POR QUÉ UN TRABAJADOR NO PUEDE GOBERNAR UNA PROVINCIA O UN PAÍS (2da parte)

19 mayo 2018

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Historia política de nuestra Nación.

V.L.M.

Por Victor Leopoldo Martinez

RAZONES CULTURALES CON BASE EN LA EDUCACIÓN

Si el conocimiento se hizo mercancía, ¿por qué no el papel moneda? Hoy resulta natural pensar así. Tomemos por caso el dólar. Para  burgueses y aspirantes a tales es una mercancía más, una moneda de alta cotización que su posesión da seguridad económica y status social. Suena muy disparatado que un papel pintado adquiera tanto valor, pero la realidad indica que la estupidez humana instalada artificial y mediáticamente es mucho, pero mucho más eficiente que cualquier buen sentido. Pero ellos… ¡Ellos son unos vivos bárbaros porque la patria para ellos es el bolsillo!!!

Y… Una cosa trae la otra. El conocimiento como bien “capital” es un producto rentable y altamente comercializable. Se lo puede vender; o poner al servicio del mejor postor capitalista y de esa forma posicionarse socialmente como capacitado para ejercer alguna función pública; y hasta pensar en  gobernar una provincia, o el Estado Nacional;  solo basta con ser el candidato impuesto mediáticamente por el stablishment capitalista y elegido por el voto.

En realidad y salvo honrosas excepciones, los gobernantes elegidos democráticamente jamás gobernaron para sus electores. ¿Por qué? Si don Raúl Alfonsín viviera le daría algunas de las respuestas ya que él lo padeció; o Menem, o a De La Rua podrían responder a esto. En este país se puede gobernar tranquilo si y solo si  estás dispuesto a servir al capital oligárquico. Este  pequeñísimo detalle no le debe interesar a nadie; y de que esto pase desapercibido se encargó, encarga y encargará siempre la prensa, su principal cómplice y aliado generador de cortinas de humo distractivas en términos informativos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los 3 niveles de tratamiento pedagógico de la educación formal –que todos defendemos- facilitan la demandada estratificación social que habilita o restringe el acceso a un cargo de decisión política en el orden legislativo y/o ejecutivo. El tercer nivel es el que “dotora”, y una vez “dotorado” estas habilitado, no para servir a la sociedad sino para defender el status quo vigente.

Para que esto fuera posible era necesario instalarlo; y Mitre, contó con el aporte inestimable de don Domingo Faustino. La cuestión era “civilizar a la barbarie” (domesticarla). Pero no tan llamativamente fue a él –a don Bartolo- a quién “se le pasó por alto” liberar el derecho para que cualquier ciudadano pueda decidir sobre quién debía ser su gobernante en aquella constitución del “53”. A don Juan Bautista no. Si bien es cierto que a   este último mucho trabajo no le costó su elaboración previa en general ya que se limitó a copiar de la constitución norteamericana su estructura jurÍdica, salvo –claro está- algunas omisiones. Pero Alberdi incluyo el derecho a sufragar para todos los habitantes, algo que fue amañado a través de las leyes electorales;  y desde 1862 hasta 1916 (en 1912 aparece la ley Saenz Peña) el voto pasó por ser “cantado”  cuando no  “calificado” (solo podían votar los “cultos y entendidos”). Posteriormente se las siguieron ingeniando para manipular el recurso electoral y en algunos casos hasta lo llamaron “fraude patriótico” (Patria=Oligarquía) como fue en la primera década infame 1930-1943.

Hasta 1945 ni el parlamento nacional  fue espacio para un representante de los “no domesticados”, de los “barbaros”=trabajadores=la chusma. Fue casualmente Juan Domingo Perón quien decidió que los trabajadores debían tener representación parlamentaria. La Historia mitrista todavía hoy sigue escondiendo aquella frase que dio la “mal venida” a los representantes de los trabajadores en el parlamento nacional en 1946: “Se viene el aluvión zoológico”; y desde las galerías superiores les tiraban maíz para indicar que  los representantes obreros eran equinos. El “dotor” Ernesto Enrique Sammartino (de la Unión Civica Radical) manifestó en el parlamento: “El aluvión zoológico del 24 de febrero parece haber arrojado a algún diputado a su banca, para que desde ella maúlle a los astros por una dieta de 2.500 pesos. Que siga maullando, que a mí no me molesta.”

(Inicia más abajo y continua más arriba)


POR QUÉ UN TRABAJADOR NO PUEDE GOBERNAR UNA PROVINCIA O UN PAÍS (1ra parte)

19 mayo 2018

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Historia política de nuestra Nación.

V.L.M.

Por Victor Leopoldo Martinez

RAZONES HISTÓRICAS

La siguiente reflexión nació con la lamentable situación por la que atraviesa el compañero trabajador que llegó a presidir un país como Brasil: Ignacio “Lula” Da Silva, y como homenaje a dirigentes gremiales catamarqueños que llegaron a cubrir cargos de legisladores –tanto nacional como provincial- como lo fueron Manuel Isauro Molina, Patricio Scolamieri, Pedro “Uto” Carrizo, entre otros.  Como las historias se repiten aunque los escenarios sean distintos, las similitudes nos orientan hacia determinadas conclusiones porque se trata de la PATRIA CHICA, LA PATRIA Y LA PATRIA GRANDE. Gracias a las enseñanzas de mi Maestro y Guía, Gustavo Francisco Cirigliano, el más grande pedagogo que dio esta tierra, puedo mirar y pensar nuestra realidad con ojos criollos y latinoamericanos.

LULA-M.I. MOLINA 1

“Gobernar es cosa de dotores” se dijo y se inculcó desde siempre en estas tierras argentinas. Ergo un trabajador según este criterio jamás reunirá las condiciones para hacerlo. ¿Será tan así? ¡Humm!!! ¡Miren que los “dotores” hicieron GRANDES macanazos y jodieron al pueblo en general la mayoría de las veces que gobernaron! ¿Hay excepciones? ¡Claro que las hay; pero son las menos!

Desde que Mitre decidió organizar institucionalmente el país al servicio de la minoría a la que él pertenecía, este pícaro y sinvergüenza personaje fijó condiciones y les impuso categoría de  “sumamente necesarias” para poder ejercer una responsabilidad gubernativa o función pública: la necesaria domesticación cipayamente cultural impartida a través de una educación que él pensó como valioso instrumento para concretar su proyecto. Allí  aparece su primer engendro: el bachillerato. ¿Qué es un bachiller? ¡Vaya uno a saber!!! En principio se trata de una persona que sumó conocimientos varios, generales y “universales”, un poco de todo pero, en realidad un individuo que no sabe nada de nada y no sirve para nada en términos prácticos. ¿Es tan así? ¿Mitre era zonzo? ¡No, para nada! Mitre pensó el bachillerato como el paso intermedio para aquellos que sí podían acceder a la universidad. Nuestras universidades siempre estuvieron más preocupadas por incorporar conocimientos universales –preferentemente europeos- aunque estos fueran inservibles para resolver problemáticas nacionales; casas de “altos estudios”  más  preocupadas por importar soluciones para nuestras problemáticas  sin conocer sus razones político-sociales-económicas reales donde se encontraban las verdaderas causas de nuestros males. Un “bachiller” traía la “deformación” justa para esta necesidad. Esas universidades preparaban “dotores” (preferentemente abogados que son los ideales para operar con “normas” tramposas o para volverlas tramposas) capacitados para “conducir” el país. Lo cierto es que históricamente y en la realidad solo estaban habilitados para servir y defender los intereses o bien de los poderosos o bien los foráneos. Arturo Jauretche las identificabas claramente: “Nuestras universidades son argentinas solo por radicación geográfica”

Don Bartolo se apropió del relato histórico nacional, herramienta necesaria para la construcción argumental que a modo de pilar sostuviera un  concepto de riquezas de la patria: Vacas y mieses y esa necesaria oligarquía como la única capacitada y con derecho a usufrutuar de sus beneficios.

Luego sembró hijos putativos a lo largo y ancho de nuestro territorio para que reproduzcan esa zonza historia nacional que él fabricó a pura semi verdades.  De esa forma quedó instalado en el inconsciente del ciudadano eso de que el conocimiento te permite acceder a una –aunque siempre ínfima- cuota de ese poder. ¡“Mi’jo el dotor”, pasó a ser una aspiración de máxima para cualquier argentino frente a esa realidad impuesta culturalmente por el proyecto mitrista para la salvación individual del “ciudadano”. Así se destrozó toda posibilidad de construcción colectiva con un mínimo de justicia social en materia de distribución equitativa de la riqueza que solo los trabajadores producían y producen.  

En realidad siempre se trató de un “engañapichanga”.

¿Por qué? Porque en los hechos el poder siempre lo tuvo el CAPITAL y sus poseedores; el resto de la burguesía nacional solo jugó obrando como simples marionetas movidas hilos, aunque invisibles, muy firmes. Fue  ese capital el que impuso las reglas para una selección amañada de “personajes aptos” para que solo se limitaran a lo largo de la historia a  defender sus intereses. Además  buscaron que nunca se cuestione ni la forma ni el modo sobre  cómo se conformó ese capital: usurpación de propiedades ajenas, explotación de esfuerzos ajenos, etc, etc. Porque fue esa la forma utilizada por aquella burguesía mercantilista y contrabandista que apareció –para nuestra desgracia- con el nacimiento mismo de la Patria; burguesía que  posteriormente aprovechó al máximo la conquista Roquista de aquel territorio “desértico” para quedarse con lo que hoy se conoce como la “Pampa Húmeda”.

Entonces comienza la tarea de  forjar  esa idea que sostiene que la formación académica y el conocimiento son  como la plata, como el dinero,  una mercancía más que se compra y se vende como cualquier otra.

(Continua más arriba)


SI SARMIENTO VIVIERA SERÍA MACRISTA y ANTIPERONISTA

6 mayo 2018

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Historia Nacional

SARMIENTO-MACRI-MITRE

v-l-m-3

Por Victor Leopoldo Martinez(*)

“Tengo odio a la barbarie popular… La Chusma y el pueblo Gaucho nos es hostil. Mientras haya un chiripa no habrá ciudadanos, ¿son acaso las masas la única fuente de poder y legitimidad?  Usted tendrá la gloria de establecer en toda la república el poder de la clase culta aniquilando el levantamiento de las masas” (Carta de D.F. Sarmiento a B. Mitre -20/09/1861)

Gabriela Michetti, Vice presidenta de la Nación del actual gobierno macrista de “CAMBIEMOS” (¿?): “Las fuerzas de seguridad actúan sacando a la gente como la tengan que sacar. Si no la pueden agarrar, viene el hidrante o sino balas de gomas en la pierna. Tenemos que dejarnos de embromar” (En el Rotary Club – 2017) Mauricio Macri: “Estoy orgulloso de que haya un policía como vos (dirigiéndose al policía asesino Chocobar) al servicio de los ciudadanos. Hiciste lo que hay que hacer, que es defendernos de un delincuente“(La Nación 1/02/18)

Si, ese fue –y es- Sarmiento, el “padre del aula” a quien se le canta de manera obligada y se  enseña respeto y admiración por este truhan desde la más tierna infancia a todo pibe que ingresa a un establecimiento educativo desde el nivel inicial; Macri- Michetti son las autoridades nacionales que hoy gobiernan el país.

Sarmiento fue eso; ese personaje cobarde que siempre tuvo en claro lo beneficioso que es aquel refrán  utilizado casualmente por los cobardes cuando emprendían la huida: “Soldado vivo sirve para otra guerra”.

Don Segundino Navarro se equivocó feo cuando al escribir la letra de aquel himno a Sarmiento que  Leopoldo Corretje le puso música, se animó a  sostener: “Por ver grande a la patria tu luchaste, con la espada, con la pluma y la palabra”:

1ro) Sarmiento nunca vio ni pensó –menos trabajó- para construir una PATRIA GRANDE; por el contrario, “con la pluma y la palabra” trabajó para que nuestro territorio fuera más chico: “He contribuido con mis escritos aconsejando con tesón al gobierno chileno a dar aquel paso… El gobierno argentino engañado por una falsa gloria, provoca una cuestión ociosa. Para Bs. As. tal posesión es inútil. Magallanes pertenece a Chile y quizá toda la Patagonia”… (Sarmiento en “El Progreso” del 28/11/1842  y  “La Crónica” 11/03/1849) “La Inglaterra se estaciona en Malvinas, Seamos franco: Esta invasión es útil a la civilización y el progreso” (Sarmiento en el diario “El Progreso del 28/11/1842)… “Propicio una colonia yanqui en San Juan y otra en el Chaco hasta convertirse en colonias norteamericanas de habla inglesa ya que EE.UU. es el único país culto que existe sobre la tierra. En cambio España es inculta y bárbara”. (1866)

Mauricio Macri: “Nunca entendí los temas de soberanía en un país tan grande como el nuestro (sic). Nosotros no tenemos un problema de espacio como tienen los israelíes;  al Tesoro de Inglaterra le cuesta bastante plata por año mantener las Malvinas por lo que, de recuperarlas, “las Malvinas serían un déficit adicional para el país”. (Domingo 2 de abril de 2017)

Más aun, don Segundino “le erró fiero al vizcachazo” cuando imagino “luchas de Sarmiento con la espada”. Uno de los coroneles de Mitre –Paunero- le cuenta al ministro Gelly Obes en una carta: “Sarmiento tiembla de solo escuchar nombrar al Chacho” (Ricardo Mercado Luna, “Los Coroneles de Mitre”- Pág. 55).  El propio Juan Bautista Alberdi señaló en su trabajo “Proceso a Sarmiento”: “Que Sarmiento mató al Chacho prisionero, es un hecho que él se apropia como un honor, para cubrir su miedo de ser considerado como un asesino cobarde…  Sarmiento,  en lugar del Chacho, hubiese echado a disparar como un conejo, con ese miedo que todos los recursos nacionales de que disponía como gobernador de San Juan, no le impedían sentir ante la audacia y la popularidad del Gral. Peñaloza de la Rioja”

Mientras tanto la intelectualidad mitro-marxista hoy le sigue rindiendo culto; son los nuevos chupa-mortajas Jauretchanos de Sarmiento que todavía pululan cual excelsos académicos por nuestros claustros de estudios “superiores” cumpliendo con su rol cipayamente antinacional de pensar al país con ojos “culturalmente foráneos”. Solo basta tomar como ejemplo a Ricardo Forster, aquel que el “kirchnerismo camporista” premió designándolo ¿”Coordinador Estratégico de Pensamiento Nacional”?(1)

Con estos antecedentes quien podría dudar que si Sarmiento viviera seguramente y sin dudarlo sería “macrista y antiperonista”.

Notas:

(*)Escritor, Periodista, Docente, investigador, cineasta

(1)  Forster, como Secretario de Estado y encima coordinador estratégico del Pensamiento Nacional que fue, sostuvo alguna vez que “La argentinidad como tal es una invención, algo en debate; sus fronteras son lábiles, sus contradicciones inmensas.”, y con esta afirmación la cosa se pone medio peliaguda; y no porque los dichos de un Forster vayan a cambiar la vida y la manera de pensar y sentir de nuestro pueblo, algo que el intelectual desconoce. Se me ocurre pensar –y no creo equivocarme- que ese amplio sector social no es el que se tomarían el trabajo de leerlo y menos escucharlo por el simple y solo hecho de considerarlo parte de la clase “culta sarmientina”. ¿Por qué razones no lo harían se preguntará el lector? Muy simple, por intuición; intuición que es corroborada renglones más abajo cuando comienza con el menoscabo del pensamiento popular al sostener: “Es inimaginable pensarnos sin Sarmiento y pensar a Facundo sin Sarmiento. Sarmiento pensó el desierto, pensó la campaña, como no la había pensado nadie. Y le dio a la figura de Facundo una relevancia mítica, que sin la escritura de Sarmiento no la hubiera tenido”. Error y menoscabo. Error porque Sarmiento no pensó, imaginó que es otra cosa; imaginó el desierto y la campaña, algo que engrandece su libro Facundo simplemente como obra literaria ya que todo eso que describe en ella lo desconocía. Pensar algo desde el desconocimiento es ficción, ergo el libro Facundo es ficción y ahí Forster tiene Razón al decir que le dio una relevancia mítica; pero lo hizo como escritor y los escritores tienen origen y nacionalidad, sus obras podrán pasar ser valoradas como universales porque casualmente su contenido poco tiene de nacional. Solo así se entiende su concepto de “La argentinidad como tal es una invención”. Y hablo de  menoscabo porque resulta extremadamente perverso e injusto para con nuestro gauchaje  que Forster piense que sin Sarmiento Facundo no hubiese existido; eso es negar que ese gauchaje vio en caudillos como Facundo, Peñaloza, Felipe Varela el sindicato que defendía sus intereses y dignidad. Creer que Quiroga fue tal gracias al escrito del “Ilustre Sanjuanino” es un menoscabo a la inteligencia y el pensamiento de ese pueblo que vio en Juan Facundo un líder político como lo fueron tantos otros caudillos provincianos y hasta el propio Irigoyen, o Perón, Alfonsín y hasta Néstor Kirchner.(Del artículo “La Intelectualidad y el Pensamiento Nacional” que escribí allá por el 2014 para revista El Emilio y el patutino EL ESQUIÚ.COM  de Catamarca que luego fue reproducido por varios medios y al que se puede acceder en:

http://revistaidayvuelta.blogspot.com.ar/2014/08/la-intelectualidad-y-el-pensamiento.html  

o en: http://www.elesquiu.com/correoyopinion/2014/8/4/intelectualidad-pensamiento-nacional-156599.html )


EL MITRO-MACRISMO Y LAS BANDERAS “UNITARIAS”

25 enero 2018

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, historia Nacional.

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez (*)

La ignorancia y el desconocimiento de nuestra historia hicieron posible reiteraciones de malas experiencias. Pertenezco y vivo en una provincia que tiene el orgullo de haber parido a uno de los más grandes patriotas que tuvo nuestro país y la Gran Nación Latinoamericana: Felipe Varela; un defensor del federalismo y de la integración territorial con nuestros países hermanos de la región. Por defender esos ideales populares  enfrentó con valentía y decisión  la codicia  de la oligarquía mercantil portuaria que se había apropiado de la renta aduanera y se arrogaba el derecho por supuesta “potestad” de manejar y controlar el libre comercio con el extranjero; me refiero a esa oligarquía cuyo cipayismo cultural fue alimentado por intereses anglo-franceses. Varela dejó jirones de vida en aquella patriótica lucha.

Felipe-Varela

Si la traición de Urquiza a los intereses federales en el siglo XIX fueron  puñaladas arteras en los corazones de Peñaloza y Varela al dejarle servida la indefensión del país del interior para que Mitre iniciara en 1862 su dictadura con disfraz de republicanismo democrático (Norberto Galasso-historiador),  el ataque y la traición a la Patria de un Mauricio Macri 145 años después de la desaparición física  del “Quijote de los Andes” (Así llamó a Varela J.M. Rosas- Historiador) está siendo  tan brutal  y aún más devastadora del actual federalismo que aquella. La extorsión sistemática a los gobiernos provinciales usando los fondos  coparticipables y el posible recortes o no giro de los mismos como herramienta; los artilugios legales (mega DNU por caso, con una “urgencia” que solo tiene que ver con el alto nivel de codicia) manejados con impunidad  para beneficiar una vez más  intereses foráneos por un lado (intereses de la deuda), e intereses oligárquicos de la pampa húmeda  y  sus aliadas,  las  burguesías cipayas del interior del país por el otro, son algunos de los botones de muestra.

Macri como sus antecesores unitarios, copió un modelo foraneo (La ficción del original le sirvió para “vender” mediáticamente  una realidad inexistente a una sociedad ignorante). Si la imaginación de Spielberg creó la fantasía “Volver al Futuro”, el Macrismo nos “Volvió al pasado” en la realidad. Lo adelantó Eugenia Vidal con su “fallido” luego del triunfo del 2015: “Cambiamos futuro por pasado”. En realidad nada “cambió”, solo se trató y trata de una burda reinstalación del viejo unitarismo y la defensa de sus banderas: los intereses porteños y bonaerense y el control de los recursos diseminados por el resto del país con los cuales hacer  negocios lo más rentables posibles como prioridad y cuyos únicos beneficiados forman parte de esa clase social parásita pero dominante que tiene nuestro país.

Años más, años menos, la preparación para el retorno al control del poder político de ese mercantilismo unitario porteño que tenía a Rosas como enemigo y que en el siglo XIX le llevó 9 años (desde Caseros 1852  hasta Pavón1861 –pasando por Cepeda), al MITRO-MACRISMO le llevo 8 –un año menos-. Comenzó su tarea de reinstalación del “unitarismo” en el 2007 gobernando la C.A.B.A.  y en el 2015 coronó la misma cuando se hizo cargo del saqueo de la República.

Las banderas neoliberales macristas  son la versión actualizada de las otrora  banderas liberales del mitro-sarmientismo.

MITRE - MACRI

¿Por qué la comparación? De los muchos existentes, solo  bastan un par de ejemplos para corroborarlo. Veamos:

  1. a) Los objetivos económicos son los mismos:

a)Presidente Mitre: “Busquemos el nervio y motor de estos progresos y veamos cuál es la fuerza inicial que lo pone en movimiento. ¿Cuál es la fuerza que impulsa ese progreso? Señores, es el capital inglés.”

a)Presidente Macri: “Estamos sentando las bases para desarrollarnos. Si no hay consensos básicos sobre el rumbo y los objetivos que compartimos para el desarrollo de nuestro país, no habrá inversiones, ni productividad ni seguridad jurídica ni competencia empresaria. Porque no se trata de sacar sino de poner, de ceder en algo para transformarnos y poder crecer” (Y los que la están “poniendo” son los mismos de siempre, los que menos tienen; los que  siguen “sin ponerla” y con ello  acrecentando sus fortunas son los que más tienen). “Debemos volver a mundo; tenemos que lograr que los inversores y los capitales  no tengan temor de venir al país. Vamos a fijar “reglas claras” para recuperar la confianza de ellos y así re-insertarnos en el mundo.”  Y los “fondos buitres” junto a los capitales especulativos golondrinas entendieron sin problemas  la alta rentabilidad  que ofrecía el festival de “lebac” como ejemplo de esas  “reglas claras”; además comprueban a diario el hermoso andar de la “bicicleta financiera argentina” con la que podían –y pueden seguir haciéndolo- duplicar y triplicar sus ganancias en tiempo record.

2.-b) Las metodologías utilizadas similares:

b) “Sandes está saltando por llegar a la Rioja y darle una buena tunda al Chacho. ¿Qué regla seguir en esta emergencia? Si va… déjelo ir. Si mata gente, cállese la boca. Son animales bípedos de tan infame condición que no sé qué se obtenga con tratarlos mejor.” (Sugerencia de Sarmiento –“padre” del aula- a Mitre –“padre” de la historia-)

Mitre acepta la sugerencia de Sarmiento pero disfraza la represión como periodista manipulador que era: “Mi idea se resume en dos palabras. Quiero hacer en la Rioja una Guerra de Policía declarando ladrones a los montoneros sin hacerles el honor de considerarlos como partidarios políticos ni elevar sus depredaciones al rango  de reacción… (De Mitre a Sarmiento). “Los Kirchner-peronistas son todos corruptos y ladrones” (Letanía PRO-Macrista utilizada como cortina de humo para continuar con el saqueo)

“Muchos pueblos han sido saqueados, desolados, guillotinados por puñales aleves. Ahí la historia. … hasta 1867 (presidencia de Mitre de 1862-1868) los pueblos  de Famatina, Chilecito, Vinchinas, Hornillos, Vichigasta y Guandacol han presenciado los actos de barbarie más salvajes, el martirio de mujeres preñadas, el ahorcamiento de centenares de infelices, el suplicio de viejos y niños, el degüello de tantos otros…” (Felipe Varela – Manifiesto- 1 de enero 1868)

b)Presidente Macri: En lo discursivo: “Rechazamos todo tipo de violencia; buscamos siempre el dialogo y fundamentalmente la paz.” En los hechos: 1)Milagro Salas hace dos años que está presa  por sus condiciones de “negra indígena” y luchadora social.  2) Rencor y odio reina hoy en los espíritus mitro-macritas PRO que lo ponen de manifiesto en la constante  persecución y encarcelamiento de adversarios políticos de la anterior gestión sin respetar las instancias procesales, persecución de gremialistas y trabajadores  y de cualquier juez que intente oponerse a sus designios. 3) Gendarmería reprime protestas populares a sangre y fuego y la ministra de seguridad –Patricia Bullrich- junto al Jefe de Gabinete –Marcos Peña- lo justifican inventando enemigos internos –¡¿la Ram mapuche terroristas?! 4) Se asesina militantes populares (Santiago Maldonado, Rafael Nahuel) y se militarizan las fuerzas de seguridad para que garanticen un saqueo sin protestas y “en paz”.

El mitro-macrismo versión 2018 con las banderas Unitarias bien altas claramente está en plena acción.

(*)Escritor, cineasta, periodista, docente.


EDUCANDO EN HISTORIA CON EL MANUAL DE DON “BARTOLO”

1 febrero 2017

Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

educacion

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

San Fernando del Valle, capital de la provincia de Catamarca, República Argentina (2016)

Cuadro de situación: Escuela Privada, alumno de 4to año del secundario, 16 años, clase presencial. Docente: profesora de historia.

Conflicto: Por las características del mismo se trata de una profesora formada bajo la égida de  la “historia oficial”, única historia habilitada por la “Academia Nacional” para la enseñanza formal, adquirida  –es de imaginar- en un Instituto de Estudios Superiores, o la propia Universidad Nacional local (UNCA). La docente, con título habilitante bajo el brazo, se presenta ante sus alumnos como única entendida en el tema. Del otro lado un alumno inteligentemente curioso con observaciones que descolocan a dicha docente y la sacan de la rutina complicando su tarea.

Temas desencadenantes (2):

1.-“Rosas, el TIRANO villano” (según mi modesto parecer, un relato recogido de la hipócrita historia fabricada por Bartolomé Mitre la que ubica a la docente dentro de los “chupa mortaja de Mitre” –como los había y hay de Sarmiento según dijera el MAESTRO Jauretche-); y…

2.- “La última dictadura no fue dictadura, sino un Proceso de Reorganización Nacional”. (Obviamente siguiendo la cipaya línea histórica Mayo-Caseros trazada en sus escritos y su relato histórico por don Bartolo, luego continuada por sus hijos putativos “Alvearistas no personalistas”-El Roquismo de la 1ra Década Infame-“Libertadora de 1955” que eliminó la 2da Tiranía –Perón- y los partidarios de los sucesivos Golpes Militares eliminadores de populismos y ordenadores de la economía en beneficio de la oligarquía nativa, hasta llegar a la 2da Década Infame menemista; y desde el 10 de diciembre del 2015 retomada por el gobierno neoliberal-conservador Macrista).

Recomendación Docente al educando: “Usted debe estudiar de los libros  y del material que yo le doy o sugiero; no debe hacerle caso a lo que le diga o su Papá o el amigo de su Papá”.

Tal como lo vengo sosteniendo en mis sucesivos escritos y trabajos investigativos: “Saber establecido, saber incuestionable”

Esto deja al descubierto la paupérrima (y no por casualidad sino por causalidad) formación que se brinda a nuestros docentes en todo establecimiento “académico serio” y que a fuerza de repetir estupideces atentatorias de toda lógica, del mínimo grado de sensatez y de toda racionalidad, adquieren el tan ansiado “título habilitante”. Ese es el preciso momento donde aparece el otro condimento de nuestra pésima educación, el autoritarismo (que nunca fue equivalente de autoridad) donde la sacro santa palabra docente no puede ser puesta en tela de juicio, menos en duda ni por un familiar, peor aún, ni por un amigo de la familia aunque estos últimos tengan más y mejor formación y mayor solidez argumental a la hora de fundamentar conocimientos históricos.

1ra Conclusión: Para el correcto funcionamiento del sistema educativo, el educando solo debe cumplir con la rutina de presentimos y el ritual de repetición de saberes ajenos que lo habilitará para recibir el certificado que le permitirá sortear los distintos niveles de domesticación.  

Lamentable…

Como lamentable y real es nuestro nivel educativo que hoy por hoy  nos degrada como argentinos al haber elegido como presidente un personaje con tan alto nivel de ignorancia y torpeza que para colmo tiene tantos aplaudidores.     

Como todo tiene que ver con todo vale aclarar que dentro del sistema privado, la educación es un comercio, los contenidos la mercancía, los docentes los vendedores  que están bajo el régimen de “empleados de comercio” (¡Esto no es joda! ¡Funciona así!) y tienen un sindicato SADOP cuyos dirigentes nacionales dicen ser “peronistas” (no es un detalle menor) pero solo preocupados por la relación laboral “trabajador-patrón” de sus afiliados en términos “contractuales”. ¡Estoy hablando de estructuras educativas, la mayoría subvencionadas por el Estado! (Lo que la transforma en un negocio altamente redituable para sus propietarios).

Si analizamos el modo de enseñanza y los contenidos que se vierten en “Estudios Sociales” en nuestros establecimientos educativos aun hoy -2017-, sin temor a equivocarme puedo asegurar:

2da. Conclusión: Nuestras escuelas y colegios (públicos y privados) en materia de “Estudios Sociales” no forman argentinos, domestican en el respeto por los contenidos que llevan al educando a ser un producto estúpidamente colonizado con base en “híbridos histórico-culturales” de valores universales. Lógicamente el proceso genera “ciudadanos del mundo” con identidad indefinida que terminan siendo caldo de cultivo para la instalación del individualismo y el pensar cipayo.

Pregunta: Entonces… ¿Qué se entiende por educación?

3ra.  Conclusión: Aceptar mansamente el proceso de domesticación para ser políticamente correcto y socialmente aceptado; repetir saberes establecidos, nunca cuestionarlos, menos pensar y menos aún hacerlo críticamente.

Claro… En la disciplina “Historia” o “Estudios Sociales”, según sean los distintos cambios de nombre que cada tanto aparecen en las grandes y cacareadas modificaciones educativas implementadas por “progres” que nunca tocan cuestiones de fondo (contenidos) y por ende, al stablishmen culturoso de derecha que maneja las “academias”, le resultan inocuos, todo esto pasaría desapercibido si se tratara de una docente y un colegio de la C.A.B.A. (donde esta línea histórica nunca desapareció pero sí recobro fuerza y vigor en la gestión Macri desde el 2007). Hasta el más neófito percibe que esa educación se sigue rigiendo por los mandatos de la educación eurocéntrica portuaria que salió a la luz dentro del Proyecto del “80” del siglo XIX que con sus aciertos y errores instauró la educación libre y gratuita (extranjerizante pero al menos libre y gratuita). Pero estamos hablando de una docente que vive y trabaja en la provincia que parió a uno de los más grandes argentinos, autor de la primera proclama Americanista: FELIPE  VARELA, un declarado anti Mitrista por el disparate de la Guerra de la Triple Infamia; catamarqueño que en su momento fue lugarteniente de otro gran PATRIOTA como don  Ángel Vicente “El Chacho” Peñaloza; Felipe Varela, histórico caudillo provincial, férreo defensor de los intereses y la dignidad de la “chusma” (O sea, uno de los “chicos bárbaros y malos” según los mitro-sarmientinos). La docente ¿pasó por alto este detalle en su propia provincia?

Queda claro que el personaje de marras, si fuera mediamente responsable en y con su profesión, debió, o debería, investigar, saber que también cuenta con bibliografía “no autorizada” por los señores “académicos” donde  podría enterarse que existe “otra historia”, que la podrá discutir en su grado de  “verdad” o falsedad con todo el derecho que le cabe como argentina responsable; necesario ritual que debió hacer con su “historia Oficial”; teniendo pruebas documentales en la mano. De ningún modo  como docente –creo yo, que también lo soy-  debió dejar de preguntarse: ¿No seré otra “mascarita” transitando un “Corso a contramano” al repetir letanías sin saber siquiera si son estupideces o no?

En razón de esto le acerco a esta docente algunas cositas de su amado pero mentirosito “Don Bartolo” como para que vaya tomando conciencia de quién era en realidad;  saber por ejemplo, en temas militares ¿quién fue y qué hizo don Bartolo para que se lo llame “Gral.”?

Según aparece en La Gazeta Federal:

mitre

“Coronel artillero y amante de las culturas foráneas, estudiaba las tácticas y estrategias de guerra científicas que se aplicaban en Europa, pero no daban resultados en estas pampas salvajes. Iluso, se veía a sí mismo como una especie de genial estratega al estilo de Napoleón o Carlomagno.”

“Incapaz en el campo de batalla (“a Mitre no se le ocurre nada en el campo de batalla” diría D`Amico, oficial porteño.) pero dotado de un optimismo enfermizo, esto lo hacía avanzar en el campo de batalla “hacia ningún lado”, como cuando las tropas enemigas se le habían esfumado en Cepeda y su terquedad no le dejaba ver que estaba totalmente derrotado, casi solo, de noche en el medio del campo y totalmente rodeado por el enemigo que le daba la oportunidad de escabullirse. (“Un milico medio tarambana… o tarambana y medio” diría otro paisano)

“Escarmentado en todas las batallas que participó y más predispuesto a salvar el pellejo que a arriesgarlo (¡Igualito a San Martín, o Mansilla!) lo llevaba a disparar antes de tiempo; como en Pavón cuando Urquiza le “regalaba” el campo de batalla y la victoria. “No dispare general, que ha ganado” diría el parte que lo alcanzaba en su huida furtiva, para enterarlo de la realidad.” (Lo que se dice “un Gral. de mil batallas”; aunque  a sus “chupa mortajas” poco les importe si fueron perdidas cobardemente, rebajadas en dignidad o ganadas en los papeles. Les alcanza con que el “padre de la Historia” las dio por ganadas en sus escritos disfrazados de “seriedad” -libelos al fin- de lectura obligatoria en establecimientos educativos.)

sarmiento

El “loco” Sarmiento no se le quedaba atrás. Su participación en la Guerra de la Triple Infamia lo muestra como un extraordinario fabulador y un terco a la hora de opinar sobre lo que jamás entendió, pero en absoluto se lo rescata como un hombre de “armas llevar”. Autor intelectual de los asesinatos de Nazario Benavidez (caudillo Sanjuanino) y “El Chacho” Peñaloza (caudillo Riojano) no figura en su foja de servicio ni el “alias” ni el mote de criminal y asesino; además, y de regalo, tiene un himno que hasta es obligatorio cantar en todos los establecimientos educativos argentino y en todo acto escolar por ser el “padre del aula”.

Cuenta Luis Alberto Murray en su obra “Pro y Contra de Sarmiento” que siendo el sanjuanino ya presidente (1868-1874) quiso ser retratado como Gral.. Ante  la carencia de uniforme para su voluminoso cuerpo, obligó a un Sargento que revistaba en la casa de gobierno que le cediera su uniforme. Como era medio gordo, al querer abrocharse la chaqueta prestada, los botones saltaron por el aire, lo que lo enfureció con las consecuencias del caso para los que estaban en su proximidad. ¡Por algo hasta los propios mitristas lo apodaron “el Loco”! 

En cuanto a la “seriedad” y “confiabilidad” de los escritos de Mitre podríamos agregar este  fragmento del historiador José María Rosas:

“Como historiador engañó a generaciones enteras: Mitre había escrito la historia de Belgrano. (Bastante criticada por Vicente Fidel López, en esa época); y Adolfo Saldías (Liberal, discípulo y admirador de Mitre), le propuso a Mitre (y éste lo alentó) continuar con la historia de la “tiranía” de Rosas y la “liberación” de Mitre. Saldías se tomó las cosas en serio y revolvió todos los documentos de la época, y hasta el propio archivo de Rosas en Inglaterra, facilitado por Manuelita Rosas. Cuando terminó su Historia de Rosas, luego Historia de la Confederación Argentina, (basada en un estricto estudio de la documentación), le mandó orgulloso un ejemplar a Mitre para pedirle opinión sobre su investigación histórica; Mitre le mandó a Saldías una carta con una serie de gansadas y reprochándole entre otras cosas que no había mantenido los “nobles odios que todo liberal debe mantener sobre  toda tiranía”; o sea que para Mitre, la historia no se hace en base a “documentos”, sino a “nobles odios”. El loco Sarmiento fue más sincero: “Jovencito, no tome como oro de buena ley todo lo que hemos escrito contra Rosas. Nosotros éramos sus enemigos políticos” (Historia Argentina – José María Rosas –  tomo VII – pag.187)  

Pero bueno es saber  que la “teta” de la que Mitre mamó la leche oligárquica ya era una ternera crecidita:

“Los federalistas no solo quieren que Buenos Aires no sea la capital sino que como perteneciente a todos los demás pueblos divida con ellos el armamento los derechos de aduana y demás rentas generales; en un palabra que se establezca una igualdad física entre Buenos Aires y las demás provincias, corrigiendo la naturaleza que nos ha dado un puerto, unos campos, un clima y otras circunstancias que le han hecho físicamente superior a otros pueblos, y a la que por las leyes inmutables del orden del universo esta afecta cierta importancia moral de un cierto rango” (La Gazeta de Bs.As. 15-12-1819) (AGM.p.103)

Y podría seguir con el muestrario de elementos que por lo visto la docente (y como ella miles de colegas) desconocen y siguen repitiendo gansadas tras gansadas año tras año; pero creo que con esto alcanza.


EDUCACIÓN: los datos que no aparecen en los contenidos curriculares (II)

4 octubre 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

SEGUNDA ENTREGA

Foto de V.L.M.

Por Victor Leopoldo Martinez

Como dije en la primera entrega (1), siento necesario seguir explicitando lo que entiendo son contenidos sumamente necesarios, contenidos que no pueden quedar afuera de las curriculas de Ciencias Sociales de los llamados “ciclos de estudios formales”; fundamentalmente para ir poniendo un poco de luz en la conciencia de nuestros educandos sobre  hechos históricos.

Para eso lo mejor es acudir a distintas fuentes,  rescatar de ellas ciertos datos que, en algunos casos  corroborarían dichos y hechos que en la  realidad existieron y solo fueron preservados, consolidados y conservados en un cuidadosos  anonimato desde y por la memoria popular (fuente tratada peyorativamente por “academicista” y “cientificistas”) y de esa forma confirmar su grado de verdad o falsedad;  en otros aportando los claro-oscuros de la vida y  pensamiento de no pocos protagonistas de la historia nacional que estuvieron haciendo PATRIA en algunos casos, en otros  trabajando contra de ella sin querer queriendo; seres humanos como todos, con virtudes y defectos, con aciertos y errores pero considerados y medidos en dichos y acciones con la vara que permite saber si los mismos fueron para defender el interés Nacional y Popular o en su contra.

En ocasiones “ciertos pícaros”  toman algunos dichos y hechos de no pocos protagonistas de nuestra historia, los presentan como cuestiones virtuosas que luego exaltan hasta el paroxismo pero que en la realidad se tratan de semi verdades en tanto cuidadosamente esconden ciertos aspectos para nada menores que, lógicamente, sacarían sustento a la exaltación. Entonces dichos y  hechos  suelen ser no solo sacados de contexto sino también traídos de los pelos  con cierto grado de oportunismo político para avalar  hipótesis y teorías político-económicas con serias consecuencias sociales para las grandes mayorías pero presentadas como necesarias y patrióticas hasta en textos de estudios  con el solo fin de  reafirmar una  línea de pensamiento destinadas a dar sustento teórico a la descarada defensa de  determinados intereses sectoriales vendiéndolas como verdades irrefutables.

MITRE

Extraer de los hechos lo que conviene y enterrar el resto al construir el discurso histórico tuvo  un claro padre y se llamó Bartolomé Mitre. Sin lugar a dudas  un hombre brillante en tanto creador y vendedor de  héroes y villanos que en esa  realidad de la que hablo,  y cuando se trató de cuestiones relacionadas a  la defensa de intereses nacionales, tuvieron roles invertidos, los héroes fueron en honor a la verdad  grandes villanos y viceversa. Seguramente no faltará el que cuestiones esta observación argumentando que “todo depende desde donde se lo mire”; y no estará faltando a la verdad; con una salvedad: Los intereses sectoriales no son los de la Nación toda, ni la Nación fue  instituida y pensaba según los  intereses y valores oligárquicos (sector) presentados estos últimos como  “patricios”. El sentido común y la historia popular claramente indican –como bien lo decía don Arturo Jauretche- que es más fácil encontrar hacedores de patria en las guías telefónicas que en las guías “sociales” (señaladoras de linaje). Pero para la historia oficial las que tienen valor son la “sociales”.

Bartolo sembró escuela en materia de sustraer datos del marco histórico donde se produjeron los hechos y realizar interpretaciones funcionales a las clases privilegiadas. . Sin embargo hay algo peor aún; los seguidores y defensores del ideario mitrista, sin explicación alguna juzgan lapidariamente los posibles cambios de posturas políticas o ideológicas que en no pocos  protagonistas pudo haberse dado con el paso del tiempo, algo natural que lleva a cada hombre a reencontrarse con cuestiones esenciales a la condición humana en relación a lo comunitario. “Ningún hombre se puede realizar en una sociedad que no se realiza” (J.D.P)

Pero en estos menesteres las cosechas en materia intelectual de don Bartolo fueron extraordinarias. No solo consiguió “plumas” que escribieran según su visión y preceptos “liberales” (en materia económica, no política. En el “liberalismo económico” -según él- estaba el “progreso y la civilización”) para admiración de esos Patricios locales para quienes Mitre trabajó denodadamente;  también cautivó a “intelectuales progresista de izquierda” que hasta  hoy los chupa mortajas de aquellos pululan en las academias y en cuanto pasillo universitario exista dando cátedra desde su colonizada visión de la historia Argentina. El propio Arturo Jauretche lo definió como “mitro-marxismo” y un conspicuo hombre del Partido Socialista como lo Juan B. Justo es uno de los más claros ejemplos de esto: cronista parlamentario de la Prensa y  pluma puesta al servicio de  La Nación.  O sea tanto los “diestros” como los “siniestros” terminaron siendo funcionales a las apetencias  universales del imperio de turno,  cuando para liberar la patria el camino a recorrer siempre será el inverso: pensar en argentino.

DE  1840  A 1870   

Basta tomar de nuestra historia un ejemplo al voleo de los muchos que existen  para explicitar lo anterior.

ALBERDI

Juan Bautista Alberdi fue un personaje si se quiere un tanto controvertido. Comienza siendo un anti Rosista declarado como lo fue Sarmiento. Sin embargo Alberdi, opositor   a la “primera Tiranía” como tantos unitarios, termina dándose cuenta la clase de “tipejo” que era el otro (Sarmiento). Esto quedó asentado y se lo puede encontrar en el intercambio epistolar entre Sarmiento y Alberdi más conocido como “Cartas Quillotanas”.

Un detalle no menor: Las “Quillotanas” no figuran en ningún texto de historia argentina de nivel medio (secundario). ¿Por qué? Los adolescentes y jóvenes… ¿son todos tan idiotas e incapaces de trabajar críticamente los textos de esta polémica, fundamentales para entender una parte clave de la historia nacional? O había que preservar la imagen y el culto al sanjuanino “maestro de maestros (cipayos)”, defensor de la “civilización” y no exponerlo al ridículo. Algo más grave aún ¿Cuántos profesores de historia formados en los últimos 60 años conocen  el tema? Si la respuesta fuera  “Todos”, entonces cualquier argentino que haya cursado el secundario las conocería. Si estaba en conocimiento de los educadores, los profesores ¿estaban impedidos de hablar del tema? ¿En que textos de lectura obligatoria del secundario aparecía esto? ¿Por qué en los mismos textos si aparecían “lecciones sobre la “tiranía Rosista” y Peñaloza y Varela como “bandidos”?  En fin…

Volviendo a  Alberdi, en una de aquellas cartas planteaba que la cuestión belicosa que anidaba en el espíritu del  sanjuanino rondaba lo patológico. Señalaba que después de Caseros y desaparecido Rosas como tema de sus relatos literarios  o periodísticos el hombre se puso como loco y se la agarro con Urquiza. Alberdi consideraba  que a Sarmiento le resultaba difícil escribir en momentos de paz ya que se había pasado 10 años haciendo la guerra con la pluma detrás de un escritorio (lucha¿? rescatada hasta en su himno: “Por ver grande (¿?) a la patria tu luchaste con la espada, con la pluma y la palabra).

Sarmiento

Alberdi decía al respecto de Sarmiento: «Los que han peleado durante 10 o 15 años, no saben hacer otra cosa más que pelear… La guerra militar de  exterminio contra el modo de ser de nuestra poblaciones pastoras y sus representantes naturales (se refería a los caudillos) tuvo su fórmula y su código en el “Pampero” y en el “Granizo”, imitaciones periodísticas de la prensa francesa del tiempo de Marat y Danton, inspirada por un ardor patriótico, sincero si se quiere, pero inexperto, ciego, pueril, impaciente, de los que pensaban que un par de escuadrones de lanceros de Lavalle bastarían para traer en las puntas de sus lanzas el desierto y el caudillaje, que es el resultado, en la desierta República Argentina.»

De la participación de Sarmiento en el ejército grande de Urquiza donde el sanjuanino escribía  sus propias lecturas llenas de críticas hacia el Entrerriano Jefe de Ejercito, Alberdi le espetaba en aquellas cartas: «Si San Martín y Bolívar hubiesen llevado a su lado redactores que al tiempo de escribir  el boletín de sus jornadas llevaren diarios secretos para desmentir más tarde al boletín oficial, la gloria americana sería hoy la mitad de lo que es, y el conde Toreno se habría ahorrado el trabajo realista de achicar nuestros triunfos… Usted no es soldado; no conoce la estrategia, que no ha estudiado ni es ciencia infusa. Su grado de teniente coronel es gracia que usted debió al Gral. Urquiza, antes de dar principio a la campaña, no después de la batalla. Su saber militar sólo prueba la generalidad de sus  lecturas y conocimientos teóricos que le permitirían disertar con igual gracia sobre medicina…. (“traslados teóricos mecanografiados de un país a otro”, calificaría a las fuentes de “ilustración” del sanjuanino  Hernández Arregui)   ¿Y cuál es la base de su criterio militar? El clasicismo más rudimental y más rancio de la estrategia europea, cuya aplicación ha producido siempre la derrota de sus importadores en esta América desierta. Usted leía por la noche “manuales de estrategia francesa y cuando a la mañana siguiente veía usted gauchos y no soldados europeos a su alrededor,  exclamaba usted: “barbarie, atraso, rudeza. Y repetía y repetía las murmuraciones de nuestros oficiales clásicos. ¿Y qué es la ciencia militar para nuestros oficiales clásicos? El producto de lecturas francesas sobre arte militar, como es la ciencia de nuestros publicistas el resultado de algunas lecturas de libros europeos.»

HERNANDEZPor su parte Hernández (José, autor del Martín Fierro) dará un paso más y mostrará en su folleto la figura de Sarmiento como la de un caudillo hecho y derecho, “bárbaro”, violento y salvaje asesino.

La noticia de la muerte de Peñaloza conmueve  las fibras más íntimas de Hernández quien desde «E1 Argentino» hace la apología del «Chacho» al tiempo que anatematiza a sus enemigos políticos: «ASESINATO ATROZ. El general de la Nación Don. Ángel Vicente Peñaloza ha sido cosido a puñaladas en su lecho, degollado y llevada su cabeza de regalo al asesino de Benavídez, de los Virasoro, Ayes, Rolta, Giménez y demás mártires, en Olta, la noche del 12 del actual. »

En otra de ellas, titulada «La política del puñal» decía Hernández, entre otras cosas: «Los salvajes unitarios están de fiesta. Celebran en estos momentos la muerte de uno de los caudillos más prestigiosos, más generosos y valientes que ha tenido la República Argentina. El partido Federal tiene un nuevo mártir. El partido Unitario tiene un crimen más que escribir en la página de sus horrendos crímenes. El general Peñaloza ha sido degollado. El hombre ennoblecido por su inagotable patriotismo, fuerte por la santidad de su causa, el Viriato (2) Argentino, ante cuyo prestigio se estrellaban Las huestes conquistadoras, acaba de ser cosido a puñaladas en su propio lecho, degollado y su cabeza ha sido conducida como prueba del buen desempeño del asesino, al bárbaro Sarmiento.»

Ni que hablar de ciertos historiadores y/o filósofos contemporáneos que aparecieron con el nuevo siglo de este segundo milenio de manera mediática. Con  “extrañas intensiones” disfrazadas de objetividad, estos señores se detienen “ex profesamente” en las debilidades de no pocos de nuestros personajes históricos mostrándolas como defectos. Luego  acá cabría también eso de: “depende de dónde se lo mire” para asegurar si los defectos son tales.

Lo importante es poder discutir los  hechos y las ideas de hombres y mujeres  del  pasado lejano y reciente en relación a un solo objetivo: rescatar cuales fueron las virtudes y los aciertos que permitieron forjar nuestra argentinidad, y cuales los errores que jugaron en contra de los intereses sociales, nacionales y populares.

Pero de esto  escribiré en mi próxima entrega.

Nota

(1) https://revistaelemilio.wordpress.com/2015/09/27/educacion-los-datos-que-no-aparecen-en-los-contenidos-curriculares/)

(2) – Caudillo lusitano (m.139 a. C.) cabecilla de los  sublevados contra la tiranía del Pretor romano Galba, que durante mucho tiempo tuvo en jaque a los ejércitos romanos. Fue asesinado en su tienda por sus propios amigos.


CULTURA, MEDIOS DE COMUNICACIÓN, POLITICA Y COMPLICIDADES

19 mayo 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

Foto de V.L.M.Por Victor Leopoldo Martinez

NECESARIA ACLARACIÓN

Los siguientes son simples comentarios a modo de elucubraciones basadas en experiencias personales sacadas de lo vivencial. Lo escribo al solo fin de ordenar un proceso de aprendizaje propio al que por ahí le faltan condimentos para un análisis más profundo. Tampoco puedo -y menos quiero- intelectualizar mucho la cuestión por temor a caer en conocidas trampas que el sistema te tiende al solo fin de que no alteres sus “lecturas y posteriores acciones” de cómo se construyen “realidades ficticias”. Me remitiré a situaciones y conductas humanas que generalmente parecen inexplicables pero que seguramente tendrán su razón de ser. La cuestión está en si esas razones sirven a no a los intereses políticos nacionales y populares y afianzan nuestra identidad como pueblo, o por el contrario desestructuran día a día y cada vez más esos restos de identidad, visto esto claro está y para que no queden dudas, desde Bs.As.

UBICACIÓN ESPACIO TEMPORAL

Estoy en la C.A.B.A.; vivo en la C.A.B.A.; desde hace 45 años lo hago sin cargo de conciencia porque en el interior de donde provengo me enseñaron a no ser desagradecido. En mi terruño natal, Catamarca, apenas viví 17 años. Ya se!!! Muchos se preguntarán: ¿porque no se volvió a su provincia este tipo? En una de esas tienen razón.

Lo concreto es que a lo largo de todo este tiempo he visto cambiar su fisonomía y también a su gente. Viví con mucha intensidad la vida política de los “70”, padecí la posterior dictadura, me ilusioné con el regreso de la democracia, me desilusione con el gobierno menemista, Temía por la Patria y mis hijos por las consecuencias de aquel lamentable 2001, y finalmente –muy descreído al comienzo- volví a recuperar la capacidad de soñar el 2005 con aquel rotundo No al ALCA y más aún desde el 2007; todo eso en esta ciudad.

Por lo visto y vivido puedo asegurar que muchos porteños (las nuevas generaciones especialmente) cambiaron mentalmente. Pero lamentablemente debo decir que esos cambios mentales en la mayoría de los casos no fueron para mejor; por el contrario, en no pocos aspectos se volvieron más retrógrados. La juventud del PRO es la versión más actualizada de esto que sostengo. Tengo identificada a la responsable de esta desgracia por haber estado dentro del sistema que digita la vida ciudadana en esta mega urbe; más adelante la denunciaré.

Pero quiero compartir algunas sensaciones , en mi caso, muy claras para que juntos podamos pensar y sacar alguna conclusión tratando de entender el por qué de este fenómeno que tiene rasgos muy visibles, que son demasiado evidentes, lógicamente para todos los que quieran o deseen verlos; necios abstenerse.

LA CUESTIÓN CULTURAL

En primer lugar, existe un convencimiento generalizado entre sus habitantes que en esta ciudad hay cultura…

Y puede ser! ¿Definida? Al menos yo no lo viví y vivo así. Soy un producto en crisis en ese tema porque fui víctima, y hasta diría consciente, de la fuerte influencia foránea que en no pocos aspectos y por espacios de vida me resultó dañina. Entonces… ¿Hay cultura? ¡Sí! Muy particular desde ya por la variedad de manifestaciones. No quiero hacer juicio de valor sobre dichas manifestaciones porque esta reflexión apunta al significante cultural de identidad.

Para aquellos que tuvieron la suerte de recorrer aunque sea algunos países europeos o ciudades norteamericanas, no les resultará difícil coincidir conmigo en términos comparativos y en materia cultural que, con solo “relojear” ediliciamente, o en materia de ofertas (con lenguaje extranjero incluido), parado en esta ciudad, nada indica que estas en esa Bs. As.  que es la capital de ese remoto país llamado Argentina (más allá de los espectáculos for export, digo). Toda la zona de “Catalinas” (Retiro) y Puerto Madero es un burdo remedo de Manhattan mirado desde el Río y en Buque Bus. El resto es una ciudad con vida cultural expuesta muy similar a cualquier capital europea o ciudad norteamericana; una rara mezcla de “clase” y “fachada” franchute (la “paqueta” Recoleta, Belgrano o Devoto ), y despreocupación yanqui pero puesta en escena y para que todos lo noten. Lo llamativo es que nadie en esta ciudad se pregunta que entiende por cultura, ¿cuál es nuestra cultura como porteño? Hasta yo me lo pregunto porque en cierta forma me siento porteño y tengo familia, hijos que lo son.

La ciudad ofrece mega recitales de grandes bandas europeas o norteamericanas, Variette al mejor estilo Music Hall o Vaudeville y hasta con música popular inglesa o francesa. Porque eso es lo que pretendieron para los porteños sus gobernantes de ayer y de hoy ¿Es representativo de nosotros, de nuestra cultura, de algo?

¡Perdón! -dirá alguno. ¿Y el tango?

Dejate de joder! No hay una puta emisora de radio que te pase tango (salvo algún programa en AM y sobran los dedos de una mano para contarlos) ¿Y de folclore? ¡Menos! En la ciudad hay una sola emisora –La Folclórica de Nacional- y encima manejada por unos conductores que también pretenden hacer de nuestra música popular una sesión masturbadora de psico bolchevismo. ¡Dejense de joder! (con perdón de los cultores del pisco bolchevismo quienes están en todo su derecho de serlo pero que no deja de ser eurocentrismo)

Lo anterior es uno de los aspectos. Otro aspecto significativo es el garbo del porteño cuando sale fuera del país. En los distintos países Latinoamericano que visite no se me reconocía como argentino; ni mi forma de hablar, menos de presentarme es porteña, entonces debía aclarar que no era porteño pero sí Argentino. Evidentemente y en la región, al argentino se lo conoce a través del porteño que es quien más viaja. Y lo hace con su mochila cargada de soberbia y arrogancia porque culturalmente se siente “más” que cualquier otro latino de la región; hasta podría decir, según me comentaron en los lugares donde estuve, que se presentan como fiel representante del colonizador-colonizado de antaño, superior por naturaleza y con gen europeo incluido. Como mi perfil no se aproxima a esa forma y estilo, para mis interlocutores latinoamericanos yo no era Argentino. El porteño vive culturalmente dentro de esa hibridez conceptual y se desplaza hacia cualquiera de sus versiones y/o manifestaciones como pez en el agua. Lógicamente lo hace con una rara y no casual habilidad; fueron formados para eso. Para ciertos porteños la cultura es nacional si se la cocina en Bs. As.; el resto es anticultura (barbarie).

En ciertos aspectos Rodolfo Kusch encontró –y a modo de atenuante porque él era porteño pero por suerte uno diferente, demasiado grande y demasiado lúcido lo que lo hizo ser otra, entre las pocas que existen,  notable excepción- la punta al ovillo de este entramado fenomenal que de por sí se manifiesta de manera hasta muy contradictoria ya que como lugar de pertenencia, esta ciudad genera mucho apego en el nacido acá; pero esto último solo lo hace visible cuando está afuera de su lugar y extraña. Quizá –como sostenía Kusch- el asunto tenga que ver con esa cuestión de ligazón genético-afectivo con lo americano que en el fondo cada porteño tiene; por ser americano; que transforma, por ejemplo, a un “Café porteño”, sea céntrico o de barrio, en ese espacio cuasi religioso similar a los espacios sagrados de nuestros antepasados originarios donde en soledad o acompañado uno se siente, o es ese Dios que controla su propia vida aunque sea por instantes.

LA GRIETA CULTURAL

El porteño medio se supone culto por el solo hecho de vivir en Bs.As. Ciudad. Y las cuestiones culturales también se ven condicionadas por factores para nada particulares pero que la vorágine que el ritmo ciudadano impone impide percibirlos.

Por ejemplo: la ciudad está partida en dos. Hoy se utiliza el término “grieta”. Lo inventó Lanata, un porteño típico afincado en un de los costados de esa grieta; donde viven los afortunados. La invención terminológica no tuvo otro objetivo que un lavado superficial de conciencia; pero la grieta porteña existe y se la conoce como la “arteria mas larga del mundo”. Tiene nombre que se condice con su historia un tanto cipaya vinculada a un sector social que fue transformado a través de la educación en referente: La arteria se llama Av. Rivadavia.

Al sur de ella viven los pobres; muchos pobres y algunos no tanto (estos últimos tratando de saltar la grieta para zafar de ese estigma cambiando de residencia); al norte viven los otros, los que se siente diferentes y exclusivos y por ende símbolos de una porteñidad cuasi europea aunque sea poco original ¡Y a mucha honra! Dicen.

Frente a estos últimos, el resto de los argentinos somos ignorantes. Hoy no puede asombrar que esos sectores medios (gran mayoría en esta ciudad) hayan recuperado el término “cabeza” para el trato despectivo y peyorativo hacia cualquier que no piense o sienta como ellos, o simplemente provenga del interior del país o de alguno limítrofe. El porteño medio que habita desde Rivadavia hacia el norte de la ciudad se siente más europeo que Argentino, y se deslumbra con las luces de Nueva York, La Vegas y Hollywood, Paris, Londres; o llevar a sus hijos a Disney Word. Son sus sueños.

EL ROL EDUCATIVO DE LOS MEDIOS

¿Se los alimentan cotidianamente? ¡Claro que sí; desde los medios de comunicación! Y en esto está, en gran parte, la responsabilidad de esa hibridez cultural porteña. El porteño se cree un Argentino culto porque se siente sabio en tanto es conocedor del mundo; pero ignorante de las cosas más elementales que atañen a su país. Esta realidad tiene cierta lógica porque su país no está en ese mundo vendido mediáticamente. Se lo repiten a cada instante y el lo acepta con total naturalidad y como una constante histórica de verdad revelada. Es un erudito en música internacional, se siente un intelectual y discute sobre los principales intelectuales y pensadores europeos, conoce la serie de la NBA y los nombres de los principales jugadores de cada equipo, conoce todo lo relacionado con las principales ligas de futbol europeas; pero su erudición llega hasta ahí; con eso le alcanza y sobra para creerse culto y parecer tal. Poco le importa saberse ignorante de todo lo que tenga que ver con la cultura del resto de nuestro país y de Latinoamérica, la que generalmente desconoce en su totalidad; y no por casualidad. Repito, el porteño es educado para buscar los modelos de vida y de pensamiento afuera del país y despreciar todo lo que venga o provenga de sus entrañas. Es una vieja pero vigente cultura portuaria que nace con la “organización nacional” pergeñada por Bartolomé Mitre y ejecutada hasta nuestros días por toda esa caterva de chupa mortajas que este triste pero obstinado cipayo personaje sigue teniendo y que se suceden interminablemente enquistándose por derecho hereditario en cuanta “Academia Nacional(¿?)” exista, para de ahí subir y bajar el pulgar de lo que se entiende por cultura y conocimiento.

SOBRE CHAUVINISMO Y ZONZERAS

Como el chauvinismo es un categoría mal usada por pseudos intelectuales cuando los desnudas en sus zonzeras, poca importancia tendrán en este caso las observaciones que en ese sentido puedan venir desde esa dirección y en relación a los ejemplos que a continuación iré mostrando.

Los medios radiofónicos y televisivos de esta gran ciudad solo conocen y pasan -o musicalizan con- melodías extranjeras ( regla que cumplen rigurosamente hasta los ya no tan jóvenes pero “progres políticamente” que hoy hacen radio). No me siento un estúpido al suponer imposible ir a Nueva York, San Francisco, París, Berlín, Roma, etc, etc (menos aún Londres), sintonizar una radio o un canal de TV y escuchar música de chacarera, chamame o tango. ¡Claro! Me dirán ¡Cómo lo van a hacer si lo nuestro no es música! Típica desvalorización de un porteño. Ni siquiera se percata que escupe para arriba hasta en términos de negocio; su “viveza” no le da pa’ tanto.

Es por eso que resulta natural -y ni siquiera lo supone paradójico- que un conductor –y otros que juegan de periodistas- radial “progre” lea en su programa un fragmento de un libro de Galeano que hace referencia al proteccionismo Ingles con marcada admiración en un momento de masturbación ideológica y luego vaya a un tema musical, no con un candombe uruguayo, ¡No! Te sale con el último éxito de la banda rockera norteamericana (o inglesa, o finlandesa) del momento anunciando su próxima presentación en Bs. As. y sugiriendo que podes adquirir tus entradas por… Esto es Buenos Aires; así funcionan sus medios de comunicación; así son, piensan y sienten los porteños de marras (No todos, claro está, pero son tan pocas la excepciones que en momentos desmoralizan).

Hay que reconocerles que en oportunidades –solo momentos porque el segundo de publicidad cuesta guita-, hasta tienen esos gestos de ternura para con los desdichados “negritos pobres” del interior de nuestro país ante una desgracia. Por ahora resulta casi imposible que se den cuenta que siguen repitiendo el mismo trato compasivo y psedo misericordioso de aquellos poderosos porteños que denunciaba el “tano” Piero allá por los “70 y 80” del siglo pasado cuando por ejemplo en su chámame “La inundación” decía “Y que se vaya la Televisión, no somos circo ni domador, acá no hay nada para ofrecer, ni somos monos para vender”.

En Buenos Aires los medios de comunicación tienen un rol “deformativo” mucho más eficaz en materia educativa que la formación impartida en establecimientos educativos. Acá está la madre del borrego.

Voy a tomar casos recientes para que se entienda de que estoy hablando:

Filmus, por tomar un ejemplo, siendo funcionario de educación en el Gobierno de Ibarra y fiel sirviente del centralismo porteño salvó a Bs. As. que se aplicara en su ámbito la Ley Federal de Educación (cuestionada con fundamentos en sus formas y modo de aplicación pero no así en su visión de los contenido que no era del todo mala). Bs. As. siguió con la vieja ley -mas reaccionaria aún- gracias a un “progresista” que, reitero, salvó a los porteños de que se los igualara al resto del país “educativamente”, país que sí se vio obligado a aplicarla en las peores de sus formas.

Este Lic de la FLACSO decía defender la educación púbica pero mandaba sus hijos a escuela privada donde se forman los futuros dirigente; como cualquier porteño de clase media alta “progre”.

VOS SOS MACRI PORQUE MACRI ES BS. AS.

Macri quiso y quiere dar continuidad a la tradición de hacer de Bs. As. una ciudad europea o en todo caso yanqui. ¡Y lo está logrando para placer de esos porteños! No es difícil inferir que si es presidente de Argentina querrá repetir la experiencia a nivel país. Sus sucesores van a continuar el mismo camino. Buenos Aires no es Argentina, es Buenos Aires. Sus gobernantes vivieron y viven en un imaginario limbo creado culturalmente y alimentado pedagógicamente desde sus claustros de estudio desde hace siglo y medio. El centralismo porteño no es casual como tampoco lo es su pensamiento eurocentrista. La ignorancia sobre como piensa y siente el resto del país puede resultar exasperante, pero está. Esto lleva al porteño medio a pensar y exigir políticamente que esa porción extensa de territorio y los que ahí habitan, ¡porción que le fue adosada a ella (a Bs. As.)!…, o se avienen a mimetizarse con el estilo porteño (que es una mezcla de aire de globos y la nada en materia de proyecto ya que los proyectos los hacen y manejan los ricos y poderosos de adentro y/o los de afuera del país, con la venia desde ya de Dios quien tiene su oficinas en esta hermosa y gloriosa ciudad), o sentirán el rigor por desobediencia y a puro castigo mediático y mafioso de los detentadores del poder económico (cuyas residencias administrativas están en esta ciudad).

Pero existe un detalle muy llamativo. El porteño medio es loco pero no come vidrios. Presiente que vive en una ciudad parásita; no sabe el por qué de esa condición pero intuye que es así. Entonces quiere un Macri o a alguno de sus alter ego en el gobierno de la ciudad pero desconfía de ellos para el manejo de la cuestión nacional. Saben las posibles consecuencias porque los saben ignorantes; pero repito, no comen vidrio. Ya los chorearon en el 2001 y siempre tienen presente que entre chorros no es leal quitarse las víctimas. Necesitan del gobierno nacional como el ternero la ubre de la vaca. Su mitomanía no es más que otro producto de la educación mediáticamente deformadora recibida por décadas; pero de ahí a ser boludos hay una distancia. Pueden no ganar los candidatos del FPV, pero a la hora de votar a nivel nacional optaron por Cristina.

Que Macri sea un mal administrador (no puede ser bueno alguien que vende gestión eficiente mostrando obras superficiales a costos sobre valuados; que utiliza al Estado C.A.B.A. como botín para que sus amigos hagan negocios, endeudando a futuro a ese Estado.) poco les importa porque les alcanza con que alimente su mitomanía de ser únicos y diferentes al resto.

NUEVOS FRANKENSTEIN, POLÍTICA Y COMPLICIDADES

Los medios de comunicación monopolizados son los nuevos Frankenstein. Crean monstruos políticos condicionados mediáticamente; y los manipulan diariamente. Una porción más que interesante del periodismo de esta ciudad se denigró a ser sirviente de los propietarios de medios de comunicación. Estos señores están convencido que “el cuarto poder” está por encima de los otros tres (o sea por sobre el conjunto de las instituciones republicanas), y que la sociedad se tiene que regir por sus bajadas de líneas porque son ellos los que tienen la verdad en nombre de la libertad de prensa y el libre pensamiento. Entonces se sienten con super poderes y todo el derecho para instalar candidatos y/o bajarles el pulgar a otros, o decirle al ciudadano común que le conviene y que no políticamente. Y ciertos periodistas están chochos con su rol profiláctico;  dentro de ese papel cabe todo, hasta la extrema complicidad con el perverso juego. Se acuerda previamente con el entrevistado lo que va a decir, luego se pone el micrófono y ¡cuidadito con repreguntar algo fuera del guión!!!

Retomemos el ejemplo anterior: Macri.

Diario Crónica (mi preferido), Viernes 15 de mayo de 2015, recuadro: “Macri en Jujuy”; texto del cuerpo: El líder del PRO ratificó (¿?) que de ser Presidente llevará adelante “Un amplio programa de obras para mejorar la conectividad de todo el norte argentino” para que la zona pueda desarrollar todo su potencial (solo lo entrecomillado y en negritas es textual de Macri, el resto es interpretación agregada del cronista). Pero ni el cronista –ni ninguno de los otros que seguramente estaban presentes al momento de las declaraciones- intentó repreguntar. Ninguno se animó a preguntarle que entendía él por “mejorar la conectividad” porque sabían que era ponerlo en aprieto. Macri ignora los verdaderos problemas que existen en el norte y lanza generalidades. Macri no conoce el tendido de rutas nacionales ya existentes que todo el norte tiene. “Nosotros desde la presidencia y Morales Gobernador vamos a generar mucho trabajo para los jujeños”. Ningún periodista le pidió precisiones, que cuente cómo lo haría. Luego recitó un fragmento sin tener la más remota idea de lo que estaba diciendo. “hay que terminar con el aislamiento en el norte(¿?), necesitamos trenes de larga distancia y caminos para llegar a los puertos, para salir al pacífico y para multiplicar nuestra capacidad de exportar y vender” Ningún periodista le pregunto de qué estaba hablando, cuales son los rubros de la economía jujeña que se verían beneficiados con estas ideas. Macri no tiene idea de cuales son los resortes económicos de Jujuy.

Pero estos niveles de complicidad periodística para con los intereses mediáticos no se acotan tan solo a los candidatos de la oposición que nada tienen para ofrecer más allá de lo que les fijen por agenda política los medios; menos aún tienen esos candidatos un cacho de ética para siquiera honrar los cargos que actualmente ocupan. Lo lamentable es que ese mismo periodismo también lo hace con los candidatos del oficialismo a quienes saben con cierto poder y de quienes depende la cuota de publicidad oficial.

Gracias al periodismo y a la TV, la política se redujo a un diminuto valor farandulezco y quedó acotada a la simple enunciación de generalidades vacías de contenido dentro de un gran show para consumo masivo. Lo creó Bs. As.; el porteño en su gran mayoría lo compró y lo quiere imponer en todo el país para que ese resto de país entre, aunque sea con forcet, en la cultura consumista mundial y así no quedar afuera de la globalización cultural y política(¿?).

Dura pero triste realidad. Los medios porteños lograron coaptar al resto de los medios del interior del país y las clases medias de sus centros urbanos siguen a pies juntillas sus bajadas.

Esta es otra cuestión que, como la educación, merecerá en su momento un gran debate porque también es algo pendiente: el país sujeto a Bs.As., o Bs. As. como una simple parte más del país. Política y culturalmente propongo trabajar para hacer realidad la segunda opción. Es una deuda que tenemos para con la verdadera Argentina.

Afiche de V.L.M - 1