PODER CONTRA PODER EN UNA REPUBLIQUETA DE “PERINOLA”

16 enero 2020

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, se nuestra readacción

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.39.27

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.31.46

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

En eso centró su gestión el gobierno de Macri. No quedó lugar ni ente estatal, ni “caja” del Estado que no haya sido saqueada. No quedó institución ni derecho republicano que no haya sido avasallado. Se encargaron y volvieron realidad el slogan “se robaron todo” que le endilgaban al kirchnerismo demostrando de forma empírica cómo se vacía un Estado vendiendo el hecho mediáticamente como “eficiencia privada”. Como suelo manifestar habitualmente, nada nuevo en materia de delitos oligárquicos bajo el sol de nuestra bendita Patria. Algunos caracteres diferenciadores se puede arrogar la gestión “amarilla” 2015/19”; claramente se los puede centralizar en la demencial ejecución del plan de despojo que traían escondido bajo el brazo mientras ofrecían mediáticamente las habituales y falsas promesas de “transparencia y bienestar general de la mano de la eficiencia privada”:

  1. a) Alto nivel de perversión en las decisiones político-económicas y marcada decidia en la resolución de los problemas sociales.
  2. b) Elevado cinismo comunicacional (con blindaje mediático para sus fechorías incluído).
  3. c) Marcada ignorancia política en el manejo de la “cosa” pública (que en general los tuvo sin cuidado ya que tenían a una corrupta “hada protectora” llamada Laura Alonso en la “Oficina anticorrupción”.)

El cambio de gobierno y de rumbo político-económico decidido democráticamente por la sociedad argentina en las anteriores PASO de agosto pasado y confirmada en las elecciones generales 2019, que con muchos impedimentos intenta llevar adelante Alberto Fernández, sacó a la luz por quinta vez en nuestra corta historia nacional “algo” que por casi 160 años el poder económico real encapsulado en su casta oligárquica logró mantener oculto bajo el disfraz de su supuesta y fervorosa defensa de la “democracia”, la “república” y sus instituciones. Perdido el poder político en las urnas, vuelven a la carga con la tarea de esmerilar el trabajo de reconstrucción llevado adelante por un gobierno nacional y popular. Desgraciadamente para esa oligarquía, el más bruto, ignorante y corrupto de sus representantes, esta vez en formato “empresario exitoso” -M. Macri-, es el más reciente ejemplo de los que se animan a seguir hablando de esa “defensa” junto a perversas y desequilibradas perturbadoras sociales -E. Carrio y P. Bullrich-, sin saber ninguno de ellos cómo hacerlo.

Para este logro, la oligarquía contó desde ya con el acompañamiento permanente y constante de una prensa monopolizada cómplice (Magnetto-Clarin; Saguier-La Nación) quienes “interesadamente” sumaron su tarea al constante control que esa oligarquía ejerce sobre las “academias” de cultura y educación a través de “iluminados liberales”, no solo de derecha sino y fundamentalmente de izquierda, a quienes invistieron –y envisten- con “chapas de sabihondos” por “conocimientos” conseguidos meritocráticamente; “conocimientos” elaborados según el gusto del supuesto “paladar negro” de dicha camarilla oligárquica. Estos “académicos” posteriormente fueron y son utilizados como herramientas exterminadoras de todo lo nacional e incivilizadamente popular limpiando así el terreno para la cipaya y moldeada colonización pedagógica-cultural mal plagiada por estos personajes copiando imágenes y pensamientos que tenían –y tienen- espejos ubicados lejos del país y de América.

Al modelo implantado, antes lo llamaron “civilización”, hoy pos modernidad.

Ese “algo” escondido, en realidad una cuestión de fondo, se lo puede sintetizar en lo siguiente:

Para nuestra oligarquía el poder político e institucional solamente es “democrático y republicano” si está en manos de ellos, o en las de sus representantes y/o testaferros. Solo ellos pueden administrar “correcta y adecuadamente” los recursos estatales y las riquezas económico-naturales del país. Lo de “correcto y adecuado” siempre estuvo atado a sus intereses, nunca en relación a los intereses de la Patria y la sociedad toda. Hasta los gobiernos que consiguieron a través del FRAUDE se animaron a llamarlo “patriótico”. Cualquier otro gobierno que no se ajuste a esto mandatos fue, es y será siempre demonizado como “gobierno corruptamente populista-peronista” (“Se robaron todo” es el slogan utilizado de manera recurrente para esa demonización. Lo hicieron con Perón después del 55 –“El tirano se robó todo”, y con Cristina en el 2015 –“los corruptos kirchneristas se robaron 2 pbi”). Con eso les alcanzó siempre para entretener a la “gilada colonizada” mientras cometen sus fechorías. (Metodología tan antigua como el modo que utilizan para delinquir impunemente)

Si bien es cierto que al liberalismo portuario, parásito, saqueador y endeudador externo (algo que nació con Rivadavia), como ideología supuestamente “benefactora” de los intereses del país (en realidad sus intereses de clase), se lo impuso a sangre y fuego en todo el territorio nacional después de Pavón (1861) de la mano de criminales como Mitre y Sarmiento (ya lo expliqué en u nota anterior publicada el 19/12/2019 en este mismo medio; ver: https://revistaelemilio.wordpress.com/2019/12/19/la-patria-y-sus-viejas-nuevas-cuentas-pendientes/ ), los 4 ejemplos anteriores de “interrupciones” del orden democrático para “sanearlo y recuperarlo de la corrupción populista” a través de golpes de estado se dieron en el siglo XX: Hipólito Irigoyen (8 años- 1916/22 y 1928/30); J. D. Perón (10 años-1946/55); nuevamente el Peronismos (3 años-1973/76). En este naciente siglo XXI el modo cambió; ahora se desplazó “democráticamente” a la “dictadura peronista-kirchneristas” (12 años-2003/15) con una “guerra mediático-judicial” cuyas armas fueron la calumnia, la injuria y fraguadas causas penales por supuesta corrupción armada en su contra (Modelo exportado por el imperio norteamericano llamado “golpes blandos” experimentados también en no pocos países hermanos latinoamericanos). En todos los casos señalados el beneficio posterior para esa lacra oligárquica y sus secuaces fue inmenso y el daño a la Patria, al país y al pueblo en su conjunto fue catastrófico (a lo que hay que sumar el envilecimiento de las instituciones republicanas que venían a “transparentar”).

CUESTIONES DE TIEMPOS Y PROYECTOS POLÍTICOS

Es claro y contundente que en términos comparativos, los tiempos de gobiernos oligárquicos, filo-oligárquicos, cipayos de ultra derecha y derecha (aunque para ellos “ser de derecha no es ideológico”), dictaduras militares PRO oligárquicas (la última, criminal y asesina) y políticos surgidos de inventadas estructuras partidarias según las demandas circunstanciales (UCEDE/80-90 por dar un solo ejemplo), siempre fue mayor. Recordar a la UCEDE es rescatar de la memoria a su líder ingeniero -A. Alsogaray- , quién de la mano del dictador militar Onganía, en la 2da mitad de los “60” del siglo pasado, recomendaba a los pobres “hay que pasar el invierno”. Similares argumentos utilizó el “Mauri”: “esperar los 2do semestres”, o “pasaron cosas pero ya les llegaran los beneficios porque vamos por el camino correcto”.

Párrafo aparte. En gestión de gobierno (en el caso de la UCEDE y aliado con el “menemato”), los Alsogaray -Alvaro (Padre) y Maria Julia (hija)- operaron de manera funcional a los intereses de los poderosos grupos económicos locales e internacionales (como los macristas Aranguren, Sturzenegger, Luisito Caputo o Dujovne). Insisto, nada nuevo.

Estoy comparando los 127 años de gobiernos PRO oligárquicos contrapuestos con los apenas 33 años de gobiernos NACIONALES Y POPULARES. Los gobiernos oligárquicos-liberales de derecha estuvieron controlando el Estado Argentino un tiempo 4 veces mayor y el tamaño de los daños que ocasionaron a los intereses del país y a su pueblo proporcional a ese tiempo. ¿Se entiende por qué siempre se repiten los ciclos “democráticos”? Nuestra oligarquía se encargó de viciarlos y envenenarlos para que nunca podamos ser un país soberano y menos con justicia social.

Este cotejo también deja en evidencia otro aspecto: Cuales fueron los gobiernos que entendieron y defendieron la Patria como concepto ontológico (con bases filosóficas claras y contundentes cuya mayor y genuina expresión sigue siendo hasta el día de hoy el Justicialismo), sus bienes, riquezas e intereses populares y cuales los gobiernos que solo defendieron intereses de clase y se beneficiaron espuriamente con sudor ajeno e incluso enajenando riquezas y bienes del país a favor de intereses extranjeros sí con eso se garantizaban un mejor y más “protegido” saqueo.

Cuando un pobre ignorante pero no por eso menos perverso “senador” nacional (encima ex ministro de educación PRO) como Esteban Bullrich sugirió a los argentinos que aprendan a vivir en y con la incertidumbre estaba blanqueando no solo la ineptitud propia y la de sus pares partidarios al momento de tomar decisiones económico-políticas sino anticipando los catastróficos resultados económicos-sociales que al final de la nefasta gestión dejarían.

Tan real y concreto es lo anterior que a cualquiera le posibilita tener la certidumbre que la cuestión central siempre pasó –y pasa- por la distribución de la riqueza que tiene y produce este país. Dicho esto, sé que para muchos no descubrí la pólvora; pero estoy seguro que son muchos más -2 generaciones como mínimo, mal educadas y peor formadas políticamente- las que desconocen los orígenes del tema.

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.32.10

La disputa es clara y se da entre ese sector parásito y minoritario llamada oligarquía que se piensan a sí mismo como encarnación divina de la Patria, argumento con el cual siempre “tomaron todo” gracias a esa “perinola” que previamente vivieron cargándola por sentirla también de su propiedad, y el resto de los argentinos (los trabajadores) que son los que con sudor y lágrimas por la constante explotación, generan dicha riqueza.

Nunca dudaron a la hora de utilizar nefastos recursos para conseguir y garantizar sus fines. Explotación inhumana de los trabajadores; persecuciones políticas; represiones y encarcelamientos de opositores sin juicio previo; asesinatos de militantes sociales y ciudadanos en general nunca esclarecidos por esa justicia adicta al poder oligárquico de turno; suicidios inducidos (Nisman por caso) luego transformado en “asesinato” para obtener redito político; impunes saqueos de las arcas del Estado (ANSES y el resto de empresas estatales); latrocinios tarifarios e inflacionarios por devaluación de la moneda más eliminación del control de precios para el bolsillo del resto de los argentinos; implantación de demenciales timbas financieras; licuación de pasivos de empresas pertenecientes a los amigos del presidente solicitando la estatización de las mismas; reiterados endeudamientos externos jamás explicados a la sociedad sobre el destino de los empréstitos que siempre terminaron incrementado el patrimonio de los pocos que los desviaban hacia la timba financiera, para que luego –capital e intereses- terminen siendo devueltos con el sacrificio de la población en general porque “es un deber de todo gobierno «populista» honrar las deudas” (aunque jamás las haya contraído pero sí solicitadas en nombre de la nación y su pueblo por gobiernos oligárquicos inescrupulosos, o sus perversos operadores), fueron sus armas predilectas.

Lo grave es que jamás nadie se animará investigar las rapiñas PRO porque eso sería “injustas venganzas y persecución política de dictaduras populistas” que, según argumentan con ayuda mediática estos delincuentes, como siempre no se ajustan a lo “políticamente correcto”. Las calificadas “corruptas políticas” de gobiernos populistas que la oligarquía en el poder nunca dudó en judicializar, los gobiernos populistas le ponen doble venda a la justicia para que los flagrantes delitos oligárquicos cometidos en gestión no pasen más allá de ser simples “ilícitos”.

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.59.13

¿La justicia es igual para todos? ¿Es justicia que Milagro Salas y su humano trabajo social soporten prisión porque un inmoral gobernador como Morales decidió transformar ese trabajo social en “corruptela; o que un Amado Boudou fuera encarcelado por patearle el kiosquito a Magnetto? Macri que le adelantó en el comienzo de su gestión presidencial 4 mil millones de dólares a su primo Calcaterra & Asociados para un soterramiento que siempre estuvo paralizado, ¿No debería estar ya en prisión por ese y todos los daños ocasionados? Lo hecho contra Milagros y Amado siguen sin recibir el debido respeto que todo proceso judicial demanda; solo sostenido por el odio de clase de un mediocre y perverso gobernador que detesta su condición de “india” peronista en el primer caso y por impedir “espurios negociados en el segundo. Macri, por ser “blanquito y de ojos cielo”, recibe toda la inmunidad que su condición de clase otorga. Una dirigente social encarcelada sin haber cometido delito alguno; un ex ministro a quien le fraguaron “causas”, ambos en condición de presos políticos incluídos en la más que “super pesada herencia” dejada por el macrismo sin que el nuevo gobierno “popular” solicite a la Suprema Corte le devuelva dignidad al poder judicial haciendo justicia. El ex presidente Macri, con sobrado prontuario permanece libre y continúa de vacaciones aún teniendo más de 100 causas judiciales. ¡Estas “rarezas” son harto conocidaa! La llaman “tiempos judiciales”. Políticamente para ciertos casos la justicia es expeditiva y rápida, para otros muuyy leennnta y a la espera que por tiempo las causas “complicadas” expiren. ¿La independencia de la “justicia”? Bien! ¡Gracias!

Los más recientes ejemplos de viejos y perversos “operadores en deuda externa” que caminan y viajan por el mundo, libres, dando “cátedras” de vaya uno a saber qué, y sin cargo de conciencia alguno los encontramos en los Sturzenegger, Prat Gay, Caputo, Dujovne, integrantes del mejor equipo de los últimos 50 años según el jefe y cabecilla del “grupo de tareas” encargado del último desfalco al Estado; pero para cierta justicia (y encima “federal”) el estrabismo visual y la amnesia sobre los daños a la nación y su patrimonio ocasionados en los últimos 4 años son minucias irrelevantes.

DIALOGO IMPOSIBLE

¿Cómo hablar en serio con esta parasita oligarquía –o con sus operadores político-mediáticos- de democracia, de república y de respeto por sus instituciones sabiéndolos analfabetos políticos y perverso rufianes, sirvientes de intereses empresarios y bancarios a lo largo de ese tiempo histórico señalado más arriba?

Nada de lo que aquí expreso forma parte de ninguna fabula o fantástico relato inventado mediáticamente para consumo de perejiles (como los que sí “tejieron los Luecos, los Lanata, Majul, D. Santoro, el desaparecido Blanck, M. Sola y sigue la lista de “truchos sicarios y perversos creadores de infamias”). Todo lo que sostengo está documentado. Lógicamente su constatación demandará un esfuerzo adicional para cualquier argentino que muestre un mínimo de interés por conocer la verdad de nuestra historia. Pero en tiempos de “posverdades” y para un sector en números nada depreciable (digamos ese 40 % que voto a Macri) es más fácil y menos engorroso consumir basura periodística presentada en llamativos envoltorios mediáticos que ya viene pre cocida y lista para ser condimentada con imaginación y esa alta cuota de estupidez, consumida a diario por recomendación de   asnos vecinos de “barrios paquetes y/o privados” quienes les aseguran que su consumo y repetición (lo escuche en TN, lo dice Clarín, Lo dijo Latana, lo dice La Nación) es el más seguro pasaporte de ingreso al club de los “exclusivos”. Fortalecidos con “lo dijo…” como único argumento, el tilingaje da así sustento a la tarea encomendada por ser agentes multiplicadores; trabajan “ad honoren” para consolidar la imbecilidad humana en el resto del medio pelaje. Reflotar el perversamente inducido suicidio de Nisman, transformado en crimen por los inducidores y la oprobiosa prensa –con miserables periodistas como los Leucos- cómplice convocando a una marcha para este sábado 18 de enero, es el más claro ejemplo de ese avieso y nefasto “operar”.

Ignorancia y barbarie hecha acción diaria de la mano de ese medio pelaje de 4ta, fogoneado no solo mediáticamente sino también desde las sombras a través de ataque de troll en redes sociales dirigidos por oscuros delincuentes como Peña, Dietrich Carrio, Alonso, Pato Bullrich, Arribas, Lombardi, etc, etc., todos en permanente actividad ya que el perverso montaje de usinas les llevó 4 años y quedó consolidado. Todo esto forma parte de una realidad que solo torpes, ciegos y sordos pueden estar desconociendo a un mes de gestión del nuevo gobierno. Conscientes –o no- y en algunos casos por dinero, los idiotas útiles se transforman en sirvientes de los “civilizados y democráticos” –por ende del poder económico real-, quienes así ejercen el control permanente de una sociedad que viene perdiendo no solo la batalla económica y su poder soberano como nación frente al mundo, sino también la batalla cultural; y esto último se viene dando desde el 24 de marzo de 1976.

No elijo la fecha al azar; todo el actual desmadre que parió al neoliberalismo en estas tierras comenzó en esa funesta fecha y con la más sangrienta dictadura que igualó en número y crueldad de asesinatos y matanzas de criollos, a la que comandó Mitre en la segunda mitad del siglo XIX.

VOLVIENDO A LA ACTUALIDAD

¿Cuál debería ser la respuesta POLÍTICA de un gobierno popular elegido democráticamente; o de una sociedad mayoritaria que padeció una vez más un oprobioso gobierno, esta vez oligárquico-macristas (en su peor versión por el nivel de torpeza) 2015/19?

Sin ninguna duda parar inmediatamente la “PERINOLA CARGADA”.

¿Y cómo se lo logra? Con los trabajadores en las calles y en las rutas haciendo valer su poder político. No es un detalle menor. El “circo campero ruralista” que hoy se moviliza contra las tenues medidas que pretenden implementar A. Fernandez y el gobernador de Bs. As Axel Kicillof, hasta se anima a utilizarlo para sus fines. Lo comenzó a hacer desde aquella decisión gubernamental populista llamada “125” del 2008 (Implementada por el hoy opositor Martín Lousteau; errada o no pero ejemplificadora de que a la PERINOLA la cargan siempre los mismos).

¿¡Que el peligro es el posible desabastecimiento que pueden generar estos truanes!? ¿¡Que la compleja situación internacional empeoraría el panorama!? ¿Desde cuándo nuestro país necesitó de “situaciones favorables” (teoría del “derrame”, ofrecer competitividad -más y mejor explotación de los trabajadores- para favorecer la llegada de inversiones); axiomas inventados por ese nefasto e histórico liberalismo, hoy neoliberalismo oligárquico?

Que la batalla es cultural; a esta altura del partido… ¿Quién puede dudarlo? Al mejor ejemplo se lo encuentra en el empoderamiento que la oligarquía hizo de las movilizaciones, metodología utilizada por los “populistas” y a la cual ahora recurren inflando el número de concurrentes para hacer más grande mediáticamente el “sentir de la opinión pública” (pero en versión “cheta-paqueta” y sin “chori”). Sacan los tractores a la ruta, se disfrazan de “gauchos” y se mueven en sus poderosas 4×4 o autos de alta gama porque ellos no caminan. El arrear en colectivos y luego caminar es para negros y pobres.

LA PUNTA DEL OVILLO

Es menester que el actual presidente Alberto Fernández vuelva de manera urgente a las fuentes peronistas de hacer política nacional y popular, acordando con los trabajadores la defensa de una reimplantación de la distribución equitativa de la riqueza; con dirigentes CGTistas o no; y sostengo esto no por identificarme casualmente con los delirios de los universitarios trostkos del PO que siempre terminan siendo funcionales a los intereses capitalistas que dicen combatir, cagando de esa manera a los trabajadores. Estoy convencido que el único camino para consolidar el naciente gobierno es a través de la movilización constante de ese pueblo trabajador como siempre lo hizo acompañando las decisiones políticas del Gral. Perón; ese fue el modo que demostró eficiencia en la historia de los últimos 70 años (reconocido temerosamente hasta por el propio Macri en su afán de que esos ciclos no se repitan).

La batalla cultural se la gana en la calle. Si seguimos confiando en que la suerte va a depender de esa “perinola cargada”, al pueblo trabajador solo le queda esperar que la oligarquía le indique cuando el aceite puesto en fuego está a punto de fritura para que vuelva a dar otro salto a una suicida cocción, todo por estúpidas decisiones dirigenciales de gobiernos que para no ser populistas-peronistas prefieren identificarse como “progres-liberales de izquierda” (cuestión de “academias” ¿vio?).

Tal vez este texto moleste a no pocos obsecuentes de turno. Desde el gobierno dicen que van a escuchar a todos. Yo digo lo mío, sin eufemismos. Como peronista que soy, moriré pensando que primero están los intereses de la PATRIA Y LA DIGNIDAD DE NUESTRO PUEBLO. Por esta razón soy de pocos amigos ya que no me gusta coleccionar hipócritas. Como peronista apoyo al gobierno popular del FdT.

El pueblo nunca estuvo armado para enfrentar la injusticia; ama la vida, nunca rindió culto a la muerte. Siempre fue el que tuvo que aguantar balaceras y palos proporcionados por las “fuerzas armadas y del orden”, que nunca estuvieron al servició de la PATRIA y su pueblo (que somos todos) sino para la defensa de los intereses de esa oligarquía.

La batalla cultural tiene varios frentes. No se debe descuidar ninguno y priorizar las acciones según sean las circunstancias. Solo pasó un mes de gobierno y la oligarquía ya comenzó a sacar sus garras y el vocero J. Lanata anunciando para marzo el apocalipsis.

PODER CONTRA PODER

El poder económico solo le teme al único lenguaje que lo hace retroceder cuando de batallas se trata; el poder de la movilización político-popular. Consolidado ese frente, el actual gobierno del compañero A. Fernández podrá trabajar más cómodamente en todos los otros frentes (que no son pocos).


ENTRE “CIERTOS TIPOS” Y YO HAY ALGO –MÁS QUE- PERSONAL.

4 enero 2020

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

En materia mediático-judicial… Aquí y en los últimos 8 años, ¿No pasó nada? ¿Quién habló de “periodismos de guerra”? ¿Quién manifestó “no es lo acordado con los jueces” en materia de detenciones arbitrarias?

PEDRO DEL ARRABAL

Por Pedro del Arrabal

En el copete no estoy manifestando nada que no se conozca; el tema es la impunidad de la que siguen gozando los actores.

Por muchísimo menos, en este país –y no solo en el espantoso gobierno de Macri- al ciudadano común, por delitos considerablemente menores, y hasta en la mayoría de las veces cometidos por necesidad o por protestar por la injusticia social impuesta por los poderosos y padecida por el pueblo trabajador y los más humilde, las “fuerzas del orden”, apalearon, encarcelaron y hasta asesinaron a sangre fría a ciudadanos y militantes sociales. Jueces calificados como “probos” por una prensa cómplice y servil, expeditivamente y con show mediático de por medio, justificaron asesinatos, enjuiciaron y sentenciaron en tiempo record a gente inocente utilizando como única prueba suposiciones sostenidas con potenciales como “habría, podría, tendría” etc, etc, encarcelando de manera inmediata a ciudadanos y quitándoles en muchos casos el derecho a una defensa justa dentro del marco que marca el debido proceso.

En contra posición y frente a descomunales y tremendas defraudaciones al Estado, calificadas no como delitos sino como simples “ilícitos” (en realidad perversos y atroces violaciones contra la sociedad tales como tomar medidas político-económicas que obligan a parte de ella a pasar hambre y/o a ser sumida en la peor de las miseria por “carecer de derechos”; o contra los intereses del país, y en ocasiones hasta enajenar sus bienes, riquezas y patrimonios naturales) cometidos por grandes y eternos delincuentes de “guante blanco” (agrogarcas latifundistas, empresarios, CEOs y banqueros) amparados por secuaces que se dicen periodistas y por una justicia que en estos casos siempre se toma sus eternos tiempos (cajoneando) para “analizar” las causas hasta que estas, con el paso del tiempo, prescriban. Ahí están estos facinerosos, libres, transitando sus derroteros de crímenes y delitos sabiéndose protegidos por una justicia comprable y corrupta y sin que sus “fabricados honores” sean manchados periodísticamente por sus colegas, hoy “Amos empresarios de medios periodísticos”.  

La impunidad con la que se pavonean en este presente -y luego de la decisión democrática de la sociedad de realizar un cambio de gobierno- los mafiosos y criminales funcionarios del gobierno PRO-Cambiemos junto a la de los sirvientes del 4to poder, exacerba la indignación ya existente en aquellos ciudadanos –entre los cuales me incluyo- que siempre respetamos el Estado de Derecho. Me refiero a esa parte sana de la sociedad que hoy por hoy es mayoritaria y que tiene una opinión criteriosa frente a la injusticia.

Por suerte estoy parado muy lejos de esa fabricada y mal llamada “opinión pública”, proposición de un perverso silogismo utilizado por nefasta empresas multimedios (Clarín, La Nación como sus máximos exponentes) para justificar atrocidades comunicacionales a través de “opiniones publicadas”, que no funcionan como sinónimos de “opinión pública” por ser las publicaciones parte de operaciones mediáticas desestabilizadoras o ruinosas de la imagen pública de aquellos actores políticos que se animan a enfrentar al poder económico (según la acertada diferenciación hecha por el ex presidente ecuatoriano Rafael Correa).

Durante 8 años esos multimedios, a través de sicarios del periodismo, construyeron sórdidos “relatos” volcados en tapas de diarios, sócalos televisivos, anuncios radiofónicos y campañas en redes sociales de manera enjuiciadora y sentenciadora adjudicándose ser las voceras de un generalizado “interés social ¿demandante de justicia?”; supuestas demandas sociales solo sostenidas por fantasiosas creaciones delictuales conformando pos verdades que vinieron a llenar de argumentos el odio de clase y odio al peronismo populista ya instalados desde hace tiempo, con un simple “se robaron todo” (corrupción “k”, supuesto asesinato del suicida Nisman por citar 2 casos).

Todo esto fue posible porque contaron con la connivencia del sector más corrupto de la justicia federal con asiento en “Comodoro PRO-Py”. ¿El fin? La fraudulenta intención de distraer la atención de la ciudadanía tapando así el verdadero desfalco que la gestión Macri realizó en tiempo record.

En general la población, y salvo esa minúscula porción social conformada por tilingos consuetudinariamente odiadores que fueron moldeados a gusto de los intereses del stablishment económico por los señalados relatos mediáticos construidos para imbéciles, reconoce, desde los padecimientos personales sufridos y viendo el descalabro social e institucional dejado por los “niños bien macristas” como minada herencia, que hubo un total avasallamiento del Estado de Derecho; que el mismos fue llevado adelante no solo por un gobierno conformado por inútiles gestionadores pero especialistas en expoliación, sino y de manera descarada, espuria y perversa por empresas periodísticas que en los últimos 4 años estuvieron asociadas al gobierno macrista transformándose así en sus indiscutibles y demostrable cómplices. Los archivos son contundentes y esto no se soluciona con un simple “me equivoque” por ejemplo el de un tal Mon (La Nación)

Claro está que negocios son negocios y dichas empresas periodísticas fueron favorecidas en innumerables negociados que ampliaron con creces su rentabilidad y su campo de acción en materia de herramientas y control del área comunicacional. El blindaje mediático para el saqueo llevado adelante por el gobierno macrista, -en realidad “desgobierno del Estado” como dice nuestro director- ejecutado por supuestos e “impolutos” CEOs empresarios, tanto como la utilización de todos los monopolizados medios comunicacionales (prensa escrita, TV, Radio y redes sociales) como efectivas herramientas de persecución política contra funcionarios del gobierno anterior y contra todos aquellos (ciudadanos. Jueces y periodistas) que se opusieran a sus nefastos planes, fue el modo de devolución de favores.

Ahora bien, sicarios del periodismo como Morales Sola, Lanata, Bonelli, Edgardo Alfano, Ricardo Kirschbaum, Wiñazki, los Leucos (padre e hijo), Feinmann (Eduardo), Majul, Daniel Santoro, Alconada Mon, Pablo Sirvén, Fantino, el bruto Carnota creador del “se robaron 2 pbi”, Paulo Vilouta, Debora Plager, Mariana Fabiani, Nestor Sclauzero y mediocres “comunicadores” menores que aún hoy siguen operando desde los medios a los cuales sirven; jueces y fiscales como, Bonadio, Ercolini, Stornelli, Marijuan, Pollicita, etc, etc,; o el procurador “suplente” Casal, o el ex ministro de justicia Garavano, o la ex ministra de seguridad Bullrich, o la bruta e ignorante (pero no por eso menos perversa) Laura Alonso, o Legisladores como Carrio, Oliveto, Zuvic …. … ¿Se la van a llevar de arriba luego de llenarse los bolsillos los primeros y atropellar el Estado de derechos los segundos con infames encarcelamientos, injurias, calumnias y un descarado servilismo al poder macrista 2015-19; soportando encima que pidan gozar de los beneficios económicos que otorga el Estado, ese Estado que en gestión no solo defenestraron públicamente sino que lo saquearon y destrozaron y ahora solicitan a ese mismo estado jubilaciones privilegiadas (y pongo el caso del sinvergüenzas y canalla Lombardi como ejemplo emblemático)?  

Los delitos pueden ser reales o fabricados y su veracidad solo puede sentenciarse con pruebas demostrables. Si existen, los delincuentes deben ser juzgados según lo que establecen las leyes y códigos vigentes, pero fundamentalmente respetando todos los pasos que demanda un debido proceso judicial, pasos que estos delincuentes de la palabra, la pluma, “impartidores de justicia” funcionarios y legisladores no respetaron en ningún momento durante los últimos 4 años.

¿Deben quedar impunes después de todas las atrocidades que cometieron estos infames, todo en nombre de “una no venganza” supuestamente política? Los delitos cometidos por estos facinerosos… ¿no fueron a cambio de buena paga y con eje en una persecución ideológico-político? Calumnias e injurias mediáticas, complicidad mediante de las corruptas legisladoras nacionales ya mencionadas, que actuaban comprando información a los servicios de inteligencia para fraguar denuncias falsas, desparramadas mediáticamente por doquier con enjuiciamiento público a través de show televisivos y sentencia condenatoria también mediática ejecutadas por fiscales y jueces corruptos que se pasaron los códigos y los pasos del debido proceso judicial por el 5to forro de las pelotas ¿Deben quedar impunes?

Utilizar la misma metodología a la que ellos recurrieron es igualarse en la denigrante calidad moral de estas alimañas; pero dejarlos sin el debido castigo teniendo todas las herramientas legales que sí se las aplican al ciudadano común, pero esta vez respetando los pasos del debido proceso no solo sería una lección para el resto, sino un acto de responsabilidad institucional.

Si el actual gobierno reconoce que el odio, la grieta y las desavenencias sociales son parte de un fenómeno que se viene dando desde hace 7 décadas (al tiempo lo establecieron los propios macristas que reimplantaron el odio), y lo reconocen como básicamente cultural y por ende modificable dentro de un nuevo y renovado proyecto político, LA IMPUNIDAD PARA COMETER DELITOS, TANTO COMO LA INMUNIDAD A LA HORA DE SER JUZGADOS DE LA QUE VIENEN GOZANDO LOS PODEROSOS, LOS AMO DE LA PRENSA Y LOS PERIODISTAS CÓMPLICES, DEBEN ESTAR INCLUIDAS EN LA MODIFICACIÓN PARA RECIBIR EL MISMO TRATO Y CONSIDERACIÓN QUE EL QUE RECIBE CUALQUIER VECINO. Caso contrario la democracia, la república, sus instituciones, el estado de derecho seguirán siendo una fantasía, parte de una absurda entelequia, una estúpida utopía solo útil para recitados preelectorales;  y nosotros como pueblo lo eternos y confiados torpes que insistimos en tropezar con la misma piedra, que a esta altura de nuestra historia ya pasó a ser UN PEÑÓN CON INMENSAS LUCES ROJAS que trata de evitar nuestra ceguera social.

Captura de pantalla 2020-01-04 a la(s) 07.30.05

Por eso insisto con el texto de la canción de Serrat con el que titulé la presente reflexión:

Entre empresarios mentirosos, jueces corruptos, sicarios del periodismo y yo, hay algo personal:

“Hombres de paja que usan la colonia y el honor

para ocultar oscuras intenciones;

tienen doble vida, son sicarios del mal
Entre esos tipos y yo hay algo personal”
 

Rodeados de protocolo, comitiva y seguridad,

viajan de incógnito en autos blindados

a sembrar calumnias, a mentir con naturalidad

gastan más de lo que tienen en coleccionar

espías, listas negras y arsenales

Se arman hasta los dientes

en el nombre de la paz,

juegan con cosas que no tienen repuesto

y la culpa es del otro si algo les sale mal
Entre esos tipos y yo hay algo personal  

Rompen las promesas y experimentan

nuevos métodos de masacrar,

sofisticados y a la vez convincentes
No conocen ni a su padre cuando pierden el control,

ni recuerdan que en el mundo hay niños
Nos niegan a todos el pan y la sal
Entre esos tipos y yo hay algo personal
 

Pero, eso sí, los sicarios no pierden ocasión

de declarar públicamente su empeño

en propiciar un diálogo de franca distensión
que les permita hallar un marco previo

que garantice unas premisas mínimas

que faciliten crear los resortes

que impulsen un punto de partida sólido y capaz

de este a oeste y de sur a norte,
donde establecer las bases

de un tratado de amistad

que contribuya a poner los cimientos

de una plataforma donde edificar

un hermoso futuro de amor y paz”

 


LA “GRIETA”, ESE DILEMA EXISTENCIAL QUE NOS PUEDE HACER NAUFRAGAR COMO NACIÓN.

1 octubre 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, política nacional

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez.

Es más que evidente que este gobierno engrupió al conjunto de la sociedad argentina; y lo hizo con total impunidad gracias al descomunal blindaje mediático que le dio el grupo multimedios Clarín. Gracias a esto último pudo engrupir a todos los argentinos del mismo modo que lo vino haciendo con los porteños desde el 2007 hasta el 2015. En ese periodo a la ciudad la maquilló de amarillo, y fundamentalmente se encargó de desarrollar los más variados negocios de contratos con el estado provincial de la C.A.B.A. para que concretaran ese maquillaje. Ni siquiera hizo un miserable metro más de subte de los 11km. por año que prometió hacer. Mintió. Y siguió mintiendo con promesas absurdas para llegar a la presidencia. Mintió políticamente; le mintió a la sociedad sobre su capacidad para gobernar; mintió que solucionaría los “supuestos” problemas económicos que había dejado la gestión anterior (algunos ciertos y manejables desde y con otros criterios, pero no tan injustos en materia social como los que aplicó hasta el día de la fecha este gobierno PRO); mintió como miente el operador mediático-financiero Bonelli -desde TN y canal 13- hasta  hoy quien sigue insistiendo con instalar que la actual “crisis”  es consecuencia de esa “pesada herencia” que Macri no supo “comunicar”; mintió sobre su respeto a las instituciones de la república ya que en dos años y medio avasalló a los otros dos poderes del estado hasta ponerlos a su servicio. Mintió con ayuda mediática porque esos monopolizados medios aliados mintieron y lo siguen haciendo por ser parte interesada del fraude PRO como grupo empresario altamente beneficiado.

Hoy la Argentina es un caos. Un caos económico, un caos social, un caos institucional, todo agravado por la decisión de perpetuar el plan de saqueo; que en realidad fue el único plan de gobierno que tuvo desde que tomó el control de la República; y si se lo deja, puede extenderlo más allá del 2019.

Pero hay algo más grave aún. No hay oposición política. Los políticos opositores no son tales y con sus gestos, actitudes y acciones parlamentarias terminan siendo funcionales al plan de saqueo macrista.

No puedo pensar de otro modo cuando veo –y la sociedad lo constata a diario- que la mayor preocupación para gran parte de esa oposición hoy por hoy no pasa por el incremento de la pobreza, del desempleo, del cierre de industria, del monstruoso endeudamiento externo, el deterioro y la precarización tanto de la salud como de la educación junto al descuido total y absoluto de nuestros jubilados; no, para ellos el tema pasa por cómo llegan mejor posicionados a las elecciones del 2019. Vergonzoso.

La ley del menor esfuerzo, el amor por la mitomanía y el odio de clases está instalado socialmente y es el mayor logro conseguido por el gobierno PRO a través de la educación mediática. Lograron internalizar en cierto sector de nuestra sociedad que los enemigos de esa “patria blanquita, de ojos claros y pedigre francés (como la Lagarde)” no son otros que los negros, vagos y sucios peronistas, y el resto de sudacas que entraron como “colador” por nuestras fronteras (palabras del PROPIO Macri) durante el gobierno populista kirchnerista. ¡¿Que problema pueden llegar a tener los otros, los verdaderos enemigos de nuestra PATRIA (la de todos los argentinos) para lograr sus objetivos?! ¡NINGUNO! Me refiero al imperio norteamericano, al ingles y a los buitres financieros internacionales. Para Macri la senda “económica” que obliga a transitar a todo nuestro pueblo, es el único camino de inserción en el mundo: de rodillas, con ese pueblo violado hasta en su más mínima dignidad, y sus recursos naturales saqueados y/o rifados por endeudamiento externo; todo para que unos pocos hipócritas oligarcas y el resto del medio pelaje empresarial cipayo se “forren” de divisas gracias a lo único que saben hacer: pedalear en bicicletas financieras.      

Ahora todo está más claro. Para llevar adelante esta perversa idea del saqueo, Macri nunca requirió de un plan económico; nunca lo tuvo porque pedirle a un ignorante que lo tenga es el colmo del absurdo. Simplemente le alcanzó con contar con la complicidad oligarquico-mediática y operar con los mayores delincuentes financieros existentes en el mercado (en realidad simples y usurarios banqueros). El resto, y con una gran porción de la sociedad idiotizada, fue vender sus decisiones económicas como las únicas posible y viables. El deterioro cultural y la brutal ignorancia que logró instalar la “educación mediática” en los últimos 40 años en gran parte de la clase media argentina (algo que vengo repitiendo de manera casi hartante) hizo y está haciendo el resto.

Pero lo más grave y hoy altamente peligroso es que Macri prometió unir a los argentinos desde su gestión de transparencia, y en los hechos hizo y hace todo lo posible por y para enturbiar situación por situación con argumentos banales de modo que sus actos de corrupción sean asimilables como naturales;  sumergió al país en las tinieblas del odio fratricida agrandando la grieta entre hermanos y compatriotas hasta reinstalar terribles situaciones de terror muy similares, y en algunos caso hasta superiores, a las vividas y padecidas por nuestra sociedad en otro momentos históricos del pasados reciente y no tanto.

El odio infundado, o solamente fundado y sostenido con estúpidos argumentos bajados mediáticamente, no solo comprado sino hecho suyo por ese sector social de marras está generando una situación político-social que, buscada o no por este gobierno PRO, puede producir situaciones muy perjudiciales para el conjunto de la sociedad, mucho más graves de las que ya de por sí vienen padeciendo los trabajadores y los sectores más vulnerables de nuestra sociedad en estos últimos dos años y medio.

Sobre este calamitoso presente, ¿Quién puede dudar, y hasta en términos comparativos con el gobierno anterior, que este gobierno PRO, en menos de la mitad de su tiempo de gestión, sumió a la Nación en un caos y metió a las instituciones del Estado es una situación anárquica nunca antes padecida como son los casos del parlamento y la justicia? Solo la necedad y la estupidez previamente instalada socialmente puede hacer posible una ceguera tal que evite reconocer esta realidad contundente.

¿Pueden presentarse dudas existenciales en materia política en nuestra población sobre que el camino elegido por este gobierno no es casualmente el que prometió; no es el que nos puede llevar en ese futuro a la pobreza cero; que todo fue un fiasco y una burda mentira?

¿Pueden presentarse dudas existenciales en materia política en nuestra población frente a una realidad de disolución social nacional –perfectamente buscada por nefastos personajes como Marcri, Peña, Alonso, Bullrich, Garavano, Lombardi,  etc, etc, dentro del concepto “divide y reinaras”-?

¿Pueden presentarse dudas existenciales en materia política en nuestra población cuando a diario comprueba que la persecución política no busca otra cosa que la eliminación de los opositores a su plan de saqueo?       

¿Pueden presentarse dudas existenciales en materia política en nuestra población y seguir permitiendo que este corrupto y nefasto gobierno PRO hipoteque el destinos de nuestras futuras generaciones con el atroz endeudamiento externo solo para saciar su interminable codicia?

La grieta existe, y hoy por hoy el gobierno PRO sigue trabajando para que se profundice. El odio sigue siendo alimentado desde las esferas oficiales sin descanso. Cuidado con nuestro futuro. Otro oportunista legislador oficialista (Amadeo=Lilita) que viene viviendo de la teta del Estado desde hace 40 años gracias a letanías absurda, ya se animó a hablar de guerra civil (¿será entre esos vagos, negros y sucios “choripaneros” y los “vagos decentes” como él? Nada nuevo, nada original: Civilización y Barbarie mitro-sarmientina de ayer, hoy negros y sucios peronista choripaneros por la gran nación latinoamericana frente a “vagos decentes y mitro-marxistas” por la patria neoliberal. 

El gobierno nacional esta jugando con fuego y por lo visto no dudará en usar los bidones de nafta que tiene en la mano para que todo el país arda (con nosotros adentro desde ya porque seguramente ellos tendrán sus mansiones lista en el extranjero para cobijarlos).

Dicen por ahí que Dios pone pruebas difíciles a los pueblos que él cree son capaces de demostrar su poder de reacción y su amor y respeto por la dignidad humana. Deseo de corazón que mi amado pueblo ARGENTINO lo vuelva a demostrar como lo hizo en otras oportunidades… como el 17 de octubre de 1945. Hoy comienza otro mes de octubre… de 2018.