POLÍTICA: DEL CASTAÑO CLARO A UN OSCURECIDO PANORAMA (II)

30 julio 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política, Argentina y las PASO

(Segunda y última Parte)

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

Continuando con la línea de análisis que comencé a bocetar en el articulo publicado anteriormente (ver: https://revistaelemilio.wordpress.com/2019/07/30/politica-del-castano-claro-a-un-oscurecido-panorama/ ) sobre la campaña electoral para las PASO del próximo 11 de agosto, no resulta muy complicado conseguir ejemplos que corroboren lo que aquí se sostiene.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 16.32.46

Marcos Peña y Duran Barba vienen explotando exitosamente la estupidez social previamente instalada sobre el valor superlativo de la meritocracia, algo que está acoplado al deseo de pertenencia a círculos selectivos, muy presente en todos aquellos personajes que Jauretche llamaba “tilingos; y tanto Peña como Duran Barba lo hacen con mucha habilidad. Consta de lo siguiente: Con un mensaje “esperanzadoramente futurista” el oficialismo busca que esos “tilingos” renuncien a ser “guarangos” (“medio pelo” ostentadores porque tienen y pueden) y por necesidad de pertenencia social prefieran ser esclavos miserables y obedientes. ¡Lo grave es que lo van consiguiendo!

Peligroso en términos de presente y futuro social por incubar de manera latente resentimientos que pueden degenerar en reacciones no deseable en aquellos que terminan colmados por el hastío. Diciembre del 2001 no es un antecedente para obviar.

El detalle también peligroso es la singularidad muy presente en esta campaña. “Juntos Por el Cambio” amedrenta a la población con ficticios “cucos” a través de todos los recursos a su alcance. Cuenta con medios escritos. televisivos, radiales, monopolizados y hoy oficialistas operando en sus múltiples plataformas que incluyen el control y manejo de las redes sociales a través internet y telefonía celular –Clarín y Telecom asociados-. A través de ellos accionan sin escrúpulo alguno con todo tipo de “fake news” (noticias falsa y humillantes). De este modo van logrando reflotar, y sobre todo exacerbar en gran parte de la población, ese nefasto sentimiento que apareció en la historia nacional en contra del Irigoyenismo primero y luego del Peronismo; ODIO.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 16.47.43Solo recuerdo dos antecedentes históricos de este tipo en el que se recurrió como ahora a un lenguaje incitador de odio: “Perón, el tirano ladrón” y “Viva el cáncer” que desembocó en la revolución libertadora que derrocó el gobierno democrático de Juan Domingo Perón en el siglo pasado; y Macri: “Hay que tirarlo a Kirchner por la ventana del tren; no lo aguanto más”, junto a los reclamadores de dólares en Plaza de Mayo que llevaban carteles con un “Néstor, llévate a la yegua”. Es el único paralelo comparativo que recuerdo dentro de una campaña preelectoral donde la perversión aparece como muy presente.

Nadie puede negar que el gobierno logró instalar socialmente el odio por aquel que piensa distinto; odio por quien no es “argentino”, o por el que no es “blanquito”; pero fundamentalmente CAMBIEMOS exacerba ese odio inhumano por el desclasado y el desposeído; esos a quienes el propio CAMBIEMOS les quitó sus pocas posesiones que no iban mas allá de un trabajo digno, casa, comida, salud y educación, componentes que redondeaban una vida medianamente confortable. La vicepresidenta Gabriela Michetti muy suelta de cuerpo dijo en algún momento “Lo más difícil para nosotros es atravesar el momento en el cual salís del populismo y salís de la fantasía de una mentira importante y muy grande, de haberle dicho a la gente que podía vivir de esta forma eternamente porque tenemos recursos para eso”. Los recursos siempre existieron; la cuestión siempre pasó por cómo se los distribuye.

Cuando CAMBIEMOS cuestiona y desvaloriza las propuestas y/o posturas políticas opositoras y condiciona la existencia futura del país, involucrando al ciudadano elector con un “Todos Juntos Podemos” sin decir qué es lo que se va a poder; por lo menos suena raro. Encima planteado desde una falsa dicotomía como “O Nosotros o volver al pasado”.

Todo viene acompañado con un relato descalificador de la protesta laboral y social a las que califican de “políticas” como si todas las resoluciones de la gestión CAMBIEMOS –nefastas para la mayoría de la población- no fueran de neto corte político. La instalación de la desocupación, el cierre de fabricas, la desindustrialización, el desamparo a jubilados, el desfinanciamiento de la salud y la educación, la ciencia y la cultura, el crecimiento de la pobreza y la instalación de la timba financiera nunca surgieron por generación espontanea, ni acá ni en ninguna parte del mundo; siempre fueron y son las resultantes de decisiones políticas de personajes claramente identificables con intensiones de beneficiar a unos pocos en detrimento de muchos otros.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 17.04.00Mauricio Macri no puede atemorizar con el pasado porque él no es otra cosa que la encarnadura, el regreso casualmente de ciertos pasados. Por ejemplo: encarna el regreso en los sustancial del proyecto del “80” del siglo XIX que tuvo su colofón en la I Década Infame del siglo XX (proveedor mundial de carnes y mieses); el regreso del Plan Prebisch (o retorno al coloniaje) luego del golpe del 55; el regreso de la desindustrialización y el endeudamiento externo que implementó la última dictadura. Por último y de la mano de Macri volvió el neoliberalismo menemista que como el macrismo llegó al poder engañando a la población: “ Si decía lo que iba a hacer, no me votaba nadie” (Carlos Menem). En concreto, ese pasado con el que Macri quiere asustar a la población es casualmente el pasado donde las grandes mayorías tuvieron bienestar y fueron artífices de su propio destino. Entonces el pasado al que los verdaderos argentinos le deben temer porque históricamente fue su denigración, es ese pasado que Macri y Todos Juntos por el Cambio representan; ese que en tres años y medio lograron reimplantar la dependencia externa en tiempo record.

Sembrando vientos solo se recogen TEMPESTADES. No pasemos de un castaño claro a un oscuro panorama futuro movidos solo por una simple codicia de poder y teniendo como objetivo el seguir lucrando fácilmente. Manejar un Estado no es solo cuestión de negocios. Un poco de ética y un cacho de moral nunca estarán de más en cualquier gobernante.


SILVESTRE ZITELLI, EL MAGNETTO QUE PADECE CATAMARCA.

25 septiembre 2016

San Fernándo del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Medios de comunicación y política. De nuestra redacción.

EMPRESARIO DE LA CONSTRUCCIÓN, SILVESTRE ZITELLI ES DUEÑO DEL MATUTINO DE MAYOR TIRADA HOY EN LA PROVINCIA, “EL ANCASTI” (=CLARIN) Y DE UNA EMISORA RADIAL FM. AL IGUAL QUE MAGNETTO, EL CEO DEL GRUPO MULTIMEDIOS NACIONAL CLARÍN, UTILIZA EL PERIODISMO PARA PRESIONAR SOBRE LOS DIFERENTES GOBIERNOS LOCALES SIN IMPORTAR EL COLOR POLITICO, MODO RECURRENTE QUE LE PERMITE ASEGURARSE DIFERENTES NEGOCIOS, SIN HABER DESCARTADO NUNCA SER LEGISLADOR NACIONAL Y OTROS SUEÑOS.  

silvestre-zitelli

Beneficiado por turbias licitaciones conseguidas en la era menemista, trascendió que fue ese “primer millón” (el de la “Obra del Siglo” que su empresa Noruzi nunca hizo en Catamarca) el que le permitió expandir sus negocios hasta amasar una fortuna.

La revista Noticia pinta a Zitelli de manera descarnada: “Destroza desde “El Ancasti” a quienes lo molestan. En Catamarca, el poder no vive en la Casa de Gobierno. Está en las portadas de los diarios, en los canales de televisión y en las radios. La información, creíble o no, se parece a un arma química.

_canillitas_ancasti2

Todos le temen. De ese miedo, Silvestre Zitelli levantó un imperio cuyo mascarón de proa es ‘El Ancasti’, el matutino más vendido de la provincia y más querellado del país. Amigo íntimo de los Menem, Carlos y Eduardo, ex ministro de Economía de Vicente Saadi, el preferido del actual gobernador de La Rioja, Angel Maza, y neokirchnerista por conveniencia, Zitelli teje su propio sueño desde las páginas de su diario: ser diputado nacional. Es un patrón de estancia a la italiana, verborrágico y calentón. Fuma los habanos Cohiba que compra en Cuba mientras se imagina como el editor más poderoso del NOA”.

“La Justicia lo estuvo investigando por aquella Obra del Siglo, la entrega de viviendas inservibles en el barrio Parque América y el negocio de distribución de agua en Pilar, provincia de Buenos Aires.” Cuenta DataRioja.com

COLUMNA EDITORIAL DE “ELESQUIÚ.COM” DE HOY

DOMINGO 25 DE SEPTIMBRE DEL 2016.

silvestre-zitelli-1

Hoy por hoy está llevando adelante una operación de desgaste contra el gobierno peronista de Lucía Corpacci, pero por lo que se ve asienta su ataque en el “negocio minero” del cual no quiere quedar afuera, aliándose con lo peor del PRO en términos de “aprendices de funcionarios” -todos ellos muy ignorantes en lo que atañe a la función pública-  que la gestión Macri trajo a su gobierno nacional.

El matutino EL ESQUIÚ.COM, único medio que defiende el genuino interés de la Provincia y los catamarqueños con total objetividad y lejos de cualquier parcialidad política, continua desnudando las “maniobras” de Zitelli como lo viene haciendo desde que salió a la calle para dar la batalla por la honradez periodística. 

La frenética y alocada campaña antiminería, claramente orientada a hacerle saber al director de Ymad, Ángel Mercado, “cuán poderoso es Silvestre Zitelli”, enrumbó esta semana por caminos impensados. El diario del poderoso empresario se prendió de una no menos alocada denuncia del interventor de Fabricaciones Militares, Héctor Lostri, para considerarla “lapidaria” en términos de corrupción, aunque no explica los pormenores ni los alcances de los supuestos delitos que podrían llegar a la Justicia. Se hace hincapié en que el contrato entre Fabricaciones Militares y Camyen (Catamarca Minera y Energética) que, por decisión del exministro de Defensa -Agustín Rossi-, se firmó en septiembre de 2015, le deja un canon exiguo al organismo nacional en relación con el potencial del yacimiento de Minas Capillitas, estimado por Lostri en 1.500 millones de dólares. También alude a la sospecha que, con ventas en negro de rodocrosita, se podría bajar la facturación para achicar el canon que se considera miserable. “Lo que nosotros sentimos es que hay mucha más piedra en el mercado de lo que a nosotros nos dicen que se extrae y se vende”, indica este funcionario que, para El Ancasti cuenta, con la verdad revelada y todo lo sabe, aunque nunca haya aparecido por Catamarca o por la mina, de la que sí puede calcular su valor desde un despacho porteño. Lamentable el análisis y lamentable el aprovechamiento que se intenta hacer con una denuncia que, a poco de investigarla, se cae a pedazos.

El circuito obligado El Ancasti-UCR, como era de esperar, funcionó inmediatamente. Lobo Vergara, el presidente de la UCR que todavía no puede explicar el affaire Rawson (utilizó a una testaferro para alquiler un inmueble derruido a la municipalidad de Recreo), dijo que va a llevar las denuncias hasta Comodoro Py, con lo que claramente busca nacionalizar el conflicto. Está en su derecho de hacerlo y respaldar su expresión “la magnitud de la denuncia formulada viene a corroborar una serie de sospechas que tenemos sobre el funcionamiento de la empresa de minería de Catamarca”. “Los términos del contrato entre FM y Camyen son alarmantes y demuestran la ruta de la minería K, donde el exgobierno nacional y el provincial orquestaron la fórmula de latrocinio provincial. Una vergüenza nacional”. Vamos a esperar los resultados de la gestión de este paladín de la transparencia pública para seguir con este relato todavía sin pruebas y alejado de la lógica, aunque sea fogoneado con mentiras de todos los calibres. Nos animamos a esta expresión porque estudiamos y conocemos el tema y sabemos toda la historia de la rodocrosita la que, precisamente, no deja bien parada a la gestión de Brizuela del Moral.

En cuanto a Héctor Lostri, el denunciante en nombre de Fabricaciones Militares, sus antecedentes no lo ayudan. Aparte de no conocer nada de minería -decir que Capillitas es una reserva de 1.500 millones de dólares es ignorancia supina-, se destaca por haber participado durante años en negociaciones bastante poco claras y haber despedido, recientemente, al equipo de comunicación del kirchnerismo para reemplazarlo por compañías amigas, como la de Nacho Viale -nieto de Mirtha Legrand-, con la cual celebró un contrato por 1.700.000 pesos para realizar tareas de imagen empresarial y comunicación. ¿Harán falta este tipo de contrataciones en un organismo de esta naturaleza? ¿Para pagarlas necesitarán que Catamarca les suba el canon por la rodocrosita? Preguntas que bien podrían responder los exégetas de Lostri en la provincia. Además, este arquitecto acaba de nombrar como jefe de gabinete a su propio hermano y como asesor de comercialización a un primo de apellido Latorre. Como para decir que no se priva de nada el hombre que reclama austeridad a una empresa de provincia pobre que, cuando no pide ayuda de la Tesorería, apenas recauda para el funcionamiento elemental.”


Cara a Cara: “La memoria popular es el cofre más sagrado que existe”

30 marzo 2015

Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO

Reportaje a nuestro director realizado por el matutino EL ESQUIÚ.COM

Fuente: http://www.elesquiu.com/noticias/2015/03/29/204945-cara-a-cara-la-memoria-popular-es-el-cofre-mas-sagrado-que-existe 

Foto de Victor Martinez 2

Por “Kelo” Molas

Su película “El jardín de Juan Ctkhealiemín” es en gran medida su carta de presentación: prohibido silenciar la verdadera historia. Hace 45 años dejó su Catamarca natal y se radicó en Buenos Aires, donde desde muy joven comenzó a subir, de a uno, los peldaños de la vida: peronista, docente, periodista, cineasta. Dice el “Taki Ongoy” en su prólogo que “quienes suponen que la historia puede ser contada desde un sólo punto de vista, se equivocan”, y este catamarqueño aceptó sin dudar el reto de sacar a la luz lo que otros se empeñaron en ocultar. Tiene una especial valoración de las comunidades gozosas de provincianía de nuestro interior y en cada expresión suya parece parafrasear aquellos versos de “Los pueblos de gesto antiguo”, del enorme poeta Hamlet Lima Quintana. Descalifica sin dudar a Sarmiento y a la oligarquía nacional. Y habla con manifiesta gratitud de la “Fray”, que lo formó en sus primeros pasos.

En el Cara a cara de este domingo, se hace escuchar Víctor Leopoldo Martínez, el “Tico” de la memoria intacta.

-¿Qué representa para vos un 24 de marzo?

-Fundamentalmente, es memoria. Porque en este país se ha tratado, a lo largo de la historia, de tapar algunas cosas que afectaban a determinados intereses. Desde el nacimiento mismo de la Patria hubo dos claras posiciones que se vinieron repitiendo: hay un  sector social con mucho poder –particularmente económico- que lo único que entiende como valor Patria son sus bienes materiales, nada más; y hay un sector mayoritario de argentinos en el cual el concepto de Patria es muy grande, amplio donde entran a jugar también los sentimientos. Lo que intentó esa minúscula parte, que comúnmente se conoce como oligárquica, fue ocultar esa historia, de manera especial a través de la educación, cambiando el eje de la cuestión, ubicándolo en otro lugar, sitio donde ya otras historias vendían mentiras sobre nuestra realidad. Por eso el 24 de marzo es un punto de inflexión en nuestro historial y lo concreto es que acá hubo una parte de la sociedad que utilizó a las fuerzas armadas para sus fines y en el marco de esa metodología se implementó el terror; eso es lo que no se puede volver a repetir: pretender esconder la historia, incluso desde épocas anteriores a (Carlos) Menem quien como responsable de los Indulto fue otro que intentó tapar la verdadera historia. Por eso también es que recién ahora aparece y  se habla de un  (Juan) Chelemín, resistidor de opresiones en épocas de la conquista y colonización; alguien que visceralmente  forma parte de nuestra historia, la Historia de Catamarca.

-Cuando aludes a ese “sector social con mucho poder económico”, ¿el mismo sigue, como se dice, vivito y coleando?

-Totalmente. El otro día tuve una discusión, y digo discusión en términos de intercambiar ideas, respecto del tema qué se entiende por derecha con un compañero de la izquierda nacional. Ese compañero dice que la derecha tiene ideología y, por ejemplo, (Alejandro) Dolina sostiene que no y yo estoy de acuerdo con Dolina por una cuestión muy sencilla: si hay un sector en esta sociedad que es burro, ese es el oligarca; imposible hablar con ellos, no conocen nada, hay una marcada ignorancia en ese compartimiento, y ojo, estoy hablando de gente que ha sido alfabetizada en los tres niveles, no me estoy refiriendo a personas que no han tenido acceso a la educación. En general, la derecha, la oligarquía nuestra, es bastante ignorante; es lamentable, pero real. Es más: se jactan de esa ignorancia, creen que lo que tienen les alcanza y sobra para imponer el “soy más que ustedes”.

-A esa “marcada ignorancia” hay que responderle con una buena educación. ¿La tenemos en el país?

-Hablo a título personal: yo acompaño mucho a este proyecto político nacional con el cual, en líneas generales, estoy totalmente de acuerdo. Soy peronista y creo que lo que más se acercó al peronismo del ‘43 y del ‘55 es esta gestión. Lo que no comparto de este gobierno es que no se haya animado a meter mano en la Educación, me refiero a meter mano a fondo en los contenidos, porque ahí está la clave: con los contenidos se coloniza o se libera, no hay términos medios. Y tenemos que pensar en educar en término americano. Estamos en una etapa que ya el general (Juan Domingo) Perón llamaba continentalismo. Pero volviendo a la educación, vale tener en cuenta que esa oligarquía de la que hablaba se apropió de todo, lo que ellos llaman “academicismo”: han inventado academias de historias, de educación ¡y hasta de moral! ¿Y cuál es la moral que ellos defienden? La occidental y cristiana, por supuesto, a cualquier precio, no importa el costo. Y ahí aparece un 24 de marzo. Insisto: si hoy en día en la currícula de la educación no aparecen Chelemín, los 30 catamarqueños desaparecidos, la verdadera historia de Catamarca más allá de la zamba y el verdadero (Felipe) Varela, algo anda mal. Porque si hubo algo que valía la pena en este país ese era el gaucho, y (Domingo Faustino) Sarmiento se empeñó en hacerlo desaparecer; el gaucho era el caudillo, el único que defendía los intereses de las clases sumergidas, y eso no está ahora en los contenidos de la educación. Hay que empezar a inculcar, desde la niñez el concepto de Patria, recuperar los conceptos que nos hablan de esa Patria Grande.

-En la conciencia de los argentinos existe hoy, cuando se refiere al 24 de marzo, un cambio: lo que en un principio se decía únicamente “golpe militar”, ahora quedó marcado como “golpe cívico-militar”.

-Coincido plenamente. Creo que mucho más fuerte es lo que tenés enfrente y ahí están los intereses monopólicos, en términos comunicacionales, los que sostienen lo contrario; es decir: Clarín es tan responsable del golpe –y lo digo en todos los términos-, lo mismo que La Nación, son responsables de lo que pasó. Esa es la gente que estuvo en la cena de (Mauricio) Macri; a esto hay que entenderlo también, son los mismos que defienden los intereses de los que se colgaron de las fuerzas armadas para que éstas hicieran el trabajo sucio.

-El texto Nº 4 de la magnífica obra “Taki Ongoy”, de Víctor Heredia, refiriéndose al gran alzamiento diaguita de 1630, dice: “No fue la nuestra una lucha de bárbaros contra seres civilizados, no lo fue. Luchábamos por la libertad y don Juan Chelemín, el bravo cacique, fue nuestro líder y guía”. ¿Cuál es el punto en común entre aquel líder indígena y una víctima del terrorismo de Estado como fue Nelly Yolanda Borda, parte de la trama de tu película?

-El eje central de la película “El jardín de Juan Ctkhealiemín”, que se estrenó el 24 de marzo de 2014 en el Cine Teatro Catamarca, es que la historia se repitió en ambos casos. Es  difícil probar el tema de la entrega, pero lo que se conoce a nivel de voz popular es que hubo entrega en los dos casos. En el caso puntual de Chelemín, fue el indio Utis Amaya el que lo entregó y en el suceso de Nelly Yolanda Borda ocurrió lo mismo. Se conoce perfectamente que semanas previas a su desaparición hubo gente que estudió bien la zona de Belén, ya había sido marcada. En Londres (Belén) se estacionaron 3 camiones con militares que mintieron que iban en busca de traficantes de drogas cuando en realidad el operativo era para secuestrar a Yolanda. Fue una crueldad y una animalada, era una simple militante política que realizaba un fuerte trabajo social; tenía todo el derecho del mundo a compartir un ideario con otros compañeros, lo que por supuesto no justifica para nada que haya sido secuestrada un 27 de enero de 1977, y nunca más se supo de ella.

-Sobre tu película hubo una infeliz frase de la diputada Buenader, cuando dijo que habría que preocuparse más por los derechos humanos de los vivos. ¿Te merece alguna opinión?

-No hay ningún justificativo; si lo hubiese pensado dos veces, seguro que no lo dice… el tema es que hay que pensar. Debería preguntarse mejor qué hice yo cuando se estaban llevando a catamarqueños en aquella época. Habría que preguntarle qué hizo. Lo de esta señora fue una utilización política de baja estofa. De más está decir respecto de los derechos humanos que todavía hay muchas cuestiones por solucionar.

-En este 24 de marzo se notó la ausencia en los diarios locales de pronunciamientos sobre la fecha por parte de varios partidos políticos, entre ellos la UCR. ¿Qué significado tiene para vos?

-Se trata de un indicativo claro de ese compromiso que tuvo ese partido con sus hombres trabajando para aquel proyecto, básicamente aquí en Catamarca. A nivel nacional hay muchas cosas que se pueden objetar, pero al menos hay un compromiso mínimo por parte de los partidos políticos, excepto –y en esto quiero poner mucho énfasis- una fracción política raramente cipaya por tradición, el Partido Comunista, que estuvo muy comprometido en el ‘43 con la Unión Democrática y ofreció sus militantes en el ‘55 para perseguir y cazar peronistas y, además, son los que levantaron en el ‘76 la consigna de que (Jorge Rafael) Videla era democrático. Lo más triste de la UCR es que rompió, con el acuerdo con (Mauricio) Macri, una línea histórica que tuvo su eje en el pensamiento de Hipólito Yrigoyen.

Foto de Victor Martinez 3

-¿Qué tiempo te llevó hacer la película “El jardín de Juan Ctkheakiemín”?

-Empecé a trabajar en la investigación en el 2011 y la terminé en febrero del 2014. Tengo que agradecer de manera especial a Belén, siempre digo que la película es de Belén, es de Catamarca, yo apenas fui un instrumento, nada más. El gobierno provincial se portó muy bien conmigo, y fue un orgullo que la gobernadora Lucía Corpacci estuviera presente el día del estreno, que la secretaría de Cultura la haya auspiciado y que la declararan de interés cultural los concejos deliberantes de Belén y de Santa María.

-Resulta saludable hablar sobre los derechos humanos con la más absoluta libertad, pero si como dicen el peligro siempre está al acecho, ¿no crees que está faltando mayor educación sobre el tema para conocimiento de las nuevas generaciones?

-Un tema clave, sin lugar a dudas. En términos curriculares, es una gran falencia que tiene el sistema educativo por aquello de que no se puede querer lo que no se conoce y creo que en nuestro país hace falta, esencialmente, como decía un gran antropólogo como Guillermo Magrassi, mirarnos un poco más hacia adentro. Esto es lo que tiene que enseñar la escuela: mirarnos entre nosotros y valorar lo que tenemos. Todas esas cosas, que enaltecen a la condición humana, el sentirse americano, no se conocen en profundidad. Erróneamente, se prioriza el tenés que ser y para poder ser tenés que tener y se deja lado lo prioritario que es el estar, el sentarse una tarde, tomar unos mates y ver el atardecer; esto, que constituye un lujo en la vida, no lo tiene cualquiera.

-¿Quién está en deuda con los 30 desaparecidos en Catamarca?

-Creo que existe una realidad indiscutible y que en algún momento se debe replantear el tema como sociedad, y pensar seriamente en esta vida democrática, a la hora de emitir un voto por ejemplo, quiénes son los confiables. Aquí hay responsabilidades concretas y si bien no se puede hablar de complicidades de carácter exprofeso, cuando se acompañan estos procesos con el silencio se termina siendo cómplice. Hay que asumir esa verdad que se vivió en la provincia y que se ocultó por mucho tiempo, alguna vez alguien tiene que decir y hacer algo. En la película, bien lo dice el Dr. Guillermo Díaz Martínez: ¡Cómo puede ser que en el juicio a los represores en Catamarca, a ningún docente de la carrera de Derecho se le haya ocurrido llevar a los alumnos! Y la Universidad Nacional de Catamarca es una casa de altos estudios que tiene que responder al pueblo catamarqueño y no a un determinado sector político.

-La escuela no debería ser cómplice del silencio, de algo así como “de esto no se habla”.

-¡Por supuesto! Pero hay algo muy contradictorio: en la escuela, a lo largo de los ciclos primario y secundario, se habla bien de un criminal, concretamente Sarmiento.

-¿Domingo Faustino?

-Claro, un tipo que decía abiertamente “no hay que ahorrar sangre de gauchos, porque no vale nada”, y encima tiene un himno. Y yo no estoy en contra de Sarmiento porque sí nomás, simplemente digo que hay que mostrar la realidad. El mismo (Arturo) Jauretche dice que todo lo que crearon en torno a la figura de Sarmiento son mentiras. Entonces, si esa historia se inculca a fuerza de insistencia, me pregunto por qué nosotros no podemos empezar a insistir en el otro objeto, que significa comenzar a revisar toda la historia. Con esto no queremos ser los dueños de la verdad, pero discutamos los distintos puntos de vista esgrimiendo argumentos sólidos; no se puede estar todo el tiempo sosteniendo la idea de que hay puntos que es mejor ocultarlos, porque a la larga o a la corta eso salta a la vista. La memoria popular es el cofre más sagrado que existe, no olvidemos.

-El país se debate en un clima exasperado de todos contra todos. ¿Es que no hay un punto en común y, peor, la sensación de que nada nos une?

-Yo creo que hay puntos en común y es que debemos entender cabalmente qué es lo que se entiende por Patria, por nación, por pueblo; hay distintas concepciones y desde ya todas respetables, pero debemos tener en claro cuál pensamiento priorizamos en función del bien común, y aquí es donde saltan las diferencias.

-¿Por qué peronista?

-Tengo dos referentes en mi vida para haber entendido lo que es el peronismo: mi abuela, la mamá de (Manuel) Isauro Molina, doña Aurora Molina, y por supuesto Isauro, por quien tengo una gran admiración, porque dedicó su vida íntegramente a defender los ideales peronistas. Lo que le pasó a manos de los militares fue muy triste, y si yo soy peronista en gran medida se lo debo a él.

-¿Por qué crees que el silencio le fue ganando a la memoria en Catamarca en los últimos años?

-Porque hay un trabajo sistémico muy fuerte en el cual mucho tienen que ver los medios de comunicación. La educación formal compite con la educación informal, la cual dan los medios, con una clara desventaja, porque un chico puede estar 4 ó 5 horas por día con un docente, mientras el televisor, por ejemplo, lo bombardea durante 12 horas diarias; en esto hay que trabajar, y bastante. También están las campañas publicitarias, que muestran cómo se puede lograr todo con la ley del menor esfuerzo, y en esto se ha trabajado –vaya casualidad- desde el 24 de marzo de 1976 en adelante y se ahondó en el orden nacional en la era menemista, que fue algo así como la frutilla del postre.

-¿Qué recuerdos tenés de la “Fray Mamerto Esquiú”, tu escuela?

-A la “Fray” le debo todo, escuela a la que fui desde el jardín de infantes. Recuerdo que en esa institución, junto a los chicos más humildes del secundario, armamos un grupo estudiantil al que le puse el nombre de “ENUT” (Estudiantes Normalistas Unidos Triunfaremos), ya venía encarando para el lado de “unidos triunfaremos”, como dice la Marcha Peronista.

-Hoy, en la vida cotidiana, ¿qué te hace expresar “que lo parió” y qué te hace decir “esto me gusta”?

-Detesto la hipocresía, no la entiendo, y hasta admito que soy intolerante con ese tema, ahí cabe el “que lo parió”; por el contrario, me despierta mucha admiración la dignidad del pueblo humilde, ese que te da todo sin pedir nada a cambio. Uno lo puede comprobar cuando va al interior, donde alguien te ofrece su catre para dormir y ese alguien duerme en el suelo, y tiene esos gestos sin ningún tipo de especulación. Se perdió eso de “voy a hacer una gauchada” sin pensar en una recompensa, y esto es lo que me gusta.

-¿Cuánto vale tener ideales?

-¡Sin lugar a dudas: mucho! Es la savia que alimenta y le da sentido a la vida; vivir sin ideales es muy triste, tan triste como vivir sin dignidad. Es linda esta cosa de valorar el esfuerzo, de obtener logros mediante el sacrificio


El Escuadrón Perdido… y desaparecido

6 febrero 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC,  de nuestra redacción

LECTURAS DE VERANO

Foto de V.L.M.Por Victor Leopoldo Martinez

Tal como lo hicimos el 17 de enero pasado, continuamos presentando fragmentos del trabajo escrito por el Capitan (R) José Luis D’Andrea Mohr, y que el tituló “El Escuadrón Perdido… y desaparecido”. En esta ocasión entregaremos el prólogo de la obra  firmando por Jaime Steimberg 
y Wenceslao Alberto Garcia, y la presentación de la misma escrita por el Capitán de Caballería Federico Eduardo Mittelbach. Lea este anticipo que luego viene lo mejor.

Prólogo
  
 

¡Vaya tarea la que nos encomendara el amigo José Luis! No es fácil prologar su enjundioso trabajo sobre El escuadrón perdido.

A nuestro entender, tiene dos partes, las dos importantes. En una de ellas desmenuza el terrorismo de Estado en sus aspectos de planificación y ejecución, sustentados en la ideología fascista y asesina, y en la otra aporta una detallada investigación sobre las ciento veintiocho “deserciones”.

Qué tremenda falacia, qué gran mentira decir que fueron “desertores’ aquellos que fueran asesinados o arrojados vivos al mar por quienes juraron defender a la Patria. Por quienes demostraron ineptitud en Malvinas y llevaron a la muerte a soldados conscriptos que confiaban en la profesionalidad de sus jefes, y en algunos casos se rindieron al enemigo sin luchar. Por quienes subvirtieron las leyes y el Derecho al no iniciar juicio con debida defensa a aquellos que tildaron de “subversivos”.

La “deserción” fue inventada por quienes aplicaron el más salvaje y siniestro terrorismo de Estado e ignoraron el honor militar.

¿Cómo explicar que, en las planillas de haberes del Colegio Militar de la Nación, Luis Pablo y Luis Daniel aparezcan percibiendo esos “haberes” en los dos meses posteriores a sus “deserciones”? Esto confirma la falacia a que nos referíamos.

Lo que afirmamos en pocas líneas, no por ello menos terribles, está clara y detalladamente probado y demostrado por D’Andrea Mohr. Este libro servirá a todos los que luchamos por la verdad y la justicia y ayudará, seguramente, a lograr el juicio y castigo de los culpables.

Gracias, José Luis, por esta ayuda solidaria.

Como decía el poeta:

No hay deuda que no se pague
ni plazo que no se cumpla

Con nuestro agradecimiento sincero y no recitativo:

A Don Carlos Oliveri, Juez justiciero (que no es redundancia), paradigma de investigador probo y lúcido, junto a todos los integrantes de su Juzgado que procesó y encarceló al secuestrador y asesino Reynaldo Benito Bignone. Agradecimiento que pudimos manifestarle personalmente en vida y que ahora, tras su fallecimiento, reiteramos constantemente al recordarlo.

A los familiares de desaparecidos.

A todos los organismos de Derechos Humanos.

A todos aquellos que desde la tarea cotidiana fueron y son solidarios en nuestra lucha por el “nunca más” y la búsqueda de la verdad.

Con nuestra emoción y nuestro recuerdo:

A los 30.000 desaparecidos.

Y nuestro homenaje y el amor de siempre a nuestros hijos Luis Pablo y Luis Daniel, soldados conscriptos del Colegio Militar de la Nación, desaparecidos, torturados y arrojados vivos al mar, y no desertores, que con su martirio apuntalan nuestra lucha de siempre.



JAIME STEIMBERG  
y WENCESLAO ALBERTO GARCÍA 

Presentación
El espantoso asesinato del soldadito Omar Carrasco tuvo una inmediata cuanto disparatada respuesta del Poder Ejecutivo: eliminó de un plumazo el Servicio Militar Obligatorio (SOM). Tan burda maniobra política – a todas luces meramente efectista cuanto exenta de intención jurídica alguna – pudo tener, para cualquier desprevenido ciudadano, alguna de estas despistadas interpretaciones:

Que, en realidad, la culpa del vil asesinato la tenía el SMO: si no hubiese existido, Carrasco habría conservado su vida (lo cual no deja de ser cierto o, por lo menos, bastante probable, aunque mantiene su condición de falacia).
Que los propios asesinos eran, a su vez, víctimas de ese mismo SMO, que virtualmente los compelía a delinquir hasta tales extremos (lo cual tampoco deja de ser parcialmente cierto, de manera indirecta, aunque sigue siendo una falacia).
Que el Servicio Militar Voluntario (SW) elimina ipso facto toda posibilidad de que ocurran tamañas aberraciones. Es decir, se daría por descontado que en el SMO no sólo pueden morir soldaditos asesinados sino – esto es lo terrible – que es inevitable que los homicidas sean sus mismos superiores.
Que los voluntarios, por tal condición, resultan inmunes a esos peligros, toda vez que su voluntad no llega al extremo de aceptar graciosamente que los torturen hasta matarlos. Ni más ni menos.
Así, quienes como yo veníamos abogando desde hace mucho tiempo por la abolición del SMO (y sufrimos, no sin rigor, las consecuencias de haberlo hecho público más de una vez) nos vimos obligados a disentir con aquella decisión “a secas”. La causa alegada resultaba a todas luces mentirosa, porque se fundamentaba en el desfachatado argumento según el cual el SMO – es decir, una figura abstracta- provocaba per se asesinatos de miliquitos, cuando no era lisa y llanamente su autor. Esa argumentación era expuesta como al pasar, con absoluta hipocresía.
Lo que sí cabía decir, aunque sin “incrustar” la burda digresión del SMO, era que la causa de semejantes atrocidades tenía origen en la formación de los cuadros de oficiales y suboficiales. Una formación que – desde que tengo memoria – conlleva ínsito el perverso ingrediente de la crueldad, en la cual la tortura física y psíquica ha sido cotidiana y sin medida y cuyo único extremo conocido es la muerte lisa y llana del atormentado. Una crueldad, en fin, que reconoce su pico más alto de degradación en los “años de plomo” del Proceso y que, en no pocos de sus autores, se conserva con estremecedora soberbia. El caso del “valiente” ex capitán Astiz da crédito a mis dichos.
También yo, en mis lejanos años de cadete (1947-1950), he sido torturado en mayor o menor grado, según fuera el índice de ferocidad del oficial torturador. Y mientras fui instructor de cadetes en el Colegio Militar (1956-1959) pude comprobar que nada había cambiado. Peor aún: mis propios pares, ya oficiales (antiguos torturados), asumían minuciosamente – y hasta jubilosamente – el papel de torturadores, en una suerte de cumplimiento de un pacto tácito entre generaciones. Me precio de no haber asumido jamás ese papel ni cumplido ese pacto. Mis cadetes de entonces son testigos.

El “generaludo” que defendía el servicio militar obligatorio

Allá por

1985, un ex camarada de mi promoción y arma me denunció – mediante una carta “mamarracho”- ante el Jefe del Estado Mayor General del Ejército, Héctor Ríos Ereñú. Decía considerarse agraviado porque, en una encuesta televisiva, yo había manifestado mi oposición al SMO. Mi posición se basaba en la inutilidad de mantenerlo porque ya habían desaparecido las razones objetivas que le dieran origen a comienzos del presente siglo.

El generaloide en cuestión era Mario Oscar Davico. Cuando Carlos Menem abolió el SMO, Davico, a pesar de su furia de entonces, se cuidó muy bien de endilgarle al Presidente los – para él- agraviantes calificativos de “marxista”, “destructor de la institución” y otras imbecilidades por el estilo. Este auténtico Bayardo argentino se distingue por su condición de experto en la especialidad, desopilantemente llamada “inteligencia”; una especialidad en la que descollara como muy comedido adiestrador de “contras” nicaragüenses. Cuando regenteaba los Estados Unidos el recio Ronald Reagan, Davico recibía la paga de tan singular conchabo en dólares estadounidenses salidos del Tesoro del Tío Sam. Hasta donde se sabe, el “agravio” de nuestro Bayardo no fue suficiente para que dejara de asistir – como medida de protesta -, mensualmente y con puntualidad, a la Sociedad Militar Seguro de Vida para percibir sus haberes tan honradamente habidos.

Ese generalzuelo de pacotilla y los mandos que tramitaron su alcahueta denuncia fueron incapaces, por inepcia y cobardía, de contestar mis dichos ante ella, los cuales hago públicos por primera vez en estas páginas [véase Apéndice “¿Un insulto al Ejército Argentino?”].

Este comentario viene a cuento a propósito del espeluznante escuadrón perdido, porque, por el mismo camino de la perversa formación recibida y de su ciega internalización, podemos llegar a explicamos – aunque jamás a aceptar- las aberrantes actitudes de todos aquellos que participaron (en todas las jerarquías y responsabilidades) en esta espantosa cacería humana y exterminio de más de un centenar de soldaditos. A ellos se les había tomado juramento de servir a la bandera de la Patria. Sus victimarios, a su vez, juraron también – qué duda cabe – por la misma Patria y por Dios su absoluta ignorancia del destino de aquellos desdichados. Más aún, urdieron historias tan cínicas como ridículas, cuya sola exposición constituía un burdo agravio para quienes las recibían.

Que a ninguno de los integrantes de esta runfla despreciable, cobarde y asesina que se cita en este libro se le ocurra alegar que todos y cada uno de los casos que aquí se presentan ocurrieron porque existía el SMO. Lo que es innegable es que ocurrieron porque eran ellos quienes existían, con su formación criminal, soberbia y decididamente vesánica.

Aquí están. Estos son. Tanto hubiera dado que estos muchachitos brutalmente inmolados hubieran estado cumpliendo con el SMO o no. En este último caso, los habrían buscado en sus hogares, en la fábrica, en la universidad o dondequiera que hubiesen podido estar.

Aquí están. Estos son. Los ha marcado a fuego este ímprobo cuanto necesario, terrible pero esclarecedor trabajo de José Luis D’Andrea Mohr. Y más vale que no le ha temblado el pulso para realizarlo, como tampoco a mí para ponerlo de relieve, a pesar de las persecuciones y amenazas que ambos venimos arrastrando desde hace mucho tiempo. Y a pesar también de que no pocos de los aquí estigmatizados fueron – alguna vez, al menos- nuestros camaradas de armas. Hace largo tiempo que dejaron de serlo, y nos congratulamos por eso: no queremos, como postulaba “don Pepe” San Martín, que se nos pueda confundir “con los malvados y perversos”. Amén.



FEDERICO EDUARDO MITTELBACH


Capitán de Caballería (R)


¿Quien es Maximiliano Rusconi, abogado de Lagomarsino?

31 enero 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, de nuestra redacción

Lagomarcino y Rusconi

Dice La Nación en su versión del Jueves 29 de enero de 2015 | Publicado en edición impresa:

“Rusconi, un hábil defensor con larga experiencia de fiscal

La habilidad y rapidez de reacción del abogado penalista Maximiliano Rusconi quedaron de manifiesto ayer en la conferencia de prensa que brindó junto con su nuevo cliente, Diego Lagomarsino , en la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman.

Rusconi sabía que el joven experto en informática y amigo de Nisman causaría una buena impresión, y que la necesitaba, porque el Gobierno y la Presidenta no cesaban de avivar las sospechas sobre Lagomarsino. El abogado de 49 años acertó y redobló la apuesta anticipando que pedirá que la Presidenta declare en la causa.

La ejecutividad es una característica de Rusconi, de larga trayectoria en la Procuración General de la Nación, donde en algún momento, durante el menemismo, su nombre sonó como posible titular del organismo…

 Como abogado, su cliente más famoso fue el ex presidente Carlos Menem, al que defendió en el juicio oral por el contrabando de armas del Ejército a Croacia y Ecuador. En aquel juicio, ante testigos de peligro para su cliente, solía formular las preguntas de una manera intrincada que podía llegar a confundir al testigo, recurso que alguna vez sacó de las casillas al entonces fiscal Mariano Borinsky, actual integrante de la Cámara de Casación.

En aquel extenso juicio, Rusconi obtuvo un primer éxito, pues el Tribunal Oral en lo Penal Económico N° 3 concluyó que no hubo contrabando, por lo cual Menem y los demás imputados fueron absueltos. Pero luego la Cámara de Casación determinó que hubo contrabando y ordenó al tribunal oral que fijara las penas. Menem fue condenado a siete años de prisión, pena que se encuentra apelada ante la Corte Suprema.”

Guillermo Díaz Martinez

Dice de Rusconi el Dr. Guillermo Díaz Martínez abogado querellante en la segunda parte del juicio que se inicia el 18 de febrero en la Pcia. de Catamarca, por la desaparición de Nelly Yolanda Borda, una de las víctimas que aparece en la Película “El Jardín de Juan Ctkhaeliemin” del director de nuestra publicación:

Gral (R) Raúl Horacio Gallardo

¿Saben también a quién defiende el Dr. Maximiliano Rusconi?

Bueno, les cuento: a través de la Dra. Mariana Barbitta llevan adelante la defensa del “represor” Gral (R) Raúl Horacio Gallardo quien se encuentra acusado por el Ministerio Público Fiscal y las querellas de haber participado en la desaparición forzada de los catamarqueños Francisco Ponce, Griselda Ponce, Julito Burgos Ponce y Yolanda Borda, ocurridas en Catamarca durante la dictadura cívico-militar del 1976/83.
Va una foto del represor caminando en Catamarca y un recorte de una nota imperdible de ÁMBITO FINANCIERO del 15/03/2007 con motivo del llamado a indagatoria ordenando por el Juez Federal de Catamarca y que refleja quién es el pupilo del Dr. Rusconi.

Ambito Financiero


¿Quién era el fiscal Alberto Nisman?

19 enero 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, Telesur

Natalio Alberto Nisman fue encontrado muerto la madrugada de este lunes en su departamento. Era el fiscal de la investigación del atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que en 1994 fue objeto de un atentado que se cobró la vida de 85 personas.

nisman.jpg

Natalio Alberto Nisman fue encontrado muerto la madrugada de este lunes en su departamento. Era el fiscal de la investigación del atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que en 1994 fue objeto de un atentado que se cobró la vida de 85 personas.

Natalio Alberto Nisman saltó a la fama internacional cuando en 2010 WikiLeaks publicara una serie de cables de la embajada de Estados Unidos (EE.UU.) en Argentina en los que se comprobaba cómo la investigación que él llevaba sobre el atentado a la AMIA, que en 1994 se cobró 85 víctimas fatales, era dirigida desde Washington.

En lo cables filtrados por la web dirigida por Julian Assange, hay informes de las visitas de Nisman a la embajada y a Estados Unidos (EE.UU.) donde se discutían los detalles de la causa, enviaba documentos legales antes de ser presentados a la Justicia argentina e incluso pedía disculpas por no avisar de procedimientos inherentes a su cargo.

De profesión abogado, Nisman adquirió experiencia como fiscal en los tribunales de Morón, en la provincia de Buenos Aires. Estuvo casado con la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, a quien frecuentemente se le ha relacionado con la SI.

Nisman y EE.UU.

En el marco de la investigación por la causa AMIA, en 2008, Nisman ordenó la detención del expresidente Carlos Menem y del exjuez Juan José Galeano. Este hecho, según los documentos filtrados de WikiLeks, habría generado el disgusto del estadounidense Buró Federal de Investigaciones (FBI).

En mayo de 2008 el entonces embajador estadounidense Earl Anthony Wayne, se quejó en un cable emitido al filo de la medianoche por el pedido de detención de Carlos Menem y los demás funcionarios por desviar la investigación.

En otro cable, escrito el 27 de mayo de 2008, la embajada de EE.UU. en Argentina reseña que Nisman llamó al embajador estadounidense para disculparse luego de que el pedido de arresto del expresidente Carlos Menem coincidiera con la visita al país del vicedirector del FBI.

Nisman dijo “no sabía a quién más informar”. En el mismo cable, la embajada de Estados Unidos advierte que el FBI ha alentado a Nisman para que focalizara la investigación en los ataques y no en los supuestos “encubrimientos”. Días después, Nisman ofrece más explicaciones (“El fiscal especial de Argentina defiende sus acciones”, reza otro cable).

Incluso, Nisman, informaba a Estados Unidos sobre la pista de nuevos sospechosos, antes que a la Justicia de su propio país. En un cable fechado el 19 de mayo de 2009, Nisman le advierte a la embajada de Estados Unidos sobre su próxima acusación sobre un nuevo sospechoso en el caso, incluso antes de que el juez Canicoba Corral recibiera el escrito.

Trabajó durante 10 años con el “espía histórico”, el exDirector General de Operaciones de la Secretaría de Inteligencia (SI), Antonio Stiles, alias “Jaime Stiuso”, quien se retiró de su cargo en diciembre pasado tras 42 años de servicio, incluidos siete con los cuatro gobiernos militares que dejaron unos 30 mil detenidos-desaparecidos en el llamado “Proceso de Reorganización Nacional” (1976-1983).

Jaime Stiusso tuvo también estrecha relación con la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) y con la Mossad israelí.

Acusar a Irán

El periodista argentino Santiago O’Donnell, quien analizó los cables de WikiLeaks y autor de “Argenleaks” y “Politleaks”, asegura que Alberto Nisman recibía desde la embajada de Estados Unidos la instrucción de acusar a Irán del atentado contra la AMIA.

“Los cables demuestran que no actuó con independencia de la Embajada de Estados Unidos (…) Anticipaba a la Embajada lo que iba a hacer y la Embajada le decía lo que tenía que hacer”, afirmó el periodista en declaraciones a radio América, al agregar que (a Nisman) le decían que no podía investigar la pista siria ni la conexión local porque eso iba a distraer, y daba como culpables a los iraníes”, sostuvo, según reseña la agencia de noticias Télam.

Contra la Presidenta

La semana pasada, Nisman había acusado a la presidenta Cristina Fernández y varios ministros y políticos de haber acordado “la impunidad de Irán” antes de la firma del tratado de cooperación con el país asiático para avanzar en el esclarecimiento del atentado contra la AMIA.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, calificó la acusación de Nesman como “ridícula y violatoria de artículos esenciales de la Constitución Nacional”.

Capitanich, dijo que “el pedido especial de la causa AMIA por parte (del fiscal) Alberto Nisman de llamar a indagatoria a la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, al canciller Héctor Timerman y al (diputado nacional) Andrés Larroque” es “disparatada, absurda, ilógica, irracional, ridícula y violatoria de artículos esenciales de la Constitución Nacional”.

En respuesta, el pasado 15 de enero el canciller argentino, Héctor Timmerman, denunciaba en un comunicado que Nisman nunca quiso viajar a la sede central del Interpol en Lyon, Francia, para solicitar la activación de las boletas rojas para la captura de los responsables del ataque a la AMIA, y que sólo había accedido a viajar tras reunirse (acompañado por Stiusso) con el para entonces ministro de Interior, Aníbal Fernández.

“Ayer, el actual Secretario General de la Presidencia, Aníbal Fernández, recordaba que cuando se desempeñaba como Ministro del Interior de Néstor Kirchner debió convencer al Fiscal Nisman que acompañe a la delegación argentina a la sede central de Interpol en Lyon para solicitar se emitan órdenes de arresto contra los sospechosos iraníes. Nisman rehusaba viajar a pesar de que era su investigación la que se presentaba como prueba para pedir los arrestos. ¿Por qué se negaba y por qué sólo aceptó viajar luego de pedirle al agente del Servicio de Inteligencia, Jaime Stiuso, que lo acompañe a hablar con Aníbal Fernández?.

Nisman debería aclarar si la denuncia contra la Presidenta tiene alguna relación con la reciente decisión de separar a Stiuso de los Servicios de Inteligencia o con la cercanía del inicio del juicio por encubrimiento”.