CUANDO LA ESTUPIDEZ SE INSTALA SOCIALMENTE

26 julio 2017

C.A.B.A.,Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

malcolm-xESTUPIDEZ HUMANA

Victor L Martinez 4

Por Victor Leopoldo Martinez (*)

La situación es demasiado clara. Si uno, como ciudadano común, se ajusta al grado de inefabilidad de un producto mediático que es vendido en cuanto programa político aparezca en la caja boba como “la justa”, en cuyo contenido solo se encuentra lacónicos “la gente dice”, “la gente opina”, “votarían a…” -me refiero a las llamadas “encuestas”-, sin siquiera pensar por un instante, o preguntarse entre otras cosas algunas posibilidades como: ¿De qué universo están hablando? ¿Importa el universo en términos cuantitativos? ¿Sirve para la generalización de sus resultados? ¿Alcanza con incluir un +/- 2, o +/- 5, o +/- 10 % de margen de error para dar por “seguro” el muestreo? Por lo menos a mi -y en materia política- me resulta mucho más que dudoso.

No estoy haciendo juicio de valor sobre las «encuestas como herramienta para trabajos de campo» que en muchas áreas de las ciencias sirven para realizar proyecciones sumamente interesantes y significativas, sino sobre el valor de su manipulación dentro de un contexto de inducción política orientando preferencia en una tarea pedagógica llevada adelante por los medios masivos de comunicación. Esto, sin lugar a ninguna duda ha demostrado su marcada efectividad (en este caso lograr el efecto deseado a través de condicionar reflejos).

MANIPULACIÒN

Nadie que esté en su sano juicio por haber tomado distancia de la deformadora corriente de manipulación mediática puede desconocer -o dejar de reconocer- ese valor pedagógico-inductivos señalado anteriormente. Se puede constatar su grado de verdad con solo revisar en lo cotidiano relatos y discursos esgrimido por cualquier hijo de vecino quien justifica burdamente cualquier disparates con un: “lo dice la tele”, , “lo dicen en la radio” “lo dicen las encuestas”, y ahora se sumo “aparece en las redes sociales”.

Me niego a darle un grado de verdad siquiera relativa –en términos políticos insisto- a todo aquello que sobrevalora el “la calle dice”, “la calle opina que” o “va a votar a”; por ejemplo cuando se asegura a través de encuestas que el 50% de 1000 personas (500 para ser más preciso), van a votar a… induciendo preferencias por tal o cual candidato. Dentro de una población de 3 millones de personas (caso C.A.B.A.) es equivalente a concluir que un 1.499.500 opinan, sostienen y bancan lo mismo que los 500 entrevistados.

La propia palabra “probabilidad”, un término cuya ambigüedad indicativa recorre la ancha banda de lo incierto tiene una matemática (evento/resultados posibles) que permite desvirtuar el grado de verdad de una encuesta. La realidad indica que traspolado el resultado de la encuesta al cálculo de probabilidad (evento) y lo divido por el universo real de habitantes las posibilidades de que ese resultado se de se reduce al 0,2%. ¡Vaya, vaya…¿no?! Entonces “me niego”.

NOS MEAN

Bs. As., la ciudad puerto (un detalle no menor en términos históricos, económicos, culturales y políticos), con una población de clase media baja, media media y media alta, que siempre pudo y puede tener un nivel de vida más que aceptable en términos comparativos con el resto del país; que viene teniendo la mejor oferta en materia educativa desde hace siglo y medio -pública y privada-; que viaja al extranjero tanto como consume en los shopping y supermercados… ¡no puede tener 1.400.000 personas sin capacidad de discernir la calidad y las cualidades morales de la oferta política tanto nacional como local en materia de candidatos!!! (tal el caso del 45 % que según las “encuestas” prefieren a una desquiciada mental como Carrio para que los represente). Me cuesta creer, aceptar que los habitantes de esa mega ciudad (la quinta en el mundo) no tenga correcta y critica lectura de la realidad; ni escucha crítica. ¡Que sus habitantes después de haber pasado –en su mayoría- por el debido tratamiento pedagógico que lleva la friolera cifra de casi 20 –VEINTE- años entre primario, medio y universitario, tire por el caño cloacal semejante inversión y termine repitiendo las imbecilidades que le venden los medios de comunicación en sus distintas plataformas!!!

Es claro que existe otro componente de tipo cultural-educativo que trabajó subrepticiamente por décadas: el odio de clase, el anti negro, el anti peronismo.

Los hechos demuestran que la manipulación está. Son muchas y de una diversidad más que llamativa las conclusiones que de semejante conducta social uno podría sacar. Es más; no pocas “investigaciones” en estudios sociales bancadas por el CONICET (organismo creado por decreto número 9695 firmado por el General Juan Domingo Perón con fecha 17 de mayo de 1951) seguramente podrían facilitar las razones, ya que estas deben estar volcadas en los famosos “paper” que luego aparecen publicados en revistas especializadas, con lo que sus autores “chapean”. Pero hoy por hoy, y en los hechos, no pasan de ser un “informe-tesis” más, sin que sus resultados generen necesidades políticas transformadas en propuestas de trabajo de campo para modificar o cambiar modos y hábitos de pensamiento en términos colectivos. ¡Cuidado! Sin que esto signifique uniformización alguna de ningún tipo; solo propongo buscar que desde lo individual se permita a cualquier argentino elaborar y construir un pensamiento y un discurso con criterio mínimamente social por ser ese ámbito donde se cristaliza el bien común; y para eso se requiere sentido común.  

Tener de presidente de la Nación a un empresario ignorante y perversamente mitómano, que el único conocimiento aprobado en su cómoda vida de niño bien es cómo hacer trampas para lucrar más y mejor en grandes negociados, y que encima es aplaudido por el 45% de la población tilinga de las grandes urbes después de haber dado sobradas muestras de ser un corrupto e inmoral tramposo, no hace otra cosa que darle la razón a su proyecto político; proyecto que entre sus principales premisas figuran dejar en mano de uno de sus “socios” (Clarín) la manipulación multimedial y con ello la educación del soberano. La imbecilidad previamente instalada socialmente parece justificar tal decisión. Que este mal social se haya extendido a todas la capitales provinciales es lo que compruebo con profundo dolor.

(*) Documentalista, escritor, periodista. 


PRECEPTOS (para reconstruir al hombre y a la tierra argentina como nuestro hogar luego del país injusto que dejará MACRI)

6 noviembre 2016

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO. Política Nacional, de nuestra redacción

1ra-foto-cirigliano

 

“EL TRABAJO RECONSTRUYE AL HOMBRE. CON ÉL NO SOLO GANA EL SUSTENTO SINO QUE SE CONSTITUYE EN SUJETO Y RESUELVE LOS PROBLEMAS DE LA COMUNIDAD Y POR ENDE DE SU PAÍS.”

 

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

 

 

 

 

labiela

Corría el mes de febrero del año 2003 y en una de nuestras habituales tertulias en aquel viejo y tradicional bar “La Biela” de la C.A.B.A., me entregó aquellos sentires escritos por él a finales de los “80”. En la charla previa de esa soleada tarde, con Gustavo F.J. Cirigliano intercambiábamos opiniones sobre cómo la crisis económico-político-social del 2001 todavía seguía golpeando ferozmente a grandes y numerosos sectores sociales. El país era gobernado por Duhalde y dos meses después, en las presidenciales de abril, un flaco llamado Néstor Kirchner saldría segundo quedando habilitado para un ballotage con Menem, que no se consumó por retiro del riojano. Así aquel pingüino llegado del sur fue presidente.

La charla fue invadida por raros y estremecedores “ecos” que nos devolvía aquel pedido en forma de consigna coreado por el grueso de una hartada sociedad volcada a las calles en la tarde-noche del 19 de diciembre del 2001: “Que se vayan todos”; que no quede ni uno solo” destinada a los actores políticos que con creces habían defraudado a la sociedad; actores que sin un mínimo de vergüenza, decoro regresaron en diciembre de 2015 de la mano de Macri. Me refiero a los “Chicagos boys” de Cavallo, Loperfido, Sturzenegger, Patricia Bullrich, Gerardo Morales, Carrio, etc, etc,; todos esos que debieron -por dignidad- dejar de lado la hipocresía y con cabeza gacha por pudor abandonar definitivamente la política. ¡Que iluso lo mío ¿no?!

dariosantillan

Esos ecos nos entregaban el repiqueteo de martillos y palos contra las chapas y vallas que protegían los edificios bancarios blandidos por “indignados” seres de clase media estafado por esas entidades que les habían birlado con su “tecnicismo de guante blanco” y la ayuda de Domingo Felipe Cavallo (¡Sí! El mismo que hoy ensalza las bondades del equipo de técnicos y CEOs que acompañan a Macri) sus únicos dólares “ahorrados”; ecos que restituían el olor a pólvora producido por aquellos disparos que cegaron 32 vidas de argentinos en las brutales represiones del 19 y 20 de diciembre de 2001; pólvora de Itakas asesinas que se llevaron las vidas de los militantes populares Maximiliano Kosteki y Santillán en aquella masacre de Avellaneda del 26 de junio del 2002.

gomero-de-recoleta

Con estos recuerdos había comenzado nuestra charla. En esa oportunidad mi maestro puso sobre la mesa una fotocopia de un escrito que extrajo de entre sus papeles. En abril-mayo del “89”, Cirigliano había volcado en el anverso de un papel “PRECEPTOS”, y en su reverso “ANTI PRECEPTOS”; y mirándome firmemente a los ojos mientras me lo deslizaba por la mesa, me pidió: “Nunca lo pierda; difúndalo. Cuando sienta necesario actualícelos, hágale los agregados que lo adecuen a los tiempos que vayan corriendo, enriquézcalos. En el están las bases de mi humilde sentir como hombre argentino que ama esta tierra y a nuestra patria grande que es Latinoamérica; percepciones que tuve sobre lo que se avecinaba para los siguientes años que presentí como aciagos… (Se refería a la 2da década infame menemista. Hizo un silencio; miró por la ventana la sombra que daba aquel centenario gomero que todavía hoy adorna el lugar y expresó), lamentablemente no me equivoque. Con mis aportes como asesor en el Senado de la Nación intenté que así no fuera. Desgraciadamente aquella maldad se consumó. Yo estoy seguro que Ud. ama tanto como yo esta Patria que tenemos, a esta tierra, a su pueblo; dejo confiado mis sentires en buenas manos. Difúndalo”: Aquí están:

PRECEPTOS

1.- ARGENTINO, VIVE Y DA VIDA. (“Viví, te quiero” escribieron en la pared de enfrente) Vida es el valor inicial: que haya más vida.

2.-ARGENTINO, PIENSA… Y HAZLO BIEN. Razona de modo que tu juicio esté lleno de realidad y no de mentiras mediáticas. No la encubras. Nómbrala con su nombre verdadero.

3.- ARGENTINO, SE LIBRE, SIENTE LO QUE ESTÁS SINTIENDO Y EXPRESALO. Déjate sentir miedo, tristeza, desanimo, pero también la esperanza y la alegría.

4.- ARGENTINO, PUEDES LOGRAR LO QUE TE PROPONES, PERO SIEMPRE CON LOS OTROS. Con paciencia, tiempo y esfuerzo se puede modificar toda difícil realidad. Nada es imposible; pero siempre de manera comunitaria.

5.- ARGENTINO, TIENES DERECHO A SER FELIZ. Es legítimo, posible y necesario usar el derecho a la felicidad, pero ésta consiste y ocurre cuando todos la viven y comparten.

6.- NI EL POBRE NI EL RICO JAMÁS DEBERAN DECIR: “ESTE PAÍS DE MIERDA” SINO “ESTE PAÍS INJUSTO”. Lo dirán y harán todo lo necesario para cambiar el estado de injusticia.

7.-DA MÁS DE LO QUE RECIBAS. Así se aumenta el ámbito común donde todos pueden encontrar respuesta a su necesidad. Aumentar lo común debe ser la regla que rija tu vida.

8.- PIDE AL OTRO LO QUE NECESITAS. Como eres limitado, en el otro te completas.

9.- ACEPTA EL SUFRIMIENTO. Reconoce la limitación y la frustración de un país que se nos está deshaciendo. Duélete por el país pero no dejes que el desaliento te paralice. El padecimiento, en ocasiones, es uno de los caminos que más enseña el modo de superarlo.

10.- SE CAPAZ DE SENTIR LO QUE SIENTE EL OTRO. Compártelo; es un modo de aumentar el sentir común.

11.- ARGENTINO, ESTE ES TU LUGAR, NO HAY OTRO PAÍS ADONDE IR. Aquí, en esta tierra, hay que construir el hogar para la liberación continental. Lucha por quedarte. No es fácil. Y no condenes al que se va. Hazle posible el regreso. En una pared de la ciudad apareció escrito: “Exílienme ya”. Los jóvenes nos están diciendo que no se van ellos, que los estamos echando nosotros del país. No exiliemos a nuestros hijos.

12.- ARGENTINO, EL TRABAJO RECONSTRUYE AL HOMBRE. Con él gana el sustento, se constituye en sujeto y resuelve los problemas de su comunidad y de su país.

Abril de 1989

Gustavo F.J. Cirigliano

Y es el trabajo el que hoy se está destruyendo de la mano del gobierno de Macri, y con él al hombre argentino, a la sociedad y a la patria misma. Pero eso será tema de otra entrega. V.L.M.

 


FRENTE A LA REALIDAD, FICCIÓN MEDIÁTICA

15 octubre 2016

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política, periodismo y Medios de Comunicación.

el-ancasti-logo

“Si tiene tamaño de roedor, se mueve como roedor, chilla como roedor, come cualquier basura como un roedor, seguramente no debe ser un león.”  P.d.A.

pedro-del-arrabal-3

Por Pedro del Arrabal (Especial para EL EMILIO)

Se me ocurre pensar que los catamarqueños saben qué información les puede “vender” Clarín diariamente; pero no necesitan recurrir a él porque tienen una especie de “fascímil” local, El Ancasti. Lógicamente la adquisición de los “productos” que ofrecen ambos es decisión de cada uno.

No hay que ser muy avezado a esta altura de los acontecimientos políticos nacionales y locales para darse cuenta que la manipulación mediática de la información, algo que comenzó hace varias décadas en el centro del “unitarismo” nacional, se está derrumbando cual pirámide de naipes por lo poco creíble y frente al más leve soplido de la realidad; pero parece que el matutino provincial, de eso, todavía no se percató.

Pruebas al canto. A nivel nacional , las denuncias contra funcionarios del gobierno anterior de fabricación mediática realizadas con aires de soberbia y supuesta solvencia documental por Carrio, Stolbizer, Lanata y hasta la situación del propio e inescrupuloso Gobernador Jujeño Gerardo Morales con la detención de Milagros Salas que tanta difusión y multiplicación periodística tuvieron en los medios del monopolio Clarín, a la hora de afrontar y/o sentarse frente a las justicia para corroborar denuncias, las dos primeras rápidamente visualizaron que el lugar más apropiado para esconderse era debajo de la cama. En el caso de las bravuconadas del “sicario” Lanata que quería tener a Cristina frente a él en tribunales, parecen que terminaron en un urgente pedido de un inodoro solicitado de apuro por el ¿periodista? para justificar su ausencia a Comodoro PI.

Hasta la causa Baez a la par de los actos de corrupción de Calcaterra (testaferro de Macri) y Caputto se presenta como una simple disputa entre jueces y fiscales por una “propina” mediática de Magnetto.

Como lo vengo siguiendo vía internet desde hace tiempo, en el Plano local y utilizando la misma técnica que su “modelo nacional”, El Ancasti realiza llamativas lecturas políticas, judiciales y sociales de la realidad local, “promueve temas” que luego los legisladores del FSC los transforman en denuncias para convertirse al día siguiente en tapa,(la mayoría de ellas naufragaron tan pronto como intentaron ponerlas a “flote”) con un único fin: erosionar la gestión gubernamental del gobierno local en manos del Peronismo-FpV y que comanda la Dra. Corpacci, quien con más aciertos que errores (que los tiene), lleva adelante una gestión demasiado transparente para los tiempos que corren. Desde las delicadas cuestiones mineras hasta responder a pies juntillas los dictado Radicales (comandados por el vitalicio senador nacional Oscar Castillo de conocida amistad con el propietario del matutino –el empresario Zitelli-) para frenar la iniciativa oficialista de reforma constitucional, El Ancasti no se está privando de nada.

Sin embargo, con alguna “operación mediática anterior” no pudo parar la iniciativa oficialista finalmente concretada de ampliar el número de miembros de la Suprema Corte de Justicia Provincial, actualmente de tres miembros propuestos por el FSC en su momento y nombrados cuando ellos eran gobierno (20 años en el poder 1991-2011), interrumpidos por el triunfo de Corpacci ya que pensaban quedarse otros 20 años más. Los Dres Figueroa Vicario y Vilma Molina asumirán el 1 de noviembre como nuevos integrantes de la máxima instancia judicial provincial.

nota-del-ancasti-1

“NO HAY PEOR CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE VER”

Centralizo mi comentario en el accionar “manipulador” del diario del NOA.

El matutino catamarqueño no ve en Macri un temeroso presidente impedido por propias limitaciones de hilvanar dos frase seguidas con cierta coherencia; no ve al presidente real que necesita forzosamente creaciones ficcionales (viaje truchado en colectivo urbano simulando contactarse con la gente, encuentro y charlas casuales con pobres actores de reparto haciendo de gente humilde, besos en la ONU con su mujer, o “bicicleteadas en el “Central Park” de Nueva York con decenas de custodios detrás del fotógrafo) para poder vender una imagen de “populachero, abierto y dialoguista” que en los hechos nunca existió ni existe (salvo en la campaña electoral donde realizaba falsas promesas ante un público expectante hoy desilusionado).

facebook-1

El Ancasti no ve en las apariciones públicas del “Ing Macri”, previamente organizadas como “puestas en escena”, un hombre lleno de ese pánico; pánico generador de sus constantes tartamudeos a la hora de querer expresarse; no ve un presidente que demanda “zonas liberadas del incontrolable público real” en cinco cuadras a la redonda –con vallado incluido- para alivianarse en parte su pánico. El matutino norteño no quiere asumir que en cada oportunidad que el presidente habla la vergüenza ajena entre los argentinos es generalizada. Las redes sociales, con sarcasmo, dan cuenta de todo esto pero esta información-opinión los periodistas-columnistas de este matutino no “visualizan” (o no la quieren ver) a pesar de representar la opinión de una parte importante de la sociedad. El Ancasti solo ve en Macri lo que nadie ve: “El Gran Estadista”. Como su ficticia visión es demolida por la realidad, se la agarra con la ex mandataria.

nota-del-ancasti-5

Mientras los medios nacionales a esta altura ya no pueden esconder esa otra realidad, la que muestra a la ex presidenta como el personaje político más convocante de la actualidad nacional y por encima de cualquier otro político;  que se mueve sin temor por la calle en medio de muchedumbres, custodiada solo por la gente, el diario catamarqueño se ensaña aun más con su figura, pero lamentablemente de manera paupérrima.

nota-del-ancasti

La nota editorial del 13 de octubre de 2016 titulada “La Patraña en todo su esplendor” ilustrada con una foto de Cristina hablando y con la clara intensión de presentarla como mentirosa es lo que me llevó a realizar esta reflexión.

La nota en cuestión(*) tiene dos fallas demasiado evidentes que desde el vamos la invalidan y desnudan como otra de las tantas operaciones, mediocres y burdas, de “El Ancasti-La Nación-Clarín”:

1) La primera es la fuente –el “mitrista” diario La Nación- que el Ancasti pretende vender como “serio” por ser un medio para “elite”, medio que aun hoy le debe al Estado ciento de millones de pesos evadidos fiscalmente y que gracias a “varias manitos” de la justicia ese no pago lo viene “bicicleteando”. ¡Poco serio! Pero además no chequear la información ya transforma al “anónimo” columnista en otra de las tontas herramienta de “operaciones” mediáticas en el país del interior.

2) Menciona datos de un relevamiento realizado por la consultora Adecco (¿?) que nadie conoce ni sabrá jamás cuándo fue realizado (hace un mes, un año, cinco años ¿? No hay datos en la nota ), sobre qué universo se realizó el mismo, con qué finalidad y a pedido de quién. ¡Todos datos elementales para que ese “muestreo” sea creíble! Los datos de encuestas en general y en los tiempos que corren ya no son para nada confiables porque se sabe cómo son manipulados. ¿Alguien conoce y sabe la seriedad de Adecco? Basura para perejiles.

En el fárrago de datos “copiados”, total y absolutamente inconsistentes e incomprobables donde se mezclan números y porcentajes de la CELAC, con la OIT y el INDEC y que tomó de La Nación sin chequearlos previamente solo le sirvieron al “anónimo” para mechar sus tendenciosos pareceres como por ejemplo: “… desnudan el fracaso de las políticas denominadas genéricamente “modelo de crecimiento con inclusión social”, aplicadas durante el kirchnerismo…. el desastre social que ocultaba el relato kirchnerista es superlativo… (sin aportar un mísero dato de su cuenta personal que convalide tamaña afirmación) El “modelo de crecimiento con inclusión social” fue una mentira que solo pudo sostenerse con la manipulación (el muerto critica al degollado) o directamente la ausencia de datos estadísticos, mecanismo que permitió a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y sus colaboradores vanagloriarse de recordadas mistificaciones como que la pobreza en la Argentina estaba por debajo del 5% o inferior a la de Alemania. Caído el velo, la patraña se muestra en todo su esplendor.

Parecería que El Ancasti ha optado por la ficción dejando de lado la realidad y está decidido a cuestionar lo que para la prensa mundial (no para la prensa empresarial globalizada que en América está representada por la SIP –sindicato de propietarios de medios-) fue un hecho auspicioso y difícil de rebatir tal como vienen presentando periodistas internacionales medianamente objetivos pero indudablemente más responsables a la hora de informar la gestión Kirchnerista. Para El Ancasti los “Panama paper” nunca existieron (y todos los días salen nuevas cuentas “off shore”).

Habría que sugerirle al editorialista de El Ancasti un poquitito más de formación a la hora de emitir opinión política sobre temas que los desnudan en su ignorancia; y más honestidad intelectual con respecto a su mirada de la realidad. Además recordarle que el “relato Macrista” (también lo es como según él lo fue el kirchnerista) de la “Pesada herencia” se agotó en si mismo y en solo 6 meses por inconsistente, y se cayó solo por insostenible (como De la Rua). Sería bueno para la salud mental y profesional de ciertos “columnista anónimos” blanquear desde dónde ideológicamente escriben y que hacerlo desde una condición “anti (peronista, kirchnerista)” no es reprochable cuando se juega limpio y sin ficciones en materia periodística.

Nota:

(*)Ver en: http://www.elancasti.com.ar/opinion/2016/10/13/patrana-todo-esplendor-313915.html


LA TENTACIÓN NEOLIBERAL COMO PARADIGMA CULTURAL

4 octubre 2016

C.A.B.A., Argenina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Neoliberalismo, Cultura y Medios de Comunicación

Foto de V.L.M.

Por Victor Leopoldo Martinez

Generalmente se entiende como cultura -que proviene del latín cultus- el cultivo del espíritu humano y de las facultades intelectuales del hombre. Como definición suena antigua pero tiene un toque de lógica aunque esa lógica se vuelva relativa en los tiempos que corren si de cultivar “facultades intelectuales” se trata. Trabajar “condicionando reflejos” según la técnica del Ruso Pavlov, hoy da más y mejores resultados en materia de manipulaciones mentales colectivas y se ahorra mucho tiempo.

Hoy por hoy las cosas cambiaron a tal punto que hasta se puede “hacer (manipular) cultura”. Cultura no es solamente una cuestión de creación artístico-espiritual, sino y como bien sostenía Tyler hace casi siglo y medio atrás sin imaginar la actual manipulación mediática como madre y formadora de masa crítica para generar determinados fenómenos que se reproduzcan como “naturales” pero con fines precisos, cultura también: “Es el producto de las costumbres y hábitos adquiridos por el hombre como miembro de la sociedad (“hábitos”, palabra clave; en este caso “de consumo)”; o en todo caso lo de Stocking: “lo integrativo” (a través del discurso homogeneizador).

Estoy refiriéndome a manifestaciones culturales del presente como productos de una manipulación, en la mayoría de los casos berreta, chabacanas, pasatistas y para consumo masivo, de poca duración (esto último fundamental; la vorágine diaria nutrida en “cantidad” de mensajes resta tiempo para su análisis cualitativo), alimentadora de individualismo.

El viejo adagio de “cuanto tenéis, cuanto vales” hoy está más presente que nunca en los sectores medios de nuestra sociedad. La “competencia” individual reemplazó el “compartir” social. La “imagen” (la cascara, el envase o envoltorio) es más cautivadora y demandada que el propio contenido. Aspectos y conductas sociales que “suenan” a viejas, y no por casualidad; traen mas de un siglo de existencia pero fueron exacerbadas gracias a los medios en los últimos 40 años. Triunfó el “parecer” por sobre el “ser” y el “parecer”, como fin, justifica cualquier medio para alcanzarlo. Hoy la imagen de un tipo vale más que su palabra. La política fue degradada a show televisivos donde los protagonistas son conductores ignorantes que utilizan el chimento como el condimento esencial para “operar” contra políticos con ayuda de otros políticos (Carrio por Ej. Con 20 años de “actuación” ininterrumpida) y en favor de la supuesta “honestidad y pulcritud” empresarial (operaciones llevada adelante por Bonelli, Blank, Legrand, Gimenez, Lanata, Majul, Los Leuco, Fantino, o el pobre ignorante al cuadro del Moro). El “metro sexual” o la teto-culona producida, aunque cabezas huecas, tienen más aceptación como productos de consumo masivo dentro de un mercado donde las frivolidades ocupan la mayor parte de los escaparates. Se fabrican ídolos y modelos con la misma velocidad con que se los entierra. Gusten o no son formas de manipulación cultural.

hombre-frente-a-un-televisor

¡Bienvenidos al tentador neoliberalismo!

Lo grave es que hoy estos tipos de mercancías culturales no solo son productos de consumo sino que el consumo mismo aparece como valor cultural (si no tenes tal o cual “aparato, bien mueble o inmueble”, o no consumís ciertos relatos, sos un idiota y encima desinformado).

Se hace cada vez evidente que nuestros neoliberales solo le agregaron urgencia e inmediatez al liberalismo clásico en la búsqueda de resultados económicos para diferenciarlos. De transformar sus postulados en modos y estilo de vida, y estos en paradigmas culturales fue una muy buena tarea desarrollada por los medios hegemónicos de comunicación.

Se trata de un fenómeno no muy complejo pero sí con fines claros, más abarcador, de mayor alcance, no excluyente de sector social alguno, que dentro de los componentes esenciales que hacen a su proceso de gestación y luego como instrumentos de “operaciones”, aparecen los medios de comunicación audiovisuales, internet y todas las nuevas plataformas comunicacionales que dan “vida” a las renovadas relaciones globales. Si a Google lo maneja el imperio desde el norte, Yahoo Argentina es hoy otra pata del multimedio de Magnetto. Desde esta realidad Lanata “opera” y dice que somos y estamos en el recontra culo del mundo (él no porque tiene domicilio en Miami) y todos sus seguidores evitan ser un sorete argentino siguiendo y repitiendo sus gansas bajadas de líneas. Esto, replicado en redes sociales tiene un efecto multiplicador demasiado eficiente. Basta salir del país y se podrá comprobar que para cualquier “primermundista” el “periodista” Lanata es un cómico de 4ta, mientras que acá el producto “Lanata” además de “verosímil” es de primer nivel. Ernesto Tenembaum “admira Cuba”, pero para vivir prefiere EE.UU. Entonces aparece como algo esencial para la vida “democrática” argentina el respeto por las opciones y gustos personales, por las preferencias individuales; como si esos gustos, opciones y preferencias no fueran producto de un trabajo previo de manipulación cultural con los cuales se consiguen armar rebaños de inconscientes. Llamativamente ese respeto desaparece cuando algunos otros vuelcan sus preferencias por el “populismo”, esa detestable “masificación de accesos” tan contraria a la selección de clases y categorías que facilita la meritocrática propuesta neoliberal. La ignorancia llega sin inconvenientes al nivel de estupidez cuando el rebaño que conforma la suma de individualista meritocráticos no tiene conciencia de ser también otro rebaño.

Llamativamente el estudio “científico” de este fenómeno a todas luces antropológico que tanto está afectando a nuestra sociedad –si es que existe tal estudio- parecería que sigue encapsulado en las “tinieblas” de un academicismo inservible, sin vías de “comunicación” para socializar algún resultado. Grave.  

internet

“Internet te abre puertas y ventanas para que puedas acceder al mundo” (Slogan muy bonito si los hay pero que no te aclara que se trata de “cierto mundo” desde ya, o mejor dicho el “mundo” que pretenden que se conozca; el real o inconveniente NO); pero esas puertas y ventanas abiertas son utilizadas para “penetrar” en tu intimidad, conocerte, modelar tus gustos hasta convencerte que, o seguís al rebaño o sos nadie; te quedas afuera de “Todo”. Desestructurante.

Tengamos en claro que son “ellos” los que deciden qué es ese “Todo”, quiénes te lo pueden facilitar, qué cantidad diaria de basura periodística y publicitaria debes consumir para alcanzarlo. ¿Y quiénes son esos “ellos”? te preguntarás: Los dueños del poder económico real, los financistas, los vendedores de paraísos llenos de felicidad por estar colmados de confort principesco (modelo de vida al que supuestamente todos pueden acceder), plagados de aparatos que te conectan al mundo. El consumidor no se percata que esos aparatos y ese confort te aíslan de otros humanos; humanos que “parecen” estar cerca tuyo hasta  creer que son parte de tu vida espacio-temporalmente gracias a los “aparatos”; sin que te moleste que solo sea de manera virtual. Las relaciones impersonales adquieren tal importancia gracias a los “aparatos” que hasta ridículamente hacen desaparecer las 5 mesas de un bar, la calle, las dos cuadras que separan a los sujetos que se comunican. Un adolescente alimenta su temor a lo empírico, a los vivencial  gracias al aparato que le evita poner el cuerpo a la hora de expresarse y/o comunicar ideas, sentimientos o sensaciones. Evidentemente ciertos “aparatos” actúan como ciertas drogas, desinhiben; lastima que sea a fuerza de recurrir a lo artificial.   

Ficción supera realidad.

Aparentemente todo “funciona” bien hasta el momento en que –en el caso argentino- se explicita el límite de lo que te corresponde a ti (“vivían una fantasía gracias al populismo” González Fraga).Los muy buenos “equipos” de Macri nos están dando las explicaciones correspondientes: Ser chorro “k” o militante “grasa k” es muy distinto a tener cuentas en “empresas offshore” donde lavar dineros evadidos al fisco, o poner CEOs de grandes empresas al frente de ministerios para hacer negocios con el sudor ajeno; lo segundo no es delito; menos aun grasa, sino más bien “cool”. En este país hasta las diferencias sociales y las actitudes racistas son caldo de cultivo para el afianzamiento del individualismo en pos de lograr aceptación y/o pertenencia de clase; que no es para todo humano argentino desde ya.

television-cerebro

En la actualidad, la cultura del consumo se especializó en dar a todo objeto pasible de serlo, un valor vital en la existencia humana hasta introducirlos en un contexto extrasomático (traspolación de la “cultura objetual” de Leslie A. White).

Ahora bien, en nuestro caso como país y a partir de una mirada crítica sobre hechos consumados, el eje de análisis se orienta hacia la contradicción. Lo anterior (la cultura del consumo) hoy es una realidad porque se mal utilizó el “viejo truco del progreso” (dijera el Super Agente “86”). Comprado hasta por el anterior gobierno nacional al que la vanguardia lúcida de izquierda que conformó el FPV tituló de “progresistas” en relación a ese logro llamado “movilidad social ascendente” (torpe sería no reconocerlo y ser agradecido), progreso fijado en niveles de consumo de aparataje con el más que lógico pero discutible argumento de las fuentes de trabajo que ese consumo generaba dentro del mercado interno, evidentemente algunos de esos “aparatos” le sirvieron al poder económico-mediático para continuar con la tarea “Pavloviana”. Con los resultados políticos a la vista según las últimas elecciones, queda claro que solo sirvió para que los dueños reales del poder económico -con absoluta complicidad de la prensa aliada- continuaran cultivando, vía medios de comunicación hegemónicos, sobre múltiples cabezas, la importancia del individualismo y lo inútil de las construcciones colectivas, sociales. Doce años de mejoramiento en la calidad de vida de los sectores sociales más postergado basado en la necesaria asistencia social estatal por un lado y la generación de fuentes de trabajo (poco importa si fue formal o informal, genuinos o no, por ser criterios tecnicistas que a los fines del funcionamiento de la economía popular real no tiene valor e importancia ya que ayudó cuando debió), sin el debido acompañamiento pedagógico-cultural que lo sustente, solo sirvieron para incrementar el aprovechamiento del aparataje “consumido” por la “gente” de parte de los manipuladores, en una tarea que además brindó jugosas ganancias a los empresario. Combo completo.

Las semillas del individualismo sembradas desde 1976 ya tenía firmes raíces en el subconsciente de muchos y el verso de lo provechoso que resultaba el “esfuerzo” personal e individual puesto en la timba financiera y el consumo de Martinez de Hoz (viajes a Miami para comprar “2” de cada aparato), de Cavallo (1$=1u$s) y los “Chicago boys¨ tanto en la dictadura como en el ¨menemato”, se extendió como frondosas ramas hasta ocupar todo el espectro comunitario sugiriendo un formato y un modelo de vida acorde a los imaginarios beneficios que conlleva el respeto por las reglas de juego neoliberales de selección; lógicamente en detrimento del valor social de toda construcción colectiva.

tv_2

Macri no llega al lugar de privilegio que ocupa hoy de casualidad. Macri es el emergente de un fenómeno cultural que se introdujo en nuestro país hace 40 años. El mediocre Ing. egresado de una universidad privada pasó a ser vendido como el joven empresario exitoso (Fernando Niembro –un delincuente común hoy preservado gracias a un anonimato forzoso- desde el deporte) para luego pasar a ser uno de los paradigmas culturales dentro una sociedad formada (o deformada, como quieran), cultivada en esos valores (o desvalores, como quieran).  

El “estilo Macri” -como producto para consumo- fue comprado por una sociedad preparada culturalmente desde 1976 para aceptar en grado superlativo el valor supremo de productos que fueron impuesto por hechos consumados en los sectores medios de nuestra sociedad a quienes poco les importó e importa que el costo que se pagó fuera con derramamiento de sangre de compatriotas. A partir del terror instrumentado contra la sociedad en su conjunto por la última dictadura militar como herramienta disciplinante, algo que alimentó el individualismo a modo de mecanismo de defensa, luego ese individualismo quedó internalizado en gran parte de la sociedad. Estoy refiriéndome a un condimento no menor para que ese neologismo doctrinario llamado neoliberalismo hoy sea una meta de vida para muchos argentinos en amplios sectores de nuestra sociedad.

Que el 51% de la población haya comprado un relato que viene vigente desde hace 40 años, a todas luces ficticio, y que lo haya transformado en sufragio democrático el 10 de diciembre pasado después del desastre económico-social del 2001 no puede pasar por alto; que las reiteradas “compras” anteriores de ese relato solo le sirviera para hacerlos víctimas más que beneficiados de supuestos “reordenamientos econòmicos”; que el nivel de aceptación de ese relato –siempre el mismo, nunca actualizado-, aun siendo víctimas le haya permitido a Menem presidir dos períodos consecutivos del país, y que en el caso de Macri ese relato haya llegado hace 6 meses atrás al 70% de aceptación; que la creencia en ese relato hoy en boca de Macri todavía no haya descendido más abajo del 40%, son pruebas muy contundentes de este fenómeno cultural (independientemente que ciertos periodistas consideren algún descenso de “aceptación  del personaje como algo significativo, descuidando el trasfondo cultural del fenómeno que es lo preocupante).

Sin visualizarse en el horizonte próximo ningún trabajo contra cultural que pueda contrarrestar este fenómeno, los modos y estilos de vida vendidos por el neoliberalismo seguirán operando como paradigmas culturales.  


En política, dar examen es sinónimo de inseguridad…

8 febrero 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, de nuestra redacción

Foto de V.L.M.Por Victor Leopoldo Martinez

…Y más cuando la mesa examinadora está conformada por evaluadores dispuestos a “bocharte” si no decís y/o haces lo que ellos consideran lo correcto.

Para el caso político –que es el más patético en brindar cantidad de ejemplos de evaluadores -, es de una torpeza imperdonable creer que los “conceptuadores” no tienen ideas ni fines políticos a la hora de tomar exámenes. Peor aún es creer que estos “personajes” llegaron al rango de evaluadores por capacidad, idoneidad, objetividad, pulcritud, asépticos y asexuados y no porque el “sistema” los vio con condiciones para el “servicio” y dotados de la adecuada formación para ser lo suficientemente “funcionales a sus intereses”. Llamo sistema a toda estructuración social en términos normativos hecha, o bien por construcción comunitaria, o impuesta exógenamente y para beneficio sectorial. En este caso me estoy refiriendo al sistema financiero-político con sus consecuencias sociales harto elocuentes hoy vigente. El orden de estas características del sistema que doy –según mi modesto entender- me parece correcto ya que hacen a los resultados que ese sistema obtiene; son los intereses financieros los que determinan, hoy por hoy, las acciones política en todo el mundo; nosotros no teníamos por qué ser la excepción. Aunque podríamos transformarnos en la excepción si existiera el suficiente convencimiento político de que soberanamente estamos en condiciones de tomar el mejor camino para lograr la total independencia económica y así concretar la tan ansiada justicia social para el conjunto de la Comunidad Nacional.

En términos políticos y para bocetar groseramente los “modelos” de mesas examinadoras que hoy tiene el gobierno nacional (porque no se los puede tomar en serio aunque sí es recomendable tener precauciones con ellos por su nivel de servilismo) solo basta con ver sentados en ellas a los políticos que dicen ser “la oposición”; Morales, Alonso, Sanz, Cobo, Bullrich, Carrio, Binner, Solanas, ¡Macri! En nivel de caradures van superando holgadamente cualquier antecedente histórico.

¡Sí! Son los mismos que tendrían que haberse ido en el 2001 por masivo pedido social y cuando el 100% de los habitantes de este bendito país (piqueteros y los aparecidos y nuevos caceroleros estafados por los banqueros juntos) cantaban a los gritos descargando su rabia e impotencia “Que se vayan todos, que no quede ni uno solo”.

¡Y no se fueron!

No se fueron a pesar de ser los principales responsable de:

  1. a) El mayor desfalco de ahorros de los argentinos.
  2. b) Del descomunal endeudamiento externo.
  3. c) Sirviendo de reaseguro a las corruptas operaciones para destrozar la industria nacional, el salario de los trabajadores y los magros ingresos de los jubilados.

Pero todo esto fue posible gracias a la complicidad y el fuerte apoyo mediático que estos personajes recibían. El monopolio multimedial Clarín junto a los intereses que representa La Nación fueron dos de los principales beneficiados de esas medidas de “austeridad” y tan responsables como los ejecutores de aquellas oprobiosas políticas que ellos alentaban diariamente aplaudiéndolas, haciendo uso de esa “libertad de prensa” que solo sirvió para que el país entrara en default y su pueblo sufriera las nefastas consecuencias. Tampoco hay que olvidar que con operaciones mediáticas que funcionaban como cortinas de humo permitieron a los banqueros sacar a escondidas hacia el extranjero las divisas robadas al país y a los Argentinos .

Aquellos políticos aquí están, vivitos y coleando y sirviendo a los mismos viejos-nuevos amos conformando esa parodia de reflotada UNION DEMOCRATICA, sentados en mesas examinadoras total y absolutamente amorales.

Si hay algo que les impide zafar de cualquier futuro juicio social e histórico sobre sus acciones es el nivel de conciencia con que realizaron y realizan sus maldades (el nivel “educativo” alcanzado por todos ellos elimina el factor inconsciencia y habilita la imputación y posterior proceso por alta traición a la patria aunque sea de manera histórica ya que jamás podremos esperar algo serio de la tercera pata en términos de complicidad: el sistema judicial).

Si hacemos historia, a especímenes de esta calaña es difícil encontrarlos haciendo un mea culpa antes de enfundarse en su estuche de madera para partir definitivamente de este mundo.

Los que tomaron las riendas en el 2003, hasta tuvieron que bancarse la desconfianza popular y superar con hechos aquella fundamentada desilusión que el pueblo tenía sobre la clase política, demostrando con gestión que no pertenecían a esa “banda” que se tenía que ir –y no se fue- en el 2001.

 “La culpa no es de los chanchos…”

Uno de los males que viene acompañando a los liberales de izquierda de estos lares –muchos de ellos acompañantes de esta gestión Kirchnerista en cargos de importancia- es la imperiosa necesidad de aprobación que necesitan de parte de la poderosa “derecha económica que suele creerse ilustrada”, que controlan y no largan las “academias” ni beodos. Este mal lamentablemente parece ser contagioso.

La Sarlo

Veamos:

Desde estas páginas El Fierro de Martín ya había dado aviso sobre la presencia de este mal en su nota del 29 de mayo del 2011 titulada: “La Sarlo, 6-7-8 y la necesidad de dar examen”. En esa oportunidad se encargó de señalar lo que para él eran torpezas manifiestas de parte de los “progres” que “opinan” en 678.

¿La protagonista? Beatriz Sarlo; una especie de Beatriz Guido Jauretchana, similar en cuanto a su medio pelaje pero mejor formadita –intelectualmente… digo… ¿no?-.

El Fierro se preguntaba: “¿Qué se buscó con esa invitación? ¿Mostrar la supuesta pluralidad política que practica el programa? (aclaro lo de “supuesta” porque en otra nota Pedro se encargó de señalar la negativa existente en ese programa a invitar a PERONISTA ya que parece que a los panelistas les resultaban impresentables) ¿Para qué y con qué fin se invitó a Sarló? ¿Pensaron que la intelectual debatiría seriamente ciertos temas y lograrían que ella cambie de opinión? ¿Creyeron que la correrían con los informes que presenta el programa?

Forster

¿Cuál fue la intención de sentar a un Forster frente a la Sarlo? ¿Mostrar el supuesto nivel “culturozo del programa? El papelón pasado por Forster disculpándose en reiterados momentos y dando “su parecer” a modo de examen tratando que la Sarlo no lo castigue, transformaron la circunstancia en un hecho patético. Ni que hablar del vapuleo que recibió Orlando Barone cuando se le “soltó la cadena” (algo que esperaba con ansias la Sarlo) y la intelectual lo dejó mudo con su “Conmigo no Barone”.

Sintéticamente; en nuestros liberales de izquierda el mal parece ser congénito en términos culturales, y por ende difícil de erradicar por más tratamiento intensivo de “Pensamiento Nacional” que se les aplique. Lo grave se presenta en saber si ese mal no se está haciendo contagioso.

Lamentablemente, y como los “chanchos”, estos personajes pueden que terminen siendo inimputables.

Entre la Farrow y la “Navrati-bola”

Ahora parece que se incorporaron dos nuevas “examinadoras” a las mesas; ¡y en el plano internacional!!!.

Muchos de los mortales de este país ni sabían que Mia Farrow y Martina Navratilova existían y menos que pensaban; menos aún sabían que estás dos señoras eran entendidas en política exterior. Lo cierto es que los medios monopolizados que operan políticamente para desestabilizar a nuestro gobierno se encargaron de anoticiarlos.

Martina

Mia Farrow

Rápida, torpe y pésimamente asesorados, funcionarios de gobierno salieron a notificar ¿a la sociedad, o a los medios que fijan agenda? que la Sra. Presidenta les iba a mandar una carta a ambas “Sras”; y nadie sabe, menos este escribiente, con qué fin lo haría; a simple vista no los hay. Menos aún suponer que simples dichos de dos pobres mujeres de un lejano Estado opresor e imperialista podrían traer serias consecuencia para el país -aunque bien podrían estar en el juego de las apetencias político-financieras del gigante del norte-. A menos que por ser Farrow una, actriz de Hollywood , alguien pensara (¿liberales de izquierda quizá; o derechosos admiradores del norte desarrollado y primermundista?)que luego de sus dichos saldría la caballería de las pantallas listas para atacar a la dictadora.

Esto resultan tan risible como suponer imaginariamente que unos posibles dichos que señalarían la porquería que es el gobierno norteamericano expresados por nuestra gran actriz Norma Aleandro y la gran Gabriela Sabatini, Obama entrara en estado de desesperación y de inmediato se tomara en el trabajo de contestarle a nuestra actriz y a nuestra tenista por temor a que los dichos de las argentinas trasciendan internacionalmente y para que el congreso norteamericano no entre en crisis existencial. Cómico por donde se lo mire.

Es aquí donde aparece mi temor de contagio de ese mal llamado “dar examen”. Preguntas:

Cristina

1)¿A quien le importa las opiniones de un par de ignorantes como Mia Farrow o de una tenista que solo podría responder sobre su deporte si ambas se informan por los perverso “servicios informativos” de su país? Si esas mujeres tuvieran “2” dedos de frente se ocuparían de las barbaridades e inhumanidades que a diario cometen empresarios, banqueros, militares, paramilitares y servicios de inteligencia de su país alrededor del planeta.

2) ¿Quién en el gobierno piensa que la presidenta con todo su talento y alta formación intelectual e ilustración se debe tomar el trabajo de contestar a un par de ignorantes que como tales merecen respeto aunque ese respecto presidencial no se condiga con el no tienen estas dos mujeres  por una primera mandataria y por el simple y solo hecho de que lo es de un país periférico?

3) ¿En que ayudarían las cartas presidenciales (con el riesgo de que sean tergiversada por los propios medios que difundieron las opiniones de las norteamericanas)? ¿Por qué nuestra compañera presidenta se debe rebajar a dar explicaciones a dos seres evidentemente ignorantes e irrespetuosos? Con ignorarlas alcanza.

Pero esa maldita y estúpida necesidad cultural de dar examen a los del norte muy presente en ciertos asesores “progres” se está extendiendo como plaga cultural. Y eso es peligroso porque brinda al enemigo imperialista un signo de inseguridad que jamás se debería mostrar.


Movilidad Social, Educación y Cultura

20 enero 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, de nuestra redacción

A pesar de ya haber sido publicada, insisto en volver  hacerlo por su vigencia. Los tres componentes señalados en el título guardan íntima relación entre sí y adquieren una importancia relevante en procesos históricos como el que le está tocando vivir a nuestro país bajo la égida de los gobierno Peronista de Néstor y Cristina Fernández de Kirchner. La no visualización de esta relación por parte de los funcionarios gubernamentales de las áreas correspondientes puede incidir negativamente afectando la continuidad del proyecto político que inició Néstor y lo continua Cristina.

Foto de V.L.M.Por Victor Leopoldo Martinez

En una oportunidad y dentro de aquella recordada experiencia radiofónica de alternativa educativa llamada “Los Locos Bajitos” que se emitía por Radio nacional en la segunda mitad de los “80” del siglo pasado y de la cual fui creador y responsable, los chicos tuvieron como invitado al entonces ministro de salud de la Pcia de Bs. As. Dr. Floreal Ferrara (gobernaba el primer estado provincial argentino el Dr. Cafiero). En aquella ocasión -1988- ese genial maestro que fue este médico sanitarista aleccionó a los niños sobre la importancia de una vida digna en términos familiares y cómo eso insidía en una buena alimentación infantil, algo fundamental para estar en buenas condiciones físicas al momento de acceder a la educación. Lo hizo con ejemplos simples y sencillos y se encargó de remarcar la manera en que eso repercutía directamente y de manera cualitativa en la vida social de un pueblo.

Le señalaba a los niños, en un pin pon de preguntas y respuestas en las que rescataba de ellos sus vivencias, cuán significativo era que “sus padres tuvieran trabajo digno y bien remunerado. De esa forma –les señalaba- mamá podía cuidarlos y alimentarlos adecuadamente”, algo que permitía no solo estudiar mejor sino también tener más energía para el juego, algo que liberaba la mente y sanaba el cuerpo”. A cada instante les remarcaba que eso no debía ni podía ser “excepcional” sino algo natural y cotidiano en cualquier sociedad para su “normal desarrollo” dentro de una Comunidad Organizada (aquel viejo sabio que lamentablemente ya no está entre nosotros, como buen peronista, no perdía oportunidad para bajar línea).

En otras palabras nadie puede pensar si está hambriento; ninguna sociedad podrá desarrollarse si tiene un sector social que sigue sin tener sus necesidades básicas satisfechas. Es por esto que el primer paso que se debe dar es el mejoramiento de la calidad de vida de TODOS. Ese paso ya lo dio Néstor Kirchner en el 2003.

¿Por qué traje a colación esta anécdota radiofónica? Porque ubica en un correcto ordenamiento estos tres fenómenos mencionados en el título, emergentes en cualquier proceso de cambio. La movilidad social siempre es consecuencia de una decisión política: llevar adelante un proyecto que mejore la calidad de vida de la clase trabajadora y de los sectores más postergados de la sociedad; sin descuidar a nadie desde ya. Hasta ahora siguen existiendo sectores sociales aventajados y otros desclasados y desvalorizados por la misma sociedad; lo indica la realidad.

Si un proyecto político tiene entre sus objetivos realizar y organizar una comunidad incluyendo a todos sus habitantes –sin excepción- brindando a sus miembros igualdad de oportunidades, y se lo intenta aplicar -como lo está haciendo en este momento Cristina-, la lógica “movilidad social” que esto produce, en una sociedad estratificada en clases como es el caso argentino, a futuro puede repetirse la misma historia de “rechazo de clase” que actualmente existe (el habitante de una villa utiliza peyorativamente el “negro villero” para insultar a otro que convive con él en la misma villa; un “piojo resucitao” –en la jerga popular- mira con desprecio a los congéneres que “dejo atrás” fruto de su ascenso social); simplemente cambiarán los villa31

protagonistas. Esta salvedad es de vital importancia ya que es aquí donde juega un papel importantísimo la educación en la búsqueda de generar nuevos paradigmas culturales que no ahonde las diferencias sino que integre a las clases sociales en conflicto; y seguramente se dará desde una identificación cultural. Lo que hoy parece inviable por el bombardeo mediático atemorizante, podrá ser contrarrestado y posible de revertir únicamente a través de la educación. Ese debe ser el pilar fundamental donde se tendrá que asentar definitivamente el proyecto. De ahí el orden terminológico del título.

Digo “de y por” porque existieron razones exógenas para que esto -en términos de integración social- no se diera en largos periodos de nuestra historia.

Hace no mucho tiempo…

Tomemos un ejemplo no muy antiguo. El desempleo que produjo la decisión de muchos empresarios argentinos de sacar el capital del sector productivo para desviarlo hacia el mercado especulativo financiero, nuevo paradigma “empresarial” puesto en vigencia por el FMI y BM a nivel global en la segunda mitad del siglo pasado dando origen a “los capitales golondrinas”, comienza a hacer pie en nuestro país de la mano de la propuesta político-económica llevada adelante por la última dictadura militar (“Plata dulce”). El sector agrario necesitaba que se vuelva a una economía agroexportadora ya que con eso le alcanzaba para seguir enriqueciéndose. Si a eso le sumamos las malas remuneraciones y/o los ajustes a través de flexibilizaciones laborales dentro de las pocas industrias que quedaron en pie por esos tiempos, medidas también “sugeridas” por dichos organismos multilaterales para un supuesto y mal entendido “saneamientos de las economías nacionales facilitadora de inversiones”, el resultado fue un coctel más que explosivo para la mayoría de los países de la región que en nuestro caso desembocó en la crisis de diciembre del 2001. Estas activas políticas neoliberales aplicadas durante 25 años sin interrupción (1976-2001) generaron una cultura de apego hacia el individualismo que generacionalmente prendió en grandes sectores de la población.

La consecuencia fue un fenómeno cultural hasta cierto punto comprensible y en cierto modo justificado. La imposición violenta que se hizo de dichas políticas (represión, encarcelamientos y desapariciones físicas de ciudadanos comunes, dirigentes y delegados gremiales, militantes populares y hasta de empresarios; o sea un accionar genocida contra todos aquellos que no comulgaban con estos principios económicos) fue anulando paulatinamente cualquier idea o posibilidad de intentar un proyecto comunitario. Estas políticas produjeron y ahondaron los males y la postergación de los sectores sociales más desprotegidos, y a la vez un encubierto pero marcado enfrentamiento de clases basado en el paupérrimo pero constante aumento del poder adquisitivo diferenciador e individualista del que gozaba el sector de clase media más aventajado y la clase media alta. Estos dos últimos comenzaron a ver a los desocupados y pobres como potenciales enemigos y/o usurpadores de sus bienes adquiridos. El afianzamiento cultural de esta idea la fogonearon por años los sectores de poder económico a través de los medios de comunicación que siempre fueron sus aliados. Los “caceroleros alfanuméricos” (como dice Pedro) de grandes urbes provenientes de dichas clases y sus argumentos son el más claro ejemplo del buen resultado, del triunfo de aquellas políticas gracias a una acertada pedagogía comunicacional. Primero fue la 125 y “todos eran el campo”, luego fue la ley de medios y “todos eran TN”, despues vino Boudou y ahora “todos son Nisman”. Ninguno se reconoce como “idiota útil”. Y tan es así que estamos hablando de personas que aparentemente cuentan con niveles de alfabetización educativa media y superior. Pregunta: ¿Para qué les sirvió? o en todo caso, esto ¿No muestra acaso el fracaso de cierto tipo de educación con la que se sigue insistiendo? ¿Fueron revisados los contenidos y los valores que se vuelcan en los establecimientos educativos? Por lo menos yo tengo mis grandes dudas.

La clase trabajadora argentina, los pobres y los humildes (muchos de ellos analfabetos) sabían (¡que paradoja!) de antemano que su desgracia era producto de malas decisiones políticas fruto de la codicia de otros sectores sociales con más poder económico y por ende con más recursos para corromper a la clase política para su propio beneficio (Menem. Cavallo, Bullrich, Morales, Duhalde, Carrio, etc, etc. ¡Todos profesionales universitarios! Paradoja por partida doble); o sea, los pobres sabían y saben el “por qué” de su mala calidad de vida y saben quienes son los responsables. Esto por un lado.

Por otro lado el sector social, otrora “beneficiado” por las políticas de ajustes, difícilmente llegue a asumir que su bienestar es el resultado también de esas (para ellos correctas) decisiones políticas. Prefieren eludir toda responsabilidad social sobre pobrezas ajenas y la mayoría de sus integrantes están convencidos que su buen pasar es producto de su “esfuerzo individual” y que nada tiene que ver con cualquier decisión política. Con el correr de los años y el fuerte apuntalamiento desde lo educativo tanto en lo formal como en lo informal (medios de comunicación) y con la segunda década infame (la menemista) como ejecutora implacable de los planes privatizadores y de desguase del Estado, “el salvase quien pueda y como pueda” se internalizó en la gran mayoría de nuestra población y pasó a ser el nuevo y perverso paradigma cultural que aun hoy sigue rigiendo conductas ciudadanas en no pocos sectores sociales de todo el país; y en este nudo gordiano me quiero detener y reflexionar.

Esta movilidad social que a DIOS gracia se está dando en nuestro país, dentro de la lógica cultural actual, puede llevar a que aquellos que lograron mejorar su calidad de vida ascendiendo socialmente adquieran los valores individualista de los otroras ascendidos y comiencen a actuar como tales, ignorando sus orígenes, mirando con desprecio a sus anteriores pares y pensando que lo logrado fue fruto de su esfuerzo y no consecuencia de las políticas económicas y sociales implementadas por el actual gobierno.

Un poco de historia

El nuevo Empresariado Nacional surgido gracias a las políticas económicas implementadas por Perón desde aquel recordado organismo llamado IAPI (Instituto Argentino para la Promoción e Intercambio), difícilmente alguna vez reconozca que en aquella decisión política estuvo la génesis de su crecimiento. De allí su posterior aburguesamiento y su vuelco definitivo a comulgar con los intereses de los sectores oligárquicos tratando de diferenciarse de los sectores populares y de la clase trabajadora a quien pasó a explotar luego del derrocamiento de Perón en 1955. Pero esta actitud fue el fantástico resultado del proyecto educativo nacido al amparo del proyecto del “80” vigente hasta 1943. A pesar del gobierno Peronista habían logrado controlar la educación en sus resorte claves (los contenidos en la enseñanza media y superior) y a los deformados que ya venían de antes del 43 no les resultó dificil enrolarse en los principios de “la libertadora”.

Evita_(fundación)

Con el correr de los años –y de manera no tan llamativa- se comprobó que fueron los sectores populares los que mejor comprendieron las razones de aquel fenómeno de crecimiento y ascensión en el nivel de vida de la clase trabajadora y los sectores postergados, aproximándose al ideario de Comunidad Organizada entre 1945-1955; todo gracias a la educación primaria (donde más y mejor se desarrolló –criteriosamente- un trabajo educativo a través de los “Hogares escuelas”) recibida en los primeros gobiernos del Gral. Perón. Este detalle no menor es el que le permite al PERONISMO seguir vigente; hoy más que nunca, y mal que les pese a todos esos liberales de izquierda que seguiran insistiendo en un Kirchnerismo como instancia superadora de PERONISMO..

Vuelvo a insistir en lo paradójico -pero no casual-. Esta comprensión no se dio en los sectores de clase media y media alta quienes seguramente contaron con mayores posibilidades para acceder a una educación universitaria “dogmáticamente” más “académica” en aquellos tiempos. Esto es algo que sostengo en mi trabajo “Guarda-Polvos…”: La educación es la herramienta mas importante para la concreción de un proyecto político porque es la generadora de la nueva y necesaria cultura que permitirá la consecución del mismo. La universidad, hasta en los años de Perón, era un reducto dominado por la “culta” oligarquía. De allí la necesidad del proyecto justicialista de crear la UTN (Universidad Tecnológica Nacional). Aún así “los académicos” de aquellas épocas (muchos de ellos todavía hoy sentados en los mismos sitios “evaluadores”), no daban validez a los títulos otorgados por aquella nueva Universidad Obrera.

En el ejemplo anterior se puede ver claramente dos productos culturales surgidos de dos proyectos políticos diametralmente opuestos

a)La educación que alimentó la cultura del individualismo liberal en los primero tiempos para luego ser neoliberal; que sembró la semilla del valor especulativo y que propone al ciudadano común un ascenso social diferenciador aceptando “valores” inculcados a través de un determinado “tratamiento pedagógico”; que internalizó la necesidad de una lógica y “justa” partición social donde existen elegidos y réprobos y los primeros puedan dominar a los segundos. En nuestro país, ese proyecto tuvo su génesis en el “80” del siglo XIX, se truncó en 1943, se lo retomó en 1955 a sangre y fuego, se lo intentó volver a truncar en 1973, se lo volvió a imponer a sangre y fuego nuevamente en 1976 y llegó hasta el 2003. Tiempo más que suficiente para hoy ver sus frutos. Sus productos se sienten aptos para entender la “alta cultura” y diferenciarla del resto; fervientes defensores de la “excelencia y el buen gusto” en las “bellas artes”, que pueden ser calificadas como tales solamente por los entendidos de esa “Clase”. Por ignorancia detestan el arte popular de donde por lo general salieron –paradójicamente-, o provienen los más grandes artistas universales. Se trata de una cultura que deja librado a los intereses individuales el destino social de una comunidad.

b)El otro es el proyecto político que se asienta en un proyecto educativo y que focaliza su accionar en el valor social y comunitario del conocimiento; que apunta a organizar una comunidad desde la internalización de la solidaridad y la Justicia Social como valores supremos y comunitarios. Propone una cultura del trabajo como aporte y bien social. El proyecto Justicialista encabezado por Juan Domingo Perón y María Eva Duarte de Perón entre 1945 y 1955 tenía estos objetivos y metas claramente explicitadas. De allí que el ideario peronista haya perdurado tanto en el tiempo.

Dos concepciones

Los señalamientos anteriores ponen de manifiesto dos concepciones distintas de sociedad; del rol del estado; del manejo de los recursos económicos; de la distribución de la riqueza; del rol de los medios de comunicación; del manejo y explotación de los recursos naturales; de la manipulación del medio ambiente; del fin de la educación; del valor de la vida humana. Los dos tienen claros componentes ideológicos aunque el primero le endilgue al segundo la exclusividad de “lo ideológico”, básicamente por ignorancia en algunos aspectos y en otros con la clara intensión de demonizar todo aquello que atente contra los valores “occidentales y judeo-cristianos” que sustentaron y sustentan hoy por hoy la “propiedad privada”.

Muchas comunidades originarias de nuestro “eden” americano priorizaban el bien común y el valor social de los bienes que les regalaba la naturaleza porque entendían que era la única forma de crecimiento; el amparo comunitario. ¿Fueron nuestros anteriores justicialistas?

NOTEBOOK

 

La actual movilidad social está demandando un fuerte trabajo educativo, que no pasa exclusivamente por facilitar el acceso a las nuevas tecnologías o las tecnologías de punta, o enseñar ingles desde chiquito (ya lo hace Macri en el marco de la Ciudad de Bs.As. y queda claro a que tipo de política y de sociedad busca Mauricio para SU ciudad), o aumentando los días de clase. La educación que necesita este proyecto es una educación que tiene que priorizar la selección de los contenidos que afiancen la nueva identidad, que valorice el conocimiento como un bien social y no “capital”, que priorice la solidaridad por encima de la competencia, que la excelencia solo sirve si es aportante de calidad al conjunto de la sociedad, que el compañerismo debe ser la base de trabajos conjuntos, que la valoración del semejante siempre se haga desde la calidad humana y su potencialidad, que destierre el envidia y el egoísmo, que valorice su lugar de pertenencia en lo local, regional y subcontinental,… y puedo seguir.

NOTEBOOK 1

Pero para que esto sea posible hay que lograr un cambio cualitativo urgente en el propio sistema educativo partiendo de la necesaria definición de cuál es la educación que este proyecto necesita; priorizar la nueva cultura que debo estimular y trabajar pedagógicamente desde los establecimientos educativos.

Este es mi humilde aporte en aras de lograr la continuidad de este valioso proyecto político que estamos viviendo hoy los argentinos y que encabeza la compañera Cristina Fernández de Kirchner.

Fotos: ‪escuela267bariloche.blogspot.com; ‪chacabucoysugente.com.ar


LA LEYENDA DE LA RATA

4 mayo 2009

Gentileza de Nestor Gorojovsky nmgoro@gmail.com

Gentileza de Pablo Boetsch

Gentileza de Nacional y Popular

la-rata

Un argentino entra a un negocio de cosas viejas en una callecita de San Telmo.

Pasa el tiempo mirando los objetos en venta y descubre la escultura de una rata.

La estatua es del tamaño de una rata de verdad y tan bien detallada y única que el hombre la agarra y le pregunta al dueño del negocio:

– ¿Cuánto cuesta esta escultura de la Rata?

– Cincuenta pesos por la rata y mil pesos por la historia que la acompaña.

– Quédese con la historia, viejo, responde el hombre – yo compro solo la rata.

 Habiendo completado la transacción, el argentino se va del negocio con su escultura de la rata bajo el brazo.

Cuando cruza la calle frente al negocio, dos ratas vivas salen del desagüe de la calle y comienzan a seguirlo.

El hombre se pone nervioso cuando las ve y comienza a caminar más rápido.

Sin embargo, cada vez que pasa por un desagüe más ratas salen y lo siguen.

La gente comienza a señalarlo y a comentar.

El camina más rápido y pronto comienza a correr.

Mientras tanto, toneladas de ratas salen desde los desagües, los sótanos, los lotes vacíos y los autos abandonados.

Miles y miles de ratas casi le pisan los talones.

El mira la orilla del Río de la Plata y comienza a correr lo más rápido que puede.

No importa que tan rápido corra, las ratas lo siguen chillando de una manera horrible.

Cuando el hombre llega a la orilla del río las ratas que lo siguen cubren 12 cuadras de la ciudad.

El hombre da un salto olímpico hacia un poste de electricidad, se agarra al poste con un brazo y con el otro lanza la escultura al río con toda la fuerza que le da su brazo.

Sube las piernas, se abraza al poste y observa admirado como las miles de ratas se lanzan al río y se ahogan.

Temblando y murmurando para si mismo, regresa al negocio de antigüedades.

El dueño lo ve y le dice:

-¿Ah, regresaste a que te cuente la historia?

-No, responde el tipo.

-Quiero saber si tiene esculturas de Micchetti, De Narvaez y la Carrió….con la misma historia.