EL CAMINO POR EL QUE TRANSITA LA JUSTICIA VA DE LO “INSÓLITO” AL GROTESCO.

19 septiembre 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Poder judicial argentino en crisis.

bonadio 2

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

No soy abogado ni hombre de leyes (lo cual no significa que no conozca las mismas), pero poseo un mínimo de buen sentido como para no “comerme” absurdas generalizaciones y “suposiciones” realizadas por un juez de muy dudosa moral que a través de un escrito que en su forma y fondo  se funde irremediablemente con el grotesco, intenta presentarse como defensor de los intereses del Estado y de la sociedad toda con los mismos argumentos acusatorios esgrimidos por los corruptos medios hegemónicos DE Magnetto, quienes y con anterioridad ya habían juzgado y sentenciado públicamente a los enemigos de sus intereses; y Bonadio los uso en su alegato político al típico estilo “copio y pego”.

Me tomé el trabajo de leer todo su escrito caratulado: «Para resolver en la presente causa N° 9.608 /2018, caratulada “Fernández, Cristina Elisabet y otros s/Asociación Ilícita».

La primera conclusión que saque es que,  además de torpe y ridículo desde el comienzo hasta el final por atentar contra el buen sentido, es una caricaturesca sumatoria de otros “copio y pego” de antecedentes traídos de los pelos y pegados con sustancia nasal para colmo de males.

Voy a tomar fragmentos de un escrito de 558 páginas a los fines de mostrar las contradicciones y como tales las aberraciones jurídicas  en términos conceptuales y políticos  cometidas por este “proyecto de magistrado” apellidado Bonadio.

Que la “Introducción del “Considerando” se inicie con tamaño disparate argumental como el que sigue: “Entre las múltiples demandas de la sociedad civil respecto a la tarea de los jueces penales se les pide que hagan bien y rápido su trabajo, que individualicen y  condenen a los autores de los  delitos, que recuperen los bienes sustraídos en tiempo y forma y, de paso, que sean claros cuando se dictan las distintas resoluciones judiciales.”, comienza a dar cuenta de lo afirmado más arriba.

1°.- Es demasiado llamativo leer en un escrito (resolución judicial)  hecho por un “supuesto letrado” en rol de juez,  referencias sobre “múltiples demandas de la sociedad civil  a los jueces penales” que en general yo, como el 95% de los argentinos, desconocemos como demandantes y que Bonadio las supone como tales de nuestras parte. Para  colmo de males las  circunscribe a un “trabajo” bien hecho y en forma rápida” (como si a esa sociedad civil poco le importara si se está haciendo justicia o no, algo que por lo visto para Bonadio es lo de menos), “que individualicen y condenen a los autores de los delitos” (sin importar que existan pruebas –o no- que den sustento a que el delito existió y fue cometido por el o los que él supone es o son los culpables) y que recuperen los bienes sustraídos” (que como bienes pueden -o no- ser los sustraídos, pero que el “juez” infiere que sí o sí, son los sustraídos).

Ya que Bonadio me involucró como demandante de “algo” sobre su gestión como juez penal (soy parte de esa sociedad civil que él menciona) le podría decir que como miembro de esa sociedad civil no veo en sus resoluciones ni respeto por el debido proceso, ni que él este impartiendo justicia según lo que establecen leyes y códigos; por el contrario, siento que con sus resoluciones como juez lo que está anticipando es que la sociedad civil en su conjunto está expuesta a sus dictámenes judiciales que él ha creado en un muy particular modo de entender lo que es “justicia”.     

Según mi muy modesto entender, los jueces penales no están para fundamentar sus decisiones con argumentos políticos; menos argumentos simil  campaña electoral. Pero en este caso, encima, y de manera ridícula, lo escrito se da de bruces con la realidad en materia de políticas económicas, sociales, culturales y educativas llevadas adelante por los acusados del anterior gobierno; “algo”  muy evidentes si cualquier cristiano argentino se remite en materia presupuestaria y de asignación de recursos a buscar pruebas, todas ellas fácilmente comprobables. Me estoy refiriendo a claros y constatables hechos que nuestra sociedad civil en su totalidad pudo comprobar viviéndolo casualmente en ese periodo en el que Bonadio se detiene para hacer sus consideraciones políticas. Que a un minúsculo sector de la sociedad, eso le haya molestado, es harina de otro costal y nada tiene que ver con la cuestión en juicio; a menos que el Sr. Juez Bonadio sea un operador judicial de dicho sector y por odio actúe como lo hace.  Pero veamos:

“En el presente capítulo se tratará de explicar de manera lo más clara y llana posible lo que sucedió en la República Argentina entre los años 2003 a 2015, donde una colusión de funcionarios y empresarios [la Real Academia Española define la palabra “colusión” como: “un pacto ilícito en daño de tercero”], hizo funcionar una maquinaria que le sacaba con procedimientos amañados dinero al Estado Nacional en detrimento de la educación, la salud, los jubilados , la seguridad, que dejaba al pueblo más humilde sin cloacas, sin agua corriente , sin servicios , sin transporte seguro, etc., etc., y  todo esto se hizo para distribuir coimas a funcionarios  corruptos a cambio que , por avaricia y codicia, ese selecto grupo de empresarios también se llenaran los bolsillos mediante su participación en licitaciones o concesiones, sosteniendo a posteriori un discurso acomodaticio y cobarde, pretendiendo haber cedido a las presiones oficiales, en bien de cuidar sus empresas y los puestos de trabajo de sus empleados.”

Esto que acaba de leer, ¿no le suena a un discurso político más que un argumento jurídico? Y como tal… ¿no le parece, no le suena a “algo” en todo caso padecido por el conjunto del pueblo argentino en la actual gestión de gobierno –PRO- y no casualmente como algo sufrido en el gobierno anterior? Entonces y con tamaños argumentos, el custodio de los intereses y demandas de la  sociedad civil, don Bonadio, ¿No debería empezar a detener –con ese particular modo de entender el derecho que él tiene- y juzgar a los funcionarios de la actual gestión ya que no requiere de  esfuerzo reunir las contundentes pruebas para hacerlo y con la urgencia que demanda la situación porque estos sí pueden interferir en cualquier investigación como lo vienen haciendo desde que asumieron?

Esto, ¿no sería más sano para nuestra sociedad civil, ya, bastante aturdida con este relato más que esquizofrénico   en vez de andar excavando y rompiendo casas para encontrar lo que no existe y nunca existió? 

Pero el colmo para un juez que pretende impartir justicia, es que a falta de pruebas y con solo declaraciones sacadas a la fuerza a  “arrepentidos” de manera extorsivas, él “suponga de manera fantástica” cómo fueron los hechos y los pretenda sostener con un simple: “Esta mecánica funcionaba más o menos así”. ¿Cómo son los “más” y los “menos” en el imaginario del juez? ya pasa a ser tarea de pitonisas/os –por ejemplo Carrio, Lanata, Mariana Fabbiani, Joaquín Morales Sola, Majul, Fantino, etc.,etc.-.

BONADIO 1

Pero esto que viene singularmente no tiene desperdicio. Y digo esto por varias razones.

1ro.-: Su designación fue sugerida a través de una “servilleta” acercada por un ministro de Menem –Carlos Corach- lo cual ya muestra que la misma no está sostenida casualmente por un curriculum que señala “sobrados conocimientos”, “basta experiencia” sino por una simple “acordada política” del gobierno que esta misma sociedad civil reconoce como la “II Década Infame”. Y para colmo de males con pésimos antecedentes en el caso AMIA (como se puede leer en esta publicación del propio stablishment. 

¡Hay que ser muy audaz y/o demasiado ¿corajudo o estúpido? para mandarse a sentenciar políticamente a una ex funcionaria del anterior gobierno en el mismo escrito sosteniendo que:

Es de destacar que en el caso de los funcionarios (se entiende que los “k”), traicionaron el mandato otorgado por la población, pues aprovechándose de su cargo lograron vencer todos los controles que procuraban evitar que se produjeran perjuicios en las arcas del estado.” cuando a ojos vista es la actual gestión PRO, los funcionarios del actual gobierno los que realmente mintieron en campaña y traicionaron el mandato popular.

Pero el colmo de lo aberrante llega en el momento en que en su escrito aparece lo siguiente:

“Por ello, es posible sostener , que los ex funcionarios y Cristina Elisabet FERNÁNDEZ, atento a sus vínculos , siendo la última Senadora Nacional , de  continuar en libertad podrían entorpecer el accionar judicial, tanto en el descubrimiento de la verdad, en el recupero del producto del delito y en la posibilidad  de que se cumpla una sentencia condenatoria. -Incluso, resulta demostrativo de este peligro procesal, las carpetas con anotaciones y registros sobre distintas personas físicas y jurídicas, que fueron secuestradas e n el marco del allanamiento efectuado  en la residencia de la imputada FERNÁNDEZ, sita en la ciudad de El Calafate, Provincia de Santa Cruz. También, debe destacarse la  posibilidad de incidir en la investigación mediante sus contactos en medios de comunicación afines e, incluso, algunos de empresarios vinculados a la obra pública, pudiendo intentar por esta vía condicionar el desarrollo de esta investigación.”

¿Con que cara este juez que inicio causas judiciales por mandato mediático puede utilizar tamaña argumento? Estando en libertad el primo del presidente –Calcaterra- ¿no puede interferir en el desarrollo de la investigación y la ex presidenta sí?

Un sainete que si no fuera por la consecuencias trágica que esto puede tener sobre la sociedad civil en caso que los JUECES DEL DIARIO CLARIN Y MAGNETTO continúen actuando con la impunidad con lo vienen haciendo solo quedaría en la historia como el periodo cambalachero más Discepoliano de toda la historia nacional.

Anuncios

DE FALACIAS Y MITOS PERVERSAMENTE UTILIZADOS

19 junio 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política Nacional

LA FALACIA DEL “NO SE PUEDE GASTAR MÁS DE LO QUE SE TIENE Y PUEDE”; UN MITO BIEN UTILIZADO.

Banqueros ladrones

Captura de pantalla 2018-06-01 a la(s) 12.13.51

Por Victor Leopoldo Martinez

En economía nada es tan complicado como se lo quiere vender. La clave de la cuestión económica argentina está simplemente en la distribución de la riqueza que produce el pueblo trabajador y de qué forma y mejor manera se pueden aprovechar nuestros valiosísimos  recursos naturales. Lógicamente todo esto…:

1) O es disfrutado por todo el pueblos argentino, algo que indica la propia lógica productiva humana en cualquier lugar de este planeta.

2) O solamente es usufructuado y super disfrutado por ese puñado de haraganes y especuladores financieros que conforman la oligarquía vernácula a la que se le suman los grandes empresarios (incluido el dueño del mayor monopolio mediático existente hoy en el pais) que concentran el poder económico y que solo pretenden obtener suculentas ganancias en el menor tiempo y con la menor inversión posible, además de conseguir la mayor explotación laboral de la población activa que al Estado se le pueda sacar.

Pero… ¿Cómo se logra concretar la una o la otra?

  1. A) -La primera a través de un gobierno que maneje los resortes de esa economía con criterio nacional y lo haga teniendo como meta única y exclusiva una distribución de esa riqueza entre los que la producen, de manera equitativa y justa, pensando siempre que todo excedente debe invertirse (diferente de “gastar”) en saneamiento básico, salud, educación, investigación y desarrollo tecnológico que agregue valor a la producción exportable. En general esta variante termina siendo calificada de “populismo” (o… “es mentira que todos pueden vivir bien”).
  2. B) -La segunda a través de aquella manipulación mediática que se encarga de generar consenso en los sectores medios de nuestra sociedad a quienes se educó previamente en el amor por el individualismo y la meritocracia –que prende con facilidad en cualquier aspirante a pequeño o gran burgués por ser comprador compulsivo de sus mitos sostenedores – recurriendo a construcciones discursivas plagadas de falacias. La ignorancia (la verdadera) hace el resto.

Para saber cómo descubrir el grado de verdad o falsedad de ciertos relatos politiqueros y periodísticos solo basta con ir a Google (ya ni siquiera sugiero libros). Seguramente allí  lo encontrarán. Ahora bien, lógicamente les demandará cierto esfuerzo que bien vale la pena hacerlo si en ustedes está ese deseo de dejar de ser tomados por estúpidos- (dicho de manera delicada y no groseramente).  El resto es saber traspolar y aplicarlo a lo que ustedes ya conocen y ven diariamente, según les indica el buen sentido que es cuando uno se vuelve criterioso en materia de análisis de la realidad; en este caso la que ahora nos está afectando.

Veamos:

El mito de la “pesada herencia”(mito como historia imaginaria construida con alteraciones de cualidades de la  realidad vivida por gran parte de la población en el pasado reciente, basado en un relato -una patraña- elaborada con generalidades a las que supieron darle más valor del que realmente tenían y tienen) incorporó en su pobrísima –pero muy eficaz- argumentación una falacia que operó sobre la beta culpógena judeo-cristiana que cargan los componentes de ciertos sectores sociales –clase media y media baja- y que traen en su mochila por deformación cultural previamente instalada; algo que hábilmente fue usufructuado: “NO SE PUEDE GASTAR MÁS DE LO QUE SE TIENE Y PUEDE”.

Por empezar, esto, en términos económicos, es una gran estupidez. Si  así fuera, el crédito sería innecesario, entonces sobraría el sistema financiero y los bancos serían innecesarios. ¿Viviríamos mejor o peor? ¡Vaya uno a saber!!! Pero hoy por hoy  el crédito es como la sangre, que transporta el oxígeno a las células, activando, así, el crecimiento económico haciéndola funcionar (esto ya lo sostenía Jauretche allá lejos y hace tiempo). El tema siempre consistió en saber y/o definir previamente con qué fin aparecen o se crean las entidades bancarias y por qué son necesarias esas entidades en manos del Estado; y esa finalidad se la da su condición: o son públicas (estatales) o privadas.

Sobre la presentación de esta premisa tan elemental surgen infinidad de preguntas: Si el dolar es una mercadería con tan alta demanda ¿Por qué no está en las góndolas de los super mercados? Usted dirá ¡Que pregunta tonta! Pero usted ¿No es más zonzo al suponer que puede comprar todos los días en cualquier banco 10 mil dólares? ¿Tiene pesos para hacerlo? ¿No se pregunta quienes son los que compran los 600, 700 o mil millones de “verdes” que vende el Banco Central? ¿En serio cree que esas operaciones financieras forman parte de la vida cotidiana de su vecina “doña Rosa”? El común de los mortales argentinos está muy lejos de ese mundo fabricado para giles. Si todo funcionara bien y de manera justa y equitativa…   ¿Por qué no puedo gastar el producto de mi trabajo en lo que yo quiera si me lo gane? ¿Por qué no puedo gastar a cuenta si tengo acceso al crédito de una entidad financiera estatal bien administrada que no cobra intereses usurarios como ocurre hoy?  ¿Por qué –si nos referimos al Estado como administrador- los actuales e improvisados gobernantes “PRO” se preocupan en llamar  «gasto» y no «inversión» o «distribución» el atender a los más necesitados y  desprotegidos? ¿No son humanos? ¿A quién debe ir destinado lo que el Estado recauda?  ¿”Gasta y mal” el Estado cumpliendo con su responsabilidad social? ¿Quién genera esa riqueza  supuestamente «mal gastada» por el Estado, el trabajador con sus aportes y su consumo o los empresarios con sus evasiones? ¿Es justo ser rico, o incrementar el capital privado evadiendo los compromisos fiscales? Eso ¿no es delito? Entonces ¿Por qué es delictivo que un usuario se niegue a pagar una suma exorbitante por un pésimo servicio?  ¿Por qué los grandes evasores privados ven bien que el Estado subsidie sus actividades para no “jugar” a perdida? ¿Qué es el «mercado» y cuáles son sus virtudes reguladoras? ¿El mercado por si solo produce bienestar general? Entonces ¿Por qué la necesidad de monopolizar producciones, comercializaciones y el manejo de la información por parte de algunos codiciosos empresarios? ¿El libre mercado tiene un mecanismo de justicia propio que le garantiza a la sociedad equidad distributiva? Si esto no es así a la sazón  el mercado es una herramienta perversa ya que contradice su discurso  sobre las ventajas de la libre competencia  al permitir la monopolización de algunas ramas de la economía. Luego… ¿Cuál es la ventaja social que brinda el “mercado” habilitando en los hechos la existencia de monopolios? El Estado…  ¿debe ser solo una “caja”  para negocios de empresarios poderosos…  o  un administrador de los recursos que producen los que trabajan para su posterior distribución con el criterio más justo, equitativo  y solidario posible?  El mercado… ¿Es solidario? ¿Qué papel juega entonces el sistema financiero sin la intervención del Estado? Bertolt Brecht dijo alguna vez “Robar un banco es un delito, pero más delito es fundarlo”. Quizá en esto radique la diferencia entre lo público y lo privado; entre los bienes sociales y los intereses individuales. El Estado ¿Cuál debe priorizar?   

Me detengo acá para no saturar con inquietudes que el común de los mortales no se las plantea ya que le resulta más fácil y hasta tranquilizador “consumir” las falacias ya digerida que brindan  los medios que en esforzarse por pensar y buscar las razones de sus males.  

Sin embargo…  ¡Cuantas  elementales preguntas no reciben respuestas de los “medios educadores en estupideces”;  o las que brindan son simple generalidades con las cuales los ricos y los “técnicos” embaucan a tilingos y perejiles!  

Vamos a lo concreto. Entonces, los enunciados preelectorales lanzados por el “macrismo” ¿Fueron falacias?

¡SÍ!

¿Por qué?

LA GRIETA MACRISTA

Una falacia es un engaño fabricado intencionalmente para persuadir o manipular a otros; es una construcción discursiva con un argumento que parece válido, pero no lo es: “La inflación se la controla con una buena administración”. (Macri; el “lúcido” que hace dos años y medio que no la puede domar); o en relación al reciente y pavoroso acuerdo con el F.M.I.: “Le quiero transmitir a los argentinos que estamos alejándonos definitivamente de la zona (¿?) de crisis” (Marcos Peña). Claros ejemplos dado por los máximos exponentes  de la hipocresía en la gestión PRO. Ambos dieron claras muestras, el primero de impericia, brutal ignorancia y torpeza, y el segundo de un maestro en hipocresías,  jamás antes visto; hablando como si la desastrosa situación actual del país (“crisis”) nació de un repollo y sin paternidad reconocida.  

Las falacias son muy usadas en la política y en el periodismo. Este último frecuentemente las utiliza en artículos de opinión en sus  medios gráficos de comunicación y en programas pseudo periodísticos  televisivos y de radio en los cuales la argumentación y la persuasión son de especial relevancia.

Veamos tipos de falacias:

La falacia “ad hominem” consiste en evadir el tema dando solo opiniones generales, no relevante,  y con eso poner en tela de juicio  la moralidad de otros. Por ejemplo: “se robaron todo (¿?); “Son todos corruptos y ladrones” Sin identificar quienes. O el propio presidente Macri que fue y es uno–sino el mayor- de los más  conspicuo corrupto del país,  contrabandista y evasor fiscal compulsivo con deudas con el Estado multimillonarias, con cuentas off shore en paraísos fiscales legalizada por él desde que asaltó la función pública, que hoy se la pasa presionando a la justicia para que no lo investigue, se anime a sostener: “La grieta se va a cerrar cuando el último corrupto quede preso y devuelvan todo lo que se robarón”.

Otra es la falacia de la autoridad (argumentum ad verecundiam) que traducido a ejemplos concretos sería “Asi eran las bóvedas de los Kirchner en el sur; Jorge Lanata lo dijo…” “Lilita Carrio lo denunció…”. A estas podríamos agregarle los  sofisma populista (argumentum ad populum) que manipulados como falacias a través de  una construcción argumental basada en la ignorancia del resto social  termina siendo muy utilizados de manera contradictoriamente absurda por una conductora que  desde hace varias décadas opina como vocera de “la «gente» me dice” en sus habituales almuerzos.  ¡Pero hay más! Para  dar esa patina de verdad que necesita  su opinión personal y de  lobista política, esta conductora socializa la misma con un «todo el mundo sabe que…», o «…es lo que la sociedad desea/espera/quiere». La ignorancia sobre el grado de verdad o falsedad de tamañas afirmaciones hace que la aseveración, como producto deductivo, sea fácilmente comprable. “La gente”, “todo el mundo”, “la sociedad” nunca dejaron de ser generalidades total y absolutamente inconsistentes por incomprobable. La mayor de ellas es la socialización de responsabilidades, hoy usada hasta el hartazgo luego de cualquier hecatombe económica nacional: “…somos todos responsables” que es como decir nadie porque nunca se podrá meter en cana  a ese nadie que somos todos; una falacia total y absoluta ya que los responsables de la hecatombe tienen nombre y apellido y son fácilmente identificables.

Hasta aquí ejemplos de producción y venta de falacias.

Ahora bien, ¿Cuándo comienzan a derrumbarse estas falacias PRO-mediáticas? Cuando la incontinencia verbal del medio pelaje ignorante que no solo se encuentra dentro del  ejecutivo nacional (cargos claves y Secretarías de Estado), sino también en  el congreso nacional y en alguna que  otra gobernación provincial  desnudan  esa mediocridad reaccionaria y  perversa, propia de todo tilingo, abriendo sus bocotas para opinar blanqueando así  su racismo, su sectarismo, su beta discriminadora y reaccionaria, su servilismo para con los poderosos a cambio de migajas.

Pruebas al canto:

GONZÁLEZ FRAGAa) González Fraga –actual Presidente del Banco Nación de la gestión CAMBIEMOS- sostiene: “Durante 12 años le hicieron creer al empleado medio que  su sueldo medio  servía para comprar celulares, plasmas, autos, motos  e irse al exterior. Eso era toda una ilusión; eso no era normal.”

MICHETTI

b) Michetti, la vicepresidente de la Nación y presidenta del Senado de la gestión CAMBIEMOS manifiesta: “El pobre tienen que entender que es pobre y conformarse con lo que le corresponde y no creer que puede seguir viviendo como lo hacía antes.”  O “Sepan aguantar hasta que dentro de 2, 3 o 5 años podamos salir adelante”  O “Era necesario que los trabajadores salieran de la fantasía del consumo

VIDALc) Vidal, la ignorante gobernadora del principal estado provincial del país –Buenos Aires- afirma en el Rotary Club: “¿Es equidad que durante años hayamos poblado la provincia de universidades públicas cuando todos los que estamos acá sabemos que nadie que nace en la pobreza en la Argentina hoy llega a la universidad?”.

 

GERARDO MORALESd) Gerardo Morales (gobernador de Jujuy implicado en más de un negocio turbio como operador de empresarios como los Blaquier, hoy a cargo del gobierno provincial) manifiesta: “Si estas causas contra Milagros Salas fallan, tengo 60 más para imputarla”….

No hay nada más que agregar. Saque usted lector sus propias conclusiones.

Conclusión: Ni la situación económica dejada por el anterior gobierno –“pesada herencia”-  fue tan pesada como la pintaron ya que comenzaron a blanquear sus verdaderas intenciones al segundo día de hacerse cargo del gobierno con hechos y decisiones económicas concretas: Apostar a la timba financiera con el endeudamiento externo como recurso. Esto no hubiese sido nunca posible si las condiciones en que se encontraba el país hubiesen sido malas;  nadie presta a un insolvente, lo cual permite deducir que el gobierno de Macri solo pudo endeudar al país de la manera descomunal que lo hizo  en apenas un año porque el país tenía solvencia económica y las condiciones político-sociales con que  recibió el país así se lo permitieron.    

La  pobreza cero, la eliminación del impuesto a las ganancias en los trabajadores, la no devaluación, la generación de trabajo genuino, el no aumento de tarifas,  el cuidado de los jubilados, el no ajuste, nunca estuvo en los planes PRO. He aquí las falacias con las que engrupieron a la población.

Ninguno de los integrantes del “equipo de lujo, ni su director técnico –Macri-” sabía cómo se gobierna la Nación: “Nos equivocamos porque estamos aprendiendo (Aranguren-Michetti-Peña)”. Siempre supieron y solo  saben cómo hacer negocios con el Estado. La mayoría de ellos son CEOS empresarios que siempre operaron con el Estado en materia de obras públicas sacando el mayor provecho posible.  El resto; el resto de los interesados PRO solo son simples operadores financieros de bancos extranjeros.

Ahora ya nadie puede tener dudas que venían dispuesto a concretar una devaluación y con ella una brutal transferencia de riqueza de la población laboral a los que más tienen; vinieron para  quitarles todas las retenciones, impuestos y gravámenes a los poderosos, vinieron a legalizar el saqueo del país implantando la especulación financiera (bicicleta) como la más clara y eficiente (por su rapidez) herramienta para la fuga de capitales  y de los dólares que ingresan como préstamos (basta leer el memorándum de acuerdo con el  F.M.I. para enterarse de cuál será el destino de ese préstamo).

Nunca antes se había logrado generar tamaña crisis económica en tan poco tiempo. Lo grave es que todavía hoy existen dentro de nuestra sociedad ignorantes personajes que como verdaderos leguleyos intenta explicar lo inexplicable repitiendo las estupideces que  bajan los integrantes del “equipo de lujo” Macrista y son transmitida por la “cadena Clarin” de periodistas inescrupulosos y serviles que jamás asumirán su alta cuota de responsabilidad cómplice en la generación del actual mal pasar de los argentinos.

¿Cómo pueden ciertos personajes de este gobierno tener el coraje de hablar sobre su buena gestión cuando en dos años se comieron ministros y presidentes de bancos porque los “lujosos” no dejaron defecación por realizar en su paso por la función pública (fuera de llenarse los bolsillos de guita)? Estoy hablando de decisiones en materia económica tremendamente perjudiciales para el país y sus intereses; perjudiciales para la población en general y solamente muy beneficiosas para ellos y/o para los que ellos representan. La inexperiencia, la ignorancia política (y general) y la ineptitud en todos y  cada uno de los hombres del gobierno de Macri impiden que sean “presentables” en términos internacionales porque resulta incompresible para cualquier operador extranjero medianamente serio entender su designación y/o el rol que cumplen dentro de un Estado Nacional (más allá de reconocerlos como simples delincuentes de dudosa moral). Carrió, llegado el momento de tener que dar cuenta de tanta perversión, seguramente acudirá a otra de sus actuaciones magistrales para mostrarse como loca (algo que le cuesta muy poco) y así salvar su ropa como inimputable frente a la justicia.

Hoy por hoy es muy evidente que  gracias a Macri (con su agente de prensa Lanata) y su equipo de lujo, el pueblo argentino está siendo considerado a nivel mundial como un pueblo de brutos, torpes  e ignorante; consideración que por suerte a una muy importante porción de ese pueblo que conformamos, no nos cabe como sayo; pero por esa irresponsabilidad  del resto -los votantes de este rarísimo engendro político llamado PRO-  lamentablemente así nos ven.

Gran parte de los argentinos entraron “sin querer queriendo” en el libro guinness de record  como los mayores giles compradores de falacias del mundo ¡Si señor!!! Nos devolvieron al mundo… pero como un pueblo de imbéciles!!!


NADA NUEVO BAJO LA VIÑA DEL “SEÑOR”

7 enero 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política Nacional

JONATHAN SWIF

Por Victor Leopoldo Martinez (*)

En octubre de 1710 las urnas inglesas le  habían dado la victoria a los “Tory” (Conservadores), el partido que defendía el final de la guerra (de Sucesión Española: 1701/13) en la que aquella nación estuvo embarcada desde el primer año del reinado de Ana (Estuardo -1702).  Jonathan Swifs,   autor de la famosa obra “Los viajes de Gulliver”, fantástica novela donde vuelca una feroz crítica sobre el inhumano, cómico y orgullosamente bestial sistema político-social vendido como “civilización”, cuenta en su trabajo “Escritos Políticos” –pág. 145- que cuando  regresa de Irlanda a Londres después de la caída de los Whigs (Liberales), fue recibido por un viejo militante del partido perdedor –R. Harley- que como buen “panqueque” de la época, se había vuelto “tory moderado”.  Este personaje supo utilizar el genio de Swif para, a través de la prensa, manipular a la opinión pública inglesa. Harley le propuso  a Swif ser periodista al servicio del gobierno Tory ofreciéndole que se hiciera cargo del periódico gubernamental The Examiner. Solo debía “afirmar los principios y justificar los procedimientos del gobierno entrante”. De modo que la tarea más urgente del periódico gubernamental fue la de “culpar al anterior gabinete –gobierno- de prolongar aquella contienda arruinando la Nación”.

Traído esto a nuestro país y a su actual realidad política, la similitud  no debería llamar la atención en materia de “transferencia de culpas”; menos aún puede asombrar que Magnetto (Macrista por conveniencia) y el Grupo Clarín hayan comprado los servicios del hasta el 2010, su mayor detractor –Jorge Lanata, que lógicamente no le llega ni a los talones al escritor irlandés- para la tarea “anti k” que viene realizando. Tampoco puede sorprender  el blindaje mediático que recibe el actual gobierno nacional en materia de justificación de todas y cada una de sus medidas. Lo consigue a través de una constante manipulación  de la información desviando la atención hacía  “pasados hechos de corrupción “k” y/o la pesada herencia”. De este modo se crean cortinas de humo que tapan los descomunales negociados que con total impunidad llevan adelante el propio presidente, sus familiares con Franco (padre y hermano) y el primo Calcaterra a la cabeza, los CEOs “M” y hasta el denunciado por estafa por su propia familia, Etchevehere (S.R.),  todos integrantes del equipo ministerial de lujo que según “Mauri” es el mejor de los últimos 50 años.

Nunca hubo nada nuevo bajo la viña del señor. Sobre el “4to” poder, solo basta separar ciertas características en el modus operandi periodístico ya que el avance tecnológico  fue actualizando las herramientas generando diversidad de plataformas.

Dividido en dos aspectos: a) La labor periodística y b) utilización de los medios (prensa escrita, radial, televisiva, control de la redes sociales, etc. etc.) como herramienta de presión política, las conclusiones saltan automáticamente.

Para el  caso a) es claro que el “periodismo estrella” ha desvirtuado totalmente nuestra profesión que era –y es- informar objetivamente. Hoy “actuar” la “desinformación” es mucho más redituable política y económicamente que informar objetivamente. Poco importa la sincera respuesta que un invitado a un reportaje pueda dar si esta no se ajusta a lo que el “entrevistador estrella” quiere que la “audiencia escuche”.  El “periodismo de opinión”, tan viejo como nuestra profesión,  practicado por “conductores estrellas” como los Lanata, Morales Sola, Blanck, Vander Koy, Bonelli, Castro(Nelson),Leucos, Majul, Fantino, Del Moro, etc, etc,  son los que hoy con ficciones y relatos elaborados con datos  tergiversados a través de la manipulación, logran construir en el inconsciente colectivo esas “pos verdades” que luego el ciudadano común reproduce como “reales” sin siquiera constatar su grado de verdad o falsedad. Insisto con lo que vengo sosteniendo en mis aportes por este medio: Si lo dice el “Conductor Estrella” o  “tal o cual” programa o medio, entonces es cierto. La ignorancia y el vacío de lectura y conciencia crítica que la educación formal no logra instalar en la sociedad, son los mejores y más aprovechables elementos para que la manipulación mediática “prenda”.

Para el caso b), Macri, con un delirante e irreal discurso hoy gobierna un país ficcionado que los medios adeptos y socios en los grandes negociados (Clarin y La Nación) dan cobertura y sustento. En esa imaginaria argentina mediática todo funciona bien y mejor que cuando gobernaba CFK. Pero para que esta ficción funcione ahora necesita que no existan voces disonantes en materia periodística; eliminar a los jueces que pretendan imponer justicia según lo que establecen  las leyes dentro de un Estado de Derecho, por su “peligrosidad”; que la división de poderes en este tipo de gobierno poco importa por no ser necesaria su aplicación política a los fines empresariales; que carece de valor la vida de cualquier argentino si con ella se  entorpece el valor superlativo de cualquier negociado;  que los trabajadores, jubilados y los que menos tienen deben ser los que más “pongan” para que los ricos y poderosos no lo hagan. Tapar la corrupción de la actual gestión, en plena ejecución, con acusaciones sobre corrupciones ajenas y anteriores, por ahora y por lo que se ve, seguirá funcionando durante el 2018, tal como funcionó en aquella vieja propuesta que recibió Swif del panqueque ingles Harley.

(*) Escritor, Cineasta, Periodista.


BALANCE 2017 – Entre promesas y la estupidez, la realidad

28 diciembre 2017

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política Nacional.

Publicado el 28 de diciembre de 2017 –día del “inocente”- en: http://www.elesquiu.com/correoyopinion/2017/12/28/entre-promesas-estupidez-realidad-271433.html

ENTRE LAS PROMESAS Y LA ESTUPIDEZ, LA REALIDAD

ENTRE LAS PROMESAS Y LA ESTUPIDEZ, LA REALIDAD

Por Victor Leopoldo Martinez (*)

A 2 años de gestión, el “CAMBIO PRO”, hoy por hoy, es un hecho. Se  lo puede comprobar en el deterioro de esa economía que afecta a una porción importante de nuestra sociedad. Graciosamente los “tecnócratas PRO” la  presentan  como  “saneamiento de la economía nacional” ya que en sus diagnósticos aparece el “exceso de distribución” por parte del Estado de las riquezas que produce la parte activa de la sociedad como un mal símil cáncer. ¿Cómo lo solucionan?  Con  un brutal ajuste sobre los trabajadores y jubilados  y una simple articulación de resortes claves de la economía para conseguir mejores negocios para amigos y familiares con dinero ajeno –en este caso del Estado- en materia de Obras Públicas; endeudamiento interno y externo para introducir las “divisas”  en la timba financiera y luego sacar las ganancias del país colocándolas en paraísos fiscales, para por último transferir sus pasivos al Estado vía “estatización” para que sus deudas las paguemos todos. Pero no se conforman solo con eso.  También incluyen  la eliminación de sus pagos  por compromisos fiscales. ¿Las prometidas “inversiones externas”? Nada por aquí, mucha por allá. ¿Adónde? ¡En la misma timba financiera! No existe país en el mundo que ofrezca tasas de interés de entre el 25 y el 35 %. ¡Los capitales golondrinas… de parabienes! ¿Cómo se pagan esos intereses? Con recortes presupuestarios y más deuda externa. Una bola de nieve imparable.

¿Se benefician los argentinos con este saneamiento? ¡Claramente No!  Solo lo  hacen  los grupos que la operan. Pero además cuentan con un “plus” extra: Esto es vendido mediáticamente como esa entelequia construida con acertijos indescifrables disfrazados de un cientificismo matemático bastante burdo por lo absurdo y a todas luces engañoso pero que en lo concretó viene beneficiando desde hace 2 años  -¡y vaya como!- a los sectores  más privilegiados de nuestra sociedad; y  en un plazo record.

La supuesta eficiencia de una gestión gubernamental  basada en la enunciación permanente por parte tanto del Presidente Macri como de sus funcionarios y legisladores, en esa letanía  exasperante  de generalidades vacías  de contenidos pero llena de simples promesas y/o expresiones deseos, solo puede conformar a esa marcada ignorancia  que como producto social instalado tampoco es casual. Es muy evidente que esa ignorancia es   consecuencia de una mala educación –o mal formación- claramente impartida por los medios de comunicación en los últimos 40 años.

Gobernar políticamente un Estado bajo ningún punto de vista  se lo puede equiparar con   “administrar” una empresa. Estas últimas, y dentro del sistema capitalista nunca tuvieron como objetivo  distribuir  la riqueza producida por los que trabajan en ellas sino por el contrario, siempre buscaron la mayor rentabilidad posible para sus propietarios  al más bajo costo laboral y con la menor inversión que se pueda. En nuestra Argentina esto fue una constante desde hace 150 años. Un empresario argentino jamás abriría sus contabilidades; menos las haría públicas. Muchos de ellos, como formadores de precios suelen ser  generadores  de “crisis” para luego emitir “comunicados” sobre supuestas “perdidas”, que nunca terminan siendo tales ya que no se conocen –en nuestros país por lo menos- ex grandes empresarios que hoy sean mendigos de puertas de iglesias.

En un país serio y “normal”, el Estado tiene el DEBER POLITICO de administrar y distribuir todas las riquezas que la Nación tiene y  produce dentro de su territorio, de manera justa y equitativa, cubriendo las necesidades básicas de todos sus habitantes. Lo fija nuestra constitución.  Para eso el Estado debe recaudar y con ello financiar todo su funcionamiento,  el bienestar y el desarrollo material del país logrando así elevar la calidad de vida de TODA la sociedad.

El gobierno de Macri comenzó su gestión desfinanciando al Estado, favoreciendo a los sectores económicos concentrados. ¿Cómo? Devaluando  la moneda, eliminando retenciones al agro y a las mineras, suprimiendo impuestos a los ricos y a los grandes empresarios, facilitando la concentración de los medios de comunicación,  reabriendo la timba financiera con el festival de bonos y  lebac y volviendo a colocar al país a la cabeza de los que tienen  mayor endeudamiento externo en la región. Lógicamente ese desfinanciamiento debe ser cubierto de alguna forma para que todo no salte por el aire. Entonces con criterio empresarial Macri viene buscando y accionando para que ese déficit lo cubran no casualmente los que más tienen -que a diario se siguen enriqueciendo de manera descomunal-, sino que la “pongan” (palabra presidencial)  las provincias (menos Bs.As.) a riesgo de terminar desfinanciadas por extorsión, pretendiendo que los trabajadores y los jubilados acepten mansamente las reformas laborales y previsionales sino las balas y los palos de la Ministra Bullrrich serán el castigo por desacato. La “grieta” social que prometió cerrar, Macri la agrandó. Con estas políticas… ¿Quiénes pueden comprar el verso de “POBREZA CERO”? Solo los ignorantes. Entonces que los que nunca trabajaron y siempre vivieron del esfuerzo ajeno y la especulación le quieran fijar condiciones inhumanas a los que sí lo hicieron (hoy jubilados) y  leoninas a los que  hoy lo hacen (trabajadores), no solo presenta al gobierno PRO como perverso sino también impúdico.

Macri es el único de los 5 mandatarios a nivel mundial que sigue en el poder después del escándalo internacional de los “Panama Paper”. El gobierno Argentino de los últimos 2 años es  considerado por la prensa internacional como el más corrupto a nivel planetario junto al de Brasil. Los medios adeptos solo hablan de la corrupción “k” (que seguramente existió pero que no puede ser pretexto para encubrir la actual). La Justicia Argentina sufrió en estos 2 años el mayor envilecimiento que su historia haya conocido superando aquella de las 1ra y 2da “décadas infames”.  Los presos y las persecuciones políticas y raciales están a la orden del día. Casi 100  argentinos muertos por negligencias e inoperancia oficial  entre bomberos de Iron Mountain, gendarmes, marineros e integrantes y defensores de pueblos originarios encarcelados y muertos en represiones tiene en su triste haber el actual gobierno. El supuesto “asesinato” de Nisman montado de manera circense por el Juez más corrupto –Bonadio-  sirve para “entretener a la gilada” (lo aseguran los propios funcionarios en voz baja). Todo esto son algunas muestras de un modo de entender la política (con fuerte represión como la del 14 de este mes) y un estilo de hacer  política basado en falsas promesas, el engaño permanente, todo con un solo fin: encubrir los  grandes “negociados” con dineros ajenos llevados adelantes por los amigos CEOS y Ruralistas de este gobierno. Estoy describiendo ni más ni menos que a la vieja y tradicional oligarquía que inescrupulosos como Julio Bárbaro (hacedor del menemismo) y “Chiche” Duhalde niegan que hoy exista.

¿Alguien puede refutar estos datos y  hechos concretos sin acudir a esas harto conocidas letanías comparativas  con la corrupción “K”? No son  pocos los “k” que hoy están presos… pero no así algún corrupto “M”; incluido el propio Macri.

¡Claro que volvimos al mundo que ansiaba Lanata! ¡Y lo estamos haciendo en el triste papel de profilácticos  de intereses oligárquicos y buitres financieros internacionales!  ¡Claro que tanto el  balance como el saldo son positivos para el gobierno y sus defensores! ¡Sin ninguna duda! Lo grave está en la estupidez de los otros, esa parte de la sociedad –el “medio pelaje” de la  clase media- que desde una supina ignorancia repiten argumentos y relatos falaces. Lamentablemente todavía no se dan cuenta que están viviendo los últimos días de un final anunciado con entierro miserable incluido;  aunque mediáticamente esto sea escondido. Como en otras oportunidades repito: Evidentemente la naturaleza tiene límites; la estupidez humana NO.

(*) Escritor, cineasta, periodísta.


SI DE “CADENAS NACIONALES” HABLAMOS…

27 abril 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, De nuestra redacción

SI DE “CADENAS” HABLAMOS, SE PASÓ DE LAS “CADENAS NACIONALES K” A LAS CADENAS NACIONALES “M.ESQUIZO”.

Gils Carbó

pedro-del-arrabal-3

Por Pedro del Arrabal

De las cadenas de Cristina de una hora (diarias o semanales) con anuncios o inauguración de obras que hasta hoy se las pueden visualizar (y apúrese antes que los “PRO” las desaparezca), estamos hablando de hechos concretos constatables, pasamos a las cadenas “M”, permanentes y continuas, de 24 horas, realizadas por un neurótico con anuncios fantásticos y promesas de mundos irreales de bienestar a futuro y en cuotas. Cadenas donde hay que soportar a un esquizofrénico presidente que aunque las realiza de manera esporádica por sus evidentes limitaciones lingüísticas para expresarse oralmente, producen vergüenza ajena.

DATOS DE LA REALIDAD

Pero las actuales cadenas a ojos vista y a oído escuchadas son mucho más abarcadoras por el nivel de alcance y tener a los medios de comunicación monopolizados como aliados ESCONDEDORES de la realidad y multiplicador de estupideces. Y todo se cubre; aparecen estos medios maquillando y anunciando con bombos y platillos los disparates Macrista sin siquiera verlos sonrojarse; tampoco se sonrojan sus acompañantes, esa caterva de funcionarios y menos obsecuentes periodistas (y no pocos pseudos periodistas) sicarios ignorantes (pero no por eso menos hdp) en ese gran circo mediático montado para destruir al kirchnerismo y donde el dueño del mismo –Magnetto- está llenando sus bolsillos de oro.

Durante las 24 horas del día tanto Radio Mitre (y sus repetidoras en todas las provincias), TN, Canal 13 + los medios del grupo Vilas-Manzano + A24, Canal 26 que tienen infinidad de programas donde los comentarios políticos venenosamente anti populistas están a la orden del día; que incorporaron esa modalidad de ridículos panelista adonde sientan bípedos simiescos que con toda su ignorancia a cuesta pueden opinar de una reforma del código penal, la influencia positiva de los “Lebacs” en el bolsillo del ciudadano(¿?) y la mejor forma de batir las claras para preparar un merengue de vida económica y así ayudar al gobierno en el ahorro de energía. Llamativamente estos “ilustrados” sabelotodo omiten mencionar que de ese modo también estamos evitándoles a las empresas distribuidoras de energía algún gasto extra con estúpidas inversiones cuando las cosas en este país -y si de servicios se trata- los eficientes empresarios “lo atan con alambre” (hasta cuando se corta el servicio por falta de mantenimiento). Estoy hablando de esas programaciones pura y exclusivamente dedicadas a ser la parte funcional, como buenos soldados que son y de paso engrosar el ejercito mediatico del CEO capo mafia del Grupo Clarín quien le declaró la guerra a los “K” hace ya 9 años.

LA DEUDA DE ALICIA KIRCHNER

Y… ¿La verdad? Taladran la cabeza; y no casualmente con verdades.

Con la sociedad domesticada resulta fácil detectar cierta docilidad en la población de clase media en general.

Por ejemplo, para ese gran sector social, hay “cadenas” y cadenas. Estaban las de Cristina que no dejaban ver novelas por demás interesantes donde doña Rosa y sus amigas de barrios ricos de Brasil, Colombia, Venezuela, o Turquía mostraban sus penurias amorosas mezclándose con lo buenos y rescatable pobres y/o negros de suburbio urbano; y están las actuales que no dejan ni un minuto de machacarse durante las 24 horas del día con historias que hablan de los chorros “K” vendida como una interminable novela de suspenso en un mundo de fantasía televisiva, mientras en la realidad los chorros “PRO” pueden seguir afanando a manos libres, con total impunidad ya que la corrupción cambio de nombre pasando a llamarse “conflicto de intereses”. Pero ahí no termina la cosa; en las tandas publicitarias  te “venden” inexistentes “brotes verdes” de un árbol económico que en la realidad, ellos –los PRO- se encargaron de irlo secando para llevarlo al tobogán de la recesión y hoy está en caída libre.

Ahora bien, cabe preguntarse por qué esos defensores de la libertad de expresión y libertad de prensa, que hace algunos años pedían “queremos preguntar” cuando el gobierno era kirchnerista, y hoy –de golpe y muy “llamativamente”- desaparecieron en ellos esas ganas y pasaron a ser “busquemos basura para tirársela a la Yegua”. El caso Santa Cruz es el ejemplo más reciente y tétrico de esto que estoy diciendo: “Un blog OPPI, comenzó a decir que no les pagarían a nadie del Estado Provincial y que la gobernadora (Alicia Kirchner) estaba por huir. Extrañamente, ya estaban en el lugar equipos completos de Canal 13 y América 2, también Canal 26, e incluso uno de los cronistas del TN armó una escenografía, cual director de teatro, para que cuando se saliera al aire la gente cantara y puteara a los funcionarios. Los manifestantes iban llegando y comenzaron a romper parte de la residencia gubernamental” (1)

QUEREMOS PREGUNTAR

Acá, los anteriores “pregunteros” dejaron ese apasionado amor y respeto por las instituciones del Estado y sus leyes (sea este provincial o municipal, y dejamos afuera el nacional porque su jefe lo tiene “bajo control”) y se volvieron “golpistas de facto” en nombre de su “lucha contra la corrupción k”.

Si a todos estos muchachxs periodistas les atacó la amnesia por pasar por ventanilla, nosotros les ofrecemos este “tónico” ayuda memoria sobre la gestión Macri como para recuperar esas ganas de volver a preguntar.

En lo que viene no hay nada inventado; son dichos y hechos de Macri referidos a su gestión. Sabemos que les puede ocasionar trastornos mentales su lectura pero deben ser fieles a su profesión y aguantar como lo viene aguantando el pueblo argentino.

MACRI 1

Veamos:

Uno podría comenzar reconociendo en Mauricio Macri algo, si se quiere virtuoso, como por ejemplo su inmoralidad. Esa anti cualidad, en ocasiones le aflora en forma de fallido del subconsciente de manera un tanto esquizofrénica: «Me siento muy preparado para ser presidente». «Hay que dividir entre los dirigentes que dicen la verdad y los que los están engañando“. «Lo políticamente correcto es decir mentiras.» «Vamos a construir 40km de subte» «Debe haber un error de carga»; «Te la debo, no estoy en tema»;«Qué sé yo qué pasó, si yo hice sociedades o no, si lo hice en algún lugar o no. Son cosas mías de mi vida privada.»(Esto último al ser consultado por el escándalo de los Panamá Papers)

A.R

Claro…, tener un intelectual y ¿filosofo? de la talla de Alejandro Rozitchner como asesor y sostén “anímico”, que evalúa las conductas humanas de acuerdo a la cantidad de años de terapia psicoanalítica (20 para “Mauri”, ¡Casi la mitad de su vida!) como garantía de “equilibrio” psico-emocional y no por lo contrario, como carente del mismo lo que lo llevó a ser prácticamente un neurótico terapia-dependiente hace todo entendible: “Mauricio hace 20 años que hace psicoanálisis y no me parece menor (nos imaginamos que el dato). Lo digo con orgullo, debe ser el único presidente argentino que ha hecho tanto tiempo psicoanálisis. Lo que implica involucrarse en un proceso de años de trabajar sobre sí mismo y de intentar conocerse e intentar darle vuelta a las cosas me parece que es un buen signo”. ¡Que las da vuelta a las cosas nadie tiene dudas!!! Pero por otro lado y sin ser un erudito académico uno puede inferir que las palabras de aliento de semejante asesor (con 50 lucas de honorarios mensuales) hacen que la tendencia mitománica en don Mauricio sea hasta cierto punto entendible.

Ahora bien, la cosa se agrava cuando este mismo gurú filósofo se despacha con:

“Me gusta pensar en el objetivo de la presidencia como una mutación psicológica de Argentina. Hay que curar un país que históricamente está muy acostumbrado al autoritarismo, a la corrupción, al ventajismo. Ahora estamos en una Argentina nueva“. ¡Esto ya es sumamente grave!!! Sin ninguna duda!!! Es tan nueva como la argentina que vivió el empréstito Rivadaviano con la banca Baring Brothers, como el tratado Roca-Runcimann, como la convertibilidad Cavallo-Menemista!!!

SOCIEDAD CLARIN-MACRI

Pero detengámonos en el estado esquizofrénico que puede mostrar un individuo a partir de sus palabras, enunciados y hechos y entonces intentar descular si se trata –o no- de una patología inhabilitante para el ejercicio de la función publica por su grado de perversión.

La amoralidad por parte de don “Mauri” de utilizar el engaño de la “pesada herencia” para su: «El Estado tiene que cobrar menos impuestos“, es lo que le permitió realizar la mayor transferencia de riqueza nacional a los poderosos grupos económicos que concentran su manejó, desfinanciando de ese modo al Estado Nacional y permitiendo que el sector financiero opere sin mayores inconvenientes en su fácil tarea de alimentar el endeudamiento externo que hoy por hoy son fondos que ni siquiera ingresan para paliar el déficit fiscal ya que la bicicleta financiera es mucho más tentadora y redituable para los operadores.

Pero sin ser un Rozitchner, ni tener muchas pretensiones de jugar de psicólogo, uno –o nosotros- podríamos aventurarnos en analizar los dichos del actual mandatario que los medios hegemónicos “pasan por alto” en su afán por mostrarlo como lo que en realidad no es.

LAURA ALONSO

El actual presidente de la Nación Argentina –Mauricio Macri- que sin sonrojarse asegura: «Yo nunca estoy de vacaciones” es el mismo que siendo Diputado Nacional en el 2006, de las 321 votaciones que hubo en el congreso faltó a 277 («Si no te aburre una sesión en el Congreso, sos un anormal»); que como gobernador de la C.A.B.A. y hasta el 2013 se tomo 260 días de vacaciones en 6 años de gestión (a razón de 43 día por año); y es el mismo que ahora, presidente de la Nación es el mandatario que menos trabajó en la historia nacional ya que cuenta con 41 días sin hacer nada en 450 días de gestión (casi el 10 %); y encima afirma: «La crítica más grande que me hacen mis amigos y equipo es que tendría que bajar el ritmo”

Y… Sí… es:

  1. a) El presidente que maneja un país con el mismo criterio que utilizó como empresario que manejó un club de futbol; y evalúa las relaciones internacionales desde esa experiencia: “ «La venta de Tevez (jugador de Boca, club que el presidió en algún momento) va a mejorar nuestra relación con China”(¿?)
  2. b) El presidente que se vanagloriaba de contar para su gestión de gobierno con “el mejor equipo de los últimos 50 años”, y al año de gestión defenestra a uno de los integrantes del mismo sosteniendo: “ «Prat Gay (su primer ministro de economía) nunca se sintió cómodo…resentía el trabajo en equipo”
  3. c) El presidente que mayor cantidad de ineptos y corruptos logró juntar a su lado y encima dice de su vice presidenta que manejó dudosos fondos de campaña :” «Michetti es una persona intachable”
  4. d) El ignorante Presidente que frente a sus reiteradas torpezas y sus marcadas limitaciones despega de su anterior papel de ilusionista desplegado en su campaña electoral y hoy confunde los fines de cada oficio ya que los magos se dedican a hacer magia y los presidentes a gobernar: «No soy un mago que conduce, sino un presidente que convoca(¿?)”
  5. e) El “dicharachero” Presidente que con sus “chanchos amigos, también presidentes” manejan la relaciones internacionales con un simple: «Con Trump hablamos y me dijo ‘vamos a tener la mejor relación, ‘olvidate'”
  6. f) Fue el candidato a presidente del grupo Clarín; ese que señaló en la parodia televisiva de debate presidencial: «DANIEL, ¡EN QUE TE HAN TRANSFORMADO!!! PARECES UN PANELISTA DE 678!!!”
  7. g) Es el presidente que en sus primeros 15 meses de gestión generó el mayor desempleo y el mayor endeudamiento externo en el menor tiempo posible y que en el mismo debate le dijo a su contrincante: «DANIEL, SOMOS LOS ÚNICOS CAPACITADOS PARA CONDUCIR EL PAÍS. USTEDES SON UN PELIGRO”
  8. h) Es el presidente que transfirió la mayor cantidad de riqueza existente en el país a los más ricos – incluido él- como si fueran bienes propios y descaradamente sostiene: «LOS BIENES PÚBLICOS PERTENECEN A TODOS LOS ARGENTINOS. NO SON PARA EL USO DE LOS FUNCIONARIOS.”    

MINISTRO TRIACA

i) Es el presidente al que siempre le faltó la puntada final a sus dichos y no por casualidad sino por causalidad de objetivos:

i-1) «Este gobierno va a combatir la corrupción. Seré implacable (Le faltó agregar) “con la de los otros”

i-2) «Este gobierno no esconde los problemas de inseguridad, (le falto agregar) los provoca”

i-3) «Nosotros somos el Gobierno que más apoyo tiene en América Latina” (le faltó agregar) de los partidos de derecha”

i-4) «La gente escucha Mitre porque cree que Lanata y Longobardi dicen la verdad”, (le faltó agregar) pero no sabe que mienten y fabulan como yo”

i-5) «Hay una revolución de inversiones” (le faltó agregar) especulativo-financieras”

i-6) «Necesitamos que la gente venga a la mesa a decir qué es lo que voy a ceder, no qué voy a sacar” (le faltó agregar), y esto va dirigido a todos los que trabajan” (aunque después lo pidió directamente)

i-7) «El piquete no tiene más razón de ser porque nuestro gobierno se sienta con todos los sectores” (le faltó agregar) menos con los que cortan calles, rutas con estúpidas e insensatas demandas. Nosotros estamos para atender las demandas de sus patrones”

i-8) «El aire acondicionado integra el cóctel explosivo y siniestro que inventó el gobierno anterior» (le faltó agregar) junto con ese perverso mejoramiento del salario, de calidad de vida, de posibilidad de acceder a la salud, a una vivienda y a la educación, ventajas que no deben estar al alcance de todos” (pero luego lo aclararon Michetti y Gonzales Fraga)

i-9) Es el hombre que creció, vivió y vive transgrediendo cuanta ley o norma haya existido y existe, pero manifiesta: «El camino es lograr proteger al ciudadano que cumple con la ley, es algo que tenemos pendiente” (le faltó agregar) “y no pensamos cumplirlo”

i-10)Es el presidente que socializa su propia imbecilidad (o hija putes) basado en la estupidez instalada mediáticamente en un minoría social, importante en número pero que no excede el eterno y tradicional 30 % : «Subestimar al Gobierno es subestimar a todos los argentinos“(le faltó agregar) porque aunque parezca que la «caramelera» (cabeza) la tengo vacía, estúpido no soy”

i-11) Es el empresario, gobernador y presidente con mayor cantidad de causas por estafa, contrabando, evasión fiscal se anima a hablar de: “Lo revolucionario es haber puesto la honestidad como un valor“(le faltó agregar) “algo que yo jamás conocí ni quiero conocerlo… como tampoco quiero conocer qué es trabajar”. La prueba de lo anterior está en sostener que para aplicar las tenebrosas medidas de ajuste que viene llevando adelante su gobierno, él aconseje : “Siempre le pido a mi equipo que no pierdan la capacidad de reírse y disfrutar, porque la tarea es dura”, (le faltó agregar) “no para ustedes sino para los que van a padecer sus decisiones”.

i-12) Seguramente con conocimiento de causa, Macri es el empresario y funcionario público que más se beneficios logró gracias la corrupta justicia; por eso puede sostener sin inmutarse: “Los jueces han interpretado las leyes en muchos casos en favor de beneficiar a quien delinquió”(le faltó agregar) “y aquí me tienen”.

A confesión de parte…: “Si alguno de mi familia tiene algún problema, lo tendrá con la justicia penal económica, no por mi puesto” (le faltó agregar) pero eso también eso se arregla con ayuda de colegas y gracias a un acuerdo entre “familias” italianas (¿lo dirá por los Macri-Magnetto?)

(1) Fuente: http://telegra.ph/El-gobierno-juega-con-fuego-al-optar-por-una-comunicacion-de-guerra-permanente-en-el-campo-virtual-medios-y-redes-y-el-real-repr-04-24


POLITICA II: JUSTICIA MANIPULADA Y PERIODISMO DE “GUERRA” Vs. PERIODISMO “MILITANTE”

18 abril 2017

C.AB.A., Argentina, UNSUR-CELAC, EL EMILIO, Política Nacional, de nuestra redacción

SEGUNDA PARTE

PERIODISMO DE “GUERRA” Vs. PERIODISMO “MILITANTE”

Por Victor Leopoldo Martinez   

La manipulación de la Justicia por parte del poder mediático, si bien es cierto ya existía desde tiempos inmemoriales, se hizo más evidente en relación a su máximo exponente -Magnetto y el grupo Clarín- luego que este lograra el control de Papel Prensa conseguido gracias a la última dictadura a través de su característico manejo mafioso y como retribución de los militares por los favores recibidos de parte de la “señora Noble” y Magnetto quienes vendieron la imagen de una dictadura “derecha y humana”.

TITULARES DE CLARIN 4 (2)

A esto le siguió el trabajo desestabilizador sobre el gobierno de Alfonsín que no se avino a ninguna de sus demandas. Entonces y desde las sombras Magnetto recurrió a los “cara pintadas” para sus intentos desestabilizadores. No dejó de lado los golpes de mercado (con Marcelo Bonelli como operador estrella) situaciones que fueron minando la estructura económica y la confianza pública en el primer gobierno democrático que siguió a aquella sangrienta dictadura.

La frutilla del postre Magnetto la consiguió operando sobre Menem a quien logró sacarle -vía privatización- Radio Mitre, Canal 13, la instalación de TN y el comienzo de la monopolización del servicio de TV por cable (Cable Visión y Multicanal) prácticamente en todo el país. Todo venía bien ya que la cuestión comunicacional se regía con la ley de radiodifusión impuesta por la última dictadura. Hasta con Néstor Kirchner había “acordado” algo.   Pero… a Magnetto se le pudre todo cuando el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en el año 2010 decide reemplazar aquella norma por la nueva ley de Comunicación Audio Visual N° 26.522. Cuatro artículos de la Ley (41, 45, 48 y 161) le frustraban a la mafia de Clarín los jugosos negocios que la monopolización de medios le venían redituando hasta ese momento (incluido el mayor de ellos –las trasmisiones de futbol- que el gobierno kirchnerista se lo termina de arruinar con “futbol para todos”). Una justicia “disciplinada” previamente daba curso a las sucesivas medidas cautelares que el grupo fue presentando hasta el 2015 infringiendo todo tipo de normativa con total impunidad ya que el control de la opinión pública y la justicia por parte del grupo era  -y es- un hecho.

La guerra se declaró y es abierta. Hasta el columnista de Clarín Julio Blanck reconoció públicamente que su medio –Clarin, con él como protagonista- practicó “periodismo de guerra” y aclaró “donde nosotros ganamos porque salimos vivos” (leyó bien PERIODISMO DE GUERRA, no periodismo).

Obviamente que visto este descarnado cuadro de situación, la opinión pública “controlada” tenía –y tiene- una sola lectura de la realidad y la venden los medios hegemónicos.

Y la guerra continúa hasta nuestros días, pero con otras características ya que el cambio de gobierno produjo muchísimas novedades, todas relacionadas con esa impensada desnudez en materia de ideas e iniciativas que comenzó a mostrar la clase política argentina y cierta dirigencia gremial vuelta en “empresaria” desde la aparición del menemismo.      

El vacío de ideas y propuestas –o contra propuestas- políticas tanto en la 1ra como en la 2day 3ra línea del “oficialismo” (incluidos sus legisladores nacionales), como en los que dicen ser “oposición” (todos refugiados en el parlamento y no pocos de ellos negociando su permanencia en la banca en un año electoral; aunque sea cambiando la “base de operaciones”), está resultando exasperante.

Esto hizo que de un tiempo a esta parte, periodistas de conocidos medios, oficialistas (Clarín, TN, Canal 13, Radio Mitre, Grupo América y Canal 26) con Van der Kooy, Blanck, Bonelli, Morales Sola, Castro, Lanata, y algunos peldaños más abajo Longobardi, Fantino, Majul, Del Moro y un tal super mediocre Vilouta por un lado;

PERIODISMO SICARIO

ÉRIODISMO MILITANTE

y opositores (Pag/12, C5N, Radio 10, AM 750, dejo afuera al híbrido CN23) con Victor Hugo Morales, Gustavo “gato” Silvestre, Navarro como “estrellas” y Aliverti, Cerruti secundándolos -y siguen los nombres-, por el otro, se volvieran todos “militantes” con aspiraciones de conductores políticos.

Este calificativo usado en primera instancia por los sicarios practicante de un “periodismo de guerra” alimentador del anti kirchnerismo –los de “Magnetto” con sus repetidoras del interior del país y que los hay en cantidad-, para descalificar estigmatizadoramente a los que hacían programas “kirchnerista (678, DDD, TVR) en la era “Cristinista”, en general bastantes mediocres  en ambos bandos en relación a la función profesional de un periodista,  hoy actúan como “estrellas sabelotodo” en materia política asumiendo el papel dejado vacante por los políticos. Triste realidad de una política nacional distorsionada.

Todos “operan”; algunos para poderosos intereses económicos (los hoy “periodistas oficialistas”), otros reemplazando la inmovilidad de los políticos “opositores”. 

Los primeros vienen con su tarea “esmeriladora” contra el gobierno anterior desde que comenzó la guerra declarada por Magnetto en Marzo del 2008; actualmente continúan estigmatizando  la letra “K” como antes lo hicieron con la “P” en una tarea de demonización de las supuestas “corruptas gestiones gubernamentales populistas”. Los mayores corrompedores de la conciencia social que debe reinar en la ciudadanía, hablan de corrupciones ajenas.

TITULARES DE CLARIN 5

Los segundos, ubicados en un imaginario  pedestal cuasi filantrópico donde están subidos desde el 10 de diciembre de 2015, bajan línea a la población  asumiendo el rol de conductores políticos. Estos últimos construyen a diario “relatos políticos” cuyo grado de verdad es innegable ya que los datos son extraídos de una caótica realidad surgida de esa tenebrosa mezcla de ineptitud, corrupción y burdos negociados que lleva adelante el actual gobierno nacional Macrista. Hasta ahí todo estaría bien y se acomodaría perfectamente a un rol de periodismo si se quiere “humanitario” ya que desde los medios hegemonizados se esconde la realidad mientras inventan otra. La cuestión se torna confusa cuando a continuación estos periodistas “opositores” vuelcan en forma de interpelación cuestionadora sus visiones y expresiones de deseos personales con demandas de acciones filo trotskistas a dirigentes gremiales, políticos y a la sociedad en general asumiendo el rol de “señaladores del correcto camino político en materia de decisiones táctico-estrategicas”; y llevan adelante la tarea con apoyo logístico de sabihondos y petardistas dirigentes izquierdistas ubicados a la izquierda de la izquierda tradicional (Y… ¡se hace difícil explicarlo!) como Mirian Bregman, Del Caño y hasta el propio Pitrola como recurrentes estrellas invitadas quienes nunca evitan sacar a relucir su antiperonismo antikirchnerista denostando a la dirigencia política y gremial que comulga con ese “palo”. 

Planteado esto, el cuadro de situación presenta a una población en total estado de indefensión, que se encuentra entre dos fuegos mediáticos enfrentados en una guerra política que destila violencia verbal por todos los medios comunicacionales existentes y donde los daños colaterales los padecen los de siempre, los más desprotegidos; porque en toda “movida” política los que ponen el cuerpo para enfrentar las represiones son los “movilizados”. Históricamente el pueblo siempre supo y sabe cuándo debe ganar la calle. El 17 de octubre de 1945 y el 19 y 20 de diciembre de 2001 son las pruebas más contundentes e inobjetables. Se moviliza generalmente sin conductores y con objetivos claro.  

Como ayer, lo grave radica en la pasividad de la clase política que sigue eludiendo su responsabilidad y se dejó arrebatar por ambos periodismos “Militantes” (uno fijando agenda de “acción” gubernativa –el oficialista-, el otro fijando agenda de reacción opositora) toda iniciativa política.

Dada esta situación resulta objetivamente claro que el periodismo político que ejercen los medios opositores a la actual gestión de gobierno nacional es el único al que se puede acudir como para conocer en partes la realidad, ya que los que hoy operan de manera oficialista son mucho más dañinos y perjudiciales para la sociedad por su bastardismo y ser  funcionales a los intereses de la mafia Magnettista y los grandes grupos económicos. Se trata este último de un periodismo sin otro objetivo que la defensa de los intereses empresariales. Esto es posible simplemente porque cuenta con el monopolio mediático y  el poder corruptor del dinero “compra todo”; además cuentan con impunidad para la fabricación de “carpetas extorsionadoras y disciplinantes” con las que aprietan a la justicia para que sea respetuosa de sus directivas.

Un 4to poder no solo monopolizado y mafioso sino mesiánico defensor del neoliberalismo.

Los políticos de la oposición miran y esperan los señalamientos y bajadas de línea que desde los medios el “periodismo militante” se ve obligado a  marcarles como si fueran alumnos de una escuela de formación política en un “país jardín de infante”.   

Periodismo Independiente es el del Diario Clarin


¿POR QUÉ LOS “MEMOS” DECIDIERON INTERRUMPIR LA FIESTA; ALGUIEN SABE?

25 noviembre 2016

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Cultura, de nuestra redacción.

“PERONCHO” PASÓ POR CATAMARCA DESCABEZANDO TÍTERES Y DESNUDANDO HIPOCRESÍAS

captura-de-pantalla-2016-11-25-a-las-10-47-05

Foto de V.L.M.

Por Victor Leopoldo Martinez

La noche del 23 de noviembre escuché en boca de “PERONCHO”, ese más que interesante personaje del unipersonal que el periodista cordobés Emanuel Rodríguez sacó a pasear por el país presentándolo esta vez en Catamarca, preguntarse las razones de la interrupción de aquella fiesta popular (refiriéndose a la gestión kirchnerista), tan descalificada –campaña mediática mediante- por cuanto loro y ganso con creído pie de grue, pedigrí o pedigree anglo-francés ande circulando por tierras argentinas. Fiesta que lógicamente ellos también venían disfrutando pero que por colonización mental la comenzaron a ver como una orgía “descontrolada” que beneficiaba a casi todos los argentinos con esa “mezcla de hacienda” que evidentemente no era de su agrado; encima con olor “sudaca”. Y no se equivocaban, era el aroma de paraguayos, bolivianos, peruanos, chilenos que se habían sumado a la misma por el simple y solo hecho de pertenecer a la especie humana y porque la Constitución Argentina (liberal -1853-) asegura “los beneficios de la libertad no solo para nosotros y nuestros hijos sino también para todos los hombres del mundo que quieran habitar suelo argentino.”

Pareciera que para los “controladores” La Nación, Magnetto-Clarín, Macri, Lanata, Prat Gay, Bullrich (Esteban y Patricia), Pichetto, Gonzalez Fraga y todo el lumpenaje de clase media –bastante ignorante- que los acompaña y aplaude, los constituyentes del “53” se olvidaron de poner las excepciones: “menos latinoamericanos, africanos y asiáticos”. Ahora están aplicando la “justicia mediática” (muy eficiente y sin necesidad que intervenga el poder judicial) y actuando en consecuencia.

Se trató de un monólogo que simplemente se limitó a jugar con datos reales de la economía y la política actual –y políticos de toda laya- analizados sarcásticamente desde el sentido común y el humor: «Loco, si lo estabas pasando “bomba” … ¿por qué carajo te boicoteaste la fiesta? ¡No te tragues el verso de la otra “bomba”; ¡No existe loco; nunca existió.».

Además de refrescar memorias con la enumeración de datos históricos relacionados con acontecimientos traumáticos para el país y su gente protagonizados por nefastos personajes que aparecieron y reaparecieron de manera continua en los últimos 40 años, Rodríguez se encargó de desnudar esa supina ignorancia que pavonean por calles, plazas, bares o set de TV replicando clases de “economía para perejiles” que imparte PPT, viejos “tilingos de clase media” –o peor aun, sus hijos- hoy transformados en “repetidores de estupideces”.

Inevitablemente un monólogo de estas característica lleva a reflexionar sobre algunas cuestiones políticas que pegan de lleno en la vida y las elecciones de representantes que ciudadanos “eligen mediáticamente inducidos” de manera democrática.

Con tantas y reiteradas experiencias similares nadie en su sano juicio puede negar que en este país, históricamente y en términos políticos, han existido dos tipos de fiestas claramente diferenciadas:

a) Aquellas que se dan en escasas ocasiones, con cuenta gotas, y en las que suele participar el pueblo argentino en su conjunto, los que realmente hacen la grandeza de esta patria con su trabajo, pero también los marginados y los humildes recuperando para sí y por un tiempo, derechos y un poco de dignidad; disfrutándola. A estas fiestas unos infelices (imposibilitados de vivir y dejar vivir de manera feliz) sirvientes del capitalismo y los capitalistas la llaman “populismo”.

b) Y la continuada, históricamente –interrumpida solo por recreos “populistas” a modo de descanso de la Sra. codicia- donde el disfrute es para unos pocos.

Esta última es una fiesta para holgazanes capitalista que viven de la timba financiera y/o del sudor ajeno sin ningún cargo de conciencia. Se trata de “fiestas” con “empresarios extranjeros” como invitados especiales (simples buitres carroñeros) que a modo de gratitud por el gentil convite, “insertan” a los hombres de nuestra oligarquía agro-industrial en el mundo de los “negocios globales financieros off shore”, al tiempo que “ensartan” al pueblo trabajador sumiéndolo en la esclavitud.

A la fiesta populista de los últimos 12 años le “apagaron” la luz; è finita, game over. Un tilingaje social –en general analfabetos políticos- con su voto democrático a Macri –técnicamente respetable- bajaron la llave. Lamentablemente para ese “tilingaje”, a la hora de recuperar la luz se encontraron con una factura colgada en el interruptor con un aumento del 500% por el deficiente servicio recibido; pero dicen que la pagaran contentos porque las tarifas estaban muy bajas razón por la cual los ¿pobres? empresarios no pueden hacer inversiones. Macri ayudó a los empresarios de las energéticas; les “arrastró” unos bolsones por debajo de las rejas de las sedes centrales cargados con 19.000 millones de pesos (1200 millones de dólares) producto de la condonación de una monstruosa deuda fiscal que desde hace años estos “honestos” empresarios la vienen “bicicleteando”.

Bolsón contra bolsón, los de Lopecito son un “vuelto” a la par de los que Macri les tira a empresarios, a Caputo o su primo Calcaterra. Pero… Lopecito es el corrupto, Macri el justiciero para con los intereses empresarios. El tilingo medio, feliz con las estupideces que argumentan los funcionarios PRO y mientras mira gustoso cómo los poderosos chocan copas en cada brindis, comienza a descubrir qué, como el mes pasado no pudo pagar la factura, este mes tendrá que pagarla con intereses; que esa deuda con sus respectivos intereses la empresa jamás se los condonará. El tilingo paga contento todo porque la culpa es de la “pesada herencia” que dejaron los “chorros” Kirchneristas. El tilingo no llega a fin de mes con su sueldo que hasta el año pasado le alcanzaba, comenzó a padecer hambre y hambrea también a su familia, pero no deja de ponerle nafta al coche porque en tren, subte o colectivo viaja la grasa militante y él la detesta. Nunca supo por qué Lanata le dijo que vote a Macri pero él, feliz, ve todo los domingos PPT y disfruta constatar el festín de los poderosos.

El tilingo agita sus brazos al tiempo que grita ¡He… Yo los vote!!! Los poderosos no lo ven. El tilingo justifica: “No me ven porque están resolviendo tema más importantes; el más jodido es el de la “pesada herencia”. Los desclasados, los marginados, los trabajadores (no sus dirigentes) gritan “ entonces devuelvan la herencia”.

“PERONCHO” se retiró muy aplaudido.

Foto: Paco Uriarte (catamarcaactual.com)