REFLEXIONES EN TIEMPOS DEL CORONAVIRUS (IV y ÚLTIMA PARTE )

19 abril 2020

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, El Emilio, de nuestra redacción

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 12.12.41

Por Victor Leopoldo Martinez (8 de abril- Vigésimo día de cuarentena obligatoria)

Vuelvo al tema de la educación general pública.

Luego de las aclaraciones del caso que aparecen en la entrega anterior, básicamente califico de fracaso a todo aquello que como producto de una inversión nos entrega algo no esperado; y paso a explicar lo que yo entiendo como las razones. Primero porque su manejo estuvo siempre en las manos equivocadas (una “ilustración” formada para copiar modelos foráneos que nunca tuvieron ni tienen nada que ver con esa idiosincrasia que nació y existe como parte de una joven nación parturienta); y segundo porque esa “ilustración” al servicio de las clases pudientes  -oligárquicas- cipayamente antinacionales que tenían -y tienen- a Europa y a EE.UU. como espejos, siempre priorizó las formas sin tocar nunca el fondo impuesto políticamente por el mitrismo (el fin de la misma, los contenidos que le vienen dando la impronta política  a su existencia como proyecto político de nación liberal y neoliberal).

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 14.42.35

Los más claros ejemplos lo tuvimos en estos últimos 4 años  en frases macristas como “el mejor equipo de los últimos 50 años”, o en boca de un Marcos Peña elogiando a un saqueador como Caputo vendiéndolo como el “10” de la “Championg Leage” europea. Por izquierda y por derecha operaron y operan en esa nefasta  dirección. El prestigio académico fue y sigue siendo la zanahoria al burro con la que atraen a los muchahos/chas que buscan fama y dinero y que lógicamente incluye a los de pensamiento de izquierda que acertadamente el historiador  Norberto Galasso calificó como “mitro-marxismo” (marxismo limitado a su estudio teórico y como arma panfletaria en pasillo universitario pero inocuo en los hechos y  acciones político-sociales).

LA CLAVE

El más notorio de esos fracasos es el no haber producido en general, insisto, buenas personas, buenos argentinos (salvo aquellos educandos que tuvieron la suerte de tener nobles docentes con conciencia nacional -los menos- que como parias se manejaron dentro del sistema y que como tales se cagaron en las directivas que venían de arriba priorizando la formación humana, nacional y latinoamericana para sus educandos). Por el contrario, nuestra educación se especializó en formar, en un alto porcentaje, híbridos culturales con valores digitados desde Bs. As donde los intereses portuarios siempre buscaron espejos allende los mares donde mirarse y posteriormente, desde una práctica centralista, imponerlos en el resto del país vía educación y como cultura nacional cuando en realidad siempre se trató de cultura portuariamente cipaya.

Que los mediocres tilingos de clase media con mediano nivel de domesticación educativa gracias a la “educación publica” tengan siempre a flor de labios “este país de mierda” o un “espero que esta pandemia haga la necesaria depuración étnica eliminando a por lo menos 6 millones de negros peronistas de mierda” dicho por el dirigente Radical cordobés Julio Carballo concejal de Juntos por el Cambio   que seguramente recibió educación primaria, secundaria y quizá universitaria  libre y gratuita en la “docta”,  son los más claro y contundente ejemplos de lo anterior. Tampoco dejemos afuera  de estas perversiones a los votantes del concejal que lo llevaron a ser edil.

En un porcentaje menor pero para nada desdeñable, nuestra educación produce técnicos y seres competitivos al servicio de un sistema que desde hace décadas viene priorizando lo meritocrático en razón de que nunca dejó atrás su nivel de perversión en cuanto a alimentar el individualismo tan útil a los intereses del liberalismo primero y del neoliberalismo actual; ese concepto político-ideológico enriquecedor de las clases pudientes. El resto de los escolarizados fueron y son simples  seres obedientes, repetidores de sloganes y frases hechas disparadas a diario desde los medios de comunicación  que operan mucho mejor en el inconsciente colectivo que los vagos conceptos que le deslizan a los educando en establecimientos educativos; seres sin conciencia crítica, formados para diferentes tareas según el grado de domesticación que los certificados de escolarización habilitantes establecen (Ivan Illich).

Ahora bien, sería torpe pensar que ese deterioro educativo-cultural se dio únicamente por las “perversas  y ex profesas inacciones”, o por la ignorancia e ineficiencia y por ende negligencia puesta de manifiesto en los últimos 4 años de gestión gubernamental por el gobierno macrista. El triunfo electoral nacional de un empresario bruto como Macri en el 2015 después de 12 años de un gobierno popular que había sacado al país de su peor crisis económica y brindado bienestar a gran parte de la población (sin dejar afuera a esa clase media tilinga que usufructuó de lo lindo ese bienestar), hecha por tierra tan ridícula especulación política; por el contrario, abona la tesis de que esto es algo que viene de arrastre y desde hace mucho tiempo.

Tener un  considerable número de integrantes de nuestra sociedad a los que el Estado les facilitó el acceso a los tres  niveles de “domesticación educativa” (primaria, media y universitaria) y que a posteriori hablen mal de la función y el rol del Estado, es un detalle que solo puede pasar por alto a los estupidazados que cursan de manera acelerada doctorados con lecciones que les brindan noticieros mediáticos. Peor aun, hoy, y con sus cacerolazos balconeros “anti k y anti cuarentena”  terminan dándole entidad a los delirios “anti estado” levantados entre otros por el rufián Macri. ¡Casualmente él… que con sus habituales prácticas de corrupción vivió usufructuando, en base a coimas, de adjudicaciones de obras públicas otorgadas por ese mismo Estado que discursivamente defenestra!

Los fundamentos de estas elucubraciones los explicito en mi ensayo  “Guarda-Polvos….” presentado en el 2012.

ACEITE Y AGUA, SE PUEDEN MEZCLAR PERO JAMÁS COMBINAR.

Frente a esta realidad el panorama futuro no se presenta como alentador para una convivencia social medianamente armónica pos pandemia. La grieta que divide a nuestra sociedad entre imbecilizados y estúpidos de un lado y sensatos del otro es muy grande, profunda y está muy vigente. Fue trabajada meticulosamente por casi una centuria para ser utilizada en cualquier momento sobre aquellos fragmentos de nuestra sociedad domesticados en la orientación requerida, obteniendo por reflejo condicionado, las respuestas que el perverso sistema -antes liberal, hoy neoliberal- en cada momento histórico necesitó según fueron y son los intereses en juego.

Esto alimenta mi cuota de pesimismo ya que el aceite se puede llegar a “mezclar” con el agua pero jamás combinarse.

Según mi opinión y para el caso de nuestro país que tiene una considerable porción de clase media absorbida por la ignorancia e idiotizada mediáticamente a través de un trabajo de anulación de la conciencia crítica basado en el estímulo de la ley del menor esfuerzo (los “desinforman” hasta por wasap los troll “marcospeñista” manipuladores de idiotas a quienes engatusan con argumentos ramplones), es difícil pensarla reflexiva y con ganas de hacer trabajar neuronas para que el alma recuerde, avive el seso y así despertar a la realidad (Jorge Manrique). Que no se les haya movido un pelo por 4 años aún viendo a su presidente dedicado a domar reposeras y a decir estúpidas incoherencia  premiándolo en cada ocasión con aplausos, son datos que no ayudan a ser optimista.

Ni los nefastos antecedentes que padecieron les sirve para evitar “recaídas”. La mayoría de los que conforman ese sector social fueron los más afectados en sus especulaciones financieras con el asalto y la confiscación de sus ahorros en dólares en el 2001 por parte de los bancos que luego fugaron esas divisas. Anteriormente y con sus estupideces  defendieron el verso del 1$=1u$s de Cavallo cuando reapareció con Menem en los “90” quién -y de paso ¡casualmente como el Dujovne de Macri!- duplicó la deuda externa pública recibida llevándola a 120 mil millones de dólares hasta 1999. Me refiero al mismo Cavallo que no solo había estatizado la deuda externa de los privados siendo presidente del Banco Central en la última dictadura (o sea que el Estado -nosotros-  termináramos pagando las deudas contraídas por empresarios de baja estofa moral mientras los miserables sacaron lo recibido por prestamos como patrimonio propio a paraísos fiscales). El diputado nacional Alejandro Olmos y después de un pormenorizado estudio la declaró total y absolutamente ilegal y su cobro por parte de los acreedores perverso. Fue el mismo Cavallo que como ministro de Menem le condonó una deuda de Macri al Estado de 93 millones de u$s, estafa cometida por la familia del  “empresario transparente” a través de la doble facturación que realizaban con  Autopista del Sol.

Ese mismo sector social volvió a ser feliz -por un escaso tiempo- cuando Cavallo continuó con De la Rua ocasionando la debacle económica-financiera con su “corralito”, debacle que desembocó en el diciembre negro  2001 y que terminó con ellos golpeando con sus martillos las puertas de los bancos para que les devuelvan los dólares mientras  cantaban “piquetes y cacerolas, la lucha es una sola”. Diciembre negro que se llevó la vida de 40 personas en las represiones ordenadas por aquel gobierno de la Alianza donde también participaron ademas del represor Enrique Matof, Patricia Bullrich como la ministra rebajadora de jubilaciones, los Stuzenegger, los Melconian, etc, etc. Lamentablemente, estos personajes fueron nuevamente vendidos por Macri en el 2015 como el mejor equipo de los últimos 50 años  y vueltos a poner en situación de vía libre para otro saqueo, para otro desfalco. El “tilingaje” feliz de ver  el regreso del maltrato para con el “negraje, a los villeros y choriplaneros vagos de mierda”, soportando con estúpido estoicismo no tener cómo pagar los servicios esenciales y ver cómo su anterior bienestar se iba en el carrito del gobierno de CEOs macristas conducidos por niños bien, brutos pero pretenciosos y engrupidos, a la misma mierda.

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 14.43.23

Los clase media son seres que disfrutan de las fantasías que les vende el “sistema” de manera mediática -o vía wasap-; fantasías que alimenta ese mundo de mitómanos que los rige, a tal   punto de predisponerlos hasta para soportar la flagelación económica como otra víctima más de las perversas esquilmaciones que llevan adelante los poderosos: aumentos de las tarifas de servicios, devaluaciones monetarias, que ellos celebran en aras del bienestar del “mercado”. Mercado como abstracción que solo conocen por sus estados de ánimo y humor que les bajan como diagnóstico operadores mediáticos bien pagos desde los medios monopolizados (grupo Clarín con Bonelli a la cabeza) y del otro medio, vocero del stablishmen (La Nación), gran deudor del Estado por evasión fiscal. “Mercado”; abstracción que tiene responsables con nombre y apellido pero que sus portadores siempre eligieron  usar ese nombre genérico  para esconder sus fechorías en el anonimato encubridor; “mercado” que tiene y utiliza a los “idiotas útiles” como portavoces de sus bondades y que solo les ofrece como compensación por sus “valiosos aportes” la reconfortante sensación de sentirse “diferentes y exclusivos”: ESTUPIDEZ  HUMANA EN GRADO SUPERLATIVO.

MUESTRAS Y BOTONES.

Cuando esa parte de la sociedad que se comporta como el “aceite” (por su viscosidad) actúa de manera trágicamente desopilante  frente a situaciones críticas como la que estamos atravesando con esta pandemia, imitando irracionalmente actitudes de otros (de afuera o de adentro del país) sin siquiera detenerse por un instante a reflexionar el sentido o sinsentido de sus dichos y actos, no está haciendo otra cosa que brindarnos  claras pruebas, sobradas muestras del nivel de ignorancia, estupidez o descerebración que padecen. Las muestras están a la vista y las definiciones también:

Definición 1: Los capitalistas argentinos practican un capitalismo sui generis basado en una “particular viveza criolla”

Definición 2: Ese capitalismos argentino y por ende los capitalistas, jamás podrían ser solidarios porque iría en contra de los principios “criollamente rectores” que le dan cuerpo a sus perversas prácticas. Cuando en el mundo baja el precio del petróleo, acá sube el precio de la nafta.

Definición 3: Hasta ahora los capitalistas argentinos siempre escupen hacia el adelante y miden el provecho que pueden sacar de sus escupitajos; jamás escupen para arriba. Incitan a los giles idiotizados a que le demanden a los políticos que se rebajen los sueldos evitando de ese modo distractivo  ser afectados por un impuestito; ni siquiera permanente sino por única vez. “¡Muchachos! Pongan algo de lo mucho que como empresarios evasores vienen choreando”.

Muestra 1:

Que en medio de una pandemia crucial para la humanidad, un idiota empresario, descerebrado políticamente como el presidente norteamericano Donal Trump decida continuar y acrecentar el bloqueo económico contra Venezuela y Cuba e insista, aprovechando esta crisis pandémica, en intentar invadir militarmente a Venezuela para instalar un gobierno títere y controlar la producción de petróleo de ese país me exime de cualquier comentario extra.

Muestra 2:

Que en el orden local una estúpida ignorante como la corrupta ex funcionaria macrista al frente de la Oficina Anticorrupción Laura Alonso haya dejado aflorar sus imbecilidades ideológicas anticubanas para acompañar los acuerdo de alineamiento con EE.UU. que lleva adelante su amiga P. Bullrich respondiendo adecuadamente a las directivas de los fondos buitres encabezados por Paul Singer que son sus financiadores a través de “fundaciones”, tampoco puede sorprender a nadie con un mínimo grado de “información” y sensatez. Estas 2 muestras  son claras evidencias que la ignorancia y la estupidez pueden anidar cómodamente tanto en presidente de país imperial como en dirigentes lumpens de mediocres partidos políticos de países periféricos; es evidente que no respeta rangos políticos,  clase sociales, nivel de medio pelaje, fronteras nacionales e internacionales. La hijaputes congénita tampoco.

Muestra 3:

Que los tilingos odiadores locales, cultores de un neoliberalismo que solo conocen en su formas facilitadoras de la diferenciación pero desconocen en sus nefasta consecuencias económico-sociales que también las padecen, se hayan pasado 4 años despotricando contra la intervención estatal, y hoy de vacaciones en el extranjero y frente a la crisis del COVID-19 pidan a las puteadas que el Estado Nacional los rescate desde donde quedaron varados, abandonados en ese aislamiento en que los dejó la “eficiencia privada” de las compañías aéreas extranjeras que los sacaron del país, es otra muestra más de sus idioteces. Que se den el lujo de putear a la tripulación de A.A. que los fue a rescatar porque no les brinda atención de “nobles tilingos” que creen merecer es parte de la imbecilidad que los domina y que también les deja brotar su hijaputes a niveles que exasperan a cualquiera mortal mínimamente coherente.

Muestra 4:

Que los idiotas útiles vuelvan a escena en maniobras políticas azuzados por los dirigentes y funcionarios que llevaron al país al mayor desastre económico y social que haya conocido la historia nacional, esta vez caceroleando desde los balcones en contra de la “cuarentena K” en medio del cagazo que les hace sacar sus peores miserias discriminadoras, pero eso sí, sin salir a la calle por temor al contagio, no hace otra cosa que mostrar el nivel de ignorancia y de esa estupidez con la que alimentan el infundado odio visceral que cargan y traen por ser productos de la cultura individualista.

Muestra 5:

A los sicarios periodistas de la prensa cómplice y en constante complacencia  con los nefastos intereses neoliberales que dejaron el poder en diciembre pasado, solo les falta formar un partido político que bien podría llamarse UPLA (Unidos Por La Ambición) para sumarse a Juntos por el Cambio y mayor Saqueo, ya que todo el trabajo sucio de desinformación lo realizaron.

Botón 1:

En situaciones de crisis como la que se vive a nivel planetario con el fenómeno pandémico del COVID-19, está resultando muy interesante ver y conocer cuáles y cómo son las reacciones de los sistemas políticos imperantes nivel global y en constante conflicto ideológico, algo que ni la terrible cantidad de muertos que esta pandemia está ocasionando en el mundo está logrando ablandar el corazón de los capitalistas y defensores del neoliberalismo; digo…, para sacar simple conclusiones para nada sesudas por ser tan evidentes:                                                        a) El calamitoso estado actual de la población en naciones con gobiernos neoliberales endiosadores del mercado,  frente a las situaciones controladas con mediano nivel de éxito que se está dando en naciones con fuerte intervención estatal como es nuestro caso, no demanda mayores comentarios.                                                                          b) La prioridad que le dan a la economía los países defensores del liberal capitalismo dejando a la población en estado de indefensión frente a la actitud solidaria de países con regímenes estatistas y  economías planificadas que priorizan la salud de la población es otro claro ejemplo.                                                                                                          c) Actitud egoísta y especuladora de potencias económicas como la norteamericana y no pocas anglosajonas europeas frente a la presente pandemia y la actitud solidaria y altruista de países con regímenes socialista y/o comunistas como Cuba y China brindando apoyo en materia de insumos, experiencia y personal altamente capacitado para estas lides a todos los países que lo necesiten y requieran, priorizando la salud de la población del país solicitante sin importar qué régimen político se encuentre al frente de la nación, aparece como una señal clara y diferenciadora de qué es bueno y qué malo. La falta de solidaridad de las potencias económicas europeas y de la propia UE para con sus hermanos continentales la verbalizó en presidente Croata al señalarla como algo cruel, lastimoso, reduciendo la cacareada solidaridad europea  a lo discursivo al compararla como actitud concreta con la ayuda solidaria que está recibiendo de China. Médicos cubanos fueron recibidos con aplausos por los italianos a modo de gratitud por su llegada para ayudar a mitigar en partes la tragedia que hoy vive el país mediterráneo; y que acá, en nuestro país, una ignorante y bruta de brutalidad congénita como Laura Alonso se refiera a la posible ayuda médica cubana que podría llegar al país para colaborar en la lucha contra esta pandemia como infiltración de comisarios comunistas cubanos que los ¿“argentinos”? tendría que aguantar por culpa del gobierno kirchnerista… ¡Ya es el colmo de la imbecilidad!

Boton 2:

Actitud especulativa frente a la pandemia en el ámbito de las finanzas de los bancos privados vs la decisión solidaria de las entidades bancarias públicas en manos del Estado. Detalles desconocidos por el ciudadano común: Los bancos (públicos y privados) que operan en nuestro país, trabajan con dineros ajenos (como cualquier banco; con dineros de plazos fijos de depositantes, cajas de ahorro o cuentas sueldo) a quienes la banca privada ofrece miserables intereses por los depósitos (10, 20 o 30 % anual), y ellos trabajan con esos dineros prestándolos al 60, 70 y 80 % anual sacando jugosas ganancias para los dueños de los bancos sin arriesgar un mísero peso propio. Lo grave es que estas prácticas se deformaron aún más, en grado extremo y se incrementaron durante los 4 años de gobierno macrista. Los bancos privados y los públicos en manos de facinerosos operadores PRO terminaron plegándose al juego especulativo que había habilitado el Banco Central ofreciendo altas tasas de interés (llegó al 84%) para los diferentes bonos y letras que emitía  y que funcionarios de gobierno,  de bancos estatales e   incluso aquellos que manejaban y controlaban estructuras como la ANSES “compraban” con dineros del Estado en una monumental timba financiera  para luego fugarlos como propios junto a las ganancias. Algo similar a lo que hicieron con los dólares que un FMI cómplice le presto al país gobernado por Macri y sus saqueadores PRO  con la esperanza ellos también de hacer suculentos negocios.

Botón 3:

Frente a tamaña pandemia, está quedando demostrado el eficiente rol de la salud pública manejada estatalmente de manera integral por un gobierno popular con fuerte responsabilidad social. El éxito que se está consiguiendo hasta ahora es la prueba más contundente y alentadora.

Botón 4:

La actitud solidaria de los trabajadores agremiados y dirigentes gremiales peronistas  poniendo los sanatorios de sus Obras Sociales a disposición de la Salud Publica en esta lucha  contra la pandemia  que  comanda el gobierno nacional de Alberto Fernández, frente a la actitud especulativa de la salud privada y las prepagas tratando de sacar ventaja aprovechando la crisis y sin mostrar ningún atisbo de colaboración para con la situación.

Botón 5:

Ninguno de los multimillonarios empresarios argentinos está colaborando con la sociedad aportando aunque sea un misero $ para mitigar esta tragedia que también está azotando a nuestra comunidad. Por el contrario, sacaron a relucir su avaricia especulando con la situación, tratando de sacar ventajas de esta crisis, dejando sin trabajo a no pocos de los empleados de sus empresas intentando de esa forma presionar al gobierno para que levante la cuarenta y así conseguir que los trabajadores  aporten su diario esfuerzo de tal modo que ellos puedan seguir incrementando sus jugosas ganancias a costa de la salud y la vida de los laburantes; ellos ordenando encerrados en sus mansiones y sin arriesgar sus vidas ni su salud.

Boton 6 : Esa misma e interminable codicia de los mencionados multimillonarios los hace utilizar a su bien pagos voceros (tilingos perversos tipo el “macrista por oportunismo” Prat Gay o J. M. Sola y el mediocre de mediocridad congénita Majul dentro del periodismo) para oponerse a cualquier aporte impositivo que pretenda legislar el actual gobierno.

MISERABLE CODICIA; EGOISMO EN SU MÁXIMA EXPRESIÓN PUESTO DE MANIFIESTO POR LOS PODEROSOS DE ESTA TIERRA QUE SE ENRIQUECIERON DESMESURAMENTE DE LA MANO DE MAURICIO MACRI Y SE NIEGAN A COMPARTIR MINIMAMENTE SUS BIENES MAL HABIDOS.

Solo los infelices odiadores dominados por su alto nivel de ignorancia y resentimiento están impedidos de ver estas palpables muestras de diferentes conductas humanas y elegir en consecuencia por cuál volcarse.

CIERRE

Rogaré a Dios (que evidentemente es argentino y puso a un argentino de Papa para que su iglesia vuelva a la senda que dejó Cristo como filosofía solidaria de vida) que nos proteja e ilumine en momentos desgraciados como el que estamos padeciendo a nivel mundial. Que todos gestos nobles que a diario presenciamos junto a las perversas miserias expuestas en su desnudes sirva de lección  y que los locos con carnet que hoy manejan el mundo de manera demencial entiendan el valor de la vida humana y la necesidad de ser más respetuosos con la libre determinación de los pueblos del mundo (Cuba, Venezuela y Bolivia por casos).

Sé que es mucho pedir pero no resigno el intento.

Pretendo que en nuestro país siga el control estatal de la salud de la población frente a esta pandemia  y tengamos la menor perdida de vidas de compatriotas posible.

Pretender que idiotizados vayan a cambiar sus pareceres pos pandemia no figura dentro de mis expectativas a futuro. Esto solo será posible si se revisa la forma de educar “públicamente” a la población; pero aún así los resultados de un proceso de tal magnitud podrán ser apreciados dentro de tres generaciones (60 años). Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 15.16.27

Todos esperan que esta desgraciada Pandemia  cambie la mirada y las actitudes de los gobiernos del mundo para hacer posible  a futuro un planeta con humanos más humanos. En el fondo yo ansío lo mismo pero tengo muchas reservas al respecto. Einstein sostenía que “el universo podría llegar a tener límites, la estupidez humana NO”

Como decía Martín Fierro “El que nace barrigón, es al ñudo que lo fajen”. Que las perversiones desaparezcan de sus conductas en mediocres como P. Bullrich, L. Alonso, M. Peña, D. Loperfido, Lombardi, M. Macri, Lanata, los Leucos, Majul, E. Feinmann, Magnetto, los Saguier, los de la S.R., etc, etc, solo se podría dar dentro de otro milagro de nuestro señor Jesucristo, pero no creo que figure en sus planes. Jesus es Dios, pero no estúpido, Mandinga tampoco: “Lo que natura non da, mandinga non presta”. El “flaco barbado” conoce las mañas del que fuera el ángel preferido del Padre, hoy confinado a ser el rey del averno. A los imbéciles y perversos, Mandinga los espera en sus dominios  con los brazo abiertos y la parrilla a punto.

¿Qué opinará al respecto la “pitonisa” Lilita Carrio que hasta ahora se manejó con la bola de cristal equivocada? Otro sensacional y mediocre personaje con titulo de “Dra.” otorgado por nuestro sistema educativo pero que terminó siendo  recreada y perfeccionada mediáticamente.


ENTRE “CIERTOS TIPOS” Y YO HAY ALGO –MÁS QUE- PERSONAL.

4 enero 2020

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

En materia mediático-judicial… Aquí y en los últimos 8 años, ¿No pasó nada? ¿Quién habló de “periodismos de guerra”? ¿Quién manifestó “no es lo acordado con los jueces” en materia de detenciones arbitrarias?

PEDRO DEL ARRABAL

Por Pedro del Arrabal

En el copete no estoy manifestando nada que no se conozca; el tema es la impunidad de la que siguen gozando los actores.

Por muchísimo menos, en este país –y no solo en el espantoso gobierno de Macri- al ciudadano común, por delitos considerablemente menores, y hasta en la mayoría de las veces cometidos por necesidad o por protestar por la injusticia social impuesta por los poderosos y padecida por el pueblo trabajador y los más humilde, las “fuerzas del orden”, apalearon, encarcelaron y hasta asesinaron a sangre fría a ciudadanos y militantes sociales. Jueces calificados como “probos” por una prensa cómplice y servil, expeditivamente y con show mediático de por medio, justificaron asesinatos, enjuiciaron y sentenciaron en tiempo record a gente inocente utilizando como única prueba suposiciones sostenidas con potenciales como “habría, podría, tendría” etc, etc, encarcelando de manera inmediata a ciudadanos y quitándoles en muchos casos el derecho a una defensa justa dentro del marco que marca el debido proceso.

En contra posición y frente a descomunales y tremendas defraudaciones al Estado, calificadas no como delitos sino como simples “ilícitos” (en realidad perversos y atroces violaciones contra la sociedad tales como tomar medidas político-económicas que obligan a parte de ella a pasar hambre y/o a ser sumida en la peor de las miseria por “carecer de derechos”; o contra los intereses del país, y en ocasiones hasta enajenar sus bienes, riquezas y patrimonios naturales) cometidos por grandes y eternos delincuentes de “guante blanco” (agrogarcas latifundistas, empresarios, CEOs y banqueros) amparados por secuaces que se dicen periodistas y por una justicia que en estos casos siempre se toma sus eternos tiempos (cajoneando) para “analizar” las causas hasta que estas, con el paso del tiempo, prescriban. Ahí están estos facinerosos, libres, transitando sus derroteros de crímenes y delitos sabiéndose protegidos por una justicia comprable y corrupta y sin que sus “fabricados honores” sean manchados periodísticamente por sus colegas, hoy “Amos empresarios de medios periodísticos”.  

La impunidad con la que se pavonean en este presente -y luego de la decisión democrática de la sociedad de realizar un cambio de gobierno- los mafiosos y criminales funcionarios del gobierno PRO-Cambiemos junto a la de los sirvientes del 4to poder, exacerba la indignación ya existente en aquellos ciudadanos –entre los cuales me incluyo- que siempre respetamos el Estado de Derecho. Me refiero a esa parte sana de la sociedad que hoy por hoy es mayoritaria y que tiene una opinión criteriosa frente a la injusticia.

Por suerte estoy parado muy lejos de esa fabricada y mal llamada “opinión pública”, proposición de un perverso silogismo utilizado por nefasta empresas multimedios (Clarín, La Nación como sus máximos exponentes) para justificar atrocidades comunicacionales a través de “opiniones publicadas”, que no funcionan como sinónimos de “opinión pública” por ser las publicaciones parte de operaciones mediáticas desestabilizadoras o ruinosas de la imagen pública de aquellos actores políticos que se animan a enfrentar al poder económico (según la acertada diferenciación hecha por el ex presidente ecuatoriano Rafael Correa).

Durante 8 años esos multimedios, a través de sicarios del periodismo, construyeron sórdidos “relatos” volcados en tapas de diarios, sócalos televisivos, anuncios radiofónicos y campañas en redes sociales de manera enjuiciadora y sentenciadora adjudicándose ser las voceras de un generalizado “interés social ¿demandante de justicia?”; supuestas demandas sociales solo sostenidas por fantasiosas creaciones delictuales conformando pos verdades que vinieron a llenar de argumentos el odio de clase y odio al peronismo populista ya instalados desde hace tiempo, con un simple “se robaron todo” (corrupción “k”, supuesto asesinato del suicida Nisman por citar 2 casos).

Todo esto fue posible porque contaron con la connivencia del sector más corrupto de la justicia federal con asiento en “Comodoro PRO-Py”. ¿El fin? La fraudulenta intención de distraer la atención de la ciudadanía tapando así el verdadero desfalco que la gestión Macri realizó en tiempo record.

En general la población, y salvo esa minúscula porción social conformada por tilingos consuetudinariamente odiadores que fueron moldeados a gusto de los intereses del stablishment económico por los señalados relatos mediáticos construidos para imbéciles, reconoce, desde los padecimientos personales sufridos y viendo el descalabro social e institucional dejado por los “niños bien macristas” como minada herencia, que hubo un total avasallamiento del Estado de Derecho; que el mismos fue llevado adelante no solo por un gobierno conformado por inútiles gestionadores pero especialistas en expoliación, sino y de manera descarada, espuria y perversa por empresas periodísticas que en los últimos 4 años estuvieron asociadas al gobierno macrista transformándose así en sus indiscutibles y demostrable cómplices. Los archivos son contundentes y esto no se soluciona con un simple “me equivoque” por ejemplo el de un tal Mon (La Nación)

Claro está que negocios son negocios y dichas empresas periodísticas fueron favorecidas en innumerables negociados que ampliaron con creces su rentabilidad y su campo de acción en materia de herramientas y control del área comunicacional. El blindaje mediático para el saqueo llevado adelante por el gobierno macrista, -en realidad “desgobierno del Estado” como dice nuestro director- ejecutado por supuestos e “impolutos” CEOs empresarios, tanto como la utilización de todos los monopolizados medios comunicacionales (prensa escrita, TV, Radio y redes sociales) como efectivas herramientas de persecución política contra funcionarios del gobierno anterior y contra todos aquellos (ciudadanos. Jueces y periodistas) que se opusieran a sus nefastos planes, fue el modo de devolución de favores.

Ahora bien, sicarios del periodismo como Morales Sola, Lanata, Bonelli, Edgardo Alfano, Ricardo Kirschbaum, Wiñazki, los Leucos (padre e hijo), Feinmann (Eduardo), Majul, Daniel Santoro, Alconada Mon, Pablo Sirvén, Fantino, el bruto Carnota creador del “se robaron 2 pbi”, Paulo Vilouta, Debora Plager, Mariana Fabiani, Nestor Sclauzero y mediocres “comunicadores” menores que aún hoy siguen operando desde los medios a los cuales sirven; jueces y fiscales como, Bonadio, Ercolini, Stornelli, Marijuan, Pollicita, etc, etc,; o el procurador “suplente” Casal, o el ex ministro de justicia Garavano, o la ex ministra de seguridad Bullrich, o la bruta e ignorante (pero no por eso menos perversa) Laura Alonso, o Legisladores como Carrio, Oliveto, Zuvic …. … ¿Se la van a llevar de arriba luego de llenarse los bolsillos los primeros y atropellar el Estado de derechos los segundos con infames encarcelamientos, injurias, calumnias y un descarado servilismo al poder macrista 2015-19; soportando encima que pidan gozar de los beneficios económicos que otorga el Estado, ese Estado que en gestión no solo defenestraron públicamente sino que lo saquearon y destrozaron y ahora solicitan a ese mismo estado jubilaciones privilegiadas (y pongo el caso del sinvergüenzas y canalla Lombardi como ejemplo emblemático)?  

Los delitos pueden ser reales o fabricados y su veracidad solo puede sentenciarse con pruebas demostrables. Si existen, los delincuentes deben ser juzgados según lo que establecen las leyes y códigos vigentes, pero fundamentalmente respetando todos los pasos que demanda un debido proceso judicial, pasos que estos delincuentes de la palabra, la pluma, “impartidores de justicia” funcionarios y legisladores no respetaron en ningún momento durante los últimos 4 años.

¿Deben quedar impunes después de todas las atrocidades que cometieron estos infames, todo en nombre de “una no venganza” supuestamente política? Los delitos cometidos por estos facinerosos… ¿no fueron a cambio de buena paga y con eje en una persecución ideológico-político? Calumnias e injurias mediáticas, complicidad mediante de las corruptas legisladoras nacionales ya mencionadas, que actuaban comprando información a los servicios de inteligencia para fraguar denuncias falsas, desparramadas mediáticamente por doquier con enjuiciamiento público a través de show televisivos y sentencia condenatoria también mediática ejecutadas por fiscales y jueces corruptos que se pasaron los códigos y los pasos del debido proceso judicial por el 5to forro de las pelotas ¿Deben quedar impunes?

Utilizar la misma metodología a la que ellos recurrieron es igualarse en la denigrante calidad moral de estas alimañas; pero dejarlos sin el debido castigo teniendo todas las herramientas legales que sí se las aplican al ciudadano común, pero esta vez respetando los pasos del debido proceso no solo sería una lección para el resto, sino un acto de responsabilidad institucional.

Si el actual gobierno reconoce que el odio, la grieta y las desavenencias sociales son parte de un fenómeno que se viene dando desde hace 7 décadas (al tiempo lo establecieron los propios macristas que reimplantaron el odio), y lo reconocen como básicamente cultural y por ende modificable dentro de un nuevo y renovado proyecto político, LA IMPUNIDAD PARA COMETER DELITOS, TANTO COMO LA INMUNIDAD A LA HORA DE SER JUZGADOS DE LA QUE VIENEN GOZANDO LOS PODEROSOS, LOS AMO DE LA PRENSA Y LOS PERIODISTAS CÓMPLICES, DEBEN ESTAR INCLUIDAS EN LA MODIFICACIÓN PARA RECIBIR EL MISMO TRATO Y CONSIDERACIÓN QUE EL QUE RECIBE CUALQUIER VECINO. Caso contrario la democracia, la república, sus instituciones, el estado de derecho seguirán siendo una fantasía, parte de una absurda entelequia, una estúpida utopía solo útil para recitados preelectorales;  y nosotros como pueblo lo eternos y confiados torpes que insistimos en tropezar con la misma piedra, que a esta altura de nuestra historia ya pasó a ser UN PEÑÓN CON INMENSAS LUCES ROJAS que trata de evitar nuestra ceguera social.

Captura de pantalla 2020-01-04 a la(s) 07.30.05

Por eso insisto con el texto de la canción de Serrat con el que titulé la presente reflexión:

Entre empresarios mentirosos, jueces corruptos, sicarios del periodismo y yo, hay algo personal:

“Hombres de paja que usan la colonia y el honor

para ocultar oscuras intenciones;

tienen doble vida, son sicarios del mal
Entre esos tipos y yo hay algo personal”
 

Rodeados de protocolo, comitiva y seguridad,

viajan de incógnito en autos blindados

a sembrar calumnias, a mentir con naturalidad

gastan más de lo que tienen en coleccionar

espías, listas negras y arsenales

Se arman hasta los dientes

en el nombre de la paz,

juegan con cosas que no tienen repuesto

y la culpa es del otro si algo les sale mal
Entre esos tipos y yo hay algo personal  

Rompen las promesas y experimentan

nuevos métodos de masacrar,

sofisticados y a la vez convincentes
No conocen ni a su padre cuando pierden el control,

ni recuerdan que en el mundo hay niños
Nos niegan a todos el pan y la sal
Entre esos tipos y yo hay algo personal
 

Pero, eso sí, los sicarios no pierden ocasión

de declarar públicamente su empeño

en propiciar un diálogo de franca distensión
que les permita hallar un marco previo

que garantice unas premisas mínimas

que faciliten crear los resortes

que impulsen un punto de partida sólido y capaz

de este a oeste y de sur a norte,
donde establecer las bases

de un tratado de amistad

que contribuya a poner los cimientos

de una plataforma donde edificar

un hermoso futuro de amor y paz”

 


PERIODISMO… DE… ¿PERIODISTAS? ¡SÍ!

2 junio 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

A LO QUE HACEN SANTORO, LANATA, WIÑAZKI, LOS LEUCOS, MORALES SOLA, Y EL RESTO DE SICARIOS CLARINEROS QUE PRACTICAN “GUERRA DE GUERRILLA PERIODISTICA” (táctica dentro del concepto de guerra de permanente) ; y de manera más mediocre y en minúscula, majul, feinmann, fantino, longobardi y/o algunos impresentables de “intratables” del canal América, ¿SE LE PUEDE LLAMAR PERIODISMO? ¡CLARAMENTE NO!

LOS SICARIOS

CARA DEL FIERRO DE MARTÍN

Por El Fierro de Martín

Por empezar quiero aclarar que esta reflexión no se hace en contra de la tarea periodística; menos aun contra colegas que enaltecen el deber de informar objetivamente a la sociedad, esencia de nuestra tarea. Los mencionados en el copete no son periodistas; son sicarios de EMPRESAS periodísticas; otros, perversos imbéciles a sueldo. En algunos casos tendrán título habilitante y el resto simples “comunicadores”, pero en los hechos no realizan tareas que estén mínimamente asociadas a la ética. a la moral y al mínimo decoro que demanda una profesión como la nuestra. Llamarlos así es una falta de respeto para una tarea tan rica en su nobleza intrínseca como es el verdadero periodismo. Los que dañan a la sociedad con información basura no pueden llamarse “periodistas”. Periodismo es informar puntualmente a la población sobre hechos y dichos que se producen dentro de la cruda realidad cotidiana; cubriendo un acontecimiento y consiguiendo testimonios y pruebas reales y verificables que faciliten constatar su grado de verdad; sin agregar aditamentos brotados de la subjetividad del periodista, tentación humana muy presente en seres sociales ávidos de protagonismo público (periodismo estrella) propio de los tiempos que corren.

Comenzar con esta aclaración solo lleva la intención de diferenciar la “paja del trigo”; y para hacerlo me tengo que correr del puritanismo profesional que practican algunos colegas soportando como ciudadanos que los personajes mencionados mientan descaradamente engañando a la sociedad. Me molestan los que se auto censuran a la hora de tener que dar nombres, marcar maniobras y manipulaciones realizadas por “esos colegas de otros medios” so pretexto de un “yo no critico a colegas”. No son colegas; son mercenarios. Ellos no dudan en “botonear”, escrachar, y difamar a todo aquel que se oponga a sus nefastos designios. Muchos colegas hoy están sin trabajo o maltratados en sus lugares por oponerse y/o desentrañar miserables gestos y acciones de personajes funestos como es el caso del sicario militante hoy PRO (mañana no se sabe), presidente de Fopea y Gerente de Noticias de la TV Pública Néstor Sclauzero, quien tiene la caradurez de decir como un fiel “militante alcahuete” del oficialismo: “El periodismo militante no es periodismo”.

Nosotros no somos solamente periodistas sino también ciudadanos, y como tales con responsabilidad social, una de ellas de cumplir con el deber de denunciar a deleznables personajes como los señalados anteriormente.

¿Existe el “periodismo de opinión”? Desde siempre; desde que se tomó conciencia del poder político que tiene un medio de comunicación en su rol de formador de opinión. Ahora bien, una “opinión” tendrá valor como tal si previamente se aclara que ese valor está imbuido de la lógica subjetividad que el emisor deja brotar al hacerlo; valoraciones que surgen de su formación socio-cultural; que, como tal, hace que esa opinión sea discutible en su grado de verdad o falsedad conceptual sin que esto genere odios encontrados, descalificación del que hizo la observación o su estigmatización demoniaca. Vaya como ejemplo lo siguiente. Jorge Lanata escrachó desvergonzadamente y sin pudor alguno a un colega como Fernando Borroni en su miserable programa PPT, por la simple decisión de operar contra todos aquellos que osen hacer algo que no le convenga a ese poder para el que hoy  Lanata trabaja de sirviente por una suculenta paga.

Dicho esto y aclarada la cuestión de la profesión, un operador mediático deja de ser periodista cuando actúa de determinada forma y en una determinada dirección sabiendo y siendo consciente que está siendo usado por un medio o una empresa periodística como una herramienta de manipulación y tergiversación de la información. Peor aún cuando se lo hace para obtener beneficios económicos; beneficios que pueden ser personales o sectoriales En nuestra tarea profesional es contra natura aplicar el criterio económico “costo-beneficio” por tener en nuestra manos la responsabilidad de informar con la verdad. Esa verdad no tiene precio y nunca es subjetiva porque la delimita el hecho concreto que se informa. Las interpretaciones de la información pasa a estar bajo la responsabilidad del que la recibe. Hacer lo contrario es cuestionable en tanto es llevado adelante a costa de desgracias ajenas; víctimas de la mala información; mas reprochable aun es cuando se lo hace igual sabiendo que un accionar servil y por paga es dañino socialmente. Actitudes similares en cualquier otra profesión merece la misma consideración.

Ahora bien, en esto último está la cuestión y la clave del deterioro moral por el que se desplaza la tarea de los sicarios mencionados en el copete. Sus perversas tareas se asientan en el constante “escrache” mediático de colegas, personas, legisladores, jueces, ex funcionarios del anterior gobierno e instituciones republicanas fraguando historias y teorías acusatorias sostenidas con pruebas fabricadas y solo con el uso de “potenciales” lingüísticos  al momento de argumentar; solo con la intención de ser vendidas con un alto grado de verosimilitud sabiendo que son hehos total y absolutamente imposible de verificar para el receptor. Sin embrago lo ejecutan sin pudor; les importa muy poco ser aviesos en el accionar. El consumidor mediático fue educado para comprar el envoltorio (el “titular”), dejando el contenido presente en el cuerpo de la nota (lo sustancial) de lado. Ellos lo saben y lo usan. La estupidez y la ignorancia generalizada es la herramienta más usada por estos personajes.

En otras palabras, fabrican y venden CALUMNIAS; venden periodismo basura a quienes previamente formaron para que consuman noticias basura.

Paradójicamente esto sicarios son consciente del valor deletéreo de sus espurias armas. Hablo de esas con las que pretenden instalar el pánico social; pero a la vez los horroriza pensarse víctimas a futuro del mismo dañino juego. El modo de operar de un “majul” -en línea con la política de terror que se baja desde la perversa usina del odio PRO oficialista en contra del anterior y posible futuro gobierno-, es un método terrorista; un terrorismo bastante berreta desde el momento que es armado con mediocres argumentos para nenes que no quieren tomar la sopa (por lo menos en el caso “majul”). Pero su bastardeo llega al extremo de denunciar de manera transferencial que su terrorismo no es tal; por el contrario, dice que terrorismo a padecer es el que le espera al país para el caso del regreso del kirchnerismo al poder; que él y sus bastardos colegas van a ser las seguras víctimas a futuro de estas prácticas que siente como lógicas, normales y “legales” en manos de ellos, y perversas dentro de una gestión peronista-kirchnerista. Traducido: el terrorismo practicado por los mencionados en el copete es un terrorismo bueno, angelical, surgido de almas bondadosas que con su información de la corrupción pasada hacen que el infierno ocasionado por la nefasta gestión del ignorante presidente, sea un bálsamo espiritual. Lo presentan como contraposición al terrorismo mediático que supuestamente llevará adelante desde el ministerio del “miedo y el terror” del futuro gobierno populista. Una sutil forma de ir preparando el terreno para sus futuras operaciones desde el lugar de víctimas perseguidas por decir “la verdad” en el caso de que el gobierno cambie de signo.  

Desde hace 10 años, el “todo vale” por un puñado de u$s a la hora de jugar de periodistas profiláctico en operaciones político-mediáticas pasó a ser moneda corriente dentro de los medios hegemónicos; con valor superlativo y hasta considerado colofón para una carrera meritocrática que incluso otorga “premiaciones” otorgadas por el stablishment; gestos que luego son  vendidos pomposamente como el fruto de una carrera exitosa del galardonado. Los casos Lanata-Santoro son los más sobresaliente.

Creo que este perverso accionar sicario practicado por la parte delincuencial que desarrolla sus “maniobras” en medios periodísticos del grupo hegemónico, merece una contra ofensiva futura basada pura y exclusivamente en quitarles entidad con solo ignorarlos. Si tienen que rendir cuenta ante la justicia por sus perversas acciones que tanto daño produjeron en materia de dolor y muerte en estos 4 últimos años donde gracias a sus aportes cómplices se encarceló y asesinó a gente inocente como Milagros Sala, Santiago Maldonado, Rafael Nahuel, Héctor Timerman, los 44 tripulantes del Ara San Juan, etc, etc, que rindan. Si tienen que ir a la justicia que sean juzgados con todas las de la ley y no al modo atroz que ellos usaron  amenazando con carpetazos fraguados, enjuiciando y sentenciando mediática y públicamente, operando mafiosamente desde sus medios hegemónicos y sin permitir  pasar por tribunal alguno a las víctimas de sus operaciones; al solo fin de cumplir con sus espurios fines comerciales.


EL FÉTIDO OLOR DE LA DESCOMPOSICIÓN

25 febrero 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, De nuestra redacción

foto mia 2

Por Victor Leopoldo Martinez

Nada ni nadie  está haciendo algo para sacar del estado de putrefacción en el que entraron las instituciones republicanas del Estado gracias a la llegada de sus “supuestos salvadores PRO”. Copados los  tres poderes republicanos constitucionalmente establecidos por “agentes del CAMBIO”,   diariamente estos nos exhiben  el nivel y grado de descomposición en el que los sumergieron.

Como los peces, la gestión PRO comenzó a pudrirse por la cabeza – el “ejecutivo”-.  Pero como peronista sería injusto con mi patria sino incluyo en este diagnóstico hecho a ojos vista a la “oposición” parlamentaria (los que se dicen “peronistas” incluidos) también. La mayoría de los “opositores”,  frente a las diarias afrentas al sentido común, al decoro y a la legalidad constitucional realizadas por la minoría  parlamentaria “PRO” que  viene “operando” como mayoría gracias a la complicidad de no pocos  de esos que juegan de “opositores”, jamás  se apartó ni siquiera un ápice de lo que fijan Clarín y La Nación como  lo “políticamente correcto”.

Al funcionariado PRO le importó e importa tres carajo lo “correcto, lo constitucional y lo legal” y viene maltratando salvajemente no solo a la población sino también a las propias instituciones republicanas. Mientras tanto  los legisladores  opositores siguen entretenidos buscando adónde está la falla “legal” que permite  a los “PRO”, dentro de la brutal ignorancia que generalmente los acompaña,  cometer con total impunidad tales abusos. El país, sus instituciones y el pueblo  en su conjunto se hunden en este fárrago de incoherencias gubernamentales  pero… los “opositores” actúan como si estuvieran en  una larga siesta, de esas que supuestamente permite soñar con  atenuar el temor que los persigue de ser otra víctima “carpeteada mediáticamente” con denuncias y causas fraguadas que como  engañadores  granos purulentos suele utilizar la corrupta gestión macrista vía manipulación de la información por parte de sus socios, los medios de comunicación monopolizados. El Parlamento es otro ejemplo del lamentable estado de descomposición en el que entró todo el sistema republicano de la mano de Mauricio Macri.

Ni que hablar del “poder judicial”; esa nobleza de la toga según el decir de Jorge Abelardo Ramos.

Macri, Angellici, Bonadio, Stornelli, Ercolini, D’Alessio, ciertas “cámaras federales”, Lilita Carrio + los operadores mediáticos tipo Joaquín Morales Sola, Bonelli, Majul, Del Moro, Los Leucos y el impresentable Nelson Castro, siguen accionando cual apestosas bacterias   acelerando la descomposición del cuerpo social e institucional. . El proceso es muy similar al que descompone un cadáver humano o de cualquier otro animal no racional. La putrefacción activa genera  gran pérdida de masa del cuerpo  y esta se acelera por la alimentación voraz de las cresas y la liberación de fluidos descompuestos en el medio ambiente.  Traspole esto a  la gestión y las medidas gubernamentales  macristas  tales  como la brutal transferencia de recursos a los sectores económicos más poderosos con la eliminación de sus pagos de impuestos y también las retenciones   además de la descomunal devaluación de la moneda que los benefició;  los monstruosos aumentos tarifarios, el aniquilamiento del aparato productivo con la consiguiente generación constante de desempleo; el congelamiento salarial… y el lector tendrá un tejido social en total estado de descomposición.  

PARA LA ULTIMA NOTA

¿Pero cómo y cuándo comenzó esto? Con la asunción de Mauricio Macri el 11 de diciembre de 2015. El Estado Nacional comienza a ser atacado por ratas con “Hanta”  e inicia su lamentable agonía y posterior e inexorable muerte.

Pero la cosa no termina ahí. Ahora queda  claro que el descontrol hecho gestión de gobierno resultó ser muy contagioso. Como los “ratones de campo” que no pierden su condición de “RATAS” cuando se muevan en “ámbitos urbanos”; hablo de esas ratas  que suelen trasmitir el “hantavirus” a través de su orín y  “heces”, los funcionarios “PRO” ya trasmitieron ese descontrol a toda su “hinchada”.  Las orinadas fuera del recipiente y las constantes defecaciones de todos los funcionarios “PRO”, todos de la mano de un bruto y torpe (pero no por eso menos perverso) empresario llamado Mauricio Macri, se trasladó a al sector del “medio pelaje ratuno” de nuestra sociedad; y este comenzó también a descontrolarse. Los  síntomas son más que evidentes. Frente  a tanta incoherencia  generalizada dentro de una gestión de desgobierno  que hace “agua” en todos los frentes y los inunda a ellos también, reaccionan como los eternos resentidos que son, no queriendo  asumir responsabilidad alguna del desastre  en el que estamos todos inmersos gracias a su voto y su individualismo. “Yo no lo voté pero el tipo nos liberó de la yegua y sus ladrones” es el pueril argumento usado para justificar su actual desgracia liberando a sus perjudicadores “PRO” de toda carga.  

Los hoy macristas,  que en realidad lo son circunstancialmente  ya que su procedencia los delata como los resentidos sociales de siempre,  solo saben vomitar su  antiperonismo y antipopulismo cada vez que abren la boca o actúan  en público.  Buscando seguir la estúpida tradición familiar de ser antiperonista al solo fin de conseguir ese tan ansiado lugarcito social “que hace la diferencia”, en otro nuevo intento por   ser aceptados por la alta y cipaya burguesía oligárquica nacional,   comieron y bebieron alimentos y bebidas previamente orinadas y defecadas por las ratas gubernamentales… y comenzaron a descontrolarse.

¿Muestras? Las absurdas justificaciones usadas por el tilingaje  para la violencia generalizada hoy existente en formato de represión, de persecución política, de encarcelamiento sin causa; la mirada indiferente del “medio pelaje”  para con el  incremento del narcotráfico con personajes “PRO” como principales protagonistas  y  sus aplausos para la especulación bicicleteril  financiera  manejada desde el Banco Central que facilita la fuga de divisas. A pesar de padecerlo también justifican el descomunal asalto tarifario y la anulación del Estado en su rol de contralor y regulador.  Se  está sumiendo a la sociedad toda en la desprotección; se está desarticulando todo el aparato productivo, incrementado el desconcierto, el odio y la desconfianza mutua entre todos los actores sociales; pero para el “tilingo”, esto forma parte de su mitómana normalidad.

Como siempre actúan todos los  cobardes, los operadores mediáticos que comenzaron a infectar  el cuerpo social para su descomposición con la desinformación y las mentiras hecha “opinión pública” hace ya 10 años, seguramente  se retirarán a “cuarteles de invierno” dejando el cuerpo estatal desmantelado y podrido para que del “muerto” se haga cargo el próximo gobierno que para desgracia de ellos puede llegar a ser nuevamente “populista”.

Lo que la sociedad no debe seguir haciendo –ya que en forma reiterada viene tropezando con la misma piedra-,  es perder de vista que el fin de la putrefacción activa siempre estará señalada por la migración de las larvas fuera del cadáver para pupar y luego volver con la misma energía descomponedora  satanizando a todo gobierno que tenga colores Peronistas y/o populista y se atreva  a tocar sus  mal habidas ganancias  y sus espurios intereses.

Pero lamentablemente para ellos se cayó  toda la parafernalia de  estupideces que crearon utilizando ese viejo y remanido odio de clase contra el peronismo los mayores delincuentes que en función de gobierno haya conocido el país. Todo el andamiaje mediático puesto a funcionar por un delincuente como Magnetto, mandamás del monopolizador grupo Clarín, que vienen siendo acompañado por el deteriorado diario La Nación  para operar sobre la opinión pública a la cual previamente  educaron   en el consumo de basura,  se está cayendo por el peso del propio muerto que ellos ayudaron a matar.  Pero los logros que alcanzaron en tan solo 3 años es algo que fue posible gracias a la mal educada sociedad por el sistema de educación formal, libre y gratuito que nunca fue revisada en materia de contenidos después de finalizada la última dictadura militar.

Que el presidente que nos desgobierna y encima sea el autor material del mayor endeudamiento externo en el menor tiempo posible que haya conocido nuestra historia  tenga la osadía de manifestar: “No está  bien vivir de prestado”  es el más claro ejemplo de los mensajes esquizofrénicos de un gobierno en descomposición.

Sobre el caso del coimero y falso abogado Marcelo D’Alessio, ¿se animará Magnetto poner las cámaras de  TN de manera sensacionalista y en los titulares Clarín imágenes de una hipotética –pero en este caso necesaria-  detención del fiscal Stornelli en pijama por el riesgo real que existe que entorpezca (algo que ya lo viene haciendo junto a Carrio, TN y Clarín)  la  causa por extorsión que lo involucran diversas pruebas, ninguna de ellas inventadas?

Suficiente daño estamos padeciendo como para no reaccionar en las próximas elecciones.


EL CAMINO POR EL QUE TRANSITA LA JUSTICIA VA DE LO “INSÓLITO” AL GROTESCO.

19 septiembre 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Poder judicial argentino en crisis.

bonadio 2

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

No soy abogado ni hombre de leyes (lo cual no significa que no conozca las mismas), pero poseo un mínimo de buen sentido como para no “comerme” absurdas generalizaciones y “suposiciones” realizadas por un juez de muy dudosa moral que a través de un escrito que en su forma y fondo  se funde irremediablemente con el grotesco, intenta presentarse como defensor de los intereses del Estado y de la sociedad toda con los mismos argumentos acusatorios esgrimidos por los corruptos medios hegemónicos DE Magnetto, quienes y con anterioridad ya habían juzgado y sentenciado públicamente a los enemigos de sus intereses; y Bonadio los uso en su alegato político al típico estilo “copio y pego”.

Me tomé el trabajo de leer todo su escrito caratulado: «Para resolver en la presente causa N° 9.608 /2018, caratulada “Fernández, Cristina Elisabet y otros s/Asociación Ilícita».

La primera conclusión que saque es que,  además de torpe y ridículo desde el comienzo hasta el final por atentar contra el buen sentido, es una caricaturesca sumatoria de otros “copio y pego” de antecedentes traídos de los pelos y pegados con sustancia nasal para colmo de males.

Voy a tomar fragmentos de un escrito de 558 páginas a los fines de mostrar las contradicciones y como tales las aberraciones jurídicas  en términos conceptuales y políticos  cometidas por este “proyecto de magistrado” apellidado Bonadio.

Que la “Introducción del “Considerando” se inicie con tamaño disparate argumental como el que sigue: “Entre las múltiples demandas de la sociedad civil respecto a la tarea de los jueces penales se les pide que hagan bien y rápido su trabajo, que individualicen y  condenen a los autores de los  delitos, que recuperen los bienes sustraídos en tiempo y forma y, de paso, que sean claros cuando se dictan las distintas resoluciones judiciales.”, comienza a dar cuenta de lo afirmado más arriba.

1°.- Es demasiado llamativo leer en un escrito (resolución judicial)  hecho por un “supuesto letrado” en rol de juez,  referencias sobre “múltiples demandas de la sociedad civil  a los jueces penales” que en general yo, como el 95% de los argentinos, desconocemos como demandantes y que Bonadio las supone como tales de nuestras parte. Para  colmo de males las  circunscribe a un “trabajo” bien hecho y en forma rápida” (como si a esa sociedad civil poco le importara si se está haciendo justicia o no, algo que por lo visto para Bonadio es lo de menos), “que individualicen y condenen a los autores de los delitos” (sin importar que existan pruebas –o no- que den sustento a que el delito existió y fue cometido por el o los que él supone es o son los culpables) y que recuperen los bienes sustraídos” (que como bienes pueden -o no- ser los sustraídos, pero que el “juez” infiere que sí o sí, son los sustraídos).

Ya que Bonadio me involucró como demandante de “algo” sobre su gestión como juez penal (soy parte de esa sociedad civil que él menciona) le podría decir que como miembro de esa sociedad civil no veo en sus resoluciones ni respeto por el debido proceso, ni que él este impartiendo justicia según lo que establecen leyes y códigos; por el contrario, siento que con sus resoluciones como juez lo que está anticipando es que la sociedad civil en su conjunto está expuesta a sus dictámenes judiciales que él ha creado en un muy particular modo de entender lo que es “justicia”.     

Según mi muy modesto entender, los jueces penales no están para fundamentar sus decisiones con argumentos políticos; menos argumentos simil  campaña electoral. Pero en este caso, encima, y de manera ridícula, lo escrito se da de bruces con la realidad en materia de políticas económicas, sociales, culturales y educativas llevadas adelante por los acusados del anterior gobierno; “algo”  muy evidentes si cualquier cristiano argentino se remite en materia presupuestaria y de asignación de recursos a buscar pruebas, todas ellas fácilmente comprobables. Me estoy refiriendo a claros y constatables hechos que nuestra sociedad civil en su totalidad pudo comprobar viviéndolo casualmente en ese periodo en el que Bonadio se detiene para hacer sus consideraciones políticas. Que a un minúsculo sector de la sociedad, eso le haya molestado, es harina de otro costal y nada tiene que ver con la cuestión en juicio; a menos que el Sr. Juez Bonadio sea un operador judicial de dicho sector y por odio actúe como lo hace.  Pero veamos:

“En el presente capítulo se tratará de explicar de manera lo más clara y llana posible lo que sucedió en la República Argentina entre los años 2003 a 2015, donde una colusión de funcionarios y empresarios [la Real Academia Española define la palabra “colusión” como: “un pacto ilícito en daño de tercero”], hizo funcionar una maquinaria que le sacaba con procedimientos amañados dinero al Estado Nacional en detrimento de la educación, la salud, los jubilados , la seguridad, que dejaba al pueblo más humilde sin cloacas, sin agua corriente , sin servicios , sin transporte seguro, etc., etc., y  todo esto se hizo para distribuir coimas a funcionarios  corruptos a cambio que , por avaricia y codicia, ese selecto grupo de empresarios también se llenaran los bolsillos mediante su participación en licitaciones o concesiones, sosteniendo a posteriori un discurso acomodaticio y cobarde, pretendiendo haber cedido a las presiones oficiales, en bien de cuidar sus empresas y los puestos de trabajo de sus empleados.”

Esto que acaba de leer, ¿no le suena a un discurso político más que un argumento jurídico? Y como tal… ¿no le parece, no le suena a “algo” en todo caso padecido por el conjunto del pueblo argentino en la actual gestión de gobierno –PRO- y no casualmente como algo sufrido en el gobierno anterior? Entonces y con tamaños argumentos, el custodio de los intereses y demandas de la  sociedad civil, don Bonadio, ¿No debería empezar a detener –con ese particular modo de entender el derecho que él tiene- y juzgar a los funcionarios de la actual gestión ya que no requiere de  esfuerzo reunir las contundentes pruebas para hacerlo y con la urgencia que demanda la situación porque estos sí pueden interferir en cualquier investigación como lo vienen haciendo desde que asumieron?

Esto, ¿no sería más sano para nuestra sociedad civil, ya, bastante aturdida con este relato más que esquizofrénico   en vez de andar excavando y rompiendo casas para encontrar lo que no existe y nunca existió? 

Pero el colmo para un juez que pretende impartir justicia, es que a falta de pruebas y con solo declaraciones sacadas a la fuerza a  “arrepentidos” de manera extorsivas, él “suponga de manera fantástica” cómo fueron los hechos y los pretenda sostener con un simple: “Esta mecánica funcionaba más o menos así”. ¿Cómo son los “más” y los “menos” en el imaginario del juez? ya pasa a ser tarea de pitonisas/os –por ejemplo Carrio, Lanata, Mariana Fabbiani, Joaquín Morales Sola, Majul, Fantino, etc.,etc.-.

BONADIO 1

Pero esto que viene singularmente no tiene desperdicio. Y digo esto por varias razones.

1ro.-: Su designación fue sugerida a través de una “servilleta” acercada por un ministro de Menem –Carlos Corach- lo cual ya muestra que la misma no está sostenida casualmente por un curriculum que señala “sobrados conocimientos”, “basta experiencia” sino por una simple “acordada política” del gobierno que esta misma sociedad civil reconoce como la “II Década Infame”. Y para colmo de males con pésimos antecedentes en el caso AMIA (como se puede leer en esta publicación del propio stablishment. 

¡Hay que ser muy audaz y/o demasiado ¿corajudo o estúpido? para mandarse a sentenciar políticamente a una ex funcionaria del anterior gobierno en el mismo escrito sosteniendo que:

Es de destacar que en el caso de los funcionarios (se entiende que los “k”), traicionaron el mandato otorgado por la población, pues aprovechándose de su cargo lograron vencer todos los controles que procuraban evitar que se produjeran perjuicios en las arcas del estado.” cuando a ojos vista es la actual gestión PRO, los funcionarios del actual gobierno los que realmente mintieron en campaña y traicionaron el mandato popular.

Pero el colmo de lo aberrante llega en el momento en que en su escrito aparece lo siguiente:

“Por ello, es posible sostener , que los ex funcionarios y Cristina Elisabet FERNÁNDEZ, atento a sus vínculos , siendo la última Senadora Nacional , de  continuar en libertad podrían entorpecer el accionar judicial, tanto en el descubrimiento de la verdad, en el recupero del producto del delito y en la posibilidad  de que se cumpla una sentencia condenatoria. -Incluso, resulta demostrativo de este peligro procesal, las carpetas con anotaciones y registros sobre distintas personas físicas y jurídicas, que fueron secuestradas e n el marco del allanamiento efectuado  en la residencia de la imputada FERNÁNDEZ, sita en la ciudad de El Calafate, Provincia de Santa Cruz. También, debe destacarse la  posibilidad de incidir en la investigación mediante sus contactos en medios de comunicación afines e, incluso, algunos de empresarios vinculados a la obra pública, pudiendo intentar por esta vía condicionar el desarrollo de esta investigación.”

¿Con que cara este juez que inicio causas judiciales por mandato mediático puede utilizar tamaña argumento? Estando en libertad el primo del presidente –Calcaterra- ¿no puede interferir en el desarrollo de la investigación y la ex presidenta sí?

Un sainete que si no fuera por la consecuencias trágica que esto puede tener sobre la sociedad civil en caso que los JUECES DEL DIARIO CLARIN Y MAGNETTO continúen actuando con la impunidad con lo vienen haciendo solo quedaría en la historia como el periodo cambalachero más Discepoliano de toda la historia nacional.


NADA NUEVO BAJO LA VIÑA DEL “SEÑOR”

7 enero 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política Nacional

JONATHAN SWIF

Por Victor Leopoldo Martinez (*)

En octubre de 1710 las urnas inglesas le  habían dado la victoria a los “Tory” (Conservadores), el partido que defendía el final de la guerra (de Sucesión Española: 1701/13) en la que aquella nación estuvo embarcada desde el primer año del reinado de Ana (Estuardo -1702).  Jonathan Swifs,   autor de la famosa obra “Los viajes de Gulliver”, fantástica novela donde vuelca una feroz crítica sobre el inhumano, cómico y orgullosamente bestial sistema político-social vendido como “civilización”, cuenta en su trabajo “Escritos Políticos” –pág. 145- que cuando  regresa de Irlanda a Londres después de la caída de los Whigs (Liberales), fue recibido por un viejo militante del partido perdedor –R. Harley- que como buen “panqueque” de la época, se había vuelto “tory moderado”.  Este personaje supo utilizar el genio de Swif para, a través de la prensa, manipular a la opinión pública inglesa. Harley le propuso  a Swif ser periodista al servicio del gobierno Tory ofreciéndole que se hiciera cargo del periódico gubernamental The Examiner. Solo debía “afirmar los principios y justificar los procedimientos del gobierno entrante”. De modo que la tarea más urgente del periódico gubernamental fue la de “culpar al anterior gabinete –gobierno- de prolongar aquella contienda arruinando la Nación”.

Traído esto a nuestro país y a su actual realidad política, la similitud  no debería llamar la atención en materia de “transferencia de culpas”; menos aún puede asombrar que Magnetto (Macrista por conveniencia) y el Grupo Clarín hayan comprado los servicios del hasta el 2010, su mayor detractor –Jorge Lanata, que lógicamente no le llega ni a los talones al escritor irlandés- para la tarea “anti k” que viene realizando. Tampoco puede sorprender  el blindaje mediático que recibe el actual gobierno nacional en materia de justificación de todas y cada una de sus medidas. Lo consigue a través de una constante manipulación  de la información desviando la atención hacía  “pasados hechos de corrupción “k” y/o la pesada herencia”. De este modo se crean cortinas de humo que tapan los descomunales negociados que con total impunidad llevan adelante el propio presidente, sus familiares con Franco (padre y hermano) y el primo Calcaterra a la cabeza, los CEOs “M” y hasta el denunciado por estafa por su propia familia, Etchevehere (S.R.),  todos integrantes del equipo ministerial de lujo que según “Mauri” es el mejor de los últimos 50 años.

Nunca hubo nada nuevo bajo la viña del señor. Sobre el “4to” poder, solo basta separar ciertas características en el modus operandi periodístico ya que el avance tecnológico  fue actualizando las herramientas generando diversidad de plataformas.

Dividido en dos aspectos: a) La labor periodística y b) utilización de los medios (prensa escrita, radial, televisiva, control de la redes sociales, etc. etc.) como herramienta de presión política, las conclusiones saltan automáticamente.

Para el  caso a) es claro que el “periodismo estrella” ha desvirtuado totalmente nuestra profesión que era –y es- informar objetivamente. Hoy “actuar” la “desinformación” es mucho más redituable política y económicamente que informar objetivamente. Poco importa la sincera respuesta que un invitado a un reportaje pueda dar si esta no se ajusta a lo que el “entrevistador estrella” quiere que la “audiencia escuche”.  El “periodismo de opinión”, tan viejo como nuestra profesión,  practicado por “conductores estrellas” como los Lanata, Morales Sola, Blanck, Vander Koy, Bonelli, Castro(Nelson),Leucos, Majul, Fantino, Del Moro, etc, etc,  son los que hoy con ficciones y relatos elaborados con datos  tergiversados a través de la manipulación, logran construir en el inconsciente colectivo esas “pos verdades” que luego el ciudadano común reproduce como “reales” sin siquiera constatar su grado de verdad o falsedad. Insisto con lo que vengo sosteniendo en mis aportes por este medio: Si lo dice el “Conductor Estrella” o  “tal o cual” programa o medio, entonces es cierto. La ignorancia y el vacío de lectura y conciencia crítica que la educación formal no logra instalar en la sociedad, son los mejores y más aprovechables elementos para que la manipulación mediática “prenda”.

Para el caso b), Macri, con un delirante e irreal discurso hoy gobierna un país ficcionado que los medios adeptos y socios en los grandes negociados (Clarin y La Nación) dan cobertura y sustento. En esa imaginaria argentina mediática todo funciona bien y mejor que cuando gobernaba CFK. Pero para que esta ficción funcione ahora necesita que no existan voces disonantes en materia periodística; eliminar a los jueces que pretendan imponer justicia según lo que establecen  las leyes dentro de un Estado de Derecho, por su “peligrosidad”; que la división de poderes en este tipo de gobierno poco importa por no ser necesaria su aplicación política a los fines empresariales; que carece de valor la vida de cualquier argentino si con ella se  entorpece el valor superlativo de cualquier negociado;  que los trabajadores, jubilados y los que menos tienen deben ser los que más “pongan” para que los ricos y poderosos no lo hagan. Tapar la corrupción de la actual gestión, en plena ejecución, con acusaciones sobre corrupciones ajenas y anteriores, por ahora y por lo que se ve, seguirá funcionando durante el 2018, tal como funcionó en aquella vieja propuesta que recibió Swif del panqueque ingles Harley.

(*) Escritor, Cineasta, Periodista.


POLITICA II: JUSTICIA MANIPULADA Y PERIODISMO DE “GUERRA” Vs. PERIODISMO “MILITANTE”

18 abril 2017

C.AB.A., Argentina, UNSUR-CELAC, EL EMILIO, Política Nacional, de nuestra redacción

SEGUNDA PARTE

PERIODISMO DE “GUERRA” Vs. PERIODISMO “MILITANTE”

Por Victor Leopoldo Martinez   

La manipulación de la Justicia por parte del poder mediático, si bien es cierto ya existía desde tiempos inmemoriales, se hizo más evidente en relación a su máximo exponente -Magnetto y el grupo Clarín- luego que este lograra el control de Papel Prensa conseguido gracias a la última dictadura a través de su característico manejo mafioso y como retribución de los militares por los favores recibidos de parte de la “señora Noble” y Magnetto quienes vendieron la imagen de una dictadura “derecha y humana”.

TITULARES DE CLARIN 4 (2)

A esto le siguió el trabajo desestabilizador sobre el gobierno de Alfonsín que no se avino a ninguna de sus demandas. Entonces y desde las sombras Magnetto recurrió a los “cara pintadas” para sus intentos desestabilizadores. No dejó de lado los golpes de mercado (con Marcelo Bonelli como operador estrella) situaciones que fueron minando la estructura económica y la confianza pública en el primer gobierno democrático que siguió a aquella sangrienta dictadura.

La frutilla del postre Magnetto la consiguió operando sobre Menem a quien logró sacarle -vía privatización- Radio Mitre, Canal 13, la instalación de TN y el comienzo de la monopolización del servicio de TV por cable (Cable Visión y Multicanal) prácticamente en todo el país. Todo venía bien ya que la cuestión comunicacional se regía con la ley de radiodifusión impuesta por la última dictadura. Hasta con Néstor Kirchner había “acordado” algo.   Pero… a Magnetto se le pudre todo cuando el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en el año 2010 decide reemplazar aquella norma por la nueva ley de Comunicación Audio Visual N° 26.522. Cuatro artículos de la Ley (41, 45, 48 y 161) le frustraban a la mafia de Clarín los jugosos negocios que la monopolización de medios le venían redituando hasta ese momento (incluido el mayor de ellos –las trasmisiones de futbol- que el gobierno kirchnerista se lo termina de arruinar con “futbol para todos”). Una justicia “disciplinada” previamente daba curso a las sucesivas medidas cautelares que el grupo fue presentando hasta el 2015 infringiendo todo tipo de normativa con total impunidad ya que el control de la opinión pública y la justicia por parte del grupo era  -y es- un hecho.

La guerra se declaró y es abierta. Hasta el columnista de Clarín Julio Blanck reconoció públicamente que su medio –Clarin, con él como protagonista- practicó “periodismo de guerra” y aclaró “donde nosotros ganamos porque salimos vivos” (leyó bien PERIODISMO DE GUERRA, no periodismo).

Obviamente que visto este descarnado cuadro de situación, la opinión pública “controlada” tenía –y tiene- una sola lectura de la realidad y la venden los medios hegemónicos.

Y la guerra continúa hasta nuestros días, pero con otras características ya que el cambio de gobierno produjo muchísimas novedades, todas relacionadas con esa impensada desnudez en materia de ideas e iniciativas que comenzó a mostrar la clase política argentina y cierta dirigencia gremial vuelta en “empresaria” desde la aparición del menemismo.      

El vacío de ideas y propuestas –o contra propuestas- políticas tanto en la 1ra como en la 2day 3ra línea del “oficialismo” (incluidos sus legisladores nacionales), como en los que dicen ser “oposición” (todos refugiados en el parlamento y no pocos de ellos negociando su permanencia en la banca en un año electoral; aunque sea cambiando la “base de operaciones”), está resultando exasperante.

Esto hizo que de un tiempo a esta parte, periodistas de conocidos medios, oficialistas (Clarín, TN, Canal 13, Radio Mitre, Grupo América y Canal 26) con Van der Kooy, Blanck, Bonelli, Morales Sola, Castro, Lanata, y algunos peldaños más abajo Longobardi, Fantino, Majul, Del Moro y un tal super mediocre Vilouta por un lado;

PERIODISMO SICARIO

ÉRIODISMO MILITANTE

y opositores (Pag/12, C5N, Radio 10, AM 750, dejo afuera al híbrido CN23) con Victor Hugo Morales, Gustavo “gato” Silvestre, Navarro como “estrellas” y Aliverti, Cerruti secundándolos -y siguen los nombres-, por el otro, se volvieran todos “militantes” con aspiraciones de conductores políticos.

Este calificativo usado en primera instancia por los sicarios practicante de un “periodismo de guerra” alimentador del anti kirchnerismo –los de “Magnetto” con sus repetidoras del interior del país y que los hay en cantidad-, para descalificar estigmatizadoramente a los que hacían programas “kirchnerista (678, DDD, TVR) en la era “Cristinista”, en general bastantes mediocres  en ambos bandos en relación a la función profesional de un periodista,  hoy actúan como “estrellas sabelotodo” en materia política asumiendo el papel dejado vacante por los políticos. Triste realidad de una política nacional distorsionada.

Todos “operan”; algunos para poderosos intereses económicos (los hoy “periodistas oficialistas”), otros reemplazando la inmovilidad de los políticos “opositores”. 

Los primeros vienen con su tarea “esmeriladora” contra el gobierno anterior desde que comenzó la guerra declarada por Magnetto en Marzo del 2008; actualmente continúan estigmatizando  la letra “K” como antes lo hicieron con la “P” en una tarea de demonización de las supuestas “corruptas gestiones gubernamentales populistas”. Los mayores corrompedores de la conciencia social que debe reinar en la ciudadanía, hablan de corrupciones ajenas.

TITULARES DE CLARIN 5

Los segundos, ubicados en un imaginario  pedestal cuasi filantrópico donde están subidos desde el 10 de diciembre de 2015, bajan línea a la población  asumiendo el rol de conductores políticos. Estos últimos construyen a diario “relatos políticos” cuyo grado de verdad es innegable ya que los datos son extraídos de una caótica realidad surgida de esa tenebrosa mezcla de ineptitud, corrupción y burdos negociados que lleva adelante el actual gobierno nacional Macrista. Hasta ahí todo estaría bien y se acomodaría perfectamente a un rol de periodismo si se quiere “humanitario” ya que desde los medios hegemonizados se esconde la realidad mientras inventan otra. La cuestión se torna confusa cuando a continuación estos periodistas “opositores” vuelcan en forma de interpelación cuestionadora sus visiones y expresiones de deseos personales con demandas de acciones filo trotskistas a dirigentes gremiales, políticos y a la sociedad en general asumiendo el rol de “señaladores del correcto camino político en materia de decisiones táctico-estrategicas”; y llevan adelante la tarea con apoyo logístico de sabihondos y petardistas dirigentes izquierdistas ubicados a la izquierda de la izquierda tradicional (Y… ¡se hace difícil explicarlo!) como Mirian Bregman, Del Caño y hasta el propio Pitrola como recurrentes estrellas invitadas quienes nunca evitan sacar a relucir su antiperonismo antikirchnerista denostando a la dirigencia política y gremial que comulga con ese “palo”. 

Planteado esto, el cuadro de situación presenta a una población en total estado de indefensión, que se encuentra entre dos fuegos mediáticos enfrentados en una guerra política que destila violencia verbal por todos los medios comunicacionales existentes y donde los daños colaterales los padecen los de siempre, los más desprotegidos; porque en toda “movida” política los que ponen el cuerpo para enfrentar las represiones son los “movilizados”. Históricamente el pueblo siempre supo y sabe cuándo debe ganar la calle. El 17 de octubre de 1945 y el 19 y 20 de diciembre de 2001 son las pruebas más contundentes e inobjetables. Se moviliza generalmente sin conductores y con objetivos claro.  

Como ayer, lo grave radica en la pasividad de la clase política que sigue eludiendo su responsabilidad y se dejó arrebatar por ambos periodismos “Militantes” (uno fijando agenda de “acción” gubernativa –el oficialista-, el otro fijando agenda de reacción opositora) toda iniciativa política.

Dada esta situación resulta objetivamente claro que el periodismo político que ejercen los medios opositores a la actual gestión de gobierno nacional es el único al que se puede acudir como para conocer en partes la realidad, ya que los que hoy operan de manera oficialista son mucho más dañinos y perjudiciales para la sociedad por su bastardismo y ser  funcionales a los intereses de la mafia Magnettista y los grandes grupos económicos. Se trata este último de un periodismo sin otro objetivo que la defensa de los intereses empresariales. Esto es posible simplemente porque cuenta con el monopolio mediático y  el poder corruptor del dinero “compra todo”; además cuentan con impunidad para la fabricación de “carpetas extorsionadoras y disciplinantes” con las que aprietan a la justicia para que sea respetuosa de sus directivas.

Un 4to poder no solo monopolizado y mafioso sino mesiánico defensor del neoliberalismo.

Los políticos de la oposición miran y esperan los señalamientos y bajadas de línea que desde los medios el “periodismo militante” se ve obligado a  marcarles como si fueran alumnos de una escuela de formación política en un “país jardín de infante”.   

Periodismo Independiente es el del Diario Clarin


LA TENTACIÓN NEOLIBERAL COMO PARADIGMA CULTURAL

4 octubre 2016

C.A.B.A., Argenina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Neoliberalismo, Cultura y Medios de Comunicación

Foto de V.L.M.

Por Victor Leopoldo Martinez

Generalmente se entiende como cultura -que proviene del latín cultus- el cultivo del espíritu humano y de las facultades intelectuales del hombre. Como definición suena antigua pero tiene un toque de lógica aunque esa lógica se vuelva relativa en los tiempos que corren si de cultivar “facultades intelectuales” se trata. Trabajar “condicionando reflejos” según la técnica del Ruso Pavlov, hoy da más y mejores resultados en materia de manipulaciones mentales colectivas y se ahorra mucho tiempo.

Hoy por hoy las cosas cambiaron a tal punto que hasta se puede “hacer (manipular) cultura”. Cultura no es solamente una cuestión de creación artístico-espiritual, sino y como bien sostenía Tyler hace casi siglo y medio atrás sin imaginar la actual manipulación mediática como madre y formadora de masa crítica para generar determinados fenómenos que se reproduzcan como “naturales” pero con fines precisos, cultura también: “Es el producto de las costumbres y hábitos adquiridos por el hombre como miembro de la sociedad (“hábitos”, palabra clave; en este caso “de consumo)”; o en todo caso lo de Stocking: “lo integrativo” (a través del discurso homogeneizador).

Estoy refiriéndome a manifestaciones culturales del presente como productos de una manipulación, en la mayoría de los casos berreta, chabacanas, pasatistas y para consumo masivo, de poca duración (esto último fundamental; la vorágine diaria nutrida en “cantidad” de mensajes resta tiempo para su análisis cualitativo), alimentadora de individualismo.

El viejo adagio de “cuanto tenéis, cuanto vales” hoy está más presente que nunca en los sectores medios de nuestra sociedad. La “competencia” individual reemplazó el “compartir” social. La “imagen” (la cascara, el envase o envoltorio) es más cautivadora y demandada que el propio contenido. Aspectos y conductas sociales que “suenan” a viejas, y no por casualidad; traen mas de un siglo de existencia pero fueron exacerbadas gracias a los medios en los últimos 40 años. Triunfó el “parecer” por sobre el “ser” y el “parecer”, como fin, justifica cualquier medio para alcanzarlo. Hoy la imagen de un tipo vale más que su palabra. La política fue degradada a show televisivos donde los protagonistas son conductores ignorantes que utilizan el chimento como el condimento esencial para “operar” contra políticos con ayuda de otros políticos (Carrio por Ej. Con 20 años de “actuación” ininterrumpida) y en favor de la supuesta “honestidad y pulcritud” empresarial (operaciones llevada adelante por Bonelli, Blank, Legrand, Gimenez, Lanata, Majul, Los Leuco, Fantino, o el pobre ignorante al cuadro del Moro). El “metro sexual” o la teto-culona producida, aunque cabezas huecas, tienen más aceptación como productos de consumo masivo dentro de un mercado donde las frivolidades ocupan la mayor parte de los escaparates. Se fabrican ídolos y modelos con la misma velocidad con que se los entierra. Gusten o no son formas de manipulación cultural.

hombre-frente-a-un-televisor

¡Bienvenidos al tentador neoliberalismo!

Lo grave es que hoy estos tipos de mercancías culturales no solo son productos de consumo sino que el consumo mismo aparece como valor cultural (si no tenes tal o cual “aparato, bien mueble o inmueble”, o no consumís ciertos relatos, sos un idiota y encima desinformado).

Se hace cada vez evidente que nuestros neoliberales solo le agregaron urgencia e inmediatez al liberalismo clásico en la búsqueda de resultados económicos para diferenciarlos. De transformar sus postulados en modos y estilo de vida, y estos en paradigmas culturales fue una muy buena tarea desarrollada por los medios hegemónicos de comunicación.

Se trata de un fenómeno no muy complejo pero sí con fines claros, más abarcador, de mayor alcance, no excluyente de sector social alguno, que dentro de los componentes esenciales que hacen a su proceso de gestación y luego como instrumentos de “operaciones”, aparecen los medios de comunicación audiovisuales, internet y todas las nuevas plataformas comunicacionales que dan “vida” a las renovadas relaciones globales. Si a Google lo maneja el imperio desde el norte, Yahoo Argentina es hoy otra pata del multimedio de Magnetto. Desde esta realidad Lanata “opera” y dice que somos y estamos en el recontra culo del mundo (él no porque tiene domicilio en Miami) y todos sus seguidores evitan ser un sorete argentino siguiendo y repitiendo sus gansas bajadas de líneas. Esto, replicado en redes sociales tiene un efecto multiplicador demasiado eficiente. Basta salir del país y se podrá comprobar que para cualquier “primermundista” el “periodista” Lanata es un cómico de 4ta, mientras que acá el producto “Lanata” además de “verosímil” es de primer nivel. Ernesto Tenembaum “admira Cuba”, pero para vivir prefiere EE.UU. Entonces aparece como algo esencial para la vida “democrática” argentina el respeto por las opciones y gustos personales, por las preferencias individuales; como si esos gustos, opciones y preferencias no fueran producto de un trabajo previo de manipulación cultural con los cuales se consiguen armar rebaños de inconscientes. Llamativamente ese respeto desaparece cuando algunos otros vuelcan sus preferencias por el “populismo”, esa detestable “masificación de accesos” tan contraria a la selección de clases y categorías que facilita la meritocrática propuesta neoliberal. La ignorancia llega sin inconvenientes al nivel de estupidez cuando el rebaño que conforma la suma de individualista meritocráticos no tiene conciencia de ser también otro rebaño.

Llamativamente el estudio “científico” de este fenómeno a todas luces antropológico que tanto está afectando a nuestra sociedad –si es que existe tal estudio- parecería que sigue encapsulado en las “tinieblas” de un academicismo inservible, sin vías de “comunicación” para socializar algún resultado. Grave.  

internet

“Internet te abre puertas y ventanas para que puedas acceder al mundo” (Slogan muy bonito si los hay pero que no te aclara que se trata de “cierto mundo” desde ya, o mejor dicho el “mundo” que pretenden que se conozca; el real o inconveniente NO); pero esas puertas y ventanas abiertas son utilizadas para “penetrar” en tu intimidad, conocerte, modelar tus gustos hasta convencerte que, o seguís al rebaño o sos nadie; te quedas afuera de “Todo”. Desestructurante.

Tengamos en claro que son “ellos” los que deciden qué es ese “Todo”, quiénes te lo pueden facilitar, qué cantidad diaria de basura periodística y publicitaria debes consumir para alcanzarlo. ¿Y quiénes son esos “ellos”? te preguntarás: Los dueños del poder económico real, los financistas, los vendedores de paraísos llenos de felicidad por estar colmados de confort principesco (modelo de vida al que supuestamente todos pueden acceder), plagados de aparatos que te conectan al mundo. El consumidor no se percata que esos aparatos y ese confort te aíslan de otros humanos; humanos que “parecen” estar cerca tuyo hasta  creer que son parte de tu vida espacio-temporalmente gracias a los “aparatos”; sin que te moleste que solo sea de manera virtual. Las relaciones impersonales adquieren tal importancia gracias a los “aparatos” que hasta ridículamente hacen desaparecer las 5 mesas de un bar, la calle, las dos cuadras que separan a los sujetos que se comunican. Un adolescente alimenta su temor a lo empírico, a los vivencial  gracias al aparato que le evita poner el cuerpo a la hora de expresarse y/o comunicar ideas, sentimientos o sensaciones. Evidentemente ciertos “aparatos” actúan como ciertas drogas, desinhiben; lastima que sea a fuerza de recurrir a lo artificial.   

Ficción supera realidad.

Aparentemente todo “funciona” bien hasta el momento en que –en el caso argentino- se explicita el límite de lo que te corresponde a ti (“vivían una fantasía gracias al populismo” González Fraga).Los muy buenos “equipos” de Macri nos están dando las explicaciones correspondientes: Ser chorro “k” o militante “grasa k” es muy distinto a tener cuentas en “empresas offshore” donde lavar dineros evadidos al fisco, o poner CEOs de grandes empresas al frente de ministerios para hacer negocios con el sudor ajeno; lo segundo no es delito; menos aun grasa, sino más bien “cool”. En este país hasta las diferencias sociales y las actitudes racistas son caldo de cultivo para el afianzamiento del individualismo en pos de lograr aceptación y/o pertenencia de clase; que no es para todo humano argentino desde ya.

television-cerebro

En la actualidad, la cultura del consumo se especializó en dar a todo objeto pasible de serlo, un valor vital en la existencia humana hasta introducirlos en un contexto extrasomático (traspolación de la “cultura objetual” de Leslie A. White).

Ahora bien, en nuestro caso como país y a partir de una mirada crítica sobre hechos consumados, el eje de análisis se orienta hacia la contradicción. Lo anterior (la cultura del consumo) hoy es una realidad porque se mal utilizó el “viejo truco del progreso” (dijera el Super Agente “86”). Comprado hasta por el anterior gobierno nacional al que la vanguardia lúcida de izquierda que conformó el FPV tituló de “progresistas” en relación a ese logro llamado “movilidad social ascendente” (torpe sería no reconocerlo y ser agradecido), progreso fijado en niveles de consumo de aparataje con el más que lógico pero discutible argumento de las fuentes de trabajo que ese consumo generaba dentro del mercado interno, evidentemente algunos de esos “aparatos” le sirvieron al poder económico-mediático para continuar con la tarea “Pavloviana”. Con los resultados políticos a la vista según las últimas elecciones, queda claro que solo sirvió para que los dueños reales del poder económico -con absoluta complicidad de la prensa aliada- continuaran cultivando, vía medios de comunicación hegemónicos, sobre múltiples cabezas, la importancia del individualismo y lo inútil de las construcciones colectivas, sociales. Doce años de mejoramiento en la calidad de vida de los sectores sociales más postergado basado en la necesaria asistencia social estatal por un lado y la generación de fuentes de trabajo (poco importa si fue formal o informal, genuinos o no, por ser criterios tecnicistas que a los fines del funcionamiento de la economía popular real no tiene valor e importancia ya que ayudó cuando debió), sin el debido acompañamiento pedagógico-cultural que lo sustente, solo sirvieron para incrementar el aprovechamiento del aparataje “consumido” por la “gente” de parte de los manipuladores, en una tarea que además brindó jugosas ganancias a los empresario. Combo completo.

Las semillas del individualismo sembradas desde 1976 ya tenía firmes raíces en el subconsciente de muchos y el verso de lo provechoso que resultaba el “esfuerzo” personal e individual puesto en la timba financiera y el consumo de Martinez de Hoz (viajes a Miami para comprar “2” de cada aparato), de Cavallo (1$=1u$s) y los “Chicago boys¨ tanto en la dictadura como en el ¨menemato”, se extendió como frondosas ramas hasta ocupar todo el espectro comunitario sugiriendo un formato y un modelo de vida acorde a los imaginarios beneficios que conlleva el respeto por las reglas de juego neoliberales de selección; lógicamente en detrimento del valor social de toda construcción colectiva.

tv_2

Macri no llega al lugar de privilegio que ocupa hoy de casualidad. Macri es el emergente de un fenómeno cultural que se introdujo en nuestro país hace 40 años. El mediocre Ing. egresado de una universidad privada pasó a ser vendido como el joven empresario exitoso (Fernando Niembro –un delincuente común hoy preservado gracias a un anonimato forzoso- desde el deporte) para luego pasar a ser uno de los paradigmas culturales dentro una sociedad formada (o deformada, como quieran), cultivada en esos valores (o desvalores, como quieran).  

El “estilo Macri” -como producto para consumo- fue comprado por una sociedad preparada culturalmente desde 1976 para aceptar en grado superlativo el valor supremo de productos que fueron impuesto por hechos consumados en los sectores medios de nuestra sociedad a quienes poco les importó e importa que el costo que se pagó fuera con derramamiento de sangre de compatriotas. A partir del terror instrumentado contra la sociedad en su conjunto por la última dictadura militar como herramienta disciplinante, algo que alimentó el individualismo a modo de mecanismo de defensa, luego ese individualismo quedó internalizado en gran parte de la sociedad. Estoy refiriéndome a un condimento no menor para que ese neologismo doctrinario llamado neoliberalismo hoy sea una meta de vida para muchos argentinos en amplios sectores de nuestra sociedad.

Que el 51% de la población haya comprado un relato que viene vigente desde hace 40 años, a todas luces ficticio, y que lo haya transformado en sufragio democrático el 10 de diciembre pasado después del desastre económico-social del 2001 no puede pasar por alto; que las reiteradas “compras” anteriores de ese relato solo le sirviera para hacerlos víctimas más que beneficiados de supuestos “reordenamientos econòmicos”; que el nivel de aceptación de ese relato –siempre el mismo, nunca actualizado-, aun siendo víctimas le haya permitido a Menem presidir dos períodos consecutivos del país, y que en el caso de Macri ese relato haya llegado hace 6 meses atrás al 70% de aceptación; que la creencia en ese relato hoy en boca de Macri todavía no haya descendido más abajo del 40%, son pruebas muy contundentes de este fenómeno cultural (independientemente que ciertos periodistas consideren algún descenso de “aceptación  del personaje como algo significativo, descuidando el trasfondo cultural del fenómeno que es lo preocupante).

Sin visualizarse en el horizonte próximo ningún trabajo contra cultural que pueda contrarrestar este fenómeno, los modos y estilos de vida vendidos por el neoliberalismo seguirán operando como paradigmas culturales.  


EL DIA DESPUÉS DEL “1M”

7 marzo 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción.

Foto de V.L.M.Por Victor Leopoldo Martinez

Objetivamente fue una jornada inolvidable para la mayoría del pueblo Argentino – ese 54 % que en las elecciones pasadas eligió este modelo de administración y de gobierno para el país-, y muy molesta para el concentrado poder económico y sus seguidores, esa “particular” sumatoria de grupos sociales minoritarios conducidos y utilizados a través del temor ideológico por los medios hegemónicos.

panoramica de la plaza

Periodísticamente fue un hecho incontrastable y solo bastaba con mirar el escenario para cerciorarse y escribir la crónica. Como bien lo señaló mi colega Pedro del Arrabal en EL EMILIO al día siguiente, Crónica fue el diario que mejor reflejó gráficamente lo acontecido dentro del parlamento y en sus inmediaciones. Indudablemente se trató de una demostración política, quizá la más importante de los últimos 40 años, que dejó mucha tela para cortar especialmente a esa “derecha muy especial” que existe en este país, sector que nunca logró ni logra acomodarse a las reglas democráticas y acude constantemente a golpismos de cualquier tipo y por cualquier medio para conseguir lo que las urnas le niega. ¡Maldito seas Sáenz Peña! Pensarán en su fuero íntimo.

Recurriendo a argumentos falaces y a incongruencias insiste una y otra vez -desvalorizándolo- lo que es más que evidente: El poder popular se expresó en la calle a la hora de defender lo que conquistó en la urnas. La necedad no puede ser puesta por encima de la realidad y el sentido común; pero que los necios están, ESTÁN. Nuestro deber periodístico es informar y dar conocer su existencia.

Bastaron algunas horas posteriores al 1M para que las miserias mediáticas aparecieran rozagantes

“A las «Operaciones Políticas» se las hace TAPA, y a la realidad se la TAPA” parece ser la directiva de Magnetto reiteradamente impartida a la tropa de servicio militante que “labora” en su gran(¿?) diario argentino y medios televisivos y radiales.

Hablo de “tropa de servicio militante” porque se ajusta a la perfección a la tarea que desarrollan. Transferencialmente es el mismo calificativo que utilizan ellos (en realidad hablan de “periodismo militante” sin reconocerse como parte del “golpismo mediático militante”) al referirse –no sin un dejo de razón también- a ese otro periodismo obsecuente desarrollado por los “ultra oficialista” en medios oficiales. En estos términos y recurriendo a los habituales calificativos, la derecha vernácula y los liberales de izquierda están usando a los medios como campo de batalla. El pueblo que ve en ese conflicto una intencionalidad muy alejada de sus intereses opta por la herramienta política que mejor le sirve, la movilización callejera. Esto cualquier ciudadano lo percibió. Obviamente las lecturas periodísticas de los hechos solo sirven para llenar espacio.

Ahora bien, alejándome de la crónica y haciendo “periodismo de opinión”, no resulta muy difícil descubrir el trasfondo ideológico que intenta dar sustento a las argumentaciones utilizadas. En el caso de nuestra “derecha” sus “razonamientos” son vendidos como verdades surgidas de impolutos mandatos divinos de los cuales ellos son sus cruzados. Sobre esta concepción de la política resultan más que patéticas las lecturas e interpretaciones que de la realidad nacional hacen. A eso debemos sumarle la multiplicidad de roles que intentan asumir algunos periodistas para confirmar, hasta pareciera de manera mitománica, que “ellos tienen razón”

nelson-castro

Desde un frustrado médico vuelto periodista como Nelson Castro que desde su lamentable ignorancia diagnostica “Hubris” presidenciales(¿?), hoy transformado por obra y gracia de la magia televisiva en “Dr. en leyes” que da indicaciones a modo de “sugerencias” a jueces y fiscales de cómo se debe seguir persiguiendo a la primera mandataria, hasta ese otro personaje, más mitómano aún, que se cree periodista por ser hoy columnista de La Nación (medio en franca decadencia) apellidado Majul pasando por el resto de “opinólogos y afirmólogos”, todos ellos intenta dar cátedra interpretativa de cómo debe actuar la justicia contra la presidenta y por qué se dio tal o cuál fenómeno político-social.

Estos “operadores” te pueden marcar (no señalar) la lucidez de las demandas (que nadie entendió qué demandaban) de los iban debajo de paraguas el 18F, y diferenciarlos nítidamente de los que vinieron el 1M por el “chori y la coca” y ya no solo arriados en colectivos puesto por el “aparato” sino que el aparato ahora tiene hasta aviones para que vengan(Fernando Bravo). La verdad y suponiendo que fuese cierto, sería un lujo producto de una buena gestión traer “negros y cabecitas en avión” a una movilización oficialista. Desinformación que no solo resulta exasperante sino desnudante del poco respeto que tienen estos medios de comunicación dominantes por el pueblo argentino.

Buenos Amigos

EL REINO DEL REVÉS

Sin temor a equivocarme, los mencionados periodistas junto a sus colegas en tareas de desgaste del gobierno nacional con sus incentivaciones desestabilizantes (que desde ya no lo son cuando sus “anticipos” fracasan)están haciendo realidad aquella canción de María Elena Walsh y metiendo a sectores sociales mayormente alfabetizados pero lamentablemente no pensante en el “El reino del revés”. La ridícula y torpe actitud de fiscales y jueces miembros del Poder Judicial, poder que goza de privilegios únicos en la vida comunitaria de nuestro país y hartamente cuestionado en su accionar por la sociedad en su conjunto, algo que hasta el propio Presidente de la Suprema Corte de la Nación sabe, salen a marchar en silencio pidiendo por una justicia independiente(¿?). En el propio pedido está la incoherencia al presentarse a ellos mismos como dependientes. Aferrados al silencio por conveniencia no dejan que se les pregunte: anteriormente ¿De quien dependían? Hoy, muchos de sus miembros ¿de quienes dependen? En realidad ¿A quien le temen? ¿A los que iban a atentar contra “Lilita” Carrio en el parlamento el 1M? ¡Muchachos! ¡Un poco de cordura y seriedad no es solo un pedido hacia la Diputada Nacional!

¡Se nota mucho (dijera Pedro del Arrabal) que los medios hegemónicos de comunicación hacen política y los políticos de la oposición NADA! Cualquier marcha que pase por el Parlamento o cerca de su domicilio a los de la “opo” les viene bien para colgarse y aparecer en alguna foto. Al no tener una sola idea en la cabezas cualquier bolazo que fabriquen los medios les alcanza para seguir subsistiendo y soñando con ser poder alguna vez; aunque sea un poder servil. Una verdadera frustración para la más que benigna democracia.

Lorenzetti habló de la demagogia presidencial desplegada en su discurso del 1M y carece de una mínima respuesta a la pregunta planteada por la Jefa de Estado sobre la irresponsable actitud de la Suprema Corte en el Atentado a la Embajada Israelita. Enumerar logros de gestión… ¿es demagogia como insinúa el mandamás de la Corte? ¿A qué juega Lorenzetti? “Si vos hablas de mi chanchullos yo te fabrico –con ayuda de Magnetto- otros a vos.” pareció ser el mensaje cuasi mafiosos que le envió al Poder Ejecutivo. Cabe señalar que tampoco está interviniendo (por las engorrosas “razones legales” que sean) en los reiterados y constante incumplimientos a la ley de medios por parte del Grupo Clarín, gracias a la “eficaz y objetiva” intervención de jueces y cámaras que rápidamente se expiden a favor de intereses empresarios.

La prensa “seria” (La Nación) titula en tapa el 02/03 «Durísimo ataque de la presidenta al Poder Judicial y a Nisman» y tras cartón -en copete- se mete la seriedad en el bolsillo: «Acusó a un sector de la Justicia…». Los De Vedia, tácitamente ¿reconocen que existe un sector de la justicia (evidentemente de características conservadoras e indudablemente reaccionario) que maneja a todo el Poder Judicial?

SIN AMBAJES

La derecha nacional se expresó y le recordó al poder político e institucional y a la sociedad en su conjunto al día siguiente del 1M desde su “tribuna de doctrina” (La Nación), de la mano de Alberto Benegas Lynch(h) que “No hay Justicia sin derecho a la Propiedad”. No hace falta “echarle agua” para aclarar. Para el poder real Nisman fue solo un noble y descartable instrumento de su causa. Sus soldados mediáticos así lo demuestran diariamente con sus embates hacia el gobierno nacional usando al muerto para esos inconfesables propósitos. Carlos Pagni y Jorge Fernández Díaz desde sus columnas el mismo día anticiparon lo que se viene “sí, o sí”. Según estos “operadores periodísticos”, la fiesta “Kirchnerista” es otra deuda (Pagni que tiene la “posta” la calcula en 190.000 millones) que le quedará (¿?) al próximo gobierno que dan por descontado será “no Kirchnerista”. Díaz cerrando el anticipo, fue más contundente respecto del ajuste que se viene para ese hipotético caso: “La presidenta se ahorrará todo el costo político…” pero advierte (no es tonto) “… y desde la vereda de enfrente levantará, como a ella tanto le gusta, el dedo acusador contra los conservadores,…”.

Es evidente que para ese hipotético caso se vienen los mal recordados ajustes y renovadas privatizaciones. Pagni lo asegura colgado de un tuit del corresponsal del Financial Times (el mismo al que la Presidenta recurrió para resaltar por boca de él el alza del valor de bonos argentinos en la bolsa londinense) de que supuestamente refuta a la presidenta sugiriendo a los mercados que “festejen (a cuenta)que, en poco tiempo, ella se irá” (Según Clarín los bonos subieron por eso).

El 1M dejó en claro que para el poder real (el económico), los medios monopólicos de información y la llamada “opo”, la Patria, la Soberanía Política, la Independencia Económica y la Justicia Social, en síntesis los intereses del pueblo, siempre estarán en un plano secundario y por debajo de los intereses privados y de las “reglas del mercado” que ellos imponen. Sobre esta realidad, en las próximas elecciones el pueblo sabrá elegir; pero debe ser consciente que la maldad de estos personajes nunca descansa; ni descansará.