ENTRE “CIERTOS TIPOS” Y YO HAY ALGO –MÁS QUE- PERSONAL.

4 enero 2020

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

En materia mediático-judicial… Aquí y en los últimos 8 años, ¿No pasó nada? ¿Quién habló de “periodismos de guerra”? ¿Quién manifestó “no es lo acordado con los jueces” en materia de detenciones arbitrarias?

PEDRO DEL ARRABAL

Por Pedro del Arrabal

En el copete no estoy manifestando nada que no se conozca; el tema es la impunidad de la que siguen gozando los actores.

Por muchísimo menos, en este país –y no solo en el espantoso gobierno de Macri- al ciudadano común, por delitos considerablemente menores, y hasta en la mayoría de las veces cometidos por necesidad o por protestar por la injusticia social impuesta por los poderosos y padecida por el pueblo trabajador y los más humilde, las “fuerzas del orden”, apalearon, encarcelaron y hasta asesinaron a sangre fría a ciudadanos y militantes sociales. Jueces calificados como “probos” por una prensa cómplice y servil, expeditivamente y con show mediático de por medio, justificaron asesinatos, enjuiciaron y sentenciaron en tiempo record a gente inocente utilizando como única prueba suposiciones sostenidas con potenciales como “habría, podría, tendría” etc, etc, encarcelando de manera inmediata a ciudadanos y quitándoles en muchos casos el derecho a una defensa justa dentro del marco que marca el debido proceso.

En contra posición y frente a descomunales y tremendas defraudaciones al Estado, calificadas no como delitos sino como simples “ilícitos” (en realidad perversos y atroces violaciones contra la sociedad tales como tomar medidas político-económicas que obligan a parte de ella a pasar hambre y/o a ser sumida en la peor de las miseria por “carecer de derechos”; o contra los intereses del país, y en ocasiones hasta enajenar sus bienes, riquezas y patrimonios naturales) cometidos por grandes y eternos delincuentes de “guante blanco” (agrogarcas latifundistas, empresarios, CEOs y banqueros) amparados por secuaces que se dicen periodistas y por una justicia que en estos casos siempre se toma sus eternos tiempos (cajoneando) para “analizar” las causas hasta que estas, con el paso del tiempo, prescriban. Ahí están estos facinerosos, libres, transitando sus derroteros de crímenes y delitos sabiéndose protegidos por una justicia comprable y corrupta y sin que sus “fabricados honores” sean manchados periodísticamente por sus colegas, hoy “Amos empresarios de medios periodísticos”.  

La impunidad con la que se pavonean en este presente -y luego de la decisión democrática de la sociedad de realizar un cambio de gobierno- los mafiosos y criminales funcionarios del gobierno PRO-Cambiemos junto a la de los sirvientes del 4to poder, exacerba la indignación ya existente en aquellos ciudadanos –entre los cuales me incluyo- que siempre respetamos el Estado de Derecho. Me refiero a esa parte sana de la sociedad que hoy por hoy es mayoritaria y que tiene una opinión criteriosa frente a la injusticia.

Por suerte estoy parado muy lejos de esa fabricada y mal llamada “opinión pública”, proposición de un perverso silogismo utilizado por nefasta empresas multimedios (Clarín, La Nación como sus máximos exponentes) para justificar atrocidades comunicacionales a través de “opiniones publicadas”, que no funcionan como sinónimos de “opinión pública” por ser las publicaciones parte de operaciones mediáticas desestabilizadoras o ruinosas de la imagen pública de aquellos actores políticos que se animan a enfrentar al poder económico (según la acertada diferenciación hecha por el ex presidente ecuatoriano Rafael Correa).

Durante 8 años esos multimedios, a través de sicarios del periodismo, construyeron sórdidos “relatos” volcados en tapas de diarios, sócalos televisivos, anuncios radiofónicos y campañas en redes sociales de manera enjuiciadora y sentenciadora adjudicándose ser las voceras de un generalizado “interés social ¿demandante de justicia?”; supuestas demandas sociales solo sostenidas por fantasiosas creaciones delictuales conformando pos verdades que vinieron a llenar de argumentos el odio de clase y odio al peronismo populista ya instalados desde hace tiempo, con un simple “se robaron todo” (corrupción “k”, supuesto asesinato del suicida Nisman por citar 2 casos).

Todo esto fue posible porque contaron con la connivencia del sector más corrupto de la justicia federal con asiento en “Comodoro PRO-Py”. ¿El fin? La fraudulenta intención de distraer la atención de la ciudadanía tapando así el verdadero desfalco que la gestión Macri realizó en tiempo record.

En general la población, y salvo esa minúscula porción social conformada por tilingos consuetudinariamente odiadores que fueron moldeados a gusto de los intereses del stablishment económico por los señalados relatos mediáticos construidos para imbéciles, reconoce, desde los padecimientos personales sufridos y viendo el descalabro social e institucional dejado por los “niños bien macristas” como minada herencia, que hubo un total avasallamiento del Estado de Derecho; que el mismos fue llevado adelante no solo por un gobierno conformado por inútiles gestionadores pero especialistas en expoliación, sino y de manera descarada, espuria y perversa por empresas periodísticas que en los últimos 4 años estuvieron asociadas al gobierno macrista transformándose así en sus indiscutibles y demostrable cómplices. Los archivos son contundentes y esto no se soluciona con un simple “me equivoque” por ejemplo el de un tal Mon (La Nación)

Claro está que negocios son negocios y dichas empresas periodísticas fueron favorecidas en innumerables negociados que ampliaron con creces su rentabilidad y su campo de acción en materia de herramientas y control del área comunicacional. El blindaje mediático para el saqueo llevado adelante por el gobierno macrista, -en realidad “desgobierno del Estado” como dice nuestro director- ejecutado por supuestos e “impolutos” CEOs empresarios, tanto como la utilización de todos los monopolizados medios comunicacionales (prensa escrita, TV, Radio y redes sociales) como efectivas herramientas de persecución política contra funcionarios del gobierno anterior y contra todos aquellos (ciudadanos. Jueces y periodistas) que se opusieran a sus nefastos planes, fue el modo de devolución de favores.

Ahora bien, sicarios del periodismo como Morales Sola, Lanata, Bonelli, Edgardo Alfano, Ricardo Kirschbaum, Wiñazki, los Leucos (padre e hijo), Feinmann (Eduardo), Majul, Daniel Santoro, Alconada Mon, Pablo Sirvén, Fantino, el bruto Carnota creador del “se robaron 2 pbi”, Paulo Vilouta, Debora Plager, Mariana Fabiani, Nestor Sclauzero y mediocres “comunicadores” menores que aún hoy siguen operando desde los medios a los cuales sirven; jueces y fiscales como, Bonadio, Ercolini, Stornelli, Marijuan, Pollicita, etc, etc,; o el procurador “suplente” Casal, o el ex ministro de justicia Garavano, o la ex ministra de seguridad Bullrich, o la bruta e ignorante (pero no por eso menos perversa) Laura Alonso, o Legisladores como Carrio, Oliveto, Zuvic …. … ¿Se la van a llevar de arriba luego de llenarse los bolsillos los primeros y atropellar el Estado de derechos los segundos con infames encarcelamientos, injurias, calumnias y un descarado servilismo al poder macrista 2015-19; soportando encima que pidan gozar de los beneficios económicos que otorga el Estado, ese Estado que en gestión no solo defenestraron públicamente sino que lo saquearon y destrozaron y ahora solicitan a ese mismo estado jubilaciones privilegiadas (y pongo el caso del sinvergüenzas y canalla Lombardi como ejemplo emblemático)?  

Los delitos pueden ser reales o fabricados y su veracidad solo puede sentenciarse con pruebas demostrables. Si existen, los delincuentes deben ser juzgados según lo que establecen las leyes y códigos vigentes, pero fundamentalmente respetando todos los pasos que demanda un debido proceso judicial, pasos que estos delincuentes de la palabra, la pluma, “impartidores de justicia” funcionarios y legisladores no respetaron en ningún momento durante los últimos 4 años.

¿Deben quedar impunes después de todas las atrocidades que cometieron estos infames, todo en nombre de “una no venganza” supuestamente política? Los delitos cometidos por estos facinerosos… ¿no fueron a cambio de buena paga y con eje en una persecución ideológico-político? Calumnias e injurias mediáticas, complicidad mediante de las corruptas legisladoras nacionales ya mencionadas, que actuaban comprando información a los servicios de inteligencia para fraguar denuncias falsas, desparramadas mediáticamente por doquier con enjuiciamiento público a través de show televisivos y sentencia condenatoria también mediática ejecutadas por fiscales y jueces corruptos que se pasaron los códigos y los pasos del debido proceso judicial por el 5to forro de las pelotas ¿Deben quedar impunes?

Utilizar la misma metodología a la que ellos recurrieron es igualarse en la denigrante calidad moral de estas alimañas; pero dejarlos sin el debido castigo teniendo todas las herramientas legales que sí se las aplican al ciudadano común, pero esta vez respetando los pasos del debido proceso no solo sería una lección para el resto, sino un acto de responsabilidad institucional.

Si el actual gobierno reconoce que el odio, la grieta y las desavenencias sociales son parte de un fenómeno que se viene dando desde hace 7 décadas (al tiempo lo establecieron los propios macristas que reimplantaron el odio), y lo reconocen como básicamente cultural y por ende modificable dentro de un nuevo y renovado proyecto político, LA IMPUNIDAD PARA COMETER DELITOS, TANTO COMO LA INMUNIDAD A LA HORA DE SER JUZGADOS DE LA QUE VIENEN GOZANDO LOS PODEROSOS, LOS AMO DE LA PRENSA Y LOS PERIODISTAS CÓMPLICES, DEBEN ESTAR INCLUIDAS EN LA MODIFICACIÓN PARA RECIBIR EL MISMO TRATO Y CONSIDERACIÓN QUE EL QUE RECIBE CUALQUIER VECINO. Caso contrario la democracia, la república, sus instituciones, el estado de derecho seguirán siendo una fantasía, parte de una absurda entelequia, una estúpida utopía solo útil para recitados preelectorales;  y nosotros como pueblo lo eternos y confiados torpes que insistimos en tropezar con la misma piedra, que a esta altura de nuestra historia ya pasó a ser UN PEÑÓN CON INMENSAS LUCES ROJAS que trata de evitar nuestra ceguera social.

Captura de pantalla 2020-01-04 a la(s) 07.30.05

Por eso insisto con el texto de la canción de Serrat con el que titulé la presente reflexión:

Entre empresarios mentirosos, jueces corruptos, sicarios del periodismo y yo, hay algo personal:

“Hombres de paja que usan la colonia y el honor

para ocultar oscuras intenciones;

tienen doble vida, son sicarios del mal
Entre esos tipos y yo hay algo personal”
 

Rodeados de protocolo, comitiva y seguridad,

viajan de incógnito en autos blindados

a sembrar calumnias, a mentir con naturalidad

gastan más de lo que tienen en coleccionar

espías, listas negras y arsenales

Se arman hasta los dientes

en el nombre de la paz,

juegan con cosas que no tienen repuesto

y la culpa es del otro si algo les sale mal
Entre esos tipos y yo hay algo personal  

Rompen las promesas y experimentan

nuevos métodos de masacrar,

sofisticados y a la vez convincentes
No conocen ni a su padre cuando pierden el control,

ni recuerdan que en el mundo hay niños
Nos niegan a todos el pan y la sal
Entre esos tipos y yo hay algo personal
 

Pero, eso sí, los sicarios no pierden ocasión

de declarar públicamente su empeño

en propiciar un diálogo de franca distensión
que les permita hallar un marco previo

que garantice unas premisas mínimas

que faciliten crear los resortes

que impulsen un punto de partida sólido y capaz

de este a oeste y de sur a norte,
donde establecer las bases

de un tratado de amistad

que contribuya a poner los cimientos

de una plataforma donde edificar

un hermoso futuro de amor y paz”

 


CULTURA DE LO HUECO, TORPEZAS Y DAÑOS SOCIALES.

10 octubre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Realidad política nacional; de nuestra redacción.

EL CHERONCA

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

Siempre se dice que este país da para todo y dio a todos. Lo anterior es tan cierto que este presente político nos entrega hasta lo más insólito; a saber, tener un presidente elegido democráticamente que no se dedica a gobernar. Desde que Niembro lo instaló en política vivió y vive jugando a la “campaña electoral” que es el único divertimento donde puede prometer cosas que sabe que nunca va a cumplir. Gobernar implica trabajar ¡Y cómo! Macri nunca lo hizo, pero desde hace dos meses y de manera increíble se jugó metiéndose más en su divertimento. Transformó en changa su juego y este lo tiene de excursión permanente. Como no le demanda esfuerzo alguno, deja el país en banda y que se hunda en esa calamitosa crisis económica que el mismo creo de manera alevosa. Macri está en campaña electoral como si sus 4 años anteriores de nefasta gestión y desgobierno no hubieran existido. En las PASO perdió por paliza. Como todo “niño rico caprichoso”, si pierde en un juego lo anula, lo niega, lo ignora como si nunca hubiese existido (“las PASO no existieron; vayan a dormir.”), MACRI IGNORÓ EL RESULTADO DE LAS ELECCIONES DE AGOSTO.

Mauricio “jugó a gobernar sin tener que trabajar y menos pensar” (tanto siendo Gobernador de la C.A.B.A. como ahora presidente). Nunca trabajó; por consiguiente no sabe de qué trata la cuestión. Habla del tema sin conocimiento alguno. Si alguno de sus “colaboradores” le exigió demasiado pidiéndole que cumpla con las funciones para las que fue elegido en su rol presidencial rápidamente solicitó una semana de descanso porque sino se “volvía loco y amenazaba con hacer mucho daño”. Loco o no el daño lo hizo.

Macri nació y vivió en un mundo de fantasías y engaños. Su mamá contó que de chiquito siempre fue mentiroso y por eso lo regañaba (entrevista a la Blanco Villegas publicada por la revista Noticias).

Su vida, gracias a la mal habida fortuna familiar, siempre le permitió disfrutar de juegos. Con dinero todo se compra. Certificados habilitantes de primario, secundario y universitario son fáciles de conseguir por módicas sumas en el ámbito de la educación privada. De ahí su marcada ignorancia en casi todos los temas que vayan un poquito más allá de sus conocimientos de futbol, de Boca y de alguna que otra gansada asociada.

Por inclinación patológica hacia la mitomanía no le costó mucho aprender a vivir fabulando; por eso transformó en “hechos virtuosos y transparentes” la desgraciada realidad que le supo imponer y obligó a soportar a la sociedad argentina en su conjunto con sus políticas de ajustes justificando de ese modo espurios negociados altamente redituables para él y sus amigos. ¡Pero encima los explicó -o narró- de manera ridícula!

Su papá –Franco-, consciente de esto y previendo lo que podía ocurrir, transfirió la responsabilidad de una posible elección presidencial de su hijo a sus potenciales votantes ya que conocía de primera mano la inutilidad de su “vástago”. El vástago –y a modo de venganza post mortem- mandó en cana a su padre muerto en condición de delincuente. Cría cuervos y te comerán las empresas.

La cultura del engaño es una cultura hueca, vacía de contenido real y llena de fantasías. En esa cultura creció Mauricio; lógicamente eligió para rodearse a potenciales mitómanos (Peña, Caputo, Michetti, Alonso, Garavano, Bergman y el resto), personajes que vienen acompañándolo en sus “ delictivas y fantásticas cruzadas” de apropiación de lo ajeno; sin mucho esfuerzo y sin exponerse a riesgo alguno desde ya.

Ahora bien, ser ignorante no implica necesariamente ser estúpido. Mauricio conoce por experiencias vivenciales la ley del menor esfuerzo y al dedillo los negocios más redituables que con ciertos artilugios se pueden llevar adelante para seguir manteniendo la gran vida; más teniendo poder.

Su torpeza a la hora de intentar hablar o argumentar alguna grotesca decisión que dispuso tomar, está más asociada a un desconocimiento generalizado en términos de un mínimo de cultura general a la que hay que sumarle su total ignorancia sobre cómo se manejan las estructuras estatales; por ende su incompetencia, ineptitud e impericia para abordar complicadas cuestiones de Estado siempre quedaron expuestas.

Los 8 años frente a la C.A.B.A. más los 4 como figurita presidencial, a la sociedad terminaron resultándole interminables. 12 años de pésima gestión y con cuantiosos daños sociales -no pocos de ellos irreparables- se presentaron como demasiado sadismo junto.

Pero lo tragicómico de este momento que nos hace vivir “el Mauri del #Sí Se Puede” es insistir con ese raro y muy perverso juego de seguir prometiendo cosas imposibles de realizar. El camino propuesto para “dar vuelta esta vez la elección” es presentado con una extrañaa bifurcación a nivel de insulsa propuesta vacía de contenido pero llena de “parches económicos populistas” preelectorales que en esencia detesta y rápidamente los contrarresta con “medidas” de urgencia en su desesperación; me refiero a los DNU presidenciales firmados a diarios que los mete solapadamente para garantizar los últimos negociados rentables en el presente o a futuro! ¡Y se manda en “cana” solo! Esto indica que como buen bruto sigue sin plan alguno e improvisando con total descaro pero con una alta cuota de perversión. Indudablemente esa bifurcación que intentan ofrecer, en ambos casos conducen a incrementar aun más la cuestión patrimonial producto de una desmesurada codicia que lo obliga -no solo a él sino a sus amigos- a seguir acumulando riquezas en base a contar burdas mentiras que son vendidas (complicidad mediante de medios y periodistas “adictos” -a la buena paga-) como la panacea que por fin llegará luego de estos 4 años donde se dedicaron a realizar ¿cambios estructurales?

Cabe preguntarse: Los cambios estructurales de los que habla Macri y su sequito de alcahuetes ¿incluyen el descomunal aumento tarifario que permitió engrosar groseros montos de ganancias extras a los empresarios amigos del presidente sin que hayan hecho ninguna inversión y con apagón nacional y regional incluido; la monstruosa transferencia de riqueza a los más poderosos vía devaluación de la moneda; las legalizaciones de las cuentas off shore que guardaban los gigantescos montos evadidos al fisco por el propio presidente y sus acólitos; el aceitado funcionamiento de la bicicleta financiera donde entraron todos sus amigos; el asalto a las arcas del ANSES, etc, etc,? ¿Esos cambios estructurales incluían la generación de nuevos pobres, hambrunas para niños, rebajas salariales, precarización de la jubilaciones, destrucción del aparato productivo, generar condiciones para el retorno de las AFJP y la precarización laboral vía reforma? ¿Cómo hicieron las “cambiadas estructuras” para fumarse 54 mil millones de dólares del prestamos del FMI sin que la sociedad sepa adónde fueron a parar?

Resultaría muy interesante conocer de boca de Macri como piensa revertir este desastre que él mismos produjo pero que siempre se lo atribuyó a factores exógenos y/o climáticos (Tormentas, ríos crecidos, subida al Aconcagua, fenómenos que se producían en Turquía, China, Martes o Júpiter). Sería bueno que expliquen de qué modo piensan que sí pueden “dar vuelta no solo la elección sino devolverle un mínimo de dignidad a la gente que vaya un poquito más allá del odio que se dedicaron a sembrar para dividir a la sociedad y seguir sacando ganancias de un río revuelto.

Nada de lo que prometa hacer Macri resulta creíble. Un ser humano hueco culturalmente que pone en evidencia su ignorancia con sus torpezas diarias solo puede traer mayores desgracias al pueblo argentino y el rife final de las pocas riquezas que nos quedan y que ya se encargó de hipotecar.

Peor aún, los “opositores” que corren a Macri por derecha con esloganes baratos a falta de propuesta y conocimientos, son peores que todos los del PRO juntos (Espert: “No votes al pasado, tampoco a este presente ¿?” mientras hace campaña en la C.A.B.A. para que gane Larreta que ¡es el presente que pide que no voten! Gomez Centurión: “Si votas a F.F. votas aborto. Vota por la vida”, pero nada dice de qué va a hacer con los pibes que sí se están muriendo de hambre por las políticas macrista). Y los defensores de Macri tipo Carrio con delirium tremen diciendo estupideces por doquier.

En eso tienen razón aquellos que insisten con: ¡Que país generoso!


CÓMO UN QUIROFANO “PRO” PUEDE PROMETER UN BRAD PITT Y TERMINAR ENTREGANDOTE UN FRANKENSTEIN

8 octubre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

PEDRO DEL ARRABAL

Por Pedro del Arrabal

En razón de los resultados electorales que se dieron en las PASO de agosto pasado (2019), en el país se exacerbaron peligrosas convulsiones dentro de la gestión gubernamental “PRO-CAMBIEMOS” y desnudaron que la amenaza proferida por Mauri no era en vano: “Si me vuelvo loco, les puedo hacer mucho daño.” Evidentemente se volvió loco nomás y al daño lo está haciendo.

A partir de diciembre del 2015, el macrismo en gestión trato al país, a sus instituciones y a su pueblo como si estuvieran enfermos.

Comenzaron a desparramar el virus del odio para evitar tener que hacerse cargo de que fue la gestión que llevaban adelante la que comenzó a enfermar y desestructurar a la sociedad en lo cultural, laboral y productivo.  

El macrismo es la corporización siglo XXI de una endemia que reaparece de manera recurrente en nuestro país (30; 55; 76; 90 del siglo pasado). Esta vez por la excesiva ingesta de un “remedio” elaborado por “Laboratorios Neoliberales”. El medicamento supuestamente no presentaba “contraindicaciones· y se lo publicitó como si fuera un “mana bendito” que curaba e inmunizaba como una vacuna –según aparece en el prospecto- de manera definitiva contra cualquier enfermedad, incluida la llamada “Populismo” a la que se encargaron de presentarla como un cuasi “botulismo”.

Esta vez al remedio lo presentaron en cajas bancarias con el nombre de fantasía PRO-CAMBIEMOS.

Sin embargo lo vinieron inoculando de manera solapada y mediáticamente desde hacía 10 años en los sectores medios de la sociedad a través de la mafia que conduce “don Corleone Magnetto” desde su multimedios Clarín.

El remedio fue vendido como la panacea que curaba todos los males. Ahora sabemos porqué “obviaron” incluir las contraindicaciones. La realidad se está encargando de poner en evidencia que fue casualmente ese medicamento el que está llevando al país y a su pueblo desde el 11 de diciembre del 2015 a empeorar su cuadro de situación.

MACRI 1Con el correr de la gestión macrista, el pueblo argentino empezó a descubrir de golpe que de ser un paciente que había comenzado a recuperarse de la mano de una gestión “populista” lo habían transformado en un enfermo crónico diagnosticado por un ¿Ing? (Macri) y un economista (Gonzalez Fraga) entre otros “especialista”; y fueron estos los que decidieron retrotraer la situación a la de un paciente terminal que debía volver a quirófano de prepo en el 2015.

El giro 180º de la camilla que traía al paciente en plena recuperación para volverlo a una sala de operaciones fue producto de un perverso y falso diagnostico hecho al estilo Dr. Bonadio.

Captura de pantalla 2019-10-07 a la(s) 18.17.08Ya en el quirófano, la mala praxi que llevaron adelante un grupo de improvisados “cirujanos” (dos brutas de brutalidad congénita instrumentistas: Laura Alonso y Gabriela Michetti, un asistente -rabino desorientado- que nunca encontró su Israel sionista en un mapa “orgánico”, de apellido Bergman, una delirante psicópata que se carga de alcohol y armas para asegurar el éxito de la intervención quirúrgica apellidada Bullrich, un ministro de justicia que le garantizaba legalidad a la intervención de apellido Garavano y un delirante y perversito anestesista especialista en inyectar   estupideces argumentales en la sociedad, llamado Marcos Peña hicieron el resto. Todos ellos fueron presentados y ofrecidos a los familiares y a la sociedad como el “mejor equipo de los último 50 años” que incluía un Messi de las finanzas de apellido Caputo que por amor a la “bicicleta financieramente patriótica” abandonó la “Champions League” y el Tour de Francia para venir a conducir un quirófano.

Captura de pantalla 2019-10-07 a la(s) 22.39.31

Lamentablemente, el país y sus habitantes, ya “operados” y en la camilla con la que se suele sacar a los pacientes de un quirófano, comienzan a presentir los resultados, las consecuencias y las espantosas secuelas que les dejó la intervención quirúrgica. Y no se equivocaron; al llegar a la habitación se miraron al espejo, y del Brad Pitt exitoso que le habían prometido en el 2015, solo vieron un simil Frankenstein lleno parche, ataduras con alambre, huecos infectados y deudas por doquier en el 2019.


UN PASADO VUELTO PRESENTE.

5 enero 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política nacional e internacional

hector timerman.

Murió el ex canciller argentino del último gobierno peronista: Héctor Marcos Timerman.

V.L.M.

Crespon

Por Victor Leopoldo Martinez

Héctor Marcos Timerman. Un ARGENTINO que profesaba de manera práctica y por tradición familiar la religión judía.

Este último señalamiento es muy importante en relación a ese sín fin de estupideces que dicen aquellos  ignorantes y/o perversos que muy sueltos de cuerpo y tratando de mostrarse eruditos en la materia, mezclan cuestiones religiosas, con otras cuestiones institucionalmente políticas.

Timerman fue un argentino judío; pero primero argentino y como tal fue un verdadero criollo que cumplió con la patria.

Vale aclarar algunas cuestiones vinculadas a ese estúpido y acomodaticio intento de separar religión y política que es como querer separar la educación de la política.

La religión es política porque nació de una decisión humana. Las creencias y la fe en la humanidad no son decisiones metafísicas, son elecciones según maneras de entender la vida y vivir acorde a dicha elección; parten de decisiones  humanas y sociales que se asientan en cuestiones y necesidades existenciales hasta transformarse en fenómenos culturales.  Pero en tanto el hombre es un ser eminentemente social, cualquier decisión humana –aún la individual- tiene incidencia social y por ende política.

Sin  lugar a ninguna duda toda religión tiene un interés político como lo tiene la educación. Cuando se dice “hay que sacar la ideología de la escuela”, es porque los que lo pregonan son de  otra ideología que es la que ansia  quedarse con el nicho que pretenden desalojar.

Desde el momento en que se decide que una religión sea “oficial” para un Estado, quiera o no esa religión como institución está involucrada en política porque tendrá incidencia sobre las decisiones que tome ese Estado. Pero este no es el único ejemplo. Los evangélicos (de origen norteamericano y bancados por ese imperio) que “operan” con sus iglesias dentro de nuestro país trabajaron denodadamente en las últimas elecciones presidenciales (2015) para que los fieles que concurrían a sus templos votaran a Macri (Si hubo acuerdo económico entre las partes más grave aún).  

Ahora bien, lo que a una comunidad, a un país, le debe interesar como Estado es el comportamiento de sus ciudadanos en relación a los interese sociales, nacionales y el bien común, independientemente de la religión que cada individuo, familia o congregación profese y en esto sí valen las diferentes actitudes que las congregaciones religiosas pasan a tener frente a determinados hechos políticos.

CUANDO LA HISTORIA MUESTRA UN PASADO IRREBATIBLES.

La  acusación de “judío traidor” por un lado y de “traidor a la patria” por otro, hecha a Timerman (lo primero lo digo por esa DAIA de “derecha PRO Israelí” y por los sirvientes del imperio norteamericano), es aberrante. Si se pretende hablar de “traidores”, nuestra  historia como Nación está plagada de ejemplos  de “católicos” que contrariamente al fraudulento caso judicial del “judío” Timerman, sí fueron grandes traidores para con los intereses de nuestra Patria y de su pueblo y jamás fueron tildados como tales; empezando por Rivadavía y Mitre en el siglo XIX y Roca (h) en el siglo XX; católicos que permitieron el saqueo de nuestras riquezas y la explotación de nuestro pueblo. Me refiero a esos viejos y también a los nuevos perversos que humillaron y humillan la soberanía política y la independencia económica del país y que, en momentos como esos, hasta la propia iglesia católica miró para otro lado argumentando ridículamente que su misión no era “mundana” y estar solo abocada a cuestiones del “reino celestial”. Esa iglesia “institucional” sabía que como parte del Estado podía parar esos saqueos, aquellas explotaciones de “hombres por otros hombres”, en muchos casos acompañada de prisión tortura y muerte; y no lo hizo.

Me estoy refiriendo a esa misma iglesia que permitió a cobardes católicos masacrar a población civil inocente bombardeando la ciudad de Bs.As. el 16 de junio de 1955, asesinando a ciento de compatriotas desde sus aviones que llevaban pintado en sus alas una cruz y la consigna “Cristo Vence”. ¿Se conoce los nombres y las sentencias sobre esos asesinos? No; porque nunca estos hechos existieron por decisión política de los “libertadores”; y la iglesia católica acompañó. Me refiero a esa “institución iglesia” que avaló y acompaño a la última dictadura en sus vejamenes y hasta justificó asesinatos de curas y monjas y hasta obispos como en el caso Angelelli.     

A Timernan se lo acusó injustificadamente de “traición a la Patria”. Esto no debe llamar la atención ya que es una constante histórica practicada por la oligarquía vernácula. Pero a fuerza de ser fiel a los hechos, en el caso de Timerman ni siquiera eso, ya que la acusación fue parte de una estrategia instrumentada de manera mediático-judicial  con mucho tufo a operación política distractiva y a simple venganza contra un gobierno popular. Fue diseñada por el tilingaje “PRO” bastante perverso y odiador, ese medio pelaje aspirante a grandes burgueses que para desgracia de ellos se quedaron en “guarangos y torpes funcionarios”, por falta de garlopa dijera Jauretche. Se los puede identificar claramente, de mayor a menor según sea el nivel de ignorancia y perversión: Macri, Peña, Bullrich, Alonso, Garavano, Bonadio,  Magnetto y los Saguier.

LOS HECHOS

Caída la operación “Nisman fue asesinado por el kirchnerismo” que sirvió para que Macri sea hoy presidente (hasta la delirante ex jueza Arroyo Salgado, y ex consorte de ese oscuro personaje que fue el ex fiscal Nisman , ahora se retiró como querellante; es loca pero no come vidrios), la segunda parte de aquel lamentable y hasta quizá inducido suicidio consistió en mantener mientras se pudo el argumento del asesinato para traer de los pelos la figura de “traición a la Patria” y encajársela a los funcionarios del gobierno anterior (Cristina y Timerman). Todo fue una burda fabulación mediatico-judicial sin sustento legal alguno y menos pruebas; a tal punto que tuvieron que inventar de manera torpemente ridícula (Patricia Bullrich y sus peritos gendarmes) pruebas para transformar un suicidio en crimen y  seguir con la causa “Irani” colocando a funcionarios de ese país como los responsables del atentado a la AMIA y así incluir  la supuesta complicidad del gobierno peronista de Cristina  interfiriendo la investigación. La verdadera historia sobre el tema AMIA, según canta el expediente, cuenta que el propio Bonadio fue apartado de la causa por ser él el que interfería y desviaba la investigación que se venía realizando. Lo hacía por pedido  norteamericanos-israeli.

Los dos atentados (embajada y AMIA) se produjeron en la década de los “90”, gobierno de Menen y Bonadio hombre de la “servilleta de Corach”. No hace falta ser muy astuto para descubrir las razones de la aparición del “Juez Bonadio” en la causa AMIA  como tampoco se requiere de esa misma astucia para darse cuenta de la “no casualidad”  que el “Juez Bonadio recibiera” la causa Nismán y calificará a Timerman (y Cristina) dentro del delito de “Traición a la Patria”. Pero la torpe acusación tuvo dos vertientes: a) La mediática (Clarín) que fogoneaba las supuestas pruebas que Nisman tenía e iba presentar, que no eran otras que las que el Juez Rafecca anteriormente ya había desestimado por insustanciales y pueriles. Y b) la judicial de Bonadio que la hizo basado en un memorándum que fue votado por el Congreso Nacional (sin que ningún legislador haya sido citado a declarar por este Juez) y en un supuesto levante de las “alertas rojas” que solo Interpol lo puede hacer y cuyo máximo responsable (jamás citado por Bonadio a declarar) negó rotundamente que el gobierno argentino de Cristina (con Timerman de canciller) haya solicitado se levanten. Toda esta perversión le costó la vida a un gran argentino.

Timerman murió por decisión no solo de la enfermedad terminal que lo aquejaba sino y fundamentalmente por la decisión de un perverso gobierno PRO y de un Juez que decidió sin ninguna prueba juzgarlo injustamente como un “Traidor a la Patria”; en otras palabras y con las reiteradas negativas de que saliera del país para tener un tratamiento adecuado para su enfermedad, Bonadio asesinó a Timerman. Y por qué digo esto? A Timerman, Bonadio lo torturó hasta el colmo de hacerlo ir a declarar en un estado de enfermedad desastroso; a Franco Macri (papá del delincuente que tenemos como presidente) y quien argumentó no poder ir a declarar por estar enfermo, todo aceptado, todo permitido.

La prensa adicta a los grandes negociados y cómplice en esta ocasión de la operatoria “macrista-judicial”, volverá, como lo hace de manera reiterada, a cumplir con la misión de esconder todo para que nadie jamás se entere de la verdad de otro crimen PRO. Maldonado, Nahuel y tantas otras tantas víctimas del gatillo fácil, –y ahora Timerman- son muestras acabadas de la perversión conjunta Clarín-PRO-Justicia complaciente. Esto en algún momento deberá pasar por una justicia más ecuánime; más tarde que temprano pero tendrán que rendir cuenta; especialmente el monopolio Clarín.

QUIÉN ES QUIÉN   

En nuestra historia solo dos personas lo anteceden a Timerman en tamaña acusación: Liniers y Perón. Como Timerman tanto el patriota Liniers como el Gral Perón fueron casualmente hombres con honor a la hora de defender los intereses de la Patria.

¿Quién acusó a Timerman? El gobierno más corrupto que recuerde la historia de nuestro país; y quizás el más antipatria que haya existido. Pero no solo eso; acusó a Timerman el gobierno que mayores traiciones a la patria cometió (superándolo al ideólogo en la materia, Bartolo Mitre) con descarados renunciamiento a nuestros derechos soberanos en no pocos intereses estratégicos; y los cometió en tiempo récord:

a) Permitir la instalación de bases norteamericanas en territorio nacional sin pasar por el  Congreso.

b) Acordar su servilismo sin condicionamiento alguno al imperio norteamericano e Israel.

c) Eliminación de toda limitación para la adquisición de tierras por parte de cualquier extranjero – poderoso económicamente desde ya-.

d) Entrega del manejo de nuestra economía al FMI.

e) Eliminación de todo impedimento legal para operar “lavado de dinero y fuga de capitales al Extranjeros”

f) Renunciamiento de nuestros derechos soberanos sobre las Islas Malvinas.

Entonces que un traidor acuse a alguien de “traidor a la patria” urdiendo una patraña con eje en el atentado terrorista contra la AMIA, en una causa que tiene a los principales responsables de la DAIA en aquel momento – junto al MOSAD y la CIA- como los más “sospechosos” por la decidida participación de todos ellos en el entorpecimiento de las investigaciones y de la causa misma; repito acusar a un Argentino judío por el solo hecho de haber participado de un gobierno Nacional, Popular, Peronista y anti oligárquico no puede sorprender a nadie más allá de las burradas argumentales utilizadas para justificar dicha acusación.   

El gobierno de Mauricio Macri -con él como máximo responsable-, en 3 años, se cargó asesinatos, prisiones y torturas de argentinos con el cuento de su lucha contra la “corrupción pasada”. Desde Milagros Salas en adelante todo fue de una perversión inusitada ya que se utilizó una técnica muy parecida a la usada por el nazismo alemán (“miente, miente, que algo quedará”). Jorge Lanata fue el más importante operador PRO-Nazi  ¿Se los llevará a la  justicia a estos criminales, respetándoles todos los derechos constitucionales que ellos no supieron respetar por odio de clase cuando fueron gobierno? 

Lonardi (integrante de “La Libertadora del 55”) cometió el error de manifestar una frase que a la oligarquía siempre le produjo  alergia, pero a la cual siempre acudió cuando vio que las “papas quemaban” y sus “personajes” podían ir a la cárcel: “Ni vencedores ni vencidos”. La oligarquía con Aramburu y Rojas decidieron que Lonardi estaba loco, lo rajaron y comenzó el “nazismo libertador” contra todo lo que fuera “peronismo”.

Luciano Benjamín  Menéndez, comandante del 3er cuerpo de aquel  ejército antinacional de ocupación que fue la última dictadura militar manifestó: “Para que este país pueda funcionar hay que matar a por lo menos 500 mil peronistas”. La última dictadura desapareció a 30 mil argentinos. Solo fueron y son enjuiciados los autores materiales de aquel genocidio pero no así los responsables civiles e ideológicos, la oligarquía agro ganadera-financiera que endeudó al país y se forró los bolsillos con esfuerzo ajenos gracias a la precarización laboral y a todo tipo de corrupción.

¿En qué se diferencia el gobierno de Macri de los antecedentes señalados?

Un pasado vuelto presente hoy  azota a nuestro país y a su pueblo de la mano de un mentiroso “chico bien” llamado Mauricio que aún y con todo el daño hecho descaradamente pretende ser reelecto  para seguir jodiéndole la vida a los argentinos.


LA “GRIETA”, ESE DILEMA EXISTENCIAL QUE NOS PUEDE HACER NAUFRAGAR COMO NACIÓN.

1 octubre 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, política nacional

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez.

Es más que evidente que este gobierno engrupió al conjunto de la sociedad argentina; y lo hizo con total impunidad gracias al descomunal blindaje mediático que le dio el grupo multimedios Clarín. Gracias a esto último pudo engrupir a todos los argentinos del mismo modo que lo vino haciendo con los porteños desde el 2007 hasta el 2015. En ese periodo a la ciudad la maquilló de amarillo, y fundamentalmente se encargó de desarrollar los más variados negocios de contratos con el estado provincial de la C.A.B.A. para que concretaran ese maquillaje. Ni siquiera hizo un miserable metro más de subte de los 11km. por año que prometió hacer. Mintió. Y siguió mintiendo con promesas absurdas para llegar a la presidencia. Mintió políticamente; le mintió a la sociedad sobre su capacidad para gobernar; mintió que solucionaría los “supuestos” problemas económicos que había dejado la gestión anterior (algunos ciertos y manejables desde y con otros criterios, pero no tan injustos en materia social como los que aplicó hasta el día de la fecha este gobierno PRO); mintió como miente el operador mediático-financiero Bonelli -desde TN y canal 13- hasta  hoy quien sigue insistiendo con instalar que la actual “crisis”  es consecuencia de esa “pesada herencia” que Macri no supo “comunicar”; mintió sobre su respeto a las instituciones de la república ya que en dos años y medio avasalló a los otros dos poderes del estado hasta ponerlos a su servicio. Mintió con ayuda mediática porque esos monopolizados medios aliados mintieron y lo siguen haciendo por ser parte interesada del fraude PRO como grupo empresario altamente beneficiado.

Hoy la Argentina es un caos. Un caos económico, un caos social, un caos institucional, todo agravado por la decisión de perpetuar el plan de saqueo; que en realidad fue el único plan de gobierno que tuvo desde que tomó el control de la República; y si se lo deja, puede extenderlo más allá del 2019.

Pero hay algo más grave aún. No hay oposición política. Los políticos opositores no son tales y con sus gestos, actitudes y acciones parlamentarias terminan siendo funcionales al plan de saqueo macrista.

No puedo pensar de otro modo cuando veo –y la sociedad lo constata a diario- que la mayor preocupación para gran parte de esa oposición hoy por hoy no pasa por el incremento de la pobreza, del desempleo, del cierre de industria, del monstruoso endeudamiento externo, el deterioro y la precarización tanto de la salud como de la educación junto al descuido total y absoluto de nuestros jubilados; no, para ellos el tema pasa por cómo llegan mejor posicionados a las elecciones del 2019. Vergonzoso.

La ley del menor esfuerzo, el amor por la mitomanía y el odio de clases está instalado socialmente y es el mayor logro conseguido por el gobierno PRO a través de la educación mediática. Lograron internalizar en cierto sector de nuestra sociedad que los enemigos de esa “patria blanquita, de ojos claros y pedigre francés (como la Lagarde)” no son otros que los negros, vagos y sucios peronistas, y el resto de sudacas que entraron como “colador” por nuestras fronteras (palabras del PROPIO Macri) durante el gobierno populista kirchnerista. ¡¿Que problema pueden llegar a tener los otros, los verdaderos enemigos de nuestra PATRIA (la de todos los argentinos) para lograr sus objetivos?! ¡NINGUNO! Me refiero al imperio norteamericano, al ingles y a los buitres financieros internacionales. Para Macri la senda “económica” que obliga a transitar a todo nuestro pueblo, es el único camino de inserción en el mundo: de rodillas, con ese pueblo violado hasta en su más mínima dignidad, y sus recursos naturales saqueados y/o rifados por endeudamiento externo; todo para que unos pocos hipócritas oligarcas y el resto del medio pelaje empresarial cipayo se “forren” de divisas gracias a lo único que saben hacer: pedalear en bicicletas financieras.      

Ahora todo está más claro. Para llevar adelante esta perversa idea del saqueo, Macri nunca requirió de un plan económico; nunca lo tuvo porque pedirle a un ignorante que lo tenga es el colmo del absurdo. Simplemente le alcanzó con contar con la complicidad oligarquico-mediática y operar con los mayores delincuentes financieros existentes en el mercado (en realidad simples y usurarios banqueros). El resto, y con una gran porción de la sociedad idiotizada, fue vender sus decisiones económicas como las únicas posible y viables. El deterioro cultural y la brutal ignorancia que logró instalar la “educación mediática” en los últimos 40 años en gran parte de la clase media argentina (algo que vengo repitiendo de manera casi hartante) hizo y está haciendo el resto.

Pero lo más grave y hoy altamente peligroso es que Macri prometió unir a los argentinos desde su gestión de transparencia, y en los hechos hizo y hace todo lo posible por y para enturbiar situación por situación con argumentos banales de modo que sus actos de corrupción sean asimilables como naturales;  sumergió al país en las tinieblas del odio fratricida agrandando la grieta entre hermanos y compatriotas hasta reinstalar terribles situaciones de terror muy similares, y en algunos caso hasta superiores, a las vividas y padecidas por nuestra sociedad en otro momentos históricos del pasados reciente y no tanto.

El odio infundado, o solamente fundado y sostenido con estúpidos argumentos bajados mediáticamente, no solo comprado sino hecho suyo por ese sector social de marras está generando una situación político-social que, buscada o no por este gobierno PRO, puede producir situaciones muy perjudiciales para el conjunto de la sociedad, mucho más graves de las que ya de por sí vienen padeciendo los trabajadores y los sectores más vulnerables de nuestra sociedad en estos últimos dos años y medio.

Sobre este calamitoso presente, ¿Quién puede dudar, y hasta en términos comparativos con el gobierno anterior, que este gobierno PRO, en menos de la mitad de su tiempo de gestión, sumió a la Nación en un caos y metió a las instituciones del Estado es una situación anárquica nunca antes padecida como son los casos del parlamento y la justicia? Solo la necedad y la estupidez previamente instalada socialmente puede hacer posible una ceguera tal que evite reconocer esta realidad contundente.

¿Pueden presentarse dudas existenciales en materia política en nuestra población sobre que el camino elegido por este gobierno no es casualmente el que prometió; no es el que nos puede llevar en ese futuro a la pobreza cero; que todo fue un fiasco y una burda mentira?

¿Pueden presentarse dudas existenciales en materia política en nuestra población frente a una realidad de disolución social nacional –perfectamente buscada por nefastos personajes como Marcri, Peña, Alonso, Bullrich, Garavano, Lombardi,  etc, etc, dentro del concepto “divide y reinaras”-?

¿Pueden presentarse dudas existenciales en materia política en nuestra población cuando a diario comprueba que la persecución política no busca otra cosa que la eliminación de los opositores a su plan de saqueo?       

¿Pueden presentarse dudas existenciales en materia política en nuestra población y seguir permitiendo que este corrupto y nefasto gobierno PRO hipoteque el destinos de nuestras futuras generaciones con el atroz endeudamiento externo solo para saciar su interminable codicia?

La grieta existe, y hoy por hoy el gobierno PRO sigue trabajando para que se profundice. El odio sigue siendo alimentado desde las esferas oficiales sin descanso. Cuidado con nuestro futuro. Otro oportunista legislador oficialista (Amadeo=Lilita) que viene viviendo de la teta del Estado desde hace 40 años gracias a letanías absurda, ya se animó a hablar de guerra civil (¿será entre esos vagos, negros y sucios “choripaneros” y los “vagos decentes” como él? Nada nuevo, nada original: Civilización y Barbarie mitro-sarmientina de ayer, hoy negros y sucios peronista choripaneros por la gran nación latinoamericana frente a “vagos decentes y mitro-marxistas” por la patria neoliberal. 

El gobierno nacional esta jugando con fuego y por lo visto no dudará en usar los bidones de nafta que tiene en la mano para que todo el país arda (con nosotros adentro desde ya porque seguramente ellos tendrán sus mansiones lista en el extranjero para cobijarlos).

Dicen por ahí que Dios pone pruebas difíciles a los pueblos que él cree son capaces de demostrar su poder de reacción y su amor y respeto por la dignidad humana. Deseo de corazón que mi amado pueblo ARGENTINO lo vuelva a demostrar como lo hizo en otras oportunidades… como el 17 de octubre de 1945. Hoy comienza otro mes de octubre… de 2018.

 


LA GRAVEDAD DE UNA RESPONSABILIDAD COMPARTIDA

22 octubre 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción y en un día de duelo.

Captura de pantalla 2017-10-21 a la(s) 20.49.52

Crespon

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez(*)

El dolor, la angustia emocional y la indignación que en ocasiones y sobre caliente impiden pensar, luego de algunas horas dan paso a la racionalidad; el posterior análisis de la tragedia comienza a mostrar sus primeros signos: la descomposición de una parte de la sociedad, que en partes, es responsable y hasta justifica dicha tragedia.

NuncaMas

A Santiago Maldonado no lo había herido ningún puestero, ni estaba en Entre Ríos; menos existe un pueblo donde todos se parecen al pibe secuestrado. Tampoco ningún camionero lo había trasladado por Salta y hasta el matrimonio que supuestamente lo había llevado por el sur resultó inexistente. Hasta se fabricó una peluquería donde Santiago se había cortado las rastas y se armó una escena con un Juez allanador –Otranto- realizando ridículos secuestros de pelos testimoniales. Ni siquiera existió ese miserable 20% de posibilidad de que estuviera en Chile manifestado por una desquiciada mental -Carrio- con domicilio permanente en el Congreso Nacional y que seguramente los porteños este domingo la elegirán como su Diputada Nacional.

clarin y sus pistas falsas

Clarin 1

Simplemente a Santiago Maldonado lo asesinaron, y hoy tenemos una etnia originaria de suelo argentino estigmatizada como terrorista. Las intenciones de los poderosos es más que clara.

Todos esos “potenciales” anteriores no surgieron por generación espontánea; fueron incluidos ex profesamente en las construcciones de los más variados y perversos relatos que, desde medios claramente identificados y por lo visto en “estado de guerra permanente” se vienen vertiendo a diario en chorros de tinta y parloteos radio-televisivos irresponsables. Volcados esos ladino y taimado relatos sobre una parte de nuestra sociedad conformada por lo que se ve por “gansos y perejiles” domesticados mentalmente que desde hace un tiempo importante –más exactamente 10 años- vienen siendo des-educados en sentido común y educados en estupideces y en cursos acelerados, finalmente va produciendo lo que el poder económico real buscaba, esa necesaria confusión social en materia de tergiversación de valores. El accionar se conjuga con una tarea distráctiva y la creación de un ambiente propicio para que delincuentes de guante blanco enquistado en el poder del Estado desde el 10/12/15 sigan operando sus negocios, esta vez con total impunidad. Sus “socios empresarios de medios”, con ayuda de esos gansos y perejiles mal educados oficiando de agentes multiplicadores, “demonizan” a los posibles entorpecedores de dichas operaciones “económico-financieras”.

La responsabilidad de este crimen no solo es del gobierno nacional con el presidente Macri a la cabeza, su Ministra de Inseguridad Patricia Bullrich, el jefe de gabinete de esta última Pablo Noseti –defensor de criminales de lesa humanidad de la última dictadura-, los “obedecedores debidos” de la Gendarmería, Marcos Peña, Garavano, Avruj y compañía. Son tanto o más responsable de este crimen la corporación mediática y su caterva de sicarios tipo Jorge Lanata, escribas y parlanchines que hoy por hoy manejan la desinformación en el país: el Grupo Clarín y su monstruosa red de medios y plataformas.

Creaciones fantásticas usada malévolamente por estos medios hegemónicos, vino exacerbando la imaginación en ciertos seres hasta el punto de hacerlos creer que tienen derecho a recrearlas en niveles de perversión. Así pude leer (en redes sociales) y escuchar (en absurdas conversaciones) las más estúpidas y perversas explicaciones sobre el “caso Maldonado”. Leí y escuché repetir las mismas idioteces que constantemente bajaban –y bajan- las usinas de medios de Clarín, TN, canal13, Radio Mitre y sus repetidoras, pero multiplicadas en “detalles” agregados. Es más, recreadas argumentaciones que atentaban cualquier lógica por carecer del menor sentido, eran sus endebles pilares. Estaba en presencia de escritos y dichos expresados por seres comunes y corrientes (no me animo llamarlas personas) que están dando claras señales de haber sido previamente descerebrados. Y digo esto porque siempre resultó imposible mantener un diálogo mínimamente coherente con alguno de ellos en razón de que al poner yo en evidencia los marcados niveles de ignorancia en sus planteos argumentales, automáticamente aparecía la necia soberbia de aquel que sabe que miente pero cree ser poseedor de esa verdad que aunque mentirosa,  la continúa defendiendo como absoluta. No son pocos. Es claro que están imposibilitados de percatarse que solo son simples y vulgares consumidores y repetidores de posverdades ajenas. Grave por el nivel de insensatez presente.

Evidentemente la penetración de esta deformación cultural-educativa llevada adelante por los medios hegemónicos no respeta clase ni condición social. En esto radica el riesgo que se cierne sobre nuestra sociedad, donde la estupidez y la irracionalidad son  valores ya instalados, y la desconfianza social va deteriorando diariamente cualquier posibilidad de construcción solidaria.

El CAMBIO vino para instalarse de la mano de MACRI-PRO; con su alto nivel de perversión y engaño a cuesta.

Clarin 2

Con esa vil y morbosa ayuda mediática el asesinato de un argentino por parte del Estado, se consumó con niveles de perversión nunca antes visto; y la impunidad sigue estando para los “operadores” que desde los medios y sus repetidoras siguen actuando. No hace falta dar nombres; el pueblo argentino los tiene bien identificados. Espero que esa perversa valentía de la que vienen haciendo gala no se transforme en ese cobarde escudo de pedido de respeto por esa libertad de prensa y opinión de la que abusaron; porque alguna vez y sentados ante un tribunal, estos “formadores de opinión” deberán hacerse cargo de sus criminales y falsas “construcciones” mediáticas ya que estas agravan el delito por la responsabilidad social que tiene nuestra profesión. El haber instalado socialmente “aparentes” razones para justificar un crimen los hace tan asesinos como los ideólogos y ejecutores . Aquel “por algo será” es esa vieja-nueva construcción con la cual los medios convencieron durante la última dictadura a esa misma parte de la sociedad que hoy opina como opina sobre la desaparición de Santiago Maldonado; es  ese mismo sector social que justificó el asesinato y la desaparición a 30.000 argentinos. Solo les alcanzaba repetir el argumento bajado mediáticamente casualmente  por los mismos medios y los mismos sicarios periodísticos, ahora más viejos pero con sus niveles de perversión intactos.

clarin-acta-institucional

(*) Director de EL EMILIO.