CUANDO LA ESTUPIDEZ SE INSTALA SOCIALMENTE

26 julio 2017

C.A.B.A.,Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

malcolm-xESTUPIDEZ HUMANA

Victor L Martinez 4

Por Victor Leopoldo Martinez (*)

La situación es demasiado clara. Si uno, como ciudadano común, se ajusta al grado de inefabilidad de un producto mediático que es vendido en cuanto programa político aparezca en la caja boba como “la justa”, en cuyo contenido solo se encuentra lacónicos “la gente dice”, “la gente opina”, “votarían a…” -me refiero a las llamadas “encuestas”-, sin siquiera pensar por un instante, o preguntarse entre otras cosas algunas posibilidades como: ¿De qué universo están hablando? ¿Importa el universo en términos cuantitativos? ¿Sirve para la generalización de sus resultados? ¿Alcanza con incluir un +/- 2, o +/- 5, o +/- 10 % de margen de error para dar por “seguro” el muestreo? Por lo menos a mi -y en materia política- me resulta mucho más que dudoso.

No estoy haciendo juicio de valor sobre las «encuestas como herramienta para trabajos de campo» que en muchas áreas de las ciencias sirven para realizar proyecciones sumamente interesantes y significativas, sino sobre el valor de su manipulación dentro de un contexto de inducción política orientando preferencia en una tarea pedagógica llevada adelante por los medios masivos de comunicación. Esto, sin lugar a ninguna duda ha demostrado su marcada efectividad (en este caso lograr el efecto deseado a través de condicionar reflejos).

MANIPULACIÒN

Nadie que esté en su sano juicio por haber tomado distancia de la deformadora corriente de manipulación mediática puede desconocer -o dejar de reconocer- ese valor pedagógico-inductivos señalado anteriormente. Se puede constatar su grado de verdad con solo revisar en lo cotidiano relatos y discursos esgrimido por cualquier hijo de vecino quien justifica burdamente cualquier disparates con un: “lo dice la tele”, , “lo dicen en la radio” “lo dicen las encuestas”, y ahora se sumo “aparece en las redes sociales”.

Me niego a darle un grado de verdad siquiera relativa –en términos políticos insisto- a todo aquello que sobrevalora el “la calle dice”, “la calle opina que” o “va a votar a”; por ejemplo cuando se asegura a través de encuestas que el 50% de 1000 personas (500 para ser más preciso), van a votar a… induciendo preferencias por tal o cual candidato. Dentro de una población de 3 millones de personas (caso C.A.B.A.) es equivalente a concluir que un 1.499.500 opinan, sostienen y bancan lo mismo que los 500 entrevistados.

La propia palabra “probabilidad”, un término cuya ambigüedad indicativa recorre la ancha banda de lo incierto tiene una matemática (evento/resultados posibles) que permite desvirtuar el grado de verdad de una encuesta. La realidad indica que traspolado el resultado de la encuesta al cálculo de probabilidad (evento) y lo divido por el universo real de habitantes las posibilidades de que ese resultado se de se reduce al 0,2%. ¡Vaya, vaya…¿no?! Entonces “me niego”.

NOS MEAN

Bs. As., la ciudad puerto (un detalle no menor en términos históricos, económicos, culturales y políticos), con una población de clase media baja, media media y media alta, que siempre pudo y puede tener un nivel de vida más que aceptable en términos comparativos con el resto del país; que viene teniendo la mejor oferta en materia educativa desde hace siglo y medio -pública y privada-; que viaja al extranjero tanto como consume en los shopping y supermercados… ¡no puede tener 1.400.000 personas sin capacidad de discernir la calidad y las cualidades morales de la oferta política tanto nacional como local en materia de candidatos!!! (tal el caso del 45 % que según las “encuestas” prefieren a una desquiciada mental como Carrio para que los represente). Me cuesta creer, aceptar que los habitantes de esa mega ciudad (la quinta en el mundo) no tenga correcta y critica lectura de la realidad; ni escucha crítica. ¡Que sus habitantes después de haber pasado –en su mayoría- por el debido tratamiento pedagógico que lleva la friolera cifra de casi 20 –VEINTE- años entre primario, medio y universitario, tire por el caño cloacal semejante inversión y termine repitiendo las imbecilidades que le venden los medios de comunicación en sus distintas plataformas!!!

Es claro que existe otro componente de tipo cultural-educativo que trabajó subrepticiamente por décadas: el odio de clase, el anti negro, el anti peronismo.

Los hechos demuestran que la manipulación está. Son muchas y de una diversidad más que llamativa las conclusiones que de semejante conducta social uno podría sacar. Es más; no pocas “investigaciones” en estudios sociales bancadas por el CONICET (organismo creado por decreto número 9695 firmado por el General Juan Domingo Perón con fecha 17 de mayo de 1951) seguramente podrían facilitar las razones, ya que estas deben estar volcadas en los famosos “paper” que luego aparecen publicados en revistas especializadas, con lo que sus autores “chapean”. Pero hoy por hoy, y en los hechos, no pasan de ser un “informe-tesis” más, sin que sus resultados generen necesidades políticas transformadas en propuestas de trabajo de campo para modificar o cambiar modos y hábitos de pensamiento en términos colectivos. ¡Cuidado! Sin que esto signifique uniformización alguna de ningún tipo; solo propongo buscar que desde lo individual se permita a cualquier argentino elaborar y construir un pensamiento y un discurso con criterio mínimamente social por ser ese ámbito donde se cristaliza el bien común; y para eso se requiere sentido común.  

Tener de presidente de la Nación a un empresario ignorante y perversamente mitómano, que el único conocimiento aprobado en su cómoda vida de niño bien es cómo hacer trampas para lucrar más y mejor en grandes negociados, y que encima es aplaudido por el 45% de la población tilinga de las grandes urbes después de haber dado sobradas muestras de ser un corrupto e inmoral tramposo, no hace otra cosa que darle la razón a su proyecto político; proyecto que entre sus principales premisas figuran dejar en mano de uno de sus “socios” (Clarín) la manipulación multimedial y con ello la educación del soberano. La imbecilidad previamente instalada socialmente parece justificar tal decisión. Que este mal social se haya extendido a todas la capitales provinciales es lo que compruebo con profundo dolor.

(*) Documentalista, escritor, periodista. 


AGROQUÍMICOS, PARTICIPACIÓN RESPONSABLE DEL ESTADO Y SUS ORGANISMOS DE INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA EN LA GESTIÓN INTEGRAL DE LOS MISMOS.

23 abril 2009

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

Grupo de Gestión de Políticas de Estado en Ciencia y Tecnología (CyT)
Con la adhesión de más de 1.600 Personas y 89 Instituciones (ver en www.saic.org.ar , difusión, política científica, propuesta de política de Estado en CyT).


 

Agroquímicos /  Salud  / Ciencia y Tecnología

El 10-03-09 el Ministerio de Salud de la Nación (MinSal) realizó la segunda reunión de la Comisión Nacional de Investigación de Agroquímicos donde se plantearon líneas de trabajo para el futuro. Entre ellas, la información sobre todos los agroquímicos en uso en el país, establecer una normatización y legislación en el tema, la capacitación y difusión para la prevención, la gestión integral de los agroquímicos, que plantea entre otras cosas, la elaboración de propuestas de aplicación y difusión (envases, depósitos, transporte). Ver en: http://www.msal.gov.ar/htm/site/noticias_plantilla.asp?Id=1370 .

 

La decisión del MinSal es importante, sin dudas, pero sería mucho más trascendente si desde el MinSal se invitara a participar activamente a organizaciones, investigadores o expertos de otros ámbitos con trayectoria en el tema. Porque si se quiere resolver el problema de toxicidad de los agroquímicos no puede quedar afuera de esta discusión ninguna institución/ organización/ investigador, que desde el conocimiento pueda aportar soluciones y/o estrategias para el futuro.

 

Veamos algunos ejemplos de organizaciones y/o laboratorios y/o expertos que, como decíamos, no pueden quedar afuera de la discusión.

 

– Una de las entidades no gubernamentales más representativas sobre el conocimiento del uso indiscriminado de agroquímicos es el Grupo de Reflexión Rural (GRR). En efecto, esa organización actúa desde mediados de la década del ´90 desarrollando campañas nacionales contra el uso de agrotóxicos con el objetivo de asegurar la salud de las personas, para el cuidado del medio ambiente, para la repoblación del campo y para asegurar la soberanía alimentaria, entre otras cosas. El GRR es todo un referente en el tema. Se lo puede conocer entrando a: http://www.grr.org.ar/ .

 

– En cuanto a laboratorios y/o expertos, veamos las acciones del Laboratorio de Embriología Molecular de la Facultad de Medicina – UBA, en el tema. Esto se ve reflejado en una entrevista que le hizo el periodista Darío Aranda al Dr Andrés Carrasco, ex Presidente del CONICET y actual Director de ese Laboratorio de Embriología Molecular de la Facultad de Medicina de la UBA y del CONICET.

 

El motivo de la entrevista fue que en el Laboratorio dirigido por el Dr Carrasco se había demostrado que el herbicida más utilizado por la industria de la soja – hecho con base de glifosato y comercializado bajo el nombre de Roundup, de la compañía Monsanto – es tóxico y produce malformaciones neuronales, intestinales y cardíacas, aun en dosis muy inferiores a las utilizadas en agricultura. Ese estudio realizado en embriones es el primero en su tipo y refuta la supuesta inocuidad del herbicida como manifiesta la empresa Monsanto.

 

Que el Director de un laboratorio perteneciente a dos organismos nacionales (UBA y CONICET) se exprese públicamente sobre el tema, no es poca cosa y, obviamente, también debería ser parte de la discusión. El artículo completo se puede ver en : http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-123111-2009-04-13.html .

 

– Esa entrevista, comentarios ampliadas de la misma, y otros artículos relacionados a agroquímicos, también fueron difundidos por el CONICET a través de sus gacetillas internas de “Comunicación Institucional” . Ver en: http://www.conicet.gov.ar/NOTICIAS/portal/noticia.php?n=4186&t=4http://www.conicet.gov.ar/NOTICIAS/portal/noticia.php?n=4195&t=4http://www.conicet.gov.ar/NOTICIAS/portal/noticia.php?n=4179&t=4 .- http://www.conicet.gov.ar/NOTICIAS/portal/noticia.php?n=4184&t=4

 

– Además, después de la entrevista de Darío Aranda al Dr Carrasco, salió un artículo escrito por la socióloga Norma Giarracca en donde ella reflexiona acerca de los efectos de los agroquímicos, el agronegocio y las responsabilidades. Se puede ver en: http://www.pagina12.com.ar/diario/universidad/10-123386-2009-04-17.html .

 

– Más aún, el glifosato acaba de llegar a la Corte Suprema de Justicia en donde a través de un recurso de amparo presentado por la Asociación de Abogados Ambientalistas (Aadeaa), se solicita la veda del herbicida más usado en la industria sojera hasta que se determine su efecto sanitario.

Para ver el artículo completo: http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-123304-2009-04-16.html .

 

En síntesis, con estos pocos ejemplos se puede ver que los problemas que causan los agroquímicos tóxicos no son una cuestión menor. Si quiere ampliar la información, entre a la web y se sorprenderá de la cantidad de información sobre el tema.


 

Reflexiones

Acá hay una Cuestión Central. Si los agroquímicos son tóxicos se deben tomar medidas para preservar, en principio, la salud de la población.

 

Pero el problema no se reduce al glifosato, sino que hay muchos más.  En efecto, entre ellos están los 39 agrotóxicos peligrosos declarados con control de vigilancia por el convenio de Rötterdam. A los que se le puede agregar el 2-4 D, con el que se está fumigando en zonas de Argentina, el Paraquat, o el insecticida Endosulfán, sólo para dar algunos ejemplos.

 

En estos días cercanos a elecciones y en donde en el espacio político se habla tanto de institucionalidad, una forma de plasmar esas intenciones sería que los legisladores también se expresaran públicamente sobre los agroquímicos, como lo hacen cotidianamente con otros temas.

 

Porque sería una forma de ver las cosas claras y saber qué es lo predominante en el pensamiento de nuestros dirigentes: si la salud de toda la población y la soberanía alimentaria, entre otras cosas, o los negocios.

 

Porque los graves problemas de salud que causan los agrotóxicos no terminan con los efectos transitorios de una fumigación sino que, además, se contaminan el aire, el agua y la tierra. Entonces, reiteramos, la incorporación de organizaciones, laboratorios y profesionales a esa Comisión formada por el Ministerio de Salud sería fundamental para darle mayor institucionalidad a un tema que, sin dudas, lo merece y va para largo.

 

Porque la contaminación por  agroquímicos debería ser tratada en el marco de una Política de Estado.

 

; como una Política de Estado. Porque tiene entidad suficiente para serlo, porque nos afecta a todos, porque hay consenso social amplio para que se solucione el problema de los agroquímicos tóxicos, porque hay aspectos éticos relacionados con los efectos que produce la fumigación en la salud de las poblaciones rurales que debe resolverse ya, porque es necesario volcar el conocimiento desde distintas áreas para resolver problemas interdisciplinarios, y porque son políticas que se deben implementar cualquiera sea el signo político de un Gobierno, entre otras razones.

 

Y para eso deberíamos tener formadas Comisiones Permanentes de Expertos con la finalidad de que ahí se discutan y generen las políticas estratégicas y así poder resolver las problemáticas sociales y/o económicas. Además, esas Comisiones garantizarían la participación, el control social y la continuidad de esos proyectos a través del tiempo, hecho que habitualmente no sucede. No puede quedar todo remitido a la formación de Comités de Crisis, o como se llamen, porque esas son políticas defensivas y, en la medida de lo posible, hay que anticiparse a los hechos.

 

Y esas Comisiones Permanentes no sólo deberían formarse para Agroquímicos, sino en distintas áreas estratégicas que necesitan del conocimiento, como la Producción Pública de Medicamentos, de Vacunas, el mal de Chagas, las Viviendas Económicas, la Educación, las Aguas para Consumo, la Racionalización de la Pesca, el Saneamiento de Cuencas Fluviales, la Desertificación de Suelos, etc, etc, etc.

 

De otra forma, y de no haber participación activa de otros actores por fuera de las esferas gubernamentales, hechos tan simples como un cambio de autoridades puede dejar todo esto en el marco de las buenas intenciones y con el peligro de que se desvanezcan en el tiempo, como ha sucedido.

 

Porque ya hemos visto que cambios en un Gobierno determinan que hay que empezar todo de nuevo, como si todo lo hecho con anterioridad fuera inútil. En otras palabras, si la sociedad en general y la comunidad CyT en particular no se involucran en estos menesteres, siempre vamos a estar en el diagnóstico, o describiendo problemas, pero no solucionándolos.

 

Sería ideal que toda la comunidad, y en particular la CyT, se planteara este tipo de interrogantes y actuara en consecuencia. Porque ahí está el conocimiento y los instrumentos y, en ese marco, debería manifestarse la responsabilidad social de sus integrantes.


 

Extensión con ministro Barañao

La semana próxima tendremos la reunión con el ministro de CyT, Dr Lino Barañao, con el objetivo de solicitar financiación a proyectos de Extensión Universitaria, entre otras cosas (ver gacetilla del 06-04-09).

Si bien nosotros promovemos la Extensión como una forma de transferir conocimiento a Sociedad, no conocemos el tema en sus detalles. Por eso, y como lo hacemos habitualmente, solicitamos el apoyo de expertos de distintas Facultades/ Universidades directamente involucrados con la Extensión, quienes nos acompañarán a la reunión con la finalidad de plantear las necesidades concretas y, de esa manera, darle contenidos más precisos a la reunión.

Fe de Errata

Desde el área de Prensa e Imagen Institucional del Consejo Interuniversitario Nacional nos señalaron que en la gacetilla difundida entre el 14 y el 16 de abril de 2009 bajo la denominación “Rector Maiorana y Extensión…”, habíamos incurrido en dos errores y nos solicitaron su corrección. Reconocimos los errores y acordamos salvarlos a través de esta Fe de Errata.

 

Uno de esos errores era que la sigla que designa al Consejo Interuniversitario Nacional es CIN y no CIUN, como nosotros pusimos.

El otro, que el rector Darío Maiorana es Licenciado y Profesor y no Doctor como nosotros mencionamos.

 

Hecha la aclaración, pedimos las disculpas del caso.


La Extensión Universitaria

10 febrero 2009

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

Grupo de Gestión de Políticas de Estado en Ciencia y Tecnología (CyT) Con la adhesión de más de 1.600 Personas y 89 Instituciones (ver en www.saic.org.ar , difusión, política científica, propuesta de política de Estado en CyT).

Las Facultades/ Universidades Nacionales tienen, por lo menos, tres objetivos bien definidos en su agenda. Ellos son: Docencia, Investigación y Extensión.

Brevemente, la Extensión consiste en que el conocimiento aplicable que posee una Facultad/ Universidad pueda ser transferido a la Sociedad en forma de bienes o servicios. Esta misión de las Facultades/ Universidades, además de resolver necesidades concretas, constituye un formidable instrumento pedagógico porque se basa, esencialmente, en la responsabilidad social y/o en la solidaridad de docentes y alumnos.

Distintas Facultades/ Universidades Nacionales llevan a cabo encomiables proyectos de Extensión en distintos ámbitos del conocimiento. Una de las más reconocidas en este aspecto es la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata. No es la única, obviamente, pero es un muy buen ejemplo.

Así, esa Facultad cuenta con 43 proyectos de Extensión en áreas de Educación, Salud Diagnóstico, Salud Medicamentos, Medio Ambiente y Alimentos. Se puede verlos en: http://www.exactas.unlp.edu.ar/se-e2.php?lang=1 .

Los proyecto de Extensión en general son focalizados alrededor de problemáticas locales o regionales del área de las Facultades/ Universidades que los ejecutan.

Habitualmente la Extensión se hace “a pulmón” o con escasa financiación debido a los magros presupuestos y, además, quienes la llevan a cabo, generalmente lo hacen “ad honorem” en tiempo extra a sus ocupaciones diarias. Además, se le da poco valor en el momento de las evaluaciones o de los concursos.

En consecuencia, si una persona hace Extensión, muchas veces “pierde su tiempo” ya que con esa tarea es muy difícil “hacer carrera” en el ámbito académico o científico.

Hay otros aspectos a tener en cuenta:

– La falta de reconocimiento a quienes hacen Extensión indica que no hay políticas apropiadas para ello.

– Una cuestión central a resolver es que los proyectos de Extensión tengan financiación adecuada porque, de otra manera, quedan remitidos al voluntarismo. Esto se debería discutir en Universidades/ Facultades y en el Gabinete Científico Tecnológico (GACTEC), ámbito del cual las Universidades forman parte y cuya coordinación depende del Ministerio de CyT que, a través de la Agencia Nacional de Promoción CyT, podría promover el otorgamiento de subsidios.

También sería importante que los organismos de CyT, especialmente CONICET, tuvieran en consideración este tipo de emprendimientos y, en el marco de la carrera del Tecnólogo, por ejemplo, otorgara subsidios y, además, instruyera a las Comisiones Asesoras para que analicen la manera de revalorizar este tipo de emprendimientos y, así, evitar que sólo se computen el número de “papers” y patentes.

– Otra cuestión importante a plantearse sería que aquellas Facultades que desarrollan proyectos cuya importancia excede su marco regional puedan aunar esfuerzos generando una Coordinadora a nivel nacional en temas en que ésto se justifique. Así, por ejemplo, la descontaminación de aguas para consumo es una área que ocupa a varias Facultades/ Universidades Nacionales y organismos de CyT.

CONCLUSIÓN

El abordaje de las problemáticas sociales que necesitan CyT para solucionarlas debería ser un EJE fundamental de las políticas universitarias y de las políticas nacionales en CyT, y no constituir sólo un aspecto marginal o anecdótico de las mismas.

Más aún, sobre la base de la coordinación nacional de áreas que así lo ameriten, las políticas en Extensión Universitaria podrían converger en la definición y concreción de proyectos estratégicos nacionales, o que resuelvan necesidades sociales de envergadura.

Así, una coordinación nacional adecuada de grupos de Extensión de distintas Universidades permitiría que el estudio de problemas similares pueda resolverse más eficientemente, evitando superposiciones y realizando investigaciones complementarias entre los grupos. Además, eso promovería el intercambio de información y optimizaría el uso de infraestructura, que fortalecería los emprendimientos.

Impulsar vigorosamente la Extensión es importante para que las Universidades vuelvan a ser lo que alguna vez fueron. Esto es, ámbitos de discusión y pensamiento crítico desde donde surjan soluciones a los grandes problemas regionales y nacionales.

FINAL

Lo que aquí expresamos sobre la Extensión Universitaria es sólo una mínima expresión de la importancia que tiene y que, probablemente, ampliaremos en el curso del año con aportes directos de algunos protagonistas.

Por eso sería importante que en el III Congreso Nacional de Extensión a realizarse en la Universidad Nacional del Litoral del 20 al 22 de mayo de 2009 se planteen estas cosas, se las revalorice, y se las potencie.

Nota: para incorporar o remover su mail de la lista, o comunicarse con el Grupo de Gestión, enviar mail a: grupogestion1@yahoo.com.ar . Gacetillas anteriores pueden verse en: www.grupogestionpoliticas.blogspot.com .

Cordialmente, Grupo de Gestión:
Alonso-Romanowski S – Cid JA – Cravero C – De Filippo J – De Sousa Frade S – Estébanez ME – Fiamberti H – Fossati CA – Franchi AM – Furnari JC – García AP – Ghilarducci A – Giordano M – Gubertini MT – Hermida EB – Hozbor D – Ielpi L – Iriondo M – Isturiz MA – Jasnis MA – Lamberti Y – Landoni MF- Lemos DR – Manghi M – Milana JP – Nonzioli AC – Otero AM – Palermo M – Pérez O – Poderti A – Ravelo A – Rearte B – Recavarren MI – Rivero S – Rofman A – Sabbatini ME – Sasiain MC – Schattner M – Yantorno O.


MUCHA EVALUACIÓN, EN MÁS DE UNA OCASIÓN, NO ES SINÓNIMO DE BUENA EVALUACIÓN

2 septiembre 2008

¡¡¡ATENCIÓN!!! desde el 11 de mayo del 2009 EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ A  www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

Ciencia y Tecnología (CyT)

(Con la adhesión de más de 1.600 Personas y 89 Instituciones (ver en www.saic.org.ar , difusión, política científica, propuesta de política de Estado en CyT).

 

Introducción

A continuación abordamos el tema de las evaluaciones porque el mismo atañe a muchas personas del sector CyT y que, a nuestro juicio, podría mejorarse.

La evaluación periódica del personal científico/ técnico de los Organismos de CyT constituye, sin lugar a dudas, un instrumento esencial para poder mantener la calidad de los mismos.

Dejando claro ese concepto ahora tomaremos como referencia al CONICET porque que es el organismo que más conocemos, el más grande en CyT, y el que más evalúa.

EVALUACIONES

El CONICET hace evaluaciones anuales, bianuales o trianuales de los informes reglamentarios de sus investigadores / becarios / personal de apoyo. Los Becarios son evaluados cada dos/ tres años (dependiendo del tipo de beca). El Personal de Apoyo anualmente, y los Investigadores, dependiendo de la categoría a la que pertenecen, tienen evaluación anual (Asistente), o bianual (Adjunto, Independiente, Principal y Superior).

Según datos de la web (año 2007), el CONICET tiene alrededor de 5.300 investigadores, 5.600 becarios y 2.300 personal de apoyo.

Ajustando los datos de informes anuales/bianuales/trianuales a valores promedio anuales, el CONICET recibe, aproximadamente, 6.300 informes por año para evaluar.

Pero las evaluaciones no se limitan a los informes reglamentarios. También debemos incluir proyectos de investigación (que consumen el mayor tiempo) – ingreso de becarios, investigadores y personal de apoyo – promociones de categoría, evaluaciones que van a más de un investigador, Institutos, etc.

Aunque no tenemos datos concretos sobre esos ítems, es conocido que al CONICET ingresan alrededor de 500 investigadores y de 1.500 becarios por año (a los que hay que evaluar), y que los investigadores presentan proyectos para ser financiados en el cual podemos suponer que hay 1.500 presentaciones/año (menos de un tercio de los investigadores). Esto nos da un dato tentativo de 3.500 evaluaciones adicionales que, sumadas a las anteriores, dan la cifra aproximada de que en el CONICET se hacen alrededor de 10.000 evaluaciones /año.

Y éste es un valor mínimo porque los investigadores también evalúan proyectos de otros Organismos: Agencia Nacional de Promoción CyT, Universidades, Fundaciones, etc, datos que no consignamos por falta de información.

Pero los datos estimados son suficientes para plantear que la sobrecarga de los evaluadores puede atentar contra la calidad de las evaluaciones.

En efecto, una evaluación implica trabajo (tiempo) en distintos ámbitos. Veamos:

1.- Administrativo: los informes/ingresos, etc (papeles y/o archivos electrónicos) que recibe el CONICET los envía para su evaluación. Luego, hace el trabajo inverso, recibe los dictámenes y los distribuye.

2.- El tiempo de los que deben escribir los informes (todos).

3.- El tiempo de los investigadores que evaluán esos informes.

Todo esto multiplicado x 10.000 hacen una cifra considerable de movimientos y de tiempo.

SUGERENCIAS

Teniendo en cuenta la magnitud de las cifras y, considerando que la sobrecarga en las evaluaciones puede conducir a resultados opuestos a los deseados , creemos razonable plantear algunas sugerencias, que van a continuación:

1.- Investigadores Asistentes: un informe de la categoría Asistente al año de ingreso es en muchos casos difícil de evaluar por distintas circunstancias (tema nuevo, incorporación a un grupo chico, magnitud del laboratorio, etc.).

La sugerencia es hacer la evaluación cada 2 años en lugar de cada uno.

2.- Investigadores Adjunto/ Independiente/ Principal/ Superior: creemos que en estas instancias de la carrera en donde habitualmente ya hay grupos consolidados, formación de RRHH y un legajo de cada investigador, las evaluaciones se podrían hacer cada 4 años en lugar de cada dos, hecho que pensamos no resentiría la evaluación.

3.- Investigadores de más de 60 años: No debería evaluárselos más porque para despedir a un investigador tiene que tener dos informes desfavorables. En consecuencia, y en el peor de los casos, si eso sucede después de los 60 años, cuando se quieran tomar medidas el investigador está jubilado, o en edad de jubilarse.

4.- Otros: simplificar formularios para presentación de proyectos y evitar repeticiones de preguntas – no modificar los formularios con tanta frecuencia – eliminar entrega doble (archivo electrónico y fax formulario impreso), etc.

De esta manera, quitando carga, habrá mejor trabajo administrativo y, creemos, una mejor calidad de las evaluaciones.

De otras Instituciones no conocemos demasiado, pero son criterios que pueden adaptarse de acuerdo a las circunstancias particulares de cada una de ellas.

Sugerencia Final:

Las observaciones que hemos hecho no representan al conjunto y, dependiendo de las disciplinas, habrá normas o mecanismos particulares que desconocemos, pero sería importante que los Organismos de CyT que tienen datos precisos hagan un estudio pormenorizado y se discuta el tema.

No somos expertos en el tema, pero los datos presentados (algunos estimados) creemos que ameritan una revisión de normas y procedimientos que permitan una mayor eficiencia y mejor calidad de las evaluaciones.

Porque mucha evaluación, no necesariamente es un índice de buena evaluación.