EL 17 DE OCTUBRE Y EL ANTIPERONISMO COMO FENÓMENO CULTURAL QUE VOLVIÓ A PARTE DE NUESTRA SOCIEDAD SADOMASOQUISTA.

17 octubre 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

-¡Que suerte y que bien que hayan aumentado la luz, el gas, el teléfono, la nafta, el boleto de transporte, las prepagas y los comestibles!!! ¡Por fin se sinceró la economía(¿?)!

Pero… vos sos el más perjudicado; sos vos el que seguís pagando impuestos, ahora más y más, en y con cada uno de esos aumentos de los servicios; y los ricos no pagan un carajo!!!

Pero ellos no roban!!!

Este diálogo podría continuar indefinidamente pero todo sería estéril, inútil, simplemente por ausencia de buen sentido, por carencia de ese mínimo criterio analítico que la política necesita cuando se plantean cosas cotidianas que aplastan, apabullan, pero que hace imposible poder dirimir cuando tu interlocutor está convencido que esas son “cosas” que le pasan a los “otros”, a esos negros, vagos y choripaneros peronistas populistas. Además agregan que está bien que les pase eso a los vagos porque son esos gobiernos como el de los chorros kirchnerista los que tanto mal le hicieron a la “cultura del trabajo” en este país. Jamás te aceptarán que el Macri Presidente habla de la cultura del trabajo, algo que desconoce totalmente porque JAMÁS trabajó, porque como hijo de rico empresario siempre explotó a sus trabajadores; lo mismo que su mujer, una negrera esclavizadora de bolivianos.

Pero… Él es blanco, rubio, de ojos claros, y ella elegante y “paqueta”, condiciones que el medio pelaje argentino que habita en los centros urbanos (grandes o chicos) de todo el país, compra como algo que imposibilita que sean los delincuentes económicos, los delincuentes financieros y/o explotadores de trabajadores que es lo que son; y si lo son, lo son por derecho adquirido vaya uno a saber adónde!!! O si! En el mundo de la imbecilidad!!!

Evidentemente estamos frente a un serio y grave problema cultural.

¿Cómo se sale de esto?

Y… llevará un tiempo para nada corto; siempre y cuando algunos de los que podemos darle batalla en términos culturales quedamos vivos después del paso de este huracán neoliberal.

17-1

¿Adónde están las diferencia entre una cultura –la peronista que es Nacional y popular- y el neoliberalismo? Simplemente en los intereses que cada una de estas dos concepciones ideológicas defiende. La primera prioriza los intereses de la Patria y su pueblo y la segunda la de los intereses “privados” que no tienen patria, que son multinacionales, es decir que buscan los lugares del planeta donde los negocios sean más redituables.

¿Por qué el peronismo es tan resistido? Porque el 17 de octubre de 1945 aparece en la historia nacional como punto de inflexión entre la dignidad de la Patria y su pueblo avasallada desde Caseros -1852- hasta ese día, salvo el interregno del Irigoyenismo. Desde aquella fecha un sector del pueblo argentino recuperó el valor de la palabra Patria y comenzó a entender de qué se trataba eso de la dignidad humana. La oligarquía agro ganadera y los representantes del empresariado multinacional jamás le perdonaron a Perón y al peronismo esa afrenta a sus intereses.       

En algún momento PERÓN había fijado que “Para un peronista no podía haber nada mejor que otro peronista. A su regreso definitivo en 1973, la extendió a un “Para un argentino no debe haber nada mejor que otro argentino”. Pero siempre remarcaba que lo primero es lo primero y allí estaba la PATRIA. Argentino de corazón grande y puro era aquel INMENSO Gral. Patriota.

Hoy la Patria volvió a su condición neocolonial nacida en Caseros -1852-.

Hoy la patria es una cuestión de negocios, no un proyecto político. En todo caso ese negocio se asienta en la anti política que esgrimen los empresarios y que pretende se imponga como valor supremo en esa cultura del CAMBIO que levanta como bandera el “PRO-CAMBIEMOS”.

Y en cierta medida y forma triunfaron!!!

Le cambiaron la cabeza a un montón de personas que hoy creen que la palabra Patria es sinónimo de economía saneada por empresarios, que esos empresarios se ven “obligados” a realizar un esfuerzo patriótico haciendo sus propios negocios en aras del libre mercado, del libre comercio y el libre enriquecimiento para que el país despegue y se inserte en el mundo; donde los trabajadores solo son un número más en contabilidades truchas. Y para ellos eso no es corrupción. Y triunfaron porque el “perejil de clase media” compró que todo eso está bien. Un fenómeno cultural a todas luces muy evidente que separa claramente las aguas de lo que se entiende por Patria y Estado.

En el caso de peronismo, existe un piso ideológico dentro de él, que si bien permite adecuaciones políticas según demanden las necesidades que los tiempos vayan exigiendo, no por eso su esencia y principios deben ser alterados. Por los menos el pueblo peronista a esto lo tiene claro.

El domingo “no se elige presidente” dice uno de los candidatos de cuna UCEDEista (Massa) pero que hoy se vende como “peronista” aprovechando de paso las consignas que usa el oficialismo PRO. Ese candidato se abraza con otro (Randazzo) que prefirió la derrota de un peronista en las últimas presidenciales por simple “caprichito” y hoy se aferra a escuditos y símbolos partidarios en un intento de construcción partidocrática que no termina de ser un simple rejunte de oportunistas que alardean con frases hechas y planteos politiqueros. Para estos dos “peronista”, por ahora la patria es lo de menos; estos son tiempos de maquillajes políticos; y cuanto más “barato” y vacíos de contenidos sean estos maquillajes, más eficaces demostraron resultar.

Ambos utilizan el término acuñado en el peronismo y que los peronistas utilizamos para reconocernos: “compañero”. Si en algún momento deciden bajarse del caballo y volver a la fuente seguramente serán bienvenidos (siempre y cuando dejen en la puerta ese cinismo que tanto daño le hizo y hace al peronismo tanto como la soberbia filo izquierdoza de no pocos kirchnerista).

El peronismo con base en su pueblo nunca fue sectario ni excluyente pero por lo general no le gusta que lo tomen de boludo.

MASSA-MACRI

Es cierto que no se elige presidente; se eligen legisladores nacionales, provinciales y municipales. Pero a comienzo de la gestión Macri “acompañaron” al Presidente incluso hasta DAVOS para respaldarlo en ese entramado y perverso regreso al mundo de los vasallos sirvientes de los poderosos imperios que en aquel momento comenzó a tejer el hoy presidente. ¿Por qué ahora harían algo diferente? Para Massa el enemigo no es Macri sino Cristina. ¿Es una conducta peronista esa? ¿Es más importante la lucha que los mayores corruptores que haya conocido la historia nacional que anidan en el PRO-1PAÍS  y que estos emprendieron contra corrupciones ajenas que la monstruosa deuda externa que día a día hipoteca el futuro nacional?   

El votante debe saber, debe recordar que algunos candidatos, llámese Massa (el narcotráfico del nordelta apareció en su gestión), Carrio, Stolbizer, siendo legisladores, votaron como “oposición constructiva que no ponía palos en la rueda” todas las leyes (pago a los fondos buitres, blanqueo de capitales, leyes anti laborales, designaciones truchas, negociaciones nefastas para los intereses del país y su pueblo) en aras de la “lucha conjunta” contra la corrupción K.

Ahora bien, si esta existió, seguramente y con todas las pruebas en las manos, independientemente que la corrupción es condenable bajo todo punto de vista por su carácter delictivo, los montos de los corruptos kirchnerista, en términos comparativos –no por eso justificables- son “vueltos” en una mesa de restaurante céntrico porteño comparado con los negociados y estafas fiscales cometidos por los Macri, Calcaterra, Caputo, Aranguren, Melconian, Peña, Cotto, Magnetto (y sigue la lista), las mineras, la Sociedad Rural y los capitostes de la UIA que durante el gobierno de la “corrupta” Cristina la levantaron con pala a fuerza de un sistemático y perseverante ejercicio de la corrupción con ellos en el papel de corruptores; ganancias que lógicamente sacaron del país “porque los impuestos eran “confiscatorios” (Melconian-Macri Dixi), y hoy gozan de total impunidad para blanquear dineros evadidos al fisco, seguir sin pagar impuesto, seguir endeudando al país por el desfinanciamiento de las arcas del Estado que el “vivo” de Macri está haciendo al condonar multimillonarias deudas fiscales a sus amigos, quitándole impuestos a los ricos y eliminando las retenciones al agro, metiendo a todos los argentinos en un futuro como miserable deudores. Pero resulta que estos “candidatos” (Massa-Randazzo) recién ahora descubren que son “cosas malas del Macrismo”, pero no evitan esconderse tras el discurso oficialista –vacío de contenido, hueco- forjado con nuevas y mentirosas promesas pero que sirve para acompañar a esta gestión PRO que logró imponer conductas, gesto, actitudes “políticamente correctas”, donde la hipocresía se expande entre los votantes de clase media como una nefasta peste y sus principales voceros juegan de candidatos opositores en una puesta en escena democrática.

La farsa es el parámetro cultural que rige al medio pelaje y a gran parte de esa clase media que se irrita cuando le pones en evidencia su nivel de ignorancia y gozan con exasperarte repitiendo burdos y pueriles argumentos sacados de la posverdad inventada mediáticamente, haciendo gala con marcada soberbia de esa pobreza intelectual (no digo ni siquiera mínimos conocimientos) que hasta les impide aplicar el buen sentido para una realidad que los terminará haciendo sus víctimas.

17-2

Hoy los peronistas recordamos el 17 de Octubre. Para nosotros no es una fecha cualquiera, una fecha más. Es un hito histórico muy caro en nuestros sentimientos. Es la dignidad humana hecha política de Estado llevada adelante por el Gral. Perón.

Es claro que con aciertos y errores, Cristina Fernández de Kirchner es en este momento el mojón histórico que con su triunfo electoral puede significar una luz de esperanza en ese largo camino de lucha cultural que tenemos por delante los peronista.

El debate será largo Y NO DEBEMOS ESQUIVARLO. Deberemos esta vez enterrar el bisturí hasta la medula. Y me importa un carajo la opinión sectaria de “Cuervo” rosquerito alguno.

Para conseguir su fines, el neoliberalismo no dudará en hacerlo ¿Por qué nosotros tendríamos que dudar a la hora limpiar de cipayos, de mentecatos y traidores la patria? El huevo de la serpiente anida en los medios de comunicación hoy hegemónicos. Dirijamos nuestra mira hacia ellos pa’ no errarle fiero al viscachazo. Pero también miremos a todos estos cómplices del macrismo, máxima y contundente expresión de esa nefasta conjunción de lo que fue la última dictadura militar y el menemato mentirosamente peronista y juremos por nuestra PATRIA que como peronistas la defenderemos hasta dar todo lo que tenemos incluso nuestra vida; simplemente porque somos criollos y ARGENTINOS. Solo así ganaremos las sucesivas batallas que tendremos por delante.   Porque nuestra dignidad nunca se arrastrará como no se arrastró en la heroica Paysandú y nuestra BANDERA ARGENTINA Y PERONISTA NOS LLEVARÑA A LA VICTORIA O SEGUIRÁ FLAMEANDO AUN SOBRE SUS RUINAS Y SOBRE NUESTROS RESTOS; PERO JAMÁS VENCIDA.  

Ah!!! VIVA LA PATRIA Y VIVA PERÓN CARAJO!!!  

Gráfica: http://revisionistasdesanmartin.blogspot.com.ar/2014/10/poemas-y-testimonios-del-17-de-octubre.html

Anuncios

MACRI Y SU PREFERENCIA POR EL “ÚLTIMO PERÓN”

16 octubre 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política Nacional

BARBA-MACRI

Captura de pantalla 2017-10-15 a la(s) 23.27.35

Por Julio F. Baraibar

Mauricio Macri afirmó, en el encuentro de las grandes empresas llamado por alguna razón IDEA, que le gusta el “Perón de la última etapa”. Como se sabe, todo lo que diga Mauricio Macri sobre Perón está viciado de oportunismo y no tiene que ver con sus convicciones, sino con lo que su asesor Durán Barba le dice que tiene que decir. Esa afirmación no es ni cierta, ni falsa. Quien se la sopló al oído lo hizo con la intención de oponer a ese “Perón de la última etapa” con los gobiernos de Nëstor Kirchner y de Cristina Fernández de Kirchner y, más exactamente, con la candidatura de esta última a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires.

Pero no es tanto la afirmación de Macri el motivo de estas líneas sino la reacción observada en distintos espacios, sedicentemente nacionales y populares, que con una curiosa interpretación, coincidieron con la provocación presidencial.

En efecto, pudo leerse en las redes sociales que no era de extrañar que el presidente de las grandes corporaciones gustase del Perón de López Rega y de Isabel, dando a entender que con esos dos datos se definía al “Perón de la última etapa”.

Vayamos por partes, como habría dicho Jack el Destripador.

Los tres últimos gobiernos peronistas, que sacaron al país de la crisis económica y estructural posiblemente más profunda desde el año 1890 se caracterizaron, entre otras cosas, por sumar al torrente popular a amplios sectores de una juventud de clase media formada en los prejuicios ideológicos, de izquierda y de derecha, contra el peronismo. Se trata de prejuicios que, por otra parte, ya en aquellos años (1973-76) habían jugado un papel delicuescente contra el tercer gobierno del General Perón. Toda simplificación es empobrecedora e incorrecta, pero aún a ese riego podríamos decir que hubo sectores, cuyos padres habían luchado contra Perón en el 55 porque no era Lenin, que lo habían votado en el 73 creyendo que era Lenin. Y en ambos casos, padres e hijos, estaban equivocados. Perón era, en el 55 y el 73, el jefe político de un movimiento nacional del liberación cuyo objetivo era la creación de un país industrial, autárquico, soberano, con justicia social e integrado a América Latina. Tanto en el año 1945, cuando los trabajadores lo arrancaron de la prisión, como en 1971, cuando el conjunto del pueblo argentino logró traerlo del exilio, Perón intentó unificar a los argentinos alrededor de las tres grandes banderas que caracterizaron a su movimiento: independencia económica, soberanía política y justicia social.

Pero podríamos agregar que ese anciano general que tuvimos el enorme honor de conocer personalmente se parecía más al de las jornadas del 17 de octubre, de la nacionalización de los ferrocarriles, de la creación de la Flota Mercante, de la promulgación del aguinaldo que al presidente de 1955, asediado por el estrangulamiento del sector externo, por las malas cosechas de trigo, por el enfrentamiento con la iglesia, con un gobierno que había perdido la vitalidad y el empuje de los años iniciales. El general que llegó a la residencia de Gaspar Campos había incorporado, en su exilio europeo, un arsenal de nuevas reflexiones, tanto doctrinarias como políticas, y llegaba, pese a la edad, con el ánimo dispuesto a unir a los argentinos, como el mismo lo expresó al llegar, “para la liberación, no para la dependencia”.

Lo definitorio del “Perón de la última etapa” no fue López Rega. Siempre había habido algún personaje de esas características en su cercanía. Apold o el diputado Visca formaron parte también de la legión de chupamedias y alcahuetes que pululaban en los pasillo gubernamentales. El vicepresidente Alberto Teissaire, después del 16 de septiembre de 1955, pasó a ser conocido como “el cantor de las cosas nuestras” -atributo que hizo famoso a Antonio Tormo-, por sus “confesiones” a las comisiones investigadoras del golpe cívico militar.

“El Perón de la última etapa” es el del Modelo Argentino para el Proyecto Nacional, donde deja establecido en negro sobre blanco la naturaleza de la tarea a encarar:

PERÓN

Nuestra tarea común es la liberación. Liberación tiene muchos significados:

  • En lo político, configurar una nación sustancial, con capacidad suficiente de decisión nacional, y no una nación en apariencia que conserva los atributos formales del poder, pero no su esencia.
  • En lo económico, hemos de producir básicamente según las necesidades del pueblo y de la Nación, y teniendo también en cuenta las necesidades de nuestros hermanos de Latinoamérica y del mundo en su conjunto. Y, a partir de un sistema económico que hoy produce según el beneficio, hemos de armonizar ambos elementos para preservar recursos, lograr una real justicia distributiva, y mantener siempre viva la llama de la creatividad.
  • En lo socio-cultural, queremos una comunidad que tome lo mejor del mundo del espíritu, del mundo de las ideas y del mundo de los sentidos, y que agregue a ello todo lo que nos es propio, autóctono, para desarrollar un profundo nacionalismo cultural, como antes expresé. Tal será la única forma de preservar nuestra identidad y nuestra auto-identificación. Argentina, como cultura, tiene una sola manera de identificarse: Argentina. Y para la fase continentalista en la que vivimos y universalista hacia la cual vamos, abierta nuestra cultura a la comunicación con todas las culturas del mundo, tenemos que recordar siempre que Argentina es el hogar.
  • La lucha por la liberación es, en gran medida, lucha también por los recursos y la preservación ecológica, y en ella estamos empeñados. Los pueblos del Tercer Mundo albergan las grandes reservas de materias primas, particularmente las agotables. Pasó la época en que podían tomarse riquezas por la fuerza, con el argumento de la lucha política entre países o entre ideologías.
  • Tenemos que trabajar para hacer también del Tercer Mundo una comunidad organizada. Esta es la hora de los pueblos y concebimos que, en ella, debe concretarse la unión de la humanidad.
  • En lo científico-tecnológico, se reconoce el núcleo del problema de la liberación. Sin base científico-tecnológica propia y suficiente, la liberación se hace también imposible. La liberación del mundo en desarrollo exige que este conocimiento sea libremente internacionalizado sin ningún costo para él. Hemos de luchar por conseguirlo; y tenemos para esta lucha que recordar las esencias: todo conocimiento viene de Dios”.

Es el Perón que incorpora al programa de la Argentina justa, libre y soberana las reivindicaciones de un ecologismo tercermundista, de protección de nuestros recursos naturales y su explotación al servicio de la grandeza de la nación y el bienestar del pueblo. Es el Perón de la propuesta de integración continental para la que los tiempos habían madurado desde aquel temprano llamado de la década del ’50.

Sabemos que el presidente Macri ignora este “Perón de la última etapa”, al que sus amigos gorilas, con los mismos apellidos e intereses, combatieron con denuedo hasta el último momento de su augusta vida.“Las fuerzas del orden –pero del orden nuevo, del orden revolucionario, del orden del cambio en profundidad– han de imponerse sobre las fuerzas del desorden entre las que se incluyen, por cierto, las del viejo orden de la explotación de las naciones por el imperialismo, y la explotación de los hombres por quienes son sus hermanos y debieran comportarse como tales”, dijo “el Perón de la última etapa”, ante el Congreso de la Nación el 1° de Mayo de 1974. No es este, como se ve, el programa expuesto ante los millonarios de IDEA.

Lo que nos preocupa es que desde nuestro campo se ignore también a este “Perón de la última etapa” y se pretenda confundir su memoria. Afirmar que la presencia de López Rega caracteriza y define al período final de Perón es sumarse a los silbidos de los que, aquel 1° de Mayo de 1974, quisieron disputarle el liderazgo de su movimiento y quedaron aprisionados en el juego de pinzas que el imperialismo y la oligarquía local impusieron sobre el pueblo argentino.

El legado de Perón, su pensamiento y acción de gobierno, no es un bien mostrenco del que cualquiera se apropia. Macri sencillamente miente cuando dice lo que dice. Los nuestros se equivocan cuando ignoran qué fue ese “Perón de la última etapa”.

Buenos Aires, 14 de octubre de 2017.

Fuente:https://fernandezbaraibar.blogspot.com.ar/2017/10/el-peron-de-la-ultima-etapa.html?spref=fb


Cuando la “barbarie” revolucionaria hizo temblar a la “civilización de la libra”.

11 octubre 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, La Historia Argentina que la Educación formal, oficial, libre y gratuita, esconde.

Captura de pantalla 2017-10-10 a la(s) 20.08.10

Un aporte del historiador José Luis “Pepe” Muñoz Azpiri

Segunda Invasión de Felipe Varela

Varela no cuenta con el menor apoyo de Bolivia. Pero no se declara vencido. Aunque Dolores Díaz, la Tigra, no está con él, hay otros compañeros y compañeras en lucha. “Iban ya doce días que se mantenían con carne de asnos, y comenzaban ya a comerse una que otra mula que quedaba, cuando resolví abandonar esas regiones e irme sobre los enemigos en dirección a Salta. Así lo verifiqué, en efecto, marchando hacia los Molinos, donde me aguardaba una columna enemiga de 700 hombres de las dos armas, al mando del coronel Don José Frías.

Combate de la Cuesta de Tacuil

“Mis soldados marchaban la mayor parte a pies o en burros, porque todas las caballadas del ejército habían perecido, como se ha dicho. Sin embargo, eligiendo lo mejor de la tropa, desplegué mi vanguardia compuesta de 250 hombres de las dos armas, al mando del coronel Don Sebastián Elizondo, en busca del enemigo.

“El 29 de agosto de 1867, avistaron mis soldados la columna de Frías en la Cuesta de Tacuil (Molinos), y a pesar de su doble número, cargaron sobre ella, exasperados por la larga serie de sufrimientos que habían pasado. Su excesiva intrepidez, su descomunal arrojo los llevó por el camino de la gloria, pues el enemigo fue completamente batido por ese puñado de valientes, no pudiendo hacer una persecución larga a los derrotados por hallarse de a pies.

“Esa acción fue para mi demasiado fecunda, no sólo por la grande influencia moral que daba a mis soldados de esas provincias, sino porque se consiguieron tomar algunos recursos de guerra al enemigo que aliviaron en mucho mi situación.

“Recibido que fue por mí, el parte de esta gloriosa jornada, continué con toda la columna mi marcha hacia Salta, con la resolución de apoderarme a toda costa de mi plaza”, decía Varela.

Desmoralizadas las tropas salteñas abandonaron todo intento de hostilidad. En la capital se organizó una resistencia, pero a pesar del heroísmo de sus defensores cedió la plaza al invasor, el 10 de octubre de 1867, desde entonces se canta en Salta esta “chilena”.

En las calles de Salta

se oyen los ayes,

porque Don Peque Frías

vendió los Valles.

¿Qué había ocurrido mientras tanto con el resto de los jefes montoneros? El 11 de setiembre de 1867, desde Valparaíso, Mariano de Sarratea le escribía al vicepresidente Paz: “…Olascoaga, Videla, Saá, y demás asilados argentinos traman una nueva invasión desde esta República a Mendoza y por lo que sabemos de sus planes y recursos si llega a efectuarse ha de ser de bastante consideración. Desde que tuve el primer anuncio, di algunos pasos que produjeron buenos resultados, pues conseguimos comprar a uno de los allegados de confianza de Videla, quien nos comunicó todo lo que hacen, que llega a su conocimiento.

“La derrota de Varela ha venido a desconcertar los planes de aquellos perversos; pero no creo que desistan de ellos, y si por desgracia nuestras armas sufriesen algún contraste en el Paraguay, tengo por seguro que habrían de volver a envolver en sangre y ruina a las provincias vecinas, y entonces temo que el incendio sería muy extenso.

“Medina el segundo jefe de Varela, ha llegado a Copiapó con un arreo de 400 vacas y jactándose de las atrocidades que ha cometido en suelo argentino. Medina fue dado de baja en el ejército de Chile, en el que era capitán, por borracho perdido y estaba en el Huazú de instructor de Guardias Nacionales cuando Varela lo contrató, haciéndole su segundo, con el grado de sargento mayor…”.

Los demás jefes de Varela se preparaban para unirse a los intentos de Varela, según lo advertía el “ilustre” y “honrado” empresario de minas Mariano de Sarratea.

José Posse escribía también a Marcos Paz, el 10 de setiembre de 1867: “Los ejércitos vencedores en San Ignacio y Pozo de Vargas, no pudieron ser licenciados; al contrario hubo necesidad de movilizar otras fuerzas en el norte, puesto que los montoneros de Felipe Varela dominaban la región de los Valles Calchaquies y amagaban el resto de las provincias de Salta y Jujuy. Era esta una guerra interminable, a la que no se le veía fin, todos los ejércitos y los mejores generales fracasaban ante la prodigiosa movilidad del imbatible montonero que se escapa del medio de los ejércitos como una sombra impalpable”.

Felipe Varela toma la ciudad de Salta

El caudillo catamarqueño avanza entonces hacia Salta. La toma de esta ciudad por la montonera de Varela, es uno de los acontecimientos que la historiografía oficial jamás ha “perdonado” al caudillo.

Sin embargo, a esa misma historiografía se le han escapado ciertos datos importantes. Por ejemplo, Atilio Cornejo, en un ensayo honesto, aunque confuso, sostiene: “Es que indudablemente, algunos amigos tenía Varela en Salta. Así resulta, por ejemplo, del sumario instruido por el Ayudante Mayor del Regimiento Nº 10 “Gorriti”, don Marcelino Sierra, por orden de su comandante D. Eugenio Figueroa, en San José de Metán el 2 de octubre de 1867, contra el alférez D. Cirilo Ríos, del que resulta que éste “dio vivas por repetidas ocasiones a Felipe Varela”, afirmando uno de los testigos que Ríos dijo: “Que viva Varela que dentro de treinta días verían lo poco que habían de valer todos, y que él era varelista”.

Varela aclara al respecto: “El día 9 del mismo octubre, a las diez de la mañana, tendí mi línea en los alrededores de la población y allí permanecí todo el día esperando que los del pueblo saliesen a atacarme afuera, a fin de evitar a los vecinos los desastres consiguientes. Pero como ya todo el día había aguardado en vano, al día siguiente (10 de octubre) muy de mañana, pasé al Gobernador de la Provincia la siguiente nota:

“Al Exmo. Señor Gobernador de la Provincia Don Sisto Obejero, Salta Octubre 10 de 1867 – Exmo. Señor: Debiendo a toda costa ocupar militarmente con mi ejército esa plaza, en servicio de la libertad de mi patria, y deseoso de evitar a esa población las desastrosas consecuencias de la guerra, tengo el honor de dirigir a V. E. la presente, con el objeto de manifestarle que, si tiene a bien ordenar en el término de dos horas, la deposición de las armas a sus órdenes, será garantida su persona y la de todos los suyos previniéndole que, en caso contrario, hago a V. E. responsable ante Dios y la Patria de los perjuicios consiguientes y de la sangre que se derrame en los momentos del combate. – Dios guarde a V. E. – Felipe Varela.

Antonio Esquivel Yañez, Ayudante Secretario en Campaña. Es copia. Esquivel Yañez”.

“Por conductos fidedignos supe que el Gobernador de la Provincia vacila en lo que debiera responderme, cuando se presentó a él el señor Don Nicanor Flores que se titulaba General Boliviano, ofreciendo responder con su vida de mi derrota y de mi cabeza.

“Fue entonces que recibí respuesta verbal del Jefe de la Plaza de Salta, diciéndome que, si yo tenía soldados, también los tenía él y cañones para defenderse. Llegado a mi conocimiento este mensaje impolítico, ordené en el acto batir marcha de ataque sobre la plaza. Y después de dos horas y media de un vivísimo fuego, quedó definido el combate por los míos, quedando yo dueño del campo. Como no pude permanecer en la Ciudad por más de una hora, porque se echaba sobre mí el general Navarro con una columna de dos mil quinientos hombres, en aquellos momentos, de agitación y de desorden en que mi ejército estaba algo desorganizado, no me fue posible saber a punto fijo el número de muertos en el combate, pero noté en mi columna al día siguiente una pérdida como de cincuenta individuos de tropa (…). Verdad es que yo tomé algunos pertrechos de guerra de artillería con que se defendieron en la plaza los 700 hombres que la guarnecían, algunos carros de munición para esta arma, y unos pocos vestuarios para la tropa”.

Después de la toma de Salta Varela continúa su marcha libertadora, que se hace, lamentablemente, cada vez más penosa.

Toma de Jujuy

El 13 de octubre de 1867 entra en Jujuy. Toma la ciudad. La recepción popular es tan emocionante como la de Salta una vez que la oligarquía es derrotada. Todos los antivarelistas han huido a los montes. No hay prácticamente combate.

El 17 el caudillo se retira de Jujuy. El 25, Guayama llega a Orán para aprovisionarse. Sus hombres están hambrientos y cansados. Pero no hay hacienda. La división tucumano-mitrista, en saqueo extremo, que es “olvidado” por los historiadores oficiales, se ha alzado con todo lo que allí existía. Tres días después, en Tilcara, los mitristas dispersan a un grupo de paisanos que trataban de plegarse a la montonera de Varela.

El cinco de noviembre, al llegar a Sococha, Varela pide asilo a las autoridades de Tupiza, Bolivia. La decisión es una prueba más de la serenidad del caudillo americano. Comprende claramente, ante la falta de víveres de sus hombres que la lucha ha de convertirse en una mera guerra de recursos. Precisamente es la experiencia adquirida junto al Chacho Peñaloza, la que le impulsa a adoptar tal decisión. Felipe Varela no llevará estérilmente a la muerte a sus hombres.

Es por eso que resuelve asilarse. El gobierno no pierde tiempo. Inicia los pasos tendientes a lograr la extradición del jefe revolucionario. Lo acusa de haber “saqueado Salta”, y trata de lograr, por lo menos, que se desarme a sus hombres y se remita al jefe.

Pero no logra ni lo uno ni lo otro. No se trata de un mérito de la cancillería de Melgarejo. Es por el contrario, el resultado del esfuerzo de la honradez de la montonera, que no se ha apoderado ni de alhajas ni de dinero –como acusan los calumniadores- y que sólo tiene en su poder tacuaras y cuchillos de monte.

El mitrismo respira. Varela en Bolivia equivale a Varela en la lejanía. El 8 de noviembre de aquel año, Santiago Alvarado, gobernador de Jujuy, quien había “observado” la toma de la ciudad desde sus afueras, le escribe a Bartolomé Mitre: “…Informado V. E. de la dura prueba por las que ha pasado esta provincia con motivo de la desastrosa invasión de Felipe Varela y sus hombres, que cual ejército de vándalos en completa desmoralización y sin elementos de guerra, se han enseñoreado en estas provincias teniendo a sus frentes las poderosas armas nacionales que por una aberración incomprensible fueron impotentes para destruirlo de un solo golpe no extrañará que ahora vaya yo a llamar su atención sobre el peligro que nos amenaza de una nueva invasión a esta provincia de la montonera refugiada en el sur de Bolivia, y de la parte que se ha recostado hacia Antofagasta. La conducta negligente de los jefes nacionales que han operado contra las hordas que devastaron estas provincias en la última campaña, no permite esperar que en una invasión tolerada y quizá protegida por el Presidente de Bolivia, pudiéramos salvar a favor del poder de que disponen esos jefes. La provincia tiene que atenerse y bastarse a si misma, fiada en el ardor y patriotismo de sus hijos, y en el apoyo directo que pueda recibir del Gobierno Nacional, por el auxilio de armas y recursos necesarios que les proporcione”.

El mitrismo provinciano, con su conciencia culpable, temía a Varela. Imploraba armas y dinero a sus amos porteñistas, porque sabía, precisamente, que el pueblo lo abandonaría, para plegarse a las filas patrióticas del caudillo de la Unión Americana.

La “barbarie” revolucionaria, con las vinchas y las tacuaras, hacía temblar una vez más, con su aliento de patria, a la “civilización de la libra”.

Fuente

Carrizo, Juan Alfonso – Cancionero popular de Salta

Peña, R. O. y Duhalde. E. – Felipe Varela – Schapire editor – Buenos Aires (1975).

Portal www.revisionistas.com.ar

Coronel Felipe Varela (1821-1870)


DE “NAZIS” PERONISTA y HÉROES NACIONALES NORTEAMERICANOS

10 octubre 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO; historia internacional; de nuestra redacción

Captura de pantalla 2017-10-09 a la(s) 19.36.46

pedro-del-arrabal-3

Por Pedro del Arrabal

Entre los tantos mitos que se crearon alrededor de Perón y el peronismo, uno de ellos fue su supuesta simpatía por el régimen nazi.

Ya que estamos en tiempos de actualización terminológica podríamos decir que estamos hablando de una posverdad instalada por los imperios norteamericano e ingles para un “régimen” que atentaba pura y exclusivamente contra los intereses económicos que ambos tenían en la región; o sea no se trataba de un cuestión ideológica sino de “mangos” a través de la ciencia y la tecnología para construir y consolidar su poder bélico.

Hasta el “socialista vernáculo” Norteamerico Ghioldi no dudó en encolumnarse bajo las órdenes del embajador norteamericano Braden en aquella marcha “democrática” donde incluídos los dirigentes del Partido Comunista Argentino estaban en ella. Luego y bajo la batuta del representante del imperio en argentina, los “anti imperialitas” locales conformaron la Unión Democrática por la Libertad contra el Nazifascismo. Aquella marcha se realizó el 19 de septiembre de 1945.

Sin embargo la cruda realidad se da de bruces contra aquella posverdad mediáticamente instalada desde aquellos años por los muchachos cipayos de la prensa, que trabajaron –y trabajan- para los intereses oligárquicos aliados a los imperiales.

Veamos:

La Operación Paperclip (originalmente Operación Overcast) llevada adelante por Agencia de Objetivos de Inteligencia (Joint Intelligence Objectives Agency) que dependía directamente del Departamento de Estado norteamericano muestra claramente –y nunca fue desmentido- que los yanquis no eran estúpidos a la hora de sacar ventajas del segundo conflicto bélico mundial. Los ruso por su parte con su “Operación Osoaviakhim” hicieron lo mismo.

Según lo que cuenta la periodista de investigación norteamericana, Annie Jacobsen, en su libro “Operación Paperclip” publicado en febrero del 2014 parece ser que, tanto el naciente imperialismo soviético como el ya consolidado norteamericano no se andaban con chiquitas a la hora de sacar provecho de la inteligencia y el desarrollo técnico científicos que hombres ligados al régimen nazi habían logrado. Solo acá esa actitud era repudiable y servía para demonizar al peronismo con su asociación a lo peor de aquel nefasto régimen.

Por una cuestión de ética y coherencia ideológica por lo menos los soviéticos, luego de extraerles todos los conocimientos y sin dejar de tratarlos como ciudadanos de segunda, los devolvieron a Alemania para que fueran juzgados. En cambio los 1600 científicos nazi que secuestraron los yanquis, luego de cambiarles los antecedentes, los distribuyeron en las distintas casas de altos estudios y academias militares norteamericanas vendiéndolos como “buenos científicos”, pese a la oposición de Albert Einstein y Eleanor Roosevelt.

Captura de pantalla 2017-10-09 a la(s) 21.22.01

Veamos algunos ejemplos: Wernher von Braun, miembro del partido nazi y de las SS, fue el responsable del diseño de las bombas-cohete V2, terminó a cargo de todas las experiencia aeroespaciales del gigante del norte que desembocaron en el programa Apolo que llevó al hombre a la luna. Estuvo a punto de ser condecorado con la Medalla Presidencial de la Libertad.

Otros 2 de los nazi fueron Arthur Rudolph y Walter Dornberger ambos vinculados al proyecto de cohetería del “Tercer Reich” que manejaba Braun; el primero responsable del trabajo esclavo al que sometieron a 20.000 personas para dicho proyecto y terminó trabajando para el programa de la NASA. Y si seguimos con los datos que tira dicha publicación aparecen nombre como el de Otto Ambros –el químico preferido de don Adolf, inventor del gas sarín quién termino trabajando para el Departamento de Energía norteamericano; Siegfried Knemeyer que terminó trabajando para la Fuerza Aérea yanquis; el oficial de las SS Kurt Debus que dirigió el dirigió el JFK Space Center; hasta Theodor Benzinger el The New York Times lo alababa por sus logros como científico, al servicio de la Marina estadounidense.

Independientemente de horror que significó el régimen Nazi con todas sus atrocidades y crímenes de lesa humanidad cometidos durante su estada en el poder,  por lo visto los “nazi” son más nazi si se lo vincula al peonismo pero no lo son tanto si sirven a los intereses imperiales; las lamentables pero viejas-nuevas “posverdades”.


La creación del CONICET es obra de Juan Domingo Perón

9 octubre 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, historia nacional

Juan_Domingo_Perón_-_Official_portrait_BPor Enrique Oliva

¿Por qué al CONICET se le quitan años? Fue fundado en 1951 por una democracia y no en 1958 por una dictadura. 

El pasado jueves 5 de febrero de 2004, según la página Internet www.conicet.gov.ar se habrían cumplido 46 años de la fundación del CONICET. En dicho sitio, al hablar de historia, origen y trayectoria del mismo, dice que fue creado “por Decreto Ley número 1291 del 3 de febrero
de 1958″; es decir, sería obra y mérito de quien también firmó fusilamientos de argentinos y la entrega del país al FMI, el dictador general Pedro Eugenio Aramburu.

Pero no se registró ninguna celebración. ¿Por qué? Porque un buen número de investigadores y otros miembros del organismo, cuestionaron con razón que esa no es la fecha de fundación del CONICET. Y se prefirió no hacer recordación alguna. Una plausible actitud de las autoridades.

La verdad, la pura y documentada verdad, es que el CONICET fue creado por el decreto número 9695 firmado por el General Juan Perón con fecha 17 de mayo de 1951, y refrendado por los ministros Raúl Mendé, Humberto Sosa Molina y Méndez de San Martín. Este decreto perfeccionó y reunió a otros organismos ya creados por el mismo gobierno justicialista.

Insólitamente, hasta en las informaciones oficiales, por años se vino diciendo y repitiendo que ese importante ente fue fundado por el Premio Nobel doctor Bernardo Houssay en 1958.

Resultaba patético que en un organismo de investigaciones científicas se dieran fechas erróneas sobre el origen del mismo, y aparecieran así en informaciones periodísticas. No es de creer que alguien prefiera adjudicar indebidamente su creación a una dictadura, cuando fue obra de ungobierno democrático siete años antes. Es decir, tiene 53 años de existencia y… solera.

Este proceder puede deberse a resabios del oprobioso decreto 4161 de marzo de 1956, que condenaba con multa y cárcel cualquier mención a Perón y Evita o alguna palabra derivada de ellos o del patriótico accionar de ambas figuras tan caras al sentir de los argentinos.
Hasta ahora, esta actitud maligna fue bastante usada. Se cambia un término para apropiarse de ideas o hechos, como si la implacable historia pueda ignorar indefinidamente cuanto pasó en aquella década feliz para criollas y criollos.

La jerarquización de los investigadores científicos

Vale la pena leer el olvidado decreto 9695, sus avanzados fundamentos y la seriedad otorgada a aquel organismo revolucionario. La conducción se la reservó el propio Presidente de la Nación, para darle más jerarquía y efectividad.
Hoy no puede ignorarse el importante trabajo realizado por el originario Consejo. Nada se recuerda ni agradece a los iniciadores de la investigación organizada y planificada plurianual, de acuerdo a las necesidades de los planes de desarrollo. Allí dejaron rastros las tareas de científicos como José E. Balseiro, cuyo nombre lleva el actual Instituto de Bariloche.
También lo fueron, entre tantos otros compatriotas, Enrique Gaviola, Otto Gamba (primer extranjero que integrara poco después la Comisión Nacional de Energía Atómica de Francia) el astrónomo Padre Busolini y notables profesores europeos y norteamericanos, quienes trajeron al país sus conocimientos en intensos seminarios y cursos.

Entre otras realizaciones fundamentales, el CONICET no recordado concretó el Primer Censo Científico Técnico Nacional. Era indispensable saber quiénes, qué, dónde, cómo y con qué se investigaba en nuestro país, tanto en lo privado como público. De esa consulta y sus conclusiones, se decidió dar prioridad al estímulo de dos disciplinas hoy privilegiadas en todo el mundo moderno: física y química, cuya implementación se ligaba a las necesidades del Segundo Plan Quinquenal. Con tales proyectos plurianuales, a los que se está retornando con más énfasis en estos momentos.

Reconocer la fecha exacta de la creación del CONICET, como a los científicos argentinos y extranjeros que colaboraron en ese empeño, reivindica la verdad histórica. El CONICET apostó acertadamente a que el desarrollo de nuestro país era inseparable de los avances de su propia investigación científica y técnica. Es decir, Argentina tenía bien formulada una política de estado en ese campo, llegando así a ocupar un lugar destacado que llamó la atención internacional.

Antes de fundarse el CONICET, el 10 de marzo de 1950 (decreto 5248) se creó la Dirección Nacional de Servicios Técnicos. Luego sorprendió al mundo, el 31 de mayo de 1950, poniendo en marcha, por decreto 10398, la Comisión Nacional de Energía Atómica, solo con fines pacíficos. Algunos pensaron que se trataba de un vacío golpe de efecto político, pero el tiempo demostró cuán valioso resultó formar nuestros propios científicos y técnicos en energía nuclear, hoy respetados internacionalmente. Y el 4 de julio del mismo año, por decreto 13443, comenzó a funcionar la Dirección Nacional de Investigaciones Técnica y Científicas.

Entre las maniobras de la dictadura contra la memoria científica-técnica de la Argentina, trató de cubrirse con el prestigio del Premio Nobel Bernardo Houssay para escamotear el mérito de la creación del CONICET, concretada y de meritoria actividad desde siete años antes.

Nota: En el caso del CONICET, viene a cuento un ejemplo cercano al descubrimiento de América y repetido desde siempre. En 1513 Vasco Núñez de Balboa, luego de una heroica travesía de la selvática América Central, superando increíbles sacrificios, descubrió nada menos que el Océano Pacífico. Dio unos pasos sobre las olas, comprobó que el agua era salada y sin límites a la vista, introdujo su espada en ese mar y lanzó la fórmula ritual: “Te tomo en posesión en nombre del Rey de España”. Luego, el sacerdote que lo acompañaba y que, por supuesto sabría escribir, hizo una relación del acontecimiento enviándola a la Corona, con un garabato a modo de firma de Balboa.

Con las lógicas demoras de aquellas épocas, al fin la noticia llegó a la Corte española, como también años después, arribaron referentes de la magnitud del mar descubierto. El Rey y sus nobles lamentaron que tal proeza la hubiera realizado un plebeyo analfabeto, considerado sin mérito para pasar a la historia. Entonces se decidió enviar una expedición al mando de un duque para “descubrir oficialmente” el Océano Pacífico. Este noble llegó a Panamá sin alcanzar la costa pacífica y, naufragio mediante, jamás se volvió a tener noticias de él. Ahora se lo recuerda sólo al humilde y esforzado Balboa, el analfabeto (como lo fueron Cortés, Pizarro, De Soto, etc.), como el descubridor del más grande océano. Mientras, el nombre del duque cayó en el olvido.

Este histórico suceso en nuestro tiempo y país, se ha repetido desde 1955 en múltiples imposturas similares, con injusta frecuencia, olvidando la enorme obra del General Perón. Felizmente, hemos presenciado el jueves pasado una rectificación que puede dar comienzo a otras. Por nuestra parte, iniciamos así una serie de notas sobre el padre del Justicialismo en su visión y creación en el campo de la ciencia y la técnica.

Enrique Oliva

Publicado por http://www.terapiatanquera.com.ar

Serie “Perón y la ciencia y técnica” – Nota I (Nota original de “Urgente 24”, 10 febrero 2004)


UNA MUESTRA CONCRETA DEL EFECTO “POSVERDAD” Y LA EDUCACIÓN MEDIÁTICA ESTUPIDIZANTE.

3 octubre 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

Captura de pantalla 2017-10-02 a la(s) 23.38.30

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

 Resulta preocupante que grandes sectores sociales no sepan diferenciar una ficción vendida como verdad teniendo la realidad a ojos vista que les muestras todo lo contrario. La sutileza en el trabajo educativo mediático podría ser el único atenuante para sus víctimas. La matriz generadora de razonamientos cuyas aplicaciones direccionadas se presentan tan opuestamente absurdas, gobierna hoy el país.

Las disparatadas argumentaciones también aparecen  como las más claras pruebas de las diferentes varas de medición a la hora de verbalizar su utilización. Estas aparecen en funcionarios para evadir responsabilidades en el caso de la desaparición forzada de Santiago Maldonado a manos de la Gendarmería Nacional; pero también en las disparatadas afirmaciones de legisladores y “simpatizantes” PRO-Cambiemos para justificar ese gravísimo delito. Para eso recurren a un pueril y unidireccional relato que pretende vender como necesarias “las medidas que se adoptan para “ordenar” –o “normalizar”- la sociedad.

Acá aparece la “posverdad” enfrentada a la realidad en formato de ejemplos claros.

Vara 1: Para no pocos “jueces” al servicio del poder de turno, la responsabilidad del accidente ferroviario de Once que tantas vidas costó, es del Estado en las figuras del ex ministro De Vido y la ex presidenta Cristina Fernández, un relato creado y difundido mediáticamente hasta el hartazgo y su instalación definitiva en el inconsciente colectivo.

Vara 2: Llamativamente en el gravísimo hecho de la desaparición de Santiago Maldonado el Estado, en este caso en las figuras de la Ministra de Seguridad Bullrich y el propio Presidente Macri no aparece como responsable del hecho.

Según esta posverdad construida mediáticamente, la desaparición de Maldonado no fue “ordenada” por dichos funcionarios. Viendo las maniobras distractivas en marcha seguramente terminará siendo responsabilidad de un “loquito” Gendarme a quien “se le fue la mano”.

El motorman que no accionó los frenos de la formación del Sarmiento y produjo las muertes que produjo, ni siquiera es uno de los “corruptos k” hasta para el delegado gremial “pollo” Sobrero, sino que el accidente fue “desidia” producto de una planificada corrupción K”. Una disparatada argumentación que atenta cualquier razonamiento jurídico pero que desnuda esa doble vara a la hora de instalar en la opinión pública ciertos juicios de valor.

Si el accidente de Once era evitable por ser responsabilidad del Estado la seguridad en el transporte público, la pregunta cae de maduro: en la desaparición de Maldonado, ¿no? ¿Quién debe velar por la seguridad de los ciudadanos si no es el Estado? Para el Gobierno PRO ¿el Estado solo debe cuidar la integridad física y bienes de manera selectiva? (llamese Lewis, Benetton, Turner o el “rico y poderoso” que sea). En lo de la estación Once, los peritajes prueban que fue un accidente por imprudencia del motorman. La desaparición de Maldonado ¿fue también por imprudencia de un Gendarme? ¿Se puede llamar imprudencia a una desaparición forzada? La responsabilidad del Estado ¿existe para un caso y para el otro no? ¿Qué es más grave? ¿Tener al responsable del accidente de Once pero correrlo del hecho para accionar políticamente contra el gobierno anterior? O tener una cadena de complicidades para que la socialización de responsabilidades entremezcle a ejecutantes de la desaparición de Maldonado con los que ordenaron la represión y el accionar de los gendarmes en la zona, buscando que todo se diluya? Los gendarmes, sostienen que solo actúan bajo “ordenes” (obediencia debida). La “obediencia debida” no habilita un crimen de lesa humanidad y el ejecutante es tan criminal como el autor intelectual del hecho junto a los que bajaron la directiva.

La preocupación es lógica en tanto el estado de derecho es el que está en riesgo. El desmadre y la falta de control político de las fuerzas de seguridad por estar armadas (literal) pone al resto de la sociedad en total estado de indefensión.

Que ningún funcionario del gobierno quiera reconocer que dio la orden para que la desaparición forzosa de Maldonado se produjera es aceptar explícitamente que:

  1. A las fuerzas de seguridad no las controla nadie.
  2. Que dichas fuerzas deciden las políticas de seguridad del Estado con criterios propios.
  3. Que para la “justicia PRO” el accionar de las fuerzas de seguridad no es enjuiciable; o solo lo es para utilizar a algunos de ellos como “perejiles” a quien cargarle la culpa del lamentable y criminal hecho.
  4. Que la fuerza es el derecho de las bestias y que es más que claro que hoy por hoy a esas bestias  las usan políticamente según sean los intereses en juego a defender, en este caso de los sectores económicamente privilegiados.
  5. Que frente al estado de derecho que decían venir a defender, son los propios gobernantes, funcionarios y legisladores PRO-CAMBIEMOS los que aceptan en los dichos, hechos y actitudes su incapacidad política para un control racional de las normas constitucionales y para que el desmadre de ese estado de derecho continúe desgraciadamente vigente y peor aun, que día a día se ahonde.

Un Monstruo de 1000 cabezas es doblemente peligroso no solo por su condición de tal sino porque su peligrosidad se agrava enormemente en función de esa amorfa e incontrolable multiplicidad de perversas reacciones que cada una de sus “cabezas” significa y puede tener.

El Estado de Derecho hoy está en franco retroceso todo gracias a la tarea educativa llevada adelante por los medios hegemónicos y dominantes con sus construcciones y difusión de posverdades. Uno de sus periodistas reconoció ser uno de los soldados del “periodismo de guerra”; su nombre: Julio Blanck del diario Clarín. Las responsabilidades son compartidas y en algún momento deberán dar cuenta.

Nota:

Imagen: https://juancarlospoo.wordpress.com/2014/09/10/verdades-ocultas-de-la-television/


EN CATAMARCA SE PREGUNTÓ: ¿DONDE ESTÁ SANTIAGO MALDONADO?

2 octubre 2017

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestro corresponsal.

IMG-20170928-WA0001

Convocada por las diferentes organizaciones de DD.HH. locales entre ellas la “Casa de la Memoria”, algunos partidos políticos pero sin la participación de representante alguno de la coalición UCR-CAMBIEMOS que brillaron por su ausencia, a las 18 hs del día de ayer y en consonancia con la multitudinaria marcha nacional que momentos antes había culminado en la Capital Federal se reunió en el mástil de la plaza central 25 de mayo de la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca –capital provincial- un importante número de catamarqueños para marchar alrededor de la misma preguntando ¿dónde está Santiago Maldonado? y pidiendo su aparición con vida.

Adriana Díaz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Adriana Díaz- Presidenta del Comité Nacional del P.I.

 

La Obra

 

 

 

 

 

 

Noemí Toledo y el colectivo La Obra

Entre las agrupaciones presentes estuvieron jóvenes de la JUP de la UNCA, el colectivo La Obra, el colectivo de gay y transexuales, la presidenta nacional del Partido Intransigente y candidata a Diputada Provincial por la coalición FJPV, Adriana Díaz de Sánchez, Noemí Toledo por la Casa de la Memoria, el Director de DD.HH. del gobierno provincial Luis Velardez entre otros.

La CateComunidad Trans

La JUP

Alocución