DERECHOS HUMANOS, ESTADOS DEPENDIENTES, PARTIDOS POLÍTICOS Y MOVIMIENTOS DE LIBERACIÓN

23 marzo 2016

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, En un día histórico

A 40 AÑOS DEL FATÍDICO GOLPE MOTORIZADO POR EL IMPERIO

carpani

Por Victor Leopoldo Martinez

BUSCANDO RAZONES

¿Por qué “ciertos” dirigentes que se dicen “peronistas” están tan preocupados únicamente  por la “renovación partidaria” del Justicialismo?“El partido Justicialista es una simple herramienta electoral. Lo que a nosotros no debe interesar es el movimiento”(J.D.P.)

Si se dicen peronistas deberían saber que El PERONISMO, ante que un partido político es un movimiento popular revolucionario con un creador y líder indiscutido -Juan Domingo Perón-, con una abanderada -María Eva Duarte de Perón-, con una columna vertebral –la clase trabajadora- y tres claras banderas: Soberanía Política, Independencia económica y Justicias Social. Además tuvo y tiene un claro orden de prioridades: Primero la Patria, luego el Movimiento y por último los Hombres. Todo lo demás en boca de quien sea no pasa de ser “cháchara”.

Enarbolando  estas banderas y teniendo como pilares fundamentales las prioridades señaladas, los peronistas de base –cualquiera sea el lugar social y/o  militante que ocupemos, oficio o profesión que desarrollemos-  podemos y debemos discutir todo, pero jamás detenernos en nimiedades partidarias formales limitada a cargos y sellos pensando en cómo “colar” en próximas elecciones; menos aún cuando el destino de la Patria y su Pueblo están en juego.

“El peronismo será revolucionario o no será nada” (Evita). De ahí la importancia y el valor de ser un movimiento; jamás estático, siempre dinámico. De la mano de Perón nuestro movimiento nació para cambiar la historia, pero para cambiar la historia que por años tuvo a su pueblo (conformados por trabajadores, humildes y postergados “grasitas”) bajo la explotación de una oligarquía cipaya y vende Patria; de ahí su valor revolucionario y la razón para no limitarlo a cuestiones partidarias. Tenemos banderas, orden de prioridades y un cuerpo doctrinario profundamente humanista y cristiano que tiene como objetivo máximo la implantación en la Patria de la Justicia Social; todo dentro de una Comunidad Organizada. Tenemos metodología para un Proyecto de País (Gustavo F.J. Cirigliano) y tenemos “El Modelo Argentino” dejado Por Perón en 1973. Herramientas nos sobran.

A partir de esto, ningún tilingo oportunista (sea  de “derecha”, centro o “llegado por izquierda”; sea  gobernador, Intendente, parlamentario nacional, provincial o municipal), puede arrogarse representación alguna de nada ni de nadie, aunque esgriman escudos y sellos partidarios. La representación y capacidad de conducción se lo demuestra en la acción; militando a la par y por el pueblo.  Perón fue muy claro. “Mi único heredero es el pueblo”. Menos aún “saltin banquin de ocasión” que hoy son una cosa y mañana –x 2 $- son otra en términos politiqueros.

Acá no se trata de peronómetro alguno sino de coherencia con los principios y el ideario peronista.

A PROPÓSITO DE ANTECEDENTES

En países cuyos Estados se encuentran política y económicamente en condiciones de dependencia de intereses extranjeros –no por decisión popular sino por la codicia de los sectores económicos que manejan los criterios políticos del funcionariado en gestión de gobierno en función únicamente de poderosos intereses locales al servicio de intereses internacionales-, los partidos políticos solo cumplen un rol de tipo formal y a los fines de asistir a la sociedad en el ritual que demanda el sistema seleccionado (en este caso democrático) para elegir representantes gubernamentales y parlamentarios. Pero lejos está este sistema de extender su fin hasta llegar a cumplimentar con un mandato patriótico y por ende cubrir las aspiraciones y necesidades básicas populares. De ahí la importancia de la aparición de los fenómenos llamados “movimientos  populares” (conocidos como puebladas) que en primera instancia se conformaron y conforman de manera inorgánica y sin dirigentes a la vista (17 de octubre de 1945 –por ejemplo- que solo buscaba recuperar al líder que les había devuelto la dignidad) para luego tomar cuerpo en una expresión político-doctrinaria que para unos puede resultar simplemente “reformista” mientras que para otros (nosotros; el pueblo peronista) terminan poniendo los intereses de la patria y su pueblo por encima de las mezquindades sectoriales e individuales haciéndolo de esta manera revolucionario.

Así nació el PERONISMO.

Alguien –un líder Árabe para más dato- dijo por ahí que: “En un país sin soberanía política y económicamente dependiente no se justifican los partidos políticos porque su existencia implica «sociedad partida» (dividida) y a los fines de su liberación son totalmente INÚTILES”. El “divide y reinaras” sirve más a la dependencia de  intereses extranjeros que a los intereses de la patria y su pueblo; esto fue trabajado como material de exportación por Inglaterra para satisfacer sus intereses imperiales”; y completó agregando “Y digo esto aunque las «democracias  occidentales» que se dedican a saquear riquezas de países pobres luego cuestionen la«ausencia» de «democracia» y vean como atentatorio de las libertades individuales (individualismo)”. De ahí la importancia del PERONISMO: “Ningún hombre se puede realizar dentro de una comunidad que no se realiza” (Valor social del conocimiento y la socialización del mismo= educación para un proyecto político nacional-liberador y popular)

Como peronistas seguiremos defendiendo el sistema democrático como una herramienta que sirve dentro del sistema republicano, pero también somos conscientes que los corruptores (la corrupción requiere no solo de hombres -sean estos funcionarios, “operadores” económicos o financieros-  que sean “comprables” [corruptibles] sino y fundamentalmente de “CORRUPTORES”)  son los que necesitan evadir leyes, normas y hasta jurisdicciones y que estos segundos nunca son juzgados. ¿Ejemplos? affaire IBM-Menem-Cavallo. Prat Gay-JP Morgan-Evasión impositiva; affaire Federico Sturzenegger-Mega canje… ¿¿Sigo?  Ni los corruptores están enjuiciados ni los corruptos están en cana; por el contrario, a los segundos se los premia con bancas parlamentarias y/o Ministerios).

¡QUE ME VAN A HABLAR DE DERECHOS HUMANOS!!!

Entonces y en momentos como el que transitamos en términos históricos –año del bicentenario de nuestra INDEPENDENCIA- no nos podemos dar el lujo como peronistas de priorizar cuestiones partidarias por encima de los intereses de la Patria. Existe un claro plan externo para volver a endeudar al país y a su pueblo recuperando el nivel de dependencia de otras épocas. Con Macri en la Presidencia,  la visita de Barak Obama se enmarca dentro de esta operatoria. La votación en la Cámara de Diputados, puso en evidencia y dejó muy en claro que la esquizofrenia Macrista es muy contagiosa y útil a los intereses imperiales. Con su voto en la Cámara Baja a favor del acuerdo con los fondos buitres, los diputados de FpV  traicionaron al partido –o Frente- y a los votantes que los llevaron a las bancas. Porque que hay que ser claros y honestos, a las bancas muchachxs llegaron gracias al “dedo”  que digitó su candidatura dentro del partido o frente. La estructura frentista encarnaba las aspiraciones de ese 49 % que los sufragó, y la gente votó para que sean defendidas esas aspiraciones, no para que las traicionen. Ustedes son más que conscientes que si se hubiesen presentado por afuera de una estructura partidaria o frentista, o individualmente no los hubiesen votados ni los loros. Por todo esto son el más claro ejemplo de la incoherencia: “Yo no estoy de acuerdo con las formas de esta negociación con los buitres pero voto favorablemente para que se deroguen las leyes de pago soberano para que el país salga adelante(¿?)”. Tomada esta traicionera y absurda (porque nada de lo que promete Macri y Prat Gay se va a cumplir) decisión, los diputados de marras deben registrar que fue la mayor y más disparatada decisión política tomada. En dichos y hechos esta actitud se transformó en su tumba histórico-política –por los menos dentro del verdadero pueblo peronista-;  jamás podrán regresar a su seno por carecer de toda moral política. Aunque debo reconocer  que para ciertos sectores sociales sado-masoquistas  esto  es relativo;  la presencia de Macri, la Bullrich, Melconían, etc, etc dan cuenta de ello.

OBAMA Y LOS DD.HH.Ricardo-Carpani-Memoria

En materia de Derechos Humanos, la hipocresía norteamericana salió a pasear por su patio trasero de la mano de su presidente Barak Obama, (el presidente “negro” que  sirve a las “simulaciones democráticas” imperiales para esconder el profundo racismo que existe en su sociedad –baste recordar los crímenes contra negros por parte de policíaS en su propio gobierno). Todo el mundo –literalmente- sabe y conoce las tropelías en materia de DD.HH. cometidas alrededor del planeta por sus fuerzas de ocupación y/o las operaciones políticas de apoyo a dictaduras militares llevadas adelante por su agencia de inteligencia C.I.A.  a lo largo del siglo XX y comienzo del XXI; hechos llevados adelante con el solo pretexto de defender “ciertos tipos de democracias” cuando en realidad solo se buscaba el dominio y  consolidación de su poderío económico encarnado en sus empresas multinacionales.

Con total caradurez Obama, Presidente “galardonado” con el Nobel de la Paz al mismo tiempo que  ordenaba a las fuerzas norteamericanas estacionadas en la zona bombardear de manera indiscriminada en Oriente Medio dejando miles de muertos civiles inocentes  a los que simplemente los consideraron desgraciados  “daños colaterales”, daños que sentían necesarios cometer para poner fin al “terrorismo Internacional”. Ni por un instante a Obama se les cruzaría por la cabeza reconocer que los bombardeos norteamericanos fueron y son “terrorismo Internacional en su más pura acepción”. Obama, el presidente negro que actúa como los blancos norteamericanos le exigen que actúe,  llega a la Argentina con toda su hipocresía a cuesta y con “promesas” de desclasificar archivos secretos sobre la época de la última y sangrienta dictadura militar  que asoló Argentina, hoy en poder de la C.I.A. Acá será recibido por otro hipócrita Presidente que muestra su interés por los DD.HH. para las fotos internacionales, mientras su gobierno diariamente atenta contra los DD.HH. de sus compatriotas generando desempleo y miseria además de contar en su historia que por años habló del “curro de los DD.HH.”.

Los peronistas debemos llamar a las cosas por su nombre e identificar las políticas por lo que realmente representan:

Las políticas neoliberales Macristas son la AntiPatria, el Antiproyecto Nacional.

Como bien decía mi maestro y guía Gustavo F.J. Cirigliano: “Cuando no tenemos proyecto político propio, estamos en el proyecto de otro.” El Macrismo nunca tuvo ni tiene proyecto político; simplemente son ejecutores en el orden nacional de uno –o varios- proyectos ajenos, externos. Eso recibe un nombre concreto “Cipayismo”. El país tuvo un modelo político-económico (¡Y vaya si tiene importancia “el orden de los factores” en relación al “producto”{inclusión social}!) que no pudo concretarse en proyecto Político continuador del proyecto político PERONISTA por diversos factores que lógicamente en algún momento (y este es uno de ellos) se debe discutir a nivel de militancia. Pero nadie en su sano juicio puede poner en duda que se trató de un modelo con perfil peronista. De ahí esta reacción casi intempestiva de este gobierno MACRISTA REACCIONARIO, que rompe  su carácter de colindar con la más cruel venganza, para asemejarse a aquella recordada versión antiperonista posterior al golpe de 1955; o peor aún a esa nacida el 24 de marzo de 1976 auto titulada “Proceso de Reorganización Nacional” guiada en su accionar delictivo y criminal por las directivas recibidas en la Escuela de las Américas donde militares norteamericanos adiestraban a sus pares argentinos en la “Doctrina de Seguridad Nacional”; y Luciano Benjamín Menendez  sostenía que para que el país pueda funcionar se debía matar a “por lo menos  500 mil peronistas” (Hoy Macri sostiene que para que el Estado pueda funcionar se debe desprender de por lo menos 1.200.000 empleados públicos. También se puede matar por miseria o de hambre y esa es otra forma más de asesinato, o sea avasallamiento de un Derecho Humano elemental).

Resulta muy difícil (por no decir imposible) imaginar a un Obama pidiendo rendición de cuenta y/o mandando a la Justicia  a los anteriores gobernantes norteamericanos por sus alianzas con gobiernos dictatoriales de la región (entre ellos el nuestro); como resulta imposible creer que Mauricio Macri se puede llegar a conmover  con el nefasto recuerdo de una fecha como la que hoy nos reúne alrededor de esas 3 banderas: Memoria, Verdad y Justicia,  cuando su modelo de gestión gubernamental es la del Brigadier Cacciatore de aquella dictadura.

POR NUESTROS COMPAÑEROS DESAPARECIDOS

PRESENTES!!!

HOY Y SIEMPRE

LIBERTAD A MILAGRO SALAS


OBAMA Y LAS TOCADAS DE OREJA

13 febrero 2009

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

Gentileza de Aldo Battisacco

Estoy cansado de viajar a Londres y Nueva York, para que yuppies de 30 años me digan lo que debemos hacer en Brasil, cuando ellos no saben dónde queda. Que hagan lo mismo con Obama“.

Lula Da Silva

Por Enrique Oliva

Los enormes y brutales errores de la política exterior norteamericana, muestran en sus últimos mandatarios una lamentable mediocridad política (por no decir inferioridad) sin sentido de responsabilidad ni justicia a la hora de tomar decisiones. Ninguno de ellos se exime de culpa por intervenciones militares con ventajas o por alentar y financiar otras contiendas utilizando mercenarios, pero cosechando también algunas derrotas nada decorosas. Todo movilizado por el egoísmo y la seguridad inspirada en un sentido de sociedad superior, infalible. Justifican los medios más despreciables para obtener fines también despreciables. Han sembrado odios en la seguridad de contar con la impunidad de la justicia temporal y el juicio de la historia que suponen escribirán ellos mismos. Fueron por petróleo para alimentar la fría máquina de hacer dinero. Mas la codicia, lleva a la ceguera.

Ahora desde gran altura, con aviones sin pilotos y sin pelotas en los comandos, cotidianamente se sigue sembrando muerte y destrucción. Con esas semillas, desde los escombros nutridos de sangre inocente fertilizante, la cosecha solo dará más odio, suicidas, vengadores,  “terroristas”.

Despreciar la memoria de los pueblos es un error, una deuda que perdura en las conciencias y el tiempo. Hace unos 3 años, desde un portaaviones atómico estacionado frente a las costas de California, el ex presidente George W. Bush anunció jubiloso al pueblo norteamericano que la misión de Estados Unidos en Iraq había concluido en “victoria total”. “El tirano está muerto e Iraq es libre” vociferó. ¿Y ahora qué?

El día de la asunción del nuevo presidente Barack Obama alentó esperanzas  a sus compatriotas, al gusto norteamericano: “somos y seguiremos siendo una gran potencia“. Y deliraron los aplausos en un mar de agitadas banderitas. Nadie se preguntó sobre el cómo y el  con qué. ¿Será más de lo mismo, nada entre dos platos?

Estados Unidos y sus cómplices están enfermos. El sistema hace aguas por  todos lados. De muchos rincones del globo crece la protesta con tocaduras de oreja y la presentación de facturas, incluso internas. Veamos algunos ejemplos.

Los 700.000 millones de dólares del “salvataje” dispuesto por George W. Bush para socorrer a bancos y empresas líderes, resultó una cifra tan fuera de lo habitual que no cabía en las computadoras de Wall Street. Hasta Barack Obama y su contrincante John McCain en la carrera a la presidencia, interrumpieron la campaña electoral para ir a Washington a votar el “salvataje” como senadores, que aun eran. La montaña de dinero regalada a los grandes bancos especuladores “para que dispongan de líquido, reiniciaran el crédito para así estimular la economía en bien de todos”. ¿Y cuál fue el resultado? Que los financistas no dieron créditos sin explicar dónde fueron a parar tantos dólares. ¡Y ahora se les piensa dar otro “salvataje” mayor! Todo a sabiendas que ese derroche será pagado por el pueblo norteamericano ya estafado con las hipotecas, y por los países del tercer mundo.

Una vez en funciones el primer mandatario negro de la historia yanqui, envió al Capitolio su Plan de Estímulo Económico pidiendo autorización para utilizar una cantidad de dinero superior al acordada a su predecesor: 920.000 millones de dólares. En la Cámara de Representantes (diputados), pasó rápido y sin problemas. Pero los mayoritarios republicanos en el Senado pusieron palos en la rueda. Interpretando la obstrucción, ciertos analistas independientes vieron la maniobra como una intencionada demostración de fuerza para doblarle el brazo a Obama, obligándolo a concurrir personal y patéticamente a suplicar aprobación. En realidad, la presión tuvo su efecto mediático, poniendo en evidencia que el presidente no tenía tanto mando. Al nuevo mandatario le hicieron ver que el real poder en Estados Unidos y el mundo, no está en la Casa Blanca

Este lunes 9 cuando se escribían estas líneas, se pudo ver por televisión a un Obama eufórico dando por aprobado su plan a votar mañana martes en el Senado. Repitió casi textualmente el justificativo del anterior proyecto burlado de Bush. “Fortalecer las finanzas”, “abrir créditos”, etc. etc.

A solo dos semanas de los impresionantes festejos de la asunción, Obama debió soportar las tristes escenas difundidas repetidamente por los medios, con desocupados en las calles, separados de la policía por vallas. El día coincidió con el anuncio oficial del record de parados ascendido al 7,6 %. Quizás no fue casual que las fotos más difundidas de demandantes de nuevos empleos eran hombres y mujeres negros. ¿Será un mensaje para recordarle al presidente que los más  grandes y tradicionales diarios norteamericanos tienen sus balances en rojo, con elevadas deudas, viéndose obligados a reducir gastos y rematar activos?.

En Suramérica y el Caribe también está padeciendo Obama críticas que sus allegados califican de “provocaciones” o “tocadas de oreja”. Fidel Castro, a pesar de sus primeras declaraciones esperanzadas con el nuevo presidente, ha lanzado una serie de ataques al quien repetidas veces llama “inquilino de la Casa Blanca”, como insinuando tu temporalidad, cuando él ha estado medio siglo en el poder y aun no lo suelta. Los calificativos lanzados desde Cuba, parecerían demostrar que en La Habana no se espera nada de Washington. Como menudean los opinólogos que interpretan la actitud de Castro como una operación mediática para mostrar lucidez y recuperar presencia e iniciativa política, De todas formas ha ganado en promoción, generando suspenso y especulaciones variadas, obligando a hablar de él. Y logró sus efectos, con una demorada foto de la mano de Cristina Kirchner que ha dado la vuelta al mundo acaparando pantallas y primeras planas.

La contundencia de las ideas expuestas por Hugo Chávez contra el “imperio yanqui”, ha obligado a Barack Obama a referirse a él con una frase: “Venezuela es un  problema para el desarrollo”.

Evo Morales no pierde la costumbre de ganar elecciones. Ya tiene promulgada la nueva constitución por él diseñada, destacando no haber precisado para ello la venia de Washington. Expulsó al embajador norteamericano, como a los miembros de la DEA y otros voluntarios “culturales” del mismo origen, por “intromisión en cuestiones internas”. Asimismo, impuso la obligación de visado para entrar a su país, en especial en reciprocidad por la misma medida vigente para los bolivianos en viaje a EEUU.

Y el pasado viernes 6, un cable de la agencia rusa Novosti, de Moscú, distribuido por la red Rebanadas de realidad, informaba que “Gazprom trazará un esquema para el desarrollo de la industria del gas en Bolivia“. ¿Intromisión en el “patio trasero”?.

Tanto Lula como Rafael Correas se han permitido despacharse con severas condenas al capitalismo salvaje financiero que el liberalismo busca resucitar en un vano intento de introducir algunas reformas  cosméticas para no cambiar nada. Y vale la pena repetir una frase plena de ironía del presidente del Brasil, pronunciada en el Foro Social de Belém días atrás, ante 10.000 delegados internacionales: “Estoy cansado de viajar a Londres y Nueva York, para que yuppies de 30 años me digan lo que debemos hacer en Brasil, cuando ellos no saben dónde queda. Que hagan lo mismo con Obama“.

Deben abrumar en estos días al presidente norteamericano los sabiondos consejeros y premios nobel económicos desacreditados por la impiadosa realidad, ante el caos del liberalismo. Pero Obama ha abierto el paraguas anunciando el viernes pasado que deben esperarse “decisiones difíciles”, referidas a Iraq y Afganistán. El primer tema lo considera el más urgente, y al segundo, más delicado pero a mayor plazo, según escribe Yolanda Monge desde Washington para El País de Madrid. En la nota se habla e insiste en un “ordenado” retiro de fuerzas norteamericanas en Iraq (142.000 soldados por ahora) en el término de 16 meses. La cifra no comprende a varios miles de paramilitares y contratistas que prestan servicios privados, a los cuales George Bush les quitó las inmunidades a partir del 1º de enero pasado. Lo de “ordenado” repliegue parece referirse a un mal recuerdo que fue el humillante escape de Vietnam donde los gorilas bajaban a trompadas de los últimos helicópteros a los vietnamitas que fueron colaboradores de las fuerzas de ocupación. Todo bien televisado.

Respecto a Afganistán no hay tampoco precisiones. Solo se ha adelantado un proyecto de incrementar con 30.000 soldados más a los 36.000 ya existentes en ese país devastado y con más de 2 millones de refugiados amenazantes en países vecinos. No se entiende este deseo de insistir en “tranquilizar” con el tiempo a los afganos, poseedores de una de las historias más impactantes de lucha contra infinidad de conquistadores que no pudieron instalarse seguros en sus tierras, incluyendo entre ellos a Alejandro Magno, 26 siglos atrás. El paso Kiber, frontera con Pakistán, ha sido de tránsito obligado para todos los conquistadores venidos del Este como del Oeste. Y allí siguen los afganos, en un territorio de 652.225 K2 (no hay en Europa otro más extenso) y más de 25 millones de habitantes. Pese a múltiples intentos del exterior por imponerles una religión, solo aceptaron el islamismo, que practica el 99 % de la población.

De Afganistán, los ingleses pueden darle a Obama mejores informes que los expertos del Pentágono, nombre del edificio donde estuvo el presidente el viernes 7, requiriendo “la pura verdad” sobre la situación militar en ese frente y en Iraq. Los británicos saben más por experiencia propia. Durante la guerra de 1842, tomaron Kabul y gran parte del país. Las guerrillas (terroristas los llamarían hoy) los fueron  desgastando hasta que su ejército de 14.000 cipayos y 1,700 ingleses debieron replegarse poco a poco hasta concentrarse todos en Kabul y allí encerrarse en la vieja fortaleza junto a la capital. Rodeados los invasores y asediados por el hambre, sin dar batalla decidieron las fuerzas de su Majestad salir de las murallas y emprender una retirada de 200 kilómetros para volver a la India, en lo que es actualmente la ciudad de Peshawar en Pakistán. Luego de atravesar un desierto, encararon los 57 kilómetros del estrecho sendero del paso Kiber, lleno de cuevas, precipicios y…cobras. (1) Los ataques sorpresivos de guerrilleros no dieron cuartel durante la travesía del retorno. Los asedios fueron tantos y decididos, que solo lograron regresar con vida dos soldados hindúes y el subteniente médico Vincent Eyre. Este último pudo escribir un informe militar con la historia del desastre.

ENRIQUE OLIVA

(1) El autor de esta nota conoce el trayecto de Kabul a Peshawar, por haberlo realizado en enero de 1980 por un único y angosto camino de cornisa del Kiber en un desvencijado ómnibus alquilado con otros 3 periodistas franceses.