Escribió la “representante” de Dios en este “Valle de lágrimas”.

16 marzo 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO,  Derechos humanos.

V.L.M.

Por Victor Leopoldo Martinez

En una nota publicada el 1 marzo de este 2019 por el diario “La Capital” de Mar del Plata y firmada por María Lilia Genta (hija del militante “nacionalista” ultraderechista  católico “armado”  y furibundo antiperonista, acompañante de la “Libertadora” del 55, Jordán Bruno Genta) titulada “Historia de un presunto Martirio”, la autora expresa su contrariedad por la decisión de la Santa Sede y su máxima autoridad El Papa Francisco de beatificar a el obispo Enrique Angelelli (que rigió la diócesis riojana entre 1968 y 1976), los curas Carlos Murias y Gabriel Longueville y el laico Wenceslao Pedernera (todos ellos colaboradores del obispo) a quienes la Santa Sede ha declarado muertos por odio a la fe según decreto pontificio” (sic), decisión  del Vaticano dada a conocer el 8 de junio del pasado año. 

La nota es larga y tomaré lo que yo considero importante para los fines de la presente. Sin embargo y por respeto profesional no quiero cometer el mismo error que comete la Genta induciendo al lector pero esta vez en sentido contrario. Al final del presente artículo  encontrarán los lectores  la nota completa de María Lilia Genta para cotejar, comparar y sacar sus propias conclusiones.

Por empezar quiero aclarar que dicha nota es reproducción  de una columna de opinión escrita para un medio claramente ultra católico llamado “Que no te la cuenten” (cuyo logo se puede apreciar a continuación y su web es : http://www.quenotelacuenten.org/2019/03/01/angelelli-historia-de-un-presunto-martirio-i-maria-lilia-genta/). 

Que no te la cuenten 1

Esto nada tendría de importante en un país que tiene dentro de sus principios constitucionales la libertad de expresión, si dicha columna limitaba su  publicación  al medio original cuyo target de lectores profesan las mismas ideas y sentimientos de la autora. Evidentemente el diario La Capital de la ciudad balnearia (medio comunicación masivo que no reproduce algo así sino tuviera la clara intención de “formar opinión”) ideológicamente comulga con el pensamiento de la Genta.

Claramente todo lo expresado en la misma tiene una connotación ideológica (mal que le pese a la autora ya que estoy usando similar criterio para la caracterización). La identificación político-ideológica que se haga de todo aquel sector social o comunidad nacional que reivindique la justicia social y la dignidad humana como de “izquierda” y por ende merecedora de su satanización, solo es posible por provenir  de una postura político-ideológica opuesta, o sea  de “derecha. En este último caso y en términos políticos se podría decir que los de “derecha” aspiran a todo lo contrario; eligen y defienden el estilo de vida liberal- capitalista que incluye entre otras “joyitas”  las perversas desigualdades que su accionar  genera y  con las que deben “resignarse” a  convivir en el mundo terrenal los maltratados por el capitalismo   si realmente quieren  ganar el “paraíso en el cielo” después de ser banquetes de anélidos en un cementerio.[1] 

Que una de las partes niegue que ambas posturas sean ideológicas en nombre de la “Fe” que practican  es un absurdo que solo puede servir para justificar barbaridades –contrarias incluso a los mandatos cristianos en este caso- realizadas por fanatismo e ignorancia (que incluye el “conocimiento” con negación de algunos hechos por conveniencia y/o necedad; o sea “hacerse el burro”).

Muestras  de barbaridades cometidas  con la bendición de la “derecha”  eclesiástica a la largo de la historia de la humanidad (Las cruzadas; La ¿Santa? Inquisición; las masacres de pueblos originarios  llevadas adelante por los conquistadores de América hechas bajo la bandera de la cruz, negra historia por el cual el Papa Francisco tuvo el coraje de pedir PERDÓN en su visita a Bolivia; el bombardeo criminal del 16 de junio de 1955  en plaza de mayo asesinando cientos de civiles e hiriendo a miles de personas realizado por aviones que llevaban pintado en sus alas “Cristo vence”; ni que hablar de aquellos “Capellanes” y Obispos que acompañaron a torturadores de la última dictadura militar en mesas de tormentos ) no son casualmente muestras de cordura, racionalidad y menos aún una demostración de “Fe”.[2]

Dichos en términos psiquiátricos, los desequilibrios emocionales  que por fanatismo producen muerte no pueden ser justificados por una cuestión de “Fe”. “Fe” no es sinónimo de “fanatismo”; sean estos de derecha o de izquierda.

¿CÓMO RESOLVER CONTRADICCIONES?

Voy  a comenzar el análisis cotejando párrafos del texto de la nota de Genta con sus respectivas “notas al pie”.

Para fundamentar su teoría negadora de merecimientos en relación a la beatificación del obispo Angelelli y los “curas”, la Sra. Genta manifiesta: “El hecho ha causado estupor y no poco escándalo entre quienes conocen las circunstancias históricas que rodearon las muertes de los pretendidos mártires. Se han elevado varias peticiones a la Santa Sede, debidamente documentadas, en favor de una suspensión de la medida; no han faltado las súplicas dirigidas al Vicario de Cristo rogando se deje sin efecto semejante beatificación; dos obispos argentinos (ambos eméritos) han manifestado públicamente su oposición [1].  Y en la nota al pie se puede leer lo siguiente: [1] “Nos referimos al Arzobispo Emérito de La Plata, Monseñor Héctor Aguer y al Obispo Emérito Castrense Monseñor Antonio Juan Baseotto…   Monseñor Baseotto, en carta fechada el 12 de octubre de 2018 y publicada en varios medios nacionales afirmaba: «…Claramente, si hubiera sido muerto por los militares (Angelelli), no habría sido por su Fe, sino por su compromiso con las fuerzas de izquierda, entonces operantes en La Rioja…»”

Veamos:

La sola utilización del término “hubiera” por parte del “monseñor” para justificar un posible asesinato lo coloca en una muy mala posición para ser –como dice ser-  un hombre de la “fe cristiana”. La  laica  autora de la nota  no hizo otra cosa que tirarle un salvavidas de plomo.  

¿Cómo puede considerarse a sí mismo “cristiano” alguien que…?:

1) Acepta ser  “obispo castrense”, o sea la pata religiosa de un grupo militar dictatorial  que desprecia la vida de otros humanos por las razones que sea y…

2) Que una de las razones esgrimidas por “monseñor” sea la supuesta no fe de la víctima habilitando su asesinato por parte del  grupo a quien él bendice las armas criminales.

Estás paradojas con las que el poder eclesiástico cristiano viene conviviendo desde hace casi 17 centurias en relación a los fines terrenales que ellos mismos se adjudicaron,  las ponen de manifiesto en cada oportunidad que pueden los miembros del clero católico en ese  afán permanente existente en algunos por codearse con el poder político-económico en cada lugar del planeta y en otros tratando de que el valle no termine inundados por las lágrimas que la injusticia social ocasionada por los poderosos contra los más desprotegidos.

Pero en el texto existe una contradicción más flagrante todavía. La manifiesta a continuación: “Cualquiera que conozca medianamente lo sucedido en Argentina (y en Hispanoamérica) durante las décadas de los años sesenta y setenta sabe perfectamente que se trata de una historia radicalmente falsa. La verdad es muy distinta y es necesario decirla (O sea, la representante del reino celestial en este valle de lágrimas tiene la “posta”; y esa posta es la siguiente). Lo que ocurrió en aquellos dramáticos años es que el comunismo internacional con sede en la Unión Soviética y con el indiscutible apoyo de la Cuba castrista desató en prácticamente la totalidad del territorio hispanoamericano lo que se llamó la Guerra Revolucionaria….  cuyo objetivo antes que la conquista del territorio apuntaba a la conquista de la población y a la toma del poder por vía armada a fin de imponer la utopía de un «socialismo nacional» de neto corte marxista, ateo y totalitario(Y… ¡Si! Contrastado con la practicidad que en los  hechos ha mostrado la explotación del hombre por el hombre llevada adelante por el capitalismo de manera salvaje –y porqué no, apátrida también-, claro que sacarse semejante yugo de encima y sin recursos a cualquier sociedad se le  torna utópico. Claramente el capitalismo no es totalitario a la hora de la distribución de la riqueza que produce el trabajador; al contrario, es selectivo. Lo que el capitalismo  “totaliza” es la pobreza y la miseria;  en esto también es “totalitario”)   Pero este cuadro de situación no estaría completamente descripto si a todo lo dicho no se agregara la decisiva participación de un componente eclesial que sumó una cuota nada despreciable de activa colaboración ideológica y armada a la acción de las fuerzas revolucionarias del comunismo….

Que no te la cuenten 2

Este es el punto fundamental, el que se omite con demasiada frecuencia cada vez que se examina la época que estamos analizando, el punto, en suma, que la jerarquía católica argentina hasta el día se ha negado a revisar [2]  Y en la nota al pie aclara ([2] Nos referimos a los pronunciamientos y documentos oficiales de la Jerarquía. Ha habido varios obispos (muy pocos)  que, a título personal, no sólo han reconocido esta realidad sino que la han denunciado pública y valientemente) O sea para la Genta son valientes los que reafirman su parecer, el resto está contaminado por el ¿comunismo?

LOS MÁRTIRES

¡Póngase de acuerdo! O las dos son válidas para una justificación de la violencia, o ambas son deplorables; más aún en  los casos donde se “fabricaron” pruebas para “satanizar” supuestosíenemigos de un lado  mientras que del otro lado las pruebas de las atrocidades padecidas son demasiado evidentes. La clase “pudiente” y los terratenientes  riojanos  fueron los que rebautizaron a Angelelli como “satanelli” o el “obispo rojo”. ¿Se animaría la Genta a rebautizar a monseñor Plaza y a Von Wernich como los “Lucifer Negros” del catolicismo?

Las pruebas de las masacres en campos clandestinos cometidas durante la última dictadura existen y están a disposición de cualquier ciudadano con los respectivos lugares señalados por las víctimas sobreviviente… ¿Cuáles son las pruebas  que Ud. Sra. Genta tiene para demostrar que “Angelelli y los curas” colaboraron de manera ideológica y armada con las fuerzas revolucionarias del comunismo? ¿La foto de una misa dada por Angelelli donde aparece un trapo detrás que dice “Montoneros”?  Yo estoy trabajando fílmicamente el tema y en mis investigaciones me encontré de casualidad con el “travieso” (ya entradito en años)  que colocó aquel lienzo que aparece en la foto. “Lo hicimos por joder” me dijo. Ni siquiera era miembro armado de lo que usted llama “fuerza revolucionarias comunistas”; era un simple militante peronista simpatizante de aquella estructura y que en Bs. As. los llamaban los “montoneros carajo” por el cantito que siempre usaban en las movilizaciones.

Pero sigamos:

La Genta luego continua su “deducción” del siguiente modo:Pero sin la consideración de este punto es imposible entender el verdadero sentido de la vida y aún de la muerte de Angelelli y de otros que como él siguieron los pasos extraviados de lo que, con aguda precisión, se llamó la Iglesia clandestina[3]. Y en la nota al pie escribe: ([3] La expresión fue acuñada por Carlos Alberto Sacheri quien en 1970 publicó un libro con ese nombre. Al igual que Jordán B. Genta (asesinado en octubre de 1974) Sacheri murió en un atentado terrorista en diciembre del mismo año. Ambos denunciaron la ofensiva revolucionaria del comunismo en Argentina en aquellos años: Genta principalmente en el plano político y cultural, Sacheri en la Iglesia. En una carta hecha pública en 1975, sus asesinos declaraban explícitamente que habían sido asesinados por su condición de “soldados de Cristo Rey”.)

Este disparate hecho argumento no resiste la más miserable investigación histórica.  El propio cristianismo, en su nacimiento,  se movió en la clandestinidad por casi tres siglos. Pero además y de vuelta leemos a la representante terrena del “reino celestial” fijando cuáles son los pasos correcto y cuales los pasos extraviados.

Para terminar voy a intentar  poner las cosas en su lugar (el de la lógica y la racionalidad). Los “salvavidas de plomo” que les tiró  la autora a sus referente para reafirmar su postura tampoco resisten ningún análisis  incluso realizado desde la “fe”.  Bastan las siguientes preguntas para uno de sus referentes. ¿Cómo puede hablar de “fe” un supuesto “pastor terrenal” de ovejas (y encima “castrense”) que detesta a cualquiera de las otras ovejas que no quieren unirse a su rebaño porque AMAN  la libertad y prefieren NO ser domesticadas y menos obligado a profesar otra “fe” que NO sienten? ¿Quién lo habilitó para que decida y justifique asesinatos  de ovejas que él considera descarriadas y las ubica en la “izquierda”?  ¿Jesús, Jehová, la madre que pario a cristo? ¡Es evidente que en este planteo plagado de incongruentes argumentos no hay ninguna cuestión de “fe” sino y claramente un planteo IDEOLÓGICAMENTE TERRENAL!   Existen  diversas y variadas fidelidades en materia de “fe” en todo el planeta,  pero desde el punto cristiano  donde el precepto vital es el AMOR ENTRE LOS HOMBRES, es inaudito que uno de sus “pastores” justifique el asesinato. Cristo nunca  habilitó en su prédica  la aniquilación de otros humanos por cuestiones de “fe”. Una cosa es la “fe” y otra muy distinta es el fanatismo; sea este religioso o no. Digo esto porque considero que paradójicamente el “ateísmo”,  que no necesariamente se lo debe identificar únicamente con el “marxismo” (Galileo fue uno de los condenados de la inquisición del “Santo Oficio” por entregar a la humanidad su acertada teoría helio céntrica que pateaba el tablero de la Ptolomeica teoría geo céntrica de la que sea habían colgado los burócratas eclesiales para mantener en los creyentes el temor al creador “todo poderoso” y a su poder terrenal -ellos-). El ateísmo “no ideológico”   es otro modo de “fe”  asociado a la creencia que el hombre, como otra parte viviente de un todo,  es artífice de su propio destino sin que medien intervenciones divinas. Esto es tan respetable como cualquier otra idea porque son eso, ideas, abstracciones existenciales.  Estás creaciones imaginativas, con el tiempo pasaron a ser fenómenos culturales. ¿Y por qué me refiero a lo cultural? Rescatemos un ejemplo de la liturgia que nos brinda el propio catolicismo.  La propia oración llamada “Credo” pensada y elaborada por un humano  (no un “ángel”), en uno de sus párrafos sostiene que Jesús, luego de su muerte subió a los cielos y se sentó a “la derecha” de Dios Padre. ¿Por qué el autor/a de la oración decidió sentarlo a la “diestra” y no a la izquierda? ¿Quiso simbolizar que el lado izquierdo  del padre celestial era -y es- su parte maligna, siniestra? 

Estos “des-valores” hechos cultura y asumidos como “valoraciones” sociales están muy arraigados en las sociedades occidentales. Actuar bien es actuar por “derecha”,  actuar mal es actuar  por “izquierda”. Dar la “diestra” (la “derecha”) es un reaseguro de “honestidad”,  dar la izquierda  preanuncia intencionalidad “siniestra”. La bola mala en el billar tiene que tener color “negro”, la buena es “blanca”. Terminar explotado en el trabajo es “trabajar como negro”; si se está en condiciones de vida precarias sos un “negro de mierda que no quiere trabajar”.  Negro, pobre,  son sinónimos de peligro, y si encima demandan una paga más justa y un trato más digno en términos laborales, entonces  seguramente están contaminados  por ideas de izquierda, comunistas (o peronista) y por ende son “siniestros”.

Termino acá esta primera parte porque el texto, por las abundantes contradicciones que muestra y los absurdos argumentos utilizados para justificar aberraciones  humanas, no resiste un análisis pormenorizado y para eso en una segunda parte me explayaré sobre la cuestión legal en términos de los pasos judiciales que llevaron a los enjuiciamientos por asesinato..     

Notas

[1] A fuerza de ser sincero y con los padecimientos que está soportando el pueblo argentino  de la mano del impresentable gobierno de CAMBIEMOS, podría suponer que la Genta es Macrista ya que el ignorante y perverso presidente que el país hoy tiene no deja de pedir paciencia y fé en el futuro que con los antecedentes ni siquiera es como el “celestial”, aunque ambos sean incierto (que en el caso del gobierno de Macri todos tienen la  certeza de un futuro más miserable que el que nos está haciendo padecer desde  el 11 de diciembre de 2015  flagelando a la mayoría de la población con sus medidas de saqueo económico, quitándole el pán de cada día a gran parte de la sociedad.

[2] Luis Landriscina en uno de sus relatos costumbristas  manifiesta a propósito de las locuras de ciertos “evangelistas” (Las masacres a través del suicidio masivo ocasionada por el delirante pastor evangélico James Warren Jim Jones en Guyanas… o el otro caso en nuestro propio país: La masacre de  Lonco Luan, Neuquén, llevada adelante por  el pastor pentecostal  Ricardo Painetrú cuyo lema era «al mal se lo hecha a golpes de “Fe”») que dicen obrar en nombre de la “fe” cristiana   y rinden culto a la muerte invitando al suicidio colectivo o incitando al asesinato “no pueden llamarse cristianos”

ACÁ TRANSCRIBIMOS LA NOTA ORIGINAL ESCRITA POR LA Sra. GENTA

Angelelli. Historia de un presunto martirio

Por María Lilia Genta

De no mediar una vuelta atrás del Papa Francisco (cosa muy poco probable) o un milagro de la Virgen (que impetramos y esperamos) el próximo 27 de abril serán beatificados en la Provincia argentina de La Rioja el obispo Enrique Angelelli (que rigió la diócesis riojana entre 1968 y 1976), los curas Carlos Murias y Gabriel Longueville y el laico Wenceslao Pedernera (todos ellos colaboradores del obispo) a quienes la Santa Sede ha declarado muertos por odio a la fe según decreto pontificio dado a conocer el 8 de junio del pasado año.

El hecho ha causado estupor y no poco escándalo entre quienes conocen las circunstancias históricas que rodearon las muertes de los pretendidos mártires. Se han elevado varias peticiones a la Santa Sede, debidamente documentadas, en favor de una suspensión de la medida; no han faltado las súplicas dirigidas al Vicario de Cristo rogando se deje sin efecto semejante beatificación; dos obispos argentinos (ambos eméritos) han manifestado públicamente su oposición[1]; en muchos medios católicos (y aún en la prensa secular) se ha dado amplia difusión a las razones que fundan tales pedidos y súplicas. Pero hasta ahora la respuesta ha sido el silencio oficial del Vaticano o, en su defecto, algunas notas periodísticas aparecidas como las tres que publicara el portal oficioso de la Santa Sede Vatican Insider en sus números de los días 30 y 31 de octubre y 2 de noviembre pasados. Estos artículos, firmados el primero por Andrea Tornielli y los otros dos por Andrés Beltramo Álvarez, pretenden rebatir con argumentos insostenibles las sólidas razones que esgrimen quienes se oponen a esta beatificación que tanta inquietud y perplejidad ha provocado en amplios sectores católicos y aún seglares.

Va de suyo que quienes nos manifestamos contrarios a esta beatificación somos católicos que procuramos ser fieles a la Fe de nuestro bautismo, a Cristo, a la Iglesia, a la Tradición y al Magisterio. Lo hemos proclamado en cuanta ocasión fue preciso hacerlo. Además, y a riesgo de parecer inmodestos, no creemos que debamos rendir examen de ortodoxia. Sin embargo, los propulsores de esta descabellada beatificación nos han dedicado los peores calificativos. Según Monseñor Marcelo Colombo, ex obispo de La Rioja y actual arzobispo de Mendoza, somos “profetas del odio que en su omnipotencia se sienten dueños de este país”, “ideólogos de la seguridad nacional” y, al parecer, nos identificamos con “los poderosos” enemigos de “los pobres”; además, nuestras críticas resultan “trasnochadas, anacrónicas e irreverentes”. Para Tornielli, en cambio, representamos sectores católicos “alérgicos a ciertas enseñanzas de la Doctrina social de la Iglesia, en relación con la justicia social”. Tales falacias se comentan solas y son muestra evidente de la ofuscación ideológica que padecen los fautores de este curioso martirologio.

  1. En realidad, todo el proceso de esta beatificación responde, en esencia, a la asunción sin más por parte de ciertos sectores eclesiales, de una historia falsa o, mejor dicho, de una enorme impostura impuesta por una abrumadora propaganda en Argentina a partir de 1983, año en que cesa el gobierno militar y se abre paso a la sucesión de gobiernos democráticos. Esa propaganda ha sostenido invariable el relato de una “historia oficial” que consiste en afirmar que en Argentina hubo una terrible dictadura militar que asesinó, secuestró e hizo desaparecer a treinta mil personas absolutamente inocentes, comprometidas con las luchas populares por la liberación, en el marco de un enorme genocidio. La versión eclesiástica de este relato supone que hubo obispos, sacerdotes, religiosos y laicos que se enfrentaron valientemente a la dictadura genocida (mientras la mayoría de la cúpula jerárquica se mantenía en silencio o colaboraba directamente con los militares) lo que significó, en algunos casos, la ofrenda de la propia vida. Así, en este marco, Angelelli era un obispo comprometido con la justicia social, dedicado a los pobres, fiel al espíritu del Concilio Vaticano II: un día, unos militares perversos decidieron acabar con su vida fraguando para ello un accidente automovilístico. Felizmente, tras varios años, la impoluta justicia democrática descubrió la verdad y condenó a los asesinos. Epílogo: Angelelli murió asesinado por odio a la fe; ergo es mártir y como tal es beatificado. Lo mismo cabe decir respecto de sus “compañeros de martirio”. He aquí, en síntesis, el relato en su doble vertiente secular y eclesial.

Pero esta historia no resiste la menor crítica. Cualquiera que conozca medianamente lo sucedido en Argentina (y en Hispanoamérica) durante las décadas de los años sesenta y setenta sabe perfectamente que se trata de una historia radicalmente falsa. La verdad es muy distinta y es necesario decirla. Lo que ocurrió en aquellos dramáticos años es que el comunismo internacional con sede en la Unión Soviética y con el indiscutible apoyo de la Cuba castrista desató en prácticamente la totalidad del territorio hispanoamericano lo que se llamó la Guerra Revolucionaria. Esta guerra, atípica, desarrollada a nivel continental bien que con las debidas variantes regionales y nacionales, fue sobre todo una guerra ideológica cuyo objetivo antes que la conquista del territorio apuntaba a la conquista de la población y a la toma del poder por vía armada a fin de imponer la utopía de un “socialismo nacional” de neto corte marxista, ateo y totalitario. Por tanto, una de las etapas de este proceso revolucionario consistía en la organización de un aparato militar guerrillero cuyo modus operandi era, en esencia, el terrorismo, al principio selectivo contra las fuerzas armadas regulares y, luego, indiscriminado contra la población en general. Cuanto decimos está plenamente documentado en los periódicos de la época y en multitud de estudios y de ensayos que pueden consultarse sin mayores dificultades.

Pero este cuadro de situación no estaría completamente descripto si a todo lo dicho no se agregara la decisiva participación de un fuerte componente eclesial que sumó una cuota nada despreciable de activa colaboración ideológica y armada a la acción de las fuerzas revolucionarias del comunismo. Este es el punto fundamental, el que se omite con demasiada frecuencia cada vez que se examina la época que estamos analizando, el punto, en suma, que la jerarquía católica argentina hasta el día se ha negado a revisar[2]. Pero sin la consideración de este punto es imposible entender el verdadero sentido de la vida y aún de la muerte de Angelelli y de otros que como él siguieron los pasos extraviados de lo que, con aguda precisión, se llamó la Iglesia clandestina[3].

Nos estamos refiriendo al grave impacto que tuvieron en la vida de la Iglesia, tanto en Argentina como en el resto de Hispanoamérica, las experiencias de la llamada Teología de la Liberación y el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo que se inspiraba en ella. En ambos casos se trató de una gravísima desnaturalización del Evangelio que de mensaje salvífico ordenado a la vida eterna pasó a ser una suerte de utopía revolucionaria intramundana adoptando, incluso, la praxis y la hermenéutica marxistas de la revolución social. Con el propósito, en muchos casos noble y  bien intencionado, de ocuparse de los pobres y de dar respuesta a situaciones objetivas de injusticia en las sociedades hispanoamericanas, se sustituyó la auténtica doctrina social de la Iglesia por la temible utopía de un “socialismo cristiano”.

Sin duda que las turbulencias que siguieron inmediatamente a la clausura del Concilio Vaticano II y el estado de confusión generalizada en que quedó sumida la Iglesia en aquellos años contribuyeron de manera decisiva a la configuración de este fenómeno. De hecho, los promotores de este “socialismo cristiano” con su idea de “un hombre nuevo” -más próxima a la ideología marxista del Che Guevara que a la teología paulina- no hacían sino invocar el “espíritu del Concilio”. Este “espíritu” campeaba por doquier dejando a su paso un cúmulo de estragos y de ruinas. Es en este contexto eclesial -e insistimos en subrayar enfáticamente este punto- en el que se inscribe la activa participación de numerosos sacerdotes, religiosos y laicos en las organizaciones guerrilleras armadas y en las organizaciones colaterales de superficie que constituyeron una vasta red mundial de apoyo a la subversión marxista.

De lo que se trató, en realidad, fue lisa y llanamente de la introducción de la dialéctica marxista en el interior de la Iglesia. Esta dialéctica fue creando falsas antinomias: integrismo versus progresismo, conservación versus renovación, poder episcopal versus autoridad papal, “iglesia de los pobres” versus “iglesia de los poderosos”, “el aire enrarecido, envejecido” versus el “aire fresco” , “estructuras eclesiales caducas” versus “nuevas estructuras eclesiales”, etc. Tales antinomias aparecían como oposiciones absolutas, sin dejar lugar a matices ni a integraciones en un constante avance hacia el enfrentamiento y la disyunción.

Por otra parte, esos mencionados sectores eclesiales, en ocasión fuertemente radicalizados, no se presentaban, en todo caso, como una parte o un carisma más dentro de la unidad de la Iglesia sino, al contrario, pretendían representar el verdadero rostro de la Iglesia jactándose de poseer una asistencia especial del Espíritu Santo el cual les acordaba ciertos carismas especiales para la realización de su misión profética para la transformación de la Iglesia, transformación radical tanto en lo dogmático como en lo pastoral. Esta suerte de “nueva Iglesia” debía prestar activa colaboración al marxismo (se daba por descontado que la humanidad avanzaba ineluctablemente hacia el socialismo) como condición indispensable de toda “encarnación” de los valores cristianos en el orden temporal. Se trataba, como ya dijimos, de una grave desnaturalización del mensaje cristiano; en efecto, el cristianismo no tenía ya por objeto la salvación sobrenatural de los hombres sino una salvación intramundana, inmanente y secularizada identificada con las propuestas más radicales de la revolución comunista.

  1. Pues bien, fue en este contexto que se desarrolló la actividad pastoral de Monseñor Enrique Angelelli desde los años iniciales de su oficio episcopal. Más aún, Monseñor Angelelli es una figura paradigmática que encarna como pocos este desgraciado compromiso de la Iglesia argentina con el proceso de la guerra subversiva marxista.

Son numerosos los hechos que avalan lo que decimos. Como Obispo Auxiliar de Córdoba es muy conocida su actuación contra el Arzobispo Monseñor Ramón José Castellano quien debió abandonar su cargo a causa de ciertas acciones de un grupo de sacerdotes y profesores del Seminario Mayor (del que era Rector el propio Angelelli), que llevaron a un profundo enfrentamiento en el catolicismo cordobés; Angelelli no sólo alentaba dichas acciones sino que las lideraba en su doble condición de obispo auxiliar y de rector del Seminario. En La Rioja, al frente de cuya sede episcopal fue designado tras los sucesos de Córdoba[4], su acción estuvo notoriamente signada por el tercermundismo y la teología de la liberación. Se rodeó, en efecto, de sacerdotes y laicos de inequívoca filiación tercermundista (que fueron desde el primero al último día sus colaboradores más estrechos) al tiempo que emprendió toda clase de persecuciones contra quienes no comulgaban con su línea pastoral. De esta misma época comienza a conocerse su cercanía y compromiso con las organizaciones terroristas como Montoneros. También son muy conocidos los duros enfrentamientos que protagonizó con amplios sectores de fieles que no admitían el giro ideológico que Monseñor Angelelli imprimía a su gestión. Los enfrentamientos fueron de tal calibre que la misma Santa Sede tuvo que intervenir.

El encargado de investigar la situación e informar a la Santa Sede fue Monseñor Vicente Zaspe quien elevó al Papa Paulo VI un informe que en nada respondía a la realidad que se vivía en la Iglesia riojana. En dicho informe se hablaba de la fidelidad de Monseñor Angelelli al Evangelio y al Concilio Vaticano II. Sin embargo se omitía un dato fundamental: se trataba de un Evangelio y de un Concilio distorsionados por la suma de todas las ideologías de izquierda, de inspiración tercermundista que gravaban pesadamente sobre la integridad de la Fe.

Todo esto constituye, sin lugar a dudas, una contra ejemplaridad respecto de lo que debe ser un genuino pastor católico a quien se le encomienda regir, instruir y santificar a su pueblo. Monseñor Angelelli, por desgracia, lejos estuvo de configurar en su vida y en su obra pastoral el ejemplo de un sucesor de los Apóstoles: ni rigió, ni santificó ni instruyó al rebaño que le fue confiado ya que con su acción sólo produjo confusión y desunión; y esto, independientemente de sus intenciones que permanecen ocultas para nosotros y sólo sujetas al inapelable juicio de Dios.

 (Continuará)

Maria Lilia Genta

[1] Nos referimos al Arzobispo Emérito de La Plata, Monseñor Héctor Aguer y al Obispo Emérito Castrense Monseñor Antonio Juan Baseotto. Monseñor Aguer, en carta dirigida al diario La Nación, con fecha 5 de agosto de 2018, sostenía, entre otras cosas: “¿Por qué no se declara el martirio del filósofo Carlos Sacheri, maestro de la Doctrina Social de la Iglesia, asesinado por el ERP a la salida de misa y cuya sangre salpicó a su mujer y a sus hijos? Sospecha: se piensa que Sacheri era “de derecha”, y en su libro La Iglesia clandestina había denunciado los errores del progresismo y la infiltración marxista en ambientes católicos. Su beatificación sería eclesiásticamente incorrecta”. Por su parte, Monseñor Baseotto en carta fechada el 12 de octubre de 2018 y publicada en varios medios nacionales y del exterior afirmaba: “Voy constatando en muchos cristianos bien formados que abrigan, como yo, una duda muy seria acerca de este supuesto martirio. Claramente, si hubiera sido muerto por los militares, no habría sido por su Fe, sino por su compromiso con las fuerzas de izquierda, entonces operantes en La Rioja y hoy, en el poder, al que han llegado muy hábilmente”.

[2] Nos referimos a los pronunciamientos y documentos oficiales de la Jerarquía. Ha habido varios obispos (muy pocos)  que, a título personal, no sólo han reconocido esta realidad sino que la han denunciado pública y valientemente.

[3] La expresión “Iglesia clandestina” fue acuñada por Carlos Alberto Sacheri quien en 1970 publicó un libro con ese nombre. Al igual que Jordán B. Genta (asesinado en octubre de 1974) Sacheri murió en un atentado terrorista en diciembre del mismo año. Ambos denunciaron la ofensiva revolucionaria del comunismo en Argentina en aquellos años: Genta principalmente en el plano político y cultural, Sacheri en la Iglesia. En una carta hecha pública en 1975, sus asesinos declaraban explícitamente que habían sido asesinados por su condición de “soldados de Cristo Rey”.

[4] En realidad, el objetivo de Angelelli era ser desginado Arzobispo de Córdoba en remplazo del defenestrado Monseñor Castellano. Pero la Santa Sede adoptó una decisión en cierto modo salomónica: nombró arzobispo de Córdoba a Monseñor Primatesta, a la sazón Obispo de San Rafael (Mendoza), y traslado a Angelelli a la sede de La Rioja, sede que asumió el 24 de agosto de 1968.

Saque el lector sus propias conclusiones.

Anuncios

LA RIOJA REPUDIA.

24 julio 2018

La Rioja, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Derechos Humanos.

Repudio del Secretario de Derechos Humanos a anuncio presidencial

POCHO 2

El Secretario de Derechos Humanos de la Provincia de La Rioja, Délfor “Pocho” Brizuela, manifiesta su enérgico repudio a los anuncios del Presidente Macri sobre una modificación de la ley de Seguridad y de Defensa, otorgando facultades a las FFAA de colaboración en tareas de seguridad interna, vedadas absolutamente a las mismas por ley desde el retorno de la democracia.

Es una muestra más del poco aprecio por la democracia del Presidente, que cada vez más, sin titubeos, reivindica lo peor de las FFAA y de los tiempos más oscuros del País.

Aceptar esta propuesta seria claudicar de las bases de nuestra construcción democrática y allanar el camino al que no queremos ni permitiremos retornar, de la creación del enemigo interno, la persecución a opositores y activistas sociales, el espionaje institucionalizado y la violencia estatal, con las consecuencias trágicas que estas  prácticas traen.

Es lamentable que las autoridades de Derechos Humanos Nacionales no se hayan pronunciado en contra y puesto al frente de la oposición, como nos expresáramos en el Consejo Federal de todas las provincias, en Salta, a tamaña agresión y atentado a la institucionalidad democrática, y potencial violación a elementales Derechos Humanos de los ciudadanos, concluyó.


ENTRE LA ESPERANZA, LA VERGÜENZA Y LA TRISTEZA

1 junio 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política Nacional

MICHETTI 1

Captura de pantalla 2018-06-01 a la(s) 12.13.51

Por Victor Leopoldo Martinez

¿Por qué titule así esta nota? Porque seguí el debate del Senado de la Nación sobre la ley contra el tarifazo que ya venía con media sanción de la Cámara de Diputados, en sus partes más sustanciales (lógicamente “sustanciales” dentro de mi parecer).

Fernando Pino Solanas

A fuerza de ser sincero y luego de escuchar varias exposiciones de diferentes senadores, algunas más que lamentables por la pobreza argumental, entre ellas la del senador por Salta y ex gobernador de esa provincia Juan Carlos Romero, realmente voy a reproducir los conceptos centrales de la alocución del senador Fernando Pino Solanas porque me pareció, de todas, la más seria. Las percepciones que formaron parte de su argumentación fueron más que sostenedora para que su voto sea positivo en relación a la norma en discusión. Su discurso encendió una luz de esperanza en mí y despertó aquella ilusión que nunca dejo que se pierda dentro de mi espíritu. Volví a escuchar la palabra PROYECTO. Volví a escuchar en boca de “Pino” una sintética lección de historia basada fundamentalmente en el concepto de Soberanía Nacional.

Captura de pantalla 2018-06-01 a la(s) 12.25.11No por casualidad traje el nombre de Juan Carlos Romero. Como Menem son esos personajes que se dicen peronistas pero que siempre actuaron para y como si fueran oligarcas. Mal recordado por el pueblo-pueblo trabajador de Cafayate –lugar donde tiene sus viñedos- en alguna oportunidad allá por el 2005 y cuando Romero era gobernador, tuve oportunidad de visitar esa localidad del sur de aquella provincia e intercambiar historias con un adolescente del lugar de unos 15 años que trabajaba “en la finca de don Juan Carlos” quien le pagaba 30 centavos por canasto de uva recogido (recogía 10 canasto por jornada de lunes a lunes junto a su madre que tambien trabajaba allí por la misma paga). Pibe que a esa edad recién cursaba el 5to grado ya que iba a la escuela cuando podía; de condición muy humilde, en todo momento se mostraba agradecido de su patroncito porque hasta le realizaba los aportes para la jubilación y la obra social reteniéndole 10 centavos. Venía realizando ese trabajo desde los 8 años (trabajo infantil prohibido por ley). En concreto el pibe recibía 20 centavos por canasto y el “patrón” le retenía 10 (el 33,33% de sus haberes) y con ello hasta se hacía pagar sus “aportes patronales” por sus trabajadore. Dejo al lector averiguar los porcentajes que le corresponden al empleado y al empleador como aportes jubilatorios y de obra social y podrá comprobar como don “Romerito” explotaba a su peones hasta en eso. Sobre el haber mensual de su peón, la cuenta no era muy difícil: 10 canasto por día a 20 centavos p/c daba 2 $ por jornada, por 30 jornadas mensuales sumaban el sueldazo de 60 $ mensuales (1$ = 1u$s en épocas de la convertibilidad) 60 dólares mensuales. Así satisfacía la necesidad de trabajo de un lugareño de Cafayate-Salta Don Juan Carlos Romero, hoy Senador nacional, y encima dice ser “justicialista”. 

MICHETTI 2

VERGÜENZA

Por comprobar a ojos vista la pobreza intelectual-cultural y política de la señora Vicepresidenta del país y presidenta del Senado de la Nación, Doña Gabriela Michetti. Claro que no me sorprende y menos aún debe sorprender a nadie el saber, el tomar conciencia en manos de quién está el país, estamos los argentinos. Desde un presidente que ni con la ayuda de una fonoaudióloga logra pronunciar bien las palabras más sencillas, que no logra hilvanar nunca un concepto medianamente coherente respecto a ningún tema (incluido el futbol); hasta la imagen de pánico que tenía la presidenta del Senado –Gabriela Michetti- anoche en el recinto frente a tamañas exposiciones que la desnudaban a cada instante en su supina y total ignorancia no solo del tema que se estaba debatiendo sino de un mínimo de cultura general, lo único que me producía era vergüenza ajena y vergüenza como imagen para el mundo. Tener que mostrar tanta mediocridad de autoridades nacionales a ese mundo que Macri nos quiere introducir realmente da vergüenza.

MICHETTI 3

El desconcierto en la cara de Michetti por no entender de qué se estaba hablando; la cara de pavor y la mirada desesperada hacia cualquier lado tratando de evitar cualquier pregunta (que lamentablemente para ella se las hicieron) pintaba un cuadro de decadencia institucional propia de “neoliberales de pacotillas” que llevan adelante los funcionarios y legisladores PRO-CAMBIEMOS.

Es doloroso comprobar que una parte importante de la sociedad eligió para que gobierne el país esta banda de “vivos para los negocios”, de “pícaros aventureros”, pero seres totalmente brutos e ignorantes; faltos de la cultura más elemental. El único consuelo que tengo es saberlos productos de la lamentable comercialización de títulos que hace la “educación privada” que prioriza el negocio por encima de los contenidos que debería enseñar (los mínimos).

ENTRE LAS PROMESAS Y LA ESTUPIDEZ, LA REALIDAD

TRISTEZA

Por saber de antemano que resulta imposible “pedirle peras a un Olmo”. Macri es un “Niño bien, pretencioso y engrupido, que tiene berretín de figurar… Pelandrún que la vas de distinguido…” como reza el tango de Collazo y Fontaina, y como tal está actuando. Se la pasa actuando, y encima sin condiciones actorales. No le gusta que lo contradigan y está convencido que es el protagonista principal dentro del país de esta puesta en escena, donde el cree tener todos los derechos, incluido el de recorrer y desfigurar a su antojo al protagonista de   “Juguete Rabioso” de Roberto Arlt; lógicamente sin que lo haya leído. Macri, con la soberbia que generalmente caracteriza a los ignorantes, se cree un ganador nato y lo que no le gusta lo “VETA”.

Pero volvamos a la esperanza.         

El discurso de Pino Solanas en la madrugada del 31 de mayo del 2018 fue sencillamente brillante; simplemente por lo claro, concreto y porque fue el único que hablo de Patria y proyecto de país. Habló del problema de fondo: la crisis energética argentina y el fracaso de un modelo político (el neoliberal macrista) que en poco tiempo hace agua por todos lados, y que como tal solo se limita, a modo de reprimenda por su adhesión al gobierno “populista” anterior, castigar a los sectores más vulnerables, a las PYMES y a grandes sectores de las capas medias.

En su racconto histórico el legislador Solanas comenzó refiriéndose a las audiencias públicas para determinar las tarifas y según él “fueron una farsa, una teatralización alejada de la realidad ya que no se le dio cabida a ninguna de las observaciones y reclamos de los participantes; y –con ayuda de la prensa complaciente- a estas audiencias se las vendió como que se había “cumplido con la formalidad institucional; como si el hecho culminara allí”.

MICHETTI 6

Comenzó elogiando (la calificó de “brillante”) “la política comunicacional del gobierno de CAMBIEMOS (complicidad mediática mediante) para lograr convencer a la población que en realidad había sido injusta porque estuvo pagando muy poco por la energía que consumía”. Luego contra argumentó sobre el disparate de querer ajustar los precios de la energía a los internacionales señalando que “Argentina no importa el 100% de la energía que consume porque argentina tiene y produce gas y petróleo. Solo un 11 % del gas –el gas licuado- se importa a un alto costo (lo vende Shell, la compañía para la que Aranguren gerencia desde el Estado como bien lo señala Pedro del Arrabal en su artículo en esta misma revista); y el “pícaro” ministro de energía pone el precio de todo el resto del gas al mismo precio que el Estado paga por el licuado.

MICHETTI 5

A partir de esto, planteó que existe un debate pendiente y que ni el oficialismo ni la oposición lo quieren encarar: “¿Cuánto vale producir energía en la Argentina? ¿Cuál es el costo de la energía en la Argentina; el costo del gas acá, en el país? Sra. Presidenta ¿De quién es el gas que se produce en la Argentina? (Michetti muda miraba desesperada para todos lados …). Pino la salva respondiéndose: “De las provincias y de la Nación porque lo dice la Constitución Nacional”. Luego continua -“Existe una gran estafa a la buena fe de los argentinos porque estamos pagando casi 5 dólares por el millón de btu y el costo de producción en la Argentina está entre 1,90 y 2 dólares ese millón de btu. Cuando le preguntamos al ministro de energía Aranguren en una interpelación cuál era el costo, se fue por la tangente y no contestó. Lo mismo pasó en todas la interpelaciones a los ministros que vinieron acá (y señaló al “Toto” Caputo entre ellos)” Agregó: “YPF produce el 49% del gas que se consume en el país y su precio es de 1,90 el mdbtu y tanto el gobierno nacional como los provinciales tienen la obligación de decirle a la población cómo se compone el costo del gas en boca de pozo. Hoy, argentina está pagando el gas más caro del planeta; Japón, el Reino Unido y varios países de Europa que no tienen ni gas ni petróleo están pagando 4,5 el mdbtu y se quejan porque lo pagan caro. Nosotros lo estamos pagando 5 dólares y lo quieren llevar a 7 y monedas”… Y nos mienten diciéndonos que estamos pagando muy poco por la energía que consumimos; y fíjense ustedes que el español solo destina el 2,6 % de sus ingresos a pagar las tarifas energéticas, el canadiense el 2,5 % de su salario y acá en argentina el 12% del salario. Acá, y sin contar la devaluación de las últimas semanas, el salario mínimo ronda los 450 u$s y paga el 0,5 % el Kw; en Francia paga el 0,11% y el salario es de 1.850 u$s. Todos los argumentos del gobierno son un grosero e inmoral embuste al pueblo argentino. Entonces ¿Cómo es posible que acá haya habido un 1200 % de aumento en el gas, un 1800 % de aumento en la energía eléctrica y el agua un 550 % de aumento?”

“El tema mayor es el Proyecto Argentino continuó. “Si hay 2 temas centrales en la vida de las naciones, en el gobierno de las naciones son la soberanía alimentaria y la soberanía energética. Argentina, durante 60 y pico de años desarrollo la más importante política de estado que tuvo el país y que hizo escuela,, que fue luchar por la autodeterminación energética y el autoabastecimiento; y se desarrolló la primera y mayor industria hidro carburífera del hemisferio sur. En los años “60” exportábamos catalizadores para sacarle el plomo a las naftas a España, Italia y Francia.   Esa máquina de política de Estado fue iniciada por Hipólito Irigoyen, por los generales Mosconi y Baldrich y en 7 años multiplicaron en 400 veces el capital de la compañía. Eran tiempos donde el rigor técnico era parejo con el rigor ético de la compañía. Mosconi no te daba un lápiz sino le entregabas el cabito del usado. Y fueron detenidos en la calle en el golpe del 6 de septiembre de 1930 por “comunistas”. Eran comunistas porque le rompió el mercado a las multinacionales comprando crudo a menos de las mitad de precio a la URSS. Argentina con las privatizaciones se descapitalizo en 250 y 300 mil millones de dólares al perder la soberanía energética del país. Argentina se colocó un 38 largo en la cabeza con la privatización del petróleo, paralelo al endeudamiento externo.

“Lo que no discute –prosiguió-la dirigencia política argentina es el proyecto nacional estratégico…No lo tenemos… La energía es un derecho humano y universal garantizado por la constitución nacional y por los pactos internacionales que incorporó la reforma del “94”. El radicalismo y el Justicialismo tienen una tradición en defensa del interés nacional y de la energía que hizo escuela en el continente y el mundo. Sra. Presidenta, creo que esto es un fracaso estrepitoso; creo que hasta en la luna sienten el ruido de este fracaso. Al fin y al cabo terminamos siendo los mayores hijos de la pavota del planeta.”

¡Simplemente brillante!!! Estos fueron los datos que a mi entender resultan y son los más significativos para los intereses del país y de sus habitantes; y Pino Solanas lo puso en palabras en su exposición.

Captura de pantalla 2018-06-01 a la(s) 13.47.22

La sesión continuó y llegó el momento de la exposición de Cristina Fernández de Kirchner. Luego de su acostumbrada enumeración de logros de su gestión; todos ellos innegables, pero siempre señalados de manera autorreferencial eludiendo con elegancia pero poco tino político su condición “peronista”, que en los hechos y acciones de gobierno demostró ser pero que en lo discursivo lo evita en su afán de recibir ese innecesario reconocimiento por parte de esa “progresía de izquierda” que hoy sigue colgada de sus faldas susurrándole constantemente que ella encarna “la instancia superadora del peronismo”. Quizá sea este el salto cualitativo que a Cristina Fernandez le falta dar para transformarse, por formación intelectual y sobradas condiciones naturales en la lógica conductora del mayor movimiento revolucionario que parió estas tierra llamado peronismo y cuya columna vertebral fue y sigue siendo la clase trabajadora; que ella sin lugar a ninguna duda defendió y defiende pero que en momentos como este donde la PATRIA ESTÁ EN PELIGRO, se olvida. Y al olvidar tamaño detalle se olvida del sentimiento peronista que envuelve a todo trabajador argentino; que ese trabajador lo siente  como una desvalorización de su historia familiar y social y de su lucha política y gremial por conseguir una cuota de justicia social; lucha que ya lleva casi 4 generaciones.

Cristina-MichettiLa senadora le preguntó a Michetti: “Usted era diputada señora presidenta cuando se votó la nacionalización de YPF” Michetti le respondió que “si”. Cristina repreguntó “¿Cómo votó usted… Cómo voto usted la nacionalización de YPF, de Vaca Muerta?” Michetti contesta: “Negativamente”. Cristina: “Mire que interesante. O sea que si hubiese sido por ustedes Vaca Muerta hoy seguiría en manos de Repsol. Y el presidente va a Vaca Muerta y se saca Fotos, y habla de una empresa que la siente como propia”. 

CRISTINA (1)

Luego le recordó a Michetti: “Rescaté un tuit suyo del 16 de noviembre de 2015, seis días antes del ballotage. En él decía: -No hay que subir tarifas, hay que favorecer a la gente más humilde que paga muy caros los servicios“, para luego interpelar directamente a la vicepresidente: “Esto lo decía usted, señora presidenta, cuando era candidata”. Ya en un tono más efusivo, la ex jefa de Estado continuó dirigiéndose a Michetti: “¿Y ustedes nos hablan a nosotros de mentira y de verdad? ¿En serio tienen cara para hablar de mentiras en la Argentina? Pero por favor, se cansaron de mentir en todo”.

Lo interesante también en la exposición de la Senadora fue la mención puntual de la situación catamarqueña en relación al tema tarifario. Tomó como ejemplo el comportamiento de sus legisladores nacionales que en el ámbito del Congreso Nacional son “oficialista (sic) en este tema (el tarifario) pero cuando vuelven a sus provincias donde la gobernadora es peronista por ejemplo, son opositores a las decisiones tarifarias de ese gobierno provincial y plantean recursos ante la justicia por los aumentos que la empresa local cobra a los usuarios por sus servicios. Y los aumentos son lógicamente obligados ya que la empresa local traslada el aumento de precio que CAMMESA les cobra por megavatio a ellos.”

CASTILLO-COLOMBO

“Pero estos legisladores no solo piden la nulidad del aumento y que se retrotraigan al monto anterior sino que también reclaman que se le devuelva a los usuarios el cobro del aumento. O sea, los mismos legisladores que acá son oficialista y apoyan los aumentos tarifarios propuestos por ustedes Sra. Presidenta, cuando llegan a sus provincias dicen que los aumentos provinciales son una barbaridad”, en clara alusión a los legisladores del FCS Catamarqueño (Oscar Castillo -Senador Nacional; “Marita” Colombo -Legisladora provincial-  operadora “castillista” en el orden local.)

A la Senadora Cristina Fernandez le siguió en el uso de la palabra el Senador Pichetto. Sin ninguna duda es un dirigente al cual se le podrá endilgar todo tipo de “agachadas” y componendas, pero lo que nadie podrá quitarle como mérito es su cintura política a la hora de proponer y posicionarse políticamente en momentos álgidos. Con su discurso supo colocarse en el lugar debido a la hora indicada.

Me retire a descansar cuando Michetti habilitó al Radical Negri quien empezó con la vieja y harto conocida letanía de la “pesada herencia” para justificar lo injustificable. Ahí dije “basta por hoy”.  


CARTA ABIERTA A LA IGNORANCIA DE UN TAL “CLAUDIO AVRUJ”.

27 marzo 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Derechos Humanos, de nuestra redacción.

LA IGNORANCIA Y/O PERVERSIÓN DE LOS FUNCIONARIOS “MACRISTAS” NO QUIEREN ABANDONAR LA “PASARELA MEDIÁTICA” DONDE A DIARIO SE EXHIBEN.

Captura de pantalla 2017-03-27 a la(s) 12.47.06

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

Otra hilacha del “mejor equipo” (en chiquito por insignificante) que acompaña al ignorante pero no por eso menos perverso presidente que hoy desgraciadamente tiene nuestra patria, salió a pasearse una vez más por la pasarela mediática.

Si bien es cierto que los funcionarios de gobierno “PRO” no dejan un día sus bocas cerradas para evitar que el sayo del refrán que dice: “Es preferible mantener la boca cerrada y pasar por tonto a tener que abrirla y que se descubra que realmente lo eres.” les caiga, cuando los ignorantes se vuelven perverso en todas y cada una de las palabras que utilizan, se tornan no solo peligrosamente sádicos sino que, haciendo gala de una marcada soberbia y alto grado de impunidad, muestran una brutal inmoralidad en materia de conducta política. Tampoco podría ser de otra manera cuando de ignorancia se trata.

En esta ocasión y según lo que pude leer en el Reporte Nacional que distribuye la agencia oficial TELAM el 25 de marzo, que transcribe opiniones del Secretario de Derechos Humanos de la Nación Claudio Avruj, la cuestión Derechos Humanos para este lastimoso funcionario (me niego a llamarlo “Sr” por sus irrespetuosos conceptos y pensamiento verbalizado) es una simple cuestión de “números” y “académicas apreciaciones”.

¡Una barbaridad por donde se lo quiera analizar! Para Ud. son estas líneas.

Sus claras intenciones “políticas”, que prefiero atribuírselas a su marcada ignorancia y no a una beta de perversión humana, y que a continuación voy a señalar no hacen otra cosa que denunciar la ideología –que naturalmente es política- del sector que Ud. representa.

En materia política las justificaciones “PRO”, y en particular la justificación del ultimo genocidio realizada por Ud. resultan tan perversa como enrevesada. En términos de inmoralidad su explicación está en consonancia por ejemplo con los dichos y acciones de otra colega suya, Laura Alonso, de la Oficina Anticorrupción quien cree que su función es indicar y asesorar a los “corruptos funcionarios de guante blanco” sobre cómo se comenten dichos actos “sin que se note mucho”. Obviamente lo suyo es mucho mas grave por cuestión temática.

Dijo Ud.: “Los argentinos no hemos procesado todo lo que pasó en la dictadura, porque la política metió la cola”

Como simple ciudadano no voy a intentar darle una clase sobre el tema DD.HH. porque es Ud. el funcionario del área y porque no tengo propensión al gasto inútil de energía. Ahora bien, puedo sugerir a los miembro de la coalición gobernante que alguien de “CAMBIEMOS” le acerque a Ud. alguna mínima idea del significado de “política” (Me resulta difícil imaginar que todos los de la UCR sean – más allá de oportunistas- tan ignorantes).

Para ellos, y de paso para Ud., vayan estas apreciaciones. Sepa Ud. que:

  • La intensión de los “civiles oligárquicos” de usar a las FF.AA. de manera profiláctica para sus perversos fines fue por una decisión política del codicioso sector civil. Esa decisión desembocó en el 24 de marzo de 1976.
  • El “Golpe de Estado” –como todos los anteriores- fue producto de una decisión política.
  • La decisión de la cúpula de esas FF.AA. de usar el terrorismo desde las sombras y con la impunidad que da el control del Estado fue una decisión política tomada por unos criminales que  asaltaron el poder institucional de la república, azuzados por “civiles inescrupulosos y codiciosos” .
  • La sacada de circulación de la Constitución Nacional y la intervención de los tres poderes del Estado desde 1976 a 1983 fue por decisión política.
  • La bárbara metodología de la desaparición física de ciudadanos que no pensaban y/o se oponían al saqueo nacional y a la hambruna a la que era sometido el pueblo argentino por parte de la oligarquía surgió por decisión política.
  • El atroz endeudamiento externo que dio comienzo a la primera timba financiera local iniciada por Martínez de Hoz para beneficio del poder económico concentrado vernáculo fue por decisión política.
  • La estatización de las deudas “privadas” por parte del delincuente Domingo Cavallo cuando fue director del Banco Central en la Dictaduraproblema que hasta el día de hoy seguimos arrastrando- fue por decisión política, no por una cuestión “técnica”, viejo y pueril argumento que hasta hoy siguen usando, ahora con el nombre de “pesada herencia” (A Perón lo tildaron de tirano y ladrón para que Prebish pudiera poner en practica el retorno al coloniaje).
  • Nada es apolítico porque hasta el “apoliticismo” forma parte de otro modo de hacer política; “casualmente” coincidente con el que busca instalar en la sociedad su gobierno; el actual gobierno de CEOS-PRO que reduce las cuestiones del Estado a una simple administración “numérica” de las riquezas que genera la Nación. ¡Claro está… Sin aclarar en beneficio de quién, algo que en solo 16 meses quedó develado que tampoco es nuevo por ser archiconocidos sus destinatarios!!! Como ayer, esto también surgió y surge de decisiones políticas.
  • El engaño utilizado por Macri para engrupir a la gente en la campaña electoral y con lo cual logró encaramarse en el poder del Estado fue por elección de un artilugio político (y ya poco importa que un mediocre oportunista ecuatoriano como Duran Barba se lo haya sugerido y diseñado).
  • Repetir el mismo camino elegido por “los civiles” que acompañaron a aquella dictadura por parte del gobierno PRO (y focalizo el parangón por una cuestión temática) fue y es una decisión por identificación política.

Entonces si Ud. secretario de Estado no lee esta carta, que alguien de CAMBIEMOS le informe que la política no es una rastrera (en todo caso deje eso para la politiquería) que se anda ofreciendo para asuntos que no le corresponde por un puñado de $ o u$s. De suponer que esto fuese así, Ud. pasaría a ser un desagradecido para con la política ya que a ella le debe esa (equivocada pero coherente) decisión con que su mediocre presidente –lamentable y desgraciadamente para nosotros- lo premió.

Lo que ya no resulta llamativo es el lenguaje al que recurren personajes como Ud. a la hora de emitir un juicio de valor. Según se desprende de sus dichos, parecería que para Ud., el Proceso de Reorganización Nacional no terminó de “procesar (=instalar)” sobre la sociedad la ideología que daba sustento y justificación a su perverso accionar. Y lo deja muy claro cuando sostiene que se comenzaran a revisar los contenidos educativos de la historia reciente”.

Pero además veamos:

¿Cómo explica Ud. eso que “tenemos que entender que en democracia, los derechos humanos son para todos” cuando las políticas que su propio gobierno viene implementando tiene un dirección benefactora muy clara y definida: los sectores más ricos; que esas mismas políticas atropellan y van en detrimento casualmente de los derecho humanos más elementales del resto de los argentinos; que esos argentinos tienen derecho a gozar de una vida mínimamente digna y su gobierno los avasalla? ¿Por qué sigue detenida y siendo maltratada la Sra. Milagro Salas en Jujuy? ¿Qué hizo y hace Ud. al respecto?

Los derechos humanos ¿son solamente “derechos técnicamente humanos” y no políticos cuando defienden y respetan los intereses y la codicia de la oligarquía agro ganadera-industrial y financiera vernácula? ¿Los intereses y derechos de la Patria son solamente los intereses y derechos de ese sector social?

¿Adonde estuvo y está el respeto por el derecho humano y ciudadano de cumplir con las leyes fiscales, algo jamás cumplido por casi la totalidad de los miembros del gabinete PRO, evasores compulsivos con el presidente Macri a la cabeza, que sacaron y sacan sus espurias ganancias a gozar en paraísos fiscales? Ese daño social ¿no es atentar contra el derecho humano del resto de la sociedad que siempre cumplió con sus deberes fiscales? Los “ricos” al optar por la “transgresión a la legalidad fiscal” ¿lo hacen porque el “evadir impuestos” es un “derecho humano” solo reservado para las clases privilegiadas ya que cuentan con el poder corruptor que da el dinero? (“Yo tengo mis ganancias afuera del país para que no me las coman los impuestos. Y es lógico que así sea.” Melconian) ?

Entonces.. ¿cómo es eso de que los DD.HH. en democracia son para todos?       

Nadie puede negar su afirmación que “los 30 mil desaparecidos fue una construcción de una búsqueda de verdad y justicia” ; pero no en el sentido que Ud. pretenden darle para restringir la cuestión “Avasallamiento de los Derechos Humanos hecho genocidio” a una cuestión “numérica” usando para fundamentar su ilógica deducción la versión escrita de la CONADEP “NUNCA MÁS que marca 8500 personas”.

Valgan las siguientes aclaraciones:

a) Que se trató de una perversa construcción nadie a esta altura de nuestra historia tiene alguna duda; una perversa y criminal construcción política donde la vida humana no tenía valor alguno (“…los que están detenidos sin procesos”… “El desaparecido… como desaparecido es una incógnita” “Un desaparecido no tiene entidad, no está” –J.R. Videla ; presidente de facto-) y se ejecutaba para poder llevar adelante –sin oposición alguna- las políticas económicas que beneficiaban a los poderosos sectores económicos nacionales y transnacionales.

b) La cuestión numérica sobre la cantidad de desaparecidos nunca será resuelta por “académico” alguno porque no se trató ni se trata de números sino del grado y nivel de amoralidad que envuelve a la decisión política que permitió y permite llevar adelante un genocidio (Aniquilación o exterminio sistemático y deliberado de un grupo social por motivos raciales, políticos o religiosos.); sean 3, 30, 300, 3.000 0 30.000 sus víctimas.    

c) Pero si Ud. persiste en dejar de lado su ignorancia para dar paso a su perversión en la pasarela de las idioteces, sería importante que sepa que a los costados de dicha pasarela están los documentos desclasificados por el propio gobierno de los EE.UU. donde aquellos “maestros de nuestros militares en la Escuelas de las Américas con asiento en Panamá (¡Oh! ¡Que casualidad! ¡La de los “Paper” del presidente Macri y su “equipo de lujo”!) y socios en no pocos “negocios”, sacaron a la luz los informes enviados por el propio “Ejercito de ocupación” comandado por Videla- Massera- Agosti, donde admiten que entre 1975 y mediados de 1978 habían asesinado o desaparecido a 22 mil personas.

d) “El número, siempre en estas situaciones tan trágicas, lo pone la víctima, porque el victimario no te los va a dar”. Tamaño desvarío perogrullano solo admite una aclaración: Pedirle a los victimarios que reconozcan sus crímenes en números y forma de asesinato es tan estúpido como pedirle al Presidente Macri que reconozca y blanquee todos los espurios y enriquecedores negocios que él y su familia vienen haciendo con el Estado Nacional incluso con aquella dictadura desde su perversa instalación en 1976; y hasta el día de hoy. ¿Con quien tenía deuda el “correo argentino macrista” que su presidente se auto condonó?

Sería interesantísimo para la comunidad Judía Argentina que Ud., Claudio Avruj, ex director ejecutivo de la DAIA, blanqueara su postura en materia de DD.HH. respondiendo a si se animaría a utilizar el mismo criterio utilizado en esta oportunidad -coincidente con varios autores nazi-fascistas- a la hora de evaluar el holocausto judío y humano llevado adelante por el Nazismo. Dichos escritores también sostienen que no fueron 6 millones los seres humanos maltratados cuando no exterminados en campos de concentración sino que fueron muchos menos, y que ese número de 6 millones fue un invento de los ganadores de aquella atroz guerra. ¿Podría sostener públicamente esta versión referida al holocausto Nazi, muy similar a la suya cuando trata de minimizar el daño humano producido por la última dictadura?  

Lamentable funcionario Avruj, lo suyo quedará en la historia argentina como otra de las tantas burradas lanzadas al aire por UNO MÁS de los integrantes del “lujoso equipo” de un presidente –MACRI- cuya gestión estuvo signada por la perversión y los mensajes esquizofrénico.

(1)Victor Leopoldo Martinez, Director de Revista Digital EL EMILIO


EL “OTRO” COMO UN VALOR INCALCULABLE.

27 febrero 2017

Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

V.L.M. 3

Por Victor Leopoldo Martinez

El querido amigo y compañero riojano Aldo Fermín Morales –Ex Juez, compañero de militancia por los DD.HH. y perseverante luchador por las causas justas-, compartió con nuestra publicación una misiva que le hizo llegar Monseñor Hesayne y que por su contenido vale la pena socializarla. En tiempos donde los silencios mediáticos cómplices invisibilizan todas las perversiones y atrocidades que a diario comente contra el pueblo argentino, en particular contra los más vulnerables, la hipócrita gestión de gobierno que encabeza Macri (me niego a llamarlo Sr.), leer estas líneas pueden significar un reencuentro con esos nobles valores humanos que a fuerza de regar individualismo, el neoliberalismo va logrando imponer como cultura de vida en las sociedades mundiales.

Esa rara y maligna intención muy presente en los sectores sociales privilegiados y/o poderosos económicamente de separar la prédica y militancia evangelizadoras –la religión- de la “política terrenal”, como si ambas no fueran compatibles, no es para nada nueva. Por siglos estos sectores vienen separando astutamente los “reinos” de los que son merecedores los humanos: El “político terrenal” para ser disfrutado por ellos y el “celestial” como premio después de muertos para aquellos obedientes pobres y miserables que no se animen a cuestionar los privilegios de los ricos.

papa-francisco

Nuestro Papa Francisco está intentando por primera vez dentro de la religión católica, tirarlo por la borda por ser una simple hipocresía.

Ya hemos escuchado en boca de psicóticas como Carrio, de hipócritas como Laura Alonso todas las diatribas en contra de Francisco por su “incursión” enjuiciadora en materia política cuando pone en tela de juicio las perversas decisiones que “gobiernos de ricos y/o para ricos” implementan en el mundo de las “políticas terrenales”.

Si hay algo positivo dentro de la iglesia católica mundial es la recuperación –gracias al Papa Francisco- de su rol protagónico en las decisiones políticas terrenales. Los pobres y los miserables de la tierra hoy tienen un vocero y un militante que no se achica ante ningún poderoso. Hoy tenemos un Papa con los huevos bien puestos, dispuesto a luchar para que el reino de la Justicia Social también se concrete en esta tierra. Y este no es un detalle menor; de ahí los enojos de los poderosos del mundo para con él.

El que esto escribe en un momento tomó posición en contra de Monseñor Bergoglio cuando este era Presidente de la Comisión Episcopal Argentina en relación a su llamado a la “guerra santa” (ver: http://redaccionpopular.com/content/la-santa-inquisición-de-un-cruzado-fuera-del-tiempo) a raíz de la decisión del gobierno peronista de impulsar la ley de Matrimonio Igualitario que finalmente fue sancionada en el 2010. Aquel Bergoglio, ya Papa Francisco, hizo un giro de 180º respecto de su visión del tema y de muchos otros asociados a la búsqueda de un mundo más justo e inclusivo para todos; yo, lo digo con toda humildad ya que a la par de su envergadura político-social soy nadie, no podía hacer otra cosa que cambiar mi postura y mi mirada sobre él como hombre político.

Sin nada más que agregar, los invito a leer este texto más que aleccionador que invita a reflexionar sobre muchas cuestiones “mundanas”:

captura-de-pantalla-2017-02-27-a-las-09-52-38

“Recibí saludo Pascual del Obispo Emérito Monseñor Miguel Hesayne, acompañando un msj del Papa Francisco, con pedido de leerlo y compartirlo, por lo que lo comparto, junto con sus buenos deseos. “La Palabra es un don. El otro es un don Queridos hermanos y hermanas: La Cuaresma es un nuevo comienzo, un camino que nos lleva a un destino seguro: la Pascua de Resurrección, la victoria de Cristo sobre la muerte. Y en este tiempo recibimos siempre una fuerte llamada a la conversión: el cristiano está llamado a volver a Dios «de todo corazón» (Jl 2,12), a no contentarse con una vida mediocre, sino a crecer en la amistad con el Señor. Jesús es el amigo fiel que nunca nos abandona, porque incluso cuando pecamos espera pacientemente que volvamos a él y, con esta espera, manifiesta su voluntad de perdonar (cf. Homilía, 8 enero 2016). La Cuaresma es un tiempo propicio para intensificar la vida del espíritu a través de los medios santos que la Iglesia nos ofrece: el ayuno, la oración y la limosna. En la base de todo está la Palabra de Dios, que en este tiempo se nos invita a escuchar y a meditar con mayor frecuencia. En concreto, quisiera centrarme aquí en la parábola del hombre rico y el pobre Lázaro (cf. Lc 16,19-31). Dejémonos guiar por este relato tan significativo, que nos da la clave para entender cómo hemos de comportarnos para alcanzar la verdadera felicidad y la vida eterna, exhortándonos a una sincera conversión. 1. El otro es un don La parábola comienza presentando a los dos personajes principales, pero el pobre es el que viene descrito con más detalle: él se encuentra en una situación desesperada y no tiene fuerza ni para levantarse, está echado a la puerta del rico y come las migajas que caen de su mesa, tiene llagas por todo el cuerpo y los perros vienen a lamérselas (cf. vv. 20-21). El cuadro es sombrío, y el hombre degradado y humillado. La escena resulta aún más dramática si consideramos que el pobre se llama Lázaro: un nombre repleto de promesas, que significa literalmente «Dios ayuda». Este no es un personaje anónimo, tiene rasgos precisos y se presenta como alguien con una historia personal. Mientras que para el rico es como si fuera invisible, para nosotros es alguien conocido y casi familiar, tiene un rostro; y, como tal, es un don, un tesoro de valor incalculable, un ser querido, amado, recordado por Dios, aunque su condición concreta sea la de un desecho humano (cf. Homilía, 8 enero 2016). Lázaro nos enseña que el otro es un don. La justa relación con las personas consiste en reconocer con gratitud su valor. Incluso el pobre en la puerta del rico, no es una carga molesta, sino una llamada a convertirse y a cambiar de vida. La primera invitación que nos hace esta parábola es la de abrir la puerta de nuestro corazón al otro, porque cada persona es un don, sea vecino nuestro o un pobre desconocido. La Cuaresma es un tiempo propicio para abrir la puerta a cualquier necesitado y reconocer en él o en ella el rostro de Cristo. Cada uno de nosotros los encontramos en nuestro camino. Cada vida que encontramos es un don y merece acogida, respeto y amor. La Palabra de Dios nos ayuda a abrir los ojos para acoger la vida y amarla, sobre todo cuando es débil. Pero para hacer esto hay que tomar en serio también lo que el Evangelio nos revela acerca del hombre rico. 2. El pecado nos ciega La parábola es despiadada al mostrar las contradicciones en las que se encuentra el rico (cf. v. 19). Este personaje, al contrario que el pobre Lázaro, no tiene un nombre, se le califica sólo como «rico». Su opulencia se manifiesta en la ropa que viste, de un lujo exagerado. La púrpura, en efecto, era muy valiosa, más que la plata y el oro, y por eso estaba reservada a las divinidades (cf. Jr 10,9) y a los reyes (cf. Jc 8,26). La tela era de un lino especial que contribuía a dar al aspecto un carácter casi sagrado. Por tanto, la riqueza de este hombre es excesiva, también porque la exhibía de manera habitual todos los días: «Banqueteaba espléndidamente cada día» (v. 19). En él se vislumbra de forma patente la corrupción del pecado, que se realiza en tres momentos sucesivos: el amor al dinero, la vanidad y la soberbia (cf. Homilía, 20 septiembre 2013). El apóstol Pablo dice que «la codicia es la raíz de todos los males» (1 Tm 6,10). Esta es la causa principal de la corrupción y fuente de envidias, pleitos y recelos. El dinero puede llegar a dominarnos hasta convertirse en un ídolo tiránico (cf. Exh. ap. Evangelii gaudium, 55). En lugar de ser un instrumento a nuestro servicio para hacer el bien y ejercer la solidaridad con los demás, el dinero puede someternos, a nosotros y a todo el mundo, a una lógica egoísta que no deja lugar al amor e impide la paz. La parábola nos muestra cómo la codicia del rico lo hace vanidoso. Su personalidad se desarrolla en la apariencia, en hacer ver a los demás lo que él se puede permitir. Pero la apariencia esconde un vacío interior. Su vida está prisionera de la exterioridad, de la dimensión más superficial y efímera de la existencia (cf. ibíd., 62). El peldaño más bajo de esta decadencia moral es la soberbia. El hombre rico se viste como si fuera un rey, simula las maneras de un dios, olvidando que es simplemente un mortal. Para el hombre corrompido por el amor a las riquezas, no existe otra cosa que el propio yo, y por eso las personas que están a su alrededor no merecen su atención. El fruto del apego al dinero es una especie de ceguera: el rico no ve al pobre hambriento, llagado y postrado en su humillación. Cuando miramos a este personaje, se entiende por qué el Evangelio condena con tanta claridad el amor al dinero: «Nadie puede estar al servicio de dos amos. Porque despreciará a uno y querrá al otro; o, al contrario, se dedicará al primero y no hará caso del segundo. No podéis servir a Dios y al dinero» (Mt 6,24). 3. La Palabra es un don El Evangelio del rico y el pobre Lázaro nos ayuda a prepararnos bien para la Pascua que se acerca. La liturgia del Miércoles de Ceniza nos invita a vivir una experiencia semejante a la que el rico ha vivido de manera muy dramática. El sacerdote, mientras impone la ceniza en la cabeza, dice las siguientes palabras: «Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás». El rico y el pobre, en efecto, mueren, y la parte principal de la parábola se desarrolla en el más allá. Los dos personajes descubren de repente que «sin nada vinimos al mundo, y sin nada nos iremos de él» (1 Tm 6,7). También nuestra mirada se dirige al más allá, donde el rico mantiene un diálogo con Abraham, al que llama «padre» (Lc 16,24.27), demostrando que pertenece al pueblo de Dios. Este aspecto hace que su vida sea todavía más contradictoria, ya que hasta ahora no se había dicho nada de su relación con Dios. En efecto, en su vida no había lugar para Dios, siendo él mismo su único dios. El rico sólo reconoce a Lázaro en medio de los tormentos de la otra vida, y quiere que sea el pobre quien le alivie su sufrimiento con un poco de agua. Los gestos que se piden a Lázaro son semejantes a los que el rico hubiera tenido que hacer y nunca realizó. Abraham, sin embargo, le explica: «Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en vida, y Lázaro, a su vez, males: por eso encuentra aquí consuelo, mientras que tú padeces» (v. 25). En el más allá se restablece una cierta equidad y los males de la vida se equilibran con los bienes. La parábola se prolonga, y de esta manera su mensaje se dirige a todos los cristianos. En efecto, el rico, cuyos hermanos todavía viven, pide a Abraham que les envíe a Lázaro para advertirles; pero Abraham le responde: «Tienen a Moisés y a los profetas; que los escuchen» (v. 29). Y, frente a la objeción del rico, añade: «Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no harán caso ni aunque resucite un muerto» (v. 31). De esta manera se descubre el verdadero problema del rico: la raíz de sus males está en no prestar oído a la Palabra de Dios; esto es lo que le llevó a no amar ya a Dios y por tanto a despreciar al prójimo. La Palabra de Dios es una fuerza viva, capaz de suscitar la conversión del corazón de los hombres y orientar nuevamente a Dios. Cerrar el corazón al don de Dios que habla tiene como efecto cerrar el corazón al don del hermano. Queridos hermanos y hermanas, la Cuaresma es el tiempo propicio para renovarse en el encuentro con Cristo vivo en su Palabra, en los sacramentos y en el prójimo. El Señor ―que en los cuarenta días que pasó en el desierto venció los engaños del Tentador― nos muestra el camino a seguir. Que el Espíritu Santo nos guíe a realizar un verdadero camino de conversión, para redescubrir el don de la Palabra de Dios, ser purificados del pecado que nos ciega y servir a Cristo presente en los hermanos necesitados. Animo a todos los fieles a que manifiesten también esta renovación espiritual participando en las campañas de Cuaresma que muchas organizaciones de la Iglesia promueven en distintas partes del mundo para que aumente la cultura del encuentro en la única familia humana. Oremos unos por otros para que, participando de la victoria de Cristo, sepamos abrir nuestras puertas a los débiles y a los pobres. Entonces viviremos y daremos un testimonio pleno de la alegría de la Pascua. Vaticano, 18 de octubre de 2016 Fiesta de san Lucas Evangelista”.


LAS DOS ARGENTINAS FRENTE A LA RECORDACIÓN DE LOS 40 AÑOS DE UNA LUCTUOSA FECHA NACIONAL

27 marzo 2016

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política Nacional

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

DESDE LO VIVENCIAL

23 de marzo del 2016. En principio el día 24 los argentinos teníamos una obligación moral, recordar una fecha luctuosa dentro de  nuestra historia nacional; y no necesariamente  lo debíamos hacer desde el desconsuelo aunque tengamos sobradas razones para hacerlo frente a la actual gestión macrista.  La  sensación generalizada es de estar viendo una vieja y conocida película donde a los del pueblo trabajador –hacedor de PATRIA- les asignaron  papeles más que insignificantes y de menor protagonismo por ser la “grasa social”.

afiche

En mi caso todo comenzó el 23 en la ciudad de Gral Rodriguez, partido de la  Pcia. de Bs. As.. Mi sobrino, militante de una agrupación peronista, junto a  otras agrupaciones sindicales y organizaciones políticas y sociales de DD.HH. del lugar, organizaron una vigilia en una plaza de la ciudad.  Un  grupo de Rodriguences se preparaba así para concurrir al acto central  que al día siguiente  se realizaría  en Plaza de Mayo de la C.A.B.A.

vigilia 1

Así,  –y digo esto con una mezcla de asombro y dolor, el mismo asombro y dolor que sentí al día siguiente por la triste comprobación de la siempre vigente argentina de la ficción- algunos ciudadanos (no más de 150 en una ciudad de 95 mil habitantes) de esta localidad recordaron y  homenajearon a sus 15 compañeros lugareños desaparecidos por aquella nefasta dictadura militar en horrorosos hechos. Cantos y bailes murgueros amenizaron el encuentro y hasta se compartió un rico guiso de lentejas. Se los recordaba con alegría porque las luchas por la dignidad humana en vida nunca se pueden concretar desde el dolor desesperanzado sino desde la alegría del vivir que es la única forma de honrarla.

vigilia 2

Así lo habían hecho nuestros compañeros desaparecidos. Por eso los desaparecieron. Porque la dignidad y la autentica alegría popular molesta al mundo poblado por sectores sociales que  diariamente se dan  patinas de un sinfín de  hipocresías mientras dibujan en sus rostros sonrisas fabricadas para fotos de ocasión y aceptación social. Son ellos, ese medio pelaje Jauretchano vuelto compulsivos consumidores de cualquier cosa –incluida basura informativa- a fuerza de tratamiento pedagógico mediático a tal punto que los convencieron que sin eso no existen;  son nadie.

A unas 10 cuadras de aquella plaza un concejal del FpV de origen sindical junto a otro militante intentaban  pintar  en una pared una consigna que recordaba el luctuoso hecho cuando apareció una patota PRO que responde al actual Intendente PRO de este partido bonaerense; y no lo hicieron para unirse con otros argentinos según reza como letanía de campaña el presidente PRO Mauricio Macri; por el contrario, lo hicieron para amedrentar, golpear y robar haciendo respetuosos honor al ejemplo que da el presidente PRO M.M. a través de  su ministra de seguridad Patricia Bullrich. A una cuadra de donde se produjo la agresión hay una comisaría cuyos miembros, de no ser por la denuncia posterior de los afectados “no se habían enterado del hecho”. Eso sí,  la policía local no se olvidó de mandar patrulleros de vigilancia que rondaban cada 5 minutos alrededor de la plaza donde se desarrollaba el recordatorio.

Movi 3

24 de marzo; 11 de la mañana, en un viejo colectivo contratado partimos hacia la Capital Federal para el acto central recogiendo a nuestro paso a otros compañeros –hermanos de condición humilde- en localidades aledañas; luego por autopista Acceso Oeste enfilamos hacia Bs. As.

El contraste que mis ojos estaban registrando era tan brutalmente emotivo que una vez más me vi obligado a dar  gracias a Dios por haberme hecho PERONISTA.

Mientras adentro de aquel precario vehículo algunas compañeras, al tiempo que compartían mates y utilizando como apoyo la tapa de la conservadora que estaba cargada con botellas de agua fría, preparaban unos “sanguches” de  mortadela y/o salame con un poco de queso para engañar el estómago de los que allí íbamos, algo necesario para una jornada que presentíamos iba a ser larga y agotadora, por la ventanilla yo miraba la mano contraria de aquella autopista. A paso de hombre, caravana de autos ocupaban los 3 carriles de salida de la gran urbe. Sus ocupantes –gente toda de clase media- seguramente “aprovechaban” los días de Semana Santa para un “merecido descanso” en lugares alejados del ruido y de cualquier “compromiso” con la historia; quedaba claro que para ellos nunca existió el 24 de marzo de 1976, tampoco hubo crímenes de lesa humanidad y si los hubo fue por aquello de “por algo será” o el  Legrandnezco “algo habrán hecho”.

Mov 10

En el camino hacia nuestro destino final se iban sumando otras viejas unidades de transporte y micros escolares colmados de pueblo memorioso hasta formar una interminable caravana que buscaba llegar por el sur de la Capital Federal a la Av. 9 de Julio Sur y  al momento de hacerlo desembocando en la Av. San Juan,  comprobar que ya no había casi lugar para estacionar. Buscábamos estacionamiento en la Av. más ancha del mundo y a 12 cuadras de los puntos de concentración de las columnas participantes.

PERON Y EVITA

La emoción comenzó a embargarme y sobre dichos Patrios me acorde que Evita solía recordarle a Perón: “los trabajadores,  los humildes, los  grasitas son los únicos que siempre serán fieles a tus banderas, a la patria”.

En apenas una hora de viaje quedaron grabadas en mi retina las imágenes de esas dos argentinas que desde hace 200 años todavía no logran encontrar una identidad que las unifique; le atribuyo a que no pocos son un típico producto de una fuerte colonización cultural y mental que llevó a una de esas argentinas a sentirse más cómoda identificándose con los valores y el pensamiento de los diferentes conquistadores foráneos.

Movi 2

En cierto momento y siendo un poco más de las 14 hs. me desprendí del grupo y la curiosidad periodística me llevó a acercarme a los puntos de concentración.  Entré a un bar de Av de Mayo para tomarme un café. Frente mío un televisor con la sintonía clavada en TN. Para el canal de noticias de Magnetto la multitudinaria movilización que copaba todo el centro de la ciudad para recordar el luctuoso hecho no estaba ocurriendo. Según su sabio entender el mundo estaba más interesado por saber sobre la tangueada y el swin de Barak Obama que conocer detalles de una marcha por los DD.HH en Argentina. Sobre estos valores fueron educados mediáticamente un par de generaciones. A la Realidad se la tapa con algunas imágenes que alcanzan para satisfacer la veta cholula de no pocos domesticados, y que emitidas en forma reiterada acompañada de zócalos desinformadores cumple la función buscada.

 UN POCO DE HISTORIA

El golpe de estado del 24 de marzo de 1976 tuvo más responsables civiles que militares porque los crímenes de lesa humanidad tuvieron ejecutores pero también autores intelectuales con objetivos económicos  muy precisos y que en lo esencial son los verdaderos responsables. Vale la aclaración para algunos dirigentes que dicen pertenecer al “campo popular” pero que “se comen la galletita” al analizar ciertos fenómenos  y presentarlos como diferentes por producirse en épocas diferentes con supuestos marcos históricos diferentes; como si la metodología Nazi implementada en la II gran guerra de la primera mitad del siglo XX fuera diferente a la implementada en muchas naciones Latinoamericanas por dictaduras militares manejadas por el imperio del norte y que asolaron la región en la segunda mitad del mismo siglo; como si existiera alguna diferencia entre capitalismo productivo y capitalismo financiero cuando los resultados sobre la población en general son nefastamente los mismos porque sus implementadores son los mismos de siempre desde el Imperio Romano a la fecha.

En nuestro caso, aquella tragedia,  como decisión política  fue  pensada por una oligarquía agro- ganadera-industrial con fuerte apoyo norteamericano.  Utilizaron  –como en todo el resto de América Latina- a las FF.AA. locales de fuerzas de ocupación y mano de obra para el trabajo sucio de secuestrar, asesinar, y hacer  desaparecer a todo ser humano que intentara oponerse a la decisiones del poder económico al cual los militares, como simples profilácticos, sirvieron. No pocos  ideólogos civiles de aquella larga y negra noche todavía siguen  hoy haciendo negocios de la mano de esta nueva versión dictatorial –con formato  “democrático”-, que encarna Mauricio Macri. Algunos periodistas “progres” que arrastran en su discursos a descolgados legisladores del FpV se molestan con la consigna que asocia al gobierno de Macri con una dictadura. Sepan estos señores que por izquierda la pseudo “dictadura del proletariado soviética” también  decía ser la democracia más perfecta por ser directa; así que no sé porque se asustan que uno califique de dictadura al gobierno derechista de  Macri basado en su forma de gestionar aunque haya sido elegido por el voto popular.

MINISTRO-ECONOMIA-DICTADURA-ALFREDO-MARTINEZ Pero volviendo al gobierno dictatorial 1976-1983, quizá pocos sepan  que aquel golpe de Estado de Estado del 24 de marzo de 1976 comenzó a pergeñarse el  4 de julio de 1973  -3 días después de la muerte del Gral. Perón-  en la casa del que luego fuera el primer ministro de economía de aquella dictadura, José Alfredo Martínez de Hoz. En su domicilio, aquel día estuvieron reunidos Videla y Massera junto al anfitrión, hombre este último que  estaba llevando a la quiebra a la empresa de energía ITALO de la cual era su presidente y que luego –ya en dictadura- se la vendió al Estado (o sea a él) y él, como ministro de Economía, la compró por una sobrevaluada cifra; uno de los tantos negocios que comenzaron a hacer los mentores de aquel golpe.

Negocios y más negocios realizados por la oligarquía local en concordancia con espurios intereses de empresas multinacionales  que operaban bajo el escudo imperial llamado “Doctrina de la Seguridad Nacional” que anulaba cualquier demanda sindical o protesta social sin importar el costo en  vidas humanas. El fin justificó los medios.

Y si por “derecha” a los grandes grupos económicos les cabe una alta cuota de responsabilidad en aquel genocidio sin que hasta el día de hoy se conozca arrepentimiento alguno de sus ideólogos y/o autores, por izquierda no le van en saga. Tampoco hasta el día de hoy  se conoce arrepentimiento  ni mea culpa alguna del Partido Comunista por la complicidad  de sus principales dirigentes cuando se transformaron en sostenedores por izquierda  de aquella dictadura ya que sus patrones ideológicos –URSS- hacia negocios con ella a través del orejudo ministro Martínez de Hoz (Un alto dirigente del PC sostenía en el vespertino La Razón en 1976[1]:  “Videla es un Gral democrático”.  Recordar también la fiesta de Gala del 9 de Julio de 1978 en el Colón donde Videla tenía sentado a su lado al embajador del Imperio Soviético despertando la ira del entonces Gral  Guillermo “pajarito” Suarez Mason quien denunciaba que “la Rosada era una cueva del P.C.”. Hoy dentro FpV encontramos a “camaradas” –integrantes de la Federación Juvenil Comunistas en aquellos años- dando lecciones sobre derechos humanos y marcando  errores de los trabajadores peronistas por seguir a  burócratas sindicales.

Mov 8 Ahora bien, los peronistas también debemos hacernos cargo que dentro de nuestros no pocos errores en la llamada “década ganada” está el pésimo trabajo cultural y educativo que el ejecutivo dejó en manos equivocadas y que nos llevó y lleva aún hoy a  seguir conviviendo con gran parte  de  nuevas generaciones de compatriotas que no tienen ni la más mínima idea de lo que fue aquel genocidio más allá de conocerlo como un dato efemérico distorsionado con información cruzada por izquierda y derecha que lo único que genera en muchos de ellos es desinteres y por ende indiferencia. La cultura y la educación  quedaron en manos de mitro-marxistas que operaron de tal forma que produjeron en esas materias los cambios necesarios para que todo  siguiera igual… y ellos en la palestra.

Movi5

Existen dos argentinas  claramente diferenciadas. Una multitud de seres conscientes de la magnitud de aquel genocidio colmaron la Plaza de Perón, la Plaza de las Madres este 24 de marzo del 2016; a 40 años del inicio de aquel genocidio. Para otra gran parte de argentinos fue el feriado de Semana Santa del 2016. Para comenzar a cambiar la historia primero debemos hacernos cargos del por qué el tema de DD.HH. sigue sin ser una causa nacional de interés para todos los argentinos y trabajar en consecuencia; por y para que nuestros 30.000 compañeros desaparecidos sigan estando presente, y los nietos que todavía siguen en manos equivocadas vuelvan a sus VERDADERAS FAMILIAS y a ver a sus verdaderas abuelas.

Movi 1

Mov 9

Movi4

[1] Pocos días después del golpe, una publicación oficial del PC afirmaba respecto al nuevo presidente: “En cuanto a sus formulaciones más precisas (…) afirmamos enfáticamente que constituyen la base de un programa liberador que compartimos (…). El presidente afirma que no se darán soluciones fáciles, milagrosas o espectaculares. Tenga la seguridad que nadie las espera (…). El General Videla no pide adhesión, sino comprensión, la tiene”.


Memoria, verdad y justicia

26 marzo 2015

Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, DD.HH.

Por Víctor Leopoldo Martínez (Especial para El Esquiú.com)

Captura de pantalla 2015-03-25 a la(s) 23.01.03Tres palabras que simbolizan un todo histórico para una sociedad, para una comunidad, para una Nación. Tres términos cuyos valores no deben quedar encorsetados en sus significantes; por el contrario son sus profundos significados los que deben prevalecer en el tiempo.

Acertadamente se señaló en reiteradas oportunidades y por diversas razones que los pueblos sin memoria son pueblos sin futuro, pueblos condenados al fracaso como proyecto social porque siempre estarán expuestos a repetir errores del pasado. Los que cultivan el constante “olvido”, los que bregan por y para enterrar los pasados son los que se formaron y viven en la mentira, los que huyen de la verdad, los que mueren sin dejar otro signo de su existencia que el haber burlado a la justicia de los hombres porque sólo confían absurdamente en el perdón divino (el Concilio Vaticano II ratificó que la iglesia “oficial” nada tiene que ver con los asuntos temporales; una resolución al mejor estilo Poncio Pilato). Esto viene a cuento de lo siguiente; en nuestro país ciertos cruzados dictatoriales mandaron a secuestrar, asesinar, robar bebés y desaparecer compatriotas, seres humanos, en nombre de los altos valores occidentales y cristianos. Esas barbaridades por ser temporales contaron con el silencio cómplice de la “iglesia oficial Argentina”. No resulta aventurado pensar que lo resuelto por aquel concilio sirvió y sirve de excusa para que hasta el día de hoy no se conozca declaración alguna de la curia oficial catamarqueña sobre la desaparición y asesinato de 30 catamarqueños durante la última dictadura militar. Los cómplices civiles tampoco lo hicieron y no pocos de ellos hasta fueron “gobiernos democráticos” votados por una sociedad que desconocía lo sucedido ya que vio cercenado su derecho a saber la verdadera historia de su pueblo y de su provincia.

Sin embargo, la justicia comenzó a transitar por los cauces normales desde el 2005 y está llegando, tarde pero llegando, para encarcelar a los genocidas. Por suerte estoy hablando de la misma justicia que le fue negada a 30.000 personas.

Pero cierta y lamentable historia de mi querida provincia habla por sí misma.

Cuando una legisladora provincial manifiesta su oposición a que la Legislatura declare de interés una película, de la cual fui su productor y director y que aborda el tema de DD.HH. mancillados en Catamarca, argumentando que había que preocuparse por los derechos de los humanos vivos, la honestidad -si se quiere intelectual- se le escurrió como arena por entre sus dedos al no tener en cuenta su propia historia antes de hablar. Ella puede hablar, algo que figura entre los derechos de los que hoy goza; otros antes estaban impedidos porque de hacerlo pagaban con su vida. Con sólo responder a la humanitaria pregunta ¿qué hice yo en aquel presente-pasado donde se llevaban vivos a comprovincianos para asesinarlos y desaparecerlos? La legisladora quedaba inhabilitada para presentarse como una persona preocupada por los DD.HH. que pudieran estar siendo conculcados hoy.

Una “Declaración de Interés” a una película no va más allá de ser un simple reconocimiento a un trabajo histórico dentro de una manifestación artístico-cultural; simplemente eso. Las dudas sobre las responsabilidades civiles en aquel pasado las sembró la propia legisladora sin siquiera fundamentar su oposición con cierto grado de coherencia. Tampoco intentó argumentar una defensa de aquel pasado ignominioso catamarqueño porque sabía que era indefendible; y quizá esto atenúe su conducta frente a la historia provincial.

En el pasado están los aciertos y los errores, las intensiones y los deseos, las angustias y las esperanzas, los sueños y las realidades temporales, las miserias y las grandezas humanas de un pueblo. Todo eso conforma la historia, y ésta será vista, valorada e interpretada de diferentes maneras y formas según sean las necesidades, apetencias y proyectos de los actores de ayer y hoy. Pero son los hechos los que siempre resultan irrebatibles por su contundencia. Aunque también a éstos se los trató de justificar con diferentes argumentos a la hora de volcarlos en libros “educativos”. Sin embargo, la contradicción saltó cuando esos mismos hechos fueron contrastados con los que había guardado en otro cofre que logró atesorar fielmente nuestro pasado, visto y padecido desde otro lugar; ese cofre tuvo nombre concreto: memoria popular.

Paradójicamente es a partir de ciertas “justificaciones pedagógicamente inculcadas” donde el sentido común asentado en la racionalidad logra generar nuevos parámetros referenciales en busca de mejorar las relaciones humanas; recibieron el nombre de DERECHOS HUMANOS. Eran muy evidentes los abusos de poder. Lo que nunca se pudo lograr ni siquiera con la educación fue tapar hechos. El crimen fue, es y seguirá siendo crimen, el despojo fue, es y seguirá siendo despojo, La no asistencia del necesitado fue, es y seguirá siendo inhumano, la acumulación de bienes personales en desmedro de las necesidades básicas ajenas seguirá siendo avaricia, codicia, uno de los 7 pecados capitales.

Hoy se recuerda una fecha luctuosa en la historia argentina y catamarqueña. 30.000 seres humanos fueron víctimas de la más atroz de las violaciones de DD.HH.: la desaparición física; horroroso fenómeno que ni siquiera en una ley física se puede encontrar su explicación, menos aún su significado en un diccionario; no tendría explicación ni significado hasta para el propio Lavoisier. En ese lamentable número se encuentran 30 catamarqueños.

Más lamentable aún sería comprobar que la fecha de recordación de estos deplorables hechos solamente es usada para satisfacer mezquindades personales que con cierto grado de soberbia (lamentablemente otro pecado capital que no respeta cuestiones ideológicas) sólo buscan posicionamientos políticos circunstanciales. Es un tema demasiado caro para los ideales de lucha por los que aquellos jóvenes hasta ofrendaron sus vidas en busca de una sociedad más justa; y en cierto modo también resulta una afrenta a la digna memoria de los
Díaz Martínez, Burgos, Los hermanos Ponce, Yoli Borda, Herrera, el excura Gerván, Bugatti, Jorge y Aida Villegas, el Chango Balderrama, Álvarez por mencionar algunos.

También resulta penoso que hasta ahora esos nombres y sus historias no aparezcan en la currícula de Historia de Catamarca en todos los niveles del sistema educativo formal. Ésta sería una de las formas –según mi modesto entender- de hacer honor al verdadero significado de esas tres banderas que son MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA.

Fuente: http://www.elesquiu.com/noticias/2015/03/24/204440-memoria-verdad-y-justicia