EL VIEJO Y TRADICIONAL ESPEJO

31 julio 2017

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política y educación.

“Se es liberal, marxista o nacionalista partiendo del supuesto que el país debe adoptar el liberalismo, el socialismo, o el nacionalismo (y ahora el “socialismo capitalista”(¿?), de creación de don Martí) y adaptarse a él, partiendo del supuesto doctrinario importado, reproduciéndolo y forzando a la naturaleza a condicionarse a él.”

Arturo Jauretche

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

La lectura de la nota titulada “Populismo vs. Estado de bienestar” (que podrán leer de manera completa al final de este texto) que en su habitual columna “Hablemos de educación” el Lic. Martí publicó en el matutino EL ESQUIÚ el día lunes 24/07/2017, generaron en mi algunas preocupaciones que no puedo pasar por alto por dos motivos:

1) La responsabilidad que conlleva construir un texto con valor pedagógico utilizando un medio de comunicación (sabiéndolo “formador de opinión”) para su difusión y…

2) La peligrosa confusión conceptual que tiene su autor respecto de varias cuestiones que intentó desplegar en lo que yo definiría como una disquisición de tipo ideológica en relación a nuestra política que cayó en la volteada dentro de su análisis sobre los populismos latinoamericanos.

De todos modos debo reconocer que independientemente de lo señalado anteriormente resulta interesante el texto porque sirve a los fines de desmitificar ciertos relatos, todo dentro de un sano intercambio democrático ya que estamos en las antípodas en materia ideológica, en mi caso claramente identificable ya que no escondo mi pertenencia al ideario popular (me niego a ser populista) peronista; o sea, para un “intelectual académico reaccionariamente antiperonista” vengo a ser una especie de “nipo-nazi-falange-fascista” jauretcheano (una especie de “trensubtemetrocleta” pero… populista).

Difiero en lo sustancial con el contenido del escrito de marras, aunque debo elogiar ese reconocimiento que hace de los desastres sociales causados en todo el mundo por el liberalismo pero… ¿hasta ahí llego su amor?. ¿Y del neoliberalismo qué? Entonces y con el mismo derecho quiero hacer público algo que me atañe señalar en términos políticos –la educación es un hecho político en si mismo- por ser, primero ex docente y segundo pedagogo responsable dentro del concepto Freireano de educación permanente. Además soy un lector compulsivo por avidez intelectual y defecto profesional (soy periodista) algo que me lleva, entre otras publicaciones, a ser otro lector de los muchos que seguramente tiene ese matutino.

Por las diferente colaboraciones en materia de notas de opinión que en diversas ocasiones y a lo largo de los últimos 4 años realicé para EL ESQUIU.COM, cualquier lector sabe desde qué lugar y posición político-ideológica expreso y escribo. Yo desconozco la del Sr. Martí.

MARTI 1

Hecha esta aclaración me interno Jauretchanamente en el Texto del Lic. Rubén David Martí, que según reza su curriculum es rector de la Universidad Fasta (que en realidad es un instituto de estudios superiores confesional privado subsidiado por el Estado) que funciona en el tradicional Colegio del Huerto de esta capital catamarqueña. Además dice dicho curriculum que es Lic. En Ciencias Políticas y que estudió Ciencias de la Educación en Chile.

Resulta muy interesante cotejar su más que notable admiración por la cultura nórdica (cabe aclarar para cualquier desprevenido que la cultura nórdica tuvo y tiene fuerte influencia anglosajona; o sea influencia de los “bárbaros” de la historia antigua según lo definieron los prohombre de la cuna de la cultura que fue “latina” y estuvo ubicada en el sur de Europa –Grecia y Roma-) resaltada en la primera parte del texto (Suecia, Dinamarca, Finlandia, Noruega e Islandia) tan contrastante con su marcado despreció por los “populismos” latinoamericanos como supuestas réplicas –según él- de los populismo latinos de Europa (los ubica y señala puntualmente: España, Italia y Grecia casi al final del texto y no creo por casualidad).

Esto, en mi modesto entender, pone de manifiesto una determinada formación –o colonización cultural para ser más preciso- y un interés de su parte por diferenciarse de manera mitro-marxisticamente de todo aquello que tenga olor a “latino”. Esta identificación anglófila es recurrente en todos sus escritos y para nada es reprochable. Lo grave es venderlo como panacea.

En términos genealógico resulta un tanto ilógico ese desprecio ya que por apellido queda claro que el origen de sus ancestros es español y no anglosajón (El origen del apellido Martí se lo puede ubicar en Aragón, o en Cataluña, en el Levante; o en Valencia, Alicante o Castellón); pero resulta totalmente comprensible si hablamos en términos culturales y más cuando se trata de “academicismo” argentino.

Pero veamos.

MARTÍ 2

Dice Martí: Sin querer hacer un análisis histórico de cada uno de estos sistemas”…   para dos renglones más abajo señalar a la hora de considerar como única opción (obviamente se refiere al populismo y dicho esto dentro de lo que podría llamarse “campaña política encubierta para el FCyS-Cambiemos”) las políticas aplicadas en nuestro país y en nuestra provincia desde hace décadas”. Por empezar un Estado de bienestar no es un sistema en si mismo sino, y en todo caso, el producto de la aplicación de un sistema político. Por otro lado hacer la salvedad de no querer hacer análisis histórico para luego sentenciar sobre una política aplicada por décadas suena a un neologismo más próximo a un raro oxImoron ya que hablar de décadas implica mínimamente un análisis histórico.

Evidentemente el autor desnuda cierto temor por incursionar en determinada historia que nunca fue aséptica ni asexuada y menos aún apolítica. Para eso recurre a ciertos eufemismos. Es clara su intensión de restarle los marcados componentes ideológicos que tuvieron todos los acontecimientos a lo largo de la existencia del hombre.

Estado de Bienestar no es lo mismo que Estado Benefactor aunque desde diversas “escuela de pensamiento político” hayan logrado fundir lo liberal con lo socialdemócrata, el socialcristianismo y el keynesianismo dentro de las Ciencias Política para luego venderlo como un producto terminado a los fines que se lo estudie en ámbitos “académicos”, incluidos los católicos.

Tomar como ejemplo los estados nórdico europeos para una elucubración política con fines de traspolación resulta por lo menos errónea básicamente porque desnuda un profundo desconocimiento de la idiosincrasia del ser latinoamericano en lo sustancial por un lado, porque ninguna historia se repite con iguales características por cuestiones de tiempo, formas y circunstancias (salvo en nuestro país donde la oligarquía nativa con fuerte identificación no por “casualidad” con lo anglosajón –“civilización”-, viene triunfando en materia cultural por no haber perdido nunca el manejo de los resortes educativos, desde Caseros -1852- en adelante) por el otro, y por ultimo porque resulta disparatado comparar valores culturales, modos de ver y concebir la vida, esa cosmovisión que lleva a definir qué se entiende por bienestar tanto social como educativo en un poblador por ejemplo de Hualfín, o Singuil, del propio Villa Cubas de esta capital provincial; o de Charata del Chaco, Añatuya de Santiago del Estero o de Las Plumas de Chubut (que entre ellos ya hay notables diferencias) con los valores que pueden llegar a tener los Sueco de Estocolmo, Gotemburgo o Upsala, o los dinamarqueses de Odense, Copenhague o Arhus.

Suena como muy disparatado!!!      

A continuación y con el subtítulo de “Populismos Latinoamericanos” destaca que dicho sistema fue practicado tanto por partidos de derecha, izquierda y centro; sin dar ningún ejemplo que sustente tamaña teoría.

Si no fuera porque suena a otro oximorón pero esta vez de tipo ideológico referirse a “populismo de derecha”, yo podría inferir sin temor a equivocarme, cierta intencionalidad antiperonista, de esa que está muy presente –pero a esta altura ya desactualizada- en los que no pocos denominamos “psico-bolchaje” vernáculo. A menos que identifique al “menemismo” –que no fue peronismo- dentro de esa categoría. Además conozco a muchos pensadores de izquierda y no pocos de ellos me honraron y honran con su amistad, tal el Caso de Abelardo Ramos, Spilimbergo, Hernández Arregui, Puiggros, Norberto Galasso y pensadores nacionales como el propio Jauretche, José María Rosas, Methol Ferrer, Fermin Chaves, Osvaldo Guclielmino, José Pepe Muños Azpiri, y mi maestro, el pedagogo Gustavo F.J. Cirigliano, y jamás los escuche referirse a un “populismo de derecha” en América Latina. Un descubrimiento “categórico” hecho por don Martí que parece tardío por lo fuera de tiempo.

Pero continuando con lo ideológico, la pregunta cae de maduro: para don Martí ¿fueron partidos populista de izquierda los que encabezaron Augusto Cesar Sandino en Nicaragua, Velazco Alvarado en Perú, Torrijo en Panamá, y mas recientemente el Castrismo en Cuba, el Sandinismo, El Chavismo, el Kirchnerismo, el Lulismo, el Correismo ecuatoriano, el de Evo en Bolivia, el Lugoismo Paraguayo o el Mujicaismo uruguayo?

Siguiendo su línea analítica lo podría ayudar con los ejemplos de populismo de centro. Para no irnos muy lejos… ¿Sergio Massa por casualidad? Es el caso más claro de populismo de centro según su caracterización.  Por su hibridez ideológica, Massa es el que más se aproximaría en tanto usa las necesidades de los más desprotegidos para sus fines políticos que en este caso coincide con su apreciación que sostiene que: “El líder se convierte en el defensor de los más pobres y realiza un pacto tácito con ellos para sostener la lucha por sus derechos y el bienestar”. Lamentablemente Massa no es popular, ; no lo veo defendiendo los intereses del pueblo; con solo avalar   el endeudamiento externo Macrista ya no puede ser popular. Digo esto porque cabe aclarar que Popular: es lo que pertenece al pueblo (comunidad o grupo mayoritario) o tiene su origen en él. En cambio Populismo es una simple tendencia política que usa las necesidades del pueblo para otros fines.

Ahora bien y siguiendo con el texto de Martí, sería muy poco serio de mi parte contra argumentar el rescate que él hace de los dichos de la politóloga Gloria Álvarez: “El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica para sostener su existencia” para refrendar su teoría critica del populismo, con ideas extraídas de libros escritos por Sandra Russo o Gabriela Cerruti (que comparados con las definiciones de la “tilinga medio pelo” Alvarez –simple operadora mediática de la derecha centroamericana al servicio de espurios intereses norteamericanos-, pasarían a ser -y  de manera graciosa- importantes “Tratados Políticos”). Seguramente, y de hacer eso, nadie me tomaría en serio. Es más, no pocos me dirían “Martinez, que chistes de mal gusto su refutación basado en semejante fuentes.” En términos comparativos sería discutir sobre historia –en serio- con un interlocutor formado por libros escritos por Lanata o Majul, o las editoriales de los Leucos, Bonelli, Van der Koy, Blanck o Joaquin Morales Sola. Poco serio para un rescatador del “Estado de Bienestar” de los países nórdicos.     

Se torna menos serio aun utilizar como argumento ejemplificador de su “tesis” lo siguiente: Es común escuchar a estos los líderes en sus discursos acusar a distintos sectores por la pobreza de la nación. Ellos son: los empresarios, los organismos internacionales, los medios de comunicación o la oligarquía del campo. Esta dialéctica es clave para generar la confianza; la opción de fe necesaria para justificar ante el electorado la corrupción estatal”.

CRONICA

 

Bastaría que don Martí se respondiera las siguientes preguntas: “¿Por qué las cuentas públicas deben y son abiertas y las privadas no? ¿Hay algo que ocultar? ¿Por qué el privado puede hacer lo que quiere con la plata del Estado? ¿No deberían ser objeto de los mismos controles que le caben al Estado, sobre todo cuando dichas empresas hacen negocios con él? Es lo más lógico toda vez que el dinero es público y las obras, como sabemos, las pagamos todos.”(*),  para entender que el origen de la corrupción estatal parte de la avidez de los grandes grupos privados por hacer negocios con el Estado que es plata segura y más rentable incluso sin trabajar ni invertir nada en tanto hasta suelen tercerizar obras y servicios dedicando los ingresos sacados a ese Estado a buscar mejores ganancias a través de la timba financiera. Si Báez y López son corruptos… Odebretch, IECSA, Calcaterra, la Flia Macri (empresarios todos) ¿Qué son? ¿Quién corrompió a Lopecito? Como dice por ahí algún portal con razonamientos que más que confiables se aproximan y mucho al sentido común: “Si López se quedó con 8 palitos verdes, seguramente los que se lo dieron se deben haber quedado con esos 8 multiplicados por 10 o 100”.  

Más grave aún es disfrazar un  relato que intenta ser crítico del populismo con argumentos que por reiterados no son más que  fieles y respetuosos  del relato PRO_CAMBIEMOS que recitan sus acompañantes mediáticos, o sea: “La Nación dixit, Clarín dixit, TN dixit, o Lanata dixit”, como por ejemplo -y siguiendo la línea del relato “PRO- oficialista” de la “pesada herencia”-: “Aumentan (los “populistas”) el gasto público generando déficit fiscal, ocultan los datos reales para esconder la verdad; luego de esto el Estado, lógicamente, hace crisis, la economía comienza a mostrar el deterioro: inflación, estancamiento y desempleo. Los servicios públicos son cada vez peores;  el transporte, la  salud y educación. Para sostener el empleo se cierran las importaciones y se controla en valor del dólar, los precios y tarifas. Luego aparece el desabastecimiento, el descontento social. Pero el líder populista defiende el planteo ideológico que lo sostuvo en el poder. La culpa de todos los males la tienen los oligarcas y los empresarios que concentran todo el dinero con la ayuda de los EE.UU.; pero jamás se escuchará al líder arrepentirse de algo o reconocer un error.  Como un semidiós, nunca se equivoca.”

No se me ocurre pensar que esto lo escribió por la Gestión Macri…  ¿O sí? Pregunto porque en un año y medio de gestión CAMBIEMOS-EMPRESARIAL  se incrementó el endeudamiento externo a niveles nunca antes conocidos comprometiendo el destino de las generaciones futuras que Martí rescata al final de su texto como: “la materia prima: el argentino que quiere una nación próspera para sus hijos.” . En el último año y medio se aumentó el gasto público (más selectivo desde ya al haber eliminado la “grasa militante” para brindar sueldos mas altos a los “acompañantes aplaudidores” del cambio), se duplico el déficit fiscal, el INDEC es más mentiroso que el anterior del propio Moreno, la crisis económica es mucho más profunda,  con una inflación en el primer año de mandato -2016- que estuvo por encima de la gestión anterior tan criticada. No creo sea necesario recordarle al Sr. Martí que inflación viene del griego “inflatio= inflar, aumentar precios”; o sea, todo proceso inflacionario parte de una decisión política privada que, entre otros factores, actúa buscando mayor rentabilidad en el menor tiempo posible, y no como se la quiere vender asociada únicamente a la emisión monetaria que en materia de circulante también es controlada en nuestro país por las entidades financieras quitándolo de circulación para retornarlo en forma de “prestamos” con alta tasas de interés ya que muchas de esas “entidades” son los nuevos brazos de los monopolios formadores de precios.  La emisión es solo consecuencia de esa maniobra política privada con la cual el Estado busca atenuar sus efectos negativos en la población y que muy bien los detalla Martí pero… corriendo a los responsables reales de la escena del crimen y del hecho criminal.

Evidentemente el retroceso del índice inflacionario a costa del bajo consumo que logra el enfriamiento de la economía en razón del incremento de la desocupación,  herramienta generadora de necesidades que no pueden ser cubiertas y que habilita la  rebaja salarial para conseguir el mínimo sustento, con sus consecuencias de miseria y hambre con el solo fin que los “números cierren”, es lo que lo tranquilizaría al Sr. Martí. Pero las personas no son números y sus necesidades menos. En ese caso, y como ya lo explique en otra oportunidad, la exactitud matemática también es manipulable según sean los fines. Además ni Suecia ni Dinamarca ni Islandia son la panacea que pretende presentar Martí como modelos a seguir, y luego demostraré porqué.

Pero Martí llega al paroxismo cuando manifiesta: “Sólo hay que observar los indicadores mundiales para advertir que donde se practica el Estado de bienestar tienen los mejores índices de educación, desarrollo humano, economía, competitividad, derechos civiles y calidad de vida. Estos países son mucho más limitados (en cuanto a recursos naturales) que la Argentina, sin embargo han logrado sostener en el tiempo un sistema que les ha permitido ser referentes en el mundo.” Podríamos definirlo como un Estado socialista que se desarrolla en una economía capitalista y que asegura el buen vivir de sus ciudadanos. Esta es una aparente contradicción, pero lo cierto es que han demostrado que no es incompatible un Estado activo y presente con la economía de mercado. El Estado interviene en los desajustes económicos evitando la concentración del dinero, distribuyendo equitativamente los beneficios, cobrando impuestos progresivos, asegurando la libertad individual y la igualdad ante la ley, haciendo respetar las instituciones del Estado. 
A Martí solo le faltaría un pequeño detalle para redondear su propuesta; porque estamos en Argentina. Ese detalle es preguntarle al propio Macri, a Magnetto o a  Bulgheroni, a Perez Compac, a Roca, o a los Eskenazi, a Ratazzi,  a Eurnekian, o a Cartellone, Wagner, al Presidente de la S.R., o Rovella Carranza, etc, etc…. al poder económico real  ¿Qué opinan muchachos de mi propuesta socialista-capitalista? Simplemente eso.  

En otro aspecto resulta más que extraño que no se percate que la propia Institución que el dirige está subvencionada por el Estado corrupto que él se encarga de denostar en su articulo(1). Además no debería  olvidar que para dicha entidad el conocimiento es una mercancía cuyo costo debe pagar cualquier estudiante para acceder a él; o sea un “negocio” altamente lucrativo en términos privados gracias a la manito que le “da” el Estado corrupto. ¡Son las leyes del mercado ¿no don Martí?! ¿Cómo se compatibilizaría esa ventajosa situación con su Estado “socialista-capitalista”?

En cuanto a los países “modelos” elegidos por Martí y para poner al lector en tema solo agregaría las siguientes tres “grageas”:

Suecia: Un país un poco más grande que la Pcia. de Bs. As. pero con 6,5 millones de habitantes menos que el actual feudo de la Sra. Vidal. Con una economía hoy en crisis por las olas de migrantes de la propia Europa y el cercano oriente, que harán que en 10 o 15 años los suecos sean una minoría en su propio país. (Le pregunto a don Marti, ¿deberiamos volvernos más xenófobos de lo que actualmente somos -algo que  intenta inculcar el Macrismo- como ya está pasando en Suecia para emularlos, pero en nuestro caso con los hermanos latinoamericanos?)  Con una economía que se asienta en las exportaciones y en tres grandes multinacionales  -Ericsson, Volvo y Astra- pero con conciencia nacional en contra posición con los empresarios argentinos con conciencia “bolsillesca”;  y con una legislación social de avanzada dónde hasta el consumo de droga es legal y se goza del derecho a morir intoxicado por ella, algo que lógicamente  bajó el índice de criminalidad.

Dinamarca: Con una superficie equivalente a menos de la mitad de la superficie de nuestra Catamarca pero con una población de casi 6 millones de habitantes lo que hace que el 33 % de la población activa esté ocupada en el sector publico (en nuestro país la prensa habla del gasto improductivo que significa la “burocracia estatal” que solo insume apenas el 10 % de la población activa). País que cuenta con jornadas laborales de 37 horas semanales y 5 semanas de vacaciones que ahora las propias empresas piensan estirar a 6; con  la posibilidad de jubilarse a los 62 años, algo impensado en el presente y futuro argentino de continuar Macrilandia.

Islandia: Una isla volcánica de 103 mil Km cuadrados y 300 mil habitantes con una economía endeble que está tratando de salir de una crisis muy similar a la que dejo el menemismo en nuestro país. Todo se remonta al 2008, cuando el gobierno islandés se encontró en medio de una crisis financiera que llevó a los principales bancos del país a la quiebra, algo que hizo tambalear  su moneda y  lanzó a las calles a miles de sus ciudadanos en manifestaciones multitudinarias.

Islandia optó por juzgar a los implicados en la burbuja financiera. Como ejemplo están los ejecutivos del banco Kaupthing, entre los que destaca el ex director ejecutivo Hreidar Mar Sigurdsson, que fueron condenados a penas de entre cuatro y cinco años de prisión acusados de manipulación del mercado. También fue juzgado Geir Haarde, primer ministro entre 2006 y 2009, al que se le achacó no haber realizado reuniones de gabinete ante cuestiones de estado importantes -si bien no fue condenado. Pero no todo ha salido como los islandeses esperaban: instancias superiores de justicia han desestimado otros casos, rebajando e incluso eliminando las penas.

Pregunta ¿La justicia de Islandia siguió el ejemplo argentino de Bonadío y la actual Corte Suprema Argentina?  o fue al revés!!!

Como ejemplos a seguir por  Argentina no creo que le sirvan ni sean del agrado de nuestra oligarquía ni para los impolutos empresarios argentinos que según don Martí parecerían ser  “Carmelitos descalzos” en materia de desprendimiento empresarial; menos para los intereses norteamericanos.

Por eso no creo en este tipo de  textos plagados de buenas y “extrañas” intenciones asentadas en dudosos modelos foráneos.

Gracias Jauretche por abrirme los ojos; algo que la educación formal no hizo ni hace: pensar en argentino y latinoamericano.

Notas:

(*)(Juan Salina-MISTERIOS REVELABLES- http://pajarorojo.comar/?p=34776 )

(1)Vinculado con eso, el porcentaje de escuelas privadas que reciben el aporte del Estado es, en Catamarca, del 70%. Catamarca, particularmente, aumentó el porcentaje de gasto (para ser más suave yo lo llamaría inversión del Estado) por alumno en un 136,9%, en el período 1994-2005, (Fuente: El Ancasti-18/10/2008- datos que extrajo de un informe del CIPPEC –Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento-)

LA NOTA DE MARRAS:

MARTÍ 0

HABLEMOS DE EDUCACIÓN

Populismo vs. Estado de bienestar

Sin querer hacer un análisis histórico de cada uno de estos sistemas políticos, intentaré aclarar ciertas confusiones que se presentan a la hora de considerar como única opción las políticas aplicadas en nuestro país y en nuestra provincia desde hace décadas.
Cada uno de estos sistemas nace como consecuencia del implacable impacto social dejado por el liberalismo político y la ausencia del Estado en el resguardo de los derechos más elementales del ciudadano. Desde entonces hay una necesaria revisión del rol del Estado en la sociedad para lograr justicia social, participación política, desarrollo humano y atención de los derechos de los trabajadores. 
En la mayoría de los países latinoamericanos han desarrollado el populismo. Parte de Europa con los países nórdicos, Suecia, Dinamarca, Finlandia, Noruega e Islandia; pusieron en práctica el llamado Estado de bienestar o Estado benefactor. Sintéticamente haré un simple enunciado de las características de cada uno de estos sistemas.

Populismo Latinoamericano
Cabe destacar que el populismo ha sido practicado por partidos de derecha, izquierda o centro y se ha convertido en una suerte de maquinaria para hacerse del poder, sostenerse, acrecentarlo y perpetuarse.
Si nos concentramos en el discurso y el dato de la realidad, nos vamos a encontrar con lo siguiente:
El líder se convierte en el defensor de los más pobres y realiza un pacto tácito con ellos para sostener la lucha por sus derechos y el bienestar, pero lo cierto es que los índices de pobreza en donde se han practicado estos sistemas han empeorado, han crecido o multiplicado. Al decir de la politóloga Gloria Álvarez: “El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica para sostener su existencia”. 
Es común escuchar a estos los líderes en sus discursos acusar a distintos sectores por la pobreza de la nación. Ellos son: los empresarios, los organismos internacionales, los medios de comunicación o la oligarquía del campo. Esta dialéctica es clave para generar la confianza; la opción de fe necesaria para justificar ante el electorado la corrupción estatal y la destrucción de los poderes del sistema republicano, porque todo se hace en nombre del pueblo. Aunque en el discurso se destaque la democracia, lo cierto es que lo único democrático es la forma de llegar al poder. Luego de eso, es una permanente apropiación de los poderes del Estado para beneficio personal y sectorial, utilizándolo para cobijar al aparato partidario, llenándolo de empleados públicos improductivos que sólo se dedican a la política. Aumentan el gasto público generando déficit fiscal, ocultan los datos reales para esconder la verdad; luego de esto el Estado, lógicamente, hace crisis, la economía comienza a mostrar el deterioro: inflación, estancamiento y desempleo. Los servicios públicos son cada vez peores;  el transporte, la  salud y educación. 
Para sostener el empleo se cierran las importaciones y se controla en valor del dólar, los precios y tarifas. Luego aparece el desabastecimiento, el descontento social. Pero el líder populista defiende el planteo ideológico que lo sostuvo en el poder. La culpa de todos los males la tienen los oligarcas y los empresarios que concentran todo el dinero con la ayuda de los EE.UU.; pero jamás se escuchará al líder arrepentirse de algo o reconocer un error.  Como un semidiós, nunca se equivoca.

Estado de bienestar
Sólo hay que observar los indicadores mundiales para advertir que donde se practica el Estado de bienestar tienen los mejores índices de educación, desarrollo humano, economía, competitividad, derechos civiles y calidad de vida. Estos países son mucho más limitados (en cuanto a recursos naturales) que la Argentina, sin embargo han logrado sostener en el tiempo un sistema que les ha permitido ser referentes en el mundo. 
El Estado asegura la equidad y justicia social interviniendo en la vida del ciudadano procurando el bienestar a través de los servicios como educación, transporte, salud, generando una red de contención para que nadie quede excluido. Podríamos definirlo como un Estado socialista que se desarrolla en una economía capitalista y que asegura el buen vivir de sus ciudadanos. Esta es una aparente contradicción, pero lo cierto es que han demostrado que no es incompatible un Estado activo y presente con la economía de mercado. El Estado interviene en los desajustes económicos evitando la concentración del dinero, distribuyendo equitativamente los beneficios, cobrando impuestos progresivos, asegurando la libertad individual y la igualdad ante la ley, haciendo respetar las instituciones del Estado. 
Los líderes políticos, sindicales y empresariales tienen una enorme vocación para la convivencia demostrado esto en la diversidad de ideologías que existen en los parlamentos. Saben que el ciudadano no arriesga el Estado de bienestar, por tanto son muy cuidadosos de los resultados y de los recursos del Estado.
Noruega, Dinamarca y Suecia gozan de índices de criminalidad sorprendentemente bajos y una envidiable esperanza de vida. Sin lugar a dudas, se trata de países sumamente prósperos, donde las personas pueden gozar de un grado mayor de libertad y al mismo tiempo de bienestar. Pero ¿cómo esta fría y poco fértil península ubicada entre el mar Noruego y el mar Báltico pudo convertirse en un verdadero ejemplo del bienestar?
Muchos dirán que no tengo en cuenta que estos países tienen una historia institucional distinta, una población homogénea, elevados niveles de confianza, participación cívica, cohesión social, responsabilidad individual, valores familiares y sobre todo una fuerte ética del trabajo. La inobservancia de estos elementos esenciales que anteceden al Estado de bienestar podría hacerme cometer un grave error. Pero lo cierto es que las ideas políticas y los procesos nunca fueron estáticos y jamás quedaron en un lugar, por el contario se expandieron y en algunos casos llegaron a todos lados. Así como el populismo no es exclusivo de Latinoamérica y hay fuerzas políticas que los representan en España, Italia y Grecia, de igual modo pasa en nuestra nación con el sistema del Estado de bienestar. Confío que nuestro país pueda dar un salto cualitativo en lo institucional para salir del estancamiento crónico, la decadencia moral y la política de la dádiva para ingresar en la etapa del crecimiento y desarrollo. Para ello hay que votar con la razón y no por la tradición o el sentimiento apasionado que los líderes mesiánicos siempre estimulan.
Tenemos la materia prima: el argentino que quiere una nación próspera para sus hijos.

Lic. Rubén David Martí
martiruben@msn.com
https://www.facebook.com/Lic-Ruben-David-Marti-1249940738425522/

Anuncios

LA “CÁSCARA” Y EL CONTENIDO.

19 febrero 2017

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

¿Cuándo comienzan las clases? -Empecé preguntándole. Su nombre, Luciana. Así se inició aquella breve charla con esa nena de ojos vivaces, de unos doce años aproximadamente, que está a punto de iniciar sus estudios secundarios. Hija adoptiva de un trabajador lugareño, vive en un bello pueblo metido en hermosa quebrada con el típico río de aguas cristalinas en su profundidad rocosa.

fotos-imagenes-paisajes-selva-yungas-bosque-montan%cc%83as-singuil-catamarca-photos-pictures-landscapes-rainforest-mountains-13

Es uno de los tantos pueblos que aparecen entre cerros donde nativos y lugareños aprovechan y disfrutan los majestuosos paisajes de mi provincia-Catamarca. Sin mayores pretensiones urbanísticas se trata de un caserío habitados por no más de 150 familias tan trabajadoras en rutinas de campo como solidarias entre ellos. Comunidad orgullosa de tener una escuela (lógicamente pública, puesta por el Estado) a la que con esfuerzo ayudaron a que tuviera su propio Jardín de Infante (educación inicial) y desde hace un par de años aumentar el número de aulas para tener su propia escuela secundaria. Claro está, fuente de trabajo para “gente de afuera” ya que ni la/el directivo ni su cuerpo docentes son del lugar; ni surgieron del seno de aquella comunidad. Detalle no menor, en la mayoría de las veces y casos no valorado y nunca agradecido por estos beneficiados “externos”.

El 6 de marzo. -Me respondió de manera lacónica y con la mirada perdida en algún lugar del paisaje lugareño. ¿Estás contentas con iniciar esta nueva etapa? ¿Qué útiles necesitas? –Le pregunté. Familia humilde, de bajo recursos, como son todos los del lugar que no pertenecen al club de los “patrones propietarios de tierras” de la zona. Mi pregunta partió de un convencimiento personal: este tipo de sueños argentinos merecen todo mi respeto, solidaridad y la ayuda que pueda ofrecer, que este dentro de mis posibilidades y a mi alcance. 

¡Sí! Me contestó Tenemos que ir con mi Mamá a la ciudad porque tiene que comprarme el uniforme.

¿Qué uniforme? Le pregunté -¡El que tenemos que llevar los del secundario: pantalón gris, camisa blanca, buzo gris y zapatos negros! -me respondió con aire casi exultante pero a la vez denunciador de su necesidad de pertenencia, de no ser la diferente del resto de sus futuros compañeros, ni siquiera en esa “apariencia” que dan los uniformes.

emilio-con-bronca

Un molesto cosquilleo recorrió todo mi cuerpo ante tamaña respuesta. Era inevitable; soy docente, pero muy crítico de nuestro sistema educativo. Una vez más volví a corroborar que en cualquier lugar de nuestra Patria – hasta en los lugares más recónditos- nunca falta un docente carente de sentido común que priorice la “cáscara” por encima del “contenido”. ¡Docentes que no son culpable, claro está! Son productos de lo que les enseñaron; de una educación que hace a su formación cultural. Como seres sociales son otro producto más de la cultura del consumo y la apariencia. Nada original ni nuevo. En los “60” del siglo pasado, los de la “Fray”, teníamos la obligación de usar aquel uniforme de pantalón gris, camisa blanca, corbata azul y blazer azul. Con él desfilé en alguna de aquellas “Fiestas Patrias”. Hoy, esa ridícula obligación sigue vigente.

Es de dominio público que el año lectivo corre serio riesgo de no comenzar en tiempo y forma porque los gremios docentes están en un lógico “pie de guerra” ya que sus paritarias, en los hechos, fueron dadas de “baja” en tanto el ministro del área del gobierno nacional le puso techo al aumento salarial, techo calculado ridículamente sobre la base de una hipotética inflación a futuro, sin tener en cuenta que la inflación pasada ya se comió todo el poder adquisitivo del salario docente durante el 2016.

La realidad indica que hoy por hoy existe una inflación galopante donde los artículos de primera necesidad se fueron por las nubes y siguen ascendiendo, que los aumentos del costo de todos los servicios públicos brindados por privados a quienes se les condonan deudas fiscales nunca pararon desde el 1/01/16, que salarios y jubilaciones prácticamente permanecen congelados. Lógicamente esto hace que el bolsillo de cualquier trabajador o jubilado –incluido los docentes- se vean vaciados en los primeros 15 días del mes.

En tiempos de bonanza económica donde la sociedad en su conjunto –algunos con mucho, otros con poco- tenía “con qué” (fondos, dinerillos) darse algunos gustos, la cuestión se podía entender… Y hasta cierto punto. Pero no es la situación por la que comenzó a atravesar la mayoría del pueblo argentino a partir del 10 de diciembre del 2015. El verso de la “pesada herencia” recitado por el gobierno nacional PRO solo puede ser sostenido por algunos –para nada inocentes en términos de beneficiados sectoriales- a fuerza de menoscabo intelectual, mucha imbecilidad y/o una alta cuota de perversión.      

Sobre esta realidad ¿Se puede aceptar y entender la pretensión de un directivo de “escuela pública RURAL” que los alumnos de su establecimiento vayan “uniformados”? ¿Con el gasto que eso implica? ¿Adónde figura y está normada esa exigencia dentro de los requisitos para recibir educación “libre y gratuita?

En la educación privada el envoltorio (el uniforme) hace a la diferencia. Dentro de las “reglas de mercado” es comprensible. Los negociantes de la educación conocen y usufructúan adecuadamente ese deseo y amor de ciertos argentinos por “diferenciarse” del resto –inigualable estupidez humana si las hay- y “aprovechan” de ella. Pero… ¿En la educación pública también? ¿Y los contenidos? El educando ¿aprende más cuando va “uniformado”? La clave de una “buena educación” es “uniformar” (estructurar) al educando ¿primero por afuera y luego mentalmente dentro del establecimiento?

Nadie puede negar que nuestra educación es tan estratificante como diferenciadora. La cultura del consumo trabajada pedagógicamente desde los medios alimenta esa diferenciación al darle valor superlativo el “tener”; el párvulo abreva desde su más tierna infancia eso de “según cuanto tengas, será tu valor social”; y si no tenés, aparenta tenerlo, disfrázate. Esto, el “envoltorio”, la “cascara”, la imagen juega un papel fundamental para aquellos que aprovechan esa estupidez humana.        

Que la educación es una “mercadería” dentro del sistema privado a esta altura del partido ya nadie duda; tampoco la lamentable calidad que brinda dicho sistema aunque esa estupidez señalada más arriba haga que sus consumidores crean que la “educación pública” no brinda esa “excelencia” de la que ellos creen ser merecedores. Con solo mirar a nuestro actual presidente de la República, ministros y asesores (todos surgidos de claustros privados) creo que tenemos sobradas muestras. ¡Vaya con la excelencia y la eficiencia del sistema educativo privado!

Lo grave de todo esto es que esa estupidez también llegó y se aquerenció incluso hasta en la propia educación pública y encima en los lugares más recónditos de nuestra amada Patria donde un para nada “ilustre” desconocido directivo comienza su tarea pedagógica anual enseñando a los lugareños que las “cascaras” son tan o más importantes que los propios contenidos.


Catamarca: el juicio oral por la causa Ponce-Borda II entra en su etapa final

13 octubre 2015

San Fernándo del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Derechos Humanos

El tercer juicio por delitos de lesa humanidad en Catamarca entró en la etapa final y se espera que en la próxima jornada, el 23 de octubre, empiecen los alegatos. Hoy los testigos declararon sobre el secuestro y la desaparición de Nelly Yolanda Borda, estudiante y militante del PRT. Por su caso, y por la privación ilegítima de la libertad de los hermanos Francisco y Griselda Ponce, y de su sobrino Julio Burgos, hay cinco represores imputados.

Capitan Otero Aran

Por: Juan Manuel Mannarino, desde Catamarca.-

La audiencia duró cuatro horas y, mientras declararon los testigos, hubo escenas dramáticas. El tercer juicio por delitos de lesa humanidad en Catamarca entró en la etapa final y se espera que en la próxima jornada, el 23 de octubre, empiecen los alegatos. Hoy en la sala de los Tribunales Federales hubo lágrimas, abrazos y gritos. El secuestro y la desaparición de Nelly Yolanda Borda, estudiante y militante del PRT, detenida el 27 de enero de 1977 en su casa de la ciudad de Belén, ocuparon el centro de la escena. Por ese hecho, y por la privación ilegítima de la libertad de los hermanos Francisco y Griselda Ponce, y de su sobrino Julio Burgos, están acusados cinco represores: cuatro ex militares y un ex jefe de policía. Están imputados, también, por la conformación de una  asociación ilícita bajo el terrorismo de Estado.

A nivel nacional, quizás sea un juicio chico, pero a nivel local es el más grande por la cantidad de hechos y de imputados en el banquillo de acusados. Ellos son los ex capitanes del Ejército Darío Otero Arán y Jorge Isaac Ripoll -oficiales de Inteligencia del Regimiento 17 Aerotransportado de Catamarca-; el ex mayor del Ejército Enrique Henzi Basso; el ex jefe de la Sección Tiradores de la misma unidad, Rodolfo Sergio Mujica; y el jefe de la policía provincial en los primeros 50 días posteriores al golpe de Estado, Carlos Ricardo Ruiz.

El primer testigo fue Hugo Padovani, de 74 años, ingeniero y decano de la Facultad de Informática de la Universidad de Morón. “Conozco a una persona, el señor Basso, fuimos compañeros de promoción militar”, dijo, cuando el tribunal le preguntó si sabía de alguno de los imputados. En 1977, Padovani era oficial del Ejército en Tinogasta.  “Más de una vez visité a mis tíos, en Belén”, dijo, en referencia a los padres de Borda. En uno de esos viajes, fue a una fiesta de casamiento de una hermana de Yolanda. “Unos días después, mi tío me llamó por la desaparición de mi prima. Pedí permiso para ir al Regimiento de Catamarca. Se lo hice saber al jefe Lucena, que recibió la denuncia. Al salir, me encuentro con Basso, que era compañero mío de promoción. Lucena me dijo que Basso era el oficial de operaciones”, dijo y agregó: “Basso me dijo que solo hizo control de ruta, pero no recuerdo en qué zona. Le pregunté por lo de mi prima y me dijo que no sabía nada”.

A la fiesta dijo que lo acompañó un compañero suyo del Ejército. El dato no es menor: la familia sospecha que ese compañero habría sido el que hizo la Inteligencia para el posterior secuestro.  Entonces, el fiscal ofreció un careo con la testigo Fresia Borda, una de las hermanas de Yolanda, que había situado al ex militar en su casa horas después del operativo. “Es abierta y manifiesta la contradicción entre un testimonio y otro”, dijo el fiscal Rafael Vehilis Ruiz, antes del careo.

El abogado querellante Guillermo Díaz Martínez leyó una declaración testimonial que dio Padovani en la instrucción, donde dijo que Basso estuvo en la zona del lugar del hecho. Padovani se rectificó: “Cuando dije zona quise referirme no a toda la provincia, sino a la zona de Tinogasta, Belén, esa zona”. El testigo nunca recibió respuesta de Lucena por el paradero de su prima. Padovani admitió que tiempo después, cuando regresó a ver a su tío, alguien le mostró una foto de Yolanda en una olla popular en Tucumán “pero no supe nada de su militancia política”.

 

Catamarca 09-10-2015 El juicio oral y público por delitos de lesa humanidad por la causa Francisco y Griselda Ponce, Julio Burgos y Yolanda Borda , sobre hechos ocurridos entre el 6 de abril de 1976 y el 27 de enero de 1977. Hermanos de Nelly Borda Foto Ariel Pacheco

“No mientas”

La sala vivió después un movimiento de tensión. Fresia se sentó al lado de Padovani y comenzó el careo. La mujer dijo que apenas horas después del 27 de enero de 1977, tras el secuestro de su hermana, él  “inmediatamente” fue a Belén.  Padovani había dicho que fue “días después” pero no el mismo día del secuestro.  “Él entró corriendo a mi casa, con la pistola en la mano, creo que fue para socorrernos porque había un operativo en la zona. Cuando llegó mi primo, nos tranquilizamos porque era del Ejército, fue como si viniera el ángel de la guarda”, precisó la testigo. Padovani contestó: “No recuerdo si fue ahí nomás del hecho o después, ni como me avisaron, pero fui”. Fresia fue contundente: “Llegaste ese mismo día que la secuestraron. El casamiento fue el 15, y la desaparición fue el 27. Vos llegaste el 27 al mediodía”. Padovani, con palabras secas, apeló a la falta de memoria pero no negó el hecho. “No mientas”, gritó un familiar entre el público, y fue retirado de la sala.

La sala, ubicada en el segundo piso de los Tribunales Federales –que funciona en un edificio algo deshabitado-, es precaria, mal iluminada y parece una oficina grande. Había cerca de 40 personas. De un lado, los estudiantes de un colegio –que llegaron por el programa “La escuela va a los juicios- y los familiares de las víctimas. Del otro, amigos de los imputados. En un lateral, hay una biblioteca con libros jurídicos y, encima de ellos, carteles con fotos que dicen “Julio Genaro Burgos, presente!”, “Nelly Yolanda Borda, presente!”, “Julio López, presente”!, “Griselda Ponce, presente!”, “Francisco Gregorio Ponce, Presente”. En la última fila, un grupo de ex presos políticos que llegó de La Rioja.

En cada jornada, según los abogados querellantes, se produce nueva prueba para próximos juicios. Los nexos entre la policía provincial y el Ejército es una clave.La otra, la reconstrucción del circuito represivo, con los centros de detención y la acreditación de tormentos a los secuestrados. “Estamos en instrucción de la Masacre de Capilla del Rosario II, con los sobrevivientes. Y también con otros casos, pensando en una posible megacausa”, confió Vehils Ruiz.

Catamarca 09-10-2015 El juicio oral y público por delitos de lesa humanidad por la causa Francisco y Griselda Ponce, Julio Burgos y Yolanda Borda , sobre hechos ocurridos entre el 6 de abril de 1976 y el 27 de enero de 1977. ex capitan del Ejército Darío Otero Arán  Foto Ariel Pacheco

Revolución y “subversión”

La audiencia siguió con el testimonio de ex militares, propuestos por las defensas. Carlos Franke, coronel retirado, estuvo 45 días en Catamarca después del golpe como director del banco de Catamarca. “La sociedad catamarqueña tenía un gran aprecio por las fuerzas armadas, como en todo el norte del país”, dijo. “Usted sabe qué fue la lucha contra la subversión”, preguntó Díaz Martínez. “Lo he leído en todos los diarios, pero no supe más nada”, negó Franke.

Luego fue el turno de Rodolfo Dik, de 65 años, militar retirado. Dijo que conoce a Mujica, a Basso, a Ruiz y a Otero Arán. Prestó servicio entre 1975 y diciembre de 1976 como teniente del Regimiento 17 Aerotransportado, compuesto por 800 hombres. Cuando se fue, lo reemplazó Otero Arán como jefe de compañía. “Nunca escuché que en ese tiempo se detuviera a alguien”, dijo.  El Regimiento 17 Aerotransportado fue el eje de la represión local. Negó que se hubieran realizado actividades de inteligencia. “Lucena era un hombre inteligente, culto, firme. Si no se le cumplía una orden, se enojaba”, detalló sobre el máximo responsable militar.

Preguntado sobre si sabía que era la lucha contra la subversión, Dick se sorprendió. “Habría que definir a qué se llama subversión. Se entiende que son elementos que perturban el orden. Leí ‘De la guerra’, de Carl von Clausewitz, donde ya aparece esa idea. Pero en ese momento era muy joven e ignoré muchas cosas de esa revolución”, declaró y remarcó que, luego, se doctoró en Historia.

-¿De cuál revolución? –preguntó Díaz Martínez

-La del ’76.

Catamarca 09-10-2015 El juicio oral y público por delitos de lesa humanidad por la causa Ponce-Borda II, sobre hechos ocurridos entre el 6 de abril de 1976 y el 27 de enero de 1977. Foto Ariel Pacheco

“La población de Catamarca era pacífica, tranquila, no recuerdo que nadie se haya negado a los censos que hacíamos”, dijo. El Tribunal le mostró un acta de un censo, firmado por Otero Arán, donde no sólo se consignaban datos personales de cualquier censo normal sino que aparecían allanamientos de vivienda y secuestros de libros. Dik negó todo, pero el juez Díaz Gavier señaló ambigüedades. “No es posible pensar que un jefe de compañía, como usted, no supiera sobre la lucha antisubversiva”, le señaló. Y el ex militar, entonces, no pudo seguir haciéndose el desmemoriado: “Sí, sabía. Una vez el Regimiento fue a Tucumán en el marco de la guerra antisubversiva”.

La última testigo fue Estela María Assaf, que también se refirió a Yolanda.  “Mi padre fue detenido ilegalmente, en los últimos días de marzo de 1977. Fue a visitar a sus nietos a La Banda, en Santiago del Estero, y gente encapuchada  lo secuestró”, dijo. Contó que estuvo detenido en esa provincia “en dependencias de la SIDE” y luego en Tucumán, en el centro clandestino “Arsenal Miguel de Azcuénaga”. Dijo que su padre era oriundo de Belén y conocía a la familia Borda. “Mi padre me contó, en 1979, que vio a Yolanda Borda en Arsenales en calidad de detenida desaparecida. Quedaron que el que saliera primero le avisara a la familia respectiva”. La “Yola”, como le decían sus amigos, estaba tirada en el piso de una celda, con los ojos vendados y  vestida de harapos en medio de invierno.

Su padre, cuando salió, se puso en contacto con la familia de Yolanda. Le relató dónde estaba, pero nunca más supieron de ella. “Tengo la presunción que la mataron”, cerró Assaf, y sus palabras dejaron un silencio que retumbó en la sala. La familia Borda se fundió en un abrazo.

JMM/JC/RA

Fuente: http://www.infojusnoticias.gov.ar/provinciales/catamarca-el-juicio-oral-por-la-causa-ponce-borda-ii-entra-en-su-etapa-final-3177.html

Fotos: Ariel Pacheco


CULTURA, MEDIOS DE COMUNICACIÓN, POLITICA Y COMPLICIDADES

19 mayo 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

Foto de V.L.M.Por Victor Leopoldo Martinez

NECESARIA ACLARACIÓN

Los siguientes son simples comentarios a modo de elucubraciones basadas en experiencias personales sacadas de lo vivencial. Lo escribo al solo fin de ordenar un proceso de aprendizaje propio al que por ahí le faltan condimentos para un análisis más profundo. Tampoco puedo -y menos quiero- intelectualizar mucho la cuestión por temor a caer en conocidas trampas que el sistema te tiende al solo fin de que no alteres sus “lecturas y posteriores acciones” de cómo se construyen “realidades ficticias”. Me remitiré a situaciones y conductas humanas que generalmente parecen inexplicables pero que seguramente tendrán su razón de ser. La cuestión está en si esas razones sirven a no a los intereses políticos nacionales y populares y afianzan nuestra identidad como pueblo, o por el contrario desestructuran día a día y cada vez más esos restos de identidad, visto esto claro está y para que no queden dudas, desde Bs.As.

UBICACIÓN ESPACIO TEMPORAL

Estoy en la C.A.B.A.; vivo en la C.A.B.A.; desde hace 45 años lo hago sin cargo de conciencia porque en el interior de donde provengo me enseñaron a no ser desagradecido. En mi terruño natal, Catamarca, apenas viví 17 años. Ya se!!! Muchos se preguntarán: ¿porque no se volvió a su provincia este tipo? En una de esas tienen razón.

Lo concreto es que a lo largo de todo este tiempo he visto cambiar su fisonomía y también a su gente. Viví con mucha intensidad la vida política de los “70”, padecí la posterior dictadura, me ilusioné con el regreso de la democracia, me desilusione con el gobierno menemista, Temía por la Patria y mis hijos por las consecuencias de aquel lamentable 2001, y finalmente –muy descreído al comienzo- volví a recuperar la capacidad de soñar el 2005 con aquel rotundo No al ALCA y más aún desde el 2007; todo eso en esta ciudad.

Por lo visto y vivido puedo asegurar que muchos porteños (las nuevas generaciones especialmente) cambiaron mentalmente. Pero lamentablemente debo decir que esos cambios mentales en la mayoría de los casos no fueron para mejor; por el contrario, en no pocos aspectos se volvieron más retrógrados. La juventud del PRO es la versión más actualizada de esto que sostengo. Tengo identificada a la responsable de esta desgracia por haber estado dentro del sistema que digita la vida ciudadana en esta mega urbe; más adelante la denunciaré.

Pero quiero compartir algunas sensaciones , en mi caso, muy claras para que juntos podamos pensar y sacar alguna conclusión tratando de entender el por qué de este fenómeno que tiene rasgos muy visibles, que son demasiado evidentes, lógicamente para todos los que quieran o deseen verlos; necios abstenerse.

LA CUESTIÓN CULTURAL

En primer lugar, existe un convencimiento generalizado entre sus habitantes que en esta ciudad hay cultura…

Y puede ser! ¿Definida? Al menos yo no lo viví y vivo así. Soy un producto en crisis en ese tema porque fui víctima, y hasta diría consciente, de la fuerte influencia foránea que en no pocos aspectos y por espacios de vida me resultó dañina. Entonces… ¿Hay cultura? ¡Sí! Muy particular desde ya por la variedad de manifestaciones. No quiero hacer juicio de valor sobre dichas manifestaciones porque esta reflexión apunta al significante cultural de identidad.

Para aquellos que tuvieron la suerte de recorrer aunque sea algunos países europeos o ciudades norteamericanas, no les resultará difícil coincidir conmigo en términos comparativos y en materia cultural que, con solo “relojear” ediliciamente, o en materia de ofertas (con lenguaje extranjero incluido), parado en esta ciudad, nada indica que estas en esa Bs. As.  que es la capital de ese remoto país llamado Argentina (más allá de los espectáculos for export, digo). Toda la zona de “Catalinas” (Retiro) y Puerto Madero es un burdo remedo de Manhattan mirado desde el Río y en Buque Bus. El resto es una ciudad con vida cultural expuesta muy similar a cualquier capital europea o ciudad norteamericana; una rara mezcla de “clase” y “fachada” franchute (la “paqueta” Recoleta, Belgrano o Devoto ), y despreocupación yanqui pero puesta en escena y para que todos lo noten. Lo llamativo es que nadie en esta ciudad se pregunta que entiende por cultura, ¿cuál es nuestra cultura como porteño? Hasta yo me lo pregunto porque en cierta forma me siento porteño y tengo familia, hijos que lo son.

La ciudad ofrece mega recitales de grandes bandas europeas o norteamericanas, Variette al mejor estilo Music Hall o Vaudeville y hasta con música popular inglesa o francesa. Porque eso es lo que pretendieron para los porteños sus gobernantes de ayer y de hoy ¿Es representativo de nosotros, de nuestra cultura, de algo?

¡Perdón! -dirá alguno. ¿Y el tango?

Dejate de joder! No hay una puta emisora de radio que te pase tango (salvo algún programa en AM y sobran los dedos de una mano para contarlos) ¿Y de folclore? ¡Menos! En la ciudad hay una sola emisora –La Folclórica de Nacional- y encima manejada por unos conductores que también pretenden hacer de nuestra música popular una sesión masturbadora de psico bolchevismo. ¡Dejense de joder! (con perdón de los cultores del pisco bolchevismo quienes están en todo su derecho de serlo pero que no deja de ser eurocentrismo)

Lo anterior es uno de los aspectos. Otro aspecto significativo es el garbo del porteño cuando sale fuera del país. En los distintos países Latinoamericano que visite no se me reconocía como argentino; ni mi forma de hablar, menos de presentarme es porteña, entonces debía aclarar que no era porteño pero sí Argentino. Evidentemente y en la región, al argentino se lo conoce a través del porteño que es quien más viaja. Y lo hace con su mochila cargada de soberbia y arrogancia porque culturalmente se siente “más” que cualquier otro latino de la región; hasta podría decir, según me comentaron en los lugares donde estuve, que se presentan como fiel representante del colonizador-colonizado de antaño, superior por naturaleza y con gen europeo incluido. Como mi perfil no se aproxima a esa forma y estilo, para mis interlocutores latinoamericanos yo no era Argentino. El porteño vive culturalmente dentro de esa hibridez conceptual y se desplaza hacia cualquiera de sus versiones y/o manifestaciones como pez en el agua. Lógicamente lo hace con una rara y no casual habilidad; fueron formados para eso. Para ciertos porteños la cultura es nacional si se la cocina en Bs. As.; el resto es anticultura (barbarie).

En ciertos aspectos Rodolfo Kusch encontró –y a modo de atenuante porque él era porteño pero por suerte uno diferente, demasiado grande y demasiado lúcido lo que lo hizo ser otra, entre las pocas que existen,  notable excepción- la punta al ovillo de este entramado fenomenal que de por sí se manifiesta de manera hasta muy contradictoria ya que como lugar de pertenencia, esta ciudad genera mucho apego en el nacido acá; pero esto último solo lo hace visible cuando está afuera de su lugar y extraña. Quizá –como sostenía Kusch- el asunto tenga que ver con esa cuestión de ligazón genético-afectivo con lo americano que en el fondo cada porteño tiene; por ser americano; que transforma, por ejemplo, a un “Café porteño”, sea céntrico o de barrio, en ese espacio cuasi religioso similar a los espacios sagrados de nuestros antepasados originarios donde en soledad o acompañado uno se siente, o es ese Dios que controla su propia vida aunque sea por instantes.

LA GRIETA CULTURAL

El porteño medio se supone culto por el solo hecho de vivir en Bs.As. Ciudad. Y las cuestiones culturales también se ven condicionadas por factores para nada particulares pero que la vorágine que el ritmo ciudadano impone impide percibirlos.

Por ejemplo: la ciudad está partida en dos. Hoy se utiliza el término “grieta”. Lo inventó Lanata, un porteño típico afincado en un de los costados de esa grieta; donde viven los afortunados. La invención terminológica no tuvo otro objetivo que un lavado superficial de conciencia; pero la grieta porteña existe y se la conoce como la “arteria mas larga del mundo”. Tiene nombre que se condice con su historia un tanto cipaya vinculada a un sector social que fue transformado a través de la educación en referente: La arteria se llama Av. Rivadavia.

Al sur de ella viven los pobres; muchos pobres y algunos no tanto (estos últimos tratando de saltar la grieta para zafar de ese estigma cambiando de residencia); al norte viven los otros, los que se siente diferentes y exclusivos y por ende símbolos de una porteñidad cuasi europea aunque sea poco original ¡Y a mucha honra! Dicen.

Frente a estos últimos, el resto de los argentinos somos ignorantes. Hoy no puede asombrar que esos sectores medios (gran mayoría en esta ciudad) hayan recuperado el término “cabeza” para el trato despectivo y peyorativo hacia cualquier que no piense o sienta como ellos, o simplemente provenga del interior del país o de alguno limítrofe. El porteño medio que habita desde Rivadavia hacia el norte de la ciudad se siente más europeo que Argentino, y se deslumbra con las luces de Nueva York, La Vegas y Hollywood, Paris, Londres; o llevar a sus hijos a Disney Word. Son sus sueños.

EL ROL EDUCATIVO DE LOS MEDIOS

¿Se los alimentan cotidianamente? ¡Claro que sí; desde los medios de comunicación! Y en esto está, en gran parte, la responsabilidad de esa hibridez cultural porteña. El porteño se cree un Argentino culto porque se siente sabio en tanto es conocedor del mundo; pero ignorante de las cosas más elementales que atañen a su país. Esta realidad tiene cierta lógica porque su país no está en ese mundo vendido mediáticamente. Se lo repiten a cada instante y el lo acepta con total naturalidad y como una constante histórica de verdad revelada. Es un erudito en música internacional, se siente un intelectual y discute sobre los principales intelectuales y pensadores europeos, conoce la serie de la NBA y los nombres de los principales jugadores de cada equipo, conoce todo lo relacionado con las principales ligas de futbol europeas; pero su erudición llega hasta ahí; con eso le alcanza y sobra para creerse culto y parecer tal. Poco le importa saberse ignorante de todo lo que tenga que ver con la cultura del resto de nuestro país y de Latinoamérica, la que generalmente desconoce en su totalidad; y no por casualidad. Repito, el porteño es educado para buscar los modelos de vida y de pensamiento afuera del país y despreciar todo lo que venga o provenga de sus entrañas. Es una vieja pero vigente cultura portuaria que nace con la “organización nacional” pergeñada por Bartolomé Mitre y ejecutada hasta nuestros días por toda esa caterva de chupa mortajas que este triste pero obstinado cipayo personaje sigue teniendo y que se suceden interminablemente enquistándose por derecho hereditario en cuanta “Academia Nacional(¿?)” exista, para de ahí subir y bajar el pulgar de lo que se entiende por cultura y conocimiento.

SOBRE CHAUVINISMO Y ZONZERAS

Como el chauvinismo es un categoría mal usada por pseudos intelectuales cuando los desnudas en sus zonzeras, poca importancia tendrán en este caso las observaciones que en ese sentido puedan venir desde esa dirección y en relación a los ejemplos que a continuación iré mostrando.

Los medios radiofónicos y televisivos de esta gran ciudad solo conocen y pasan -o musicalizan con- melodías extranjeras ( regla que cumplen rigurosamente hasta los ya no tan jóvenes pero “progres políticamente” que hoy hacen radio). No me siento un estúpido al suponer imposible ir a Nueva York, San Francisco, París, Berlín, Roma, etc, etc (menos aún Londres), sintonizar una radio o un canal de TV y escuchar música de chacarera, chamame o tango. ¡Claro! Me dirán ¡Cómo lo van a hacer si lo nuestro no es música! Típica desvalorización de un porteño. Ni siquiera se percata que escupe para arriba hasta en términos de negocio; su “viveza” no le da pa’ tanto.

Es por eso que resulta natural -y ni siquiera lo supone paradójico- que un conductor –y otros que juegan de periodistas- radial “progre” lea en su programa un fragmento de un libro de Galeano que hace referencia al proteccionismo Ingles con marcada admiración en un momento de masturbación ideológica y luego vaya a un tema musical, no con un candombe uruguayo, ¡No! Te sale con el último éxito de la banda rockera norteamericana (o inglesa, o finlandesa) del momento anunciando su próxima presentación en Bs. As. y sugiriendo que podes adquirir tus entradas por… Esto es Buenos Aires; así funcionan sus medios de comunicación; así son, piensan y sienten los porteños de marras (No todos, claro está, pero son tan pocas la excepciones que en momentos desmoralizan).

Hay que reconocerles que en oportunidades –solo momentos porque el segundo de publicidad cuesta guita-, hasta tienen esos gestos de ternura para con los desdichados “negritos pobres” del interior de nuestro país ante una desgracia. Por ahora resulta casi imposible que se den cuenta que siguen repitiendo el mismo trato compasivo y psedo misericordioso de aquellos poderosos porteños que denunciaba el “tano” Piero allá por los “70 y 80” del siglo pasado cuando por ejemplo en su chámame “La inundación” decía “Y que se vaya la Televisión, no somos circo ni domador, acá no hay nada para ofrecer, ni somos monos para vender”.

En Buenos Aires los medios de comunicación tienen un rol “deformativo” mucho más eficaz en materia educativa que la formación impartida en establecimientos educativos. Acá está la madre del borrego.

Voy a tomar casos recientes para que se entienda de que estoy hablando:

Filmus, por tomar un ejemplo, siendo funcionario de educación en el Gobierno de Ibarra y fiel sirviente del centralismo porteño salvó a Bs. As. que se aplicara en su ámbito la Ley Federal de Educación (cuestionada con fundamentos en sus formas y modo de aplicación pero no así en su visión de los contenido que no era del todo mala). Bs. As. siguió con la vieja ley -mas reaccionaria aún- gracias a un “progresista” que, reitero, salvó a los porteños de que se los igualara al resto del país “educativamente”, país que sí se vio obligado a aplicarla en las peores de sus formas.

Este Lic de la FLACSO decía defender la educación púbica pero mandaba sus hijos a escuela privada donde se forman los futuros dirigente; como cualquier porteño de clase media alta “progre”.

VOS SOS MACRI PORQUE MACRI ES BS. AS.

Macri quiso y quiere dar continuidad a la tradición de hacer de Bs. As. una ciudad europea o en todo caso yanqui. ¡Y lo está logrando para placer de esos porteños! No es difícil inferir que si es presidente de Argentina querrá repetir la experiencia a nivel país. Sus sucesores van a continuar el mismo camino. Buenos Aires no es Argentina, es Buenos Aires. Sus gobernantes vivieron y viven en un imaginario limbo creado culturalmente y alimentado pedagógicamente desde sus claustros de estudio desde hace siglo y medio. El centralismo porteño no es casual como tampoco lo es su pensamiento eurocentrista. La ignorancia sobre como piensa y siente el resto del país puede resultar exasperante, pero está. Esto lleva al porteño medio a pensar y exigir políticamente que esa porción extensa de territorio y los que ahí habitan, ¡porción que le fue adosada a ella (a Bs. As.)!…, o se avienen a mimetizarse con el estilo porteño (que es una mezcla de aire de globos y la nada en materia de proyecto ya que los proyectos los hacen y manejan los ricos y poderosos de adentro y/o los de afuera del país, con la venia desde ya de Dios quien tiene su oficinas en esta hermosa y gloriosa ciudad), o sentirán el rigor por desobediencia y a puro castigo mediático y mafioso de los detentadores del poder económico (cuyas residencias administrativas están en esta ciudad).

Pero existe un detalle muy llamativo. El porteño medio es loco pero no come vidrios. Presiente que vive en una ciudad parásita; no sabe el por qué de esa condición pero intuye que es así. Entonces quiere un Macri o a alguno de sus alter ego en el gobierno de la ciudad pero desconfía de ellos para el manejo de la cuestión nacional. Saben las posibles consecuencias porque los saben ignorantes; pero repito, no comen vidrio. Ya los chorearon en el 2001 y siempre tienen presente que entre chorros no es leal quitarse las víctimas. Necesitan del gobierno nacional como el ternero la ubre de la vaca. Su mitomanía no es más que otro producto de la educación mediáticamente deformadora recibida por décadas; pero de ahí a ser boludos hay una distancia. Pueden no ganar los candidatos del FPV, pero a la hora de votar a nivel nacional optaron por Cristina.

Que Macri sea un mal administrador (no puede ser bueno alguien que vende gestión eficiente mostrando obras superficiales a costos sobre valuados; que utiliza al Estado C.A.B.A. como botín para que sus amigos hagan negocios, endeudando a futuro a ese Estado.) poco les importa porque les alcanza con que alimente su mitomanía de ser únicos y diferentes al resto.

NUEVOS FRANKENSTEIN, POLÍTICA Y COMPLICIDADES

Los medios de comunicación monopolizados son los nuevos Frankenstein. Crean monstruos políticos condicionados mediáticamente; y los manipulan diariamente. Una porción más que interesante del periodismo de esta ciudad se denigró a ser sirviente de los propietarios de medios de comunicación. Estos señores están convencido que “el cuarto poder” está por encima de los otros tres (o sea por sobre el conjunto de las instituciones republicanas), y que la sociedad se tiene que regir por sus bajadas de líneas porque son ellos los que tienen la verdad en nombre de la libertad de prensa y el libre pensamiento. Entonces se sienten con super poderes y todo el derecho para instalar candidatos y/o bajarles el pulgar a otros, o decirle al ciudadano común que le conviene y que no políticamente. Y ciertos periodistas están chochos con su rol profiláctico;  dentro de ese papel cabe todo, hasta la extrema complicidad con el perverso juego. Se acuerda previamente con el entrevistado lo que va a decir, luego se pone el micrófono y ¡cuidadito con repreguntar algo fuera del guión!!!

Retomemos el ejemplo anterior: Macri.

Diario Crónica (mi preferido), Viernes 15 de mayo de 2015, recuadro: “Macri en Jujuy”; texto del cuerpo: El líder del PRO ratificó (¿?) que de ser Presidente llevará adelante “Un amplio programa de obras para mejorar la conectividad de todo el norte argentino” para que la zona pueda desarrollar todo su potencial (solo lo entrecomillado y en negritas es textual de Macri, el resto es interpretación agregada del cronista). Pero ni el cronista –ni ninguno de los otros que seguramente estaban presentes al momento de las declaraciones- intentó repreguntar. Ninguno se animó a preguntarle que entendía él por “mejorar la conectividad” porque sabían que era ponerlo en aprieto. Macri ignora los verdaderos problemas que existen en el norte y lanza generalidades. Macri no conoce el tendido de rutas nacionales ya existentes que todo el norte tiene. “Nosotros desde la presidencia y Morales Gobernador vamos a generar mucho trabajo para los jujeños”. Ningún periodista le pidió precisiones, que cuente cómo lo haría. Luego recitó un fragmento sin tener la más remota idea de lo que estaba diciendo. “hay que terminar con el aislamiento en el norte(¿?), necesitamos trenes de larga distancia y caminos para llegar a los puertos, para salir al pacífico y para multiplicar nuestra capacidad de exportar y vender” Ningún periodista le pregunto de qué estaba hablando, cuales son los rubros de la economía jujeña que se verían beneficiados con estas ideas. Macri no tiene idea de cuales son los resortes económicos de Jujuy.

Pero estos niveles de complicidad periodística para con los intereses mediáticos no se acotan tan solo a los candidatos de la oposición que nada tienen para ofrecer más allá de lo que les fijen por agenda política los medios; menos aún tienen esos candidatos un cacho de ética para siquiera honrar los cargos que actualmente ocupan. Lo lamentable es que ese mismo periodismo también lo hace con los candidatos del oficialismo a quienes saben con cierto poder y de quienes depende la cuota de publicidad oficial.

Gracias al periodismo y a la TV, la política se redujo a un diminuto valor farandulezco y quedó acotada a la simple enunciación de generalidades vacías de contenido dentro de un gran show para consumo masivo. Lo creó Bs. As.; el porteño en su gran mayoría lo compró y lo quiere imponer en todo el país para que ese resto de país entre, aunque sea con forcet, en la cultura consumista mundial y así no quedar afuera de la globalización cultural y política(¿?).

Dura pero triste realidad. Los medios porteños lograron coaptar al resto de los medios del interior del país y las clases medias de sus centros urbanos siguen a pies juntillas sus bajadas.

Esta es otra cuestión que, como la educación, merecerá en su momento un gran debate porque también es algo pendiente: el país sujeto a Bs.As., o Bs. As. como una simple parte más del país. Política y culturalmente propongo trabajar para hacer realidad la segunda opción. Es una deuda que tenemos para con la verdadera Argentina.

Afiche de V.L.M - 1


JAURETCHE, ante todo un MAESTRO de lo NACIONAL

30 enero 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, de nuestra redacción.

En Prosa de hacha y tiza, bajo el título “los novios asépticos de la revolución”, citó una frase del Profesor Silvio Frondizi que dice: “Hasta la aparición del Partido Comunista, el Socialista fue le único partido de base científica”. Esto desencadenó mi siguiente comentario: “Dado el éxito del Partido Socialista habrá que convenir que en la Argentina la ciencia sirve para todo menos para hacer política, o que este es un país anti-científico”.

Arturo Jauretche-Manual de las zonceras argentinas -Pág. 104

Foto de V.L.M.Por Victor Leopoldo Martinez(*)

“FUI UN AFORTUNADO”

En materia pedagógica, las enseñanzas y el pensamiento de Arturo Jauretche están presentes en todos mis trabajos. Fue uno de los tres grandes maestros, hoy todos ellos ausentes, que tuve; los otros dos, Gustavo Francisco Cirigliano y Paulo Freire. Orgullosamente sostengo esto desde mi condición docente y humilde aprendiz de sus enseñanzas, además de ser un loco que intenta vanamente constituirse en otro de sus discípulos.

Voy a focalizar esta semblanza de don Arturo en la importancia que tuvo para él lo educativo, algo que a través de sus textos me trasmitió. Es un tema con el que siempre estuve vinculado de “oficio” (1) y comencé a conocer de manera medianamente seria, o mejor dicho a descubrir la seriedad del mismo, cuando él tuvo la osadía de mostrarlo íntimamente ligado a nuestra falta de independencia mental a la hora de pensar lo nacional.

Jauretche encontró en la educación el nudo gordiano de nuestros males culturales, algo que aún hoy nos sigue privando de tener una identidad definida. En homenaje a él -con poca modestia y mucha pedantería de mi parte al tratar de emularlo- titulé mi último trabajo sobre educación: “Guarda-Polvos, aorta pedagógica de la dependencia” (2).

Fui un afortunado al conocerlo personalmente. Desde el momento que escuche por primera y única vez una brillante “clase” suya sobre pensamiento nacional, mi visión del valor de la educación que hasta ese momento estaba asociada exclusivamente a lo “académico”, cambió radicalmente; dio un giro de 180º y se instaló en su lógico y correcto lugar, el político. Este fortuito encuentro ocurrió luego del triunfo del peronismo en aquel 11 de marzo de 1973 y previo a la asunción del “Tío” Cámpora, disertación que disfruté junto a mi inseparable ladero Pedro del Arrabal en un saloncito del sindicato de Luz y Fuerza de la calle Perú al 800 de esta Capital Federal.

Hasta ese momento y desde el año “70” del siglo pasado había sido un simple pero ferviente militante callejero de la JP en este Bs.As.(ni siquiera universitario que en ese momento lo era pero prefería militar en mi laburo y barrialmente). No tenía una clara conciencia de la disociación que existía entre universidad y sociedad-país; pero escuchar hablar a compañeros militantes que actuaban en mi facultad en contra de la “burocracia sindical” me pegaba como muy disonante, independientemente de que en algunos casos fuera cierto y en otros una simple infamia. La formación peronista recibida de mi abuela materna había internalizado en mi la idea de que la clase trabajadora argentina (todos sindicalizados) constituía la columna vertebral de movimiento justicialista; “Lo dice Perón” me aclaraba. En ese entonces yo era un simple laburante a lo que le sumaba mi condición universitaria, única forma de poderme mantener y estudiar al mismo tiempo. Escuchar a mis pares de facultad hablar en contra de los dirigentes sindicales era como hablar mal de los laburantes; yo lo era. Junto a mis compañeros de yugo, todos “cabecita negra” como yo, no lo sentíamos justo. Había una historia de resistencia peronista encabezada por trabajadores y dirigentes gremiales; muchos de ellos perseguidos, encarcelados, asesinados después del “55” y eso constituía parte de la historia que habiamos mamado en los estratos populares de donde proveníamos. Ese trato despectivo para con los laburantes generaba en mi desconfianza que hizo en primera instancia que me alejara de la militancia universitaria.

Fue aquella charla de Jauretche la que casualmente me impulsó a “parar la bocha”, ese el momento en que comencé a desandar el camino que me había llevado a ser un maestro zonzo (17 años iba a cumplir cuando me recibí de Maestro Normal Nacional en mi lejana y amada Catamarca donde había sido capacitado y profesionalizado para enseñar zonceras técnicas y falsedades históricas como verdades absolutas por el supuesto “rigor científico” que las avalabas).

Aquel día inicié mi transitar inverso -a contramano- por la senda recorrida con anterioridad a través de la educación formal. En ese regreso y gracias a los señalamientos puntuales que aparecían en los textos de don Arturo fui descubriendo todos y cada uno de los grandes baches que existían en la empedrada senda por donde se había deslizado la historia oficial y el conocimiento en general montados ambos en carros tirados por sirvientes fieles… fieles a los intereses imperiales de turno. Jauretche me “avispó” la mirada y gracias a eso pude encontrar la olla pedagógica donde se había cocinado el elixir hecho “pensamiento cipayo”,   con el cual nos inoculaban “desde nuestra más tierna infancia y en dosis para adultos” como socarronamente sostenía él.

Mirado a la distancia y con no poca nostalgia casualmente, uno lamenta que salvo esa honrosa excepción que constituye por si solo el querido Maestro, compañero y amigo Norberto Galasso, hoy por hoy y en nuestro medio no existan pensadores e intelectuales nacionales -con la excepción señalada- de la talla de un Jauretche. Solo un talentoso como él pudo superar en su época esa colonización pedagógica tan bien estructurada por “tatita Bartolo Mitre” y apadrinada por un ambivalente Dominguito Sarmiento (que con sus “chupa mortajas” aún hoy siguen jodiendo).

Leyendo y releyendo sus escritos no resulta difícil imaginar el perfil del joven político que fue. Acodao en una pulpería de pueblo o en un bar de Av. de Mayo y agudizando su mirada, solo un tipo curtido por el barro, a puro estaño y adoquín como Jauretche pudo ver lo que antes había visto José Hernandez; peribió algo muy distinto de esa Argentina acartonada que le habían presentado en los claustros de estudio. Desde esos lugares contempló el país real, su grandeza construida por hombres y mujeres cuyos nombres no figuraban en las guías sociales pero si en las telefónicas, necesario señalamiento hecho por él para “separar la paja del trigo” en materia de pretendidos hacedores de Patria. La figura utilizada no podía ser mejor aun sabiendo que la gran mayoría de los laburantes ni en esta última guía aparecían porque no tenían teléfono; se valió de ella para diferenciar a la parasita clase que se decía “patricia” del pueblo trabajador, constructor diario de la grandeza nacional y muy poco agraciado a la hora de distribuir sus riquezas. Jauretche vio y experimentó la miserable vida que padecía ese vulgo trabajador que habitaba zonas rurales y empobrecidos ejidos urbanos.

Arturo+Jauretche1

¡LA EDUCACIÓN…!

Gracias a él nos quedó claro por qué los egresados de nuestras universidades, la mayoría de las veces y en muchos casos aún hoy, siguen siendo fagocitados por un sistema estructurado por la clase dominante quien parió una educación en función de sus intereses, algo que según mi modesto punto de vista todavía no fue tocado en la profundidad que demanda la hora actual y el proyecto hoy en el gobierno.

La vigencia de aquellas observaciones realizadas en antaño por Jauretche lo muestran como el político patriota diferente que fue. En su obra “Los Profetas del Odio”, utilizando ejemplos concretos mostró claramente el apoderamiento de las cuestiones pedagógicas realizado por la clase dominante desde la génesis misma de la estructuración del sistema educativo nacional:

“La Reforma Universitaria (1918) creada por la primer presencia del pueblo en el Estado, se vuelve contra aquel una y otra vez. Así la reforma nació con Irigoyen, cuando el pasado, vencido por el país, se refugió en la universidad para aislarla como su reducto (Por eso la Reforma fue anti-católica en Córdoba y anti-liberal en Bs. As. y La Plata, correspondiendo a las características del sector dominante en cada caso que impedía la incorporación de la Universidad al país nuevo que empezaba). Por eso también fue uniformemente anti-Irigoyenista, volviéndose contra el movimiento nacional que la había generado; como después fue anti-peronista en la misma medida que perdía contacto con la realidad que se parteaba... …Así, el egresado universitario obtiene una “patente de corso”. Formado como profesional ninguna importancia tiene que se haya graduado en el país o en el extranjero; la técnica que maneja y domina es universal y su función en la vida es meramente aplicarla”.

Con esta sencillez explicaba Jauretche la falacia del valor universal de ciertos conocimientos y técnicas. El sentido común siempre le indicó la inutilidad de esa uniformidad de contenidos, simplemente porque las realidades político-sociales entre naciones y pueblos diferenciaban a estos notoriamente. En este mundo vienen convivíendo de manera forzada dominantes y dominados, cruel y lamentable realidad que la historia se encarga de mostrarnos a cada paso; quizá una consecuencia natural de ciertas debilidades humanas no superadas.

Los poderosos imperios nunca perdieron de vista la importancia del know how (conocimientos) y siempre lo valoraron adecuadamente. Invertían en investigación, o se apoderaban de él cuando no lo tenían; y si era necesario a través de la ocupación y la fuerza bruta. En algunos caso bajo el manto de una buena causa como fue la decisión de combatir al psicótico Hitler (“encanute” de científicos alemanes que estaban al servicio del Tercer Reich para apropiarse de sus conocimientos; y a ninguno de nuestros intelectuales se le ocurrió llamar a Roosevelt “pro-Nazi” como se lo calificó a Perón); o utilizaron el conocimiento como herramienta de dominación económico-comercial sobre los pueblos sojuzgados cuando lo poseían.

¡Y minga de compartirlo sin previo pago de royalty (regalías)!

Imperios… En sus planes jamás estuvo el no atentar contra la diversidad cultural y las diferentes idiosincrasias de los pueblos que caían bajo sus garras. Lo primero para ellos era apoderarse de bienes y riquezas naturales y lo segundo conseguir mano de obra barata para su explotación. El paso siguiente consistía en invadir culturalmente al dominado. Para eso solo se necesitaba buscar o generar “agentes cipayos”. ¡Que mejor que las casas de altos estudios para este cometido! En nuestro caso a ese conocimiento servicial se le llamó “Civilización”; todo lo que se oponía a esto fue calificado de “Barbarie”, y lógicamente la universidad con sus universitarios adentro siempre esquivaron la barbarie; de ahí la mentalidad cipaya de muchos de nuestros egresados.

La capacidad deductiva que poseía don Arturo le permitía concluir fácilmente que si lo universal no se adaptaba a lo nacional, lo correcto debía ser acudir a la creación original; “para eso tenían (y tienen) que estar las casas de altos estudios”, razonaba. En el fondo Jauretche siempre peleó con su pluma y militancia por un sueño: que nuestros universitarios miraran las necesidades de nuestro país y su pueblo y estuvieran dispuesto a poner los conocimientos adquiridos a su servicio; simplemente porque ese pueblo fue quien siempre solvento todos los estudios (primarios medios y “altos”). Creía en la lógica gratitud humana. Soñaba con un país que tuviera universitarios que por formación priorizaran el interés social y nacional por encima de lo rentable que pudiera resultar vender sus conocimientos técnicos y/o científicos poniéndolos al servicio de expoliadoras empresas extranjeras.

La educación y los conocimientos ¿eran bienes capitales, o sociales y nacionales? ¡Esa era la cuestión para Jauretche!

Otro de sus grandes hallazgos concretado gracias a esa aguda mirada que le permitía auscultar minuciosamente la cambiante realidad social argentina fue “el medio pelo”. Jauretche delineo a la perfección el perfil de dos nuevas creaciones locales surgidas de esa colonización cultural: El tilingo y el guarango, fieles exponentes de ese medio pelaje social argentino. Se trata de tristes híbridos culturales que siempre miraron con desprecio a nuestra “chicha” mientras convivían con la impotencia de no tener el pied de grue (pedriguee) necesario para saborear la “limonada”. Pueblan este sector desde intelectuales “progres” y liberales de izquierda que hacen cola para escribir en La Nación, hasta nuevos y mitómanos ricos que reniegan de su origen y se niegan a ver el origen y las razones de su ascenso social.

ABRIENDO SURCO CON AZADÓN NACIONAL

Fundador FORJA junto a Homero Manzi, Dellepiane, del Mazo, Dario Alessandro(Padre), Scalabrini Ortiz entre otros allá por el “35” del siglo pasado, Jauretche comienza allí a meter azadón abriendo surcos en las mentes argentinas con la esperanza que algún día florezca la Conciencia Nacional. Eran épocas donde el gobierno era para los “cultos”, y “bajo esa fachada se escondían los intereses antinacionales”, sostenía. Se refería nada más y nada menos que al cipayaje vernáculo enquistado en las clases pudientes a través del cual los intereses foráneos lograban mancillar, ultrajar no solo a bastos sectores sociales sino también los intereses nacionales. Corrían los años de la Primera Década Infame.

Su trabajo no fue en vano. Orgulloso por la tarea realizada y parado en la esquina de Perú y Av. de Mayo, el 17 octubre de 1945 contempló gustoso el paso de esa masa sudorosa que estaba pariendo un nuevo intento por hacer de este país una Nación Soberana. La “barbarie” comenzaba a olfatear la proximidad de la Justicia Social. Había aparecido un hijo de india llamado Juancito Sosa (Perón) que acaudillaba a los hijos de obreros de una Nación parturienta. Aquel 17 de octubre “la chusma” reclamaba la libertad del Gral. Perón. Ninguno de los manifestantes reconoció a don Arturo. Ese hecho lo ayudo a descubrir que todo estaba bien; esos que luego serían los “grasitas” de Evita, simplemente lo veían y sentían como uno más, “es otro de los nuestros” pensarían; para la grandeza de un Jauretche eso…, eso ya era suficiente.

Sin hacerse Peronista acompañó aquel movimiento de masas en la seguridad que no le pifiaba en todo lo relacionado con los intereses populares y nacionales. Aplaudió aquel intento del gobierno peronista -a pesar de su fracaso- por querer hacer de nuestras universidades las acompañantes del naciente movimiento nacional; redobló los aplausos cuando Perón creo la Universidad obrera, aquella que producía técnicos e ingenieros necesarios para el proyecto de país en marcha y cuyos títulos eran invalidados por los “académicos cipayos” que controlaban las universidades nacionales.

Con el cruel golpe militar del “55” se arrancaron las “flores de ceibos” que estaban en las universidades (así llamaba Jauretche a los docentes universitarios con conciencia nacional) para implantar las “Flores de Romero” (nombre que también le asignó Jauretche a todo ese profesorado cipayo que retornó a la universidad de la mano del “Socialista pro-libertadora” José Luis Romero a quien aquella sangrienta y cipaya revolución designo interventor en la UBA).

Sin embargo uno que otro profesor universitario -antiperonista desde ya- al poco tiempo de aquel golpe, sin reconocerlo y menos aún mencionarlo, terminó dándole la razón a don Arturo. Tal es el caso de Oscar Varsavky, aquel docente de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales que retornó a esa casa de estudios tras el golpe gorila y antipopular y a quien se le encomendó el control de los concursos docentes y los futuros nombramientos. Solo basta con transcribir fragmentos de una disertación de Varsavky en Caracas, allá por el año 1966 para corroborarlo:  “El resultado práctico de nuestros esfuerzos fue que “triunfamos”, digámoslo entre comillas (muchas personas siguen creyendo lo mismo; yo no). Lo que conseguimos fue estimular el cientificismo, lanzar a los jóvenes a esa olimpiada que es la ciencia según los criterios del hemisferio norte, donde hay que estar compitiendo constantemente contra los demás científicos, que más que colegas son rivales (“virtudes” del sistema capitalista señalaría yo) . Por eso no resulta extraño que ninguno de los muchos papers publicados por nuestros investigadores desde 1955 haya hecho adelantar notablemente ninguna rama de la ciencia. Si no se hubieran escrito, la diferencia no se notaría.” En lo personal no entiendo cómo una mente brillante como la de Varsavky pudo alguna vez creer que una simple publicación podía hacer adelantar a la ciencia. ¿Tan tarde se dio cuenta que en la valoración de los trabajos realizada por las editoriales que publican revistas científicas(¿?), estaba escondida otra “zoncera”? (3)

Anteriormente Jauretche ya había identificado a estos productos universitarios perfilados por Varsavky de la siguiente manera: “Trabajando en probetas o en laboratorios, en bibliotecas o archivos y oyendo clases magistrales, el egresado de nuestras universidades ingresa al mundo como el producto exclusivo de la probeta, el laboratorio, el libro o la lección magistral. Cuanto mas desvinculado de la realidad a la que pertenece esté, es más perfecto como técnico.”

Varsavky reconoce en la siguiente cita lo que Jauretche desde una postura más crítica respecto del inservible academicismo cientificista -básicamente por antinacional- ya sostenía: “Poco a poco la facultad se fue transformando en una sucursal de las universidades del hemisferio norte. En nuestros laboratorios trabajaba gente joven, muy capaz, becada al hemisferio norte apenas graduado. Recibían allí un tema de trabajo, y ahora de regreso en el país seguían con ese tema porque era lo único que sabían bien y lo único que les permitía seguir publicando.”

No puedo cerrar este paralelo sin volver a transcribir lo que el simple sentido común le indicaba a un brillante Jauretche: “Una universidad Argentina de esta naturaleza , solo será Argentina por su radicación geográfica y los lógicos productos de esa universidad serán contadores que manejan las cifras y los asientos falsos de las empresas, doctores en ciencias económicas que distribuyen las doctrinas de encargo que se importan, filósofos e historiadores que adecuan el pensamiento y la versión de la historia conveniente a esos mismos intereses, ingenieros que planifican y construyen sin vincular su obra con el destino nacional., médicos que curan a los enfermos sin buscar las raíces económicas y sociales de los males, y abogados y jueces que consolidan la estructura jurídica de la dependencia.”

En lo personal lamento mucho la ausencia de sus textos como lectura obligatoria en los claustro de estudio y en una necesaria asignatura que debería llamarse “formación de Argentinos”; lamento también la no utilización de su pensamiento como elemento disparador en talleres de reflexión, no solo en enseñanza media sino y básicamente en las universidades; exigible esto último en todas las carreras, aún sabiendo que a los integrantes de las Academias de Educación, Ciencias e Historia, esto les revolvería las tripas; con mayor razón lo debemos hacer por este motivo. En una de esas se les hace un favor y de esa manera se sacan del entripao los restos de pensamiento cipayo que les queda para así comenzar a sanar sus mentes empezando a ser más argentinos.

Arturo Jauretche fue y seguirá siendo otro gran patriota dentro de la memoria popular; no solo en términos nacionales sino Latinoamericano. El antinacional discurso dominante fijado por agenda desde los monopolios mediáticos, bajado por periodistas que impúdicamente dicen defender la libertad de prensa y expresión cuando son ellos los que trabajan en su contra actuando mercenariamente a favor de intereses económicos monopólicos y corporativos, es otra prueba del por qué para el “Jauretche periodista” era tan importante una educación que apunte esencialmente a formar más y mejores Argentinos por encima de formar periodistas premiables para un stablishmen, o brillantes científicos que de argentino solo tengan el rótulo asentado en el item “nacionalidad” en su pasaporte internacional.

Si como pueblo y con trabajo no logramos -porque no nos dejarán tan fácilmente- construir esa gran Nación a la que aspira la gran mayoría silenciosa, Nación liberada y con justicia social para su pueblo, al menos no renunciemos a dar hasta nuestra vida si es necesario en todos los intentos que sean necesarios para que alguna vez el habitante de esta tierra sea lo que siempre debió y quiso ser, ARGENTINO Y LATINOAMERICANO; en honor a San Martín, Irigoyen, Perón, don Arturo Jauretche y tantos otros patriotas.

Notas

(*) Director de EL EMILIO.

(1)Así denominó despectivamente a la tarea del maestro el ex ministro de Educación J.C. Tedesco de esta gestión “kirchnerista” argumentando que los maestros no eran profesionales y se dedicaban a “eso”(la docencia primaria) por ser “universitarios frustrados”.

(2)Obra en tres tomos publicada por Ediciones El Emilio en el 2012. Triunvirato 3971, Dto “C” C.A.B.A. Tel cel:111555134976; fijo: 03834426714.

(3)“Cualquier trivialidad puede hacerse publicar en alguna revista internacional con solo tener un conocido en el cuerpo editor”, manifestó Varsavky en esa misma disertación. A confesión de parte, relevo de pruebas.


“EL JARDÍN DE JUAN CTKHAELIEMIN”

28 enero 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, de nuestra redacción

Ante nuestra ausencia “forzada” (página hakeada) de la web  por casi un año, y frente a la ¿imposibilidad? de solucionar el tema por parte del ELSERVER.COM quien nos brindaba la plataforma -no gratis desde ya-, decidimos volver a nuestro anterior blog de wordpress. Esta es la razón por la cual vamos dando a conocer poco a poco  los trabajos que seguimos realizando desde febrero del 2014 hasta nuestra reaparición.

Presentamos acá la última película de nuestro director, estrenada el 24 de Marzo de 2014 en la provincial de Catamarca como acto central del Día de la Memoria, por la Verdad y Justicia, con la presencia de la Sra Gobernadora de la Provincia Dra. Lucia Corpacci.

Anuncio del estreno en Info GEI

 

AFICHE NUEVO

 

Comentarios periodisricos de la peli 0-2

 

Estreno 1

 

“EL JARDIN DE JUAN CTKHAELIEMIN”

El film, en términos de relato, está atravesado por los artilugios que en forma de reiterados señalamientos, aparecen mostrando el ocultamientos que hace la “Historia Oficial” de un pasado real, el que fue sustituido por otro fantaseado por “académicos” del sistema educativo triunfador en “Caseros”. Historia de un pasado, soñado, sentido, pensado, trabajado y padecido por pueblos originarios y posteriormente por los hijos de sublimes mezclas; un pasado que fue y sigue siendo construido a diario y heroicamente por gente común, simple y sencilla; tan simple que las autoridades educativas creyeron no era ni es merecedor de ser incluído en las currículas educativas. Historias que fueron perversamente ignoradas por mucho tiempo, cinco siglos, salvo períodos que fueron honrosas excepciones.

La película da cuenta del por qué el poder dominante creyó necesario darle a nuestro pueblo otra identidad; y que mejor y más sencillo que adoptar identidad ajena. Si fue un despojo no solo perversamente material sino y fundamentalmente cultural el que hicieron los   europeos durante los siglo XVI, XVII y XVIII, no muy distinto fue el despojo permitido a la oligarquía nativa por la última dictadura a fuerza del genocidio de una generación de luchadores políticos y sociales. Esto en el film queda claramente patentizado.

Paradójicamente el film intenta ser un canto a la vida, a los ideales y a los valores que en momentos históricos diferentes de un lugar determinado encarnaron dos personajes: El cacique Juan Ctkhaeliemin, bravo guerrero que encabezó el mayor alzamiento de pueblos originarios contra el invasor europeo alrededor de 1630 y Nelly Yolanda Borda militante político-social entre 1970 y 1977 año en que fue secuestrada y desaparecida por la última dictadura militar. Valores que honran la vida, valores perennes que aún hoy la hacen merecedora de ser vivida. Es una película que suena a melodía casi silenciosa, apenas murmurada por el entorno natural de un lugar único. Silencios que en otros momentos desaparece tapado por el pasado que a modo de sumbido aparece y alerta. Esos bellos y propios sonidos de ese hermoso lugar que es Belén, Dto. ubicado en el noroeste de la Pcia de Catamarca, son acompañado por relatos y testimonios.

Es claro que además de ser un documental -en partes ficcionado- se trata de una película en primera persona. La cámara, de manera subjetiva, ubica espacio-temporalmente una historia que no es otra que la búsqueda de la propia identidad del documentador quien intenta reconstruir el rompecabezas que constituyen datos y experiencias acumuladas en su memoria; una historia que hurga un pasado remoto que le fue escondido y otro reciente desconocido por él y que hacen a la esencia de sus ideales. Muestra el modo, y los hechos que permitieron al realizador-narrador vincularse con ese pasado y dos historias muy propias de un lugar demasiado particular y casi único en virtud de la idiosincrasia de su gente, y que por el relato uno descubre que se trata de un pedazo de tierra muy vinculado a profundos sentimientos del realizador.

Banner 01

 

Comentarios periodisricos de la peli 0-5

Clickear este link para acceder al trailer:

 http://youtu.be/IMqEVTJF1V4

En el entramado de imágenes las historias de ambos personajes juegan de manera paralela. Pero además y a través de ellas se muestra que no por casualidad la protagonizaron dichos personajes y que ambos eran oriundos del mismo lugar, solo separados por el tiempo; una en el pasado remoto y la otra dentro de un pasado cercano que tuvo al narrador como protagonista y en cierta manera víctima ya que muchos de sus compañeros y amigos están desaparecidos.

El film desnuda historias muy escondidas dentro de la narrativa y el discurso oficial academicista hasta de la propia Catamarca entre ellas la historia de uno de los personajes víctima fatal de aquella dictadura genocida, Nelly Yolanda Borda. También es justo y necesario destacar que estos temas recién en los últimos diez años fueron puestos en vidriera por decisión de los dos últimos gobiernos democráticos nacionales.

El film bucea las razones de su anterior -y en no pocos casos actual- exclusión de ciertos hechos de las currículas asociadas a la enseñanza de la Historia y de los Estudios Sociales tanto en el orden nacional como provincial. Aún así, la visión y el abordaje de las historias en el film resultan muy respetuosos. Refleja poéticamente sueños, ilusiones y los trágicos finales de ambos personajes a través de danzas. Muestra el camino que tuvo que recorrer el realizador para poder reconstruir y poner en imagenes la vida y los ideales de Juan CTKhaeliemin (Cacique Calchaqui apodado el “Tigre de los Andes”) descuartizado en 1633, y Yolanda Borda, joven militante del campo popular en las filas del PRT, desaparecida forzadamente en enero de 1977 y luego asesinada en el campo de concentración “Arsenal” en la provincia de Tucumán; ambos oriundos de Belén. El detalle más significativo el espectador lo podrá encuentra en las danzas ya que pasan a cumplir un rol fundamental en la película porque forma parte de la idiosincrasia propia del lugareño. Con ellas se muestra el amor por la vida y el apego por el placer de vivirla hecho carne en el pueblo “belicho”.

Otra característica destacable del film es que junto a la narración, las imágenes dan cuenta de la cosmovisión que los pueblos originarios tenían; muy diferente a la del conquistador. Se retrató lugares donde se registraron los principales hechos históricos de aquel gran alzamiento, de aquella resistencia que Ctkhaeliemin encabezó. Relatos, sonidos e imágenes juegan mágicamente con la imaginación del espectador dando cuenta de los espacios y tiempos de cada historia.

El film documentó valores e ideales que movilizaron y decidieron a estos dos seres dedicar sus vidas a esa lucha en contra de la opresión de los poderosos, los usurpadores de tierras, de bienes, de derechos, en síntesis, seres decididos a enfrentar a los hurtadores de dignidad humana.

A través de relatos de un antropólogo, Dario Iturriza, investigador respetuoso no solo de las fuentes que el rigor científico exige sino también de esas historias envueltas en heroísmo que aparecen dibujadas casi mágicamente por el escritor catamarqueño Joselín Cerda Rodriguez y de los relatos populares de trasmisión oral que llegan hasta la actualidad, el realizador pudo reconstruir gran parte la vida de aquel bravo cacique.

La película muestra cómo la última dictadura militar que asoló a la Argentina, obró de la misma manera que aquellos invasores que vinieron de Europa a partir de 1492 e hicieron desaparecer vidas, cuerpos y culturas para apropiarse de lo ajeno e imponer la suya. La última dictadura también se llevó no solo la vida sino el cuerpo de una luchadora popular, Nelly Yolanda Borda. A través de testimonios recogidos en San Fernando del Valle de Catamarca, en el propio Belén, en Salta y en Tucumán, el realizador logró reconstruir la vida y los ideales de esta joven que también como Ctkhaeliemin, nadie sabe adónde fueron a parar sus huesos.

La fotografía que estuvo a cargo del belga Olivier Auverlao -varias veces premiados internacionalmente por sus trabajos- retrata sitios arqueológicos como los del Shincal, Asampay, Pozo Verde en el Dto de Belén y paisajes ineditos a lo largo de los Valles Calchaquies.

CARATULA DEL FICIP

 

NOTA EN EL ESQUIU

 

NOTA EN EL ESQUIU VERSION GRAFICA

 

Para accede a una proyección con posterior debate y presencia del Director del film solicitarla con anticipación en un tiempo no menor a 60 para programar la misma a:

Los Locos Bajitos

Producciones Audiovisuales Argentinas

Av. Triunvirato 3971 – “C” – C.A.B.A. (CP: 1341)

llbpaa@gmail.com

Requisitos técnicos: Pantalla, cañón de proyección, audio para sonido Dolby, proyector de DVD o Blue Ray.  


EL GOBIERNO CATAMARQUEÑO APROBÓ EL EXTERMINIO DEL OESTE DE AQUELLA PROVINCIA.

29 marzo 2009

¡¡¡ATENCIÓN!!! desde el 11 de mayo EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

A www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

24/03/2009 06:42 PM

Fuente: “No a la mina”

Catamarca, Argentina – 22/03/09. Ignorando el calamitoso paisaje económico-socio-ambiental que nos deja La Alumbrera a 12 años del inicio de su explotación, la Secretaría de Minería de Catamarca nos ha entregado nuevamente. Ha entregado nuestros recursos por migajas, nuestros animales, nuestra VIDA y la de nuestros hijos al aprobar el Informe de Impacto Ambiental que presentó la mega-empresa minera Agua Rica. La mega-minería NO ES DESARROLLO para la provincia. No existe una mega-minería responsable y con control, ya que la misma es, por definición, una de las actividades humanas más contaminantes del mundo. Se incluye el texto “Los Nuevos Genocidas” de José Jorge Aldecoa Por Asamblea Socioambiental Catamarca

Agua Rica:
El Gobierno aprobó el exterminio del Oeste catamarqueño

¿Hasta dónde pensarán seguir? Ignorando el calamitoso paisaje económico-socio-ambiental que nos deja La Alumbrera a 12 años del inicio de su explotación (y continúa), la Secretaría de Minería de Catamarca que conduce José Sinner, nos ha entregado nuevamente. Ha entregado nuestros recursos por migajas, ha entregado nuestros animales, ha entregado nuestra VIDA y la de nuestros hijos al aprobar el Informe de Impacto Ambiental que presentó la mega-empresa minera Agua Rica.

A los catamarqueños y catamarqueñas nos ha quedado claro que de la mega-minería NO PODEMOS VIVIR. El pretexto actual para la aprobación del Informe de Impacto Ambiental fue la amenaza de retirada de la mega-empresa Agua Rica con la consecuencia de la desaparición de varias fuentes de trabajo en Andalgalá, pero sabemos por la experiencia con mina La Alumbrera que el mayor impacto de puestos de trabajo se genera solamente durante la obra civil del mega-proyecto y luego desaparece. Detrás de este manto de mentiras, lo que podemos encontrar es la desesperación del Gobierno Provincial por conseguir dinero, por lo cual están decididos a entregar con los ojos cerrados nuestro futuro.

Este tipo de emprendimiento seca la mayor parte de nuestros ríos y contamina el agua que nos queda. Contamina nuestro aire de polvo y gases que se liberan con la voladura de montañas milenarias y la trituración de toneladas de roca por día. Contamina nuestras tierras y napas de aguas subterráneas, con drenajes de agua con cianuro y lluvias ácidas. Consume la energía eléctrica, tan codiciada, en cantidades faraónicas y a valores subvencionados mientras que los pobladores sufrimos déficit en el servicio y altos aumentos en la tarifa del mismo.

Es imposible sostener la compatibilidad de estos mega-proyectos con emprendimientos locales de agricultura o ganadería, no promueve las economías sustentables de la región. Tampoco es compatible con la opción económica que ellos nos presentan: el turismo. ¿A quién le gustaría visitar un pueblo donde ni siquiera respirar es saludable? ¿Y qué decir de la gente que vive allí?

La mega-minería NO ES DESARROLLO para la provincia. No hay forma de que la mega-minería sea un “proyecto sustentable”, por más obras de saneamiento que se realicen. No existe una mega-minería responsable y con control, ya que la misma es, por definición, una de las actividades humanas más contaminantes del mundo.

A lo largo de estos años nos ha quedado claro que de la mega-minería PODEMOS MORIR. ¿Será este el precio que nuestros gobernantes están dispuestos a pagar a cambio de unas monedas para sus bolsillos?
Muerte, vaciamiento y saqueo de nuestro país.

¿Podría alguien explicarnos a qué se debe el aumento de los casos de cáncer, de enfermedades de la piel, problemas respiratorios y nacimientos con malformaciones en el Oeste de la provincia? ¿Podría alguien explicarnos por qué ciertos laboratorios catamarqueños se niegan a realizar análisis de sangre a pobladores de esta región? ¿Podría alguien explicarnos por qué estos casos no aparecen en las estadísticas que hacen a los estándares de salubridad de la mega-minería? ¿Podría alguien explicarnos por qué se acepta otro mega-proyecto minero mucho más grande que La Alumbrera aún cuando su vice-presidente, Julián Rooney, está procesado por contaminación? ¿Podría alguien explicarnos por qué se ignoro el informe de la Universidad Nacional de Tucumán que define este proyecto como “inviable”? ¿Podría alguien explicarnos por qué no nos escuchan? ¿Será que no lo hacen porque saben, de antemano, que estamos MUERTOS? Otra vez, se equivocan.

Asamblea Socioambiental Catamarca
sumayaco@yahoo.com

mapa-de-agua-rica

LOS NUEVOS GENOCIDAS
Por José Jorge Aldecoa
Hoy recordamos el genocidio que nos dejó la Dictadura Militar y eso es bueno porque no debemos olvidar los errores del pasado para que no se vuelvan a repetir en el futuro.

Sin embargo al leer en las noticias de los diarios catamarqueños me entero que la Secretaría de Minería de Catamarca acaba de aprobar el Estudio de Impacto Ambiental presentado por la Empresa Minera “Agua Rica”, que la autoriza legalmente a comenzar la explotación de la mina del mismo nombre, ubicada a escasos 17kilómetros de nuestra querida ciudad de Andalgalá.

Todos sabemos que el mencionado estudio ha sido severamente cuestionado por la mayoría de los expertos en el tema por la falsedad de los conceptos que avalan dicha presentación y para ello les recomiendo la lectura de un excelente trabajo del Ingeniero Elio Vélez de la Universidad de Tucumán, quien deja muy en claro la absoluta falta de argumentos científicos sólidos que respalden el mencionado estudio.

El hecho fundamental es que estamos ante un nefasto emprendimiento minero en las puertas de nuestra ciudad, que ya no podrá llamarse en el futuro como hasta ahora: “La Perla del Oeste Catamarqueño”, sino que deberemos rebautizarla como: “La Piedra Negra del Oeste Catamarqueño”.

Yo como hijo adoptivo de esa querida localidad, acuso formalmente a todos los que aprobaron, apoyaron y defendieron este proyecto como los Modernos Genocidas en Democracia, que van a cargar sobre sus conciencias por el resto de sus vidas, el peso de la muerte de miles de personas, la desaparición de la vida silvestre y la desedificación y contaminación de uno de los ecosistemas mas bellos de nuestra provincia.

Solo espero que algún miembro de la justicia se apiade de todos ustedes y dicte un amparo para evitar la repetición de otro genocidio, que va a ser: ¡más grande y más grave que el anterior!

JOSE JORGE ALDECOA