CADA VEZ ESTÁ MÁS CLARO…

13 marzo 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO. de nuestra redacción

PEDRO-DEL-ARRABAL-3Por Pedro del Arrabal

Para este texto voy a ir al rescate de fragmentos de otros artículos escritos en esta revista hace ya un largo tiempo y que ustedes podrán encontrar y leer en su totalidad cada uno de ellos acudiendo a nuestro facebook en el ítem “Notas”. La intensión de estas reflexiones solo apunta a tratar de poner a consideración de ustedes Sres lectores lo que nos faltaba para corroborar el diagnóstico que veníamos haciendo (más exactamente desde hace 10 años). Ahora ya sabemos quienes son los “cojos” y hacia donde van. ¿Por qué? Porque se lanzaron a caminar.

Valga la siguiente aclaración. Siempre los que juegan de “pulcros opinadores” nos exigen “altura y civilización” a la hora de expresar nuestras opiniones, mientras nos tenemos que aguantar el basureo y el mierdeo de ellos que sí tienen auto permiso para hacerlo. También nos incitan a la autocensura con el verso de que “no te tenes que poner a la altura de ellos”. Eso es lo que voy hacer. No me voy a poner ni más arriba ni más abajo sino a la misma altura de los destinatarios que aparecerán en el texto. Que espeten lo que quieran y digan lo que se les antoje sobre este escrito y su autor. Los huevos están al plato.

Con declaraciones y opiniones que posteo tras posteo van apareciendo en facebook uno se puede ir haciendo una composición de lugar. A través de opiniones y conceptos twiteados y fallidos en reportajes radiales y televisivos de funcionarios oficiales, candidatos + opinólogos ultra oficialista, los “chochamus” que se colgaron de la baranda izquierda del camión político que hoy conduce la compañera PERONISTA Cristina Fernández empezaron a mostrar más que la “hilacha”, otra intentona por querer crear ese algo político tan gorilamente soñado capaz de borrar de la faz nacional y continental el “hecho maldito” llamado PERONISMO. La intentona de hoy tiene nuevo nombre: “Kirchnerismo”.

Desde una creatividad muy limitada producto del bloqueo neuronal que les produjo el permanente tratamiento pedagógico colonial recibido -y con gusto-(a los de izquierda como a los de derecha; por eso se complementan con tanta facilidad a la hora de operar de manera reaccionaria), difícilmente pueda salir alguna propuesta original.

Veamos y conozcamos cómo y cuándo nace esta intencionalidad “transformadora” de hoy y los antecedentes en la materia, en algunos casos en palabras de los propios “proyectos de autores intelectuales”(digo “proyecto” porque se quedaron en eso nomas, productos inconclusos):

Feinmann J. P.

A)«Tengo que volverme “creíble” para que la derecha me escuche. Esto lo logro de dos modos: o por prestigio o por exhibir mi independencia de criterio.» (Feinmann J.P. ¡Hermoso fallido! Amen del afán de dar examen para ser aceptado por el stablishmen, a confesión de parte relevo de pruebas en cuanto a lo de complementación.)(1)

mocca

B)“También nuestra democracia, como la Roma evocada por Maquiavelo (haciendo referencia a los dichos de este en “ Discursos sobre la primera década de Tito Livio”)creció en el conflicto.”; “Esa apelación a la «responsabilidad» en la contemplación del conflicto sociopolítico provino de voces que venían de la izquierda”(¿?)) rescatando a Carlos Ominami; “…espacios intelectuales como Carta Abierta y de destacadas personalidades del mundo de la cultura popular…han agregado entusiasmo militante y prestigio político a la causa kirchnerista.” (Mocca en sus columnas de Pág/12. años 2013/14)(2)  ¡Claro! ¿Que cultura y prestigio podrían aportar los negros peronistas si nacieron en los cardonales -diría Carlos Vives-. Solo los iluminados de izquierda nos enseñan y enseñarán cómo se deben hacer las revoluciones políticamente correctas.

forster 1

C)“El 17 de Octubre fue un hecho casual y fortuito(¿?) porque las masas ya estaban con conciencia de clase gracias al trabajo previo que los viejos partidos de izquierda habían realizado.” (Forster en una charla en Catamarca ) “–La propia tradición de la izquierda y del marxismo conoce debates extraordinarios en torno de la cuestión nacional (¿?). A comienzos del siglo XX hubo un gran debate alrededor de un libro de Otto Bauer, que fue uno de los grandes socialdemócratas austríacos, que se llama justamente “La socialdemocracia y la cuestión nacional”, donde frente a la complejidad del imperio austrohúngaro con doce naciones, Bauer trataba de pensar esa especificidad.” (Forster en un reportaje en Pag./12) (3)

De los dichos de Forster sobre el 17 de 0ctubre se desprenden simples preguntas. Si el trabajo de las izquierdas fue tan bueno ¿Por qué entonces la reacción popular de aquel 17 de Octubre no se produjo antes? ¿Hubiese existido aquella patriada sin Perón? Los partidos de izquierda preexistentes y sus dirigentes ¿no se la pasaron traicionando los principios clasista de los trabajadores que decían representar poniéndose al lado de la oligarquía porque La Nación le abría sus paginas y el Club del Progreso sus puertas, y porque nuestros obreros no se parecían los obreros europeos (Jauretche)? ¿De que lado estuvieron los dirigentes del PC en el “45”, del lado obrero o al lado del Imperio de la mano de la Unión Democrática? (algo que también eludió señalar aquella noche de charla catamarqueña tanto como se cuidó de mencionar -mientras yo estuve presente en la misma porque en la mitad me retire con nauseas por lo que estaba escuchando- a Galasso, Abelardo Ramos, Jauretche etc, etc.). En cuanto a los “debates extraordinarios que se dieron en la izquierda”(¿?) sobre la cuestión Nacional basados en los análisis de don Otto partiendo de la complejidad del imperio austrohúngaro directamente excede cualquier comentario racionalmente popular.

Por formación y en términos ideológicos resulta imposible que estos “proyectos de intelectuales” alguna vez reconozcan que la última creación político-filosófica universal surgió del genio de Juan Domingo Perón: Las Tercera Posición=Socialismo Nacional=Justicialismo con dirección hacia el Continentalismo y como meta final la Universalización (que no es lo mismo que globalización). ¡Claro! Viniendo de Perón que era un simple “reformista niponazifalangefascista” ¡¿Que valor podía tener tamaña propuesta?!.

Corroborémoslo con Feinmann: Con ese estilo “Yo me amo” que lo caracteriza y que no lo abandona ni cuando se lava los dientes mirándose al espejo, arranca en una entrevista en La Nación con un: «Si usted me pregunta qué soy yo, cuando me definen como un intelectual K, yo digo: “Sí, sí, cómo no, Kant, Kierkegaard, Kafka”. No me insulten, no me tomen el pelo: ¿cómo voy a ser kirchnerista? Yo me formé con Hegel, Marx, Sartre, Adorno, Foucault… ¿y ahora soy un intelectual K?». Y uno se los imagina a Kant, Kierkegaard, a Kafka revolcándose en sus tumbas al enterarse metafísicamente quién es ese que se llena la boca con sus nombres; me los imagino a Hegel, Marx, Sartre, Adorno, Foucault haciendo cola para suicidarse y morirse de nuevo, o buscando dos ladrillos para aplaudirse las de abajo a la vez que gritan a coro ¡¿“Tan mal se entienden nuestras sesudas elucubraciones cuando estas cruzan el Atlántico”?! diría Jorge Abelardo Ramos.

ANTECEDENTES

Buscar superar al peronismo no es nuevo. El Frondi-frigerismo en 1958 fue el primer intento. Con Alfonsín lo intentaron nuevamente recién recuperadita la democracia. Hasta un rebuscado nombre con sonido cautivador le pusieron: «Tercer Movimiento Histórico». Terminó siendo otro fracaso y no solo por exclusiva responsabilidad de Alfonso. Los mismos muchachos -hoy ultra kirchneristas-, apuntalados en aquel entonces por los auto considerados periodistas “Progres” –Lanata al frente de Pag/12 por ejemplo- encaramados en los medios; con Aliverti y Enrique Vázquez incluídos (este último gozando hoy de espacio en la TV pública, lugar que le niega entrada a los peronista), con un Vázquez destilando odio desde radio Belgrano contra lo que él llamaba “el lumpenaje peronista” donde el izquierdista Aliverti lo apoyaba con sus lecturas “Psaicobolche” –dijera Capusotto- de la realidad nacional que ellos veían amenazada por la burocracia sindical peronista; todos colgados de los pantalones del “Coti” Nosiglia eran “Ultra Cordi” (y Feinmann J.P. junto a Tomás Eloy Martínez por tirar dos ejemplares de “hinchas” azuzando desde sus escritos). Con el “Tercer Movimiento…” se regodeaban e imaginaban la desaparición definitiva del peronismo. La pueblada de semana santa contra los milicos “cara pintadas” y en defensa de la democracia los envalentonó. El compañero Ubaldini (¿Otro burócrata y hasta llorón?) junto a los trabajadores les fue mostrando que el pueblo seguía siendo peronista-antioligárquico y fiel a sus postulados porque el verdadero peronismo es el único que nunca lo defraudó. Hasta la intentona de la “Tablada” –una por demás perversa jugada del “Cotí” según filtraron allegados al mandamás de aquella “Coordinadora”, hoy ladero de Luis Barrionuevo en operaciones políticas- fue usada con fines políticos “non santos” y terminó transformándose en un flaco favor al gobierno de Alfonso; todo a espalda del pueblo y dando lugar a lo consolidación de los propósitos “derechosos” que usaban a Rico y Seideldin en sus operatorias.

En su buena fe, inocencia y esperanza (porque el nuestro es un pueblo bueno y noble) se recostó el traidor Menen para arrastra por el fango el ideario popular de Justicia Social y consolidar los intereses de la derecha y los grandes grupos económicos. De esto se cuelgan los reaccionarios de izquierda en su intensión por degradarnos como peronistas. Ni Menem ni Duhalde fueron ni son peronistas; Fueron por derecha “Menemistas” y “Duhaldistas” como hoy por izquierda otros pretenden ser “Kirchneristas”. Se es Peronista o no se es. Con hechos esto se demuestra y uno lo puede comprobar, no a través de masturbaciones ideológicas teóricas. Julio Bárbaro y Jorge Asís podrán decir las imbecilidades que le plazcan pero jamás se animarán a decir que estos Peronista (Néstor y Cristina) en realidad les cagaron los negocios.

CÓMO SE CONSTRUYE POLITICA PERONISTA

En el 2003 la historia le dio a nuestro país otra nueva oportunidad de la mano del Peronismo: puso al compañero Néstor Kirchner como presidente. Pero existe un detalle para nada menor, los que acompañaron aquella anterior y nefasta experiencia Cavallista- Frepasista (continuación del menemato) por izquierda, de golpe renacieron otra vez más como protagonistas en la política nacional cual eternos Fénix de la intelectualidad colonizada vernácula. En el 2001 el pueblo pedía que se fueran todos; ellos, como es habitual en los que juegan desde una “segunda línea”, ni se dieron por aludidos. Es de imaginar que para Néstor –como buen peronistas que era- en el 2003 y con el bajo porcentaje con que había llegado a la presidencia, sabía que para poder hacer un buen adobe, al barro también le hacía falta agregarle “ramas” y bosta, y no solo le agregó con la mano derecha (Lavagna por ejemplo) sino con la izquierda también (entre los cuales están los aporte de la “Fede” vueltos de golpe Peronistas: Filmus por caso).

Volvamos a uno de los ideólogos que ofrecieron producción intelectual de la peor estofa para la construcción del imaginario Kirchnerista: José Pablo Feinmann. El propio “Flaco” –Néstor Kirchner-, de quien mitómanamente se inventó como su “consultor”, lo deschavó en un mail donde le canta la justa:

«Hay veces que me decepcionás y otras que no. Los dos tenemos una historia anterior. Cada uno de nosotros sabe cuál es. (la del “Flaco” se la conoce, pero la Feinmann ¿También?) No sé si pensar que tus declaraciones son el producto de una noche de insomnio o es esa tendencia de algunos que se dibujan intelectuales y se creen superiores, diferentes a los demás y hasta más inteligentes que el común de los mortales. Pero, y disculpame que recurra a una frase peronista, “la única verdad es la realidad.” Ser intelectual no significa mostrarse diferente, tal como ser valiente no implica mirar a los demás desde la cima de la montaña. … tenés miedo. Miedo de que te confundan, porque creés que la individualidad te va a preservar. José Pablo, yo no soy Mandrake el Mago. Soy apenas un ser humano que asumió la presidencia de la Nación con el menor porcentaje de votos de la historia argentina, 22 por ciento, y en el momento más difícil de nuestra historia reciente. Néstor Kirchner

Entre el texto de aquel mail enviado por Néstor y su ego que le gritaba “vos tenés que quedarte con la última palabra”, una vez más triunfó su ego:

«No bien ví ese material tomé una decisión definitiva: jamás voy a aceptar otra vez una nota en un semanario argentino (como si los semanarios extranjeros estuvieran haciendo cola para entrevistarlo). Tampoco en radio. Ni televisión. Nada. Nada –al menos– de notas políticas. Ellos, siempre, presentan el material de un modo en que te hacen decir lo que ellos quieren. (¡Que descubrimiento por Dios!!! Nota: Además esto no fue así. Continuo aceptando notas.)»

Hablando de ego:

Si vos me preguntas qué soy a esta altura de mi vida: soy feinmanneano” sostiene el ¿filósofo? en la entrevista de marras

¡Mierda…! ¡Qué modestia!!! ¿Y que carajo será ser feinmanneano? ¡Gran trabajo para la intelectualidad eurocentrista, si es que alguna vez en la Europa soñada por Feinmann apareciera alguien “loquito” que decidiera perder el tiempo analizando las pelotudeces dichas por un mediocre espécimen sudaca!

Mediáticamente inflado por Tristán Bauer (otro que se las trae) en su Canal Encuentro, Feinmann nunca dejó de ser un simple tilingo ansioso de ser tenido en cuenta por el stablishment culturoso vernáculo; un integrante más de esas tristes “izquierdas leninistas con historias parecidas a la nada. Otro miembro de esa secta de mártires con destino de pasillo universitario” se lo podría identificar rescatando palabras de Nicolás Casullo.

Luego de la lamentable partida del compañero Néstor, los de esta singular y eterna izquierda liberal hoy pretenden ser la vanguardia lúcida que puede aleccionar y conducir a esa nueva creación que ya decidieron, es la instancia superadora del peronismo: “el fenómeno Kirchnerista”.

El verso más perfecto se comenzó a tejer mucho antes; desde el mismo momento que vieron en el kirchnerismo la hendija por donde colar y operar desde adentro. Lo importante era comenzar a trabajar sobre la idea de que la verdadera historia del peronismos comienza con los “iluminados” dirigentes Montos y sus acciones de finales de los “60” y comienzo de los “70”. La resistencia peronista posterior al golpe de 1955 no existió. El peronismo del primer y segundo gobierno fue fascismo y que con Perón en el gobierno en el 73 ese fascismo había regresado.

Feinmann insiste y vuelve con las mismas pelotudeces de siempre. Antes Perón era el “facho” y Evita la revolucionaria de izquierda, hoy: «Cristina está a la izquierda de Néstor»

Independientemente del actual personalismo que acompaña a Moyano y que lo hizo perder de vista la cuestión política de fondo, el odio hacia él surge por su condición de dirigente gremial: «… a nadie le conviene un gobierno de Moyano (cuando se corría la bola que buscaba acompañar a Cristina en la formula del 2011). Ahí sí que van a ver lo que es el autoritarismo peronista. Lo va a llamar a Duhalde, a Menem, a Rodríguez Saá, y viene la derecha peronista.» O sea, Feinmann el diagnosticador, te anticipaba: Si Cristina incorporaba Moyano ya dejaba de ser de izquierda para pasar a ser la boluda de la historia.

Fue clara la intensión: Asociar definitivamente a la clase trabajadora Argentina con el peronismo fascista (Duhalde, Menem, Rodríguez Saá), cuando en realidad fueron los trabajadores los que, con Moyano a la cabeza y por tomar ejemplos recientes, enfrentaron al neoliberalismo menemista. Fue Moyano el que enfrentó a fuerza de “contra piquetazos” peleando en las rutas el intento golpista agrogarca tras la 125, mientras Feinmann se masturbaba “civilizadamente” junto a otros con “elucubraciones intelectuales” sobre cómo combatir aquel intento golpista.

«A veces me invitan a dar una conferencia para gente de La Nación, diario que compro y casi no tolero leer: no leo, por ejemplo, esa basura de “la foto que habla. (Intelectual que gasta guita al pedo en material que no tolera leer, más que intelectual es un boludo masoquista) y voy; y vienen a escucharme quinientas personas y doscientas se quedan afuera. Y modera Nelson Castro» (¡Que lujo!)

Evidentemente al trabajo lo viene desarrollando desde hace tiempo. El objetivo político de “Joseph Paúl” también esta resultando transparente: embarrar la cancha, jugar para los grupos de poder y hacer de Cristina una perfecta antiperonista: « La cosa es más lenta, pero hay signos: a la liturgia del movimiento ya no la usan, no se canta, no hay fotos de Perón ni de Evita, no hay escudos, Cristina jamás cita a Perón. Hay algunos atisbos.»  Leído esto en La Nación elucubremos en joda: ¿Será cierto que Cristina tiene en Feinmann a su maestro en antiperonismo? Cristina ¿Lo tomará como asesor ideológico, político e intelectual a Joseph Paúl en su lucha por desprenderse del peronismo?

Tenemos otra prueba; Forster en Catamarca lo dijo bien clarito. “Poco importa quien vaya a ser el candidato y si pierde Cristina en el 2015. Este gobierno ya generó (¡Por fin! ¡Y está convencido!) esa instancia superadora del peronismo que supuestamente es el Kirchnerismo que caló -según él- en el 30% de la población del país (lo piensa como ese piso propio que ellos, los “lucidos”, conducirán en el futuro”) ¡Pobrecito!

ACIERTO

La Frase de un joven militante Peronista de Gral. Rodríguez de nombre Emiliano expresada en un comentario de Facebook, sintetiza esos errores en el tiempo y en las formas que hoy intenta ganar espacio en la realidad política actual: «El progresismo actual es a lo “70” lo que el “Mitrismo” a la historia oficial». Veamos : “Es inimaginable pensarnos sin Sarmiento y pensar a Facundo sin Sarmiento. Sarmiento pensó el desierto, pensó la campaña, como no la había pensado nadie. Y le dio a la figura de Facundo una relevancia mítica, que sin la escritura de Sarmiento no la hubiera tenido.” Error y menoscabo de parte de Forster. Error porque Sarmiento no pensó, imaginó el desierto y la campaña, algo que engrandece su libro Facundo simplemente como obra literaria ya que todo eso que describe en ella lo desconocía. Pensar algo desde el desconocimiento es ficción, ergo el libro Facundo es ficción y ahí Forster tiene Razón al decir que le dio una relevancia mítica. Menoscabo porque resulta extremadamente perverso e injusto para con nuestro gauchaje que vio en caudillos como Facundo, Peñaloza, Felipe Varela el sindicato que defendía sus intereses y dignidad, pensar que sin Sarmiento Facundo no hubiese existido. Creer que Quiroga fue tal gracias al escrito del “Ilustre(¿?) Sanjuanino” es un menoscabo a la inteligencia y el pensamiento de ese pueblo que vio en Juan Facundo un líder político-sindical como lo fueron tantos otros caudillos provincianos y hasta el propio Irigoyen, o Perón, Alfonsín y hasta Néstor Kirchner.

En ese mismo reportaje Forster tiene la siguiente respuesta a la pregunta periodística –Usted anunció públicamente que invitará a Sarlo para algunas de las actividades. ¿A qué actividades?

–Cuando digo Beatriz Sarlo, también pienso en Juan José Sebreli, Carlos Altamirano, Horacio Tarcus, Maristella Svampa y Luis Alberto Romero, para tomar una diversidad de actores de la vida intelectual académica argentina. Beatriz podría perfectamente participar de “Los Frondizi”, que incluye a Arturo, a Risieri y a Silvio, porque me parece que es una pintura extraordinaria de la compleja trama de la vida política, intelectual, académica argentina. Lo más reaccionario a nivel de pensamiento, todos en una misma bolsa; y no creo que sea para domesticarlos, sino mas bien, y para el caso que la cosa “cambien de mano”, su aséptico modo de gestionar lo libere de cualquier riesgo. Entonces no nos puede asombrar que Abal Medina le quiera rendir homenaje al reaccionario Guillermo O’Donnell, y Galasso siga quedando relegado; o que en un “fallido expresivo” Randazzo se mande el moco de señalar una supuesta superioridad del Kirchnerismo por sobre el peronismo independientemente que el señalamiento aparezca como descontextualizado de la idea general que “trenero” quiso decir. Todo esta quedando muy claro.

REACCIONES COMPRENSIBLE

La miopía política (aunque me inclino más por pensar que en realidad se trataría de otra perversa jugada del gorilismo hecha por izquierda) está tensando la cuerda en la interna política oficialista para impedir cualquier posibilidad de recreación del Frente Nacional con los trabajadores a la cabeza. Con sus más y sus menos están repitiendo aquellas maniobras dispersantes que tanto daño hizo en los “70” y que sirvió de caldo habilitante para el golpe criminal de derecha contra el movimiento popular Peronista. Hasta el mismísimo PC acompañó la cruzada antiperonista nacida el 24 de marzo de 1976. “Para que este país pueda funcionar hay que matar a por lo menos 500 mil peronista” Luciano Benjamin Menéndez (1977) Evidentemente los “zurdos nacionales” y por ende los peligrosos siempre fueron y son los peronistas; el resto, por formación, para la oligarquía son total y absolutamente permeables, maleables y todos los “ables” que existen. Gracias a Perón el pueblo Argentino despegó de esa colonización. Esto, para el zonzaje cocinado en el caldo de un pensamiento liberal de izquierda que los ubica siempre del lado del cipayaje, es imperdonable.

Sobre esta realidad es totalmente normal, lógica y comprensible la reacción de una compañera peronista platense que posteo en su facebook lo siguiente:

“Esta mañana escuchaba en un programa de radio “ultra kirchnerista”, a raíz de la efeméride camporista, la serie de lugares comunes que esgrimen los compañeros en torno a la última presidencia del General Perón que se reducen a la colosal burrada de tildarlo de “derecha.” Si esa gestión fue de “derecha”, diría a los ultra, nuestro actual gobierno PERONISTA está cuanto menos en pañales… cada día me convenzo más que este tipo de juicios o aquellos de que el Kirchnerismo es más que el Peronismo y etc.:

1.- Tienen un trasfondo que lo sostiene que es un entendimiento del Peronismo desde preconceptos negativos de éste último.

2.-El Kirchnerismo es una manifestación del peronismo por su historia, por las acciones implementadas y por compartir sus mismos enemigos.

3.-El peronismo fue y continúa siendo la resolución política organizada y concreta de los problemas de la DEPENDENCIA argentina y se presenta como una experiencia histórica que marcó el punto más alto de la INDEPENDENCIA nacional y del BIENESTAR del pueblo argentino. 

4.-Durante dieciocho años de exilio, millones de argentinos pelearon por el regreso de Perón a la patria. Como el gaucho pobre del poema hernandiano había vuelto, decidido: “A ver si puedo vivir/ Y me dejan trabajar.” El objetivo de su tercera presidencia fue, sin lugar a dudas y fiel a su doctrina y a su historia, la LIBERACIÓN NACIONAL.

La reconstrucción del país continuaba teniendo como columna vertebral al MOVIMIENTO OBRERO organizado, formado y capacitado. El medio para alcanzarla era la UNIDAD NACIONAL y la reconstrucción del hombre argentino a través del pacto social, el diálogo plural con las fuerzas políticas y la puesta en marcha del Plan Trienal. Ganó las elecciones con un 62 por ciento de votos. Del 25 de mayo de 1973 al 1 de julio de 1974 desarrolló una política de gobierno que en pocos meses fue capaz de contener la inflación, elevar el salario real, reducir el desempleo, aumentar la participación de los trabajadores en el PBI en once puntos porcentuales, consensuar una Ley de Contratos de Trabajo, reactivar el mercado interno y fomentar la producción industrial, nacionalizar la banca y el comercio exterior agropecuario, reglamentar el capital extranjero, poner en marcha la construcción de represas hidroeléctricas y el suministro eléctrico por energía nuclear, llenar las aulas universitarias de nuevos estudiantes, diseñar un Plan para el autoabastecimiento energético, incorporar al país al Movimiento de Países No Alineados, expulsar las misiones militares extranjeras de suelo argentino, intentar recuperar diplomáticamente las Islas Malvinas, romper el bloqueo a Cuba, resolver viejos conflictos limítrofes, abrir nuestro comercio a China, la Unión Soviética y los países socialistas, unificar a todos los partidos democráticos en un proyecto de consenso, relanzar el proceso de unidad continental, entre las medidas más relevantes.

5.-En un contexto de grandes fraccionamientos hacia el interior del movimiento nacional, con casi ochenta años y la salud quebrantada, Perón diseñó su último aporte al país: el Modelo Argentino para el Proyecto Nacional. Síntesis acabada del estadista y líder político más importante que ha dado el Continente. En sus páginas reflexiona sobre los modos de revertir la dependencia colonial del país, el rol del imperialismo, las políticas económicas y las formas de organización política de la Nación, la Justicia social, el desarrollo de una cultura nacional que enfrente el neocolonialismo, la necesidad de lograr la soberanía científico tecnológica, el rol de la Universidad y de los intelectuales, la ecología, la organización institucional del proceso de cambio… Si esto es un programa de “derecha”, la “derecha” es auténticamente revolucionaria.   

Sobraba claridad en todo el texto. Solo se me ocurrió comentar:

Mi muy estimada compañera, agradezco enormemente sus valiosísimos y esclarecedores aportes (le conozco varios y todos excelentes). Me tomo el atrevimiento de recurrir a su reflexión e incluirla en mi próximo artículo para EL EMILIO. ¡CADA VEZ ESTÁ MÁS CLARO!!! No aprenden más!!! Están dispuestos -y por lo visto decididos- a cometer las mismas cagadas político-ideológicas que en el 73/76. Creo que la lucha por la descolonización mental se va hacer cada vez más ardua. Como bien lo decía nuestro maestro y guía, Gustavo Cirigliano: “Al no tocarse la cuestión de fondo en materia de educación y formación docente -en todos los niveles- e insistir en la formación colonizadora eurocentrista dentro de las “capacitaciones” actuales, no solo en el sistema formal sino y culturalmente en el informal, se siguen REPRODUCIENDO los pejertos de hace 40 años y con su aumento en número agravando la situación” (lo de “pejerto” es un agregado mío). ¡Mierda que resulta jodido comprobar que el “cojo, realmente era cojo nomas”!!!. Abrazo enorme compañera y nuevamente gracias.

Notas

1.- https://www.facebook.com/notes/el-emilio/lo-de-feinmann-joseph-paúl-era-cuestión-de-tiempo/10151078808945567

2.https://www.facebook.com/notes/el-emilio/cuestiones-políticas-según-ciertos-medios-de-comunicación-reflexiones/10155234620775567

3.- https://www.facebook.com/notes/el-emilio/la-intelectualidad-y-el-pensamiento-nacional/10154436812100567


LOS ALIADOS POSIBLES Y EL ENEMIGO PRINCIPAL

5 febrero 2009

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

Gentileza de Aldo Battisacco

Por Norberto Galasso *

Días atrás, se publicaron en este diario[i] notas de opinión de Hugo Barcia y Alcira Argumedo referidas a declaraciones de Pino Solanas donde responsabilizaba por la mortalidad infantil no sólo al Gobierno, sino también a “cómplices, mentores intelectuales, etc.”, entre los cuales se hallaría el grupo Carta Abierta. Alcira no refutó las apreciaciones correctas de Barcia sobre la mortalidad infantil, sino que fundamentó el furibundo antikirchnerismo de Proyecto Sur en siete puntos, entre los cuales los puntos 2, 3, 4 y 6 corresponden a uno solo: la política del Gobierno respecto a los recursos naturales; el punto 1 se refiere al Tren Bala, proyecto que puede considerarse frustrado, el 4 al blanqueo de capitales y el 7 a la prórroga de las licencias a los medios de comunicación. Además, ratificó las críticas de Pino a Carta Abierta. Estas posiciones no son nuevas en Proyecto Sur: en La Nación, Pino ha señalado que “Kirchner es un traidor a la patria e hipotecó el futuro” (29/9/2007), en Perfil sostuvo que “Kirchner continúa a Menem” (20/5/2007) y últimamente calificó a este gobierno de “antinacional y antipopular”. Si esto lo pregonasen Altamira, Ripoll o Alderete, no escribiría estas líneas pues la izquierda abstracta, liberal o antinacional, como se la quiera llamar, se ha especializado, desde Yrigoyen hasta hoy, en ser funcional a la reacción, en nombre del socialismo y sólo la izquierda nacional ha sabido comprender a los movimientos nacionales cabalgando a su lado mientras intentaba mantener su independencia política, ideológica y organizativa, aunque también allí hubo claudicaciones como la de Ramos (Jorge Abelardo) frente al menemismo. Pero como estas críticas (confundiendo al posible aliado con el enemigo principal) provienen de compañeros con los cuales hemos transitado caminos de lucha, como en el frustrado Proyecto Sur de 2002/03, alguien que pertenece a las bases de Carta Abierta, orienta la Corriente Política E. S. Discépolo y dirige el periódico Señales Populares, se ve obligado, con el dolor que provoca criticar a antiguos compañeros, a intervenir en la polémica.

A las críticas de Alcira, podemos oponer:

1) La avanzada política de derechos humanos del kirchnerismo.

2) La avanzada política latinoamericana que contribuyó a hundir el proyecto del ALCA, que desde el Unasur contribuyó a evitar el golpe de Estado en Bolivia y que ha logrado la simpatía y apoyo de Chávez y Fidel, quienes, según parece, saben algo de imperialismo y cuestión nacional.

3) La depuración de la Corte Suprema de Justicia con la incorporación de figuras de capacidad y conducta incontrovertible.

4) El recupero de los aportes previsionales al tomar las AFJP, dando un fuerte golpe al poder financiero.

5) La reconversión de una economía de especulación por un modelo productivo que permitió una importante disminución de la desocupación y la pobreza.

6) El intento de redistribuir el ingreso a través de la Resolución 125, afectando la renta agraria diferencial, en el mismo sentido que lo hizo Perón en el ’46 a través de los tipos de cambio selectivos. (En este caso, no vale el argumento de Alcira acerca de la votación de Lozano, pues la AFIP (resolución 1898/2008) inició acción contra las grandes exportadoras por los 1700 millones de pesos evadidos (El Cronista, 22/1/2009). Y aun cuando no lo hubiera hecho, esto obligaba, por lo menos a la abstención y no a ser cobertura de izquierda de la nueva Unidad Democrática que están conformando Carrió, Morales, López Murphy y otros.)

7) El recupero del rol del Estado: en Correos, Aguas, transporte aéreo, astilleros, algunos ramales ferroviarios, proyecto de tomar la fábrica de aviones de Córdoba y el canal Encuentro.

El kirchnerismo es pues todo esto y es también buena parte de lo que dice Alcira, como ocurre normalmente con los movimientos nacionales en gestación, policlasistas, contradictorios, clientelistas, pragmáticos, conciliadores, con “amigos del poder” que hacen negocios. ¿Se lo tenemos que decir nosotros, desde la izquierda nacional, justamente a los peronistas? Diría Jauretche, ¿dónde se ha visto que los hijos enseñen a los padres cómo se hacen los hijos? ¿Qué hubiera hecho Pino cuando Perón se negó a expropiar a la corrupta y recorrupta CADE? ¿Hubiera dicho que era “un gobierno antinacional y antipopular”? Claro, desde la izquierda abstracta es fácil decir, ¿por qué Perón no desarrolló fuertemente la minería?, ¿por qué apenas dio el puntapié inicial con Somisa cuya primera colada es de la época de Frondizi? ¿Y el contrato petrolero con la California? ¿Habría dicho acaso: “¡Qué antinacional y antipopular es este Perón!”? Pino dice en otro artículo: “Perón no estaría hoy en el PJ”. Yo pregunto: ¿era mucho mejor el PJ del ’54? ¿No había entonces “amigos del poder” que hacían negocios? ¿Quiénes eran Jorge Antonio y Silvio Tricerri? ¿O entonces resulta que Codovilla tenía razón siendo funcional al imperialismo para que sanease a la Argentina emporcada por los “negros peronistas” del ’45?

Por otra parte, somos ya lechuzas demasiado cascoteadas para entrar en la moralina boba de la Carrió: la corrupción es intrínseca al capitalismo y cuando está la reacción en el poder disimula sus negocios con leyes a su conveniencia; cuando estamos los del pueblo algunos violan esas leyes y hacen sus negocitos. Pregúntenle a Chávez, que sabe de esto, como también de la clase media de Caracas escandalizada moralmente, aunque, igual que la nuestra, evade impuestos con toda naturalidad.

Por momentos me asombro, porque parece que hay que enseñarles peronismo a los peronistas. Ningún gobierno, decía Perón, cumple el 100 por ciento de los objetivos nacionales y populares, porque está el enemigo que también es fuerte. Cuando cumple el 50 por ciento o más ya el balance es favorable. Jauretche le decía a Jorge Del Río cuando se deslizaba a la oposición porque Perón no expropiaba la CADE: “Es importante, sí, pero usted no puede ver la historia por el agujerito de la cerradura de la CADE”.

El balance general es el que interesa. Escuchen esto mis viejos y queridos amigos: “Hay muchos actos, y no de los menos trascendentales por cierto, de la política interna y externa del general Perón que no serían aprobados por el tribunal de las ideas matrices que animaron a mi generación. Pero de allí no tenemos derecho a deducir que la intención fuese menos pura y generosa. En el dinamómetro de la política, esas transigencias miden los grados de coacción de todo orden con que actúan las fuerzas extranjeras en el amparo de sus intereses y de su conveniencia. No debemos olvidar en ningún momento -cualesquiera sean las diferencias de apreciación- que las opciones que nos ofrece la vida política argentina son limitadas. No se trata de optar entre el general Perón y el arcángel San Miguel. Se trata de optar entre el general Perón y Federico Pinedo. Todo lo que socava a Perón, fortalece a Pinedo, en cuanto él simboliza un régimen político y económico de oprobio y un modo de pensar ajeno y opuesto al pensamiento del país” (1947). No hace falta que te diga a vos, Pino, que hiciste recientemente una película sobre “los hombres que están solos y esperan”, que el autor es Raúl Scalabrini Ortiz. Por eso, como decía Jacques Prevert, es muy peligroso dejar que los intelectuales jueguen con fósforos porque, retomando a Jauretche, combatir lo bueno (“desgastando” , creando “clima destituyente” ) puede significar que en vez de lograr lo mejor, sirvamos para que vuelva lo malo.

En esta Argentina de hoy hay que luchar para profundizar este proceso, cabalgándole al lado, marcando críticas, proponiendo soluciones superadoras, empujando, pero no atacando desde enfrente, presionando para que fracase, porque la única opción que hay hoy la conocemos y viene de lejos: Bullrich Luro Pueyrredón, Pinedo, Estensoro, López Murphy, Grondona, Anchorena, los grandes pulpos mediáticos… y el Tío Sam.

Por esta razón, Proyecto Sur debería sumarse a Carta Abierta en vez de arrojarle críticas y trabajar desde allí, para incorporar a la lucha a los sectores populares, para movilizar, exigiendo al Gobierno que profundice lo realizado, porque -y vuelvo a decir, me da vergüenza explicarlo a compañeros de larga militancia- aquí hay una cuestión nacional argentina y latinoamericana por resolver. Y estamos frente a una oportunidad como nunca tuvimos antes. Lo saben Fidel, Chávez, Evo, Correa y muchos otros y lo intuyen los pueblos. Quienes socaven este proceso -con planteos que desconocen la correlación de fuerzas existente- asumen una grave responsabilidad si se frustra esta gran oportunidad para ir dando pasos hacia una América latina unida y soberana, marchando en el camino del socialismo del siglo XXI.

* Historiador y ensayista.


[i] “Gurkas. testimoniales. voceros del Medio Pelo” Nota publicada por el matutino Pág./12 el martes 27 de enero del 2009, firmada por Alcira Argumedo, integrante de Proyecto Sur.