CATASTRÓFICO FRACASO DE … EN LA PLAZA DE MAYO.

23 marzo 2009

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

Por Fernando Musante (*)

De seguro, así hubiese titulado Clarín de ser el peronismo el convocante de la escuálida marcha por LA SEGURIDAD, convocada desde las usinas de la desinformación, y apoyada (aún desde la abstención) por los referentes del show–business. Cabe aclarar que en representación de estas encumbradas figuras, asistieron a la marcha tal como informa Página/ 12, la ex mujer del Cholo Simeone, el “Facha” Martel y Ana María Giunta. La marcha fue un fiasco, y esto es cierto. Si Clarín calculó “en algo menos de diez mil personas…” quiere decir que con cuatro lucas, sobra p’al postre y la propina. Pero, como agravante, hay que señalar que los supuestos convocantes se quedaron en sus casitas.

De todas maneras, hay algo para destacar. En ese acto, cual fallido resultado de la transmigración del alma de alguno de aquellos gauchos judíos de Gerchunoff, habló el rabino Bergman. El religioso intentó juntar en su deshilachado discurso, su personal adhesión con lo que el llama “el campo”, con el legítimo dolor de quienes sufrieron la pérdida de un ser querido a causa de alguna acción criminal.

Bergman, infaltable en las tribunas de Blumberg, y en el set de Mariano Grondona, volvió con su discurso apocalíptico. En el medio, algún “pesceto” de una empresa de seguridad privada le obsequió un piñún,  de esos que dejan al negro D’Elía a la altura de una carmelita descalza, al familiar de una víctima que intentó decir que a él el reclamo “del campo” le chupaba un huevo. Pero, el rabino siguió con su discurso reclamando que “la plaza es de todos”. Y, la verdad, yo creo que no. Que, justamente, por SEGURIDAD, por la SEGURIDAD de todos: No. El rabino y el puñado de presentes, tuvieron la SEGURIDAD que no tuvieron los masacrados en diciembre de 2001. Y, yo creo que la Plaza es más de ellos que de los que los asesinaron desde el gobierno de entonces.

De ese mismo modo, la memoria de los campos de exterminio, allá en Europa, no es de todos. No le pertenece (al menos de la misma manera) la memoria de esos espacios, a los nazis que a los asesinados. Tampoco, en nuestra plaza, deben tener el mismo espacio los bombardeados del ‘55 que los bombardeadores; las madres y abuelas que buscan a sus hijos desaparecidos o a sus nietos apropiados, que a los “desaparecedores” y  los “apropiadores”. A propósito: Sería bueno que en Clarín y en todos los medios que pertenecen al grupo, se hable de la identidad de los hijos a los que la viuda de Noble le puso el apellido de su esposo mucho después de la muerte de éste. Digo esto también en nombre de la “libertad de expresión”.

No, la Plaza no es de todos, como dice el rabino. No voy a discutir yo (goy, o sea “perro”), sobre temas sobre los que soy profano; pero, como católico, puedo decir que sé de buena “discriminación”. No somos todos lo mismo. Yo, por ejemplo, estoy mucho más cerca de Carlos Mujica que de Von Wernich; de los curas palotinos que de Guillermo Marcó; del pelado Angelelli que de Williamson; de las monjitas francesas que de Monseñor Plaza. Supongo que a muchos de mis hermanos mayores en la fe, les sucede lo mismo. Es más, creo que si fuesen católicos dirían que con religiosos como el rabino Bergman, no van “ni a misa”.

(*)Fernando Musante. (Actor, Director de la Película “Maten a Perón”)


EL PODER DETRÁS DEL PODER

8 noviembre 2008

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

Por PEDRO DEL ARRABAL (Especial para EL EMILIO)

obama1

Resulta más que interesante analizar todos aquellos fenómenos que se generan, a partir de un hecho o acontecimiento puntual, en la historia de los pueblos. Lógicamente que esto se da en muy escasas ocasiones.

Está comprobado históricamente, pero más evidenciado en estos últimos tiempos, que la posible alteración de cierto “orden establecido” -en este momento del presente escrito, soslayaremos del análisis la condición de justo o injusto-, suele generar, según sea el afectado, euforia o desencanto, esperanza o pánico, tranquilidad o desasosiego. Pero más interesante aún resulta observar como operan estas sensaciones en las individualidades, cuáles las causas -que no son casuales- de cada una de las acciones o reacciones que esto genera, y cómo operan en el colectivo social.

LA RELIGIÓN Y EL PODER, SEGÚN EL COLOR (de piel)

Al día siguiente del triunfo de Obama, un alumno de mi grado me dice: -“Vio profe que en EE.UU. ganó el Anticristo. ¡Humm, la que se viene! -Y al decirlo, el nene ponía cara de circunstancia y preocupación

Sorprendido, yo le pregunto -¿De donde sacastes esos?

En su inocencia, y como protegiendo algo, me contesta -De internet.

Era obvio que con sus diez añitos y aún siendo poseedor de un talento especial para con el manejo (que no significa conocimiento) de las nuevas tecnologías, el niño no estaba en condiciones de acudir a esa herramienta preocupado por el resultado de las elecciones norteamericanas.

Los niños comunes, -lógicamente que me estoy refiriendo a los que pueden acceder económicamente a cierta tecnología- a esa edad solo juegan. Y para ellos internet, también es un juego. Algunos, los más “picaros”, suelen utilizar dicha herramienta para bajar la información que les suelen pedir algunos “profes hincha pelotas”; y lo hacen sin siquiera leerla. Les alcanza con “imprimirla”, pegarla en las hojas de carpeta y esperar que les aprueben “la tarea”. Los otros “picaros” acuden a internet en busca de todo lo que les es “prohibido” por el mundo de los adultos. Pero nada más.

Le pregunté a mi alumno: -¿Vos sabes quien es OBAMA?

Me contesta: -No… ¡Bah, sí!… Es el negro que salió presidente de EE.UU. -El nene tiene un color de piel similar al de Obama.

Continúo con el juego y le digo -¡Que suerte tener un alumno que se interese tanto por la política internacional! –Él me mira unos segundos con cara de satisfacción por lo que entendía como elogio, pero al mirar la cara de sus compañeros, inmediatamente se da cuenta de la broma y reacciona intentando aclarar la situación -en un gesto acorde a un C.I.1 normal para su edad: -¡Fue mi papá el que me dijo que fuera a una página de internet, y que allí se demostraba que Obama era el anticristo!

No quise seguir indagando al respecto, primero porque estaba hablando con una victima inocente, y segundo porque son harto conocidas las “bajadas de línea” que se hacen subliminalmente en muchas sectas religiosas “blancas” que se dicen cristianas.

Pero no deja de llamar la atención en la ¿cultura? occidental la insistencia con que se identifica de manera diferenciadora, lo bueno de lo malo, lo lindo de lo feo, lo justo de lo injusto y hasta las posibles y variadas identificaciones de los diferentes Cristos Redentores entre si, y de estos con los otros Dioses del olimpo celestial, asociado principalmente. al color de piel de los humanos. Es impensable en esta cultura un Cristo Negro (en este caso, y como bien lo decía el niño, sería la encarnación del opuesto; el anticristo). Lo “blanco” es justo, lindo, bueno y a nivel Dios, perfecto. Lo negro, es malo, feo e injusto y por ende totalmente imperfecto (muy parecido al diablo).

Lo mismo ocurre cuando se recurre a la lateralidad para idenficar lo “diestro”(heimlich) de lo “siniestro”( unheimlich2) en términos metafísicos y en relación al poder divino. “Derecha” es derecho a… en sus más variadas acepciones; y es la “verdad”. “Izquierda” es merecedor de la quita de todo derecho por su condición “siniestra”; y todo lo asociado a la izquierda es “falso”; imperfecto, y por ende perverso. «Y Jesús, cuando resucitó al tercer día, subió a los cielos y se sentó a la “derecha” de Dios Padre (il capo de tutti de capi.

En términos ideológicos uno puede suponer lo contrario, y que el flaco Jesús -por su condición revolucionaria-, de elegir adonde sentarse lo hubiese hecho a la izquierda; y seguramente a sus pies habría hecho sentar a los que se llevó como fundamentos de la revolución y documentos de la injusticia: negros, esclavos, explotados y marginados. Pero hacer esta elucubración teórica sería una clara señal de estar poseído por el demonio, o sea lo “siniestro”. Por eso los hombres blancos “interpretaron” que el padre celestial envió un claro mensaje a su rebaño terrenal al iluminar al “hacedor de oraciones” para que en una de ellas hiciera sentar a su hijo a su “derecha”.

Antojadizas lecturas e interpretaciones de la realidad terrenal para dar fundamento y forma a lo que simple y sabiamente se denominó ambición y codicia, pilares fundamentales en la construcción del poder para algunos humanos a expensa del resto de los humanos.

EL TRIUNFO DE OBAMA

Para muchos habitantes de este planeta (entre los cuales me incluyo), el triunfo del señor Obama fue una bocanada de aire fresco luego de estar respirando por mucho tiempo un aire viciado de humo y de muerte. En lo personal me resulta satisfactorio ver la reacción de los desclasados norteamericanos en franco desafío al poder blanco. Pero me volvió a asombrar el racismo existente en nuestra sociedad. Especialmente en nuestro medios de comunicación audiovisual.

Para los medios nacionales norteamericanos, y para la prensa internacional (incluida la lamentable de nuestro país) el presidente OBAMA no es el presidente Obama. Es “¡El Primer Negro que llega a la Casa BLANCA!” o “El primer presidente NEGRO de los EE.UU.”; o “El AFROamericano que va a gobernar el gigante del norte”. Obama no es una persona, no es humano; Obama es un negro.

La misma reacción que tuvieron para con EVO MORALES que carga sobre sus espalda su condición aborigen, que no lo hace persona, y menos humano. ¡Ni que hablar de CHAVEZ y su doble condición de mulato y sudaca.! Los medios de comunicación dejan aflorar por todos sus poros su condición de “medios BLANCOS”.

El matutino “La Nación” del día miércoles 5 de noviembre cerró la edición muy temprano, negándose a seguir conociendo los dolorosos resultados, guardando la esperanza de una posible reversión en el escrutinio final. Quizá sus responsables estaban a la espera de algún fraude como el que se dio en las Floridas, en las elecciones anteriores, que le dieron la posibilidad de reeleción a Bush. Así lo evidenciaron sus titulares.

Lo cierto es que las jugadas y operatorias mediáticas, ante lo inesperada aparición en la escena política internacional de un “negro”, no se hicieron esperar. ¡No sea cuestión que el negro se dispare para cualquier lado!

El Señor Obama no había abierto su boca y TN y el grupo Clarín ya sabían que entre sus principales acciones estaba la de armar un gobierno de coalición(¿?), (con los blancos republicanos desde ya). Porque los negros, en general son incapaces de manejar las crisis y catástrofes económicas generadas por los “brillantes blancos”. Para eso están los blancos.

Los negros nacieron para servir a los blancos. Condoleezza Rice, y en menor medida Collin Powel son muestras palpables.

CNN por su lado reiteraba en cuanto informe realizaba, que era un hecho que el Pentágono quedaría en manos de los Republicanos.

Semejantes supuestos que empezaron a barajar “al aire” las grandes cadenas de información televisiva horas después del triunfo del Sr. Obama, y “según fuentes bien informadas que tomaron los dichos de los allegados más cercanos a Barack”, no hacían otra cosas que presentarlo ante el ciudadano común del mundo que tuviera un mínimo de sentido común, y había recibido aliviado el triunfo del Senador, como un futuro presidente Títeres de los blancos.

Cualquier persona que estuvo en peligro en un asalto domiciliario y que logra dominar al grupo de asaltantes de su hogar, quitándoles las armas, para luego, y pasado el momento de terror y angustia, devolvérselas, no solo es un imbécil sino que es un reverendo pelotudo que merece volver a ser asaltado. Lanzar lo del Pentágono mediáticamente no tiene otro objetivo que presentarlo a Obama como el imbécil del asalto; o sea un Negro pelotudo.

EL PODER DETRÁS DEL PODER, con la complicidad de los grandes medios de comunicación, ha comenzado a actuar sin pérdida de tiempo.

¿Cuánto coraje y cuál será el grado de decisión política para realizar los necesarios cambios que ese país necesita, y que el resto del mundo espera(especialmente los países periféricos)? Es lo que está por verse.

¿Lo dejarán? Esa es la otra gran incógnita.

pedro-del-arrabal-y-el-pocho1


1 Cociente Intelectual

2 Se trata de dos términos alemanes. Heimlich (familiar, bueno, confiable) es presentado como antónimo de unheimlich(perverso, malo, poco confiable. Pero en términos psicológicos, varían -en cierta forma- las interpretaciones que hacen de estos términos Freud y Schelling