PODER CONTRA PODER EN UNA REPUBLIQUETA DE “PERINOLA”

16 enero 2020

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, se nuestra readacción

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.39.27

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.31.46

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

En eso centró su gestión el gobierno de Macri. No quedó lugar ni ente estatal, ni “caja” del Estado que no haya sido saqueada. No quedó institución ni derecho republicano que no haya sido avasallado. Se encargaron y volvieron realidad el slogan “se robaron todo” que le endilgaban al kirchnerismo demostrando de forma empírica cómo se vacía un Estado vendiendo el hecho mediáticamente como “eficiencia privada”. Como suelo manifestar habitualmente, nada nuevo en materia de delitos oligárquicos bajo el sol de nuestra bendita Patria. Algunos caracteres diferenciadores se puede arrogar la gestión “amarilla” 2015/19”; claramente se los puede centralizar en la demencial ejecución del plan de despojo que traían escondido bajo el brazo mientras ofrecían mediáticamente las habituales y falsas promesas de “transparencia y bienestar general de la mano de la eficiencia privada”:

  1. a) Alto nivel de perversión en las decisiones político-económicas y marcada decidia en la resolución de los problemas sociales.
  2. b) Elevado cinismo comunicacional (con blindaje mediático para sus fechorías incluído).
  3. c) Marcada ignorancia política en el manejo de la “cosa” pública (que en general los tuvo sin cuidado ya que tenían a una corrupta “hada protectora” llamada Laura Alonso en la “Oficina anticorrupción”.)

El cambio de gobierno y de rumbo político-económico decidido democráticamente por la sociedad argentina en las anteriores PASO de agosto pasado y confirmada en las elecciones generales 2019, que con muchos impedimentos intenta llevar adelante Alberto Fernández, sacó a la luz por quinta vez en nuestra corta historia nacional “algo” que por casi 160 años el poder económico real encapsulado en su casta oligárquica logró mantener oculto bajo el disfraz de su supuesta y fervorosa defensa de la “democracia”, la “república” y sus instituciones. Perdido el poder político en las urnas, vuelven a la carga con la tarea de esmerilar el trabajo de reconstrucción llevado adelante por un gobierno nacional y popular. Desgraciadamente para esa oligarquía, el más bruto, ignorante y corrupto de sus representantes, esta vez en formato “empresario exitoso” -M. Macri-, es el más reciente ejemplo de los que se animan a seguir hablando de esa “defensa” junto a perversas y desequilibradas perturbadoras sociales -E. Carrio y P. Bullrich-, sin saber ninguno de ellos cómo hacerlo.

Para este logro, la oligarquía contó desde ya con el acompañamiento permanente y constante de una prensa monopolizada cómplice (Magnetto-Clarin; Saguier-La Nación) quienes “interesadamente” sumaron su tarea al constante control que esa oligarquía ejerce sobre las “academias” de cultura y educación a través de “iluminados liberales”, no solo de derecha sino y fundamentalmente de izquierda, a quienes invistieron –y envisten- con “chapas de sabihondos” por “conocimientos” conseguidos meritocráticamente; “conocimientos” elaborados según el gusto del supuesto “paladar negro” de dicha camarilla oligárquica. Estos “académicos” posteriormente fueron y son utilizados como herramientas exterminadoras de todo lo nacional e incivilizadamente popular limpiando así el terreno para la cipaya y moldeada colonización pedagógica-cultural mal plagiada por estos personajes copiando imágenes y pensamientos que tenían –y tienen- espejos ubicados lejos del país y de América.

Al modelo implantado, antes lo llamaron “civilización”, hoy pos modernidad.

Ese “algo” escondido, en realidad una cuestión de fondo, se lo puede sintetizar en lo siguiente:

Para nuestra oligarquía el poder político e institucional solamente es “democrático y republicano” si está en manos de ellos, o en las de sus representantes y/o testaferros. Solo ellos pueden administrar “correcta y adecuadamente” los recursos estatales y las riquezas económico-naturales del país. Lo de “correcto y adecuado” siempre estuvo atado a sus intereses, nunca en relación a los intereses de la Patria y la sociedad toda. Hasta los gobiernos que consiguieron a través del FRAUDE se animaron a llamarlo “patriótico”. Cualquier otro gobierno que no se ajuste a esto mandatos fue, es y será siempre demonizado como “gobierno corruptamente populista-peronista” (“Se robaron todo” es el slogan utilizado de manera recurrente para esa demonización. Lo hicieron con Perón después del 55 –“El tirano se robó todo”, y con Cristina en el 2015 –“los corruptos kirchneristas se robaron 2 pbi”). Con eso les alcanzó siempre para entretener a la “gilada colonizada” mientras cometen sus fechorías. (Metodología tan antigua como el modo que utilizan para delinquir impunemente)

Si bien es cierto que al liberalismo portuario, parásito, saqueador y endeudador externo (algo que nació con Rivadavia), como ideología supuestamente “benefactora” de los intereses del país (en realidad sus intereses de clase), se lo impuso a sangre y fuego en todo el territorio nacional después de Pavón (1861) de la mano de criminales como Mitre y Sarmiento (ya lo expliqué en u nota anterior publicada el 19/12/2019 en este mismo medio; ver: https://revistaelemilio.wordpress.com/2019/12/19/la-patria-y-sus-viejas-nuevas-cuentas-pendientes/ ), los 4 ejemplos anteriores de “interrupciones” del orden democrático para “sanearlo y recuperarlo de la corrupción populista” a través de golpes de estado se dieron en el siglo XX: Hipólito Irigoyen (8 años- 1916/22 y 1928/30); J. D. Perón (10 años-1946/55); nuevamente el Peronismos (3 años-1973/76). En este naciente siglo XXI el modo cambió; ahora se desplazó “democráticamente” a la “dictadura peronista-kirchneristas” (12 años-2003/15) con una “guerra mediático-judicial” cuyas armas fueron la calumnia, la injuria y fraguadas causas penales por supuesta corrupción armada en su contra (Modelo exportado por el imperio norteamericano llamado “golpes blandos” experimentados también en no pocos países hermanos latinoamericanos). En todos los casos señalados el beneficio posterior para esa lacra oligárquica y sus secuaces fue inmenso y el daño a la Patria, al país y al pueblo en su conjunto fue catastrófico (a lo que hay que sumar el envilecimiento de las instituciones republicanas que venían a “transparentar”).

CUESTIONES DE TIEMPOS Y PROYECTOS POLÍTICOS

Es claro y contundente que en términos comparativos, los tiempos de gobiernos oligárquicos, filo-oligárquicos, cipayos de ultra derecha y derecha (aunque para ellos “ser de derecha no es ideológico”), dictaduras militares PRO oligárquicas (la última, criminal y asesina) y políticos surgidos de inventadas estructuras partidarias según las demandas circunstanciales (UCEDE/80-90 por dar un solo ejemplo), siempre fue mayor. Recordar a la UCEDE es rescatar de la memoria a su líder ingeniero -A. Alsogaray- , quién de la mano del dictador militar Onganía, en la 2da mitad de los “60” del siglo pasado, recomendaba a los pobres “hay que pasar el invierno”. Similares argumentos utilizó el “Mauri”: “esperar los 2do semestres”, o “pasaron cosas pero ya les llegaran los beneficios porque vamos por el camino correcto”.

Párrafo aparte. En gestión de gobierno (en el caso de la UCEDE y aliado con el “menemato”), los Alsogaray -Alvaro (Padre) y Maria Julia (hija)- operaron de manera funcional a los intereses de los poderosos grupos económicos locales e internacionales (como los macristas Aranguren, Sturzenegger, Luisito Caputo o Dujovne). Insisto, nada nuevo.

Estoy comparando los 127 años de gobiernos PRO oligárquicos contrapuestos con los apenas 33 años de gobiernos NACIONALES Y POPULARES. Los gobiernos oligárquicos-liberales de derecha estuvieron controlando el Estado Argentino un tiempo 4 veces mayor y el tamaño de los daños que ocasionaron a los intereses del país y a su pueblo proporcional a ese tiempo. ¿Se entiende por qué siempre se repiten los ciclos “democráticos”? Nuestra oligarquía se encargó de viciarlos y envenenarlos para que nunca podamos ser un país soberano y menos con justicia social.

Este cotejo también deja en evidencia otro aspecto: Cuales fueron los gobiernos que entendieron y defendieron la Patria como concepto ontológico (con bases filosóficas claras y contundentes cuya mayor y genuina expresión sigue siendo hasta el día de hoy el Justicialismo), sus bienes, riquezas e intereses populares y cuales los gobiernos que solo defendieron intereses de clase y se beneficiaron espuriamente con sudor ajeno e incluso enajenando riquezas y bienes del país a favor de intereses extranjeros sí con eso se garantizaban un mejor y más “protegido” saqueo.

Cuando un pobre ignorante pero no por eso menos perverso “senador” nacional (encima ex ministro de educación PRO) como Esteban Bullrich sugirió a los argentinos que aprendan a vivir en y con la incertidumbre estaba blanqueando no solo la ineptitud propia y la de sus pares partidarios al momento de tomar decisiones económico-políticas sino anticipando los catastróficos resultados económicos-sociales que al final de la nefasta gestión dejarían.

Tan real y concreto es lo anterior que a cualquiera le posibilita tener la certidumbre que la cuestión central siempre pasó –y pasa- por la distribución de la riqueza que tiene y produce este país. Dicho esto, sé que para muchos no descubrí la pólvora; pero estoy seguro que son muchos más -2 generaciones como mínimo, mal educadas y peor formadas políticamente- las que desconocen los orígenes del tema.

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.32.10

La disputa es clara y se da entre ese sector parásito y minoritario llamada oligarquía que se piensan a sí mismo como encarnación divina de la Patria, argumento con el cual siempre “tomaron todo” gracias a esa “perinola” que previamente vivieron cargándola por sentirla también de su propiedad, y el resto de los argentinos (los trabajadores) que son los que con sudor y lágrimas por la constante explotación, generan dicha riqueza.

Nunca dudaron a la hora de utilizar nefastos recursos para conseguir y garantizar sus fines. Explotación inhumana de los trabajadores; persecuciones políticas; represiones y encarcelamientos de opositores sin juicio previo; asesinatos de militantes sociales y ciudadanos en general nunca esclarecidos por esa justicia adicta al poder oligárquico de turno; suicidios inducidos (Nisman por caso) luego transformado en “asesinato” para obtener redito político; impunes saqueos de las arcas del Estado (ANSES y el resto de empresas estatales); latrocinios tarifarios e inflacionarios por devaluación de la moneda más eliminación del control de precios para el bolsillo del resto de los argentinos; implantación de demenciales timbas financieras; licuación de pasivos de empresas pertenecientes a los amigos del presidente solicitando la estatización de las mismas; reiterados endeudamientos externos jamás explicados a la sociedad sobre el destino de los empréstitos que siempre terminaron incrementado el patrimonio de los pocos que los desviaban hacia la timba financiera, para que luego –capital e intereses- terminen siendo devueltos con el sacrificio de la población en general porque “es un deber de todo gobierno «populista» honrar las deudas” (aunque jamás las haya contraído pero sí solicitadas en nombre de la nación y su pueblo por gobiernos oligárquicos inescrupulosos, o sus perversos operadores), fueron sus armas predilectas.

Lo grave es que jamás nadie se animará investigar las rapiñas PRO porque eso sería “injustas venganzas y persecución política de dictaduras populistas” que, según argumentan con ayuda mediática estos delincuentes, como siempre no se ajustan a lo “políticamente correcto”. Las calificadas “corruptas políticas” de gobiernos populistas que la oligarquía en el poder nunca dudó en judicializar, los gobiernos populistas le ponen doble venda a la justicia para que los flagrantes delitos oligárquicos cometidos en gestión no pasen más allá de ser simples “ilícitos”.

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.59.13

¿La justicia es igual para todos? ¿Es justicia que Milagro Salas y su humano trabajo social soporten prisión porque un inmoral gobernador como Morales decidió transformar ese trabajo social en “corruptela; o que un Amado Boudou fuera encarcelado por patearle el kiosquito a Magnetto? Macri que le adelantó en el comienzo de su gestión presidencial 4 mil millones de dólares a su primo Calcaterra & Asociados para un soterramiento que siempre estuvo paralizado, ¿No debería estar ya en prisión por ese y todos los daños ocasionados? Lo hecho contra Milagros y Amado siguen sin recibir el debido respeto que todo proceso judicial demanda; solo sostenido por el odio de clase de un mediocre y perverso gobernador que detesta su condición de “india” peronista en el primer caso y por impedir “espurios negociados en el segundo. Macri, por ser “blanquito y de ojos cielo”, recibe toda la inmunidad que su condición de clase otorga. Una dirigente social encarcelada sin haber cometido delito alguno; un ex ministro a quien le fraguaron “causas”, ambos en condición de presos políticos incluídos en la más que “super pesada herencia” dejada por el macrismo sin que el nuevo gobierno “popular” solicite a la Suprema Corte le devuelva dignidad al poder judicial haciendo justicia. El ex presidente Macri, con sobrado prontuario permanece libre y continúa de vacaciones aún teniendo más de 100 causas judiciales. ¡Estas “rarezas” son harto conocidaa! La llaman “tiempos judiciales”. Políticamente para ciertos casos la justicia es expeditiva y rápida, para otros muuyy leennnta y a la espera que por tiempo las causas “complicadas” expiren. ¿La independencia de la “justicia”? Bien! ¡Gracias!

Los más recientes ejemplos de viejos y perversos “operadores en deuda externa” que caminan y viajan por el mundo, libres, dando “cátedras” de vaya uno a saber qué, y sin cargo de conciencia alguno los encontramos en los Sturzenegger, Prat Gay, Caputo, Dujovne, integrantes del mejor equipo de los últimos 50 años según el jefe y cabecilla del “grupo de tareas” encargado del último desfalco al Estado; pero para cierta justicia (y encima “federal”) el estrabismo visual y la amnesia sobre los daños a la nación y su patrimonio ocasionados en los últimos 4 años son minucias irrelevantes.

DIALOGO IMPOSIBLE

¿Cómo hablar en serio con esta parasita oligarquía –o con sus operadores político-mediáticos- de democracia, de república y de respeto por sus instituciones sabiéndolos analfabetos políticos y perverso rufianes, sirvientes de intereses empresarios y bancarios a lo largo de ese tiempo histórico señalado más arriba?

Nada de lo que aquí expreso forma parte de ninguna fabula o fantástico relato inventado mediáticamente para consumo de perejiles (como los que sí “tejieron los Luecos, los Lanata, Majul, D. Santoro, el desaparecido Blanck, M. Sola y sigue la lista de “truchos sicarios y perversos creadores de infamias”). Todo lo que sostengo está documentado. Lógicamente su constatación demandará un esfuerzo adicional para cualquier argentino que muestre un mínimo de interés por conocer la verdad de nuestra historia. Pero en tiempos de “posverdades” y para un sector en números nada depreciable (digamos ese 40 % que voto a Macri) es más fácil y menos engorroso consumir basura periodística presentada en llamativos envoltorios mediáticos que ya viene pre cocida y lista para ser condimentada con imaginación y esa alta cuota de estupidez, consumida a diario por recomendación de   asnos vecinos de “barrios paquetes y/o privados” quienes les aseguran que su consumo y repetición (lo escuche en TN, lo dice Clarín, Lo dijo Latana, lo dice La Nación) es el más seguro pasaporte de ingreso al club de los “exclusivos”. Fortalecidos con “lo dijo…” como único argumento, el tilingaje da así sustento a la tarea encomendada por ser agentes multiplicadores; trabajan “ad honoren” para consolidar la imbecilidad humana en el resto del medio pelaje. Reflotar el perversamente inducido suicidio de Nisman, transformado en crimen por los inducidores y la oprobiosa prensa –con miserables periodistas como los Leucos- cómplice convocando a una marcha para este sábado 18 de enero, es el más claro ejemplo de ese avieso y nefasto “operar”.

Ignorancia y barbarie hecha acción diaria de la mano de ese medio pelaje de 4ta, fogoneado no solo mediáticamente sino también desde las sombras a través de ataque de troll en redes sociales dirigidos por oscuros delincuentes como Peña, Dietrich Carrio, Alonso, Pato Bullrich, Arribas, Lombardi, etc, etc., todos en permanente actividad ya que el perverso montaje de usinas les llevó 4 años y quedó consolidado. Todo esto forma parte de una realidad que solo torpes, ciegos y sordos pueden estar desconociendo a un mes de gestión del nuevo gobierno. Conscientes –o no- y en algunos casos por dinero, los idiotas útiles se transforman en sirvientes de los “civilizados y democráticos” –por ende del poder económico real-, quienes así ejercen el control permanente de una sociedad que viene perdiendo no solo la batalla económica y su poder soberano como nación frente al mundo, sino también la batalla cultural; y esto último se viene dando desde el 24 de marzo de 1976.

No elijo la fecha al azar; todo el actual desmadre que parió al neoliberalismo en estas tierras comenzó en esa funesta fecha y con la más sangrienta dictadura que igualó en número y crueldad de asesinatos y matanzas de criollos, a la que comandó Mitre en la segunda mitad del siglo XIX.

VOLVIENDO A LA ACTUALIDAD

¿Cuál debería ser la respuesta POLÍTICA de un gobierno popular elegido democráticamente; o de una sociedad mayoritaria que padeció una vez más un oprobioso gobierno, esta vez oligárquico-macristas (en su peor versión por el nivel de torpeza) 2015/19?

Sin ninguna duda parar inmediatamente la “PERINOLA CARGADA”.

¿Y cómo se lo logra? Con los trabajadores en las calles y en las rutas haciendo valer su poder político. No es un detalle menor. El “circo campero ruralista” que hoy se moviliza contra las tenues medidas que pretenden implementar A. Fernandez y el gobernador de Bs. As Axel Kicillof, hasta se anima a utilizarlo para sus fines. Lo comenzó a hacer desde aquella decisión gubernamental populista llamada “125” del 2008 (Implementada por el hoy opositor Martín Lousteau; errada o no pero ejemplificadora de que a la PERINOLA la cargan siempre los mismos).

¿¡Que el peligro es el posible desabastecimiento que pueden generar estos truanes!? ¿¡Que la compleja situación internacional empeoraría el panorama!? ¿Desde cuándo nuestro país necesitó de “situaciones favorables” (teoría del “derrame”, ofrecer competitividad -más y mejor explotación de los trabajadores- para favorecer la llegada de inversiones); axiomas inventados por ese nefasto e histórico liberalismo, hoy neoliberalismo oligárquico?

Que la batalla es cultural; a esta altura del partido… ¿Quién puede dudarlo? Al mejor ejemplo se lo encuentra en el empoderamiento que la oligarquía hizo de las movilizaciones, metodología utilizada por los “populistas” y a la cual ahora recurren inflando el número de concurrentes para hacer más grande mediáticamente el “sentir de la opinión pública” (pero en versión “cheta-paqueta” y sin “chori”). Sacan los tractores a la ruta, se disfrazan de “gauchos” y se mueven en sus poderosas 4×4 o autos de alta gama porque ellos no caminan. El arrear en colectivos y luego caminar es para negros y pobres.

LA PUNTA DEL OVILLO

Es menester que el actual presidente Alberto Fernández vuelva de manera urgente a las fuentes peronistas de hacer política nacional y popular, acordando con los trabajadores la defensa de una reimplantación de la distribución equitativa de la riqueza; con dirigentes CGTistas o no; y sostengo esto no por identificarme casualmente con los delirios de los universitarios trostkos del PO que siempre terminan siendo funcionales a los intereses capitalistas que dicen combatir, cagando de esa manera a los trabajadores. Estoy convencido que el único camino para consolidar el naciente gobierno es a través de la movilización constante de ese pueblo trabajador como siempre lo hizo acompañando las decisiones políticas del Gral. Perón; ese fue el modo que demostró eficiencia en la historia de los últimos 70 años (reconocido temerosamente hasta por el propio Macri en su afán de que esos ciclos no se repitan).

La batalla cultural se la gana en la calle. Si seguimos confiando en que la suerte va a depender de esa “perinola cargada”, al pueblo trabajador solo le queda esperar que la oligarquía le indique cuando el aceite puesto en fuego está a punto de fritura para que vuelva a dar otro salto a una suicida cocción, todo por estúpidas decisiones dirigenciales de gobiernos que para no ser populistas-peronistas prefieren identificarse como “progres-liberales de izquierda” (cuestión de “academias” ¿vio?).

Tal vez este texto moleste a no pocos obsecuentes de turno. Desde el gobierno dicen que van a escuchar a todos. Yo digo lo mío, sin eufemismos. Como peronista que soy, moriré pensando que primero están los intereses de la PATRIA Y LA DIGNIDAD DE NUESTRO PUEBLO. Por esta razón soy de pocos amigos ya que no me gusta coleccionar hipócritas. Como peronista apoyo al gobierno popular del FdT.

El pueblo nunca estuvo armado para enfrentar la injusticia; ama la vida, nunca rindió culto a la muerte. Siempre fue el que tuvo que aguantar balaceras y palos proporcionados por las “fuerzas armadas y del orden”, que nunca estuvieron al servició de la PATRIA y su pueblo (que somos todos) sino para la defensa de los intereses de esa oligarquía.

La batalla cultural tiene varios frentes. No se debe descuidar ninguno y priorizar las acciones según sean las circunstancias. Solo pasó un mes de gobierno y la oligarquía ya comenzó a sacar sus garras y el vocero J. Lanata anunciando para marzo el apocalipsis.

PODER CONTRA PODER

El poder económico solo le teme al único lenguaje que lo hace retroceder cuando de batallas se trata; el poder de la movilización político-popular. Consolidado ese frente, el actual gobierno del compañero A. Fernández podrá trabajar más cómodamente en todos los otros frentes (que no son pocos).


CULTURA DE LO HUECO, TORPEZAS Y DAÑOS SOCIALES.

10 octubre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Realidad política nacional; de nuestra redacción.

EL CHERONCA

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

Siempre se dice que este país da para todo y dio a todos. Lo anterior es tan cierto que este presente político nos entrega hasta lo más insólito; a saber, tener un presidente elegido democráticamente que no se dedica a gobernar. Desde que Niembro lo instaló en política vivió y vive jugando a la “campaña electoral” que es el único divertimento donde puede prometer cosas que sabe que nunca va a cumplir. Gobernar implica trabajar ¡Y cómo! Macri nunca lo hizo, pero desde hace dos meses y de manera increíble se jugó metiéndose más en su divertimento. Transformó en changa su juego y este lo tiene de excursión permanente. Como no le demanda esfuerzo alguno, deja el país en banda y que se hunda en esa calamitosa crisis económica que el mismo creo de manera alevosa. Macri está en campaña electoral como si sus 4 años anteriores de nefasta gestión y desgobierno no hubieran existido. En las PASO perdió por paliza. Como todo “niño rico caprichoso”, si pierde en un juego lo anula, lo niega, lo ignora como si nunca hubiese existido (“las PASO no existieron; vayan a dormir.”), MACRI IGNORÓ EL RESULTADO DE LAS ELECCIONES DE AGOSTO.

Mauricio “jugó a gobernar sin tener que trabajar y menos pensar” (tanto siendo Gobernador de la C.A.B.A. como ahora presidente). Nunca trabajó; por consiguiente no sabe de qué trata la cuestión. Habla del tema sin conocimiento alguno. Si alguno de sus “colaboradores” le exigió demasiado pidiéndole que cumpla con las funciones para las que fue elegido en su rol presidencial rápidamente solicitó una semana de descanso porque sino se “volvía loco y amenazaba con hacer mucho daño”. Loco o no el daño lo hizo.

Macri nació y vivió en un mundo de fantasías y engaños. Su mamá contó que de chiquito siempre fue mentiroso y por eso lo regañaba (entrevista a la Blanco Villegas publicada por la revista Noticias).

Su vida, gracias a la mal habida fortuna familiar, siempre le permitió disfrutar de juegos. Con dinero todo se compra. Certificados habilitantes de primario, secundario y universitario son fáciles de conseguir por módicas sumas en el ámbito de la educación privada. De ahí su marcada ignorancia en casi todos los temas que vayan un poquito más allá de sus conocimientos de futbol, de Boca y de alguna que otra gansada asociada.

Por inclinación patológica hacia la mitomanía no le costó mucho aprender a vivir fabulando; por eso transformó en “hechos virtuosos y transparentes” la desgraciada realidad que le supo imponer y obligó a soportar a la sociedad argentina en su conjunto con sus políticas de ajustes justificando de ese modo espurios negociados altamente redituables para él y sus amigos. ¡Pero encima los explicó -o narró- de manera ridícula!

Su papá –Franco-, consciente de esto y previendo lo que podía ocurrir, transfirió la responsabilidad de una posible elección presidencial de su hijo a sus potenciales votantes ya que conocía de primera mano la inutilidad de su “vástago”. El vástago –y a modo de venganza post mortem- mandó en cana a su padre muerto en condición de delincuente. Cría cuervos y te comerán las empresas.

La cultura del engaño es una cultura hueca, vacía de contenido real y llena de fantasías. En esa cultura creció Mauricio; lógicamente eligió para rodearse a potenciales mitómanos (Peña, Caputo, Michetti, Alonso, Garavano, Bergman y el resto), personajes que vienen acompañándolo en sus “ delictivas y fantásticas cruzadas” de apropiación de lo ajeno; sin mucho esfuerzo y sin exponerse a riesgo alguno desde ya.

Ahora bien, ser ignorante no implica necesariamente ser estúpido. Mauricio conoce por experiencias vivenciales la ley del menor esfuerzo y al dedillo los negocios más redituables que con ciertos artilugios se pueden llevar adelante para seguir manteniendo la gran vida; más teniendo poder.

Su torpeza a la hora de intentar hablar o argumentar alguna grotesca decisión que dispuso tomar, está más asociada a un desconocimiento generalizado en términos de un mínimo de cultura general a la que hay que sumarle su total ignorancia sobre cómo se manejan las estructuras estatales; por ende su incompetencia, ineptitud e impericia para abordar complicadas cuestiones de Estado siempre quedaron expuestas.

Los 8 años frente a la C.A.B.A. más los 4 como figurita presidencial, a la sociedad terminaron resultándole interminables. 12 años de pésima gestión y con cuantiosos daños sociales -no pocos de ellos irreparables- se presentaron como demasiado sadismo junto.

Pero lo tragicómico de este momento que nos hace vivir “el Mauri del #Sí Se Puede” es insistir con ese raro y muy perverso juego de seguir prometiendo cosas imposibles de realizar. El camino propuesto para “dar vuelta esta vez la elección” es presentado con una extrañaa bifurcación a nivel de insulsa propuesta vacía de contenido pero llena de “parches económicos populistas” preelectorales que en esencia detesta y rápidamente los contrarresta con “medidas” de urgencia en su desesperación; me refiero a los DNU presidenciales firmados a diarios que los mete solapadamente para garantizar los últimos negociados rentables en el presente o a futuro! ¡Y se manda en “cana” solo! Esto indica que como buen bruto sigue sin plan alguno e improvisando con total descaro pero con una alta cuota de perversión. Indudablemente esa bifurcación que intentan ofrecer, en ambos casos conducen a incrementar aun más la cuestión patrimonial producto de una desmesurada codicia que lo obliga -no solo a él sino a sus amigos- a seguir acumulando riquezas en base a contar burdas mentiras que son vendidas (complicidad mediante de medios y periodistas “adictos” -a la buena paga-) como la panacea que por fin llegará luego de estos 4 años donde se dedicaron a realizar ¿cambios estructurales?

Cabe preguntarse: Los cambios estructurales de los que habla Macri y su sequito de alcahuetes ¿incluyen el descomunal aumento tarifario que permitió engrosar groseros montos de ganancias extras a los empresarios amigos del presidente sin que hayan hecho ninguna inversión y con apagón nacional y regional incluido; la monstruosa transferencia de riqueza a los más poderosos vía devaluación de la moneda; las legalizaciones de las cuentas off shore que guardaban los gigantescos montos evadidos al fisco por el propio presidente y sus acólitos; el aceitado funcionamiento de la bicicleta financiera donde entraron todos sus amigos; el asalto a las arcas del ANSES, etc, etc,? ¿Esos cambios estructurales incluían la generación de nuevos pobres, hambrunas para niños, rebajas salariales, precarización de la jubilaciones, destrucción del aparato productivo, generar condiciones para el retorno de las AFJP y la precarización laboral vía reforma? ¿Cómo hicieron las “cambiadas estructuras” para fumarse 54 mil millones de dólares del prestamos del FMI sin que la sociedad sepa adónde fueron a parar?

Resultaría muy interesante conocer de boca de Macri como piensa revertir este desastre que él mismos produjo pero que siempre se lo atribuyó a factores exógenos y/o climáticos (Tormentas, ríos crecidos, subida al Aconcagua, fenómenos que se producían en Turquía, China, Martes o Júpiter). Sería bueno que expliquen de qué modo piensan que sí pueden “dar vuelta no solo la elección sino devolverle un mínimo de dignidad a la gente que vaya un poquito más allá del odio que se dedicaron a sembrar para dividir a la sociedad y seguir sacando ganancias de un río revuelto.

Nada de lo que prometa hacer Macri resulta creíble. Un ser humano hueco culturalmente que pone en evidencia su ignorancia con sus torpezas diarias solo puede traer mayores desgracias al pueblo argentino y el rife final de las pocas riquezas que nos quedan y que ya se encargó de hipotecar.

Peor aún, los “opositores” que corren a Macri por derecha con esloganes baratos a falta de propuesta y conocimientos, son peores que todos los del PRO juntos (Espert: “No votes al pasado, tampoco a este presente ¿?” mientras hace campaña en la C.A.B.A. para que gane Larreta que ¡es el presente que pide que no voten! Gomez Centurión: “Si votas a F.F. votas aborto. Vota por la vida”, pero nada dice de qué va a hacer con los pibes que sí se están muriendo de hambre por las políticas macrista). Y los defensores de Macri tipo Carrio con delirium tremen diciendo estupideces por doquier.

En eso tienen razón aquellos que insisten con: ¡Que país generoso!


CÓMO UN QUIROFANO “PRO” PUEDE PROMETER UN BRAD PITT Y TERMINAR ENTREGANDOTE UN FRANKENSTEIN

8 octubre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

PEDRO DEL ARRABAL

Por Pedro del Arrabal

En razón de los resultados electorales que se dieron en las PASO de agosto pasado (2019), en el país se exacerbaron peligrosas convulsiones dentro de la gestión gubernamental “PRO-CAMBIEMOS” y desnudaron que la amenaza proferida por Mauri no era en vano: “Si me vuelvo loco, les puedo hacer mucho daño.” Evidentemente se volvió loco nomás y al daño lo está haciendo.

A partir de diciembre del 2015, el macrismo en gestión trato al país, a sus instituciones y a su pueblo como si estuvieran enfermos.

Comenzaron a desparramar el virus del odio para evitar tener que hacerse cargo de que fue la gestión que llevaban adelante la que comenzó a enfermar y desestructurar a la sociedad en lo cultural, laboral y productivo.  

El macrismo es la corporización siglo XXI de una endemia que reaparece de manera recurrente en nuestro país (30; 55; 76; 90 del siglo pasado). Esta vez por la excesiva ingesta de un “remedio” elaborado por “Laboratorios Neoliberales”. El medicamento supuestamente no presentaba “contraindicaciones· y se lo publicitó como si fuera un “mana bendito” que curaba e inmunizaba como una vacuna –según aparece en el prospecto- de manera definitiva contra cualquier enfermedad, incluida la llamada “Populismo” a la que se encargaron de presentarla como un cuasi “botulismo”.

Esta vez al remedio lo presentaron en cajas bancarias con el nombre de fantasía PRO-CAMBIEMOS.

Sin embargo lo vinieron inoculando de manera solapada y mediáticamente desde hacía 10 años en los sectores medios de la sociedad a través de la mafia que conduce “don Corleone Magnetto” desde su multimedios Clarín.

El remedio fue vendido como la panacea que curaba todos los males. Ahora sabemos porqué “obviaron” incluir las contraindicaciones. La realidad se está encargando de poner en evidencia que fue casualmente ese medicamento el que está llevando al país y a su pueblo desde el 11 de diciembre del 2015 a empeorar su cuadro de situación.

MACRI 1Con el correr de la gestión macrista, el pueblo argentino empezó a descubrir de golpe que de ser un paciente que había comenzado a recuperarse de la mano de una gestión “populista” lo habían transformado en un enfermo crónico diagnosticado por un ¿Ing? (Macri) y un economista (Gonzalez Fraga) entre otros “especialista”; y fueron estos los que decidieron retrotraer la situación a la de un paciente terminal que debía volver a quirófano de prepo en el 2015.

El giro 180º de la camilla que traía al paciente en plena recuperación para volverlo a una sala de operaciones fue producto de un perverso y falso diagnostico hecho al estilo Dr. Bonadio.

Captura de pantalla 2019-10-07 a la(s) 18.17.08Ya en el quirófano, la mala praxi que llevaron adelante un grupo de improvisados “cirujanos” (dos brutas de brutalidad congénita instrumentistas: Laura Alonso y Gabriela Michetti, un asistente -rabino desorientado- que nunca encontró su Israel sionista en un mapa “orgánico”, de apellido Bergman, una delirante psicópata que se carga de alcohol y armas para asegurar el éxito de la intervención quirúrgica apellidada Bullrich, un ministro de justicia que le garantizaba legalidad a la intervención de apellido Garavano y un delirante y perversito anestesista especialista en inyectar   estupideces argumentales en la sociedad, llamado Marcos Peña hicieron el resto. Todos ellos fueron presentados y ofrecidos a los familiares y a la sociedad como el “mejor equipo de los último 50 años” que incluía un Messi de las finanzas de apellido Caputo que por amor a la “bicicleta financieramente patriótica” abandonó la “Champions League” y el Tour de Francia para venir a conducir un quirófano.

Captura de pantalla 2019-10-07 a la(s) 22.39.31

Lamentablemente, el país y sus habitantes, ya “operados” y en la camilla con la que se suele sacar a los pacientes de un quirófano, comienzan a presentir los resultados, las consecuencias y las espantosas secuelas que les dejó la intervención quirúrgica. Y no se equivocaron; al llegar a la habitación se miraron al espejo, y del Brad Pitt exitoso que le habían prometido en el 2015, solo vieron un simil Frankenstein lleno parche, ataduras con alambre, huecos infectados y deudas por doquier en el 2019.


SIMPLEMENTE UN “GERENCIAMIENTO”.

31 mayo 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política Nacional

PEDRO DEL ARRABAL

Por Pedro del Arrabal

Entre otras acepciones, gerenciar significa representar a una compañía –o a varias- frente a terceros y controlar que las metas y objetivos que ellas tengan se cumplan inexorablemente. En los hechos los gerentes son un conjunto de empleados de alta calificación que se encargan de dirigir y gestionar los asuntos de dichas empresas. Con excepción del actual presidente, empresario al cual bajo ningún punto de vista le cabe eso de “alta calificación”, y menos aún a  3 de sus elegidos: Patricia Bullrich, el rabino Bergman y Laura Alonso, al resto de los integrantes del gabinete de Mauricio Macri les cabe la calificación y hasta cierto punto.  En algunos casos y ocasiones son los propios dueños-accionistas de dichas empresas los que gerencian desde el gobierno (Mario Quintana, Marcos Peña por tomar solamente dos ejemplos); en los otros casos “testaferrean” (Aranguren, Caputo, Calcaterra, etc, etc.) ¿Quién es el tercero en “discordia” sobre el cual “operan”? EN ESTE CASO, EL ESTADO NACIONAL.

LOS GERENTES

¿Cómo se puede comprobar esto? Veamos:

Si el jefe de gabinete del presidente está más preocupado por las deudas que puedan tener las distribuidoras de energía eléctrica provinciales para con sus empresarios amigos que monopolizan la administración y  venta de la misma a nivel nacional (EDENOR, EDESUR y CAMMESA) sin que le interese un pito el pésimo servicio que brindan esos amigos al usuario, el jefe de gabinete simplemente está gerenciando a favor de estas. Si el presidente de la Nación, por cadena nacional, les habla de manera extorsiva a legisladores nacionales solicitándole que no “afecten” el tarifazo implementado por él porque desfinancia al Estado, el presidente está gerenciando.

Pero usted me pedirá evidencias concretas y no abstracciones: Las descomunales ganancias entre subsidios y elevadas tarifas que obtuvieron estas empresas en los 2 últimos años, la condonación de sus deudas impositivas para con el Estado, la no inversión ni de un mísero peso en el mejoramiento del servicio y la fuga de sus capitales ganados al extranjero, es la más clara evidencia.

Sobre hechos más que concretos, contundentes, hoy por hoy y luego de 2 años y medio de operar desde su jefatura, es claro que Peña está realizando esta tarea para favorecer a empresas, grupos económicos e intereses empresarios que él representa dentro del gobierno. Desplazó  arbitrariamente con total impunidad los servicios indelegables del Estado para con sus habitantes y los reemplazó por “operaciones fraudulentamente técnicas”. Esto fue posible gracias al fuerte apoyo mediático. El actual y gigantesco monopolio Clarín viene siendo el gran beneficiado con la pauta publicitaria oficial con cobro al día –además de verse favorecido con concesión de licencias y/o avalando espurios negociados para la compra de otros medios que aseguren el monopolio total informativo. Devolución de gentilezas que le dicen. Son los multimedios del grupo los encargados de “lavar la cara” a dichos gerenciamientos  garantizando y justificando dolosos negocios desde y con el Estado; lógicamente con  muy  alta  rentabilidad  al más bajo costo para los beneficiados.

Esto, como modelo operacional bajó naturalmente desde las esferas antes mencionadas a todas las operaciones que los ministros bajo órbita realizan. Cuentan  todos ellos con “blindaje informativo”  por parte del monopolio. Actúan con la inmunidad que les da el actuar descaradamente como si tuvieran la suma del poder político-público y con la impunidad que les ofrece esa pasividad cómplice de una parte importante del  poder judicial con la suprema corte a la cabeza.

En general los comunes mortales de esta tierra desconocen que LA OBRA PÚBLICA Y LOS SERVICIOS a cargo del Estado son los mayores negocios a los que pretenden acceder la parte más delincuencial del empresariado que opera a nivel nacional (sería una torpeza de mi parte llamar “empresariado nacional o argentino”). ¿Por qué? Se preguntará usted: 1) Porque  los “politiqueros” en la función pública son los más fáciles de corromper. En este país no se castiga al corruptor. 2) Porque es el negocio más seguro y más rentable en el corto, mediano y largo plazo ya que el Estado es garantía de cobro. ¿Por qué?  Porque el funcionario corrupto nunca se detiene en la “letra chica” de los contratos (donde aparece tiempos, plazos, intereses y órbitas legales a las que puede acudir el “Sr” empresario para asegurarse el cobro) ya que utiliza ese tiempo tratando de garantizarse que la “cometa” se concrete.

Pero como toda tragicomedia, la parte graciosa está en la verbalización argumental de los “gerentes”.

Los actuales “gerenciadores” macristas esgrimen argumentos de “seriedad” tomando como ejemplos a los países centrales. Lo que no dicen los macrista es que salvo el mundo de las finanzas (que son los que manejan la economía mundial y hacen jugosos negocios con los estados nacionales) los empresarios “primermundista” verdaderamente liberales arriesgan capital en un emprendimiento que puede resultar beneficioso y nefasto; pero arriesgan. Los gerentes y empresario que operan en nuestro país nunca arriesgan capital propio; siempre operan con préstamos internacionales con el Estado como garante, luego desvían parte de esos préstamos a la bicicleta financiera para por último girar las ganancias a sus cuentas offshore, hechos que para el resto del mundo son ilegales, acá y con el macrismo se volvieron “legales” (algo que difícilmente ocurra en un país serio y central). ¡Ah! Nunca se olvidan de pasar sus pasivos (deudas) al Estado (lo que se conoce como “estatización de las deudas privada”; o sea que de sus deudas nos hagamos cargos todos los argentinos).  Con esto queda claro que conocen al dedillo que sus fraudulentas operaciones son tan dudosas  que ni ellos mismo son confiables entre ellos.     

El “realismo, la responsabilidad y la transparencia” de la gestión “macrista” esgrimido por un Marcos Peña cada vez que habla con la prensa escondido en su cínico rostro de “niño bien”, no dejan de ser un simple y pobre recurso argumental solo para que sea reproducido por un sector de la población totalmente idiotizada que repiten cual vulgares loros barranqueros sin siquiera saber de qué están hablando ya que sus niveles de imbecilidad les impide asomarse al sentido común; pero innegablemente muy eficaz en ese sector; de allí su gravedad.     

Si hoy el Estado está desfinanciado es porque  el proceso de desfinanciamiento ya viene desde hace dos años accionando para que eso ocurra: a) Depreciación de la moneda de casi un 200%. b) Eliminación de las retenciones al agro y a la minería. c) Eliminación de impuestos a la riqueza. d) Malversación de fondos del ANSES utilizando sus recursos para beneficiar a funcionarios y amigos banqueros en la famosa bicicleta financiera. e) Producto de esto último –la bicicleta- el vaciamiento de las reservas para mantener la “cotización del dólar” vendiendo divisas a “desconocidos” compradores con la intermediación bancaria y posterior fuga de divisas y… por último f) Las fabulosas cifras en dólares que se encuentran fuera del país sin pagar impuestos y sin que se les cruce por la cabeza a los evasores hacer patria repatriándolo (valga el juego de palabras). Todo esto a pesar de que alguna desequilibrada legisladora nacional y en una de sus habituales derrames verborrágicos tribuneros les haya reclamado patriotismo a los ¿ruralista casualmente?. Todo esto demuestra que lo único que existe es una tarea de gerenciamiento con un solo objetivo: beneficiar al poder económico del que él forman parte -el presidente  con su grupo familiar y su séquito de interesados CEOS-.

¿Otro ejemplo?

Si el presidente recula frente a una advertencia sobre una de sus tantas improvisaciones –en este caso frenar “por un tiempo” la eliminación de las retenciones al agro (la codiciosa Sociedad Rural; o sea la patria del grano y la bosta vacuna)-, quiere decir que su servilismo a esa oligarquía auto considerada “patricia” es más que evidente. Una vez más esa oligarquía nunca perderá de vista que los Macri (aunque Franco se haya casado con una Blanco Villegas,  hija de una adinerada familia de Tandil, dueña de Philco con la cual tuvo cuatro hijos: Mauricio, Sandra, Mariano y Gianfranco y que sus suegros sean dueños de la estancia “La Carlota”, donde el Presidente se casó con la Awada), huelen a “tanitos mafiosos” y no a pedigrí anglo-sajón al que nuestros oligarcas prefieren cerrando los ojos; menos aún y por más  “primera dama” y bonita que sea , quieren a una “negrera de cuarta” y encima musulmana libanesa frecuentando sus círculos exclusivos.

Si luego de aprobarse hoy 30 de junio de 2018 en el Senado de la Nación  la ley contra el tarifazo, Macri la veta, no será otra cosa que una muestra más del gerenciamiento que el empresario está llevando adelante. No se trata de ningún “desfinanciamiento irresponsable” propuesto por ninguna “loca” sino de la notable perdida de ganancias que les significaría a las empresas de los amigos del presidente; son esos 110 mil millones de los que habla el otro gerenciador: Dujovne.   

La realidad es muy clara. Se trata de un simple y perverso gerenciamiento llevado adelante por un incompetente, ignorante, perverso y torpe presidente y su séquito de inescrupulosos ministros y secretarios de estado para beneficiarse y beneficiar a un minoritario pero concentrado poder económico y en perjuicio de la mayoría de la población que ve avasallados sus más elementales derechos humanos.

Pocho-1


EL 17 DE OCTUBRE Y EL ANTIPERONISMO COMO FENÓMENO CULTURAL QUE VOLVIÓ A PARTE DE NUESTRA SOCIEDAD SADOMASOQUISTA.

17 octubre 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

-¡Que suerte y que bien que hayan aumentado la luz, el gas, el teléfono, la nafta, el boleto de transporte, las prepagas y los comestibles!!! ¡Por fin se sinceró la economía(¿?)!

Pero… vos sos el más perjudicado; sos vos el que seguís pagando impuestos, ahora más y más, en y con cada uno de esos aumentos de los servicios; y los ricos no pagan un carajo!!!

Pero ellos no roban!!!

Ser “masoquista” no sería tan grave como sí lo  es el ser “sádico”; pero pretender por estupideces propias que los demás padezcan dichas estupideces (sadomasoquismo) es ya un mal signo social y muy dañino… Digo… Pienso. De ahí el título de la presente nota.

Este diálogo podría continuar indefinidamente pero todo sería estéril, inútil, simplemente por ausencia de buen sentido, por carencia de ese mínimo criterio analítico que la política necesita cuando se plantean cosas cotidianas que aplastan, apabullan, pero que hace imposible poder dirimir cuando tu interlocutor está convencido que esas son “cosas” que le pasan a los “otros”, a esos negros, vagos y choripaneros peronistas populistas. Además agregan que está bien que les pase eso a los vagos porque son esos gobiernos como el de los chorros kirchnerista los que tanto mal le hicieron a la “cultura del trabajo” en este país. Jamás te aceptarán que el Macri Presidente habla de la cultura del trabajo, algo que desconoce totalmente porque JAMÁS trabajó, porque como hijo de rico empresario siempre explotó a sus trabajadores; lo mismo que su mujer, una negrera esclavizadora de bolivianos.

Pero… Él es blanco, rubio, de ojos claros, y ella elegante y “paqueta”, condiciones que el medio pelaje argentino que habita en los centros urbanos (grandes o chicos) de todo el país, compra como algo que imposibilita que sean los delincuentes económicos, los delincuentes financieros y/o explotadores de trabajadores que es lo que son; y si lo son, lo son por derecho adquirido vaya uno a saber adónde!!! O si! En el mundo de la imbecilidad!!!

Evidentemente estamos frente a un serio y grave problema cultural.

¿Cómo se sale de esto?

Y… llevará un tiempo para nada corto; siempre y cuando algunos de los que podemos darle batalla en términos culturales quedamos vivos después del paso de este huracán neoliberal.

17-1

¿Adónde están las diferencia entre una cultura –la peronista que es Nacional y popular- y el neoliberalismo? Simplemente en los intereses que cada una de estas dos concepciones ideológicas defiende. La primera prioriza los intereses de la Patria y su pueblo y la segunda la de los intereses “privados” que no tienen patria, que son multinacionales, es decir que buscan los lugares del planeta donde los negocios sean más redituables.

¿Por qué el peronismo es tan resistido? Porque el 17 de octubre de 1945 aparece en la historia nacional como punto de inflexión entre la dignidad de la Patria y su pueblo avasallada desde Caseros -1852- hasta ese día, salvo el interregno del Irigoyenismo. Desde aquella fecha un sector del pueblo argentino recuperó el valor de la palabra Patria y comenzó a entender de qué se trataba eso de la dignidad humana. La oligarquía agro ganadera y los representantes del empresariado multinacional jamás le perdonaron a Perón y al peronismo esa afrenta a sus intereses.       

En algún momento PERÓN había fijado que “Para un peronista no podía haber nada mejor que otro peronista. A su regreso definitivo en 1973, la extendió a un “Para un argentino no debe haber nada mejor que otro argentino”. Pero siempre remarcaba que lo primero es lo primero y allí estaba la PATRIA. Argentino de corazón grande y puro era aquel INMENSO Gral. Patriota.

Hoy la Patria volvió a su condición neocolonial nacida en Caseros -1852-.

Hoy la patria es una cuestión de negocios, no un proyecto político. En todo caso ese negocio se asienta en la anti política que esgrimen los empresarios y que pretenden se imponga como valor supremo en esa cultura del CAMBIO que levanta como bandera el “PRO-CAMBIEMOS”.

Y en cierta medida y forma triunfaron!!!

Le cambiaron la cabeza a un montón de personas que hoy creen que la palabra Patria es sinónimo de economía saneada por empresarios, que esos empresarios se ven “obligados” a realizar un esfuerzo patriótico haciendo sus propios negocios en aras del libre mercado, del libre comercio y el libre enriquecimiento para que el país despegue y se inserte en el mundo; donde los trabajadores solo son un número más en contabilidades truchas. Y para ellos eso no es corrupción. Y triunfaron porque el “perejil de clase media” compró que todo eso está bien. Un fenómeno cultural a todas luces muy evidente que separa claramente las aguas de lo que se entiende por Patria y Estado.

En el caso de peronismo, existe un piso ideológico dentro de él, que si bien permite adecuaciones políticas según demanden las necesidades que los tiempos vayan exigiendo, no por eso su esencia y principios deben ser alterados. Por los menos el pueblo peronista a esto lo tiene claro.

El domingo “no se elige presidente” dice uno de los candidatos de cuna UCEDEista (Massa) pero que hoy se vende como “peronista” aprovechando de paso las consignas que usa el oficialismo PRO. Ese candidato se abraza con otro (Randazzo) que prefirió la derrota de un peronista en las últimas presidenciales por simple “caprichito” y hoy se aferra a escuditos y símbolos partidarios en un intento de construcción partidocrática que no termina de ser un simple rejunte de oportunistas que alardean con frases hechas y planteos politiqueros. Para estos dos “peronista”, por ahora la patria es lo de menos; estos son tiempos de maquillajes políticos; y cuanto más “barato” y vacíos de contenidos sean estos maquillajes, más eficaces demostraron resultar.

Ambos utilizan el término acuñado en el peronismo y que los peronistas utilizamos para reconocernos: “compañero”. Si en algún momento deciden bajarse del caballo y volver a la fuente seguramente serán bienvenidos (siempre y cuando dejen en la puerta ese cinismo que tanto daño le hizo y hace al peronismo tanto como la soberbia filo izquierdoza de no pocos kirchnerista).

El peronismo con base en su pueblo nunca fue sectario ni excluyente pero por lo general no le gusta que lo tomen de boludo.

MASSA-MACRI

Es cierto que no se elige presidente; se eligen legisladores nacionales, provinciales y municipales. Pero a comienzo de la gestión Macri “acompañaron” al Presidente incluso hasta DAVOS para respaldarlo en ese entramado y perverso regreso al mundo de los vasallos sirvientes de los poderosos imperios que en aquel momento comenzó a tejer el hoy presidente. ¿Por qué ahora harían algo diferente? Para Massa el enemigo no es Macri sino Cristina. ¿Es una conducta peronista esa? ¿Es más importante la lucha que los mayores corruptores que haya conocido la historia nacional que anidan en el PRO-1PAÍS  y que estos emprendieron contra corrupciones ajenas que la monstruosa deuda externa que día a día hipoteca el futuro nacional?   

El votante debe saber, debe recordar que algunos candidatos, llámese Massa (el narcotráfico del nordelta apareció en su gestión), Carrio, Stolbizer, siendo legisladores, votaron como “oposición constructiva que no ponía palos en la rueda” todas las leyes (pago a los fondos buitres, blanqueo de capitales, leyes anti laborales, designaciones truchas, negociaciones nefastas para los intereses del país y su pueblo) en aras de la “lucha conjunta” contra la corrupción K.

Ahora bien, si esta existió, seguramente y con todas las pruebas en las manos, independientemente que la corrupción es condenable bajo todo punto de vista por su carácter delictivo, los montos de los corruptos kirchnerista, en términos comparativos –no por eso justificables- son “vueltos” en una mesa de restaurante céntrico porteño comparado con los negociados y estafas fiscales cometidos por los Macri, Calcaterra, Caputo, Aranguren, Melconian, Peña, Cotto, Magnetto (y sigue la lista), las mineras, la Sociedad Rural y los capitostes de la UIA que durante el gobierno de la “corrupta” Cristina la levantaron con pala a fuerza de un sistemático y perseverante ejercicio de la corrupción con ellos en el papel de corruptores; ganancias que lógicamente sacaron del país “porque los impuestos eran “confiscatorios” (Melconian-Macri Dixi), y hoy gozan de total impunidad para blanquear dineros evadidos al fisco, seguir sin pagar impuesto, seguir endeudando al país por el desfinanciamiento de las arcas del Estado que el “vivo” de Macri está haciendo al condonar multimillonarias deudas fiscales a sus amigos, quitándole impuestos a los ricos, eliminando las retenciones al agro y mineras, metiendo a todos los argentinos como miserable deudores en ese futuro no muy lejano. Pero resulta que estos “candidatos” (Massa-Randazzo) recién ahora descubren que son “cosas malas del Macrismo”, pero no evitan esconderse tras el discurso oficialista –vacío de contenido, hueco- forjado con nuevas y mentirosas promesas pero que sirve para acompañar a esta gestión PRO que logró imponer conductas, gesto, actitudes “políticamente correctas”, donde la hipocresía se expande entre los votantes de clase media como una nefasta peste y sus principales voceros juegan de candidatos opositores en una puesta en escena democrática.

La farsa es el parámetro cultural que rige al medio pelaje y a gran parte de esa clase media que se irrita cuando le pones en evidencia su nivel de ignorancia y gozan con exasperarte repitiendo burdos y pueriles argumentos sacados de la posverdad inventada mediáticamente, haciendo gala con marcada soberbia de esa pobreza intelectual (no digo ni siquiera mínimos conocimientos) que hasta les impide aplicar el buen sentido para una realidad que los terminará haciendo sus víctimas.

17-2

Hoy los peronistas recordamos el 17 de Octubre. Para nosotros no es una fecha cualquiera, una fecha más. Es un hito histórico muy caro en nuestros sentimientos. Es la dignidad humana hecha política de Estado llevada adelante por el Gral. Perón.

Es claro que con aciertos y errores, Cristina Fernández de Kirchner es en este momento el mojón histórico que con su triunfo electoral puede significar una luz de esperanza en ese largo camino de lucha cultural que tenemos por delante los peronista.

El debate será largo Y NO DEBEMOS ESQUIVARLO. Deberemos esta vez enterrar el bisturí hasta la medula. Y me importa un carajo la opinión sectaria de “Cuervo rosquerito camporista” alguno.

Para conseguir su fines, el neoliberalismo no dudará en hacerlo. Esta metiendo bisturí ahí, donde sabe que está la llave maestra que consolida su futuro: la cultura y la educación. ¿Su herramienta clave? Los medios de comunicación. ¿Por qué nosotros tendríamos que dudar a la hora limpiar la patria de cipayos, mentecatos y traidores? El huevo de la serpiente anida en los medios de comunicación hoy hegemónicos. Dirijamos nuestra mira hacia ellos pa’ no errarle fiero al viscachazo. Pero también miremos a todos estos cómplices del macrismo, máxima y contundente expresión de esa nefasta conjunción de lo que fue la última dictadura militar y el menemato mentirosamente peronista y juremos por nuestra PATRIA que como peronistas la defenderemos hasta dar todo lo que tenemos; incluso nuestra vida; simplemente porque somos criollos y ARGENTINOS. Solo así ganaremos las sucesivas batallas que tendremos por delante.   Porque nuestra dignidad nunca se arrastrará como no se arrastró en la heroica Paysandú. Nuestra BANDERA ARGENTINA Y PERONISTA NOS LLEVARÁ A LA VICTORIA O SEGUIRÁ FLAMEANDO AUN SOBRE SUS RUINAS Y SOBRE NUESTROS RESTOS; PERO JAMÁS VENCIDA.  

Ah!!! VIVA LA PATRIA Y VIVA PERÓN CARAJO!!!  

Gráfica: http://revisionistasdesanmartin.blogspot.com.ar/2014/10/poemas-y-testimonios-del-17-de-octubre.html