17 de octubre, pueblo y peronismo; destino histórico común para nuestra PATRIA.

17 octubre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, historia y política; de nuestra redacción

Captura de pantalla 2019-10-16 a la(s) 16.12.49

“Siento deseos irrefrenables  de quemar mi vida,

si quemándola pudiera alumbrar el camino de 

la felicidad del pueblo argentino”

Eva Perón

V.L.M. 10

Por Victor Leopoldo Martinez.

Mucho se ha dicho y se ha escrito sobre aquella magna fecha. Tampoco fueron pocos los que se arrogaron la paternidad de la histórica gesta; ni faltó quien lo consideró un “hecho casual y fortuito” (Ricardo Forster-Catamarca julio del 2014). Pero es en el penúltimo señalamiento donde quiero detenerme; la cuestión paternidad.

Encuentro en este tema la razón de ser de esa nueva Argentina que re-nació aquel día en medio de un padecimiento popular por el destino final de esa esperanza que comenzó a tomar forma definitiva dos años antes en vientre materno de un bello lugar con nombre de mujer: Argentina. A partir de esa comunión amorosa entre un Secretario de Trabajo y Previsión (un nombre que lo inventó su gestor, el entonces Coronel Perón) y esa masa sudorosa llamada “clase trabajadora”, comenzó a gestarse un nuevo país para bien de su pueblo que como sociedad pasó a ser protagonista y le imprimió un giro 180º a su destino  cambiando la dirección de la historia nacional.

¡Claro que el 17 de octubre de 1945 es el momento bisagra en nuestra historia!

Perón le dio entidad y protagonismo político a la clase trabajadora y fueron los trabajadores, de la mano de Perón y Evita, los que mostraron al mundo que era posible una sociedad con justicia social.

Esa esperanza no podía frustrase. Los momentos previos se los vivió con esa mezcla de angustia, dolor y pasión que solo los hombres y mujeres de pueblo, los trabajadores pueden sentir y experimentar frente a una PATRIA parturienta, según el decir de don Arturo Jauretche.

Y… Sí! La paternidad del 17 de octubre de 1945 tiene nombre y apellido: Pueblo Argentino; pueblo patriota. Como antes, como siempre, fueron esos “don nadie” los que decidieron ganar la calle para no perder la dignidad que apenas dos años antes habían comenzado a sentirla en carne propia, a experimentarla de manera gratificante en su hasta ese momento maltratada humanidad.

Salieron a la calle a pedir por aquel que los había dignificado, por el que los sacó de ser esos “don nadie” para pasar a ser trabajadores con vida digna. Siempre fueron agradecidos. Siempre devolvieron AMOR Y LUCHA a los que les entregaron AMOR. De ahí ese eterno y agradecido AMOR por Perón y Eva Perón.  

Pero además las masas obreras movilizadas aquel día se sentían poseedores de un mandato cuasi místico venido de los tiempos, de otras tantas gestas de un pasado que muy pocos conocían pero que lo intuían como grande y glorioso.

Por eso el 17 de octubre fue un hecho revolucionario; a pesar de todas los pueriles argumentos utilizados por la “Intelligentzia progre” y los colonizados mentales vernáculos para menoscabarlo cuando intentaron -y lo siguen haciendo- analizar de manera “sesuda y objetiva” la veracidad de los hechos y si el “cuento” de esos hechos se ajustaba –o no- en términos cronológicos; veracidad y cronología que exigían los textos de historia de Ibáñez en el secundario.

Es en esto donde seguramente encontraremos las razones de esa suerte pendular que tiene a maltraer la posibilidad siempre latente de ser una gran nación. Una cuestión histórica lamentablemente nunca saldada porque tanto la cultura como la educación siempre estuvieron en las manos oligárquicas y reaccionarias de un sector esencialmente ignorante. Con sus “academias”, la oligarquía junto a la “Intelligentzia de esa izquierda cipaya”, consiguieron controlar los contenidos a enseñar y fijaron los valores culturales a consumir por ese bruto pueblo que ellos creían debía salir de su barbarie para entrar en la “civilización”. Tomaron para eso modelos importados, en más de una ocasión de manera equivocada. De “Tiranos” trataron a Rosas, a Yrigoyen y a Perón,; lo hicieron con el solo objetivo de “demonizarlos” frente a la “opinión pública”.

Captura de pantalla 2019-10-16 a la(s) 16.15.19

Lamentablemente para ellos la historia, la verdadera historia de esta PATRIA fue forjada y construida por los de siempre; los de abajo; los grasitas, los “cabezas”, esos laburantes que poligrillos de clase media llaman “la negrada de mierda”. ¡Siempre los mismos! Los que pelearon por ser libre y liberar al resto de los hermanos americanos junto a San Martín, Belgrano, Dorrego y Artigas; los que pelearon junto al gaucho Rivero en el “30” del siglo XIX para recuperar de manos de la piratería inglesa nuestras Malvinas; los que pelearon en la Vuelta de Obligado junto Mansilla enfrentado a la flota anglo-francesa;  los que pelearon junto a Peñaloza y Varela enfrentado el despotismo cipayo mitro-sarmientino; los que pelearon junto a López Jordán; los que se negaron -entendiendo las razones de F. Varela- a ser asesinos de nuestros hermanos paraguayos en aquella guerra de la triple infamia mitrista; los que acompañaron a los hermanos Hernández en aquella defensa de Paysandú que llevaba adelante heroicamente el patriota latinoamericano Leandro Gómez; los que no le fallaron al “peludo” Yrigoyen en el “16” del siglo pasado, los que sufrieron las persecuciones y asesinatos en nuestra Patagonia en el “20” del mismo siglo, en la Forestal Chaqueña y en la semana trágica de los talleres Vasena. Los que padecieron las miserables condiciones laborales impuestas por la primera década infame. Siempre los de abajo; el pueblo, el verdadero y único pueblo. Siempre el pueblo poniendo el lomo. Y lo hizo una vez más el 17 de octubre de 1945.

No por casualidad la palabra PATRIA tiene tan bello origen en su significado y significante. Del latín antiguo viene el término patria: “tierra de nuestra padres, de nuestros antepasados”. Y no son pocos los patriotas que a lo largo de nuestra historia honraron a modo de gratitud ese sentimiento de ser americano que dio sentido y razón de ser a su existencia, a nuestro criollismo continental forjado a fuerza de AMOR y mezcla.

Luis Landriscina solía aclarar la diferencia entre el nacer en un lugar y el amor por ese lugar. “El nacimiento es una cuestión accidental en cuanto al lugar -decía el tano chaqueño, pero ser de un lugar, sentirse parte de ese lugar ya es una cuestión de decisión, de argumento por y para el amor”. Nuestro mestizaje es producto de ese amor por esta tierra. Juancito Sosa (nuestro gran Juan Domingo Perón), hijo de madre india es el mas claro y bello ejemplo de AMOR por lo americano. Su gesta y su lucha dan cuenta de un peronismo PURO AMOR AMERICANO.

DIGAN LO QUE DIGAN, CUESTE LO QUE CUESTE Y AUNQUE LAMENTABLEMENTE SIGAN CAYENDO COMPAÑEROS DE NUESTRO LADO EN ESTA LUCHA DESIGUAL, ESTE, NUESTRO PUEBLO, NUNCA CAMBIARÁ DE IDEA. SIEMPRE LLEVARÁ BIEN ALTO LAS BANDERAS DE EVITA Y DE PERÓN; PORQUE SON LAS BANDERAS DE LA PATRIA: INDEPENDENCIA ECONÓMICA, SOBERANÍA POLÍTICA Y JUSTICIA SOCIAL.

¡FELIZ DÍA QUERIDO Y LUCHADOR PUEBLO MIO Y VIVA LA PATRIA!

POR UN 27 DE OCTUBRE DE 2019 PERONISTA DE LA MANO DE ALBERTO Y CRISTINA PARA RECUPERAR LA DIGNIDAD PARA NUESTRA PATRIA Y SU PUEBLO.

Captura de pantalla 2019-10-16 a la(s) 21.02.49


EL 17 DE OCTUBRE Y EL ANTIPERONISMO COMO FENÓMENO CULTURAL QUE VOLVIÓ A PARTE DE NUESTRA SOCIEDAD SADOMASOQUISTA.

17 octubre 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

-¡Que suerte y que bien que hayan aumentado la luz, el gas, el teléfono, la nafta, el boleto de transporte, las prepagas y los comestibles!!! ¡Por fin se sinceró la economía(¿?)!

Pero… vos sos el más perjudicado; sos vos el que seguís pagando impuestos, ahora más y más, en y con cada uno de esos aumentos de los servicios; y los ricos no pagan un carajo!!!

Pero ellos no roban!!!

Ser “masoquista” no sería tan grave como sí lo  es el ser “sádico”; pero pretender por estupideces propias que los demás padezcan dichas estupideces (sadomasoquismo) es ya un mal signo social y muy dañino… Digo… Pienso. De ahí el título de la presente nota.

Este diálogo podría continuar indefinidamente pero todo sería estéril, inútil, simplemente por ausencia de buen sentido, por carencia de ese mínimo criterio analítico que la política necesita cuando se plantean cosas cotidianas que aplastan, apabullan, pero que hace imposible poder dirimir cuando tu interlocutor está convencido que esas son “cosas” que le pasan a los “otros”, a esos negros, vagos y choripaneros peronistas populistas. Además agregan que está bien que les pase eso a los vagos porque son esos gobiernos como el de los chorros kirchnerista los que tanto mal le hicieron a la “cultura del trabajo” en este país. Jamás te aceptarán que el Macri Presidente habla de la cultura del trabajo, algo que desconoce totalmente porque JAMÁS trabajó, porque como hijo de rico empresario siempre explotó a sus trabajadores; lo mismo que su mujer, una negrera esclavizadora de bolivianos.

Pero… Él es blanco, rubio, de ojos claros, y ella elegante y “paqueta”, condiciones que el medio pelaje argentino que habita en los centros urbanos (grandes o chicos) de todo el país, compra como algo que imposibilita que sean los delincuentes económicos, los delincuentes financieros y/o explotadores de trabajadores que es lo que son; y si lo son, lo son por derecho adquirido vaya uno a saber adónde!!! O si! En el mundo de la imbecilidad!!!

Evidentemente estamos frente a un serio y grave problema cultural.

¿Cómo se sale de esto?

Y… llevará un tiempo para nada corto; siempre y cuando algunos de los que podemos darle batalla en términos culturales quedamos vivos después del paso de este huracán neoliberal.

17-1

¿Adónde están las diferencia entre una cultura –la peronista que es Nacional y popular- y el neoliberalismo? Simplemente en los intereses que cada una de estas dos concepciones ideológicas defiende. La primera prioriza los intereses de la Patria y su pueblo y la segunda la de los intereses “privados” que no tienen patria, que son multinacionales, es decir que buscan los lugares del planeta donde los negocios sean más redituables.

¿Por qué el peronismo es tan resistido? Porque el 17 de octubre de 1945 aparece en la historia nacional como punto de inflexión entre la dignidad de la Patria y su pueblo avasallada desde Caseros -1852- hasta ese día, salvo el interregno del Irigoyenismo. Desde aquella fecha un sector del pueblo argentino recuperó el valor de la palabra Patria y comenzó a entender de qué se trataba eso de la dignidad humana. La oligarquía agro ganadera y los representantes del empresariado multinacional jamás le perdonaron a Perón y al peronismo esa afrenta a sus intereses.       

En algún momento PERÓN había fijado que “Para un peronista no podía haber nada mejor que otro peronista. A su regreso definitivo en 1973, la extendió a un “Para un argentino no debe haber nada mejor que otro argentino”. Pero siempre remarcaba que lo primero es lo primero y allí estaba la PATRIA. Argentino de corazón grande y puro era aquel INMENSO Gral. Patriota.

Hoy la Patria volvió a su condición neocolonial nacida en Caseros -1852-.

Hoy la patria es una cuestión de negocios, no un proyecto político. En todo caso ese negocio se asienta en la anti política que esgrimen los empresarios y que pretenden se imponga como valor supremo en esa cultura del CAMBIO que levanta como bandera el “PRO-CAMBIEMOS”.

Y en cierta medida y forma triunfaron!!!

Le cambiaron la cabeza a un montón de personas que hoy creen que la palabra Patria es sinónimo de economía saneada por empresarios, que esos empresarios se ven “obligados” a realizar un esfuerzo patriótico haciendo sus propios negocios en aras del libre mercado, del libre comercio y el libre enriquecimiento para que el país despegue y se inserte en el mundo; donde los trabajadores solo son un número más en contabilidades truchas. Y para ellos eso no es corrupción. Y triunfaron porque el “perejil de clase media” compró que todo eso está bien. Un fenómeno cultural a todas luces muy evidente que separa claramente las aguas de lo que se entiende por Patria y Estado.

En el caso de peronismo, existe un piso ideológico dentro de él, que si bien permite adecuaciones políticas según demanden las necesidades que los tiempos vayan exigiendo, no por eso su esencia y principios deben ser alterados. Por los menos el pueblo peronista a esto lo tiene claro.

El domingo “no se elige presidente” dice uno de los candidatos de cuna UCEDEista (Massa) pero que hoy se vende como “peronista” aprovechando de paso las consignas que usa el oficialismo PRO. Ese candidato se abraza con otro (Randazzo) que prefirió la derrota de un peronista en las últimas presidenciales por simple “caprichito” y hoy se aferra a escuditos y símbolos partidarios en un intento de construcción partidocrática que no termina de ser un simple rejunte de oportunistas que alardean con frases hechas y planteos politiqueros. Para estos dos “peronista”, por ahora la patria es lo de menos; estos son tiempos de maquillajes políticos; y cuanto más “barato” y vacíos de contenidos sean estos maquillajes, más eficaces demostraron resultar.

Ambos utilizan el término acuñado en el peronismo y que los peronistas utilizamos para reconocernos: “compañero”. Si en algún momento deciden bajarse del caballo y volver a la fuente seguramente serán bienvenidos (siempre y cuando dejen en la puerta ese cinismo que tanto daño le hizo y hace al peronismo tanto como la soberbia filo izquierdoza de no pocos kirchnerista).

El peronismo con base en su pueblo nunca fue sectario ni excluyente pero por lo general no le gusta que lo tomen de boludo.

MASSA-MACRI

Es cierto que no se elige presidente; se eligen legisladores nacionales, provinciales y municipales. Pero a comienzo de la gestión Macri “acompañaron” al Presidente incluso hasta DAVOS para respaldarlo en ese entramado y perverso regreso al mundo de los vasallos sirvientes de los poderosos imperios que en aquel momento comenzó a tejer el hoy presidente. ¿Por qué ahora harían algo diferente? Para Massa el enemigo no es Macri sino Cristina. ¿Es una conducta peronista esa? ¿Es más importante la lucha que los mayores corruptores que haya conocido la historia nacional que anidan en el PRO-1PAÍS  y que estos emprendieron contra corrupciones ajenas que la monstruosa deuda externa que día a día hipoteca el futuro nacional?   

El votante debe saber, debe recordar que algunos candidatos, llámese Massa (el narcotráfico del nordelta apareció en su gestión), Carrio, Stolbizer, siendo legisladores, votaron como “oposición constructiva que no ponía palos en la rueda” todas las leyes (pago a los fondos buitres, blanqueo de capitales, leyes anti laborales, designaciones truchas, negociaciones nefastas para los intereses del país y su pueblo) en aras de la “lucha conjunta” contra la corrupción K.

Ahora bien, si esta existió, seguramente y con todas las pruebas en las manos, independientemente que la corrupción es condenable bajo todo punto de vista por su carácter delictivo, los montos de los corruptos kirchnerista, en términos comparativos –no por eso justificables- son “vueltos” en una mesa de restaurante céntrico porteño comparado con los negociados y estafas fiscales cometidos por los Macri, Calcaterra, Caputo, Aranguren, Melconian, Peña, Cotto, Magnetto (y sigue la lista), las mineras, la Sociedad Rural y los capitostes de la UIA que durante el gobierno de la “corrupta” Cristina la levantaron con pala a fuerza de un sistemático y perseverante ejercicio de la corrupción con ellos en el papel de corruptores; ganancias que lógicamente sacaron del país “porque los impuestos eran “confiscatorios” (Melconian-Macri Dixi), y hoy gozan de total impunidad para blanquear dineros evadidos al fisco, seguir sin pagar impuesto, seguir endeudando al país por el desfinanciamiento de las arcas del Estado que el “vivo” de Macri está haciendo al condonar multimillonarias deudas fiscales a sus amigos, quitándole impuestos a los ricos, eliminando las retenciones al agro y mineras, metiendo a todos los argentinos como miserable deudores en ese futuro no muy lejano. Pero resulta que estos “candidatos” (Massa-Randazzo) recién ahora descubren que son “cosas malas del Macrismo”, pero no evitan esconderse tras el discurso oficialista –vacío de contenido, hueco- forjado con nuevas y mentirosas promesas pero que sirve para acompañar a esta gestión PRO que logró imponer conductas, gesto, actitudes “políticamente correctas”, donde la hipocresía se expande entre los votantes de clase media como una nefasta peste y sus principales voceros juegan de candidatos opositores en una puesta en escena democrática.

La farsa es el parámetro cultural que rige al medio pelaje y a gran parte de esa clase media que se irrita cuando le pones en evidencia su nivel de ignorancia y gozan con exasperarte repitiendo burdos y pueriles argumentos sacados de la posverdad inventada mediáticamente, haciendo gala con marcada soberbia de esa pobreza intelectual (no digo ni siquiera mínimos conocimientos) que hasta les impide aplicar el buen sentido para una realidad que los terminará haciendo sus víctimas.

17-2

Hoy los peronistas recordamos el 17 de Octubre. Para nosotros no es una fecha cualquiera, una fecha más. Es un hito histórico muy caro en nuestros sentimientos. Es la dignidad humana hecha política de Estado llevada adelante por el Gral. Perón.

Es claro que con aciertos y errores, Cristina Fernández de Kirchner es en este momento el mojón histórico que con su triunfo electoral puede significar una luz de esperanza en ese largo camino de lucha cultural que tenemos por delante los peronista.

El debate será largo Y NO DEBEMOS ESQUIVARLO. Deberemos esta vez enterrar el bisturí hasta la medula. Y me importa un carajo la opinión sectaria de “Cuervo rosquerito camporista” alguno.

Para conseguir su fines, el neoliberalismo no dudará en hacerlo. Esta metiendo bisturí ahí, donde sabe que está la llave maestra que consolida su futuro: la cultura y la educación. ¿Su herramienta clave? Los medios de comunicación. ¿Por qué nosotros tendríamos que dudar a la hora limpiar la patria de cipayos, mentecatos y traidores? El huevo de la serpiente anida en los medios de comunicación hoy hegemónicos. Dirijamos nuestra mira hacia ellos pa’ no errarle fiero al viscachazo. Pero también miremos a todos estos cómplices del macrismo, máxima y contundente expresión de esa nefasta conjunción de lo que fue la última dictadura militar y el menemato mentirosamente peronista y juremos por nuestra PATRIA que como peronistas la defenderemos hasta dar todo lo que tenemos; incluso nuestra vida; simplemente porque somos criollos y ARGENTINOS. Solo así ganaremos las sucesivas batallas que tendremos por delante.   Porque nuestra dignidad nunca se arrastrará como no se arrastró en la heroica Paysandú. Nuestra BANDERA ARGENTINA Y PERONISTA NOS LLEVARÁ A LA VICTORIA O SEGUIRÁ FLAMEANDO AUN SOBRE SUS RUINAS Y SOBRE NUESTROS RESTOS; PERO JAMÁS VENCIDA.  

Ah!!! VIVA LA PATRIA Y VIVA PERÓN CARAJO!!!  

Gráfica: http://revisionistasdesanmartin.blogspot.com.ar/2014/10/poemas-y-testimonios-del-17-de-octubre.html


El 17 de Octubre de 1945; “TODO ESTÁ GUARDADO EN LA MEMORIA”

17 octubre 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Historia Argentina

17 DE OCTUBRE DE 1945- NACE PARA GLORIA DE AMERICA Y MUNDO LA MAYOR REBELIÓN DE TRABAJADORES DE UN PAÍS QUE JUNTO A SU PUEBLO SALIERON A LAS CALLES PARA RESCATAR A SU LIDER DE LAS GARRAS DE LA OLIGARQUÍA NATIVA Y LOS AGENTES DEL IMPERIALISMO. EL 17 DE OCTUBRE DE 1945, DE LA MANO DEL GRAL. JUAN DOMINGO PERON NACE EL JUSTICIALISMO, UNA DOCTRINA PROFUNDAMENTE HUMANISTA Y CRISTIANA QUE TIENE COMO SU MAYOR BANDERA LA JUSTICIA SOCIAL; SU PORTADORA SE LLAMÓ MARÍA EVA DUARTE DE PERÓN “EVITA”, LA ABANDERADA DE LA LUCHA DE LOS HUMILDES, DE LOS DESPROTEGIDOS POR LA DIGNIDAD QUE LES HABÍA SIDO ARREBATADA.

¡GRACIAS GRAL PERÓN, GRACIAS COMPAÑERA EVITA POR TANTA ENTREGA Y TANTA BONDAD!!!

Foto de V.L.M.

Por Victor Leopoldo Martinez

Para EL ESQUIÚ.COM

Para aquellos que ignoran que “todo tiene que ver con todo” y se refugian en un academicismo abstracto se recomienda abstenerse de leer el texto que sigue.

El 17 de octubre no es una fecha más dentro de la historia nacional. Pensarlo de esa manera es caer en la simple tentación de tomar las cuestiones esenciales de nuestra comunidad nacional acotadas a una Argentina como país y como Nación en términos institucionales y territoriales dejando de lado nuestra identidad como pueblo hacedor de proyectos. Es transformar al 17 de octubre en otra fecha más de efeméride que se debe repetir sin sentido alguno y como algo anecdótico. En realidad esa fue y sigue siendo la intensión de los poderosos de este país a la hora de incidir en las “academias” –por ejemplo de educación- para determinar el nivel de importancia de los contenidos – por medio de su clasificación particularmente en el área de las Ciencias Sociales- decidiendo cuáles de ellos se deben priorizar y cuales son secundarios, arrogándose hasta el derecho de fijar de qué manera se los debe introducir en la cabeza de los párvulos.

Por casi 100 años (1852-1945) la verdadera historia fue así. El pueblo en general fue marginado de las decisiones políticas nacionales, provinciales y/o municipales y el esfuerzo del trabajador -verdadero hacedor de PATRIA-, fue manipulado en favor de los intereses de poderosos terratenientes latifundistas locales en contubernios con intereses foráneos (europeos- principalmente ingleses- o norteamericanos). Salvo aquellos maravillosos interregnos de gobiernos Irigoyenista, el resto fue siempre igual.

Entonces tomar el 17 de octubre de 1945 sin su significado político-social trascendental es como tomar los 19 días que duró el cruce de los Andes Sanmartiniano (del 19 de enero al 8 de febrero de 1817) como una simple gesta de un genial loco a quien se decidió llamarlo “padre de la Patria” porque el “vulgo” necesitaba cristianamente tener un progenitor para no quedar como el “hijo guacho” (utilizando un término de origen Quechua) de la historia.

Es de imaginar que tamaña comparación de mi parte, en este momento estará desatando la indignación y los desconsolados llantos de los chupa mortajas de íconos. De igual modo no será así para mis pares de “vulgo” del cual me siento parte, quienes seguramente lo tomarán como lo que realmente es, una lógica y audaz humorada sobre verdades reveladas; esas verdades que los tuvo casualmente a ellos –los del vulgo, los que fueron a Malvinas por tomar un ejemplo reciente- como verdaderos protagonistas de gestas.

¡Como comparar a un “tirano” con un “patriota”! dirán los primeros al borde de la exasperación.

Más allá de la utilización perversa que del término “Tirano” hicieron los defensores de intereses oligárquicos sobre las figuras de Rosas y Perón a lo largo del tiempo hasta llegar al etimólogo Mariano Grondona, este último nunca aclaró que la “tiranía griega” se dio en un marco de lucha; lucha de las clases populares griegas no solo contra los atropellos cometidos por la aristocracia y los sacerdotes monarcas, sino y muy claramente contra los privilegios de los que gozaban estos allá por el siglo V antes de Cristo. Grondona y tantos otros “intelectuales académicamente habilitados” hábilmente asociaron el término “Tirano” a lo despótico, lo dictatorial. Pero muy a pesar de ellos y de estas demoníacas acepciones, resulta interesante traerlo a colación.

Salvando no pocos aspectos para nada menores en tiempos y forma, San Martín recorrió un camino muy similar al que hizo el Griego Pisístrato (un “Tirano” ateniense con mucho respaldo popular) en materia militar; pero no se animaron a identificarlo como tal. Lógicamente al fabricado demócrata inventado por Mitre, Berni Rivadavia, quien se ajustaba más en los hechos a los tiranos griegos o sicilianos que nuestros intelectuales anti populistas toman de referencia y que además intentó usar a San Martín y su ascendencia en los sectores populares para reprimirlos con el pretexto de poner orden, por ser útil para otros fines se salvó de la volteada.

Carpani

Se pueden hacer miles de conjeturas histórico-lingüísticas más al respecto. Lo cierto es que el Genio político-militar de San Martín le permitió convencer a 5000 tipos para que cruzaran junto a él el coloso geográfico de América iniciando una empresa de liberación continental sin precedentes en la historia de la humanidad.

¿¡Cómo hizo!? ¿Era un ambicioso y brillante embaucador de perejiles?

Para buscar respuesta primero hay que ubicar la época en que se llevó a cabo aquella gesta con olor a hazaña; segundo no pasar por alto las cualidades políticas de San Martín entre las cuales hay que destacar dos por sobre el resto: sus dotes de líder y conductor político y los altos y nobles ideales que motorizaron su accionar; de otra manera no se podrían contestar las siguientes preguntas:

a.-¿En qué medida él representaba los ideales y anhelos de esos 5000 compatriotas que no dudaron en acompañarlo en su locura?

b.-¿Luchar por la dignidad de un pueblo es una locura?

c.-¿Esos 5000 héroes anónimos siguieron a un loco porque eran ignorantes?

d.-¿Tampoco eran conscientes que cargaban sobre sus espaldas el mismo anhelo de los casi 500.000 habitantes que tenían por ese entonces las Provincias Unidas del Río de la Plata, sin contar a los pueblos originarios?

e.-Los pueblos que hacen eso, ¿Son pueblos delirantes, idiotas?

Comparando aquello con Perón y el fenómeno de rebelión popular que se dio 130 años después

¿Tan distintos fueron los designios de aquellos locos comparados con los de los 300.000 obreros que constituían esa masa sudorosa que decidió ganar la calle, llegar hasta Plaza de Mayo, meter las “patas” en la fuente “pa’ refrescarlas” un miércoles 17 de octubre de 1945 buscando rescatar a ese líder que dos años antes había comenzado a dignificar sus vidas desde la Secretaria de Trabajo y Previsión llamado Juan Perón; ese que había sido encanutado por la oligarquía nativa?

La Gran Nación Suramericana no figuraría en los sueños de nadie si esos sueños que encarnaron Chelemin en el siglo XVII, Tupac Amaru II en el siglo XVIII, San Martín, Bolivar y Felipe Varela en el siglo XIX, Perón, Vargas e Ibáñez en el siglo XX; Chávez, Lula, Kirchner (Néstor y Cristina), Evo Morales, Dilma y Correa en los albores del XXI, no hubiesen sido sueños generalizados de pueblos que buscan su liberación.

Chelemín y Túpac Amaru II fueron guerreros y junto a San Martín, Bolívar, Perón y Chávez tuvieron dos cosas en común: fueron militares y sentían un profundo amor y respeto por el pueblo que les confió las armas para que defiendan su dignidad. Los pueblos, aún indefensos en logística bélica, nunca dudan en dar la vida por la dignidad humana de los colectivos, y lo hacen sin pedir nada a cambio y junto a aquellos que levantan la bandera de esa dignidad. Sin ella la vida poco sentido tiene. ¡Si lo sabrán nuestros 30 mil compañeros desaparecidos que juntos a los anónimos luchadores por nuestra independencia hoy, desde el más allá, disfrutan al ver que sus luchas no fueron en vano

Ningún hombre se puede sentir realizado dentro de una comunidad que no se realiza (Juan Perón).

El pueblo no se equivocó cuando acompañó a San Martín; tampoco lo hizo al confiar en el Gral. Perón; por eso salió a la calle aquel 17 de octubre de 1945 para decir “Con nuestra dignidad no se juega; queremos a Perón”.

Néstor Kirchner y la actual compañera Cristina Fernández levantan las mismas banderas y encarnan los mismos ideales de dignidad para los sumergidos y los postergados. La compañera Lucia Corpacci hace lo mismo en el ámbito provincial. Seguramente no habrá poder oligárquico ni monopolio mediático que pueda contra la decisión de un pueblo a mantener la dignidad recuperada. Un 12 de octubre pero 522 años después de la llegada de Colón, las etnias hermanas del Estado Plurinacional de Bolivia volvieron a reafirmar su apego por la dignidad recuperada de la mano de Evo Morales.

El 12 como el 17 de octubre no fueron ni son una fecha más. Nunca lo fueron a pesar de los vanos intentos de anular y/o negar el pensamiento popular. Los tiempos cambian pero como dice León Gieco “todo sigue y seguirá guardado en la memoria de nuestro pueblo”.


CARTA A LOS COMPAÑEROS TRABAJADORES

9 febrero 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC,  de nuestra redacción

Perón

 

“Primero está la PATRIA, después el movimiento y luego los hombres”.

Gral. Juan Domingo PERÓN.

PEDRO-DEL-ARRABAL-3Por Pedro del Arrabal

Soy trabajador y peronista; y escribo desde ese lugar.

Cuando nuestro líder fijó este mandamiento lo hizo simplemente porque conocía como nadie al hombre Argentino. Estaba convencido de cuales fueron y son sus valores de vida y cómo establecer las prioridades. Sabía que el grueso de los verdaderos argentinos –anónimos en su mayoría- son los que trabajan por la grandeza de esa Patria que nos cobija a todos, sin egoísmo ni mezquindades. Por eso y sabiamente estableció que “La columna vertebral del Movimiento Nacional, Popular y Revolucionario que encabeza el Justicialismo es la clase trabajadora”.

Es muy claro que cuando depositó la responsabilidad de la articulación movimientista para la defensa de los intereses nacionales en los trabajadores se refería exclusivamente a ellos. Y para que no quede ninguna duda lo aclaró explícitamente: “Los Trabajadores marcharán con los dirigentes a la cabeza o con la cabeza de los dirigentes, pero marcharán en defensa de la patria que no es otra que la causa primera del trabajador Argentino”. Esto es muy claro.

“Muchachos non santos vienen marchando desde el Norte muy bien camuflados en fundaciones y “actividades en defensa de la democracia” con amparo de la embajada y no casualmente con buenas intensiones”. No vienen para ayudarnos sino a quitarnos nuevamente lo que logramos recuperar –que no es todo- desde el 2003; y es nuestro. No se diferencia en nada a lo que fue el “55”. En su camino están los gobiernos populares de Venezuela, Ecuador, Brasil, Bolivia, y por último Uruguay y Argentina. Hasta no se puede descartar que la movida desestabilizadora sea simultánea. En Venezuela comenzaron a operar sobre Maduro con total impunidad y con la intención de intervenir militarmente. Allí la supuesta “defensa de la democracia” fogoneada por los medios locales e internacionales y esgrimida por los golpistas tiene un nombre muy especial y concreto: negocio del petróleo. En nuestro caso las acciones de los quinta columnas cipayos abroquelados en esa lamentable parodia de oposición con similares características a la de la “Unión Democrática” -pero que por su mediocridad necesita fuerte respaldo mediático junto a operaciones financieras- ya están en plena acción.

No existen “golpes blandos”, existen golpes de Estado. Cuando se golpea se lo hace para dañar. Lo de Lugo en Paraguay es la mejor prueba. La compañera Cristina es indudablemente una compañera PERONISTA. Néstor y ella demostraron con creces su peronismo, con hechos concretos. Hasta el “Pepe” Mujica lo reconoce. Si PERÓN quiso hacer mucho más y no lo dejaron, salvando las distancias, ¿por qué razón la dejarían a Cristina? Son los de siempre. Antes los padres, hoy los hijos putativos de la reacción. Con muchos aciertos, no pocos errores y no casualmente por su culpa, Cristina es una compañera PERONISTA, que con enorme talento hace lo que puede y la dejan. El pueblo trabajador que en su mayoría somos Peronista –le guste o no a los “progres” liberales de izquierda- tenemos el deber de cuidar de ella y su gestión. Cuando habla de AMOR la compañera demuestra su peronismo. Perón regresó al país para poner sus últimos años de vida al servicio de la Patria; y lo hizo por amor a su pueblo. 4 millones de Almas Argentinas presentes en Ezeiza lo entendieron así. Todo un pueblo lo despidió en medio de llantos de desconsuelo en el momento que partió. ¡A mi no me la van a contar! Yo lo viví.

Los 70-1

Solo los idiotas útiles y cobardes que desprecian la vida son los que desde las sombras, por izquierda y por derecha, elucubran estupideces sobre el peronismo y Perón, y hoy azuzan para que entremos en la provocación. Craso error cometeríamos si lo hacemos. Pero eso no significa bajar la guardia.

Al no contar con Fuerzas Armadas y oficiales profilácticos, como en otros tiempos, la reacción de los poderosos grupos económicos no dudará en generar “víctimas” . En su perversión y mendacidad no escatimarán en seguir usando desde un idiota útil enrolado en el periodismo complaciente con sus intereses, o de la justicia (Nisman es una de sus operaciones) o algún ignorantes caceroleros, (para ellos somos todos descartables) con el solo fin de tirar otro “muerto” en la puerta de Balcarce 50. Es duro lo que digo pero los encuentro capaz de todo. Ese gordo imbécil (y me denigro a usar su propio lenguaje) de Lanata es el “BOTÓN” de muestra. Gordo cagón que invita a la lucha (¿?) pero que vayan otros a poner el cuerpo.

La instalación de la inseguridad fue el primer paso; ahora todos los “sirvientes políticos” dicen estar “amenazados”, pero con solo verles la jetas cuando van a declarar a las nuevas oficinas que la “justicia” tiene en TN, uno comprueba que ni los familiares creen lo que dicen; que juegan con la paranoia tratando de instalarla socialmente. Provocarán hasta el cansancio (El 18F con los “fiscales de la nación” a la cabeza es la próxima) buscando reacción con el solo fin de justificar una no descartable intervención militar imperial “para poner orden y defender las instituciones republicanas y el sistema democrático”. La cipaya “Lilita” Carrió ya lo intento públicamente pidiéndola en la propia embajada; es loca pero buena y codiciosa sirvienta a la vez.

Acá no se trata de si Moyano es un traidor o no, si Calo es leal o no, o si Cristina se equivocó con el tema Moyano quizá por mal asesoramiento político. La compañera presidenta sabe lo que tiene que hacer porque tiene un compromiso primero con el 54% de sus votantes a quién ella sumo al resto, los 40 millones de argentinos; hasta ahora no nos/los defraudó. Salvo las gansadas que le endilgan desde los medios monopolizados y que repiten como loros tilingos y el medio pelaje; el resto del pueblo la entiende perfectamente; además le sobra talento e inteligencia.

La cuestión central en este momento es no dejarla inmolarse para que unos imbéciles de izquierda tengan una nueva heroína a quien ensalzar en sus futuras masturbaciones ideológicas mediáticas. Pensar en finales trágicos es parte del fatalismo introducido colonialmente desde el eurocentrismo para alimentar ciertas imbecilidades de corte intelectual. Berretadas. La pelotudez del mito “burocracia sindical” que se lanzó en algún momento generalizándolo y metiendo en la misma bolsa a todos los dirigentes gremiales no fue otra cosa que una corrida por izquierda con el solo fin de dividir a la clase trabajadora. Fue el sindicalismo con su clase trabajadora la que bancó al Gral. Perón resistiendo como pudo los embates de la antipatria desde el 55 en adelante, sufriendo cárcel, persecuciones y asesinatos.

Los gremialistas no pasan de ser simples dirigentes; inteligentes o torpes, leales o traidores, como humano que son y que los hay en todas partes.  A los largo de la historia los hubo buenos y malos; a ellos les cabe lo manifestado en el segundo párrafo.

el-nino-luisito

¡Acá se trata de la PATRIA compañeros! Y somos los trabajadores los que una vez más debemos salir a la calle a defender a nuestro gobierno, el gobierno de los trabajadores que encabeza la COMPAÑERA CRISTINA FERNANDEZ. No son los “Momo” Benegas o los Barrionuevo –grandes traidores junto a Menem- los que nos indicaran qué es lo que debemos hacer los laburantes, o si algo está bien o mal hecho en este gobierno. ¿Ellos? ¡Dos grandes especuladores y sirvientes de la anti patria y los poderosos! Está bien que estos personajes nos crean “perejiles”, pero… ¡De ahí a que nosotros lo seamos hay una distancia muy grande! La clase trabajadora –y a pesar de los grandes esfuerzos que se hicieron para lograrlo sin conseguirlo- no es boluda ni come vidrio. Moyano, Piumato y compañía deben entender que antes que sus “candidaturas” y ambiciones políticas personales –totalmente comprensibles- en este momento está en juego el destino de la patria, que no es otro que el destino de los trabajadores que ellos representan; y si no lo entienden, que sean los afiliados y trabajadores de sus gremios los que den cuenta de su traición; porque traicionar a la patria es traicionar a los trabajadores y viceversa. Acá no se trata ni del Impuesto a las ganancias (“chicana barata”) ni del mal pasar (¿?) casualmente de los trabajadores del gremio de camioneros que son los que más altos salarios tienen dentro de los trabajadores argentinos. Acá los precios no se “inflan” solos (inflación); es una decisión política de los poderosos grupos económicos-financieros con fines desestabilizadores compañeros. Acá se juega el destino de la patria y con ello el del pueblo en su conjunto; los camioneros no van a ser la excepción para el pisoteo imperial. Tampoco serán el “pollo” Sobrero ni el delirante Altamira, con su mal trotskismo y el argumento de la lucha de clases, los que enfrentarán al imperio en defensa de la patria. Cada cosa en su momento y las cosas por su nombre compañeros.

facuuuu (2)Esto también les cabe a los hoy sindicatos (mejor dicho a los “dirigentes”) que apoyan esta gestión; llámense Caló y compañía. A nuestro gobierno se lo defiende con los trabajadores en la calle, peleando palmo a palmo y a fuerza de militancia los espacios ganados y arrebatado a los cultores de la codicia y responsables de la entrega del patrimonio nacional. Las batallas que vienen no serán ganadas solo con el voluntarismo de nuestros jóvenes enrolados en la Cámpora, Descamisados, Unidos y Organizados, etc, etc, y que desde ya es bienvenido el trabajo de los jóvenes y esa incorporación que hicieron del concepto heróico de la vida; o con las elucubraciones y masturbaciones ideológicas en 6-7-8 o DDD. Esta no es una disputa que se haga con “chasqui bum” o con debates en mesas televisivas con libritos de autores franceses facilitadores de teorías revolucionarias tirados sobre una mesa.

17deoctubre-enlafuente

Ni por izquierda y menos por derecha están en condiciones de enseñarnos historia de lucha a los que desde 1955 venimos peleando por la dignidad de los trabajadores argentinos recuperada EL 17 DE OCTUBRES DE 1945 de la mano del Gral. PERÓN. Sabemos distinguir perfectamente quien es Peronista y quien no. No necesitamos erudición para eso. No creemos en los que “dicen” y sí creemos en los que “hacen” (pero no cagadas como Menem).

Por sus hechos Menem demostró que nunca fue peronista; llegó al poder engañando al peronismo y traicionando la confianza del pueblo peronista. Eso no se perdona.

Desde el 1 de julio de 1974 en adelante, apresurados y retardatarios fueron llevándonos a esa noche negra que comenzó el 24 de marzo de 1976 donde 30.000 compañeros militantes –una generación completa- fueron desparecidos por los agentes locales del imperio.

El que piensa que solo se trata de quién gana o pierde en las próximas elecciones es porque nunca entendió por dónde pasa la historia nacional; y seguramente su desconocimiento no es casual. No hemos recuperado el total control de la educación y la cultura. Si Tinelli, la Legrand y la “Su” Gimenez son sus exponentes, algo está funcionando mal.

Hay que reconstruir el FRENTE NACIONAL, y para eso se debe volver a la política, no olvidar que su columna vertebral de un proyecto político movimientista (no de un modelo económico) somos los trabajadores. Tenemos que lograr que desde el gobierno –y no me refiero a Cristina- y los que se dicen dirigentes de la clase trabajadora extiendan su mirada más allá de la punta de sus narices, se desprendan de su ombliguismo y vuelvan a pensar en la PATRIA, porque sus representados, a eso, lo tienen –lo tenemos- muy claro.

MILITANCIA DE LOS 70 - 3

A nuestro gobierno los trabajadores lo debemos defender en la calle junto al pueblo, con las banderas de la liberación Nacional bien altas; en la calle compañeros, no en Facebook ni en twiter. Al imperio compañeros se lo enfrenta con el pueblo movilizado. El peronismo y los peronistas no conocemos otra forma de lucha política. Ya tendremos tiempo para darnos la discusión político-ideológica que nos debemos desde hace un largo rato, pero este no es casualmente el momento. En todo caso dejémosle eso a los Forster, a los Feinmann(J.P.). Nuestro frente político es inclusivo, acepta todas las incorporaciones y aportes de las distintas corrientes del pensamiento Nacional, solo basta con pensar en ARGENTINO Y LATINOAMERICANO; y en esto “no hay tu tía me dijo…”.

Que así sea.


A PROPÓSITO DEL 17 DE OCTUBRE DE 1945

19 octubre 2008

¡¡¡ATENCIÓN!!! desde el 11 de mayo del 2009 EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ A  www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

DISCURSO DEL Gral. JUAN DOMINGO PERÓN A LA MULTITUD REUNIDA EN LA PLAZA DE MAYO

“Trabajadores: hace casi dos años dije desde estos mismos balcones que tenía tres honras en mi vida: la de ser soldado, la de ser un patriota y la de ser el primer trabajador argentino.

Hoy a la tarde, el Poder Ejecutivo ha firmado mi solicitud de retiro del servicio activo del Ejército.

Con ello, he renunciado voluntariamente al más insigne honor al que puede aspirar un soldado: llevar las palmas y laureles de general de la Nación.

Ello lo he hecho porque quiero seguir siendo el coronel Perón, y ponerme con este nombre al servicio integral del auténtico pueblo argentino.

Dejo el sagrado y honroso uniforme que me entregó la Patria para vestir la casaca de civil y mezclarme en esa masa sufriente y sudorosa que elabora el trabajo y la grandeza de la Patria.

Por eso doy mi abrazo final a esa institución, que es el puntal de la Patria: el Ejército.

Y doy también el primer abrazo a esa masa grandiosa, que representa la síntesis de un sentimiento que había muerto en la República: la verdadera civilidad del pueblo argentino.

Esto es pueblo.

Esto es el pueblo sufriente que representa el dolor de la tierra madre, que hemos de reivindicar.

Es el pueblo de la Patria.

Es el mismo pueblo que en esta histórica plaza pidió frente al Congreso que se respetara su voluntad y su derecho.

Es el mismo pueblo que ha de ser inmortal, porque no habrá perfidia ni maldad humana que pueda estremecer a este pueblo, grandioso en sentimiento y en número.

Esta verdadera fiesta de la democracia, representada por un pueblo que marcha, ahora también, para pedir a sus funcionarios que cumplan con su deber para llegar al derecho del verdadero pueblo.

Muchas veces he asistido a reuniones de trabajadores.

Siempre he sentido una enorme satisfacción: pero desde hoy, sentiré un verdadero orgullo de argentino, porque interpreto este movimiento colectivo como el renacimiento de una conciencia de trabajadores, que es lo único que puede hacer grande e inmortal a la Patria.

Hace dos años pedí confianza. Muchas veces me dijeron que ese pueblo a quien yo sacrificara mis horas de día y de noche, habría de traicionarme.

Que sepan hoy los indignos farsantes que este pueblo no engaña a quien lo ayuda.

Por eso, señores, quiero en esta oportunidad, como simple ciudadano, mezclarme en esta masa sudorosa, estrecharla profundamente en mi corazón, como lo podría hacer con mi madre.

(En ese instante, alguien cerca del balcón le gritó: ¡un abrazo para la vieja!)

Perón le respondió:

Que sea esta unidad indestructible e infinita, para que nuestro pueblo no solamente posea una unidad, sino para que también sepa dignamente defenderla.

¿Preguntan ustedes dónde estuve?

¡Estuve realizando un sacrificio que lo haría mil veces por ustedes!

No quiero terminar sin lanzar mi recuerdo cariñoso y fraternal a nuestros hermanos del interior, que se mueven y palpitan al unísono con nuestros corazones desde todas las extensiones de la Patria.

Y ahora llega la hora, como siempre para vuestro secretario de Trabajo y Previsión, que fue y seguirá luchando al lado vuestro para ver coronada esa era que es la ambición de mi vida: que todos los trabajadores sean un poquito más felices.

Ante tanta nueva insistencia, les pido que no me pregunten ni me recuerden lo que hoy ya he olvidado.

Porque los hombres que no son capaces de olvidar, ni merecen ser queridos y respetados por sus semejantes.

Y yo aspiro a ser querido por ustedes y no quiero empañar este acto con ningún mal recuerdo.

Dije que había llegado la hora del consejo, y recuerden trabajadores, únanse y sean más hermanos que nunca. Sobre la hermandad de los que trabajan ha de levantarse nuestra hermosa Patria, en la unidad de todos los argentinos.

Iremos diariamente incorporando a esta hermosa masa en movimiento a cada uno de los tristes o descontentos, para que, mezclados a nosotros, tengan el mismo aspecto de masa hermosa y patriótica que son ustedes.

Pido, también, a todos los trabajadores amigos que reciban con cariño éste mi inmenso agradecimiento por las preocupaciones que todos han tenido por este humilde hombre que hoy les habla.

Por eso, hace poco les dije que los abrazaba como abrazaría a mi madre, porque ustedes han tenido los mismos dolores y los mismos pensamientos que mi pobre vieja querida habrá sentido en estos días.

Esperamos que los días que vengan sean de paz y construcción para la Nación.

Sé que se habían anunciado movimientos obreros; ya ahora, en este momento, no existe ninguna causa para ello.

Por eso les pido, como un hermano mayor, que retornen tranquilos a su trabajo y piensen.

Y hoy les pido que retornen tranquilos a sus casas, y esta única vez, ya que no se los puedo decir como secretario de Trabajo y Previsión, les pido que realicen el día de paro festejando la gloria de esa reunión de hombres que vienen del trabajo que son la esperanza más cara de la Patria.

He dejado deliberadamente para lo último, el recomendarles que antes de abandonar esta magnífica asamblea, lo hagan con mucho cuidado.

Recuerden que entre todos hay numerosas mujeres obreras, que han de ser protegidas aquí y en la vida por los mismos obreros; y finalmente, recuerden que estoy un poco enfermo de cuidado y les pido que recuerden que necesito un descanso que me tomaré en el Chubut ahora, para reponer fuerzas y volver a luchar codo a codo con ustedes, hasta quedar exhausto si es preciso.”

Pido a todos que nos quedemos por lo menos quince minutos más reunidos, porque quiero estar desde este sitio contemplando este espectáculo que me saca de la tristeza que he vivido en estos días.”