ENTRE LA ESPERANZA, LA VERGÜENZA Y LA TRISTEZA

1 junio 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política Nacional

MICHETTI 1

Captura de pantalla 2018-06-01 a la(s) 12.13.51

Por Victor Leopoldo Martinez

¿Por qué titule así esta nota? Porque seguí el debate del Senado de la Nación sobre la ley contra el tarifazo que ya venía con media sanción de la Cámara de Diputados, en sus partes más sustanciales (lógicamente “sustanciales” dentro de mi parecer).

Fernando Pino Solanas

A fuerza de ser sincero y luego de escuchar varias exposiciones de diferentes senadores, algunas más que lamentables por la pobreza argumental, entre ellas la del senador por Salta y ex gobernador de esa provincia Juan Carlos Romero, realmente voy a reproducir los conceptos centrales de la alocución del senador Fernando Pino Solanas porque me pareció, de todas, la más seria. Las percepciones que formaron parte de su argumentación fueron más que sostenedora para que su voto sea positivo en relación a la norma en discusión. Su discurso encendió una luz de esperanza en mí y despertó aquella ilusión que nunca dejo que se pierda dentro de mi espíritu. Volví a escuchar la palabra PROYECTO. Volví a escuchar en boca de “Pino” una sintética lección de historia basada fundamentalmente en el concepto de Soberanía Nacional.

Captura de pantalla 2018-06-01 a la(s) 12.25.11No por casualidad traje el nombre de Juan Carlos Romero. Como Menem son esos personajes que se dicen peronistas pero que siempre actuaron para y como si fueran oligarcas. Mal recordado por el pueblo-pueblo trabajador de Cafayate –lugar donde tiene sus viñedos- en alguna oportunidad allá por el 2005 y cuando Romero era gobernador, tuve oportunidad de visitar esa localidad del sur de aquella provincia e intercambiar historias con un adolescente del lugar de unos 15 años que trabajaba “en la finca de don Juan Carlos” quien le pagaba 30 centavos por canasto de uva recogido (recogía 10 canasto por jornada de lunes a lunes junto a su madre que tambien trabajaba allí por la misma paga). Pibe que a esa edad recién cursaba el 5to grado ya que iba a la escuela cuando podía; de condición muy humilde, en todo momento se mostraba agradecido de su patroncito porque hasta le realizaba los aportes para la jubilación y la obra social reteniéndole 10 centavos. Venía realizando ese trabajo desde los 8 años (trabajo infantil prohibido por ley). En concreto el pibe recibía 20 centavos por canasto y el “patrón” le retenía 10 (el 33,33% de sus haberes) y con ello hasta se hacía pagar sus “aportes patronales” por sus trabajadore. Dejo al lector averiguar los porcentajes que le corresponden al empleado y al empleador como aportes jubilatorios y de obra social y podrá comprobar como don “Romerito” explotaba a su peones hasta en eso. Sobre el haber mensual de su peón, la cuenta no era muy difícil: 10 canasto por día a 20 centavos p/c daba 2 $ por jornada, por 30 jornadas mensuales sumaban el sueldazo de 60 $ mensuales (1$ = 1u$s en épocas de la convertibilidad) 60 dólares mensuales. Así satisfacía la necesidad de trabajo de un lugareño de Cafayate-Salta Don Juan Carlos Romero, hoy Senador nacional, y encima dice ser “justicialista”. 

MICHETTI 2

VERGÜENZA

Por comprobar a ojos vista la pobreza intelectual-cultural y política de la señora Vicepresidenta del país y presidenta del Senado de la Nación, Doña Gabriela Michetti. Claro que no me sorprende y menos aún debe sorprender a nadie el saber, el tomar conciencia en manos de quién está el país, estamos los argentinos. Desde un presidente que ni con la ayuda de una fonoaudióloga logra pronunciar bien las palabras más sencillas, que no logra hilvanar nunca un concepto medianamente coherente respecto a ningún tema (incluido el futbol); hasta la imagen de pánico que tenía la presidenta del Senado –Gabriela Michetti- anoche en el recinto frente a tamañas exposiciones que la desnudaban a cada instante en su supina y total ignorancia no solo del tema que se estaba debatiendo sino de un mínimo de cultura general, lo único que me producía era vergüenza ajena y vergüenza como imagen para el mundo. Tener que mostrar tanta mediocridad de autoridades nacionales a ese mundo que Macri nos quiere introducir realmente da vergüenza.

MICHETTI 3

El desconcierto en la cara de Michetti por no entender de qué se estaba hablando; la cara de pavor y la mirada desesperada hacia cualquier lado tratando de evitar cualquier pregunta (que lamentablemente para ella se las hicieron) pintaba un cuadro de decadencia institucional propia de “neoliberales de pacotillas” que llevan adelante los funcionarios y legisladores PRO-CAMBIEMOS.

Es doloroso comprobar que una parte importante de la sociedad eligió para que gobierne el país esta banda de “vivos para los negocios”, de “pícaros aventureros”, pero seres totalmente brutos e ignorantes; faltos de la cultura más elemental. El único consuelo que tengo es saberlos productos de la lamentable comercialización de títulos que hace la “educación privada” que prioriza el negocio por encima de los contenidos que debería enseñar (los mínimos).

ENTRE LAS PROMESAS Y LA ESTUPIDEZ, LA REALIDAD

TRISTEZA

Por saber de antemano que resulta imposible “pedirle peras a un Olmo”. Macri es un “Niño bien, pretencioso y engrupido, que tiene berretín de figurar… Pelandrún que la vas de distinguido…” como reza el tango de Collazo y Fontaina, y como tal está actuando. Se la pasa actuando, y encima sin condiciones actorales. No le gusta que lo contradigan y está convencido que es el protagonista principal dentro del país de esta puesta en escena, donde el cree tener todos los derechos, incluido el de recorrer y desfigurar a su antojo al protagonista de   “Juguete Rabioso” de Roberto Arlt; lógicamente sin que lo haya leído. Macri, con la soberbia que generalmente caracteriza a los ignorantes, se cree un ganador nato y lo que no le gusta lo “VETA”.

Pero volvamos a la esperanza.         

El discurso de Pino Solanas en la madrugada del 31 de mayo del 2018 fue sencillamente brillante; simplemente por lo claro, concreto y porque fue el único que hablo de Patria y proyecto de país. Habló del problema de fondo: la crisis energética argentina y el fracaso de un modelo político (el neoliberal macrista) que en poco tiempo hace agua por todos lados, y que como tal solo se limita, a modo de reprimenda por su adhesión al gobierno “populista” anterior, castigar a los sectores más vulnerables, a las PYMES y a grandes sectores de las capas medias.

En su racconto histórico el legislador Solanas comenzó refiriéndose a las audiencias públicas para determinar las tarifas y según él “fueron una farsa, una teatralización alejada de la realidad ya que no se le dio cabida a ninguna de las observaciones y reclamos de los participantes; y –con ayuda de la prensa complaciente- a estas audiencias se las vendió como que se había “cumplido con la formalidad institucional; como si el hecho culminara allí”.

MICHETTI 6

Comenzó elogiando (la calificó de “brillante”) “la política comunicacional del gobierno de CAMBIEMOS (complicidad mediática mediante) para lograr convencer a la población que en realidad había sido injusta porque estuvo pagando muy poco por la energía que consumía”. Luego contra argumentó sobre el disparate de querer ajustar los precios de la energía a los internacionales señalando que “Argentina no importa el 100% de la energía que consume porque argentina tiene y produce gas y petróleo. Solo un 11 % del gas –el gas licuado- se importa a un alto costo (lo vende Shell, la compañía para la que Aranguren gerencia desde el Estado como bien lo señala Pedro del Arrabal en su artículo en esta misma revista); y el “pícaro” ministro de energía pone el precio de todo el resto del gas al mismo precio que el Estado paga por el licuado.

MICHETTI 5

A partir de esto, planteó que existe un debate pendiente y que ni el oficialismo ni la oposición lo quieren encarar: “¿Cuánto vale producir energía en la Argentina? ¿Cuál es el costo de la energía en la Argentina; el costo del gas acá, en el país? Sra. Presidenta ¿De quién es el gas que se produce en la Argentina? (Michetti muda miraba desesperada para todos lados …). Pino la salva respondiéndose: “De las provincias y de la Nación porque lo dice la Constitución Nacional”. Luego continua -“Existe una gran estafa a la buena fe de los argentinos porque estamos pagando casi 5 dólares por el millón de btu y el costo de producción en la Argentina está entre 1,90 y 2 dólares ese millón de btu. Cuando le preguntamos al ministro de energía Aranguren en una interpelación cuál era el costo, se fue por la tangente y no contestó. Lo mismo pasó en todas la interpelaciones a los ministros que vinieron acá (y señaló al “Toto” Caputo entre ellos)” Agregó: “YPF produce el 49% del gas que se consume en el país y su precio es de 1,90 el mdbtu y tanto el gobierno nacional como los provinciales tienen la obligación de decirle a la población cómo se compone el costo del gas en boca de pozo. Hoy, argentina está pagando el gas más caro del planeta; Japón, el Reino Unido y varios países de Europa que no tienen ni gas ni petróleo están pagando 4,5 el mdbtu y se quejan porque lo pagan caro. Nosotros lo estamos pagando 5 dólares y lo quieren llevar a 7 y monedas”… Y nos mienten diciéndonos que estamos pagando muy poco por la energía que consumimos; y fíjense ustedes que el español solo destina el 2,6 % de sus ingresos a pagar las tarifas energéticas, el canadiense el 2,5 % de su salario y acá en argentina el 12% del salario. Acá, y sin contar la devaluación de las últimas semanas, el salario mínimo ronda los 450 u$s y paga el 0,5 % el Kw; en Francia paga el 0,11% y el salario es de 1.850 u$s. Todos los argumentos del gobierno son un grosero e inmoral embuste al pueblo argentino. Entonces ¿Cómo es posible que acá haya habido un 1200 % de aumento en el gas, un 1800 % de aumento en la energía eléctrica y el agua un 550 % de aumento?”

“El tema mayor es el Proyecto Argentino continuó. “Si hay 2 temas centrales en la vida de las naciones, en el gobierno de las naciones son la soberanía alimentaria y la soberanía energética. Argentina, durante 60 y pico de años desarrollo la más importante política de estado que tuvo el país y que hizo escuela,, que fue luchar por la autodeterminación energética y el autoabastecimiento; y se desarrolló la primera y mayor industria hidro carburífera del hemisferio sur. En los años “60” exportábamos catalizadores para sacarle el plomo a las naftas a España, Italia y Francia.   Esa máquina de política de Estado fue iniciada por Hipólito Irigoyen, por los generales Mosconi y Baldrich y en 7 años multiplicaron en 400 veces el capital de la compañía. Eran tiempos donde el rigor técnico era parejo con el rigor ético de la compañía. Mosconi no te daba un lápiz sino le entregabas el cabito del usado. Y fueron detenidos en la calle en el golpe del 6 de septiembre de 1930 por “comunistas”. Eran comunistas porque le rompió el mercado a las multinacionales comprando crudo a menos de las mitad de precio a la URSS. Argentina con las privatizaciones se descapitalizo en 250 y 300 mil millones de dólares al perder la soberanía energética del país. Argentina se colocó un 38 largo en la cabeza con la privatización del petróleo, paralelo al endeudamiento externo.

“Lo que no discute –prosiguió-la dirigencia política argentina es el proyecto nacional estratégico…No lo tenemos… La energía es un derecho humano y universal garantizado por la constitución nacional y por los pactos internacionales que incorporó la reforma del “94”. El radicalismo y el Justicialismo tienen una tradición en defensa del interés nacional y de la energía que hizo escuela en el continente y el mundo. Sra. Presidenta, creo que esto es un fracaso estrepitoso; creo que hasta en la luna sienten el ruido de este fracaso. Al fin y al cabo terminamos siendo los mayores hijos de la pavota del planeta.”

¡Simplemente brillante!!! Estos fueron los datos que a mi entender resultan y son los más significativos para los intereses del país y de sus habitantes; y Pino Solanas lo puso en palabras en su exposición.

Captura de pantalla 2018-06-01 a la(s) 13.47.22

La sesión continuó y llegó el momento de la exposición de Cristina Fernández de Kirchner. Luego de su acostumbrada enumeración de logros de su gestión; todos ellos innegables, pero siempre señalados de manera autorreferencial eludiendo con elegancia pero poco tino político su condición “peronista”, que en los hechos y acciones de gobierno demostró ser pero que en lo discursivo lo evita en su afán de recibir ese innecesario reconocimiento por parte de esa “progresía de izquierda” que hoy sigue colgada de sus faldas susurrándole constantemente que ella encarna “la instancia superadora del peronismo”. Quizá sea este el salto cualitativo que a Cristina Fernandez le falta dar para transformarse, por formación intelectual y sobradas condiciones naturales en la lógica conductora del mayor movimiento revolucionario que parió estas tierra llamado peronismo y cuya columna vertebral fue y sigue siendo la clase trabajadora; que ella sin lugar a ninguna duda defendió y defiende pero que en momentos como este donde la PATRIA ESTÁ EN PELIGRO, se olvida. Y al olvidar tamaño detalle se olvida del sentimiento peronista que envuelve a todo trabajador argentino; que ese trabajador lo siente  como una desvalorización de su historia familiar y social y de su lucha política y gremial por conseguir una cuota de justicia social; lucha que ya lleva casi 4 generaciones.

Cristina-MichettiLa senadora le preguntó a Michetti: “Usted era diputada señora presidenta cuando se votó la nacionalización de YPF” Michetti le respondió que “si”. Cristina repreguntó “¿Cómo votó usted… Cómo voto usted la nacionalización de YPF, de Vaca Muerta?” Michetti contesta: “Negativamente”. Cristina: “Mire que interesante. O sea que si hubiese sido por ustedes Vaca Muerta hoy seguiría en manos de Repsol. Y el presidente va a Vaca Muerta y se saca Fotos, y habla de una empresa que la siente como propia”. 

CRISTINA (1)

Luego le recordó a Michetti: “Rescaté un tuit suyo del 16 de noviembre de 2015, seis días antes del ballotage. En él decía: -No hay que subir tarifas, hay que favorecer a la gente más humilde que paga muy caros los servicios“, para luego interpelar directamente a la vicepresidente: “Esto lo decía usted, señora presidenta, cuando era candidata”. Ya en un tono más efusivo, la ex jefa de Estado continuó dirigiéndose a Michetti: “¿Y ustedes nos hablan a nosotros de mentira y de verdad? ¿En serio tienen cara para hablar de mentiras en la Argentina? Pero por favor, se cansaron de mentir en todo”.

Lo interesante también en la exposición de la Senadora fue la mención puntual de la situación catamarqueña en relación al tema tarifario. Tomó como ejemplo el comportamiento de sus legisladores nacionales que en el ámbito del Congreso Nacional son “oficialista (sic) en este tema (el tarifario) pero cuando vuelven a sus provincias donde la gobernadora es peronista por ejemplo, son opositores a las decisiones tarifarias de ese gobierno provincial y plantean recursos ante la justicia por los aumentos que la empresa local cobra a los usuarios por sus servicios. Y los aumentos son lógicamente obligados ya que la empresa local traslada el aumento de precio que CAMMESA les cobra por megavatio a ellos.”

CASTILLO-COLOMBO

“Pero estos legisladores no solo piden la nulidad del aumento y que se retrotraigan al monto anterior sino que también reclaman que se le devuelva a los usuarios el cobro del aumento. O sea, los mismos legisladores que acá son oficialista y apoyan los aumentos tarifarios propuestos por ustedes Sra. Presidenta, cuando llegan a sus provincias dicen que los aumentos provinciales son una barbaridad”, en clara alusión a los legisladores del FCS Catamarqueño (Oscar Castillo -Senador Nacional; “Marita” Colombo -Legisladora provincial-  operadora “castillista” en el orden local.)

A la Senadora Cristina Fernandez le siguió en el uso de la palabra el Senador Pichetto. Sin ninguna duda es un dirigente al cual se le podrá endilgar todo tipo de “agachadas” y componendas, pero lo que nadie podrá quitarle como mérito es su cintura política a la hora de proponer y posicionarse políticamente en momentos álgidos. Con su discurso supo colocarse en el lugar debido a la hora indicada.

Me retire a descansar cuando Michetti habilitó al Radical Negri quien empezó con la vieja y harto conocida letanía de la “pesada herencia” para justificar lo injustificable. Ahí dije “basta por hoy”.  


CADA VEZ ESTÁ MÁS CLARO…

13 marzo 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO. de nuestra redacción

PEDRO-DEL-ARRABAL-3Por Pedro del Arrabal

Para este texto voy a ir al rescate de fragmentos de otros artículos escritos en esta revista hace ya un largo tiempo y que ustedes podrán encontrar y leer en su totalidad cada uno de ellos acudiendo a nuestro facebook en el ítem “Notas”. La intensión de estas reflexiones solo apunta a tratar de poner a consideración de ustedes Sres lectores lo que nos faltaba para corroborar el diagnóstico que veníamos haciendo (más exactamente desde hace 10 años). Ahora ya sabemos quienes son los “cojos” y hacia donde van. ¿Por qué? Porque se lanzaron a caminar.

Valga la siguiente aclaración. Siempre los que juegan de “pulcros opinadores” nos exigen “altura y civilización” a la hora de expresar nuestras opiniones, mientras nos tenemos que aguantar el basureo y el mierdeo de ellos que sí tienen auto permiso para hacerlo. También nos incitan a la autocensura con el verso de que “no te tenes que poner a la altura de ellos”. Eso es lo que voy hacer. No me voy a poner ni más arriba ni más abajo sino a la misma altura de los destinatarios que aparecerán en el texto. Que espeten lo que quieran y digan lo que se les antoje sobre este escrito y su autor. Los huevos están al plato.

Con declaraciones y opiniones que posteo tras posteo van apareciendo en facebook uno se puede ir haciendo una composición de lugar. A través de opiniones y conceptos twiteados y fallidos en reportajes radiales y televisivos de funcionarios oficiales, candidatos + opinólogos ultra oficialista, los “chochamus” que se colgaron de la baranda izquierda del camión político que hoy conduce la compañera PERONISTA Cristina Fernández empezaron a mostrar más que la “hilacha”, otra intentona por querer crear ese algo político tan gorilamente soñado capaz de borrar de la faz nacional y continental el “hecho maldito” llamado PERONISMO. La intentona de hoy tiene nuevo nombre: “Kirchnerismo”.

Desde una creatividad muy limitada producto del bloqueo neuronal que les produjo el permanente tratamiento pedagógico colonial recibido -y con gusto-(a los de izquierda como a los de derecha; por eso se complementan con tanta facilidad a la hora de operar de manera reaccionaria), difícilmente pueda salir alguna propuesta original.

Veamos y conozcamos cómo y cuándo nace esta intencionalidad “transformadora” de hoy y los antecedentes en la materia, en algunos casos en palabras de los propios “proyectos de autores intelectuales”(digo “proyecto” porque se quedaron en eso nomas, productos inconclusos):

Feinmann J. P.

A)«Tengo que volverme “creíble” para que la derecha me escuche. Esto lo logro de dos modos: o por prestigio o por exhibir mi independencia de criterio.» (Feinmann J.P. ¡Hermoso fallido! Amen del afán de dar examen para ser aceptado por el stablishmen, a confesión de parte relevo de pruebas en cuanto a lo de complementación.)(1)

mocca

B)“También nuestra democracia, como la Roma evocada por Maquiavelo (haciendo referencia a los dichos de este en “ Discursos sobre la primera década de Tito Livio”)creció en el conflicto.”; “Esa apelación a la «responsabilidad» en la contemplación del conflicto sociopolítico provino de voces que venían de la izquierda”(¿?)) rescatando a Carlos Ominami; “…espacios intelectuales como Carta Abierta y de destacadas personalidades del mundo de la cultura popular…han agregado entusiasmo militante y prestigio político a la causa kirchnerista.” (Mocca en sus columnas de Pág/12. años 2013/14)(2)  ¡Claro! ¿Que cultura y prestigio podrían aportar los negros peronistas si nacieron en los cardonales -diría Carlos Vives-. Solo los iluminados de izquierda nos enseñan y enseñarán cómo se deben hacer las revoluciones políticamente correctas.

forster 1

C)“El 17 de Octubre fue un hecho casual y fortuito(¿?) porque las masas ya estaban con conciencia de clase gracias al trabajo previo que los viejos partidos de izquierda habían realizado.” (Forster en una charla en Catamarca ) “–La propia tradición de la izquierda y del marxismo conoce debates extraordinarios en torno de la cuestión nacional (¿?). A comienzos del siglo XX hubo un gran debate alrededor de un libro de Otto Bauer, que fue uno de los grandes socialdemócratas austríacos, que se llama justamente “La socialdemocracia y la cuestión nacional”, donde frente a la complejidad del imperio austrohúngaro con doce naciones, Bauer trataba de pensar esa especificidad.” (Forster en un reportaje en Pag./12) (3)

De los dichos de Forster sobre el 17 de 0ctubre se desprenden simples preguntas. Si el trabajo de las izquierdas fue tan bueno ¿Por qué entonces la reacción popular de aquel 17 de Octubre no se produjo antes? ¿Hubiese existido aquella patriada sin Perón? Los partidos de izquierda preexistentes y sus dirigentes ¿no se la pasaron traicionando los principios clasista de los trabajadores que decían representar poniéndose al lado de la oligarquía porque La Nación le abría sus paginas y el Club del Progreso sus puertas, y porque nuestros obreros no se parecían los obreros europeos (Jauretche)? ¿De que lado estuvieron los dirigentes del PC en el “45”, del lado obrero o al lado del Imperio de la mano de la Unión Democrática? (algo que también eludió señalar aquella noche de charla catamarqueña tanto como se cuidó de mencionar -mientras yo estuve presente en la misma porque en la mitad me retire con nauseas por lo que estaba escuchando- a Galasso, Abelardo Ramos, Jauretche etc, etc.). En cuanto a los “debates extraordinarios que se dieron en la izquierda”(¿?) sobre la cuestión Nacional basados en los análisis de don Otto partiendo de la complejidad del imperio austrohúngaro directamente excede cualquier comentario racionalmente popular.

Por formación y en términos ideológicos resulta imposible que estos “proyectos de intelectuales” alguna vez reconozcan que la última creación político-filosófica universal surgió del genio de Juan Domingo Perón: Las Tercera Posición=Socialismo Nacional=Justicialismo con dirección hacia el Continentalismo y como meta final la Universalización (que no es lo mismo que globalización). ¡Claro! Viniendo de Perón que era un simple “reformista niponazifalangefascista” ¡¿Que valor podía tener tamaña propuesta?!.

Corroborémoslo con Feinmann: Con ese estilo “Yo me amo” que lo caracteriza y que no lo abandona ni cuando se lava los dientes mirándose al espejo, arranca en una entrevista en La Nación con un: «Si usted me pregunta qué soy yo, cuando me definen como un intelectual K, yo digo: “Sí, sí, cómo no, Kant, Kierkegaard, Kafka”. No me insulten, no me tomen el pelo: ¿cómo voy a ser kirchnerista? Yo me formé con Hegel, Marx, Sartre, Adorno, Foucault… ¿y ahora soy un intelectual K?». Y uno se los imagina a Kant, Kierkegaard, a Kafka revolcándose en sus tumbas al enterarse metafísicamente quién es ese que se llena la boca con sus nombres; me los imagino a Hegel, Marx, Sartre, Adorno, Foucault haciendo cola para suicidarse y morirse de nuevo, o buscando dos ladrillos para aplaudirse las de abajo a la vez que gritan a coro ¡¿“Tan mal se entienden nuestras sesudas elucubraciones cuando estas cruzan el Atlántico”?! diría Jorge Abelardo Ramos.

ANTECEDENTES

Buscar superar al peronismo no es nuevo. El Frondi-frigerismo en 1958 fue el primer intento. Con Alfonsín lo intentaron nuevamente recién recuperadita la democracia. Hasta un rebuscado nombre con sonido cautivador le pusieron: «Tercer Movimiento Histórico». Terminó siendo otro fracaso y no solo por exclusiva responsabilidad de Alfonso. Los mismos muchachos -hoy ultra kirchneristas-, apuntalados en aquel entonces por los auto considerados periodistas “Progres” –Lanata al frente de Pag/12 por ejemplo- encaramados en los medios; con Aliverti y Enrique Vázquez incluídos (este último gozando hoy de espacio en la TV pública, lugar que le niega entrada a los peronista), con un Vázquez destilando odio desde radio Belgrano contra lo que él llamaba “el lumpenaje peronista” donde el izquierdista Aliverti lo apoyaba con sus lecturas “Psaicobolche” –dijera Capusotto- de la realidad nacional que ellos veían amenazada por la burocracia sindical peronista; todos colgados de los pantalones del “Coti” Nosiglia eran “Ultra Cordi” (y Feinmann J.P. junto a Tomás Eloy Martínez por tirar dos ejemplares de “hinchas” azuzando desde sus escritos). Con el “Tercer Movimiento…” se regodeaban e imaginaban la desaparición definitiva del peronismo. La pueblada de semana santa contra los milicos “cara pintadas” y en defensa de la democracia los envalentonó. El compañero Ubaldini (¿Otro burócrata y hasta llorón?) junto a los trabajadores les fue mostrando que el pueblo seguía siendo peronista-antioligárquico y fiel a sus postulados porque el verdadero peronismo es el único que nunca lo defraudó. Hasta la intentona de la “Tablada” –una por demás perversa jugada del “Cotí” según filtraron allegados al mandamás de aquella “Coordinadora”, hoy ladero de Luis Barrionuevo en operaciones políticas- fue usada con fines políticos “non santos” y terminó transformándose en un flaco favor al gobierno de Alfonso; todo a espalda del pueblo y dando lugar a lo consolidación de los propósitos “derechosos” que usaban a Rico y Seideldin en sus operatorias.

En su buena fe, inocencia y esperanza (porque el nuestro es un pueblo bueno y noble) se recostó el traidor Menen para arrastra por el fango el ideario popular de Justicia Social y consolidar los intereses de la derecha y los grandes grupos económicos. De esto se cuelgan los reaccionarios de izquierda en su intensión por degradarnos como peronistas. Ni Menem ni Duhalde fueron ni son peronistas; Fueron por derecha “Menemistas” y “Duhaldistas” como hoy por izquierda otros pretenden ser “Kirchneristas”. Se es Peronista o no se es. Con hechos esto se demuestra y uno lo puede comprobar, no a través de masturbaciones ideológicas teóricas. Julio Bárbaro y Jorge Asís podrán decir las imbecilidades que le plazcan pero jamás se animarán a decir que estos Peronista (Néstor y Cristina) en realidad les cagaron los negocios.

CÓMO SE CONSTRUYE POLITICA PERONISTA

En el 2003 la historia le dio a nuestro país otra nueva oportunidad de la mano del Peronismo: puso al compañero Néstor Kirchner como presidente. Pero existe un detalle para nada menor, los que acompañaron aquella anterior y nefasta experiencia Cavallista- Frepasista (continuación del menemato) por izquierda, de golpe renacieron otra vez más como protagonistas en la política nacional cual eternos Fénix de la intelectualidad colonizada vernácula. En el 2001 el pueblo pedía que se fueran todos; ellos, como es habitual en los que juegan desde una “segunda línea”, ni se dieron por aludidos. Es de imaginar que para Néstor –como buen peronistas que era- en el 2003 y con el bajo porcentaje con que había llegado a la presidencia, sabía que para poder hacer un buen adobe, al barro también le hacía falta agregarle “ramas” y bosta, y no solo le agregó con la mano derecha (Lavagna por ejemplo) sino con la izquierda también (entre los cuales están los aporte de la “Fede” vueltos de golpe Peronistas: Filmus por caso).

Volvamos a uno de los ideólogos que ofrecieron producción intelectual de la peor estofa para la construcción del imaginario Kirchnerista: José Pablo Feinmann. El propio “Flaco” –Néstor Kirchner-, de quien mitómanamente se inventó como su “consultor”, lo deschavó en un mail donde le canta la justa:

«Hay veces que me decepcionás y otras que no. Los dos tenemos una historia anterior. Cada uno de nosotros sabe cuál es. (la del “Flaco” se la conoce, pero la Feinmann ¿También?) No sé si pensar que tus declaraciones son el producto de una noche de insomnio o es esa tendencia de algunos que se dibujan intelectuales y se creen superiores, diferentes a los demás y hasta más inteligentes que el común de los mortales. Pero, y disculpame que recurra a una frase peronista, “la única verdad es la realidad.” Ser intelectual no significa mostrarse diferente, tal como ser valiente no implica mirar a los demás desde la cima de la montaña. … tenés miedo. Miedo de que te confundan, porque creés que la individualidad te va a preservar. José Pablo, yo no soy Mandrake el Mago. Soy apenas un ser humano que asumió la presidencia de la Nación con el menor porcentaje de votos de la historia argentina, 22 por ciento, y en el momento más difícil de nuestra historia reciente. Néstor Kirchner

Entre el texto de aquel mail enviado por Néstor y su ego que le gritaba “vos tenés que quedarte con la última palabra”, una vez más triunfó su ego:

«No bien ví ese material tomé una decisión definitiva: jamás voy a aceptar otra vez una nota en un semanario argentino (como si los semanarios extranjeros estuvieran haciendo cola para entrevistarlo). Tampoco en radio. Ni televisión. Nada. Nada –al menos– de notas políticas. Ellos, siempre, presentan el material de un modo en que te hacen decir lo que ellos quieren. (¡Que descubrimiento por Dios!!! Nota: Además esto no fue así. Continuo aceptando notas.)»

Hablando de ego:

Si vos me preguntas qué soy a esta altura de mi vida: soy feinmanneano” sostiene el ¿filósofo? en la entrevista de marras

¡Mierda…! ¡Qué modestia!!! ¿Y que carajo será ser feinmanneano? ¡Gran trabajo para la intelectualidad eurocentrista, si es que alguna vez en la Europa soñada por Feinmann apareciera alguien “loquito” que decidiera perder el tiempo analizando las pelotudeces dichas por un mediocre espécimen sudaca!

Mediáticamente inflado por Tristán Bauer (otro que se las trae) en su Canal Encuentro, Feinmann nunca dejó de ser un simple tilingo ansioso de ser tenido en cuenta por el stablishment culturoso vernáculo; un integrante más de esas tristes “izquierdas leninistas con historias parecidas a la nada. Otro miembro de esa secta de mártires con destino de pasillo universitario” se lo podría identificar rescatando palabras de Nicolás Casullo.

Luego de la lamentable partida del compañero Néstor, los de esta singular y eterna izquierda liberal hoy pretenden ser la vanguardia lúcida que puede aleccionar y conducir a esa nueva creación que ya decidieron, es la instancia superadora del peronismo: “el fenómeno Kirchnerista”.

El verso más perfecto se comenzó a tejer mucho antes; desde el mismo momento que vieron en el kirchnerismo la hendija por donde colar y operar desde adentro. Lo importante era comenzar a trabajar sobre la idea de que la verdadera historia del peronismos comienza con los “iluminados” dirigentes Montos y sus acciones de finales de los “60” y comienzo de los “70”. La resistencia peronista posterior al golpe de 1955 no existió. El peronismo del primer y segundo gobierno fue fascismo y que con Perón en el gobierno en el 73 ese fascismo había regresado.

Feinmann insiste y vuelve con las mismas pelotudeces de siempre. Antes Perón era el “facho” y Evita la revolucionaria de izquierda, hoy: «Cristina está a la izquierda de Néstor»

Independientemente del actual personalismo que acompaña a Moyano y que lo hizo perder de vista la cuestión política de fondo, el odio hacia él surge por su condición de dirigente gremial: «… a nadie le conviene un gobierno de Moyano (cuando se corría la bola que buscaba acompañar a Cristina en la formula del 2011). Ahí sí que van a ver lo que es el autoritarismo peronista. Lo va a llamar a Duhalde, a Menem, a Rodríguez Saá, y viene la derecha peronista.» O sea, Feinmann el diagnosticador, te anticipaba: Si Cristina incorporaba Moyano ya dejaba de ser de izquierda para pasar a ser la boluda de la historia.

Fue clara la intensión: Asociar definitivamente a la clase trabajadora Argentina con el peronismo fascista (Duhalde, Menem, Rodríguez Saá), cuando en realidad fueron los trabajadores los que, con Moyano a la cabeza y por tomar ejemplos recientes, enfrentaron al neoliberalismo menemista. Fue Moyano el que enfrentó a fuerza de “contra piquetazos” peleando en las rutas el intento golpista agrogarca tras la 125, mientras Feinmann se masturbaba “civilizadamente” junto a otros con “elucubraciones intelectuales” sobre cómo combatir aquel intento golpista.

«A veces me invitan a dar una conferencia para gente de La Nación, diario que compro y casi no tolero leer: no leo, por ejemplo, esa basura de “la foto que habla. (Intelectual que gasta guita al pedo en material que no tolera leer, más que intelectual es un boludo masoquista) y voy; y vienen a escucharme quinientas personas y doscientas se quedan afuera. Y modera Nelson Castro» (¡Que lujo!)

Evidentemente al trabajo lo viene desarrollando desde hace tiempo. El objetivo político de “Joseph Paúl” también esta resultando transparente: embarrar la cancha, jugar para los grupos de poder y hacer de Cristina una perfecta antiperonista: « La cosa es más lenta, pero hay signos: a la liturgia del movimiento ya no la usan, no se canta, no hay fotos de Perón ni de Evita, no hay escudos, Cristina jamás cita a Perón. Hay algunos atisbos.»  Leído esto en La Nación elucubremos en joda: ¿Será cierto que Cristina tiene en Feinmann a su maestro en antiperonismo? Cristina ¿Lo tomará como asesor ideológico, político e intelectual a Joseph Paúl en su lucha por desprenderse del peronismo?

Tenemos otra prueba; Forster en Catamarca lo dijo bien clarito. “Poco importa quien vaya a ser el candidato y si pierde Cristina en el 2015. Este gobierno ya generó (¡Por fin! ¡Y está convencido!) esa instancia superadora del peronismo que supuestamente es el Kirchnerismo que caló -según él- en el 30% de la población del país (lo piensa como ese piso propio que ellos, los “lucidos”, conducirán en el futuro”) ¡Pobrecito!

ACIERTO

La Frase de un joven militante Peronista de Gral. Rodríguez de nombre Emiliano expresada en un comentario de Facebook, sintetiza esos errores en el tiempo y en las formas que hoy intenta ganar espacio en la realidad política actual: «El progresismo actual es a lo “70” lo que el “Mitrismo” a la historia oficial». Veamos : “Es inimaginable pensarnos sin Sarmiento y pensar a Facundo sin Sarmiento. Sarmiento pensó el desierto, pensó la campaña, como no la había pensado nadie. Y le dio a la figura de Facundo una relevancia mítica, que sin la escritura de Sarmiento no la hubiera tenido.” Error y menoscabo de parte de Forster. Error porque Sarmiento no pensó, imaginó el desierto y la campaña, algo que engrandece su libro Facundo simplemente como obra literaria ya que todo eso que describe en ella lo desconocía. Pensar algo desde el desconocimiento es ficción, ergo el libro Facundo es ficción y ahí Forster tiene Razón al decir que le dio una relevancia mítica. Menoscabo porque resulta extremadamente perverso e injusto para con nuestro gauchaje que vio en caudillos como Facundo, Peñaloza, Felipe Varela el sindicato que defendía sus intereses y dignidad, pensar que sin Sarmiento Facundo no hubiese existido. Creer que Quiroga fue tal gracias al escrito del “Ilustre(¿?) Sanjuanino” es un menoscabo a la inteligencia y el pensamiento de ese pueblo que vio en Juan Facundo un líder político-sindical como lo fueron tantos otros caudillos provincianos y hasta el propio Irigoyen, o Perón, Alfonsín y hasta Néstor Kirchner.

En ese mismo reportaje Forster tiene la siguiente respuesta a la pregunta periodística –Usted anunció públicamente que invitará a Sarlo para algunas de las actividades. ¿A qué actividades?

–Cuando digo Beatriz Sarlo, también pienso en Juan José Sebreli, Carlos Altamirano, Horacio Tarcus, Maristella Svampa y Luis Alberto Romero, para tomar una diversidad de actores de la vida intelectual académica argentina. Beatriz podría perfectamente participar de “Los Frondizi”, que incluye a Arturo, a Risieri y a Silvio, porque me parece que es una pintura extraordinaria de la compleja trama de la vida política, intelectual, académica argentina. Lo más reaccionario a nivel de pensamiento, todos en una misma bolsa; y no creo que sea para domesticarlos, sino mas bien, y para el caso que la cosa “cambien de mano”, su aséptico modo de gestionar lo libere de cualquier riesgo. Entonces no nos puede asombrar que Abal Medina le quiera rendir homenaje al reaccionario Guillermo O’Donnell, y Galasso siga quedando relegado; o que en un “fallido expresivo” Randazzo se mande el moco de señalar una supuesta superioridad del Kirchnerismo por sobre el peronismo independientemente que el señalamiento aparezca como descontextualizado de la idea general que “trenero” quiso decir. Todo esta quedando muy claro.

REACCIONES COMPRENSIBLE

La miopía política (aunque me inclino más por pensar que en realidad se trataría de otra perversa jugada del gorilismo hecha por izquierda) está tensando la cuerda en la interna política oficialista para impedir cualquier posibilidad de recreación del Frente Nacional con los trabajadores a la cabeza. Con sus más y sus menos están repitiendo aquellas maniobras dispersantes que tanto daño hizo en los “70” y que sirvió de caldo habilitante para el golpe criminal de derecha contra el movimiento popular Peronista. Hasta el mismísimo PC acompañó la cruzada antiperonista nacida el 24 de marzo de 1976. “Para que este país pueda funcionar hay que matar a por lo menos 500 mil peronista” Luciano Benjamin Menéndez (1977) Evidentemente los “zurdos nacionales” y por ende los peligrosos siempre fueron y son los peronistas; el resto, por formación, para la oligarquía son total y absolutamente permeables, maleables y todos los “ables” que existen. Gracias a Perón el pueblo Argentino despegó de esa colonización. Esto, para el zonzaje cocinado en el caldo de un pensamiento liberal de izquierda que los ubica siempre del lado del cipayaje, es imperdonable.

Sobre esta realidad es totalmente normal, lógica y comprensible la reacción de una compañera peronista platense que posteo en su facebook lo siguiente:

“Esta mañana escuchaba en un programa de radio “ultra kirchnerista”, a raíz de la efeméride camporista, la serie de lugares comunes que esgrimen los compañeros en torno a la última presidencia del General Perón que se reducen a la colosal burrada de tildarlo de “derecha.” Si esa gestión fue de “derecha”, diría a los ultra, nuestro actual gobierno PERONISTA está cuanto menos en pañales… cada día me convenzo más que este tipo de juicios o aquellos de que el Kirchnerismo es más que el Peronismo y etc.:

1.- Tienen un trasfondo que lo sostiene que es un entendimiento del Peronismo desde preconceptos negativos de éste último.

2.-El Kirchnerismo es una manifestación del peronismo por su historia, por las acciones implementadas y por compartir sus mismos enemigos.

3.-El peronismo fue y continúa siendo la resolución política organizada y concreta de los problemas de la DEPENDENCIA argentina y se presenta como una experiencia histórica que marcó el punto más alto de la INDEPENDENCIA nacional y del BIENESTAR del pueblo argentino. 

4.-Durante dieciocho años de exilio, millones de argentinos pelearon por el regreso de Perón a la patria. Como el gaucho pobre del poema hernandiano había vuelto, decidido: “A ver si puedo vivir/ Y me dejan trabajar.” El objetivo de su tercera presidencia fue, sin lugar a dudas y fiel a su doctrina y a su historia, la LIBERACIÓN NACIONAL.

La reconstrucción del país continuaba teniendo como columna vertebral al MOVIMIENTO OBRERO organizado, formado y capacitado. El medio para alcanzarla era la UNIDAD NACIONAL y la reconstrucción del hombre argentino a través del pacto social, el diálogo plural con las fuerzas políticas y la puesta en marcha del Plan Trienal. Ganó las elecciones con un 62 por ciento de votos. Del 25 de mayo de 1973 al 1 de julio de 1974 desarrolló una política de gobierno que en pocos meses fue capaz de contener la inflación, elevar el salario real, reducir el desempleo, aumentar la participación de los trabajadores en el PBI en once puntos porcentuales, consensuar una Ley de Contratos de Trabajo, reactivar el mercado interno y fomentar la producción industrial, nacionalizar la banca y el comercio exterior agropecuario, reglamentar el capital extranjero, poner en marcha la construcción de represas hidroeléctricas y el suministro eléctrico por energía nuclear, llenar las aulas universitarias de nuevos estudiantes, diseñar un Plan para el autoabastecimiento energético, incorporar al país al Movimiento de Países No Alineados, expulsar las misiones militares extranjeras de suelo argentino, intentar recuperar diplomáticamente las Islas Malvinas, romper el bloqueo a Cuba, resolver viejos conflictos limítrofes, abrir nuestro comercio a China, la Unión Soviética y los países socialistas, unificar a todos los partidos democráticos en un proyecto de consenso, relanzar el proceso de unidad continental, entre las medidas más relevantes.

5.-En un contexto de grandes fraccionamientos hacia el interior del movimiento nacional, con casi ochenta años y la salud quebrantada, Perón diseñó su último aporte al país: el Modelo Argentino para el Proyecto Nacional. Síntesis acabada del estadista y líder político más importante que ha dado el Continente. En sus páginas reflexiona sobre los modos de revertir la dependencia colonial del país, el rol del imperialismo, las políticas económicas y las formas de organización política de la Nación, la Justicia social, el desarrollo de una cultura nacional que enfrente el neocolonialismo, la necesidad de lograr la soberanía científico tecnológica, el rol de la Universidad y de los intelectuales, la ecología, la organización institucional del proceso de cambio… Si esto es un programa de “derecha”, la “derecha” es auténticamente revolucionaria.   

Sobraba claridad en todo el texto. Solo se me ocurrió comentar:

Mi muy estimada compañera, agradezco enormemente sus valiosísimos y esclarecedores aportes (le conozco varios y todos excelentes). Me tomo el atrevimiento de recurrir a su reflexión e incluirla en mi próximo artículo para EL EMILIO. ¡CADA VEZ ESTÁ MÁS CLARO!!! No aprenden más!!! Están dispuestos -y por lo visto decididos- a cometer las mismas cagadas político-ideológicas que en el 73/76. Creo que la lucha por la descolonización mental se va hacer cada vez más ardua. Como bien lo decía nuestro maestro y guía, Gustavo Cirigliano: “Al no tocarse la cuestión de fondo en materia de educación y formación docente -en todos los niveles- e insistir en la formación colonizadora eurocentrista dentro de las “capacitaciones” actuales, no solo en el sistema formal sino y culturalmente en el informal, se siguen REPRODUCIENDO los pejertos de hace 40 años y con su aumento en número agravando la situación” (lo de “pejerto” es un agregado mío). ¡Mierda que resulta jodido comprobar que el “cojo, realmente era cojo nomas”!!!. Abrazo enorme compañera y nuevamente gracias.

Notas

1.- https://www.facebook.com/notes/el-emilio/lo-de-feinmann-joseph-paúl-era-cuestión-de-tiempo/10151078808945567

2.https://www.facebook.com/notes/el-emilio/cuestiones-políticas-según-ciertos-medios-de-comunicación-reflexiones/10155234620775567

3.- https://www.facebook.com/notes/el-emilio/la-intelectualidad-y-el-pensamiento-nacional/10154436812100567


POR UN JUSTICIALISMO CIENTÍFICO

30 enero 2009

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

Publicado en http://anarkoperonismo.blogspot.com

carloncho1

No somos amigos de los pronósticos precoces. A decir verdad, nos irritamos bastante cuando vienen a hablarnos de pos-kirchnerismo, sin tener aún a la vista los resultados de Octubre o siquiera las encuestas más confiables de la segunda mitad del año.

No decimos que esto no pueda ocurrir pero nos parece prematuro andar firmando certificados de defunción como cheque pos-datado, sin saber todavía el estado de salud del paciente. Y nos afecta particularmente porque es un asunto que nos importa. Vivimos este proceso y lo sufrimos, somos simpatizantes del mismo cuando no partidarios. Ante esto somos susceptibles.

¿Qué va a pasar con el Justicialismo si los Kirchner son derrotados? ¿Adónde van a ir a parar los Vargas Aignasse o los Dante Gullo? ¿Tendría -por poner un ejemplo- Juan Cabandié y todo lo que él representa, un espacio dentro del justicialismo si éste resulta hegemonizado por Reutemann o Duhalde? Sabemos que antes de Kirchner no lo tenían, por lo que se vieron obligados a construir por vías alternativas. Nada garantiza que esta vez vaya a ser diferente.

¿Sería bueno volver a esto? No, sería una derrota. Con todos los déficits que el kirchnerismo tiene, fue y es un paraguas. Permite que referentes como los antes enumerados tengan lugares en boletas de esas que te hacen diputado por un tubo, las del Justicialismo y todos los armados locales que lo componen. Hasta Victoria Donda tuvo lugar.

Lo mejor que se puede hacer ante esta incertidumbre (repito, no adoptemos pronósticos precoces) es evitar el desbande. ¿A qué me refiero con “el desbande”? A la fuga del kirchnerismo por izquierda, proceso que terminaría por aislar a la única corriente medianamente progresista del Justicialismo intrapartidario de los últimos 20 años. Nada más apetitoso para los Duhalde y los Romero que presenciar este espectáculo. La potente estructura del Partido Justicialista envuelta con moño y lista para regalar a los representantes políticos de la UIA y la SRA, con dedicatoria escrita por Héctor Magnetto.

¿Qué se puede hacer para evitar este desbande, o al menos para morigerar sus efectos? Usar la cabeza. “Usar la cabeza” como negación de “usar al cabeza”, que es la fórmula del pejotismo duhaldista o romerista.

El kirchnerismo como ciclo político requiere un “relato” (cómo me gusta esta palabra, a pesar de lo que diga Beatriz Sarlo). Si no se elaboró hasta ahora fue por fiaca, por deficiencia de la cúpula y a su vez por deficiencia de las bases. No importa, pase lo que pase quedan dos años para construirlo. Es de vital importancia encarar la tarea faraónica de escribir un relato que plasme ideológicamente lo que el Kirchnerismo representó dentro del mapa ideológico de los últimos 5 años. No sólo eso, un relato que plasme lo que debería representar en los dos años restantes y más allá del 2011. Un relato de izquierda peronista (algo así como el Peronismo Renovador pero con un final más venturoso) con capacidad para contener ideológicamente a los disconformes, a los que se plantean el quiebre (o coma etílico como a veces le dicen) y a los que transitoriamente siguen afuera a la espera de definiciones.

Los inciertos tiempos políticos exigen hacer del kirchnerismo el inicio de algo que no muera con la hegemonía partidaria de Néstor Kirchner, y que evolucione hacia la superación del kirchnerismo discutiendo sus puntos negativos (que no son pocos). Éste sería un espacio de izquierda peronista con referentes propios que dispute poder dentro del Partido Justicialista y ya no más por fuera. Resulta una obligación que no viene de arriba hacia abajo, es mútua. E implica el compromiso militante. Es la mejor alternativa que se me ocurre ante el miedo siempre presente del eventual revés electoral de Octubre o el cuco del triunfo a cambio de la derechización.

Ahora, si llegamos a ganar que se vayan todos a la puta que los parió (no, mentira, igual es necesario construir el relato).

Hay que leer a Ivancich

PD: ¡Que aparezca Lucas Carrasco loco!

ManuK