PODER CONTRA PODER EN UNA REPUBLIQUETA DE “PERINOLA”

16 enero 2020

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, se nuestra readacción

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.39.27

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.31.46

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

En eso centró su gestión el gobierno de Macri. No quedó lugar ni ente estatal, ni “caja” del Estado que no haya sido saqueada. No quedó institución ni derecho republicano que no haya sido avasallado. Se encargaron y volvieron realidad el slogan “se robaron todo” que le endilgaban al kirchnerismo demostrando de forma empírica cómo se vacía un Estado vendiendo el hecho mediáticamente como “eficiencia privada”. Como suelo manifestar habitualmente, nada nuevo en materia de delitos oligárquicos bajo el sol de nuestra bendita Patria. Algunos caracteres diferenciadores se puede arrogar la gestión “amarilla” 2015/19”; claramente se los puede centralizar en la demencial ejecución del plan de despojo que traían escondido bajo el brazo mientras ofrecían mediáticamente las habituales y falsas promesas de “transparencia y bienestar general de la mano de la eficiencia privada”:

  1. a) Alto nivel de perversión en las decisiones político-económicas y marcada decidia en la resolución de los problemas sociales.
  2. b) Elevado cinismo comunicacional (con blindaje mediático para sus fechorías incluído).
  3. c) Marcada ignorancia política en el manejo de la “cosa” pública (que en general los tuvo sin cuidado ya que tenían a una corrupta “hada protectora” llamada Laura Alonso en la “Oficina anticorrupción”.)

El cambio de gobierno y de rumbo político-económico decidido democráticamente por la sociedad argentina en las anteriores PASO de agosto pasado y confirmada en las elecciones generales 2019, que con muchos impedimentos intenta llevar adelante Alberto Fernández, sacó a la luz por quinta vez en nuestra corta historia nacional “algo” que por casi 160 años el poder económico real encapsulado en su casta oligárquica logró mantener oculto bajo el disfraz de su supuesta y fervorosa defensa de la “democracia”, la “república” y sus instituciones. Perdido el poder político en las urnas, vuelven a la carga con la tarea de esmerilar el trabajo de reconstrucción llevado adelante por un gobierno nacional y popular. Desgraciadamente para esa oligarquía, el más bruto, ignorante y corrupto de sus representantes, esta vez en formato “empresario exitoso” -M. Macri-, es el más reciente ejemplo de los que se animan a seguir hablando de esa “defensa” junto a perversas y desequilibradas perturbadoras sociales -E. Carrio y P. Bullrich-, sin saber ninguno de ellos cómo hacerlo.

Para este logro, la oligarquía contó desde ya con el acompañamiento permanente y constante de una prensa monopolizada cómplice (Magnetto-Clarin; Saguier-La Nación) quienes “interesadamente” sumaron su tarea al constante control que esa oligarquía ejerce sobre las “academias” de cultura y educación a través de “iluminados liberales”, no solo de derecha sino y fundamentalmente de izquierda, a quienes invistieron –y envisten- con “chapas de sabihondos” por “conocimientos” conseguidos meritocráticamente; “conocimientos” elaborados según el gusto del supuesto “paladar negro” de dicha camarilla oligárquica. Estos “académicos” posteriormente fueron y son utilizados como herramientas exterminadoras de todo lo nacional e incivilizadamente popular limpiando así el terreno para la cipaya y moldeada colonización pedagógica-cultural mal plagiada por estos personajes copiando imágenes y pensamientos que tenían –y tienen- espejos ubicados lejos del país y de América.

Al modelo implantado, antes lo llamaron “civilización”, hoy pos modernidad.

Ese “algo” escondido, en realidad una cuestión de fondo, se lo puede sintetizar en lo siguiente:

Para nuestra oligarquía el poder político e institucional solamente es “democrático y republicano” si está en manos de ellos, o en las de sus representantes y/o testaferros. Solo ellos pueden administrar “correcta y adecuadamente” los recursos estatales y las riquezas económico-naturales del país. Lo de “correcto y adecuado” siempre estuvo atado a sus intereses, nunca en relación a los intereses de la Patria y la sociedad toda. Hasta los gobiernos que consiguieron a través del FRAUDE se animaron a llamarlo “patriótico”. Cualquier otro gobierno que no se ajuste a esto mandatos fue, es y será siempre demonizado como “gobierno corruptamente populista-peronista” (“Se robaron todo” es el slogan utilizado de manera recurrente para esa demonización. Lo hicieron con Perón después del 55 –“El tirano se robó todo”, y con Cristina en el 2015 –“los corruptos kirchneristas se robaron 2 pbi”). Con eso les alcanzó siempre para entretener a la “gilada colonizada” mientras cometen sus fechorías. (Metodología tan antigua como el modo que utilizan para delinquir impunemente)

Si bien es cierto que al liberalismo portuario, parásito, saqueador y endeudador externo (algo que nació con Rivadavia), como ideología supuestamente “benefactora” de los intereses del país (en realidad sus intereses de clase), se lo impuso a sangre y fuego en todo el territorio nacional después de Pavón (1861) de la mano de criminales como Mitre y Sarmiento (ya lo expliqué en u nota anterior publicada el 19/12/2019 en este mismo medio; ver: https://revistaelemilio.wordpress.com/2019/12/19/la-patria-y-sus-viejas-nuevas-cuentas-pendientes/ ), los 4 ejemplos anteriores de “interrupciones” del orden democrático para “sanearlo y recuperarlo de la corrupción populista” a través de golpes de estado se dieron en el siglo XX: Hipólito Irigoyen (8 años- 1916/22 y 1928/30); J. D. Perón (10 años-1946/55); nuevamente el Peronismos (3 años-1973/76). En este naciente siglo XXI el modo cambió; ahora se desplazó “democráticamente” a la “dictadura peronista-kirchneristas” (12 años-2003/15) con una “guerra mediático-judicial” cuyas armas fueron la calumnia, la injuria y fraguadas causas penales por supuesta corrupción armada en su contra (Modelo exportado por el imperio norteamericano llamado “golpes blandos” experimentados también en no pocos países hermanos latinoamericanos). En todos los casos señalados el beneficio posterior para esa lacra oligárquica y sus secuaces fue inmenso y el daño a la Patria, al país y al pueblo en su conjunto fue catastrófico (a lo que hay que sumar el envilecimiento de las instituciones republicanas que venían a “transparentar”).

CUESTIONES DE TIEMPOS Y PROYECTOS POLÍTICOS

Es claro y contundente que en términos comparativos, los tiempos de gobiernos oligárquicos, filo-oligárquicos, cipayos de ultra derecha y derecha (aunque para ellos “ser de derecha no es ideológico”), dictaduras militares PRO oligárquicas (la última, criminal y asesina) y políticos surgidos de inventadas estructuras partidarias según las demandas circunstanciales (UCEDE/80-90 por dar un solo ejemplo), siempre fue mayor. Recordar a la UCEDE es rescatar de la memoria a su líder ingeniero -A. Alsogaray- , quién de la mano del dictador militar Onganía, en la 2da mitad de los “60” del siglo pasado, recomendaba a los pobres “hay que pasar el invierno”. Similares argumentos utilizó el “Mauri”: “esperar los 2do semestres”, o “pasaron cosas pero ya les llegaran los beneficios porque vamos por el camino correcto”.

Párrafo aparte. En gestión de gobierno (en el caso de la UCEDE y aliado con el “menemato”), los Alsogaray -Alvaro (Padre) y Maria Julia (hija)- operaron de manera funcional a los intereses de los poderosos grupos económicos locales e internacionales (como los macristas Aranguren, Sturzenegger, Luisito Caputo o Dujovne). Insisto, nada nuevo.

Estoy comparando los 127 años de gobiernos PRO oligárquicos contrapuestos con los apenas 33 años de gobiernos NACIONALES Y POPULARES. Los gobiernos oligárquicos-liberales de derecha estuvieron controlando el Estado Argentino un tiempo 4 veces mayor y el tamaño de los daños que ocasionaron a los intereses del país y a su pueblo proporcional a ese tiempo. ¿Se entiende por qué siempre se repiten los ciclos “democráticos”? Nuestra oligarquía se encargó de viciarlos y envenenarlos para que nunca podamos ser un país soberano y menos con justicia social.

Este cotejo también deja en evidencia otro aspecto: Cuales fueron los gobiernos que entendieron y defendieron la Patria como concepto ontológico (con bases filosóficas claras y contundentes cuya mayor y genuina expresión sigue siendo hasta el día de hoy el Justicialismo), sus bienes, riquezas e intereses populares y cuales los gobiernos que solo defendieron intereses de clase y se beneficiaron espuriamente con sudor ajeno e incluso enajenando riquezas y bienes del país a favor de intereses extranjeros sí con eso se garantizaban un mejor y más “protegido” saqueo.

Cuando un pobre ignorante pero no por eso menos perverso “senador” nacional (encima ex ministro de educación PRO) como Esteban Bullrich sugirió a los argentinos que aprendan a vivir en y con la incertidumbre estaba blanqueando no solo la ineptitud propia y la de sus pares partidarios al momento de tomar decisiones económico-políticas sino anticipando los catastróficos resultados económicos-sociales que al final de la nefasta gestión dejarían.

Tan real y concreto es lo anterior que a cualquiera le posibilita tener la certidumbre que la cuestión central siempre pasó –y pasa- por la distribución de la riqueza que tiene y produce este país. Dicho esto, sé que para muchos no descubrí la pólvora; pero estoy seguro que son muchos más -2 generaciones como mínimo, mal educadas y peor formadas políticamente- las que desconocen los orígenes del tema.

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.32.10

La disputa es clara y se da entre ese sector parásito y minoritario llamada oligarquía que se piensan a sí mismo como encarnación divina de la Patria, argumento con el cual siempre “tomaron todo” gracias a esa “perinola” que previamente vivieron cargándola por sentirla también de su propiedad, y el resto de los argentinos (los trabajadores) que son los que con sudor y lágrimas por la constante explotación, generan dicha riqueza.

Nunca dudaron a la hora de utilizar nefastos recursos para conseguir y garantizar sus fines. Explotación inhumana de los trabajadores; persecuciones políticas; represiones y encarcelamientos de opositores sin juicio previo; asesinatos de militantes sociales y ciudadanos en general nunca esclarecidos por esa justicia adicta al poder oligárquico de turno; suicidios inducidos (Nisman por caso) luego transformado en “asesinato” para obtener redito político; impunes saqueos de las arcas del Estado (ANSES y el resto de empresas estatales); latrocinios tarifarios e inflacionarios por devaluación de la moneda más eliminación del control de precios para el bolsillo del resto de los argentinos; implantación de demenciales timbas financieras; licuación de pasivos de empresas pertenecientes a los amigos del presidente solicitando la estatización de las mismas; reiterados endeudamientos externos jamás explicados a la sociedad sobre el destino de los empréstitos que siempre terminaron incrementado el patrimonio de los pocos que los desviaban hacia la timba financiera, para que luego –capital e intereses- terminen siendo devueltos con el sacrificio de la población en general porque “es un deber de todo gobierno «populista» honrar las deudas” (aunque jamás las haya contraído pero sí solicitadas en nombre de la nación y su pueblo por gobiernos oligárquicos inescrupulosos, o sus perversos operadores), fueron sus armas predilectas.

Lo grave es que jamás nadie se animará investigar las rapiñas PRO porque eso sería “injustas venganzas y persecución política de dictaduras populistas” que, según argumentan con ayuda mediática estos delincuentes, como siempre no se ajustan a lo “políticamente correcto”. Las calificadas “corruptas políticas” de gobiernos populistas que la oligarquía en el poder nunca dudó en judicializar, los gobiernos populistas le ponen doble venda a la justicia para que los flagrantes delitos oligárquicos cometidos en gestión no pasen más allá de ser simples “ilícitos”.

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.59.13

¿La justicia es igual para todos? ¿Es justicia que Milagro Salas y su humano trabajo social soporten prisión porque un inmoral gobernador como Morales decidió transformar ese trabajo social en “corruptela; o que un Amado Boudou fuera encarcelado por patearle el kiosquito a Magnetto? Macri que le adelantó en el comienzo de su gestión presidencial 4 mil millones de dólares a su primo Calcaterra & Asociados para un soterramiento que siempre estuvo paralizado, ¿No debería estar ya en prisión por ese y todos los daños ocasionados? Lo hecho contra Milagros y Amado siguen sin recibir el debido respeto que todo proceso judicial demanda; solo sostenido por el odio de clase de un mediocre y perverso gobernador que detesta su condición de “india” peronista en el primer caso y por impedir “espurios negociados en el segundo. Macri, por ser “blanquito y de ojos cielo”, recibe toda la inmunidad que su condición de clase otorga. Una dirigente social encarcelada sin haber cometido delito alguno; un ex ministro a quien le fraguaron “causas”, ambos en condición de presos políticos incluídos en la más que “super pesada herencia” dejada por el macrismo sin que el nuevo gobierno “popular” solicite a la Suprema Corte le devuelva dignidad al poder judicial haciendo justicia. El ex presidente Macri, con sobrado prontuario permanece libre y continúa de vacaciones aún teniendo más de 100 causas judiciales. ¡Estas “rarezas” son harto conocidaa! La llaman “tiempos judiciales”. Políticamente para ciertos casos la justicia es expeditiva y rápida, para otros muuyy leennnta y a la espera que por tiempo las causas “complicadas” expiren. ¿La independencia de la “justicia”? Bien! ¡Gracias!

Los más recientes ejemplos de viejos y perversos “operadores en deuda externa” que caminan y viajan por el mundo, libres, dando “cátedras” de vaya uno a saber qué, y sin cargo de conciencia alguno los encontramos en los Sturzenegger, Prat Gay, Caputo, Dujovne, integrantes del mejor equipo de los últimos 50 años según el jefe y cabecilla del “grupo de tareas” encargado del último desfalco al Estado; pero para cierta justicia (y encima “federal”) el estrabismo visual y la amnesia sobre los daños a la nación y su patrimonio ocasionados en los últimos 4 años son minucias irrelevantes.

DIALOGO IMPOSIBLE

¿Cómo hablar en serio con esta parasita oligarquía –o con sus operadores político-mediáticos- de democracia, de república y de respeto por sus instituciones sabiéndolos analfabetos políticos y perverso rufianes, sirvientes de intereses empresarios y bancarios a lo largo de ese tiempo histórico señalado más arriba?

Nada de lo que aquí expreso forma parte de ninguna fabula o fantástico relato inventado mediáticamente para consumo de perejiles (como los que sí “tejieron los Luecos, los Lanata, Majul, D. Santoro, el desaparecido Blanck, M. Sola y sigue la lista de “truchos sicarios y perversos creadores de infamias”). Todo lo que sostengo está documentado. Lógicamente su constatación demandará un esfuerzo adicional para cualquier argentino que muestre un mínimo de interés por conocer la verdad de nuestra historia. Pero en tiempos de “posverdades” y para un sector en números nada depreciable (digamos ese 40 % que voto a Macri) es más fácil y menos engorroso consumir basura periodística presentada en llamativos envoltorios mediáticos que ya viene pre cocida y lista para ser condimentada con imaginación y esa alta cuota de estupidez, consumida a diario por recomendación de   asnos vecinos de “barrios paquetes y/o privados” quienes les aseguran que su consumo y repetición (lo escuche en TN, lo dice Clarín, Lo dijo Latana, lo dice La Nación) es el más seguro pasaporte de ingreso al club de los “exclusivos”. Fortalecidos con “lo dijo…” como único argumento, el tilingaje da así sustento a la tarea encomendada por ser agentes multiplicadores; trabajan “ad honoren” para consolidar la imbecilidad humana en el resto del medio pelaje. Reflotar el perversamente inducido suicidio de Nisman, transformado en crimen por los inducidores y la oprobiosa prensa –con miserables periodistas como los Leucos- cómplice convocando a una marcha para este sábado 18 de enero, es el más claro ejemplo de ese avieso y nefasto “operar”.

Ignorancia y barbarie hecha acción diaria de la mano de ese medio pelaje de 4ta, fogoneado no solo mediáticamente sino también desde las sombras a través de ataque de troll en redes sociales dirigidos por oscuros delincuentes como Peña, Dietrich Carrio, Alonso, Pato Bullrich, Arribas, Lombardi, etc, etc., todos en permanente actividad ya que el perverso montaje de usinas les llevó 4 años y quedó consolidado. Todo esto forma parte de una realidad que solo torpes, ciegos y sordos pueden estar desconociendo a un mes de gestión del nuevo gobierno. Conscientes –o no- y en algunos casos por dinero, los idiotas útiles se transforman en sirvientes de los “civilizados y democráticos” –por ende del poder económico real-, quienes así ejercen el control permanente de una sociedad que viene perdiendo no solo la batalla económica y su poder soberano como nación frente al mundo, sino también la batalla cultural; y esto último se viene dando desde el 24 de marzo de 1976.

No elijo la fecha al azar; todo el actual desmadre que parió al neoliberalismo en estas tierras comenzó en esa funesta fecha y con la más sangrienta dictadura que igualó en número y crueldad de asesinatos y matanzas de criollos, a la que comandó Mitre en la segunda mitad del siglo XIX.

VOLVIENDO A LA ACTUALIDAD

¿Cuál debería ser la respuesta POLÍTICA de un gobierno popular elegido democráticamente; o de una sociedad mayoritaria que padeció una vez más un oprobioso gobierno, esta vez oligárquico-macristas (en su peor versión por el nivel de torpeza) 2015/19?

Sin ninguna duda parar inmediatamente la “PERINOLA CARGADA”.

¿Y cómo se lo logra? Con los trabajadores en las calles y en las rutas haciendo valer su poder político. No es un detalle menor. El “circo campero ruralista” que hoy se moviliza contra las tenues medidas que pretenden implementar A. Fernandez y el gobernador de Bs. As Axel Kicillof, hasta se anima a utilizarlo para sus fines. Lo comenzó a hacer desde aquella decisión gubernamental populista llamada “125” del 2008 (Implementada por el hoy opositor Martín Lousteau; errada o no pero ejemplificadora de que a la PERINOLA la cargan siempre los mismos).

¿¡Que el peligro es el posible desabastecimiento que pueden generar estos truanes!? ¿¡Que la compleja situación internacional empeoraría el panorama!? ¿Desde cuándo nuestro país necesitó de “situaciones favorables” (teoría del “derrame”, ofrecer competitividad -más y mejor explotación de los trabajadores- para favorecer la llegada de inversiones); axiomas inventados por ese nefasto e histórico liberalismo, hoy neoliberalismo oligárquico?

Que la batalla es cultural; a esta altura del partido… ¿Quién puede dudarlo? Al mejor ejemplo se lo encuentra en el empoderamiento que la oligarquía hizo de las movilizaciones, metodología utilizada por los “populistas” y a la cual ahora recurren inflando el número de concurrentes para hacer más grande mediáticamente el “sentir de la opinión pública” (pero en versión “cheta-paqueta” y sin “chori”). Sacan los tractores a la ruta, se disfrazan de “gauchos” y se mueven en sus poderosas 4×4 o autos de alta gama porque ellos no caminan. El arrear en colectivos y luego caminar es para negros y pobres.

LA PUNTA DEL OVILLO

Es menester que el actual presidente Alberto Fernández vuelva de manera urgente a las fuentes peronistas de hacer política nacional y popular, acordando con los trabajadores la defensa de una reimplantación de la distribución equitativa de la riqueza; con dirigentes CGTistas o no; y sostengo esto no por identificarme casualmente con los delirios de los universitarios trostkos del PO que siempre terminan siendo funcionales a los intereses capitalistas que dicen combatir, cagando de esa manera a los trabajadores. Estoy convencido que el único camino para consolidar el naciente gobierno es a través de la movilización constante de ese pueblo trabajador como siempre lo hizo acompañando las decisiones políticas del Gral. Perón; ese fue el modo que demostró eficiencia en la historia de los últimos 70 años (reconocido temerosamente hasta por el propio Macri en su afán de que esos ciclos no se repitan).

La batalla cultural se la gana en la calle. Si seguimos confiando en que la suerte va a depender de esa “perinola cargada”, al pueblo trabajador solo le queda esperar que la oligarquía le indique cuando el aceite puesto en fuego está a punto de fritura para que vuelva a dar otro salto a una suicida cocción, todo por estúpidas decisiones dirigenciales de gobiernos que para no ser populistas-peronistas prefieren identificarse como “progres-liberales de izquierda” (cuestión de “academias” ¿vio?).

Tal vez este texto moleste a no pocos obsecuentes de turno. Desde el gobierno dicen que van a escuchar a todos. Yo digo lo mío, sin eufemismos. Como peronista que soy, moriré pensando que primero están los intereses de la PATRIA Y LA DIGNIDAD DE NUESTRO PUEBLO. Por esta razón soy de pocos amigos ya que no me gusta coleccionar hipócritas. Como peronista apoyo al gobierno popular del FdT.

El pueblo nunca estuvo armado para enfrentar la injusticia; ama la vida, nunca rindió culto a la muerte. Siempre fue el que tuvo que aguantar balaceras y palos proporcionados por las “fuerzas armadas y del orden”, que nunca estuvieron al servició de la PATRIA y su pueblo (que somos todos) sino para la defensa de los intereses de esa oligarquía.

La batalla cultural tiene varios frentes. No se debe descuidar ninguno y priorizar las acciones según sean las circunstancias. Solo pasó un mes de gobierno y la oligarquía ya comenzó a sacar sus garras y el vocero J. Lanata anunciando para marzo el apocalipsis.

PODER CONTRA PODER

El poder económico solo le teme al único lenguaje que lo hace retroceder cuando de batallas se trata; el poder de la movilización político-popular. Consolidado ese frente, el actual gobierno del compañero A. Fernández podrá trabajar más cómodamente en todos los otros frentes (que no son pocos).


ENTRE LA FOTO DEL #SiSePuede Y LA PELÍCULA DE LA GESTIÓN PRO, UNA –por ahora- INSALVABLE “GRIETA” (cultural)

4 noviembre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Cultura y Educación, de nuestra redacción.

PEDRO DEL ARRABAL

Por Pedro del Arrabal

LA FOTO

Pasaron las elecciones y nada cambió en lo cultural en este país, salvo el exacerbar con gesto, dichos y actitudes por parte de “funcionarios PRO” ese antiguo odio antiperonista, racista y “xenófobo selectivo anti sudaca” que el macrismo reinstaló con mayor fuerza a partir del 11 de diciembre de 2015.

Resulta muy preocupante ver ese odio, multiplicado desde el 27 de octubre en adelante como consecuencia del resultado electoral, pasearse miserablemente por las redes sociales abusando de un recurso tecnológico invasivo por ser de fácil acceso a través de la telefonía celular. Es claro que sus practicantes actúan con total impunidad porque la herramienta garantiza como escudo protector (aunque de manera relativa), el anonimato. Estamos en presencia de una simple actitud de cobardía. Nadie nace cobarde; con el tiempo y mala educación algunos se vuelven cobardes.

Se trata de un sector social al que le vendieron “fotos” de la corrupción “K” mezcladas con otras sobre las virtudes de la meritocracia. Estas últimas venían acompañadas de un relato sobre las ventajas de los padecimientos presentes como modo de conseguir la gloria celestial en un futuro a todas luces incierto por lo indescifrable; y compraron el combo completo.

¡Ojo! No cualquiera compra fotos trucadas, o este tipo de “combos”; lo hacen solo aquellos que disfrutan con los envoltorios de los “regalos” sin que les importe el contenido. En este caso el contenido fue una bomba que guardaron en la heladera; la bomba explotó y los dejó sin nada de lo que allí habían guardado cuando podían comprar. El sueldo no les alcanza para reponer nada pero contentos vuelven a cantar el “si se puede” esperanzador, ese que insufla paciencia ya que el “milagro” del 2do semestre no fue, tampoco apareció al año siguiente; para colmo de males el segundo mandato desgraciadamente no llegó. Esta lamentable comprobación sumada a la impotencia que iba en incremento por los padecimientos diarios que no pararon nunca de “subir” (inflación, precios y servicios por el ascensor, salarios por la escalera), generó mas odio en el sector. Aun así estaban dispuestos a flagelarse por 20 años más solo “por amor al odio antiperonista” en pos de esas “raras” pero necesarias -decía el prospecto PRO- “reformas estructurales” que demandarían nuevos y atroces sacrificios, algo que en “el fin de los tiempos” y como mensaje bíblico -constantemente anunciados por Carrio- derramaría los regalos prometidos; rara e imposible bienaventuranza anunciada esta vez en la última campaña electoral.

Me estoy refiriendo a ciertas actitudes necias propias de seres individualista; personas alfabetizadas pero mal educadas. Indudablemente estamos en presencia de víctimas de aquella “educación formal libre y gratuita” (que viene siendo la misma desde hace mas de 100 años con un paréntesis intermedio que dio lugar a una educación nacional, popular y de valores sociales como fue el caso del 1er y segundo gobierno peronista) que los incapacitó para pensar en términos comunitarios (algo que les vendienron como pensamientos, ideas comunistas).

LA PELÍCULA

Si uno intenta mostrarles la película completa de la gestión PRO-Cambiemos te responden como niños caprichosos: “No veo, no te escucho, no veo, no te escucho, si se puede, si se puede”. Se lo vio y escuchó en boca de cientos de participantes de la caravana nacional del #SiSePuede; hoy con mayor virulencia en la redes sociales.    

Intentan presentar sus relatos (de los cuales tampoco son sus autores sino simple repetidores) como gestos valientes. Desde ese lugar, cotidianamente destilan veneno y resentimiento, miserias propias de mediocres. Nunca una idea, nunca un argumento; simplemente mentirosas diatribas, insultos y descalificaciones sin razones que las fundamenten; lanzadas simplemente por la impotencia propia de los que se saben ignorantes; o pero aún, de los que engrosan el numeroso sector -en constantes crecimiento- de analfabetos políticos, no solo a nivel local sino regional y mundial, tan necesario para los intereses de los poderosos grupos económicos.

LOS FABRICANTES DE ODIO

En nuestro país y en los últimos 4 años apareció un “monje negro” que dirigió –y lo seguirá haciendo mientras este calvario no termine- toda las puestas en escena tanto sean mediáticas (con periodista cómplices) como en redes sociales. Para él, “el fin justificó –y justifica- los medios” ¿De quien se trata? Del Nepotista Marcos Peña Braun, jefe de gabinete del mitómano mayor con rango presidencial. Lo grave no son solamente las operaciones en si mismo desplegadas por este nefasto personaje, único responsable ideológico del desastre cultural que centralizó su accionar sobre los que él solía llamar despectivamente entre sus íntimos “la gilada” y que no eran otros que los que siempre los aplaudieron y constantemente negaron y niegan el “choreo” y la corrupción “M” con el verso aprendido de que “los ricos no roban”. Es el sector social que se transformó –por decisión mediática- en consumidores de las basuras pergeñadas por Peña. Para colmo de males se auto definen como patrióticos defensores de la república y respetuosos de las formas democráticas.

Uno hasta puede detener la película, sugerir “mira esta escena que viene”, poner play nuevamente para que aparezca la secuencia que muestra a un simple y cínico delincuente de guante sucio, racista, que consideró la “re-re-paquetería” nombrar en cargos públicos a parientes para que saqueen las arcas del Estado. Con documentos y pruebas a la vista, la escena muestra cómo el personaje sustituyó a la “grasa militante K” por masa bruta “M”. La imagen es clara, nítida; es Marcos Peña que con total impunidad va nombrando parientes directos, indirectos, circunstanciales, cercanos, lejanos en cuanto cargo público tuvo a su alcance. Uno gira la cabeza para ver la reacción y de vuelta se encuentran con el militante mular (por su terquedad) cerrando los ojos y tapándose los oídos con las manos, recitando: “No veo, no escucho, no veo, no escucho, si se puede, si se puede”

Uno puede detener ciento de veces el documental para que constate en cada escena que está defendiendo lo indefendible y siempre se producirá la misma reacción negadora de la realidad.

El final de la película es más tétrico aun. Al Monje Negro PRO -Marcos Peña- se lo escucha leer una  carta en off (ya no da la cara) donde dice que “la gestión  entrega un país con estabilidad económica lograda sin ¿magia? (¿como que no existió magia si con la bicicleta financiera se robaron todo, hasta el dinero de los jubilados y encima lograron que los aplauda la “gilada”?) ¿Sin mentiras? (¡No! ¡Que va ser un problema la inflación! la resolvemos de taquito, como en el futbol! ¿Quien lo dijo?) ¿Sin ficcion? (Y lo que vendieron por TV de la mano del sicariato periodísticos tipo Lanata, Majul, Leuco, Winazki, Fantino ¿qué fue?); gracias al esfuerzo de los argentinos (¡De eso no hay ninguna duda! Dejan un 40 % de la población en estado de pobreza, mientras él, los funcionarios PRO y los CEOs amigos multiplicaron por 10 sus patrimonis!); revertimos la herencia de 2015 (Dicho en esa forma y modo y con los resultados a la vista no quedan dudas que cambiaron los destinatarios de las riquezas del país para concentrarlas en pocas manos) CINISMO EN ESTADO PURO Y PARA COLMO DE MALES APLAUDIDO. En términos culturales, grave problema.

SIMETRÍA MATEMÁTICA

En matemática, si A=B entonces B=A. Es la segunda propiedad de las igualdades (la 1ra es la “idéntica” y la tercera la “transitiva”).

Macri es un ser muy mediocre. Por carácter simétrico o reciproco sus seguidores no pueden dar muestras de inteligencia y razonabilidad?

Macri es un mitómano perverso ¿Cómo se le puede pedir a sus seguidores actitudes diferentes?  

Defendieron – y lo siguen haciendo tozudamente- como “republicanos transparentes” a los mayores saqueadores de arcas del Estado que haya conocido la historia nacional. El colmo es que esa marcada ignorancia que los acompaña –patéticamente negada en algunos casos, en otros sostenida por el deseo de imitar el rasgo mitómano del presidente que hasta lo ven como virtuoso- los hace aplaudir a ese ser que mayor vergüenza nos hizo pasar a nivel mundial con sus torpezas y delitos financieros, hechos por los cuales renunciaron primeros ministros de países centrales y corruptos gobernantes de la periferia; que poco importaría esto último comparado con el daños social interno que inflingió en estos últimos 4 años.  

CONCLUSIÓN

El problema, por ser cultural y de vieja data (muy enraizado), presenta aristas harto complejas que dificultan su abordaje. Su modificación demandará varias generaciones dentro de un trabajo cuya pata más importante, como sostiene nuestro directo V.L.M., debería ser -una vez más- la revisión total y absoluta de los contenidos que se imparten en el sistema de educación formal para darle un nuevo encuadre según el proyecto de país que previamente se defina.

Por lo menos a mi y como viejo militante peronista, no me alcanza con defender la consigna “nunca más neoliberalismo en nuestra patria”. Si humanamente tenemos como objetivo sumar, incluir a los actuales odiadores y reaccionarios, la tarea pedagógica demandará mucha paciencia. Sino trabajamos educando al soberano para que cambie sus valores culturales consumista y meritocráticos por valores sociales integradores, difícilmente tendremos barreras seguras para que ese neoliberalismo no vuelva con sus ya harto conocidas recetas. ¿Queremos cerrar la historia de las nefastas reapariciones “cíclicas” de ese modelo? Pues trabajemos dentro de un proyecto a largo plazo que sea sólido y consistente en valores humanista y cristianos; esos que son los pilares de la doctrina justicialista que nos legara el Gral. Perón.


MOMENTO BISAGRA DE PUERTA VAIVEN

24 octubre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO. Política, de nuestra redacción.

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

A 72 horas de un nuevo acto comicial en nuestra querida República Argentina reaparece la esperanza. Y es cierto lo que plantean al unísono Macri-Vidal. Es un momento bisagra de un puerta vaivén histórica. Desgobernaron este país por casi 4 años.

Captura de pantalla 2019-10-24 a la(s) 12.56.51Con ellos se acabó la democracia a pesar que intenten atemorizar a la sociedad diciendo que solo ellos son la democracia. Con ellos volvió el odio y se impuso el autoritarismo, la soberbia, el antojo, los DNU, los vetos a leyes sancionadas por el Congreso Nacional, los caprichos de niños ricos, la burla contra los desposeídos y los desclasados, la descalificación política barata, la persecución política. Con ellos volvieron los encarcelamientos, los asesinatos de gente inocente, la muerte como reina y señora (8 bomberos en Iron Montain, decenas de gendarmes, 44 submarinistas, dos jóvenes como Maldonado y Nahuel y decenas de pibes a manos del gatillo fácil policial). Con ellos regresó la represión indiscriminada a los trabajadores, el aumento de tarifas, los pésimos servicios, el apagón nacional, el monstruoso endeudamiento externo, la timba financiera para unos pocos, el abandono de niños y los viejos, de la educación y la salud. Con ellos regresaron las enfermedades que creíamos desterradas y se encargaron de enterrar la ciencia. Con ellos regresó el avasallamiento de los otros poderes del Estado. Esa es la democracia MACRISTA. Todo lo anterior son claros ejemplos de actos y gestos macristas que ante la impotencia propia producto de la incapacidad de los “no políticos” por mantener un mínimo hilo de coherencia, se lo transfieren en esta campaña electoral –mientras dejan al país sin gobierno por casi 3 meses y sin que se les caiga la cara de vergüenza- como defectos de la oposición.  

Captura de pantalla 2019-10-24 a la(s) 12.54.50

Con el voto popular el domingo 27 de octubre próximo, la patria nuevamente puede volver a enderezar el rumbo de la que fue apartada, desviada en diciembre del 2015. El pueblo argentino podrá desandar si así lo decide en las urnas, ese sendero plagado de mentiroso ofrecimientos que decían lo llevaría a la bíblica “tierra prometida” (con la delirante pitonisa Carrio como guía espiritual).

A ojos vista, hoy nos encontramos en ese miserable páramo en el que transformaron este país. Este es el páramo que previamente y con promesas nos pintaron como bella floresta derramadora de bienestar; y la gente creyó a fuerza de embustes. Todo fue un simple y perverso verso marquetinero difundido por una prensa cómplice pero altamente beneficiada con suculentos negocios y la ampliación de su control monopólico de la información.

Todo ocurrió en 4 años; tiempo record.

Los pregoneros de aquel “bienestar” no mintieron; sus ejecutores no fracasaron. Fueron 4 años exitosos para los intereses de la gestión Macri & CEOs. Ese “bienestar” prometido nunca trajo especificaciones de destinatarios. Expresado como generalidades dichas por un torpe y bruto empresario a cargo de la presidencia, jamás incluyó la aclaración de quiénes serían los receptores. Hoy se puede comprobar a quien beneficio esta infame gestión. Solo se incrementó para ese reducido núcleo de “pudientes”; también “cobro con creces” la inseparable e interminable codicia de nuestra oligarquía que fue altamente “premiada” con la quita de retenciones y la eliminación del pago de impuestos; todo como política de un DESESTADO MACRISTA Benefactor de ricos a costa de la miseria instalada y padecida por el grueso de la población de este país.

Sin embargo los “originales PRO-CAMBIEMOS no ofrecieron nada nuevo. Se trató otra vez más de un simple y perverso movimiento oscilatorio dentro de un fenómeno que cíclicamente castiga a nuestro pueblo en su inocencia. Son la “cosas”, las “tormentas”, los “ríos” y las “cumbres” que el pueblo debe padecer en su tránsito por este valle de lagrimas, pero que llamativamente permite a la corrupta oligarquía local, cada 10 o 15 años de gobiernos nacionales y populares, retomar el total control de los resorte económicos imponiendo sus criterios con el mismo “verso” de siempre: “abrir nuestra economía al mundo” resignando cualquier aspecto asociado a la palabra soberanía. Esta clave lleva ya casi 200 años y nació con la presidencia de Rivadavia.

El domingo ese pueblo flagelado podrá retomar el camino de su destino como nación libre y soberana y recuperar en protagonismo los tres aspectos que hacen a la esencia del sistema republicano adoptado: el político, el económico y el social.

El marco internacional tanto sea el global como el regional, esta mostrando claros y contundentes síntomas del resquebrajamiento de un sistema con formato neoliberal impuesto y vendido mediáticamente como modelo económico exitoso. Lo cierto es que por donde pasó, arrasó. Francia, Grecia, Portugal, España, Italia dentro del conglomerado europeo y los países centroamericanos más Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Brasil y nuestro país son los ejemplos más claros de los estragos causados por el neoliberalismo.

Con la gestión de empresario Macri al frente del gobierno nacional salió a la luz, luego que su gestión nos sumergiera en un miserable e impúdico túnel “Michettista” plagado de oprobiosas y desalmadas medidas antipopulares, que no es lo mismo ser un empresario exitoso que ser un gobernante exitoso. Quedó en evidencia que la fortuna de los ricos también crece con el robo, (no son solo los pobres, los villeros, y los negros sucios los ladrones). Es de esperar que la población en general entienda que una política estatal no se maneja con los mismos criterios que utiliza la política empresarial. En este país los empresarios siempre buscaron alta rentabilidad de manera ociosa con la menor inversión posible; nunca dudaron tampoco en acudir al soborno y la corrupción cuando de Obra Pública se trató.

Una política de Estado para que sea tal siempre debe buscar la equidad distributiva de los recursos que en materia de riquezas la nación (territorio) posee y provee; como así también distribuir equitativamente la riqueza que produce el pueblo trabajador. El rol del Estado es claro y sencillo: brindar el mejor bienestar posible a la población.

El verso de la “teoría del derrame” nunca se cumplió ni se va a cumplir porque la codicia del poder financiero internacional nunca lo tuvo en sus planes; ergo siempre fue un verso para la “gilada”. El mismo verso que hoy en campaña hace el actual presidente al sostener que “en esto 4 años anteriores se lograron los cambios ¿estructurales? que permitirán a futuro generar ¿más? trabajo y bienestar”. Siempre mentirosas promesas a futuro para el pueblo mientras en el pasado reciente –los últimos 4 años- y en el futuro inmediato, él y sus amigos engrosaron ganancias empresarias como nunca antes conoció el sector en este país. En mi caso particular nunca se me ocurriría preguntarle a un “tornado devastador” como se reconstruye lo que él destruyó; especialista en destruir todo difícilmente me dirá cómo reconstruir lo por él destruido. ¿Cómo puede ofrecer trabajo aquel que destruyo el aparato productivo y las fuentes laborales?

Dentro de su total y absoluta ignorancia, Macri, en un franco y esquizofrénico culto a un tecnicismos que desconoce de cabo a rabo, vendió a sus sátrapas secuaces como los hombres del mejor equipo de los últimos 50 años. Las actuaciones demostraron que los tipos no conocían nada de política más allá de transformarlas en simples y burdas operaciones financieras con alta rentabilidad para ellos, sus amigos empresarios y el presidente empresario. De eso se trato el prometido CAMBIO.

La puerta vaivén puede volver el domingo que viene al lugar que siempre le dio grandeza a nuestra PATRIA y a su pueblo: Un gobierno Nacional y Popular de la mano del PERONISMO y con ALBERTO FERNÁNDEZ como presidente.

FERNÁNDEZ-MACRI

 

 


CULTURA DE LO HUECO, TORPEZAS Y DAÑOS SOCIALES.

10 octubre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Realidad política nacional; de nuestra redacción.

EL CHERONCA

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

Siempre se dice que este país da para todo y dio a todos. Lo anterior es tan cierto que este presente político nos entrega hasta lo más insólito; a saber, tener un presidente elegido democráticamente que no se dedica a gobernar. Desde que Niembro lo instaló en política vivió y vive jugando a la “campaña electoral” que es el único divertimento donde puede prometer cosas que sabe que nunca va a cumplir. Gobernar implica trabajar ¡Y cómo! Macri nunca lo hizo, pero desde hace dos meses y de manera increíble se jugó metiéndose más en su divertimento. Transformó en changa su juego y este lo tiene de excursión permanente. Como no le demanda esfuerzo alguno, deja el país en banda y que se hunda en esa calamitosa crisis económica que el mismo creo de manera alevosa. Macri está en campaña electoral como si sus 4 años anteriores de nefasta gestión y desgobierno no hubieran existido. En las PASO perdió por paliza. Como todo “niño rico caprichoso”, si pierde en un juego lo anula, lo niega, lo ignora como si nunca hubiese existido (“las PASO no existieron; vayan a dormir.”), MACRI IGNORÓ EL RESULTADO DE LAS ELECCIONES DE AGOSTO.

Mauricio “jugó a gobernar sin tener que trabajar y menos pensar” (tanto siendo Gobernador de la C.A.B.A. como ahora presidente). Nunca trabajó; por consiguiente no sabe de qué trata la cuestión. Habla del tema sin conocimiento alguno. Si alguno de sus “colaboradores” le exigió demasiado pidiéndole que cumpla con las funciones para las que fue elegido en su rol presidencial rápidamente solicitó una semana de descanso porque sino se “volvía loco y amenazaba con hacer mucho daño”. Loco o no el daño lo hizo.

Macri nació y vivió en un mundo de fantasías y engaños. Su mamá contó que de chiquito siempre fue mentiroso y por eso lo regañaba (entrevista a la Blanco Villegas publicada por la revista Noticias).

Su vida, gracias a la mal habida fortuna familiar, siempre le permitió disfrutar de juegos. Con dinero todo se compra. Certificados habilitantes de primario, secundario y universitario son fáciles de conseguir por módicas sumas en el ámbito de la educación privada. De ahí su marcada ignorancia en casi todos los temas que vayan un poquito más allá de sus conocimientos de futbol, de Boca y de alguna que otra gansada asociada.

Por inclinación patológica hacia la mitomanía no le costó mucho aprender a vivir fabulando; por eso transformó en “hechos virtuosos y transparentes” la desgraciada realidad que le supo imponer y obligó a soportar a la sociedad argentina en su conjunto con sus políticas de ajustes justificando de ese modo espurios negociados altamente redituables para él y sus amigos. ¡Pero encima los explicó -o narró- de manera ridícula!

Su papá –Franco-, consciente de esto y previendo lo que podía ocurrir, transfirió la responsabilidad de una posible elección presidencial de su hijo a sus potenciales votantes ya que conocía de primera mano la inutilidad de su “vástago”. El vástago –y a modo de venganza post mortem- mandó en cana a su padre muerto en condición de delincuente. Cría cuervos y te comerán las empresas.

La cultura del engaño es una cultura hueca, vacía de contenido real y llena de fantasías. En esa cultura creció Mauricio; lógicamente eligió para rodearse a potenciales mitómanos (Peña, Caputo, Michetti, Alonso, Garavano, Bergman y el resto), personajes que vienen acompañándolo en sus “ delictivas y fantásticas cruzadas” de apropiación de lo ajeno; sin mucho esfuerzo y sin exponerse a riesgo alguno desde ya.

Ahora bien, ser ignorante no implica necesariamente ser estúpido. Mauricio conoce por experiencias vivenciales la ley del menor esfuerzo y al dedillo los negocios más redituables que con ciertos artilugios se pueden llevar adelante para seguir manteniendo la gran vida; más teniendo poder.

Su torpeza a la hora de intentar hablar o argumentar alguna grotesca decisión que dispuso tomar, está más asociada a un desconocimiento generalizado en términos de un mínimo de cultura general a la que hay que sumarle su total ignorancia sobre cómo se manejan las estructuras estatales; por ende su incompetencia, ineptitud e impericia para abordar complicadas cuestiones de Estado siempre quedaron expuestas.

Los 8 años frente a la C.A.B.A. más los 4 como figurita presidencial, a la sociedad terminaron resultándole interminables. 12 años de pésima gestión y con cuantiosos daños sociales -no pocos de ellos irreparables- se presentaron como demasiado sadismo junto.

Pero lo tragicómico de este momento que nos hace vivir “el Mauri del #Sí Se Puede” es insistir con ese raro y muy perverso juego de seguir prometiendo cosas imposibles de realizar. El camino propuesto para “dar vuelta esta vez la elección” es presentado con una extrañaa bifurcación a nivel de insulsa propuesta vacía de contenido pero llena de “parches económicos populistas” preelectorales que en esencia detesta y rápidamente los contrarresta con “medidas” de urgencia en su desesperación; me refiero a los DNU presidenciales firmados a diarios que los mete solapadamente para garantizar los últimos negociados rentables en el presente o a futuro! ¡Y se manda en “cana” solo! Esto indica que como buen bruto sigue sin plan alguno e improvisando con total descaro pero con una alta cuota de perversión. Indudablemente esa bifurcación que intentan ofrecer, en ambos casos conducen a incrementar aun más la cuestión patrimonial producto de una desmesurada codicia que lo obliga -no solo a él sino a sus amigos- a seguir acumulando riquezas en base a contar burdas mentiras que son vendidas (complicidad mediante de medios y periodistas “adictos” -a la buena paga-) como la panacea que por fin llegará luego de estos 4 años donde se dedicaron a realizar ¿cambios estructurales?

Cabe preguntarse: Los cambios estructurales de los que habla Macri y su sequito de alcahuetes ¿incluyen el descomunal aumento tarifario que permitió engrosar groseros montos de ganancias extras a los empresarios amigos del presidente sin que hayan hecho ninguna inversión y con apagón nacional y regional incluido; la monstruosa transferencia de riqueza a los más poderosos vía devaluación de la moneda; las legalizaciones de las cuentas off shore que guardaban los gigantescos montos evadidos al fisco por el propio presidente y sus acólitos; el aceitado funcionamiento de la bicicleta financiera donde entraron todos sus amigos; el asalto a las arcas del ANSES, etc, etc,? ¿Esos cambios estructurales incluían la generación de nuevos pobres, hambrunas para niños, rebajas salariales, precarización de la jubilaciones, destrucción del aparato productivo, generar condiciones para el retorno de las AFJP y la precarización laboral vía reforma? ¿Cómo hicieron las “cambiadas estructuras” para fumarse 54 mil millones de dólares del prestamos del FMI sin que la sociedad sepa adónde fueron a parar?

Resultaría muy interesante conocer de boca de Macri como piensa revertir este desastre que él mismos produjo pero que siempre se lo atribuyó a factores exógenos y/o climáticos (Tormentas, ríos crecidos, subida al Aconcagua, fenómenos que se producían en Turquía, China, Martes o Júpiter). Sería bueno que expliquen de qué modo piensan que sí pueden “dar vuelta no solo la elección sino devolverle un mínimo de dignidad a la gente que vaya un poquito más allá del odio que se dedicaron a sembrar para dividir a la sociedad y seguir sacando ganancias de un río revuelto.

Nada de lo que prometa hacer Macri resulta creíble. Un ser humano hueco culturalmente que pone en evidencia su ignorancia con sus torpezas diarias solo puede traer mayores desgracias al pueblo argentino y el rife final de las pocas riquezas que nos quedan y que ya se encargó de hipotecar.

Peor aún, los “opositores” que corren a Macri por derecha con esloganes baratos a falta de propuesta y conocimientos, son peores que todos los del PRO juntos (Espert: “No votes al pasado, tampoco a este presente ¿?” mientras hace campaña en la C.A.B.A. para que gane Larreta que ¡es el presente que pide que no voten! Gomez Centurión: “Si votas a F.F. votas aborto. Vota por la vida”, pero nada dice de qué va a hacer con los pibes que sí se están muriendo de hambre por las políticas macrista). Y los defensores de Macri tipo Carrio con delirium tremen diciendo estupideces por doquier.

En eso tienen razón aquellos que insisten con: ¡Que país generoso!


POLÍTICA: DEL CASTAÑO CLARO A UN OSCURECIDO PANORAMA (II)

30 julio 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política, Argentina y las PASO

(Segunda y última Parte)

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

Continuando con la línea de análisis que comencé a bocetar en el articulo publicado anteriormente (ver: https://revistaelemilio.wordpress.com/2019/07/30/politica-del-castano-claro-a-un-oscurecido-panorama/ ) sobre la campaña electoral para las PASO del próximo 11 de agosto, no resulta muy complicado conseguir ejemplos que corroboren lo que aquí se sostiene.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 16.32.46

Marcos Peña y Duran Barba vienen explotando exitosamente la estupidez social previamente instalada sobre el valor superlativo de la meritocracia, algo que está acoplado al deseo de pertenencia a círculos selectivos, muy presente en todos aquellos personajes que Jauretche llamaba “tilingos; y tanto Peña como Duran Barba lo hacen con mucha habilidad. Consta de lo siguiente: Con un mensaje “esperanzadoramente futurista” el oficialismo busca que esos “tilingos” renuncien a ser “guarangos” (“medio pelo” ostentadores porque tienen y pueden) y por necesidad de pertenencia social prefieran ser esclavos miserables y obedientes. ¡Lo grave es que lo van consiguiendo!

Peligroso en términos de presente y futuro social por incubar de manera latente resentimientos que pueden degenerar en reacciones no deseable en aquellos que terminan colmados por el hastío. Diciembre del 2001 no es un antecedente para obviar.

El detalle también peligroso es la singularidad muy presente en esta campaña. “Juntos Por el Cambio” amedrenta a la población con ficticios “cucos” a través de todos los recursos a su alcance. Cuenta con medios escritos. televisivos, radiales, monopolizados y hoy oficialistas operando en sus múltiples plataformas que incluyen el control y manejo de las redes sociales a través internet y telefonía celular –Clarín y Telecom asociados-. A través de ellos accionan sin escrúpulo alguno con todo tipo de “fake news” (noticias falsa y humillantes). De este modo van logrando reflotar, y sobre todo exacerbar en gran parte de la población, ese nefasto sentimiento que apareció en la historia nacional en contra del Irigoyenismo primero y luego del Peronismo; ODIO.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 16.47.43Solo recuerdo dos antecedentes históricos de este tipo en el que se recurrió como ahora a un lenguaje incitador de odio: “Perón, el tirano ladrón” y “Viva el cáncer” que desembocó en la revolución libertadora que derrocó el gobierno democrático de Juan Domingo Perón en el siglo pasado; y Macri: “Hay que tirarlo a Kirchner por la ventana del tren; no lo aguanto más”, junto a los reclamadores de dólares en Plaza de Mayo que llevaban carteles con un “Néstor, llévate a la yegua”. Es el único paralelo comparativo que recuerdo dentro de una campaña preelectoral donde la perversión aparece como muy presente.

Nadie puede negar que el gobierno logró instalar socialmente el odio por aquel que piensa distinto; odio por quien no es “argentino”, o por el que no es “blanquito”; pero fundamentalmente CAMBIEMOS exacerba ese odio inhumano por el desclasado y el desposeído; esos a quienes el propio CAMBIEMOS les quitó sus pocas posesiones que no iban mas allá de un trabajo digno, casa, comida, salud y educación, componentes que redondeaban una vida medianamente confortable. La vicepresidenta Gabriela Michetti muy suelta de cuerpo dijo en algún momento “Lo más difícil para nosotros es atravesar el momento en el cual salís del populismo y salís de la fantasía de una mentira importante y muy grande, de haberle dicho a la gente que podía vivir de esta forma eternamente porque tenemos recursos para eso”. Los recursos siempre existieron; la cuestión siempre pasó por cómo se los distribuye.

Cuando CAMBIEMOS cuestiona y desvaloriza las propuestas y/o posturas políticas opositoras y condiciona la existencia futura del país, involucrando al ciudadano elector con un “Todos Juntos Podemos” sin decir qué es lo que se va a poder; por lo menos suena raro. Encima planteado desde una falsa dicotomía como “O Nosotros o volver al pasado”.

Todo viene acompañado con un relato descalificador de la protesta laboral y social a las que califican de “políticas” como si todas las resoluciones de la gestión CAMBIEMOS –nefastas para la mayoría de la población- no fueran de neto corte político. La instalación de la desocupación, el cierre de fabricas, la desindustrialización, el desamparo a jubilados, el desfinanciamiento de la salud y la educación, la ciencia y la cultura, el crecimiento de la pobreza y la instalación de la timba financiera nunca surgieron por generación espontanea, ni acá ni en ninguna parte del mundo; siempre fueron y son las resultantes de decisiones políticas de personajes claramente identificables con intensiones de beneficiar a unos pocos en detrimento de muchos otros.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 17.04.00Mauricio Macri no puede atemorizar con el pasado porque él no es otra cosa que la encarnadura, el regreso casualmente de ciertos pasados. Por ejemplo: encarna el regreso en los sustancial del proyecto del “80” del siglo XIX que tuvo su colofón en la I Década Infame del siglo XX (proveedor mundial de carnes y mieses); el regreso del Plan Prebisch (o retorno al coloniaje) luego del golpe del 55; el regreso de la desindustrialización y el endeudamiento externo que implementó la última dictadura. Por último y de la mano de Macri volvió el neoliberalismo menemista que como el macrismo llegó al poder engañando a la población: “ Si decía lo que iba a hacer, no me votaba nadie” (Carlos Menem). En concreto, ese pasado con el que Macri quiere asustar a la población es casualmente el pasado donde las grandes mayorías tuvieron bienestar y fueron artífices de su propio destino. Entonces el pasado al que los verdaderos argentinos le deben temer porque históricamente fue su denigración, es ese pasado que Macri y Todos Juntos por el Cambio representan; ese que en tres años y medio lograron reimplantar la dependencia externa en tiempo record.

Sembrando vientos solo se recogen TEMPESTADES. No pasemos de un castaño claro a un oscuro panorama futuro movidos solo por una simple codicia de poder y teniendo como objetivo el seguir lucrando fácilmente. Manejar un Estado no es solo cuestión de negocios. Un poco de ética y un cacho de moral nunca estarán de más en cualquier gobernante.


POLÍTICA: DEL CASTAÑO CLARO A UN OSCURECIDO PANORAMA (I)

30 julio 2019

C.A.B.A.,Argentina, UNASUR.CELAC, EL EMILIO, Política, Argentina y las PASO

(Primera Parte)

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

Se aproximan las PASO. Se trata de un evento electoral que debería enmarcarse dentro de la normal rutina del sistema democrático. Pero no está ocurriendo eso. A ojos vista y oídos abiertos la estrategia de campaña del gobierno nacional está llevando el acontecimiento al plano de la confrontación despiadada entre argentinos hasta presentarla como si el NO Triunfo de Juntos Para el Cambio pudiera desencadenar una tragedia nacional.

Lo dicen abiertamente Macri, Vidal y Pichetto y resulta un tanto temerario. Sus puestas en escena públicas con manifestaciones verbales -ambas coacheadas- son los más claros ejemplos. Primero demonizan a los opositores (la “Campora” con armamento y mezclada con el narcotráfico) para luego mostrar actos proselitistas en locales cerrados, en “zonas tomadas y aisladas con vallados” para evitar cualquier incomoda “sorpresa”, argumento que luego venden como el único modo de sortear “operaciones desestabilizadoras de las “mafia kirchneristas”. Las imágenes obtenidas y los dichos de los candidatos oficialistas son editadas y profusamente difundidas buscando impactar en el incauto que se informa por TN, A24 o telefónicamente vía wasap. Con escasa presencia de “seguidores”, en esos actos abundan las diatribas contra los candidatos opositores junto a viejas y repetidas promesas vacías de contenidos pero qué, con insistente difusión en los medios adictos y comentarios de periodistas serviles, logran convencer a no pocos desprevenidos.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 12.46.43

Ridículas comparaciones internacionales, descalificaciones ideológicas y personales y el insistente inyectar veneno, odio y desprecio por el compatriota en desgracia o el extranjero inmigrante, a lo que le suman una total negación de la calamitosa realidad que producen sus propias decisiones gubernamentales, conforman los componentes de esta lamentable estrategia oficialista desparramada por las redes sociales. El deseo de muerte para cualquiera que se oponga a sus designios mezclado con delirios místicos (Carrio), la diatriba con el calificativo “mafia” por delante (Macri, Vidal) nunca faltan en sus pobres oratorias. La penosa realidad que padece la mayoría de la población y los peligrosos calificativos que brotan de boca de los candidatos oficialistas no auguran a futuro algo bueno sino un oscuro panorama.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 12.33.20

Lo cierto es que ni Argentina va a ser como Venezuela si gana la oposición y menos aun con “sacrificios presentes” vamos a vivir el bienestar del que gozan los Finlandeses o Noruegos en el futuro si gana Juntos Por el Cambio. En todo caso la lamentable gestión CAMBIEMOS en estos tres años y medios nos llevó a padecer situaciones similares a las que vive el hermano pueblo Venezolano; con una diferencia y una similitud. La diferencia es que sobre la cabeza de Venezuela penden las botas del imperio norteamericano que con la excusa de defensa de la “democracia” pretende quedarse con su petróleo; en cambio en nuestro caso ese mismo imperio “ayuda” al gobierno de Macri en sus constantes saqueos empresariales (locales y extranjeros) y sostiene la gestión de CAMBIEMOS con prestamos a través del F.M.I.; algo nada llamativo ya que los funcionarios y técnicos de este último organismo son consciente de la ineficacia e ineptitud de los actuales gobernantes argentinos; pero saben también que una gestión disparatada no deja de generar condiciones aprovechables para redituables negocios financieros. ¿La similitud? En ambos casos la codicia del imperio centra sus apetencias en los recursos energéticos y naturales, -estratégicos a futuro-, que ambas naciones poseen (Petróleo, biodiversidad y agua).

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 12.35.30

Ante el indiscutible fracaso de la gestión de gobierno PRO en materia económica (fracaso para el país y para su pueblo pero exitosa y muy redituable económicamente para el presidente y sus amigos), y frente a la carencia de propuestas políticas creíbles, CAMBIEMOS plantea un “O Nosotros o volver al pasado”; una ambigüedad que ni explícita ni implícitamente tiene valor alguno ya que no explica a qué pasado se refiere. Aviesamente se manipula la consigna con una clara intención: asociar al peronkirchnerismo con el populismo igualador de posibilidades sociales (González Fraga: –“Le hicieron creer al empleado medio que podía comprar celulares  e irse al exterior”). Es claro que CAMBIEMOS intenta vender como peligroso para sociedad lo que en realidad solo afectaría los privilegios de los que hoy gozan los sectores concentrados de la economía con el “PRO” en el poder. “Populismo” es un simple calificativo peyorativo para un sistema al que pretenden asemejar con marcada perversión a todo lo que termine con ese “ismo” demonizado (comunismo, marxismo, peronismo, kirchnerismo).

Nada nuevo en la historia de la humanidad y menos aún dentro de nuestra propia historia. El macrismo defiende y ensalza los principios meritocráticos y la necesaria diferencia de clases sociales, algo que la oligarquía nativa viene intentando implantar de cualquier forma y a cualquier precio desde hace 150 años. ¿El objetivo PRO? Profundizar la grieta de tal modo que termine siendo imposible cerrarla, haciéndola infranqueable para gran parte de la sociedad. El CAMBIO propuesto por Macri aspira a una futura comunidad donde los “hijos se diferencien bien de los entenados”.  

(Continuará)


CUESTIONES CONCEPTUALES

30 junio 2019

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC,EL EMILIO, nota compartida.

Captura de pantalla 2019-06-30 a la(s) 12.31.25

Captura de pantalla 2019-06-30 a la(s) 12.32.53

Captura de pantalla 2019-06-30 a la(s) 12.19.32

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

Veamos; el macrismo habla de “cambios estructurales”. En principio se podría entender que hablan de reemplazar viejas estructuras por otras nuevas. Y las tres dudas que se plantean automáticamente (por lo menos a mi) son: Cuales; por qué y para qué.

Vayamos por las primeras definiciones: ¿Que es una estructura?

Cuando hablan de “estructura”, me pregunto… ¿Entenderán que se están refiriendo a una determinada disposición, a un orden de las parte que conforman un todo? Me lo planteo del modo más rudimentario en razón de tener presente quién está al frente de Ejecutivo Nacional (sus extremadas limitaciones para el razonamiento más elemental más allá de su rara habilidad para los negocios), y que tiene a un operador periodístico como su ministro de economía. A ese orden primario y servil se le acopla además un sequito de empresarios especializados en “negocios” con el Estado desde hace por lo menos 40 años.

Pero voy a insistir con las cuestiones conceptuales. La sociología se mete con las cuestiones estructurales, en este caso sociales, estudiando las diferentes formas de vincularse que adoptan individuos y grupos sociales dentro de un sistema.

Pero en los tiempos que corren, la sumatoria de ciencias (interdisciplinariedad) es uno de los rasgos sobresalientes que ayudan a entender mejor las relaciones humanas y los juegos de poder que se presentan en disputa. Si uno extrae de la física que se estudia en Arquitectura o en Ingeniería Civil la razón de ser de una disposición, del orden que deben respetar los elementos actuantes en una estructura, está claro que lo hace en función de las cargas que deberán resistir esas partes para que el todo (la estructura) goce de estabilidad y equilibrio. Piense lo enterior señor lector en términos socio-económicos y verá cuan útil es esta traspolación; especialmente rescatando términos como “resistencia, estabilidad y equilibrio”.

Pero como este gobierno está conformado por integrantes de un viejo club de bandidos especializados en vivir de esfuerzos ajenos, a nadie puede sorprender que cuando hablan de “cambios estructurales” los mismos solo se acotan a buscar garantizarse en términos económicos la mayor rentabilidad posible con la menor inversión y el menor esfuerzo de parte de ellos. El reciente apagón y los reiterados cortes de energía son los más claros ejemplos de esto aspectos señalados(altísima rentabilidad obtenida gracias al descomunal incremento tarifario avalado gubernamentalmente por la gestión macrista y una nula inversión no preocupante para un Estado ausente por tener a los entes contralores en manos de “agentes operadores” de los propios empresarios prebendarios).

O sea, cuando el Macrismo habla de “reformas estructurales”, solo se está refiriendo a poner las relaciones técnicos- sociales al servicio de sus intereses y negocios.

¿Como piensa llevar adelante esos “cambios estructurales el Macrismo? Demoliendo con explosiones mediáticas controladas las columnas que en el actual sistema sostienen un régimen social medianamente justo pero que además ampara al trabajador que es el único productor de riqueza. Dinamitadas esas columnas, viene la reforma laboral que impondrá el nuevo régimen de esclavitud. Utilizando palabras del propio Macri, el relato bajado desde el oficialismo sobre la necesaria modernización de las condiciones laborales para estar a la altura de lo que ocurre en el mundo “es pura zaraza”. Pero la codicia de estos personajes no se detiene ahí; pretenden la vuelta al régimen de las afjp para incrementar sus ganancias con dineros ajenos (de los aportantes).

En síntesis, la cacareada reforma estructural solo se limita a acotar las demandas salariales de los que producen bienes y servicios estableciendo una nueva legislación que regule el vínculo patrón-obrero por un lado, y por el otro poder seguir obteniendo ganancia financiera con la administración de los fondos de retiro (jubilaciones). En pocas palabras, buscan regular la distribución de la riqueza de tal modo que el 70 % quede en manos de la clase parasita capitalista y el 30% restante se distribuya entre los que realmente la producen. O sea, una vuelta a las viejas estructuras de explotación del hombre por el hombre. Nada nuevo.

¿Se entiende de que hablan cuando demandan “reformas estructurales”? La simples incursión en cuestiones conceptuales desarman un relato dentro de la liturgia neoliberal, bastante inconsistente, pensada y armada para una sociedad que la suponen idiotizada.