Aleksandr Duguin y su devoción por Perón y el modelo sindical argentino

13 mayo 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMLIO, Política nacional e internacional

Fuente:https://mundogremial.com/aleksandr-duguin-y-su-devocion-por-peron-y-el-modelo-sindical-argentino/

Captura de pantalla 2019-05-12 a la(s) 23.17.32

“Perón creó los principios para el futuro. El futuro peronista es hoy”

El movimiento nacional justicialista conmemoró hace semanas los 70 años del Primer Congreso Nacional de Filosofía de Mendoza donde el General Juan Domingo Perón presentó y desarrolló su concepto de Comunidad Organizada.

La obra de Perón rompió fronteras y fue estudiada por innumerable cantidad de pensadores en distintos puntos del mundo.

Tal es así, que para recordar aquel congreso de filosofía se congregaron en nuestro país destacados filósofos que dedicaron parte de sus estudios al “peronismo”. Entre ellos,Aleksandr Duguin.

Duguin es un filósofo , historiador y analista ruso, reconocido mundialmente, que analizó la figura de Perón a quien llegó a definirlo como “un ejemplo a seguir por todos los Jefes de Estado”.

Hace días, visitó la sede central de la CGT en el marco de las actividades para rememorar aquel Congreso de Filosofía junto a filósofos argentinos, historiadores y pensadores de la región.

Mundo Gremial entrevistó a Duguin para conocer su análisis del peronismo, y sobre todo su visión respecto al modelo sindical argentino y su definición del trabajo.

MG: ¿Qué opinión tiene usted del movimiento peronista?

AD: “El peronismo se basa sobre necesidades de tener una alternativa al liberalismo global, a la hegemonía de América del Norte que está representado en el pensamiento político y filosófico de Juan Perón.

En su Tercera Posición de Juan Perón veo muchos aspectos parecidos a la Cuarta Teoría Política (de su autoría) que critica el liberalismo, comunismo y nacionalismo.

Creo que Perón no era tan nacionalista, era más que nacionalista. Pensaba en los intereses de la civilización latinoamericana. Por eso iba con esta propuesta de Getúlio Vargas de Confederación, también con Chile.

La unificación del continente con su identidad manifestada con la forma política del peronismo, justicialismo, con soberanía y justicia social. Es importante la dignidad del hombre de trabajo, CGT, trabajadores, como el centro, creo que no ha perdido ninguna importancia. Eso se diferencia con Brasil que después de la caída de los Getúlio Vargas, todo el sistema de la CGT de Brasil está destruida totalmente.

Acá después de Juan Domingo Perón, la situación de la CGT está conservada; estos colectivos para defender la dignidad de los trabajadores está presente, vive hoy y es muy importante. Porque Perón ha hecho algo más que ser un líder político, ha creado los principios para el futuro. El futuro peronista es hoy. Por esto es que considero a Perón como el pensador político, es el creador del pensamiento de estos valores para el futuro”.

Captura de pantalla 2019-05-12 a la(s) 23.18.34

Juan Manuel Morena, director de Mundo Gremial, junto a Duguin en la CGT

MG: Siguiendo esta línea, hoy hay un impacto muy fuerte en el mundo del trabajo que naturalmente va impactar en el modelo representación, ¿cómo lo analiza usted, en términos de trabajo?

AD: “Pienso que debemos concebir trabajo por fuera del marxismo. Porque el marxismo se ocupa del trabajo abstracto solamente, por eso (Karl) Marx pensaba que el capitalismo es la fase necesaria del desarrollo de la humanidad, de la economía, de la sociedad. Solamente cuando todo el trabajo deviene abstracto y no concreto, solamente después, la revolución socialista proletaria sería posible.

Eso es totalmente negativo, por eso esto juega a favor del capitalismo, liberalismo, globalización, esto se ve en la izquierda moderna, post moderna, que son los aliados del liberalismo gran capital”.

MG: Y son los grandes representantes de muchos sindicatos a nivel mundial también…

AD: “Sí, por eso el sindicalismo del trabajo peronista debe ser el sindicalismo de otra naturaleza, con otra esencia y esa esencia tiene que ser, según mis ideas, en la defensa del trabajo concreto. Es diferente trabajo concreto, es trabajo que no está hecho para vender.

Vender es una forma secundaria de manejar los objetos, es una forma de la creación, el trabajo creador. Trabajador no es proletario, trabajador es cuando hace trabajo concreto que está destinado a auto consumación o a un cambio en el contexto concreto también. Esto es trabajo para trabajo, es una forma de la dignidad humana que está presentada como arte con creación que no está para vender.

En el capitalismo todo trabajo deviene abstracto para vender, solamente para vender. La calidad de la plata no cuenta. Y por eso es que creo que tenemos que defender este trabajo concreto.

Volver al trabajo concreto que debe ser inscripto en el contexto local, humano, en el contexto de aldea, de ciudades, de la gente que si se conozca entre ellos”.

MG: ¿Y según ese pensamiento, cómo debemos pensar la economía de un país?

AD:A la economía hay que pensarla en concreto, la economía de la producción estratégica, de peso nacional, podría ser de otro nivel. Pero en ambos casos el trabajo debe ser a favor de la gente, de la sociedad, de la Nación. Esa es precisamente la diferencia entre los sindicatos marxistas o izquierdistas y los peronistas.

Por eso creo que el trabajo debe ser concebido como el hecho, el acto creador, como el arte, como un acto humano, profundamente humano que manifiesta la posibilidad del hombre de crear. Por eso el producto de este trabajo no puede tener precio, el precio es el don, el cambio del alma, del corazón; este trabajo cualitativo debe ser puesto en el medio de la lucha para la liberación del trabajo”.

Captura de pantalla 2019-05-12 a la(s) 23.13.20

Anuncios

HOMENAJE DE REVISTA EL EMILIO A MARÍA EVA DUARTE DE PERÓN (EVITA) AL CUMPLIRSE EL CENTENARIO DE SU NATALICIO

7 mayo 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, de nuestra redacción

ADELANTOS DEL LIBRO “DOS MUJERES, UN PUEBLO” -TOMO III-A  DE CUADERNOS EL EMILIO- DE INMINENTE APARICIÓN ESCRITO POR NUESTRO DIRECTOR.

TAPA

CONTRATAPA

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10


UN PASADO VUELTO PRESENTE.

5 enero 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política nacional e internacional

hector timerman.

Murió el ex canciller argentino del último gobierno peronista: Héctor Marcos Timerman.

V.L.M.

Crespon

Por Victor Leopoldo Martinez

Héctor Marcos Timerman. Un ARGENTINO que profesaba de manera práctica y por tradición familiar la religión judía.

Este último señalamiento es muy importante en relación a ese sín fin de estupideces que dicen aquellos  ignorantes y/o perversos que muy sueltos de cuerpo y tratando de mostrarse eruditos en la materia, mezclan cuestiones religiosas, con otras cuestiones institucionalmente políticas.

Timerman fue un argentino judío; pero primero argentino y como tal fue un verdadero criollo que cumplió con la patria.

Vale aclarar algunas cuestiones vinculadas a ese estúpido y acomodaticio intento de separar religión y política que es como querer separar la educación de la política.

La religión es política porque nació de una decisión humana. Las creencias y la fe en la humanidad no son decisiones metafísicas, son elecciones según maneras de entender la vida y vivir acorde a dicha elección; parten de decisiones  humanas y sociales que se asientan en cuestiones y necesidades existenciales hasta transformarse en fenómenos culturales.  Pero en tanto el hombre es un ser eminentemente social, cualquier decisión humana –aún la individual- tiene incidencia social y por ende política.

Sin  lugar a ninguna duda toda religión tiene un interés político como lo tiene la educación. Cuando se dice “hay que sacar la ideología de la escuela”, es porque los que lo pregonan son de  otra ideología que es la que ansia  quedarse con el nicho que pretenden desalojar.

Desde el momento en que se decide que una religión sea “oficial” para un Estado, quiera o no esa religión como institución está involucrada en política porque tendrá incidencia sobre las decisiones que tome ese Estado. Pero este no es el único ejemplo. Los evangélicos (de origen norteamericano y bancados por ese imperio) que “operan” con sus iglesias dentro de nuestro país trabajaron denodadamente en las últimas elecciones presidenciales (2015) para que los fieles que concurrían a sus templos votaran a Macri (Si hubo acuerdo económico entre las partes más grave aún).  

Ahora bien, lo que a una comunidad, a un país, le debe interesar como Estado es el comportamiento de sus ciudadanos en relación a los interese sociales, nacionales y el bien común, independientemente de la religión que cada individuo, familia o congregación profese y en esto sí valen las diferentes actitudes que las congregaciones religiosas pasan a tener frente a determinados hechos políticos.

CUANDO LA HISTORIA MUESTRA UN PASADO IRREBATIBLES.

La  acusación de “judío traidor” por un lado y de “traidor a la patria” por otro, hecha a Timerman (lo primero lo digo por esa DAIA de “derecha PRO Israelí” y por los sirvientes del imperio norteamericano), es aberrante. Si se pretende hablar de “traidores”, nuestra  historia como Nación está plagada de ejemplos  de “católicos” que contrariamente al fraudulento caso judicial del “judío” Timerman, sí fueron grandes traidores para con los intereses de nuestra Patria y de su pueblo y jamás fueron tildados como tales; empezando por Rivadavía y Mitre en el siglo XIX y Roca (h) en el siglo XX; católicos que permitieron el saqueo de nuestras riquezas y la explotación de nuestro pueblo. Me refiero a esos viejos y también a los nuevos perversos que humillaron y humillan la soberanía política y la independencia económica del país y que, en momentos como esos, hasta la propia iglesia católica miró para otro lado argumentando ridículamente que su misión no era “mundana” y estar solo abocada a cuestiones del “reino celestial”. Esa iglesia “institucional” sabía que como parte del Estado podía parar esos saqueos, aquellas explotaciones de “hombres por otros hombres”, en muchos casos acompañada de prisión tortura y muerte; y no lo hizo.

Me estoy refiriendo a esa misma iglesia que permitió a cobardes católicos masacrar a población civil inocente bombardeando la ciudad de Bs.As. el 16 de junio de 1955, asesinando a ciento de compatriotas desde sus aviones que llevaban pintado en sus alas una cruz y la consigna “Cristo Vence”. ¿Se conoce los nombres y las sentencias sobre esos asesinos? No; porque nunca estos hechos existieron por decisión política de los “libertadores”; y la iglesia católica acompañó. Me refiero a esa “institución iglesia” que avaló y acompaño a la última dictadura en sus vejamenes y hasta justificó asesinatos de curas y monjas y hasta obispos como en el caso Angelelli.     

A Timernan se lo acusó injustificadamente de “traición a la Patria”. Esto no debe llamar la atención ya que es una constante histórica practicada por la oligarquía vernácula. Pero a fuerza de ser fiel a los hechos, en el caso de Timerman ni siquiera eso, ya que la acusación fue parte de una estrategia instrumentada de manera mediático-judicial  con mucho tufo a operación política distractiva y a simple venganza contra un gobierno popular. Fue diseñada por el tilingaje “PRO” bastante perverso y odiador, ese medio pelaje aspirante a grandes burgueses que para desgracia de ellos se quedaron en “guarangos y torpes funcionarios”, por falta de garlopa dijera Jauretche. Se los puede identificar claramente, de mayor a menor según sea el nivel de ignorancia y perversión: Macri, Peña, Bullrich, Alonso, Garavano, Bonadio,  Magnetto y los Saguier.

LOS HECHOS

Caída la operación “Nisman fue asesinado por el kirchnerismo” que sirvió para que Macri sea hoy presidente (hasta la delirante ex jueza Arroyo Salgado, y ex consorte de ese oscuro personaje que fue el ex fiscal Nisman , ahora se retiró como querellante; es loca pero no come vidrios), la segunda parte de aquel lamentable y hasta quizá inducido suicidio consistió en mantener mientras se pudo el argumento del asesinato para traer de los pelos la figura de “traición a la Patria” y encajársela a los funcionarios del gobierno anterior (Cristina y Timerman). Todo fue una burda fabulación mediatico-judicial sin sustento legal alguno y menos pruebas; a tal punto que tuvieron que inventar de manera torpemente ridícula (Patricia Bullrich y sus peritos gendarmes) pruebas para transformar un suicidio en crimen y  seguir con la causa “Irani” colocando a funcionarios de ese país como los responsables del atentado a la AMIA y así incluir  la supuesta complicidad del gobierno peronista de Cristina  interfiriendo la investigación. La verdadera historia sobre el tema AMIA, según canta el expediente, cuenta que el propio Bonadio fue apartado de la causa por ser él el que interfería y desviaba la investigación que se venía realizando. Lo hacía por pedido  norteamericanos-israeli.

Los dos atentados (embajada y AMIA) se produjeron en la década de los “90”, gobierno de Menen y Bonadio hombre de la “servilleta de Corach”. No hace falta ser muy astuto para descubrir las razones de la aparición del “Juez Bonadio” en la causa AMIA  como tampoco se requiere de esa misma astucia para darse cuenta de la “no casualidad”  que el “Juez Bonadio recibiera” la causa Nismán y calificará a Timerman (y Cristina) dentro del delito de “Traición a la Patria”. Pero la torpe acusación tuvo dos vertientes: a) La mediática (Clarín) que fogoneaba las supuestas pruebas que Nisman tenía e iba presentar, que no eran otras que las que el Juez Rafecca anteriormente ya había desestimado por insustanciales y pueriles. Y b) la judicial de Bonadio que la hizo basado en un memorándum que fue votado por el Congreso Nacional (sin que ningún legislador haya sido citado a declarar por este Juez) y en un supuesto levante de las “alertas rojas” que solo Interpol lo puede hacer y cuyo máximo responsable (jamás citado por Bonadio a declarar) negó rotundamente que el gobierno argentino de Cristina (con Timerman de canciller) haya solicitado se levanten. Toda esta perversión le costó la vida a un gran argentino.

Timerman murió por decisión no solo de la enfermedad terminal que lo aquejaba sino y fundamentalmente por la decisión de un perverso gobierno PRO y de un Juez que decidió sin ninguna prueba juzgarlo injustamente como un “Traidor a la Patria”; en otras palabras y con las reiteradas negativas de que saliera del país para tener un tratamiento adecuado para su enfermedad, Bonadio asesinó a Timerman. Y por qué digo esto? A Timerman, Bonadio lo torturó hasta el colmo de hacerlo ir a declarar en un estado de enfermedad desastroso; a Franco Macri (papá del delincuente que tenemos como presidente) y quien argumentó no poder ir a declarar por estar enfermo, todo aceptado, todo permitido.

La prensa adicta a los grandes negociados y cómplice en esta ocasión de la operatoria “macrista-judicial”, volverá, como lo hace de manera reiterada, a cumplir con la misión de esconder todo para que nadie jamás se entere de la verdad de otro crimen PRO. Maldonado, Nahuel y tantas otras tantas víctimas del gatillo fácil, –y ahora Timerman- son muestras acabadas de la perversión conjunta Clarín-PRO-Justicia complaciente. Esto en algún momento deberá pasar por una justicia más ecuánime; más tarde que temprano pero tendrán que rendir cuenta; especialmente el monopolio Clarín.

QUIÉN ES QUIÉN   

En nuestra historia solo dos personas lo anteceden a Timerman en tamaña acusación: Liniers y Perón. Como Timerman tanto el patriota Liniers como el Gral Perón fueron casualmente hombres con honor a la hora de defender los intereses de la Patria.

¿Quién acusó a Timerman? El gobierno más corrupto que recuerde la historia de nuestro país; y quizás el más antipatria que haya existido. Pero no solo eso; acusó a Timerman el gobierno que mayores traiciones a la patria cometió (superándolo al ideólogo en la materia, Bartolo Mitre) con descarados renunciamiento a nuestros derechos soberanos en no pocos intereses estratégicos; y los cometió en tiempo récord:

a) Permitir la instalación de bases norteamericanas en territorio nacional sin pasar por el  Congreso.

b) Acordar su servilismo sin condicionamiento alguno al imperio norteamericano e Israel.

c) Eliminación de toda limitación para la adquisición de tierras por parte de cualquier extranjero – poderoso económicamente desde ya-.

d) Entrega del manejo de nuestra economía al FMI.

e) Eliminación de todo impedimento legal para operar “lavado de dinero y fuga de capitales al Extranjeros”

f) Renunciamiento de nuestros derechos soberanos sobre las Islas Malvinas.

Entonces que un traidor acuse a alguien de “traidor a la patria” urdiendo una patraña con eje en el atentado terrorista contra la AMIA, en una causa que tiene a los principales responsables de la DAIA en aquel momento – junto al MOSAD y la CIA- como los más “sospechosos” por la decidida participación de todos ellos en el entorpecimiento de las investigaciones y de la causa misma; repito acusar a un Argentino judío por el solo hecho de haber participado de un gobierno Nacional, Popular, Peronista y anti oligárquico no puede sorprender a nadie más allá de las burradas argumentales utilizadas para justificar dicha acusación.   

El gobierno de Mauricio Macri -con él como máximo responsable-, en 3 años, se cargó asesinatos, prisiones y torturas de argentinos con el cuento de su lucha contra la “corrupción pasada”. Desde Milagros Salas en adelante todo fue de una perversión inusitada ya que se utilizó una técnica muy parecida a la usada por el nazismo alemán (“miente, miente, que algo quedará”). Jorge Lanata fue el más importante operador PRO-Nazi  ¿Se los llevará a la  justicia a estos criminales, respetándoles todos los derechos constitucionales que ellos no supieron respetar por odio de clase cuando fueron gobierno? 

Lonardi (integrante de “La Libertadora del 55”) cometió el error de manifestar una frase que a la oligarquía siempre le produjo  alergia, pero a la cual siempre acudió cuando vio que las “papas quemaban” y sus “personajes” podían ir a la cárcel: “Ni vencedores ni vencidos”. La oligarquía con Aramburu y Rojas decidieron que Lonardi estaba loco, lo rajaron y comenzó el “nazismo libertador” contra todo lo que fuera “peronismo”.

Luciano Benjamín  Menéndez, comandante del 3er cuerpo de aquel  ejército antinacional de ocupación que fue la última dictadura militar manifestó: “Para que este país pueda funcionar hay que matar a por lo menos 500 mil peronistas”. La última dictadura desapareció a 30 mil argentinos. Solo fueron y son enjuiciados los autores materiales de aquel genocidio pero no así los responsables civiles e ideológicos, la oligarquía agro ganadera-financiera que endeudó al país y se forró los bolsillos con esfuerzo ajenos gracias a la precarización laboral y a todo tipo de corrupción.

¿En qué se diferencia el gobierno de Macri de los antecedentes señalados?

Un pasado vuelto presente hoy  azota a nuestro país y a su pueblo de la mano de un mentiroso “chico bien” llamado Mauricio que aún y con todo el daño hecho descaradamente pretende ser reelecto  para seguir jodiéndole la vida a los argentinos.


MODELO PARA ARMAR.

6 junio 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Modelo político para armar.

Imperialismo Yanqui

V.L.M.

Por Victor Leopoldo Martinez

¡EE.UU. es el país de las oportunidades!!! (consigna de venta hacia el exterior de una democracia total y absolutamente relativa se la mire por donde se la mire ya que el voto no es obligatorio y la estatua de la libertad –su símbolo- no opina).

Con una población de 270 millones, el país tiene entre 40 y 60 millones de adictos a las drogas pesadas, algo que para el americano medio no resulta un problema y para el Estado menos. ¿Por qué? ¿Por qué al tilingo medio pelo argentino esto no le llama la atención y se muestra horrorizado por nuestro “faloperos”? Que cada uno es libre y dueño de hacer lo que se le cante las pelotas con su vida, a eso yo no me opongo. Pero de ahí a venderse o venderlo como “modelo” de uso de esa libertad me parece una reverenda mierda. Simplemente porque hay “vivos” que se llenan de guita con esa estupidez.

EL POBRE ANGELITO

En EE.UU. ¿Cuántos mafiosos locales y extranjeros están metidos en ese negocio gracias a los adictos que lógicamente multiplican el consumo por ser potenciales vendedores (traficando) agrandando un negocio altamente rentable para los “vivos” que lo manejan? ¿Adónde está o quién tiene el manejo de la -de tu-  libertad individual? ¿El americano medio goza de esa libertad? Los americanos “poderosos” hacen muchísima guita con esta estupidez de llenar los vacíos existenciales que genera el buen vivir y el qué hacer con el tiempo sobrante, en la mayoría de los casos mal usado para cubrir ese ocio.  Wall Street, la mafia financiera, y los mafiosos que viven del trabajo ajeno son fenómenos nacidos al calor de la conquista del oeste, del este y del mundo. La droga es el modo de hacer guita con el vacío existencial de otros. En este caso el progreso y el confort para 1/3 de la humanidad bien vale celebrarlo con un buen “saque”, con un “toque de blanca” ya que ella te evade de la realidad e impide tomar conciencia que los humanos que conforman ese 2/3 restante viven miserablemente para que ellos puedan disfrutar hasta del ocio.  Para el común del norteamericano la vida es un negocio como tantos otros donde podes perder o ganar. Hasta en sus películas hacen culto de su estilo de valorar la libertad y hacer de la muerte un culto. Allí es el “individuo” el que elige, optas libremente; hasta cómo morir y/o dejándose matar. En la periferia global  matan miserablemente casualmente ellos, con su “Flotas” (1ra, 2da, 3ra, 4ta, y las que sean necesarias), los que se dicen “paladines y defensores  la sacro santa democracia, la sacro santa libertad y las instituciones republicanas que ellos corrompen.

OTRO

Ahora bien, a partir de lo anterior y políticamente hablando ¿El “negocio” solo se torna preocupante si lo manejan unos miserables sudacas (colombianos, Mexicanos)? Estoy hablando de un negocio que entre Europa y EE.UU. (donde están los mayores consumidores) mueven la friolera cifra de 600 mil millones de u$s al año!!! ¿La libertad para ser adicto no es una cuestión social preocupante para el Estado norteamericano? ¿Por qué a la solución de la “alta demanda local” la buscan afuera focalizada en los “carteles colombianos o mexicanos” , cuando el problema del consumo y las facilidades para conseguirlo están adentro? La eliminación del consumo en la cabeza del imperio ¿jodería un gran negocio para políticos, policías y militares, todos corruptos y responsables del otro gran negocio: El tráfico de armas? ¿Cuántos pibes –soldaditos norteamericanos- se hicieron adictos en Vietnam con droga distribuida por el propio ejército, en aquella intervención salvadora de la “sacrosanta democracia” que vivía la corrupta Vietnam del Sur que ellos apoyaban y que solo le devolvió a la sociedad norteamericana, no heroicos soldados, sino miles de mutilados y cadáveres en sobretodos de madera?

¿Por qué Trump se preocupa solo por la inmigración ilegal centro americana y propone la construcción de un muro? ¿No será una simple cortina de humo para colaborar con el negocio de la droga dentro de su país, que trabaja con los propios carteles de la droga mexicanos, quienes en operaciones conjuntas con el ejército de ese país y los distribuidores dentro de los EE.UU. ya asesinaron a ciento de miles de mexicanos?

DOCTRINA MONROE

¿No resulta llamativo qué con el pretexto de una “supuesta lucha contra el narcotráfico” se hayan estacionados a modo de colaboración y por pedido de la Bullrich-Macri, tropas norteamericanas en la “triple frontera” y a partir de ese momento la actividad del tráfico de drogas se haya incrementado de manera monstruosa en nuestro país con guerra de “carteles” en Rosario incluído, que a esta altura del partido del gobierno de CAMBIEMOS aparezcan involucrados intendentes PRO y otros funcionarios provinciales justo en el NEA donde está la “triple frontera” con los guardianes del orden planetario actuando?

¿Es este modelo de “libertad y progreso” norteamericano el que se nos quieren vender como el ideal de vida?

¡Claro que Norteamérica fue la tierra prometida!!! Pero para los vivos anglosajones que recalaron en esas tierras hace 300 años y cuyo origen no es otro que el de los pueblos belicosos europeos como bien supo definirlos aquel brillante escritor alemán llamado Herman Hesse. Y esos vivos construyeron un poder al que solo acceden los privilegiados que comulgan con sus principios bélicos para sostener su proyecto imperial y su objetivo de dominación mundial.      

Solo basta con recordar el célebre discurso de adiós del 17 de enero de 1961, donde el presidente Eisenhower declaró: «En los consejos de gobierno, tenemos que tener cuidado con la adquisición de una influencia ilegítima, deseada o no, por parte del complejo militar-industrial. Existe el riesgo de un desastroso desarrollo de un poder usurpado y [ese riesgo] se mantendrá. No debemos permitir nunca que el peso de esta conjunción ponga en peligro nuestras libertades o los procesos democráticos».

Eisenhower se refería a lo que hoy es una realidad: un gobierno militar fantasma designado para reemplazar el gobierno civil, en caso de que este último quedase decapitado durante un ataque nuclear.

¿Pruebas de esto? Ningún observador internacional cree que Ronald Reagan o George W. Bush ejercieron realmente el poder inherente al cargo presidencial. Entonces ¿quién presidió en esos períodos? Baste recordar que, después del segundo recuento de los votos, Al Gore había ganado la elección presidencial del 2000. Entonces, ¿por qué se aparecío George W. Bush en la Casa Blanca? Preguntas a las que ningún periodista quiere responder. Thierry Meyssan (Intelectual francés, presidente-fundador de la Red Voltaire y de la conferencia Axis for Peace) fue el único que rompió con el tabú.

Empiece a pensar usted, señor lector, en manos de quien estamos en este momento, la no casualidad de un Macri en la presidencia, una ex montonera al frente de las fuerzas de represión (otro ex monto terminó como jefe de los custodios del empresario Jorge Born) la vuelta al fondo, la pérdida de soberanía, la intensión de volver a épocas negras dictatoriales con los milicos en la calle; pero fundamentalmente preocúpese por la cantidad de estúpidos e ignorantes que se siguen educando a través del multimedio Clarín que hegemoniza la información en nuestro país; y repiten las imbecilidades que consumen allí. Aclaro… La deformación informativa también funciona como narcotizante.

¡Y viva la sociedad del CAMBIO!!!


La democracia brasileña está en peligro

2 febrero 2018

Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política Internacional-Regional

Fuente: http://www.elesquiu.com/correoyopinion/2018/2/2/democracia-brasilena-esta-peligro-275868.html

brasil__lula__apoyo__reuters.jpg_1718483347-1

Boaventura de Sousa

Por Boaventura de Sousa Santos (*)

Vivimos un tiempo de emociones fuertes. Para quienes –como yo y tantos otros– acompañamos en estos años las luchas e iniciativas en el sentido de consolidar y profundizar la democracia en Brasil y de contribuir a una sociedad más justa, menos racista y menos prejuiciosa, este no es un momento de júbilo. Para quienes –como yo y tantos otros– en las últimas décadas nos dedicamos a estudiar el sistema judicial brasileño y a promover una cultura de independencia democrática y de responsabilidad social entre los jueces y los jóvenes estudiantes de Derecho, éste es un momento de gran frustración. Para quienes –como yo y tantos otros– estuvimos atentos a los objetivos de las fuerzas reaccionarias brasileñas y del imperialismo norteamericano en el sentido de volver a controlar los destinos del país –como siempre hicieron, aunque esta vez pensaban que las fuerzas populares y democráticas habían prevalecido sobre ellas–, éste es un momento de algún desaliento. Las emociones fuertes son preciosas si son parte de la razón caliente que nos impulsa a continuar; si la indignación, lejos de hacernos desistir, refuerza el inconformismo y alimenta la resistencia; si la rabia ante sueños injustamente destrozados no liquida la voluntad de soñar. 
Éste no es el lugar ni el momento para analizar los últimos quince años de la historia de Brasil. Me concentro en los últimos tiempos. La gran mayoría de los brasileños saludó el surgimiento de la operación Lava Jato como un instrumento que contribuiría a fortalecer la democracia por la vía de la lucha contra la corrupción. Sin embargo, frente a las chocantes irregularidades procesales y la grosera selectividad de las investigaciones, pronto nos dimos cuenta de que no se trataba de eso sino de liquidar, por la vía judicial, tanto las conquistas sociales de la última década como las fuerzas políticas que las hicieron posibles. Sucede que las clases dominantes pierden frecuentemente en lucidez lo que ganan en arrogancia. La destitución de Dilma Rousseff, que tal vez fue la presidenta más honesta de la historia de Brasil, fue la señal de que la arrogancia era la otra cara de la casi desesperada impaciencia por liquidar el pasado reciente. Fue todo tan grotescamente obvio que, por un momento, los brasileños consiguieron apartar la cortina de humo del monopolio mediático. La señal más visible de su reacción fue el modo en que se entusiasmaron con la campaña por el derecho del ex presidente Lula da Silva a ser candidato en las elecciones de 2018, un entusiasmo que contagió incluso a aquellos que no lo votarían si fuese candidato. Se trató, pues, de un ejercicio de democracia de alta intensidad.
Dada la popularidad de Lula da Silva, era muy posible que ganara las elecciones en caso de ser candidato y eso significaría que el proceso de contrarreforma que se había iniciado con la destitución de Dilma Rousseff y la conducción política del Lava Jato habría sido en vano. Toda la inversión política, financiera y mediática habría sido desperdiciada, todas las ganancias económicas ya obtenidas estarían en peligro o perdidas. Desde el punto de vista de estas fuerzas, Lula no podía volver al gobierno. Si el Poder Judicial no hubiera cumplido su función, tal vez Lula fuera víctima de un accidente de aviación o algo similar. Pero la inversión imperial en el Poder Judicial (mucho mayor de lo que se puede imaginar) permitió que no se llegara a tales extremos. 
La democracia brasileña está en peligro y sólo las fuerzas políticas de izquierda y de centroizquierda pueden salvarla. Para muchos quizá sea triste constatar que en este momento no es posible confiar en las fuerzas de derecha para colaborar en la defensa de la democracia. Pero esa es la verdad. No excluyo que haya grupos de derecha que sólo se reconozcan en los modos democráticos de luchar por el poder; pese a eso, no están dispuestos a colaborar genuinamente con las fuerzas de izquierda. ¿Por qué? Porque se ven como parte de una elite que siempre gobernó el país y que aún no se ha curado de la herida caótica que le infligieron los gobiernos lulistas, una herida profunda que proviene del hecho de que un grupo social extraño a la elite osó gobernar el país y encima, cometió el grave error (y fue realmente grave) de querer gobernar como si fuese una elite.
En este momento, la supervivencia de la democracia brasileña está en manos de la izquierda y centroizquierda. Sólo pueden tener éxito en esta exigente tarea si se unen. Las fuerzas de izquierda son diversas y la diversidad debe ser bienvenida. Además, una de ellas, el PT, sufre el desgaste de haber gobernado, un desgaste que fue omitido durante la campaña por el derecho de Lula a ser candidato. Pero a medida que entramos en el período post Lula (por más que cueste a muchos), el desgaste pasará factura y la mejor manera de enfrentarlo es democráticamente, a través de un retorno a las bases y de una discusión interna que lleve a cambios de fondo. Seguir evitando esta discusión bajo el pretexto del apoyo unitario a otro candidato es una invitación al desastre. El patrimonio simbólico e histórico de Lula salió intacto de las manos de los justicieros de Curitiba & Co. Es un patrimonio a preservar para el futuro. Sería un error desperdiciarlo, usándolo instrumentalmente para indicar nuevos candidatos. Una cosa es el candidato Lula; otra, muy diferente, son los candidatos de Lula. Lula se equivocó muchas veces y los nombramientos para el Supremo Tribunal Federal así lo están mostrando. La unidad de las fuerzas de izquierda debe ser pragmática, pero basada en principios y compromisos detallados. Pragmática, porque lo que está en juego es algo básico: la supervivencia de la democracia. Pero con principios y compromisos, porque el tiempo de los cheques en blanco le causó mucho mal al país en todos estos años. Sé que, para algunas fuerzas, la política de clase debe ser privilegiada, mientras que, para otras, las políticas de inclusión deben ser más amplias y diversas. La verdad es que la sociedad brasileña es una sociedad capitalista, racista y sexista. Y es extremadamente desigual y violenta. Entre 2012 y 2016 fueron asesinadas más personas en Brasil que en Siria (279 mil contra 256 mil), a pesar de que el país asiático estaba en guerra y Brasil, en “paz”. La izquierda que piensa que sólo existe la política de clase está equivocada, la que piensa que no hay política de clase está desarmada.

(*) Doctor en Sociología del Derecho; profesor de las universidades de Coimbra y Wisconsin-Madison


DE “NAZIS” PERONISTA y HÉROES NACIONALES NORTEAMERICANOS

10 octubre 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO; historia internacional; de nuestra redacción

Captura de pantalla 2017-10-09 a la(s) 19.36.46

pedro-del-arrabal-3

Por Pedro del Arrabal

Entre los tantos mitos que se crearon alrededor de Perón y el peronismo, uno de ellos fue su supuesta simpatía por el régimen nazi.

Ya que estamos en tiempos de actualización terminológica podríamos decir que estamos hablando de una posverdad instalada por los imperios norteamericano e ingles para un “régimen” que atentaba pura y exclusivamente contra los intereses económicos que ambos tenían en la región; o sea no se trataba de un cuestión ideológica sino de “mangos” a través de la ciencia y la tecnología para construir y consolidar su poder bélico.

Hasta el “socialista vernáculo” Norteamerico Ghioldi no dudó en encolumnarse bajo las órdenes del embajador norteamericano Braden en aquella marcha “democrática” donde incluídos los dirigentes del Partido Comunista Argentino estaban en ella. Luego y bajo la batuta del representante del imperio en argentina, los “anti imperialitas” locales conformaron la Unión Democrática por la Libertad contra el Nazifascismo. Aquella marcha se realizó el 19 de septiembre de 1945.

Sin embargo la cruda realidad se da de bruces contra aquella posverdad mediáticamente instalada desde aquellos años por los muchachos cipayos de la prensa, que trabajaron –y trabajan- para los intereses oligárquicos aliados a los imperiales.

Veamos:

La Operación Paperclip (originalmente Operación Overcast) llevada adelante por Agencia de Objetivos de Inteligencia (Joint Intelligence Objectives Agency) que dependía directamente del Departamento de Estado norteamericano muestra claramente –y nunca fue desmentido- que los yanquis no eran estúpidos a la hora de sacar ventajas del segundo conflicto bélico mundial. Los ruso por su parte con su “Operación Osoaviakhim” hicieron lo mismo.

Según lo que cuenta la periodista de investigación norteamericana, Annie Jacobsen, en su libro “Operación Paperclip” publicado en febrero del 2014 parece ser que, tanto el naciente imperialismo soviético como el ya consolidado norteamericano no se andaban con chiquitas a la hora de sacar provecho de la inteligencia y el desarrollo técnico científicos que hombres ligados al régimen nazi habían logrado. Solo acá esa actitud era repudiable y servía para demonizar al peronismo con su asociación a lo peor de aquel nefasto régimen.

Por una cuestión de ética y coherencia ideológica por lo menos los soviéticos, luego de extraerles todos los conocimientos y sin dejar de tratarlos como ciudadanos de segunda, los devolvieron a Alemania para que fueran juzgados. En cambio los 1600 científicos nazi que secuestraron los yanquis, luego de cambiarles los antecedentes, los distribuyeron en las distintas casas de altos estudios y academias militares norteamericanas vendiéndolos como “buenos científicos”, pese a la oposición de Albert Einstein y Eleanor Roosevelt.

Captura de pantalla 2017-10-09 a la(s) 21.22.01

Veamos algunos ejemplos: Wernher von Braun, miembro del partido nazi y de las SS, fue el responsable del diseño de las bombas-cohete V2, terminó a cargo de todas las experiencia aeroespaciales del gigante del norte que desembocaron en el programa Apolo que llevó al hombre a la luna. Estuvo a punto de ser condecorado con la Medalla Presidencial de la Libertad.

Otros 2 de los nazi fueron Arthur Rudolph y Walter Dornberger ambos vinculados al proyecto de cohetería del “Tercer Reich” que manejaba Braun; el primero responsable del trabajo esclavo al que sometieron a 20.000 personas para dicho proyecto y terminó trabajando para el programa de la NASA. Y si seguimos con los datos que tira dicha publicación aparecen nombre como el de Otto Ambros –el químico preferido de don Adolf, inventor del gas sarín quién termino trabajando para el Departamento de Energía norteamericano; Siegfried Knemeyer que terminó trabajando para la Fuerza Aérea yanquis; el oficial de las SS Kurt Debus que dirigió el dirigió el JFK Space Center; hasta Theodor Benzinger el The New York Times lo alababa por sus logros como científico, al servicio de la Marina estadounidense.

Independientemente de horror que significó el régimen Nazi con todas sus atrocidades y crímenes de lesa humanidad cometidos durante su estada en el poder,  por lo visto los “nazi” son más nazi si se lo vincula al peonismo pero no lo son tanto si sirven a los intereses imperiales; las lamentables pero viejas-nuevas “posverdades”.


EL VIEJO Y TRADICIONAL ESPEJO

31 julio 2017

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política y educación.

“Se es liberal, marxista o nacionalista partiendo del supuesto que el país debe adoptar el liberalismo, el socialismo, o el nacionalismo (y ahora el “socialismo capitalista”(¿?), de creación de don Martí) y adaptarse a él, partiendo del supuesto doctrinario importado, reproduciéndolo y forzando a la naturaleza a condicionarse a él.”

Arturo Jauretche

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

La lectura de la nota titulada “Populismo vs. Estado de bienestar” (que podrán leer de manera completa al final de este texto) que en su habitual columna “Hablemos de educación” el Lic. Martí publicó en el matutino EL ESQUIÚ el día lunes 24/07/2017, generaron en mi algunas preocupaciones que no puedo pasar por alto por dos motivos:

1) La responsabilidad que conlleva construir un texto con valor pedagógico utilizando un medio de comunicación (sabiéndolo “formador de opinión”) para su difusión y…

2) La peligrosa confusión conceptual que tiene su autor respecto de varias cuestiones que intentó desplegar en lo que yo definiría como una disquisición de tipo ideológica en relación a nuestra política que cayó en la volteada dentro de su análisis sobre los populismos latinoamericanos.

De todos modos debo reconocer que independientemente de lo señalado anteriormente resulta interesante el texto porque sirve a los fines de desmitificar ciertos relatos, todo dentro de un sano intercambio democrático ya que estamos en las antípodas en materia ideológica, en mi caso claramente identificable ya que no escondo mi pertenencia al ideario popular (me niego a ser populista) peronista; o sea, para un “intelectual académico reaccionariamente antiperonista” vengo a ser una especie de “nipo-nazi-falange-fascista” jauretcheano (una especie de “trensubtemetrocleta” pero… populista).

Difiero en lo sustancial con el contenido del escrito de marras, aunque debo elogiar ese reconocimiento que hace de los desastres sociales causados en todo el mundo por el liberalismo pero… ¿hasta ahí llego su amor?. ¿Y del neoliberalismo qué? Entonces y con el mismo derecho quiero hacer público algo que me atañe señalar en términos políticos –la educación es un hecho político en si mismo- por ser, primero ex docente y segundo pedagogo responsable dentro del concepto Freireano de educación permanente. Además soy un lector compulsivo por avidez intelectual y defecto profesional (soy periodista) algo que me lleva, entre otras publicaciones, a ser otro lector de los muchos que seguramente tiene ese matutino.

Por las diferente colaboraciones en materia de notas de opinión que en diversas ocasiones y a lo largo de los últimos 4 años realicé para EL ESQUIU.COM, cualquier lector sabe desde qué lugar y posición político-ideológica expreso y escribo. Yo desconozco la del Sr. Martí.

MARTI 1

Hecha esta aclaración me interno Jauretchanamente en el Texto del Lic. Rubén David Martí, que según reza su curriculum es rector de la Universidad Fasta (que en realidad es un instituto de estudios superiores confesional privado subsidiado por el Estado) que funciona en el tradicional Colegio del Huerto de esta capital catamarqueña. Además dice dicho curriculum que es Lic. En Ciencias Políticas y que estudió Ciencias de la Educación en Chile.

Resulta muy interesante cotejar su más que notable admiración por la cultura nórdica (cabe aclarar para cualquier desprevenido que la cultura nórdica tuvo y tiene fuerte influencia anglosajona; o sea influencia de los “bárbaros” de la historia antigua según lo definieron los prohombre de la cuna de la cultura que fue “latina” y estuvo ubicada en el sur de Europa –Grecia y Roma-) resaltada en la primera parte del texto (Suecia, Dinamarca, Finlandia, Noruega e Islandia) tan contrastante con su marcado despreció por los “populismos” latinoamericanos como supuestas réplicas –según él- de los populismo latinos de Europa (los ubica y señala puntualmente: España, Italia y Grecia casi al final del texto y no creo por casualidad).

Esto, en mi modesto entender, pone de manifiesto una determinada formación –o colonización cultural para ser más preciso- y un interés de su parte por diferenciarse de manera mitro-marxisticamente de todo aquello que tenga olor a “latino”. Esta identificación anglófila es recurrente en todos sus escritos y para nada es reprochable. Lo grave es venderlo como panacea.

En términos genealógico resulta un tanto ilógico ese desprecio ya que por apellido queda claro que el origen de sus ancestros es español y no anglosajón (El origen del apellido Martí se lo puede ubicar en Aragón, o en Cataluña, en el Levante; o en Valencia, Alicante o Castellón); pero resulta totalmente comprensible si hablamos en términos culturales y más cuando se trata de “academicismo” argentino.

Pero veamos.

MARTÍ 2

Dice Martí: Sin querer hacer un análisis histórico de cada uno de estos sistemas”…   para dos renglones más abajo señalar a la hora de considerar como única opción (obviamente se refiere al populismo y dicho esto dentro de lo que podría llamarse “campaña política encubierta para el FCyS-Cambiemos”) las políticas aplicadas en nuestro país y en nuestra provincia desde hace décadas”. Por empezar un Estado de bienestar no es un sistema en si mismo sino, y en todo caso, el producto de la aplicación de un sistema político. Por otro lado hacer la salvedad de no querer hacer análisis histórico para luego sentenciar sobre una política aplicada por décadas suena a un neologismo más próximo a un raro oxImoron ya que hablar de décadas implica mínimamente un análisis histórico.

Evidentemente el autor desnuda cierto temor por incursionar en determinada historia que nunca fue aséptica ni asexuada y menos aún apolítica. Para eso recurre a ciertos eufemismos. Es clara su intensión de restarle los marcados componentes ideológicos que tuvieron todos los acontecimientos a lo largo de la existencia del hombre.

Estado de Bienestar no es lo mismo que Estado Benefactor aunque desde diversas “escuela de pensamiento político” hayan logrado fundir lo liberal con lo socialdemócrata, el socialcristianismo y el keynesianismo dentro de las Ciencias Política para luego venderlo como un producto terminado a los fines que se lo estudie en ámbitos “académicos”, incluidos los católicos.

Tomar como ejemplo los estados nórdico europeos para una elucubración política con fines de traspolación resulta por lo menos errónea básicamente porque desnuda un profundo desconocimiento de la idiosincrasia del ser latinoamericano en lo sustancial por un lado, porque ninguna historia se repite con iguales características por cuestiones de tiempo, formas y circunstancias (salvo en nuestro país donde la oligarquía nativa con fuerte identificación no por “casualidad” con lo anglosajón –“civilización”-, viene triunfando en materia cultural por no haber perdido nunca el manejo de los resortes educativos, desde Caseros -1852- en adelante) por el otro, y por ultimo porque resulta disparatado comparar valores culturales, modos de ver y concebir la vida, esa cosmovisión que lleva a definir qué se entiende por bienestar tanto social como educativo en un poblador por ejemplo de Hualfín, o Singuil, del propio Villa Cubas de esta capital provincial; o de Charata del Chaco, Añatuya de Santiago del Estero o de Las Plumas de Chubut (que entre ellos ya hay notables diferencias) con los valores que pueden llegar a tener los Sueco de Estocolmo, Gotemburgo o Upsala, o los dinamarqueses de Odense, Copenhague o Arhus.

Suena como muy disparatado!!!      

A continuación y con el subtítulo de “Populismos Latinoamericanos” destaca que dicho sistema fue practicado tanto por partidos de derecha, izquierda y centro; sin dar ningún ejemplo que sustente tamaña teoría.

Si no fuera porque suena a otro oximorón pero esta vez de tipo ideológico referirse a “populismo de derecha”, yo podría inferir sin temor a equivocarme, cierta intencionalidad antiperonista, de esa que está muy presente –pero a esta altura ya desactualizada- en los que no pocos denominamos “psico-bolchaje” vernáculo. A menos que identifique al “menemismo” –que no fue peronismo- dentro de esa categoría. Además conozco a muchos pensadores de izquierda y no pocos de ellos me honraron y honran con su amistad, tal el Caso de Abelardo Ramos, Spilimbergo, Hernández Arregui, Puiggros, Norberto Galasso y pensadores nacionales como el propio Jauretche, José María Rosas, Methol Ferrer, Fermin Chaves, Osvaldo Guclielmino, José Pepe Muños Azpiri, y mi maestro, el pedagogo Gustavo F.J. Cirigliano, y jamás los escuche referirse a un “populismo de derecha” en América Latina. Un descubrimiento “categórico” hecho por don Martí que parece tardío por lo fuera de tiempo.

Pero continuando con lo ideológico, la pregunta cae de maduro: para don Martí ¿fueron partidos populista de izquierda los que encabezaron Augusto Cesar Sandino en Nicaragua, Velazco Alvarado en Perú, Torrijo en Panamá, y mas recientemente el Castrismo en Cuba, el Sandinismo, El Chavismo, el Kirchnerismo, el Lulismo, el Correismo ecuatoriano, el de Evo en Bolivia, el Lugoismo Paraguayo o el Mujicaismo uruguayo?

Siguiendo su línea analítica lo podría ayudar con los ejemplos de populismo de centro. Para no irnos muy lejos… ¿Sergio Massa por casualidad? Es el caso más claro de populismo de centro según su caracterización.  Por su hibridez ideológica, Massa es el que más se aproximaría en tanto usa las necesidades de los más desprotegidos para sus fines políticos que en este caso coincide con su apreciación que sostiene que: “El líder se convierte en el defensor de los más pobres y realiza un pacto tácito con ellos para sostener la lucha por sus derechos y el bienestar”. Lamentablemente Massa no es popular, ; no lo veo defendiendo los intereses del pueblo; con solo avalar   el endeudamiento externo Macrista ya no puede ser popular. Digo esto porque cabe aclarar que Popular: es lo que pertenece al pueblo (comunidad o grupo mayoritario) o tiene su origen en él. En cambio Populismo es una simple tendencia política que usa las necesidades del pueblo para otros fines.

Ahora bien y siguiendo con el texto de Martí, sería muy poco serio de mi parte contra argumentar el rescate que él hace de los dichos de la politóloga Gloria Álvarez: “El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica para sostener su existencia” para refrendar su teoría critica del populismo, con ideas extraídas de libros escritos por Sandra Russo o Gabriela Cerruti (que comparados con las definiciones de la “tilinga medio pelo” Alvarez –simple operadora mediática de la derecha centroamericana al servicio de espurios intereses norteamericanos-, pasarían a ser -y  de manera graciosa- importantes “Tratados Políticos”). Seguramente, y de hacer eso, nadie me tomaría en serio. Es más, no pocos me dirían “Martinez, que chistes de mal gusto su refutación basado en semejante fuentes.” En términos comparativos sería discutir sobre historia –en serio- con un interlocutor formado por libros escritos por Lanata o Majul, o las editoriales de los Leucos, Bonelli, Van der Koy, Blanck o Joaquin Morales Sola. Poco serio para un rescatador del “Estado de Bienestar” de los países nórdicos.     

Se torna menos serio aun utilizar como argumento ejemplificador de su “tesis” lo siguiente: Es común escuchar a estos los líderes en sus discursos acusar a distintos sectores por la pobreza de la nación. Ellos son: los empresarios, los organismos internacionales, los medios de comunicación o la oligarquía del campo. Esta dialéctica es clave para generar la confianza; la opción de fe necesaria para justificar ante el electorado la corrupción estatal”.

CRONICA

 

Bastaría que don Martí se respondiera las siguientes preguntas: “¿Por qué las cuentas públicas deben y son abiertas y las privadas no? ¿Hay algo que ocultar? ¿Por qué el privado puede hacer lo que quiere con la plata del Estado? ¿No deberían ser objeto de los mismos controles que le caben al Estado, sobre todo cuando dichas empresas hacen negocios con él? Es lo más lógico toda vez que el dinero es público y las obras, como sabemos, las pagamos todos.”(*),  para entender que el origen de la corrupción estatal parte de la avidez de los grandes grupos privados por hacer negocios con el Estado que es plata segura y más rentable incluso sin trabajar ni invertir nada en tanto hasta suelen tercerizar obras y servicios dedicando los ingresos sacados a ese Estado a buscar mejores ganancias a través de la timba financiera. Si Báez y López son corruptos… Odebretch, IECSA, Calcaterra, la Flia Macri (empresarios todos) ¿Qué son? ¿Quién corrompió a Lopecito? Como dice por ahí algún portal con razonamientos que más que confiables se aproximan y mucho al sentido común: “Si López se quedó con 8 palitos verdes, seguramente los que se lo dieron se deben haber quedado con esos 8 multiplicados por 10 o 100”.  

Más grave aún es disfrazar un  relato que intenta ser crítico del populismo con argumentos que por reiterados no son más que  fieles y respetuosos  del relato PRO_CAMBIEMOS que recitan sus acompañantes mediáticos, o sea: “La Nación dixit, Clarín dixit, TN dixit, o Lanata dixit”, como por ejemplo -y siguiendo la línea del relato “PRO- oficialista” de la “pesada herencia”-: “Aumentan (los “populistas”) el gasto público generando déficit fiscal, ocultan los datos reales para esconder la verdad; luego de esto el Estado, lógicamente, hace crisis, la economía comienza a mostrar el deterioro: inflación, estancamiento y desempleo. Los servicios públicos son cada vez peores;  el transporte, la  salud y educación. Para sostener el empleo se cierran las importaciones y se controla en valor del dólar, los precios y tarifas. Luego aparece el desabastecimiento, el descontento social. Pero el líder populista defiende el planteo ideológico que lo sostuvo en el poder. La culpa de todos los males la tienen los oligarcas y los empresarios que concentran todo el dinero con la ayuda de los EE.UU.; pero jamás se escuchará al líder arrepentirse de algo o reconocer un error.  Como un semidiós, nunca se equivoca.”

No se me ocurre pensar que esto lo escribió por la Gestión Macri…  ¿O sí? Pregunto porque en un año y medio de gestión CAMBIEMOS-EMPRESARIAL  se incrementó el endeudamiento externo a niveles nunca antes conocidos comprometiendo el destino de las generaciones futuras que Martí rescata al final de su texto como: “la materia prima: el argentino que quiere una nación próspera para sus hijos.” . En el último año y medio se aumentó el gasto público (más selectivo desde ya al haber eliminado la “grasa militante” para brindar sueldos mas altos a los “acompañantes aplaudidores” del cambio), se duplico el déficit fiscal, el INDEC es más mentiroso que el anterior del propio Moreno, la crisis económica es mucho más profunda,  con una inflación en el primer año de mandato -2016- que estuvo por encima de la gestión anterior tan criticada. No creo sea necesario recordarle al Sr. Martí que inflación viene del griego “inflatio= inflar, aumentar precios”; o sea, todo proceso inflacionario parte de una decisión política privada que, entre otros factores, actúa buscando mayor rentabilidad en el menor tiempo posible, y no como se la quiere vender asociada únicamente a la emisión monetaria que en materia de circulante también es controlada en nuestro país por las entidades financieras quitándolo de circulación para retornarlo en forma de “prestamos” con alta tasas de interés ya que muchas de esas “entidades” son los nuevos brazos de los monopolios formadores de precios.  La emisión es solo consecuencia de esa maniobra política privada con la cual el Estado busca atenuar sus efectos negativos en la población y que muy bien los detalla Martí pero… corriendo a los responsables reales de la escena del crimen y del hecho criminal.

Evidentemente el retroceso del índice inflacionario a costa del bajo consumo que logra el enfriamiento de la economía en razón del incremento de la desocupación,  herramienta generadora de necesidades que no pueden ser cubiertas y que habilita la  rebaja salarial para conseguir el mínimo sustento, con sus consecuencias de miseria y hambre con el solo fin que los “números cierren”, es lo que lo tranquilizaría al Sr. Martí. Pero las personas no son números y sus necesidades menos. En ese caso, y como ya lo explique en otra oportunidad, la exactitud matemática también es manipulable según sean los fines. Además ni Suecia ni Dinamarca ni Islandia son la panacea que pretende presentar Martí como modelos a seguir, y luego demostraré porqué.

Pero Martí llega al paroxismo cuando manifiesta: “Sólo hay que observar los indicadores mundiales para advertir que donde se practica el Estado de bienestar tienen los mejores índices de educación, desarrollo humano, economía, competitividad, derechos civiles y calidad de vida. Estos países son mucho más limitados (en cuanto a recursos naturales) que la Argentina, sin embargo han logrado sostener en el tiempo un sistema que les ha permitido ser referentes en el mundo.” Podríamos definirlo como un Estado socialista que se desarrolla en una economía capitalista y que asegura el buen vivir de sus ciudadanos. Esta es una aparente contradicción, pero lo cierto es que han demostrado que no es incompatible un Estado activo y presente con la economía de mercado. El Estado interviene en los desajustes económicos evitando la concentración del dinero, distribuyendo equitativamente los beneficios, cobrando impuestos progresivos, asegurando la libertad individual y la igualdad ante la ley, haciendo respetar las instituciones del Estado. 
A Martí solo le faltaría un pequeño detalle para redondear su propuesta; porque estamos en Argentina. Ese detalle es preguntarle al propio Macri, a Magnetto o a  Bulgheroni, a Perez Compac, a Roca, o a los Eskenazi, a Ratazzi,  a Eurnekian, o a Cartellone, Wagner, al Presidente de la S.R., o Rovella Carranza, etc, etc…. al poder económico real  ¿Qué opinan muchachos de mi propuesta socialista-capitalista? Simplemente eso.  

En otro aspecto resulta más que extraño que no se percate que la propia Institución que el dirige está subvencionada por el Estado corrupto que él se encarga de denostar en su articulo(1). Además no debería  olvidar que para dicha entidad el conocimiento es una mercancía cuyo costo debe pagar cualquier estudiante para acceder a él; o sea un “negocio” altamente lucrativo en términos privados gracias a la manito que le “da” el Estado corrupto. ¡Son las leyes del mercado ¿no don Martí?! ¿Cómo se compatibilizaría esa ventajosa situación con su Estado “socialista-capitalista”?

En cuanto a los países “modelos” elegidos por Martí y para poner al lector en tema solo agregaría las siguientes tres “grageas”:

Suecia: Un país un poco más grande que la Pcia. de Bs. As. pero con 6,5 millones de habitantes menos que el actual feudo de la Sra. Vidal. Con una economía hoy en crisis por las olas de migrantes de la propia Europa y el cercano oriente, que harán que en 10 o 15 años los suecos sean una minoría en su propio país. (Le pregunto a don Marti, ¿deberiamos volvernos más xenófobos de lo que actualmente somos -algo que  intenta inculcar el Macrismo- como ya está pasando en Suecia para emularlos, pero en nuestro caso con los hermanos latinoamericanos?)  Con una economía que se asienta en las exportaciones y en tres grandes multinacionales  -Ericsson, Volvo y Astra- pero con conciencia nacional en contra posición con los empresarios argentinos con conciencia “bolsillesca”;  y con una legislación social de avanzada dónde hasta el consumo de droga es legal y se goza del derecho a morir intoxicado por ella, algo que lógicamente  bajó el índice de criminalidad.

Dinamarca: Con una superficie equivalente a menos de la mitad de la superficie de nuestra Catamarca pero con una población de casi 6 millones de habitantes lo que hace que el 33 % de la población activa esté ocupada en el sector publico (en nuestro país la prensa habla del gasto improductivo que significa la “burocracia estatal” que solo insume apenas el 10 % de la población activa). País que cuenta con jornadas laborales de 37 horas semanales y 5 semanas de vacaciones que ahora las propias empresas piensan estirar a 6; con  la posibilidad de jubilarse a los 62 años, algo impensado en el presente y futuro argentino de continuar Macrilandia.

Islandia: Una isla volcánica de 103 mil Km cuadrados y 300 mil habitantes con una economía endeble que está tratando de salir de una crisis muy similar a la que dejo el menemismo en nuestro país. Todo se remonta al 2008, cuando el gobierno islandés se encontró en medio de una crisis financiera que llevó a los principales bancos del país a la quiebra, algo que hizo tambalear  su moneda y  lanzó a las calles a miles de sus ciudadanos en manifestaciones multitudinarias.

Islandia optó por juzgar a los implicados en la burbuja financiera. Como ejemplo están los ejecutivos del banco Kaupthing, entre los que destaca el ex director ejecutivo Hreidar Mar Sigurdsson, que fueron condenados a penas de entre cuatro y cinco años de prisión acusados de manipulación del mercado. También fue juzgado Geir Haarde, primer ministro entre 2006 y 2009, al que se le achacó no haber realizado reuniones de gabinete ante cuestiones de estado importantes -si bien no fue condenado. Pero no todo ha salido como los islandeses esperaban: instancias superiores de justicia han desestimado otros casos, rebajando e incluso eliminando las penas.

Pregunta ¿La justicia de Islandia siguió el ejemplo argentino de Bonadío y la actual Corte Suprema Argentina?  o fue al revés!!!

Como ejemplos a seguir por  Argentina no creo que le sirvan ni sean del agrado de nuestra oligarquía ni para los impolutos empresarios argentinos que según don Martí parecerían ser  “Carmelitos descalzos” en materia de desprendimiento empresarial; menos para los intereses norteamericanos.

Por eso no creo en este tipo de  textos plagados de buenas y “extrañas” intenciones asentadas en dudosos modelos foráneos.

Gracias Jauretche por abrirme los ojos; algo que la educación formal no hizo ni hace: pensar en argentino y latinoamericano.

Notas:

(*)(Juan Salina-MISTERIOS REVELABLES- http://pajarorojo.comar/?p=34776 )

(1)Vinculado con eso, el porcentaje de escuelas privadas que reciben el aporte del Estado es, en Catamarca, del 70%. Catamarca, particularmente, aumentó el porcentaje de gasto (para ser más suave yo lo llamaría inversión del Estado) por alumno en un 136,9%, en el período 1994-2005, (Fuente: El Ancasti-18/10/2008- datos que extrajo de un informe del CIPPEC –Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento-)

LA NOTA DE MARRAS:

MARTÍ 0

HABLEMOS DE EDUCACIÓN

Populismo vs. Estado de bienestar

Sin querer hacer un análisis histórico de cada uno de estos sistemas políticos, intentaré aclarar ciertas confusiones que se presentan a la hora de considerar como única opción las políticas aplicadas en nuestro país y en nuestra provincia desde hace décadas.
Cada uno de estos sistemas nace como consecuencia del implacable impacto social dejado por el liberalismo político y la ausencia del Estado en el resguardo de los derechos más elementales del ciudadano. Desde entonces hay una necesaria revisión del rol del Estado en la sociedad para lograr justicia social, participación política, desarrollo humano y atención de los derechos de los trabajadores. 
En la mayoría de los países latinoamericanos han desarrollado el populismo. Parte de Europa con los países nórdicos, Suecia, Dinamarca, Finlandia, Noruega e Islandia; pusieron en práctica el llamado Estado de bienestar o Estado benefactor. Sintéticamente haré un simple enunciado de las características de cada uno de estos sistemas.

Populismo Latinoamericano
Cabe destacar que el populismo ha sido practicado por partidos de derecha, izquierda o centro y se ha convertido en una suerte de maquinaria para hacerse del poder, sostenerse, acrecentarlo y perpetuarse.
Si nos concentramos en el discurso y el dato de la realidad, nos vamos a encontrar con lo siguiente:
El líder se convierte en el defensor de los más pobres y realiza un pacto tácito con ellos para sostener la lucha por sus derechos y el bienestar, pero lo cierto es que los índices de pobreza en donde se han practicado estos sistemas han empeorado, han crecido o multiplicado. Al decir de la politóloga Gloria Álvarez: “El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica para sostener su existencia”. 
Es común escuchar a estos los líderes en sus discursos acusar a distintos sectores por la pobreza de la nación. Ellos son: los empresarios, los organismos internacionales, los medios de comunicación o la oligarquía del campo. Esta dialéctica es clave para generar la confianza; la opción de fe necesaria para justificar ante el electorado la corrupción estatal y la destrucción de los poderes del sistema republicano, porque todo se hace en nombre del pueblo. Aunque en el discurso se destaque la democracia, lo cierto es que lo único democrático es la forma de llegar al poder. Luego de eso, es una permanente apropiación de los poderes del Estado para beneficio personal y sectorial, utilizándolo para cobijar al aparato partidario, llenándolo de empleados públicos improductivos que sólo se dedican a la política. Aumentan el gasto público generando déficit fiscal, ocultan los datos reales para esconder la verdad; luego de esto el Estado, lógicamente, hace crisis, la economía comienza a mostrar el deterioro: inflación, estancamiento y desempleo. Los servicios públicos son cada vez peores;  el transporte, la  salud y educación. 
Para sostener el empleo se cierran las importaciones y se controla en valor del dólar, los precios y tarifas. Luego aparece el desabastecimiento, el descontento social. Pero el líder populista defiende el planteo ideológico que lo sostuvo en el poder. La culpa de todos los males la tienen los oligarcas y los empresarios que concentran todo el dinero con la ayuda de los EE.UU.; pero jamás se escuchará al líder arrepentirse de algo o reconocer un error.  Como un semidiós, nunca se equivoca.

Estado de bienestar
Sólo hay que observar los indicadores mundiales para advertir que donde se practica el Estado de bienestar tienen los mejores índices de educación, desarrollo humano, economía, competitividad, derechos civiles y calidad de vida. Estos países son mucho más limitados (en cuanto a recursos naturales) que la Argentina, sin embargo han logrado sostener en el tiempo un sistema que les ha permitido ser referentes en el mundo. 
El Estado asegura la equidad y justicia social interviniendo en la vida del ciudadano procurando el bienestar a través de los servicios como educación, transporte, salud, generando una red de contención para que nadie quede excluido. Podríamos definirlo como un Estado socialista que se desarrolla en una economía capitalista y que asegura el buen vivir de sus ciudadanos. Esta es una aparente contradicción, pero lo cierto es que han demostrado que no es incompatible un Estado activo y presente con la economía de mercado. El Estado interviene en los desajustes económicos evitando la concentración del dinero, distribuyendo equitativamente los beneficios, cobrando impuestos progresivos, asegurando la libertad individual y la igualdad ante la ley, haciendo respetar las instituciones del Estado. 
Los líderes políticos, sindicales y empresariales tienen una enorme vocación para la convivencia demostrado esto en la diversidad de ideologías que existen en los parlamentos. Saben que el ciudadano no arriesga el Estado de bienestar, por tanto son muy cuidadosos de los resultados y de los recursos del Estado.
Noruega, Dinamarca y Suecia gozan de índices de criminalidad sorprendentemente bajos y una envidiable esperanza de vida. Sin lugar a dudas, se trata de países sumamente prósperos, donde las personas pueden gozar de un grado mayor de libertad y al mismo tiempo de bienestar. Pero ¿cómo esta fría y poco fértil península ubicada entre el mar Noruego y el mar Báltico pudo convertirse en un verdadero ejemplo del bienestar?
Muchos dirán que no tengo en cuenta que estos países tienen una historia institucional distinta, una población homogénea, elevados niveles de confianza, participación cívica, cohesión social, responsabilidad individual, valores familiares y sobre todo una fuerte ética del trabajo. La inobservancia de estos elementos esenciales que anteceden al Estado de bienestar podría hacerme cometer un grave error. Pero lo cierto es que las ideas políticas y los procesos nunca fueron estáticos y jamás quedaron en un lugar, por el contario se expandieron y en algunos casos llegaron a todos lados. Así como el populismo no es exclusivo de Latinoamérica y hay fuerzas políticas que los representan en España, Italia y Grecia, de igual modo pasa en nuestra nación con el sistema del Estado de bienestar. Confío que nuestro país pueda dar un salto cualitativo en lo institucional para salir del estancamiento crónico, la decadencia moral y la política de la dádiva para ingresar en la etapa del crecimiento y desarrollo. Para ello hay que votar con la razón y no por la tradición o el sentimiento apasionado que los líderes mesiánicos siempre estimulan.
Tenemos la materia prima: el argentino que quiere una nación próspera para sus hijos.

Lic. Rubén David Martí
martiruben@msn.com
https://www.facebook.com/Lic-Ruben-David-Marti-1249940738425522/