ENTRE LA FOTO DEL #SiSePuede Y LA PELÍCULA DE LA GESTIÓN PRO, UNA –por ahora- INSALVABLE “GRIETA” (cultural)

4 noviembre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Cultura y Educación, de nuestra redacción.

PEDRO DEL ARRABAL

Por Pedro del Arrabal

LA FOTO

Pasaron las elecciones y nada cambió en lo cultural en este país, salvo el exacerbar con gesto, dichos y actitudes por parte de “funcionarios PRO” ese antiguo odio antiperonista, racista y “xenófobo selectivo anti sudaca” que el macrismo reinstaló con mayor fuerza a partir del 11 de diciembre de 2015.

Resulta muy preocupante ver ese odio, multiplicado desde el 27 de octubre en adelante como consecuencia del resultado electoral, pasearse miserablemente por las redes sociales abusando de un recurso tecnológico invasivo por ser de fácil acceso a través de la telefonía celular. Es claro que sus practicantes actúan con total impunidad porque la herramienta garantiza como escudo protector (aunque de manera relativa), el anonimato. Estamos en presencia de una simple actitud de cobardía. Nadie nace cobarde; con el tiempo y mala educación algunos se vuelven cobardes.

Se trata de un sector social al que le vendieron “fotos” de la corrupción “K” mezcladas con otras sobre las virtudes de la meritocracia. Estas últimas venían acompañadas de un relato sobre las ventajas de los padecimientos presentes como modo de conseguir la gloria celestial en un futuro a todas luces incierto por lo indescifrable; y compraron el combo completo.

¡Ojo! No cualquiera compra fotos trucadas, o este tipo de “combos”; lo hacen solo aquellos que disfrutan con los envoltorios de los “regalos” sin que les importe el contenido. En este caso el contenido fue una bomba que guardaron en la heladera; la bomba explotó y los dejó sin nada de lo que allí habían guardado cuando podían comprar. El sueldo no les alcanza para reponer nada pero contentos vuelven a cantar el “si se puede” esperanzador, ese que insufla paciencia ya que el “milagro” del 2do semestre no fue, tampoco apareció al año siguiente; para colmo de males el segundo mandato desgraciadamente no llegó. Esta lamentable comprobación sumada a la impotencia que iba en incremento por los padecimientos diarios que no pararon nunca de “subir” (inflación, precios y servicios por el ascensor, salarios por la escalera), generó mas odio en el sector. Aun así estaban dispuestos a flagelarse por 20 años más solo “por amor al odio antiperonista” en pos de esas “raras” pero necesarias -decía el prospecto PRO- “reformas estructurales” que demandarían nuevos y atroces sacrificios, algo que en “el fin de los tiempos” y como mensaje bíblico -constantemente anunciados por Carrio- derramaría los regalos prometidos; rara e imposible bienaventuranza anunciada esta vez en la última campaña electoral.

Me estoy refiriendo a ciertas actitudes necias propias de seres individualista; personas alfabetizadas pero mal educadas. Indudablemente estamos en presencia de víctimas de aquella “educación formal libre y gratuita” (que viene siendo la misma desde hace mas de 100 años con un paréntesis intermedio que dio lugar a una educación nacional, popular y de valores sociales como fue el caso del 1er y segundo gobierno peronista) que los incapacitó para pensar en términos comunitarios (algo que les vendienron como pensamientos, ideas comunistas).

LA PELÍCULA

Si uno intenta mostrarles la película completa de la gestión PRO-Cambiemos te responden como niños caprichosos: “No veo, no te escucho, no veo, no te escucho, si se puede, si se puede”. Se lo vio y escuchó en boca de cientos de participantes de la caravana nacional del #SiSePuede; hoy con mayor virulencia en la redes sociales.    

Intentan presentar sus relatos (de los cuales tampoco son sus autores sino simple repetidores) como gestos valientes. Desde ese lugar, cotidianamente destilan veneno y resentimiento, miserias propias de mediocres. Nunca una idea, nunca un argumento; simplemente mentirosas diatribas, insultos y descalificaciones sin razones que las fundamenten; lanzadas simplemente por la impotencia propia de los que se saben ignorantes; o pero aún, de los que engrosan el numeroso sector -en constantes crecimiento- de analfabetos políticos, no solo a nivel local sino regional y mundial, tan necesario para los intereses de los poderosos grupos económicos.

LOS FABRICANTES DE ODIO

En nuestro país y en los últimos 4 años apareció un “monje negro” que dirigió –y lo seguirá haciendo mientras este calvario no termine- toda las puestas en escena tanto sean mediáticas (con periodista cómplices) como en redes sociales. Para él, “el fin justificó –y justifica- los medios” ¿De quien se trata? Del Nepotista Marcos Peña Braun, jefe de gabinete del mitómano mayor con rango presidencial. Lo grave no son solamente las operaciones en si mismo desplegadas por este nefasto personaje, único responsable ideológico del desastre cultural que centralizó su accionar sobre los que él solía llamar despectivamente entre sus íntimos “la gilada” y que no eran otros que los que siempre los aplaudieron y constantemente negaron y niegan el “choreo” y la corrupción “M” con el verso aprendido de que “los ricos no roban”. Es el sector social que se transformó –por decisión mediática- en consumidores de las basuras pergeñadas por Peña. Para colmo de males se auto definen como patrióticos defensores de la república y respetuosos de las formas democráticas.

Uno hasta puede detener la película, sugerir “mira esta escena que viene”, poner play nuevamente para que aparezca la secuencia que muestra a un simple y cínico delincuente de guante sucio, racista, que consideró la “re-re-paquetería” nombrar en cargos públicos a parientes para que saqueen las arcas del Estado. Con documentos y pruebas a la vista, la escena muestra cómo el personaje sustituyó a la “grasa militante K” por masa bruta “M”. La imagen es clara, nítida; es Marcos Peña que con total impunidad va nombrando parientes directos, indirectos, circunstanciales, cercanos, lejanos en cuanto cargo público tuvo a su alcance. Uno gira la cabeza para ver la reacción y de vuelta se encuentran con el militante mular (por su terquedad) cerrando los ojos y tapándose los oídos con las manos, recitando: “No veo, no escucho, no veo, no escucho, si se puede, si se puede”

Uno puede detener ciento de veces el documental para que constate en cada escena que está defendiendo lo indefendible y siempre se producirá la misma reacción negadora de la realidad.

El final de la película es más tétrico aun. Al Monje Negro PRO -Marcos Peña- se lo escucha leer una  carta en off (ya no da la cara) donde dice que “la gestión  entrega un país con estabilidad económica lograda sin ¿magia? (¿como que no existió magia si con la bicicleta financiera se robaron todo, hasta el dinero de los jubilados y encima lograron que los aplauda la “gilada”?) ¿Sin mentiras? (¡No! ¡Que va ser un problema la inflación! la resolvemos de taquito, como en el futbol! ¿Quien lo dijo?) ¿Sin ficcion? (Y lo que vendieron por TV de la mano del sicariato periodísticos tipo Lanata, Majul, Leuco, Winazki, Fantino ¿qué fue?); gracias al esfuerzo de los argentinos (¡De eso no hay ninguna duda! Dejan un 40 % de la población en estado de pobreza, mientras él, los funcionarios PRO y los CEOs amigos multiplicaron por 10 sus patrimonis!); revertimos la herencia de 2015 (Dicho en esa forma y modo y con los resultados a la vista no quedan dudas que cambiaron los destinatarios de las riquezas del país para concentrarlas en pocas manos) CINISMO EN ESTADO PURO Y PARA COLMO DE MALES APLAUDIDO. En términos culturales, grave problema.

SIMETRÍA MATEMÁTICA

En matemática, si A=B entonces B=A. Es la segunda propiedad de las igualdades (la 1ra es la “idéntica” y la tercera la “transitiva”).

Macri es un ser muy mediocre. Por carácter simétrico o reciproco sus seguidores no pueden dar muestras de inteligencia y razonabilidad?

Macri es un mitómano perverso ¿Cómo se le puede pedir a sus seguidores actitudes diferentes?  

Defendieron – y lo siguen haciendo tozudamente- como “republicanos transparentes” a los mayores saqueadores de arcas del Estado que haya conocido la historia nacional. El colmo es que esa marcada ignorancia que los acompaña –patéticamente negada en algunos casos, en otros sostenida por el deseo de imitar el rasgo mitómano del presidente que hasta lo ven como virtuoso- los hace aplaudir a ese ser que mayor vergüenza nos hizo pasar a nivel mundial con sus torpezas y delitos financieros, hechos por los cuales renunciaron primeros ministros de países centrales y corruptos gobernantes de la periferia; que poco importaría esto último comparado con el daños social interno que inflingió en estos últimos 4 años.  

CONCLUSIÓN

El problema, por ser cultural y de vieja data (muy enraizado), presenta aristas harto complejas que dificultan su abordaje. Su modificación demandará varias generaciones dentro de un trabajo cuya pata más importante, como sostiene nuestro directo V.L.M., debería ser -una vez más- la revisión total y absoluta de los contenidos que se imparten en el sistema de educación formal para darle un nuevo encuadre según el proyecto de país que previamente se defina.

Por lo menos a mi y como viejo militante peronista, no me alcanza con defender la consigna “nunca más neoliberalismo en nuestra patria”. Si humanamente tenemos como objetivo sumar, incluir a los actuales odiadores y reaccionarios, la tarea pedagógica demandará mucha paciencia. Sino trabajamos educando al soberano para que cambie sus valores culturales consumista y meritocráticos por valores sociales integradores, difícilmente tendremos barreras seguras para que ese neoliberalismo no vuelva con sus ya harto conocidas recetas. ¿Queremos cerrar la historia de las nefastas reapariciones “cíclicas” de ese modelo? Pues trabajemos dentro de un proyecto a largo plazo que sea sólido y consistente en valores humanista y cristianos; esos que son los pilares de la doctrina justicialista que nos legara el Gral. Perón.


NO SON “2” SINO “3” LOS MUERTOS EN EL ÁREA EDUCATIVA QUE SE CARGÓ VIDAL.

7 agosto 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Educación y política

PEDRO DEL ARRABAL

Por Pedro del Arrabal

Entre aquel “Te la debo, no estoy en tema” respondido por el “jefe” Macri ante la requisitoria periodística sobre el suicidio de una auxiliar de escuela en abril del 2016, y la inmoralidad puesta de manifiesto en aquella oportunidad por la gobernadora María Eugenia Vidal que comenzó a hacer  estragos de entradita nomás en la educación bonaerense y ahora  le sumó a su “histórica” gestión dos absurdas  muertes más, total y absolutamente innecesarias,  ocasionadas básicamente por su alto nivel de perversión, sus locos  caprichos de “domadora” domesticante, su marcada  inoperancia,  ineptitud y desidia, todo esto  puesto de manifiesto en sus 2 años y medio de gestión, hoy la sociedad tiene una tétrica pintura de lo que son los empresarios, CEOS y todos sus alcahuetes en gestión de gobierno.  De tan “transparente” (yo diría descarados)que son,  se  ven sus “chanchullos de corruptela”  hasta por las hendijas de las puertas que cierran para esconder sus  mentiras. Todo este horror nunca podrá pasar desapercibido para la historia nacional, popular y “no oficial”; por más que” la historia oficial” hoy cuente con un desmesurado y perverso apoyo mediático, empresarios y periodistas  cómplices y a la vez tan responsables en estas indisimuladas perversiones como su ejecutores.

Solo alcanza con preguntarse cómo se hubiese manejado esta prensa complaciente -por sociedad en negocios  con la actual gestión PRO en los desfalco- si estos más de 100 muertos que ya carga sobre sus espaldas el gobierno Macrista se hubiesen dado en el gobierno anterior.  Con  la manipulación de un suicidio que transformaron en “asesinato”   les alcanzó –prensa mediante- para demonizar toda una gestión  que solo cometió 2 pecado: dar un poco de dignidad a los sectores sociales más desprotegidos, más necesitados  y trabajar para un desarrollo más humano e  igualitario para todos los miembros de nuestra  sociedad.

Qué se puede esperar de mujer que se disfraza de “Heidi” para esconder su vampirismo “PRO” acompañando una gestión que ya destruyó prácticamente todo el aparato productivo nacional, que día a día genera más desocupación, precariza las condiciones laborales, hambrea a los más desprotegidos, endeuda externamente a varias  generaciones futuras completas, hunde en la miseria a los jubilados, pauperiza el sistema educativo, todo en nombre de una supuesta pero  a todas luces  mentirosa ficción que  solo se asienta en los discursivo pero que en la realidad nos está haciendo desaparecer como Nación independiente y soberana.

Solo recordemos esto:

DIARIO LA CAPITAL

DIARIO -PAG-12


LA “CÁSCARA” Y EL CONTENIDO.

19 febrero 2017

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

¿Cuándo comienzan las clases? -Empecé preguntándole. Su nombre, Luciana. Así se inició aquella breve charla con esa nena de ojos vivaces, de unos doce años aproximadamente, que está a punto de iniciar sus estudios secundarios. Hija adoptiva de un trabajador lugareño, vive en un bello pueblo metido en hermosa quebrada con el típico río de aguas cristalinas en su profundidad rocosa.

fotos-imagenes-paisajes-selva-yungas-bosque-montan%cc%83as-singuil-catamarca-photos-pictures-landscapes-rainforest-mountains-13

Es uno de los tantos pueblos que aparecen entre cerros donde nativos y lugareños aprovechan y disfrutan los majestuosos paisajes de mi provincia-Catamarca. Sin mayores pretensiones urbanísticas se trata de un caserío habitados por no más de 150 familias tan trabajadoras en rutinas de campo como solidarias entre ellos. Comunidad orgullosa de tener una escuela (lógicamente pública, puesta por el Estado) a la que con esfuerzo ayudaron a que tuviera su propio Jardín de Infante (educación inicial) y desde hace un par de años aumentar el número de aulas para tener su propia escuela secundaria. Claro está, fuente de trabajo para “gente de afuera” ya que ni la/el directivo ni su cuerpo docentes son del lugar; ni surgieron del seno de aquella comunidad. Detalle no menor, en la mayoría de las veces y casos no valorado y nunca agradecido por estos beneficiados “externos”.

El 6 de marzo. -Me respondió de manera lacónica y con la mirada perdida en algún lugar del paisaje lugareño. ¿Estás contentas con iniciar esta nueva etapa? ¿Qué útiles necesitas? –Le pregunté. Familia humilde, de bajo recursos, como son todos los del lugar que no pertenecen al club de los “patrones propietarios de tierras” de la zona. Mi pregunta partió de un convencimiento personal: este tipo de sueños argentinos merecen todo mi respeto, solidaridad y la ayuda que pueda ofrecer, que este dentro de mis posibilidades y a mi alcance. 

¡Sí! Me contestó Tenemos que ir con mi Mamá a la ciudad porque tiene que comprarme el uniforme.

¿Qué uniforme? Le pregunté -¡El que tenemos que llevar los del secundario: pantalón gris, camisa blanca, buzo gris y zapatos negros! -me respondió con aire casi exultante pero a la vez denunciador de su necesidad de pertenencia, de no ser la diferente del resto de sus futuros compañeros, ni siquiera en esa “apariencia” que dan los uniformes.

emilio-con-bronca

Un molesto cosquilleo recorrió todo mi cuerpo ante tamaña respuesta. Era inevitable; soy docente, pero muy crítico de nuestro sistema educativo. Una vez más volví a corroborar que en cualquier lugar de nuestra Patria – hasta en los lugares más recónditos- nunca falta un docente carente de sentido común que priorice la “cáscara” por encima del “contenido”. ¡Docentes que no son culpable, claro está! Son productos de lo que les enseñaron; de una educación que hace a su formación cultural. Como seres sociales son otro producto más de la cultura del consumo y la apariencia. Nada original ni nuevo. En los “60” del siglo pasado, los de la “Fray”, teníamos la obligación de usar aquel uniforme de pantalón gris, camisa blanca, corbata azul y blazer azul. Con él desfilé en alguna de aquellas “Fiestas Patrias”. Hoy, esa ridícula obligación sigue vigente.

Es de dominio público que el año lectivo corre serio riesgo de no comenzar en tiempo y forma porque los gremios docentes están en un lógico “pie de guerra” ya que sus paritarias, en los hechos, fueron dadas de “baja” en tanto el ministro del área del gobierno nacional le puso techo al aumento salarial, techo calculado ridículamente sobre la base de una hipotética inflación a futuro, sin tener en cuenta que la inflación pasada ya se comió todo el poder adquisitivo del salario docente durante el 2016.

La realidad indica que hoy por hoy existe una inflación galopante donde los artículos de primera necesidad se fueron por las nubes y siguen ascendiendo, que los aumentos del costo de todos los servicios públicos brindados por privados a quienes se les condonan deudas fiscales nunca pararon desde el 1/01/16, que salarios y jubilaciones prácticamente permanecen congelados. Lógicamente esto hace que el bolsillo de cualquier trabajador o jubilado –incluido los docentes- se vean vaciados en los primeros 15 días del mes.

En tiempos de bonanza económica donde la sociedad en su conjunto –algunos con mucho, otros con poco- tenía “con qué” (fondos, dinerillos) darse algunos gustos, la cuestión se podía entender… Y hasta cierto punto. Pero no es la situación por la que comenzó a atravesar la mayoría del pueblo argentino a partir del 10 de diciembre del 2015. El verso de la “pesada herencia” recitado por el gobierno nacional PRO solo puede ser sostenido por algunos –para nada inocentes en términos de beneficiados sectoriales- a fuerza de menoscabo intelectual, mucha imbecilidad y/o una alta cuota de perversión.      

Sobre esta realidad ¿Se puede aceptar y entender la pretensión de un directivo de “escuela pública RURAL” que los alumnos de su establecimiento vayan “uniformados”? ¿Con el gasto que eso implica? ¿Adónde figura y está normada esa exigencia dentro de los requisitos para recibir educación “libre y gratuita?

En la educación privada el envoltorio (el uniforme) hace a la diferencia. Dentro de las “reglas de mercado” es comprensible. Los negociantes de la educación conocen y usufructúan adecuadamente ese deseo y amor de ciertos argentinos por “diferenciarse” del resto –inigualable estupidez humana si las hay- y “aprovechan” de ella. Pero… ¿En la educación pública también? ¿Y los contenidos? El educando ¿aprende más cuando va “uniformado”? La clave de una “buena educación” es “uniformar” (estructurar) al educando ¿primero por afuera y luego mentalmente dentro del establecimiento?

Nadie puede negar que nuestra educación es tan estratificante como diferenciadora. La cultura del consumo trabajada pedagógicamente desde los medios alimenta esa diferenciación al darle valor superlativo el “tener”; el párvulo abreva desde su más tierna infancia eso de “según cuanto tengas, será tu valor social”; y si no tenés, aparenta tenerlo, disfrázate. Esto, el “envoltorio”, la “cascara”, la imagen juega un papel fundamental para aquellos que aprovechan esa estupidez humana.        

Que la educación es una “mercadería” dentro del sistema privado a esta altura del partido ya nadie duda; tampoco la lamentable calidad que brinda dicho sistema aunque esa estupidez señalada más arriba haga que sus consumidores crean que la “educación pública” no brinda esa “excelencia” de la que ellos creen ser merecedores. Con solo mirar a nuestro actual presidente de la República, ministros y asesores (todos surgidos de claustros privados) creo que tenemos sobradas muestras. ¡Vaya con la excelencia y la eficiencia del sistema educativo privado!

Lo grave de todo esto es que esa estupidez también llegó y se aquerenció incluso hasta en la propia educación pública y encima en los lugares más recónditos de nuestra amada Patria donde un para nada “ilustre” desconocido directivo comienza su tarea pedagógica anual enseñando a los lugareños que las “cascaras” son tan o más importantes que los propios contenidos.


11 de octubre, o el último día de libertad.

12 octubre 2016

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Historia; de nuestra redacción.

tapa-del-libro-c-d-l-l-b

Victor L Martinez 4

Por Victor Leopoldo Martinez

Otro 12 de octubre; una fecha muy significativa porque en ese día, en aquella América de 1492 recién descubierta por una Europa convulsionada por la codicia de aquellos años, aparece el punto de inflexión en su historia, esa historia que a partir de aquel día de ese año, el viejo-nuevo continente y los pueblos que lo habitaban comienzan a padecer producto de esa codicia recién llegada a estos lares. Con su hediondez a cuesta, comunes delincuentes fueron sacados de las cárceles para que acompañaran a don “Paloma Portadora de Cristo” (Cristoforo Columbus) en su aventura demostrativa de la redondez de la tierra (algo que ya se sabía desde hacia miles de años antes -el profeta Ezequiel da cuenta de ello en la bíblia; que se crea o no en los dichos de los santos evangelios, no es harina de este costal ni tema de esta reflexión-, o las matemáticas de “Hipatia de Alejandría” que con sus extraordinarios y complejos formuleos que luego sirvieron a muchos matemáticos posteriores entre ellos Kepler,  daba cuenta de un Universo que rompía los esquemas cristianos -y sus testículos- razón por la cual terminaron asesinándola en nombre de Dios).

Todos los estúpidos cambios de nombres con la intensión de atenuar aquella bárbara conquista que hasta no hace mucho se celebraba como el “Día de la Raza” (luego reemplazado por “encuentro de dos culturas”, hoy “día de la diversidad cultural”) poco y nada sirven a los fines culturales e históricos. Menos aún ese ridículo paralelismo “civilizador-bárbaro” impuesto por los “civilizadores” de manera conservadora, simples delincuentes pro monárquicos (primero españoles, luego ingleses) que intentaron presentar algunos hechos propios de creencias ancestrales que formaban parte de la cultura de cada uno de nuestros pueblos originarios donde en no pocos de ellos aparecía el sacrificio humano (Aztecas por caso), como muestra de lo “bárbaro”. Y lo hicieron sin mirar la viga en el propio ojo ( las masacres producidas por la “inquisición” contra cátaros y albigenses en los territorios del sur de la hoy Francia a finales del siglo XII; la misma que las monarquías Aragonesas y Castellanas unidas implantaron en Europa a partir de 1478 y luego la trasladaron con su conquista a América junto a la esclavitud de negros africanos como el gran negocio de esos años –Mercado de Sevilla- practicada por Lucitanos)

Acá no hubo un “encuentro de dos culturas”; en todo caso hubo un aprovechamiento –la del “Paloma Cólon”- de la confusión reinante que produjo aquel encuentro en los pueblos americanos para pasarles por encima.

El actual rey de España, que como cachorro ignorante debería recibir la reprimenda paterna (tan bestia como el hijo; bah! como todo integrante de cualquier monarquía) con un “Por favor, porqué no te callas hijo y dejas de decir tantas pelotudeces, huevon”, se le ocurre reclamar ahora un pedido de perdón a los americanos por los muertos españoles que cayeron en aquella conquista. En 100 años (1500-1600), Europa (no fue solamente España) masacró con asesinatos y las pestes que trajeron a 90 millones de seres humanos en este continente que tenía una población desde Alaska hasta Tierra del Fuego cercana a los 120 millones de habitantes. El mayor genocidio en la historia de la humanidad.

Ahora bien, ¿se pueden trazar paralelos en base a estupideces? ¡Claro que sí!!! La solicitud del joven y estúpido monarca español resulta muy parecida a ciertos reclamos que hoy  hace Macri y sus secuases. En oportunidad del acto del 9 de julio de este año el presidente le pidió perdón al “tata” del actual rey, invitado  para la recordación del bicentenario de nuestra Independencia, en nombres de aquellos “angustiados”(¿?) diputados reunidos en Tucumán para independizarnos. Ahora Macri -igual que ignorante monarca-  le solicita  a los trabajadores y pueblo argentino mas humilde le pida perdón a nuestra oligarquía por haber pretendido vivir dignamente durante los 12 últimos años que finalizaron el 15 de diciembre de 2015. Prat Gay ya les pidió perdón al empresariado delincuente de península ibérica por haber osado el gobierno anterior recuperar las empresas que ellos nos habían robado. Colonización cultural de la más mediocre que le dicen.

Volviendo al 12 de octubre, tampoco se puede hablar de “Día de la Diversidad Cultural” cuando hoy, codiciosos empresario globalizados, a diario siguen despojando de sus tierras a pobladores descendientes de aquellos pueblos originarios, sumiéndolos en una espantosa pobreza en nombre del desarrollo y el progreso, dos aspiraciones que jamás contemplaron ni la inclusión de los verdaderos dueños de estas tierras –en materia de propiedad acá no hay discusión que valga para reconocer –o no- lo que fue y es un claro “choreo”- ni existe el más mínimo respeto por sus creencias y valores culturales. Todo fue –y es- avasallado y reemplazado por la cultura del individualismo, la codicia y el progreso llamada “civilización” donde el humo tapa nuestro futuro y la muerte nos espera a la vuelta de una esquina cualquier.

Nadie discute los aportes que pensamientos y formas culturales de otros lares hicieron a nuestra cultura para enriquecerla y producir eso que hoy somos; tan locos y genios como hipócritas. Pero también debemos ser conscientes que el pensar de nuestros hombres pocas veces fue valorado en su originalidad en esos otros lares por no coincidir con sus manuales; solo fueron aceptados aquellos que fueron respetuosos de sus dogmas lingüísticos y civilizadores.

En mi tarea educativa siempre traté de ser lo más ecuánime posible pero nunca censuré ni ahogue al indio que llevó adentro. Tuvimos entre nuestros antepasados grande héroes enterrados -a propósito- en el olvido, Chelemin por dar un nombre. Por eso creo, como lo hacia un gran amigo -Guillermo Magrassi-, que América todavía esta cubierta, encubierta, oculta, ocultada… si nos miramos hacia dentro, si nos miramos para y por dentro, recién ahí comenzaremos a descubrir América.

Somos libres cuando valoramos nuestra manera de ser, de estar, de sentir, de pensar, sin condicionamiento alguno. Por eso subtitulé mi primer trabajo bibliográfico publicado 1994 por Corregidor “11 de octubre o el último día de libertad”. José Iñe – un hermano Mocoví- me enseño que el ser y sentirse libre es propiedad de cada uno. Por eso hago y digo lo que pienso y siento.  

palabras-de-guillermo-magrassi

 

 


LA TENTACIÓN NEOLIBERAL COMO PARADIGMA CULTURAL

4 octubre 2016

C.A.B.A., Argenina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Neoliberalismo, Cultura y Medios de Comunicación

Foto de V.L.M.

Por Victor Leopoldo Martinez

Generalmente se entiende como cultura -que proviene del latín cultus- el cultivo del espíritu humano y de las facultades intelectuales del hombre. Como definición suena antigua pero tiene un toque de lógica aunque esa lógica se vuelva relativa en los tiempos que corren si de cultivar “facultades intelectuales” se trata. Trabajar “condicionando reflejos” según la técnica del Ruso Pavlov, hoy da más y mejores resultados en materia de manipulaciones mentales colectivas y se ahorra mucho tiempo.

Hoy por hoy las cosas cambiaron a tal punto que hasta se puede “hacer (manipular) cultura”. Cultura no es solamente una cuestión de creación artístico-espiritual, sino y como bien sostenía Tyler hace casi siglo y medio atrás sin imaginar la actual manipulación mediática como madre y formadora de masa crítica para generar determinados fenómenos que se reproduzcan como “naturales” pero con fines precisos, cultura también: “Es el producto de las costumbres y hábitos adquiridos por el hombre como miembro de la sociedad (“hábitos”, palabra clave; en este caso “de consumo)”; o en todo caso lo de Stocking: “lo integrativo” (a través del discurso homogeneizador).

Estoy refiriéndome a manifestaciones culturales del presente como productos de una manipulación, en la mayoría de los casos berreta, chabacanas, pasatistas y para consumo masivo, de poca duración (esto último fundamental; la vorágine diaria nutrida en “cantidad” de mensajes resta tiempo para su análisis cualitativo), alimentadora de individualismo.

El viejo adagio de “cuanto tenéis, cuanto vales” hoy está más presente que nunca en los sectores medios de nuestra sociedad. La “competencia” individual reemplazó el “compartir” social. La “imagen” (la cascara, el envase o envoltorio) es más cautivadora y demandada que el propio contenido. Aspectos y conductas sociales que “suenan” a viejas, y no por casualidad; traen mas de un siglo de existencia pero fueron exacerbadas gracias a los medios en los últimos 40 años. Triunfó el “parecer” por sobre el “ser” y el “parecer”, como fin, justifica cualquier medio para alcanzarlo. Hoy la imagen de un tipo vale más que su palabra. La política fue degradada a show televisivos donde los protagonistas son conductores ignorantes que utilizan el chimento como el condimento esencial para “operar” contra políticos con ayuda de otros políticos (Carrio por Ej. Con 20 años de “actuación” ininterrumpida) y en favor de la supuesta “honestidad y pulcritud” empresarial (operaciones llevada adelante por Bonelli, Blank, Legrand, Gimenez, Lanata, Majul, Los Leuco, Fantino, o el pobre ignorante al cuadro del Moro). El “metro sexual” o la teto-culona producida, aunque cabezas huecas, tienen más aceptación como productos de consumo masivo dentro de un mercado donde las frivolidades ocupan la mayor parte de los escaparates. Se fabrican ídolos y modelos con la misma velocidad con que se los entierra. Gusten o no son formas de manipulación cultural.

hombre-frente-a-un-televisor

¡Bienvenidos al tentador neoliberalismo!

Lo grave es que hoy estos tipos de mercancías culturales no solo son productos de consumo sino que el consumo mismo aparece como valor cultural (si no tenes tal o cual “aparato, bien mueble o inmueble”, o no consumís ciertos relatos, sos un idiota y encima desinformado).

Se hace cada vez evidente que nuestros neoliberales solo le agregaron urgencia e inmediatez al liberalismo clásico en la búsqueda de resultados económicos para diferenciarlos. De transformar sus postulados en modos y estilo de vida, y estos en paradigmas culturales fue una muy buena tarea desarrollada por los medios hegemónicos de comunicación.

Se trata de un fenómeno no muy complejo pero sí con fines claros, más abarcador, de mayor alcance, no excluyente de sector social alguno, que dentro de los componentes esenciales que hacen a su proceso de gestación y luego como instrumentos de “operaciones”, aparecen los medios de comunicación audiovisuales, internet y todas las nuevas plataformas comunicacionales que dan “vida” a las renovadas relaciones globales. Si a Google lo maneja el imperio desde el norte, Yahoo Argentina es hoy otra pata del multimedio de Magnetto. Desde esta realidad Lanata “opera” y dice que somos y estamos en el recontra culo del mundo (él no porque tiene domicilio en Miami) y todos sus seguidores evitan ser un sorete argentino siguiendo y repitiendo sus gansas bajadas de líneas. Esto, replicado en redes sociales tiene un efecto multiplicador demasiado eficiente. Basta salir del país y se podrá comprobar que para cualquier “primermundista” el “periodista” Lanata es un cómico de 4ta, mientras que acá el producto “Lanata” además de “verosímil” es de primer nivel. Ernesto Tenembaum “admira Cuba”, pero para vivir prefiere EE.UU. Entonces aparece como algo esencial para la vida “democrática” argentina el respeto por las opciones y gustos personales, por las preferencias individuales; como si esos gustos, opciones y preferencias no fueran producto de un trabajo previo de manipulación cultural con los cuales se consiguen armar rebaños de inconscientes. Llamativamente ese respeto desaparece cuando algunos otros vuelcan sus preferencias por el “populismo”, esa detestable “masificación de accesos” tan contraria a la selección de clases y categorías que facilita la meritocrática propuesta neoliberal. La ignorancia llega sin inconvenientes al nivel de estupidez cuando el rebaño que conforma la suma de individualista meritocráticos no tiene conciencia de ser también otro rebaño.

Llamativamente el estudio “científico” de este fenómeno a todas luces antropológico que tanto está afectando a nuestra sociedad –si es que existe tal estudio- parecería que sigue encapsulado en las “tinieblas” de un academicismo inservible, sin vías de “comunicación” para socializar algún resultado. Grave.  

internet

“Internet te abre puertas y ventanas para que puedas acceder al mundo” (Slogan muy bonito si los hay pero que no te aclara que se trata de “cierto mundo” desde ya, o mejor dicho el “mundo” que pretenden que se conozca; el real o inconveniente NO); pero esas puertas y ventanas abiertas son utilizadas para “penetrar” en tu intimidad, conocerte, modelar tus gustos hasta convencerte que, o seguís al rebaño o sos nadie; te quedas afuera de “Todo”. Desestructurante.

Tengamos en claro que son “ellos” los que deciden qué es ese “Todo”, quiénes te lo pueden facilitar, qué cantidad diaria de basura periodística y publicitaria debes consumir para alcanzarlo. ¿Y quiénes son esos “ellos”? te preguntarás: Los dueños del poder económico real, los financistas, los vendedores de paraísos llenos de felicidad por estar colmados de confort principesco (modelo de vida al que supuestamente todos pueden acceder), plagados de aparatos que te conectan al mundo. El consumidor no se percata que esos aparatos y ese confort te aíslan de otros humanos; humanos que “parecen” estar cerca tuyo hasta  creer que son parte de tu vida espacio-temporalmente gracias a los “aparatos”; sin que te moleste que solo sea de manera virtual. Las relaciones impersonales adquieren tal importancia gracias a los “aparatos” que hasta ridículamente hacen desaparecer las 5 mesas de un bar, la calle, las dos cuadras que separan a los sujetos que se comunican. Un adolescente alimenta su temor a lo empírico, a los vivencial  gracias al aparato que le evita poner el cuerpo a la hora de expresarse y/o comunicar ideas, sentimientos o sensaciones. Evidentemente ciertos “aparatos” actúan como ciertas drogas, desinhiben; lastima que sea a fuerza de recurrir a lo artificial.   

Ficción supera realidad.

Aparentemente todo “funciona” bien hasta el momento en que –en el caso argentino- se explicita el límite de lo que te corresponde a ti (“vivían una fantasía gracias al populismo” González Fraga).Los muy buenos “equipos” de Macri nos están dando las explicaciones correspondientes: Ser chorro “k” o militante “grasa k” es muy distinto a tener cuentas en “empresas offshore” donde lavar dineros evadidos al fisco, o poner CEOs de grandes empresas al frente de ministerios para hacer negocios con el sudor ajeno; lo segundo no es delito; menos aun grasa, sino más bien “cool”. En este país hasta las diferencias sociales y las actitudes racistas son caldo de cultivo para el afianzamiento del individualismo en pos de lograr aceptación y/o pertenencia de clase; que no es para todo humano argentino desde ya.

television-cerebro

En la actualidad, la cultura del consumo se especializó en dar a todo objeto pasible de serlo, un valor vital en la existencia humana hasta introducirlos en un contexto extrasomático (traspolación de la “cultura objetual” de Leslie A. White).

Ahora bien, en nuestro caso como país y a partir de una mirada crítica sobre hechos consumados, el eje de análisis se orienta hacia la contradicción. Lo anterior (la cultura del consumo) hoy es una realidad porque se mal utilizó el “viejo truco del progreso” (dijera el Super Agente “86”). Comprado hasta por el anterior gobierno nacional al que la vanguardia lúcida de izquierda que conformó el FPV tituló de “progresistas” en relación a ese logro llamado “movilidad social ascendente” (torpe sería no reconocerlo y ser agradecido), progreso fijado en niveles de consumo de aparataje con el más que lógico pero discutible argumento de las fuentes de trabajo que ese consumo generaba dentro del mercado interno, evidentemente algunos de esos “aparatos” le sirvieron al poder económico-mediático para continuar con la tarea “Pavloviana”. Con los resultados políticos a la vista según las últimas elecciones, queda claro que solo sirvió para que los dueños reales del poder económico -con absoluta complicidad de la prensa aliada- continuaran cultivando, vía medios de comunicación hegemónicos, sobre múltiples cabezas, la importancia del individualismo y lo inútil de las construcciones colectivas, sociales. Doce años de mejoramiento en la calidad de vida de los sectores sociales más postergado basado en la necesaria asistencia social estatal por un lado y la generación de fuentes de trabajo (poco importa si fue formal o informal, genuinos o no, por ser criterios tecnicistas que a los fines del funcionamiento de la economía popular real no tiene valor e importancia ya que ayudó cuando debió), sin el debido acompañamiento pedagógico-cultural que lo sustente, solo sirvieron para incrementar el aprovechamiento del aparataje “consumido” por la “gente” de parte de los manipuladores, en una tarea que además brindó jugosas ganancias a los empresario. Combo completo.

Las semillas del individualismo sembradas desde 1976 ya tenía firmes raíces en el subconsciente de muchos y el verso de lo provechoso que resultaba el “esfuerzo” personal e individual puesto en la timba financiera y el consumo de Martinez de Hoz (viajes a Miami para comprar “2” de cada aparato), de Cavallo (1$=1u$s) y los “Chicago boys¨ tanto en la dictadura como en el ¨menemato”, se extendió como frondosas ramas hasta ocupar todo el espectro comunitario sugiriendo un formato y un modelo de vida acorde a los imaginarios beneficios que conlleva el respeto por las reglas de juego neoliberales de selección; lógicamente en detrimento del valor social de toda construcción colectiva.

tv_2

Macri no llega al lugar de privilegio que ocupa hoy de casualidad. Macri es el emergente de un fenómeno cultural que se introdujo en nuestro país hace 40 años. El mediocre Ing. egresado de una universidad privada pasó a ser vendido como el joven empresario exitoso (Fernando Niembro –un delincuente común hoy preservado gracias a un anonimato forzoso- desde el deporte) para luego pasar a ser uno de los paradigmas culturales dentro una sociedad formada (o deformada, como quieran), cultivada en esos valores (o desvalores, como quieran).  

El “estilo Macri” -como producto para consumo- fue comprado por una sociedad preparada culturalmente desde 1976 para aceptar en grado superlativo el valor supremo de productos que fueron impuesto por hechos consumados en los sectores medios de nuestra sociedad a quienes poco les importó e importa que el costo que se pagó fuera con derramamiento de sangre de compatriotas. A partir del terror instrumentado contra la sociedad en su conjunto por la última dictadura militar como herramienta disciplinante, algo que alimentó el individualismo a modo de mecanismo de defensa, luego ese individualismo quedó internalizado en gran parte de la sociedad. Estoy refiriéndome a un condimento no menor para que ese neologismo doctrinario llamado neoliberalismo hoy sea una meta de vida para muchos argentinos en amplios sectores de nuestra sociedad.

Que el 51% de la población haya comprado un relato que viene vigente desde hace 40 años, a todas luces ficticio, y que lo haya transformado en sufragio democrático el 10 de diciembre pasado después del desastre económico-social del 2001 no puede pasar por alto; que las reiteradas “compras” anteriores de ese relato solo le sirviera para hacerlos víctimas más que beneficiados de supuestos “reordenamientos econòmicos”; que el nivel de aceptación de ese relato –siempre el mismo, nunca actualizado-, aun siendo víctimas le haya permitido a Menem presidir dos períodos consecutivos del país, y que en el caso de Macri ese relato haya llegado hace 6 meses atrás al 70% de aceptación; que la creencia en ese relato hoy en boca de Macri todavía no haya descendido más abajo del 40%, son pruebas muy contundentes de este fenómeno cultural (independientemente que ciertos periodistas consideren algún descenso de “aceptación  del personaje como algo significativo, descuidando el trasfondo cultural del fenómeno que es lo preocupante).

Sin visualizarse en el horizonte próximo ningún trabajo contra cultural que pueda contrarrestar este fenómeno, los modos y estilos de vida vendidos por el neoliberalismo seguirán operando como paradigmas culturales.  


¿INDEPENDENCIA O DEPENDENCIA?

9 julio 2016

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, En un día que pudo ser de celebración para el pueblo y terminó siendo un celebración privada de la entrega a la dependencia de los intereses nacionales y populares por parte de las autoridades nacionales.

Captura de pantalla 2016-07-09 a la(s) 10.27.28

Captura de pantalla 2016-07-09 a la(s) 10.48.24

Pobres son aquellos que fueron –y van- a las escuelas públicas para aprender a ser “argentinos”, a respetar  “próceres” que, en general, formaron parte de la antipatria a lo largo de nuestra historia. Los pobres van a las escuelas públicas para aprender a defender la patria, que no es su patria sino la patria de otros; niños y adolescentes, en su inocencia, no saben ni preguntan (está prohibido preguntar) quiénes son esos “otros”; tampoco se enterarán jamás por qué esos “otros” son los dueños de algo (nuestra tierra) que están comenzando a sentir como su Argentina y que también son los dueños hasta de sus vidas y las de su familia.

Los  pobres van a las escuelas públicas para aprender a cantar canciones patrias y agitar banderitas con los colores belgranianos que deberían ser azul y blanca. Sin embargo, a los niños les dan otra con los colores “celeste y blanco” (mitrosarmientismo), que es la que usó esa antipatria de “próceres de busto” en su lucha contra el caudillismo bárbaro y verdaderamente patriota del interior de nuestra Gran Nación (Artigas, Varela, Peñaloza, Benavidez, Leandro Gómez).

Bandera Argentina 1

Los pobres van a las escuelas públicas y aprenden a cantar un himno dedicado a un instigador de asesinatos de nuestros caudillos (el “padre del aula”) y prometen lealtad a esa bandera “celeste y blanca” que no es la de su patria sino la de la patria de esos “otros”; una “patria privada”. Los pobres van a las escuelas públicas donde comienzan a asumir una responsabilidad para en caso de guerra, ser ellos los que pongan el cuerpo en defensa no de sus intereses, sino de los intereses económicos de esos “otros”.

Los argentinos pobres tienen deberes, nunca derechos. Si existe un Estado que piensa las fechas patrias (bicentenario del “Grito de Mayo”) como una fiesta popular, para esos “otros” es un “DERROCHE”. Los pobres no se pueden divertir a costa de “dinerillos” que se les “quita” a los ricos “evasores de impuestos”.

Por eso, el presidente –gobernador de la Caba- celebró aquel bicentenario con sus “exclusivos” amigos en el “Colón”. Esos “otros” nunca se mezclan con la “chusma” que disfrutaba de la alegría popular ahí, afuera, a escasos metros. Las cámaras de TN y Canal 13 mostraron a los pobres cómo se visten los ricos y dio a conocer sus “finos gustos”.

Los niños ricos van a escuelas, colegios y universidades privadas para formarse no como argentinos, sino como individuos “útiles para sí” y para un régimen donde el concepto de patria está por debajo del “yo-individuo”, que es lo que los exime de todo compromiso y responsabilidad con un destino social y/o nacional. Los yo-individuos son eso, seres sin otra patria que la de sus intereses materiales. Por eso no van a la guerra; porque para su “racionalidad individual” es incomprensible dejar la vida por una causa que no sienten de su pertenencia, ya que para ellos no existe destino común; eso suena a comunista o peronista; buscan cualquier “ista” que les sirva como justificativo para el descompromiso con el destino social o nacional.

Cinco días separan dos festejos por independencias nacionales: 4 de julio, Día de la Independencia de “la madre patria de esos otros” que corrieron a la embajada norteamericana a festejar gritando junto a gringos, agradecidos por tanto cipayismo, “VIVA LA PATRIA”.

9 de julio, día patrio para nuestra ARGENTINA; fecha que bien podría ser un día de festejo popular para recordar nuestros 200 años de independencia, como fue aquella Semana de Mayo del 2010, cuando 4 millones de almas argentinas que colmaron la avenida 9 de Julio (¡qué paradoja de nombre y fechas para un contraste!) esperaron las 0 horas del día 25 para cantar a todo pulmón el orgullo de ser ARGENTINOS LIBRES. Hoy nos tendremos que conformar con un festejo austero en términos populares, sin “derroches innecesarios”; festejos sólo limitados para los que pueden y tienen dinero gracias a ser artífices de nuestra nueva DEPENDENCIA.

Los festejos patrios de los pobres volvieron a ser considerados “derroche populista” que atenta contra los intereses y festejos de los ricos, que son los únicos con derecho a festejar; porque los ricos son individuos para quienes las fechas patrias sólo son señalamiento de absurdas efemérides cuando de la Argentina se trata y a los pobres los engañaron durante 12 años haciéndoles creer que eran lo que no son. El 9 de julio del 2016, los pobres volvieron a ser habitantes de un país dependiente, para felicidad de los pocos ricos que viven de esfuerzos ajenos.

A los pobres sólo nos queda para celebrar dentro de este miserable presente la humilde posibilidad de gritar sin que se note mucho, para evitar que nos metan en cana o nos repriman:

¡VIVA NUESTRA VERDADERA PATRIA, CARAJO! ¡Y VIVAN NUESTROS VERDADEROS PATRIOTAS: JUAN CHELEMÍN Y  FELIPE VARELA!


UNIVERSIDAD, entre su visión eurocéntrica y las teorías norteamericanas

4 junio 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Educación y país.

Fuente: http://rinacional.com.ar/entrevista-a-aritz-recalde.html

“Las universidades siguen siendo europeístas y sus planes de estudio suelen estar asentados en teorías de EUA”

rin_Aritz_RecaldeEntrevista a Aritz Recalde(1)

RIN- ¿Que análisis haces del estado en que se encuentra actualmente la Universidad Argentina? 

AR- Hay que resaltar cuatro cuestiones. PRIMERO: la inversión del Estado aumentó de $ 1.900 millones en el año 2002 a $ 39.000 millones en 2015. Solamente en obra pública se invirtieron más de 1500 millones de pesos. Los docentes consiguieron una ley de movilidad jubilatoria del 82 % móvil y los trabajadores técnicos y administrativos firmaron un histórico Convenio Colectivo de Trabajo en 2005. La recuperación salarial permitió que los trabajadores universitarios mejoren considerablemente sus condiciones de vida, en relación a la etapa neoliberal. SEGUNDO: Desde el año 2003 a la fecha, el gobierno nacional inauguró quince universidades públicas a lo largo y ancho de la República Argentina. La última década, conjuntamente al Plan Taquini de fines de los años sesenta, es la etapa de expansión universitaria más importante de la historia argentina. Todas las provincias tienen una universidad. TERCERO: el gobierno está invirtiendo recursos en “áreas estratégicas” como es el caso del Programa de promoción de las ingenierías. CUARTO: el modelo de sustitución de importaciones, la apuesta a la ciencia y a la tecnología estatal y el importante programa de obras públicas, dejan como consecuencia una situación muy buena de empleo en el universo profesional. Tal es así que y a diferencia de los años noventa, ya no se “fugan cerebros”, sino que regresan (solamente el plan Raíces permitió radicar 1.000 científicos en el país).

RIN- Durante estos 12 años de gobierno kirchnerista ¿cuáles crees que han sido los avances y cuales los déficits en cuanto a la Universidad Pública?

AR- Tal cual mencioné, hay importantes avances en términos presupuestarios y el modelo de desarrollo favorece la inserción profesional de los egresados universitarios.

En mi opinión, falta profundizar los programas de innovación tecnológica públicos y privados. TV digital, Arsat o YPF son ejemplos de la capacidad científica y de innovación de la Argentina. Hay que seguir esa línea.

En este contexto, resta mucho por hacer para que las universidades se comprometan estrechamente al proceso de desarrollo nacional. La autonomía universitaria en algún aspecto, puede volverse como un freno a la planificación estatal de la ciencia y de la tecnología. El cambio de la cultura universitaria demandará décadas y si este gobierno inició un camino de modificación (insuficiente aún), es necesario que el que asuma en diciembre de 2015, lo continúe. El programa de apoyo a las ingenierías, la creación de áreas estratégicas de vacancia, la entrega de becas a carreras prioritarias o la apuesta a la pertinencia social de las investigaciones, deberá continuarse y mejorarse.

Las universidades siguen siendo europeístas y sus planes de estudio suelen estar asentados en teorías de EUA. Falta mucho por hacer en el camino de consolidación de una universidad asentada en un pensamiento nacional y latinoamericano.

Un tema central de las próximas décadas será el de reducir la alta tasa de desgranamiento. Con las nuevas universidades y particularmente con las creadas en el conurbano bonaerense, los sectores de bajos recursos ingresan a la institución por primera vez. El desafío de la próxima década será que permanezcan y que egresen.

Un tema a destacar es que pese a que se invirtió mucho en las universidades, no existe un saldo político organizativo lo suficientemente comprometido con el proceso. Dicha organización tiene que ser capaz de sostener los logros y de desarrollar las políticas públicas que aun hacen falta.

El modelo de desarrollo económico sigue siendo concentrado y extranjerizado y buena parte de la tecnología es importada. Sin resolver éste tema, a la larga o a la corta, se hace poco sustentable el proceso de recuperación de las políticas universitarias.

RIN- Uno de los errores que encontró el mismo Perón luego de su primer década de gobierno fue que, a pesar de haber permitido la democratización del acceso a las clases más humildes y trabajadoras a la Universidad Pública a través de la quita de aranceles para acceder a la misma, no reformó los planes de estudio de la misma. Esto según algunos autores permitió que luego, a pesar de todos los avances realizados en la materia, uno de los principales polos opositores se reuniera en torno al movimiento estudiantil. ¿Crees que esto fue así?

AR- En los años cuarenta los grupos conservadores movilizaron sus estructuras universitarias contra el peronismo. Muchas de ellas se aliaron a la Unión Democrática en 1946. Esta situación dificultó la aplicación de algunas políticas. Pese a ello, el derecho argentino fue de excelencia con profesores como Cossio o Sampay. La sociología se desarrolló con aportes de los docentes Hernández Arregui o Enrique Miguens. Lo mismo con la filosofía donde enseñaron el mencionado Arregui o Carlos Astrada. La educación argentina se renovó con Emilio Cassani.

Muchos de estos avances se perdieron con la contrarrevolución  de 1955. Los interventores escribieron la falsa historia que menciona que el “peronismo es un movimiento anti intelectual”. Esta tesis es un error y carece de seriedad historiográfica.

Uno de los problemas para sostener las conquistas fue el bajo nivel organizativo de los estudiantes peronistas (con la CGU) y de los docentes (CGP). Distinta será la realidad de 1973 en la cual la JUP y los docentes de clase media nacionalista y peronista eran mayoría en varias instituciones.

Además la violencia de 1955 fue brutal, incluyendo un bombardeo y la expulsión de todos los docentes de la universidad. Fue muy difícil continuar lo realizado.

RIN- ¿No se le puede reprochar lo mismo a este gobierno?

AR- El gobierno tiene logros y también como ya mencione, deficiencias.

Muchas limitaciones son propias de las organizaciones políticas de cada universidad autónoma y no solamente del gobierno. Pese a ello, hoy las universidades están más politizadas y cercanas al debate sobre la resolución de los problemas nacionales.

En 2001 el destino de la ciencia y la técnica argentinas era incierto.

RIN- ¿Por qué a pesar de los avances en cuanto a la Universidad pública, durante estos últimos años, han proliferado la creación de Universidades privadas en manos de algunos grupos empresariales?

AR- La historia de las universidades privadas es larga. En el inicio se vincularon mayoritariamente a la iglesia y obtuvieron la posibilidad de emitir títulos oficiales con Frondizi.

Hoy la universidad privada es un modelo muy difundido en el mundo, particularmente en los EUA. En muchos casos es un negocio rentable. Para algunos alumnos tiene el atractivo de un régimen de cursada más flexible y escolarizado. En algunos casos cubre una oferta inexistente en algunas regiones. Finalmente, hay instituciones que están orientados a formar cuadros para grandes empresas.

Pese al crecimiento en instituciones, la matricula de las universidades privadas no supera el 20% del total.

RIN- En muchas Universidades públicas todavía se da el fenómeno de que sólo pueden acceder a la misma algunas capas medias o acomodadas,  debido a la falta de incorporación de un turno noche de cursado, que por su parte expulsa a esta joven clase trabajadora nacida al calor de las políticas llevadas adelante por este gobierno hacia las Universidades privadas, con el consecuente gasto en cuotas que estas implican ¿Por qué no se a dado una discusión seria en cuanto a este déficits?

AR- Para que ingresen todos los argentinos y latinoamericanos en el país tiene que producirse una revolución social y política. Cuando el país ya no tenga pobres, que no conozca el desempleo y que posea una economía industrializada, recién allí están dadas las condiciones para que ingresen masivamente los alumnos.

Hoy el gobierno nacional federalizó la creación de instituciones y paga 50.000 becas (hace una década eran 5000). Son aportes parciales, pero no resuelven de fondo el problema.

RIN- Uno de los principales ejes sobre los que se sostiene en América Latina la oposición a los gobiernos populares es en el movimiento estudiantil ¿Por qué crees que se da este fenómeno?

AR- Las clases medias son objetos de la política ideológica de las clases dominantes. Son objeto de la publicidad o de los programas periodísticos. Históricamente se han aliado con las clases altas para conseguir privilegios de poder.

Su comportamiento ha variado históricamente. Hoy en algunas universidades como es el caso de Venezuela, hay oposición a los cambios sociales. Además en ese país y en otros, las clases medias universitarias acompañan los procesos de cambio social y político.  Es un problema cultural y político.

Reportaje realizado por: Revista Integración Nacional

Integración Nacional

(1)Lic. Aritz Recalde, sociólogo, escritor de numerosos libros y  docente en la Universidad Nacional de Lanús (UNLa) y en la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ).