HOMENAJE A LOS COMPAÑEROS PERONISTAS CAÍDOS EN LA RESITENCIA Y FUSILADOS EL 9 DE JUNIO DE 1956

9 junio 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Historia nacional y popular.

fusiljlscarpani

PEDRO-DEL-ARRABAL-3Por Pedro del Arrabal

No es una fecha más la de un día como hoy. Pocos saben cómo se ejecutó el golpe militar asestado al general Perón en septiembre de 1955, golpe que en realidad era destinado al conjunto del pueblo argentino; casualmente en el mismo mes pero de 1930 en que otro golpe militar derrocó a un gobierno popular como el de don Hipólito Irigoyen. Pocos saben que los actores de aquella asonada militar reaccionaria y antipopular de 1955 tuvo sus cómplices civiles en algún partido de izquierda que no por casualidad fue el mismo partido de izquierda que avaló el golpe de 1976, que sus hombres fueron los nuevos cómplices civiles además de los oligárquicos (con quienes siempre se llevaron muy bien),  y que hoy acá lo podrá identificar claramente. Pocos saben, y la mayoría de los argentinos desconocen qué paso un 9 de junio de 1956. La historia oficial escrita y avalada por la intelectualidad mitro-marxista se cuidó muy bien en esconder la verdadera historia forjada por verdaderos patriotas, hombres de pueblo. Aquí va una ínfima parte de esa historia contada por sus protagonistas.

villa_manuelita

«Los comandos civiles del “55” inauguraron las prácticas de actuar por zurda, con secuestros, detenciones ilegales , torturas, robos y asesinatos e instauraron una metodología que habría de culminar con la salvajada de los grupos de tareas del “76”. La fuerzas armadas crearon una ética paramilitar. Rodolfo Walsh halló lo que podría llamarse el huevo de la serpiente en el primer jefe de la SIDE de la Dictadura de Aramburu, Gral Domingo Quaranta. Tomaron por asalto la embajada de Haití, secuestraron al General Tanco, asilado en Junio de 1956.»

«Cómo entender la maldita policía de la jefatura de Desiderio Fernández Suárez(1) … del “56”, hasta el mando del coronel Ramón Camps en el “76”? Maestros y alumnos de la tortura organizada»

“Los Comando Civiles participaron de una estructura nacional organizada por los militares, los partidos políticos, miembros de la iglesia católica y personalidades antiperonista, y su mano de obra militar estuvo constituida en su mayoría por estudiantes. En Córdoba la FUC (Federación Universitaria de Córdoba), y a nivel nacional la FUA, particularmente en la Capital Federal. Recuerdo que estos Comandos Civiles, con gran participación del Partido Comunista, tomaron los sindicatos por asalto y durante muchos años quedó escrito en el frente de lo que era el edificio de la CGT Regional Córdoba, en aquel tiempo en Av. Vélez Sárfield casi 27 de Abril, la sigla FUC; los Comando Civiles en 1955 tomaron el edificio, subieron por los balcones y escribieron su sigla identificatoria con pintura negra.”(2)

Clarin 10jun56

El levantamiento militar encabezado por el Patriota General Juan José Valle en Junio de 1956 fue asumido en responsabilidad y en su totalidad por este gran Argentino y Peronista para salvar a sus camaradas. En los basurales de José León Suarez se ejecutaron los fusilamientos más recordados. El compañero Julio Troxler fue uno de los sobrevivientes. Sobre esos hechos el inigualable Rodolfo Walsh escribió su “Operación Masacre”. Se fusilaron treinta tres personas, dieciocho militares y catorce civiles; el General Valle fue ejecutado el día 12 de junio.

 

 

“Dentro de pocas horas, usted tendrá la satisfacción de haberme asesinado. Debo a mi PATRIA la declaración fidedigna de los acontecimientos.

…Con fusilarme a mí bastaba. Pero no: han querido ustedes escarmentar al pueblo, cobrarse la impopularidad confesada por el mismo Rojas, vengarse de los sabotajes, cubrir el fracaso de las investigaciones desvirtuadas al día siguiente en solicitadas de los diarios, y desahogar una vez más su odio al pueblo. De ahí esta inconcebible y monstruosa ola de asesinatos.

…Entre mi suerte y la de ustedes, me quedo con la mía. MI esposa y mi hija, a través de sus lágrimas verán en mí a un idealista sacrificado por la causa del pueblo. La mujeres de ustedes, hasta ellas, verán asomárseles por los ojos sus almas de asesinos.

…Conservo toda mi serenidad ante la muerte. Nuestro fracaso material es un gran triunfo moral. Nuestro levantamiento es una expresión más de la indignación incontenible de la inmensa mayoría del pueblo esclavizado.

… Solo buscábamos la justicia y la libertad para el 95% de los argentinos , amordazados, sin prensa, sin partido político, sin garantías constitucionales, sin derechos obreros, sin nada… Nosotros defendemos al pueblo, al que ustedes le están imponiendo el libertinaje de una minoría oligárquica, en pugna con la verdadera libertad de las mayorías, y un liberalismo rancio y laico en contra de las tradiciones de nuestro pueblo.

… Como Cristiano, me presento ante Dios, que murió ajusticiado, perdonando a mis asesinos. Como argentino derramo mi sangre por la causa del pueblo humilde, por la justicia y la libertad de todos, no solo de minorías privilegiadas. Espero que el pueblo conozca un día esta carta y la Proclama Revolucionaria en las que quedan nuestros ideales en forma intergiversables.. Así nadie podrá ser embaucado por el cúmulo de mentiras contradictorias y ridículas con que el gobierno trata de cohonestar esta ola de matanzas y lavarse las manos sucias de sangre. Ruego a Dios que mi sangre sirva para unir a los argentinos.

¡VIVA LA PATRIA!”(3)

gral_valleGral Valle, Soldado de la Patria

10 de junio del 2015: Por pedido de no pocos lectores y gracias al aporte del compañero Fernando Musante, incluimos a continuación la “Proclama Revolucionaria” que comandara el Gral. Valle

“Al pueblo de la Nación

Las horas dolorosas que vive la República, y el clamor angustioso de su Pueblo, sometido a la más cruda y despiadada tiranía, nos han decidido a tomar las armas para restablecer en nuestra Patria el imperio de la libertad y la justicia al amparo de la Constitución y las leyes.

Como responsable de este Movimiento de Recuperación Nacional integrado por las Fuerzas Armadas y por la inmensa mayoría del Pueblo –del que provienen y al que sirven-, declaramos solemnemente que no nos guía otro propósito que el de restablecer la soberanía popular, esencia de nuestras instituciones democráticas, y arrancar a la Nación del caos y la anarquía a que ha sido llevada por una minoría despótica encaramada y sostenida por el terror y la violencia en el poder.

Conscientes de nuestra responsabilidad ante la historia, comprendemos que nuestra decisión es el único camino que nos queda para impedir el aniquilamiento de la República en una lucha estéril y sangrienta entre hermanos, cada día más inevitable e inminente…

¡Viva la patria!

Movimiento de Recuperación Nacional
General de División Juan José Valle
General de División Raúl Tanco
Buenos Aires, 9 de junio de 1956.”

Notas:

(1)Fernández Suárez fue el de los fusilamientos del 9 de junio en la Pcia. de Bs.As.; y este mismo fue quien, siendo un joven oficial, planteó que había que matar a Perón. También participó en el secuestro del cadáver de Eva Perón

(2) Carlos “Pancho” Gaitan; “La resitencia, el peronismo que yo he vivido”. Ediciones Ciccus Pag. 58

(3) Fragmentos de la carta del General Juan José Valle enviada a Aramburu antes de ser fusilado.


Un 24 de Febrero… pero de 1946, el pueblo Argentino dijo PRESENTE MI CORONEL

24 febrero 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

 

El Gral Perón

El 4 de Junio de 1943 la clase trabajadora Argentina comenzó a percibir que el aroma a dignidad humana comenzaba a impregnarlos; que si había un redentor para el sufrido pueblo argentino este apareció con aquella revolución. Desde su lugar de lucha – La Secretaría de Trabajo y Previsión- Juancito Sosa, más conocido como el Gral Juan Domingo Perón comenzó la tarea de devolverle a los trabajadores, a los sumergidos, a los olvidados y marginados la dignidad que por esfuerzo les correspondía.

El 17 de octubre de 1945 lo rescató de las traicioneras garras de la Oligarquía aliada al imperialismo. El 24 de febrero de 1946 ese mismo pueblo, pacifica y democráticamente le dijo “queremos que usted sea nuestro presidente, que maneje las riendas de la PATRIA.” Y la voz soberana del pueblo le dijo si en las urnas a la recordada formula Perón-Quijano.

VIVA PERÓN CARAJO!!!

pocho-11


17 DE NOVIEMBRE DE 1972

17 noviembre 2008

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

CUANDO UN SUEÑO BAJÓ DEL CIELO (o el regreso del Gral Perón a la PATRIA)

Fuimos a la parada del bondi “86”, ¡Sí, ese que va para Ezeiza!. Desde  San Pedrito y Directorio –donde vivía el “Ruso”- caminamos cuatro cuadras hasta Rivadavia y Nazca para poder abordarlo.  El ambiente estaba cargado no solo de humedad por la persistente llovizna que en esa mañana plomiza caía, sino también de tensión. Me temblaban las rodillas, pero al Ruso no le decía nada. El “Colorado” se había quedado dormido producto del pedo que se había agarrado la noche anterior. Habíamos comenzado a la tarde  el festejo. ¡Regresaba el “Viejo”! Y yo no lo podía creer. Millones de imágenes se me iban cruzando por la cabeza, allí acurrucado en el asiento del colectivo, mientras por la ventanilla veía pasar por la General Paz más de un camión y no pocos tanques del ejercito que evidentemente patrullaban todos los accesos al famoso aeropuerto internacional.
Días después del golpe del “55”, desde la habitación de mi abuela, y un tanto asustado, presenciaba el primer hecho que marcaría mi vida. Dos, o tres uniformados con “escopetas” (así llamábamos los pibes de mi pago a las armas largas) sacaban a culatazos  limpios de aquella casa a mi tío, un dirigente gremial del SOEME “rotulado” de Peronista. Entre los llantos de su madre, y los gritos de algunas vecinas quienes puteaban a los militares del “operativo”, yo corrí hasta la ventana para ver que pasaba afuera. Y lo que ví decidió mi destino político para siempre. Un hombre de unos 25 años, pintaba en esa blanca pared de los vecinos que vivían al frente, lo que luego sería un consigna de lucha y militancia para dos generaciones. Pintaba y gritaba:
¡AGUANTE COMPAÑERO,  AGUANTE!

P ¡VIVA PERÓN CARAJO!
V
Luego salía corriendo, como disparado por el viento, mientras atrás, lo seguían varios uniformados. En aquella calle de tierra quedaban manchas de pinturas que habían caído del balde mientras huía. Con el tiempo descubrí que pasaban a ser las primeras marcas testimoniales de lo que luego sería una larga y dura resistencia,  la histórica lucha popular para que Perón volviera. Muchos habían gritado en los actos de aquella época gloriosa ¡LA VIDA POR PERÓN!  Y en aquella resistencia no pocos la dejaron. Una historia cargada de heroísmo que jamás aparecerá en texto escolar alguno.

El tránsito vehicular había sido cortado y mi “colectivo” desviado por otra ruta. De pronto tomo conciencia que todos los que íbamos en aquel “bondi” se bajaban con nosotros. – Estos también van para Ezeiza – me dijo el Ruso. Y allí partimos, caminando bajo la lluvia, todo aquel grupo humano conformado por personas a quienes no conocía, pero con las cuales me sentía seguro. Cuando no había “milicos” a la vista, meta entonar el eterno canto de batalla: “Los muchachos peronista…” Y cuando estos aparecían, ¡a correr carajo!

Había que llegar a ese aeropuerto de cualquier forma. ¡Que diría el viejo, si no estaba su pueblo esperándolo!
Y seguíamos caminando bajo aquella lluvia que hacía que la ropa pesara cada vez más. De pronto apareció el río. ¡Cagamos! Dije yo. El  “Ruso” me contesta –No boludo, a este río lo cruzamos fácilmente. El tema son las compañeras. Hay que hacer como aquellos – me dijo mientras señalaba a otros grupos que no muy lejos de ahí, a poca distancia, fabricaban cadenas humanas para que las mujeres pudieran cruzar el Rió Matanza.  De pronto empezamos a sentir ciertos chasquidos en el agua. El “Ruso” me dice –Nos están tirando con balas de goma. Y como hermoso loco que era, empezó a cantar la marchita de vuelta. Pero los balazos no paraban. Nosotros tampoco. Hasta que nos dimos con un fuerte dispositivo militar sobre un costado de la Richieri, y hasta ahí llegó nuestra hazaña. Miré al cielo y le pedí a Dios que no truncara mi sueño.

Eran las dos de la tarde de aquel 17 de noviembre de 1972 y seguíamos cantando. En “La Perla” del Once estábamos compartiendo una cerveza y planeando que hacer para verlo al viejo y sacarlo del aeropuerto donde lo tenían secuestrado. Canal Once, en ese entonces en manos del actual dueño de “Crónica TV” era el único que repetía una y otra vez la escena del descenso del “Viejo” del Avión, y el compañero Rucci que a su lado trataba de protegerlo con un paraguas.

Mis ojos no se apartaban ni por un segundo de la pantalla de televisión. El “Barba” de arriba, una vez más,  no me había fallado. Mi sueño había bajado del cielo. Perón estaba nuevamente en nuestra casa.

pedro-del-arrabal-y-el-pocho