De intelectuales vernáculos y otras yerbas

10 mayo 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO. De nuestra redacción

PEDRO DEL ARRABAL

Por Pedro del Arrabal

En una nota sin firma publicada por www.perfil.com en https://m.perfil.com/noticias/politica/la-tragedia-personal-de-macri-la-mezquindad-de-cfk-y-otras-10-frases-de-beatriz-sarlo.phtml?rd=1 que comenta una entrevista realizada por los periodistas María O’Donnel y Ernesto Tenembaum en el programa “Corea del Centro” (Net TV) a Beatriz Sarlo (periodista y ensayista) aparecen 11 señalamientos que el redactor decidió calificarlos como: “… una selección de sus mejores comentarios en la entrevistada” (sin darle la posibilidad al lector decidir sobre si en realidad lo son). Lo cierto es que el redactor ya resolvió por el lector y la cuestión está cocinada por su decisión; típica actitud de ese periodismo que se dice “no manipulador e independiente”. La elección no fue casual. Mixturó palos de la Sarlo al macrismo inoperante (algo que a esta altura del partido no requiere la condición de intelectual para repartirlos en esa dirección) y resentidos garrotazos políticos, morales y estéticos a Cristina; cuestiones que nacen de la envidia al talento ajeno en este último caso.  

De todos modos resulta interesante tomar esta antojadiza “selección” de comentarios para desmenuzarlos y así auscultar pasado y presente político de nuestro país, razones y pifies de personajes que yo, sin mucho esfuerzo, puedo asociar a otros personajes “progresista” que volvieron a reaparecer en estos 2 últimos meses mediáticamente en algún canal y/o radio que “sin querer queriendo” están direccionando su accionar por las mismas arterias de errores que anteriormente se cometieron con la “experiencia 678”. Criticar y hacer “oposición mediática” contra la desastrosa no-gestión macrista resulta hoy por hoy un juego -si se quiere- de niños. Pero ciertas ayudas a la oposición desde dichos medios corriéndola por izquierda vuelven a parecerse a esos caminos empedrados de buenas intenciones que terminan conduciéndonos al infierno. Me estoy refiriendo a esos personajes que haciéndose bien los “dolobus” como esos perros que tiraron la olla y corriéndose de toda responsabilidad por este devastador presente Macrista que ellos ayudaron a instalar boicoteando en su momento la campaña del candidato peronista Daniel Scioli por dar uno de los tantos ejemplo. “Poco importa quien vaya a ser el candidato y si pierde Cristina en el 2015. Este gobierno ya generó ese 30% de la población del país que necesita en el futuro para fortalecer el kirchnerismo”, manifestó uno de esos personajes en la Pcia. De Catamarca el 14 de Julio del 2014 (1 año y 3 meses antes de las presidenciales) en una charla que brindo en la sala Ezequiel Soria desnudando su odio visceral hacia el peronismo. Ud. lector/ra descubrirá de quien se trata en los renglones que siguen.

Veamos:

Nuestros “intelectuales –auto-considerados- progresistas” son además y esencialmente autoreferenciales, con fuerte tendencia a mirar pajas en ojos ajenos a pesar de las vigas presentes en los propios. Según la nota de Perfil, Beatriz Sarlo calificó a C.F.K. en el punto 7 de esta selección hecha por este medio, de “¿autocentrada?”. Pero… en el punto 1 dice: .-“Yo creo que nadie me esperaba en el macrismo….” En mi caso y con cara de preocupación me pregunto: ¿Quién era la autocentrada? Y en términos jocoso también podría preguntar ¿Cómo pueden haber sido tan estúpidos los del PRO de olvidarse en el convite a la fiesta de CAMBIEMOS de Beatriz? Sarlo está indignada por ese “no tenerla en cuenta”, y cuenta detalles de sus coqueteos con el PRO cuando gobernaba la C.A.B.A. algo que exacerba su bronca: “En el primer macrismo, soy amiga de alguna gente de la cultura, como Avelluto o Telerman. Pero nadie me esperaba. Y creo que a los demás no les interesó. ¡Que descorteses! ¡Lindos amigos los de la Sarlo! Con amigos así no necesita de enemigos. Hasta aquí todo lógico y muy normal viniendo de la Beatriz Jauretchana[1] siglo XXI.

FORSTER-SARLO

Pero a renglón seguido blanquea algo que en su momento nuestro director (V.L.M.) lo señaló en su artículo “La Intelectualidad y el pensamiento nacional” publicado entre otros medios por nuestra Revista EL EMILIO, reproducido por la Revista IDA & Vuelta (http://revistaidayvuelta.blogspot.com/2014/08/la-intelectualidad-y-el-pensamiento.html ), y el 4 de agosto del 2014 por el matutino de Catamarca ELESQUIU.COM: https://www.elesquiu.com/testimonios/2014/8/4/intelectualidad-pensamiento-nacional-156599.htm . Sarlo dice: “Porque así como el kirchnerismo estaba profundamente interesado en reclutar intelectuales, al macrismo no le interesa eso en absoluto” Y Sarlo no miente. Ricardo Forster, el que fuera Coordinador Estratégico del Pensamiento Nacional dentro del marco el Ministerio de Cultura de la Nación de nuestro gobierno, que resuelve la incógnita sembrada más arriba, dijo en un reportaje publicado por Pág/12 el domingo 27 de Julio del 2014 (ver: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-251643-2014-07-27.html ) y ante la siguiente pregunta: “–Usted anunció públicamente que invitará a Sarlo para algunas de las actividades. ¿A qué actividades?” Forster respondió: –Cuando digo Beatriz Sarlo, también pienso en Juan José Sebreli, Carlos Altamirano, Horacio Tarcus, Maristella Svampa y Luis Alberto Romero, para tomar una diversidad de actores de la vida intelectual académica argentina. Beatriz podría perfectamente participar de “Los Frondizi”, que incluye a Arturo, a Risieri y a Silvio, porque me parece que es una pintura extraordinaria de la compleja trama de la vida política, intelectual, académica argentina. Como describiera V. L. Martinez en su nota: “Lo más reaccionario –salvo algún nombre- a nivel pensamiento, todos en una misma bolsa; y no creo que sea para domesticarlos.”

Ahora queda más claro que nunca que nuestro gobierno dormía con el enemigo. En ese mismo reportaje Forster llegó a manifestar: “romper dogmatismos hacia adentro del campo nacional y popular para ensancharlo, ampliarlo, provocarlo, discutirlo. Atravesar aquellas palabras entumecidas y equívocas como “pensamiento nacional”, re significarlas críticamente.” La argentinidad como tal es una invención, algo en debate; sus fronteras son lábiles, sus contradicciones inmensas.¡Claro que está en todo su derecho decir y masturbarse ideológicamente; pero no como funcionario de un gobierno Nacional y popular; y menos Peronista! Un “intelectual” que manifiesta semejante estupidez como la que esta subrayada siendo ¿Coordinador Estratégico del Pensamiento Nacional? indica dos cuestiones: a).-Error gubernamental a la hora de elegir para un cargo así, y b).- Fundamentalmente comprobar la tremenda deformación cultural que padece la “intelectualidad progresista” en general y la allegada al kirchnerismo en particular que nuevamente pretende regresar a la escena política colgados de las faldas de Cristina.

Que Beatriz Sarlo manifieste en un reportaje: “Cristina me parece una política mezquina, una política cortoplacista, que siempre está hablando de un futuro que parece que está hablando del siglo tres mil (…) La mezquindad de un político es uno de los peores rasgos que puede tener y yo creo que Cristina es absolutamente personalista, autocentrada y por ende, mezquina” no hace otra cosa que mostrar las disparatadas contradicciones propia de la “inteligencia vernácula. Una política “cortoplacista” por lo general no habla del siglo 3 mil, habla de cómo solucionar políticamente los problemas sociales en lo inmediato. Si habla del futuro es porque al presente lo ve con criterio de prospectiva.

Que Beatriz Sarlo aseguré: “Ella nunca fue peronista. Su idea fue siempre kirchnerismo y antikirchnerismo, o cristinismo y anticristinismo”, está en la misma dirección de lo aspirado por su frustrado convocador Forster (que para el caso de regresar al poder, espero que Cristina, lo mantenga como hincha sin cometer el mismo error del pasado).

CristinaPor último, que Beatriz Sarlo diga: “Yo creo que ella explotó muy bien su condición de mujer permanentemente. Si hay alguien que no ha sufrido su condición de mujer es ella. Pero cada uno puede hacer de su historia la versión que quiere”, no hace otra cosa que desnudar mucha impotencia frente a tamaño talento político, un alto grado de envidia femenina frente a graciosa y atractiva figura y ese ¿Por qué carajo no me tocó a mí?

Nota:

[1] El personaje analizado por Jauretche en “El medio Pelo en la sociedad argentina” se llamaba Beatriz Guido, autora de “El Incendio y las vísperas”.

 

Para no despertar suspicacias va a continuación lo publicado por Perfil:

“A continuación, ofrecemos una selección de sus mejores comentarios según el redactor de la nota en http://www.perfil.com:

1.-“Yo creo que nadie me esperaba en el macrismo. En el primer macrismo, soy amiga de alguna gente de la cultura, como Avelluto o Telerman. Pero nadie me esperaba. Y creo que a los demás no els intereso. Porque así como el kirchnerismo estaba profundamente interesado en reclutar intelectuales, al macrismo no le interesa eso en absoluto”.  

2.-“Estoy muy preocupada por la imagen que los políticos argentinos transmiten sobre la Argentina, empezando por Macri, que dice que este es un país fantástico, que está abierto a todas las oportunidades, que en cuanto esto se normalice un poco vienen los inversores y los vas a tener que parar en Ezeiza por las cantidades de dólares. Esa imagen muestra un país atractivo que no es”.  

3.-“Para Macri, no ser reelecto sería el fin de una tragedia personal. Consiguió ser presidente de la República y fracasó, por eso jamás le va a dejar el lugar a María Eugenia Vidal. Preferiría no ser reelecto en ese caso. Hizo una presidencia que puede ser calificada como fracasada, pero eso también es una tragedia personal”.  

4.- “Mantengo mi respeto hacia Lavagna en el sentido de su currículum. Es uno de los pocos políticos argentinos que tiene un currículum exitoso. Entró al gobierno, tomó una crisis que estaba estallando, hizo salir de esa crisis y después Kirchner lo sacó. Mantengo un respeto intelectual y político muy fuerte hacia él. Creo que los políticos argentinos más conscientes de ese momento como Duhalde y Alfonsín fueron los que impulsaron que Lavagna entrara en ese gabinete y eso me parece que es un buen currículum cuando todos tienen currículum de desastre.  

5.-“Me hubiera gustado más que en esta kermese de pactos que quieren firmar con los 10 puntos Lavagna hubiera seguido teniendo la posición que uno de sus asesores anunció hace días, que dijo que ellos no hacen pactos. (…) Uno podría decir, como se hace de los buenos cantantes, que es un ‘buen tiempista’, es decir nunca se apresura a la música. Pero el gran cantante, en algún momento canta al unísono con la nota. Y creo que queda muy poco tiempo, y es un político que a mí me gustaría ver disputando unas elecciones. Me parece que le está quedando poco tiempo.   Beatriz Sarlo dijo que lo que más teme de una segunda presidencia de Mauricio Macri es “la miseria creciente”.  

6.-“No entiendo por qué la idea de la grieta, que yo creo que habría que abandonar un poco, gobierna todo. Es decir, si vos vas para atrás, en la Argentina las leyes fundamentales que hasta hoy son política de Estado, fueron sacadas con arduas votaciones, discusiones y polémicas. Y después se convirtieron en políticas de Estado. No hay necesidad hoy de firmar un contrato”.  

7.-“Cristina me parece una política mezquina, una política cortoplacista, que siempre está hablando de un futuro que parece que está hablando del siglo tres mil (…) La mezquindad de un político es uno de los peores rasgos que puede tener y yo creo que Cristina es absolutamente personalista, autocentrada y por ende, mezquina”.  

8.-“Ya me dijeron muchos kirchneristas, gente que volvió al departamento de Cristina después de años y años: ‘no te imaginás lo cambiada que está’. Y nada, no me lo imagino. Hay un discurso que simula que ‘no te imaginás lo cambiada que está’. (…) Ella nunca fue peronista. Su idea fue siempre kirchnerismo y antikirchnerismo, o cristinismo y anticristinismo”.  

9.-“Ahora revisten a Cristina de una tradición histórica a la cual ella nunca se reclamó. No sé si porque no la aprendió en la universidad, pero la gente la recuerda muy vagamente o no la recuerda en la militancia en la universidad. Pero ella, ¿peronista? Nunca se manifestó. Es como si no conociera la tradición peronista. Su discurso es kirchnerismo y antikirchnerismo y lo que el kirchnerismo vino a traer”.    

10.-“Cristina Kirchner tiene un discurso carismático, tiene un efecto de conquista masiva de voluntades y sentimientos. Yo creo que ella explotó muy bien su condición de mujer permanentemente. Si hay alguien que no ha sufrido su condición de mujer es ella. Pero cada uno puede hacer de su historia la versión que quiere”.  

11.-“Macri con los radicales no ha discutido nada. Por eso me parece un poco hipócrita eso de los pactos en un presidente que gobernó tres años y medio sin preguntarle ni a los radicales, que le dieron toda la potencia territorial para poder ser electo, qué les parecía algo. Nada, no los llamó”. (Fuente http://www.perfil.com).

Anuncios

En política, dar examen es sinónimo de inseguridad…

8 febrero 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, de nuestra redacción

Foto de V.L.M.Por Victor Leopoldo Martinez

…Y más cuando la mesa examinadora está conformada por evaluadores dispuestos a “bocharte” si no decís y/o haces lo que ellos consideran lo correcto.

Para el caso político –que es el más patético en brindar cantidad de ejemplos de evaluadores -, es de una torpeza imperdonable creer que los “conceptuadores” no tienen ideas ni fines políticos a la hora de tomar exámenes. Peor aún es creer que estos “personajes” llegaron al rango de evaluadores por capacidad, idoneidad, objetividad, pulcritud, asépticos y asexuados y no porque el “sistema” los vio con condiciones para el “servicio” y dotados de la adecuada formación para ser lo suficientemente “funcionales a sus intereses”. Llamo sistema a toda estructuración social en términos normativos hecha, o bien por construcción comunitaria, o impuesta exógenamente y para beneficio sectorial. En este caso me estoy refiriendo al sistema financiero-político con sus consecuencias sociales harto elocuentes hoy vigente. El orden de estas características del sistema que doy –según mi modesto entender- me parece correcto ya que hacen a los resultados que ese sistema obtiene; son los intereses financieros los que determinan, hoy por hoy, las acciones política en todo el mundo; nosotros no teníamos por qué ser la excepción. Aunque podríamos transformarnos en la excepción si existiera el suficiente convencimiento político de que soberanamente estamos en condiciones de tomar el mejor camino para lograr la total independencia económica y así concretar la tan ansiada justicia social para el conjunto de la Comunidad Nacional.

En términos políticos y para bocetar groseramente los “modelos” de mesas examinadoras que hoy tiene el gobierno nacional (porque no se los puede tomar en serio aunque sí es recomendable tener precauciones con ellos por su nivel de servilismo) solo basta con ver sentados en ellas a los políticos que dicen ser “la oposición”; Morales, Alonso, Sanz, Cobo, Bullrich, Carrio, Binner, Solanas, ¡Macri! En nivel de caradures van superando holgadamente cualquier antecedente histórico.

¡Sí! Son los mismos que tendrían que haberse ido en el 2001 por masivo pedido social y cuando el 100% de los habitantes de este bendito país (piqueteros y los aparecidos y nuevos caceroleros estafados por los banqueros juntos) cantaban a los gritos descargando su rabia e impotencia “Que se vayan todos, que no quede ni uno solo”.

¡Y no se fueron!

No se fueron a pesar de ser los principales responsable de:

  1. a) El mayor desfalco de ahorros de los argentinos.
  2. b) Del descomunal endeudamiento externo.
  3. c) Sirviendo de reaseguro a las corruptas operaciones para destrozar la industria nacional, el salario de los trabajadores y los magros ingresos de los jubilados.

Pero todo esto fue posible gracias a la complicidad y el fuerte apoyo mediático que estos personajes recibían. El monopolio multimedial Clarín junto a los intereses que representa La Nación fueron dos de los principales beneficiados de esas medidas de “austeridad” y tan responsables como los ejecutores de aquellas oprobiosas políticas que ellos alentaban diariamente aplaudiéndolas, haciendo uso de esa “libertad de prensa” que solo sirvió para que el país entrara en default y su pueblo sufriera las nefastas consecuencias. Tampoco hay que olvidar que con operaciones mediáticas que funcionaban como cortinas de humo permitieron a los banqueros sacar a escondidas hacia el extranjero las divisas robadas al país y a los Argentinos .

Aquellos políticos aquí están, vivitos y coleando y sirviendo a los mismos viejos-nuevos amos conformando esa parodia de reflotada UNION DEMOCRATICA, sentados en mesas examinadoras total y absolutamente amorales.

Si hay algo que les impide zafar de cualquier futuro juicio social e histórico sobre sus acciones es el nivel de conciencia con que realizaron y realizan sus maldades (el nivel “educativo” alcanzado por todos ellos elimina el factor inconsciencia y habilita la imputación y posterior proceso por alta traición a la patria aunque sea de manera histórica ya que jamás podremos esperar algo serio de la tercera pata en términos de complicidad: el sistema judicial).

Si hacemos historia, a especímenes de esta calaña es difícil encontrarlos haciendo un mea culpa antes de enfundarse en su estuche de madera para partir definitivamente de este mundo.

Los que tomaron las riendas en el 2003, hasta tuvieron que bancarse la desconfianza popular y superar con hechos aquella fundamentada desilusión que el pueblo tenía sobre la clase política, demostrando con gestión que no pertenecían a esa “banda” que se tenía que ir –y no se fue- en el 2001.

 “La culpa no es de los chanchos…”

Uno de los males que viene acompañando a los liberales de izquierda de estos lares –muchos de ellos acompañantes de esta gestión Kirchnerista en cargos de importancia- es la imperiosa necesidad de aprobación que necesitan de parte de la poderosa “derecha económica que suele creerse ilustrada”, que controlan y no largan las “academias” ni beodos. Este mal lamentablemente parece ser contagioso.

La Sarlo

Veamos:

Desde estas páginas El Fierro de Martín ya había dado aviso sobre la presencia de este mal en su nota del 29 de mayo del 2011 titulada: “La Sarlo, 6-7-8 y la necesidad de dar examen”. En esa oportunidad se encargó de señalar lo que para él eran torpezas manifiestas de parte de los “progres” que “opinan” en 678.

¿La protagonista? Beatriz Sarlo; una especie de Beatriz Guido Jauretchana, similar en cuanto a su medio pelaje pero mejor formadita –intelectualmente… digo… ¿no?-.

El Fierro se preguntaba: “¿Qué se buscó con esa invitación? ¿Mostrar la supuesta pluralidad política que practica el programa? (aclaro lo de “supuesta” porque en otra nota Pedro se encargó de señalar la negativa existente en ese programa a invitar a PERONISTA ya que parece que a los panelistas les resultaban impresentables) ¿Para qué y con qué fin se invitó a Sarló? ¿Pensaron que la intelectual debatiría seriamente ciertos temas y lograrían que ella cambie de opinión? ¿Creyeron que la correrían con los informes que presenta el programa?

Forster

¿Cuál fue la intención de sentar a un Forster frente a la Sarlo? ¿Mostrar el supuesto nivel “culturozo del programa? El papelón pasado por Forster disculpándose en reiterados momentos y dando “su parecer” a modo de examen tratando que la Sarlo no lo castigue, transformaron la circunstancia en un hecho patético. Ni que hablar del vapuleo que recibió Orlando Barone cuando se le “soltó la cadena” (algo que esperaba con ansias la Sarlo) y la intelectual lo dejó mudo con su “Conmigo no Barone”.

Sintéticamente; en nuestros liberales de izquierda el mal parece ser congénito en términos culturales, y por ende difícil de erradicar por más tratamiento intensivo de “Pensamiento Nacional” que se les aplique. Lo grave se presenta en saber si ese mal no se está haciendo contagioso.

Lamentablemente, y como los “chanchos”, estos personajes pueden que terminen siendo inimputables.

Entre la Farrow y la “Navrati-bola”

Ahora parece que se incorporaron dos nuevas “examinadoras” a las mesas; ¡y en el plano internacional!!!.

Muchos de los mortales de este país ni sabían que Mia Farrow y Martina Navratilova existían y menos que pensaban; menos aún sabían que estás dos señoras eran entendidas en política exterior. Lo cierto es que los medios monopolizados que operan políticamente para desestabilizar a nuestro gobierno se encargaron de anoticiarlos.

Martina

Mia Farrow

Rápida, torpe y pésimamente asesorados, funcionarios de gobierno salieron a notificar ¿a la sociedad, o a los medios que fijan agenda? que la Sra. Presidenta les iba a mandar una carta a ambas “Sras”; y nadie sabe, menos este escribiente, con qué fin lo haría; a simple vista no los hay. Menos aún suponer que simples dichos de dos pobres mujeres de un lejano Estado opresor e imperialista podrían traer serias consecuencia para el país -aunque bien podrían estar en el juego de las apetencias político-financieras del gigante del norte-. A menos que por ser Farrow una, actriz de Hollywood , alguien pensara (¿liberales de izquierda quizá; o derechosos admiradores del norte desarrollado y primermundista?)que luego de sus dichos saldría la caballería de las pantallas listas para atacar a la dictadora.

Esto resultan tan risible como suponer imaginariamente que unos posibles dichos que señalarían la porquería que es el gobierno norteamericano expresados por nuestra gran actriz Norma Aleandro y la gran Gabriela Sabatini, Obama entrara en estado de desesperación y de inmediato se tomara en el trabajo de contestarle a nuestra actriz y a nuestra tenista por temor a que los dichos de las argentinas trasciendan internacionalmente y para que el congreso norteamericano no entre en crisis existencial. Cómico por donde se lo mire.

Es aquí donde aparece mi temor de contagio de ese mal llamado “dar examen”. Preguntas:

Cristina

1)¿A quien le importa las opiniones de un par de ignorantes como Mia Farrow o de una tenista que solo podría responder sobre su deporte si ambas se informan por los perverso “servicios informativos” de su país? Si esas mujeres tuvieran “2” dedos de frente se ocuparían de las barbaridades e inhumanidades que a diario cometen empresarios, banqueros, militares, paramilitares y servicios de inteligencia de su país alrededor del planeta.

2) ¿Quién en el gobierno piensa que la presidenta con todo su talento y alta formación intelectual e ilustración se debe tomar el trabajo de contestar a un par de ignorantes que como tales merecen respeto aunque ese respecto presidencial no se condiga con el no tienen estas dos mujeres  por una primera mandataria y por el simple y solo hecho de que lo es de un país periférico?

3) ¿En que ayudarían las cartas presidenciales (con el riesgo de que sean tergiversada por los propios medios que difundieron las opiniones de las norteamericanas)? ¿Por qué nuestra compañera presidenta se debe rebajar a dar explicaciones a dos seres evidentemente ignorantes e irrespetuosos? Con ignorarlas alcanza.

Pero esa maldita y estúpida necesidad cultural de dar examen a los del norte muy presente en ciertos asesores “progres” se está extendiendo como plaga cultural. Y eso es peligroso porque brinda al enemigo imperialista un signo de inseguridad que jamás se debería mostrar.


POR UN JUSTICIALISMO CIENTÍFICO

30 enero 2009

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

Publicado en http://anarkoperonismo.blogspot.com

carloncho1

No somos amigos de los pronósticos precoces. A decir verdad, nos irritamos bastante cuando vienen a hablarnos de pos-kirchnerismo, sin tener aún a la vista los resultados de Octubre o siquiera las encuestas más confiables de la segunda mitad del año.

No decimos que esto no pueda ocurrir pero nos parece prematuro andar firmando certificados de defunción como cheque pos-datado, sin saber todavía el estado de salud del paciente. Y nos afecta particularmente porque es un asunto que nos importa. Vivimos este proceso y lo sufrimos, somos simpatizantes del mismo cuando no partidarios. Ante esto somos susceptibles.

¿Qué va a pasar con el Justicialismo si los Kirchner son derrotados? ¿Adónde van a ir a parar los Vargas Aignasse o los Dante Gullo? ¿Tendría -por poner un ejemplo- Juan Cabandié y todo lo que él representa, un espacio dentro del justicialismo si éste resulta hegemonizado por Reutemann o Duhalde? Sabemos que antes de Kirchner no lo tenían, por lo que se vieron obligados a construir por vías alternativas. Nada garantiza que esta vez vaya a ser diferente.

¿Sería bueno volver a esto? No, sería una derrota. Con todos los déficits que el kirchnerismo tiene, fue y es un paraguas. Permite que referentes como los antes enumerados tengan lugares en boletas de esas que te hacen diputado por un tubo, las del Justicialismo y todos los armados locales que lo componen. Hasta Victoria Donda tuvo lugar.

Lo mejor que se puede hacer ante esta incertidumbre (repito, no adoptemos pronósticos precoces) es evitar el desbande. ¿A qué me refiero con “el desbande”? A la fuga del kirchnerismo por izquierda, proceso que terminaría por aislar a la única corriente medianamente progresista del Justicialismo intrapartidario de los últimos 20 años. Nada más apetitoso para los Duhalde y los Romero que presenciar este espectáculo. La potente estructura del Partido Justicialista envuelta con moño y lista para regalar a los representantes políticos de la UIA y la SRA, con dedicatoria escrita por Héctor Magnetto.

¿Qué se puede hacer para evitar este desbande, o al menos para morigerar sus efectos? Usar la cabeza. “Usar la cabeza” como negación de “usar al cabeza”, que es la fórmula del pejotismo duhaldista o romerista.

El kirchnerismo como ciclo político requiere un “relato” (cómo me gusta esta palabra, a pesar de lo que diga Beatriz Sarlo). Si no se elaboró hasta ahora fue por fiaca, por deficiencia de la cúpula y a su vez por deficiencia de las bases. No importa, pase lo que pase quedan dos años para construirlo. Es de vital importancia encarar la tarea faraónica de escribir un relato que plasme ideológicamente lo que el Kirchnerismo representó dentro del mapa ideológico de los últimos 5 años. No sólo eso, un relato que plasme lo que debería representar en los dos años restantes y más allá del 2011. Un relato de izquierda peronista (algo así como el Peronismo Renovador pero con un final más venturoso) con capacidad para contener ideológicamente a los disconformes, a los que se plantean el quiebre (o coma etílico como a veces le dicen) y a los que transitoriamente siguen afuera a la espera de definiciones.

Los inciertos tiempos políticos exigen hacer del kirchnerismo el inicio de algo que no muera con la hegemonía partidaria de Néstor Kirchner, y que evolucione hacia la superación del kirchnerismo discutiendo sus puntos negativos (que no son pocos). Éste sería un espacio de izquierda peronista con referentes propios que dispute poder dentro del Partido Justicialista y ya no más por fuera. Resulta una obligación que no viene de arriba hacia abajo, es mútua. E implica el compromiso militante. Es la mejor alternativa que se me ocurre ante el miedo siempre presente del eventual revés electoral de Octubre o el cuco del triunfo a cambio de la derechización.

Ahora, si llegamos a ganar que se vayan todos a la puta que los parió (no, mentira, igual es necesario construir el relato).

Hay que leer a Ivancich

PD: ¡Que aparezca Lucas Carrasco loco!

ManuK