periodista “presuntamente” serio.

Siempre te caracterizó esa singular habilidad para utilizar tus mañas sacándole el jugo en oscuros negociados. “Existe algo en ti” –lo rescato como virtuoso- que hace que presentes tus “cuentos” de manera “axiomática” para darle credibilidad. Entonces, ¿cuál sería la pregunta correcta que, sobre el tema, deberías haber realizado si fueras mínimamente sincero? ¿Por qué ya nadie habla de la corrupción y de los corruptos que yo señalaba y les hablaba? Digo esto porque al “mambo” de la corruptela “k” lo fabricaste y lo inyectaste en dosis venenosas en el colectivo tilingo.

Continuas con un: “Toda esta historia empezó con nuestras ganas de que se hiciera justicia”. En la afirmación aparecen 3 palabras que dan cuenta de tu intencionalidad: “historia” y “nuestras ganas”. Cuando pluralizas, lo que haces es intentar involucrar a los televidentes en tus “ganas”; lo que en realidad ese televidente y radioescucha nunca supo que no se trataba de “ganas” sino de tus “negocios”. Ahora comienza a conocer que las “historias” (cuentos) salieron de tu frondosa imaginación para ser usadas como moneda de cambio en esos “negocios”. Hoy nadie duda que “las cosas” (necesidades) del presidente y la sed de venganzas de tu pagador (Magnetto) obligaban a que trabajaras (si se le puede llamar trabajo a lo que haces) así. Todo era una simple cuestión de hacer negocios con tus cuentos según sean los “oferentes del mercado periodístico”.

Nadie puede negar tu inteligencia en la materia. Usaste esa fama de “creíble” que te fabricaste en épocas del Pág/12 de los 80” y luego del “turco” Menen; épocas donde todo resultaba más fácil a la hora de criticar. Contabas con info de primera mano y un Magnetto (tu actual jefe y pagador) que, rosqueado con el riojano, te generaban el “pasto” que alimentaba tu ego (Criticabas al monopolio para poder sentarte a “negociar” en mejores condiciones con ellos). Posteriormente y con tu nueva creación televisiva –Día D -96/2003- fuiste preparando el terreno para tus panquequeadas futuras.

Lamentablemente para vos, el kirchnerismo te arrebató las banderas de tu supuesta –y falsa- búsqueda de “justicia”. Con una gestión política plagada de hechos concretos el peronismo de Néstor y Cristina desparramaron dignidad sin mirar a quién; encima no te permitieron “morder” algún cargo. Te comiste un garrón de 5 años vendiendo tu “contestaría pluma” a Perfil y otros medios. En el 2008 fundaste el diario “Crítica de la Argentina” y terminaste cagando colegas –entre ellos a la hija del querido y admirado Adolfo Castelo- con tu experiencia abandonando el barco en el 2010. Ya con la ley de Medio en el 2009 empezaste a olfatear que la “cosa” pasaba por Clarín, el campo y Macri . Eso sí; le cotizaste alto tus servicios. Así llegó el momento de ofrecer tus “servicios” a la mafia que antes criticabas y que todavía sigue conduciendo el “Don Corleone” real de la calle Piedra (no el personaje del escritor Mario Puzo).

Un buen equipo de producción y tu imaginación sirvieron para que PPT fuera una realidad y un éxito.

“¿Te acordás? No fue hace tantos años. Acá en este mismo estudio lo viste a Fariña y a Elascar. Aquel día el programa midió 32 puntos (rating), un delirio. Ese domingo, por primera vez, escuchaste que la guita del afano era tanta que se pesaba. Hasta Fariña dijo ‘Lanata quería ficción y le di ficción’. Años después reconoció que estaba mintiendo cuando lo desmintió”, les refrescaste a los pocos televidentes que todavía te siguen, hablándoles en tono personal.

¡Sin ninguna duda sos hábil!!! Si pasamos tus dichos por el tamiz analítico dentro de la “lógica formal”, sabias qué era lo que el tilingaje quería comprar y vos se lo ofrecías como “proposiciones verdaderas” de un silogismo perverso sabiendo que al comprador, la conclusión final, poco le importaba que fuera falsa.  

Tus denuncias siempre fueron falsas. Nunca ofreciste ni contaste con pruebas valederas que demostraran un cierto grado de verdad para tus “fabulaciones”. Y esto no es invento mío, fue siendo dictaminado por la propia justicia cuando leyeron los expedientes plagados de disparates sin contar y menos aportar prueba alguna. Allí salió tu talento para fabricar corrupciones recurriendo a puestas en escenas en un estudio televisivo (¿Te acordas de la bóvedas del los Kirchner en el sur?) , que las vendías como pruebas de tus miserables elucubraciones.

Vuelvo a la parte de tu “editorial” donde argumentas las mentirosas razones de esas “puestas en escena” con un “ganas de que se hiciera justicia”.

Las preguntas saltan inmediatamente, ¿Qué justicia pretendías que se hiciera? ¿La que vos entiendes desde tu condición de neófito en el tema y que con la habitual habilidad que te caracteriza transferís como demanda de la “opinión pública” presentándote como el vocero de lo que supuestamente “la gente espera”? ¿Y tu republicanismo y el cacareado respeto por las instituciones de la democracia? Con ese, tu criterio, Macri, usando sus habituales avasallamiento de otros poderes del Estado debió eliminar por DNU el Poder Judicial e instalar en el país la “Justicia Lanata”. O sea, los jueces son “ buenos” si operan en consonancia con los “juicios y sentencias” de Lanata; “corruptos” si se limitan a ejecutar lo que el derecho dispone. Entonces te pregunto ¿Qué haces con Bonadio y Stornelli que se cagaron en todos los pasos de un debido proceso judicial? ¿Son “decentes” porque operan respondiendo a tus puestas en escena? ¿Por qué no hablas de la fantochada llamada “Causa cuadernos” que se cayó sola por el peso de su “truchada? ¿Te olvidaste que mandaste a la gente a que escrachen a jueces en sus domicilios y que los compañeros de colegio hagan lo mismo con los hijos de los magistrados que vos los considerabas hdp porque no sentenciaban de manera similar a tus juicios y sentencias mediáticas?

Ahora bajó tu rating. ¿No te preguntas por qué?. La jugada falló y quedó al desnudo que todo lo habías ficcionado; que en realidad necesitabas responder a las demandas de tu jefe; que el objetivo era instalar en la opinión pública que los “kirchneristas” (como en el “55” hicieron con Perón) “se robaron todo” (como Perón). Un viejo “cuento” que tira por la borda la “originalidad” que te arrogas.

Con solo detenerse en lo que aparece señalado y subrayado más arriba, salta claramente que todo respondió a una “puesta en escena” para perversos fines. Estudio (set televisivo), Rating (lo que necesitabas y buscabas) y la denuncia de Fariñas sobre tu necesidad de ficcionar ponen al descubierto una realidad que lejos estuvo siempre de buscar una verdad; todo esto dio cuenta que eres un especialista en fabricar historias fantásticas (de fantasía, no por brillo).

Te jactas de inventar que la guita que supuestamente la “corrupción kirchnerista” se afanaba no se la contaba sino que se la pesaba. Luego vino lo de “ se robaron 2 PBI” que el mediocre de TN (hoy panelista de Fantino) Carnota difundía con las viejas propaladoras de barrio, y el tilingaje repetía la estupidez sin tener idea ni del peso del que vos hablabas ni del volumen que implicaba tamaña cifra supuestamente robada.

Continuas: “Después fue surgiendo lo de los bolsos.” (me imagino que los del corrupto Lopecito). Pero se descubrió que en esos bolsos había “verdes” de corruptores “M” metidos metido hasta el tuétano desde hace años en la cuestión “Obra Pública”. Silencio de radio (Mitre) y TV (Canal 13) de tu parte.

Entonces en aquella emisión de tu PPT reflotaste lo de la “Rosadita” con el mismo nivel de perversión anterior, intentando dar verosimilitud a tu viejo relato: En esta pantalla viste como se contaba guita en la Rosadita. Todo esto que viste era real. No eran actores. Son personas reales en situaciones reales. Cristina estaba en el poder, no era que hablábamos cuando ya nos habíamos ido”.

Claro que lo mostrado era “real” tanto como las personas que allí aparecían. Pero te cuidaste y nunca aclaraste (ahí no se te dio por investigar), de quién era esa guita que allí se contaba. Tu impúdico señalamiento “Cristina estaba en el poder” buscaba – y busca de manera insistente ante el fracaso de la operación- sostener que eso formaba parte de esa corrupción “k” con Cristina a la cabeza- de una de tus operaciones mediáticas titulada “se robaban todo”.

Ahora se sabe que no eran “verdes k” sino “verdes M”. Jamás lo vas a reconocer ¿No Jorgito? Entonces ¿Cómo es eso de “Un delito es un delito, no importa quién lo cometa”? ¿Siempre y cuando no se metan con el club de estafadores y delincuentes de guantes ya no tan blanco “M” ni con tu pagador Magnetto?

¿Te acordas cuando fabricaste una escena de corrupción para escrachar a un concejal de Quilmes en el local de la “Cátulo Castillo” de la Av. Scalabrini Ortiz al 1400 de la C.A.B.A. haciendo pasar como que la cámara oculta se había hecho en un bar de Quilmes?. Lo puedo aseverar porque fui en esa época integrante de la “Cultural Catulo Castillo”. Tus perversas andanzas tienen larga data.

Pero toda esta primera parte solo fue una introducción para con lo que después te despachaste: “Esta fue una semana en la que las contradicciones del kirchnerismo surgieron a flor de piel. Cristina en Cuba, Alberto con el Fondo, están más perdidos que Kiciloff en José C Paz.”

Jorgito, Jorgito, Jorgito… ¿a donde vez contradicción en tu enumeración? ¿En tu intento de presentar a Cristina como “socialista” (Cuba) y a Alberto como el “liberal” que acuerda con el F.M.I.? Eso de más perdidos que Kiciloff en José C Paz. me hizo acordar a tu otra cantinela despectiva relacionada con Máximo Kirchner: “es un boludo que lo único que sabe hacer es jugar con la Play Station”. Para vos portación de edad es sinónimo de boludez, sin darte cuenta que llegar a tu edad solo para operar perversamente no es garantía de nada sano y sí  prueba de que hay seres próximos a la “tercera edad” sumamente miserables. ¿Que Cristina vaya a ver a su hija en esa isla socialista de mierda (según vos, Cuba) solo porque (lamentablemente para vos) cuenta con el mejor sistema sanitario del mundo y produce los mejores especialista en medicina que pueden ayudar al problema de salud su hija, ya es un indicador de las ideas peligrosamente socialistas del “kirchnerismo”? ¡Hay que ser muy perverso o un reverendo hdp para jugar con la salud ajenas para rascar rédito político para tus “pagadores”!!!

En cuanto a lo Alberto, tus reacciones muestran que te duele, te molesta saberlo un tipo preparado y dispuesto a realizar una gestión mucho más sensata que la que hace el analfabeto político e ignorante en todos los rubros de tu presidente.

Durante toda la semana Alberto trató de despegarse de Cristina. Dijo que si gana no hay posibilidad de default, marcó diferencias respecto del chavismo, de 678, del Indec de Moreno, del cepo de Kicillof. Hay quienes dicen que está más domesticado que Dylan. Se la pasa diciendo que no va a haber cepo, pero la ex presidente del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, dijo que en algún momento va a haber que regular la situación del dólar. Los mercados son como un proxeneta, solo se interesan por vos si te pueden sacar plata. El kirchnerismo es como la jarra loca, nunca sabés qué tiene adentro.”

Insisto… Jorgito, Jorgito… Ese estilo peyorativo filo gracioso (“…está más domesticado que Dylan”) desnuda impotencia. Que Mercedes Marcó del Pont diga que en algún momento habrá que regular del dólar solo puede resultar “algo significativamente peligroso” para alguien que lucra con las necesidades de la población y te iguala a ese energúmeno que gritaba en la plaza en el 2015: “Yegua, quiero mis dólares para ir a punta del Este” . O los actuales “Nuestros votantes están esquiando… o disfrutando del sol europeo” (Lilita Carrio)

Hoy, domingo 1 de agosto, el diario de tu “jefe pagador” anunció que tu “impoluto presidente” lanzó medidas “tipo cepo”… ¡Un domingo!!! ¿Adonde te vas a esconder? O mejor dicho… ¿Qué pelotudez sobre el kirchnerismo desplegaras en la emisión de esta noche para desviar la atención?

Seguro que los “mercados” (que vos bien sabes quiénes son en materia bancaria y especuladores financieros) actúan como proxeneta. Pero por casa… ¿Cómo andamos? Para finalizar, esa aseveración nuevamente peyorativa de que “El kirchnerismo es como la jarra loca, nunca sabes qué tiene adentro.” Sí y no. Hablas del kirchnerismo para seguir bajándole el precio (Néstor) cuando sabes que históricamente ese kirchnerismo es una simple parte de un frente que tiene como eje los principios peronistas. Dentro de este concepto, el ser “inclusivo” es incompresible para aquel que hace del individualismo y la meritocracia un culto. Solo así uno entiende que el Frente de Todos te resulte “Una jarra loca; nunca sabés qué tiene adentro” y decidas imponerle un nuevo nombre desde una actitud cobarde por transferirle tu jugada a ese NADIE que significa: lo van a llamar Frente Para Todos los Gustos”.

Es la típica reacción de otro derrotado que comprueba el fracaso de su perverso accionar durante los últimos 11 años.

Anuncios

DE “CUENTOS”, “RELATOS” Y PROYECTOS

9 agosto 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Elecciones PASO 2019

Captura de pantalla 2019-08-08 a la(s) 22.25.32

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

Lo que acá pretendo desentrañar es la relación entre un “cuento”, el “relato” del mismo y cómo estos dos recursos se diferencian de un “proyecto”.

Comienzo por señalar qué los recursos mencionados, manipulados mediáticamente, sirvieron en estos casi 4 últimos años como cortina de humo para tapar el desarrollo de un verdadero saqueo del país junto al atropello de la dignidad de su población sin que esto tome estado público y pase desapercibido para los afectados. Este atropello muy lejos estuvo y está de haber sido un “proyecto político” y ya veremos porqué.

El “cuento” es esa narración breve, generalmente ficcionada, donde aparecen un reducido número de personajes y una intriga poco desarrollada que habilita un clímax y un desenlace rápido.

El “relato” adorna una historia construida sobre supuestos conocimientos y detalles de ciertos hechos que dan cuerpo a ese “cuento” y logra funcionar como complemento de este vistiéndolo de verosimilitud (credibilidad).

Veamos:

El “cuento” PRO-CAMBIEMOS: “Venimos a combatir la corrupción K que se robó todo. Nosotros somos la transparencia y los recuperadores de las instituciones republicanas”.

Captura de pantalla 2019-08-08 a la(s) 22.26.52

El “relato” (en este caso mediático elaborado y difundido por grupo Clarín y La Nación) comenzó –por tomar un punto de partida- con el supuesto “asesinato” de Nisman. Continuo con CAMBIEMOS ya en el poder y la aparición de los personajes participantes en las distintas historias que se fueron fabricando; algunas “semi verdades” por haberse “obviados” a los actores principales en el papel de corruptores: Macri y sus empresarios amigos vinculados a la Obra Pública para el caso de “Lopecito y sus bolsos”. Pero la lista la engrosan Boudou y Ciccone; De Vido y la Obra Pública; Cristina y las bóvedas en sus casas del sur más los container que junto con De Vido habían enterrado en los desiertos patagónicos; las cuentas de Máximo y Nilda Garre en el extranjero; la ruta del dinero “k” que terminó desembocando en la autopista del dinero “M”; la “morsa” Fernández (Aníbal) convertido en asesino por el negocio de la efedrina, Cristóbal López y De Sousa con el grupo INDALO estafando al Estado, etc, etc).

Captura de pantalla 2019-08-08 a la(s) 22.27.44

Los relatos mediáticos funcionaron de maravillas para una porción de la sociedad que había recibido e incorporado creencias sobre una “realidad amorfa” (Darío Sztainszrajber: ¿Qué es la posverdad?). Esos relatos “cuajaban y cerraban” con las representaciones que en el imaginario social habían sido instaladas previamente y ahora funcionaban de manera justificadora. Todos tenían y tienen similar y patético final, que lógicamente opera como colofón del “cuento PRO” sobre la “corrupción k” y que aun hoy se repite: Se robaron 2 PBI.

¡Como disparate funcionó! Funcionó tanto que hoy, el Presidente Macri, busca que vuelva a funcionar. Lanza como consigna (slogan) de campaña: “No fundamentes ni des explicaciones sobre tu voto. Sentite orgulloso(¿?) Votame porque sí. Votame por favor”. Una irracional ¿propuesta política? que cancela cualquier posible reflexión o análisis sobre la desastrosa realidad que se vive e imposibilita cualquier intercambio de IDEAS en busca de soluciones.

La gestión CAMBIEMOS nunca tuvo proyecto político; tampoco tiempo para elaborarlo o por los menos planificar algo porque nunca estuvo en sus planes. Solo jugaron con la posibilidad de tomar el Estado por asalto; y les funcionó. El triunfo del 2015 los tomó por sorpresa, y sobre un hecho consumado comenzaron a improvisar hasta el día de la fecha; eso sí, lo hicieron sobre conocimientos sólidos en algo que dominan con marcada eficiencia: negocios de todo tipo y todos por “izquierda” (mientras como ideología la defenestran). En esto sí se puede asegurar que se trató de una gestión muy exitosa; y lo fue porque el éxito se asentó en la utilización de los dos recursos señalados al comienzo de esta nota y con admirable habilidad. Además lograron concretar todos sus objetivos en un plazo asombrosamente corto, algo que como tal no registra antecedentes. Se me podrá contra argumentar y/o discutir si todo respondió -o no- a un proyecto o a un plan premeditado, pero jamás me podrán negar su éxito. Los números del incremento patrimonial y la radicación de los mismos fuera del país por parte de la mayoría de los funcionarios nacionales PRO con el presidente a la cabeza hablan por si solo. Nunca confiaron ni en sus propias políticas.

Un atroz endeudamiento externo con entrega de la soberanía financiera incluida; un proceso inflacionario incontrolable y un marcado deterioro en la calidad de vida de los argentinos son las más claras consecuencias de la gestión que hoy pide por favor que la voten. 4,7 millones de niños del país viven en estado de pobreza estructural (mal alimentados, sin agua potable, cloacas, sin poder acceder a la educación y con un escaso nivel de atención sanitaria). Por ser el más doloroso, solo menciono uno de los tantos indicadores que hablan de CAMBIEMOS como gestión de gobierno enmarcada en una lamentable improvisación llevadas adelante por empresarios neófitos en política y en proyectos de Estado; empresarios -“made in argentine” valga la aclaración- que solo vieron y ven a la ciencia, a la educación , a la salud y la dignidad de los trabajadores como parte de aquellos “gastos que el Estado puede prescindir”.

Aun así y lamentablemente, estos “cuentos” y “relatos” tienen final abierto. La incertidumbre estará presente hasta el final de los procesos electorales que se avecinan, porque hasta ahora esos “cuentos” y “relatos” imposibilitaron a los argentinos hablar de proyecto de país y sociedad. Así estamos.


POLÍTICA: DEL CASTAÑO CLARO A UN OSCURECIDO PANORAMA (II)

30 julio 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política, Argentina y las PASO

(Segunda y última Parte)

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

Continuando con la línea de análisis que comencé a bocetar en el articulo publicado anteriormente (ver: https://revistaelemilio.wordpress.com/2019/07/30/politica-del-castano-claro-a-un-oscurecido-panorama/ ) sobre la campaña electoral para las PASO del próximo 11 de agosto, no resulta muy complicado conseguir ejemplos que corroboren lo que aquí se sostiene.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 16.32.46

Marcos Peña y Duran Barba vienen explotando exitosamente la estupidez social previamente instalada sobre el valor superlativo de la meritocracia, algo que está acoplado al deseo de pertenencia a círculos selectivos, muy presente en todos aquellos personajes que Jauretche llamaba “tilingos; y tanto Peña como Duran Barba lo hacen con mucha habilidad. Consta de lo siguiente: Con un mensaje “esperanzadoramente futurista” el oficialismo busca que esos “tilingos” renuncien a ser “guarangos” (“medio pelo” ostentadores porque tienen y pueden) y por necesidad de pertenencia social prefieran ser esclavos miserables y obedientes. ¡Lo grave es que lo van consiguiendo!

Peligroso en términos de presente y futuro social por incubar de manera latente resentimientos que pueden degenerar en reacciones no deseable en aquellos que terminan colmados por el hastío. Diciembre del 2001 no es un antecedente para obviar.

El detalle también peligroso es la singularidad muy presente en esta campaña. “Juntos Por el Cambio” amedrenta a la población con ficticios “cucos” a través de todos los recursos a su alcance. Cuenta con medios escritos. televisivos, radiales, monopolizados y hoy oficialistas operando en sus múltiples plataformas que incluyen el control y manejo de las redes sociales a través internet y telefonía celular –Clarín y Telecom asociados-. A través de ellos accionan sin escrúpulo alguno con todo tipo de “fake news” (noticias falsa y humillantes). De este modo van logrando reflotar, y sobre todo exacerbar en gran parte de la población, ese nefasto sentimiento que apareció en la historia nacional en contra del Irigoyenismo primero y luego del Peronismo; ODIO.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 16.47.43Solo recuerdo dos antecedentes históricos de este tipo en el que se recurrió como ahora a un lenguaje incitador de odio: “Perón, el tirano ladrón” y “Viva el cáncer” que desembocó en la revolución libertadora que derrocó el gobierno democrático de Juan Domingo Perón en el siglo pasado; y Macri: “Hay que tirarlo a Kirchner por la ventana del tren; no lo aguanto más”, junto a los reclamadores de dólares en Plaza de Mayo que llevaban carteles con un “Néstor, llévate a la yegua”. Es el único paralelo comparativo que recuerdo dentro de una campaña preelectoral donde la perversión aparece como muy presente.

Nadie puede negar que el gobierno logró instalar socialmente el odio por aquel que piensa distinto; odio por quien no es “argentino”, o por el que no es “blanquito”; pero fundamentalmente CAMBIEMOS exacerba ese odio inhumano por el desclasado y el desposeído; esos a quienes el propio CAMBIEMOS les quitó sus pocas posesiones que no iban mas allá de un trabajo digno, casa, comida, salud y educación, componentes que redondeaban una vida medianamente confortable. La vicepresidenta Gabriela Michetti muy suelta de cuerpo dijo en algún momento “Lo más difícil para nosotros es atravesar el momento en el cual salís del populismo y salís de la fantasía de una mentira importante y muy grande, de haberle dicho a la gente que podía vivir de esta forma eternamente porque tenemos recursos para eso”. Los recursos siempre existieron; la cuestión siempre pasó por cómo se los distribuye.

Cuando CAMBIEMOS cuestiona y desvaloriza las propuestas y/o posturas políticas opositoras y condiciona la existencia futura del país, involucrando al ciudadano elector con un “Todos Juntos Podemos” sin decir qué es lo que se va a poder; por lo menos suena raro. Encima planteado desde una falsa dicotomía como “O Nosotros o volver al pasado”.

Todo viene acompañado con un relato descalificador de la protesta laboral y social a las que califican de “políticas” como si todas las resoluciones de la gestión CAMBIEMOS –nefastas para la mayoría de la población- no fueran de neto corte político. La instalación de la desocupación, el cierre de fabricas, la desindustrialización, el desamparo a jubilados, el desfinanciamiento de la salud y la educación, la ciencia y la cultura, el crecimiento de la pobreza y la instalación de la timba financiera nunca surgieron por generación espontanea, ni acá ni en ninguna parte del mundo; siempre fueron y son las resultantes de decisiones políticas de personajes claramente identificables con intensiones de beneficiar a unos pocos en detrimento de muchos otros.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 17.04.00Mauricio Macri no puede atemorizar con el pasado porque él no es otra cosa que la encarnadura, el regreso casualmente de ciertos pasados. Por ejemplo: encarna el regreso en los sustancial del proyecto del “80” del siglo XIX que tuvo su colofón en la I Década Infame del siglo XX (proveedor mundial de carnes y mieses); el regreso del Plan Prebisch (o retorno al coloniaje) luego del golpe del 55; el regreso de la desindustrialización y el endeudamiento externo que implementó la última dictadura. Por último y de la mano de Macri volvió el neoliberalismo menemista que como el macrismo llegó al poder engañando a la población: “ Si decía lo que iba a hacer, no me votaba nadie” (Carlos Menem). En concreto, ese pasado con el que Macri quiere asustar a la población es casualmente el pasado donde las grandes mayorías tuvieron bienestar y fueron artífices de su propio destino. Entonces el pasado al que los verdaderos argentinos le deben temer porque históricamente fue su denigración, es ese pasado que Macri y Todos Juntos por el Cambio representan; ese que en tres años y medio lograron reimplantar la dependencia externa en tiempo record.

Sembrando vientos solo se recogen TEMPESTADES. No pasemos de un castaño claro a un oscuro panorama futuro movidos solo por una simple codicia de poder y teniendo como objetivo el seguir lucrando fácilmente. Manejar un Estado no es solo cuestión de negocios. Un poco de ética y un cacho de moral nunca estarán de más en cualquier gobernante.


LOS INVISIBLES

30 julio 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, nota publicada por la colega Eliana Valci en su revista digital.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 12.21.35

“El Pez nunca descubre que vive en el agua. De hecho, como vive inmerso en ella, su vida transcurre sin advertir su existencia. De igual forma, una conducta que se normaliza en un ambiente cultural dominante”

Michel Foucault

Captura de pantalla 2019-07-01 a la(s) 10.08.44

Por Eliana Valci

En la actualidad la mayor parte de la población se ha vuelto invisible ante los ojos del poder, pero sobre todo aquel compatriota que ha caído en desgracia, y no tuvo más opción que adoptar la calle como su “hogar”.-

Basta con observar, no ya la actitud del gobierno de turno, que sabemos que además de ser totalmente indiferente y se molesta porque todavía existe gente solidaria que encima se auto-convoca en el Club de la contra; sino de los transeúntes que esquivan la mirada o aceleran el paso, por si aquella persona que se encuentra en situación de calle les llega a robar.-

Acá no solo está en juego la crueldad de un Estado ausente, sino de los malditos estereotipos sociales, donde se encasillan a las personas por su condición social, económica o sexual.-

Dejamos de ser personas, para ser cosas que pueden ser rotuladas (rico, pobre, indigente, gay, etc, etc, etc.), porque como no se entienden o mejor dicho no se quieren comprender, es mas sencillo etiquetarlos; como si en vez de ser seres humanos fueran categorías de cosas que pueden “encajar” en tal o cual descripción. De esta manera es como nuestro medio ambiente nos vuelve invisibles, porque lo simple aparentemente se vuelve complicado.-

Sin embargo, las personas que pernoctan o viven en  las calles existen! (como todas las demás, claro); con sus corazones deshechos y sus miradas vacías, ausentes de cualquier tipo de esperanza, porque son los marginados, los olvidados. Solo son noticia cuando sucede algo tan trágico como la muerte.-

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 12.23.27

¿Es necesario llegar a los extremos para visibilizar una situación o grupo de personas?, lo cierto es que no, porque la realidad es palpable, pero… ¿por qué no somos capaces de observar y ver lo que sucede a nuestro alrededor?, porque negar lo que sucede y culpar a otros, siempre es mas sencillo que hacerse cargo de que algo está mal.-

Aquí está el quid de la cuestión, sino somos capaces de advertir los hechos que suceden frente a nuestras narices, nunca vamos a poder transformar nuestro entorno y continuaremos naturalizando la existencia de todo tipo de desigualdades sociales.-

Si realmente queremos una Patria Justa, Libre, Soberana e Inclusiva, tendremos que empezar por reconocer el caos social en el que estamos viviendo, porque no es normal que haya aumentado la desocupación, la pobreza, la indigencia, etc.; porque esos son datos duros de la realidad que se plasman en vidas que son destruidas por un sistema que nos quiere invisibles.-


POLÍTICA: DEL CASTAÑO CLARO A UN OSCURECIDO PANORAMA (I)

30 julio 2019

C.A.B.A.,Argentina, UNASUR.CELAC, EL EMILIO, Política, Argentina y las PASO

(Primera Parte)

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

Se aproximan las PASO. Se trata de un evento electoral que debería enmarcarse dentro de la normal rutina del sistema democrático. Pero no está ocurriendo eso. A ojos vista y oídos abiertos la estrategia de campaña del gobierno nacional está llevando el acontecimiento al plano de la confrontación despiadada entre argentinos hasta presentarla como si el NO Triunfo de Juntos Para el Cambio pudiera desencadenar una tragedia nacional.

Lo dicen abiertamente Macri, Vidal y Pichetto y resulta un tanto temerario. Sus puestas en escena públicas con manifestaciones verbales -ambas coacheadas- son los más claros ejemplos. Primero demonizan a los opositores (la “Campora” con armamento y mezclada con el narcotráfico) para luego mostrar actos proselitistas en locales cerrados, en “zonas tomadas y aisladas con vallados” para evitar cualquier incomoda “sorpresa”, argumento que luego venden como el único modo de sortear “operaciones desestabilizadoras de las “mafia kirchneristas”. Las imágenes obtenidas y los dichos de los candidatos oficialistas son editadas y profusamente difundidas buscando impactar en el incauto que se informa por TN, A24 o telefónicamente vía wasap. Con escasa presencia de “seguidores”, en esos actos abundan las diatribas contra los candidatos opositores junto a viejas y repetidas promesas vacías de contenidos pero qué, con insistente difusión en los medios adictos y comentarios de periodistas serviles, logran convencer a no pocos desprevenidos.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 12.46.43

Ridículas comparaciones internacionales, descalificaciones ideológicas y personales y el insistente inyectar veneno, odio y desprecio por el compatriota en desgracia o el extranjero inmigrante, a lo que le suman una total negación de la calamitosa realidad que producen sus propias decisiones gubernamentales, conforman los componentes de esta lamentable estrategia oficialista desparramada por las redes sociales. El deseo de muerte para cualquiera que se oponga a sus designios mezclado con delirios místicos (Carrio), la diatriba con el calificativo “mafia” por delante (Macri, Vidal) nunca faltan en sus pobres oratorias. La penosa realidad que padece la mayoría de la población y los peligrosos calificativos que brotan de boca de los candidatos oficialistas no auguran a futuro algo bueno sino un oscuro panorama.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 12.33.20

Lo cierto es que ni Argentina va a ser como Venezuela si gana la oposición y menos aun con “sacrificios presentes” vamos a vivir el bienestar del que gozan los Finlandeses o Noruegos en el futuro si gana Juntos Por el Cambio. En todo caso la lamentable gestión CAMBIEMOS en estos tres años y medios nos llevó a padecer situaciones similares a las que vive el hermano pueblo Venezolano; con una diferencia y una similitud. La diferencia es que sobre la cabeza de Venezuela penden las botas del imperio norteamericano que con la excusa de defensa de la “democracia” pretende quedarse con su petróleo; en cambio en nuestro caso ese mismo imperio “ayuda” al gobierno de Macri en sus constantes saqueos empresariales (locales y extranjeros) y sostiene la gestión de CAMBIEMOS con prestamos a través del F.M.I.; algo nada llamativo ya que los funcionarios y técnicos de este último organismo son consciente de la ineficacia e ineptitud de los actuales gobernantes argentinos; pero saben también que una gestión disparatada no deja de generar condiciones aprovechables para redituables negocios financieros. ¿La similitud? En ambos casos la codicia del imperio centra sus apetencias en los recursos energéticos y naturales, -estratégicos a futuro-, que ambas naciones poseen (Petróleo, biodiversidad y agua).

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 12.35.30

Ante el indiscutible fracaso de la gestión de gobierno PRO en materia económica (fracaso para el país y para su pueblo pero exitosa y muy redituable económicamente para el presidente y sus amigos), y frente a la carencia de propuestas políticas creíbles, CAMBIEMOS plantea un “O Nosotros o volver al pasado”; una ambigüedad que ni explícita ni implícitamente tiene valor alguno ya que no explica a qué pasado se refiere. Aviesamente se manipula la consigna con una clara intención: asociar al peronkirchnerismo con el populismo igualador de posibilidades sociales (González Fraga: –“Le hicieron creer al empleado medio que podía comprar celulares  e irse al exterior”). Es claro que CAMBIEMOS intenta vender como peligroso para sociedad lo que en realidad solo afectaría los privilegios de los que hoy gozan los sectores concentrados de la economía con el “PRO” en el poder. “Populismo” es un simple calificativo peyorativo para un sistema al que pretenden asemejar con marcada perversión a todo lo que termine con ese “ismo” demonizado (comunismo, marxismo, peronismo, kirchnerismo).

Nada nuevo en la historia de la humanidad y menos aún dentro de nuestra propia historia. El macrismo defiende y ensalza los principios meritocráticos y la necesaria diferencia de clases sociales, algo que la oligarquía nativa viene intentando implantar de cualquier forma y a cualquier precio desde hace 150 años. ¿El objetivo PRO? Profundizar la grieta de tal modo que termine siendo imposible cerrarla, haciéndola infranqueable para gran parte de la sociedad. El CAMBIO propuesto por Macri aspira a una futura comunidad donde los “hijos se diferencien bien de los entenados”.  

(Continuará)


PARA QUE VUELVA EVITA

27 julio 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Historia Nacional

Captura de pantalla 2019-07-27 a la(s) 14.07.07

Ariel Magirena

Por Ariel Magirena

Celebrar a Evita es celebrar el peronismo y la militancia. Frente a los evitadores de Evita, los que la traicionan intentado mellar al peronismo inventando colisiones entre ella y su gran amor y autor político, la militancia es el homenaje merecido en el camino que nos señalara sin ambages.

Es a Evita a la que se niega en el olvido o la postergación de las deudas de nuestra democracia. Se suspende a Evita en la suspensión de la demanda y de la lucha. Porque Evita es la voz de esa demanda que se funda en acción. La expresión palmaria de que la militancia es un desafío cotidiano. Que es la construcción social el cimiento de la voluntad política. Contra los poderes constituidos y el consenso del relato que manipulan los mercaderes de la información no alcanzan las gracias de un gobierno. Las medidas sin demanda corren el riesgo de ser anécdota si no son carne del pueblo. Fue lo que preservó por décadas derechos que nos parecen ya incuestionables, y es la falta de esa carnadura la base de esa amnesia selectiva que supone avances en lo que es recuperación y lo que habilita el retraso para lo que necesitan los que esperan cuando ya no pueden esperar. Evita es la garantía en la lucha de los logros populares: esos que costará sangre arrancar, si es que lo logran. Evita significa lealtad, sin dudas ni condiciones, al proyecto de Perón que es la felicidad del Pueblo.“Yo le pido a Dios que no permita a esos insectos levantar la mano contra Perón, porque ¡guay de ese día! Ese día, mi general, yo saldré con el pueblo trabajador, yo saldré con las mujeres del pueblo, yo saldré con los descamisados de la patria, para no dejar en pie ningún ladrillo que no sea peronista”…Intérprete genuina del pueblo que la ungió de santidad cuando Perón la propuso, en su condición de indio negada por la historia liberal, “jefa espiritual del movimiento”, Evita encarnó la mística misma de la militancia por la Patria justa, libre y soberana. En el planteo genial del gran estratega Evita cumplió, afuera del Estado y las estructuras formales de la partidocracia, el papel que la colocó para siempre en la historia y la puso por encima de lo que jamás hizo otra mujer en los días de la humanidad. En sólo 7 años, desde su unión en amor y militancia con Perón, Evita cambió para siempre los destinos de los humildes de nuestro suelo y fue ejemplo para los pueblos del mundo. No fue desde una banca que Evita consiguió el voto femenino, sino construyendo la demanda entre las mujeres.
Siendo la primera afiliada del Partido Peronista Femenino encaró la lucha por los derechos de las mujeres considerándolas protagonistas, en contraste explícito con las feministas de su época que se colocaban en rol de víctimas o las que se extraviaban buscando competir con los varones en roles de varones despreciando aquellos que sólo las mujeres pueden cumplir.
“Donde hay una necesidad nace un derecho”, sentenció para movilizar a los sectores antes adormecidos y siempre necesitados para hacerse escuchar. Y cada derecho fue acción, porque ir por más, o ir por todo no puede perderse en la futilidad de una consigna: es construir explícitamente cada “más” y cada “todo”.Se manifiesta vacante en estos dias quien pudiera ser Perón: sintetizar y conducir; ser estrategia y doctrina. Pero a 100 años de su nacimiento también se patentiza la ausencia de quien pudiera ser Evita: la militancia y el pueblo movilizado, consciente de su rol y sus derechos.
Su centenario estará signado por homenajes sentidos y por provocaciones de quienes intentan apropiarse de ella y de su imagen reinterpretándola manipulando y traicionando su mensaje elocuente e irrefutable, pretendiéndola embanderada en micropolítica de secta en momentos en que su prédica de unidad es mas necesaria que nunca en el contexto de derrota cultural y abdicación de la clase política.
Falta y nos hace falta, Evita. La impaciente y la insumisa. La del amor violento y la caricia masiva. La pasión de la inteligencia. La sangre brava de la revolución inconclusa. Necesitamos ser millones para que vuelva.

INGRESO UNIVERSAL, SERVICIO SOCIAL VOLUNTARIO Y CAPITALISMO EXTREMO.

19 julio 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Cultura y educación.

Ariel Magirena

Por Ariel Magirena

Para terminar con el “costo laboral” terminarán con el trabajo. 

Soros y las fundaciones “humanistas” que financian la reducción poblacional y la fragmentación social y  promueven la transculturación y transexualidad, alientan en el mundo el “ingreso social” para la subsistencia de los que no forman parte del plan de la etapa superior del capitalismo. De ese modo limitarán la protesta y solventarán a los sobrevivientes mansos mientras la humanidad llega al mínimo ideal.

Captura de pantalla 2019-07-19 a la(s) 14.42.14

En el caso argentino chocan con la oligarquía que acuña un odio patológico contra los pobres y asalariados desde que alcanzaron sus derechos y protagonismo con el peronismo, la que intenta obedecer ese mandato pero a cambio de una “contraprestación” con salidas como la del “servicio cívico voluntario” para jóvenes a quienes arrancarán de sus hogares y geografías y mantendrán controlados (aunque ellos dirán que los “contienen”). 

Hoy, ejecutado el ajuste brutal por encima de las exigencias del FMI, el progresismo le rinde mucho mejor al capitalismo, pero los dueños del poder real permanecen con relativa lealtad a la clase cipaya que siempre le sirvió. Lo único que lo mella es la organizacion de los trabajadores y el peronismo al que tienen oportuna y generosamente infectado de micropolítica y marketing.

Una sola clase social hegemoniza la política en nuestro pais y el resultado es que la agenda que abarca todo el espectro electoral tiene eje en reivindicaciones micro y de sector habiendo arrasado con las de interés social. 

Para consumar con éxito su cometido necesitan terminar con la cultura de derechos y alentar la cultura del ego en la que “uno/a” está habilitado a hacer cualquier cosa para “ser” y si no lo entiende debe “deconstruirse”, que es el neologismo que pretende suavizar la renuncia y la destrucción.

La cura a esta pandemia liberal (progre o conserva) sigue siendo el nacionalismo popular revolucionario que expresa desde hacen 3/4 de siglo la doctrina justicialista.