“LOS ESCLAVOS FELICES NO TIENEN HISTORIA.”*

14 noviembre 2016

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Mitos y realidades sobre nuestra América.

Foto de V.L.M.

Por Victor Leopoldo Martinez (1)

En su trabajo “La historiografía paraguaya y los afrodescendientes” publicado por CLACSO, Ignacio Telesca comienza señalando la escasa documentación y los muy pocos trabajos historiográficos que existen al día de hoy en Paraguay, algo que por lo que se lee en la obra, continua imposibilitando los más variados intentos de no pocos investigadores curiosos de hurgar en los orígenes y el pasado de la nación hermana. Telesca es uno de esos investigadores. Por los datos y característica de la obra, su lectura resulta altamente recomendable. Acá simplemente voy a realizar rescates de fragmentos y algunos señalamiento sobre los mismos que por sus singularidades resultan más que interesantes. Para ello recurriré al paralelismo con otros textos de similares valoraciones conceptuales en materia de significantes a la hora de evaluar conductas y gestos humanos.

En el mencionado trabajo el autor rescata la tarea de registros –cuasi históricos- hechos por un integrante de una comisión demarcatoria de límites entre Paraguay y los dominios portugueses –límites según lo que establecía el tratado de San Ildefonso de 1777-, de nombre Félix de Azara; y otro escrito –el de Josefina Pla- de donde extraje el título de esta entrega.

Antes de transcribir fragmentos de la obra de Telesca que a mi entender resultan atrayentes y significativos, deseo detenerme en la oración que utilice para titular la presente reflexión.

esclavos-1

 

Resulta impactante leer una oración donde la paradoja está claramente expresada en el significante de dos de sus términos presentes en el sujeto: “esclavos felices”; pero además, con un predicado por demás llamativo como colofón: la negación del hombre como sujeto histórico (el “feliz” no tiene historia) en razón de estar transitando un estado de “júbilo y satisfacción”, en este caso por su condición de esclavo “bien tratado”. ¡Suena alocadamente desestructurante en términos de racionalidad¡

Es dable suponer que todo estado de esclavitud no puede hacer feliz al que lo padece; cualquiera sea el modo o forma del mismo. Hasta podría incluir aquella que hace a un individuo “esclavo de sus palabras” ya que nunca tendrá certeza total –dudas existenciales que en algunos casos acompañan hasta la muerte- sobre el grado de verdad o falsedad de las mismas en tanto ser social y las variopinta valoraciones que de conductas y actitudes individuales frente a temas o situaciones sociales que a manera de desafíos mundanos suelen presentarse. Por ejemplo, esa atribución interpretativa que se toma la autora a partir de priorizar el estado emocional de un sujeto para deconstruir –sacarlo, abatirlo en términos de Heidegger(2)- privándolo de tener historia . Se lo podrá sacar de un relato histórico ya que muchos de ellos hacen hincapié únicamente en la parte trágica; pero no sacarlo de la historia.

Sin embargo y como atenuante, esto de “esclavos felices” podría ser parcialmente aceptado solo si se lo analiza en términos comparativos tomando las diferentes situaciones y formas de esclavitud que existieron a lo largo del tiempo en el mundo y en nuestra América en particular –lo acoto a mi realidad y lo que he estudiado sobre ella-, según el grado de humanidad o perversión de los esclavista de turno. Pero de ningún modo esto puede significar la barbaridad de aceptar que hay esclavitudes buenas y esclavitudes malas, que es como justificar y avalar por fatalismo histórico, proyectos imperialistas porque los hay buenos, estupidez muy presente en muchos de nuestros sirvientes cipayos de los imperialismos -ingles o norteamericano- según sea la paga para los quinta columnas al servicio de ellos.

Existen otros textos casi del mismo tenor, también justificatorios de esto último. Tomo otro caso como ejemplo que por lo llamativo no deja de asombrar. Aparece en : http://primeross.blogspot.com.ar/2013/10/la-mentira-de-la-esclavitud-y-el.html . En él y desde un razonamiento muy particular que ya escuché y/o leí en boca y textos de otros, se intenta inferir que los pueblos masacrados, sometidos, esclavizados, a pesar de eso deben ser pueblos agradecidos por los aportes “culturales” de los conquistadores, masacradores, sometedores, esclavizadores. Paradójico planteo bien Darwiniano hecho en medio de denostaciones al imperialismo anglosajón que –según sus sostenedores- por “oscuros intereses” crea y recrea la “leyenda negra” de la conquista española; como si Europa fuera cuna de las virtudes humanas hecha civilización; o peor aún, como si Europa se dividiera entre conquistadores buenos y malos (Hermann Hesse los calificaba de pueblos belicosos). Solo bastaría para desmitificar la supuesta bondad de los europeos, la opinión de los pobres africanos al respecto quienes por proximidad fueron los primeros que los padecieron en sus más denigrantes conductas humanas (no todos los europeos desde ya, pero en estos casos las excepciones de poco sirven a la hora de evaluar consecuencias y costos en términos de vidas y valores humanos). Rescatar la audacia de invasores elevándola a rango de gesta heroica sin señalar la codicia que motorizó la decisión, es un atentado a la razón. Transcribo textualmente:

Título: La mentira de la esclavitud y el genocidio español.

Texto: “Todo proceso histórico conquistador o colonizador conlleva el uso de la violencia y de las armas. Si bien el Imperio Romano invadió y conquistó España desde el siglo III A.C., arrasando y aniquilando a nuestros antepasados celtíberos, lucitanos, astures o cántabros, a nadie con un mínimo de inteligencia se le ocurriría hoy decir que Roma es la culpable de la aniquilación de España y del sometimiento injusto de nuestro pueblo…”

martirio-de-cristianos-pavel-ryzhenko

Por empezar y en esos tiempos España como país, nación, no existía. Más bien eran territorios donde habitaban los originarios del lugar –si es que lo fueron- que el texto menciona. En esos tiempos (y aún hoy) la codicia territorial garantizaba sustento en materia de necesidades básicas. Que el Imperio Romano fue arrasador y aniquilador como lo fueron otros europeos en otros momentos y hasta entre ellos -las Cruzadas sin ir más lejos-, es un hecho que hasta el propio cristianismo y judaísmo dan cuenta con Barrabas y Jesús enfrentándolo. Hasta hoy no escuche a ningún judío, cristiano o palestino mostrarse “agradecido” a Roma; a menos que al relato haya que cambiarlo solicitándole a los actores históricos (algo tan absurdo como pedirle a Netanyahu, Abbas y al propio Papa Francisco) que pidan disculpa a Berlosconi o Mattarella como representantes de los emperadores Octavio Augusto y Tiberio por los alzamientos de los desacataos Barrabás y Jesús; como Macri disculpándose ante el padre del Rey de España por la “aunque angustiante, irrespetuosa osadía  de nuestro independentista”.

Lo que si se puede sacar como aleccionador de aquellos tiempos es reconocer que tanto Jesús como Barrabás mostraron al mundo que existen dos modos de revolucionar al hombre y a los pueblos sojuzgados: A través de la palabra o de manera violenta. “Hay dos formas de hacer una revolución, con mucho tiempo y poca sangre o en poco tiempo y con mucha sangre. Yo prefiero la primera; el justicialismo eligió la primera (J.D.P)”. Por eso el peronismo por definición doctrinaria es profundamente humanista y cristiano.

la-independencia-y-colonia-de-colombia-9-728

Regresando a “La mentira de la esclavitud…” el texto continua: “… Más bien, los españoles mantendremos una deuda eterna con Roma por habernos dejado un legado inigualable tras su paso, latinizándonos y regalándonos su influencia y su organización. Algo parecido, o quizá de superior magnitud, sucedió en lo que respecta a la transmisión de riqueza a América tras nuestra llegada. La diferencia, sin embargo, es que el Imperio Romano no tuvo la mala suerte de contar con un enemigo anglosajón que volcara sobre él durante siglos infinitas mentiras y leyendas destinadas a diezmar su legitimidad y grandeza incontestable”.

Si no fuera que esto está registrado como serio, entraría en la categoría de chiste de gallegos!!! Digo por eso de la “eterna deuda” para con Roma. ¿A cambio de influencia y métodos organizativos? ¡Vaya vaya con este tipo de “españoles”!!! Cuando habla de la transmisión de riqueza a América con su llegada (¿valores humanos entre los cuales debe figurar el agradecimiento al invasor-conquistador por sus perversiones? ¿la lengua? ¿religión? ¿la santa inquisición como método disciplinante? ¿de qué riquezas habla?), es más evidente lo contrario. Fue muy alto el costo que debió pagar este continente en vidas humanas (que este señor justifica a cambio de…) nuevos alimentos y metales preciosos saqueados de estas tierra y que sus ociosas e inútiles monarquías ni siquiera supieron aprovechar adecuadamente para crecer como imperio que debió capitalizarse (según los principios económicos clásicos). En todo caso la espiritualidad latina fue muy bien recibida por los hombres de estas tierras y sumada a la ya existente acá, no así la estupidez de la sumisión impuesta por el temor desde la concepción religiosa a la cual resistieron heroicamente muchos pueblos originarios del ¿nuevo? continente donde la conquista europea también arrasó bellas manifestaciones culturales de esta América. Basta trazar un simple paralelo entre la magnitud de la Tenochtitlan con sus 300 mil habitantes, su infraestructura edilicia, calidad habitacional y de servicios sanitarios básicos que encontró Cortés en 1521, con la ciudad más importante y poblada de Europa en aquellos tiempo, Florencia, con solo 45 mil habitantes y un déficit espantoso en la materia comparado con lo que contaba la ciudad Azteca. Es mucha más la deuda que tiene Europa (decir España es una torpeza) por el saqueo de bienes que hizo durante 300 años en América que la estupidez reclamada por el actual y torpe “soberano español”. En todo caso es Europa la que debería pedir perdón por los crímenes cometidos, y estar eternamente agradecida de América por los bienes que le sustrajo, disculpándose por el daño en sus valores culturales que produjo.

Con esto no estoy negando los aporte culturales que hizo la conquista en sus distintas manifestaciones y que fuimos incorporando, como tampoco se puede negar la barbaridad de los “conquistadores” de hacer desaparecer manifestaciones culturales de nuestros nativos por simple codicia y desvalorización de lo supuestamente inferior (El que aún hoy muchos traten de diferenciarse del latinoamericano de manera despectiva y deseen parecerse al europeo es la muestra más evidente). Tampoco significa negar que muchos somos descendientes de esos que bajaron de los barcos y las posteriores mezclas que maravillosamente aquí se dieron. Ahora bien, esto no significa que se deba aceptar como “lógicos y normales” los tratos perversamente injustos que existieron en estas tierras por parte de la conquista, tratos injustos inclusos entre hombres de diferentes clases sociales de los propios conquistadores, situaciones que con el correr del tiempo sirvieron para que , casualmente por esa situación existente, las mezclas de originarios con criollos que se dio en las tolderías -refugio del gaucho perseguido- fueran posibles tal como lo describe nuestro José Hernández en el Martín Fierro; solicitar encima que a esa injusticia se le manifieste gratitud; que “el negro sea blanco”, que el maltrato y los crímenes cometidos contra los “indios limpios y buenitos” que dijo Colombus encontró aquí nunca existieron. Eso es tan torpe como aceptar que 1+1=3 al calificar de serviles a los intereses anglosajones a todos aquellos que hurgamos nuestro pasado sin otro fin que conocer otras verdades, la otra historia, no solo aceptar mansamente la escrita por los ganadores. 

Ahora bien, si los anglosajones son brillantes a la hora de operar sobre imbecilidades ajenas no es culpa de los “perversos anglosajones” sino porque existen imbéciles sobre los cuales se puede operar psicológicamente. Churchill sentó a su país -destrozado y diezmado por la II guerra- en la mesa de negociaciones de Yalta y Potsdam para participar del reparto del mundo. Nunca fueron giles.

esclavos-0

Pero volvamos a la cuestión de los afrodescendientes paraguayos.  

Según Telesca, Félix de Azara cuenta en su obra Viajes por la América Meridional lo siguiente: “No se puede dejar de admirar aquí la generosidad de los españoles del Paraguay, que han dado libertad a ciento setenta y cuatro de sus negros y mulatos por cada ciento, aunque nadie los necesita tanto como ellos. No se conocen esas leyes y esos castigos atroces que se quieren disculpar como necesario para retener a los esclavos en el trabajo. La suerte de estos desgraciados no difiere nada de la de los blancos de la clase pobre y hasta mejor. […] La mayoría muere sin haber recibido un solo latigazo, se los trata con bondad, no se los atormenta jamás en el trabajo, no se les pone marca, y no se los abandona en la vejez […] se los viste tan bien o mejor que a los blancos pobres y se les da un buen alimento. En fin, para creer la manera de tratar a los esclavos en este país es necesario haberlo visto, […] así nunca habrá derecho a quejarse de los esclavos. Yo he visto a varios esclavos a rehusar la libertad que se les ofrecía y no querer aceptarla más que a la muerte de sus dueños (Azara, 1969: 276-277).

Con esta cita –según Telesca- Azara da origen al mito del esclavo feliz. Uno se quedaría con la duda acerca de la veracidad de la misma si es que no fuera porque a renglón seguido agrega: “Los españoles de este país tratan con la misma dulzura y humanidad a los indios de sus encomiendas”

Estas caracterizaciones de Azara –continua Telesca- se han convertido en moneda común en los subsiguientes trabajos sobre los afrodescendientes. Si bien la bibliografía sobre el punto no es abundante, tampoco está ausente del escaso debate historiográfico paraguayo. Podemos decir que la misma se inicia con la obra de Josefina Pla, Hermano Negro en 1972. Es el primer trabajo que intenta abarcar todas las facetas del universo esclavo en Paraguay utilizando como fuente el Archivo Nacional de Asunción, con cuyos documentos ha formado un importante apéndice. Su trabajo se extiende hasta la Guerra contra la Triple Alianza de 1864-1870.

Pla –señala Telesca- sin lugar a dudas es la que comienza a arar la tierra archivística y quien va a dar la pauta de los temas a seguir investigando. Ya desde el título de su obra se puede apreciar el tinte de la misma. Sin dejar de realizar un análisis global y general de la temática, siempre insiste en esa supuesta armoniosa relación entre los afrodescendientes y el resto de la sociedad. Según Pla, las “actitudes sórdidas y crueles” que dan material a los archivos “constituyen la excepción”, haciéndose célebre su frase, “los esclavos felices no tienen historia”. Sin embargo, -sostiene Telesca- podríamos pensar de manera contraria, que los expedientes judiciales que se encuentran en el Archivo Nacional de Asunción (ANA) representan a esa minoría de esclavos y pardos libres que pudieron, por una razón u otra, llegar a los estrados judiciales. Que hubo esclavos felices no puede ponerse en duda, pero no creemos que sean la norma sino exactamente su excepción. –termina diciendo Telesca.

Interesante material para aquellos amantes de la investigación histórica sobre temas relacionados con la vida de los afro-esclavos y sus descendientes, como es mi caso, además del deseo de socializarlo, algo necesario para seguir debatiendo sobre estas cuestiones que siento jamás serán resueltas a menos que nos despojemos de nuestras sagradas subjetividades, algo por ahora imposible a Dios gracia para no terminar sumidos en el aburrimiento de la total concordancia.

Notas:

* Frase de Josefina Pla que aparece en su obra “Hermano Negro”.

(1)Director de EL EMILIO

(2) “Ser y tiempo”; Martín Heidegger


HIPOCRESÍA Y DOBLE MORAL

25 enero 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, de nuestra redacción

Foto de V.L.M.Por Victor Leopoldo Martinez (1)

Hipocresía

El día después del horroroso y brutal atentado que segó la vida de doce integrantes del staff de la revista francesa Charlei Hebdo, y previo a la convocatoria para lo que fue una multitudinaria marcha Parisina de repudio al hecho, decíamos desde nuestro Facebook de revista EL EMILIO en un posteo que titulamos «Pensemos muchachos…pensemos» -palabras más palabras menos- y a propósito de lo sucedido: “Lo raro es la preocupación de «todos» por el brutal asesinato cometidos por terroristas del EIS en Francia , y la despreocupación de esos mismos «todos», por los cientos de asesinatos DIARIOS que los criminales bombardeos de las potencias occidentales comenten en todo medio oriente y nadie en ese occidente se moviliza para protestar. La violencia es detestable en cualquiera de sus formas y venga de donde venga, pero…por lo visto hay violencia justificada y señalada con el eufemismo de «daños colaterales» por esos mismos defensores de la libertad de prensa y expresión. Detestemos la violencia pero…TODA LA VIOLENCIA Y DE TODO TIPO, no la que los medios nos seleccionan y señalan como detestables. ¿Los periodistas “progres primermundistas” son los poseedores de la única verdad universal, los que deciden socarronamente de qué te tienes que reír y de qué no, y encima creen tener la prerrogativa -por derechos adquirido(¿?)- para direccionar tu fe no hacia donde tu quieras sino hacia donde ellos deseen, por ejemplo endiosando los mensajes mediáticos? Esos mismos medios practican a diario una feroz violencia solapada contra todos nosotros desde sus páginas, sus radios y sus canales de TV amparados en esa “libertad de prensa, expresión y pensamiento” pero mal usada o usada con fines inconfesables. Son esos mismos los que te acribillan con las peores palabras, calificativos y manipulación de información direccionando la opinión pública hacia donde les conviene con fines predeterminados y no casualmente vinculados a intereses de la población. No solo se mata con balas, también se pegan tiros con palabras y hoy en día tenemos cientos de zombis (muertos vivos) que deambulan por nuestras ciudades sin dirección ni sentido para sus vidas fruto del perverso accionar mediático que alimenta su negocio incentivando el consumismo y el individualismo. La prensa… ¿es el único sector social que tiene que tener siempre el aura protector para su derecho a decir lo que quiera y direccionar tu pensamiento hacia la altura de un carajo desde donde propietarios de esos medios o sectores sociales poderosos te indican el camino a seguir pero que generalmente los beneficia a ellos?”

El atentado según un izquierdista francés

Días atrás los compañeros de “Espacio Iniciativa” cuelgan en su Facebook un reportaje y lo comparte con el deMichaeli Lowy nuestra revista. En el aparece una entrevista de Juliana Sayuri al intelectual franco-brasileño Michael Löwy para “Alias” de Brasil (Ver: http://espacioiniciativa.com.ar/?p=12803). Luego de leerlo en su totalidad y de compartir con el entrevistado el término que utilizó para calificar el criminal y brutal asesinatos de colegas franceses como “infamia”, lo que despertó mi curiosidad es que dicha calificación no la haya extendido a lo que señalo más arriba. Pero más atrajo mi atención el “ombliguismo” del mencionado intelectual como expresión de la intelectualidad “progre” francesa y la soberbia de pensar que por ser la revista de la “izquierda francesa” todo le está permitido (y por lo visto no solo a los de la revista sino a los “izquierdistas franceses” en general). Pero para que se entienda tomé algunas consideraciones que el intelectual Löwy desliza en dicho reportaje :

“…las víctimas eran artistas y periodistas conocidos en la izquierda francesa, extremadamente antirracistas, antifascistas, anticolonialistas.”

Lamentablemente las palabras, en ocasiones, traicionan. “Extremadamente” viene de extremo y por ende su exageración es “extremismo”. La duda surge automáticamente: ¿Existen extremismos diferentes y algunos justificados? Ser de la izquierda francesa, ¿habilita a practicar violencia humorística haciendo gala de un dogmatismo ideológico para mofarse de “otros” dogmatismos? Para ser un verdadero antirracista, antifascista y anticolonialista… ¿hay que llegar al “extremo” de recurrir a la satirización?

“En otra página, interna, había diversas caricaturas contra la religión católica. En fin, no era algo contra el islamismo. Estas eran anticlericales, ateístas y a veces antirreligiosos.” 

¿Un intelectual tan “renombrado” desconoce que satirizar es sinónimo de humillar, mortificar, y más si es en público? ¿Tan tarados son los lectores franceses de Charlei Hebdo que solo a través de sátiras “le caen las fichas”? Insisto, pertenecer a la izquierda francesa ¿tiene de por si el valor agregado de contar con derechos especiales por el solo hecho de tener una concepción ateísta de la existencia humana? ¿En que se diferencia esta forma de entender la propalación de ideas con las del stalinismo, o el nazismo, o el fascismo que quieren criticar; en que lo hacen los izquierdistas franceses?  

“Es una paradoja, una ironía  que esa agresión sucede justamente contra personalidades reconocidas de la izquierda francesa, contrarias al conservadurismo clerical, al imperialismo, al fascismo, al neocolonialismo,…”

El Ombliguismo: ¿Por qué le resulta paradójica e irónica esta agresión? ¿Por el simple y solo hecho de que se consumó contra los que “justamente son personalidades reconocidas de la izquierda francesa”; más que seres humanos? Se infiere de sus catalogaciones que al resto de los izquierdistas del mundo los considera medios “delirantes”, medios “tontitos” y que los que tienen la “posta” de lo que es ser anticlerical, anti imperialista, antifascista y anti neocolonialista son los “izquierdistas franceses”. Usando antónimos de paradoja e ironía ¿Las diarias agresiones contra otros pueblos y naciones que los países “centrales” comenten, entre ellos Francia, rondan la sensatez y la seriedad?

“Mucho fue dicho al respecto del atentado, pero creo que lo importante a destacar es que se trata de una revista de izquierda, en un contexto de derechizacion europea muy fuerte.”

Más preguntas; sobre ese contexto de “derechización europea” ¿por qué tomar situaciones límites fuera de las fronteras Europeas para satirizar? ¿Por qué los izquierdistas de Charlei Hebdo no focalizan sus sátiras e ironías exclusivamente en el conservadurismo clerical europeo, el compromiso de gobiernos de la U.E. (entre ellos Francia) con proyectos imperiales, el fascismo muy presente en todas las sociedades de ese continente, y el neocolonialismo que países de U.E. siguen manteniendo en el mundo, características regionales por lo visto hoy vigentes y que son señaladas por el entrevistado como “males”? ¿Se contrarresta la derechización europea satirizando lo que pasa fronteras afuera de Europa? ¿Por qué Charlei Hebdo no coloca su energía y brillantés intelectual para mejorar en algo a sociedades tan perversas como las europeas satirizándolas? Para ser la opinión de un intelectual “francés” sobre el hecho, si bien no asombran, sus dichos no solo suenan muy disparatados sino peligrosos. Pero hay más:

“…hay formas de expresión que realmente se deslizan hacia la incitación al odio y debe haber leyes contra ellas. En Francia hay. Quiere decir, es un crimen estimular el odio contra un grupo religioso o étnico o lo que sea. No era lo que hacía Charlie Hebdo – una cosa es incitar al odio contra las religiones, otra distinta es ironizarlas satíricamente.”

Parecería ser que esta contradictoria apreciación del entrevistado funciona como eje central de un modo de pensar en ciertos izquierdista franceses. Es más y por lo que se ve, se auto consideran una elite especial dentro de los izquierdistas del resto del planeta. Lo grave es que también desnuda la peligrosidad de ese modo de pensar donde parece existir violencias buenas y violencias malas, agresiones buenas y agresiones malas; pero algo queda claro y se desprende de sus dichos: son muy respetuosos de las “leyes francesas”.

La doble moral

Washington Uranga días después de aquel atentado y en su columna de Pag/12 del jueves 15 de enero sostenía: “La doble moral. Los mismos que matan u ordenan matar se pueden llenar la boca contra los asesinatos de otros. Hay guerras buenas y guerras malas. Las armas nucleares son buenas y legitimas en manos de «unos» y peligrosas e ilegitimas en manos de «otros». Las acciones de «los unos» son siempre buenas, justificables y legitimas. La de «los otros» son siempre malas, condenables y merecedoras del mayor castigo. Los atentados provocados por «los otros» son acciones repudiables. Las muertes generadas por «los unos» son siempre escarmiento y legítima defensa. «Los unos» son creíbles cuando piden la paz. Cuando «los otros» hablan de la paz se trata de un subterfugio para esconder sus criminales intensiones. …el ejercicio de la libertad de expresión tiene una contrapartida: supone y exige responsabilidad en el ejercicio. Demanda no solo respeto por los demás, incluidos sus valores y creencias, sino también la sensibilidad imprescindible para no herir, lastimar, dañar de manera innecesaria.”

LA HIPOCRESÍAQue el presidente francés, François Hollande, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu; la canciller alemana Angela Merkel; el primer ministro británico David Cameron; los jefes de gobierno español, Mariano Rajoy , el italiano, Matteo Renzi, posen juntos y se reúnan para encabezar una marcha de repudio contra el terrorismo, más que un «gesto» o “un signo de unión para que la paz de los civilizados no sea alterada por los «bárbaros»” parece una tomada de pelo al resto de la humanidad por parte de los lideres de ese hoy maltratado financieramente primer mundo. ¿Quién se anima a señalar los bárbaros crímenes que esos señores ordenan cometer en Medio Oriente y en la periferia global?

La revista Charlei Hebdo, herida por el asesinato de 12 de sus integrantes a manos de delirantes y criminales fundamentalistas islámicos agotó la tirada de 3 millones de ejemplares de su último número posterior al atentado. Ahora está pensando en ampliar la misma a 5 millones de ejemplares. Todo esto huele muy mal además de desnudar la descarada hipocresía y la doble moral de la que a diario hacen gala los dirigentes políticos primermundistas. Hechos como estos desnuda a dichos dirigentes como instrumentos de mafiosas operatorias desplegadas por grupos financieros globales aliados a las derechas nacionales. Parece que en el nuevo milenio, los números no les cierran a las mafias financieras. La vida del resto de los humanos -para ellos- debe seguir siendo funcional a sus intereses y por ende material descartables. Son parte de esos números que siempre deben cerrar convenientemente y de cualquier manera. Esta vez les tocó caer en desgracia a doce colegas que en ese momento estaban en una redacción de revista casualmente con domicilio en ese Primer Mundo. El que se adjudica ser el autor intelectual del atentado estudió en EE.UU. y terminó su formación en Londres… Todo huele muy mal y desprende el mismo putrefacto tufo que los atentados cometidos por Bin Laden. Por lo vistos, los fanáticos religiosos transformados en despiadados criminales están siendo acompañados por la hipocresía y la doble moral de unos locos con carnet, hoy líderes políticos de países centrales “civilizados”. Lamentamos profundamente y repudiamos con toda nuestras fuerzas y convicción el asesinato de los colegas franceses, porque esa no es la vía para dirimir ideas y porque toda vida humana merece el mayor de los respeto. Defenderemos la libertad de expresión porque defendemos la libertad mismas como el mayor don del que goza el ser humano; pero como sostiene Uranga seamos responsable a la hora de ejercer esa libertad, cada uno en su profesión u oficio.

(1) Director de EL EMILIO


CRISIS GLOBAL Y LA DELICADA CUESTIÓN NUCLEAR

21 abril 2009

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

Gentileza de Aldo Battisacco

16/IV/09

 «EL ELYSEO  SE  FASTIDIA

POR LAS “LECCIONES” DE OBAMA»

 

                                                                      Por Enrique Oliva

 

         La frase entre comillas del encabezamiento es el título de un artículo del diario Le Figaro de Paris, del pasado 9 de abril, referido al ambiente reinante en el Elyseo (palacio presidencial de Francia). Allí aparece un foto presentando a Barack Obama sonriente, dando un abrazo no correspondido a un serio Nicolás Sarkozy y un epígrafe diciendo: “El Elyseo teme que el efecto de imagen extremadamente adulador obtenido por el nuevo jefe de la Casa Blanca batiendo la desnuclearización total, no refuerce la percepción de una Francia crispada sobre su fuerza disuasiva”. (la “fuerza disuasiva” es el sistema atómico de respuesta rápida para desalentar cualquier ataque).

         La nota comenta las opiniones favorables al presidente norteamericano por su discurso en Praga del domingo 5 de este abril, “desencadenando ‘un entusiasmo planetario”, en lo que ha dado en llamarse “obamanía”.

         En verdad, pese a sus despliegues de simpatía, Obama volvió de su primera gira por Europa y Medio Oriente con una cantidad de delicados nuevos problemas. Sus enormes salvatajes a los bancos internacionales, no se reflejaron en ayudas inmediatas a urgentes carencias de los pueblos “amigos”. Solo promesas irrelevantes, para mitigar el desprestigio yanqui ante sus obligados “aliados” pobres, donde su antecesor George Bush llevó a sangre y fuego a tantas calamidades en busca de petróleo, dejando más fanáticos religiosos en países devastados.

 

IRAQ Y  AFGANISTAN

         Sin apelar a antiguas historias negras imperialistas, es innegable que en 2001 EEUU llevó a guerras tan implacables como injustificadas, y sin encontrar a Bin Laden en Afganistán, a pesar de ofrecer una recompensa aun vigente de 25 millones de dólares por su cabeza o por un hilo conductor a su detención. Tampoco aparecieron poco después las armas de destrucción  masiva del linchado Hussein en Iraq, cuyos seguidores integran hoy manifestaciones multitudinarias pidiendo el retiro ya e incondicional de las tropas norteamericanas ocupantes. Ello desencadenó la resistencia armada de ambos pueblos que, según diversas fuentes, les ha costado entre 800.000 y 1 millón de victimas mortales, en especial entre civiles. Los yanquis caídos dejaron de contarse hace tres años al pasar el millar. Los bombardeos no se detienen se extienden al “aliado” Pakistán con aviones no tripulados.

          Sin embargo, las maravillas de la alta tecnología se han mostrado ineficientes contra guerrillas y suicidas patriotas u ortodoxos religiosos. Pakistán, totalmente islámico, poseedor también de bombas atómicas, se encuentra desestabilizado política, económica y religiosamente. Los atentados terroristas en ciudades y campos son cosa de todos los días.

         Tantas agresiones y heridas abiertas no pueden perdonarse de la noche a la mañana con palabras de buenas intenciones de Obama, como prometer sin fecha exacta el retiro de tropas de Iraq y menos en Afganistán, por la resistencia de los ex aliados talibanes.

         De reconstrucción no se ha cumplido prácticamente nada en 8 años de ocupación, a pesar de enormes cantidades de dólares que Washington dice haber invertido y se perdieron entre contratistas corruptos como el ex vicepresidente Cheney, según investigaciones del Congreso .yanqui. Prolijamente, se sigue destruyendo más.

         En cuanto al pedido de Obama a los aliados europeos de mandar más tropas a Afganistán, los resultados fueron magros. Gran Bretaña y Francia han prometido enviar “transitoriamente”, y no para reprimir, unos pocos hombres pero anunciando también que pronto se retirarán en su totalidad, es decir incluyendo a los que ya están junto a las tropas norteamericanas. Más bien parece una extorsión que una ayuda, pues no ven seguridades de compartir el botín petrolero. España aportará también fuerzas “solo para el control de elecciones”. La OTAN, dominada por Washington y a disgusto de Europa, prometió 5.000 soldados. ¿Reclutados donde? ¿en el viejo mundo?.

         La alemana Angela Merkel y el francés Nicolás Sarkozy ya comenzaron a ponerse respondones aprovechando la debilidad de EEUU y le enrostran a Obama el  no tener  autoridad para presionar a la Unión Europea para el ingreso de Turquía al ente.       Estas reticencias de los gobiernos europeos se deben a la seguridad de ser medidas impopulares a favor del imperio hacen perder elecciones. A ello se agrega la furia de los pueblos del mundo por la fraudulenta crisis provocada por el capitalismo salvaje yanqui.

 

VISITA DE OBAMA  A TURQUÍA  ES  CRITICADA  EN  EUROPA  E  ISRAEL

         La visita de Obama a Turquía no solo inquieta a gobiernos europeos sino también al estado de Israel, sintiendo un enfriamiento de sus relaciones con  Washington, objetándoles sus guiños a países islámicos. Los críticos se oponen al ingreso de la república otomana a la Unión Europea como miembro de pleno derecho, cuando ya está en la OTAN prestando importantes servicios a EEUU por su posición estratégica, convertido. Pero ni Israel ni los integrantes de la UE desean como aliado a un país de 68 millones de habitantes con el 99 % de islámicos. Han manifestado su disgusto con una energía demostrativa de haberle perdido consideración hegemónica al imperio. La alemana Angela Merkel y el francés Nicolás Sarkozy, recordaron a Obama que él no es miembro de la Unión Europea para influir en sus determinaciones”.

         Asimismo, Turquía no olvida que Obama prometió durante su reciente campaña electoral que “condenaría el genocidio de armenios cometido por los otomanos” en mayo de 1915, cuando ni siquiera Washington admitía haber sucedido.

         Además, es  importante recalcar que, decepcionados los turcos de su tradicional aliado yanqui, hace solo semanas, ha estrechado vínculos de amistad, colaboración y seguridad con la vecina Federación Rusa, manteniendo con ella su mayor intercambio comercial. Y Obama no ha podido revertir esa situación con  su visita a Ankara.    

 

IRÁN Y COREA del NORTE NO CEDEN

         Ya no caben dudas que Corea del Norte ha tenido éxito con el envío de un cohete al espacio instalando un satélite de comunicaciones. Estados Unidos de inmediato comenzó diciendo que el ensayo había fracasado. Luego, ante evidencias en contrario, Washington alertó al mundo sobre el peligro de que el cohete ip de alcance intercontinental y capaz de llevar tanto un inocente satélite como misiles con cabezas nucleares. A esto se sumó Japón denunciando que el cohete coriano había violado su espacio soberano.

         La alta tecnología aplicada con fortuna, contó con la colaboración de Rusia, aunque no se descarta participación de otros países europeos, ya denunciados. Tanto en este caso como en el proyecto nuclear de Irán, Moscú ha dicho y repetido en diversas oportunidades que su participación se limita a la producción de energía en previsión del agotamiento cierto de los yacimientos de petróleo y gas. Es exactamente lo mismo que declaran y vuelven a repetir tanto Corea del Norte como Irán.

          De todos modos, los coreanos norteños han logrado gran popularidad interna  y  repercusión mundial con su lanzamiento. Paralelamente, el conductor de ese país, Kim Jong-il (“El Sol del Siglo XXI”) ha sido designado por la Asamblea Nacional para un nuevo quinquenio de gobierno, a 4 días  de la puesta en órbita de su satélite de comunicaciones.

         Asimismo, no se cree posible que Washington pueda conseguir otra vez que la uN   le declare una nueva guerra como la de 1951 que  dejó al pequeño país en ruinas y con bloqueos que duran hasta ahora. Desde el fin de aquel conflicto, los yanquis tienen permanentemente fuerzas militares en Seul, capital de Corea del Sur. Hoy son 35.000 soldados, que bien caros cuestan al gobierno local, incondicional a la Casa Blanca.

         Con Estados Unidos tienen facturas  impagas a cobrarse acumuladas por siglos de atropellos coloniales padecidos a ambos países en vías de constituirse en potencias nucleares: Corea del Norte e Irán. Pero hoy los norteamericanos no están en condiciones de lanzarse a una nueva aventura guerrera ni posee la posibilidad de lograr  alianzas contra un bloque compacto de mayoría islámica y vecinos a Rusia.

            Las posiciones están muy enfrentadas en lo fundamental. EEUU habla de una total desnuclearización de ambos países con un riguroso control internacional, imposiciones que son rechazadas de plano tanto por Irán como por Corea del Norte.

         Por otro lado Benjamín Netanyahu, el duro halcón primer ministro de Israel, afirma que no esperará más allá de fin de año para ejecutar el plan suspendido por George Bush, o sea bombardear y destruir la planta atómica iraní de Natanz. El ultimátum, también pone en apuros a Barack Obama.