POLÍTICA: DEL CASTAÑO CLARO A UN OSCURECIDO PANORAMA (I)

30 julio 2019

C.A.B.A.,Argentina, UNASUR.CELAC, EL EMILIO, Política, Argentina y las PASO

(Primera Parte)

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

Se aproximan las PASO. Se trata de un evento electoral que debería enmarcarse dentro de la normal rutina del sistema democrático. Pero no está ocurriendo eso. A ojos vista y oídos abiertos la estrategia de campaña del gobierno nacional está llevando el acontecimiento al plano de la confrontación despiadada entre argentinos hasta presentarla como si el NO Triunfo de Juntos Para el Cambio pudiera desencadenar una tragedia nacional.

Lo dicen abiertamente Macri, Vidal y Pichetto y resulta un tanto temerario. Sus puestas en escena públicas con manifestaciones verbales -ambas coacheadas- son los más claros ejemplos. Primero demonizan a los opositores (la “Campora” con armamento y mezclada con el narcotráfico) para luego mostrar actos proselitistas en locales cerrados, en “zonas tomadas y aisladas con vallados” para evitar cualquier incomoda “sorpresa”, argumento que luego venden como el único modo de sortear “operaciones desestabilizadoras de las “mafia kirchneristas”. Las imágenes obtenidas y los dichos de los candidatos oficialistas son editadas y profusamente difundidas buscando impactar en el incauto que se informa por TN, A24 o telefónicamente vía wasap. Con escasa presencia de “seguidores”, en esos actos abundan las diatribas contra los candidatos opositores junto a viejas y repetidas promesas vacías de contenidos pero qué, con insistente difusión en los medios adictos y comentarios de periodistas serviles, logran convencer a no pocos desprevenidos.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 12.46.43

Ridículas comparaciones internacionales, descalificaciones ideológicas y personales y el insistente inyectar veneno, odio y desprecio por el compatriota en desgracia o el extranjero inmigrante, a lo que le suman una total negación de la calamitosa realidad que producen sus propias decisiones gubernamentales, conforman los componentes de esta lamentable estrategia oficialista desparramada por las redes sociales. El deseo de muerte para cualquiera que se oponga a sus designios mezclado con delirios místicos (Carrio), la diatriba con el calificativo “mafia” por delante (Macri, Vidal) nunca faltan en sus pobres oratorias. La penosa realidad que padece la mayoría de la población y los peligrosos calificativos que brotan de boca de los candidatos oficialistas no auguran a futuro algo bueno sino un oscuro panorama.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 12.33.20

Lo cierto es que ni Argentina va a ser como Venezuela si gana la oposición y menos aun con “sacrificios presentes” vamos a vivir el bienestar del que gozan los Finlandeses o Noruegos en el futuro si gana Juntos Por el Cambio. En todo caso la lamentable gestión CAMBIEMOS en estos tres años y medios nos llevó a padecer situaciones similares a las que vive el hermano pueblo Venezolano; con una diferencia y una similitud. La diferencia es que sobre la cabeza de Venezuela penden las botas del imperio norteamericano que con la excusa de defensa de la “democracia” pretende quedarse con su petróleo; en cambio en nuestro caso ese mismo imperio “ayuda” al gobierno de Macri en sus constantes saqueos empresariales (locales y extranjeros) y sostiene la gestión de CAMBIEMOS con prestamos a través del F.M.I.; algo nada llamativo ya que los funcionarios y técnicos de este último organismo son consciente de la ineficacia e ineptitud de los actuales gobernantes argentinos; pero saben también que una gestión disparatada no deja de generar condiciones aprovechables para redituables negocios financieros. ¿La similitud? En ambos casos la codicia del imperio centra sus apetencias en los recursos energéticos y naturales, -estratégicos a futuro-, que ambas naciones poseen (Petróleo, biodiversidad y agua).

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 12.35.30

Ante el indiscutible fracaso de la gestión de gobierno PRO en materia económica (fracaso para el país y para su pueblo pero exitosa y muy redituable económicamente para el presidente y sus amigos), y frente a la carencia de propuestas políticas creíbles, CAMBIEMOS plantea un “O Nosotros o volver al pasado”; una ambigüedad que ni explícita ni implícitamente tiene valor alguno ya que no explica a qué pasado se refiere. Aviesamente se manipula la consigna con una clara intención: asociar al peronkirchnerismo con el populismo igualador de posibilidades sociales (González Fraga: –“Le hicieron creer al empleado medio que podía comprar celulares  e irse al exterior”). Es claro que CAMBIEMOS intenta vender como peligroso para sociedad lo que en realidad solo afectaría los privilegios de los que hoy gozan los sectores concentrados de la economía con el “PRO” en el poder. “Populismo” es un simple calificativo peyorativo para un sistema al que pretenden asemejar con marcada perversión a todo lo que termine con ese “ismo” demonizado (comunismo, marxismo, peronismo, kirchnerismo).

Nada nuevo en la historia de la humanidad y menos aún dentro de nuestra propia historia. El macrismo defiende y ensalza los principios meritocráticos y la necesaria diferencia de clases sociales, algo que la oligarquía nativa viene intentando implantar de cualquier forma y a cualquier precio desde hace 150 años. ¿El objetivo PRO? Profundizar la grieta de tal modo que termine siendo imposible cerrarla, haciéndola infranqueable para gran parte de la sociedad. El CAMBIO propuesto por Macri aspira a una futura comunidad donde los “hijos se diferencien bien de los entenados”.  

(Continuará)


LAS PELOTAS DE RUGBY EN LA POLITICA; SUS PELIGROS.

30 octubre 2016

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, De nuestra redacción

CARRIO,  TÍPICO EJEMPLO DE UNA PELOTA DE RUGBY.

carrio-3captura-de-pantalla-2016-10-29-a-las-21-31-16

pedro-del-arrabal-3

Por Pedro del Arrabal

Carrio funciona como una verdadera pelota de Rugby dentro de la política nacional; cuando toca “piso” sale disparada para cualquier lado. Sus pisos son las encuestas de imagen sobre su persona.

Se siente segura jugando de “pelota de rugby”. Los partidos políticos, generalmente minoritarios y reaccionarios que suelen “amucharse” para ver si pueden mojar el pancito en el tuco del poder, -o figuras “infladas mediáticamente” de los mismos- la quieren, pero… cuando creen tenerla en sus manos para seguridad partidaria o personal, la Carrio, resbaladiza por su grasitud externa como toda pelota de deporte, se les escapa de las manos; entonces la patean y a pesar de su obesa grasitud interna vuela por el aire amenazando y gritando sus denuncias –la mayoría estúpidas, otras no tantos-. Una y otra vez, ya en el aire, Carrio relojea las encuestas y en sus caídas, algo que no puede evitar por culpa de la única ley que la vuelve más loca de lo que está –la “ley de gravedad”-, calcula rápidamente para dónde salir disparada cuando toque piso. La mediocridad de algunos medios y la hija putes de los “medios hegemónicos” preparan sus libretas de apuntes, micrófonos y cámaras para correr en la dirección que salió disparada luego de su pique en el suelo. Nunca se estrola.

carrio-2

Carrio es una verdadera pelota de rugby. Año 2009; Néstor Kirchner pierde esa elección en la Pcia. de Bs. As. a manos del colorado De Narvaez; Lilita venía en caída no tan libre y salta con las denuncias contra el Kirchnerismo y la Cámpora. La comienzan a patear porque creían que ya llegaba la hora “antikerchnerista” y se podía prescindir de ella; nadie la podía “agarrar”. Uno de esos voleos la mandó de vuelta tan alto que dejó de ser visible para la gente. Baste recordar los resultados electorales dos años después, en el 2011: Cristina Fernándes 54 %, Binner 17%, Alfonsin 11% y a la cola Altamira con el 2,5% y la Carrio cerrando el resultado con 1,8 %. Lilita anunció desde Punta del Este su ¿definitivo? ¡¿No?! retiro de la política. Eso dijo antes de tocar piso y vaya uno a saber cómo pico la “pelota Lilita”, la cuestión es que volvió a la política.

los-dislates-de-carrio

En 2013 tejió y destejió alianzas y para el 2015 colaboró con la conformación de CAMBIEMOS denunciando las inventadas armas en poder de la “Cámpora”, lógicamente no tan peligrosas como las que inventó y le sirvió a Bush Junior para invadir Irak. Nada cambio, todo siguió igual y la “pelota Lilita” ahora enloquece al PRO.

Mientras tanto nadie se pregunta ¿Quién es en realidad Carrio? ¿Para quién “opera” en política nacional e internacional, además de sacar beneficios para sus intereses personales a costa del erario que le facilita vivir más que bien –diría hasta muy bien- desde hace casi tres décadas para aportar a cambio, NADA? ¿Volvió porque sus votantes (1,8%) se lo pidieron? ¿Porque se lo pidió la “patria” y las “instituciones republicanas? ¿De dónde saca la información para hacer sus denuncias; o quién se la provee? A la justicia estos detalles ¿no le interesan y sus denuncias solo sirven para que algunos jueces y fiscales consigan esa instalación mediática que los saque del anonimato? Carrio no es periodista para hacer uso de reserva de sus fuentes informantes, pero eso ¿a quién le importa?

carrio1

Pareciera que en realidad Carrio es esa pelota de ruby con que Magnetto gusta jugar a modo de cargador de sus armas periodísticas destructivas de posibles obstaculizadores para concretar sus continuas matufias.

¿Existe “perejilada” compradora de ciertas denuncias? ¡Claro que sí!!! La mayoría en la clase media.

Carrio es la reina de las pelotas de rugby. Existen otras “pelotas” que embebidas en alcohol –caso P. Bullrich- pican según sea el grado de delírium tremen que padezca en cada momento previo a una decisión. Laura Alonso no requiere ser pelota, porque en su brutal ignorancia no sabe siquiera que es una pelota. Esto hace que la Carrio sea única; aunque nadie medianamente en sus cabales se anime a “darle” por ser casualmente una pelota de rugby.    

Lo lamentable del ejemplo Carrio es que los intereses y el destino de la Patria y su pueblo no se juegan en una cancha de rugby. En este caso las pelotas de rugby producen mucho daño a la política nacional y a sus instituciones fomentando el descreimiento en ellos.

Hoy los “recuperadores PRO” de las instituciones democráticas y republicanas se las llevan puestas con su autoritarismo; hoy los luchadores contra la corrupción Kirchnerista, habiendo conseguido el manejo de los resortes de la economía estatal en base a mentiras, practican el peculado con total libertad y amparados por un justicia cómplice que entretiene con juicios mediáticos por causas que involucarn “propinas”. Hoy Los medios hegemónicos esconden la realidad mientras la justicia hace la vista gorda con los delitos de los verdaderos delincuentes y estafadores a nivel empresarial a costa de los grandes contratos con el Estado sacando luego sus “dinerillos” para ponerlos en cuentas off shore de paraísos fiscales.

DESDE EL 11 DE DICIEMBRE DEL 2015 TODO ESTÁ BIEN EN LA ARGENTINA DE MAGNETTO-MACRI; TODOS LOS “DELITOS” EMPRESARIALES Y DEL FUNCIONARIADO PRO SON LEGALES.

Mientras tanto endeudan a los Argentinos hipotecando una vez más su destino poniendo en riesgo su patrimonio cultural y material para beneplácito de los de afuera.

Para eso sirven las “pelotas de rugby políticas”. Carrio es una de ellas.


ENDEUDARSE, UN PARADIGMA CULTURAL ATADO CON ALAMBRE

2 mayo 2016

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Politica Nacional

Fuente:http://www.elesquiu.com/noticias/2016/05/02/240050-endeudarse-un-paradigma-cultural-atado-con-alambre

Victor L Martinez 4

Por Victor Leopoldo Martinez (Especial para EL ESQUIÚ.COM)

PRESENTACIÓN TEMATICA

No hay peor ignorancia que la ignorancia² (ignorancia al cuadrado). Esto es aplicable a todo individuo o porción de sociedad que ignora su propia ignorancia. Un fenómeno claramente cultural. De la ignorancia se puede salir con un trabajo social sistémico de adecuada y correcta formación integral complementada con objetiva información; pero esto sólo es posible si se parte del reconocimiento de la inopia. La ignorancia² sólo genera seres y sectores sociales con altos niveles de necedad, algo que se retroalimenta con el paralelo crecimiento de un estado mental lindante con la mitomanía.

La realidad cultural actual tanto en el orden nacional como provincial nos está mostrando diariamente patéticos ejemplos de lo antes explicitado.

Veamos:

Que por manipulación mediática un individuo o sector social acepte como algo conveniente para su existencia “vivir endeudado”; que incorpore a su vida como “algo normal” que “adquirir deudas ayuda a salir de pozos económicos” sin que se pregunten al menos a qué costo y quién se beneficia con el endeudamiento, suena no sólo excéntrico sino disparatado; atenta contra la lógica de vida de un ser político en tanto ser social como es el caso de un ciudadano cualquiera que pretende vivir tranquilo (sin deudas). El ignorante sabe, por sentido común, que la usura financiera es simple especulación de los que aprovechan necesidades circunstanciales -reales o inventadas a través del fomento del consumismo- de otros. Esos “otros” son los que a través de su trabajo generan riquezas para un país a bajo costo, riqueza que generalmente termina siendo aprovechada por los especuladores; por lo visto los ignorantes de esto no se percatan.

La usura, madre de la especulación financiera, tiene mucha antigüedad. Ya era una práctica habitual en la Europa de las monarquías allá por los siglos XIV y XV, y los pueblos de ese entonces también padecían sus consecuencias. O sea, si bien es cierto que estas situaciones no nacieron por generación espontánea sino como consecuencias de manejos culturales a lo largo del tiempo, llamativo resulta ver hoy ciudadanos que tuvieron o tienen acceso a los tres niveles de la educación formal, ser manipulados mediáticamente con tanta facilidad.

No se les escucha una simple observación desde una visión crítica sobre las operaciones mediáticas que padecen y que, además, manejan su vida y destino a través de una agenda de prioridades alejadas de sus reales necesidades, intereses mediatos y/o particularidades. Lo lamentable es ver y escuchar a estos seres en lo cotidiano; actúan, hablan y opinan sobre dichas prioridades como propias. Esta apropiación individual y/o sectorial de una construcción discursiva mediática total y absolutamente distorsionada evidentemente distrae y desvía la atención del consumidor y sirve para encubrir las maniobras y operaciones gubernamentales actuales que están beneficiando enormemente al poder económico concentrado y real.

Mediáticamente antes éramos un país “poco serio y aislado del mundo” porque no aceptábamos las demandas usurarias de bonistas buitres; ahora los mismos medios dicen que “somos serios y confiables para ese supuesto mundo” (que obviamente se trata de países centrales, reductos amparadores de la usura financiera internacional legalizada) porque el actual gobierno saldó esa demanda de carroñeros; pero no informan correctamente el contenido del “paquete”, y cuando lo hacen “blanquean” con el calificativo de “comisiones” la descomunal ganancia por intermediación que lograron “ciertos bancos” en la operación; esto sin incluir otros “detalles no menores” que están apuntalando el inicio del nuevo y colosal endeudamiento externo de cuya devolución lógicamente deberá hacerse cargo otra vez más la sociedad toda; todo para que unos “vivos operadores, banqueros y empresarios serios” vuelvan a enriquecerse “lícitamente” en mucho menos tiempo.

Familias poderosas y grandes empresarios argentinos mantienen fuera del país entre 300 y 500 mil millones de u$s sin que exista en ellos intención alguna en repatriarlos; entre ellos nuestro actual presidente (presidente desconfiado de su propio país que pide confianza a los posibles inversores extranjeros). Sin embargo el país debe endeudarse y el pueblo argentino debe resolver sus problemas atándolos con alambre.

Ahora estamos en el centro de la mira mundial por el escandaloso caso de corrupción al tener a nuestro presidente, sus múltiples funcionarios de primera, segunda y tercera línea, gobernadores, intendentes, jueces, senadores y diputados nacionales que representan a provincias en la alianza “Cambiemos” e innumerables empresarios asociados a la actual gestión nacional involucrados en empresas “offshore” (estructuras jurídico-empresariales creadas para evasión fiscal y/o lavado de dinero en “cuevas [paraísos] fiscales”); pero estos mismos medios pasan por alto la noticia o en el peor de los casos la venden como algo “normal y legal” según el entendimiento “técnico”; más aún, sus “consumidores” (zonzas víctimas compradoras de estupideces) inducidos mediáticamente operan como agentes multiplicadores que avalan estas innobles prácticas montados en la ilusión de que ellos alguna vez podrían ser los beneficiados con tan ignominiosas operaciones antisociales y antinacionales.

CAJA BOBA

El huevo de la serpiente

Desde 1970 los medios de comunicación entraron a jugar un rol fundamental en todo el entramado político mundial logrando hacer de la política un producto de mercadeo. Hoy en día los monopolios que controlan la información no dejan ninguna plataforma de lado. Los medios transformaron el consumo en consumismo y sobre esto montaron y montan operaciones políticas para consumo masivo.

Las sociedades de consumo son el resultado de una acertada articulación entre mercado y medios de comunicación. En este complejo entramado, la televisión jugó y juega un rol importantísimo. Centralizó su accionar en crear y estimular en el imaginario cotidiano del consumidor no sólo necesidades –la mayoría ficticias- sino el corto placismo (anulación total de la política real que demanda tiempos). La prueba más evidente está en la instalación de información –real o inventada- como mercancía de consumo que entra y sale diariamente de la mente del consumidor con una velocidad asombrosa y que en ese fárrago la repetición pasa desapercibida, no así la instalación de sentencias o juicios de valor en el inconsciente de los individuos que operan como condicionantes a la hora de evaluar personas, conductas y/o hechos tan sólo con el tañido de una sola campana. (“Si lo dijo la Tele debe ser cierto”).

En los últimos 30 años, la alimentación del individualismo desde el pensamiento neoliberal que viene operando en forma conjunta con los medios de comunicación, está haciendo cada vez más difícil cualquier construcción política colectiva. La multiplicidad de intereses que defienden organizaciones políticos-sociales aparecen como un impedimento para que valores como libertad, o soberanía sean importantes para el individuo; es más, estos valores aparecen como ajenos a sus prioridades y hasta les resultan extraños cuando no lejanos.

Sobre esta realidad, la improvisación en el consumidor aparece espontáneamente intentando suplir su ignorancia de la ignorancia (ignorancia².) con “algo(¿?)”; entonces esgrime argumentos disparatados atados con alambre, que lo único que hace es desnudar la pobrísima cultura que acompaña a no pocos argentinos esperanzados que alguna vez los de arriba se acuerden que ellos fueron los fieles compradores de sus estupideces.