PODER CONTRA PODER EN UNA REPUBLIQUETA DE “PERINOLA”

16 enero 2020

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, se nuestra readacción

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.39.27

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.31.46

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

En eso centró su gestión el gobierno de Macri. No quedó lugar ni ente estatal, ni “caja” del Estado que no haya sido saqueada. No quedó institución ni derecho republicano que no haya sido avasallado. Se encargaron y volvieron realidad el slogan “se robaron todo” que le endilgaban al kirchnerismo demostrando de forma empírica cómo se vacía un Estado vendiendo el hecho mediáticamente como “eficiencia privada”. Como suelo manifestar habitualmente, nada nuevo en materia de delitos oligárquicos bajo el sol de nuestra bendita Patria. Algunos caracteres diferenciadores se puede arrogar la gestión “amarilla” 2015/19”; claramente se los puede centralizar en la demencial ejecución del plan de despojo que traían escondido bajo el brazo mientras ofrecían mediáticamente las habituales y falsas promesas de “transparencia y bienestar general de la mano de la eficiencia privada”:

  1. a) Alto nivel de perversión en las decisiones político-económicas y marcada decidia en la resolución de los problemas sociales.
  2. b) Elevado cinismo comunicacional (con blindaje mediático para sus fechorías incluído).
  3. c) Marcada ignorancia política en el manejo de la “cosa” pública (que en general los tuvo sin cuidado ya que tenían a una corrupta “hada protectora” llamada Laura Alonso en la “Oficina anticorrupción”.)

El cambio de gobierno y de rumbo político-económico decidido democráticamente por la sociedad argentina en las anteriores PASO de agosto pasado y confirmada en las elecciones generales 2019, que con muchos impedimentos intenta llevar adelante Alberto Fernández, sacó a la luz por quinta vez en nuestra corta historia nacional “algo” que por casi 160 años el poder económico real encapsulado en su casta oligárquica logró mantener oculto bajo el disfraz de su supuesta y fervorosa defensa de la “democracia”, la “república” y sus instituciones. Perdido el poder político en las urnas, vuelven a la carga con la tarea de esmerilar el trabajo de reconstrucción llevado adelante por un gobierno nacional y popular. Desgraciadamente para esa oligarquía, el más bruto, ignorante y corrupto de sus representantes, esta vez en formato “empresario exitoso” -M. Macri-, es el más reciente ejemplo de los que se animan a seguir hablando de esa “defensa” junto a perversas y desequilibradas perturbadoras sociales -E. Carrio y P. Bullrich-, sin saber ninguno de ellos cómo hacerlo.

Para este logro, la oligarquía contó desde ya con el acompañamiento permanente y constante de una prensa monopolizada cómplice (Magnetto-Clarin; Saguier-La Nación) quienes “interesadamente” sumaron su tarea al constante control que esa oligarquía ejerce sobre las “academias” de cultura y educación a través de “iluminados liberales”, no solo de derecha sino y fundamentalmente de izquierda, a quienes invistieron –y envisten- con “chapas de sabihondos” por “conocimientos” conseguidos meritocráticamente; “conocimientos” elaborados según el gusto del supuesto “paladar negro” de dicha camarilla oligárquica. Estos “académicos” posteriormente fueron y son utilizados como herramientas exterminadoras de todo lo nacional e incivilizadamente popular limpiando así el terreno para la cipaya y moldeada colonización pedagógica-cultural mal plagiada por estos personajes copiando imágenes y pensamientos que tenían –y tienen- espejos ubicados lejos del país y de América.

Al modelo implantado, antes lo llamaron “civilización”, hoy pos modernidad.

Ese “algo” escondido, en realidad una cuestión de fondo, se lo puede sintetizar en lo siguiente:

Para nuestra oligarquía el poder político e institucional solamente es “democrático y republicano” si está en manos de ellos, o en las de sus representantes y/o testaferros. Solo ellos pueden administrar “correcta y adecuadamente” los recursos estatales y las riquezas económico-naturales del país. Lo de “correcto y adecuado” siempre estuvo atado a sus intereses, nunca en relación a los intereses de la Patria y la sociedad toda. Hasta los gobiernos que consiguieron a través del FRAUDE se animaron a llamarlo “patriótico”. Cualquier otro gobierno que no se ajuste a esto mandatos fue, es y será siempre demonizado como “gobierno corruptamente populista-peronista” (“Se robaron todo” es el slogan utilizado de manera recurrente para esa demonización. Lo hicieron con Perón después del 55 –“El tirano se robó todo”, y con Cristina en el 2015 –“los corruptos kirchneristas se robaron 2 pbi”). Con eso les alcanzó siempre para entretener a la “gilada colonizada” mientras cometen sus fechorías. (Metodología tan antigua como el modo que utilizan para delinquir impunemente)

Si bien es cierto que al liberalismo portuario, parásito, saqueador y endeudador externo (algo que nació con Rivadavia), como ideología supuestamente “benefactora” de los intereses del país (en realidad sus intereses de clase), se lo impuso a sangre y fuego en todo el territorio nacional después de Pavón (1861) de la mano de criminales como Mitre y Sarmiento (ya lo expliqué en u nota anterior publicada el 19/12/2019 en este mismo medio; ver: https://revistaelemilio.wordpress.com/2019/12/19/la-patria-y-sus-viejas-nuevas-cuentas-pendientes/ ), los 4 ejemplos anteriores de “interrupciones” del orden democrático para “sanearlo y recuperarlo de la corrupción populista” a través de golpes de estado se dieron en el siglo XX: Hipólito Irigoyen (8 años- 1916/22 y 1928/30); J. D. Perón (10 años-1946/55); nuevamente el Peronismos (3 años-1973/76). En este naciente siglo XXI el modo cambió; ahora se desplazó “democráticamente” a la “dictadura peronista-kirchneristas” (12 años-2003/15) con una “guerra mediático-judicial” cuyas armas fueron la calumnia, la injuria y fraguadas causas penales por supuesta corrupción armada en su contra (Modelo exportado por el imperio norteamericano llamado “golpes blandos” experimentados también en no pocos países hermanos latinoamericanos). En todos los casos señalados el beneficio posterior para esa lacra oligárquica y sus secuaces fue inmenso y el daño a la Patria, al país y al pueblo en su conjunto fue catastrófico (a lo que hay que sumar el envilecimiento de las instituciones republicanas que venían a “transparentar”).

CUESTIONES DE TIEMPOS Y PROYECTOS POLÍTICOS

Es claro y contundente que en términos comparativos, los tiempos de gobiernos oligárquicos, filo-oligárquicos, cipayos de ultra derecha y derecha (aunque para ellos “ser de derecha no es ideológico”), dictaduras militares PRO oligárquicas (la última, criminal y asesina) y políticos surgidos de inventadas estructuras partidarias según las demandas circunstanciales (UCEDE/80-90 por dar un solo ejemplo), siempre fue mayor. Recordar a la UCEDE es rescatar de la memoria a su líder ingeniero -A. Alsogaray- , quién de la mano del dictador militar Onganía, en la 2da mitad de los “60” del siglo pasado, recomendaba a los pobres “hay que pasar el invierno”. Similares argumentos utilizó el “Mauri”: “esperar los 2do semestres”, o “pasaron cosas pero ya les llegaran los beneficios porque vamos por el camino correcto”.

Párrafo aparte. En gestión de gobierno (en el caso de la UCEDE y aliado con el “menemato”), los Alsogaray -Alvaro (Padre) y Maria Julia (hija)- operaron de manera funcional a los intereses de los poderosos grupos económicos locales e internacionales (como los macristas Aranguren, Sturzenegger, Luisito Caputo o Dujovne). Insisto, nada nuevo.

Estoy comparando los 127 años de gobiernos PRO oligárquicos contrapuestos con los apenas 33 años de gobiernos NACIONALES Y POPULARES. Los gobiernos oligárquicos-liberales de derecha estuvieron controlando el Estado Argentino un tiempo 4 veces mayor y el tamaño de los daños que ocasionaron a los intereses del país y a su pueblo proporcional a ese tiempo. ¿Se entiende por qué siempre se repiten los ciclos “democráticos”? Nuestra oligarquía se encargó de viciarlos y envenenarlos para que nunca podamos ser un país soberano y menos con justicia social.

Este cotejo también deja en evidencia otro aspecto: Cuales fueron los gobiernos que entendieron y defendieron la Patria como concepto ontológico (con bases filosóficas claras y contundentes cuya mayor y genuina expresión sigue siendo hasta el día de hoy el Justicialismo), sus bienes, riquezas e intereses populares y cuales los gobiernos que solo defendieron intereses de clase y se beneficiaron espuriamente con sudor ajeno e incluso enajenando riquezas y bienes del país a favor de intereses extranjeros sí con eso se garantizaban un mejor y más “protegido” saqueo.

Cuando un pobre ignorante pero no por eso menos perverso “senador” nacional (encima ex ministro de educación PRO) como Esteban Bullrich sugirió a los argentinos que aprendan a vivir en y con la incertidumbre estaba blanqueando no solo la ineptitud propia y la de sus pares partidarios al momento de tomar decisiones económico-políticas sino anticipando los catastróficos resultados económicos-sociales que al final de la nefasta gestión dejarían.

Tan real y concreto es lo anterior que a cualquiera le posibilita tener la certidumbre que la cuestión central siempre pasó –y pasa- por la distribución de la riqueza que tiene y produce este país. Dicho esto, sé que para muchos no descubrí la pólvora; pero estoy seguro que son muchos más -2 generaciones como mínimo, mal educadas y peor formadas políticamente- las que desconocen los orígenes del tema.

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.32.10

La disputa es clara y se da entre ese sector parásito y minoritario llamada oligarquía que se piensan a sí mismo como encarnación divina de la Patria, argumento con el cual siempre “tomaron todo” gracias a esa “perinola” que previamente vivieron cargándola por sentirla también de su propiedad, y el resto de los argentinos (los trabajadores) que son los que con sudor y lágrimas por la constante explotación, generan dicha riqueza.

Nunca dudaron a la hora de utilizar nefastos recursos para conseguir y garantizar sus fines. Explotación inhumana de los trabajadores; persecuciones políticas; represiones y encarcelamientos de opositores sin juicio previo; asesinatos de militantes sociales y ciudadanos en general nunca esclarecidos por esa justicia adicta al poder oligárquico de turno; suicidios inducidos (Nisman por caso) luego transformado en “asesinato” para obtener redito político; impunes saqueos de las arcas del Estado (ANSES y el resto de empresas estatales); latrocinios tarifarios e inflacionarios por devaluación de la moneda más eliminación del control de precios para el bolsillo del resto de los argentinos; implantación de demenciales timbas financieras; licuación de pasivos de empresas pertenecientes a los amigos del presidente solicitando la estatización de las mismas; reiterados endeudamientos externos jamás explicados a la sociedad sobre el destino de los empréstitos que siempre terminaron incrementado el patrimonio de los pocos que los desviaban hacia la timba financiera, para que luego –capital e intereses- terminen siendo devueltos con el sacrificio de la población en general porque “es un deber de todo gobierno «populista» honrar las deudas” (aunque jamás las haya contraído pero sí solicitadas en nombre de la nación y su pueblo por gobiernos oligárquicos inescrupulosos, o sus perversos operadores), fueron sus armas predilectas.

Lo grave es que jamás nadie se animará investigar las rapiñas PRO porque eso sería “injustas venganzas y persecución política de dictaduras populistas” que, según argumentan con ayuda mediática estos delincuentes, como siempre no se ajustan a lo “políticamente correcto”. Las calificadas “corruptas políticas” de gobiernos populistas que la oligarquía en el poder nunca dudó en judicializar, los gobiernos populistas le ponen doble venda a la justicia para que los flagrantes delitos oligárquicos cometidos en gestión no pasen más allá de ser simples “ilícitos”.

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.59.13

¿La justicia es igual para todos? ¿Es justicia que Milagro Salas y su humano trabajo social soporten prisión porque un inmoral gobernador como Morales decidió transformar ese trabajo social en “corruptela; o que un Amado Boudou fuera encarcelado por patearle el kiosquito a Magnetto? Macri que le adelantó en el comienzo de su gestión presidencial 4 mil millones de dólares a su primo Calcaterra & Asociados para un soterramiento que siempre estuvo paralizado, ¿No debería estar ya en prisión por ese y todos los daños ocasionados? Lo hecho contra Milagros y Amado siguen sin recibir el debido respeto que todo proceso judicial demanda; solo sostenido por el odio de clase de un mediocre y perverso gobernador que detesta su condición de “india” peronista en el primer caso y por impedir “espurios negociados en el segundo. Macri, por ser “blanquito y de ojos cielo”, recibe toda la inmunidad que su condición de clase otorga. Una dirigente social encarcelada sin haber cometido delito alguno; un ex ministro a quien le fraguaron “causas”, ambos en condición de presos políticos incluídos en la más que “super pesada herencia” dejada por el macrismo sin que el nuevo gobierno “popular” solicite a la Suprema Corte le devuelva dignidad al poder judicial haciendo justicia. El ex presidente Macri, con sobrado prontuario permanece libre y continúa de vacaciones aún teniendo más de 100 causas judiciales. ¡Estas “rarezas” son harto conocidaa! La llaman “tiempos judiciales”. Políticamente para ciertos casos la justicia es expeditiva y rápida, para otros muuyy leennnta y a la espera que por tiempo las causas “complicadas” expiren. ¿La independencia de la “justicia”? Bien! ¡Gracias!

Los más recientes ejemplos de viejos y perversos “operadores en deuda externa” que caminan y viajan por el mundo, libres, dando “cátedras” de vaya uno a saber qué, y sin cargo de conciencia alguno los encontramos en los Sturzenegger, Prat Gay, Caputo, Dujovne, integrantes del mejor equipo de los últimos 50 años según el jefe y cabecilla del “grupo de tareas” encargado del último desfalco al Estado; pero para cierta justicia (y encima “federal”) el estrabismo visual y la amnesia sobre los daños a la nación y su patrimonio ocasionados en los últimos 4 años son minucias irrelevantes.

DIALOGO IMPOSIBLE

¿Cómo hablar en serio con esta parasita oligarquía –o con sus operadores político-mediáticos- de democracia, de república y de respeto por sus instituciones sabiéndolos analfabetos políticos y perverso rufianes, sirvientes de intereses empresarios y bancarios a lo largo de ese tiempo histórico señalado más arriba?

Nada de lo que aquí expreso forma parte de ninguna fabula o fantástico relato inventado mediáticamente para consumo de perejiles (como los que sí “tejieron los Luecos, los Lanata, Majul, D. Santoro, el desaparecido Blanck, M. Sola y sigue la lista de “truchos sicarios y perversos creadores de infamias”). Todo lo que sostengo está documentado. Lógicamente su constatación demandará un esfuerzo adicional para cualquier argentino que muestre un mínimo de interés por conocer la verdad de nuestra historia. Pero en tiempos de “posverdades” y para un sector en números nada depreciable (digamos ese 40 % que voto a Macri) es más fácil y menos engorroso consumir basura periodística presentada en llamativos envoltorios mediáticos que ya viene pre cocida y lista para ser condimentada con imaginación y esa alta cuota de estupidez, consumida a diario por recomendación de   asnos vecinos de “barrios paquetes y/o privados” quienes les aseguran que su consumo y repetición (lo escuche en TN, lo dice Clarín, Lo dijo Latana, lo dice La Nación) es el más seguro pasaporte de ingreso al club de los “exclusivos”. Fortalecidos con “lo dijo…” como único argumento, el tilingaje da así sustento a la tarea encomendada por ser agentes multiplicadores; trabajan “ad honoren” para consolidar la imbecilidad humana en el resto del medio pelaje. Reflotar el perversamente inducido suicidio de Nisman, transformado en crimen por los inducidores y la oprobiosa prensa –con miserables periodistas como los Leucos- cómplice convocando a una marcha para este sábado 18 de enero, es el más claro ejemplo de ese avieso y nefasto “operar”.

Ignorancia y barbarie hecha acción diaria de la mano de ese medio pelaje de 4ta, fogoneado no solo mediáticamente sino también desde las sombras a través de ataque de troll en redes sociales dirigidos por oscuros delincuentes como Peña, Dietrich Carrio, Alonso, Pato Bullrich, Arribas, Lombardi, etc, etc., todos en permanente actividad ya que el perverso montaje de usinas les llevó 4 años y quedó consolidado. Todo esto forma parte de una realidad que solo torpes, ciegos y sordos pueden estar desconociendo a un mes de gestión del nuevo gobierno. Conscientes –o no- y en algunos casos por dinero, los idiotas útiles se transforman en sirvientes de los “civilizados y democráticos” –por ende del poder económico real-, quienes así ejercen el control permanente de una sociedad que viene perdiendo no solo la batalla económica y su poder soberano como nación frente al mundo, sino también la batalla cultural; y esto último se viene dando desde el 24 de marzo de 1976.

No elijo la fecha al azar; todo el actual desmadre que parió al neoliberalismo en estas tierras comenzó en esa funesta fecha y con la más sangrienta dictadura que igualó en número y crueldad de asesinatos y matanzas de criollos, a la que comandó Mitre en la segunda mitad del siglo XIX.

VOLVIENDO A LA ACTUALIDAD

¿Cuál debería ser la respuesta POLÍTICA de un gobierno popular elegido democráticamente; o de una sociedad mayoritaria que padeció una vez más un oprobioso gobierno, esta vez oligárquico-macristas (en su peor versión por el nivel de torpeza) 2015/19?

Sin ninguna duda parar inmediatamente la “PERINOLA CARGADA”.

¿Y cómo se lo logra? Con los trabajadores en las calles y en las rutas haciendo valer su poder político. No es un detalle menor. El “circo campero ruralista” que hoy se moviliza contra las tenues medidas que pretenden implementar A. Fernandez y el gobernador de Bs. As Axel Kicillof, hasta se anima a utilizarlo para sus fines. Lo comenzó a hacer desde aquella decisión gubernamental populista llamada “125” del 2008 (Implementada por el hoy opositor Martín Lousteau; errada o no pero ejemplificadora de que a la PERINOLA la cargan siempre los mismos).

¿¡Que el peligro es el posible desabastecimiento que pueden generar estos truanes!? ¿¡Que la compleja situación internacional empeoraría el panorama!? ¿Desde cuándo nuestro país necesitó de “situaciones favorables” (teoría del “derrame”, ofrecer competitividad -más y mejor explotación de los trabajadores- para favorecer la llegada de inversiones); axiomas inventados por ese nefasto e histórico liberalismo, hoy neoliberalismo oligárquico?

Que la batalla es cultural; a esta altura del partido… ¿Quién puede dudarlo? Al mejor ejemplo se lo encuentra en el empoderamiento que la oligarquía hizo de las movilizaciones, metodología utilizada por los “populistas” y a la cual ahora recurren inflando el número de concurrentes para hacer más grande mediáticamente el “sentir de la opinión pública” (pero en versión “cheta-paqueta” y sin “chori”). Sacan los tractores a la ruta, se disfrazan de “gauchos” y se mueven en sus poderosas 4×4 o autos de alta gama porque ellos no caminan. El arrear en colectivos y luego caminar es para negros y pobres.

LA PUNTA DEL OVILLO

Es menester que el actual presidente Alberto Fernández vuelva de manera urgente a las fuentes peronistas de hacer política nacional y popular, acordando con los trabajadores la defensa de una reimplantación de la distribución equitativa de la riqueza; con dirigentes CGTistas o no; y sostengo esto no por identificarme casualmente con los delirios de los universitarios trostkos del PO que siempre terminan siendo funcionales a los intereses capitalistas que dicen combatir, cagando de esa manera a los trabajadores. Estoy convencido que el único camino para consolidar el naciente gobierno es a través de la movilización constante de ese pueblo trabajador como siempre lo hizo acompañando las decisiones políticas del Gral. Perón; ese fue el modo que demostró eficiencia en la historia de los últimos 70 años (reconocido temerosamente hasta por el propio Macri en su afán de que esos ciclos no se repitan).

La batalla cultural se la gana en la calle. Si seguimos confiando en que la suerte va a depender de esa “perinola cargada”, al pueblo trabajador solo le queda esperar que la oligarquía le indique cuando el aceite puesto en fuego está a punto de fritura para que vuelva a dar otro salto a una suicida cocción, todo por estúpidas decisiones dirigenciales de gobiernos que para no ser populistas-peronistas prefieren identificarse como “progres-liberales de izquierda” (cuestión de “academias” ¿vio?).

Tal vez este texto moleste a no pocos obsecuentes de turno. Desde el gobierno dicen que van a escuchar a todos. Yo digo lo mío, sin eufemismos. Como peronista que soy, moriré pensando que primero están los intereses de la PATRIA Y LA DIGNIDAD DE NUESTRO PUEBLO. Por esta razón soy de pocos amigos ya que no me gusta coleccionar hipócritas. Como peronista apoyo al gobierno popular del FdT.

El pueblo nunca estuvo armado para enfrentar la injusticia; ama la vida, nunca rindió culto a la muerte. Siempre fue el que tuvo que aguantar balaceras y palos proporcionados por las “fuerzas armadas y del orden”, que nunca estuvieron al servició de la PATRIA y su pueblo (que somos todos) sino para la defensa de los intereses de esa oligarquía.

La batalla cultural tiene varios frentes. No se debe descuidar ninguno y priorizar las acciones según sean las circunstancias. Solo pasó un mes de gobierno y la oligarquía ya comenzó a sacar sus garras y el vocero J. Lanata anunciando para marzo el apocalipsis.

PODER CONTRA PODER

El poder económico solo le teme al único lenguaje que lo hace retroceder cuando de batallas se trata; el poder de la movilización político-popular. Consolidado ese frente, el actual gobierno del compañero A. Fernández podrá trabajar más cómodamente en todos los otros frentes (que no son pocos).


CULTURA DE LO HUECO, TORPEZAS Y DAÑOS SOCIALES.

10 octubre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Realidad política nacional; de nuestra redacción.

EL CHERONCA

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

Siempre se dice que este país da para todo y dio a todos. Lo anterior es tan cierto que este presente político nos entrega hasta lo más insólito; a saber, tener un presidente elegido democráticamente que no se dedica a gobernar. Desde que Niembro lo instaló en política vivió y vive jugando a la “campaña electoral” que es el único divertimento donde puede prometer cosas que sabe que nunca va a cumplir. Gobernar implica trabajar ¡Y cómo! Macri nunca lo hizo, pero desde hace dos meses y de manera increíble se jugó metiéndose más en su divertimento. Transformó en changa su juego y este lo tiene de excursión permanente. Como no le demanda esfuerzo alguno, deja el país en banda y que se hunda en esa calamitosa crisis económica que el mismo creo de manera alevosa. Macri está en campaña electoral como si sus 4 años anteriores de nefasta gestión y desgobierno no hubieran existido. En las PASO perdió por paliza. Como todo “niño rico caprichoso”, si pierde en un juego lo anula, lo niega, lo ignora como si nunca hubiese existido (“las PASO no existieron; vayan a dormir.”), MACRI IGNORÓ EL RESULTADO DE LAS ELECCIONES DE AGOSTO.

Mauricio “jugó a gobernar sin tener que trabajar y menos pensar” (tanto siendo Gobernador de la C.A.B.A. como ahora presidente). Nunca trabajó; por consiguiente no sabe de qué trata la cuestión. Habla del tema sin conocimiento alguno. Si alguno de sus “colaboradores” le exigió demasiado pidiéndole que cumpla con las funciones para las que fue elegido en su rol presidencial rápidamente solicitó una semana de descanso porque sino se “volvía loco y amenazaba con hacer mucho daño”. Loco o no el daño lo hizo.

Macri nació y vivió en un mundo de fantasías y engaños. Su mamá contó que de chiquito siempre fue mentiroso y por eso lo regañaba (entrevista a la Blanco Villegas publicada por la revista Noticias).

Su vida, gracias a la mal habida fortuna familiar, siempre le permitió disfrutar de juegos. Con dinero todo se compra. Certificados habilitantes de primario, secundario y universitario son fáciles de conseguir por módicas sumas en el ámbito de la educación privada. De ahí su marcada ignorancia en casi todos los temas que vayan un poquito más allá de sus conocimientos de futbol, de Boca y de alguna que otra gansada asociada.

Por inclinación patológica hacia la mitomanía no le costó mucho aprender a vivir fabulando; por eso transformó en “hechos virtuosos y transparentes” la desgraciada realidad que le supo imponer y obligó a soportar a la sociedad argentina en su conjunto con sus políticas de ajustes justificando de ese modo espurios negociados altamente redituables para él y sus amigos. ¡Pero encima los explicó -o narró- de manera ridícula!

Su papá –Franco-, consciente de esto y previendo lo que podía ocurrir, transfirió la responsabilidad de una posible elección presidencial de su hijo a sus potenciales votantes ya que conocía de primera mano la inutilidad de su “vástago”. El vástago –y a modo de venganza post mortem- mandó en cana a su padre muerto en condición de delincuente. Cría cuervos y te comerán las empresas.

La cultura del engaño es una cultura hueca, vacía de contenido real y llena de fantasías. En esa cultura creció Mauricio; lógicamente eligió para rodearse a potenciales mitómanos (Peña, Caputo, Michetti, Alonso, Garavano, Bergman y el resto), personajes que vienen acompañándolo en sus “ delictivas y fantásticas cruzadas” de apropiación de lo ajeno; sin mucho esfuerzo y sin exponerse a riesgo alguno desde ya.

Ahora bien, ser ignorante no implica necesariamente ser estúpido. Mauricio conoce por experiencias vivenciales la ley del menor esfuerzo y al dedillo los negocios más redituables que con ciertos artilugios se pueden llevar adelante para seguir manteniendo la gran vida; más teniendo poder.

Su torpeza a la hora de intentar hablar o argumentar alguna grotesca decisión que dispuso tomar, está más asociada a un desconocimiento generalizado en términos de un mínimo de cultura general a la que hay que sumarle su total ignorancia sobre cómo se manejan las estructuras estatales; por ende su incompetencia, ineptitud e impericia para abordar complicadas cuestiones de Estado siempre quedaron expuestas.

Los 8 años frente a la C.A.B.A. más los 4 como figurita presidencial, a la sociedad terminaron resultándole interminables. 12 años de pésima gestión y con cuantiosos daños sociales -no pocos de ellos irreparables- se presentaron como demasiado sadismo junto.

Pero lo tragicómico de este momento que nos hace vivir “el Mauri del #Sí Se Puede” es insistir con ese raro y muy perverso juego de seguir prometiendo cosas imposibles de realizar. El camino propuesto para “dar vuelta esta vez la elección” es presentado con una extrañaa bifurcación a nivel de insulsa propuesta vacía de contenido pero llena de “parches económicos populistas” preelectorales que en esencia detesta y rápidamente los contrarresta con “medidas” de urgencia en su desesperación; me refiero a los DNU presidenciales firmados a diarios que los mete solapadamente para garantizar los últimos negociados rentables en el presente o a futuro! ¡Y se manda en “cana” solo! Esto indica que como buen bruto sigue sin plan alguno e improvisando con total descaro pero con una alta cuota de perversión. Indudablemente esa bifurcación que intentan ofrecer, en ambos casos conducen a incrementar aun más la cuestión patrimonial producto de una desmesurada codicia que lo obliga -no solo a él sino a sus amigos- a seguir acumulando riquezas en base a contar burdas mentiras que son vendidas (complicidad mediante de medios y periodistas “adictos” -a la buena paga-) como la panacea que por fin llegará luego de estos 4 años donde se dedicaron a realizar ¿cambios estructurales?

Cabe preguntarse: Los cambios estructurales de los que habla Macri y su sequito de alcahuetes ¿incluyen el descomunal aumento tarifario que permitió engrosar groseros montos de ganancias extras a los empresarios amigos del presidente sin que hayan hecho ninguna inversión y con apagón nacional y regional incluido; la monstruosa transferencia de riqueza a los más poderosos vía devaluación de la moneda; las legalizaciones de las cuentas off shore que guardaban los gigantescos montos evadidos al fisco por el propio presidente y sus acólitos; el aceitado funcionamiento de la bicicleta financiera donde entraron todos sus amigos; el asalto a las arcas del ANSES, etc, etc,? ¿Esos cambios estructurales incluían la generación de nuevos pobres, hambrunas para niños, rebajas salariales, precarización de la jubilaciones, destrucción del aparato productivo, generar condiciones para el retorno de las AFJP y la precarización laboral vía reforma? ¿Cómo hicieron las “cambiadas estructuras” para fumarse 54 mil millones de dólares del prestamos del FMI sin que la sociedad sepa adónde fueron a parar?

Resultaría muy interesante conocer de boca de Macri como piensa revertir este desastre que él mismos produjo pero que siempre se lo atribuyó a factores exógenos y/o climáticos (Tormentas, ríos crecidos, subida al Aconcagua, fenómenos que se producían en Turquía, China, Martes o Júpiter). Sería bueno que expliquen de qué modo piensan que sí pueden “dar vuelta no solo la elección sino devolverle un mínimo de dignidad a la gente que vaya un poquito más allá del odio que se dedicaron a sembrar para dividir a la sociedad y seguir sacando ganancias de un río revuelto.

Nada de lo que prometa hacer Macri resulta creíble. Un ser humano hueco culturalmente que pone en evidencia su ignorancia con sus torpezas diarias solo puede traer mayores desgracias al pueblo argentino y el rife final de las pocas riquezas que nos quedan y que ya se encargó de hipotecar.

Peor aún, los “opositores” que corren a Macri por derecha con esloganes baratos a falta de propuesta y conocimientos, son peores que todos los del PRO juntos (Espert: “No votes al pasado, tampoco a este presente ¿?” mientras hace campaña en la C.A.B.A. para que gane Larreta que ¡es el presente que pide que no voten! Gomez Centurión: “Si votas a F.F. votas aborto. Vota por la vida”, pero nada dice de qué va a hacer con los pibes que sí se están muriendo de hambre por las políticas macrista). Y los defensores de Macri tipo Carrio con delirium tremen diciendo estupideces por doquier.

En eso tienen razón aquellos que insisten con: ¡Que país generoso!


CÓMO UN QUIROFANO “PRO” PUEDE PROMETER UN BRAD PITT Y TERMINAR ENTREGANDOTE UN FRANKENSTEIN

8 octubre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

PEDRO DEL ARRABAL

Por Pedro del Arrabal

En razón de los resultados electorales que se dieron en las PASO de agosto pasado (2019), en el país se exacerbaron peligrosas convulsiones dentro de la gestión gubernamental “PRO-CAMBIEMOS” y desnudaron que la amenaza proferida por Mauri no era en vano: “Si me vuelvo loco, les puedo hacer mucho daño.” Evidentemente se volvió loco nomás y al daño lo está haciendo.

A partir de diciembre del 2015, el macrismo en gestión trato al país, a sus instituciones y a su pueblo como si estuvieran enfermos.

Comenzaron a desparramar el virus del odio para evitar tener que hacerse cargo de que fue la gestión que llevaban adelante la que comenzó a enfermar y desestructurar a la sociedad en lo cultural, laboral y productivo.  

El macrismo es la corporización siglo XXI de una endemia que reaparece de manera recurrente en nuestro país (30; 55; 76; 90 del siglo pasado). Esta vez por la excesiva ingesta de un “remedio” elaborado por “Laboratorios Neoliberales”. El medicamento supuestamente no presentaba “contraindicaciones· y se lo publicitó como si fuera un “mana bendito” que curaba e inmunizaba como una vacuna –según aparece en el prospecto- de manera definitiva contra cualquier enfermedad, incluida la llamada “Populismo” a la que se encargaron de presentarla como un cuasi “botulismo”.

Esta vez al remedio lo presentaron en cajas bancarias con el nombre de fantasía PRO-CAMBIEMOS.

Sin embargo lo vinieron inoculando de manera solapada y mediáticamente desde hacía 10 años en los sectores medios de la sociedad a través de la mafia que conduce “don Corleone Magnetto” desde su multimedios Clarín.

El remedio fue vendido como la panacea que curaba todos los males. Ahora sabemos porqué “obviaron” incluir las contraindicaciones. La realidad se está encargando de poner en evidencia que fue casualmente ese medicamento el que está llevando al país y a su pueblo desde el 11 de diciembre del 2015 a empeorar su cuadro de situación.

MACRI 1Con el correr de la gestión macrista, el pueblo argentino empezó a descubrir de golpe que de ser un paciente que había comenzado a recuperarse de la mano de una gestión “populista” lo habían transformado en un enfermo crónico diagnosticado por un ¿Ing? (Macri) y un economista (Gonzalez Fraga) entre otros “especialista”; y fueron estos los que decidieron retrotraer la situación a la de un paciente terminal que debía volver a quirófano de prepo en el 2015.

El giro 180º de la camilla que traía al paciente en plena recuperación para volverlo a una sala de operaciones fue producto de un perverso y falso diagnostico hecho al estilo Dr. Bonadio.

Captura de pantalla 2019-10-07 a la(s) 18.17.08Ya en el quirófano, la mala praxi que llevaron adelante un grupo de improvisados “cirujanos” (dos brutas de brutalidad congénita instrumentistas: Laura Alonso y Gabriela Michetti, un asistente -rabino desorientado- que nunca encontró su Israel sionista en un mapa “orgánico”, de apellido Bergman, una delirante psicópata que se carga de alcohol y armas para asegurar el éxito de la intervención quirúrgica apellidada Bullrich, un ministro de justicia que le garantizaba legalidad a la intervención de apellido Garavano y un delirante y perversito anestesista especialista en inyectar   estupideces argumentales en la sociedad, llamado Marcos Peña hicieron el resto. Todos ellos fueron presentados y ofrecidos a los familiares y a la sociedad como el “mejor equipo de los último 50 años” que incluía un Messi de las finanzas de apellido Caputo que por amor a la “bicicleta financieramente patriótica” abandonó la “Champions League” y el Tour de Francia para venir a conducir un quirófano.

Captura de pantalla 2019-10-07 a la(s) 22.39.31

Lamentablemente, el país y sus habitantes, ya “operados” y en la camilla con la que se suele sacar a los pacientes de un quirófano, comienzan a presentir los resultados, las consecuencias y las espantosas secuelas que les dejó la intervención quirúrgica. Y no se equivocaron; al llegar a la habitación se miraron al espejo, y del Brad Pitt exitoso que le habían prometido en el 2015, solo vieron un simil Frankenstein lleno parche, ataduras con alambre, huecos infectados y deudas por doquier en el 2019.


UN PASADO VUELTO PRESENTE.

5 enero 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política nacional e internacional

hector timerman.

Murió el ex canciller argentino del último gobierno peronista: Héctor Marcos Timerman.

V.L.M.

Crespon

Por Victor Leopoldo Martinez

Héctor Marcos Timerman. Un ARGENTINO que profesaba de manera práctica y por tradición familiar la religión judía.

Este último señalamiento es muy importante en relación a ese sín fin de estupideces que dicen aquellos  ignorantes y/o perversos que muy sueltos de cuerpo y tratando de mostrarse eruditos en la materia, mezclan cuestiones religiosas, con otras cuestiones institucionalmente políticas.

Timerman fue un argentino judío; pero primero argentino y como tal fue un verdadero criollo que cumplió con la patria.

Vale aclarar algunas cuestiones vinculadas a ese estúpido y acomodaticio intento de separar religión y política que es como querer separar la educación de la política.

La religión es política porque nació de una decisión humana. Las creencias y la fe en la humanidad no son decisiones metafísicas, son elecciones según maneras de entender la vida y vivir acorde a dicha elección; parten de decisiones  humanas y sociales que se asientan en cuestiones y necesidades existenciales hasta transformarse en fenómenos culturales.  Pero en tanto el hombre es un ser eminentemente social, cualquier decisión humana –aún la individual- tiene incidencia social y por ende política.

Sin  lugar a ninguna duda toda religión tiene un interés político como lo tiene la educación. Cuando se dice “hay que sacar la ideología de la escuela”, es porque los que lo pregonan son de  otra ideología que es la que ansia  quedarse con el nicho que pretenden desalojar.

Desde el momento en que se decide que una religión sea “oficial” para un Estado, quiera o no esa religión como institución está involucrada en política porque tendrá incidencia sobre las decisiones que tome ese Estado. Pero este no es el único ejemplo. Los evangélicos (de origen norteamericano y bancados por ese imperio) que “operan” con sus iglesias dentro de nuestro país trabajaron denodadamente en las últimas elecciones presidenciales (2015) para que los fieles que concurrían a sus templos votaran a Macri (Si hubo acuerdo económico entre las partes más grave aún).  

Ahora bien, lo que a una comunidad, a un país, le debe interesar como Estado es el comportamiento de sus ciudadanos en relación a los interese sociales, nacionales y el bien común, independientemente de la religión que cada individuo, familia o congregación profese y en esto sí valen las diferentes actitudes que las congregaciones religiosas pasan a tener frente a determinados hechos políticos.

CUANDO LA HISTORIA MUESTRA UN PASADO IRREBATIBLES.

La  acusación de “judío traidor” por un lado y de “traidor a la patria” por otro, hecha a Timerman (lo primero lo digo por esa DAIA de “derecha PRO Israelí” y por los sirvientes del imperio norteamericano), es aberrante. Si se pretende hablar de “traidores”, nuestra  historia como Nación está plagada de ejemplos  de “católicos” que contrariamente al fraudulento caso judicial del “judío” Timerman, sí fueron grandes traidores para con los intereses de nuestra Patria y de su pueblo y jamás fueron tildados como tales; empezando por Rivadavía y Mitre en el siglo XIX y Roca (h) en el siglo XX; católicos que permitieron el saqueo de nuestras riquezas y la explotación de nuestro pueblo. Me refiero a esos viejos y también a los nuevos perversos que humillaron y humillan la soberanía política y la independencia económica del país y que, en momentos como esos, hasta la propia iglesia católica miró para otro lado argumentando ridículamente que su misión no era “mundana” y estar solo abocada a cuestiones del “reino celestial”. Esa iglesia “institucional” sabía que como parte del Estado podía parar esos saqueos, aquellas explotaciones de “hombres por otros hombres”, en muchos casos acompañada de prisión tortura y muerte; y no lo hizo.

Me estoy refiriendo a esa misma iglesia que permitió a cobardes católicos masacrar a población civil inocente bombardeando la ciudad de Bs.As. el 16 de junio de 1955, asesinando a ciento de compatriotas desde sus aviones que llevaban pintado en sus alas una cruz y la consigna “Cristo Vence”. ¿Se conoce los nombres y las sentencias sobre esos asesinos? No; porque nunca estos hechos existieron por decisión política de los “libertadores”; y la iglesia católica acompañó. Me refiero a esa “institución iglesia” que avaló y acompaño a la última dictadura en sus vejamenes y hasta justificó asesinatos de curas y monjas y hasta obispos como en el caso Angelelli.     

A Timernan se lo acusó injustificadamente de “traición a la Patria”. Esto no debe llamar la atención ya que es una constante histórica practicada por la oligarquía vernácula. Pero a fuerza de ser fiel a los hechos, en el caso de Timerman ni siquiera eso, ya que la acusación fue parte de una estrategia instrumentada de manera mediático-judicial  con mucho tufo a operación política distractiva y a simple venganza contra un gobierno popular. Fue diseñada por el tilingaje “PRO” bastante perverso y odiador, ese medio pelaje aspirante a grandes burgueses que para desgracia de ellos se quedaron en “guarangos y torpes funcionarios”, por falta de garlopa dijera Jauretche. Se los puede identificar claramente, de mayor a menor según sea el nivel de ignorancia y perversión: Macri, Peña, Bullrich, Alonso, Garavano, Bonadio,  Magnetto y los Saguier.

LOS HECHOS

Caída la operación “Nisman fue asesinado por el kirchnerismo” que sirvió para que Macri sea hoy presidente (hasta la delirante ex jueza Arroyo Salgado, y ex consorte de ese oscuro personaje que fue el ex fiscal Nisman , ahora se retiró como querellante; es loca pero no come vidrios), la segunda parte de aquel lamentable y hasta quizá inducido suicidio consistió en mantener mientras se pudo el argumento del asesinato para traer de los pelos la figura de “traición a la Patria” y encajársela a los funcionarios del gobierno anterior (Cristina y Timerman). Todo fue una burda fabulación mediatico-judicial sin sustento legal alguno y menos pruebas; a tal punto que tuvieron que inventar de manera torpemente ridícula (Patricia Bullrich y sus peritos gendarmes) pruebas para transformar un suicidio en crimen y  seguir con la causa “Irani” colocando a funcionarios de ese país como los responsables del atentado a la AMIA y así incluir  la supuesta complicidad del gobierno peronista de Cristina  interfiriendo la investigación. La verdadera historia sobre el tema AMIA, según canta el expediente, cuenta que el propio Bonadio fue apartado de la causa por ser él el que interfería y desviaba la investigación que se venía realizando. Lo hacía por pedido  norteamericanos-israeli.

Los dos atentados (embajada y AMIA) se produjeron en la década de los “90”, gobierno de Menen y Bonadio hombre de la “servilleta de Corach”. No hace falta ser muy astuto para descubrir las razones de la aparición del “Juez Bonadio” en la causa AMIA  como tampoco se requiere de esa misma astucia para darse cuenta de la “no casualidad”  que el “Juez Bonadio recibiera” la causa Nismán y calificará a Timerman (y Cristina) dentro del delito de “Traición a la Patria”. Pero la torpe acusación tuvo dos vertientes: a) La mediática (Clarín) que fogoneaba las supuestas pruebas que Nisman tenía e iba presentar, que no eran otras que las que el Juez Rafecca anteriormente ya había desestimado por insustanciales y pueriles. Y b) la judicial de Bonadio que la hizo basado en un memorándum que fue votado por el Congreso Nacional (sin que ningún legislador haya sido citado a declarar por este Juez) y en un supuesto levante de las “alertas rojas” que solo Interpol lo puede hacer y cuyo máximo responsable (jamás citado por Bonadio a declarar) negó rotundamente que el gobierno argentino de Cristina (con Timerman de canciller) haya solicitado se levanten. Toda esta perversión le costó la vida a un gran argentino.

Timerman murió por decisión no solo de la enfermedad terminal que lo aquejaba sino y fundamentalmente por la decisión de un perverso gobierno PRO y de un Juez que decidió sin ninguna prueba juzgarlo injustamente como un “Traidor a la Patria”; en otras palabras y con las reiteradas negativas de que saliera del país para tener un tratamiento adecuado para su enfermedad, Bonadio asesinó a Timerman. Y por qué digo esto? A Timerman, Bonadio lo torturó hasta el colmo de hacerlo ir a declarar en un estado de enfermedad desastroso; a Franco Macri (papá del delincuente que tenemos como presidente) y quien argumentó no poder ir a declarar por estar enfermo, todo aceptado, todo permitido.

La prensa adicta a los grandes negociados y cómplice en esta ocasión de la operatoria “macrista-judicial”, volverá, como lo hace de manera reiterada, a cumplir con la misión de esconder todo para que nadie jamás se entere de la verdad de otro crimen PRO. Maldonado, Nahuel y tantas otras tantas víctimas del gatillo fácil, –y ahora Timerman- son muestras acabadas de la perversión conjunta Clarín-PRO-Justicia complaciente. Esto en algún momento deberá pasar por una justicia más ecuánime; más tarde que temprano pero tendrán que rendir cuenta; especialmente el monopolio Clarín.

QUIÉN ES QUIÉN   

En nuestra historia solo dos personas lo anteceden a Timerman en tamaña acusación: Liniers y Perón. Como Timerman tanto el patriota Liniers como el Gral Perón fueron casualmente hombres con honor a la hora de defender los intereses de la Patria.

¿Quién acusó a Timerman? El gobierno más corrupto que recuerde la historia de nuestro país; y quizás el más antipatria que haya existido. Pero no solo eso; acusó a Timerman el gobierno que mayores traiciones a la patria cometió (superándolo al ideólogo en la materia, Bartolo Mitre) con descarados renunciamiento a nuestros derechos soberanos en no pocos intereses estratégicos; y los cometió en tiempo récord:

a) Permitir la instalación de bases norteamericanas en territorio nacional sin pasar por el  Congreso.

b) Acordar su servilismo sin condicionamiento alguno al imperio norteamericano e Israel.

c) Eliminación de toda limitación para la adquisición de tierras por parte de cualquier extranjero – poderoso económicamente desde ya-.

d) Entrega del manejo de nuestra economía al FMI.

e) Eliminación de todo impedimento legal para operar “lavado de dinero y fuga de capitales al Extranjeros”

f) Renunciamiento de nuestros derechos soberanos sobre las Islas Malvinas.

Entonces que un traidor acuse a alguien de “traidor a la patria” urdiendo una patraña con eje en el atentado terrorista contra la AMIA, en una causa que tiene a los principales responsables de la DAIA en aquel momento – junto al MOSAD y la CIA- como los más “sospechosos” por la decidida participación de todos ellos en el entorpecimiento de las investigaciones y de la causa misma; repito acusar a un Argentino judío por el solo hecho de haber participado de un gobierno Nacional, Popular, Peronista y anti oligárquico no puede sorprender a nadie más allá de las burradas argumentales utilizadas para justificar dicha acusación.   

El gobierno de Mauricio Macri -con él como máximo responsable-, en 3 años, se cargó asesinatos, prisiones y torturas de argentinos con el cuento de su lucha contra la “corrupción pasada”. Desde Milagros Salas en adelante todo fue de una perversión inusitada ya que se utilizó una técnica muy parecida a la usada por el nazismo alemán (“miente, miente, que algo quedará”). Jorge Lanata fue el más importante operador PRO-Nazi  ¿Se los llevará a la  justicia a estos criminales, respetándoles todos los derechos constitucionales que ellos no supieron respetar por odio de clase cuando fueron gobierno? 

Lonardi (integrante de “La Libertadora del 55”) cometió el error de manifestar una frase que a la oligarquía siempre le produjo  alergia, pero a la cual siempre acudió cuando vio que las “papas quemaban” y sus “personajes” podían ir a la cárcel: “Ni vencedores ni vencidos”. La oligarquía con Aramburu y Rojas decidieron que Lonardi estaba loco, lo rajaron y comenzó el “nazismo libertador” contra todo lo que fuera “peronismo”.

Luciano Benjamín  Menéndez, comandante del 3er cuerpo de aquel  ejército antinacional de ocupación que fue la última dictadura militar manifestó: “Para que este país pueda funcionar hay que matar a por lo menos 500 mil peronistas”. La última dictadura desapareció a 30 mil argentinos. Solo fueron y son enjuiciados los autores materiales de aquel genocidio pero no así los responsables civiles e ideológicos, la oligarquía agro ganadera-financiera que endeudó al país y se forró los bolsillos con esfuerzo ajenos gracias a la precarización laboral y a todo tipo de corrupción.

¿En qué se diferencia el gobierno de Macri de los antecedentes señalados?

Un pasado vuelto presente hoy  azota a nuestro país y a su pueblo de la mano de un mentiroso “chico bien” llamado Mauricio que aún y con todo el daño hecho descaradamente pretende ser reelecto  para seguir jodiéndole la vida a los argentinos.


LA “GRIETA”, ESE DILEMA EXISTENCIAL QUE NOS PUEDE HACER NAUFRAGAR COMO NACIÓN.

1 octubre 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, política nacional

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez.

Es más que evidente que este gobierno engrupió al conjunto de la sociedad argentina; y lo hizo con total impunidad gracias al descomunal blindaje mediático que le dio el grupo multimedios Clarín. Gracias a esto último pudo engrupir a todos los argentinos del mismo modo que lo vino haciendo con los porteños desde el 2007 hasta el 2015. En ese periodo a la ciudad la maquilló de amarillo, y fundamentalmente se encargó de desarrollar los más variados negocios de contratos con el estado provincial de la C.A.B.A. para que concretaran ese maquillaje. Ni siquiera hizo un miserable metro más de subte de los 11km. por año que prometió hacer. Mintió. Y siguió mintiendo con promesas absurdas para llegar a la presidencia. Mintió políticamente; le mintió a la sociedad sobre su capacidad para gobernar; mintió que solucionaría los “supuestos” problemas económicos que había dejado la gestión anterior (algunos ciertos y manejables desde y con otros criterios, pero no tan injustos en materia social como los que aplicó hasta el día de la fecha este gobierno PRO); mintió como miente el operador mediático-financiero Bonelli -desde TN y canal 13- hasta  hoy quien sigue insistiendo con instalar que la actual “crisis”  es consecuencia de esa “pesada herencia” que Macri no supo “comunicar”; mintió sobre su respeto a las instituciones de la república ya que en dos años y medio avasalló a los otros dos poderes del estado hasta ponerlos a su servicio. Mintió con ayuda mediática porque esos monopolizados medios aliados mintieron y lo siguen haciendo por ser parte interesada del fraude PRO como grupo empresario altamente beneficiado.

Hoy la Argentina es un caos. Un caos económico, un caos social, un caos institucional, todo agravado por la decisión de perpetuar el plan de saqueo; que en realidad fue el único plan de gobierno que tuvo desde que tomó el control de la República; y si se lo deja, puede extenderlo más allá del 2019.

Pero hay algo más grave aún. No hay oposición política. Los políticos opositores no son tales y con sus gestos, actitudes y acciones parlamentarias terminan siendo funcionales al plan de saqueo macrista.

No puedo pensar de otro modo cuando veo –y la sociedad lo constata a diario- que la mayor preocupación para gran parte de esa oposición hoy por hoy no pasa por el incremento de la pobreza, del desempleo, del cierre de industria, del monstruoso endeudamiento externo, el deterioro y la precarización tanto de la salud como de la educación junto al descuido total y absoluto de nuestros jubilados; no, para ellos el tema pasa por cómo llegan mejor posicionados a las elecciones del 2019. Vergonzoso.

La ley del menor esfuerzo, el amor por la mitomanía y el odio de clases está instalado socialmente y es el mayor logro conseguido por el gobierno PRO a través de la educación mediática. Lograron internalizar en cierto sector de nuestra sociedad que los enemigos de esa “patria blanquita, de ojos claros y pedigre francés (como la Lagarde)” no son otros que los negros, vagos y sucios peronistas, y el resto de sudacas que entraron como “colador” por nuestras fronteras (palabras del PROPIO Macri) durante el gobierno populista kirchnerista. ¡¿Que problema pueden llegar a tener los otros, los verdaderos enemigos de nuestra PATRIA (la de todos los argentinos) para lograr sus objetivos?! ¡NINGUNO! Me refiero al imperio norteamericano, al ingles y a los buitres financieros internacionales. Para Macri la senda “económica” que obliga a transitar a todo nuestro pueblo, es el único camino de inserción en el mundo: de rodillas, con ese pueblo violado hasta en su más mínima dignidad, y sus recursos naturales saqueados y/o rifados por endeudamiento externo; todo para que unos pocos hipócritas oligarcas y el resto del medio pelaje empresarial cipayo se “forren” de divisas gracias a lo único que saben hacer: pedalear en bicicletas financieras.      

Ahora todo está más claro. Para llevar adelante esta perversa idea del saqueo, Macri nunca requirió de un plan económico; nunca lo tuvo porque pedirle a un ignorante que lo tenga es el colmo del absurdo. Simplemente le alcanzó con contar con la complicidad oligarquico-mediática y operar con los mayores delincuentes financieros existentes en el mercado (en realidad simples y usurarios banqueros). El resto, y con una gran porción de la sociedad idiotizada, fue vender sus decisiones económicas como las únicas posible y viables. El deterioro cultural y la brutal ignorancia que logró instalar la “educación mediática” en los últimos 40 años en gran parte de la clase media argentina (algo que vengo repitiendo de manera casi hartante) hizo y está haciendo el resto.

Pero lo más grave y hoy altamente peligroso es que Macri prometió unir a los argentinos desde su gestión de transparencia, y en los hechos hizo y hace todo lo posible por y para enturbiar situación por situación con argumentos banales de modo que sus actos de corrupción sean asimilables como naturales;  sumergió al país en las tinieblas del odio fratricida agrandando la grieta entre hermanos y compatriotas hasta reinstalar terribles situaciones de terror muy similares, y en algunos caso hasta superiores, a las vividas y padecidas por nuestra sociedad en otro momentos históricos del pasados reciente y no tanto.

El odio infundado, o solamente fundado y sostenido con estúpidos argumentos bajados mediáticamente, no solo comprado sino hecho suyo por ese sector social de marras está generando una situación político-social que, buscada o no por este gobierno PRO, puede producir situaciones muy perjudiciales para el conjunto de la sociedad, mucho más graves de las que ya de por sí vienen padeciendo los trabajadores y los sectores más vulnerables de nuestra sociedad en estos últimos dos años y medio.

Sobre este calamitoso presente, ¿Quién puede dudar, y hasta en términos comparativos con el gobierno anterior, que este gobierno PRO, en menos de la mitad de su tiempo de gestión, sumió a la Nación en un caos y metió a las instituciones del Estado es una situación anárquica nunca antes padecida como son los casos del parlamento y la justicia? Solo la necedad y la estupidez previamente instalada socialmente puede hacer posible una ceguera tal que evite reconocer esta realidad contundente.

¿Pueden presentarse dudas existenciales en materia política en nuestra población sobre que el camino elegido por este gobierno no es casualmente el que prometió; no es el que nos puede llevar en ese futuro a la pobreza cero; que todo fue un fiasco y una burda mentira?

¿Pueden presentarse dudas existenciales en materia política en nuestra población frente a una realidad de disolución social nacional –perfectamente buscada por nefastos personajes como Marcri, Peña, Alonso, Bullrich, Garavano, Lombardi,  etc, etc, dentro del concepto “divide y reinaras”-?

¿Pueden presentarse dudas existenciales en materia política en nuestra población cuando a diario comprueba que la persecución política no busca otra cosa que la eliminación de los opositores a su plan de saqueo?       

¿Pueden presentarse dudas existenciales en materia política en nuestra población y seguir permitiendo que este corrupto y nefasto gobierno PRO hipoteque el destinos de nuestras futuras generaciones con el atroz endeudamiento externo solo para saciar su interminable codicia?

La grieta existe, y hoy por hoy el gobierno PRO sigue trabajando para que se profundice. El odio sigue siendo alimentado desde las esferas oficiales sin descanso. Cuidado con nuestro futuro. Otro oportunista legislador oficialista (Amadeo=Lilita) que viene viviendo de la teta del Estado desde hace 40 años gracias a letanías absurda, ya se animó a hablar de guerra civil (¿será entre esos vagos, negros y sucios “choripaneros” y los “vagos decentes” como él? Nada nuevo, nada original: Civilización y Barbarie mitro-sarmientina de ayer, hoy negros y sucios peronista choripaneros por la gran nación latinoamericana frente a “vagos decentes y mitro-marxistas” por la patria neoliberal. 

El gobierno nacional esta jugando con fuego y por lo visto no dudará en usar los bidones de nafta que tiene en la mano para que todo el país arda (con nosotros adentro desde ya porque seguramente ellos tendrán sus mansiones lista en el extranjero para cobijarlos).

Dicen por ahí que Dios pone pruebas difíciles a los pueblos que él cree son capaces de demostrar su poder de reacción y su amor y respeto por la dignidad humana. Deseo de corazón que mi amado pueblo ARGENTINO lo vuelva a demostrar como lo hizo en otras oportunidades… como el 17 de octubre de 1945. Hoy comienza otro mes de octubre… de 2018.

 


En política, dar examen es sinónimo de inseguridad…

8 febrero 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, de nuestra redacción

Foto de V.L.M.Por Victor Leopoldo Martinez

…Y más cuando la mesa examinadora está conformada por evaluadores dispuestos a “bocharte” si no decís y/o haces lo que ellos consideran lo correcto.

Para el caso político –que es el más patético en brindar cantidad de ejemplos de evaluadores -, es de una torpeza imperdonable creer que los “conceptuadores” no tienen ideas ni fines políticos a la hora de tomar exámenes. Peor aún es creer que estos “personajes” llegaron al rango de evaluadores por capacidad, idoneidad, objetividad, pulcritud, asépticos y asexuados y no porque el “sistema” los vio con condiciones para el “servicio” y dotados de la adecuada formación para ser lo suficientemente “funcionales a sus intereses”. Llamo sistema a toda estructuración social en términos normativos hecha, o bien por construcción comunitaria, o impuesta exógenamente y para beneficio sectorial. En este caso me estoy refiriendo al sistema financiero-político con sus consecuencias sociales harto elocuentes hoy vigente. El orden de estas características del sistema que doy –según mi modesto entender- me parece correcto ya que hacen a los resultados que ese sistema obtiene; son los intereses financieros los que determinan, hoy por hoy, las acciones política en todo el mundo; nosotros no teníamos por qué ser la excepción. Aunque podríamos transformarnos en la excepción si existiera el suficiente convencimiento político de que soberanamente estamos en condiciones de tomar el mejor camino para lograr la total independencia económica y así concretar la tan ansiada justicia social para el conjunto de la Comunidad Nacional.

En términos políticos y para bocetar groseramente los “modelos” de mesas examinadoras que hoy tiene el gobierno nacional (porque no se los puede tomar en serio aunque sí es recomendable tener precauciones con ellos por su nivel de servilismo) solo basta con ver sentados en ellas a los políticos que dicen ser “la oposición”; Morales, Alonso, Sanz, Cobo, Bullrich, Carrio, Binner, Solanas, ¡Macri! En nivel de caradures van superando holgadamente cualquier antecedente histórico.

¡Sí! Son los mismos que tendrían que haberse ido en el 2001 por masivo pedido social y cuando el 100% de los habitantes de este bendito país (piqueteros y los aparecidos y nuevos caceroleros estafados por los banqueros juntos) cantaban a los gritos descargando su rabia e impotencia “Que se vayan todos, que no quede ni uno solo”.

¡Y no se fueron!

No se fueron a pesar de ser los principales responsable de:

  1. a) El mayor desfalco de ahorros de los argentinos.
  2. b) Del descomunal endeudamiento externo.
  3. c) Sirviendo de reaseguro a las corruptas operaciones para destrozar la industria nacional, el salario de los trabajadores y los magros ingresos de los jubilados.

Pero todo esto fue posible gracias a la complicidad y el fuerte apoyo mediático que estos personajes recibían. El monopolio multimedial Clarín junto a los intereses que representa La Nación fueron dos de los principales beneficiados de esas medidas de “austeridad” y tan responsables como los ejecutores de aquellas oprobiosas políticas que ellos alentaban diariamente aplaudiéndolas, haciendo uso de esa “libertad de prensa” que solo sirvió para que el país entrara en default y su pueblo sufriera las nefastas consecuencias. Tampoco hay que olvidar que con operaciones mediáticas que funcionaban como cortinas de humo permitieron a los banqueros sacar a escondidas hacia el extranjero las divisas robadas al país y a los Argentinos .

Aquellos políticos aquí están, vivitos y coleando y sirviendo a los mismos viejos-nuevos amos conformando esa parodia de reflotada UNION DEMOCRATICA, sentados en mesas examinadoras total y absolutamente amorales.

Si hay algo que les impide zafar de cualquier futuro juicio social e histórico sobre sus acciones es el nivel de conciencia con que realizaron y realizan sus maldades (el nivel “educativo” alcanzado por todos ellos elimina el factor inconsciencia y habilita la imputación y posterior proceso por alta traición a la patria aunque sea de manera histórica ya que jamás podremos esperar algo serio de la tercera pata en términos de complicidad: el sistema judicial).

Si hacemos historia, a especímenes de esta calaña es difícil encontrarlos haciendo un mea culpa antes de enfundarse en su estuche de madera para partir definitivamente de este mundo.

Los que tomaron las riendas en el 2003, hasta tuvieron que bancarse la desconfianza popular y superar con hechos aquella fundamentada desilusión que el pueblo tenía sobre la clase política, demostrando con gestión que no pertenecían a esa “banda” que se tenía que ir –y no se fue- en el 2001.

 “La culpa no es de los chanchos…”

Uno de los males que viene acompañando a los liberales de izquierda de estos lares –muchos de ellos acompañantes de esta gestión Kirchnerista en cargos de importancia- es la imperiosa necesidad de aprobación que necesitan de parte de la poderosa “derecha económica que suele creerse ilustrada”, que controlan y no largan las “academias” ni beodos. Este mal lamentablemente parece ser contagioso.

La Sarlo

Veamos:

Desde estas páginas El Fierro de Martín ya había dado aviso sobre la presencia de este mal en su nota del 29 de mayo del 2011 titulada: “La Sarlo, 6-7-8 y la necesidad de dar examen”. En esa oportunidad se encargó de señalar lo que para él eran torpezas manifiestas de parte de los “progres” que “opinan” en 678.

¿La protagonista? Beatriz Sarlo; una especie de Beatriz Guido Jauretchana, similar en cuanto a su medio pelaje pero mejor formadita –intelectualmente… digo… ¿no?-.

El Fierro se preguntaba: “¿Qué se buscó con esa invitación? ¿Mostrar la supuesta pluralidad política que practica el programa? (aclaro lo de “supuesta” porque en otra nota Pedro se encargó de señalar la negativa existente en ese programa a invitar a PERONISTA ya que parece que a los panelistas les resultaban impresentables) ¿Para qué y con qué fin se invitó a Sarló? ¿Pensaron que la intelectual debatiría seriamente ciertos temas y lograrían que ella cambie de opinión? ¿Creyeron que la correrían con los informes que presenta el programa?

Forster

¿Cuál fue la intención de sentar a un Forster frente a la Sarlo? ¿Mostrar el supuesto nivel “culturozo del programa? El papelón pasado por Forster disculpándose en reiterados momentos y dando “su parecer” a modo de examen tratando que la Sarlo no lo castigue, transformaron la circunstancia en un hecho patético. Ni que hablar del vapuleo que recibió Orlando Barone cuando se le “soltó la cadena” (algo que esperaba con ansias la Sarlo) y la intelectual lo dejó mudo con su “Conmigo no Barone”.

Sintéticamente; en nuestros liberales de izquierda el mal parece ser congénito en términos culturales, y por ende difícil de erradicar por más tratamiento intensivo de “Pensamiento Nacional” que se les aplique. Lo grave se presenta en saber si ese mal no se está haciendo contagioso.

Lamentablemente, y como los “chanchos”, estos personajes pueden que terminen siendo inimputables.

Entre la Farrow y la “Navrati-bola”

Ahora parece que se incorporaron dos nuevas “examinadoras” a las mesas; ¡y en el plano internacional!!!.

Muchos de los mortales de este país ni sabían que Mia Farrow y Martina Navratilova existían y menos que pensaban; menos aún sabían que estás dos señoras eran entendidas en política exterior. Lo cierto es que los medios monopolizados que operan políticamente para desestabilizar a nuestro gobierno se encargaron de anoticiarlos.

Martina

Mia Farrow

Rápida, torpe y pésimamente asesorados, funcionarios de gobierno salieron a notificar ¿a la sociedad, o a los medios que fijan agenda? que la Sra. Presidenta les iba a mandar una carta a ambas “Sras”; y nadie sabe, menos este escribiente, con qué fin lo haría; a simple vista no los hay. Menos aún suponer que simples dichos de dos pobres mujeres de un lejano Estado opresor e imperialista podrían traer serias consecuencia para el país -aunque bien podrían estar en el juego de las apetencias político-financieras del gigante del norte-. A menos que por ser Farrow una, actriz de Hollywood , alguien pensara (¿liberales de izquierda quizá; o derechosos admiradores del norte desarrollado y primermundista?)que luego de sus dichos saldría la caballería de las pantallas listas para atacar a la dictadora.

Esto resultan tan risible como suponer imaginariamente que unos posibles dichos que señalarían la porquería que es el gobierno norteamericano expresados por nuestra gran actriz Norma Aleandro y la gran Gabriela Sabatini, Obama entrara en estado de desesperación y de inmediato se tomara en el trabajo de contestarle a nuestra actriz y a nuestra tenista por temor a que los dichos de las argentinas trasciendan internacionalmente y para que el congreso norteamericano no entre en crisis existencial. Cómico por donde se lo mire.

Es aquí donde aparece mi temor de contagio de ese mal llamado “dar examen”. Preguntas:

Cristina

1)¿A quien le importa las opiniones de un par de ignorantes como Mia Farrow o de una tenista que solo podría responder sobre su deporte si ambas se informan por los perverso “servicios informativos” de su país? Si esas mujeres tuvieran “2” dedos de frente se ocuparían de las barbaridades e inhumanidades que a diario cometen empresarios, banqueros, militares, paramilitares y servicios de inteligencia de su país alrededor del planeta.

2) ¿Quién en el gobierno piensa que la presidenta con todo su talento y alta formación intelectual e ilustración se debe tomar el trabajo de contestar a un par de ignorantes que como tales merecen respeto aunque ese respecto presidencial no se condiga con el no tienen estas dos mujeres  por una primera mandataria y por el simple y solo hecho de que lo es de un país periférico?

3) ¿En que ayudarían las cartas presidenciales (con el riesgo de que sean tergiversada por los propios medios que difundieron las opiniones de las norteamericanas)? ¿Por qué nuestra compañera presidenta se debe rebajar a dar explicaciones a dos seres evidentemente ignorantes e irrespetuosos? Con ignorarlas alcanza.

Pero esa maldita y estúpida necesidad cultural de dar examen a los del norte muy presente en ciertos asesores “progres” se está extendiendo como plaga cultural. Y eso es peligroso porque brinda al enemigo imperialista un signo de inseguridad que jamás se debería mostrar.