Las dos caras de una moneda (1ra parte)

14 febrero 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción.

Foto de V.L.M.Por Victor Leopoldo Martinez

Un poco de historia

Mucho y por largo tiempo se habló del poder imperial, sus tentáculos y sus oscuras operaciones desde la sombras. Nunca fue fantasía aunque con Hollywood lo intentaron para desmitificar el asunto. Existen sobrados antecedentes históricos reales, con documentación y hechos probatorios reconocidos por algunos arrepentidos funcionarios de la Casa Blanca norteamericana y hasta por el propio Obama. Las mafias financieras que manejan tanto Wall Street como la City londinense (Bolsa de Inglesa) vienen operando sobre la política mundial desde el siglo XVIII utilizando los más variados recursos.

kissinger

Sin ir muy lejos, basta con recordar aquella guerra del Yom Kippur de 1973 entre Egipto y Siria enfrentados a Israel sutilmente azuzada por el operador de esas mafias, el “pacificador” Henry Kissinger (el mismo que operó acá en el tema Malvinas de 1982 al solo efecto de lo logrado, que Gran Bretaña se quedara con el área por el petróleo) para producir en aquellos años lo que se dio: la crisis mundial del Petróleo con la suba del precio del barril desorbitadamente. Europa dependía en ese momento -como ahora- de su importación. Con la lluvia de dólares que le cayeron a las magnates Árabes en aquella oportunidad, Kissinger les aconsejo que los invirtieran en la bolsa norteamericana. Esto le permitió a Wall Street salir de la crisis en la que estaba sumida luego de la salida norteamericana de Bretton Woods decidida por Nixon. Las petroleras manejadas por empresas británicas -Shell y British Petroleum- hoy lo extraen –en esa época no- del Mar del Norte y está por agotarse. EE.UU. ya no produce como antes e importa más del 70% del petróleo que consume. Entonces hora van por Venezuela. ¿Se va entendiendo?

Lo de Yom Kippur es uno de los tantos ejemplos poco conocidos ya que la prensa jugó su papel “libremente” con sus conocidas “cortinas de humos” para que nada de esto se conociera.

¿Algo más reciente? Las “pinchaduras” de teléfonos realizadas por la CIA a primeros mandatarios mundiales entre ellas hasta la propia alemana Merkel y Dilma Rousseff (y porqué no a Cristina) fue reconocido hasta por el propio Obama.

Entonces nada nos puede sorprender desde que los buitres y sus operadores locales comenzaron su tarea de erosión sobre nuestro gobierno nacional cuando Néstor Kirchner junto a Chávez le dijeron “NO AL ALCA” en el 2005.

Hoy el imperio financiero “trabaja” a nivel local con una moneda de uso corriente que maneja a través de su embajada en Argentina, representación imperial que hace uso y abuso con total impunidad de la “inmunidad “ que le da su condición de “sede diplomática”.

Las 2 caras de esta moneda son la prensa y la oposición, con menos torpeza la primera que la segunda pero ambas entrando en un juego donde las contradicciones en las que en forma conjunta incurren se encargan de desnudarlos frente a cualquier lector de la realidad política que no necesariamente debe ser muy instruido y/o lúcido.

Esas contradicciones están la vista; no las ve el que no quiere. Lo que la sociedad en su conjunto no puede permitirse es enancarse en las misma entrando en el juego desestabilizador que ellas están realizando. El riesgo para su salud mental, política, social y económica es grande; sus consecuencias impredecibles.

Gene Sharp

Modus Operandin

Existe un ideólogo norteamericano – politólogo el hombre de nombre Gene Sharp (1)– que suele describir en sus trabajos cómo se debe operar para desestabilizar a un gobierno con el verso de un enfoque diferente y no violento cuando en la realidad el trabajo está direccionado a operar contra los gobiernos no afín a los intereses norteamericanos. Aquí van algunas de esas “sugerencias” en una muy breve y apretada síntesis:

a) Campañas publicitarias en defensa de la libertad de prensa y las libertades publicas amenazadas por gobiernos populistas (¿No le suena?).

b) Promoción vía prensa de factores que producen malestar social: inseguridad, criminalidad, manipulación del dólar, desabastecimiento, etc, etc (¿Esto tampoco le suena?)

c)Denuncias de corrupción y promoción de las intrigas sectarias (¿Y esto?)

d) Calentamiento de la calle fomentando movilizaciones y todo tipo de protesta exponenciando supuestas fallas y errores gubernamentales (18F).

e) Organización de manifestaciones y tomas de instituciones públicas (fomento del no respeto a las mismas) que radicalicen la confrontación social.

 Si todo esto no le suena es porque está viviendo en otro planeta.

Pero para que esto sea posible es necesario contar con esa moneda de caras similares de tal modo que al revolearlas por el aire y al caer garantice el mismo resultado siempre.

(Continúa)

(1)En su trabajo «La política de la acción no violenta», provee un análisis político pragmático de la acción no violenta como un método de utilizar el poder en un conflicto. Acuñó el término “polítical jiu-jitsu” que consiste en derribar a tu oponente mediante un desequilibrio con una táctica política estratégica o maniobra. Fue el fundador de la Instituto Albert Einstein, una organización anticomunista.  Esta Institución ha sido acusada de haber estado detrás de las revoluciones de colores que se dio en la ex Unión Soviética.